Está en la página 1de 7
40/65 qereres a Rick Altman. Paidés Comunicacién Cine 17. 1. Aumont, A. Bergala, M, Masie y M, Vemet - Exérca det cine 64. A. Gaudreaulty F lst» El velar cinematogrifico 65. D. Bordwell - Et sgnitcodo det tm 67, F. Jameson - La extdtica geepoliica 668. D. Bordwell y K. Thompson -Elarte cinemategrsico 0. B.C. Allen y D. Gomery - Teoria y prdtica de la histovia del cine 72. D. Bordwell La narractén en el cine de fects 73, S, Kracauer- De Caligaria Hitler 15. F. Vanoye - Guiones modelo y modelos de guid 6. P. Sottin- Cines europeos, saciedades enropeas 1939-1990 78. J. Awmont - El aja interminable 80. R. Ammheim- El cine come arte BI. S. Kracauer~ Teorfe del cine 84, J-.C. Caritre - La peicula que no.se ve 86. Vicente Sénchez-Biosea - ET montje cinemarogrdfco 93. B. Nichols - La reprereatacin de fa read 94, D. Villnin- El encuadre ciuematogrdfieo 95. F. Albéra (comp, - Los formalistasrusos y el cine 96. P..W, Evans - Lar peliculas de Luts Bute! 98. A. Bazin Jean Renoir 103, ©. Mongin - Violenciay cine contempordineo 104, S. Cavell - Le bisqueda de la elcid : 106, Stam, R. Burgoyne yS, Fliterman-Lewis- Nuevos conceptos de ta veoria del cine 110. J.L. Casto de Paz - Bl surginiento det relefle LIL, D, Bordwell - Eteine de Eisenstein 113. T.Augros Eldinera de Hollywood 114, R Altman - Lor géneras einemetogrfcos 118, J. L. Sinches Noriega - De a Mteratura al cine Los géneros cinematograficos q) PAlDOs Conclusién: ‘una aproximacién semAntico-sintéctico-pragmatica al género Lejos de posular una progresign daicamente formal e interna, 70 propondri que la elacign entre 1o semintieo y To sindeieo epastituye tavléntico lugar de negociscién entre Holywood y su plea, y eon tlloente Jos uso rituals eideoldgicas del genera. mayoua de sé nero araviesan un periodo de acomedacisn durante el cual los deseos Gel pblic se austin las provides de Hollywood (yvicevers). Cuando se obtine un ajuste duadero..es porque se ha fondado un tenitorio comin, una regién en Ia que Tos valores rituales del piblico sineiden con los Snlresieoldgicas de Hollywood. El tino de un [gener se debe... 9 30 capacidad de desempenar ambas funciones s ukénearnente. Ex este juego de manos, esta sobredetecminacionesra- a, lo que eacateriza mf claramente sl producei6ncineratogré fica orteamerieana durante et perfaio de lo estudio. Rick Altman, «Una sproximacis cesdatico-sintetics gener cineinatagrficar (1986, pg. 13-15) Hace varios aos publique un acticulo que proponfa «Lua aproximacién se- ‘méntico-sinscties al géner0 cinematogrético». Reproducide come apéiidice de este libro, ese azticulo tuve un cierto éxito. Como sucede muchas veces con tos intentos de reducir fenémenos complejos a una f6rmula sencilla, sin entbargo, me siguieron preocupanda eieitos aspectos de mi pulera y manejable aproximmacid seméntico- sinéctica, «:Dénde, por ejemplo, situamos la frontera exacta entre lo semiéatico y To sintéctico (1984, pég, 15), me preguntabs hacia el final del arfculo. También podea haber dado vo2 a algunas preguntas obvias y ain ms diffelles: De ence to- 0; los elementos seisnticos y sintdeticas posibles en una pelicula determinada, {eémno sabemos a cusles debemos prestaratencién? ;Acaso distinios espectadares no perciben elementos distintos? ,Y este hecho, no eambia las coses? Sin duda, en ese époea habriatenido una respuesta a punta, pero actualmente reconozco que Mi chas de esas respuestas habrfaa sido de cardeter circular. El género aos dice en qué ebemos fijamos, hubiese contestado, y algunos espectadores conocen el género mejor que otros. Defendida de este modo, la aproximacién sernintico-sintSeticu podtfa cesultar ‘muy eficaz pare fines enalitices ofreciendo un vocabulario descriptive satisfactorio fe gran tind para a interpretacin de textos concretos y su vinculacin con agi 280 Los Génenos civEMaToaRértcos omprensin genera de cardterteico strc, ua defenta de esetroeone onocinizno enable dels Faetorsseminico y snes cots oo pl pablicos, y de que espectadores diferentes pueden percibir elementos seménticos Sintec my iterenes en na mins plea Bsa egues fs lo ec ace, me impidis investigara fondo Ia posibilidad de que fos géneros pdesen serve g camente, por le propia naturaleza de mi proyecto. En bust de transparenciay ob. emplesn [os géneros y Ia terminologia genérica de ma yaa efinicién, In reformulacién de Jos prop6sitos del género— junto a temas me tradicionales de estabilidad y estructura genérica, UNA APROXIMACION SEMANTICD-SINTACTICO-PRAGNATICA AL GENERO 281 cursiones de Rosmarin y Beebee en el tema), 1a mayoria de las teorfas de los géne~ ros no se han mostcado muy sensibles ala discursividad genérica. Como he sugei- doen esta aber, shora los gEneros no s6lo se me antojan discursivos sino, en tanto mecanismos de eoordinaciGn entre usuarios distintos, maltidiscursivos. En vez de considerar que et géneso emplea un nico lenguaje dominante, como habria hecho Jn mayotia de teéricos del pasado, es mas apropiado pensar que un género ostenta ‘obdigos miltiples. Cada génezo se ve definido simuldneamente por mitiples c6di- {0S, que se corresponden con los diversos grupos de quienes se puede decir, puesto {que colaboran en la definieién dl género, que «hablans el género. Cuando los dis- Cintos grupos que emplean el género se consideran en conjunto, los géneros se uestran como esquemss eguladores que faciltan Is integracin de facciones di- versas en tn nica tejida soesal ‘Una aprosimacién seméntico-sintéetico-pragmtica Aungue la terminologfa semntico-sintictica puede servirnos para describir los efectos de la discursividad genérca, no basta de por sf para exponerla 0 explicatla Por esta raa6n cref necesaria elaborar la aproximaciSn serninlico-sintictico-prag- sados a este punto, conviene detenerse un paco mdtien presentada en este libro, Lk fen la nocién de pragméticn, Una sencilla analogts lingsica sevvied para explica® eleoncepto. La capacidad humana de producir sonidos es teérieamente infinlta por naturaleza, avaque los distintos lenguajes s6la reconocen significado en un peque- ‘ho porcentaje de las variaciones ce sonido que producen los habluntes. Los lingdis~ {as y otras usuarios del leaguaje cistinguen entre sonidos con significado y carentes de significado mediante un sencillo procedimiento: la llamada prueba de conmuta- cin, Esta prueba consiste en susivirhipotsticamente un sonido por otro y com: probar si el cambio de sonido comporta una diferencia de significado; si el signili- ado cambia, enlonces se reconoce que ta diferencia entre ambos sonidos es relevance y aporta significado, Como se especitics en el capitulo 10, este proceso resupone que et lenguaje se divide en dos niveles distintos: slo al interrogar el ai- vel del significado podcemos ideutfiear si es relevante la variucién en el nivel del sonido, Siguiendo a Jurij Lorman (1977), he sugerido que este esquema puede exten ‘dexse- mis alla del Lenguaje para una comprensién de los textos (1981). Ms alld de los niveles de fonemas y morfemas, pedemos discernir ots niveles en funcidn del uso que se da al lenguaje en un tecto 0 grupo especifico de textos, Si aplicamas Ia prueba de conmuiseién a un poems o una pelicula, podemos descubtie qué unida- des lingifsticas adquieren significado en un plano textual, En cierto sentido, esta logics es inipecable; las mismas estructuras que posibiitan que el lenguaje trans rita significado se despliegan de quevo para crear significado a un nivel superior. Al igual que el nivel de ls palabras can significado es necesario como fundamen to de la conmutecién que permite identificar cusles son los sonidos con signitica- do, también es necesario un nivel textual como fundamento del significado lingdts-