Está en la página 1de 8
tL YEnSAMI VV tS AL U wows ENTO if CAPEEULO Ten ap oqwatuaydiues un v uaanpas as saye se] A opisanaso spe upon’ ‘ptoosa sue st{ aco oosamared ns ‘soraummu soy X sesqejed se ap ompmse edb oes 2 auawrangya9 sg ekaqns amagtA vaydiosIp y| owWoQ “yewaut UowuaysEp vun A CquoFEIUD;SZ}U9 UN “SO|qUPEAY sujuUsayY Lo OOH eNSoipe WI UTIBpISIO9 95° SOMe sup ‘SPUE 79K Up “TeuOIoPANpe sofouS satopesuad sounir ap soz -s9 so) uo glayor a8 wusaygoxd |e auto ap soqitafa sored sou P| e ais ropiad ¥ wzvatsio) sopntias Soy vamartd Nase Fy ap pea vl ap mov ry Bp aed tocar Bq aUigid [a ua M4 ola “agiodborad vp op spaisy v opuvsvod Your 2)s9 0 exporda [2 opay sm9g “weraIGeq O| pid uo sviderd seknr sy uowanut 9 sesotstod seutsoy opuny sof asad «cated ap & opuiais uapuside soy sousane. ‘oats $9 “Solan op aswel sol ug Sorauiyn 50) & seaqye sey op compass Jo ua epysry oo seperes sseatge soy eae anSis oaneanpe vuoi onsane opey. "mojoMed Wy son 9p onzqou4 op sojdwals souaryyyyy aesuad Au sapepa sx 9p sparn © ousisiad cup & uotoutsty x Hosp) YO} rsa gusto 95 olen SoWnoap wopand ato | sieaozet 9p topod sous i co ant ugtetoso ezope fy "(miauo vo forays uusULSLOA “soy su > ur VQHDEIMENUNBID wUA OUIS yous 0 YONZIEA SO OW wop por 1 A saxopzanpa so “orj29q acy iodns 95 unfias tanbiod wyapsap a3 upjodaoiad jadanied vy ua ue ap sane 8? dtquuoy en Ago uf ap stuyp sve ‘sopwoqr] SoKY SUT. 'sepmaqrT SONY saworovasa. WOSIA OLSHINYSNEE 77 TEMPRAVAS MANIFESTACIONES entre La percepcion y el raat que recurrie para I de la verdad: rnynca se probard que fas coses deste ohoda de dng wente perfectos. Era un mundo gobernado so de cos y wzones numéricas bésicas. Sin embargo, el mundo sublusar, en is ae ie ¢ habitan los mortales, era el desordenado escenario de’ las 3 predecibles, Era Ia pureza de las forgeas larse fécilmente ejemplos de eémo la percepeién podta Ve Tidad de los acontecimicnto’ observados en astronomy mate conducir a error. Una vara sumergida en el agua pareely queleaday ticas lo que hizo que los pitagéricos concibieran una dicotomia cntre un objeto parecia pequefio a la distancia; las personas afectadas de ‘el mundo celeste y el mundb terrestre? :Estaban todavia influidos fete las las cosas. Demécrito habia ensefado que tniversal en el pensamiento primitivo, sean amarga a los unos y dulee a los otros, no tos de Ia naturaleze y la existencia humana habla cosas tales coma lo amargo y lo dulce de por si, Las sensa- gobernados por causas luales mis que por leyes generales? ciones de calor y frio 0 de color existian sélo por convencién, mien sofos griegos del siglo vi no eran primitives y en su tras que en realidad no habia més que Atomos y vacio. Lo poco que era evident > de orden legal. podia confiarse en i6 a Jos sofistas para apoyar 0 puede decirse que el mundo de los sentidos se pres su escepticisma fi Dblemente como un especticulo de desorden pero aparta tu pensa- no. Cuerpos de forma simple rotaban a ida de ideros geométic: proveeho de | ¥ la percepeién que de él se ti blect la diferencia entee lo Bsico zo haciendo peligrar ta confiada idad sobre la que erigimos nuestea existencia Tas primeros grandes psioslogss del Occiente,slesputs de todo, fueron los sofistas Los pensadores griegos eran fo bastante sutiles como para no | candena® simp! experiencia sensorial; distinguis bio el uso prudente de ella de su uso imprudente. El i evaluar se considers Ia razdn. Hei ‘almas birbaras” no pueden interpretar eorrectamente ico en dos reinos Finalmente tos sentidos: “Malos.testigos son lus ujos y los ofdus para los hom- visible entre el or lable de Ms cislos y la bres, sino tienen éstos almas que comprendan su lenguaje”. ‘ dad de las formas y los acontecimnientos terrestres se pues, Ia escisiGn superada en la concepcién del_ mundo servacién, vale decir, a los sentidos Introluce ahora’ on la de la mente, “Aw como e) reid i idm, Quizh 16 que los ojos 3 y la verdad haba estado més alla del dominio de la