Está en la página 1de 1

Derechos del Convenio 169

Entre los principales puntos, se establece el derecho de las comunidades indígenas a ser consultadas en
las medidas legislativas que las afecten y establecer medios para su participación en instituciones y
organismos responsables de políticas y programas que les conciernen, entre ello la creación de sus
propias instituciones e iniciativas.

Además, entre otras medidas, establece que deberán adoptarse medidas que garanticen a los pueblos
indígenas y tribales la educación en todos sus niveles, a lo menos en condiciones de igualdad que el resto
de la población.

Siempre que sea viable deberá enseñarse a los niños de los pueblos indígenas a leer y escribir en su
propia lengua, y si no lo fuese, las autoridades en consulta con los pueblos indígenas deberán prever
medidas que lo permitan. De igual modo, deberán tomarse disposiciones que permitan preservar las
lenguas de los pueblos indígenas promoviendo su desarrollo y práctica.

Contenido del Convenio 169

• Reconoce las aspiraciones de los pueblos tribales e indígenas de asumir el control de sus propias
instituciones, formas de vida y desarrollo económico y, a mantener y fortalecer sus identidades, lenguas y
religiones, dentro del marco de los Estados en que viven.

• Dispone que se aplique a los pueblos tribales e indígenas y define qué se entiende por estos conceptos.
• Impone a los Estados partes (en este caso Chile) la obligación de realizar actividades tendientes al
reconocimiento y protección de los derechos, valores y usos sociales, culturales, religiosos y espirituales
propios de dichos pueblos.

• Reconoce a los pueblos el derecho de conservar sus costumbres e instituciones propias, mientras no
sean incompatibles con los derechos fundamentales establecidos en la legislación nacional, ni con los
derechos humanos internacionalmente admitidos.

• Establece obligaciones para los Estados partes de respetar y garantizar la relación de estos pueblos con
las tierras que ocupan o que ancestralmente han ocupado.

• Establece normas tendientes a evitar todo tipo de discriminación entre los trabajadores pertenecientes a
estos pueblos y los demás trabajadores, especialmente en cuanto al acceso al empleo, remuneraciones,
asistencia médica y social, seguridad e higiene en el trabajo, prestaciones de seguridad social, derecho de
asociación, entre otros aspectos.

• Impone el deber de garantizar a los miembros de estos pueblos la posibilidad de adquirir una educación
en todos los niveles, en igualdad de condiciones con el resto de la comunidad nacional, sin perjuicio del
reconocimiento del derecho a crear sus propias instituciones y medios de educación, siempre que
satisfagan las normas mínimas establecidas por la autoridad competente, facilitándoseles los recursos
necesarios.

• Impone a los Gobiernos el deber de adoptar medidas, incluso mediante acuerdos internacionales, para
facilitar los contactos y la cooperación entre pueblos indígenas y tribales a través de las fronteras.