Está en la página 1de 120

Cotec es una

fundación de origen
empresarial que
tiene como misión
contribuir al
desarrollo del país
mediante el

Memoria Cotec 2005/2006


fomento de la
innovación
tecnológica en la ACCIONA INFRAESTRUCTURAS FUNDACIÓ CATALANA PER A LA
empresa y en la

Memoria 2005/2006
ADER (LA RIOJA) RECERÇA I LA INNOVACIÓ
sociedad españolas. AGENCIA DE INVERSIONES Y SERVICIOS FUNDACIÓN FOCUS-ABENGOA
(CASTILLA Y LEÓN) FUNDACIÓN IBIT
AGENCIA NAVARRA DE INNOVACIÓN Y FUNDACIÓN LILLY
TECNOLOGÍA FUNDACIÓN RAMÓN ARECES
ALSTOM ESPAÑA FUNDACIÓN UNIVERSIDAD-EMPRESA
APPLUS + FUNDACIÓN VODAFONE
ASOCIACIÓN INNOVALIA FUNDECYT (EXTREMADURA)
AYUNTAMIENTO DE GIJÓN GRUPO ACS
AYUNTAMIENTO DE VALENCIA GRUPO ANTOLÍN IRAUSA
BILBAO BIZKAIA KUTXA GRUPO DURO FELGUERA
CAJA DE AHORROS Y MONTE DE GRUPO LECHE PASCUAL
PIEDAD DE MADRID GRUPO MRS
CAJA DE AHORROS Y PENSIONES DE GRUPO PRISA
BARCELONA GRUPO SPRI
CÁMARA DE COMERCIO E INDUSTRIA HIDROCANTÁBRICO
DE MADRID HISPASAT
CENTRO TECNOLÓGICO DE IBERDROLA
AUTOMOCIÓN DE GALICIA IBM
CIDEM IMADE
CLARKE, MODET & CO IMPIVA
CONSEJERÍA DE CIENCIA Y INDRA
TECNOLOGÍA (CASTILLA-LA MANCHA) INSTITUTO DE FOMENTO DE LA
CONSEJERÍA DE INNOVACIÓN, CIENCIA REGIÓN DE MURCIA
Y EMPRESA (JUNTA DE ANDALUCÍA) INSTITUTO DE DESARROLLO
CONSULTRANS ECONÓMICO DEL PRINCIPADO DE
DELOITTE ASTURIAS
DEPARTAMENTO DE CIENCIA, INTEL CORPORATION IBERIA
TECNOLOGÍA Y UNIVERSIDAD DEL INTELLIGENT DATA
GOBIERNO DE ARAGÓN MERCAMADRID
DIRECCIÓN GENERAL DE MERCAPITAL
UNIVERSIDADES E INVESTIGACIÓN DE META 4
LA COMUNIDAD DE MADRID MIER COMUNICACIONES
DIRECCIÓN GENERAL DE OHL
INVESTIGACIÓN, DESARROLLO E O-KYAKU
INNOVACIÓN DE LA XUNTA DE PATENTES TALGO
GALICIA PROEXCA
DMR CONSULTING REPSOL YPF
EADS ASTRIUM-CRISA SADIEL
ELIOP SANTANDER CENTRAL HISPANO
ENCOPIM
ENDESA
ENRESA
SEPES
SIDSA
SOCINTEC GRUPO AZERTIA
Cotec
EUROCONTROL SODERCAN (CANTABRIA)
EUSKALTEL SOLUTEX
FREIXENET TECNALIA
FUNDACIÓN AUNA TÉCNICAS REUNIDAS
FUNDACIÓN BBVA TELEFÓNICA
FUNDACIÓN BARRIÉ DE LA MAZA UNIÓN FENOSA
FUNDACIÓN CAMPOLLANO ZELTIA

Cotec
Plaza del Marqués de Salamanca 11, 2º. izqda.
28006 Madrid
Teléf.: 91 436 47 74. Fax: 91 431 12 39
http://www.cotec.es
Cotec
Memoria 2005/2006
Índice
Mensaje de S.M. el Rey
Presidente de Honor 5

Presentación 9

Informe de actividad 15

1 Hacia un nuevo marco de las políticas públicas de innovación 25


• Especialización de los instrumentos de política de innovación 28
• Barreras a la innovación tecnológica en España 29
• Las compras públicas de tecnología como instrumento de fomento de la
innovación 33
• La Ley de Agencias 35

2 Un mayor compromiso empresarial con la innovación 39


• Informe Cotec 2005 sobre tecnología e innovación en España 41
• Hacia el análisis de la innovación en sentido amplio 48

3 La idea de Europa en Cotec 51


• La necesidad de una mayor prioridad política a los problemas de
innovación de los países de la Europa del sur 53
• Proyectos de cooperación tecnológica de empresas e instituciones de los
tres Cotec 59

4 Hacia una mejora en la competitividad de las empresas 61


• Robótica y automatización 63
• Biotecnología en la medicina del futuro 68
• Creatividad e innovación en la práctica empresarial 72

5 La innovación en la economía 75
• Panel de innovación tecnológica (PITEC) 77
• Escuela de economía de la innovación 79

6 La innovación en la cultura 81
• La tecnología y la innovación como soporte del desarrollo 83
• Capacidades empresariales para la innovación 86

7 Las actividades tradicionales en la nueva orientación estratégica 89


• Las comisiones de Cotec comienzan a trabajar de acuerdo con la nueva
orientación estratégica 91
• Los servicios intensivos en conocimiento tecnológico se trataron en un
nuevo encuentro empresarial de Cotec 93
• Reunión del Club de Gestores de Innovación y Tecnología de Cotec
sobre “Incentivos fiscales a la innovación” 96
• Reunión del Club de Gestores de Innovación y Tecnología de Cotec
sobre “Plataformas tecnológicas” 98

8 Fondo editorial 101

9 Patronato y órganos de gobierno 111


4
Mensaje

Su Majestad el Rey
Presidente de Honor
Comprender y aprovechar la relación entre el conocimien-
to científico y tecnológico y el bienestar de la sociedad ha
sido siempre la preocupación de Cotec, porque las habili-
dades para crear y aplicar el conocimiento caracterizan a
las sociedades prósperas y son las que quieren estimular
los países que se mantienen o quieren incorporarse al
grupo de los más avanzados.
Año tras año, el Patronato de Cotec ha asumido el reto
que se impuso al acordar su misión. Ciertamente, las acti-
vidades han ido cambiando porque, aunque de forma más
lenta de lo que hubiera sido deseable, se ha producido en
el país un cambio incuestionable. Y a él ha contribuido,
sin duda, la labor constante de la Fundación.
Siguen siendo sus objetivos el lograr una mayor sensibili-
dad de la sociedad española a las consecuencias de la
innovación tecnológica, promover la actitud innovadora
hacia los puestos más altos de nuestra escala de valores y
aceptar mejor los riesgos que esta actitud implica. Pero no
cabe duda de que el peso de estos objetivos se ha ido
desplazando desde los menos a los más comprometidos
con los propios resultados de la innovación.
En este mismo sentido debe interpretarse la preocupación
internacional de Cotec, un área en la que se ha trabajado
intensamente. Las ideas que dieron lugar a su creación
han sido aceptadas por las instituciones hermanas de
Italia y Portugal, con las que se han aunado esfuerzos
para llevar nuestras inquietudes a Europa.
Los objetivos e incluso los ámbitos se han ido modificando,
como no podía ser menos en una organización dinámica y
convencida de que su misión cada día es más acorde con
la situación económica mundial. Pero es satisfactorio
comprobar que el compromiso y la vocación de utilidad
pública que encontré en los primeros días permanecen
inalterados y se han contagiado a los Patronos que de una
forma continuada se han ido sumando a este apasionante
proyecto.

7
8
Presentación

José Angel Sánchez Asiaín


Presidente
E
n el nuevo orden económico mundial que se está
conformando, sabemos que la posición competitiva
de los países depende de su capacidad de generar y
aplicar conocimiento para crear riqueza. Y España es
un buen ejemplo de ello. A pesar de la envidiable tasa
de crecimiento económico que hemos mantenido
estos últimos años, también vemos cómo, año tras
año, caen nuestros índices de productividad y de
competitividad, casi en proporción inversa al ascenso
del producto interior bruto.
Es evidente que nuestro modelo de crecimiento no
está basado en el conocimiento. En consecuencia,
nuestra capacidad innovadora sigue muy por debajo
de lo que corresponde a nuestro nivel de renta, con el
riesgo que esto conlleva para nuestras perspectivas de
crecimiento futuro.
Por eso, desde Cotec llevamos varios años insistiendo
en la urgente necesidad de que nuestro sistema de
innovación crezca y que lo haga de forma verdadera-
11
mente explosiva. Un crecimiento que, como en cual-
quier otro sistema de innovación, sólo puede alcan-
zarse si aumenta el número de empresas innovadoras,
porque éstas constituyen el único subsistema impres-
cindible para que exista la innovación.
Este es el reto al que se enfrenta España. Un reto difí-
cil y complejo, porque exige un cambio profundo en
nuestra sociedad y en nuestra estructura económica.
Un cambio que no puede improvisarse, y que requie-
re un esfuerzo intenso y sostenido, comparable al que
ya realizamos en la década de los sesenta del siglo
pasado, con el ineludible Plan de Estabilización, o al
severo saneamiento acometido a primeros de los
ochenta, que nos permitió incorporarnos con éxito a
la entonces Comunidad Europea. Ahora, los desafíos
de una economía global hacen necesario convertir a
España en un país en el que la actividad innovadora
de las empresas sea atractiva y se premie generosa-
mente. Un país en el que todos entendamos los bene-
ficios que la innovación, y especialmente la innova-
ción tecnológica, puede reportarnos.
Afortunadamente, la sensibilidad a este problema ya
existe y cada día se ven más signos de respuesta de los
agentes del sistema de innovación. El incremento de
los recursos que las empresas españolas destinan a la
investigación y el desarrollo tecnológico está tomando
valores de dos dígitos desde la mitad de la pasada
década. Y la innovación ha pasado a ser, por primera
vez, uno de los pilares de la política económica, que
tiene entre sus principales objetivos alcanzar incre-
mentos sustanciales en la productividad y el empleo.
Una consecuencia de esta mayor sensibilidad hacia la
innovación es la apertura en nuestro país de una
línea, radicalmente nueva, de programas para su
apoyo, en la que se está aplicando una fórmula que,
desde hace algún tiempo, venimos defendiendo en
Cotec. No es otra que los grandes proyectos tractores:
unos proyectos nacidos de las necesidades tecnológi-
cas de los distintos sectores, que implican a los clien-
tes y suministradores de la empresa tractora y que
orientan los trabajos de investigación en la dirección
que en cada momento exija la competitividad de las
empresas. Estos proyectos harán posible que se movi-
licen muchos más recursos privados, y ofrecerán a las
empresas que los lideren la oportunidad de ganar
experiencia en la gestión de este tipo de proyectos.
Una habilidad ésta poco común en nuestro sistema de
innovación, cuya carencia supone un serio inconve-
niente a la hora de participar en los programas de
innovación europeos.
Tal como se expone en esta Memoria, la integración
de nuestras empresas en la política de innovación
europea es una cuestión a la que Cotec ha prestado
una especial atención en el último año y gracias a la
existencia de instituciones que comparten nuestros
objetivos en Italia y Portugal, disponemos ahora de
una plataforma de actuación completamente nueva,
que nos permite defender ante la Unión Europea las
necesidades tecnológicas y las peculiaridades de los
tejidos productivos de nuestros tres países, que en su
conjunto representan a cien millones de europeos.
Todo ello nos brinda una alta posibilidad de influir
en los nuevos enfoques de las políticas de innovación
12 de la Unión Europea. Unas políticas que,
tal como tuvimos oportunidad de exponer
con detalle en el II Encuentro de
Cotec Europa celebrado el 16 de
febrero de 2006 en Madrid, han
venido siendo en realidad una
continuación de las que en 1983
se iniciaron con la implantación de los Programas
Marco de Investigación y que, no podemos olvidar-
lo, fueron diseñadas y formuladas para atender las
necesidades de los grandes grupos europeos, que
debían competir con sus homólogos americanos.
Una manera de hacer política tecnológica que se ha
mantenido hasta nuestros días y en la que han teni-
do muy poca cabida los intereses de las empresas
del sur de Europa.
El II Encuentro de Cotec Europa supuso un impor-
tante paso adelante en esta línea, ya que nos permitió
reclamar un cambio profundo, que debería incluir
una ampliación en la interpretación del Tratado de la
Unión, en el sentido de que las políticas de fomento
de la innovación no atiendan sólo a las necesidades
de los grandes “campeones europeos”, sino de todos
los sectores productivos y, muy en concreto, a las de
los países del sur.
El panorama tecnológico que en estos momentos
podemos visualizar, tanto en el ámbito nacional como
en el europeo, sigue estando lleno de desafíos, pero
también de posibilidades. Frente a ello, el Patronato
de Cotec sigue tan comprometido como cuando, en
los primeros momentos, organizamos, a lo largo y a lo
ancho de España, aquella conferencia viajera que
durante más de un año explicó la idea de Cotec. Una
explicación que ahora hemos extendido con gran
ilusión y esfuerzo al resto de Europa, con la ayuda de
nuestras homólogas de Italia y Portugal y con el
incondicional y generoso apoyo de S.M. el Rey y los
Presidentes Ciampi y Sampaio, Presidentes de Honor
de nuestras tres instituciones.

José Angel Sánchez Asiaín


Presidente
14
Informe de actividad

Juan Mulet Meliá


Director General
C
omo todos los años, Cotec ha dedicado su esfuerzo a
desarrollar una amplia serie de actividades permanen-
tes y otras nuevas más específicas, diseñadas para
atender cuestiones consideradas de interés por la
Comisión Ejecutiva o por nuestras comisiones de
trabajo.
Las nuevas actividades de Cotec pueden agruparse
este año en tres grandes grupos. Uno que incluiría los
trabajos orientados a analizar y ofrecer recomendacio-
nes para las políticas públicas, otro dedicado a las
actividades internacionales y un tercero específico
sobre temas empresariales.
Las opiniones e informaciones recogidas en Cotec
mediante la metodología de trabajo desarrollada para
la preparación de informes y libros blancos, que son
una sección importante de nuestro fondo editorial,
nos han permitido este año llevar a cabo estudios y
emitir recomendaciones sobre varios aspectos de la
reciente política de innovación que, sin duda, ha
levantado muchas expectativas en la comunidad
tecnológica, tanto empresarial como académica, como
ha revelado la encuesta para la elaboración del índice
sintético de opinión de Cotec de este año. Las cues-
tiones tratadas se han referido a las compras públicas
de tecnología, a los grandes proyectos empresariales
como instrumentos de política de innovación, a los
incentivos fiscales y a la oportunidad de las agencias
para la gestión de esta política.
Dentro de este mismo grupo habría también que
incluir los proyectos iniciados recientemente para
confeccionar los libros blancos de los sistemas de
innovación de Castilla-La Mancha y Canarias, que
estamos desarrollando con la colaboración de los
patronos de estas comunidades.
Es sin duda una novedad la publicación, como el
primer tomo de una nueva Colección de Ensayos
sobre Innovación, de una edición que recoge los
discursos de nuestro Presidente pronunciados entre
los años 1993 a 2004, en la Real Academia de Cien-
cias Morales y Políticas, sobre el déficit económico de
tecnología e innovación como problema económico.
El libro se titula “La tecnología y la innovación como
soporte del desarrollo” y describe cómo esta cuestión
ha sido vista desde Cotec, a medida que los datos han
sido más reveladores y se ha vivido muy de cerca la
favorable, pero lenta, evolución española.
Europa es una nueva preocupación de Cotec, que
estamos atendiendo conjuntamente con los Cotec de
Italia y Portugal. Hemos preparado, por ello, un
documento en el que se recoge nuestra opinión sobre
cómo deberían reorientarse las políticas europeas de
fomento para que respondan a las necesidades de
17
innovación de las empresas europeas, especialmente a
las de nuestros tres países. Ese documento, titulado
“La necesidad de una mayor prioridad política a los
problemas de innovación de los países de la Europa
del sur”, se aprobó en el II Encuentro de Cotec Euro-
pa celebrado en Madrid.
Este encuentro estuvo presidido por los tres Presiden-
tes de Honor y tuvo una amplia repercusión pública.
Contó con la presencia de más de doscientos repre-
sentantes de empresas e instituciones integradas en
los tres Cotec y participaron en él numerosas autori-
dades políticas y académicas de los tres países.
Este marco de cooperación internacional, también es
aprovechado por nuestros Patronos para desarrollar
proyectos tecnológicos. Se trata de una iniciativa que
ha tenido excelente acogida por los gobiernos de los
tres países, que han prometido ayudas públicas espe-
ciales para hacer más atractiva esta colaboración.
Hasta el momento son cuatro los proyectos que están
en una fase exploratoria. Se refieren al transporte
intermodal, a la fabricación del futuro, a las redes de
detección sismológica y a la industria agroalimentaria.
Como fue decidido en el Encuentro de Roma del
pasado año, los Patronos de los tres países podrán
sugerir nuevos proyectos de colaboración, que serán
difundidos por nuestras tres oficinas con la intención
de facilitar la incorporación de las entidades poten-
cialmente interesadas.
18 Una nueva actividad, iniciada muy recientemen-
te, es la creación de un grupo de trabajo para
estudiar las razones y dificultades de la colabora-
ción internacional en I+D. En este grupo partici-
pará de forma excepcional la Dirección
de Programas Internacionales del CDTI
y aquellos representantes de nuestros
Patronos que lo deseen. Esta colaboración
es atractiva desde los puntos de vista
tecnológico, económico y de mercado, pero no está
exenta de dificultades, que es necesario comprender
primero para poder evaluarlas y afrontarlas después.
Como es habitual han sido varias las actividades
singulares de temática empresarial que han reclamado
la atención durante los pasados meses. Unas ya han
concluido y sus resultados forman ya parte de nues-
tras publicaciones, mientras que otras concluirán en
breve o, por el contrario, se incorporarán al conjunto
de nuestras actividades permanentes.
Una de las ya finalizadas ha permitido publicar el
Estudio titulado “Creatividad e innovación en la prác-
tica empresarial”, que explica cómo y por qué la crea-
tividad debe ser impulsada, ya que es el punto de
arranque en todo proceso innovador.
También se ha publicado el Informe sobre “Biotecno-
logía en la medicina del futuro”, fruto de la colabora-
ción con expertos académicos y empresariales, y
orientado a explicar las razones que hacen de esta
tecnología una excelente fuente de oportunidades
empresariales.
La innovación en los sectores de servicios ha conti-
nuado siendo motivo de atención. Como resultado de
una encuesta realizada a un conjunto de bancos con
reconocida capacidad innovadora y de reuniones
mantenidas con sus expertos, se ha concluido un
análisis de sus métodos de gestión de la innovación.
Con esta metodología se está desarrollando también
un proyecto, con el mismo objetivo, en el sector hote-
lero, con la colaboración del Instituto Tecnológico
Hotelero, gracias al cual se ha podido tener acceso a
empresas que son consideradas de referencia en esta
industria.
Una actividad que durante este año se ha consolidado
es el “Panel de innovación tecnológica (PITEC)”. Ya el
pasado año pudo ofrecerse un avance de resultados,
que desde ahora serán anuales, gracias a la colabora-
ción del Instituto Nacional de Estadística (INE) y de
la Fundación Española de Ciencia y Tecnología
(FECYT). Se trata de un panel de más de 8.500
empresas extraídas de las encuestas anuales del INE
sobre I+D e innovación. Con estos datos del panel,
académicos y expertos podrán estudiar la realidad

20
española y darla a conocer con criterio científico a
nuestros empresarios y políticos.
Para la definición de este panel y para evaluar su
idoneidad para futuros trabajos científicos, se han
organizado varias reuniones de expertos y dos semi-
narios, en los que han participado una treintena de
académicos, que habían demostrado su interés por la
explotación de esta información. Esta estrecha colabo-
ración con este colectivo académico va a continuar de
una manera formal en una futura Escuela de Econo-
mía de la Innovación, que también será organizada
conjuntamente con la FECYT.
Es obligado comenzar la referencia a nuestras activi-
dades permanentes con una mención a nuestro Infor-
me Anual del pasado año. De nuevo actualizó los
datos sobre el esfuerzo en I+D realizado por España
en los últimos años, comparándolos con los indicado-
res europeos.
El índice sintético de opinión, que anualmente recoge-
mos a través de una encuesta, demostró el año pasado
la buena percepción que tenía un amplio panel de
expertos sobre la evolución del sistema español de
innovación. Daba cuenta de un cambio positivo de
tendencia derivado, sobre todo, de la percepción de un
mayor compromiso público. Sin embargo, los expertos
también eran conscientes de los serios problemas
estructurales que están lastrando el desarrollo de nues-
tro sistema de innovación.
El tradicional Encuentro Empresarial de Gijón, en su
duodécima edición, se ha dedicado este año a “La
persona, protagonista de la innovación”. España nece-
sita aumentar el número de investigadores empresa-
riales a un ritmo muy superior al actual, que ya es de
dos dígitos desde la mitad de la pasada década. Y esta
incorporación debe ser realizada con éxito porque
ésta es una de las más claras deficiencias de nuestro
sistema. Pero no es menos importante para la innova-
ción que la empresa sea capaz de desarrollar y apro-
vechar el talento creador de todo su personal.
El Club Cotec de Gestores de Tecnología e Innova-
ción ha convocado de nuevo a los responsables de
I+D de las empresas e instituciones integradas en
Cotec. Se han celebrado dos sesiones para analizar
otras tantas cuestiones elegidas por su interés y actua-
lidad: fueron los incentivos fiscales a la innovación y
las plataformas tecnológicas dentro del futuro VII
Programa Marco de la Unión Europea.
Continuando con nuestra preocupación por ofrecer a
las empresas análisis que les permitan detectar nece-
sidades y conocer oportunidades tecnológicas,
hemos publicado un nuevo documento sobre “Robó-
tica y Automatización”. Este trabajo considera la inte-
gración de tecnologías capaces de aumentar notable-
mente la productividad, facilitar la diversificación de
la producción, mejorar notablemente la calidad de
los productos y disminuir los riesgos laborales.
La Colección Clásicos Cotec de Gestión de la Innova-
ción ha incorporado la obra de Dorothy Leonard,
titular de la Cátedra William J. Abernathy de Admi-
nistración de Empresas en la Universidad de Harvard,
sobre “Capacidades empresariales para la innova-
ción”, en la que describe cómo la gestión estratégica
del activo de conocimiento tecnológico de una
empresa puede resultar esencial para su supervivencia
y su éxito en el mercado.
Cotec ha realizado una amplia labor de difusión de
todos estos trabajos, muchos de los cuales se han
presentado a los medios de comunicación, dentro de
nuestra tradicional actividad que llamamos Club de
Tecnología para Periodistas, que se ha convocado
mensualmente. En ocasiones, sus reuniones han
servido para dar a conocer a la opinión pública, a
través de estos experimentados profesionales, impor-
tantes noticias para la innovación como, por ejemplo,
las encuestas del INE sobre I+D e innovación o las
nuevas políticas públicas.
Pero todas estas actividades difícilmente se hubieran
podido programar, y menos validar sus resultados, sin 23
la constante atención de las comisiones de trabajo de
Cotec que actualmente se dedican a la Gobernanza de
la Innovación, a la Competitividad y Tecnología, a la
I+D Empresarial y al Entorno Social, de acuerdo con
los mandatos del Patronato, derivados de la actual
orientación estratégica. Esta contribución de nuestros
Patronos, que incita a sus expertos capacitados y
vocacionales a participar en nuestras reuniones, es
esencial para que Cotec cumpla con su misión.
24
1
Hacia un nuevo marco
de las políticas públicas de innovación
T
ranscurridos más de cinco años desde que se definieron los
ambiciosos objetivos de la Cumbre de Lisboa, y a la vista
de los insuficientes avances para su consecución, la Comi-
sión Europea ha urgido a los Estados Miembros a poner
en práctica acciones más contundentes para relanzar
aquella estrategia, centrada en los objetivos de empleo y
crecimiento.
La respuesta del Gobierno español ha sido el Plan Nacio-
nal de Reformas, que en lo referente a la innovación
tecnológica se concreta en el Programa Ingenio 2010, que
fija el objetivo de que España duplique su inversión en
actividades de investigación y desarrollo en los próximos
cuatro años. Este impulso a la innovación tecnológica
constituye, sin duda, una excelente respuesta a las
demandas que Cotec, desde sus inicios, viene haciendo en
este sentido.
A lo largo de este último año, Cotec ha mantenido su acti-
vidad de análisis de las políticas públicas de innovación y
de elaboración de recomendaciones, tendentes a reforzar
su eficacia, consensuadas por expertos nacionales e inter-
nacionales. Los resultados de estos trabajos han sido
ampliamente difundidos en los ámbitos empresariales,
académicos y políticos.
En esta línea, se ha recopilado una lista de veintinueve
aspectos específicos en los que podrían incidir las nuevas
políticas públicas de innovación. Para ello, se ha utilizado
la información recogida en numerosos debates celebrados
con la participación de empresarios, investigadores y
responsables de las diferentes administraciones. El acceso
a la financiación, el aprovechamiento de los recursos del
sector público de I+D o la formación han sido, entre
otros, temas objeto de reflexión y recomendación consen-
suada para el diseño de acciones y programas concretos
de apoyo a la
innovación.
Dos de estos
temas fueron objeto de análisis más 27
detallados, como son las compras públicas y las agencias
para la gestión de las políticas de innovación. Son instru-
mentos y entidades que han probado su eficacia para el
fomento de la innovación, pero que hasta ahora no han
podido encontrar un marco legal adecuado en España y
son todavía novedad en Europa.
Es evidente que las compras públicas de tecnología pueden
ser un instrumento de fomento de la innovación, y su apli-
cación es sabido que es frecuente en Estados Unidos. Pero
en Europa este instrumento ha sido prácticamente ignora-
do por la mayoría de los gobiernos; y sólo recientemente
se observa una atención cada vez mayor por adaptar las
legislaciones tradicionales de regulación de las compras
públicas.
Por otro lado, en el momento actual, se hace necesario
dotar al sistema de innovación de un marco legal para
hacer posible una más ágil capacidad de gestión de las
políticas en esta área. Esto ya lo han conseguido muchos
países mediante la creación de agencias encargadas de la
gestión de las políticas de los programas, con la libertad
de actuación, flexibilidad y continuidad que requieren las
actividades de ciencia y tecnología. En España, la poten-
cial puesta en marcha de una agencia estatal para la
financiación, evaluación y prospectiva de la actividad
científica y técnica no sólo revitalizaría y fortalecería la
investigación, sino que también reforzaría su impacto en
el sistema de innovación y permitiría dar una respuesta
más eficaz a las necesidades del sistema productivo y de la
sociedad en general.
Especialización de los instrumentos
de política de innovación
Los instrumentos genéricos de política de innovación
sólo tienen sentido cuando el sistema está todavía
poco desarrollado. Seguramente, en España, esta
situación se ha mantenido más tiempo que el razona-
28
ble, como desde Cotec se ha venido manifestando.
A medida que el sistema madura, los procesos de
innovación se hacen más complejos, porque deben
intervenir más actores, que interaccionan de forma
diferente según las situaciones. La política de innova-
ción debe ser capaz de ofrecer instrumentos adecua-
dos a los distintos agentes y situaciones.
Para el Gobierno, ha sido prioritario estimular el
potencial tractor de tecnología de las mayores empre-
sas del país, contribuir a la consolidación de grandes
grupos de investigación en el sistema público y acele-
rar la incorporación del país a la sociedad de la infor-
mación. Todos estos objetivos están atendidos por el
programa INGENIO 2010, anunciado el mes de junio
de 2005, y que comprende un abanico de instrumen-
tos específicos. Con el nombre de CENIT se atiende a
los proyectos tractores, a la incorporación de científi-
cos y tecnólogos en las empresas y a la creación de
empresas tecnológicas. CONSOLIDER se orienta al
sistema público, y AVANZ@ a la sociedad de la infor-
mación.
Es evidente que se trata de una nueva forma de hacer
política de innovación, que exigirá un aprendizaje
tanto por parte de la Administración como de las
empresas, lo que hará necesaria una continua vigilan-
cia para detectar las disfunciones que pudieran apare-
cer y establecer las medidas correctoras y comple-
mentarias, en su caso. El éxito de la primera convoca-
toria CENIT sugiere la necesidad de mayores recur-
sos. Las consecuencias para las empresas del progra-
ma CONSOLIDER sólo serán visibles si, paralelamen-
te, se establecen compensaciones a los científicos que
decidan dedicar parte de su tiempo a la transferencia
de tecnología.

Barreras a la innovación tecnológica


en España

Es bien sabido que el ordenamiento administrativo


genera barreras a la actividad innovadora de las
empresas. Como consecuencia de la información
recogida en numerosos debates celebrados, con la
participación de empresarios, investigadores y
responsables de las diferentes administraciones, Cotec
ha podido recopilar una lista de veintinueve de estas
barreras que deberían ser eliminadas para un mejor
funcionamiento del sistema español de innovación.
Estas barreras corresponden a alguna de las siguientes
cuestiones, consideradas principales:

El acceso a la financiación
Para facilitar el acceso a la financiación privada de las
actividades de innovación se propusieron diversas
medidas, desde las dirigidas a crear un estatuto de los
business angels, que permitiese otorgar a estos agentes
ventajas fiscales, facilitar su integración en redes e
inducir su reconocimiento social hasta la potencia-
ción del papel de las Cajas de ahorro en la financia-
ción de empresas de base tecnológica. Para facilitar el
acceso a la financiación pública, se apuntaba a la
necesidad de mayor flexibilización y agilidad, recu-
rriendo, por ejemplo, de modo intensivo a la Admi-
nistración electrónica, evitando solicitudes de certifi-
caciones y datos de los que ya disponga la Adminis-
tración, o especializando los instrumentos de finan-
ciación según las etapas de evolución de la empresa.

La Ley de quiebra
Es bien sabido que las leyes concursales europeas
inhiben la actitud innovadora, y España no es una
excepción. El fracaso de nuevas aventuras empresaria-
les innovadoras no es un hecho frecuente y a priori
no puede ser considerado el resultado de comporta-
mientos irregulares. Por este motivo, es necesario y
urgente hacer un nuevo planteamiento de estas dispo-
siciones legales.

La creación de spin-offs
Se considera que debe reforzarse la tercera misión de la
Universidad, impulsando su contribución al desarrollo
económico y social de su entorno. También, que se
debe facilitar la participación de los investigadores de
la Universidad en las nuevas empresas, revisando la
normativa que dificulta que los profesores universita-
rios compatibilicen su actividad docente e investigado-
ra con la creación y operación de una spin-off.

La movilidad de los investigadores del sector


público de I+D
Se considera beneficiosa para el sistema de innova-
ción la participación a tiempo parcial de los investiga-
dores en la actividad innovadora de las empresas, así
como en sus órganos de gestión de su actividad
tecnológica, como comités técnicos, consejos de
administración o asesorías para comercio internacio-
nal. Una barrera para que esta participación sea más
frecuente es su falta de valoración en la carrera inves-
tigadora.

Los recursos ociosos


Las infraestructuras públicas científicas y tecnológicas
constituyen un recurso muy valioso para las empresas
innovadoras, por lo que se deberían diseñar mecanis-
mos que faciliten su acceso a las mismas, compatibili- 31
zando su uso para la investigación pública con el uso
empresarial.
Hay actualmente en España un número muy elevado
de “prejubilados tecnológicos”, personas con capaci-
dad de actuación y gestión tecnológica, cuya expe-
riencia podría resultar muy útil, especialmente para
asesorar a las nuevas empresas de base tecnológica.
Un Estatuto que adaptase la legislación referente a la
situación de estos “prejubilados”, incentivando este
tipo de actividades, permitiría aprovechar mejor su
potencial.
La formación
Las prácticas en empresas, de gran aplicación y de
reconocida utilidad en todo el mundo, tienen una
muy reducida implantación en España, al no contar
con unos incentivos y cauces adecuados, tanto para
las empresas como para el personal en formación.

Las organismos de transferencia


Es necesaria la existencia de una función comercial
íntimamente relacionada con los grupos de investiga-
ción, pero las actuales Oficinas de Transferencia de los
Resultados de Investigación (OTRI), aunque prestan
un valioso servicio administrativo que debe mantener-
se, no tienen ni la dimensión ni la especialización
adecuada, lo cual constituye una verdadera barrera
para su eficacia.

Los Organismos Públicos de Investigación (OPI)


La misión y estructura de los OPI, nacidos en muchos
casos para prestar servicios al Estado, no ayuda a que
se conviertan en elementos activos del sistema de
innovación.

La compra pública de tecnología


También en España, como en el resto de Europa, la
normativa vigente ha dificultado que la compra pública
32
de tecnología pueda ser utilizada como instrumento de
fomento de la innovación. Numerosos estudios han
demostrado que, cuando el Estado puede demandar
productos o servicios tecnológicamente muy avanza-
dos, y que todavía no existen en el mercado (compra
pública de tecnología), tiene también en su mano una
nueva forma de hacer política de innovación. La
normativa europea no se opone a este instrumento y,
por lo tanto, podría ser incluido en la política española.
Las compras públicas de tecnología
como instrumento de fomento de la
innovación

Desde hace casi diez años, Cotec viene dedicando un


esfuerzo importante para demostrar cómo las
compras públicas pueden ser un buen instrumento de
fomento a la I+D empresarial. Ya son tres los estudios
dedicados específicamente a este tema, varias las reco-
mendaciones u observaciones incluidas en otras
publicaciones relevantes, como por ejemplo el Libro
Blanco o el Informe sobre las relaciones para la inno-
vación de las empresas con las administraciones, y
también son numerosas las alusiones en nuestros
discursos públicos al papel relevante que puede tener
la compra pública de tecnología para aumentar la
investigación en las empresas.
Por compra pública de tecnología se entiende la
adquisición por el sector público de nuevos bienes o
servicios, o la adjudicación de nuevas obras, que
incorporen tecnología nueva, desarrollada a este
propósito por el suministrador para aportar solucio-
nes más avanzadas y ventajosas que las ofrecidas por
el mercado.
La Comisión Europea en el Plan de Acción “Invertir
en investigación” (COM 2003 226 final) destacó
también el potencial del poder de actuación de las
administraciones públicas, como clientes impulsores
de tecnologías innovadoras capaces de aportar mejo-
res soluciones a sus necesidades, especialmente en
sectores donde a menudo son los primeros clientes.
Más recientemente, la Comisión ha insistido de nuevo
en su Comunicación “Más investigación e innovación.
Invertir en el crecimiento y el empleo: Un enfoque común”
(COM 2005 488 final), sobre la capacidad de compra
del sector público (16% del PIB de la UE) y cómo es
sabido que los mercados, y en particular el nivel de
funcionalidad demandada por los clientes, tienen
siempre gran influencia en la inversión en I+D empre-
sarial. En consecuencia, la Comisión invita a los dise-
ñadores de las políticas y a las autoridades públicas a
ser conscientes de los beneficios que pueden derivar-
se de reorientar las compras públicas hacia el estímu-
lo de la investigación y la innovación. Anima así a
explorar las posibilidades que para ello ofrecen algu-
nos aspectos introducidos en la nueva legislación
europea sobre contratación pública y, asimismo,
advierte de la necesidad de crear instrumentos nuevos
para soportar los cambios.
Cotec, dando continuidad a sus actividades en este
campo, está trabajando en la elaboración de un nuevo
documento sobre compra pública de tecnología, que
incida especialmente en la definición de guías de
capacitación y buenas prácticas, tanto para la parte
compradora como para las empresas posibles sumi-
nistradoras.

34
La Ley de Agencias
El marco de la Ley de Agencias Estatales permite
contemplar la creación de una Agencia Estatal de
Financiación, Evaluación y Prospectiva de la Activi-
dad Científica y Técnica, en línea con el proyecto
europeo de creación del European Research Council.
La puesta en marcha de esta Agencia constituirá un
cambio cualitativo en el sistema español de ciencia y
tecnología, y es imprescindible para revitalizar y
fortalecer el avance de la investigación científica y
técnica en España, así como para reforzar su impacto
en el sistema de innovación. Permitirá también dar
una respuesta más eficaz a las necesidades del sistema
productivo y de la sociedad en general.
La Agencia, que deberá cubrir todos los ámbitos del
conocimiento, desde las ingenierías a las humanida-
des y ciencias sociales, pasando por las ciencias expe-
rimentales, podrá desempeñar, entre otras funciones,
las siguientes:
■ Gestionar los recursos y fondos de las actuaciones
que se le encomienden mediante una nueva meto-
dología más transparente y eficaz.
■ Definir la función moderna de la investigación
junto con la valorización de la misma y su transfe-
rencia a la sociedad y a la empresa.
■ Dar un mayor protagonismo a la responsabilidad
de los científicos, de acuerdo con su papel dentro
del sistema, mediante una actividad de evaluación
transparente que ponga el énfasis en los resultados
y en el cumplimiento de los objetivos.
■ Encargarse de la recogida, análisis, interpretación y
difusión de los datos de los recursos y resultados
de la actividad investigadora del país y de su situa-
ción en el contexto internacional.
■ Constituirse en instrumento de referencia y consul-
ta en la planificación, coordinación, financiación,
evaluación y prospectiva de la investigación.
■ Actuar como entidad intermediaria entre el ámbito
de la investigación científica y técnica y los objeti-
vos estratégicos del país determinados por el
Gobierno.
■ Representar a la ciencia española en los foros inter-
nacionales, en los que se debatan y analicen temas
relacionados con el diseño de políticas de apoyo a
la investigación científica y técnica y a la utilización
de sus resultados.
■ Colaborar con el Parlamento y sus comisiones, y
con otros agentes sociales, para hacer patente la
importancia de los programas científicos en el
bienestar económico y social del país.
La Agencia tiene que ser la institución encargada de la
asignación de recursos a la investigación científica y
técnica a través de un proceso rápido, flexible y trans-
parente. Sólo así podrá asumir riesgos en el apoyo a
nuevas ideas. En realidad, invertir en investigadores,
en grupos de investigación y en sus ideas es la vía
estratégica para conseguir que el progreso en ciencia y
tecnología sea uno de los motores de un desarrollo
económico y social sostenido en nuestro país.
Los objetivos de la Agencia deberían ser:
■ Financiar actividades de investigación científica y
técnica y de formación mediante los recursos asig-
nados a estos fines.
■ Diseñar las actuaciones de apoyo y desarrollo de la
investigación, los métodos de evaluación y pros-
pectiva, así como los instrumentos de financiación
y gestión más adecuados, para crear un entorno
que favorezca la generación de conocimiento
nuevo y estratégico y su transferencia al sistema
productivo español y a la sociedad en general.
■ Gestionar de forma eficaz la información y el cono-
cimiento obtenidos a partir de su propia actividad.
■ Asesorar a las instituciones del Estado en la defini-
ción de políticas de apoyo a la investigación y
desarrollo tecnológico y en las decisiones sobre la
naturaleza y cuantía de los recursos necesarios para
la investigación en dichos ámbitos, mediante las
oportunas acciones de prospectiva.
La Agencia deberá proveerse de mecanismos ágiles y
flexibles que le permitan poner en marcha distintos
tipos de iniciativas, como las siguientes:
■ Apoyo a la actividad investigadora individual y de
grupos y centros de investigación para asegurar la
vitalidad de la comunidad investigadora, la genera-
ción de nuevos conocimientos científicos y técni-
cos, y la emergencia de nuevas áreas temáticas.
■ Fomento de la transferencia de resultados y conoci-
mientos, para conseguir una sociedad más desarro-
llada e innovadora.
■ Dotación de infraestructura (equipamiento científi-
co y técnico, redes, sistemas de información, bases
de datos, métodos...), con el fin de que los investi-
gadores y tecnólogos puedan realizar su actividad
en las mejores condiciones posibles.
■ Apoyo a la formación de científicos e ingenie-
ros para asegurar que el sistema esté dotado
de personas con las capacidades
adecuadas, que les permita trabajar
en la generación, difusión,
aplicación y utilización del
conocimiento, y transmitirlo
a las siguientes generaciones.

37
38
2
Un mayor compromiso empresarial con la innovación
E
l Informe Cotec 2005 sobre Tecnología e Innovación en
España constataba un mayor compromiso empresarial
con la innovación, que queda patente en el crecimiento de
prácticamente un 50% experimentado en los últimos 15
años, tanto en el gasto ejecutado por las empresas como
en el número de investigadores.
En cualquier caso y debido a que partimos de una situa-
ción muy débil, este incremento resulta insuficiente para
alcanzar, en un plazo razonable, el nivel del esfuerzo en
I+D que realizan las empresas en los principales países de
nuestro entorno. Según los datos recogidos en el Informe,
las empresas españolas todavía dedican menos de la
mitad en porcentaje de PIB que la media de sus homólo-
gas de la UE-25 y el porcentaje de investigadores
en el sector privado respecto del total en España
se aproxima a dos tercios de la media europea.
El ratio de cobertura nacional del comercio exte-
rior de productos de alta tecnología de algunos
sectores ha aumentado considerablemente. Es el
caso, por ejemplo, de los productos de química y
de los de maquinaria y material eléctrico, lo que
demuestra el esfuerzo de competitividad realiza-
do por sus empresas. Sin embargo este ratio indica que las
importaciones tienen un gran peso en todos los sectores de
40 alta tecnología.
Los expertos consultados para la elaboración del índice
sintético de opinión de Cotec, han manifestado su preocu-
pación por los problemas estructurales que lastran el
desarrollo eficiente del sistema español de innovación y
que nos dificultan crecer al ritmo que sería necesario.
El compromiso empresarial con la innovación debe
apoyarse en una actitud decidida y sustentada en el análi-
sis y la mejora permanente. Cotec ha desarrollado, en
colaboración con el Club de Excelencia en Gestión, un
modelo orientado a impulsar esta actitud.
Informe Cotec 2005 sobre
tecnología e innovación en España
El “Informe Cotec 2005 sobre Tecnología e Innova-
ción en España” se presentó en el marco de la celebra-
ción de la Asamblea Anual de Cotec. Un acto que fue
presidido por S.M. el Rey, Presidente de Honor y
principal impulsor de Cotec, al que asistieron cerca
de un millar de personas principalmente representan-
tes del mundo de la empresa y de la comunidad cien-
tífica, además de numerosas autoridades académicas y
políticas, entre las que se encontraban la Vicepresi-
denta Primera del Gobierno, María Teresa Fernández
de la Vega, la Ministra de Educación y Ciencia, María
Jesús San Segundo, el Ministro de Industria, Turismo
y Comercio, José Montilla, y el Director de la Oficina
Económica del Presidente del Gobierno, Miguel
Sebastián.

En los últimos años las empresas han aumentado


significativamente su esfuerzo en I+D
Desde 1997 el crecimiento del gasto en I+D ejecutado
por las empresas en España ha sido muy importante y
muy superior al de los grandes países europeos. Este
aumento ha sido particularmente significativo entre
1997 y 1998 (25%), entre 1999 y 2000 (15%) y entre
2001 y 2002 (20 %). En 2002, las empresas ejecuta-
ron 3.908 millones de euros en I+D. En porcentaje
del PIB, estos gastos representaron el 0,60%, un 46%
más que en 1998.
Entre 1990 y 2002 el empleo en I+D en España
aumentó un 93%. Por sectores de ejecución cabe
destacar el gran crecimiento del sector privado que ha
pasado de 28.860 empleados en actividades de I+D
en 1990, a 65.421 personas en 2003. Es importante
constatar que ese esfuerzo se ha dirigido particular-
mente a la contratación del personal más cualificado,
los investigadores, ya que en 1993 las empresas
empleaban al 26,8% del total de investigadores del
país, tasa que en 2003 se ha elevado al 30,1%.

Se reducen lentamente las diferencias en el


esfuerzo en I+D empresarial de las regiones
La participación de las empresas de Madrid, Cataluña y
el País Vasco en el gasto total de la I+D empresarial es
muy superior a su contribución al valor añadido espa-
ñol. Sin embargo, la concentración de este gasto ha
disminuido en los últimos años. En 1991 estas regio-
nes reunían el 82% de todo el gasto empresarial en I+D
del país, porcentaje que ha bajado al 70% en 2003.
Casi todas las comunidades autónomas registraron en
2003 un aumento del esfuerzo empresarial en I+D,
destacando particularmente el incremento de gastos
de Andalucía, Murcia, País Vasco, La Rioja y muy en
especial el de Navarra, cuyas empresas pasaron de
gastar en I+D un 0,76% del PIB en 2002, a un 1,02%
en 2003.

La convergencia en el esfuerzo empresarial en


I+D aún queda lejos
El Director General de Cotec, Juan Mulet, indicó
durante la presentación del Informe que “en el
conjunto de indicadores que ha utilizado la Comisión
Europea para estudiar la evolución de los sistemas
nacionales de innovación en 2004, el español ha
experimentado una progresión del 9,4%, frente al 5,4
que estima para la Unión Europea de los 15 o el 5,9
que atribuye a la de los 25. Pero no debemos olvidar
–añadió– que las cifras absolutas no son tranquiliza-
doras y que el camino a recorrer es todavía largo”.
43

En lo que respecta a las empresas, es evidente que, a


pesar del esfuerzo realizado en los últimos años, los
valores de los indicadores empresariales de I+D en
España distan mucho de los valores medios de los
países de nuestro entorno.
En 2002, el esfuerzo de las empresas españolas en
I+D, medido en porcentaje de gastos sobre el PIB era
sólo la mitad del aplicado por la media de la UE-25, y
por debajo de un tercio del realizado en el conjunto
de los países de la OCDE .
En España, la contribución de las empresas al gasto
total en I+D del país es inferior a la habitual en otros
países. En 2002, las empresas contribuían con un
gasto del 54,6%, muy por debajo de la media de la
UE-25 (63,8%) y de la OCDE (67,9%).
Pese al incremento del número de investigadores en
el sector privado, en España con un 32% todavía esta-
mos lejos de la media de la UE-25 (49% del total) o
de países como Alemania (58%) o Francia (51%) .
Mejora general del comercio exterior de bienes de
equipo y de productos de alta tecnología sólo en
algunos sectores
Los bienes de equipo (maquinaria de producción,
instrumentos de medida, etc.) incorporan, por su
naturaleza, tecnologías de producción que inducen
innovaciones empresariales. En 2003, tanto las expor-
taciones como las importaciones de bienes de equipo
en España han iniciado un repunte significativo, de
forma que la tasa de cobertura de las exportaciones
frente a las importaciones que venía disminuyendo
desde 1997, ha crecido a partir del año 2000 hasta
situarse en torno al 66% en 2002, para luego dismi-
nuir ligeramente en 2003 hasta el 64%.
Desde el punto de vista regional, el Informe Cotec
2005 indica que en 2002 cinco comunidades autóno-
mas presentaban un ratio de cobertura mayor que 100,
es decir, las exportaciones cubren las importaciones:
Cantabria (216%), Galicia (213%), País Vasco (196%),
Asturias (180%) y La Rioja (107%). Les siguen, con un
ratio muy cercano al 100%, Navarra (99%) y Murcia
(98%). El resto de regiones son deficitarias en el
comercio exterior de bienes de equipo, destacando
particularmente el caso de Canarias donde las exporta-
ciones apenas cubren el 7% de las importaciones.
El ratio de cobertura nacional del comercio exterior de
alta tecnología se ha deteriorado entre 1996 y 2002,
pasando del 83% al 76%. Sin embargo, las variaciones
han sido muy desiguales según los productos, siendo
positivas en los sectores de construcción aeronáutica y
espacial (del 51% al 56%), material electrónico (del
40% al 44%), maquinaria y material eléctrico (del
28% al 49%) y, sobre todo, química que casi ha dupli-
cado su ratio (del 40% al 70%).
45
En 2002, todos los productos de alta tecnología
presentaban un ratio de cobertura del comercio
exterior inferior a 100.

Aumenta la preocupación de las empresas por la


protección de su propiedad industrial, pero sigue
siendo insuficiente
Las empresas europeas que ejercen actividades inno-
vadoras patentan mucho más que las empresas espa-
ñolas. Según la encuesta CIS3 de la Oficina Europea
de Estadística (EUROSTAT), el 17% de las empresas
innovadoras de la UE solicitaron al menos una paten-
te en el período 1998-2000 para proteger sus innova-
ciones, mientras que en España sólo lo hizo el 12%.
Por otro lado, el número total de solicitudes de paten-
tes con efectos en España, según los datos de la Ofici-
na Española de Patentes y Marcas, ha aumentado un
78% durante los últimos siete años, en particular las
solicitadas en el marco del Tratado de Cooperación en
materia de Patentes (PCT).
En el ámbito autonómico, Cataluña, Madrid y la
Comunidad Valenciana representan casi dos tercios
(65%) de las patentes concedidas a residentes. Las
comunidades de Aragón, Navarra y Cataluña destacan
sobre las restantes en cuanto al número de patentes
solicitadas por millón de habitantes, demostrando un
dinamismo innovador.
El Informe Cotec 2005 señala también que, según
datos de la OCDE, las patentes solicitadas en el extran-
jero en 2000 por empresas o centros de investigación
españoles representaron solamente el 3,6% del total de
las solicitudes de los países de la UE-15 y el 0,9% del
total de los países de la OCDE, lo que significa un nivel
aún bajo de protección y explotación de los resultados
tecnológicos de las inversiones realizadas en España.

46 El índice sintético de opinión de Cotec refleja un


cambio positivo de tendencia
En el conjunto de los ocho años en los que Cotec ha
venido realizando un índice sintético de opinión a
partir de la encuesta a un amplio panel de expertos,
para conocer la percepción que tienen sobre la evolu-
ción del sistema español de innovación, el índice ha
pasado de un marcado pesimismo (0,939) en 1996 a
cierto optimismo (1,127) en 1999 y a cierta desconfian-
za en 2000 (1,061), que se transformó en pesimismo en
2001 (0,970) y 2002 (0,898), para volver a invertirse la
tendencia hacia valores más optimistas en 2003 (1,023)
y, en menor medida, en 2004 (1,009). En este último
año, por tanto, la tendencia sigue siendo positiva, pero
de menor envergadura, situándose el índice práctica-
mente en una situación de mantenimiento más que de
crecimiento, lo que refleja un cierto escepticismo y una
cierta expectativa por parte de los expertos.
El debate electoral sobre tecnología en 2004, y su
traducción en un conjunto de actuaciones para
aumentar los gastos de I+D en los Presupuestos Gene-
rales del Estado, así como la creciente efervescencia
en torno a esta temática en las administraciones regio-
nales, parece que reflejan una mayor concienciación
pública de la importancia que tienen las políticas de
innovación para el país y, en particular, para sus
empresas. El panel de expertos de Cotec ha percibido
esta evolución, ya que destaca la progresión de la
tendencia hacia una mayor disponibilidad de fondos
públicos que pasa a ser, junto con la mayor concien-
ciación de investigadores y tecnólogos sobre la necesi-
dad de responder a la demanda de innovación de los
mercados, la tendencia que los expertos consideran
que más tira positivamente del resto del sistema.
Sin embargo, al mismo tiempo los expertos detectan
una mayor intensidad de los problemas estructurales
que lastran el desarrollo eficiente del sistema de innova-
ción español. Se refuerza así la percepción de una insu-
ficiente dedicación de recursos empresariales al proceso
innovador, se nota más la insuficiencia del capital riesgo
y la falta de cultura de colaboración entre empresas, así
como la escasez de proyectos multidisciplinares y el
insuficiente apoyo para el desarrollo de tecnologías
emergentes. Se pone además en evidencia, una vez más,
la escasa relación entre el sector público y el sector
privado en el ámbito de la I+D. El sistema público de
I+D dispone de una abundante capacidad investigadora
de calidad que no es aprovechada suficientemente por
las empresas como fuente de sus innovaciones.
Hacia el análisis de la innovación en
sentido amplio
Desde hace ya mucho tiempo, las particularidades de
la innovación tecnológica y de su gestión han sido
objeto de atención de un número importante de estu-
diosos. De hecho, hay abundante literatura al respec-
to al alcance de las empresas, que puede servir de
apoyo para comprender las actividades y procesos
que en ella intervienen y para adoptar prácticas de
mejora.
Sólo desde hace algunos años, se han empezado a
realizar análisis sistemáticos de éxitos de mercado,
propiciados por cambios no vinculados directamente
a la incorporación de una tecnología nueva o mejora-
da en los procesos o en los productos y servicios
comercializados. Son innovaciones que nacen de
otras clases de conocimiento muy ligadas al negocio y
al mercado, y que Schumpeter supo reconocer hace
ya casi un siglo.
El Manual de Oslo de la OCDE, obra de referencia
para las encuestas de innovación, se centró en un
principio en ofrecer pautas de análisis de la innova-
ción tecnológica. Más adelante, aunque tímidamente,
empezó a señalar que además existían ciertas innova-

48
ciones basadas en cambios en la organización de la
distribución de competencias en la empresa, o en sus
métodos de gestión. Y en su última edición de 2005
ya analiza claramente las innovaciones organizativas y
también las innovaciones comerciales, además de las
tecnológicas.
Se abre así camino, poco a poco, entre los analistas,
un concepto de la innovación en sentido amplio, al
que Cotec ha dedicado especiales esfuerzos. Una
muestra significativa ha sido el desarrollo, en colabo-
ración con el Club de Excelencia en Gestión, de un
nuevo modelo asentado en diferentes elementos, cuya
existencia en la empresa, formal o informal, es nece-
saria para que la innovación se acometa y fructifique
con éxito.
50
3
La idea de Europa en Cotec
E
l documento “La necesidad de una mayor prioridad políti-
ca a los problemas de innovación de los países de la Euro-
pa del sur”, refleja la posición conjunta de los Cotec de
España, de Italia y de Portugal ante las políticas de inno-
vación europeas. Para su elaboración, iniciada al finalizar
el I Encuentro de Cotec Europa en Roma en 2005, Cotec
se ha basado en la opinión de numerosos responsables y
expertos de políticas de innovación de los tres países.
Este trabajo presenta la nueva orientación que, según
Cotec, las políticas europeas de fomento deberían tener
para responder a las necesidades de innovación de las
empresas del Sur de Europa. El documento fue aprobado
en el II Encuentro de Cotec Europa, que se celebró en
Madrid, bajo la presidencia de S.M. el Rey y de los Presi-
dentes de Italia y Portugal, Presidentes de Honor de los
Cotec de sus países.
Cotec Europa ha demostrado también ser
catalizador de proyectos de cooperación
internacional. Actualmente se han
identificado cuatro proyectos que
atienden a las áreas de transporte,
fabricación, sismología y agroali-
mentación.

52
Durante los pasados cincuenta años, Europa ha crea-
do un mercado único al que han tenido acceso privi-
legiado todas las empresas de los países miembros. Su
gran dimensión y su apertura han sido un importante
motor de la economía europea. Actualmente, este
mercado se ha convertido en sólo una parte del
mercado global, en la que concurren empresas de
todo el mundo. Y Europa percibe que en su propio
mercado saben competir mejor las empresas no euro-
peas, y que muy pocas de sus empresas son capaces
de utilizar la globalización en ambos sentidos.
Muchas de las empresas europeas no consiguen ser
competitivas en el mercado global y se ven víctimas
del mismo. Y es a estas empresas a las que la innova-
ción tecnológica puede salvar. Mas para que esto
suceda, será preciso crear condiciones que les ayuden
a subsanar sus deficiencias tecnológicas. Este debe ser
el objetivo que Europa ha de fijarse a sí misma para
los próximos años.

La necesidad de una mayor


prioridad política a los problemas
de innovación de los países de la
Europa del sur

Cotec Europa, el proyecto de colaboración empresa-


rial impulsado por las instituciones Cotec de España,
de Italia y de Portugal, celebró, el 16 de febrero de
2006 en el Palacio de El Pardo en Madrid, su II
Encuentro sobre innovación, presidido por S.M. el
Rey y los Presidentes de la República Italiana, Carlo
Azeglio Ciampi, y de la República de Portugal, Jorge
Sampaio, como Presidentes de Honor de las institu-
ciones Cotec de sus respectivos países.
Asistieron al acto más de doscientos representantes de
empresas e instituciones integradas en los tres Cotec,
además de numerosas autoridades políticas y acadé-
micas. Por parte de Italia participaron Claudio Scajo-
la, Ministro de Actividad Productiva, Lucio Stanca,
Ministro de Innovación y Tecnología y Guido Possa,
Viceministro de Educación, Universidades e Investi-
gación. Por parte de Portugal participaron Manuel
Pinho, Ministro de Economía e Innovación y José
Mariano Gago, Ministro de Ciencia, Tecnología y
Educación Superior. Y por parte de España, M.ª Teresa
Fernández de la Vega, Vicepresidenta Primera del
Gobierno, María Jesús San Segundo, Ministra de
Educación y Ciencia, José Montilla Aguilera, Ministro
de Industria, Turismo y Comercio, y Elena Salgado,
Ministra de Sanidad y Consumo.
Durante el Encuentro, los presidentes de Cotec Espa-
ña, José Angel Sánchez Asiaín, de Cotec Italia, Giulia-
no Urbani, y de Cotec Portugal, Francisco Murteira
Nabo, resumieron los principales mensajes conteni-
dos en el documento “La necesidad de una mayor
prioridad política a los problemas de innovación de
los países de la Europa del sur”, aprobado en dicho
acto y que recoge las propuestas de Cotec para mejo-
rar la futura política de innovación europea. También
intervinieron el Profesor Giuliano Amato, que expuso
su visión de la necesidad de acciones dirigidas a
mejorar la productividad de todo el tejido productivo
europeo, y el Presidente del Parlamento Europeo,
Josep Borrell, que trasladó la inquietud parlamentaria
sobre estas mismas cuestiones.
La Comisión Europea ha sido siempre sensible a la
necesidad de crear en Europa conocimiento científico
y tecnológico y, por eso, ha desarrollado decidida-
mente políticas de fomento de la investigación. Sin
embargo, hasta el momento, la preocupación por la
innovación, entendida como la conversión del cono-
cimiento científico y tecnológico en productos y
procesos, no ha estado nunca entre las prioridades de
la política de la UE, más orientadas hacia la investiga-
ción, que genera ciencia y tecnología, pero en mucha 55
menor medida hacia las restantes actividades necesa-
rias para convertir ese conocimiento en valor econó-
mico, es decir, no ha habido una política integral del
proceso de innovación.
De esta forma, el diseño de las ayudas comunitarias ha
estado alejado de una parte muy importante de los
sectores tradicionales y, por tanto, de las empresas del
sur de Europa, y cuando estas empresas han podido
acceder a los programas de ayuda, lo han hecho como
simples acompañantes. El mayor beneficio que han
obtenido estos países, ha sido la mejora de sus siste-
mas públicos de investigación que han podido apren-
der de sus colegas empresariales y académicos del
resto de Europa y, en muchos casos, contribuir brillan-
temente al éxito de los proyectos.
Desgraciadamente, los desarrollos tecnológicos resul-
tantes de estas participaciones, muy raramente pudie-
ron ser aprovechados por el tejido productivo de sus
países, que no tenían la capacidad tecnológica sufi-
ciente para absorberlos. La política comunitaria
nunca contempló programas orientados a la mejora
de esta capacidad de las empresas de los sectores
tradicionales ni, en general, de las empresas de
pequeña dimensión.
Una nueva política comunitaria que pueda ser apro-
vechada por tejidos productivos de baja capacidad
tecnológica debería añadir, al menos, tres nuevos
objetivos no previstos en el núcleo de la política
comunitaria tradicional: 1) el fomento de la transfe-
rencia de tecnología a los sectores productivos con
menor capacidad tecnológica; 2) la generación de las
tecnologías específicas para mejorar su competitivi-
dad; 3) la modernización de la estructura productiva
mediante la creación de empresas basadas en tecnolo-
gía avanzada.
Dado el aumento exponencial del número y la varie-
dad de los beneficiarios, fundamentalmente pequeñas
y medianas empresas de multitud de sectores, los
nuevos objetivos exigen muchos más recursos y agen-
tes especializados para llevar a cabo la aplicación de
los nuevos instrumentos requeridos.
Pero no debe olvidarse que la política europea de
innovación partió de una particular interpretación del
artículo 163 del Tratado que dice: “La Comunidad
tiene como objetivo fortalecer las bases científicas y
tecnológicas de su industria y favorecer el desarrollo
de su competitividad internacional”. Así se interpretó
que el objetivo debía ser estimular la competitividad
de las grandes empresas de los sectores tecnológicos
más avanzados. Y esta fue la razón de ser del Programa
Marco de Investigación y Desarrollo Tecnológico.
57

Esta interpretación, que ha tenido su éxito, ha demos-


trado ser insuficiente para estimular la productividad
de las economías europeas al haber marginado la
preocupación por la productividad de todos los secto-
res económicos, una preocupación que Estados
Unidos tenía en aquellas fechas.
Cotec Europa está convencida de que nada impide una
interpretación complementaria del Tratado que haga
posible poner en práctica sus recomendaciones. Y en este
sentido interpreta que la Comisión ha dado los primeros
pasos en esta dirección con su Comunicación sobre pers-
pectivas financieras para el período 2007-2013, presen-
tada en julio de 2005, en la que propone la creación de
un Programa Marco de Innovación y Competitividad
(PIC). Aunque, desgraciadamente, ni su ambición, ni su
diseño, ni su dotación presupuestaria hacen de él, el
instrumento adecuado para la política de innovación
que Cotec considera necesario.
Proyectos de cooperación
tecnológica de empresas
e instituciones de los tres
Cotec
El I Encuentro de Cotec Europa en
Roma, en mayo de 2005, fue aprove-
chado para crear un marco en el que
las empresas e instituciones de los tres
Cotec pudieran colaborar ventajosamente para la
realización de proyectos tecnológicos. Los gobiernos
de los tres países acogieron esta iniciativa comprome-
tiéndose a apoyarla. El II Encuentro de este año en
Madrid, sirvió de motivo para nuevas reuniones de
los participantes en estos proyectos y para la creación
de uno nuevo.
El proyecto sobre el sistema de gestión de transporte
de carga multimodal interoperativo (MULTIS, del
inglés MULtimodal freight Transport Interoperable
manegement System), es una iniciativa piloto dirigida a
58 facilitar el flujo de distribución de contenedores
mediante la integración de los diferentes modos de
transporte. Están colaborando en este proyecto las
empresas Elsag-Amtec del grupo Finmeccanica, CRF
del Grupo Fiat y ANAS de Italia, INESC y DMR
Consulting de Portugal y DMR Consulting de España.
Basado en la agenda de investigación estratégica de la
plataforma tecnológica europea de fabricación, Manu-
future, participantes de los tres países iniciaron el
proyecto Produsys, orientado a investigar en las áreas
de maquinaria y sistemas de fabricación. Participan
en este proyecto el ITIA-CNR y el grupo SCM de
Italia, INESC, Caixa Geral de Depósitos y la Platafor-
ma Manufuture de Portugal, y Fatronik, Tecnalia e
INESCOP de España.
Para mejorar la comprensión y evaluación de los ries-
gos de movimientos sísmicos y volcánicos, mediante
la investigación y el desarrollo de infraestructuras
tecnológicas permanentes, el Istituto Nazionale di
Geofisica e Vulcanologia de Italia, el Instituto Superior
Técnico de Portugal y el Instituto Geográfico Nacio-
nal han puesto en marcha la iniciativa Eurotellus, que
diseñará proyectos para ser desarrollados por empre-
sas de los tres países.
El nuevo proyecto de cooperación DIPEXMED, cuyo
objetivo es desarrollar metodologías de extracción de
productos de alto valor añadido en el sector de la
alimentación mediante la utilización de fluidos super-
críticos, está coordinado por el centro tecnológico
Ainia de Valencia. Participan en el proyecto las
empresas españolas Altex, Exxentia, Monteloeder y
Solutex, la Universidade Nova de Lisboa y las empre-
sas Fomento da Industria de Tomate, S. A. y Sovena
de Portugal, y la Università di Salerno y la empresa
CRDdCA de Italia.
60
4
Hacia una mejora en la competitividad de las empresas
M
ediante análisis horizontales de los factores que pueden
contribuir a la productividad y análisis verticales de secto-
res o tecnologías que presentan oportunidades empresaria-
les, Cotec trata de ayudar a la competitividad de las
empresas.
La Colección de Documentos de Oportunidades Tecnológi-
cas, que pretende ofrecer a las empresas, de todos los
sectores y tamaños, nuevas tecnologías de aplicación para
sus procesos, incorpora este año el documento dedicado a
“Robótica y Automatización”, tecnologías capaces de
aumentar notablemente la productividad y la calidad, y
de reducir el riesgo laboral.
Por otra parte y dada la gran capacidad existente en
España de desarrollo de la biotecnología, especialmente en
el área de la salud, en el último año Cotec ha publicado
un informe sectorial sobre “Biotecnología en la medicina
del futuro”. En este documento, para cuya elaboración se
ha contado con la colaboración de unos cuarenta expertos,
se describe la mayoría de las aplicaciones actuales y posi-
blemente futuras de las ciencias biotecnológicas en este
campo.
Con el fin de abordar aspectos de interés general del siste-
ma de innovación, Cotec inició la colección de Estudios de
la que ya se han editado más de treinta títulos. Dentro de
esta colección, este año se ha publicado el documento
“Creatividad e innovación en la práctica empresarial”,
que contempla este factor crucial como punto de partida
de todo proceso innovador.
Robótica y automatización

La robótica y la automatización están íntimamente


ligadas y se caracterizan por integrar tecnologías
capaces de aumentar notablemente la productividad,
abaratando los precios de los productos tanto de alta
tecnología como artesanales, de facilitar la diversifica-
ción de la producción mediante su flexibilización, y
de mejorar la calidad y la seguridad de las condicio-
nes de trabajo, especialmente en tareas peligrosas.
Ambas tecnologías están muy presentes en el tejido
industrial español, sobre todo en sectores como auto-
moción, transformaciones metálicas, químico o textil,
siendo España el séptimo país del mundo por número
de robots industriales instalados, con un total de
22.000 en 2004, según el último informe elaborado
por UNECE/IFR. En este mismo informe se menciona
que en 2004 la población de robots industriales en el
mundo era cercana a los 850.000 ejemplares, de los
cuales el 42% se encontraba en Japón.
Pero España también tiene un importante potencial de
desarrollo en la utilización de estas tecnologías en
sectores productivos como la construcción o la
alimentación, y en robótica de servicios en actividades
como la medicina o la asistencia a personas mayores o
discapacitadas, ya que, aun siendo elevado el peso
conjunto de estos sectores en nuestra economía, su
grado de automatización es todavía muy escaso.
Cotec ha editado un documento sobre “Robótica y
Automatización”, que es el número 23 de su Colec-
ción de Documentos sobre Oportunidades Tecnológi-
cas, con el ánimo de mostrar los beneficios de su
utilización, tanto para la producción y la gestión
empresarial como para la mejora de la calidad de vida

63
de los ciudadanos. En él se recoge una descripción de
los equipos y las tecnologías implicadas (máquinas,
controladores, comunicaciones, software, microsiste-
mas y nanotecnologías, etc.) y un amplio análisis de
aplicaciones en los sectores más tradicionales y en
aquellos otros potencialmente innovadores. Se
completa el libro con una relación de referencias
sobre la materia y un exhaustivo inventario de univer-
sidades, centros tecnológicos y empresas dedicadas a
este sector en España.
En el sector de la robótica y la automatización no
solamente se producen sistemas, equipos, hardware y
software de uso estándar, sino que también se diseñan
e integran sistemas para soluciones “llave en mano”,
adaptándose a las necesidades específicas de cada
empresa, en muchos casos dinámicas y reconfigura-
bles, y se desarrollan numerosas aplicaciones de servi-
cios, tales como el mantenimiento y la actualización.
Su rapidez para incorporar nuevas tecnologías en los
productos y llevarlos al mercado lo convierte en uno
de los sectores más dinámicos.
Entre las ventajas proporcionadas por los sistemas
64 robotizados, en el documento se resaltan los siguientes:
■ La mejora de la productividad: la introducción de
robots en operaciones tales como soldadura, mani-
pulación de productos, pintura, ensamblado, alma-
cenaje o control de calidad, permite reducir sustan-
cialmente el tiempo de las operaciones, aumentan-
do la productividad y reduciendo los costes.
■ El aumento de la flexibilidad en la fabricación: los
sistemas robotizados actuales destacan por ser
máquinas y sistemas flexibles que pueden adaptar-
se a la fabricación de una familia de productos sin
la necesidad de que se modifique o se detenga la
cadena de producción.
■ Unas condiciones que aseguren la consistencia de
la calidad: La repetitividad de las tareas realizadas
por los robots y el control de productividad en
todos los ámbitos de la factoría permiten asegurar
un alto nivel de calidad del producto final.
Además, los sistemas robotizados no solamente se
emplean para la fabricación, sino también para
medir la calidad del producto final mediante siste-
mas mecánicos (palpadores) u ópticos (láser).
■ La maximización de la seguridad en el trabajo: la
introducción de robots en operaciones tales como
soldadura y pintura o manipulados de sustancias
peligrosas o de materiales a altas temperaturas
permiten la eliminación de tareas laborales penosas
y la disminución de accidentes laborales.

Principales aplicaciones más recientes


Tradicionalmente las aplicaciones de la robótica y la
automatización estaban centradas en los sectores
manufactureros más desarrollados para la producción
masiva, como son los casos ya mencionados de la
industria del automóvil, de transformaciones metáli-
cas, la industria química, etc. Sin embargo, el peso de
nuevas aplicaciones en sectores productivos como la
construcción, alimentación, agricultura, y de servicios
como la medicina o la asistencia a personas mayores o
discapacitadas, ha aumentado de forma significativa
durante la última década, creando nuevas oportuni-
dades tecnológicas.
Los robots de servicios son aquellos que de forma
semiautomática o totalmente automática realizan acti-
vidades dirigidas a mejorar la condición vital de las
personas o al mantenimiento de infraestructuras y
equipos, excluidas las operaciones de fabricación. En
este ámbito existen algunos desarrollos sorprendentes
capaces de ayudar en el cuidado de las personas
discapacitadas o mayores, como por ejemplo una silla
de ruedas servocontrolada desde un computador que
incluye un brazo muy ligero, capaz de proporcionar
al usuario una gran movilidad a la vez que le permite
realizar tareas como abrir la puerta o lavarse los dien-
tes. Otro ejemplo más avanzado son los robots “esca-
ladores” que no solamente se mueven conjuntamente
con la silla de ruedas, sino que también pueden
moverse de manera independiente por el entorno
doméstico, superando obstáculos, de forma que
pueden hacer recados para el usuario como traerle un
libro o las gafas, apagar el microondas, etc.
A pesar del importante papel económico y social
del sector de la construcción, su nivel de automati-
zación sigue siendo uno de los más bajos entre los
sectores productivos. En la última década se han
realizado importantes esfuerzos, sobre todo en
Japón, con desarrollos como el proyecto “SMART”
que consiste en una factoría automatizada cubierta,
que cuenta con grúas robotizadas para el transpor-
te y ensamblado de pilares y vigas de estructura
metálica, y con robots de soldadura y de reparto y
compactación del cemento de los forjados, de
forma que, una vez terminada la construcción de
una planta, toda la factoría se eleva y continúa con
la construcción de la siguiente. También se han
desarrollado varios robots de ensamblado para la
construcción de paredes de gran tamaño utilizando
ladrillos, bloques o piezas prefabricadas.
Los sistemas de automatización del funcionamiento
interior de una vivienda domótica están despertando
un interés creciente, tanto por parte de los usuarios
como de las empresas para su desarrollo, ya que
permiten un control continuo de factores fundamen-
tales para la habitabilidad y el confort en el hogar,
como la temperatura ambiental, la humedad o la
intensidad lumínica en función de las preferencias del
usuario. También incorporan electrodomésticos “inte-
ligentes” que permiten olvidarse de muchas tareas
domésticas, como es el caso de las lavadoras que se
ponen en marcha de forma automática al estar llenas,
frigoríficos que controlan la fecha de caducidad de los
productos o despensas que avisan cuando detectan
niveles críticos de productos.
El sector de la alimentación emplea una cantidad
importante de mano de obra en algunas operaciones
complejas y peligrosas como es el caso del despiece
en la industria cárnica, que necesita de una constante
adaptación debido a los diferentes tamaños y geome-
trías de las piezas, y en la que se utilizan herramientas
67
muy afiladas y con un alto riesgo de producir cortes.
Los sistemas automáticos de despiece más avanzados
utilizan sistemas de visión 3D con iluminación
estructurada que permite obtener el modelo 3D del
animal o porción que se va a despiezar, y determina,
mediante un sistema experto, dónde hay que efectuar
los cortes para que las piezas resultantes sean de un
tamaño y peso parecido.
La automatización en medicina está muy dedicada a
cubrir la necesidad de una elevada seguridad y preci-
sión en las operaciones a realizar, que requiere contar
con una realimentación sensorial rápida y fiable, tanto
visual como de tacto y fuerza, especialmente en los
equipos para operaciones quirúrgicas. La laparoscopia
y la endoscopia son las áreas más activas de la roboti-
zación médica, pues permiten reducir la mayor agre-
sividad de la cirugía tradicional al examinar o incluso
operar al paciente con una mínima intervención a
través de incisiones de tres a doce milímetros.
Biotecnología en la medicina del
futuro

La biotecnología es una ciencia y un conjunto de


tecnologías en las que están implicadas, entre otras, la
biología, la bioquímica, la genética, la virología, la
agronomía, la ingeniería, la química, la medicina, la
veterinaria y el estudio del medio ambiente. Dada su
complejidad, se han elaborado muchas definiciones,
resultado de su observación desde diferentes enfo-
ques, que tienen en común el empleo de seres vivos,
sus procesos o sus productos para la obtención de
beneficios mediante la modificación de éstos y la de
su entorno. La OCDE la define de manera general
como “la aplicación de la ciencia y la tecnología a
organismos vivos, así como también a partes, produc-
tos y modelos de los mismos, para alterar materiales
vivos o no vivos para la producción de conocimien-
tos, bienes y servicios”.
Desde la antigüedad, los procesos biotecnológicos
han sido utilizados por el ser humano en actividades

68
tales como la fabricación de pan, queso o cerveza, el
mejoramiento de cultivos y de animales domésticos o
la fertilización del suelo mediante la transformación
biológica de residuos orgánicos. La producción y uso
de vacunas para prevenir enfermedades humanas y
animales, o el desarrollo de nuevos fármacos o méto-
dos terapéuticos, constituyen ejemplos actuales de
aplicaciones en terapia sanitaria.
Con el fin de ofrecer un resumen del conocimiento en
la biotecnología dirigida al diagnóstico y la terapia en
el entorno de la salud, y sus aplicaciones actuales y
futuras, como fuentes posibles de creación de valor y
nuevos mercados en el sector de la biomedicina,
Cotec decidió elaborar un informe sectorial sobre
“Biotecnología en la Medicina del Futuro”, en el que
han participado numerosos expertos en este ámbito
del entorno académico y empresarial.
Generalmente se considera que la biotecnología
moderna surge a partir de los años setenta como
consecuencia de los avances en biología molecular e
ingeniería genética, que conducen, entre otros objeti-
vos, a un gran progreso en el conocimiento de las
bases moleculares de las enfermedades humanas.
Básicamente, estas tecnologías implican la recombina-
ción del ADN, es decir, la combinación de materiales
genéticos (genes o fragmentos de genes) que en
condiciones naturales no están juntos, con el fin de
controlar su funcionamiento, la introducción de ese
ADN recombinante en una célula para que produzca
una proteína en las condiciones deseadas, y la
producción a gran escala de esa proteína. El simple
concepto de poder combinar material genético de
diferente origen mediante un desarrollo tecnológico
estándar, ha posibilitado durante las dos últimas
décadas la obtención de nuevas sustancias terapéuti-
cas, vacunas y anticuerpos, y está revolucionando el
tratamiento de algunas enfermedades genéticas.
Estos avances de la biotecnología ofrecen grandes
posibilidades de desarrollo de innovaciones tecnoló-
gicas ya que, entre otros factores, están contribuyen-
do a la obtención de nuevos fármacos biológicos de
muy difícil o imposible obtención por los métodos
clásicos. Proporcionan nuevos métodos para la
producción a gran escala y menor coste de sustancias
ya existentes, que son significativamente más eficaces,
constituyen la base para nuevas pruebas de diagnósti-
co más sensibles y específicas, permiten ampliar el
espectro, el enfoque y la seguridad de nuevas vacu-
nas, contribuyen a que los tratamientos médicos sean
más eficaces, preventivos y personalizados, y permi-
ten desarrollar terapias capaces de corregir el agente
acusante de una enfermedad, en lugar de aliviar sus
síntomas.
En España se ha producido en los últimos años un
gran aumento del esfuerzo dedicado a la investigación
en biotecnología, lo que ha permitido la generación
de conocimiento y la adquisición de experiencia,
hasta el punto de haber favorecido significativamente
el caldo de cultivo capaz de sustentar en el futuro
próximo la creación de un importante tejido de
empresas de base tecnológica en el sector.
En el informe Cotec sobre “Biotecnología en la Medi-
cina del Futuro” se describen distintas líneas de inves-
tigación y tecnologías del área de la biotecnología en
España, que están ya desarrolladas o se encuentran en
fase de desarrollo para ser aplicadas en el sector de la
salud humana. Esta descripción se ha centrado en
aquellas aplicaciones relacionadas con la enfermedad,
es decir, con la obtención de un diagnóstico, la crea-
ción de tratamientos terapéuticos o incluso la estima-
ción del pronóstico de dichos tratamientos aplicados
a determinadas patologías y pacientes, en los que la
biotecnología tiene un papel fundamental.
Por otra parte, el documento ofrece una breve visión
sobre cómo ha evolucionado el sector empresarial de
la biotecnología en los últimos años, con algunos
apuntes de modelos de gestión en este sector y de
aquellos aspectos con mayor incidencia en el negocio,
como son la propiedad intelectual, los asuntos rela-
cionados con la estricta regulación nacional e interna-
cional de este campo, y con la política de precios y
reembolso.
Uno de los anexos incluidos al final del documento
contiene un resumen del sistema español de innova-
ción con aquellas singularidades propias del sistema
en este sector, que termina con una lista de las consi-
deraciones de mayor relevancia necesarias para favo-
recer su éxito futuro en nuestro país.

71
Creatividad e innovación en la
práctica empresarial
El fenómeno de la creatividad ha sido profusamente
analizado con múltiples y diferentes enfoques en la
literatura, desde su base psicológica, su componente
artística o su carácter en ocasiones único o genial,
hasta la “mecánica” más o menos rutinaria facilitadora
de la resolución de problemas, basada en la creativi-
dad. Pero el hecho creativo constituye, además, una
parte esencial del proceso de innovación, por lo que
esta actividad es también imprescindible en toda
empresa cuya competitividad se apoya en la actividad
innovadora.
Por eso, Cotec ha querido analizar esta cuestión en el
Estudio “Creatividad e innovación en la práctica
empresarial”, que es el número 30 de la colección,
con el objetivo de ofrecer información sobre los
componentes básicos de este proceso, y de estudiar su
papel y las vías de fomento del proceso de innovación
en el entorno empresarial.
La creatividad ha sido siempre una componente
esencial de la empresa, pues ésta surge y se desarrolla
con innovaciones, es decir, de la aplicación práctica o
explotación comercial de una idea. En el contexto
actual, la innovación se ha convertido en un factor
fundamental para la supervivencia de las empresas,
lo que implica la necesidad de fomentar de forma
72
activa y constante la creatividad dentro de las organi-
zaciones, en lugar de esperar a que ésta aflore
de manera espontánea. Por
otro lado, la empresa consti-
tuye un instrumento esen-
cial del que dispone la
persona creativa para poner
en práctica sus ideas y llevarlas hasta su explotación
comercial, transformándolas en innovación.
Se considera que todas las personas tienen capacidad
para generar ideas, por lo que son potencialmente
creativas, aunque hay variación entre ellas. El
desarrollo de la creatividad en la empresa, además de
depender de una diversidad de factores personales de
tipo psicológico, intelectual, social, cultural, etc.,
también está condicionado por el compromiso de la
dirección a la hora de establecer las condiciones más
favorables para que se manifieste la actitud creativa de
sus trabajadores.
Este Estudio consta de dos partes, una primera en la
que se aborda un conjunto de reflexiones teóricas
relacionadas con la naturaleza de la actitud creativa y
sus elementos conceptuales, así como la importancia
de la aplicación de la creatividad en el ámbito empre-
sarial; y una segunda parte en la que se analiza el
modo en que las organizaciones empresariales
pueden incorporar la creatividad en sus procesos, a
través del análisis de las distintas fuentes de genera-
ción de ideas.
74
5
La innovación en la economía
C
otec ha emprendido recientemente un conjunto de acciones
con el objetivo de contribuir a aumentar el conocimiento
de que disponemos sobre el proceso de innovación en
España y sus efectos en la economía. Su objetivo es
ayudar a diseñar políticas empresariales y públicas más
eficientes.
Entre estas iniciativas figura el Panel de Innovación
Tecnológica (PITEC), que cuenta con el respaldo y la cola-
boración de la FECYT y el INE, y cuyo principal objetivo
es ofrecer una herramienta estadística a los investigadores
de la innovación.
Este panel permitirá analizar la evolución de las activida-
des tecnológicas de un colectivo de más de 8.500 empresas
del que se proporcionarán observaciones continuadas en el
tiempo.
También servirá de base para desarrollar una masa
crítica de investigadores en esta área. Con este mismo
objetivo, Cotec y la FECYT han emprendido la creación
de una Escuela de Economía de la Innovación, que será
un foro de formación, encuentro y discusión en torno a
los temas de innovación tratados desde la perspectiva
económica.

76
Panel de innovación tecnológica
(PITEC)
El papel de la innovación como factor determinante del
crecimiento económico y de la competitividad de las
empresas es hoy una cuestión generalmente aceptada.
Sin embargo, el análisis y comprensión de la innova-
ción, una de las principales preocupaciones de Cotec,
se ha visto enormemente frenado por la inexistencia de
datos recogidos y depurados de forma sistemática.
Seguramente también por esta razón, dentro del área
económica, la economía de la innovación sólo ha atraí-
do en nuestro país a un reducido colectivo de investi-
gadores, que se enfrentan a la dificultad de no disponer
de datos de calidad que respalden sus investigaciones.
Para tratar de contribuir a solventar esta escasez de
información homogénea y sistemática, Cotec se plan-
teó la posibilidad de construir un panel de datos que
proporcionara observaciones continuadas en el tiem-
po sobre un amplio colectivo de empresas, ya que
ésta sería una herramienta estadística idónea para el
estudio del comportamiento innovador de nuestro
tejido empresarial.
Dos circunstancias han hecho posible que esta idea se
haya hecho realidad: por una parte, el acuerdo de cola-
boración con el Instituto Nacional de Estadística (INE),
que tiene una experiencia de más de diez años en la
realización de la Encuesta de Innovación Tecnológica y
dispone de la infraestructura y el personal necesario
para abordar la construcción de un panel de estas carac-
terísticas: y, por otra, el apoyo de un grupo de investiga-
dores económicos experimentados en la construcción e
interpretación de este tipo de estadísticas.
Así se diseñó el Panel de Innovación Tecnológica
(PITEC) como un instrumento estadístico que propor-
cione observaciones continuadas en el tiempo sobre
un colectivo de empresas, que permitan analizar los
cambios que se producen en sus comportamientos y
sirvan de base para la realización de trabajos científi-
cos orientadores de futuras políticas públicas y empre-
sariales.
El Panel cuenta con una muestra de más de 8.500
empresas para las que se obtendrán anualmente datos
de más de 200 variables, que recogen aspectos funda-
mentales para el análisis de las actividades de innova-
ción tecnológica de las empresas, como la realización
de distintas actividades de innovación, los recursos
dedicados y sus resultados, y otros aspectos que influ-
yen en estas actividades como la financiación, la
cooperación o la organización, entre otros.
En 2006 el Panel ha contado, por primera vez, con
datos correspondientes a dos años (2003 y 2004) lo
que permitirá a los grupos de investigación
iniciar trabajos de análisis de la evolución
temporal de las actividades de innovación en
las empresas españolas, que se verán enrique-
cidos en sus resultados y conclusiones, a
medio plazo, cuando se disponga de series
temporales de datos más amplias.
Con el fin de presentar las principales caracte-
rísticas del Panel de Innovación Tecnológica y
los resultados de un ejercicio de análisis de las activida-
des de innovación de las empresas realizado a partir de
los resultados del primer año, Cotec ha publicado en el
último ejercicio un documento específico sobre PITEC,
que es el número 31 de su Colección de Estudios, en el
que se realiza una primera exploración de las posibili-
dades de análisis que permite realizar este instrumento,
que puede ser muy útil para profundizar en el conoci-
miento del proceso de innovación en las empresas.
Escuela de economía de la
innovación

Otra de las dificultades para avanzar en el conoci-


miento del proceso innovador y sus efectos económi-
cos es la ausencia en nuestro país de una masa crítica
de investigadores en esta área. Por este motivo, y con
el respaldo de la FECYT, Cotec ha promovido la crea-
ción de una escuela de economía de la innovación en
el seno de los programas de la Universidad Interna-
cional Menéndez Pelayo.
Esta escuela pretende impulsar la formación especiali-
zada en economía de la innovación, centrándose en el
estudio de la realidad española, en lo referente a las
actividades de innovación, el desarrollo de medios
para su mejor conocimiento y en los instrumentos de
política económica más adecuados para su estímulo.
Será también un foro de encuentro y discusión de
académicos españoles y extranjeros, de responsables
de la política tecnológica y de la información estadís-
tica, así como de estudiantes de doctorado, en torno a
temas relativos a la innovación tecnológica tratados
desde la perspectiva económica.

79
80
6
La innovación en la cultura
L
os conocimientos, los hábitos y los valores que tiene una
sociedad y que pueden transmitirse por imitación o ense-
ñanza constituyen su cultura. Para Cotec es muy impor-
tante que la innovación sea cada día más un elemento
relevante de la española.
Es obvio que los cambios culturales se producen lentamen-
te y que sólo una persistente demostración de la bondad
de nuevas pautas de comportamiento hace que se imiten y
difundan fuera de los colectivos que naturalmente los han
adoptado. Y para la cuestión que ahora nos ocupa, es
necesario tener en cuenta que la presencia de la innova-
ción en la sociedad es más que lo que en el mundo anglo-
sajón se viene llamando “public understanding of science”
e incluso más que la “culture scientifique, technologique et
industrielle” francesa.
De nuevo este año, algunas de las actividades han estado
orientadas a aportar conocimiento y argumentaciones
para que la actitud innovadora sea más entendida y
mejor valorada por el ciudadano español. Este es el caso
del nuevo libro publicado dentro de la Colección de Clási-
cos de Gestión de la Innovación sobre “Capacidades
Empresariales para la Innovación” de Dorothy Leonard, y
de la nueva Colección de Ensayos que Cotec ha iniciado
este año con la publicación de la obra de José Angel
Sánchez Asiaín sobre “La tecnología y la innovación como
soporte del desarrollo”.
La tecnología y la innovación como
soporte del desarrollo
La escasa atención a la ciencia, a la investigación, a la
tecnología y a la innovación es actualmente uno de
los problemas que más preocupa a Europa y que, en
mayor medida, amenaza la competitividad de nuestro
país. Sin embargo, se trata de un viejo problema que
ahora surge en un marco y con una política de
desarrollo que lo hace más visible y, desde luego, más
83
preocupante; un problema que debe ser analizado
desde una perspectiva histórica, para tratar de
comprender sus orígenes y poder reflexionar sobre
posibles soluciones.
Por esta razón Cotec ha querido publicar, dentro de
una nueva Colección de Ensayos, la obra de José
Angel Sánchez Asiaín sobre “La tecnología y la inno-
vación como soporte del desarrollo”, en la que recoge
algunos de los planteamientos y conclusiones que
expuso durante sus intervenciones en sesiones de la
Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, entre
los años 1993 y 2004. En ellas analizaba, a partir de
la experiencia y la evolución del conocimiento adqui-
rido desde Cotec, el déficit tecnológico de España
como un problema económico, pero también, y muy
especialmente, cultural, una cuestión que siempre ha
preocupado a Cotec como condición indispensable
para el desarrollo de la innovación y el progreso en
las sociedades avanzadas.
El documento hace un recorrido de la historia recien-
te de España para situar el origen de ese déficit y
analizar por qué ni la ciencia ni la empresa han sido
instituciones que han gozado en el pasado del apoyo
y comprensión necesarios por parte de la sociedad
española. En este sentido, señala que España ha
seguido desde siempre una trayectoria claramente
divergente respecto a los países desarrollados que
contribuyeron activamente a la revolución científica,
encontrando los primeros antecedentes significativos
en lo que se ha llamado “el fracaso de la revolución
industrial”, y lo que desde finales del siglo XVIII se
conoce como “la polémica sobre la ciencia española”,
en alusión a lo que un siglo más tarde Santiago
Ramón y Cajal calificaría como “situación no ya de
decaimiento, sino de postración” de la tarea científica.
Tampoco la estrecha alianza entre investigación e
industria, forjada en la mayor parte de los países
avanzados antes de la segunda mitad del pasado siglo,
cristalizó en ningún momento en España, en gran
medida porque, en las primeras décadas del siglo XX,
la Guerra Civil y el aislamiento económico y cultural
trajo como consecuencia la no participación de nues-
tro país en el ingente esfuerzo bélico de la Segunda
Guerra Mundial.
Esta situación tuvo consecuencias negativas para el
84
sistema productivo y para el sistema español de cien-
cia y tecnología, consolidándose una estructura
productiva escasamente competitiva y poco eficiente,
construida exclusivamente sobre la demanda interna.
Esto provocó que la industria española se configurase
como un sector de dimensiones insuficientes, finan-
cieramente insano y, sobre todo, al margen de la
competencia internacional. Además, las prácticas
proteccionistas estimularon una especialización en
sectores de trabajo intensivo y de baja complejidad
tecnológica.
Estos antecedentes han dado lugar a una determinada
manera de ver las cosas, a una escasa cultura tecnoló-
gica responsable en gran parte de un agudo problema
de competitividad que todavía subsiste. Y, aunque
cambiar la cultura de una sociedad no es tarea senci-
lla en la medida en que para ello se requieren marcos
institucionales adecuados, una cierta masa crítica y
una decidida voluntad de hacerlo, es ahí donde
deben centrarse los principales esfuerzos. Porque es
precisamente ese cambio de percepción el que empie-
za a configurar el futuro industrial de las sociedades
más avanzadas y el que debería hacer posible la mejo-
ra de la competitividad española.
En cualquier caso, el documento también reconoce que
las cosas están cambiando y que el perfil y la intensi-
dad de la innovación tecnológica han experimentado,
sobre todo en la última década, un cambio significativo
y positivo de clima y de tendencia. Porque hace apenas
diez años el problema del déficit tecnológico, signifi-
cando con esa expresión tanto un déficit en las activi-
dades de I+D cuanto de innovación en sentido estricto,
esto es, de cambios de procesos y productos, era espe-
cialmente grave en la medida en que España mantenía
un perfil muy bajo de percepción, de entendimiento y
de comprensión de este proceso.
Y hoy, sin embargo, existe ya un cierto grado de sensi-
bilidad social sobre el papel que en lo económico
juega la innovación, y en las políticas públicas se
aprecia no sólo un significativo incremento de los
recursos públicos destinados a I+D, sino también la
fijación de ambiciosos objetivos programáticos: unos
objetivos que tratan de disciplinar los distintos subsis-
temas del sistema de innovación y de facilitar la
proyección del potencial científico-tecnológico, acumu-
lado desde los años ochenta, a la resolución de los
problemas de competitividad de la economía y a la
satisfacción de otras necesidades y demandas, como
las de la salud o las de la gestión responsable del
medio ambiente.
Capacidades empresariales para la
innovación
Cotec ha editado un nuevo título dentro de su Colec-
ción de Clásicos de Gestión de la Innovación sobre las
“Capacidades empresariales para la innovación”, una
obra de Dorothy Leonard, que ocupa la Cátedra
William J. Abernathy de Administración de Empresas
en la Universidad de Harvard, en la que se describe
cómo la gestión estratégica del activo de conocimien-
to tecnológico de una empresa es esencial para su
supervivencia en el mercado.
El libro analiza con detalle el tipo de competencias
estratégicas que hace que una empresa compita con
éxito en el mercado y cómo este activo esencial debe
crearse, acrecentarse y adaptarse para mantener la
ventaja competitiva. Estas competencias, que consti-
tuyen un sistema de varias dimensiones, dan lugar a
un conocimiento interno de la compañía, creado a lo
largo de años, que es de difícil imitación.
El conocimiento técnico y tecnológico reside en los
empleados y en los sistemas físicos internos, pero su
utilización eficiente se asienta en el sistema de gestión
y motivación y en los valores que defiende y estimula
la compañía. A lo largo del libro, y mediante una serie
de casos reales, se muestra cómo gestionan este activo
algunas de las compañías innovadoras de mayor
éxito, y la característica común a todas ellas es que
sus gestores participan de un modo directo en la crea-
ción y renovación del acervo de conocimiento que
crea la ventaja competitiva.
Un aspecto importante al que se refiere el documen-
to es la posibilidad de que, en algunos casos, la falta
de visión de los directivos pueda provocar que estas
competencias básicas lleguen a su obsolescencia y se
conviertan en rigideces que destruyan la competiti-
vidad en lugar de impulsarla. Para evitar esta situa-
ción, la empresa debe establecer puentes con el exte-
rior que faciliten el conocimiento del mercado,
detecten necesidades latentes de los usuarios, identi-
fiquen fuentes posibles de conocimiento, su transfe-
rencia e integración en la organización, al tiempo
que el sistema de gestión y los valores y normas de
la compañía actúen como motores para una mayor
implicación y satisfacción de todos los miembros de
la organización.
Contempla también los procesos de transferencia e
incorporación de la tecnología, en un sentido amplio,
tomando casos reales de localización de empresas
occidentales en China, Japón y Singapur, y analizan-
do los métodos de gestión, la motivación y valores en
diferentes culturas, los problemas de la transferencia
del sistema de competencias estratégicas, el aprendi-
zaje de fuentes tecnológicas y de mercados externos,
así como sus riesgos y beneficios.

87
88
7
Las actividades tradicionales
en la nueva orientación estratégica
L
a reorientación estratégica de Cotec ha dado lugar a la
creación y el inicio de las actividades de cuatro nuevas
comisiones de trabajo: Comisión de Gobernanza de la
Innovación, Comisión de Competitividad y Tecnología,
Comisión de I+D Empresarial y Comisión de Entorno
Social.
Cada una de estas comisiones ha asumido los nuevos
mandatos de acuerdo con los objetivos marcados por el
Patronato a través de las líneas estratégicas del nuevo
plan, y ya están trabajando en actividades concretas de
sus ámbitos de competencia.
Respondiendo también a la nueva estrategia de Cotec, una
de las actividades tradicionales, los Encuentros Empresa-
riales de Gijón, ha dedicado su 11.ª edición al análisis de
los “Servicios Intensivos en Conocimiento Tecnológico
(TKIBS)” por tratarse de un instrumento importante para
la competitividad de las empresas y las regiones.
En esa misma línea, el Club de Gestores de Innovación y
Tecnología de Cotec, que permite a los representantes de
los Patronos intercambiar experiencias y conocimientos,
celebró reuniones específicas para analizar y discutir
sobre dos cuestiones de actualidad fundamentales para el
fomento de la innovación como son los “Incentivos fisca-
les” y las “Plataformas tecnológicas”.
Las comisiones de Cotec comienzan
a trabajar de acuerdo con la nueva
orientación estratégica
Desde que se aprobó el nuevo Plan Estratégico, las
actividades que se han llevado a cabo en Cotec han
estado encaminadas a cumplir con la misión enco-
mendada. Estas actividades se han desarrollado a lo
largo del último ejercicio en unas nuevas comisiones
de trabajo definidas por las líneas estratégicas del
nuevo Plan y de las que se derivan los siguientes
mandatos:

Comisión de Gobernanza de la Innovación


Las actividades que atenderá esta comisión deberán
contribuir a entender el funcionamiento del sistema
español de innovación, de los sistemas regionales y del
de la Unión Europea. Su principal objetivo será
proponer recomendaciones destinadas tanto a los dife-
rentes agentes como a a la consecución de la articula-
ción óptima dentro de estos sistemas y entre ellos.

Comisión de Competitividad y Tecnología


Su principal objetivo será entender y explicar los efec-
tos de la tecnología en la competitividad de las
empresas y de los países. Se preocupará de que la
innovación, sobre todo la basada en tecnología, sea
una actitud más frecuente en el tejido empresarial
español, prestando especial atención a las empresas
tractoras de tecnología y a la colaboración tecnológica
entre las PYMES.

91
Comisión de I+D Empresarial
Su objetivo será la generación de tecno-
logía por las empresas, y para ello esta-
blecerá criterios de oportunidad para la
realización de I+D interna, difundirá
prácticas de gestión para los departa-
mentos empresariales de I+D y promo-
verá la colaboración entre las unidades
empresariales de investigación entre ellas y
con el sistema público de I+D.

Comisión de Entorno Social


Las actividades que promoverá esta comisión
deberán contribuir a que la ciencia, la tecno-
logía, la innovación y el espíritu emprende-
dor sean valores relevantes para la sociedad espa-
92 ñola. Con este fin estudiará los efectos sociales y
económicos de la innovación tecnológica y se preocu-
pará de transmitir a la sociedad los resultados de la
actividad de Cotec.
Los servicios intensivos en
conocimiento tecnológico se trataron
en un nuevo encuentro empresarial
de Cotec

Con el fin de analizar las posibilidades que ofrecen


los servicios intensivos en conocimiento a las regiones
y a las empresas, especialmente a las PYMES, Cotec
en colaboración con el Ayuntamiento de Gijón y el
Club Asturiano de la Innovación, organizó el 11.º
Encuentro Empresarial de Gijón bajo el título “Los
servicios intensivos en conocimiento tecnológico
(TKIBS, Technology-Based Knowledge Intensive Busines-
ses). Un instrumento para la competitividad de las
empresas y las regiones”. El encuentro, que se celebró
durante los días 19 y 20 de mayo de 2005 en el
Parque Científico Tecnológico de Gijón, contó con la
participación de más de medio centenar de expertos
de toda España, principalmente del mundo empresa-
rial, de la consultoría y la ingeniería, y de las adminis-
traciones públicas.
En el encuentro se puso de manifiesto la importancia
de este subsector de servicios para ayudar al resto del
tejido productivo, especialmente a las pequeñas y
medianas empresas, a que aumente su capacidad
tecnológica y, por tanto, a que sea más competitivo
contribuyendo así a un mayor desarrollo económico y
social.
El encuentro se dividió en tres sesiones repartidas a lo
largo de los dos días. La primera sesión se centró en
el papel de los TKIBS, empresas proveedoras de servi-
cios basados en el conocimiento tecnológico que
ayudan al proceso de innovación empresarial, bien
sea en el desarrollo de nuevos productos, en la mejora
de procesos, en la definición de sus estrategias, en sus
aspectos organizativos, en sus canales de comerciali-
zación o bien en otras áreas de negocio.
Se constató que, según datos recogidos en la Encuesta
Anual de Servicios del INE, los servicios a empresas
representaron en 2001 el 8% del mercado total de
servicios, lejos del 64% que alcanza el comercio, pero
equiparable al 6,5% del turismo o el 8% de los trans-
portes. Y dentro de los servicios prestados a empre-
sas, la suma de los servicios técnicos y de I+D repre-
sentaron el 22%.
En la sesión dedicada al papel de la Administración,
se destacó la necesidad de que las políticas tecnológi-
cas contemplen el apoyo al sector de los TKIBS, como
herramienta para el impulso de la innovación, y se
analizó el creciente papel de las administraciones
central, autonómicas y locales como proveedores de
servicios intensivos en conocimiento tanto para los
ciudadanos como para las empresas.
En la tercera sesión del encuentro los expertos deba-
tieron sobre las amplias posibilidades que ofrecen los
servicios tecnológicos para aportar soluciones a los
problemas de cualquier área de la empresa, con inde-
pendencia de su tamaño, y la existencia actualmente
en España de una oferta de empresas proveedoras de
este tipo de servicios, principalmente consultoras,
ingenierías y centros tecnológicos, capaces de ofrecer
esas soluciones. También concluyeron que el mercado
español de servicios tecnológicos debe perfeccionarse
con el fin de que la oferta disponible sea capaz de
satisfacer más adecuadamente y dar respuesta a las
nuevas necesidades y problemas de las empresas, una
cuestión en la que las administraciones públicas
tienen un reto importante en la promoción de este
tipo de servicios en todos los sectores.

95
Reunión del Club de Gestores de
Innovación y Tecnología de Cotec
sobre “Incentivos fiscales a la
innovación”
Con el objetivo de profundizar en el actual sistema de
incentivos fiscales a la innovación, el Club de Gesto-
res de Innovación y Tecnología de Cotec organizó una
reunión el 20 de diciembre de 2005 en la Universi-
dad Corporativa de Unión Fenosa, a la que asistieron
medio centenar de representantes de empresas e insti-
tuciones pertenecientes a Cotec.
En la reunión se contó con la experiencia del Ministe-
rio de Industria, Turismo y Comercio y del Ministerio
de Hacienda, en sus respectivas áreas de responsabili-
dad relacionadas con el funcionamiento de los incen-
tivos fiscales en la declaración del impuesto de socie-
dades.
La aplicación de los incentivos fiscales está muy facili-
tada cuando los conceptos de las distintos componen-
tes de la innovación están claramente definidos en la
gestión de los proyectos de la empresa. Entre los asis-
tentes a la reunión hubo un acuerdo generalizado
sobre el beneficio de gestionar los proyectos de I+D+i
con una documentación lo más completa posible y de
gran rigor, en la que se reflejen adecuadamente y bien
clasificados, tanto las actividades ejecutadas como los
96 gastos incurridos. La contabilidad analítica de costes
puede ser una herramienta de gran utilidad para este
objetivo.
Los criterios empleados para la aplicación de los
incentivos fiscales en España, aun siendo de los más
generosos internacionalmente y cubriendo un gran
espectro de las actividades innovadoras, difieren de
los conceptos de innovación incluidos en la 3.ª
edición del Manual de Oslo recientemente publicada,
pues no todo lo que la OCDE considera como inno-
vación es aceptado por la legislación actual española
para utilizarlo como deducción fiscal. Esta divergen-
cia fue considerada en la reunión como una posible
fuente de confusión a la hora de justificar las deduc-
ciones de los proyectos de innovación. La incertidum-
bre originada puede contribuir a una pérdida de
confianza por parte de las empresas a la hora de apli-
carse los beneficios fiscales en su declaración del
impuesto de sociedades.
Dirigido a solventar estos problemas de inseguridad,
la Administración puso en marcha el mecanismo del
Informe Motivado, elaborado por el Ministerio de
Industria, Turismo y Comercio, que es vinculante y
proporciona a la empresa la certeza jurídica de que
la Agencia Tributaria no cuestionará la naturaleza de
la innovación del proyecto que cuente con este
informe.
De acuerdo con los asistentes a la reunión, es impor-
tante resaltar que el Informe Motivado no es de uso
obligatorio para la aplicación y obtención de los
incentivos fiscales, pues dicho informe exige un
gasto de elaboración, que en ocasiones no es renta-
ble para las empresas.
Reunión del Club de Gestores de
Innovación y Tecnología de Cotec
sobre “Plataformas tecnológicas”
Con el fin de analizar y debatir sobre el papel que las
“plataformas tecnológicas” tendrán en el diseño de
prioridades del futuro VII Programa Marco de la
Unión Europea, el 12 de enero de 2006 se celebró, en
la sede de Telefónica de España, una nueva reunión
del Club de Gestores de Innovación y Tecnología de
Cotec, a la que asistieron 65 representantes de sus
empresas e instituciones.
Para poder comentar el papel que están jugando y
van a jugar las plataformas tecnológicas en el VII
Programa Marco, el CDTI introdujo brevemente el
estado actual de la preparación del programa, resal-
tando que se premiará la excelencia en los proyectos
de colaboración sin el actual condicionante del tama-
ño, se fomentará la movilidad de los investigadores, y
en el caso de las PYMES, centros tecnológicos centros
públicos de I+D, la subvención podrá llegar hasta el
75% de la financiación del proyecto.
Existen 30 plataformas tecnológicas europeas ligadas
a la mayoría de los sectores empresariales y del cono-
cimiento, y los asistentes a la reunión convinieron en
que es esencial estar presentes en ellas porque son y
serán los foros encargados de organizar la agenda
futura de I+D del sector correspondiente, y en ellas se
integran los principales protagonistas europeos del
mismo. Para algunas de estas plataformas, se han
creado las plataformas equivalentes en España que
pueden actuar como instrumentos de cohesión entre
empresas y centros de investigación públicos y priva-
dos de nuestro país, y constituir la vía de conexión
con la plataforma europea.
99

La Comisión Europea ha seleccionado seis áreas estra-


tégicas –nanotecnología, medicinas innovadoras,
hidrógeno, aeronáutica, sistemas empotrados, control
medioambiental y seguridad–, que forman las deno-
minadas Iniciativas Tecnológicas Conjuntas (JTI, Joint
Technology Initiatives) y cuentan con la participación
de miembros de una o varias plataformas. Tanto
desde las empresas como desde las instituciones
presentes en la reunión, se opina que la presencia de
nuestro país en las plataformas tecnológicas es escasa
y en las “iniciativas tecnológicas conjuntas” es aún
inferior o nula.
Entre los expertos asistentes a la reunión del Club,
hubo unanimidad en que las actuales plataformas
tecnológicas y las iniciativas tecnológicas conjuntas
están generalizando una forma de organización y de
asignación de los fondos, que ha sido habitual en
sectores como el de la aeronáutica, que les permite
llegar a definir las áreas o líneas estratégicas de las
convocatorias. Las iniciativas tecnológicas podrían
incluso llegar a influir en la adjudicación de fondos a
algunas áreas.
100
8
Fondo editorial
LIBROS
Colección Clásicos Cotec de Gestión de la Innovación
N.º 8: Capacidades empresariales para la innova-
ción. Su gestión, Dorothy Leonard (2005).
N.º 7: Usuarios y suministradores como fuentes de
innovación, Eric von Hippel (2004).
N.º 6: Estrategia de innovación, Alan West (2003).
N.º 5: Dinámica de la innovación tecnológica, James
M. Utterback (2001).
N.º 4: Desarrollo de nuevos productos. El papel de la
dirección, S.C. Wheelwright y K.B. Clark (2000).
N.º 3: Gestión de los recursos tecnológicos, Jacques
Morin y Richard Seurat (1998).
N.º 2: Temas de gestión de la innovación para cientí-
ficos e ingenieros, Michael K. Badawy (1997).
N.º 1: Gestión de la innovación tecnológica, Edward
B. Roberts (1996).

Colección Encuentros Empresariales Cotec


N.º 12: Los servicios intensivos en conocimiento tecno-
lógico (TKIBS). Un instrumento para la compe-
titividad de las empresas y las regiones (2006).
N.º 11: La ciudad del conocimiento. La respuesta de
la tecnología a los retos urbanos (2005).
N.º 10: Nuevos papeles de los centros tecnológicos:
empresas, redes y desarrollo regional (2004).
N.º 9: Nuevos mecanismos de transferencia de tecno-
logía. Debilidades y oportunidades del sistema
español de transferencia de tecnología (2003).
102 N.º 8: Empresas y administraciones públicas. El
papel de las administraciones en el fomento
de la innovación tecnológica (2002).
N.º 7: Creación de empresas innovadoras de base
tecnológica (2001).
N.º 6: Los parques científicos y tecnológicos. Los
parques en España (2000).
N.º 5: Internet y telecomunicaciones avanzadas para
el desarrollo de la innovación local (1999).
N.º 4: Telecomunicación e innovación en el desarro-
llo local (1998).
N.º 3: Innovación en la industria local (1997).
N.º 2: Innovación para el desarrollo local (1996).
N.º 1: Empresa e innovación en Extremadura (1996).

Colección Innovación Práctica


■ Papel de las administraciones en la gestión empre-
sarial de la innovación (2004).
■ Comunicar la innovación. De la empresa a los
medios (2004).
■ Innovación y medio ambiente. Aspectos tecnológicos,
económicos y políticas públicas (2004).
■ PYMES innovadoras (2002).
■ Innovación tecnológica. Ideas básicas (2001).
■ Casos iberoamericanos de innovación en operaciones
(2000).
■ Technology Strategy and Strategic Alliances. Selected
papers from the 1998 R&D Management Conference
(2000).
■ Informar sobre innovación (1999).
■ Empresas con iniciativa (1999).

Colección Ensayos
■ La tecnología y la innovación como soporte del
desarrollo. José Angel Sánchez Asiaín (2005).

Colección Cotec Europa


■ Technology transfer. Issues common to the national
innovation systems in Italy, Portugal and Spain.
Conclusions of the first Cotec annual conference
(2004).

Manuales de Gestión de la Tecnología y la Innova-


ción
■ Pautas metodológicas en gestión de la tecnología y de
la innovación para empresas. “Temaguide” (2000).
■ “Temaguide”. A guide to technology management
and innovation for companies (1998).

Otros libros
■ Conferencia Cotec: “Entorno y Tecnología” (1994).
■ La clausura de la “Conferencia Cotec” (1994).
INFORMES
Informes Anuales Cotec sobre Tecnología e Innova-
ción en España:
■ Informe 2005: Tecnología e Innovación en España.
■ Informe 2004: Tecnología e Innovación en España.
■ Informe 2003: Tecnología e Innovación en España.
■ Informe 2002: Tecnología e Innovación en España.
■ Informe 2001: Tecnología e Innovación en España.
■ Informe 2000: Tecnología e Innovación en España.
■ Informe 1999: Tecnología e Innovación en España.
■ Informe 1998: Tecnología e Innovación en España.
■ Informe 1997: Tecnología e Innovación en España.
■ Informe 1996: Tecnología e Innovación en España.

Informes sobre el sistema español de innovación


■ Biotecnología en la medicina del futuro (2006).
■ Análisis del proceso de innovación en las empresas
de servicios (2004).
■ Tecnologías para la innovación en la generación de
energía eléctrica (2003).
■ Gestión de la innovación y la tecnología en la
empresa (2001).
■ Relaciones para la innovación de las empresas con
las administraciones (2000).
■ Innovación en construcción (2000).
■ La innovación en las tecnologías de la información
y las telecomunicaciones (2000).
■ Financiación de la innovación (1999).
■ Relaciones de la empresa con el sistema público de
I+D (1999).

Libros Blancos del sistema español de innovación


■ El sistema español de innovación. Situación en
2004. Libro Blanco (2004).
■ Documento para el debate sobre el sistema español
de innovación. Libro Verde (2003).
■ El sistema español de innovación. Diagnósticos y
recomendaciones. Libro Blanco (1998).
■ Documento para el debate sobre el sistema español
de innovación. Libro Verde (1997).
Libros Blancos de la Innovación en las Comunida-
des Autónomas
■ Libro Blanco de la innovación en el Principado de
Asturias (2005).
■ Libro Blanco de la innovación en la Comunidad de
Madrid (2004).
■ Libro Blanco de la innovación en la Región de
Murcia (2003).
■ Documento para el debate sobre el sistema de inno-
vación en la Región de Murcia. Libro Verde (2002).
■ Libro blanco de la innovación en la Comunidad
Valenciana (2001).
■ Documento para el debate sobre el sistema valen-
ciano de innovación. Libro Verde (2000).

Colección Observaciones de Buenas Prácticas en


105
los Sistemas de Innovación
■ Tendencias tecnológicas en Europa. Análisis de los
procesos de prospectiva (2003).
■ Las infraestructuras de provisión de tecnologías a
las empresas (2003).

DOCUMENTOS
Documentos Cotec sobre Necesidades y Oportuni-
dades Tecnológicas
NECESIDADES
N.º 15: Conservas vegetales (2003).
N.º 14: Productos lácteos (2003).
N.º 13: El mantenimiento como gestión del valor para
la empresa (2002).
N.º 12: Reducción de emisiones atmoféricas indus-
triales (2000).
N.º 11: Acuicultura (1999).
N.º 10: Aguas residuales industriales (1999).
N.º 9: Sector de la rehabilitación (1997).
N.º 8: Sector de la construcción (1997).
N.º 7: Productos pesqueros reestructurados (1995).
N.º 6: Los nuevos productos cárnicos con bajo
contenido en grasa (1995).
N.º 5: Industria frigorífica y medio ambiente (1995).
N.º 4: Subsector agroindustrial de origen vegetal
(1994).
N.º 3: Materiales de automoción (1994).
N.º 2: Rocas ornamentales (1993).
N.º 1: Sector lácteo (1992).

OPORTUNIDADES
N.º 23: Robótica y automatización (2006).
N.º 22: Wireless (2005).
N.º 21: Minería de datos (2004).
N.º 20: Los incentivos fiscales a la innovación (2004).
N.º 19: Materiales magnéticos (2003).
N.º 18: Comercio y negocios en la sociedad de la
información (2000).
N.º 17: Aspectos jurídicos de la gestión de la innova-
ción (2000).
N.º 16: Productos alimentarios intermedios (PAI)
(2000).
N.º 15: Materiales innovadores. Superconductores y
materiales de recubrimiento (2000).
N.º 14: Vigilancia tecnológica (1999).
N.º 13: Redes neuronales (1998).
N.º 12: Innovaciones telemáticas para las empresas de
transportes (1997).
N.º 11: Informática en la Pyme (1997).
N.º 10: Biotecnología (1997).
N.º 9: Química verde (1997).
N.º 8: Las PYMES y las telecomunicaciones (1996).
N.º 7: Actividades turísticas (1995).
N.º 6: Tuberías de polietileno para conducción de
agua potable (1995).
N.º 5: Soluciones microelectrónicas (ASIC) para
todos los sectores industriales (1995).
N.º 4: Propiedad industrial (1994).
N.º 3: Simulación (1994).
N.º 2: Servicios de información técnica (1993).
N.º 1: Sensores (1993).

106
ESTUDIOS
N.º 31: Panel de innovación tecnológica. PITEC (2005).
N.º 30: Creatividad e innovación en la práctica
empresarial (2005).
N.º 29: Transferencia a las empresas de la investiga-
ción universitaria. Descripción de modelos
europeos (2004).
N.º 28: Los sistemas de subasta electrónica como un
ejemplo de compra pública de tecnología
(2004).
N.º 27: Evaluación de la Acción de incorporación de
doctores a empresas (IDE) (2004).
N.º 26: Cuatro estudios microeconómicos sobre
temas de innovación (2004).
N.º 25: Pautas de innovación en el sector turísitico
balear (2004).
N.º 24: Compras públicas de tecnología. Necesidad
de un marco jurídico en España (2004).
N.º 23: Capital humano y crecimiento en la economía
del conocimiento (2004).
N.º 22: Tercer análisis del tratamiento de la innova-
ción tecnológica de la prensa española 2000-
2001 (2003).
N.º 21: Estudio exploratorio sobre innovación en el
sector turístico balear (2001).
N.º 20: Indicadores de innovación. Situación en España
(2001).
N.º 19: Innovación en servicios (2001).
N.º 18: Interacción entre los sectores industriales, los
centros públicos de I+D y los centros tecnoló-
gicos. Metodología aplicada a la industria
extremeña del cerdo ibérico (2000).
N.º 17: Economía de la innovación: Las visiones de
Ralph Landau y Christopher Freeman (2000).
N.º 16: Internet y el comercio electrónico de bienes y
servicios (1999).
N.º 15: Vigilancia tecnológica e inteligencia competi-
tiva. Su potencial para la empresa española
(1999).
N.º 14: El proceso de innovación en las empresas
españolas. Análisis de las encuestas de innova-
ción (1998).
N.º 13: Segundo análisis del tratamiento de la innova-
ción tecnológica en la prensa española 1996-
1997 (1998).
N.º 12: Las compras públicas y la innovación (1998).
N.º 11b: Innovación tecnológica y crecimiento econó-
mico. Apéndice: ¿Convergencia real? España
ante la OCDE (1998).
N.º 11: Innovación tecnológica y crecimiento econó-
mico (1998).
N.º 10: Las agencias de viajes frente a las nuevas
tecnologías de distribución turística (1997).
N.º 9: Prospectiva tecnológica: Una introducción a
su metodología y a su aplicación en distintos
países (1997).
N.º 8: Patrones y comportamientos de innovación
tecnológica en las PYMES del País Vasco
(1997).
N.º 7: Innovación en las PYMES: Factores de éxito y
relación con su supervivencia. Estudio biblio-
gráfico 1987-1995 (1996).
N.º 6: Fuentes de información relevantes para la
gestión de tecnología 1964-1994 (1996).
N.º 5: La Opinión de 100 PYMES españolas preocu-
padas por la innovación (1995).
N.º 4: Información estadística en ciencia, tecnología
e innovación (1995).
N.º 3: Un análisis del tratamiento de la innovación
tecnológica en la prensa española (1994).
N.º 2: Conceptos básicos de referencia para el estu-
dio de la innovación tecnológica (1992).
N.º 1: La innovación tecnológica propia: Un motor
para el crecimiento económico de países como
España (1992).
N.º 0: Estudio comparativo de los sistemas de inno-
vación en Europa (1992).
PONENCIAS DE JORNADAS
TÉCNICAS
■ Technology strategy and strategic alliances. Proce-
edings. The R&D management conference (1998).
■ Memoria de la Acción GAME (1990-1997). Report
on the Iniciative (1997).
■ Libro de ponencias de la conferencia COST A3:
“Management and new technology” (1996).
■ I Jornadas Cotec sobre las nuevas tecnologías y el
sector de la construcción (1992).
■ Jornadas Cotec sobre biotecnología. Perspectivas
de aplicación de la biotecnología en la industria y
el medio ambiente (1992).
■ III Encuentro Cotec de investigadores jóvenes con
109
la industria. Segovia (1992).
■ II Encuentro Cotec de investigadores jóvenes con
la industria. Granada (1991).
■ I Encuentro Cotec de investigadores jóvenes con la
industria. Un horizonte para los nuevos investiga-
dores. San Lorenzo de El Escorial (1990).
■ Jornadas Cotec sobre las nuevas tecnologías aplica-
das al transporte. El transporte intermodal y opor-
tunidades empresariales (1991).
■ II Jornadas Cotec sobre medio ambiente: Residuos
urbanos e industriales (1991).
■ I Jornadas Cotec sobre telemática. Tecnologías y
oportunidades para la industria y los servicios
(1991).
■ I Jornadas Cotec sobre edificios e infraestructuras
urbanas inteligentes (1990).
■ I Jornadas Cotec sobre innovación tecnológica en
control medioambiental (1990).

ACTAS
■ Debate sobre el informe de relaciones de la empresa
con el sistema público de I+D. Madrid, 1999 (99/a)
■ Debate sobre el informe de financiación de la inno-
vación. Madrid, 1999 (99/b).
■ Acciones de fomento de spin-off de la investigación
universitaria. Gijón, 1997 (97/a).
■ Innovación y tecnología para la competitividad.
Bilbao, 1995 (95/a).
110
9
Patronato y órganos de gobierno
Patronato de Cotec 2006
PRESIDENTE DE HONOR: S.M. D. JUAN CARLOS I

Presidente:
SÁNCHEZ ASIAÍN, José Angel BBVA

Vicepresidentes: 112
FERRER, José FREIXENET
GARRIDO, José Antonio IBERDROLA

Miembros:
AGUIRRE, Ana GRUPO SPRI
ALIERTA, César TELEFONICA
AMIGO, Manuel FUNDECYT
ARDANZA, José Antonio EUSKALTEL
ARIAS MOSQUERA, José María FUNDACIÓN BARRIÉ DE LA MAZA
ARMENDÁRIZ, José Javier AGENCIA NAVARRA DE INNOVACIÓN Y TECNOLOGÍA
BENJUMEA, Felipe FUNDACIÓN FOCUS-ABENGOA
BENJUMEA, Javier FUNDACIÓN FOCUS-ABENGOA
BERBEL SÁNCHEZ, Joan Josep CIDEM
BLÁZQUEZ, Luis MERCAMADRID
BOADA, Claudio Patrono a título personal
COLAO, Ramón GRUPO DURO FELGUERA
CORTINA, Alfonso REPSOL YPF
DÍEZ BARRA, Enrique CONSEJERÍA DE EDUCACIÓN Y CIENCIA DE LA JUNTA
DE CASTILLA-LA MANCHA
ELLENA, Javier FUNDACIÓN LILLY
ENTRECANALES, José Manuel FUNDACIÓN VODAFONE
ERRO, Javier AGENCIA DE DESARROLLO ECONÓMICO DE LA RIOJA
ESPAÑOL I NAVARRO, Rafael FUNDACIÓ CATALA PER A LA RECERÇA I LA INNOVACIÓ
FAINÉ, Isidro CAJA DE AHORROS Y PENSIONES DE BARCELONA (LA
CAIXA)
FERNÁNDEZ FELGUEROSO, Paz AYUNTAMIENTO DE GIJÓN
FERNÁNDEZ SOUSA-FARO, José María ZELTIA
FERNÁNDEZ-TAPIAS, Fernando CÁMARA DE COMERCIO E INDUSTRIA DE MADRID
FRANCÉS, Fernando DMR CONSULTING
GALA, Manuel Patrono a título personal
GÓMEZ DE PABLOS, Manuel Patrono a título personal
GONZÁLEZ FERNÁNDEZ, Carlos DELOITTE
HERNÁNDEZ RODRÍGUEZ, Antonio META 4
HUERGO FERNÁNDEZ, Arsenio FUNDACIÓN UNIVERSIDAD-EMPRESA
INSENSER, José María SIDSA
IRALA, Xabier de BILBAO BIZKAIA KUTXA
KLECKER DE ELIZALDE, Alejandro CLARKE MODET & Co.
LARRAZ, Alberto DEPARTAMENTO DE CIENCIA, TECNOLOGÍA Y
UNIVERSIDAD DEL GOBIERNO DE ARAGÓN
LASAGA, Florencio FUNDACIÓN RAMÓN ARECES
LOIZAGA, José María MERCAPITAL
LÓPEZ JIMÉNEZ, Pedro UNIÓN FENOSA
MACÍAS CASTELLANO, Jesús SADIEL
MARÍN, Francisco ELIOP
MARQUÉS FERNÁNDEZ, Francisco INSTITUTO DE FOMENTO DE LA REGIÓN DE MURCIA
MATEOS-APARICIO, Petra HISPASAT
MATO DE LA IGLESIA, Salustiano CONSELLERÍA DE INNOVACIÓN, INDUSTRIA Y
COMERCIO DE LA XUNTA DE GALICIA
MAURICIO RODRÍGUEZ, José Carlos SOCIEDAD CANARIA DE FOMENTO ECONÓMICO
(PROEXCA)
MAXIMOFF, Jesús INTEL CORPORATION IBERIA
MENÉNDEZ, Manuel HIDROCANTÁBRICO
MERRY DEL VAL Y DÍEZ DE RIBERA, Fernando CONSEJERÍA DE ECONOMÍA E INNOVACIÓN
TECNOLÓGICA DE LA COMUNIDAD DE MADRID
MIER ALBERT, Pedro MIER COMUNICACIONES
MOMPÓ, Vicente FUNDACIÓN CAMPOLLANO
MONZÓN DE CÁCERES, Javier INDRA
MORADO IGLESIAS, Ricardo CAJA DE AHORROS Y MONTE DE PIEDAD DE MADRID
MORENO EGEA, Fernando SOLUTEX
MOYA-ANGELER, Joaquín Patrono a título personal
NIETO, Justo IMPIVA
NÚÑEZ ROMERO-BALMAS, Clara Eugenia D. G. UNIVERSIDADES E INVESTIGACIÓN DE LA
CONSEJERÍA DE EDUCACIÓN DE LA COMUNIDAD DE
MADRID
OPORTO, Antonio ALSTOM ESPAÑA
ORIOL, Íñigo de IBERDROLA
ORLEANS-BORBÓN, Alvaro de Patrono a título personal
PALACIO Y DE ORIOL, Carlos de PATENTES TALGO
PASCUAL SANZ, Tomás (†) LECHE PASCUAL
PASTOR COLLDEFORNS, Sergio APPLUS+
PÉREZ-NIEVAS, José Antonio Patrono a título personal
PÉREZ RODRÍGUEZ, Florentino GRUPO ACS
PESQUERA, Miguel Ángel SODERCAN
PIERA, Adrián Patrono a título personal
PINA BARRIO, José Alejandro ENRESA
PIZARRO, Manuel ENDESA
POLANCO, Jesús de GRUPO PRISA
RAMIS DE AYREFLOR, Luis Ángel FUNDACIÓN IBIT
RIERA NIEVES, Javier CENTRO TECNOLÓGICO DE AUTOMOCIÓN DE GALICIA
RODRIGO, Víctor EADS ASTRIUM-CRISA
RODRÍGUEZ SÁNCHEZ, Mariano GRUPO MRS
SÁENZ DE MIERA, Antonio Patrono a título personal (Patrono Secretario)
SALAZAR-SIMPSON, Luis Alberto FUNDACIÓN AUNA
SÁNCHEZ ASIAÍN, Francisco EUROCONTROL
SANTÓN, Eduardo AYUNTAMIENTO DE VALENCIA
TERCEIRO, Jaime Patrono a título personal
TORRE GONZÁLEZ, Graciano INSTITUTO DE DESARROLLO ECONÓMICO DEL
PRINCIPADO DE ASTURIAS
VALLEJO, Francisco CONSEJERÍA DE INNOVACIÓN, CIENCIA Y EMPRESA DE
LA JUNTA DE ANDALUCÍA
VELÁZQUEZ-GAZTELU, Cándido Patrono a título personal
VILLANUEVA, Tomás AGENCIA DE INVERSIONES Y SERVICIOS DE LA JUNTA
DE CASTILLA Y LEÓN
VILLAR MIR, Juan Miguel OHL
ZUFIRÍA, Juan IBM
114

Consejo de Dirección
Presidente: José Angel Sánchez Asiaín
Vicepresidentes: José Ferrer
José Antonio Garrido
Vocales:
Ana Aguirre Carlos González Justo Nieto
César Alierta Xabier de Irala Clara Eugenia Núñez
Luis Blázquez Alberto Larraz Antonio Oporto
Alfonso Cortina Florencio Lasaga Íñigo de Oriol
Enrique Díez Barra Salustiano Mato de la Iglesia Manuel Pizarro
Isidro Fainé José Carlos Mauricio Francisco Vallejo
José M.ª Fernández Sousa-Faro Fernando Merry del Val
Fernando Francés Ricardo Morado

Comisión Ejecutiva de Cotec


Presidente: José Angel Sánchez Asiaín
Vicepresidentes: José Ferrer
José Antonio Garrido
Miembros:
César Alierta Fernando Francés Antonio Oporto
Fernando Conte Carlos González Fernández Álvaro de Orleans-Borbón
Alfonso Cortina Xabier de Irala Manuel Pizarro
José M.ª Fernández Sousa-Faro Fernando Merry del Val Francisco Vallejo
Fernando Fernández-Tapias Justo Nieto Riccardo Viale
Secretario del Patronato y Director General: Juan Mulet Meliá

Asesores
Enric Banda Emilio Fontela Juan Rojo
José Ramón Casar Corredera Antonio Luque Luis Sanz
Antonio Castillo Luis A. Oro

Colaboradores externos
Rosa Alonso Juan José Mangas M.ª Josefa Montejo
Manuel Poza

Dirección
Director General: Juan Mulet Meliá
Subdirector General Técnico: Federico Baeza Román
Director de Promoción: Manuel Zahera Pérez
Directora de Estudios: Adelaida Sacristán García
Jefe de Organización y Administración: Teresa Reneses de la Fuente
Director de Comunicación y Relaciones Institucionales: José Luis Carrascosa Alba (†)
Relación de miembros de las comisiones
COMISIÓN DE GOBERNANZA DE LA INNOVACIÓN
Presidente:
José Ramón Sanz Pinedo (Cámara de Comercio e Industria de Madrid)
Miembros:
Antonio Alabau (Fundación Vodafone)
Javier Alonso (Unión Fenosa)
Juan Antonio Aroca Bermejo (Instituto de Fomento de la Región de Murcia)
Julio Brito Santana (Proexca)
Nieves Cabello (Consultrans)
Juan Casado (Agencia de Desarrollo Económico de la Junta de Castilla y León)
Antonio Collado González (Asociación Innovalia)
Enrique Díaz Moreno (Agencia Navarra de Innovación y Tecnología)
Esteban Egea Sánchez (IBM)
Carmen Eibe (Zeltia)
Carlos Fernández Fernández (Indra)
Arturo Fernández Villamandos (Agencia de Desarrollo Económico de La Rioja)
Juan Antonio Fernández-Tellechea (Socintec)
Jesús García de Diego (Fundación Focus-Abengoa)
Alberto García Erauzkin (Euskaltel)
Julián García Fillola (O-Kyaku)
Angel Garijo Galve (Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa - Junta de Andalucía)
Jaime Gómez Hernández (Impiva)
Alfonso González Hermoso de Mendoza (Consejería de Educación - Comunidad de Madrid)
Elena Gutiérrez Pérez del Notario (Grupo SPRI)
Antonio Hernández Rodríguez (Meta 4)
Luis Irazabal (Tecnalia Corporación Tecnológica)
Marta Jacob Escauriaza (Fundación IBIT)
Antonio Jiménez Álamo (Intelligent Data)
Alejandro Klecker de Elizalde (Clarke, Modet & Co)
Julio Lage (La Caixa)
Federico Manrique (Imade)
Mauro Martín Megía (Fundación Campollano)
Jordi Mas (Fundació Catalana per a la Recerça i la Innovació)
Javier Méndez (Cámara de Comercio e Industria de Madrid)
Pascual Menéndez (Hispasat)
Salustiano Mato de la Iglesia (Dirección General de Investigación y Desarrollo - Xunta de Galicia)
José Montes (France Telecom España)
Alfonso Moreno (DMR Consulting)
Fernando Moreno (Solutex)
José Antonio Moreno (Fundación Focus-Abengoa)
Fernando Rey de las Peñas (Grupo Antolín Irausa)
Bernardo Riego (Sodercan)
Jesús Santamaría Ramiro (Instituto Tecnológico de Aragón)
Juan Eduardo Santón (Ayuntamiento de Valencia)
Inés Seijo Martínez (Instituto de Desarrollo Económico del Principado de Asturias)
José Antonio Tagle (Iberdrola)
Xavier Testar (Fundació Catalana per a la Recerça i la Innovació)
Evaristo Villa (Sadiel)
COMISIÓN DE COMPETITIVIDAD Y TECNOLOGÍA
Presidente:
Fernando Lacaba Velasco (DMR Consulting)
Miembros:
Ricardo Arjona Antolín (Fundación Focus-Abengoa)
Arturo Buenaventura (Fundación Focus-Abengoa)
Nieves Cabello Medina (Consultrans)
Antonio de Carvajal (Indra)
Pilar Corral (Fundación Universidad-Empresa)
Martín Cuesta Vivar (Iberia)
John Chamberlain (Unión Fenosa)
Julio Domínguez Roa (Patentes Talgo)
Carmen Eibe (Zeltia)
Arturo Fernández Villamandos (Agencia de Desarrollo Económico de La Rioja)
Angel García Altozano (Grupo ACS)
Jacinto García Díez (IBM)
Manuel Gimeno (France Telecom España)
Higinio González-Mayo (OHL)
Joseba Jaureguizar (Grupo SPRI)
Benigno Lacort Peña (Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa - Junta de Andalucía)
Julio Lage (La Caixa)
Eloy López-Para (Euskaltel)
Jesús Macías Castellano (Sadiel)
Federico Manrique (Imade)
José Antonio Marrero (Proexca)
Rafael Martínez Fernández (Instituto de Fomento de la Región de Murcia)
Jesús María de la Maza (Asociación Innovalia)
Javier Méndez (Cámara de Comercio e Industria de Madrid)
Sergi Mesquida (CIDEM)
José Ginés Mora Ruiz (Impiva)
Fernando Moreno (Solutex)
Rafael Muguerza (Agencia Navarra de Innovación y Tecnología)
Manuel Muniesa Alfonso (Instituto Tecnológico de Aragón)
Gregorio Muñoz Abad (Agencia de Innovación y Servicios de la Junta de Castilla y León)
Gabriel Ochoa de Zabalegui (Socintec)
Víctor de Pablo Basurto (Ingelligent Data)
Angel Pedraja (Sodercan)
Alfonso Perianes Valle (Fundecyt)
Pedro Juan Planas Mulet (Fundación IBIT)
Juan Eduardo Santón (Ayuntamiento de Valencia)
Mario Senovilla Arranz (O-Kyaku)
Patricia Somorrostro (Dirección General de Investigación y Desarrollo - Xunta de Galicia)
Inés Seijo Martínez (Instituto de Desarrollo Económico del Principado de Asturias)
José Antonio Tagle (Iberdrola)
José María Villate (Tecnalia Corporación Tecnológica)
COMISIÓN DE I+D EMPRESARIAL 117
Presidente:
Antonio Castillo Holgado (Telefónica)
Miembros:
Antonio Abad (Hispasat)
Marc Alba Otero (DMR Consulting)
Eloy Álvarez Pelegry (Unión Fenosa)
Miguel Aracil (Zeltia)
Jaime Arrazola (IBM)
José Luis Belinchón (Consejería de Educación - Comunidad de Madrid)
Javier Brey Sánchez (Fundación Focus-Abengoa)
Francisco Buil Gimeno (Instituto Tecnológico de Aragón)
Nieves Cabello (Consultrans)
Pilar Corral (Fundación Universidad-Empresa)
José Manuel Cotos Yáñez (Dirección General de Investigación y Desarrollo - Xunta de Galicia)
Víctor Cuellar (Clarke, Modet & Co)
Laura Diego (Cámara de Comercio e Industria de Madrid)
Carlos Fernández Fernández (Indra)
Yolanda Fernández Montes (Hidrocantábrico)
Ana Elena Fernández Monzón (Instituto de Desarrollo Económico del Principado de Asturias)
Arturo Fernández Villamandos (Agencia de Desarrollo Económico de La Rioja)
Carlos Fradera (CIDEM)
Julián García Fillola (O-Kyaku)
José García Franquelo (Sadiel)
José Ramón García Martínez (Tecnalia Corporación Tecnológica)
Higinio González-Mayo (OHL)
Teresa González (Imade)
José Guerra Macho (Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa - Junta de Andalucía)
Marta Jacob Escauriaza (Fundación IBIT)
Joseba Jaureguizar (Grupo SPRI)
Antonio Jiménez Álamo (Intelligent Data)
Julio Lage (La Caixa)
Rafael Lamas (Fundación Vodafone)
José Luis López Gómez (Patentes Talgo)
Eloy López-Para (Euskaltel)
Mauro Martín Megía (Fundación Campollano)
José Miguel Mata (IBM)
Francisco Menéndez García (Eurocontrol)
José Antonio Moreno (Fundación Focus-Abengoa)
Antonio Pareja Molina (Endesa)
Jesús Tadeo Pastor Ciurana (Impiva)
Marcos Pérez Bedia (Sodercan)
Joaquín Rivera Ysasi-Ysasmendi (Iberia)
Sonia Rojo Ruiz (Agencia de Inversiones y Servicios de Castilla y León)
Javier Ruiz (Socintec)
Juan Ruiz Alzola (Proexca)
Marc Sabbagh (Meta 4)
José María Salinas (Instituto de Fomento de la Región de Murcia)
Fernando San Martín (Asociación Innovalia)
Perfecto Sanchis (Encopim)
José Antonio Tagle (Ibedrola)
COMISIÓN DE ENTORNO SOCIAL
Presidente:
Cristina Sanz Mendiola (Repsol YPF)
Miembros:
Javier del Arco (Fundación Vodafone)
Ascensión Bahíllo Sancho (Agencia de Innovación y Servicios de la Junta de Castilla y León)
Jesús Banqueri Ozáez (Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa - Junta de Andalucía)
Fernando Beltrán Blázquez (Instituto Tecnológico de Aragón)
Nieves Cabello Medina (Consultrans)
Javier Calavia (IBM)
José Esteban Capilla Romá (Impiva)
Eva Casado (Cámara de Comercio e Industria de Madrid)
José Manuel Cerezo (France Telecom España)
Nicanor Fernández Álvarez (Hidrocantábrico)
Ana Elena Fernández Monzón (Instituto de Desarrollo Económico del Principado de Asturias)
Arturo Fernández Villamandos (Agencia de Desarrollo Económico de La Rioja)
Isidro Fornos Román (Sadiel)
Esther Garcés (DMR Consulting)
Alberto García Erauzkin (Euskaltel)
Alfonso González Hermoso de Mendoza (Consejería de Educación - Comunidad de Madrid)
Belén Goñi Alegre (Agencia Navarra de Innovación y Tecnología)
Elena Gutiérrez Pérez del Notario (Grupo SPRI)
Silvia López Ben (Dirección General de Investigación y Desarrollo - Xunta de Galicia)
Ana López Ulloa (Unión Fenosa)
Ricardo Manso Casado (Enresa)
Francisco Martín Carbajal (Socintec)
Luis Martínez Sáez (Proexca)
Rocío Miranda de Larra (France Telecom España)
Marta Navarro (Hispasat)
Carmen Palomino Pérez (Fundación Universidad-Empresa)
Juan Pérez-Tiano Gironella (Fundación Focus-Abengoa)
Víctor de Pablo Basurto (Ingelligent Data)
Alfonso Perianes Valle (Fundecyt)
Miguel Ángel Pesquera (Sodercan)
Juan Carlos Rodríguez (Tecnalia Corporación Tecnológica)
Luis Rupérez (Zeltia)
Beatriz Sánchez Guitián (Indra)
Manuel Suárez Fernández (Instituto de Fomento de la Región de Murcia)
José Antonio Tagle (Iberdrola)
Modalidades de participación
en Cotec

Para facilitar la incorporación de un número cada vez


mayor de empresas e instituciones a la Fundación
Cotec, se ofrecen diversas modalidades de participa-
ción:

1. Patronos consejeros: participan de un modo espe-


cialmente intenso en el desarrollo de la misión de
Cotec, interviniendo directamente en la definición
y seguimiento de las actividades.
2. Patronos: componen junto a los anteriores el órga-
no supremo de la Fundación, el Patronato.
3. Empresas cooperadoras: participan en actividades
de Cotec y, aunque no forman parte del Patronato,
pueden sugerir iniciativas.

119