Está en la página 1de 6

Métodos para el estudio de lo regional

Si alguien se ha preocupado por revalorizar el estudio regional son los economistas, que
responden a necesidades de nuestro tiempo. Para ello han utilizado medios similares a
los geógrafos, enriquecido con una línea de pensamiento, con un vocabulario y un modo
de presentación original y fértil. Examinaremos brevemente algunos elementos de
análisis:
Elementos de análisis:
a) La población en sus aspectos demográficos y sociales.
b) Los recursos y su utilización
c) El consumo
d) Las relaciones exteriores
e) La estructura geográfica

a) población. Como la región es un organismo humano, su estudio se situa en primer


momento el conocimiento de los hombres; es el capítulo esencial del estudio y su
finalidad. De hecho se analiza al hombre como habitante, como productor y como
consumidor etc. Los datos referentes a la población incluyen dos aspectos: el
demográfico y el sociológico.
Desde el punto de vista demográfico se analiza bajo los siguientes aspectos: cantidad
bruta, localización, fecundidad, estructura de edades y su movilidad (migraciones). De
esta manera se puede conocer a una de las claves del conocimiento regional: la
estructura profesional y el mercado de trabajo.
Las estructuras y las actitudes sociales y sicosociológicas completan el cuadro. El
conocimiento de las profesiones no es suficiente; es preciso saber como se reparte
numéricamente y cualitativamente las clases de la sociedad. El conocimiento
cuantitativo de la fuerza de trabajo, es necesario poder estimar su capacidad y las
reacciones colectivas. En sí, para el estudio de la población es importante el empleo de
las técnicas estadísticas, demográficas, geográficas y sociológicas.

b) los recursos. Este aspecto constituye el ámbito de la investigación económica y


geográfico-económica. Cabe señalar que en este apartado es importante e indispensable
el uso de un inventario, comenzar por un examen analítico completo: agricultura (tierra,
agua, clima) bosques, pesca, energía, minerales. Por otra parte el estudio difícil del
mercado de capitales. Proporciona la ocasión de nuevos enfoques prospectivos.
Otro inventario es el de la producción y el de los equipos. El de la producción en este
caso, la agrícola se calcula a partir de las superficies cultivadas a su vez
imperfectamente conocidas y la producción industrial se mide únicamente a través de
indicios indirectos. Por el contrario la realidad del equipo mas tangible es aprehendida
con mas comodidad: instalaciones energéticas, implantaciones industriales, vías de
comunicación, redes de distribución de agua y de energía, telecomunicaciones.

c) el consumo. Los niveles de consumo informan acerca de los resultados de la


confrontación población-recursos. Este esta basado en cantidades fácilmente
mensurables. El equipo individual proporciona buenos índices: numero de coches, de
aparatos de radio y de televisión, cuartos de baño… las cantidades de energía, de
carburante o de diversos productos consumido por personas completan las primeras
informaciones y permiten elaborar algunas definiciones del nivel de vida. Finalmente,
el cálculo de la renta per capita despeja el camino que conduce a útiles comparaciones.

d) las relaciones exteriores. La región por definición no vive en medio cerrado: sus
relaciones con el exterior (nacional o extranjero) constituyen una parte integrante de su
realidad. Representa la parte mas delicada del estudio. Primeramente interesa conocer
los intercambios de población: las migraciones internas, los intercambios de
mercancías. Ellos son los que permiten juzgar sobre la integración de la región en el
conjunto nacional, o de sus relaciones con el mercado internacional.

e) la estructura geográfica. Dos nuevas direcciones analíticas corrigen el esquema, la


participación de la región en zonas homogéneas, por una parte y el estudio de la redes
urbanas de otra. La división en zonas homogéneas es para que adquieran el máximo
valor expresivo a través de las totalizaciones y las medidas estadísticas. El investigador
debe resolver estas dos maneras de dividir a la región por medio de la encuesta personal
conducida desde principio sobre la base de datos existentes de informaciones orales
recogidas en buena fuente y de su propia intuición geográfica. De esta manera las
estadísticas podrán localizarse y examinarse, y las distorsiones surgidas de la
heterogeneidad quedarán claramente explicadas. El estudio de las redes urbanas
completa el conocimiento de la estructura geográfica regional y al mismo tiempo el
conjunto de la investigación. Es realizado a partir del análisis de los flujos y de las
ciudades; la organización de las relaciones comerciales y bancarias, las relaciones de
servicios.

Métodos de análisis

 Los métodos de los geógrafos.

La economía y la geografía no pueden separarse radicalmente, respecto del espacio, ni


la teoría, ni en los hechos. Las diferencias de concepción se refieren finalmente, a los
puntos de vista mas que a los objetos, los métodos de investigación, los modos de
expresión, es decir, que deben ser apreciadas en la práctica, y o dar lugar a polémicas
doctrinales estériles. Si dos concepciones la de los economistas y la de los geógrafos se
opusieran netamente respecto de los objetivos y métodos del estudio regional podrían
surgir de su adecuado enfrentamiento beneficio recíproco.

 Puntos de vista de los economistas

Existen tres grupos principales. El primer grupo, inspirado y alimentado en la savia


fecunda de la tesis de F.Perroux. intenta hasta lo mas profundo traducir la realidad
demográfica en abstracciones capaces de insertarse en los esquemas y en los hábitos de
pensamiento propios de los economistas. Esta escuela ha impuesto con éxito la
definición de tres tipos de espacio. La economía geográfica (la geografía humana) la
economía regional (espacio económico operacional).
El segundo grupo de economistas está interesado y aferrado a la contabilidad regional,
práctica, en consecuencia unos métodos de investigación originales y especializados.
El tercer grupo de economistas regionales se encuentra claramente polarizada en los
problemas del desarrollo, practica la aplicación de ciertos conceptos, de ciertos métodos
de análisis y de ciertas técnicas de planificación del desarrollo a escala regional. Los
aspectos extraeconómicos del desarrollo son mas importantes que la preocupación de
eficacia económica máxima y los programas de desarrollo deben de enfocarse tomando
en consideración sus repercusiones sobre unas estructuras regionales a las que se trata
de orientar hacia el progreso económico y social y no destruirlas. Esta declaración de
principios significa una llamada ala colaboración interdisciplinaria.

Los métodos de los geógrafos. La fuerza de la geografía reside en su popularidad


fundamental. En la investigación el geógrafo hace astillas de toda clase de madera, es
decir, utiliza todos los elementos posibles: no lo es ajeno nada de lo que posee una
realidad espacial. Dedicado al descubrimiento de las estructuras de la región se
interesará tanto por el inventario de los recursos mineros como por la localización de
losm comercios de lujo…su finalidad sin embargo no es la redactar un catálogo por el
contrario, todos estos análisis van a permitir hacer comparaciones, superposiciones,
examinar correlaciones, estudiar estructuras diferenciales. A través de ellas buscará
finalmente barajar en lo concreto los problemas de región.
Un estudio semejante facilita las claves de la captación global de la situación y en
consecuencia, de la acción.
El análisis geográfico concebido de esta manera supone en el plano práctico dos
principios metodológicos: el primero se refiere a la investigación documental; consiste
en emplear todas las fuentes, todas las técnicas, todos los procedimientos imaginables
para obtener en defecto de una estadística deseable, pero inexistente o inexacta, el
máximo de información sobre el objeto de la investigación.
El segundo principio metodológico refiere a la expresión de los resultados. Para permitir
las comparaciones en ele espacio, para localizar los elementos de estructura, el mapa es
mejor medio. Su sistema utilización, en el análisis facilita no solamente la
individualización de los puntos o de las zonas de convergencia que pueden aportar
enseñanzas de valor general, sino que además facilita la uperposición que llevan a las
correlaciones. Se trata de fabricar unos mapas sencillos, simples pero numerosos. Cada
uno de ellos muestra la localización de un fenómeno o de una relación.

El desigual desarrollo de las regiones

En un espacio de dimensiones más amplias, el desarrollo económico y social no se


efectúa de una manera uniforme: las condiciones naturales y humanas que encuentra son
los factores primeros de una diferenciación geográfica en el progreso. En la fase de
explotación económica, la concentración de las actividades productivas en algunos
puntos puede no ser sino una etapa anunciadora de progreso generalizado.
De un extremo a otro de un territorio la diferencia de las situaciones es con frecuencia
considerable y encuentra su origen en diversos factores: naturales, históricos,
sicológicos, sociales y culturales.

El desarrollo diferenciado del espacio


Si bien la agricultura puede tener unos niveles relativamente elevados de productividad
por unidad de superficie de trabajo, estos jamás pueden alcanzar magnitud comparable a
los de al industria, por lo tanto la industria representa de esta manera la gran fuente de
riqueza. Antes que aparezca en teoría una posibilidad de industrialización debe crearse
un mínimo de capital fijo social: se calcula el importe de las sumas necesarias para
situar en estado de receptividad industrial a una zona agraria (construcción de vías de
comunicación, alojamiento, servicios anejos, traídas de agua, gas, electricidad etc.) en
cuatro o cinco veces el importe del costo de la inversión directa. En estas condiciones,
las búsquedas de economía externa conducen a localizar las nuevas implantaciones en
las zonas completamente equipadas es decir en las zonas ya industriales. Mientras que
las regiones cuya expansión se ha iniciado bastante pronto, han podido alimentar
regularmente su crecimiento, las demás han sido víctimas de procesos cumulativos que
tiende a disminuirlas.

Disparidades regionales
Existen cierta cantidad de razones metodológicas hacen difícil el establecimiento de los
datos necesarios para el conocimiento objetivo de las disparidades regionales. La
primera de ellas se aplica al concepto mismo de región; según la definición que se
adopte y la delimitación que de ella derive, las cifras o los índices confeccionados
adquirirán diferentes significaciones. Una vez determinadas las disparidades, quedará
finalmente por decidir si son o no significativas

La cuestión subdesarrollo regional

El subdesarrollo regional, no puede ser identificado con las simples disparidades ; en la


realidad no se trata de saber solamente, si una región es inferior a otra o a las otras o
bien a la medida nacional, sino ella es verdaderamente en si subdesarrollada, es decir se
existe en ella una distorsión duradera e importante entre un crecimiento demográfico
rápido y relativo.