Está en la página 1de 14

4 Fundamentos de la

renovación conceptual

La salud pública es entendida como la caso de que éstas ocurran, con la posi- nes en materia de salud pública. En
salud del público, de la población, y bilidad de contar con la pronta recu- este sentido, los gobiernos deben tener
abarca, por tanto, todas las dimensio- peración o la adecuación funcional en un papel central y fundamental en la
nes colectivas de la salud. Esta noción las situaciones de discapacidad irre- salud pública moderna; pero no todo
de salud pública nace del mismo con- versible. La Salud Pública, entendida lo que hace el gobierno en materia de
cepto de salud, concebida como la au- como la salud de la población, cons- salud se debe considerar como salud
sencia de enfermedad, de lesiones y de tituye el referente fundamental de pública ni la salud pública puede que-
incapacidad, en un completo estado todos los esfuerzos para mejorar la dar limitada a la actuación guberna-
de bienestar.1 Sin embargo, la identi- salud, de la que constituye su mani- mental. La concepción de la salud pú-
ficación de la salud con el bienestar festación más completa. blica como el campo relativo a la
plantea dificultades operativas para producción de bienes y servicios pú-
delimitar las responsabilidades del Aunque continúan siendo una parte blicos de salud o de externalidades
sector de la salud, al mismo tiempo importante de su actividad, algunas significativas de mérito social, en la
que establece la responsabilidad de los actuaciones consideradas básicas por visión de la economía, aunque útil,
otros sectores en la salud y la necesi- la salud pública tradicional, como la tampoco cubre todos los aspectos ne-
dad de actuaciones intersectoriales. prevención y el control de enfermeda- cesarios de una salud pública adecuada
En un sentido más sectorial y opera- des transmisibles o la higiene ambien- y eficaz como salud de la población.
tivo, la salud es la realización del po- tal, ya no bastan para definir la salud
tencial bio-psíquico de las personas y pública actual. Tampoco es suficiente Frente a los retos actuales de la salud
de las poblaciones de acuerdo con las la definición de la salud pública como pública, se hace necesario ampliar y, al
diferentes circunstancias en las que lo que hacen los gobiernos, aunque, mismo tiempo, precisar el concepto
viven, sin limitaciones por lesiones, bajo la premisa de que el Estado está al de la salud pública actual. Así pues,
incapacidad o enfermedad y, en el servicio de los intereses de la pobla- este análisis conceptual es el tema de
ción, haya gran coincidencia entre la este capítulo y la definición de de su
1OMS, Constitución de la Organización actuación de los gobiernos en salud contenido marcará el desarrollo de los
Mundial de Salud. como actividad pública y las actuacio- capítulos posteriores.

35
1. Objetivo y objetos bién tenidos en cuenta, aunque el cri- En primer lugar, es importante preci-
terio principal para ese análisis debe sar que la salud pública implica un
El objetivo central y el objeto principal ser el objetivo central de la salud pú- campo de conocimientos y, especial-
de la salud pública es la salud de la po- blica, la salud de las poblaciones. En mente, un campo de práctica, suscep-
blación. Esto incluye todos los aspec- la medida en que la salud pública, en- tible de ser delimitado y organizado
tos de interés colectivo que contribu- tendida como la salud del público, como tal. Sin embargo, la salud pú-
yan a mejorar la salud del pueblo y, por esté determinada por las condiciones blica no es una disciplina autónoma y
tanto, sus objetos específicos no deben de vida, por ejemplo, y la propia acti- los conocimientos que requiere para
limitarse a los llamados bienes y servi- vidad de la salud pública lo esté por sustentar su ejercicio son aportados
cios públicos o de externalidades sig- las condiciones de su contexto, esa ac- por disciplinas diversas, articuladas
nificativas o a aquellas actuaciones re- tuación no puede ser eficaz y es, en al- en función de su objetivo y de sus
conocidas como responsabilidades del gunas ocasiones, imposible de conse- objetos. Esa articulación del conoci-
gobierno o del Estado. Esto, como se guir, a menos que se trate de influir miento en función de su práctica,
ha afirmado anteriormente, constituye sobre dichas condiciones. Lógica- abarcando una dimensión interdisci-
una parte importante de la salud pú- mente, la función de la salud pública plinaria, es la esencia epistemológica
blica y puede y debe ser su núcleo es- en relación a muchos de esos factores de la salud pública, que puede tras-
tratégico, sobre todo, dado el consenso no es la de decidir o intervenir direc- cender, a veces, a las disciplinas que
que hay al respecto. Pero si la salud tamente, sino la de promoción y arti- están a su servicio, pero sin llegar a
pública se limitara a esto, no serviría culación con la finalidad definida de constituir una disciplina específica.
plenamente a los intereses del público; proteger la salud de la población. La Por otra parte, la articulación del co-
su mirada y su preocupación tienen eficacia de la salud pública, por consi- nocimiento necesita un instrumento
que extenderse más allá, hacia los fac- guiente, requiere ampliar su objeto o método y la salud pública puede
tores determinantes externos de la en función de su objetivo central. En hacer uso de métodos de diferentes
salud y hacia las dimensiones colectivas cuanto a la definición de las responsa- disciplinas, dependiendo del objeto y
de los sistemas de atención, siempre sin bilidades específicas, el problema se la práctica específica para cada situa-
dejar de tener en perspectiva su obje- puede resolver identificando sus res- ción. Existe, sin embargo, una disci-
tivo central, la salud de las poblaciones, ponsabilidades directas propias, así plina que parece tener una presencia y
aun cuando sus propios instrumentos como aquellas responsabilidades com- potencial mayor en la salud pública y
de actuación sean insuficientes por sí partidas e identificando diferentes in- que le sirve frecuentemente a su fina-
solos, para modificarlos eficazmente. dicadores de desempeño para ambas lidad, la epidemiología. Se trata de
Dos consecuencias principales se deri- categorías. Para las primeras se deben una epidemiología ampliada también
van de este concepto: por una parte, la exigir indicadores más precisos con en sus objetos de estudio, de modo
necesidad de actuaciones compartidas relación a la estructura, procesos, ca- que pueda incluir todos los factores
con otros sectores y, por otra, la preo- pacidad de producción y resultados determinantes de la salud y los aspec-
cupación por la salud individual, en la en salud; para las segundas, la medi- tos de su atención, y no solamente el
medida en que algunos de sus aspectos ción del desempeño y su evaluación estudio de las enfermedades. En
adquieren un interés colectivo y son harán más bien referencia a los proce- efecto, la epidemiología, junto con la
esenciales para la salud del público o sos y a sus resultados: los impactos demografía, es una ciencia de la po-
en que los instrumentos operativos, en las responsabilidades directas o en blación; sus objetos y métodos son
como los servicios de salud y los recur- los factores determinantes de la salud consistentes, en las formas y en sus
sos humanos, son compartidos. pública o en la misma salud de las consecuencias, con el concepto y los
poblaciones. objetos de la salud pública y evolucio-
Se puede argumentar, con razón, que nan con ella, de modo que no es
un entendimiento tan amplio del ob- 2. Campo de actuación de extrañar que la historia de la epi-
jeto de la salud pública puede poner demiología se confunda, a veces, con
en peligro su eficacia y la definición El objetivo y los objetos marcan el la historia de la salud pública. En de-
operativa de sus responsabilidades. campo o los campos de actuación de finitiva, el método epidemiológico
Dichos argumentos deben ser tam- la salud pública. es el instrumento más potente y gene-
36
ral —aunque no el único— para la
articulación de la contribución de Figura 1. Ámbitos de salud y componentes sociales
las múltiples disciplinas a la salud
pública. Sociedad
Sociedad civil
Estado
Dado que posee un campo de conoci-
miento y de práctica, la salud pública
constituye también un campo de ge-
neración de conocimiento que enri-
quece a las disciplinas que la sirven, o
Ámbito
que le es específico a ella misma. Es, privado
pues, correcto hablar de conocimien-
tos de salud pública y de investigación
en salud pública, y de campos funcio- Sistema
nales que le son específicos. de salud

Los campos de actuación manifiestan


funcionalmente los objetos de la salud
pública, es decir, sus principales preo- Salud pública
cupaciones, los factores condicionan- Ámbito público
no estatal
tes, los riesgos, etc. Cubren, por tanto,
todos los aspectos del proceso social de
producción de la salud colectiva. Las
acciones de la salud pública correspon-
dientes son de responsabilidad especí-
fica o compartida entre múltiples ac- general y abarca todos sus componen- sistema de salud comprende la aten-
tores, como se explica en la sección 4 tes, desde la perspectiva de salud de la ción a las personas y al entorno hechas
de este capítulo; sin embargo, es posi- población. Las funciones de la salud con la finalidad de promover, proteger
ble identificar un núcleo de funciones pública tienen lugar dentro del ám- o recuperar la salud o de reducir o
y responsabilidades propias de la auto- bito más amplio de las actuaciones compensar la incapacidad irrecupera-
ridad sanitaria, cuyo cumplimento es en salud, por lo que el análisis del ble, incluido el suministro de medios,
requerido universalmente para la exis- concepto de salud pública no puede recursos y condiciones para ello; in-
tencia de una buena salud pública. Ese completarse sino en el contexto de y cluye también esta definición las ac-
núcleo de funciones públicas básicas, frente a los conceptos de sistema de tuaciones ejercidas sobre los factores
constituye lo que en la Iniciativa se salud, atención de salud y asistencia determinantes generales de la salud y
consideran las FESP, objeto operativo médica, con los que está intrínseca- realizadas con el fin de mejorar la
central del proyecto y que serán trata- mente relacionado. salud o facilitar su atención, indepen-
das en los capítulos siguientes de este dientemente de la naturaleza de los
documento, especialmente en el capí- La salud pública es parte integral del agentes públicos, estatales, no estatales
tulo 5 en las partes III y IV. sistema de salud, entendiendo este y privados que las realizan. El sistema
como “las intervenciones en la socie- de salud es más amplio que el sistema
dad que tienen como propósito prin- de atención o el de los servicios de
3. Salud pública, sistema cipal la salud”.2 Esa concepción del atención de salud, que incluye a la
de salud y asistencia asistencia médica. En la figura 1 se in-
médica tenta representar gráficamente esos
2 WHO, “The World Health Report ámbitos de salud y sus relaciones con
El campo de actuación de la salud pú- 2000—Health Systems: Improving Per- los principales componentes sociales:
blica integra al campo de la salud en formance”; 2000 la sociedad civil, de funcionamiento
37
fundamentalmente privado y que in- dos de interés público o privado rela- el objetivo principal, los contenidos
cluye el mercado, el sector público no cionados con el mercado u otras deno- generales y las funciones básicas uni-
estatal3 o comunitario, y el Estado. minaciones. El sector está delimitado versales del sistema de salud, relacio-
normalmente en el ámbito del sistema nándolos con el objetivo y campos o
El círculo inscrito en el área mayor, de salud pero raramente coincide con funciones de salud pública, con la fi-
que es la sociedad, representa el sis- él; una mayor coincidencia ocurre con nalidad de situar las acciones, respon-
tema de salud, que a su vez contiene el sistema de atención, y tampoco hay sabilidades y relaciones de la salud pú-
el sistema de atención (representado coincidencia con los campos de la blica dentro del sistema de salud.
por la figura oval con línea interrum- salud pública en la actualidad. Por otro
pida), ambos con sus componentes lado, aunque definido con una finali- El sistema de salud y el sistema de
estatal, privado y público no estatal. dad administrativa, en la realidad ac- atención que lo compone tienen como
El área sombreada, de formato irregu- tual no existe necesariamente una or- finalidad fundamental producir salud
lar, representa el campo de la salud ganicidad funcional bien establecida. de la mejor manera posible en cada si-
pública, que cubre parte del sistema Con frecuencia, algunas instituciones tuación específica, lo que constituye
de atención pero también aspectos ex- y organizaciones relacionadas con la el eje del proceso social de generación
ternos a él. En realidad, como se verá salud están adscritas a otros sectores de salud, es decir, producir salud para
en el apartado 4.1 y en el capítulo 5, desde el punto de vista administrativo, las personas, pero especialmente para
el concepto de salud pública abarca como el saneamiento básico ambien- la población en su conjunto. La efica-
aspectos externos al sistema de salud tal, la producción de equipos e insu- cia social del sistema es, por tanto, su
importantes para la salud de la pobla- mos de salud, la seguridad alimentaria principal indicador de desempeño. No
ción; sin embargo, es conveniente li- y los seguros de salud. Prevalece, pues, basta, sin embargo, con ser eficaz y
mitar su extensión al sistema de salud. la naturaleza de la organización pro- producir salud socialmente, sino que
ductiva sobre la finalidad, como regla el sistema debe hacerlo generando sa-
La operatividad del concepto añade para pertenecer a un sector u otro. tisfacción individual y, sobre todo, so-
otra dimensión al esquema, la del sec- cial. La satisfacción no es sólo un atri-
tor de la salud. En cada situación ins- Las proporciones de los elementos re- buto o el resultado de la calidad de
titucional o régimen político-jurídico- presentados en la figura 1 no reprodu- la atención y, por ello, algo necesario
administrativo existen organizaciones cen ninguna situación concreta, como para su eficacia. En las sociedades de-
institucionalmente formalizadas, cuya tampoco implican un modelo. Sin mocráticas, regidas por los derechos
finalidad principal es trabajar para la embargo, reflejan de manera general humanos y por valores humanitarios
salud. Al conjunto de esas institucio- la situación más frecuente en la Re- reales, la satisfacción es un valor esen-
nes y de sus relaciones entre sí y con gión de las Américas, eso es, el hecho cial para alcanzar una calidad de vida
otras instituciones se le denomina, de que los sistemas de salud y de aten- plena y con una gran importancia po-
convencionalmente, sector de la salud. ción de salud son mayoritariamente lítica para la legitimación del sistema
El concepto de sector, por ser conven- privados, aunque cuentan con una político y el ejercicio de la ciudadanía.
cional y utilitario en términos admi- participación estatal significativa, y de El nivel de satisfacción constituye así el
nistrativos, se ajusta a cada circunstan- que el campo de la salud pública es segundo indicador del desempeño glo-
cia y, en el caso del sector de la salud, principalmente público y comprende bal de los sistemas de salud y de aten-
contiene también generalmente un la mayor parte de la participación es- ción de salud, especialmente cuando
subsector público estatal, uno público tatal en el sistema de salud y sólo una viene complementado con la evalua-
no estatal así como subsectores priva- pequeña parte viene de la participa- ción de sus principales factores: la cali-
ción privada como tal. dad de la atención, definida por la ca-
3 Público no estatal: organizaciones de la pacidad de solución de problemas y las
sociedad civil sin ánimo de lucro y con
fines de servicio público y social, tales
Hechas estas consideraciones sobre la formas de prestación, y la respuesta a
como entidades de beneficencia y asocia- organización general de las acciones de las expectativas de salud u otras de la
ciones comunitarias. salud, conviene analizar brevemente población. La eficacia y la satisfacción

38
sociales son así los dos objetivos finales c) La eficiencia en el uso de los recur- cia y satisfacción sociales de los sis-
siempre presentes en los sistemas de sos en relación con los objetivos y temas de salud.
salud y de atención de salud, ya sea de principios establecidos, sobre todo
forma explícita o implícita. teniendo en cuenta su escasez. Los sistemas de salud en general y de
atención personalizada, en lo particu-
Los sistemas de salud están basados en d) La descentralización, que mantiene lar, de salud requieren recursos y con-
valores y algunos de ellos constituyen el equilibrio más adecuado de res- diciones para alcanzar sus objetivos
principios estructurales de los siste- ponsabilidades complementarias finales y para la aplicación de los prin-
mas, condicionando su organización entre los distintos niveles de actua- cipios estructurales que se adopten. Las
y funcionamiento y calificando sus ción y como elemento facilitador características de esos recursos y situa-
objetivos finales. Constituyen así ob- de los principios anteriores y de ciones son cruciales para el desempeño
jetivos complementarios y/o interme- los objetivos finales de los sistemas de los sistemas y constituyen los obje-
dios de los objetivos finales y, en algu- de salud y de atención de salud. tos inmediatos de su gestión, lo que a
nos casos, justificables y buscados en su vez plantea el riesgo —situación que
sí mismos. Actualmente, en las Amé- e) La integralidad de la atención, se da muy frecuentemente— de estar
ricas, se enmarcan en esa categoría los según las necesidades impuestas desvinculados de los objetivos y valores
siguientes elementos: por la gravedad de los daños y los o principios a los que deben servir y de
problemas que requiere de una ser transformados en objetivos inde-
a) La equidad, considerada como atención progresiva; constituye un pendientes. Esa ha sido, en definitiva,
valor esencial para la corrcción de requisito para la eficacia, la satis- la gran equivocación de muchas de las
las desigualdades injustificables y facción y la equidad. reformas sectoriales recientes. Entre los
la injusticia social existentes y tam- recursos y condiciones más importan-
bién por su importancia para lo- f ) La solidaridad en el enfrenta- tes, se presentan los siguientes:
grar la eficacia y la satisfacción miento de la incertidumbre y la
sociales. La equidad es también complejidad de los problemas de i) El liderazgo, entendido como la
condición necesaria y estratégica salud relativos tanto a los riesgos capacidad de formular y poner en
para alcanzar el acceso universal a como a las enfermedades, y en la práctica planes y proyectos, que
la atención, según las necesidades organización de las respuestas. La comprende la capacidad de desa-
y las posibilidades existentes. solidaridad es un criterio funda- rrollar acuerdos y apoyos, de con-
mental para la modulación de la frontar eficazmente a las partes
b) La participación social, entendida financiación, entendida como la opuestas, de movilizar voluntades y
como el derecho y la capacidad de distribución del esfuerzo con justi- recursos, y finalmente, de crear las
la población para participar efectiva cia y la cobertura colectiva de cos- condiciones y situaciones más favo-
y responsablemente en la adopción tos para la prestación de servicios rables para la realización de los ob-
de decisiones y en su ejecución, en de acceso equitativo y universal, jetivos, principios y funciones del
relación al cuidado de la salud. La así como para el reconocimiento sistema. Es el atributo intrínseco
participación social en salud se ex- de situaciones e intereses comunes más esencial para el buen cumpli-
presa en la participación ciudadana y la asociación dirigida a unir es- mento de la función de gestión.
general que es condición para la vi- fuerzos de protección de la salud;
gencia de la libertad, democracia y es decir, para la organización y eje- ii) La información, considerada in-
control social de la acción pública cución de la atención necesaria. La sumo indispensable para la idonei-
y, por tanto, de equidad; es también solidaridad es así una condición de dad de las decisiones adoptadas
condición esencial para la eficacia y la equidad y de la participación y y las actuaciones llevadas a cabo,
la satisfacción y en el contexto de contribuye a la eficiencia y pro- siempre y cuando se produzca y uti-
las actuaciones en materia de salud ductividad, con lo que constituye lice de forma idónea para la genera-
es un fin deseable por sí mismo. un factor fundamental de la efica- ción de la inteligencia requerida.

39
iii) Los recursos humanos adecuados ción y compras. La OPS, por su parte, El análisis anterior, en este mismo
y la capacidad física productiva al tratar las dimensiones de la rectoría apartado, permite situar a la salud pú-
apropiada; en salud,5 también identifica cuatro blica dentro del sistema de salud y
funciones globales de los sistemas de considerarla como una parte, o mejor
iv) Los conocimientos y la tecnología salud: rectoría, prestación de servicios, dicho, como una manifestación del
apropiados; financiación y aseguramiento de la sistema de salud dentro de la perspec-
atención. Las Funciones Esenciales de tiva de la salud de la población. Es
v) La financiación. Al tratarse de un Salud Pública forman parte de la rec- más que una función del sistema de
instrumento que permite hacer toría junto con la conducción, regula- salud, es su realización en la dimen-
factibles los demás recursos y con- ción, armonización de la prestación de sión colectiva y social. Los objetivos
diciones y depender, en general, de servicios, modulación de la financia- finales del sistema de salud y de la
decisiones externas al sistema de ción y supervisión, y aseguramiento de atención de salud, particularmente el
salud, la financiación adquiere una la atención. de eficacia social, son también objeti-
connotación especial. Importa su vos de la salud pública. Los valores y
nivel en relación a la riqueza del Entre las subfunciones de la rectoría, y principios básicos son parámetros de
país, que pone de manifiesto el considerada en parte como una fun- la salud pública, que los aplica como
grado de esfuerzo de la sociedad y ción esencial de la salud pública, está objetos propios en función de su obje-
de suficiencia o producción posi- la información pública. No se trata tivo central, la salud de la población.
bles; su origen o fuentes, que defi- aquí de la información para la gestión Las condiciones y los recursos esencia-
nen el nivel de solidaridad, o de en sentido amplio, que estaría in- les de los sistemas de salud son tam-
ausencia de ella, y de equidad en la cluida en los requisitos de las otras bién preocupación de la salud pública
distribución de ese esfuerzo; y su funciones, o de la información usada en la medida en que son también re-
uso (proceso de asignación y distri- como propaganda institucional, que quisitos necesarios para la salud de la
bución y la producción generada), es exigencia de la función de rectoría o población. Las funciones globales de
que manifiesta la esencia del mo- auxiliar de las otras funciones. Se trata los sistemas de salud, en sus relaciones
delo de gestión, su nivel de eficien- así de la información dirigida al pú- con la salud de la población, son re-
cia y el destino final de los recursos, blico para capacitarlo y hacerlo copar- ferencias para las funciones de salud
es decir, qué necesidades se satisfa- tícipe de la responsabilidad de la salud pública. La salud pública, por sus fun-
cen y quiénes son los beneficiarios. y del control sobre la actuación pú- ciones esenciales (FESP), apoya e in-
blica; se trata de la información para tegra la rectoría, asumiendo incluso
Los objetivos, principios básicos y la formación de la ciudadanía, para la directamente la responsabilidad de
condiciones y recursos requeridos afirmación de los valores y su institu- algunas de sus tareas y transformándo-
orientan la definición de funciones de cionalización por medio de las prácti- las en funciones de la salud pública; se
los sistemas así como su organización cas sociales. Todo ello forma parte de interesa por la financiación como re-
y funcionamiento generales. En este un proceso más amplio bajo la res- quisito para la salud colectiva; com-
documento, consideramos solamente ponsabilidad esencial del sector pú- parte la responsabilidad de la creación
las funciones globales como marco de blico, pero se manifiesta específica- de la capacidad productiva para asegu-
referencia de las funciones de la salud mente como función fundamental de rar que responda a los requisitos de la
pública. La OMS identifica cuatro los sistemas de salud. Se incluye tam- salud de la población; se preocupa por
funciones globales y universales de los bién aquí el concepto de transparencia los aspectos colectivos de prestación
sistemas de salud:4 rectoría; prestación en la gestión pública, lo que permite de servicios para conseguir la eficacia
de servicios; generación de recursos, su control permanente y efectivo por social (organización, calidad, cobertu-
constituida por inversiones y forma- parte de la sociedad. ras, acceso, etc.); y además, asume
ción de recursos humanos; y, financia- como propia la función de “informa-
ción, que incluye recaudación, agrega- 5OPS, “La rectoría de los Ministerios de
ción al público”, una función de ca-
Salud en los procesos de reforma del sector rácter colectivo por excelencia. De
4 WHO, op. cit. de la salud”; 1996. este modo, la salud pública contribuye

40
a la ejecución de las funciones del sis- des importantes para la promoción de la sociedad, de las redes informales o
tema de salud y a su organización; no la salud y la prevención de la enferme- formales de apoyo, de las diversas co-
es solamente un componente, aunque dad, además de otras actuaciones de munidades de intereses y hasta de los
pueda ser identificada en sus límites y salud pública dirigidas al individuo y sentimientos específicos o difusos de
contenidos. a la familia, y a sus relaciones en el satisfacción o insatisfacción públicas.
entorno y en la comunidad en que Todas esas manifestaciones de la po-
Esta visión de la salud pública per- viven. Lo mismo ocurre en relación a blación en la sociedad y de lo público
mite entender sus relaciones de inter- las otras categorías del equipo de no estatal constituyen la base social de
dependencia con la asistencia médica salud. Esa actuación conjunta poten- la salud pública, sus destinatarios y
y al mismo tiempo sus diferencias y cia la atención personal de la salud y también sus instrumentos de actua-
complementariedad. La medicina se otorga a la salud pública un alcance ción, inspiración y fortaleza.
convierte así también en una de las social que no se puede conseguir de
ciencias al servicio de la salud pública, otra forma. En el caso de la atención 4.2 El Estado, lo público
pero no la define ni se confunde con al ambiente, es más que articulación o no estatal y lo privado
ella. El acto médico en sí no es parte complementariedad, es la propia salud
de la salud pública, pero la suma de pública en funcionamiento. Las sociedades establecen instituciones
sus actuaciones y su contribución a la reconocidas jurídicamente con el fin
salud colectiva sí lo son; una vacuna 4. Actores o sujetos de cumplir las funciones de interés
individual puede no ser parte de la común o de grupos socialmente signi-
salud pública pero pasa a serlo cuando La salud pública es ejercida por mu- ficativos. La principal de esas institu-
es repetida con la finalidad de prote- chos actores. Dado que tiene un ciones es el Estado, una de cuyas res-
ger a la población y conseguir el con- campo de actuación tan amplio y va- ponsabilidades prioritarias consiste en
trol de la enfermedad. Esa misma re- riado, exige la participación de prácti- vigilar el cumplimiento de las funcio-
lación se pone también de manifiesto camente todos los actores sociales. nes públicas, entre ellas las de salud
si las funciones básicas del sistema de pública. El Estado, en nombre de la
salud o de atención de salud son defi- 4.1 La sociedad población, tiene un papel central
nidas en la perspectiva más limitada y como sujeto-actor de la salud pública,
tradicional de la historia natural de la El sujeto básico y permanente de la dada su responsabilidad directa a la
enfermedad, según las fases de pro- salud pública es la misma población hora de garantizar que sus funciones
moción, prevención, recuperación y organizada en la sociedad. El público sean llevadas a cabo, algunas en forma
rehabilitación. no es solamente el objeto central de la directa y en régimen de exclusividad,
salud pública, sino que es su principal como son aquellas vinculadas al poder
No es sorprendente o contradictorio, actor. La salud pública es la salud de político formal —adscripción obliga-
por lo tanto, que la salud pública la población, para la población y por toria de valores jurídicos por medio de
actúe también por medio de los recur- la población. La actuación de la socie- la legislación y otras normas de aplica-
sos adscritos operativamente a la aten- dad en pro de la salud se manifiesta en ción general—, al poder de coerción y
ción personal de la salud y haga uso de las instituciones y prácticas sociales y de justicia, mediante el uso legal de la
esa misma atención. Al contrario, la en los valores socialmente reconoci- fuerza, o al establecimiento de com-
naturaleza de ambos dominios y su ca- dos que modelan las actitudes, com- promisos internacionales formales, o
rácter complementario aconsejan el portamientos y conductas sociales en a la defensa de la soberanía e integri-
uso de recursos comunes y el aprove- favor de la vida y la salud. También se dad nacionales; otras, en cambio, se
chamiento de las oportunidades crea- observa en el reconocimiento de las realizan por medio de delegación, pro-
das por los servicios de salud y las necesidades y demandas y en los es- moción, complementariedad o subsi-
atenciones personales para la realiza- fuerzos colectivos para satisfacerlas. diaridad. En efecto, entre las respon-
ción de intervenciones de la salud pú- La actuación de la población como sabilidades principales del Estado en
blica. El contacto del médico con el actor de la salud pública se manifiesta materia de salud pública, se encuen-
paciente, por ejemplo, da oportunida- a través de los grupos organizados de tran las de movilizar, articular, orientar

41
y apoyar la actuación de la sociedad y, del mercado, como empresas y corpo- específica, que es la salud de la pobla-
especialmente, de sus actores públicos raciones, pueden asumir un interés ción. Algunas de esas profesiones se
no estatales. Esa sinergia entre Estado público compatible con su naturaleza identifican más ampliamente con la
y sociedad civil es el factor instrumen- e incluso legitimarse socialmente y salud pública en la medida en que
tal más importante para alcanzar una hacer contribuciones de importancia a la disciplina correspondiente está más
salud pública eficaz. la salud pública. Hay situaciones en las dedicada a su objetivo y objetos, como
que, incluso los entes típicamente pri- es el caso de la epidemiología, íntima-
La actuación de agentes sociales priva- vados, como las empresas, pueden ac- mente integrada a la salud pública en
dos amplía las posibilidades de la salud tuar como sujetos de la salud pública, todas sus manifestaciones, desde la in-
pública, la capacidad del mismo Es- por ejemplo, en el campo de la salud vestigación etiológica y el control de
tado y es coherente con el concepto de ocupacional, con respecto a la protec- enfermedades transmisibles, hasta la
salud pública que estamos analizando. ción ambiental o, de forma voluntaria, formulación de políticas y la gestión
En particular, el papel de las organiza- en otros campos. de sistemas y servicios y su evaluación;
ciones sociales, el sector público no es- se puede incluso afirmar que la cali-
tatal, ofrece oportunidades innegables Esta visión de la salud pública en la dad de la salud pública está en rela-
para el sistema de salud en general, y sociedad aproxima, como ya se ha ción directa con la epidemiología que
para la salud pública en particular. mencionado, la atención individual a está a su servicio, y viceversa. Por otro
Estas organizaciones de interés pú- la atención colectiva. En efecto, mu- lado, es posible identificar profesiona-
blico no sufren algunas de las deficien- chas actuaciones colectivas de salud les que proceden de una de las disci-
cias de la actuación estatal, no se com- pública resultan de atenciones indivi- plinas contribuyentes, entregados a la
portan según las reglas del mercado y duales, es decir, de la protección espe- tarea de articulación del conocimiento
suelen operar con mayor proximidad cífica de todos mediante la protección en función del objetivo y objetos de la
a la población y las comunidades. La de muchos individuos, o de conductas salud pública, y que se dedican exclu-
posibilidad no es, sin embargo, una personales comunes. Por otro lado, la sivamente al ejercicio de la salud pú-
alternativa a la actuación del Estado y atención individual requiere condicio- blica, lo que los caracteriza como pro-
no lo exime de sus responsabilidades nes de carácter público como la finan- fesionales orgánicos de este campo.
hacia la salud pública. ciación, la organización, la regulación, Ese hecho manifiesta el carácter cien-
etc. La incorporación de una perspec- tífico–técnico y profesional de la salud
Por su parte, los agentes privados pro- tiva de salud pública en la atención pública, esencial para su ejercicio,
piamente dichos tienen también fun- personal de salud complementa a ésta pero siempre inmerso en el contexto
ciones, aunque limitadas, en materia y le confiere mayor calidad y eficacia, que la conforma y al servicio de los va-
de salud pública. En efecto, las defi- al mismo tiempo que amplía la capa- lores que la sustentan. La excelencia
ciencias o imperfecciones del mercado cidad de la salud pública al ofrecerle científico-técnica es, sin embargo, es-
en relación a la salud en general se oportunidades de actuación en todos tratégica para una salud pública de
magnifican en relación a la salud pú- los niveles de asistencia. calidad, aunque dicha excelencia sólo
blica donde prevalecen, por defini- se puede alcanzar teniendo en cuenta
ción, los bienes públicos o los de 4.3 Profesiones y profesionales todas las demás dimensiones. La salud
externalidades significativas, donde pública no se agota en el trabajo de sus
destacan la asimetría de información, La salud pública como campo de co- profesionales orgánicos, debe expan-
la complejidad y la incertidumbre y nocimientos propios implica, en su dirse por la incorporación al trabajo
donde los riesgos morales y las selec- aplicación, la actuación de agentes es- de todos los trabajadores de la salud y
ciones adversas son aun más condena- pecíficamente capacitados, o sea, pro- de los sectores relacionados, especial-
bles. El mercado en la salud pública fesiones y profesionales. Las profesio- mente en el nivel primario de aten-
es un mecanismo adicional que se usa nes de la salud pública corresponden, ción. En efecto, uno de los desafíos
en situaciones especiales o para corre- en primer lugar, a las disciplinas que principales de los agentes de salud pú-
gir alguna deficiencia de la gestión contribuyen a su realización, diferen- blica es su habilidad de hacer que los
pública. Sin embargo, algunos agentes ciadas en su ejercicio por su finalidad objetos y las actuaciones de salud pú-

42
blica sean comprendidos por otros e mos del ser humano dotado de dere- pre tratará de compatibilizar la eviden-
incorporados en su propia actuación. chos y responsabilidades, entre ellos, cia científica con los valores, aunque
el derecho superior a la protección so- reconocerá, en principio, la preceden-
En resumen, los sujetos de la salud cial de sus bienes supremos y la res- cia de éstos.
pública son múltiples y sus ejes de ac- ponsabilidad compartida de cuidarlos.
tuación están en la misma sociedad, Está también la aceptación de que es Desde otra perspectiva, el ocaso de los
en la forma de diferentes organizacio- función de una sociedad organizada valores debilita la consideración de los
nes y, particularmente, en el Estado, sumar los esfuerzos de sus miembros fines últimos de las prácticas humanas
como institución social que concentra en la actuación solidaria para el cum- y, en definitiva, de la naturaleza de la
la esfera del sector público. El éxito de plimiento de esa responsabilidad en humanidad y el valor de la vida y de
la práctica de la salud pública está en favor de la salud de todos, o sea, de la su protección por medio de la salud.
saber cómo contribuyen todos esos salud pública; y corresponde al Es- En esta situación, la ciencia deja de
actores a la finalidad común y en faci- tado, su principal institución, la obli- ser episistema para dedicarse funda-
litar esas contribuciones, en forma ar- gación de dirigir la realización de esa mentalmente a la construcción de
ticulada y sinérgica, de tal modo que aspiración social. De estos valores fun- modelos de lo real, sin preocuparse
respondan con eficacia, responsable- damentales surgen otros valores, tales por el examen de los valores que los
mente y de manera socialmente con- como la solidaridad, el uso eficiente legitiman y que deberían orientar las
trolable al interés de la población. de los recursos disponibles, la partici- prácticas promovidas por esos mode-
Esto es también, fundamentalmente, pación y el control sociales, y la equi- los, lo que se opone a la finalidad de
una tarea de los poderes públicos. dad en el acceso a los bienes y servicios la salud pública.
que producen salud.
5. Proceso de construcción El riesgo del abuso en nombre de los
El enunciado anterior parece dema- valores es siempre menor que el riesgo
Con tal arraigo en lo social, la salud y siado obvio, dado que difícilmente al- del abuso de la racionalidad formal de
la salud pública resultan de un com- guien podría o se atrevería a negarlo. apariencia científica para justificar opi-
plejo proceso social históricamente Sin embargo, tiene implicaciones con- niones y hasta intereses, o sea, la im-
construido en el que se dan la genera- ceptuales y operativas determinantes y posición de valores sobre los demás.
ción y regeneración de valores que se define los propósitos finales, aunque En efecto, con frecuencia se ha obser-
manifiestan en instituciones y organi- generales, para la actuación, para el de- vado la afirmación de verdades incon-
zaciones de salud pública o que con- sarrollo del conocimiento y de la tec- testables en el campo social que luego
tribuyen a su ejercicio. Este hecho es nología y, por supuesto, para la salud son negadas o modificadas por la reali-
esencial para la comprensión de la pública. De la percepción e identifica- dad. Las deficiencias en la definición
salud pública en cada situación y cul- ción de las necesidades a la definición de objetos y métodos de observación,
tura y también con respecto a los as- y aplicación de las respuestas para sa- de la información recopilada, de la
pectos generales comunes relativos a tisfacerlas, los valores deben preceder a misma observación y del observador,
su concepto y a su ejercicio. la razón o, mejor dicho, la razón se son demasiado obvias en el campo so-
construye sobre la base de esos valores. cial para que se sustente una confianza
6. Valores y principios En consecuencia, la salud pública completa en la evidencia y, especial-
como actuación científica y técnica mente, si es independiente de la finali-
Como proceso sociocultural e histó- valora la evidencia identificable y me- dad y de los principios básicos que
rico y como actividad humanística dible y busca basar sus decisiones e deben regir en los sistemas de salud, y
por excelencia, la salud pública es co- intervenciones en ella; conoce, sin em- en la salud pública en especial. Esa lla-
nocimiento y técnica manifestados en bargo, las limitaciones de la evidencia mada de advertencia no pretende dis-
una práctica al servicio de y basada en científica dentro de la realidad social, minuir la importancia de la evidencia;
unos ciertos valores. En el extremo de especialmente en situaciones de subde- al contrario, apunta a ensanchar esta
esos valores está la consideración de la sarrollo, y la importancia de los valores importancia al dejar que los valores la
salud y de la vida como bienes supre- en su conformación. Asimismo, siem- condicionen.

43
En esta dimensión valorativa, la salud 7. La política y las leyes como parte de sus funciones globales,
pública se asocia y se reviste de ética y que queda inscrita especialmente en la
la extiende por todos sus ámbitos de La salud pública está subordinada o rectoría y debe ser asumida, operativa-
actuación: en la sociedad, en el Es- depende en gran medida de la política mente, por la salud pública.
tado, en sus quehaceres específicos o y en muchos aspectos los actores co-
compartidos, y hasta en la considera- rrespondientes tienen que actuar en Una consecuencia de ese hecho es la
ción de las necesidades individuales. función de ella. formulación, aprobación y ejecución
Es una ética con dimensiones sociales de políticas públicas más saludables.
que refuerza la primacía de la pobla- 7.1 Democracia, participación A la salud pública le corresponde espe-
ción y la sociedad. y políticas públicas saludables cíficamente promover y propugnar
esas políticas públicas saludables en
Es desde esa perspectiva, que un valor La ampliación y profundización de la todos los sectores y evaluar los pro-
especialmente rezagado en las Améri- democracia como marco de referencia yectos relacionados con las mismas
cas adquiere una importancia signifi- y de realización de la participación ciu- para determinar así el impacto de las
cativa y sintetiza la dimensión valora- dadana es el principal condicionante políticas aprobadas o ejecutadas sobre
tiva de la salud pública: la equidad. En político de la salud pública y de las la salud de la población. Le compete,
lo que se refiere a la atención de salud, prácticas sociales que la forman. Un asimismo, promover y preparar los
la equidad pone de manifiesto el valor proceso político e instituciones políti- instrumentos jurídicos necesarios para
de la vida humana y la ética absurda cas socialmente legitimadas son, a su el ordenamiento de sus funciones y
de los privilegios basados en diferen- vez, condición y resultado de una de- promover las actuaciones dirigidas a
cias étnicas, de condición económica y mocracia efectiva y de políticas públi- su aprobación y ejecución.
de género, culturales o de lugar de re- cas saludables que responden adecua-
sidencia; aboga así por y exige el ac- damente a las necesidades de salud de 7.2 Legislación y Estado
ceso universal a la atención de salud y las poblaciones. En esencia, esos aspec- de derecho
la responsabilidad social por parte del tos se refieren a las características del
Estado de garantizarlos, especialmente proceso y del régimen político y a la de- La salud pública es el reconocimiento y
para los grupos en desventaja. La equi- mocratización del poder a través de la aplicación de valores socialmente acep-
dad requiere también la integralidad y capacitación y participación ciudada- tados de protección de la vida y de la
calidad de la atención y, en definitiva, nas, un hecho que conferirá al proceso salud y la asignación de valores relacio-
una eficiencia máxima en el uso de los una legitimidad y una capacidad de ac- nados con la salud en la sociedad. Este
recursos disponibles. Para la salud pú- tuación pública socialmente correcta. esfuerzo requiere de normas jurídicas y
blica, el principio de la equidad es un de su cumplimiento por la sociedad en
eje central de actuación que modelará Desde esa perspectiva, la salud pública un estado de derecho, en el que el mo-
la financiación de la salud, la organi- mejora con la democracia y la partici- nopolio del poder político institucio-
zación y la gestión del sistema de aten- pación, y es en ese contexto en el que nal ejercido por el Estado produce las
ción, la generación de recursos reales se hace posible la verdadera integra- leyes necesarias y asegura su cumpli-
para el cumplimiento pleno de las ción social de los valores que orientan miento en igualdad de condiciones
funciones del sistema de salud y para a la salud pública y la verdadera capa- para todos. Sólo en esas condiciones
la propia salud pública. La equidad es citación, incluso política, de la pobla- existe una garantía de la neutralidad
más central en cuanto las realidades ción para corresponsabilizarse de la personal de la ley y de su aplicación
muestran grandes desigualdades e in- salud de todos y de la responsabilidad ecuánime en beneficio de la salud de
justicias en las situaciones de salud en efectiva y socialmente controlada del todos. El trabajo de elaborar, proponer
los países y entre ellos. Y se ha demos- Estado en relación a la salud de la po- y propugnar la legislación necesaria
trado que la falta de un trato de equi- blación. Esa condición esencial obliga para la protección de la salud, de ha-
dad es el factor principal para un a los sistemas de salud a incorporar cerla surgir de forma complementaria
desempeño social deficiente de los sis- el fortalecimiento del proceso de de- en el ámbito de las atribuciones de la
temas de salud. mocratización y participación social autoridad sanitaria y de velar por su

44
correcta aplicación, incluso utilizando ción intencional y desarrollada de ciedad civil; pero esas decisiones tie-
el poder de vigilancia conferido por forma congruente, con la finalidad nen carácter voluntario y sus efectos
la legislación al sector, constituye el de conseguir los resultados políticos apenas se manifiestan para los que
componente esencial de regulación de deseados. Ello requiere al menos: aceptan pertenecer al ámbito restrin-
la función de rectoría del sistema de gido en que operan y son acatadas, sin
salud que tiene, en la salud pública, su a) La comprensión del proceso polí- olvidar que algunas de ellas afectan in-
principal beneficiario y ejecutor. tico y de sus factores y actores rele- directamente a algunos que se encuen-
vantes en relación con las decisiones tran fuera de ese ámbito. Sólo el Es-
7.3 Viabilidad de la práctica deseadas y la capacidad de elaborar tado recibe de la sociedad la facultad
de la salud pública estrategias eficaces para ello. de decidir por todos. El gran pro-
blema es la gran concentración del
La viabilidad de la práctica de la salud b) El análisis de las políticas en la poder real en la sociedad, que deforma
pública viene determinada por el nivel perspectiva de la salud de la pobla- el proceso político haciendo que los
de aceptación y el apoyo a las medidas ción, sus virtudes y sus defectos y gobiernos tomen, a veces, decisiones
preconizadas que redundan en su su contribución para alcanzar po- socialmente perjudiciales y no saluda-
cumplimiento efectivo. El desarrollo líticas saludables. bles. De ahí que una tarea importante
de esa viabilidad es, en esencia, un de la salud pública sea contribuir acti-
proceso político de creación del con- c) El fomento de los intereses de la vamente al desarrollo de la ciudadanía
senso, de establecimiento de alianzas y salud pública, mediante el uso del y a la democratización del poder en la
de neutralización de oposiciones en la poder de la técnica y de la ciencia sociedad. Se trata del principio de que
sociedad civil, en las diversas institu- y de la capacidad de movilización una población informada y consciente
ciones del Estado y en el propio sis- de la sociedad y de las alianzas de sus derechos y responsabilidades y
tema de salud. El esfuerzo requerido más eficaces según la situación y el organizada para la participación de-
forma parte de la función de rectoría momento. mocrática es la garantía más eficaz del
del sistema de salud y es de especial ejercicio democrático y socialmente
importancia para la salud pública. d) La contribución al desarrollo de la beneficioso, también en materia de la
ciudadanía y de la capacidad de salud, del poder real y del poder polí-
La viabilidad de la práctica de la salud participación social, especialmente tico o formal. Para ello, el principal
pública se completa con la viabilidad a través de la información, la edu- instrumento político de la salud pú-
de las condiciones y recursos necesa- cación en salud y la organización blica consiste en disponer de un pro-
rios para la realización de sus funcio- para la participación comunitaria. yecto de transformación que, estraté-
nes. De este modo, lo viable política y gicamente, movilice a la sociedad y sea
culturalmente se hace entonces facti- e) La constitución de alianzas y la apoyado por ella, y que, en el plano
ble materialmente. movilización de apoyos política- coyuntural, sirva al desarrollo de alian-
mente significativos. zas y apoyos políticos que lo hagan
7.4 La salud pública viable. Es indispensable también que
y la política Entendiendo la política como el ejer- se pueda demostrar una capacidad
cicio del poder, tanto el real con su ca- efectiva de realización y de los benefi-
De lo anterior se deduce la importan- pacidad de influir, ejercido por la so- cios que se obtienen de ello.
cia de la consideración de la política ciedad, como el formal o institucional,
dentro de la salud pública. No se consustancial a los poderes del Estado, 8. Prácticas sociales
trata, evidentemente, de politizar la la esencia del proceso político consiste y salud pública
salud pública en el sentido de subor- en canalizar las demandas de la socie-
dinarla a ideologías políticas o a inte- dad hacia el Estado para que sean exa- De todo lo anterior resulta evidente la
reses partidistas, aunque debe recono- minadas y atendidas. Ello no deja de estrecha relación de la salud pública
cerse la importancia de unos y de lado la importancia de las decisiones con las prácticas sociales que favore-
otros. Lo que es preciso es la actua- privadas de algunos actores de la so- cen la salud. Esta relación, ya mencio-

45
nada varias veces, será una matriz para mucho tiempo se sabe que la enfer- ducción y muchos aspectos de su regu-
la identificación de las funciones esen- medad no obedece a las fronteras. En lación deban ser de carácter internacio-
ciales de la salud pública y de ellas tra- un mundo inmerso en la mundializa- nal, lo que exige una institucionali-
taremos en el capítulo 5 de este libro. ción, las amenazas y posibilidades de zación que asegure la capacidad de
soluciones en materia de salud son decisión necesaria para realizarlas. Ade-
9. Intersectorialidad mucho más probables que las relativas más, las profundas diferencias entre los
a la transmisión de enfermedades. países en materia de desarrollo y de ca-
y salud pública
Con frecuencia, muchas de las princi- pacidad de realización de las funciones
pales decisiones sobre factores condi- públicas esenciales, entre ellas, las de
La naturaleza multisectorial de los fac-
cionantes de la salud son inducidas o salud pública, requieren un nivel cre-
tores determinantes de la salud alcanza
elaboradas fuera de los países, espe- ciente de cooperación internacional en
también, lógicamente, a la salud pú-
cialmente si éstos están en la periferia materia de salud, que tiene como eje
blica y la importancia de la actuación
mundial. Algunas de esas influencias de desarrollo de la salud pública.
intersectorial se refuerza por medio de
globales fueron mencionadas en el ca-
los diversos aspectos del concepto de
pítulo 3, cuando analizamos la mun- El mundo se ha integrado y la salud
salud pública que hemos analizado.
dialización y sus manifestaciones, así de las poblaciones recibe la influencia
En efecto, aspectos como la alimenta-
como las redes actuales de la salud pú- creciente de los acontecimientos y los
ción, la salud ambiental, la participa-
blica. Pero además, hoy son bien co- procesos externos a los países, o co-
ción ciudadana, y en definitiva, la crea-
nocidos los efectos globales de la con- munes a algunos o a todos ellos. La
ción de mejores condiciones de vida
taminación ambiental, la pandemia salud internacional es así un compo-
y de políticas públicas saludables, exi-
de SIDA o el resurgimiento de la tu- nente de la salud pública, una salud
gen la cooperación con otros sectores
berculosis, el interés comercial de las pública que es también, cada vez más,
para su realización. Pero incluso aspec-
corporaciones transnacionales en la universal: la salud de la humanidad.
tos específicos de los servicios de aten-
industria de la salud y la concentra-
ción de salud dependen del apoyo de
otros sectores, como insumos, servi-
ción y selección socialmente perversa 11. Una definición
de la producción de conocimientos y
cios de transporte y comunicación,
de tecnología, entre otros. Están tam- Es imposible sintetizar en una defini-
etc, para su realización o la mejora de
bién las catástrofes naturales o las cau- ción breve todos los aspectos concep-
su calidad.
sadas por el hombre y las organizacio- tuales analizados, por lo que una no-
nes criminales vinculadas al consumo ción consensual de la salud pública
La salud pública no es sólo un campo
de drogas y otras formas de violencia. es prácticamente imposible. Sin em-
de conocimiento multi e interdiscipli-
Por otro lado, están las promesas de la bargo, es una realidad que una defini-
nario, es también una práctica social
ciencia y de la tecnología, las intensas ción sintética facilitará la divulgación
inevitablemente intersectorial. No hay
y progresivas relaciones de interde- de los conceptos y el fortalecimiento
función de la salud pública que no re-
pendencia y solidaridad entre países y del ejercicio de la salud pública.
quiera, en mayor o menor grado, la
pueblos, los pactos regionales y uni-
cooperación con otros sectores. Por
versales y las organizaciones interna- Hay varias propuestas de definición en
eso, uno de los desafíos de la salud
cionales, ya sean intergubernamenta- la literatura, todas con ventajas e insu-
pública es asegurar esa cooperación.
les o privadas, con la finalidad de ficiencias. Quizás la más aceptada y
analizar los problemas de la humani- completa de todas ellas es la propuesta
10. Dimensión dad y promover soluciones para ellos. por Winslow en 1920:6 “la salud pú-
internacional de la blica es la ciencia y el arte de prevenir
salud pública Los aspectos mencionados en el pá- las enfermedades, prolongar la vida,
rrafo anterior constituyen bienes o
Los riesgos y los factores condicionan- males públicos que afectan a la pobla- 6Winslow, C.E.A. “The Untilled field of
tes de la salud no existen sólo dentro ción mundial o regional de ámbito su- Public Health”, Modern Medicine, 2: 183,
de las fronteras nacionales. Desde hace pranacional. Ello requiere que su pro- March; 1920.

46
fomentar la salud y la eficiencia física y ción viene adquiriendo fuerza y con- Bibliografía
mental, mediante el esfuerzo organi- senso crecientes y son muchas las
zado de la comunidad para: 1) el sanea- contribuciones en ese sentido. El con- Berkman L y Lochner K. Social Determi-
miento del medio; 2) el control de las cepto comprende los elementos esen- nants of Health; Meeting at the Cross-
roads, Health Affairs, Book Review
enfermedades transmisibles; 3) la edu- ciales de las definiciones anteriores,
Essay; marzo/abril, 2002.
cación de los individuos en los princi- es congruente con la comprensión ac-
Claeson M et al. Public Health and World
pios de la higiene personal; 4) la orga- tual del proceso de salud y tiene el po-
Bank Operations. Washington: HNP/
nización de los servicios médicos y de tencial de abarcar la complejidad de la World Bank; 2002.
enfermería para el diagnóstico precoz y salud pública en el mundo de hoy y
Cordeiro H. “Sistema Único de Saúde”,
el tratamiento preventivo de las enfer- de poner de manifiesto su ejercicio Ayuri Editorial Ltda., Rio de Janeiro;
medades; y 5) el desarrollo de los me- con el fin de responder a los desafíos 1991.
canismos sociales que aseguren a todas que todo ello plantea.
Escuela de Salud pública del Ecuador y
las personas un nivel de vida adecuado OPS. “Salud pública — Ciencia, polí-
para la conservación de la salud, orga- El concepto de salud pública ha cam- tica y acción”, Quito; 1993.
nizando estos beneficios de tal modo biado a lo largo de la historia de la Frenk J. “The new Public Health”, En:
que cada individuo esté en condiciones humanidad de acuerdo con la com- Annual Review of Public Health, Vol.
de gozar de su derecho natural a la prensión de la realidad y de los ins- 14, pgs. 469–490; 1993
salud y a la longevidad”. Es una defini- trumentos de intervención disponi- Frenk J. “La salud de la población —
ción muy amplia que incluye la mayor bles. La complejidad de la salud Hacia una nueva salud pública”, Fondo
parte de los elementos de la salud pú- pública necesaria en el mundo actual de Cultura Económica, México; 1994.
blica en el momento actual, a pesar de hace de ella un poliedro de muchos y Glonberman S. “Towards a New Perspec-
haber sido propuesta hace 80 años; su cambiantes lados que justifican la va- tive on Health Policy”, CPRN Study
énfasis está todavía, sin embargo, en la riedad de miradas con que lo recono- no. H/03, Renouf Publishing CO, Lrd,
Ottwawa; 2001.
enfermedad y en el paradigma higié- cemos, manifestadas en las múltiples
nico/sanitario hegemónico en la época, maneras de definirlo y actuar sobre él, Granda E. “Salud pública e identidad”,
presentación en el Foro “Modelos de
aunque incorpora la dimensión social incluso en el uso de expresiones susti-
Desarrollo, Espacio Urbano y Salud”,
de la salud y la naturaleza colectiva de tutivas o complementarias referentes Santa Fe de Bogotá; abril, 1999.
la actuación de la salud pública. al todo o a las partes del tema, como
Guimarães R y Tavares R. “Saúde e Socie-
por ejemplo, la medicina social, la dade no Brasil — Anos 80”, Relume
Una definición más reciente (Piédrola salud comunitaria, etc. Dumará, Rio de Janeiro; 1994.
Gil et al., 1991) simplifica la de Hanlon JJ. “Principios de Administración
Winslow: “La salud pública es la cien- Así pues, como ya se ha dicho, una de- Sanitaria”, Parte I – Introducción, 2ª
cia y el arte de organizar y dirigir los finición sintética, suficiente y consen- edición, La Prensa Médica Mexicana,
esfuerzos colectivos destinados a pro- sual es imposible. La que proponemos México; 1963.
teger, promover y restaurar la salud de a continuación combina elementos Hartge P. “Epidemiologic tools for today
los habitantes de una comunidad”. comunes a muchas anteriores y pre- and tomorrow”, Anal of the New York
Esta definición simplifica y amplía el tende ajustarse a los conceptos analiza- Academy of Sciences, 954: 295–310;
2001.
campo de actuación de la salud pú- dos en ese capítulo:
blica e incorpora de manera específica Henderson H. “Paradigms in Progress”,
1994. Healthier Communities Sum-
el área de la restauración de la salud; “La salud pública es el esfuerzo
mit, Anaheim, CA; 1994.
el énfasis de lo colectivo, sin embargo, organizado de la sociedad, princi-
Hertzman C. “The Social dimensions of
está más acorde con la forma de ac- palmente a través de sus institucio-
Public Health” in World Science Report
tuar mediante los esfuerzos colectivos, nes de carácter público, para mejo- 1999, pgs. 341–351, Londres; 1999.
que con los objetos de la acción. rar, promover, proteger y restaurar
Kawl I y Faust M. “Global public goods
la salud de las poblaciones por and health: taking the agenda forward”,
La idea de centrar el concepto de medio de actuaciones de alcance Bulletin of the World Health Organiza-
salud pública en la salud de la pobla- colectivo”. tion, 2001, 79: 869–874.

47
Koplan JP. “From Anthrax to Zyban: 20th OPS. “La rectoría de los ministerios de Solimano G e Isaacs S. (EE): “De la Re-
Century Triumphs and Implications salud en los procesos de reforma del forma para unos a la Reforma para
for the New Millenium: 1999 Fred T. sector de la salud’, Documento presen- todos”, Editorial Sudamericana, San-
Foard Memorial Lecture, University tado al cuadragésimo Consejo Direc- tiago; 2000.
of North Carolina School of Public tivo; 1996.
Health; abril 1994. Strategies for Population Health — Inves-
OPS. “Las condiciones de salud en las ting in the Health of Canadian”, Ot-
Last JM. “Public Health and Human Eco- Américas”, Edición 1994, Vol. I, Públi- tawa; 1994.
logy”, Appleton & Lange; 1987. cación Científica, n.º 549; 1994.
The Belmont Vision for Health Care in
Legowski B y Mckay L. “Health beyond OPS. “Las condiciones de salud en las America”, Institute for Health Futures,
Health Care: twenty-five years of Fede- Américas”, Edición 1998, Vol. I, Públi- Alexandria, VA; 1992.
ral Health Policy Development”, Cana- cación Científica, n.º 569.
dian Policy Research Networks, IN; The Core Functions Project Steering
2000. OPS. “Promoción de la salud: una antolo-
Group. “Health Care Reform and Pub-
gía”, Públicación Científica n.º 557,
Londoño JL y Frenk J. “Structural plura- lic Health: a paper on Population-
Washington, DC; 1996.
lism: towards and innovative model based core functions”, Journal of Pub-
for Health System Reform in Latin OPS. “Sobre la teoría y práctica de la salud lic Health Policy, Vol. 19 nr. 4, pgs.
America”, in Health Policy, 41:1–36; pública: un debate, múltiples perspec- 394–418.
1997. tivas”, Washington; 1993.
UN/Committee on Economic, Social and
López-Acuña D et al. “Reorienting Health PAHO. Division of Health and Human Cultural Rights, Twenty-second Ses-
Systems and Services with Health Pro- Development “Principles and Basic sion: “The right to the highest attaina-
motion Criteria: A critical component Concepts of Equity and Health”, Octo- ble standard of Health”, Ginebra; 2000
of Health Sector Reforms”, Technical ber; 1999. (unedited version).
Paper for the Fifth International Con- Paim JS y Almeida Filho, N. “A crise de US Institute of Medicine. “The Future of
ference on Health Promotion, Mexico; Saúde Pública y a utopia da Saúde Public Health”, National Academy
junio 2000. Coletiva”, Casa da Qualidade Editora, Press; 1988.
Maxcy-Rosenau. “Preventive Medicine Salvador, BA; 2000.
and Public Health”, Ninth Edition, Whitehead M. “The concepts and princi-
Piedrota G et al. “Medicina preventiva y
Edited by Phillip Sartwell, Appleton – ples of equity and Health”, Interna-
salud pública”, 9a edición, Ediciones
Century – Crofts, N. York; 1965. tional Journal of Health Services, Vol.
Científicas y Técnicas AS, Barcelona;
22, Number 3, pgs. 429–445; 1992.
Milio N. “Promoting Health Through Pub- 1991.
lic Policy”, Canadian Public Health As- Preker A, Harding A, y Girishauker. “The WHO . “The World Report 1999—Mak-
sociation, Ottawa; 1989. Economics of Private Participation in ing a difference”, Ginebra; 1999.
Mullan F. “Public Health then and now – Health Care: New Insights from Institu- WHO. “Health a precious Asset, accelerat-
Don Quixote, Machiavelli and Robin tional Economics”, World Bank, Wash- ing follow-up to the World Summit for
Hood: Public Health Practice, past and ington; 1999. Social Development,. Ginebra; 2000.
present”, in American Journal of Public Rebecca S. “The Policy Process: an over-
Health, Vol. 90 no. 5, May 2000, pgs. WHO. “The World Health Report 2000—
view”, Overseas Development Institute,
702–706. Health Systems: Improving Perfor-
London; 1999.
mance”, Ginebra; 2000.
Musgrove P. “Protecting Health in Latin Restrepo H. “Increasing Community Ca-
America: what should the State do?”, pacity and Empowering communities Why are some people healthy and other
mimeografiado, World Bank, Washing- for Promoting Health”, Technical Re- not? The determinants of Health of
ton, D.C.; 2001. port 4 to the Fifth Global Conference Populations”, Editors Robert Evans,
on Health Promotion, Mexico City; Morris Barer and Theodore Marmor,
Musgrove P. “Public spending on Health
junio 2000. Aldine de Gruyter, N. York;1994.
Care: how different criteria related?”,
The World Bank Institute, World Bank; Wilkinson R, y Marmot, M. (EE) “Social
San Martin H. “Administración en Salud
1999 (mimeografiado). determinants of Health: The Solid
pública, Parte I: objetivos de los Siste-
OPS. “El desafío de la epidemiología”, Pú- mas de Servicios de Salud”, La Prensa Facts”, WHO/EURO, Copenhague,
blicación Científica n.º 505; 1988. Médica Mexicana, México; 1988. 2000.

OPS. “La crisis de la salud pública: refle- Schaeffer M. “Salud, Medio Ambiente y Winslow CEA. “The untilled field of Pub-
xiones para el debate”, Públicación Desarrollo”, OMS/EHE/93.1, OMS/ lic Health”, Modern Medicine, 2: 183;
Científica, n.º 540, Washington; 1992. OPS; 1994. marzo 1920.

48