Está en la página 1de 3

BJA - BIBLIOTECA JURIDICA ARGENTINA

LIBRO DIGITAL CON FINES EDUCATIVOS

AUTOMOTORES
La inscripción constitutiva y las transmisiones "mortis causa"

por

Luis MOISSET de ESPANÉS

Zeus Córdoba, año V, Tomo 8, Nº 203, p. 561

En 1958 el Decreto ley 6582/58, ratificado posterior-


mente por ley del Congreso, estableció un régimen especial para
la propiedad de automotores.
Al comienzo algunos autores y tribunales no comprendie-
ron la profunda innovación que se había introducido, ya que se
dejaba de lado el régimen general del artículo 2412, aplicable
al resto de las cosas muebles, y se establecía la inscripción
registral de los automotores, con carácter constitutivo. En una
primera etapa se jurisprudencia y autores padecieron dudas, ya
que algunos creían que la entrega del vehículo seguía siendo
suficiente para transmitir su propiedad; esa etapa ha sido
superada, y una rápida revista a la jurisprudencia de diferentes
circunscripciones nos permite advertir que hoy todos conocen los
efectos "constitutivos" de la registración, que ha sustituído a
la entrega del vehículo como "modo" de transmitir el derecho real
de propiedad.
Deseamos destacar, sin embargo, que ello no sucede así
en las transmisiones "mortis causa", donde los herederos -por
una ficción jurídica- continúan la persona del causante,
ocupando el lugar que éste tenía anteriormente.
Vemos así que en las transmisiones de un automotor por
actos entre vivos, no se produce cambio de titularidad mientras
no se registra el derecho del adquirente; en cambio, si el
titular registral de un vehículo fallece, sus herederos -en razón

bibliotecajuridicaargentina@gmail.com
BJA - BIBLIOTECA JURIDICA ARGENTINA
LIBRO DIGITAL CON FINES EDUCATIVOS

de lo dispuesto por el artículo 3417 del Código civil-, se


convierten inmediatamente en dueños del coche, aunque su nombre
no figura en el Registro.
En este caso la toma de razón sólo tiene por fin hacer
coincidir la realidad con el Registro, ya que -como bien lo
señalara Molinario en el Tercer Congreso Nacional de Derecho
Civil- en el régimen de nuestro Código cuando se trata de una
transmisión a título hereditario, la publicidad se cumple por
medio de lo que él llamaba "cuasi - posesión hereditaria" (1)
momento en el cual se opera la transmisión del derecho.
En consecuencia, en las sucesiones "mortis causa", la
registración sólo viene a reconocer una transmisión ya efectuada,
y opera de modo retroactivo al momento del fallecimiento, sin que
haya ninguna "discontinuidad" entre la titularidad del causante,
y la del heredero, como lo señaló con acierto Vernengo Prack en
el mismo certamen científico (2).
En el caso particular de la sucesión hereditaria, la
inscripción registral no es constitutiva del dominio, sino un
simple medio de publicidad para el mejor conocimiento de la
realidad de los derechos que sobre ese bien existen (3).

________________

NOTAS

(1) Tercer Congreso Nacional de Derecho Civil, Córdoba, octubre,


1961; ver "Actas ... ", Imp. Univ. Nacional, Córdoba, 1962, T.
I, p. 352.

(2) "Si no se admitiera que esos actos tienen efecto retroactivo


mientras no se inscriba la declaratoria de herederos en el
Registro -como generalmente hay un lapso prolongado por las
dificultades que presentan dichos registros a efectos de cumplir
con las disposiciones legales en vigencia- existiría un espacio
considerable de tiempo en el que terceros podrían adquirir
derechos reales sobre esos bienes por actos materiales no
jurisdiccionales. De modo que desde ese punto de vista comparto

bibliotecajuridicaargentina@gmail.com
BJA - BIBLIOTECA JURIDICA ARGENTINA
LIBRO DIGITAL CON FINES EDUCATIVOS

la opinión del doctor Molinario" (obra citada en nota anterior,


p. 354).

(3) Conf. Enrique J. SARAVIA, Congreso citado, "Actas ... ", p.


356.

bibliotecajuridicaargentina@gmail.com