Está en la página 1de 4
ENTREVISTA DOCENTE: Dr.Víctor Hugo Flores Carruitero.
ENTREVISTA
DOCENTE:
Dr.Víctor Hugo Flores Carruitero.

16/10/2011

• La forma cómo el profesional de la salud interactúa con el paciente y su

La forma cómo el profesional de la salud interactúa con el paciente y su grupo familiar es muy importante.

Para que esta relación sea

calidad, conviene tener presente algunos aspectos que van a enriquecer esta

de la mejor

interacción.

 

Lugar dónde se desarrolla la entrevista

 

Lugar dónde se desarrolla la entrevista

     

En una consulta el paciente confía aspectos muy personales.

El lugar y las circunstancias donde se desarrolla la entrevista deben ser adecuados.

Es necesario disponer de un lugar adecuado para el

Esto hace necesario que el lugar tenga suficiente privacidad.

Se debe guardar las reservas del caso, en el contexto del "secreto profesional".

encuentro con el paciente, privacidad, silencio, e iluminación.

presentes uno o más familiares, a quienes hay que saber acoger. No conviene que participen muchas personas ya que es fácil distraerse y la comunicación con el paciente puede ver interferida.

Es normal que durante esta conversación quieran estar

Respecto al lugar, puede ser en consultorio, en el

domicilio, junto a la cama del paciente en un hospital, etcétera.

En el lugar debe haber un ambiente agradable, ni muy frío, ni

Lo fundamental es tener condiciones adecuadas para

muy caluroso, sin que lleguen ruidos intensos desde el exterior, que interfieran con la conversación, y la iluminación debe ser adecuada.

lograr una buena historia clínica (anamnesis) y entregar una atención de calidad.

No es conveniente hacer lo que se conoce como

Hay que tener presente que cuando se examina con luz

"consultas de pasillo", en donde el paciente pregunta

artificial, especialmente cuando la luz es algo amarillenta,

sobre algo que lo aqueja.

 

podría no ser posible detectar una ictericia conjuntival que esté comenzando.

El manejo del tiempo.

 
 

Se debe programar un tiempo razonable para atender bien a cada paciente, de modo de poder conocerlo y darle las indicaciones necesarias.

   

Actitud y preparación profesional.

La citación de los pacientes en consultorio debe estar

 

debidamente planificado de modo de cumplir con cada tarea en forma eficiente y no hacer perder tiempo a las personas que vengan después.

El profesional debe mantener siempre una actitud de

servicio y tener la serenidad y tranquilidad necesarias para ofrecer su atención en las mejores condiciones.

El profesional debe tener el cuidado de llegar sin atrasos a su

También, y aunque parece obvio decirlo, debe tener

consulta y darle a cada paciente la atención que necesita, sabiendo ajustarse a los tiempos que han sido programados.

una preparación profesional adecuada.

Si por algún motivo no se siente en condiciones de

Lo habitual es que el tiempo se haga escaso. Para hacerlo rendir al máximo, es muy importante saber llevar la conducción de la

entrevista, que el paciente no se escape por su lado entregando información que nada aporta al diagnóstico, y saber en todo momento qué preguntar.

Conviene tener presente que mientras se efectúa el examen

ayudar al paciente en su problema, debe buscar alguna alternativa, ya sea enviándolo a un especialista, o haciéndole ver que necesita estudiar más a fondo su problema antes de poder aconsejarlo.

La integridad y honestidad deben ser para un

físico también se pueden precisar aspectos de la historia clínica que estén todavía pendientes.

 

profesional de la salud aspectos muy importantes en su persona.

16/10/2011

   

Saber escoger el trato más adecuado para cada paciente.

Tomando contacto con el paciente.

Este es un aspecto interesante que resulta ser bastante

En la consulta se debe ir al encuentro del paciente.

importante. El profesional debe ser capaz de hacer sentir cómodo a su paciente, de ganárselo, lograr que cuente sus problemas.

Saludarlo por su nombre. Esto lo hace sentir acogido.

Se invita a pasar y tomar asiento.

Es frecuente que la persona entre con algún familiar.

El trato debe ser siempre respetuoso, aunque ajustado a

Al momento de iniciar la conversación, se pueden tener

las circunstancias.

frases de acogida que centren la conversación, tales como: ¿qué lo trae a consultar? ¿qué molestias ha tenido? ¿en qué le puedo tratar de ayudar? ¿en qué le puedo servir?

Con personas adultas con las que no hay mayor confianza,

lo más adecuado es un trato formal, en el que la relación es

de "usted". Con niños o personas conocidas resulta mejor un trato más informal.

 

El resultado final depende mucho de la personalidad del

paciente, su edad, su situación, y también de la personalidad del prestador y las circunstancias en las que está viendo al enfermo.

 
 

Saber escoger el trato más adecuado para cada paciente.

Saber escuchar y ser capaz de dirigir la entrevista.

A veces puede convenir adoptar una actitud más

 

"paternalista",en otras oportunidades es mejor una relación más formal, la cual incluso puede progresar a un trato más

informal si surge espontáneamente. En todo caso, siempre debe existir una relación de respeto por ambos lados.

Es fundamental, ¡saber escuchar! Esto no significa dejar hablar al paciente libremente sin ninguna limitación ya que desgraciadamente algunas personas "no paran de hablar" y sin embargo, aportan poca información útil para el diagnóstico.

Los primeros minutos deben ser dejados para que el paciente

Habitualmente no es aconsejable que la conversación caiga

exprese sus molestias y dé a conocer el motivo de su consulta. Posteriormente, en la medida que el profesional se orienta

respecto a los problemas, toma más control de la entrevista para precisar mejor las molestias.

a un plano muy familiar por el riesgo de perder de perspectiva la relación médica-paciente.

El profesional no debe perder la legítima "autoridad" que

Mientras se efectúa el examen físico, todavía se pueden

debe mantener para aconsejar y entregar sus indicaciones.

La actitud del profesional debe ser siempre intachable.

precisar algunos aspectos de la historia clínica.

Es muy frustrante para un paciente salir de la consulta pensado:

No hay que olvidar que si la evolución de la enfermedad no

"Este profesional, ni me escuchó".

 

La conducción de la entrevista y la capacidad para ganarse la confianza del paciente, es una habilidad que conviene tener.

es buena, el paciente podría querer distanciarse y hasta adoptar una actitud de crítica.

 
 

Saber qué preguntar.

 

Al tratar de captar lo que al paciente le aqueja, es fácil que el alumno, cuando está partiendo con su práctica clínica, se vea abrumado por la gran cantidad de preguntas que habría que hacer

   

Saber qué preguntar.

y áreas que revisar. Incluso, es fácil que no retenga bien algunas de las respuestas y se sorprenda preguntando por segunda vez algo que ya se comentó. No hay que desesperarse por esto.

Con el tiempo y más conocimientos, las cosas se van haciendo

Si se trata de una mujer que consulta por dolor al

orinar, las preguntas estarán muy orientadas a precisar si existe una infección urinaria.

más fáciles. Los clínicos con experiencia tienden a revisar los síntomas y los signos clínicos sobre la base de síndromes y saben con qué se pueden relacionar distintas molestias. Esto los lleva a retener y destacar algunos síntomas y signos que consideran muy importantes; en cambio, otras molestias pueden dejarlas

momentáneamente de lado. Al hacerlo así, tienen claro qué conviene preguntar en cada momento. Por ejemplo, ante un cuadro de ictericia, se investiga si podría tratarse de una hepatitis, de un

 

Si es un hombre joven que presentó una deposición de

color negro, el interrogatorio se dirige a evaluar la posibilidad de una hemorragia digestiva alta y se investigan distintas condiciones que son capaces de dar esta manifestación. Como se puede ver, en la medida que se van teniendo más conocimientos y se pueden analizar más en profundidad algunos síntomas o signos importantes, la entrevista resulta más dirigida y rinde

cuadro biliar con obstrucción del colédoco, una descompensación de una afección crónica del hígado, etcétera.

   

más.

16/10/2011

     

Cómo tomar nota de la información que se recoge.

 

Saber cómo preguntar: no influir las respuestas.

Un aspecto que puede interferir en la relación con el paciente

son las anotaciones que el profesional efectúa mientras transcurre la entrevista. Esto interfiere el contacto ocular que es conveniente de mantener.

Las preguntas deben ser efectuadas de tal forma que no se

influya la respuesta. Por ejemplo, si se está analizando la evolución de un dolor determinado, más que preguntar:"¿no es cierto que está con menos dolor?", convendría dejar

abierta la respuesta: "¿desde la última vez que nos vimos, el dolor está igual, ha aumentado o ha disminuido?"

Además, el paciente se inhibe cuando nota que sus problemas

van quedando registrados en una ficha, a la que incluso pueden

tener acceso otras personas. Es comprensible que el profesional quiera efectuar algunas anotaciones pero, ¿cuándo hacerlo? ¿en qué forma?

El paciente no debe ser influido en sus respuestas por el tipo de pregunta que se le formula.

Mientras transcurre la entrevista es mejor hacer anotaciones

muy breves, incluso en un borrador, sólo para recordar los aspectos principales. Una vez terminado el examen físico, mientras el enfermo se viste, queda un tiempo para escribir algo

 

más definitivo en la ficha. Es además el momento para escribir las recetas y órdenes para exámenes.

 

Qué dejar registrado en las fichas clínicas.

Cómo presentar la información.

Cuando las fichas clínicas de los pacientes pueden ser revisadas

 

por otras personas, es necesario ser cuidadoso con lo que se deja registrado.

En general se sigue un esquema bastante tradicional en el

que se identifica al paciente, se menciona el motivo de la consulta, luego se cuenta la historia clínica, se revisan los

El profesional debe mantener reserva con la información que se

le ha confiado. Si la persona está consultando en una Institución, la responsabilidad de guardar la privacidad del paciente involucra a todas las personas que de una u otra forma participan en la

antecedentes y finalmente se deja constancia del examen físico siguiendo un orden establecido.

Es importante cuidar la calidad de la letra y la redacción.

Se deben evitar errores ortográficos y gramaticales groseros.

atención (médicos, enfermeras, obstetras, auxiliares, secretarias, etc.).

Otro aspecto importante tiene relación con las implicancias

médico-legales. Frente a un juicio, la ficha clínica pasa a ser un documento que puede ser solicitada por los tribunales de justicia. Se debe dejar constancia de la situación del paciente y evitar

 

No se debe abusar de las abreviaciones.

Al respetar estos aspectos se facilita la revisión de las historias clínicas.

   

Ojalá el mal prestigio de la "letra de médico", se pueda desterrar.

opiniones que comprometan el honor de otras personas o la credibilidad de la Institución.

El adjudicar responsabilidades penales les corresponderá a los magistrados.

 
 

Cuidado con el lenguaje no hablado.

Cuidado con el lenguaje no hablado.

La presentación personal es también parte del lenguaje no hablado.

A todos nos pasa que tenemos una imagen de lo que es

Este aspecto puede traicionarnos fácilmente.

un abogado, un arquitecto, un obrero de la construcción, y así, distintos oficios y profesiones.

La actitud, la expresión del rostro, el tono de la voz, la capacidad de mantener contacto ocular, son elementos que se deben usar para enriquecer la relación.

También las personas tienen una imagen del profesional de la salud.

No es posible lograr una buena comunicación si el

Esto no significa que todos los profesionales de una

paciente ve que el profesional de la salud está distraído, desinteresado, impresiona apurado, es interrumpido con llamadas telefónicas, etc. Además, es una falta de respeto.

determinada rama tengan que ser iguales. Incluso la diversidad es buena ya que satisface distintas preferencias.

Cada profesional debe aspirar por lo menos a irradiar una imagen con la que dé confianza a sus pacientes.

 

16/10/2011

 

Cómo recoger la información.

 

Cómo recoger la información.

   

En la medida que se logra experiencia, es factible

La información se obtiene a medida que se interactúa con el paciente.

desempeñarse en condiciones más adversas (en turnos, bajo presión de trabajo, etc.).

Es necesario saber escuchar y saber formular preguntas.

Obtenida la información, ésta se escribe en la ficha clínica siguiendo un orden determinado.

En clases se enseña un esquema que permite clasificar la

información según su naturaleza: lo que es propio de la enfermedad del enfermo, lo que son antecedentes,etc. Habitualmente, a medida que la conversación fluye, se aprovecha de preguntar sobre aspectos relacionados. Por ejemplo, si la consulta es por tos, se preguntará por expectoración, sensación de falta de aire, fiebre, etc.

Esto permite encontrar posteriormente aspectos

específicos sin tener que leer toda la ficha.

Conviene saber redactar y resumir. Una H. C. no es mejor

porque se escribió mucho, sino porque contiene la información y se presenta en forma adecuada.

Las descripciones muy extensas, la mala redacción, la

Es conveniente que la conversación sea fluida e hilvanada.

omisión de datos, la mala letra, son aspectos deterioran la

Tener un esquema para saber qué información obtener,

presentación.

es bueno. Incluso, cuando el profesional está muy cansado, es conveniente poder recorrer este esquema en forma casi automática.

Es frecuente que los pacientes colaboren cuando se les

Los alumnos cuando están comenzando a ver pacientes.

Un aspecto que complica a los alumnos cuando recién

Además, los alumnos pueden ayudar a los

en funciones administrativas como conseguir resultados de exámenes o alguna ayuda que se les solicita con relación a las fichas clínicas.

están comenzando a ver pacientes es la sensación que no

tienen nada que ofrecerles y que hasta los molestan. Esto no debiera ser motivo para no tomar contacto con ellos.

trata con respeto, e incluso, agradezcan el interés que se les muestra y la compañía que se les entrega.

profesionales de la salud tratantes en aspectos específicos. Por ejemplo, cuando descubren aspectos de la historia clínica todavía desconocidos, o colaborando