Está en la página 1de 9
XLT RENCONTRE ASSYRIOLOGIQUE INTERNATIONALE Berlin, 4-8 de julio de 1994 AGRICULTORES, PASTORES ¥ “POLITICA”: LA “BSCRITURA” DE LAS TRADICIONES EN EL CERCANO ORIENTE ANTIGUO ‘Ana Fund Patrén de Smith Bernardo Gandulla (PradueciOn comegida y actualizada del original en francés por el Prof. Dr. Bernardo Gandulla) Las tradiciones de fos pueblos del Cercano Oriente han sido objeto -por parte de fos historiadores, antiguos o modemos- de “escrituras” o discursos en las cuales se pueden percibir matices intencionales. Tales matices caracterizan a la historiografia desde sus origenes. La historiografla, en consecuencia, lejos de ser un relato objetivo de los hechos histéricas siempre ha mostrado una cierta visién -comprometida- de la Historia, es decir: una “verdad” histérica particular. Las fuentes escritas relatan las tradiciones, vinculeciones intercambios. entre agricultores y pastores desde el punto de vista de los funcionarios subordinados a Tos Estados ya consotidados y que compartfan también la condicién de serla leite de estos Estados. Se debe suponer que una leite escribe sus tradiciones convencida de su propia identidad. ©, quizas, motivada por la necesidad de afirmarla. Entonces, al menos en la esfera simbélica, estas tradiciones le pertenecerfan y la definirian, Sin embargo es posible que teniendo necesidad de afirmarse en un medio complejo y luego de un proceso de simbiosis con numerosos pueblos de origen diverso, el hecho de poner por escrito estas tradiciones impficara, he aqui nuestra primera hipétesis, la necesidad de reforzar el imaginario primitivo con elementos heterogéncos y, 8 veces, nuevo, Este procedimiento habria sido desarrollado en dos pasos: 1) de- construccién del antiguo imaginario y 2) su re-construccién “ideolégica” o doctrinaria, resultando asi imagenes cambiantes como les de un calidoscopio: de manera alguna ““ingemuas” sino por el contrario dirigidas a priori para re-significar los elementos constitutivos en el cuadro épico fundador de un proceso de ‘dominacién. En este caso, la “escritura” tomé 1a forma de admoniciones éticas y de textos politice-juridicos, en un contexto narrativo religioso que proporcionaba el “consenso” de los dioses. Estas caracteristicas alcanzan una de sus més complejas manifestaciones en la Biblia, subordinadas a la necesidad de relatar una historia verdaderamente unitaria, y a la construceién historiogrifica de una identidad étnica -la de los Hebreos- a partir de la confluencia on cl pais de Canaan de grupos vinculados a la Mesopotamia, el Asia ‘Menor y el NE de Africa. ‘Nuestro punto de partida es que estas regiones estaban integradas en un. continuum de interacciones desde los origenes de la Historia -al menos desde Ia segunda mitad del IIf milenio a, C.- con una poblacién affoasiatica predominantemente semitica def punto de ‘ta ingistico-amoren-cananeo yacadio- on apart astics,y egipeoenel NE del fica. Nuestras fuentes, con excepcién de la Biblia, provienen de Sumer (fin del TI milenio a, C), Mari y Babilonia (s. XVI a, C.), Ugarit (siglos XVI-XIV a, C.), Nuzi (3. XV-XIV a. C) y Egipto (s. XXII-XII a. C.). Estas proporcionan denominaciones étnicas, onomésticas y foponimicas que volvemos a encontrar también en cl relato biblico, A estos datos agregamos Ios procesos de relaciones interéinicas descriptos en estas fuentes, muy similares a lo que habrfa tenido como resultado, segin el Antiguo ‘Testamento, la “constitucién étnica” de los Hebreos y la escritura de sus tradiciones y mitos tal como alli apatecen, con una muy fuerte filiacién mesopotémica y eaipcia, Queremos adelantar aqui nuestra hipétesis (forjada en una re-lectura de ciertas narraciones biblicas), sobre los objetivos politicos de esta “escritura” que, hasta el presente, continiia influyendo a los historiadores y a la investigacion cientifica.’ 1 Consideraciones preliminares, fuentes y metodologia, Esta comunicacién es muy general, por dos razones fundamentales: a) no es mds que un informe preliminar; b) es un estudio en colaboracién, realizado por dos investigadores que trabajamos sobre proyectos diferentes: presentamos aqui solamente los abjetivas, hipétesis, metodologéa y tesis sobre las cuales hemos llegado a concordar -acuerdo que no es habitual en nuestras investigaciones individueles. Decir que la Biblia es la suma de materiales de origen y antigdedad diversos, en una construccién compleja, estructurada en tradiciones que pretenden establecer una identidad étnica asociada a un dios, no es ninguna novedad. Este hecho ha sido muy estudiado, pero los criticos han examinado minuciosamente el texto biblico en investigaci6n que no contemplan sino parcialmente la cuestiOn relativa a los motivos de su elaboracién y su influencia sobre una interpretacién particular de una parte del pasado del Cereano Oriente, Conviene hacer notar que en esta investigacién no aplicamos fa critica biblica tradicional, muy discutida desde hace largo tiempo, porque queremos ser justos: a) con el resto de las fuentes del Cercano Oriente, completas o fragmentarias, que jamds han sido objeto de una “edicién” comparable a la de la Biblia (atin cuando ppuedan considerarse como “editadas”, ya que han sido escritas); b) con Ja Biblia misma, pues una re-lectura de la edicién final, sin prejuicios cxiticos ni ideolégicos anacrénicos, nos permitiré “re-ideologizarla”: seria cfectivamente iniitil repetir lo que ya esté hecho. La Biblia tal como la conocemos hoy es el resultado de una edicién muy alejada de los acontecimientos que “pretende” relatar. Todo su contenido es una tradicién, una “super- unidad de significacién” donde se destacan sub-unidades (mitos y leyendas, textos rituales, leyes, poemas, cuentos, narraciones historicas, etc.). " Querentostributar un agradecimiento a nuesto anigliomaesto, el Prof. Dr. Abraham Rosenvasse, con quien sprendimos la importancia de dudar y de eflexionar. Agradecemos también la ayuda y el generoso slionto de nuestros “maestros adoptivos", los Profs. Johannes Renger de Berlin y André Finet de Braselas ?H, Gunkel, “Die lraclitische Literatur, en Die Kultur der Gegenwart, 1906, pp. 52-54 (ef. Rosenvasser, A, La fuedamentacin Historica del Codigo de la Alianza, MALA, Buenos Altos, 1947, pp. 15-16) ya Dos ideas surgen de las narraciones del Pentateuco y de los libros de Josué, Jueces, Samuel, Reyes y Crénicas: por un lado la idea de un dios que ha hecho una alianza con un pueblo de pastores, a los que ayudaré a conquistar la ticrra de Canaan si ellos prestan juramento de fidelided a sus leyes; por otta parte, la idea que solamente uno de los linajes surgidos del pueblo tendré el derecho de ejercer el poder. Ambas se articulan en las tradiciones sobre la confluencia en Canaan de pueblos sedentarios “autéctonos” y de pastores semi-némadas de la periferia, Entre estos, algunos, segin las propias tradiciones biblicas. no son forzosamente extraiios al pasado de Ia regién; este es el caso de algunos grupos del pueblo “elegido”, como por ejemplo Juda. Y entre los primeros, no todos son realmente “autSctonos” sino mis bien locales de larga data. Dado que esta ualidad nos Hega muy unificada por la “escritura”, ensayaremos “atravesarla” con un que nos permita deconstruirla y luego reconstruitla, resignificada, para comprender mejor la intenciones subyacentes de una “escritura” de la que no conocemos sino una sola edicién en Jengue original (la tinica goncemiente a nuestro campo de investigacién, la historia del Cercano Oriente Antiguo).’ Los instrumentos de andlisis con Tos que hemos trabajado dependen de nuestra hipdtesis de una “escritura politica” que se revela bajo Ia forma de lo que lemamos “micleas significativos”: estos son nuestros instruments pues creemos que han sido también instramentos utilizados por los editores para construir su discurso. Estos micleos no corresponden a géneros, en todo caso pueden reagrupar a varios, muy | diversos, 1o mismo que articular las fuentes autéctonas y les importadas. No copian los modelos preexistentes pero estin vinculados a ellos: se trata de re-significaciones y como tales han debido estar en relacién con las intenciones o necesidades de la leite de donde procedian los editores mismos. En este proceso de re-significacién deberemos hallar las claves del eédigo (p. ej. la intencionalidad) a descifrar. Formulamos dos preguntas cuyas respuestas, posiblemente, ros darn estas claves: = Por qué hax sido escogidos ciertos niicleos significativos? = Por qué y cémo se oper6, en los diferentes casos, la re-significacién? En la sintesis de las dos respuestas esperamos hallat las alternativas para la comprensién del tema que nos ocupa. Este es el plan general de una investigacién que excede las posibilidades de esta cexposiciGn: presentaremos el andlisis de las ideas y situaciones destacadas més arriba, a partir de un solo “niicleo significativo” que hemos denominado “aceptacién/rechazo” 0 “legitimacidnidescalificacién”, a causa de las caracteristicas contradictarias de sus contenidos. habia sugerida, al reconacer dos nicleas generadores de composicién tard, las “unidades literaias” pero ‘4 objetivo era diferente del nuestro, o mismo que su signifcacidn: se trataba de un método de eitica Titravia, 'Hemos realizado nuestro trabajo sobre el texto hebreo de la Biblia Hebraica editada por R. Kittel, la Sainte Bible de In Ecole Biblique de Jerusalem (1956), la Bible de la Pleisde (1960) version de E. Dhorme, las versiones en espafiol de Cipriano de Valera y Casiodoro de Reina de 1895, 1920 y 1960, y A Biblia de Jerusalem de 1985 (traduccién portuguesa de textos originales y la Introduccion y Notas de la ‘edicidn francesa de 1973 de la Sainte Bible de a Beale Biblique de Jerusalem)