Está en la página 1de 607

MENÚ

SALIR

TESIS DOCTORAL
Matilde Torres López

LA MUJER EN LA DOCENCIA Y LA PRÁCTICA ARTÍSTICA EN ANDALUCÍA DURANTE EL SIGLO XIX.

Dirigida por la Dra. Rosario Camacho Martínez UNIVERSIDAD DE MÁLAGA Facultad de Filosofía y Letras Departamento de Historia del Arte Málaga, 2007

MENÚ

SALIR
Matilde Torres López A mi madre……. Por las ilusiones, por la lucha, por la caída de barreras y las obtenciones, por todas las que con su fuerza ensancharon el camino. A mis hijas que lo seguirán haciendo….

2

MENÚ

SALIR
La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX

ÍNDICE GENERAL

3

MENÚ

SALIR
Matilde Torres López

PRIMERA PARTE La mujer en el Arte
Pág. ÍNDICE Siglas y abreviaturas 1. 2. 2.1. 2.2. 2.3. 2.4. 2.5. 2.6. 3. INTRODUCCIÓN LA MUJER ARTISTA EN LA HISTORIA. Síntesis La mujer artista en Europa. Problemas básicos Formación Conventos y palacios Formación en talleres: Artistas de los siglos XV al XVII El siglo XVIII y el inicio de las Academias Artistas del siglo XIX EL MODELO A SEGUIR: LA REAL ACADEMIA DE BELLAS ARTES DE SAN FERNANDO 3.1. 3.2. 3.3. 4. Precedentes La mujer en la Academia de Bellas Artes de San Fernando Artistas no vinculadas a la Academia LA EDUCACIÓN ARTÍSTICA DE LA MUJER EN EL SIGLO XIX 4.1. 4.2. 4.3. 4.4. 4.5. 4.6. La educación artística de la mujer Limitaciones en la formación Temática Técnicas y materiales Concursos y Exposiciones de Bellas Artes La crítica de Arte 92 97 104 109 111 116 69 74 87 17 24 25 33 49 53 3 9 11

4

MENÚ

SALIR
La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX

SEGUNDA PARTE
Mujer y Arte en Andalucía Pág. 1. 1.1. 1.2. 1.3. 1.4. 1.4.1. 1.4.2. 1.4.3. 1.4.4. 1.5. ALMERÍA Historia y sociedad Situación general de la educación y la cultura La Escuela de Dibujo Instalación de la Escuela de Artes y Oficios Planes de Estudios Profesores Clase de Señoritas La mujer en la enseñanza de la Escuela de Artes y Oficios Concursos y exposiciones de Bellas Artes 123 127 136 141 144 146 150 154 156

2. 2.1 2.2. 2.3. 2.3.1.

CÁDIZ Historia y sociedad Situación general de la educación La Academia de Bellas Artes de Santa Cristina Instalación de la Escuela de Bellas Artes 160 167 178 189 192 197 205 209 216 222

2.3.1.1. Planes de Estudios 2.3.1.2. Matrículas de alumnas 2.3.1.3. Profesores 2.3.1.4. Clase de Señoritas 2.4. 2.5. Concursos y exposiciones de Bellas Artes Coleccionismo

3. 3.1. 3.2. 3.3. 3.4. 3.4.1. 3.4.2.

CÓRDOBA Historia y sociedad Situación general de la educación La Academia de Ciencias, Bellas Letras y Nobles Artes La Escuela de Bellas Artes Planes de Estudios Profesores 224 226 232 234 238 238

5

MENÚ

SALIR
Matilde Torres López 3.4.3. 3.4.4. Clase de Señoritas Matriculas de alumnas 240 245

4. 4.1. 4.2. 4.3. 4.4. 4.4.1. 4.5 4.6. 4.7. 4.8.

GRANADA Historia y sociedad Cultura y educación La Academia de Bellas Artes Ntra. Sra. de las Angustias La Escuela de Bellas Artes Planes de Estudios de la Escuela Clase de Señoritas de la Sociedad Económica de Amigos del País La mujer en la enseñanza de la Sociedad Económica Pintoras desvinculadas de la Clase de Señoritas Concursos y exposiciones de Bellas Artes 248 252 261 266 266 268 275 276 280

5. 5.1. 5.2. 5.3. 5.4. 5.4.1.

HUELVA Historia y sociedad Situación general de la educación Sociedad Protectora de la Academia de Bellas Artes Instalación de la Escuela de Artes y Oficios Planes de Estudios 292 298 303 305 310

6. 6.1. 6.2. 6.3. 6.3.1.

JAÉN Historia y sociedad Situación general de la cultura y la educación La Escuela de Arte de la Sociedad Económica Planes de Estudios 312 316 320 325

7. 7.1. 7.2. 7.3. 7.4. 7.5.

MÁLAGA Historia y sociedad Situación general de la cultura y la educación Centros docentes para la mujer La Academia de Bellas Artes de San Telmo La Escuela de Bellas Artes 329 337 350 357 358

6

MENÚ

SALIR
La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX 7.5.1. 7.5.2. 7.5.3. 7.5.4. 7.5.5. 7.6. Planes de Estudios Profesores Clase de Señoritas Matriculas de alumnas La mujer en la enseñanza de la Escuela de Bellas Artes Concursos y exposiciones de Bellas Artes 361 362 366 376 381 390

8. 8.1. 8.2. 8.3. 8.4. 8.4.1. 8.4.2. 8.5. 8.6.

SEVILLA Historia y sociedad Situación general de la cultura y la educación La Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría La Escuela de Bellas Artes Planes de Estudios Profesores Clase de Señoritas Concursos y exposiciones de Bellas Artes 404 410 420 425 427 429 430 436

7

MENÚ

SALIR
Matilde Torres López

TERCERA PARTE
Pág. DICCIONARIO DE PINTORAS Almería Cádiz Córdoba Granada Huelva Jaén Málaga Sevilla 441 444 449 468 470 492 493 494 512

CONCLUSIONES FUENTES DOCUMENTALES: ARCHIVOS REVISADOS APÉNDICES DOCUMENTALES BIBLIOGRAFÍA GENERAL BIBLIOGRAFÍA ESPECÍFICA ÍNDICE DE ILUSTRACIONES ÍNDICE DE GRÁFICOS

520 527 531 591 594 603 607

8

MENÚ

SALIR
La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX

Siglas y abreviaturas

A.M.A. Archivo Municipal de Almería A.H.P.A. Archivo Histórico Provincial de Almería B.P.F.V. Biblioteca Pública Francisco Villaespesa B.E.D.A. Biblioteca Excma. Diputación Provincial de Almería A.E.A.A.A. Escuela de Artes Aplicadas de Almería A.E.B.A.C. Archivo de la Escuela de Bellas Artes de Cádiz. A.B.A.C. Archivo de Bellas Artes de Cádiz. (Parte de los fondos de este archivo se encuentran en la Biblioteca Municipal de Cádiz) A.H.P.C. Archivo Histórico Provincial de Cádiz A.M.C. Archivo Municipal de Cádiz B.H.L.C. Biblioteca y Hemeroteca del Liceo de Cádiz B.M.C. Biblioteca Municipal de Cádiz B.P.C. Biblioteca Provincial de Cádiz. (Los fondos de la Sociedad Económica de Amigos del País de Cádiz, se encuentran en esta biblioteca) A.H.P.C. Archivo Histórico Provincial de Córdoba A.M.C. Archivo Municipal de Córdoba – Fondo Romero Barros A.M.B.A.C. Archivo Museo de Bellas Artes de Córdoba. A.E.A.A.C. Escuela de Artes Aplicadas de Córdoba A.M.G. Archivo Municipal de Granada A.H.P.G. Archivo Histórico Provincial de Granada A.U.G. Archivo Científico Universitario – Universidad de Granada A.U.G. Archivo Hospital Real – Rectorado Universidad de Granada B.F.B.A.G. Biblioteca Fac. Bellas Artes de Granada B.F.F.L.G. Biblioteca Fac. Filosofía y Letras de Granada E.A.G. Escuela de Arte de Granada A.M.H. Archivo Municipal de Huelva A.M.H. Archivo Municipal de Huelva (Fondos Díaz Hierro) A.P.H. Archivo Provincial de Huelva B.P.P.H. Biblioteca Pública Provincial de Huelva A.E.A.H. Escuela de Arte de Huelva

9

MENÚ

SALIR
Matilde Torres López A.M.J. Archivo Municipal de Jaén A.P.J. Archivo Provincial de Jaén B.P.J. Biblioteca Pública de Jaén B.E.G. Biblioteca de Estudios Jiennenses. Diputación A.H.M.M. Archivo Histórico Municipal de Málaga A.B.A.M. Archivo de Bellas Artes de Málaga A.D.E.M. Archivo Díaz de Escovar de Málaga A.S.E.A.P.M. Archivos de la Sociedad Económica de Amigos del País de Málaga A.E.A.A.M. Archivo Escuela de Artes Aplicadas de Málaga B.E.D.M. Biblioteca Excma. Diputación Provincial de Málaga B.S.P.M.M. Biblioteca Servicio Provincial de la Mujer de Málaga B.F.F.L.M.A. Biblioteca Fac. Filosofía y Letras de Málaga B.G.U.M. Biblioteca General Universidad de Málaga A.M.S. Archivo Municipal de Sevilla A.D.P.S. Archivo Diputación Provincial de Sevilla A.E.A.A. Archivo Escuela de Artes Aplicadas de Sevilla. A.S.E.A.P.S. Archivo de la Sociedad Económica de Amigos del País de Sevilla B.P.S. Biblioteca Provincial de Sevilla, Infanta Elena Leg. Legajo T. Tomo Vol. Volúmen Fol. Folio

10

MENÚ

SALIR
La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX

1. INTRODUCCIÓN

A. Justificación

En el devenir de la Historia del Arte, el siglo XIX ha sido con frecuencia tratado despectivamente, aunque no todos han visto esta época como un momento de escaso interés y desde un punto de vista negativo en lo que al arte se refiere. En nuestro país en esta centuria se comenzó a gestar y aplicar un cambio de mentalidad, del Antiguo al nuevo Régimen1, por ello contó con no pocos altibajos políticos, económicos, sociales y culturales, cuyos antecedentes y consecuencias afectaron directamente en la promoción, creación y posterior salida de la obra artística2. No obstante y sin pretender encasillar los períodos políticos con los estilos artísticos, como guía y mostrando una centuria muy activa en el ámbito cultural, sobre todo a partir de la segunda mitad, hemos de señalar la coincidencia del reinado de Fernando VII con el Clasicismo, el de Isabel II con el Romanticismo y la apertura a nuevas tendencias con la Restauración de Alfonso XII, en el último tercio del siglo. La educación que anteriormente se había reservado para las élites, se expandió durante esta centuria: en primer lugar a la burguesía y poco a poco se fue introduciendo en las clases menos privilegiadas. De ese modo la socialización de la cultura fue a la vez el motivo y las causas del progreso. En ese cambio, es cuando la mujer se decide a intentar ocupar, más abiertamente, el lugar que le corresponde en la sociedad. Durante la primera mitad del siglo, la vida artística se vio dirigida e influenciada por la Academia de Bellas Artes de San Fernando, cuya máxima actividad iniciada en el siglo anterior, seguiría marcando sus cánones en el resto de las posteriores instituciones académicas creadas en las provincias3. En esos años la Academia apreció el auge que iban adquiriendo las Exposiciones Nacionales y Provinciales e incluso las Universales. Fueron fomentadas bajo el reinado de Isabel II y apoyadas por la clase burguesa que, enriquecida mediante el comercio, eran los clientes potenciales de la producción de
BAHAMONDE, Ángel y MARTÍNEZ, Jesús A. Historia de España siglo XIX. Ediciones Cátedra. Madrid, 2005. Págs. 13-14. 2 FERNÁNDEZ LÓPEZ, José. La pintura de Historia en Sevilla en el siglo XIX. Arte Hispalense. Edit. Excma. Diputación Provincial de Sevilla. Sevilla, 1985. Págs. 13-17.
1

11

MENÚ

SALIR
Matilde Torres López pintores, arquitectos y escultores. En nuestro país contamos con buenos ejemplos de ello, concretamente en la Pintura y sobre todo con la temática histórica como máximo exponente de la actividad artística que, junto a la de género, el paisaje –con sus notas de exotismo- y el retrato eran el ideal academicista4. También, y de forma especial, la pintura decorativa5, comenzó a realizarse en amplios espacios, concretamente en edificios públicos y mansiones burguesas6. De las Academias surgirían las Escuelas de Bellas Artes, en cuyos centros se introducirían sus influencias y en las aulas se aplicarían los métodos dictados por ellas. La mayoría de pintores del XIX estuvieron vinculados a las Escuelas de sus respectivas provincias, muchos de ellos por compartir la actividad artística con la docencia y otros por ser alumnos en sus clases, de los que algunos serían artistas reconocidos7. Posteriormente al crearse las Escuelas de Artes y Oficios8, a partir del Real Decreto de 1871, la actividad artístico industrial, tomó un gran impulso, creándose centros en todo el territorio nacional, dando así cabida a numerosos jóvenes que adquirían mediante su enseñanza los conocimientos científicos y prácticos que los avances tecnológicos y la expansión industrial iban requiriendo9, además de introducirse en estas Escuelas las artes decorativas10. Paralelamente a esas entidades oficiales, estaban las privadas, como Liceos, Ateneos, Sociedades Económicas de Amigos del País y profesores particulares, frecuentemente reconocidos pintores e incluso profesores de entidades oficiales que impartían enseñanza artística en sus talleres o en los propios domicilios de los alumnos. Ante ese panorama nos preguntamos cuál fue el papel de la mujer en el ámbito cultural, sobre todo en la formación artística y qué grupos de la sociedad tenían opción a ella, para posteriormente aplicar la enseñanza obtenida al desarrollo de la actividad vinculada al arte y a la artesanía, de la docencia o simplemente como refuerzo en su educación, basándonos para ello en el planteamiento y la mentalidad de la época, en el
PEVSNER, Nikolaus. Academias de Arte: Pasado y presente. Epílogo de Francisco Calvo Serraller. Ediciones Cátedra. Madrid, 1982. Pág. 219. 4 GALÁN, Eva V. Pintores del Romanticismo andaluz. Monográfica Arte y Arqueología. Edit. Universidad de Granada. Granada, 1994. Págs. 91-93. 5 BORRÁS GUALIS, Gonzalo M. Teoría del Arte I. Edit. Historia 16. Madrid, 1996. Págs. 118- 120. 6 CIRLOT, Juan Eduardo. Gaudí, una introducción a su arquitectura. Edit. Triangle Postals. Barcelona, 2001. Págs. 9-11. 7 PÉREZ CALERO, Gerardo. El pintor Virgilio Mattoni. Arte Hispalense. Edit. Publicaciones de la Diputación Provincial de Sevilla. Sevilla, 1996. Págs. 21-33. 8 BORRÁS GUALIS, Gonzalo M. Op. Cit. Págs. 115-118. 9 PAZOS BERNAL, Mª. de los Ángeles. La Academia de Bellas Artes de Málaga en el siglo XIX. Editorial Bobastro. Málaga, 1989. Págs. 135-137. 10 BORRÁS GUALIS, Gonzalo. Op. Cit. Págs. 115- 126.
3

12

analizamos este siglo centrándonos además en las Academias Provinciales que experimentaron una apertura en sus clases para impartir la enseñanza artística de la mujer.). resaltando que no contaban con esa preparación porque les estaba limitada11. sino incluso durante la propia existencia de su creadora. Estudios sobre la mujer. Atenea. Por eso. Para realizar nuestro trabajo. Encarnación y JIMÉNEZ TOMÉ. Para la Historia del Arte. es un deber y una necesidad mostrar a la persona y su labor desaparecida no sólo después del tiempo. Aproximación a otra Historia del Arte Español”. salvo desempeñar el rol que le habían asignado: la creación de una familia y las labores del hogar y si podían optar a una preparación. ya que era la Academia. cuando nos planteamos realizar la presente investigación. considerándose que determinado tipo de pintura necesitaba unos conocimientos técnicos e históricos que ellas no tenían. Mª José.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX que la mujer estuvo excluida de esa enseñanza. Marginación y desigualdad. Universidad de Málaga. 1994. particularmente en el aprendizaje y posterior creación artística. 13 . “Mujer y Arte. y si su actividad fue similar en todas ellas. Rosario. Estudios sobre la mujer. centrando el campo de acción en Andalucía durante el siglo XIX y vinculándola a las Academias de Bellas Artes. Por eso. (Coord. en primer lugar hemos analizado la situación de las Academias de Bellas Artes y sus respectivas Escuelas en las diferentes provincias. Pág. iniciamos la investigación en el panorama político y social español. se la denominaba “de adorno”. cuando estaba instaurada. que seguía arrastrando la lacra de una mentalidad que durante siglos se mantuvo inamovible y en la que la mujer poco tenía que hacer. Además. y su relación con las distintas entidades e instituciones que fomentaban la enseñanza y la creación artística. Una vez delimitado el espacio y el tiempo. BARRANQUERO TEXEIRA. la que definía los modelos e instrucciones a seguir en el ámbito artístico decimonónico. teníamos muy claro qué es lo que se quería hacer: analizar el papel de la mujer en el mundo del arte y la situación de la misma creando su propia obra -con toda la problemática que su actividad ha tenido en la historia-. la denominada Clase de Señoritas. tuvimos que concretar el tiempo y delimitar el espacio. 11 CAMACHO MARTÍNEZ. 78. ya que según los cánones no les servía para más12. también investigamos otras entidades que pudieran suplir o complementar las enseñanzas de las mismas y en las que pudiésemos encontrar asignaturas específicas para la mujer. casi todas ellas inauguradas a partir del último tercio de siglo XIX. Edit. No obstante y debido a su extensión. Málaga.

incluso crear y tomar parte. era frecuente que accedieran a la formación intelectual.MENÚ SALIR Matilde Torres López Entre esas entidades estudiamos las academias particulares y. además de otros archivos y entidades particulares que nos pudiera ayudar a recoger esa información in situ. centrándonos en las provincias andaluzas. con la demostración de sus aptitudes artísticas. Teresa y QUILES FAZ. relacionada con la enseñanza artística de la mujer a lo largo de la historia. y ejercieron una gran influencia con la sección destinada a la mujer –denominada Junta de Damas-. Actas del Congreso Lucha de género en la Historia a través de la imagen. En esta institución hemos querido analizar el papel que desde los inicios de la misma tuvo la mujer. En primer lugar comenzamos a indagar en la bibliografía general. para posteriormente ir concretando e introducirnos en el ámbito nacional y en particular en la Academia de San Fernando. que en este siglo reforzaban su economía impartiendo clases. Tomo II.). Págs. 1987. sobre las instituciones artísticas de la época y su posible vinculación con la mujer. Ediciones Cátedra. que constantemente iba abriendo otras vías de trabajo. aunque siempre relativa. pues en ella se reunían y tenían posibilidades de debatir. sin olvidarnos de los profesores particulares. Estrella. 14-22. Sobre todo para la mujer con preparación y que tenía expectativas de formar parte de la élite local. 2002. Servicio de Publicaciones. SAURET GUERRERO. 12 DE DIEGO. con el nombramiento de académicas y con la posible influencia que pudieron tener. pasando de lo general a lo concreto. 165-177. También estaban los Ateneos y Liceos. para centrarnos en lo más cercano. Amparo (Edit. “De ángel del hogar a librepensadora”. llegaron a sobresalir en el ámbito de la docencia. En cuanto a la metodología que hemos utilizado en el trabajo. muy especialmente. sobre todo a mujeres. Diputación y Ayuntamiento. También recabamos en los nombramientos de académicas de mérito que. 13 ARIAS DE COSSÍO. Ana Mª. 14 . Hemos trabajado las ocho provincias andaluzas. La mujer y la pintura del XIX español (Cuatrocientas olvidadas y algunas más). Escuelas de Arte. Págs. Málaga. partimos aplicando un enfoque analítico sincrónico. las Sociedades Económicas de Amigos del País que sentaron sus bases en el siglo anterior. ya que sería muy difícil aplicar exhaustivamente a la investigación toda la posible recogida de información. Centro de Ediciones de la Diputación Provincial de Málaga (CEDMA). ostentando asiduamente cargos honoríficos. Madrid. con sus respectivas bibliotecas y archivos de Academias de Bellas Artes. más aún si pertenecían a la aristocracia o contaban con un buen patrimonio económico13. acerca de la actividad social y cultural.

centrándonos en la enseñanza destinada a la mujer. hemos dividido el trabajo en tres partes: en la primera. Con toda la documentación recopilada y analizada. Teresa. En la tercera parte. Granada. además de una breve biografía. Lola. 1987. Universidad de Granada. centrándonos en las mujeres relacionadas con la institución. Málaga. Universidad de Málaga. Edit. se ha elaborado un Diccionario de mujeres andaluzas vinculadas a la creación artística. Si nuestro objetivo era hacer una investigación diacrónica de Andalucía y así iniciamos el estudio histórico y social. se hace un recorrido a lo largo de la historia desde el momento que encontramos a la mujer vinculada a la creación artística. El siglo XIX en la pintura malagueña. también recogemos información sobre la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. 14 SAURET GUERRERO. se analizan las ocho provincias andaluzas con las circunstancias generales del país y las características particulares de la sociedad. Págs. 1997. Págs. También se presentan las conclusiones del trabajo y el índice de láminas con el que hemos pretendido ilustrar el texto. 15 CAPARRÓS MASEGOSA. al llegar a los planteamientos educacionales de cada provincia. La pintura almeriense durante la época de la Restauración: 18751931. de cada una de estas autoras hemos aportado los datos encontrados sobre su obra y localización. para establecer analogías entre unas y otras. recopilamos información para contrastar entre ellas. tuvieran o no Academia de Bellas Artes y su respectiva Escuela -así como las dificultades de los planes de Estudios. 38-40. para conocer y comprobar realmente la calidad de las obras. así como el apoyo que recibieron estas enseñanzas por parte de la sociedad general.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX De todas estas provincias con sus diversos colectivos –particularmente las Escuelas correspondientes a las Academias-14. las peculiaridades de cada una de ellas. tanto en Europa como en España. en el que hemos incluido a un total de trescientas ocho. que al menos en una ocasión hubiesen mostrado su obra públicamente. Edit. En esta primera parte se ha rastreado la labor de ese colectivo femenino desde sus inicios. y en el que tomamos como base para su inclusión. En la segunda parte. además de la educación artística que recibían en el ámbito general. Monográfica Arte y Arqueología. así como las entidades que fomentaron y apoyaron el arte. tanto las posibilidades reales del aprendizaje artístico. 15 . como de las influencias externas y sobre todo de las dificultades con que se encontraban las mujeres 15 . Se incluye un índice de gráficos y un apéndice documental en el que se recogen algunos documentos interesantes de todos los archivos investigados. 43-46. recopilando la información en los capítulos provinciales.

en aras de la claridad. pero sacando la verdad que hay en la Historia del Arte. Agradecemos el interés y las facilidades que nos ha brindado todo el personal de los diversos Centros en los que hemos realizado la búsqueda de información. esta investigación habría tomado otros cauces. el panorama se dificultaba y aunque pudiera parecer menos denso y perdiera nitidez porque han sido muchos los datos que hemos conseguido con nuestra investigación-. agradezco el apoyo y la paciencia de mis amigos y familia. Pero ante todo. hemos preferido poner individualizadas a cada una de las provincias andaluzas. e investigamos para sacar a la luz una labor que siempre ha estado ahí.MENÚ SALIR Matilde Torres López las academias particulares. Y cómo no. Rosario Camacho Martínez. así como la disponibilidad y completa dedicación a la presente investigación. las Clases de Señoritas. Por último y no menos importante. el apoyo y ánimos. por lo que hemos intentado mostrar el trabajo desde un punto de vista objetivo e imparcial. los profesores y patrocinadores. vimos que al intentar fundir los datos. agradecer las sugerencias. Amanda y Marta. que desde el principio se interesó por el tema y sin cuya guía y observaciones. a su directora la Dra. 16 . además de los intereses de la propia sociedad-. pero sobre todo el ánimo y la colaboración que siempre me han ofrecido –especialemente en el ámbito de la informática y el fotográfico. pero que frecuentemente ha quedado oculta o simplemente se ha perdido a lo largo de los años. sugerencias y conocimientos. indagamos sobre el silencio en el que durante siglos se ha mantenido a estas artistas. También estudiamos las causas que provocaron la invisibilidad de su obra. Por ello. no queremos establecer en esta investigación una postura radical ni caer en estereotipos.José Antonio. También quiero agradecer su apoyo y colaboración a los miembros del Departamento de Historia del Arte de la Universidad de Málaga.

teniendo por consiguiente. Madrid. Síntesis 2. Hay que recordar que la historia del arte como ciencia. 1987. Edit. nos ha llevado a pensar que el arte creado por las mujeres era de inferior calidad al ejecutado por los hombres. además este tema ha sido visto a través de la perspectiva masculina que ha mantenido durante siglos un pacto de silencio. Afortunadamente y desde hace unas décadas se están realizando investigaciones y trabajos en este campo.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX 2. ya que no es posible conocer a todas las que hubo y son muchas las que no estuvieron reconocidas en su aprendizaje. aunque es necesario seguir investigando para sacar a la luz a muchas más y a su trabajo. cuya obra cobraba importancia y valor a través de los catálogos y las monografías. bien sea en pintura. así como cualquier otro medio utilizado para su actividad. ha influido bastante en nuestro conocimiento sobre las obras creadas por ellas. por supuesto. más difícil aún es conocer la obra creada por ellas. de ocultación de su trayectoria y labor y no sólo de los contemporáneos a los hechos.1. Estrella. creándose la imagen del artista como la de un genio solitario. menor valor material. La mentalidad que se ha tenido en diversas épocas sobre la percepción del arte. grabado. ya que es poco o prácticamente nada. porque si es difícil encontrar a esas mujeres. fotografía y cerámica. muy influenciada por la filosofía idealista. e 16 DE DIEGO. También en el siglo XIX la historia del arte se vinculó muy estrechamente a la determinación de la autoría. que aportan nuevo material y otros enfoques para el análisis de la obra de la mujer en diferentes etapas cronológicas. constituyendo la base de la valoración económica de las obras artísticas de nuestra sociedad occidental. en la creación y posterior muestra de su obra. Ensayos de Arte Cátedra. y esta postura. Págs. La mujer artista en Europa. Cuatrocientas olvidadas y algunas más. 17 . nos encontramos con graves dificultades. sino como indica Estrella de Diego. Problemas básicos Cuando analizamos el papel ejercido por la mujer y su actividad artística en el ámbito occidental a lo largo de la historia. la obra realizada por éstas. comenzó a fines del siglo XVIII. que daba gran importancia a la autonomía del objeto artístico. aunque no es tarea fácil. El reducido número de mujeres artistas que destacó dentro de su época es bastante conocido. LA MUJER ARTISTA EN LA HISTORIA. 11-15. lo que ha llegado hasta nosotros. escultura. de autores actuales que no han indagado o no las han valorado suficientemente como para analizarlas e incluirlas en sus textos16. La mujer y la pintura del XIX español.

Scultori et Architettori. Ediciones Destino. nos encontramos con el gran problema de las falsas atribuciones o simplemente con la destrucción de las mismas. pintories y escultores italianos desde Cimabue a nuestros tiempos (Antología) Giorgio Vasari. Barcelona. en el que se aprecia la subordinación femenina al varón17. de los muchos que se escribirían con posterioridad. pero en la del año 1568 ya documentaba a trece de ellas. 19 MÉNDEZ BAIGES. PAYRÓ. Clásicos Jackson. situación que se repetirá a lo largo de la historia y que veremos con posterioridad. Comenzamos un rápido recorrido cronológico en la cultura occidental. publicada por primera vez en 1550. Tecnos. 1998. 18 . (Selecc. Edit. Julio E. VASARI. identificando a dos como a hijas de pintores20.. sólo que era conocida por haber pintado la batalla de Issos. ya que la hija del artista. que fue una recopilación de 104 biografías de mujeres de las que algunas de ellas eran míticas y otras reales. la mujer que estuviese fuera de ese ámbito. 20 La obra de Plinio nos pone en antecedentes al mencionar a esas pintoras griegas. traducción y notas). Págs. en la que independientemente de aclarar los orígenes de la pintura y la escultura del mundo clásico. En dicha obra. Madrid. Historia Naturalis. Barcelona. Edit. Juan Mª. XXII. Entre los años de 1355 al 1359 se publicó el libro De Claris Mulieribus. Lorenzo Ghiberti y Cennino Cennini. Aristarete y Olimpia. se plasmó en la obra de Vasari –aunque hubo antecedentes por parte de Filippo Villani. Mujer. En su primera edición Vasari citaba alguna mujer. pues es ese el primer tratado. Vidas de pintores. Pág.19. Marcia e Irene. Nada mencionaba Plinio sobre Calypso y poco de Helena de Egipto. se hacía referencia a tres pintoras de la antigüedad que eran: Thamyris. corregida y aumentada en 1568 cuyo título era Le vite de´ piú eccellenti Pittori. se plantea el reconocimiento de la cultura en la mujer.. entre otros-. Vasari tomó mayoritariamente el modelo de la obra de Plinio el Viejo. aportando poca información de ellas. La idea de investigar la vida de los artistas en Italia. escultores y arquitectos. Whitney. ya incluía a seis mujeres artistas de la Antigüedad. En esa obra se pueden identificar a las primeras artistas más destacadas del Renacimiento italiano. De Iaia de Kyzikos aclaraba que tenía fama por sus retratos de mujeres. comentando de ella que había sobrepasado artísticamente a sus compañeros masculinos. 1956. como a hijas de pintores. IX-XXXVIII. Vol. 28-29. Éxito. María. tenía posibilidad de estar y aprender en los talleres paternos. arte y sociedad. Teresa y MONTIJANO GARCÍA. aunque no fueran necesariamente pintoras o 18 17 18 CHADWICK. 1992. Las vidas de los más excelentes arquitectos. De las otras tres nos indica que todas eran helenísticas. de base humanista. 38-42. Págs. de Boccaccio. en la que tomaron parte Darío y Alejandro Magno. opción a la que no podía llegar por muy diversas razones.MENÚ SALIR Matilde Torres López incluso también ahí. Tres eran pintoras griegas que vivieron antes de su época: Timarete.

corrían el riesgo de dar la impresión de que nos quieren arrebatar la palma de la supremacía. Historia del Arte y mujeres. y la segunda de no disponer de unos medios económicos propios. 45-48. Atenea. que era la base del genio. Aunque Vasari elogiase a las mujeres con sinceridad. La primera que depende de las circunstancias como el estudio. 119. más que la inventiva. Lavinia Fontana y Elisabetta Sirani22.incluyó a otras mujeres artistas. no hay que olvidar que estaba influenciado por los prejuicios de su cultura. las mujeres sólo podían practicarlo si eran de noble cuna. Estudios sobre la mujer. Biblioteca Wolf. Lucrecia Quistelli della Mirándola. bien por Vasari hasta nuestros días. 26. los viajes. Págs. Pág. Y precisamente por ser mujer. como literaria: la libertad intelectual y la económica. de silencio e invisibilidad. 19 . Alianza Editorial. incluso en no poder disponer de un espacio propio donde reflexionar. simplemente por el hecho de no ser del sexo privilegiado. Op. Pág. la virtud propia de la mujer artista. siempre dentro de un entorno difícil y vedado. subordinación que perdurará durante siglos hasta casi nuestros días. Whitney. eran Sor Plautilla.27. Bárbara Longui. Irene di Spilimbergo. (Coord. Vasari –como hemos mencionado. la diligencia. 22 CHADWICK. de las que algunas eran contemporáneas suyas. siendo para él. camino no exento de problemas y dificultades. “Mujeres creadoras en la Edad Moderna”. ha carecido de dos factores casi imprescindibles para desarrollar la creatividad tanto artística. Universidad de Málaga. además de las tres máximas representantes de la pintura boloñesa: Properzia de Rossi. cada una con el material y las posibilidades que tenía a su alcance. Madrid. Sofonisba Anguissola y sus hermanas. Partiendo desde la antigüedad y con las artistas citadas. Málaga. ya que la dependencia familiar y del varón. 23 WOLF. que lucharon. 2003. hay un largo camino recorrido por esas mujeres. Así mientras que los hombres podían alcanzar la nobleza a través del arte. sobre su conducta y por supuesto de su virtud. limitaba esa libertad. trabajar y crear23. Un cuarto propio. quedando el modelo de mujer artista que nos muestra Vasari.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX escultoras21. SAURET. 1996. Virginia. El autor observaba que cuando las mujeres se entregaban al arte con demasiado interés. Edit. por ser del otro sexo. Teresa. las relaciones sociales o la propia experiencia. pero hemos de saber que estuvieron.). en todas las épocas y salvo excepciones. como el reflejo de la subordinación de la cultura y la destreza intelectual de la mujer renacentista a las rígidas normas. En la segunda edición de su obra. Teresa. bien por Plinio. entre otras cosas. 21 SAURET. Cit.

Sandra M. 25 Ibídem. incluso tener una independencia artística. SAURET. también conocemos a mujeres que tuvieron una excelente preparación y por ello una mentalidad que les permitía reconocer y denunciar las desigualdades entre ambos géneros. Actas del Congreso Luchas de género en la Historia a través de la imagen. antes de que la mujer intentara. 17–22. Málaga. y GUBAR. propugnando además la educación e instrucción femenina. Madrid. 26 ARIAS DE COSSÍO. una diosa madre que encajaba perfectamente en el papel femenino. 1998. 24 20 . Claro que para el siglo XIX. 31–35. La escritora y la imaginación literaria del siglo XIX. lo que nos muestra en muchas ocasiones que no era incompatible la libertad de pensamiento y acción. en cualquier momento de la historia. Susan. Esa imagen tan ambigua del ángel de la casa en la época victoriana. es un ángel. Ediciones Cátedra. Amparo (Edit. el modelo eterno de pureza femenina no fue representado por una virgen. (CEDMA). GILBERT. De todas formas debemos recordar que hay una línea clara y directa de descendencia tanto literaria. esas máscaras míticas que los artistas masculinos han fijado sobre su rostro. Págs. la que define a un Dios Padre como el único creador de todas las cosas. como para poseerla completamente. Págs. debía aceptar las imágenes de la superficie del espejo. Pues antes de que las mujeres puedan escribir –incluyendo cualquier tipo de actividad creativa-. desde cualquier intento de querer plasmar sus sentimientos e inquietudes. siendo el gran ejemplo de pureza de la humanidad la Virgen María. sino por un ángel. La mujer ideal que los autores masculinos sueñan con crear siempre. desde el punto de vista de Virginia Wolf. según Virginia Woolf. Págs. tanto para minimizar el temor a su inconstancia. deben matar el ideal estético mediante el cual han sido matadas para convertirse en arte. con las obligaciones familiares26.). Teresa y QUILES FAZ. Ana Mª. el ángel de la casa“ es la imagen más negativa que los autores masculinos hayan impuesto sobre la mujer. 2002. Servicio de Publicaciones. Tomo II. Hemos de señalar que si la definición de ángel del hogar tiene un sentido mayoritariamente peyorativo y nos traslada a los estereotipos que sobre la mujer se asentaron entre finales del siglo XVIII e inicios del XIX. como referente masculino de la creación tanto artística como literaria y que se basa en dichos principios24. tenía sus antecedentes en la Edad Media. casi siempre ha estado influenciada por la mentalidad patriarcal. como artística de la Virgen al ángel doméstico25. en cualquiera de los campos creados pero para ellas vedado. es decir. La loca del desván. Centro de Ediciones de la Diputación Provincial de Málaga. Al mismo tiempo. “De ángel del hogar a librepensadora”.MENÚ SALIR Matilde Torres López El caso es que la mujer. 7-28. Sin embargo.

para que aceptasen y valorasen su trabajo. la mala mujer. La cultura del Renacimiento en Italia. Un claro ejemplo lo encontramos posteriormente. podían caminar libremente por los ámbitos artísticos que solían estarles prohibidos. bien porque creaban. bien representada en la leyenda de Lilith. en la pintora del siglo XIX Rosa Bonheur. 293-294. ha tenido siempre que trabajar oculta. Edic. teniéndose que disfrazar en muchas ocasiones para poder entrar en lugares prohibidos. Barcelona. Edit Icaria Antrazyt. Tanto en literatura como en arte. Págs. Iberia. De todas formas y dentro de un mundo mayoritariamente masculino. incluso con nombre falso. por supuesto tomando muchas veces la otra identidad. Madrid. después de todo y disfrazadas de hombre. ya que el mejor elogio que se podía hacer a la mujer. está la del monstruo. Edit. peor aún. ideología y arte. quien al considerarse igual. del polvo. tales ropas también fueron bastante problemáticas. que dibujaba con mayor perfección. creían que. por salir de los esquemas que les tienen impuestos 27. como contraposición de la identidad femenina impuesta28. Rosa Bonheur presumía de: “mis pantalones han sido mis grandes protectores. Pero incluso cuando no se camuflaba. vestidas así. Barcelona 1983. Ensayos de Arte Cátedra. identidad de varón. muchas veces me he felicitado a mí misma por haberme atrevido a romper con las tradiciones que me habrían obligado a abstenerme de ciertos tipos de obras. Las hijas de Lilith. BARTRA. al mostrarse con sus atributos naturales debía asimilar el arte creado e incluso el carácter de sus colegas masculinos. convirtiéndola Dios. se opuso a yacer debajo de él siendo por eso castigada. debido a la obligación de arrastrar mis faldas por todas partes“. 25–30. 6984. ser artista. Págs. 28 27 21 . la mujer creadora se podía apartar de los temas menores que habían limitado a sus antecesoras. en demonio. 1995. Eli. Excluida de la comunidad humana. invisible ante la sociedad.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX Pero frente a esa imagen de mujer. BORNAY. incluso de las crónicas semidivinas de la Biblia. 29 BURCKHARDT. según la sabiduría popular apócrifa judía. la figura de Lilith representa el precio que se ha dicho a las mujeres que deben de pagar por intentar definirse. que utilizaba ropas masculinas para poder visitar los hipódromos e incluso mataderos y así estudiar mejor la anatomía de los animales. sino igual que él. Erika. Obras Maestras. Jacob. creada no de la costilla de Adán. Y cuando la mujer ha querido crear. En esta cita. el autor se refiere a las grandes damas italianas. que también puede analizarse desde la perspectiva de la rebeldía. Lilith fue la primera esposa de Adán. Mujer. era que tuviesen inteligencia y aptitudes viriles29. Ella prefirió el castigo al matrimonio patriarcal. Frida Kahlo. porque eran esposas de gobernantes o porque estaban preparadas para alternar en la alta sociedad italiana de la época renacentista. Esas mujeres identificadas como hombres. 2003. Págs.

Porque tras tantos siglos de imitar. y si les incomoda lo más mínimo. que acabó de escribir en 30 31 GILBERT S. Juan Mª. Servicio de Publicaciones. casi todas las artistas debieron de experimentar esos tipos de conflictos de género. desde sus limitaciones. Esa artista nos muestra como otras tantas.). (CEDMA). 635-641. y GUBAR S. sino como creaciones vistas con legitimidad pero analizadas desde otro punto de vista31. realizando su obra. Cit. creando así obras puramente femeninas. Tomo I. No obstante algunas de ellas supieron captar su contexto. no como casos raros o caprichos dentro del ámbito artístico de la Historia del Arte occidental. más que potenciar las igualdades32.M. Centro de Ediciones de la Diputación Provincial de Málaga. estoy completamente preparada para ponerme una falda. desde su hogar. sino incluso anteriores y posteriores. 79-80. Porque una artista era. con las herramientas que ha elegido para realizar su labor. Pero aferradas a su condición femenina. y si negaba su género se enfrentaba de forma inevitable a una crisis de identidad. Págs. si querían entrar en los cauces de creación y posterior salida de sus obras. Pero el traje que llevo es mi uniforme de trabajo. una mujer. 2001. tan severa como la ansiedad hacia la autoría de su obra. nada más. como cualquier prenda modesta de cualquier mujer. Un ejemplo muy claro de la doble personalidad de la artista se puede ver en la obra literaria de Anne Brontë. Teresa y QUILES FAZ. en una cultura donde la creatividad se definía en términos puramente masculinos. MÉNDEZ BAIGES. ahí residía el problema. la mujer se ha ido fortaleciendo. hasta llegar a prepararse y ser capaz de salir al mundo. The Tenant of Wildfell Hall. SAURET. Pág. que trata de superar. Op. Hay indicios de esa crisis en lo que explicaba Bonheur sobre sus pantalones: “No tenía más alternativa que darme cuenta de que las prendas propias de mi sexo eran un estorbo total. después de todo. “La mujer artista como capriccio manierista”. Amparo (Edit. que tuvieron que copiar o asimilar los modelos creados por y para el hombre. Málaga. en la educación es conveniente desarrollar y reforzar las diferencias. sino desde su propia experiencia y percepción de cuanto les rodeaba. ya que todo lo que he de hacer es abrir un armario para encontrar un amplio surtido de conjuntos femeninos “30. María Teresa y MONTIJANO GARCÍA. según los críticos de la época. Y tras esa lucha. de ser el reflejo de la otra imagen. sin la carga que conlleva tener que parecerse al varón para sobrevivir profesionalmente en la sociedad. no desde la perspectiva masculina. 22 . durante generaciones.MENÚ SALIR Matilde Torres López cuando no debilitadoras. Se están revisando esos trabajos. Actas del Congreso Luchas de género en la Historia a través de la imagen. no ya contemporáneas. sus inquietudes y plasmarlos con identidad propia.

34 RODRÍGUEZ TITOS. Fue creadora de una estética dirigida exclusivamente a la temática femenina35. Mercedes y ZUERAS TORRENS. que no vieron en su obra una expresión auténtica de ella misma. Los éxitos de la joven pintora en Madrid. el mundo artístico y 32 33 WOLF. 23 . Mujeres de Granada. De un modo específico se describe la huida de una mujer del hogar. se vio reprimida y frustrada por el desacuerdo de la familia. 1791-1891”. Virginia. Juan. en tiempo y en espacio es el de una joven pintora granadina. 97. la realidad de la situación en la que se encontraba la mujer ante la actividad creativa. no ocultando su arte.M. Catálogo. entre su realidad y su arte. pero en el inicio de su floreciente carrera artística. La obra describe con gran detalle la problemática de la mujer artista en el periodo decimonónico. 95. 1998. sino el miedo a que se le reconociera y afectara a su moral. pues su padre al ver la popularidad que iba tomando y el acoso de la prensa. Granada. Págs. Francisco. Ante los acontecimientos Aurelia decidió ingresar en una orden religiosa. Diputación Provincial de Granada. Excma. 21-36.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX 1849 y que nos muestra los problemas. Págs. Edit. Aurelia Navarro Moreno. 35 VALVERDE CANDIL. Coordinadores. 94-96. Edit. Pero un caso próximo a nosotros. y una experiencia en la técnica avalada por sus maestros. Op. que aún habiendo nacido y formado como pintora en el siglo XIX. en cuyos fondos artísticos hay un cuadro suyo34. “Un siglo de pintura cordobesa. Cit. y GUBAR S. Una buena pintora. Diputación Provincial de Córdoba. Op. en definitiva. ni su identidad. vivió hasta bien entrada la segunda mitad del siglo XX. 1984. cerrando para ello todos los vínculos que tenía la artista con su entorno. por la presión de una mentalidad. fueron negativos hasta el extremo de cortar su brillante y prometedora carrera artística. Pág. por desgracia una realidad truncada. Se formó artísticamente con el maestro granadino Larrocha y fue pensionada por la Diputación Provincial granadina. de un mal matrimonio y de sus intentos posteriores de lograr la independencia haciendo carrera como artista. se la llevó a Granada. Aurelia nació en Granada en 1882. La General. Cit. Pág. y que no es más que la lucha por la liberación de unos cánones prefijados33. GILBERT S. Córdoba. Este ejemplo de nuevo nos muestra cómo una mujer y su creatividad se ven doblegadas por las imposiciones sociales y peor aún por las familiares. en el que frecuentemente tuvo que verse en la obligación de crear una doble personalidad. Excma.

pero si ha podido incluirse e integrarse en el mundo del arte. aprovechando momentos y circunstancias.2. Consideraciones metodológicas acerca de la historia del arte y las mujeres”. pues normalmente no se les facilitaba ya que su lugar estaba dentro de la esfera doméstica. en las distintas esferas sociales y culturales donde se desenvolvía la mujer. encerrándose en otra forma de vida donde su genio artístico y su labor pictórica. también y muy arraigada. las que marcan las pautas y las ocasiones38. 1965. 23-38. I. Edit. Juan Agustín. “El arte es género ambiguo. siempre ha estado. Estudios sobre la mujer. o bien que se relacione con un entorno propicio para optar a dicha formación. Historia del Arte y mujeres. 2. 1996. 31. como era los talleres y posteriormente las escuelas o academias. recoge a varias mujeres. (Coord. Págs. poco a poco se fue perdiendo con ella. pues la primera edición de dicha obra está realizada en el año 1800. 36 24 . Atenea. Madrid. acentuándose en determinados siglos. Universidad de Málaga. 38 La mujer nunca tiene las mismas posibilidades de acceso al aprendizaje artístico. y aunque es de todos conocida la labor de renombradas artistas a lo largo de la historia.). Siendo conscientes de toda la problemática que conlleva el binomio arte-mujer. sabemos mucho menos del gran número de mujeres que no accedieron al aprendizaje y posterior trabajo artístico. Teresa. 37 DE ULIERTE VÁZQUEZ. su aprendizaje ha estado condicionado y a la sombra de los planteamientos patriarcales. Luz. Reales Academias de Bellas Artes de San Fernando y de la Historia. Pág. El autor. se plantea a lo largo de toda la historia. Edit. también hay que reseñar unas diferencias en determinadas épocas y es la de las distintas clases sociales y el entorno. la mujer. estuvieron relegadas a un plano y a un tipo de arte definido como menor. Diccionario Histórico de los más ilustres profesores de las Bellas Artes en España. Pero como se ha mencionado anteriormente. Pues si discriminación había entre los géneros. claro ejemplo de ello lo da Ceán Bermúdez en su comentario: “Aunque débil y delicado no ha dejado el otro sexo de darnos pruebas en todos los tiempos de que no le son ajenas las Bellas Artes”36. CEÁN BERMÚDEZ. Vol.MENÚ SALIR Matilde Torres López cultural en el que se movía. ya que en su Diccionario y entre todos los autores. aunque si lo conseguían. Esa circunstancia. dependiendo a la clase social a la que pertenezca tendrá mayores posibilidades. hace ese comentario dentro de la referencia a Sofonisba Anguissola. simplemente por el hecho de ser realizado por ellas37. siempre anteriores al siglo XIX. SAURET. Formación La formación que la mujer ha obtenido a lo largo de la historia y dentro de la creación artística. la encontramos en el mismo sexo. Málaga. siempre la ha asimilado de forma esquilmada y ralentizada. en este caso la artista.

41 BORNAY. bien fuera padre. entre la santa y la seductora41. Conventos y Palacios La Iglesia cristiana tuvo gran influencia en la sociedad de la época medieval occidental. 2. en particular las de estamentos más bajos. 117-121. (Coord. incluso hijo. la comunicación y por supuesto la religión. Estudios sobre la mujer. ese tipo de formación y toda la problemática que conllevaba trasladarla al colectivo femenino y sobre todo. viéndose relegadas al ámbito de lo privado.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX La enseñanza o formación la vamos a analizar en los siguientes apartados. 39 COMBALIÁ. basada en la obediencia y en la castidad. Mireia. aunque eso no era obstáculo para que su papel en la sociedad estuviera bien marcado por una ética cristiana. Málaga. cuya huella va hacia atrás. Universidad de Málaga. desde los gremios a la liberalización de las artes. A su vez analizaremos. Edit. Cit. “Las mujeres artistas. la cultura. Historia del Arte y mujeres. donde veremos las distintas etapas y los diferentes procesos de enseñanza artística que tuvo la mujer. 25 . bien sea como artista o docente40. que con el resto de las mujeres del pueblo llano. Teresa. estaban siempre supeditadas al hombre. 40 FREIXA. Págs. esposo. Págs. hacia la Grecia Clásica y el Antiguo Testamento.3. Mientras que los pensadores y escritores del medioevo. Desde la Revolución francesa al fin de siglo”. SAURET. Erika. La censura de las clases sociales era otro problema. se cuestionaban la condición de la mujer y de su puesto en la sociedad. Atenea. 2006. no tenía ningún derecho. la Iglesia la ubicaba entre la oposición María – Eva. Victoria. 1996. Historia del Arte y mujeres. 71-74. a la que optaba por una preparación para profesionalizarse en el mundo del arte. hermano. siendo sus obligaciones la maternidad y la responsabilidad del hogar. acabando en el siglo XIX con la llegada de las vanguardias39. Amazonas con pincel. Op. a la vez que su propia organización jerárquica abría mayores abismos en las distintas clases sociales. Vida y obra de las grandes artistas del siglo XVI al siglo XXI. Barcelona. “Eva y Lilith: dos mitos femeninos de la religión judeo-cristiana y su representación en el Arte. La gran mayoría de las mujeres medievales. lo que nos hace ver que las mujeres de clase alta tenían más cosas en común con los varones de su entorno. Ediciones Destino. Su sistema patriarcal se basaba en toda una serie de teorías sobre la natural inferioridad de la mujer ante el varón. era ella quien marcaba las pautas en la enseñanza.). ejerciendo así un poder moral y religioso que daba forma a la expresión humana. 11-20. Págs.

Otro grupo era el de las viudas.). Págs. 2001. 39-40. 1992. Estudios sobre la identidad femenina desde las relaciones de poder.MENÚ SALIR Matilde Torres López Desde esa perspectiva. ni mujer alguna debe dominar sobre un hombre. pero no todas pertenecían a la realeza o nobleza. Págs. Málaga. Rosario y MIRÓ DOMÍNGUEZ. Barcelona. arte y sociedad. se encontraban mujeres seglares. Centro de Ediciones de la Diputación de Málaga (CEDMA). se remonta a la fundación de un convento en Francia. 42 NÚÑEZ RODRÍGUEZ. que optaban por esa vía. Págs. que entraban a muy temprana edad de forma caritativa y seguían hasta tomar los votos como monja. Universidad de Santiago de Compostela. encontrando en la vida del convento la mejor forma de preservar su virtud. Edit. por la nobleza de cuna. El nacimiento del monasticismo femenino en el occidente europeo medieval. hay suficientes pruebas de que en el siglo VIII las abadesas ilustradas. la joven que no estaba destinada al matrimonio y por consiguiente. Iconografía y creación artística. una parte de ellas eran las niñas huérfanas. de nobles familias. Es difícil seguir el rastro de cómo se realizaban esos trabajos. Aunque la historia tradicional del arte en general ha silenciado a las mujeres y su trabajo realizado en los monasterios. dirigían escritorios donde se iluminaban y copiaban los manuscritos. CAMACHO MARTÍNEZ. pues al quedar sin esposo no encajaban en el circuito social o. Palma. escuchando mansamente y con la debida sumisión. pues dentro de sus paredes tenían acceso a recibir enseñanza. melancólicas y embaucadoras. 43 MARTÍNEZ-BURGOS GARCÍA. Servicio de Publicaciones. tenía muy pocas posibilidades en la sociedad. Gran parte del arte que conocemos de ese periodo. aunque se les prohibía enseñar. fue realizado en los monasterios. ha de ser mansa”44. 75-105. Ediciones Destino. convento. Iconografía de la mujer bajo medieval. Servicio de Publicaciones e Intercambio Científico. por el obispo Cesáreo de Arlés. Pero no permito que una mujer sea a su vez maestra. también las había que entraban como doncellas y mediante pago por la acogida y la alimentación recibían enseñanza43. Coruña. Entre las paredes de los mismos. era una salida respetuosa a esas mujeres de distintas clases sociales y cuyo objetivo era darle algún sentido a su vida42. (Edit. calle. ya que eran casi la única vía que podía proporcionar el aprendizaje y posterior dedicación. ingresaron en conventos. durante el siglo VI y dirigido por su hermana Cesárea. con esta formación. Esa fundación dio comienzo a una tradición de mujeres ilustradas que se hacían monjas. 44 WHITNEY CHADWICK. mujeres casadas cuyos maridos estaban ausentes. El acceso al convento también solía ir determinado. Muchas mujeres se formaron en los talleres familiares y algunas.. por lo que el convento. Manuel. Mujer. 156-162. “Entre el cielo y la hoguera: Santas. 26 . según la idea de San Pablo que “una mujer puede ser discípula. como no. 1997. Aurora. Casa. a la procreación. El poder sublimado en la pintura barroca española.

era reconocido su trabajo. 1994. (Coord. siendo muy importante esa mención pues considerando la época. concretamente de la Pasión. en parte por la dificultad de la técnica. Aproximación a otra Historia del Arte Español”. 45 DE DIEGO. un ejemplo de ello es el convento de Chelles. entre las que hay un escrito fechado en el año 735 por San Bonifacio. procede de España. Edit. Pág. En la obra de Ende hay escenas de la vida de Cristo. destacando la Crucifixión46. pues hay otras pinturas del mismo estilo en la ciudad de Toro y sus alrededores47. Hay mujeres vinculadas a la creación de manuscritos con posterioridad al 800. deduciendo por ello que se trataba de mucho más que una colaboradora45. La mujer y la pintura del siglo XIX español. 1987. donde se cita “Ende pintrix at Dei aiutrix” –Ende. Madrid. Estrella. 37. copiar e iluminar manuscritos. 46 MARTÍNEZ DÍAZ. pudiendo regentar un taller. Cuadernos inacabados. solicitándole a su vez otras copias. está el caso de Teresa Díez. Edit. porque ese trabajo lo realizaban maestros itinerantes. 165-166. CAO. se dedicaban en una gran mayoría a componer. Atenea. Noemí y L. el obsequio de libros espirituales. pintora y sierva del Señor-. Marginación y desigualdad. BARRANQUERO TEXEIRA. firmados a su vez por nueve escribas femeninos. pudiéndose ver su firma en los murales del monasterio de Santa Clara de Toro. 27 . iba desde la Anunciación a la Resurrección. “Mujer y Arte. 79. con la monja Ende. el primer ejemplo documentado de un amplio ciclo de miniaturas elaboradas por mujeres. Instituto de la Mujer y Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales. Pág. 25. pero lo cierto es que tanto los frailes. 47 CAMACHO MARTÍNEZ. Las pinturas murales eran más difíciles de realizar por mujeres. 2000. Se cree que el arte realizado por ésta mujer era cercano al núcleo de Salamanca. que iban de un lugar a otro. donde se copió e iluminaron trece volúmenes de manuscritos. Málaga. Universidad de Málaga. Mª José. Encarnación y JIMÉNEZ TOMÉ. Pero aún con la certeza de encontrar a esas mujeres en los escritorios y trabajar activamente. quién agradecía a Eadberga. la abadesa del cenobio de Thanet.). Pintando el mundo: Artistas latinoamericanas y españolas. Estudios sobre la mujer. El programa iconográfico que realizó. Ediciones Cátedra. quién colaboró en las miniaturas del Beato de la Catedral de Gerona. pero también. en conventos separados o en los mixtos. Estudios sobre la mujer. Madrid. Marian. Cuatrocientas olvidadas y algunas más. Aún así. como las monjas. hermana de Carlomagno. En la vida de Santos de la alta Edad Media hay referencias a las iluminadoras.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX sobre todo si sus autoras convivían en conventos dobles. que estaba bajo la dirección de Gisela. Págs.F. Rosario.

La primera nacida en Salamanca en 1538. y realizando las que estaban preparadas para ello. 49 GARCÍA TORRALBO. realizó numerosos trabajos decorativos. muy joven profesó en el convento de las Carmelitas de Valladolid. En el convento del Carmen de Valladolid. Págs. a pesar de la creciente secularización de la sociedad. Cit. Pintora notable que dejó obras en Zaragoza y en Tarazona. Un ejemplo a destacar es el de Cecilia Morillas y Cecilia Sobrino. Mª Cruz. en Zaragoza. fue muy hábil en el bordado y en el dibujo glíptico. también hay noticias de la madre María de QUIÑÓNES COSTA.MENÚ SALIR Matilde Torres López Con el avance de la burguesía. 48 28 . Ana Casanate y Espes. Centro de Ediciones de la Diputación Provincial de Málaga. en la que los gremios iban apoderándose rápidamente del control de la producción artística. perduró una tradición de mujeres instruidas y diestras. incluso a la propia soledad. tenemos constancia de mujeres de distinguidas familias que optaban por el convento como alternativa a un matrimonio no deseado. SAURET GUERRERO. De los siglos XVI y XVII. igual que sus hermanos tuvieron una esmerada educación. mediante la realización de bordados. De entre las monjas pintoras. del comercio. Teresa y QUILES FAZ. generación tras generación49. permiten ver la reforma eclesiástica y el aislamiento de muchos conventos en las grandes ciudades. aunque pronto volvió al convento de su ciudad natal. en el siglo XIII el papel de la mujer también comenzó a diversificarse e introducirse en las diversas labores que le presentaba el mundo de la artesanía. Iconografía y creación artística. madre e hija. dibujaba y pintaba. Ana María. era una de las primeras monjas fundadoras que llegaron a la corte de Madrid en 1612. “El papel de la mujer en la sociedad medieval a través del Arte”. orfebrería y música y canto. tapicería. 643-654. Vol. (CEDMA). sobre todo. En la Italia de los siglos XIV y XV. trabajos literarios o pictóricos. llegando hasta hoy casi exclusivamente los nombres de monjas como artistas. exigiendo a su vez un mayor rigor y perfeccionamiento por parte de la actividad artística de las religiosas. así como en el arte48. Op. Esas mujeres mostraban su formación a través de la estética. trasladándose esas disciplinas consideradas femeninas. “Del palacio al claustro: La estética femenina en los espacios habitados” Actas del Congreso Luchas de género en Historia a través de la imagen. practicaba la música. también fue una pintora que profesó como religiosa después de estar casada. Págs. Málaga 2002. siendo más tarde superiora de Calahorra. contaban con las legas que estaban a su servicio. II. Ingresó en el convento del Carmen. Estudios sobre la identidad femenina desde las relaciones de poder. Servicio de Publicaciones. Las pocas obras que se han encontrado de esas mujeres pintoras. para trabajos más simples. Amparo (Edit). en las órdenes religiosas. 64-74. Cecilia Sobrino nació en Valladolid en 1570.

monja fundadora y pintora de ilustre familia. quién vivió hasta pasado mediados del siglo XVII. Leonor ingresó en el convento con el nombre de Leonor de la Misericordia. “La mujer en el arte madrileño del siglo XVII”. tres hijas tomaron los hábitos. Madrid. 151-163.166-169 CRUZ VALDOVINOS.S. De mediados del siglo XVI hay que mencionar a Leonor de Beaumont. San Rafael. Anales del Instituto de Estudios madrileños. Madrid. Entró con tan sólo ocho años a la vida monacal y de ella nos han llegado muchas obras. dándoles a su obra un enfoque devocional52. que fue una mujer muy hábil en la pintura y que dejó obras notables en diversos conventos. que lo muestra dictando las Reglas a Marina Escobar. Marian. Estefanía y a petición de la anterior. pintor retratista. como se aprecia en su segundo testamento fechado en Enero de 1675. donde ellas se encontraban. entre la que destaca por su realización un Crucifijo50. monja Agustina y excelente pintora que dejó un gran número de obras realizadas. Sor Teresa del Niño Jesús fue una monja pintora. CAO. Cit. Sobre la mujer religiosa y concretamente en Málaga. fue una de las primeras monjas que siguió a Santa Teresa en su reforma.C. Vol. De su actividad artística sólo se sabe por referencias. El interior del convento motivaba a algunas de las mujeres que en él estaban a la actividad artística. 50 51 MARTÍNEZ DÍAZ. De los que vivieron. hay que recordar que Pedro de Mena tuvo varios hijos. dama de la Reina e hija del conde de Miranda. Págs. en el que siguió pintando51. Hay abundante obra de esta pintora en su convento. La mujer en el Arte español. San Gabriel y el Ángel de la Guarda. Op. Edit. Estuvo en el monasterio de Nuestra Señora de los Ángeles. Un interesante ejemplo lo vemos en Estefanía Gaurre de la Canal. aunque ninguna llegara hasta hoy. El aprendizaje lo tuvo con su tío Alonso Páez. VIII Jornadas de Arte. C. 52 BARBEITO CARNEIRO Mª I. 1997.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX San Ignacio. donde se representan a San Miguel. 1987. También en lienzo está la representación del Divino Salvador. 182. en el cual solicitaron ser enterrados en la iglesia del convento de Santa Ana del Císter. Noemí y L. José Manuel. El escultor y su esposa Catalina de Victoria buscaban la cercanía de sus hijas. pidió permiso a la madre de Estefanía para que ésta le enseñara a dibujar. Págs. 24. en Valladolid. conocido por Las Brígidas. ingresó en el convento. fundadora de la Orden. “Una madrileña polifacética en Santa Clara de Lerma: Estefanía de la Encarnación”. entre las más importantes están los lienzos de la cúpula de la iglesia de su convento. 29 . Pág. Su labor alcanzó tal fama que Beatriz de Villena.I. nacida a mediados del siglo XVII.F.

Editorial Arguval.MENÚ SALIR Matilde Torres López Las hijas Andrea y Claudia habían ingresado como religiosas de la Orden Bernarda del Císter. para pagar las dotes de ambas a su entrada en la misma53. Simposio Nacional Pedro de Mena y su Época. desde la greca geométrica o floral. Marion. Junta de Andalucía. 294. Marion “La mentalidad religiosa de Pedro de Mena a través de sus testamentos”. lo que ocasionó un gran desembolso económico al escultor. las hijas de Mena trabajaron como escultoras en el convento del Císter malagueño56. Rosario. Consejería de Cultura. Tomó los hábitos en el convento de San Ildefonso de Granada. con fecha de haber realizado los votos el 3 de julio de 1672. 220227. “El dibujo en el taller de Pedro de Mena”. esas cartas de profesión pudieron ser dibujadas por Andrea.Cit. Juana. Narciso. Edit. El escultor enseño su técnica y su arte a todos los hijos. Casi todas son anónimas. no obstante respecto a sor Teresa de la Madre de Dios. 55 REDER GADOW. edición facsímil del original editado en 1901. Aunque atribuidas a Pedro de Mena. La mayoría de esas cartas estaban adornadas con pinturas de diversos modelos. hasta la moldura de cuadro. Málaga. Edit. también tuvo vocación religiosa. encargó a cuenta de la misma dos esculturas. Desgraciadamente esas obras no se han podido localizar. Op. Cuando en 1688 murió el escultor. siendo consciente de la habilidad de sus hijas para la talla de la madera. el autor nos informa de su labor como escultora y de valiosas obras que se encuentran en la Catedral y en diversas iglesias de Málaga. con idea de fundar un nuevo convento. en la parte alta del texto suele haber una imagen de los fundadores de la Orden. sin excepción de género. siempre teniendo como centro a la mujer en Málaga y en diferentes épocas. Galería de malagueñas. Junta de Andalucía. 30 . 1990. Málaga. realizándose por alguna de las religiosas con experiencia en dibujo. Málaga. 56 CAMACHO MARTÍNEZ. Consejería de Cultura. era una talla de San Benito y la otra de San Bernardo55. la cartela decorativa o la tipología de retablo. 54 DÍAZ DE ESCOVAR. Pág. 1997. La menor de ellas. En el convento del Cister malagueño están las cartas de profesión de Andrea y Claudia. Simposio Nacional Pedro de Mena y su Época. 189-191. Págs. al no haber renunciado a la herencia que le correspondía. del que posteriormente fue priora54. pero más tarde se trasladó al de Santa Ana del Císter en Málaga. como es el caso de las hijas de Mena. las religiosas confirman la promesa de atenerse a las Reglas de la Orden. Libro muy interesante en muchos aspectos. para que luego se la descontasen del total. su hija Juana ya había profesado y se encontraba junto a sus hermanas en Granada. Págs. Realizaran o no sus cartas de profesión o las de otras religiosas. Las cartas de profesión son documentos testimoniales. mediante los cuales. Págs. 53 REDER GADOW. 1990. que hizo con un mismo tipo de diseño la suya y la de su hermana Claudia. 184-186.

destacó como miniaturista trabajando al óleo y al pastel.I. Juan Antonio. y también realizó obra según se desprende del siguiente comentario: “sus manos hizo la hechura de la Madre de Dios del Coro Alto y a mi padre San José y el Niño Jesús que tiene en brazos”57. Madrid. pues desde su más temprana infancia contó con la enseñanza que le daba el pintor de la corte de Piacenza. Rosario. Cit. del mismo siglo tenemos constancia de sor Ana de San José. Pág. C. 59 SÁNCHEZ LÓPEZ. CAO. La mujer en el Arte español. esposa de Don Carlos III”. Madrid. 221. Del siglo XVIII hay más datos sobre religiosas artistas. “Apuntes sobre el mecenazgo real femenino: Doña Amalia de Sajonia. Edit. VIII Jornadas de Arte.S. pues desde el convento franciscano de Granada enviaba pinturas a sus familiares y amigos. Págs. Juan. las hijas de Pedro de Mena no fueron las únicas monjas que realizaron actividades artísticas. Reales Academias de Bellas Artes de San Fernando y de la Historia. en Estepa. Algunas de sus obras se conservan en la Granja de San Ildefonso63. en Écija. Durante su estancia en Sevilla. Se cree que existía otro cuadro de la misma pintora en el que se leía entero el nombre de Mariana58. Diccionario Histórico de los más ilustres profesores de las Bellas Artes en España. quién fue abadesa en 1666. Juan Agustín. También hubo religiosas que se dedicaban a la escultura. De la misma centuria. Op.S. a quién le agradecemos sus sugerencias y colaboración para la presente investigación. Fue una gran coleccionista y durante su reinado protegió las Letras y las Artes. 1965. 78. recibió la formación artística en Italia61. hija de los Condes de Torrepalma que murió en 1771 y quién hubo de tener una gran soltura con los pinceles. Narciso.C. C. 31 .F. Cit. Teresa. esposa de Felipe V. VIII Jornadas de Arte. Edit. Op. 61 CAMACHO MARTÍNEZ. 62 LAVALLE COBO. monja en el convento de Santa Clara. Marian. 1997. de la que se mencionaba su “excelente calidad en la pintura”. Madrid. 239-246. “Isabel de Farnesio. Noemí y L. tanto cultural como económico. conoció más 57 58 DÍAZ DE ESCOVAR. como es el caso de sor Ana de San Jerónimo. Pág.C. Si hasta ahora hemos estado indagando en los conventos y en la vida de algunas religiosas que en ellos realizaban sus obras artísticas. La mujer en el Arte español. 1997. no debemos olvidar que en los palacios. Edit. también hacían sus creaciones. Págs. mujeres de alto nivel. destacando Isabel de Farnesio. en Sevilla59. 217-228. a quién Parada y Santín le atribuye un Santo Domingo. Información cedida por el citado profesor. 60 MARTÍNEZ CUESTA. además de fomentar el mecenazgo en las artes60.I.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX Durante el siglo XVII en Málaga. II. En el mismo convento estuvo María de San Jerónimo. 168. Pág.Cit.87. 63 CEÁN BERMÚDEZ. Vol. la pasión por el Arte”. quien realizó la Virgen de los Dolores para la parroquia de la Concepción de Gilena. hay documentación de la pintora Mariana Cueva y Barradas. MARTÍNEZ DÍAZ. Pág. Pietro Antonio Avanzini62. Op.

174-177. Estudió con Luís de Madrazo66.Cit. María Francisca de Asís. 1989. hija de Carlos IV. segunda esposa de Fernando VII”. Tomo II. María Isabel Francisca de Braganza. Infanta de España. El autor recoge a la reina Isabel II de Borbón.F. Sevilla. Galería biográfica de artistas españoles del siglo XIX. María Cristina de Borbón. recogiéndose datos posteriores hasta finales de 1883. Málaga. concretamente en las asignaturas de Dibujo y de Adorno para las jóvenes y niñas. Ediciones Giner. Infanta de España y María Isabel de Braganza. María de los Santos. María Cristina de Borbón. música y dibujo. Actas del Congreso Luchas de género en la Historia a través de la imagen. 66 MARTÍNEZ DÍAZ. 90-92. Servicio de Publicaciones. Centro de Ediciones de la Diputación Provincial de Málaga (CEDMA). 205-206. Todas estas mujeres de la familia real. tomaba clases con Vicente López. Excma. María Luisa Fernanda. 133-139. La Fortuna de Murillo. Infanta de España. Págs. así como a la creación del Museo de Pinturas65. 65 CAMACHO MARTÍNEZ. También la reina Isabel II practicaba el dibujo y la pintura67. 2002. madre de Isabel II. María Eulalia de Borbón. Infanta de España. Infanta de España. dos cabezas al lápiz y diez dibujos que donó a la Academia para que fueran copiados por los discípulos. Págs. Josefa Fernanda Lucía de Borbón. Diputación Provincial de Sevilla. “Cenit y ocaso de una reina de España: María Isabel de Braganza. Op. Págs. Edit. Rosario. Infanta de España. CAO. Pintora y dibujante era María Francisca de Asís de Braganza. reina de España y esposa de Fernando VII. dibujante y pintora. tenía una amplia cultura artística y científica. cuñada de Fernando VII. Contribuyó a la enseñanza del arte en la Academia de San Fernando. María Luisa de Borbón. Noemí y L. 32 . fue reina de España y segunda esposa de Fernando VII. reina de España y madre de Fernando VII. Teresa y QUILES FAZ. 64 GARCÍA FELGUERA. Madrid. encontrándose la mayoría de las obras en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. María Paz de Borbón. Págs. SAURET. La primera edición de esta obra se hizo en el año 1868. Amparo (Edit). En la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando se conserva una cabeza de un San Pablo pintada al pastel. también pintaba y envió dos paisajes con figuras a la Academia en 1785. M. Marian. María Cristina de Borbón. nacida en 1797. realizaron actividades artísticas. 1975.MENÚ SALIR Matilde Torres López a fondo la obra de Murillo e incluso adquirió cuadros del artista que pasaron a formar parte de su colección personal64. La princesa Luisa María. 67 OSSORIO BERNARD. practicaba idiomas.

69 Ibídem. la representada. En el ideal cultural de esa época se excluía a la mujer de las artes. Esa teoría ha sido debatida y rechazada en las últimas décadas del siglo XX. que fue muy poca la participación del colectivo femenino en la actividad artística. separándose de lo puramente artesanal. La BURCKHARDT. Iberia. sobre todo de la pintura y la escultura69. en la que planteó que para comprender las elevadas formas de interrelación social de aquel periodo. 68 33 . con los trabajos realizados por investigadores e historiadores que ven otros planteamientos en el papel que afectaba a la mujer en ese periodo y concretamente en el Arte. familiares y por supuesto económicas. sino en el papel de ser ella el modelo. La cultura del Renacimiento en Italia. como dedujo en su tiempo Jacob Burckhardt. 292. Formación en talleres: Artistas de los siglos XV al XVII El desarrollo del capitalismo y el surgimiento del estado moderno hizo que cambiasen totalmente las relaciones sociales. El papel del pintor en la sociedad florentina iba tomando auge en el siglo XIV. surgió el ideal de genio artístico y de individualidad. nació ahí el rol que debía interpretar en la sociedad. Un gran periodo con grandes cambios. sobre todo de mentalidad y de relaciones. En Italia y concretamente en Florencia. pero no desde el punto de vista de productora en la cultura visual. Edit. Barcelona 1983. aunque no se debe confundir que en esa sociedad había igualdad de género. Por el contrario. Obras Maestras. Los pintores se independizaron del gremio de Doctores y Boticarios. Pág. 292-293. formando en 1349 la Confraternidad de Pintores. en su obra La civilización del Renacimiento en Italia. así como la confirmación de que la escultura y la pintura son artes liberales.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX 2.4. conocida también. Con respecto a la situación de la mujer en la sociedad renacentista. En el Renacimiento se encuentra el origen del capitalismo y de la privatización de la familia. el autor reseña. Jacob. en contraposición al pensamiento medieval. en el que se define la relación del espectador con la superficie pintada y que predomina en la pintura occidental hasta fines del siglo XIX. participó bastante en la creación poética. hemos de tener en cuenta el hecho de que la mujer se hallaba en un plano de igualdad con el hombre68. como la Cofradía de San Lucas. Se desarrolló también la perspectiva lineal. Págs. un sistema matemático que organizó de forma artificial el espacio pictórico.

de feminidad. Mª José. limitándose a realizar los encargos de los patronos. cuando el arte de los hombres. por encima del arte del bordado hecho por mujeres aficionadas. como una cultura que dio gran importancia al varón y por ello a la línea masculina de propiedad y de sucesión. Edit. por supuesto. dependiendo de su posición social. Estudios sobre la mujer. el sistema florentino era totalmente patriarcal y no se confiaba en la lealtad de la mujer. Barcelona. BARRANQUERO TEXEIRA. cuatro años. Aproximación a otra Historia del Arte Español”. en el que la virtud y la donosura eran atributos positivos para la mujer artista. Rosario. comenzaron a transformar los mensajes insistentes de la mentalidad del Renacimiento. por temor a que salieran de allí los secretos técnicos70. 1994. Pág. Fue en el siglo XVI cuando algunas mujeres. Esos inicios y su posterior trabajo. Málaga. que organizó la sociedad renacentista. pasando a ser de esa forma el bordado y las labores de aguja sinónimo de domesticidad. que le daba alguna posibilidad de poder instruirse. idealizándose en la República y posteriormente con la familia Medici. 1992. Whitney. El arte fue adquiriendo un carácter burgués en una sociedad creciente y próspera a primeros del siglo XV y en la que los pobres que vivían en la ciudad. extendiéndose en el tiempo hasta bien entrado el siglo XX. (Coord.MENÚ SALIR Matilde Torres López mayoría de ellos procedían de la clase artesana. poco a poco. siendo los mecenas que pagaban el arte. la pintura. en talleres donde habían estado aprendiendo como mínimo. orientado al engrandecimiento y embellecimiento de la ciudad y como motivo de orgullo de sus hombres de negocio y profesionales. fue elevado de categoría. sobre todo en los talleres y gremios. Mujer. No resulta difícil comprender que es en ese momento. y clasificado como un arte doméstico que se hacía de forma manual y en colectividad. Quedó así la mujer relegada en esa floreciente sociedad. Universidad de Málaga. de una opción 70 71 CHADWICK. 61-69.). que era según San Leandro el papel de la mujer “hilar. pero siempre bajo la perspectiva dominante del varón. Págs. CAMACHO MARTÍNEZ. Estudios sobre la mujer. tejer. “Mujer y Arte. fue posible gracias a que pertenecían a familias de artistas y que tal vez comenzara como curiosidad en el taller. 78. el razonamiento matemático y la inspiración divina. Marginación y desigualdad. los campesinos y las mujeres. reestructuró el arte como actividad pública y predominantemente masculina. La división entre lo privado y lo público. coser y bordar”71. Atenea. Según eso. Arte y Sociedad. ya que requería del genio individual. Encarnación y JIMÉNEZ TOMÉ. pasando a ser una obligación o claramente como la aptitud y posterior dedicación. 34 . no tenían mucho que hacer en ese renacimiento cultural. Ediciones Destino.

destacando Louise Moillon. por supuesto si seguían en el camino de la creación artística. (Coord. Edit. Historia del Arte y mujeres. SAURET.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX profesional. Madrid. Mireia. pero las obligaciones del aprendiz en los talleres estaba bien definida. pues que una mujer realizase obras en pintura. Entre las grandes artistas de ese periodo que posteriormente se integraron a la profesionalización artística. eso sí con temática religiosa. teniendo así posibilidad y facilidad a la hora del aprendizaje o bien por pertenecer a familias nobles o de clase elevada. Artemisia Gentileschi. tamizando la arena y 72 CHERTA MONSÓ. pues de otra forma era casi imposible acceder a tal aprendizaje. sino que captaban las influencias artísticas y el entorno cultural del ámbito local en el que estaban. tuvieron que hacer los trabajos más penosos en el mismo. se veía enriquecido por los intercambios y las aportaciones de otros artistas foráneos74. se permitía esa labor. “La imagen religiosa femenina en la educación de las mujeres vista por los propios artistas del Siglo de Oro en España”. en particular de la Virgen y los Santos.). Teresa. que era la forma más clara de enviar el mensaje de la religión católica y lo que se pretendía. 74 PÉREZ CARREÑO. entre otras73. y si las imágenes llegaban al pueblo. escultura y grabado. podía ser aceptado por la Iglesia. pues consistía en realizar las tareas más penosas. Págs. Properzia de´Rossi. Servicio de Publicaciones. Frecuentemente esas artistas tenían que amoldarse a los preceptos de la Contrarreforma. Págs. 1993. ya que la idea de educación y su difusión beneficiaba a las mujeres. que la mayoría de las veces.). Con la práctica y la experiencia de los años progresivamente iba moliendo colores. Lavinia Fontana. Tomo I. y no sólo adquirieron el dominio de las técnicas. Nº 13. eran unas privilegiadas. No todas las artistas que aprendieron en el taller familiar. Centro de Ediciones de la Diputación de Málaga. como era la propia limpieza del obrador y el lavando de pinceles y vasijas. “Las mujeres artistas. el hogar y la virtud72. Amparo (Edit. Francisca. hay que reconocer que las mujeres que nacieron y crecieron en el taller. se ensalzaba una serie de conceptos muy convenientes a la sociedad y destinados especialmente a la mujer. ya que era ella la que transmitía a sus hijas los valores que la religión predicaba como: la familia. Estudios sobre la mujer. María Ángeles. Atenea. Págs. Elisabetta Sirani y Artemisia Gentileschi. Edit. pues sus progenitores eran pintores o escultores de reconocida labor. 71-72. Málaga. 32-45. Universidad de Málaga. Desde la Revolución francesa al fin de siglo”. Teresa y QUILES FAZ. SAURET. 1996. Desde la perspectiva de la Historia del Arte. Historia 16. 35 . pues mediante las imágenes. Málaga 2001. Esas autoras crecieron con pinturas y lienzos. Actas del Congreso Luchas de género en la Historia a través de la imagen. la gran mayoría aprendió en los talleres paternos. 73 FREIXA. 729-745.

Barcelona. para seguir con la perforación de contornos de las figuras que se plasmaban en los cartones75. de tener que masculinizarse76. trabajo no exento de críticas y de influencias. 76 BURCKHARDT. Selección. 36 . De esas artistas destaca la italiana Sofonisba Anguissola. Hasta prácticamente el siglo XIX. sino transgrediéndolas. 1624 en Palermo. XXII. ya que la mayoría de las veces fue un intento de asimilación al varón. Clásicos Jackson. Barcelona. el pintor Anthony Van Dyk. en frecuentes casos. fuera de lo correcto. y aunque la historiografía occidental con Burkhardt. Autorretrato ante una madonna. tanto la obra. XI. Vidas de Pintores.A. desarrolla esa idea y pone como punto de partida ese periodo histórico para reconocer la entrada de la mujer en la creación artística. Edit. tanto en la creación. refiriéndose a ella: “todavía 75 VASARI. Pero incluso así. Sus obras pueden verse como representaciones de la psicología femenina. pues si no se producía esa simbiosis. Pág. Págs. como la artista. cuando ella tenía cerca de los noventa años. sin la relativa dependencia económica del varón. a quién visitó en Lámina 1. hasta que se sintieron lo suficientemente preparadas para hacer sus propias composiciones y ganarse la vida. traducción. Hay que reconocer que hubo excepciones. 292-296. Éxito. mimetismo en la creación artística y bajo sus esquemas. tuvieron la posibilidad de ayudar en importantes encargos. hasta llegar a la situación. Como cualquier aspirante a artista. ella siempre tuvo que seguir los esquemas impuestos. Payró. siempre se le consideró una intrusa. no eran reconocidas por las mismas normas. de los cauces de la mentalidad del Renacimiento. Iberia. estudio preliminar y notar por Julio E. S. Jacob. incluso de cuestionamientos a la hora de crear.MENÚ SALIR Matilde Torres López preparando el revoque. 1983. y de esos siglos hay buenos ejemplos de pintoras que han contribuido de forma muy clara al mundo de la creación pictórica. Vol. La Cultura del Renacimiento en Italia. Sofonisba Anguissola. como en la muestra y posterior canalización de la venta de obras de arte. Escultores y Arquitectos. hay un dibujo realizado por el artista y del que dice. Obras Maestras Edit. la gran mayoría de las pintoras había trabajado en un entorno familiar.

Sofonisba Gentileschi. el arte de la pintura. Sofonisba Anguissola. Vidas. años después. Alianza Forma. Sofonisba Anguissola. Retrato doble de señora y su hija.. Págs. pues hay datos coincidentes como ser nombrada pintora de cámara de la misma reina. puede que en principio se trate de un error. 78 PALOMINO. En la misma obra y en la página 58. que podamos constatar. Págs. 2001. Bilbao. Antonio..) Cuando dibujé su retrato. o que la confundiese con Artemisia Gentileschi. Detalle. Catálogo Museo de Bellas Artes de Bilbao. De familia adinerada. Mujeres Impresionistas. aunque con esta pintora hay menos probabilidades de confusión. sino también de la importancia de la relación entre discípulas y maestros. me dio varias indicaciones: no acercarme demasiado. marcó nuevas normas en el retrato y el autorretrato de la mujer. Edit. carácter vivo y amable (. Madrid. Más tarde Sofonisba trabajó con Bernardino Gatti y se cree Lámina 2. en el que ella se pinta como si estuviese siendo pintada.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX con buena memoria. que hace ver no sólo que la mujer era consciente del valor de su propia imagen. ni estar demasiado alto ni demasiado bajo de forma tal que las sombras en sus arrugas no se vieran demasiado”77. estudió con el pintor Bernardino Campi. Falleció en el año 1587. de Cremona. así como de los artistas plásticos más conocidos de su época78. De ella comenta que fue llamada a Francia para ser nombrada pintora de cámara de la Reina de España Doña Isabel de la Paz. 45-47. confundiéndola con la propia Sofonisba Anguissola. estos datos no coinciden cronológicamente con ninguna pintora conocida. Puede que sea esa obra el primer ejemplo histórico donde una mujer rompe conscientemente la posición sujeto-objeto. sean el primer asesoramiento artístico de una mujer. enseñó a sus hermanas menores Lucía y tal vez a Europa. 77 BRAY. Xavier. 37 . Hay un cuadro realizado por ella. así como su hermana Elena que también era pintora. ya que nació en el año 1593. el autor recoge datos de otra mujer pintora. No obstante. que ella misma. 1986. 12-13. Palomino recoge información de ella y sus hermanas. Tal vez las indicaciones de la artista. tanto de la familia real como de otros nobles. Niña con perro. Bernardino Campi pintando a Sofonisba Anguissola. En la corte madrileña realizó gran número de retratos. la otra mirada.

sobrina y esposa de artistas. suiendo nombrada pintora de cámara y dama de honor de la reina Isabel de Valois hasta 158079. En 1652. Como consecuencia de eso.S. 1992. 1600-1750. Págs. Arte y Sociedad. la pintora abrió una escuela para las mujeres artistas en la ciudad. pintadas a su vez con tonos alegres y traslúcidos. Madrid. llevó a pensar que eran realizadas por su padre. Su forma de pintar. quienes pasado el tiempo trabajarían realizando altares para las iglesias locales81. impresionó a sus contemporáneos82. Edit. por mediación del gobernador de Milán. situación que le dio una independencia 79 KUSCHE. La gran maestría de Elisabetta. Rudolf. Hija. 70-77. Enseñó también a pintar a sus hermanas pequeñas. Manuales de Arte Cátedra.I. donde llegó en 1559. la joven decidió pintar en público. María. Barcelona 1992. Mujer. C. influyó en la creación artística de Lavinia Fontana. 81 Ibídem. son Elisabetta Sirani. perteneciente a un grupo de mujeres pintoras bastante importante. pero si hay que destacar a dos artistas italianas. enseñando su arte a las jóvenes que no eran hijas de pintores. Whitney. 356-362. La mujer en el Arte español. Bolonia. Artemisia Gentileschi fue seguidora de Caravaggio. Págs. para salir de las dudas. Madrid. entre los siglos XVI y XVIII80. 80 CHADWICK. cuya obra realizó casi por entero en Bolonia y Artemisia Gentileschi. Aún con sus problemas -antes y después del matrimonio. nacida en 1593 en Rom y que trabajó en Nápoles. 82-93 82 WITTKOWER. Págs. Ediciones Destino. VIII Jornadas de Arte. por lo que daba una oportunidad a las mismas de aprender. En dicho grupo estaban también Properzia de´Rossi.MENÚ SALIR Matilde Torres López El Duque de Alba fue quien conoció a Sofonisba. marcó un precedente para muchas artistas que excluidas de las ayudas institucionales. la maestra de pintura y dama de honor de Isabel de Valois”. Florencia y Londres.C. sin la necesidad de haberse criado en un taller. La obra de Sofonisba Anguissola. con escenas truculentas. Arte y Arquitectura en Italia. Bárbara y Ana María. quien no desmentía tal opinión. Mujer de gran talla y fuerte carácter que mostró en la ejecución de sus obras. hallaron un buen respaldo en las cortes europeas. La invitación a que acudiera a la corte de Felipe II y la aceptación por parte de Sofonisba. que surgió en Bolonia a fines del siglo XVI y durante el XVII. casi romántica del caravaggismo. “La mujer y el retrato cortesano del siglo XVI visto a través de la obra de Sofonisba Anguissola. 1997. Págs. 69-80. vivió vinculada al taller paterno donde aprendió y recibió con posterioridad influencias de otros pintores coetáneos. así como la rapidez en la ejecución de sus obras. poniendo gran meticulosidad en los detalles. contemporáneas de las anteriores. dando referencias sobre ella en la corte de España. 38 .

sobrino del gran pintor. traspasó fronteras llegando incluso a existir obra suya en España. Otro gran mecenas de la artista fue Miguel Lámina 3. Whitney. Xavier. fue reconocida y gozaba del patronazgo de la nobleza. Vicente. Op. Cit. Autorretrato como Alegoría de la Pintura. Artemisia Gentileschi viajó por Italia. Al secretario de Estado de dicha familia le escribió la artista. el caso es que de nuevo nos encontramos con el interés de la madre artista. Págs. 39 . biógrafo de los pintores boloñeses. mientras estuvo en Florencia. tal vez con la idea que fuera promocionada. 65. El reconocimiento de esta artista. En la Casa de Pilatos había obra de Artemisia. Diputación Provincial de Sevilla. pero de la que no se sabe nada más. 86 BRAY. 12-31 y 46-55. donde se ve con el pelo desordenado y en plena creación. Págs. 1979. adjuntando una obra realizada por su hija. resulta innovador por la época en la que fue pintado84. Edit. Cit. pues ya no dependía ni del padre. Op. donde trabajó con encargos tanto de temas profanos. CHADWICK.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX económica y social. Sevilla. Excma. Elisabetta Sirani. Op. El autorretrato que realizó entre 1630-40. quien le hizo algunos encargos83. 85 LLEÓ CAÑAL. 1638-39. Pág. formando parte de la colección artística y entre otros grandes autores85. Cit. en especial de la familia Medici. Francisca. concretamente en Sevilla. 93-103. Inglaterra y Francia. a temprana edad fue aclamada como “la gloria del sesso donnesco” por Carlo Cesare Malvasia86. Pág. Ángel Buonarroti. Artemisia Gentileschi. titulado Autorretrato como Alegoría de la Pintura. El autorretrato. como religiosos. ciudad que tuvo gran importancia en la época y mentalidad renacentista. de educar en el dibujo y la pintura a la propia hija. Royal Collection Windsor. Nueva Roma: Mitología y Humanismo en el Renacimiento sevillano. Esta 83 84 PÉREZ CARREÑO. en el momento de comenzar a pintar. Artemisia Gentileschi. 13. nos muestra a la artista con la paleta en una mano y el pincel en la otra. ni del esposo-. Cuando acabó su aprendizaje.

Fue invitada a Inglaterra por Enrique VIII. Cuando ésta abdicó de su regencia en los Países Bajos y regresó a su país. Perteneció Lámina 4. sin embargo. hermana del emperador Carlos V de España. desarrolló sus propias composiciones. Grabado. la artista viajó con la reina aproximadamente por los años 1554-55. Lamina 31. fue formada artísticamente por él mismo. Maria Sibylla Merian. quedándose hasta el final de sus días. trabajando sobre todo en temas y escenas bíblicas donde aparecían mujeres. hija del pintor de Amberes Jan Sander van Hemessen. era ella el denominado “Monogramista de Brunswick”. en 1543 y la 40 . Según se cree. al colectivo de pintoras flamencas que se dedicó a la elaboración de miniaturas. entre la muerte de Hans Holbein el Joven.MENÚ SALIR Matilde Torres López pintora. Lavina Teerlic fue hija del miniaturista Simon Bining y la única retratista en miniatura cuyo origen era Flandes. como Magdalena o Judit y Holofernes. Caterina. pero igual que sus homólogas. Las más conocidas en el siglo XVI fueron Caterina van Hamessen y Levina Teerlic. aunque seguía el estilo de Guido Reni. Artistas que relativamene tenían más libertad y movilidad en su trabajo que las contemporáneas italianas. no conocemos obra de ella de su estancia en España. También fue conocida por trabajar en la corte inglesa. que se criaron en el entorno propicio para aprender y demostrar posteriormente su valía. no hemos de olvidar a las que trabajaron en el norte de Europa. Metamorphosis. Fue la pintora de cámara de María de Hungría. quedándose en la corte con los tres monarcas siguientes: Eduardo VI. Dentro de ese grupo de mujeres. identificado con el padre. las pintoras nórdicas también contaron con la protección de los mecenas. muy populares como artículos de adorno para los vestidos. María I e Isabel I.

admitida en la guilda de San Lucas de Utrech en 1641. las obras perdidas de esos talleres. otras asumiendo el oficio del varón o la dirección del taller. éste último por su trabajo relegó la labor Lavina Teerlic. impidió la identificación en la pintura de la figura femenina como ideal de belleza. llegando incluso en último caso a competir con otros profesionales. es difícil encontrar a mujeres de clase media y baja. a la vez que la ausencia en esa zona de un fuerte movimiento neoplatónico. casi siempre sin firmar. 104-110. ha sido considerar esas obras de mujeres como “obras de taller”. destacaron Alice Carmellion. tanto urbana. si había quedado viuda. 41 . si tenían aptitudes para ello. Hay que tener en cuenta que ese aprendizaje. Hubo un gran número de pintores no profesionales y entre ellos también mujeres que realizaron una interesante creación artística. implicaba a la participación por parte de todos los miembros de la familia al trabajo. al varón. Si se trata de pintura o escultura. En el caso español igual que en el resto de Europa. Catherine Maynors y Ann Smiter. Entre otras artistas flamencas que se dedicaron a la producción de miniaturas. que en la cultura holandesa luchó por la independencia de las mujeres87. en otros casos y de forma usual. que aprendieran las técnicas del arte fuera de ese entorno. 87 CHADWICK. Una de ellas fue Ana María Schurman. El arte que se hizo durante el siglo XVII en Holanda. El protestantismo eliminó del arte holandés la imagen de la Virgen como modelo femenino. fue el reflejo de la mentalidad calvinista. era una importante voz. Cit. justificando eso el que las mujeres se familiarizasen con la actividad del padre o del marido. dibujante. Whitney. salvo excepciones. hay que mencionar que la organización familiar y arcaica del taller. así como de los frecuentes enlaces matrimoniales entre miembros de clanes de un mismo oficio. pintora y grabadora “aficionada”.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX aparición de Nicholas Hilliard en 1570. que surgió a raíz de la próspera e ilustrada cultura protestante. era para ahorrarse la mano de obra o los gastos que debían pagar si empleaban a un aprendiz o a cualquier otra persona que ayudase en las tareas del taller. a quien los poetas holandeses llamaban su Safo. colaborando a veces. del rápido crecimiento y desarrollo de las ciencias naturales y los grandes y profundos cambios de la vida. Op. con expectativas de profesión o de formación intelectual. y a todo lo más que ha llegado como diferenciación en su gran mayoría. Ana María. aumentando así y por supuesto su catálogo. Aunque las dos únicas obras que se le atribuyen son autorretratos. como familiar. se le han atribuido al padre. Págs. aunque muchas veces lo fomentaban los padres para enseñar a las hijas.

1997. seguía con la protección y mediación de un representante o curador. Edit. para cualquier gestión importante tanto en el aspecto social o legal. simplemente se hace referencia de ellas pero con el nombre de la figura masculina. Diputación Provincial de Jaén. Pág. 37. 91 MARTÍNEZ DÍAZ. Pintando el mundo: Artistas latinoamericanas y españolas. de las que hay una relativa información. concretamente en el caso de las mujeres que trabajaban en talleres de creación artística. 2000. y no refiriéndonos a familiares de artistas conocidos o de las que fueron reconocidas por su labor. no podemos negar la existencia de otros oficios artísticos y artesanales en los cuales también trabajaba la mujer en el ámbito de un taller familiar. CAO. Si nos estamos refiriendo a la mujer en el ámbito artístico. pero de las que sabemos que existieron90. 88 RAMOS DE CASTRO. por lo que todo se gestionaba y autorizaba mediante el permiso del marido. quién estuvo activa entre los años 1594 a 161289. destacamos a la mujer y las cuñadas del pintor Antonio Contreras.I. se supone que estaba casada. entre otras obras editó varios sermones del obispo de Jaén. doradora o platera. además de la rama textil como bordadora entre otros oficios. 182. Marian. Boletín Nº 166. sino de las muchas que trabajaron y de las que no ha quedado constancia escrita. aunque desafortunadamente pocos datos hay de su labor. Guadalupe. La mayoría de las veces no conocemos el nombre de estas mujeres. Policarpo y RODRÍGUEZ-MOÑINO SORIANO.MENÚ SALIR Matilde Torres López Durante los siglos XVI al XVIII la mujer no era mayor de edad en los reinos de España. ya que nunca fueron reconocidas. 42 . Ciertamente es muy escasa la documentación que tenemos sobre la mujer relacionada con los oficios artísticos. llegando a ser digna heredera del talento artístico de su progenitor91. Cuadernos inacabados. debía contar con una persona que la representase. también las hubo desarrollando otras actividades culturales como es el caso de la impresora jiennense Mariana de Montoya. Sancho Dávila y Toledo y del escritor baezano Gaspar Salcedo de Aguirre.F. “Catálogo de artistas de Baeza o foráneos que en la ciudad trabajaron y en ella dejaron parte de sus obras (siglos XV-XIX). A partir de la mayoría de edad. aunque muy pocas. el dibujo y la escultura. discípulo de Pablo Céspedes. 168. Jaén. que era en la mayoría de los casos el padre88. Edit. Instituto de la Mujer y Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales. bien por ser quién la enseñó. Madrid. Pág. Sólo cuando enviudaba contaba con total libertad en el ámbito legal. 89 CRUZ CABRERA. La mujer en el Arte español. “La presencia de la mujer en los oficios artísticos”.C. Instituto de Estudios jiennenses. Entre las que se encontraban en los talleres familiares a inicios del siglo XVII. lo que facilitaba su labor en el trabajo y gestión del patrimonio. Edit. 90 Hemos de aclarar que si en el presente trabajo profundizamos más en la creación artística como la pintura. hemos de señalar que. bien porque regentaba el taller. hasta tener cumplidos los veinticinco años. VIII Jornadas de Arte.S. sabemos que una de las hijas del pintor Antonio Arias aprendió el arte de la pintura. Págs. Noemí y L. Rafael. Madrid. De mediados de la misma centuria. 169-178. si quedaba viuda y aún no había alcanzado la mayoría de edad. desarrollando actividades de entalladora. 1997. C.

a quién le agradecemos su colaboración. donde dejó algunas obras a particulares93. 93 CEÁN BERMÚDEZ. Francisca Palomino y Velasco. 1997. Madrid.S. Manuel. sobrinos y aprendices. aunque a todas les une las mismas dificultades que tuvieron para realizar y mostrar su obra. Juan Antonio. Marian. aunque indudablemente las hubo y hemos mostrado varios ejemplos de ellas95. bien porque ellos se insertaron al taller del padre o ellas al del marido. ya que a los nueve años grabó un aguafuerte con la imagen de San Antonio. Op. a la dificultad de trabajar con materiales como la madera o el barro. quién enseñó éste arte a sus hijas Andrea y Claudia. 1800. 40. quién también ejerció la pintura en la ciudad de Córdoba92. ya que eran menos asequibles y necesitaban un espacio concreto para su realización. Debió de aprender pronto y ser una artista precoz. de la viuda de Ibarra. Págs. Diccionario Histórico de los más ilustres profesores de las Bellas Artes en España. pintora casi desconocida que contrajo matrimonio con Juan Valdés Leal y de la que no ha llegado obra alguna hasta nosotros. Cit. Págs. Apuntes sobre la Historia de la Pintura en general y particular de Córdoba. Pintora que trabajó la pintura al óleo y la miniatura. Adela Carrasquilla. se sabe de ella que se retiró al monasterio cisterciense de San Clemente. Madrid. “Escultoras españolas nacidas antes de 1950: de “La Roldana” a Susana Solano”.I. Contemporánea suya fue María Valdés. 95 HUIDOBRO. Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. sino de su madre. trabajó como escultora y realizó la Virgen de las Nieves. Las tres hijas mayores eran Francisca. Edit. Un caso cercano es el de Pedro de Mena. 96 SÁNCHEZ LÓPEZ. se sabe que tuvo una hermana. así como su reconocimiento en la historia del Arte. para la Colegiata de Olivares en el año 1697. trabajó la pintura al óleo y la miniatura94. que trabajaban en el próspero taller con encargos GONZÁLEZ GUEVARA. VIII Jornadas de Arte. fuera promovida por su hermano. Concha. C. instruida en el taller paterno. La joven tomó ejemplo y aprendió. Pág. Información cedida por el citado profesor. en Sevilla. El taller de Pedro Roldán también encaja en ese tipo de organización familiar. Juan A. Imp. La poca cantidad que conocemos de mujeres escultoras. La mayoría eran mujeres que al casarse con otros escultores. nacida en Huesca en 1663. María Josefa96 y Luisa. 94 MARTÍNEZ DÍAZ. Noemí y L. se debe entre otros factores –destacando principalmente al olvido-. Es muy posible que la instrucción e introducción al mundo de la pintura. si las comparamos a las que lo hicieron con los pinceles. María Josefa Roldán. también se unieron a sus esposos para colaborar en el trabajo.F. 505-512. encontrándose además entre ellos. Córdoba 1869. 41. 169-170. Vol. pues cinco de sus hijos trabajaron como escultores en el local paterno. Francisca Roldán. CAO. casada con el escultor Felipe Duque Cornejo y a 92 43 . Pocas mujeres trabajaron en el ámbito de la escultura.C. no sólo de su padre. IV. Imprenta de El Eco. La mujer en el Arte español. nacida en Sevilla en 1664 e hija de Juan Valdés Leal.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX Del propio Antonio Palomino. Otro caso de pintora y grabadora. Pág. es el de Teresa Aguesca.

con cierto toque de femenina modestia y recato como se ve en sus representaciones de la Virgen. por lo que llegó a trabajar por distintas ciudades de España.). periodo en el que realizó una de las producciones más delicadas del Barroco hispano. en la Corte madrileña y la visitó frecuentemente98. arte éste segundo en el que destacó. Ficha Nº 54. De las tres hermanas destacó Luisa quien ayudaría frecuentemente a su hermana Francisca. su vez madre de Pedro Duque Cornejo. 2001. en su obra Vidas. llevó a cabo sus deseos de independencia. 1986. no fueron frecuentes en la Sevilla barroca. al oponerse al padre a un desigual enlace matrimonial con un aprendiz del taller. sabemos que fue discípula de su padre. Dolores. 348-349. La familia que estaba considerada como un importante clan muy bien relacionado con el ambiente artístico hispalense. Esas finas y delicadas obras. 97 RAMOS. mientras que los niños son tratados con gráciles movimientos y rollizas anatomías”99. ayudándole a convertirse posteriormente en el famoso escultor sevillano Pedro Duque Cornejo97. Alianza Forma. Junta de Andalucía. Lámina 5. dibujante y doradora de retablos que además de ejercer como una reconocida artista enseñó a uno de sus hijos el arte de estofar y encarnar las esculturas. Sevilla. Consejería de Educación y Ciencia. pues según comentarios: “son figuras hechas con delicadeza. comenta que conoció personalmente a Luisa Ignacia. 98 PALOMINO. creyéndose que podía deberse a los conocimientos que su padre guardó de los años granadinos. se dedicó mayormente a la labor del estofado y la encarnadura de las esculturas. Colección particular. se separó del grupo. Instituto Andaluz de la Mujer. quien le enseñó las técnicas de la escultura y del barro. Mujeres de Andalucía. Antonio Palomino. 44 . Madrid. Luisa Roldán. Mª. Antonio.MENÚ SALIR Matilde Torres López importantes como el de la catedral de Sevilla. La Virgen de la leche. se dedicó a la realización de esculturas en madera policromada. Edit. (Coord. Vidas. su tarea consistía en la interpretación del arte sagrado. Luisa la mejor preparada artísticamente de todos. la que fue ilustre pintora. Págs. Conocida como la Roldana. Sobre el aprendizaje de la artista.

2000. pero no sería hasta 1695 cuando se hizo efectivo el cargo de Escultora de Cámara. Junta de Andalucía. quienes trabajaron como escultoras en Montilla. Luisa consiguió esa plaza en el año 1692. 101 GARCÍA OLLOQUI. Simposio Nacional Pedro de Mena y su Época.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX Ceán Bermúdez hace el siguiente comentario sobre los barros de Pedro Roldán y su hija: “. Málaga. Victoria. también tuvo una interesante producción también en la talla de madera. o el Ecce-Homo que se encuentra en la catedral de Cádiz101. Nacidas en los años 1691-1766 y 1694-1775. 1985. Mª. Nueva biografía. Excmo. Córdoba.VV. 45 . Blanca de Ribera hija del Españoleto. Alonso de Mena y Pedro Roldán”. 99-109. Información cedida por el citado profesor.. aunque su producción y madurez la tuvieran en la siguiente centuria. era elogiada por Pérez Moya en Santas e Ilustres mujeres por su habilidad en la pintura. por el que le asignaban un sueldo de 100 ducados anuales103. Victoria. El reconocimiento de su actividad artística llegó con el nombramiento de escultora real102. María y Luciana de Cueto y Enríquez de Arana. La Roldana. Ediciones Guadalquivir. Mª. de ellas que hay pruebas de su actividad artística y aunque no conocemos obras realizadas por ellas. 11-13. 102 ROMERO TORRES. Págs. 272. 235-239. no solamente trabajó el barro con esmero. Universidad de Málaga. Las hijas del pintor valenciano Juan de Juanes. 100 CEÁN BERMÚDEZ. Cit. “La escultora Luisa Roldán y algunas apreciaciones históricoartísticas”. hija de Claudio Coello. José Luís. Págs. Vol. Málaga. Juan Agustín. 103 GARCÍA OLLOQUI. “La Cuetas”. La Roldana. en la que el barro policromado con primor. Ayuntamiento.. Ediciones Guadalquivir. conocidas popularmente por “las Cuetas”104. respectivamente. 140-141. S/. como la Virgen cosiendo -perteneciente a la colección del marqués de Perinat-. Consejería de Cultura. Op. Págs. Nº 6. distinguiéndose en el retrato y en la música. Luisa Roldán. de Montilla. 105 AA. Isabel Sánchez Coello. “Posibles relaciones entre los talleres de escultura de Granada y Sevilla. Págs. Págs. pág. 2000. dejó de ser un simple material para modelar bocetos y quedó como definitivo en obras de calidad”100. Edit. sabemos que mediante su trabajo prolongaron los modelos del padre. Córdoba105. obra fechada en 1692. Juan Antonio. independientemente de colaborar como modelo para su padre y a la que podemos apreciar en muchas de las composiciones pictóricas de su progenitor. 104 SÁNCHEZ LÓPEZ. 1990. La Roldana. Sevilla.de ello también dio testimonio su propia hija en su producción. eran Dorotea y Margarita quienes aprendieron y trabajaron dentro del taller familiar. destacan dos hermanas escultoras: María Feliz y Luciana de Cueto y Enríquez de Arana. Jorge.274. IV. En el mismo siglo. Boletín de Arte. Sevilla 2000. fue también pintora. 99 BERNALES BALLESTEROS. Luisa Roldán.

Diputación Provincial de Granada. Cit. hojas y ángeles106. 75-78. eran casi en su totalidad al aguafuerte. Juan Agustín. Grabadora fue también María Eugenia Beer. Ana Heylan. Vol. Universidad Autónoma de Madrid. y que además reunía a un círculo artístico e intelectual bastante conocido en Sevilla. Grabó en 1643 la portada del libro Guerra de Flandes. de la que no sabemos ni su nombre. 107 106 46 . CEÁN BERMÚDEZ. que se puede apreciar en la iglesia de Obidos. pertenecía a una gran familia de grabadores flamencos que se establecieron en Granada. Madrid. sí enseñaba a aprendices en su taller y dio clases a una joven. La imagen de la mujer en el arte español. escudos. También sabemos que contemporánea de la anterior artista. . “Las mujeres pintoras en España”. el mismo año retrató al príncipe Baltasar Carlos. Págs. no tenemos información de que fuera pintora. Mujeres de Granada. pero que ejerció la pintura109. Llegó a grabar en buril el túmulo que se hizo en Granada para las Exequias de Isabel de Borbón. con gran profusión de arabescos. tuvo a su cargo aprendices durante diferentes periodos de tiempo. determinada ropa.MENÚ SALIR Matilde Torres López Sobre Juana Pacheco. Juan Agustín. comida. ocurría desde 1620 a 1660 en Málaga y provincia. Un caso muy curioso es el de Alonso de Morales. Grabó otras veinticinco estampas de diferentes tipos de aves108. hija y discípula de Cornelio Beer. Josefa Ayala o de Obidos. destacando sus bodegones muy del estilo zurbaranesco. 123. Pág. Pág. Pintor malagueño cuya época más floreciente dentro de su obra. como eran camisas y zapatos. Juan. Págs. Granada. Op. II. RODRÍGUEZ TITOS. también realizó diferentes composiciones para frontispicios de libros. La General. Edit. pero de lo que no cabe duda es que tras haber crecido y vivido en un taller importante. y a los que se comprometía a enseñar su arte. Su obra es amplia. Edit. la esposa de Velázquez e hija de Francisco Pacheco. Excma. discípulos de Zurbarán. 40-41. 109 PÉREZ SÁNCHEZ. a quien dedicó Gregorio de Tapia y Salcedo el libro que tituló Exercicios de la gineta. Los grabados que elaboraba. 1998. Cit. fue la hija del pintor Antonio Arias. que aunque no fue padre de pintores. que contiene veintiocho estampas realizadas por ella. cuya temática se centra en el arte de torear y el de la caza. que vivió en Madrid a mediados del siglo XVII. 1984. Vol. Alfonso E. Actas de las terceras jornadas de investigación interdisciplinar. 108 CEÁN BERMÚDEZ. era hija del pintor portugués Baltasar Gómez y familia de los Ayala. Op. También trabajó la temática religiosa e incluso llegó a realizar pintura mural. I. Caja de Granada. La producción de esta artista fue muy extensa. estuviese implicada en dicho grupo. 289. centrándose su trabajo entre los años 1637 y 1655107. a los que contrataba y se ocupaba de darles cobijo.

tras establecerse en Málaga contó en su taller con la colaboración de una criada. pero sí tenía conocimientos del trabajo en el taller. Sabemos de ella a través del testimonio de su patrón. 112 CAMACHO MARTÍNEZ. “Mujer y Arte.). de la obligación que le tengo hecha por razón de que ha de enseñar a pintar todo lo necesario en el arte a la dicha mi sobrina. II.. quién seguramente le enseñó el oficio. Vol. entre otras labores112. 110 47 . reforzando esa enseñanza con la contemplación y el estudio de la gran colección gráfica que había en el mismo taller. sino que en el transcurso de los años gestionó el taller de grabado creado por su padre Joan Solís. SAURET. 111 SOCIAS BATET. antes sirva para los alimentos de Doña Ana de Pisa. Málaga. siglo XV al XIX. lo que ahorraba al patrón un desembolso económico. (CEDMA). Eulalia Pifarrer y Teresa Pauner111. entre ellas estaban María Ángela Martí. aunque no es el único ejemplo de una mujer catalana que se hizo cargo de un taller. Teresa y QUILES FAZ. Págs. Servicio de publicaciones. era alumna del maestro antes mencionado y la citada señora mandaba: “que la casa de su propiedad en la calle de los Santos Mártires no se venda. mi sobrina. Amparo (Edit. Este es un claro ejemplo de una mujer que no sólo aprendió a trabajar en el taller familiar. entre las cuales destaca María de Abarca. Rosario. al no contratar a otra persona para hacer el trabajo que ella realizaba.. y de dar satisfacción a Alonso de Morales. mujer e hijos que vivían en Génova.Op. Pintores y doradores malagueños. menor. 1959. Catalina Carena. “Perfil de Isabel Jolis i Oliver (Barcelona. 193–198. Benito Marziani Yzeta. pues hubo otras dentro de un amplio periodo de tiempo en la imprenta catalana y de las que existe documentación. Actas del Congreso Luchas de género en la Historia a través de la imagen. Págs. Hay un caso muy curioso de una mujer en Málaga.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX En el testamento de Mariana de Zayas y Cárdenas. Pertenecía a una numerosa familia. 1682-1770). Págs. Como se puede comprobar. era criada y ayudante de taller. que no era pintora. Isabel Jolis i Oliver fue una grabadora catalana que nació en el año 1682 en Barcelona y vivió hasta el 1770. 84-85. Edic. Ávila. 2002. algunas de sus hermanas se casaron. escultor italiano que vivía en la ciudad y en su testamento exponía su situación: al encontrarse separado de su familia. 747-758. Andrés P. Cit. menor. Inmaculada. maestro pintor..”110. pintora que vivía en Madrid a LLORDEN. donde se dice que su sobrina Ana de Pisa. Centro de Ediciones de la Diputación Provincial de Málaga. En el mismo siglo hubo otras artistas que no estuvieron vinculadas a los talleres familiares. Real Monasterio de El Escorial. Ensayo histórico documental.. una impresoragrabadora catalana del setecientos”. leemos una de las cláusulas. Catalina Carena quien le preparaba los colores y le encarnaba los bustos. otra tomó los hábitos y sólo ella estuvo en el negocio familiar.

MENÚ

SALIR
Matilde Torres López mediados del siglo XVII, experta en la temática de los retratos113. Otra mujer, en este caso iluminadora, fue Angélica, vecina de Tarragona que pintó por los años de 1636 en los libros del coro de la iglesia114. En el Diccionario de Ceán Bermúdez, también se cita a mediados del siglo XVII a la duquesa de Aveiro, pintora “por afición” quién residía en Madrid y según el autor pintaba con gusto e inteligencia115. Otra pintora que vivió en Madrid, aunque nacida en Milán donde aprendió la profesión, fue Catalina Cantoni, cuya obra estaba tan bien ejecutada, sobre todo en los retratos de tamaño natural y en los ropajes y brocados, que Felipe II la hizo venir a España, donde la incluyó en el grupo de artistas a su servicio116. Luisa Morales pintora y aguafuertista nacida en Sevilla en 1654, trabajó en su ciudad entre 1671-1672. En el primero de esos años grabó una lámina al aguafuerte con cuatro emblemas, en el segundo grabó otra con seis emblemas. Las dos estampas se encuentran en el libro de las fiestas que se celebraron en Sevilla, con motivo de la canonización del rey San Fernando117. Si hasta ahora hemos visto a la mujer aprendiendo y trabajando en los talleres familiares de pintura, escultura, grabado y otras artes, no hemos de olvidar a las que estuvieron en el negocio familiar como bordadoras. Los talleres de bordado estaban a cargo de un maestro que contaba con aprendices y, como estamos viendo, frecuentemente con miembros de la familia entre los que también había mujeres. Los talleres realizaban encargos, particularmente de órdenes religiosas y cofradías. Tenemos constancia de la existencia de dos bordadoras en la provincia de Jaén: una de ellas era Isabel de Callejón, quién trabajaba con su esposo; otra fue Francisca de Armijo, que tuvo una casa-taller en la que se realizaron trabajos bordados durante la primera mitad del siglo XVII118.

CEÁN BERMÚDEZ, Juan Agustín. Diccionario histórico de los más ilustres profesores de las Bellas Artes en España. Edit. Reales Academias de Bellas Artes de San Fernando y de la Historia. Vol. I. Madrid, 1965. Pág. 1. 114 Ibídem. Pág. 31. No se especifican apellidos, ni lugar de origen de la misma, ni si Angélica era religiosa, pues hay que recordar que este tipo de ilustraciones, generalmente lo realizaban mujeres vinculadas a las distintas órdenes existentes en el país. 115 Ibídem. Pág. 83. 116 Ibídem. Pág. 226-227. 117 MARTÍNEZ DÍAZ, Noemí y L.F. CAO, Marian. Pintando el mundo: Artistas latinoamericanas y españolas. Cuadernos inacabados, 37. Edit. Instituto de la Mujer y Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales. Madrid, 2000. Pág. 169

113

48

MENÚ

SALIR
La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX 2.5. El siglo XVIII y el inicio de las Academias

Un relativo avance para la mujer en ese siglo, fue su incorporación a las Academias de Bellas Artes y la vinculación con la actividad artística, debido en parte, al cambio de mentalidad con respecto a los siglos anteriores, pues si antes, en muchos casos eran independientes, tras salir algunas de ellas de los talleres familiares, en esa centuria dependerían totalmente de los preceptos dictados por la institución, oficializando toda la creatividad, incluso marcando las pautas para la salida de la obra al mercado. La admisión de las contadas mujeres al círculo académico era mediante el nombramiento de académicas honorarias, pues realmente no tenían ni voz, ni voto a la hora de tomar decisiones, además de no tener opción a enseñar, presentar su obra a certámenes y aprender en las clases del natural. Por supuesto que con esas limitaciones nunca tenía encargos importantes, frenándose toda posibilidad de profesionalización119. A pesar de que algunas mujeres fueron admiradas en su época, las pintoras eran vistas como casos raros o

excepcionales, a las que en muchas ocasiones se apreciaba más como un motivo decorativo, ya que la pintura se consideraba, como en épocas anteriores y como veremos posteriormente, una profesión dominada

exclusivamente por los hombres. Sin embargo, fue en este siglo pintoras
Lámina 6. Autorretrato con sombrero de paja. Elisabeth Vigée-Lebrun. 1782. National Gallery, Londres.

XVIII como

cuando Rosalba

mujeres Carriera, Loir, Marie-

Angélica Adelaide

Kauffmann,

Marie y

Labille-Guiard

LÓPEZ MOLINA, Manuel. “Bordadoras jiennenses de la primera mitad del siglo XVII”. Boletín Nº 171. Instituto de Estudios jiennenses. Edit. Diputación Provincial de Jaén. Jaén, 1999. Págs. 310-315. 119 DE DIEGO, Estrella. La mujer y la pintura del siglo XIX español. Cuatrocientas olvidadas y algunas más. Ediciones Cátedra. Madrid, 1987. Págs. 53-54.

118

49

MENÚ

SALIR
Matilde Torres López Louise-Elizabeth Vigée-Lebrun, entre otras, llegaron a ser reconocidas y famosas en Europa por su trabajo120. Rosalba Carriera en sus años juveniles se ganaba la vida pintando cajitas de rapé, y fue un político británico quien le asesoró que pintase retratos, recomendándola a otros personajes influyentes; comenzó a trabajar e incluso se llegó a comparar su obra con las de Guido Reni. La pintora viajó por algunos países europeos y sus cuadros eran mayoritariamente adquiridos por extranjeros, sobre todo por franceses. El reconocimiento a su labor, se culminó cuando en el año 1720, fue nombrada académica en París121. Esta pintora, como la mayoría de artistas consagrados de su época, vivía de su trabajo y gracias al mecenazgo, a patronos que fomentaban y revalorizaban su producción, quienes contaban con lienzos de los pintores más renombrados en sus

colecciones particulares, además de servir de intermediaria, en alguna ocasión, para la compra de obras. Ejerció labor de magisterio y mantuvo muy buenas relaciones, tanto con la
Lámina 7. Autorretrato de Angélica Kauffman. Copia. Manuel Montano. Museo de Cádiz.

élite veneciana, como con los políticos y extranjeros acaudalados122. Ejemplo de ello lo

encontramos en uno de sus mecenas, el coleccionista alemán Schulenburg, quién a su vez y mediante escrito, le recomendaba a una joven pintora, tal vez para que la tomase como protegida e introdujera en el mundo de las artes y el comercio, llamada Angélica Grié. Elizabeth Vigée-Lebrun, que había empezado su carrera artística como retratista de la aristocracia francesa, llegó a ser pintora de corte de la reina María Antonieta, realizando retratos de la familia real. En su Autorretrato con sombrero de paja, se presenta a sí misma como a una artista profesional, con la paleta y los pinceles en la mano.
Tanto de las artistas señaladas, así como de otras del mismo siglo, incluso anteriores, de las que se hayan realizado investigaciones y trabajos posteriormente publicados, sólo hacemos unas breves reseñas, puesto que ya hay bibliografía relacionada con ellas. 121 HASKELL, Francis. Patronos y Pintores. Edit. Cátedra. Madrid, 1984. Págs. 274-295. 122 Ibídem. Págs. 310-311.
120

50

MENÚ

SALIR
La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX Por su parte Angélica Kauffman abrió un nuevo camino a las mujeres artistas al dedicarse a la pintura histórica; a consecuencia de ello recibió encargos en Roma, Nápoles y con posterioridad en Londres, donde fue reconocida en la corte por su labor123. Un caso bastante conocido y curioso, a la vez que ampliamente analizado, de discriminación hacia la mujer artista, es el cuadro realizado por Johann Zoffany en 1771, titulado Académicos de la Real Academia de Londres, donde retrata a los componentes de la Real Academia de Londres -fundada en el año1768- y en la que representa a los académicos asistiendo a una clase de Dibujo natural y a la que por supuesto, las mujeres no podían asistir. Pero al no poder excluir a dos mujeres que fueron miembros fundadores de la Academia, colocó sendos retratos de esas mujeres en la pared del fondo, casi en penumbra y como si fueran láminas o motivo para dibujo. Esas mujeres eran Angélica Kauffman y Mary Moser124.

Lámina 8. Académicos de la Real Academia de Londres, 1771. Johan Zoffany. The Royal Collection.

PEMÁN Y PEMARTÍN, César. Catálogo del Museo Provincial de Bellas Artes de Cádiz. (Pinturas). Edit. Ministerio de Educación Nacional. Dirección General de Bellas Artes. Madrid, 1964. Pág. 209. En el Museo de Bellas Artes gaditano hay una copia de un autorretrato de Angélica Kauffman, realizado por el pintor Manuel Montano, discípulo de la Escuela de Cádiz que obtuvo una beca en Roma para reforzar sus estudios. Posteriormente fue director de la Academia de Bellas Artes de Cádiz.

123

51

MENÚ

SALIR
Matilde Torres López En dicha centuria, las niñas y jóvenes de clase media y alta recibían, como en siglos anteriores y entre otras asignaturas, clases particulares de Dibujo y Pintura, pues ese aprendizaje beneficiaba el refinamiento personal y adornaba con esas cualidades a las jóvenes casaderas, sin olvidar que también era una forma de estar ocupadas, pues contaban con demasiado tiempo libre y había el riesgo de que cayeran en la ociosidad. La Ilustración y los grandes cambios realizados en el ámbito de la enseñanza infantil, sobre todo la destinada a las niñas, que tenían asignaturas específicas de su género, facilitó que las mujeres artistas pudieran profesionalizarse, dando posibilidades laborales a maestras que impartían clases en las escuelas de niñas o en las clases especiales para la mujer, instaladas en las escuelas de arte125. También comienza la mujer a prepararse para impartir esas clases particularmente, ya que en la mayoría de las veces, era mejor visto por los padres o tutores, que la joven tuviese a otra mujer como profesora. Muchas de esas mujeres que se dedicaron al arte –concretamente académicas de Bellas Artes-, optaron por enseñarlo, y tal fue la aceptación y éxito de las clases, que no se les denominaba por la materia, sino por el nombre de la académica que la impartía. En el caso de España, hubo académicas que se dedicaron a la docencia artística de jóvenes126, siendo nombrada la primera académica supernumeraria por la Academia de Bellas Artes de San Fernando en el año 1752, la pintora madrileña Bárbara María de Hueva127. Hubo otro grupo de pintoras contemporáneas desvinculadas de la Academia, una de ellas fue Mariana Cueva Benavides y Barráda, de quien sabemos por Palomino y Ceán Bermúdez su buena labor en la pintura128. Nacida en Portugal y afincada en nuestro país, fue Isabel María Rite, quien llegó a España a primeros de siglo XVIII y se distinguió por su labor en la pintura, concretamente en la miniatura129. Catalina de Caso, nacida en Flandes a principios de siglo y educada en Francia, viajó por diversos países como Italia, Alemania, Portugal y Suiza; hablaba varios
CHADWICK, Whitney. Mujer, Arte y Sociedad. Ediciones Destino. Barcelona 1992. Págs. 7-8. FREIXA, Mireia. “Las mujeres artistas. Desde la Revolución francesa al fin de siglo”. Historia del Arte y mujeres. Atenea. Estudios sobre la mujer. SAURET, Teresa. (Coord.). Edit. Universidad de Málaga. Málaga, 1996. Págs. 72-74. 126 En relación a las académicas españolas que ejercieron la docencia artística, la hemos incluido con el resto de académicas de la Academia de Bellas Artes de San Fernando en el Capítulo 3º, apartado 3.3 sobre La mujer en la Academia de Bellas Artes de San Fernando. 127 CEÁN BERMÚDEZ, Juan Agustín. Op. Cit. Vol. II. Págs. 305-306. 128 CEÁN BERMÚDEZ, Juan Agustín. Op. Cit. Vol. I. Págs. 380-381.
125 124

52

MENÚ

SALIR
La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX idiomas y destacó en la música, el dibujo y la pintura, además de matemáticas y arquitectura militar. En el ámbito del dibujo y la pintura, se especializó como miniaturista. Teresa Mengs Maron, pintora reconocida en su época, perteneciente a una familia de artistas, los Mengs. El cabeza de familia fue Ismael Mengs, destacado pintor alemán que inició en la pintura a sus hijos, entre ellos se encontraba Antonio Rafael Mengs, que luego vendría a España. Teresa recibió de su padre, las primeras lecciones y siguió su aprendizaje en Roma, junto a su hermano Antonio Rafael. Contrajo matrimonio con Maron, pintor reconocido en Italia y se hizo especialista en el pastel y la miniatura. Fue reconocida artísticamente por sus contemporáneos y varios países europeos, entre ellos España, le concedieron pensiones para ampliar sus conocimientos. Era tía de la también pintora afincada en España Ana María Teresa Mengs. De su numerosa producción, se pueden apreciar obras repartidas por diversas galerías y museos de distintos países130. En el siglo XVIII, destacó en nuestro país Josefa María Lárraga, nacida en Valencia en los primeros años de la centuria e hija del pintor Apolinario Lárraga. Con problemas físicos en las dos manos, dibujaba perfectamente e hizo de la pintura su profesión, ya que se sabe que tuvo una Academia de dibujo en Valencia, entre los años 1728 y 1740. En el monasterio de Socos se encuentra una demanda a Santo Tomás de Villanueva, realizada por la pintora131.

2.6. Artistas del siglo XIX

A pesar de los avances de la Ilustración, en el siglo XIX hubo un retroceso, una vuelta al hogar, pues si hubo cambios jurídicos que afectaron profundamente a la esfera pública, no se insertaron en la privada132, aunque siempre hubo mujeres que se saltaron las reglas, pero eran la excepción.

CEÁN BERMÚDEZ, Juan Agustín. Op. Cit. Vol. IV. Pág. 202. MARTÍNEZ DÍAZ, Noemí y L.F. CAO, Marian. Pintando el mundo: Artistas latinoamericanas y españolas. Cuadernos inacabados, 37. Edit. Instituto de la Mujer y Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales. Madrid, 2000. Págs. 172-173. 131 CAMACHO MARTÍNEZ, Rosario. “Mujer y Arte...Op. Cit. Págs. 172-173. 132 CRUZ, Jesús. “De cortejadas a ángeles del hogar. Algunas reflexiones sobre la posición de la mujer en la élite madrileña, 1750-1850”. (Coord.). MARTÍNEZ BURGOS, P. Historia silenciada de la mujer. La mujer española desde la época medieval hasta la contemporánea. Cursos de verano de El Escorial. Editorial Complutense. Madrid, 1996. Pág. 136.
130

129

53

MENÚ

SALIR
Matilde Torres López La mujer fue casi en todo el siglo producto de las costumbres y normas, sin olvidar los ritos religiosos, por una educación que siempre se pretendió diferente a la instrucción, y por una instrucción que constantemente estaba siendo limitada, aunque afortunadamente ya se vislumbraba un cambio de mentalidad, influyendo también las circunstancias y proyectos políticos en determinados momentos y países. Desde la etapa de la infancia, a las jóvenes ya se les preparaba para la vida de casadas. A partir de entonces, ese era su reino y ella la encargada de gobernarlo, así como de criar y educar a los hijos, todo de puertas hacia dentro, el exterior era absolutamente un mundo masculino. Bajo esos cánones, la mujer salía poco, y casi siempre acompañada; uno de los lugares a los que solía ir era la iglesia, pues no hemos de olvidar la

influencia de la religión en la mentalidad decimonónica,

particularmente en las clases altas y el gran poder espiritual y moral que sobre ellas ejercían sus confesores133.
Lámina 9. Autorretrato. Mary Cassatt.

Fue el gran siglo de la pedagogía, ya

que se tomó conciencia del poder de la educación, del papel de la familia y en especial, de la mujer como madre. Dentro de esa mentalidad hay que destacar que la imagen de la mujer se cuidó mucho, para alternar en sociedad, sobre todo entre la burguesía y la clase alta; para ello se editaron libros y revistas de ocio en las que se incluían figurines, modelos copiados por las modistas para que las damas estuviesen a la moda. Dichas revistas se conseguían mediante suscripción, a veces prohibidas a los suscriptores varones. Tras pasar por los

RAMOS FRENDO, Eva Mª. “El modelo burgués femenino visto a través del arte”. Actas del Congreso Luchas de género en la Historia a través de la imagen. Tomo II. SAURET, Teresa y QUILES FAZ, Amparo (Edit.). Servicio de Publicaciones. Centro de Ediciones de la Diputación de Málaga. (CEDMA). Málaga, 2001. Págs. 217-237.

133

54

MENÚ

SALIR
La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX mecanismos correspondientes de censura -pues en la mayoría de los casos, las directoras y colaboradoras eran mujeres, aunque también hubo colaboradores varones-, salían con información de moda, música, viajes y sociedad, además se escribían artículos sobre temas controvertidos de la época como el trabajo de la mujer, la educación o la prostitución, por citar algunos de ellos134. Esas revistas nunca fueron de gran tirada, ni de larga duración en el tiempo, pues algunas sólo sacaban tres o cuatro ejemplares, e incluían artículos diversos para informar sobre historia, arte o moralidad y actos sociales, aunque lo que más interesaba a la mayoría de las mujeres, era el mundo de la moda135. Pero no todas las mujeres tenían especial interés por los figurines de vestidos u otros aspectos banales; muchas de ellas lucharon por ideales, por una igualdad en campos tan variados como la educación, la política, el trabajo o las artes y por la abolición de la esclavitud y el sufragio, entre otros. Encontramos ejemplos de esas mujeres activistas y reivindicadoras, que veían al ser humano en todos sus aspectos y con todas las posibilidades de aprender y evolucionar que ello conllevaba, antes que la desigualdad por cuestión de clase y sobre todo de género. Entre ellas destacaron Mary Wollstonecraft, Olimpia de Gouges o Flora Tristán136, esta última por su labor en el mundo obrero. En el ámbito español hay que hacer referencia a Concepción Arenal, Emilia Pardo Bazán, Suceso Luengo y Carmen de Burgos, entre un importante número de mujeres instruidas que promulgaban la educación y la cultura como armas de progreso y de nuevas expectativas sociales y laborales para la mujer. Se crearon cursos, internados y escuelas que formaban redes, muchas veces competitivas entre ellas. Por supuesto ninguna de esas instituciones era mixta. Entre las enseñanzas que recibían las jóvenes, se encontraban las de Dibujo, Música e Idiomas, predominando el francés. Algunas también recibían nociones de aritmética, para así controlar mejor las cuentas del futuro hogar. Si en los inicios la educación de las niñas era privada, recibiendo la instrucción de sus padres, institutrices o de profesores particulares, según la economía familiar,
134

VERA BALANZA, MaríaTeresa. “El canon doméstico. Prensa femenina en la primera mitad del XIX”. Isabel II y las identidades femeninas en el liberalismo. Cursos de Verano. Universidad de Málaga. El Legado de Darwin. Ronda, Julio 2004. 135 GONZÁLEZ NAVARRO, Carlos. “Las publicaciones de moda del siglo XIX y comienzos del XX como fuente para la construcción de la imagen femenina”. Actas del Congreso Luchas de género en la Historia a través de la imagen. Tomo II. SAURET, Teresa y QUILES FAZ, Amparo (Edit.). Servicio de Publicaciones. Centro de Ediciones de la Diputación de Málaga. (CEDMA). Málaga, 2001. Págs. 379393. 136 VARGAS LLOSA, Mario. El Paraíso en la otra esquina. Edit. Alfaguara. Madrid, 2003. Págs. 11-22.

55

MENÚ

SALIR
Matilde Torres López poco a poco se convirtió en cuestión pública, pero de forma particular en los países donde se instauró la educación laica, básicamente en Francia, la pionera, Bélgica, Inglaterra y Alemania, donde dicha educación no llegó a ser el modelo dominante, dependiendo además y bastante, de las características propias de cada uno de ellos. Basada en un proyecto no religioso, en el que se preveía además de la enseñanza de los varones, la instrucción y relativa promoción de las niñas, aunque siempre con un objetivo muy bien definido y controlado: no perder los valores morales que se debían transmitir a la familia. La enseñanza que se instauró no estuvo exenta de dificultades y controversias, extendiéndose a las clases sociales media y media alta, pues como hemos anotado en varias ocasiones, la clase popular, hasta bien entrado el siglo, sólo podía optar al trabajo137. En el panorama artístico, la centuria se caracterizó por la gran producción en un doble sentido, tanto en lo pasivo, como en lo activo, ya que nos muestra cómo eran representadas iconográficamente las mujeres y sobre todo, lo que ellas mismas podían producir. Pero según observamos mediante el recorrido histórico que hemos ido analizando, pocos cambios hubo con respecto a la mujer y al arte realizado por ella misma. Al crearse una sugestiva influencia de las imágenes, se fomentó la imitación y la trasgresión. En ese siglo, algunos colectivos de la sociedad temieron el aumento excesivo e incontrolado por parte de las mujeres, que se iban introduciendo en la creación literaria y artística. Las que optaron por la escritura, escribieron particularmente en el dominio de lo privado, en su mayoría autoras de escritos epistolares, como la correspondencia, un modo específico de comunicación, pero sobre todo en la novela, pues algunas de ellas llegaron a ser auténticas creadoras literarias. Las que optaron por los pinceles fueron pocas, sobre todo las dedicadas a las artes en el aspecto profesional como, las ilustradoras, diseñadoras de moda o pintoras que exponían sus obras, aunque no fueran obras maestras, dados los contratiempos con los que se encontraban para la creación y venta de la obra. Si en algún momento, y a pesar de todo, surgía una “gran” creadora, tanto en la escritura como en la pintura, frecuentemente se le encasillaba o desprestigiaba. Ya que el genio, biológico o divino, en aquella mentalidad, como en la de siglos anteriores, solamente podía ser masculino.

137

MAYEUR, Françoise. “La educación de las niñas: el modelo laico”. DUBY, Georges y PERROT, Michele. (Dir.). Historia de las Mujeres. El siglo XIX. Vol. IV. Editorial Taurus. Madrid, 2000. Págs. 277-296.

56

MENÚ

SALIR
La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX Todavía en ese siglo, apenas una minoría de mujeres comenzó la lucha por una relativa libertad o por la igualdad en muchos aspectos, que ya mantenían sus compañeros varones, concretamente en la actividad creativa, pues era una sociedad que para ellas no la creía necesaria, que incluso la mayoría de las veces ni se cuestionaba, ya que el intento de alcanzar el desarrollo personal o profesional mediante la creación, se veía truncado. En un mundo en el cual la esfera de la actividad femenina era restringida constantemente, pues el confinamiento de la mujer en la casa, decían los tratados victorianos, constituía el fundamento de su autoridad moral138. Las mujeres pintoras siempre existieron, pero la idea de excepcionalidad y de singularidad las ha perseguido hasta casi nuestros días139, y esos pensamientos de nulidad, tanto de ellas como de su obra, eran el reflejo de una mentalidad en un determinado país, pero lo cierto, es que estaba generalizada al resto de la cultura occidental decimonónica, podían encontrarse algunos leves matices, pero la base inamovible era la misma. El siglo XIX, entre otras cosas, se caracterizó por ser un periodo en que casi todos los valores tradicionales tenían su oposición. Igual que en otros aspectos, también en el arte, el individualismo dio lugar a inesperadas autoafirmaciones por parte de grupos sociales que estaban marginados. El arte empezó a renovarse, de forma que una generación se revelaba contra la anterior, incluso dentro de la misma, admiradores, críticos e incluso artistas proponían otras formas en el valor artístico. Todos esos cambios dieron origen a que las mujeres pudiesen entrar en ese mundo, aunque por sus circunstancias, siempre forzada o con retraso respecto al varón. Sin embargo, para ellas era difícil encontrar su propia identidad, sólo había experiencias femeninas culturalmente determinadas que incluían los motivos de su propia invisibilidad. La gran mayoría de mujeres que en ese tiempo se incorporaron al arte, eran burguesas, de familias de clase media y alta, a quienes se les podía pagar un profesor particular y comprar el material necesario para su aprendizaje y posterior creación artística. Incluso las que optaban por aprender en las aulas de las Escuelas de Bellas Artes, disponían de unos medios económicos que les permitía con relativa facilidad, aprender la técnica, sin embargo la mujer pobre no tenía la más mínima

138

MICHAUD STÉPHANE. “Idolatrías: representaciones artísticas y literarias”. DUBY, Georges y PERROT, Michele. (Dir.). Historia de las Mujeres. Op. Cit. Págs. 153-180. 139 PÉREZ SÁNCHEZ, Alfonso E. Op. Cit. Pág. 73.

57

MENÚ

SALIR
Matilde Torres López oportunidad, porque es cierto que para crear “...una mujer debe tener dinero y un cuarto propio”140. Esa incorporación de la mujer y su relativa consagración a las artes, constituía un gran paso, siendo cada vez más las que se asentaban sobre una base de profesionalidad en aumento. Las mujeres poco a poco, fueron modificando el concepto que tenían de sí mismas en relación con la cultura visual, convirtiéndose así, en productoras activas más que en los objetos pasivos que hasta entonces habían sido. Muchas de ellas hicieron carreras artísticas con buenos resultados, como es el caso de Beatriz Potter, dedicada a la ilustración de cuentos infantiles. La inclusión en las profesiones más prestigiosas como la pintura o la escultura, exigía un precio más elevado: el del conformismo, en relación con las convenciones artísticas o el de sacrificios personales, sin embargo, aunque muy a
Lámina 10. El baño del niño. Mary Cassatt. 1890. París.

menudo, ambas cosas. En esa circunstancia y época, mujeres pintoras como Mary Cassatt y

Rosa Bonheur -que tuvieron gran reconocimiento en el ámbito artístico-, legaron a las generaciones posteriores verdaderos modelos a seguir141. En el arte, la práctica como afición, tenía unas normas distintas de las que regían el llamado gran arte o arte mayor. Aunque con el paso del siglo, eso contribuyera de alguna forma al ingreso de la mujer artista en el mundo del arte de vanguardia, que en general sirvió más que nada, para impedir en vez de facilitar el paso de las mujeres al arte como profesión. La obra realizada por las mujeres no era mayoritariamente sólo de pequeño tamaño y de material frágil, como la tela o el papel, sino que el significado era superficial dentro de su contexto. La mayoría de ellas y como hemos mencionado en varias ocasiones, según los cánones de la época, carecía de la creatividad necesaria que
140 141

WOOLF, Virginia. Un cuarto propio. Biblioteca Wolf. Alianza Editorial. Madrid, 2003. Pág. 8. Aunque pongamos como ejemplo de reconocimiento en su labor artística a estas dos pintoras, no hemos de olvidar las dificultades que tuvieron que salvar, hasta hacerse un puesto en el panorama artístico, tanto nacional, como internacional del siglo XIX, sobre todo la segunda de ella, Rosa Bonheur, quién debía incluso de vestirse de hombre, para llegar a escenarios donde la mujer no podía.

58

MENÚ

SALIR
La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX tenían los verdaderos artistas, situación que conllevaba una serie de trabas e impedimentos y como consecuencia de ello, les resultaba muy difícil decantarse por un estilo y trabajar para un mercado. Por ello la obra de esas “aficionadas” carecía de un valor formal, económico e intelectual, como por entonces se definían esos valores, por lo tanto, desgraciadamente, desaparecieron en su gran mayoría. De todas formas, en esa centuria y dentro de los trabajos llamados artesanales, había una diferenciación entre ellos, con una cierta áurea artística, concibiéndose así como trabajos más refinados o respetables. Aunque eran trabajos aburridos y mal pagados, se consideraban finos ya que eran del gusto femenino. Al no necesitar el esfuerzo físico, esas labores eran realizadas en su mayoría por mujeres, si bien se hacía en talleres donde sólo iban ellas o incluso se confeccionaban en los domicilios particulares, permitiendo de esa forma una reconciliación con el sexo, las necesidades de subsistencia de la mujer y de la propia clase social a la que pertenecía, por no mencionar en el segundo de los casos el ahorro económico que tenía el empresario, pues de esa forma no pagaba los gastos del local y de la luz. Según datos relativos a trabajos artesanales realizados por mujeres en aquella época, se sabe que en sectores como el del papel pintado para paredes, la miniatura, las flores artificiales, la pintura sobre porcelana, esmaltes y coloreado a mano, así como el dibujo, lo elaboraron en su mayoría las mujeres142, sin olvidar el de la tapicería artística, tan de moda en esa centuria y que abarcaba además de los muebles, las composiciones en marcos para espejos y fondos florales, además de la decoración de mobiliario y de paredes143. Un conocido caso en Francia, en los años cuarenta del siglo XIX, es el de las hermanas Colin, quienes definieron las reglas que fijaba la profesión de diseñadora de modas. Esas mujeres, aprendieron en el estudio de su padre a dibujar y pintar cuando eran pequeñas. Ya desde la adolescencia Eloisa, Ana y Laura, hacían los croquis y acuarelas a partir de los cuales se producían las planchas grabadas que servían para estampar y después colorear a mano. Su trabajo estuvo durante más de medio siglo apareciendo en revistas especializadas de moda de su época.

HIGONNET, Anne. “Las mujeres y las imágenes. Apariencia, tiempo libre y subsistencia”. DUBY, Georges y PERROT, Michele. (Dir.). Historia de las Mujeres. Op. Cit. Págs. 297-308 143 Un claro ejemplo es el de la artista Emilia Rebollo en Málaga. Profesional de la tapicería artística y de la pintura sobre madera, espejos y mobiliario, que mostró su trabajo en tres continentes en la última década del siglo XIX.

142

59

MENÚ

SALIR
Matilde Torres López Ellas aprendieron, igual que otras muchas y en diferentes épocas en talleres y estudios familiares, pero otras tantas no tuvieron esa oportunidad, suscitando así un debate entre varios países, sobre la enseñanza artística de la mujer. Los detractores de esa idea, mantenían que la mujer debía quedarse en casa, mientras que los defensores argumentaban que eso no podía ser, particularmente con las mujeres solteras, que de alguna forma debían ganarse la vida, aludiendo a que ese tipo de educación sería más beneficiosa que perjudicial para las jóvenes. Las protestas al respecto y las concesiones sobre el tema, variaron según el lugar, pero a finales de siglo, ya casi todos los países europeos y los EE.UU. de América contaban con pintoras relevantes, muchas de las cuales realizaron sus estudios en París144. No obstante el planteamiento sobre la educación y la instrucción artística en la mujer, a partir sobre todo de la segunda mitad del siglo y como elemento de posibilidades

laborales retributivas, no fue nada fácil, e incluso consiguiendo la entrada a determinadas instituciones, entre ellas las academias de Bellas Artes, pero sí fue una expectativa que poco a poco se convertiría en realidad, ya que la mujer se fue instaurando en el ámbito laboral, con la categoría de docente en la

enseñanza artística e industrial, al margen de las academias o de los
Lámina 11. Eva Gonzales. Edouard Manet. 1870. The National Gallery. Londres.

encargos oficiales145. Uno de los muchos ejemplos de esa dificultad se

aprecia en Inglaterra y concretamente en la Royal Academy Schools, en la que Laura Herdford`s se matriculó en 1860, inscribiéndose sólo con sus iniciales para presentarse a los exámenes selectivos. Ese primer paso y posterior apoyo de los movimientos
HIGONNET, Anne. Op. Cit. Págs. 308-309. FREIXA, Mireia. “Las mujeres artistas. Desde la Revolución francesa al fin de siglo”. Historia del Arte y mujeres. Atenea. Estudios sobre la mujer. SAURET, Teresa. (Coord.). Edit. Universidad de Málaga. Málaga, 1996. Págs. 72-74.
145 144

60

MENÚ

SALIR
La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX feministas, hizo que se modificasen las normas que fomentaron la apertura de esas clases en otras academias146. Es cierto que cuando la mujer consiguió, con una relativa facilidad, acceder a los estudios dentro de las Escuelas de Bellas Artes, ya la función de las mismas decaía e iba abriendo paso a otra mentalidad y a otros valores opuestos al academicismo, las vanguardias. La mujer, igual que en siglos anteriores, no contó con las mismas posibilidades de instruirse que el varón, concretamente con la tan conocida prohibición de determinadas asignaturas y de forma particular la clase de Anatomía, en la que las mujeres debían aprender copiando a partir de láminas o de determinados modelos en escayola. En el caso de los exámenes, también había diferencia, ya que los varones debían dibujar una figura de cuerpo entero, mientras que a las mujeres sólo se les pedía el dibujo de una cabeza. A dicha clase no se permitió la entrada de las jóvenes hasta bien entrado el siglo XX147. Francia fue uno de los primeros países que tuvo Escuelas de Arte para mujeres, sufragadas con los fondos públicos. Creada en París en 1803, por mujeres, la Escuela gratuita de diseño para jóvenes, fue el modelo a seguir en otros países europeos. A finales de siglo, la Unión Central de Artes Decorativas, contaba con una Clase de señoritas o sección femenina, que pretendía la formación de las alumnas desde el punto de vista cualitativo y cuantitativo. Las jóvenes escultoras o pintoras que eran aprobadas por el jurado, podían llevar sus trabajos a exponerlos en el Salón, con el apoyo del Estado y su órgano artístico, la Academia de Bellas Artes. También numerosos pintores consagrados, como Charles Chaplin, dirigieron talleres de enseñanza profesional para las jóvenes. Otro ejemplo es el de Tony Robert-Fleury, de la Academia Julián. El problema seguía estando y muchas artistas eran conscientes, por lo que ellas mismas tenían que cambiar el modelo vigente. En 1881, la escultora francesa Bertaux, fundó la Unión de pintoras y escultoras, que contó con instituciones homólogas en toda Europa. Se comenzó por organizar una exposición anual de arte en el 1882, pasándose de 38 expositoras en ese año, a 942 las que llevaron sus trabajos en el año 1897. En 1890 se empezó a publicar la revista Journal des Femmes Artistes, en la que había información relacionada con la creatividad artística femenina.

146 147

Ibídem. Págs. 79-80. DE DIEGO, Estrella. La mujer y la pintura del siglo XIX español. Cuatrocientas olvidadas y algunas más. Edit. Ensayos de Arte Cátedra. Madrid, 1987. Págs. 63-70.

61

MENÚ

SALIR
Matilde Torres López A consecuencia de la publicación de la revista, la Unión de pintoras y escultoras realizó una gran campaña a favor de la mujer en la más prestigiosa de las escuelas europeas, la Escuela de Bellas Artes. Se consiguió el objetivo en 1896, aunque con anterioridad se hiciera en otros centros similares europeos, como Alemania, Inglaterra, Rusia y Dinamarca. De todas formas y aún habiendo alcanzado ese objetivo, a las alumnas se les seguía negando la asistencia a las clases mixtas de estudios del natural, así como de poder llevar su obra a competir en el mayor premio de la escuela de Bellas Artes, el Prix de Rome148. Pero esa lucha y posterior victoria lograda por las mujeres, quedo desfasada, ya que en la época en que podían asistir a las Escuela de Bellas Artes, el planteamiento era caduco, pues se había desplazado el poder del Estado a las exposiciones independientes, a las galerías particulares y a los movimientos vanguardistas. En ese nuevo mundo del arte, individualista y egocéntrico, la mujer seguía estando tan desprotegida como antes. Aún así, el movimiento impresionista fomentó la confianza en sí mismas de algunas pintoras contemporáneas, como Berta Morisot,
Lámina 12. Berthe Morisot pintando. Edma Morisot. 1865. Colección particular.

Mary Cassatt y Eva Gonzáles entre otras, aunque siguieran con la constante presión de la

sociedad, respecto al matrimonio y su papel en la vida. De Berta Morisot, sabemos que su hermana Edma, también pintora, se vio obligada a dejar los pinceles cuando se casó en 1869. Berta le escribió al poco tiempo de contraer matrimonio, y en dicho escrito le contaba los enfrentamientos que tuvo con la madre, en relación a los hombres: “los hombres se inclinan a pensar que ellos llenan toda la vida de una mujer pero, en cuanto a mí, pienso que no importa cuánto afecto sienta una mujer por su marido, no es fácil romper con una vida de trabajo”149. Berta Morisot se casó posteriormente con Eugene, el hermano de Edouard Manet.
HIGONNET, Anne. “Las mujeres y las imágenes. Apariencia, tiempo libre y subsistencia”. Historia de las Mujeres. Op. Cit. Págs. 310-312. 149 BRAY, Xavier. Mujeres Impresionistas, la otra mirada. Catálogo Museo de Bellas Artes de Bilbao. Bilbao, 2001. Pág. 16.
148

62

MENÚ

SALIR
La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX En nuestro país, con las ideas más tradicionales y unas décadas de retraso, respecto a otros países europeos y de EE.UU., la mujer vinculada al arte tuvo que luchar bastante para poder introducirse en ese mundo, tanto en el aprendizaje, como en las vías de creación y posterior salida de sus obras, si había elegido ese camino, o en la docencia artística que eligieron otras. Uno de los primeros intentos de dar educación superior a la mujer en el ámbito artístico nacional, fue el promovido por la reina Isabel de Braganza y aprobado en 1819 por Fernando VII, con la instalación de los estudios de Dibujo y Adorno para niñas y jóvenes150, en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando151. Si bien, más que la preocupación por la formación de las jóvenes, era la del aspecto laboral, la inclusión de las mismas al desarrollo económico, mediante la actividad de trabajo artesanal. Las clases eran impartidas por profesores varones, aunque en las aulas y en horario de clases debía de estar siempre presente y vigilante una mujer, quién solía ser una viuda que contara con buena reputación152. Dentro del panorama nacional, hay que mencionar a Clara Trueba, nacida en Santander en 1808, a quién Gaya Nuño cita como una de las grandes retratistas de su época. Tuvo una formación académica muy rigurosa y su temática era simbólica, apreciándose en su obra la gran calidad de dibujo y el rico color que aplicaba a escenas históricas, literarias, retratos, paisajes y flores. Emilia Carmena de Prota, fue nombrada en 1850 maestra de Pintura de las infantas Cristina y Amalia, también se le concedió el título pintora de cámara153. María Antonia Oviedo, hija de padre español y de madre suiza, nacida en Laussane en 1822, fue institutriz de las hijas de la reina María Cristina y del duque de Riansares, y se dio a conocer como pintora en las exposiciones celebradas en Cádiz, entre los años 1870 y 1885; finalmente y como otras tantas profesó de religiosa.

CAMACHO MARTÍNEZ, Rosario. “Cénit y ocaso de una reina de España: María Isabel de Braganza, segunda esposa de Fernando VII. Actas del Congreso Luchas de género en la Historia a través de la imagen. Tomo II. SAURET, Teresa y QUILES FAZ, Amparo (Edit.). Servicio de Publicaciones. Centro de Ediciones de la Diputación Provincial de Málaga. (CEDMA). Málaga, 2002. Pág. 206. 151 ANUARIO. Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Madrid, 2000. Pág. 14. 152 BALLARÍN, Pilar. “La construcción de un modelo educativo de “utilidad doméstica”. Historia de las Mujeres. Op. Cit. Págs. 631-633. 153 MARTÍNEZ DÍAZ, Noemí y L.F. CAO, Marian. Pintando el mundo: Artistas latinoamericanas y españolas. Cuadernos inacabados, 37. Edit. Instituto de la Mujer y Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales. Madrid, 2000. Pág. 176-178. Sobre Emilia Carmena de Prota, se relata la anécdota de que el pintor de cámara, al ser mujer, estaba preocupada por el lugar que debía ocupar en la fiesta de la Corte y por el traje que debía llevar puesto; ante la duda, consultó al Sumiller de Corps, rogándole éste, que a su vez consultase a la Camarera Mayor, de cómo debía resolver el tema. Se le contestó que podía asistir la víspera del besamanos a la soleta, en traje redondo y manga larga.

150

63

MENÚ

SALIR
Matilde Torres López La pintora Leopolda Gasso y Vidal, nacida en Toledo en 1849, estudió en el taller de Martínez Ferrer y en el de Isidoro Lozano. Tras presentar obra en la Exposición de Fomento de las Artes de Madrid, en 1881, obtuvo una mención honorífica, y un diploma de mérito en otras exposiciones celebradas en León. Se dedicó al retrato y a la pintura de género.

Lámina 13. Maria pintando en El Pardo.1907. Joaquín Sorolla. Colección particular

Entre el gran número de pintoras que tuvieron como profesores a excelentes docentes y reconocidos artistas, destacamos a dos alumnas de Carlos Haes, en la asignatura de Paisaje, Manuela García Moreno y Adela Ginés y Ortiz154. También Elena y María, hijas de Joaquín Sorolla, quienes sobresalieron en la escultura y la pintura respectivamente155. Elena aprendió bajo la dirección y los consejos del escultor José Capuz, y María suponemos que lo hizo en el taller paterno. La pintora catalana Luisa Vidal, nacida en 1876, estuvo adscrita a las corrientes del modernismo, considerándose su actividad artística en el modernismo barcelonés,
CALVO SERRALLER, Francisco. Pintores españoles entre dos fines de siglo (1880-1990). De Eduardo Rosales a Miquel Barceló. Edit. Alianza Forma. Madrid, 1990. Pág. 33. 155 HUIDOBRO, Concha. “Escultoras españolas nacidas antes de 1950: de “La Roldana” a Susana Solano”. VIII Jornadas de Arte. La mujer en el Arte español. Edit. C.S.I.C. Madrid, 1997. Págs. 505-512. Aunque estas dos artistas realizaron su obra en el siglo XX, las incluimos en este apartado por haber nacido en la centuria anterior, además de encajar en el aprendizaje realizado por reconocidos profesionales de las artes.
154

64

MENÚ

SALIR
La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX como la de Berta Morisot en el ambiente parisino coetáneo. Vidal fue una mujer que rompió esquemas, tanto por su preparación laboral -pues contó con grandes maestros, viajó sola a Francia e Inglaterra y fue alumna de la Academia Julián-, como por su obra. Ilustradora en las revistas Pel i Ploma y Feminal, estuvo bastante comprometida con el incipiente movimiento feminista español156. Estos nombres son un pequeño ejemplo de las mujeres artistas decimonónicas, pero es seguro que hubo muchas más, igual de preparadas, pero sin la oportunidad de mostrar su trabajo a la sociedad, o si lo mostraron, nunca reconocidas por su labor. No podemos cerrar este capítulo sin mencionar a un grupo de mujeres vanguardistas, que vivieron entre dos siglos –o nacieron a comienzos del XX-, cuya labor en la creación artística se ha comenzado a analizar, pero sería conveniente seguir investigando más a fondo su obra, con disciplina y objetividad, ya que así se comenzará a ver una Historia del Arte completa, no sesgada como todavía la seguimos teniendo, entre ellas destacamos a María Blanchard, Remedios Varo, Francis Bartolozzi, Delhi Tejero y Maruja Mallo157. Como se ha podido comprobar, muchos fueron los factores que impedía a las mujeres elegir, incluso aspirar a cualquier tipo de carrera profesional. Concretamente en el caso de la creatividad artística del siglo XIX, la pintura de historia, mitológica o religiosa ocupaba el primer lugar entre las artes visuales, mientras que las artesanías quedaban relegadas a niveles más bajos, y todo lo demás ocupaba algún sitio entre unas y otras. Así cuando había mujeres que sobresalían en su trabajo, se las declaraba anormales, o en otros casos, asexuadas, oponiéndose los atributos de la feminidad a los del genio. En la medida que una mujer aspiraba a la grandeza artística, se suponía que traicionaba su destino en el hogar y la dedicación a la familia. Según esa mentalidad los hombres creaban obras de arte originales, las mujeres se recreaban a sí mismas en los hijos. Mientras tanto, los artistas y críticos de arte propugnaban el genio como un valor absoluto; ese genio contribuía a diferenciar la feminidad de la masculinidad, mediante el establecimiento de identidades culturales
RUDO, Marcy. “Lluisa Vidal, una carrera artística contra corriente”. Luisa Vidal, pintora. Una mujer entre los maestros del modernismo. Catálogo. Edit. Fundación “La Caixa”. Barcelona, 2001. Págs. 1731. 157 LOZANO BARTOLOZZI, María del Mar. “Artistas plásticas españolas entre las dos guerras europeas: Pitti (Francis Bertolozzi. Delhi Tejero, Remedios Varo”. Iconografía y creación artística. Estudios sobre la identidad femenina desde las relaciones de poder. CAMACHO MARTÍNEZ, Rosario y
156

65

MENÚ

SALIR
Matilde Torres López arraigadas en las respectivas sexualidades, fundadas a su vez en diferencias puramente biológicas158. Los problemas que tuvo la mujer para acceder a las academias, se vieron reflejados en la propia formación artística, y si en un momento fue más flexible a ese acceso, nunca llegó a ser una enseñanza oficial, y por supuesto, con unas asignaturas que no se les impartía a las jóvenes. En muchos casos esa dificultad que encontraba la mujer para integrarse en los planes de estudio de las academias, las llevaba a matricularse con profesores particulares que las admitían como alumnas159. El acceso a las clases de Dibujo con desnudos masculinos, era una línea divisoria que las mujeres artistas no podían cruzar, impidiendo de esa forma la base para posteriormente realizar bien el desnudo, tanto masculino como femenino160, situación que les imposibilitaba trabajar en los temas de grandes composiciones. Las mujeres con vocación artística elegían en su gran mayoría, entrar en los dominios en los que encontraban menos dificultades para desarrollar su labor, ya que así se sentirían más confiadas, tanto desde el punto de vista social, como del artístico. Durante todo el siglo, las mujeres con mayor nivel social y aptitudes, practicaban la pintura en calidad de aficionadas, mientras que las mujeres que tenían que ganarse la vida trabajaban mayoritariamente otro tipo de arte, al que se denominaba con diferentes nombres, como eran las artes decorativas, el dibujo o la artesanía. En Europa y en Estados Unidos, la mujer de clase media y alta practicaba la música y la pintura. Eran pocas las jóvenes burguesas que no aprendían a tocar el piano o el violín, a cantar, dibujar y utilizar la acuarela, considerándose esas actividades como cualidades imprescindibles para una joven de alto estado social. Muchas de ellas se dedicaron al arte, incluso durante toda su vida. La obra de dichas mujeres, representaba, casi sistemáticamente, los ambientes conocidos, el ámbito doméstico como: la familia, amigos, viajes, jardines, etc., también realizaban autorretratos o retratos de las personas de su entorno más cercano, en cuyos lienzos trataban de expresar su identidad cultural.
MIRÓ DOMÍNGUEZ, Aurora. (Edit.). Servicio de Publicaciones. Centro de Ediciones de la Diputación de Málaga. (CEDMA). Málaga, 2001. Págs. 289-291. 158 HIGONNET, Anne. “Las mujeres y las imágenes. Apariencia, tiempo libre y subsistencia”. DUBY, Georges y PERROT, Michele (Dir.). Historia de las Mujeres. El siglo XIX. Vol. IV. Editorial Taurus. Madrid, 2000. Págs. 302-304. 159 FREIXA , Mireia. “Las mujeres artistas. Desde la Revolución Francesa al “Fin de Siglo”. Historia del Arte y Mujeres. Atenea. Estudios sobre la mujer. SAURET, Teresa. (Coord.). Servicio de Publicaciones. Universidad de Málaga. Málaga, 1996. Pág. 78.

66

MENÚ

SALIR
La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX El poco reconocimiento y el compromiso, caracterizó la obra artística de la mujer. Las carreras artísticas femeninas que tuvieron más aceptación en la sociedad, no se fundamentaron tanto en las exigencias de igualdad de acceso a instituciones y privilegios oficiales que tenían los varones, como de la capacidad para trabajar al borde de esas instituciones, manteniendo a la vez contacto con la tradición artística no profesional o con la profesión artesanal. No debemos olvidar la importancia que tuvieron las escuelas de dibujo en la educación de la mujer –en España las Escuelas de Artes y Oficios o Aplicadas- que, a su vez se crearon para formar a artesanos y obreros de manufacturas artísticas161, dando cabida a muchas mujeres que confeccionaban encajes, tejían alfombras, realizaban pinturas decorativas sobre el marfil, madera, porcelana y otros materiales autóctonos de su entorno. A la hora de querer integrarse en ese mundo artístico masculino y crear unos cauces de acercamiento, la mujer utilizó mayoritariamente el de la unión, asociarse a colegas varones, lo que conllevaba no sólo el peligro de poner en entredicho su reputación personal, sino también, el riesgo de que su trabajo no fuera atribuido a la inspiración y labor de ella, sino de él. De todas formas, la mayor parte de las mujeres que consiguió un hueco en el terreno artístico del siglo XIX, tuvo que pasar por varias etapas en su carrera, siendo una de ellas y casi imprescindible, la de modelo, discípulas o compañeras de reconocidos artistas y protectores162. Esto nos lleva a pensar que, independientemente de la posibilidad de instrucción a niveles superiores, la mujer seguiría dependiendo del hombre para su proyección artística, a la vez y muy a tener en cuenta, que la propia necesidad psicológica de valoración por parte masculina. En la segunda mitad del siglo XIX y tras una gran presión social, las escuelas de Bellas Artes, comenzaron a aceptar alumnas. Pero la idea que las mujeres tenían de ellas mismas en relación con el arte, así como la actitud de sus colegas varones con respecto al mismo, fue evolucionando poco

160

AGUILERA, Emiliano M. El desnudo en el Arte. Edit. Joaquín Gil. Barcelona, 1932. Pág. 5. El autor se refiere con ese comentario a Cellini, pintor renacentista. 161 BORRÁS GUALIS, Gonzalo, M. Teoría del Arte I. Edit. Historia 16. Madrid, 1996. Págs. 115-129. 162 VALDIVIESO, Mercedes. “El autorretrato femenino”. Pensar las diferencias. Edit. Seminario Interdisciplinar. Mujeres y Sociedad. Instituto Catalán de la Mujer. Universidad de Barcelona. Barcelona, 1994. Págs. 1001-102. La autora se refiere concretamente a la pintora Suzanne Valadon, que realizó su labor pictórica entre los siglos XIX y XX y que pasó por diversas etapas en su carrera. Comenzó como modelo de distintos artistas: Puvis de Chavanne, Henner, Renoir y Tolouse-Lautrec, entre otros, eso la llevó a interesarse por el mundo del Arte y a pintar, entre sus temas iconográficos destacó el desnudo – tanto masculino, como femenino-.

67

MENÚ

SALIR
Matilde Torres López a poco, aunque siempre desde un punto de vista de mera espectadora, nunca de pintora, representadas casi siempre en escenas cotidianas, pero nunca pintando. Tuvieron que aprender a encontrar múltiples y variados rodeos para acceder a los ámbitos artísticos que les estaba prohibidos, luchando y superándose niveles insospechados décadas antes, para lo cual entraron en juego distintos conceptos, como el social, el cultural y sobre todo el de mentalidad, aportando mediante esa lucha unos valores y reivindicaciones en todos los temas relacionados con su tiempo.

Lámina 14. Bajo el toldo. 1906. Joaquín Sorolla. Museo Sorolla. Madrid.

Virginia Wolf, en la introducción de un álbum de fotografías de Julia Margaret Cámeron, reeditado tras la muerte de su autora y publicado en 1926, dijo: “Las mujeres del mundo artístico en el siglo XIX sentaron las bases culturales sobre las cuales construyeron y siguen construyendo las mujeres de hoy”163.

163

HIGONNET, Anne. “Mujeres e imágenes. Representaciones”. DUBY, Georges y PERROT, Michele (Dir.). Historia de las Mujeres. Op. Cit. Págs. 332-334.

68

MENÚ

SALIR
La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX

3. EL MODELO A SEGUIR: LA REAL ACADEMIA DE BELLAS ARTES DE SAN FERNANDO

3.1. Precedentes

El término de Academia, se encuentra con el resurgimiento del platonismo a mediados del siglo XV en Italia, y a través de la influencia de los estudiosos griegos que habían ido a ese país para tratar de unificar a las iglesias romana y griega, surgiendo así, grupos o asociaciones que se definían como academias164. La definición se aplicaba también a los ilustrados y eruditos del último tercio del XV, como Alberto Pió da Carpi y Niccolo Priuli de Murano y mujeres entre las que se encontraban Isabella d´Este en Mantua y Verónica Gambara, duquesa de Coreggio. El concepto de Academia se introdujo en el norte europeo, produciéndose una asimilación muy parecida a la ocurrida en Italia. Las academias italianas tenían un espíritu libre y gran entusiasmo por la Antigüedad, así como por sus amplios intereses, pero cuando el Manierismo reemplazó al Renacimiento, en el arte o por las tendencias que desembocaron en la Contrarreforma, las academias dejaron de ser tan liberales y abiertas, manteniendo una menor influencia en su entorno. En Italia hubo un gran número de esos centros entre los siglos XVI y XIX. Los seguidores de la Academia Renacentista, eran los grupos que se reunían para cultivar un buen estilo al hablar y al escribir, además de tener una actitud filosófica ante la vida. La primera relación entre un artista y el término Academia que se conoce, aparece en unos grabados que llevan la inscripción Academia Leonardi Vinci, pero no parece que fuera la Academia de San Luca, la heredera directa, aunque influyó bastante, pues si Leonardo aportó su teoría, junto con las ideas de Miguel Ángel sentaron las bases, sobre las que Vasari y Zuccari erigieron las primeras academias de arte. En el año 1720, se contaban en Europa 19 academias, aunque sólo tres o cuatro se podían considerar oficiales como las de Roma, París, Bolonia y Florencia. En el caso español, el primer documento que informa sobre la creación de una academia de pintura es en Madrid en 1606 –aunque no era oficial-. Instauradas en la

PEVSNER, Nikolaus. Las Academias de Arte: Pasado y presente. Epílogo de Francisco Calvo Serraller. Ediciones Cátedra, S.A. Madrid. 1982. Págs. 17-18.

164

69

Págs. en la primera mitad del siglo XVII y muy parecidas al modelo italiano. hemos de recordar que fue nuestro país el primero en intentar implantar el modelo académico italiano. pero influyó bastante en las siguientes generaciones de artistas barrocos. Málaga 1987. 33-55. Edit. Castellana y Peregrina entre otras165. además de ser un núcleo cosmopolita que contaba con un gran intercambio artístico. 167 Ibídem. Imágenes e ideas en la pintura española del siglo XVII. Aunque Pacheco era el único pintor de profesión en la academia. En Andalucía y concretamente en Sevilla. Se debe a la nueva dinastía Borbón las bases de la futura Academia de Bellas Artes de San Fernando.MENÚ SALIR Matilde Torres López capital. Nueva Roma: Mitología y Humanismo en el Renacimiento Sevillano. También estuvo la academia fundada por Murillo. la amistad entre intelectuales. a que sus planteamientos no encajaban con la mentalidad de nuestra sociedad. En los locales del centro. 70 . centralización y omnipotencia168. 1980. perduraron hasta buena parte del siglo XVIII. buscadas para compartir ideas e información. entendidas como instituciones nacionales. No obstante. Págs. de los Ángeles. Todas esas experiencias previas. Vicente. La Academia de Bellas Artes de Málaga en el siglo XIX. algunos de sus amigos pintaban por afición166. estaban la de los Humildes. Se puede decir que la creación de las academias. Editorial Bobastro. 168 PAZOS BERNAL. que en 1744 promovió el escultor Juan Domingo Olivieri entre otros artistas y nobles. por lo que se decidió instaurar el modelo de la academia estatal francesa. artistas y mecenas se veía reforzada por las visitas informales. Págs. incluso muchas de las que se abrieron. 55. Alianza Forma. la Imitatoria. fueron efímeras. Diputación Provincial de Sevilla. era el resultado de las claves de la monarquía del despotismo ilustrado: unidad. se encontraban en la idea de creación de dichos centros. Edit. Los precedentes de la academia. aunque hay que decir que la duración de dicho centro fue corto -hasta aproximadamente 1673-. Mª. 1979. potenciados por el humanista sevillano Juan de Mal Lara167. Pág. Madrid. Excma. La Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Sevilla. la academia de Francisco Pacheco tuvo su origen en uno de los muchos centros artísticos que se crearon en la ciudad durante el siglo XVI. 210-211. fue el modelo a seguir por el resto de las instituciones académicas que se fundaron en todo el país: la Academia de 165 BROWN. modelo que fracasó. debido en parte. 20–21. 166 LLEÓ CAÑAL. pero estaban marcando el camino a seguir. Fomentada por la buena situación económica y cultural que tenía la ciudad. a partir de la Junta Preparatoria. Jonathan.

Págs. La Academia controlaba diversos aspectos como la educación. en 1775. La Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Cit. dependiendo del país e incluso de la región. en 1753. Uno de esos documentos hace referencia a los estatutos de 1747. Felipe de Castro era bien considerado en la Corte y al contar con el favor real. Claude. Por ese motivo era casi imposible hacer nada en el aspecto artístico que estuviese fuera de su control. 226-227. La Academia. La Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (1744-1808). es el escrito que el escultor Felipe de Castro realizó. presentando un proyecto en el que exponía los beneficios de la creación de la misma. promoción de exposiciones oficiales. creada en 1744 para su instalación. Op. pues a través de la Academia se crearía un equipo de artistas y artesanos españoles. dependiendo todas ellas del gobierno central y siguiendo sus pautas y patrones. Tras varios años de gestiones de la Junta Preparatoria. en 1778. formación. se fundó por Real Decreto de 12 de abril de 1752. potestad muy arraigada que no se iría fracturando hasta bien entrada la segunda mitad de siglo. así como la concesión de títulos profesionales. la de Valladolid. en el año 1747 fueron aprobados unos estatutos por Fernando VI. con la idea de ser el medio de expresión en el campo artístico de los ideales de reforma. en 1779 y la de Cádiz en el año 1789. BÉDAT. conocido como las Adiciones171. Págs. desconocidos hoy día.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX Valencia. estaba dirigida por los artistas y no por los nobles. Contribución al estudio de las influencias estilísticas y de la mentalidad en la España del siglo XVIII. como consecuencia de la mentalidad burguesa que cambió los esquemas del papel y de la significación social del arte y de los artistas169. sus Adiciones se tuvieron en cuenta en más de una ocasión. Nikolaus. en el año 1726. 171 Ibídem. Fundación Universitaria Española. Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. pero mediante otros escritos se sabe que la Academia en ningún momento interrumpió su labor. el pintor miniaturista Francisco Antonio Meléndez. 27-30. 1989. Anteriormente. haciendo ver al monarca que así no se tendría que llamar a otros artistas extranjeros para trabajar en su Corte170. todo ello respaldado por el Estado. insistía además en la importancia que tendría. 170 169 71 . según PEVSNER. la de Barcelona. Madrid. la conservación y restauración del patrimonio artístico. regeneración y organización que defendían los ilustrados. Pág. propuso al Rey la creación de una Academia de Bellas Artes. 75. cuya misión primordial era la enseñanza. Zaragoza. Edit.

Claude. pero 172 BÉDAT. de no ser un apéndice del palacio real. que fueron utilizadas al redactar los estatutos aprobados por el rey. había sido proyectada para luchar contra la influencia de los nobles. se reestructuraron los estatutos de la Academia de San Fernando. Era una verdadera Academia de artistas. la institución ideada por el escultor. De la Academia partió una clara lucha contra el Barroco. La Academia de San Fernando controló estrictamente la creación de otras instituciones similares. era sin duda una Academia en la cual el gobierno y la administración. Las reorganizaciones madrileñas se aplicaron varios años después en las provincias. es casi seguro. A partir de entonces era una Academia distinta. así como la inoperancia de sus rígidos métodos de enseñanza para la formación de los artistas. Con el mencionado Real Decreto y la fundación de nuevas Academias. por ello y mediante Real Decreto de primero de abril de 1846. se le entregaba a los profesores. independientemente de la de Madrid. con el Real Decreto de 31 de octubre de 1849. atribuyéndosele un fin artístico y moral. hacia 1762 y la desaparición de importantes representantes del Barroco. por consiguiente los profesores desarrollaron un papel bastante reducido172. dependiendo completamente de la autoridad monárquica centralizadora y que se interponía bastante a menudo. se estableció la Academia de Bellas Artes de Pintura. 82-106. parecida a la de San Lucas de Roma. A consecuencia del mismo quedaron bien definidos los dos niveles de estudios: los elementales y los superiores. Escultura y Arquitectura. En base a esos estatutos. queda muy clara la idea de la Academia. Como se ve en ellos.MENÚ SALIR Matilde Torres López Pevsner. Op. La institución creada por Felipe de Castro. La orientación de la Academia hacia el Neoclasicismo fue en progresión. a favor de la implantación del Neoclasicismo. el día 8 de abril de 1751. Cit. 72 . haciéndose más clara con la llegada a España de Antonio Rafael Mengs. En los estatutos de 1751. con el paso de los años se decantaría como antiacademicista. en un intento de acomodarlos a la realidad de los tiempos y a las reformas que se habían introducido en la enseñanza. debatiéndose las dificultades y el aspecto negativo que había alcanzado la institución y que imponía al arte. Págs. pero la que se estableció con los estatutos de 1757. fue contra la supremacía del profesorado. Si la mentalidad de los expertos se manifestaba proacadémica en el Antiguo Régimen.

se pasó a trece: Barcelona. Tomo I. Op. Dpto. aunque sería ella. la obligatoriedad de todos los artesanos a seguir los cursos que ella imponía. Bilbao. 55-56. la estética academicista se introdujo durante el último tercio del siglo XVIII en la región andaluza. De esa forma. Cádiz. la institución tuvo que admitir que los artesanos se podían formar en otras escuelas. obispo de Córdoba. Oviedo. cuyo cometido era el fomento cultural y especialmente el de la creación de escuelas artísticas o de diseño. además de las enseñanzas artesano-industriales. la que siempre fomentase la creación de nuevas escuelas y dirigiría su labor artística174. PAZOS BERNAL. con el patrocinio de hombres ilustrados como Antonio Caballero y Góngora. Cit. que podrían dar a través de sus escuelas. de los Ángeles. las de Pintura. es porque había obtenido en el año1787. 27–40. estaban establecidas en aquellos puntos de España que más favorables eran al desarrollo de las bellas artes. Santa Cruz de Tenerife. La Academia de Bellas Artes de Málaga en el siglo XIX. mediante Real Decreto. Valencia. Ana Mª. pero al poco tiempo y ante la demanda de los socios. fomentados y patrocinados muchos de ellos por las Reales Sociedades. Valladolid y Sevilla. que fueron creadas por las Sociedades Económicas. Escultura. como Barcelona. Grabado y maestros de obras. Si desde un primer momento la Academia de San Fernando fue reacia al establecimiento de esos centros. Granada. Universidad de Granada. éstas se dividían en clases de primera y de segunda. coleccionismo y encargo (siglos XVII y XVIII). Coruña. Valladolid y Zaragoza. Málaga. de Historia del Arte. 173 73 . Mª. Págs. No se perdió el sentido jerárquico. además de los nuevos centros docentes que se iban creando.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX contabilizándose las creadas en el siglo XVIII. para así hacerlas corresponder con el nivel de estudios que impartirían las escuelas que de ellas dependían. Granada 1997. 174 GÓMEZ ROMÁN. Las academias de primera clase. Valencia. pues aparte de la de San Fernando. entre otros. anteriormente otorgada por la Academia de San Fernando a las escuelas de dibujo173. que coordinaba y dirigía a todas las provinciales. Las de segunda clase. Sevilla. Francisco de Bruna y Pablo de Olavide. El fomento de las artes en Granada: Mecenazgo. Págs. Palma de Mallorca. tendrían la misión popular de la enseñanza artesanal. A partir de entonces la Academia admitió la instalación de las escuelas de dibujo.

1999. Teresa (Coord). Mireia. La institución estaba fuertemente arraigada a sus privilegios y por consiguiente a su nivel académico. las trataron con condescendencia. a la vez que daba cierto realce a las academias que contaban. Los académicos de San Fernando. 176 MUDARRA. Edit. protección y control. el papel de la mujer en la Academia durante esa centuria. la mujer contaba generalmente con escasa libertad. aunque siempre con las consabidas limitaciones. 1984. Madrid. la Academia. seguida por la de San Carlos de Valencia y la de San Luís de Zaragoza175. Desde la Revolución Francesa al “Fin de Siglo”. Cuando la incorporación de la mujer en el ámbito artístico profesional se hizo más necesaria. “Las mujeres pintoras en España”. Servicio de Publicaciones. pues se considerada un ser sobre el que se debía ejercer tutela. como la consecuencia de una transformación de mentalidad en la propia sociedad. En la sociedad española de ese siglo.y a las mujeres177. lo que contribuyó a que poco a poco.MENÚ SALIR Matilde Torres López 3. Edit. 80-82. igual que sus homólogos de otros países. las mujeres se iban relacionando con la Academia. se encontró con una gran dificultad. Actas de las Terceras jornadas de investigación interdisciplinaria. 74-75. 74 . Málaga 1996. en Femenino plural. “Las mujeres artistas. 25-26. ejerciéndose ese planteamiento. Alfonso E. Edit. La Academia madrileña fue la primera en aceptar a la mujer. se le fuera dando un pequeño papel dentro de la labor artística en la entidad. aunque siempre pocas. Atenea. Universidad Autónoma de Madrid. Págs. Historia de Arte y Mujeres. La mujer en la Academia de Bellas Artes de San Fernando Durante el siglo XVIII y por la influencia ejercida de Francia. pues no debemos olvidar que el Dibujo y la Pintura eran adornos muy a tener en cuenta. debido a la demanda de objetos de arte y facilitada a su vez. promoviendo que sus componentes fueran los controladores y defensores de sus normas y ese fue uno de los motivos por lo que procuraban evitar la presencia de los artistas que cultivaban otros géneros –considerados como menores. Págs. Págs. con personas de elevada escala social. “Artistas que son mujeres y mujeres que son arte”. Desde sus inicios. en la mujer de clase alta. la participación de grandes damas en la institución fue a más. 175 PÉREZ SÁNCHEZ. parece que fue más amplio del que se supone. Córdoba. Universidad de Málaga. SAURET. La imagen de la mujer en el arte español. Mercedes. La obtención de títulos honoríficos lo que realmente les aportaba a estas mujeres. cada vez en mayor número. Delegación de la Mujer. por la barata mano de obra que ellas ofrecían. e incluso. entre sus miembros. Delegación de Cultura. eran el prestigio y la posibilidad de exponer.2. ya que no podían asistir a clases y menos enseñar en sus aulas176. 177 FREIXA. Diputación Provincial de Córdoba. Estudios de la Mujer.

La Real Academia de Bellas Artes de San Fernando –1744-1808-. Noemí y L. destacó como miniaturista y se dio a conocer por la pintura realizada en veinticuatro vitelas. Pintando el mundo: Artistas latinoamericanas y españolas. Nº 37.). Claude. casi todas provenían de enseñanzas particulares y obtenían el título por la calidad de labor179. Instituto de la Mujer y Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales. 1965. pues en su gran mayoría eran académicas. subrayándose que se le había dado “por ser muy loable la aplicación a estas artes en las señoras. “La mujer española en la educación artística del siglo XIX: Academia. cuando se celebró la Junta de apertura de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. el que posteriormente y con más frecuencia siguió entregando. Edit. nombrada el día 13 de junio del año 1752. 179 POVEDANO MARRUGAT. Juan Agustín. joven de 19 años. Edit. (CEDMA). esperando. para concedérsele tal honor. Madrid. Tomo II. descubren tanto el adelantamiento en su autora. 46. mientras el responsable que presidía el acto declaraba: “Señores. Pág. 180 MARTÍNEZ DÍAZ. no aprendieron las técnicas artísticas en la institución. 178 75 . Madrid. anteriores al siglo XIX. Fue ese primer caso el de Bárbara María Hueva. los dibujos que se acaban de ver. en 1753. Escuela de Bellas Artes y Escuelas de Artes y Oficios”. 1989. el de académica supernumeraria. 2002. Amparo (Edit. SAURET. Pág. la Academia concedió a la mujer un título. creyéndose que actualmente están en el Palacio Real. Págs. la artista presentó unos dibujos que merecieron la aprobación de los directores. destacando que casi todas estaban vinculadas a la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX En los primeros años de su apertura. Cuadernos inacabados. También hemos de señalar que la mayoría de las mujeres que fueron nombradas académicas de San Fernando. Centro de Ediciones de la Diputación Provincial de Málaga. Málaga.F. CAO. que aún sin valerse de los privilegios del sexo. para animarlas y no desairar a la presente”181. Marian. II. A Ángela Pérez Caballero se le nombró académica supernumeraria al año siguiente. claro que fue el menor de ellos. se le concedió el mismo título de académica supernumeraria a Ana Meléndez. y aunque nos extrañe. con pasajes del Quijote. Las pinturas fueron presentadas al rey Carlos III. Con CEÁN BERMÚDEZ. Madrid. 2000. recoge en su Diccionario a todas las pintoras nacionales. 305-306. Tuvo que ser un excelente trabajo realizado por su autora. Edit. que los consideró bien realizados180. Reales Academias de Bellas Artes de San Fernando y de la Historia. Este autor. Actas del Congreso Luchas de género en la historia a través de la imagen. Elisa. 172. Diccionario histórico de los más ilustres profesores de las Bellas Artes en España. después de presentar un gran número de dibujos a la Academia. Pág. que con él aspire al celebrado nombre de otras insignes profesoras”178. 448. Hija del pintor Francisco Antonio Meléndez. Vol. le concede la academia por su mérito el honroso título de académica. Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. En 1759. 181 BÉDAT. Teresa y QUILES FAZ. Servicio de Publicaciones.

S. IV. Ha de ser la misma mujer pues sí coinciden en el año de 1759. Historia de las Mujeres. ayudarse. Vol.I. “Mujer y Arte. Faraona María Magdalena Olivieri. Universidad de Málaga. estuvo casada con el pintor ecijano Francisco Preciado de la Vega.F. nombrada académica de Roma y de mérito en Madrid en 1761. realizados en dibujo al pastel. Estas autoras nombran a la pintora -hija de Francisco Antonio Meléndez. Fernando VI le encargó la pintura de los libros del coro. Marginación y desigualdad. DUBY. 1997. mientras que Bédat pone en su obra Ana. BARRANQUERO TEXEIRA. 1994. Apariencia. C. “Las mujeres y las imágenes. 183 SMITH. tenía que limitarse simplemente a copiar.Clara. de Estudios Históricos. Págs. La mujer en el arte español. ejemplo de la sociedad de su época. El siglo XIX. Editorial Taurus. Madrid. Pero así y todo. Edit.MENÚ SALIR Matilde Torres López posterioridad. pues se deduce que sólo a eso podía llegar185. por lo que la institución votó unánimemente para nombrarla académica de mérito en 1759. que fue director de los pensionados de la Academia de Bellas Artes de San Fernando en Roma. 182 76 . Noemí y L. que lo hace grandemente y otras pintando al óleo con que suele. Atenea. Catalina fue una notable miniaturista. Real Academia de San Fernando. Madrid. Michele (Dir. Op. Anne. Rosario. hija del conocido escultor presentó para su admisión en la Academia dos retratos. Encarnación y JIMÉNEZ TOMÉ.). Theresa Ann. CAO. Como se ve. Lámina 15. Georges y PERROT. con el reconocimiento de su trabajo. 84. Cit. tiempo libre y subsistencia”. Autorretrato. en la mentalidad del esposo. 2000. 172. Catalina Querubini italiana de nacimiento. Faraona Magdalena Olivieri. la mujer no podía crear. para la capilla real182. 302-308. pues gusta su prolijidad y acierto en copiar que es a cuanto puede extenderse una mujer”184. Actas VIII Jornadas de Arte.). cuando se le nombra académica supernumeraria de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Págs. Pág. Málaga. el esposo hacía el siguiente comentario: “Mi mujer prosigue laboriosa y aplicada. contentando a muchos. 283-284. Pág. unas veces miniando. Aproximación a otra Historia del Arte español”. Estudios sobre la mujer. Uno de los motivos de su nombramiento fue el especial uso que hacía de los colores183. 184 CAMACHO MARTÍNEZ. “Reconsiderando el papel de la mujer en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando”. Estudios sobre la mujer. Dpto. Madrid. 185 HIGONNET.C. uno de ellos su propio Autorretrato. MARTÍNEZ DÍAZ. Mª José. (Coord.

además de docente. 189 DE DIEGO.F. Marquesa de Villafranca. También destaca la obra de María Tomasa Palafox. Málaga 2001. pues en esa época se introdujeron abiertamente en la actividad artística mujeres de la burguesía o de la aristocracia190. Edit. Por su reconocimiento como pintora. fue poeta y pintora académica. (Cuatrocientas olvidadas y algunas más). Tomo I. Ensayos de Arte Cátedra. sí fue valorada por algunos de sus contemporáneos. ilustrar el catálogo con el nombre de la duquesa. Edit. Actas del Congreso Luchas de género en la Historia a través de la imagen. Mª. el retrato realizado al pastel de El arquitecto Don Diego de Villanueva. 1965. De BÉDAT. 730-732. 1987. cambió relativamente el pensamiento de los académicos hacia la labor artística de la mujer. El retrato de Diego de Villanueva lo cedió su autora a la Academia186. fue nombrada académica de honor y directora honoraria en la sección de Pintura de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. 190 CHERTA MONSÓ. 317. Amparo (Edit. Op. Mariana Bazán y Arcos Meneses. escribió varias poesías líricas y tradujo al francés diversas tragedias. por una obra de gran interés iconográfico. MARTÍNEZ DÍAZ. Págs. 380. Pág. 207-208. además de a todas las que deseara asistir. “La imagen religiosa femenina en la educación de las mujeres vista por los propios artistas del Siglo de Oro en España”. La mujer y la pintura del XIX español. Su actividad como docente la ejerció fuera de la Academia. Destacó en la realización de dibujos188. duquesa de Huéscar. en las clases específicas para la enseñanza artística de la mujer189. en 1766. así como asiento permanente en ambas clases. nombrándola académica de mérito. concretamente por Francisco de Goya. sino que se indicó que sería muy importante para la Academia. Cit. Ceán Bermúdez escribió destacando su arte y a ella se debe la reforma del palacete de la Moncloa187. 188 CEÁN BERMÚDEZ. Pág. sobrepasando su fama a otros países. de socia libre honoraria de la Academia Imperial de San Petesburgo. Claude.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX En 1761. también fue nombrada académica de mérito María Josefa Carón. IV Madrid. Págs. Pág. Vol. Estrella. SAURET. que tuvo un papel importante en la reforma de la fachada del edificio de la Corporación y sobre todo en la Historia de la arquitectura. CAO . Aunque nunca le fue permitido enseñar. ni ser partícipe en la gestión y dirección de la Academia. Madrid. Reales Academias de Bellas Artes de San Fernando y de la Historia. 173. Ambos nombramientos le concedieron voz y voto.). quién fue reconocida por la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Diccionario histórico de los más ilustres profesores de las Bellas Artes en España. Noemí y L. Juan Agustín. en su destreza con la pintura. Nacida en Madrid en 1740. Centro de Ediciones de la Diputación de Málaga. Servicio de Publicaciones. pues en dicho trabajo no sólo reconocieron la delicadeza. 187 186 77 . Tras presentar la duquesa de Huéscar una obra en 1766. Teresa y QUILES FAZ. como lo demuestra su nombramiento. perfección y exquisito gusto de la obra. Ángeles.

Son muchos los nombres de pintoras que aparecen en los últimos años de ese siglo en la Academia de Bellas Artes de San Fernando.MENÚ SALIR Matilde Torres López ella pintó un retrato en 1804. Marquesa académica de de Estepa. honor y que fue directora honoraria en 1775. 124-125. Una grabadora reconocida por su labor de la segunda mitad del siglo XVIII. PÉREZ SÁNCHEZ. Museo del Prado. destacando entre ellas a Mariana El cuadro puede verse en el Museo del Prado. También nos llama la atención cuando vemos el lienzo y apreciamos que la marquesa está lujosamente vestida. Actas de las terceras jornadas de investigación interdisciplinar. Isabel de Ezpeleta nombrada académica de honor y de Lámina 16. llevándonos a pensar que para ella el ejercicio de la pintura formaba parte de su pasatiempo. La imagen de la mujer en el arte español. el rey Carlos III le protegió y otorgó una renta anual de cuatro mil reales193. 192 191 78 . mérito. titulado El amor arquero. autora de un pequeño cuadro sobre vidrio. Alfonso E. Págs. IV. 80-82. Edit. 1804. Francisco de Goya. Maria Tomasa de Palafox Marquesa de Villafranca. Cit. Nombrada académica de mérito en 1769. Madrid. “Las mujeres pintoras en España”. fue María del Loreto Prieto. donde se aprecia a la pintora con los enseres de su trabajo. Vol. Madrid. son el de Mariana Urríes Pignatelli. realizado a los 17 años. Juan Agustín. aunque la plasma dentro de su casa como era costumbre que pintara la mujer y no en su taller. 193 CEÁN BERMÚDEZ. que era el espacio lógico en el que trabajaba el varón191. Universidad Autónoma de Madrid. que aprendió con su padre. el cual entregó a la Academia en 1776. hija del grabador Tomás Prieto. 1984. Otros nombres de mujeres muy significativos dentro del siglo XVIII. Págs. Op. por un dibujo Retrato femenino. más que de un trabajo o una actividad artística real192.

173. En 1761. Su padre la inició en el arte de la pintura y a los siete años pintaba y dibujaba con perfección. fecha en la que también las mujeres compusieron la Junta y un dibujo a lápiz de la CAMACHO MARTÍNEZ. Madrid. viajó con su familia a Madrid. Además tenemos el nombramiento de académica el año 1794 de Francisca Efligenia Meléndez. CAO. Rosario. Estudios sobre la mujer. BARRANQUERO TEXEIRA. Aproximación a otra Historia del Arte español”. trabajó en la corte de Carlos III y aunque nació en Dresde. Pág. 1991. sí que era nieta de Francisco Antonio. 196 MARTÍNEZ DÍAZ. Noemí y L. en el Museo Municipal y dedicada al maestro de la dinastía. Su hermano José Agustín.). pues su padre había sido llamado por el rey Carlos III. fue la retratista de cámara en miniatura y académica de mérito en 1790 y Francisca Meléndez quién a los veinte años copió de Rafael y plasmó al temple sobre vitela La Virgen y el Niño195. dentro de la saga de los Meléndez. Cuando se aprecia la pequeña obra. El libro de la Academia. para esa ocasión llevó a la junta de la Academia tres retratos realizados al pastel Madonna de la Segiola197. Encarnación y JIMÉNEZ TOMÉ. Op.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX Waldstein.). Marginación y desigualdad. fue padre de Francisca Meléndez. María Ramona Palafox Portocarrero. Pág. Málaga. Theresa Ann. José Manuel (Coord. que al año siguiente se vio incrementado hasta la cantidad de quince mil reales198. Op. Pintora y retratista de cámara. también miniaturista. 88. además con gran dominio del colorido. 198 De esta familia de artistas. “Mujer y Arte. que no sabemos de quién era hija. hemos comprobado que también algunas de sus mujeres llegaron a ser académicas. fue Francisca Efligenia Meléndez. Así que hay constancia de al menos una tía y una sobrina. casi toda su vida estuvo en España. contaba con un sueldo anual de seis mil reales. Fue en 1790. Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Estudios sobre la mujer. en 1751. José Agustín. académica en el año 1759. nombrada académica en 1790. Marian. Pág. 173-174. Elegida académica de San Fernando en 1794. los académicos seguían pensando que se debía apartar a la mujer de un lugar tan solemne como era la Academia de Bellas Artes. cuando contaba con diez años. 194 79 . Marquesa de Santa Cruz. Mª José. de ellos. De la rama de Francisco Antonio. se asimila a una conocida familia de artistas cuya labor se revisó en 1990. Pero incluso. Págs. Edit.F. Cit. cuando se invitó por primera vez a las académicas a presenciar la distribución de los premios. Miguel Jacinto Meléndez. Condesa de Contraminz. Cit. Atenea. 1994. 283. Ana María Teresa Mengs. Fue admitida como académica de honor y de mérito el año 1790. Luisa Sanz de Cortes y Konock nombrada académica honoraria y de mérito en 1784. 197 SMITH. con esa incipiente inclusión. Universidad de Málaga. Contemporánea a las anteriores. fue académica de honor y de mérito en 1790. Éste tuvo cuatro hijos artistas. cuestión que ya hemos analizado y nos corrobora que las mujeres que nacían y se criaban en el ámbito artístico. fue el padre de Francisca. tenían más facilidades para seguir su futuro en esa vía. pues de sus cuatro hijos artistas una de ellas era Ana Meléndez. (Coord. nombrada en 1782 académica y directora honoraria de la sección de Pintura194. 195 PITA ANDRADE. su gran protector196.

Edit. y la princesa de Beaufremont Listenois entre otras201. (CEDMA). Teresa y QUILES FAZ. Centro de Ediciones de la Diputación Provincial de Málaga. Claude. Claude. dándole los títulos menos reconocidos. La dificultad para que las mujeres fueran incluidas en la lista de académicos. El autor nos indica que la mención de la presencia de estas señoras. Con estos datos. se encuentra sólo en una nota del registro de Entrega de Premios del año 1790. 201 BÉDAT. prohibiéndoles su asistencia. claro que muchos de ellos no aparecieron nunca. 448-449. en un recuento efectuado por Bédat. aunque muy lenta y siguiendo los esquemas de siglos anteriores. para ello y a partir de la Sociedad Matritense. 2002. resaltando los progresos artísticos que se apreciaban a través de los trabajos que obsequiaban. Págs.MENÚ SALIR Matilde Torres López de Damas199. desarrollaron su actividad docente200. Cit. Amparo (Edit. señalando entre ellos a la marquesa de Santa Cruz. Págs. Málaga. Hay que mencionar a los académicos de honor que hubo entre 1752 y 1808. sobre las categorías de los académicos. “De ángel del hogar a librepensadora”. reseñaba que miembros de la nobleza seguían los cursos que se impartían en las aulas de la misma. Cit. y entre las que se encontraban: Ana María Sabatini. teniendo derecho de presenciar las juntas generales y públicas y a la vez poder ser requeridos por el viceprotector para las juntas particulares y ordinarias. La mencionada Junta estaba compuesta por un grupo de mujeres ilustradas. Ana Mª. Pero sí las hubo. Tomo II. es bien patente. Con el paso del tiempo la integración del colectivo femenino fue progresiva. Págs. Op. de lo cual se enorgullecían. Pasados tres años. Op. en la que estas damas –independientemente que fueran o no académicas-. 14-22. de nuevo el secretario hacía hincapié en el número de nobles que presenciaban los cursos. así como otras mujeres de alto linaje que a su vez habían obsequiado a la Academia con sus cuadros y dibujos como muestra de interés. Dorotea Michel. SAURET. pero por otro lado utilizando su nivel social.). Un escrito del propio secretario de la institución del año 1793. Servicio de Publicaciones. 367-368. y Matilde Gálvez. María Juana Hurtado de Mendoza. se crearon modelos que posteriormente serían proyectos estatales como las Escuelas Patrióticas. 199 80 . con nombres como los de María Benedicta. princesa del Brasil. la infanta de Portugal María Francisca. un cargo honorífico en el que estaban incluidas casi todas las mujeres. 200 ARIAS DE COSSIO. hija de los condes de Gálvez. Actas del Congreso Luchas de género en la historia a través de la imagen. era sólo eso. cuyo objetivo era la instrucción femenina. hemos podido comprobar qué pensaban los académicos con respecto a la mujer en la Academia. pues su papel siempre BÉDAT.

con respecto a su carácter humano. Entre esos casos. Edit. que pidió en 1770 ayuda para completar su dote e ingresar en el convento de Santa Clara de Toledo. Págs. Las cuatro mujeres que tuvieron el título de Directora Honoraria. correspondían a académicas. igual que los compañeros varones. Datos recogidos recientemente. fueron 412. llegando los consiliarios a la siguiente conclusión: “era muy propio de la Academia. 204 SESEÑA. por supuesto que estudiando antes dichas solicitudes. Madrid. ayudando a los académicos y artistas que requerían su ayuda. Cit. De entre los cuales. Bárbara María de Hueva. creyéndose.y la princesa Alexandra Listenois Beaufrement. y en cierto modo promover la aplicación a las Artes. Pág. fueron: Mariana de Waldstein204. Se dedicó a la pintura bajo la docencia de Isidro Carnicero. se dedicó sobre todo a hacer copias de grandes pintores como Tiziano y Murillo. Los consiliarios eran los únicos que podían dirigir la Academia. 200-201. 282-283. contando además con el respaldo del monarca y. Goya y las mujeres. aunque la realidad era otra bien distinta. 133-137. esas mujeres. se cuentan quince mujeres. duquesa de Huéscar –a veces esta pintora aparece con el mismo nombre pero distinto apellido. Nombrada Directora Honoraria y académica de mérito en 1782. el total de Académicos durante esa época. Bazán y Arcos Meneses. Taurus. tras esa evaluación. independientemente de su labor en la gestión académica. viuda de cuarenta y un años. pues había 175 Académicos de Honor. Cit. 203 SMITH. Claude. Op. Theresa Ann. concurrir con un decente socorro a que tenga efecto la vocación de la pretendiente” BÉDAT. Posteriormente hubo académicas en las tres categorías. sólo treinta y tres de ellos. Op. también realizó dibujos y trabajó al pastel. Veinticuatro de ellas fueron socias de mérito y cuatro fueron nombradas Directores Honorarios. debiéndose mencionar que. que se les admitía como a verdaderas artistas. En el periodo de tiempo desde el año 1752 al 1808. Mariana de Silva Bazán y Sarmiento. nos muestran que hubo entre los años 1752 y 1808 más académicas de las que relaciona Bédat. aparece uno muy curioso de la académica supernumeraria nombrada en 1752. 208 Académicos de Mérito y 54 Supernumerarios. 202 81 . según expedientes existentes en la Academia. sin estar entre ellas la infanta doña María Isabel que se incluyó en 1802202. 2004. Hay varios casos donde se observan situaciones bastante a tener en cuenta. distinción esa que solamente se daba a los artistas de gran calidad. Teniendo en cuenta que algunos de ellos ocupaban más de una categoría. Págs. colaboraban en proyectos y ayudas para la mejora social de sus componentes o familiares vinculados a éstos.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX sería limitado. Natacha. eran juzgadas por una evaluación completa de su trabajo203. igual que en el resto de las academias europeas y tomar casi todas las decisiones relativas a ella. Mariana Urries y Pignatelli. para asegurarse de la certeza de lo pedido.

206 205 82 . pero cuya ejecución era floja. porque en este segundo aspecto hubo también muchas de ellas que se ganaron la admiración y el puesto por lo que realmente llegaron a trabajar. nombrada académica en 1761. Ya hemos reseñado que el motivo de aceptación de las nobles damas por la Academia. Como se puede apreciar. por parte de las mujeres artistas. de Historia del Arte. Fac.MENÚ SALIR Matilde Torres López concediéndole cuatro mil reales “con los requisitos necesarios. de suerte que se conviertan precisamente en ayuda del dote y gastos y no en otra cosa”205. Parada y otros autores. a las que elogia y entre las que se encuentran algunas mencionadas como: Mariana de Silva. nobles casi todas. Págs. reseñando que los cuadros que la Academia tenía de ellas. además de haber perdido casi todos los nombres de sus autoras y encontrándose mezclados entre un gran número de lienzos almacenados. Estrella. lo hacían presentando retratos o bodegones. parece que ninguna de ellas sobresalía y la atribución de los mismos es el problema con el que siempre nos encontramos. se han preguntado si realmente las académicas hicieron alguna aportación al arte. Madrid. era sobre todo por su nombre o título. Duquesa de Huescar. Cit. Op. 202-203. María Luisa Carranque y Bonavía. María Lucía Gilabert. pues la mayoría de ellas presentaban obra igual que sus compañeros varones. Universidad Complutense de Madrid. cosa que en verdad debieron más a su posición social. 514. en este caso. a su belleza y a las prácticas excesivamente galantes y corteses de la época. Isabel de Ezpeleta que fue académica de honor y de mérito en 1776 y Francisca Meléndez. no debiéndose olvidar su época y forma de pensar con respecto a las mujeres. Tomo II. a las que estaban vinculadas con el arte de una forma más social que laboral. El autor resalta sólo la buena labor de la pintora Ana María Teresa Mengs. tiene su explicación. relegándolas así a temas más específicos BÉDAT. tanto en dibujo como en colorido. pues sabemos que algunas clases. Marquesa de Estepa. el autor se fijó más en los aspectos externos de las académicas. El autor hace una larga lista de académicas. María Josefa Carón. poetisa y distinguida profesora. la Marquesa de Santa Cruz. Parada y Santín lo recoge así: “teniendo muchas de ellas el honor de ser admitidas como académicas. La mujer y la pintura en la España del siglo XIX. Se cree que esta pintora. Claude. Mujeres pintoras de Madrid: 1868-1910. miniaturista y pastelista cerró el siglo XVIII y que tras ella no hubo relevantes cambios en la primera mitad del siglo siguiente. Dep. no se les impartía. Claro que su opinión es bastante subjetiva. Pág. Pero a pesar de contar el Museo de la Academia de San Fernando con cuadros de esas mujeres. que realmente en la labor que ejercieron dentro de la creación artística. que al mérito de sus producciones”206. DE DIEGO. 1987. buena retratista. Mariana Urries y Pignatelli. Catherina Cherubini Preciado. estaban poco valorados. El motivo por el que todas las mujeres que intentaban su entrada en la Academia. de Geografía e Historia.

1750-1850”. que en todo momento se debía mostrar y que casi nunca era ni reconocido. Teresa y QUILES 207 83 . de artistas. Editorial Complutense. El despertar de una inquietud que poco a poco se iría instaurando y abriendo un espacio en la vida. SAURET. El caso es que tras estos ejemplos. entre otros muchos.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX y relativamente simples como eran: bodegones. Historia silenciada de la mujer. tanto compradores. La característica más importante en la centuria decimonónica y dentro del panorama artístico. en concreto la española y matizando algunas regiones. Págs. en 1819 se aparobaba CRUZ. iniciativa que fue lenta y en poca cantidad. como eran la oferta y la demanda. desarrollando sus aptitudes de buena esposa y madre207. la del capitalismo con sus fundamentos base. aunque no debemos olvidar que las academias impulsaban las exposiciones y convertirían al siglo XIX. Eva Mª. y en la que un amplio grupo de personajes entraron. en la práctica de la creación artística. Algunas reflexiones sobre la posición de la mujer en la elite madrileña. sino que era el resultado de mucho tiempo y un esfuerzo. no tuvo tantas posibilidades de apertura como se suponía y según la trayectoria del siglo anterior. Pero ante esos grandes cambios. “El modelo burgués femenino visto a través del Arte”. recalcándose que debía estar recogida en el ámbito del hogar. inundándose escuelas y academias. pues bajo los auspicios de la reina Isabel de Braganza. y dándole así unas posibilidades de “limitada” creación. pero sobre todo una salida en el aspecto laboral. miniaturas. El siglo XIX fue de vital importancia para la actividad artística de la mujer en la Academia. 1996. no fue fácil. ni gratuita. Cursos de verano del El Escorial. en el punto de partida de las pintoras burguesas. Por supuesto no podían presentar temas históricos y no porque no supieran dibujar la anatomía humana. “De cortejadas a ángeles del hogar. Tomo II. ni valorado. La mujer española desde la época medieval hasta la contemporánea. 135-160. simplemente. hemos de reconocer que la mujer. no se les enseñaba. fue la renovadora inclusión de la burguesía al mundo del arte. no estaba bien visto y como consecuencia de ello. pero ya fue un inicio208. Aunque el aprendizaje de la enseñanza artística entre las burguesas estaba en pleno auge. 208 RAMOS FRENDO. nos confirma que la introducción de la mujer en la Academia. como galeristas. pues suponemos que muchas de ellas lo harían. Actas del Congreso Luchas de género en la historia a través de la imagen. críticos y cómo no. flores y retratos. Madrid. Burguesía que entró con un gran impulso y que comenzó a desmontar el cerrado academicismo del siglo anterior. de un trabajo bien realizado y sobre todo de un talento. Todos formando parte del engranaje de la nueva mentalidad. Jesús. La mujer y su posición en la sociedad retrocedieron.

entre otros.). María Luisa Marchiori. Carmela Barrantes. Josefa Ascargorta y Rivera. Desde muy pequeña su padre la envió a aprender con el retratista Vicente López. nacida en Madrid en 1817. No debemos acabar estos apuntes sobre el papel de la mujer en la Academia. Amparo (Edit. autora de una miniatura realizada en marfil de San Sebastián atendido por Santa Irene. Pág. Fue nombrada académica de mérito en 1816. pintora que vivió en el siglo XIX212. 250-257. fue nombrada académica de honor en 1820 por realizar una Virgen en oración. María Micaela Nesbit. Op. Madrid. Isidro Nicolau. Cit.MENÚ SALIR Matilde Torres López la enseñanza de Dibujo y de Adorno para niñas y jóvenes209. 280. Op. como las dedicadas a personajes bíblicos211. Ha dejado numerosa producción de cuadros. (CEDMA). Clementina de Pizarro copió al pintor Guido Reni en Dos cabezas femeninas. a partir de entonces pudieron asistir a clases formales210. cuando tenía 20 años. consiguió el título de académica de mérito en 1818. fue nombrada por la Academia de San Carlos de Valencia. Natacha. Marquesa de Branchijorte. 14. Marian. Aunque se le recuerde siempre vinculada con Goya. copió un Retrato de caballero. 176. Noemí y L. Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. 84 . ella trabajó e hizo mucho más. Theresa Ann. destacan Romana López de San Román. 2000. dibujadas al pastel. original de Barocci. como para tenerla en cuenta a la hora de revisar e investigar a la mujer artista en la Historia del FAZ. Cit. Pág. Entre otras pintoras vinculadas a la Academia en la centuria decimonónica. En ese año y con el mismo título. Págs. inspirándose en la obra de Sassoferrato. Op. sin mencionar a María del Rosario Weiss. pintora inglesa. Cit. por hacer una copia del original de José de Madrazo. entre los que destacan los retratos de Isabel de Braganza. 209 ANUARIO 2000. 2002. el de la reina Margarita de Austria y el de Santa Teresa de Jesús. 212 SESEÑA. hija del secretario de Fernando VII. Págs. Carlota Laguna de Talamanca. fue académica de mérito y de honor en 1805. Málaga. Cabeza de un ángel. Una artista también de ese siglo fue Teresa Nicolau y Parody. Centro de Ediciones de la Diputación Provincial de Málaga. que realizó una pintura de San Francisco de Paula en oración. CAO. Marcela de Valencia. 210 SMITH. En 1838 la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Realizó obras de diferente temática. Edit. María Dolores Velasco y Saavedra. Servicio de Publicaciones. Pág. la nombró académica de honor y de mérito. Una de las académicas en esta centuria fue Bibiana Michel. Teresa Nicolau y Joaquina Serrano. 211 MARTÍNEZ DÍAZ. aún siendo muy joven consiguió varios premios en diversas exposiciones a las que llevó obra.F. 222-225.

Págs. Pág. pues encajan a la perfección con el tipo de obras copiadas por Rosario Weiss. ya que era fundamental el aprendizaje del estudio del natural.C. De vuelta a España en el año 1833. “La carrera de Rosario Weiss en España: A la búsqueda de un perfil”. algunos de los cuales atribuidos a Goya. asignatura que a ellas no les estaba permitida. PITA ANDRADE. hay una serie de lienzos sin firmar. En un inventario y tasación de cuadros. 216 DE LA MANO. La Atención. Madrid. copió a diferentes autores imitando el carácter y maneras peculiares de cada uno de ellos”214. Obra. Revista Descubrir el Arte. Las copias de los cuadros estaban ejecutadas a óleo y a lápiz. petición que no fue concedida hasta unos años más tarde. Madrid. Nº 3. 217 La obra presentada a la Academia por Rosario. José Manuel. C. La artista presentó a la Academia de Bellas Artes.286. algunas de sus composiciones. Págs. como docente. sueños. Parte del trabajo realizado por Álvarez Lopera. La artista pintó originales como: el Retrato de la familia Pita Pizarro. 1997. 214 213 85 . La mujer y la pintura del XIX español. nos encontramos con la trayectoria de Rosario Weiss en la península.. aunque con alguna dificultad a la hora de analizar su obra.. Págs. vida. 2001. 210. y no solamente como copista excelente que era.A. 309-313. incluida ella. Centro de Estudios Históricos. hubo de ser perfecta para su nombramiento como académica de mérito en la sección de Pintura de historia. Madrid. con la idea que la admitiesen como profesora de pintura. una Venus y una Diana. 1989. Cit. José.S. con obras como: Un modelo improvisado. José Manuel. pues como sabemos la mujer tenía serias dificultades para realizar las composiciones cuya temática era la historia. realizado por José Bueno. pues poco nos ha llegado hasta hoy. Ama de cría y Paisaje. sino también. es el que se cree realizado por Goya La lechera de Burdeos216. Nº 27. “Dos Goyas bajo sospecha”. Cuando Goya se exilió en Francia.I. Un reciente ejemplo de esa atribución de cuadros a la pintora. Estrella. publicado en Gaceta de Madrid. en su “Necrología de Doña Rosario Weiss”. en 1839 y un Ángel Custodio. profesor de Pintura y restaurador de la reina. La Mujer en el Arte Español. al poco tiempo marcharon con él la familia de Rosario. 66-68. En junio de 1840 se nombró académica de mérito en la sección de Pintura de Historia217. Otra faceta que se conoce de su trayectoria artística. Rosario subsistió gracias a las copias que realizaba en el Museo del Prado “sin más dirección que su propio talento y el examen escrupuloso de los originales. J. Se cree que tras la vuelta de Francia.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX Arte de nuestro país. pero realmente hay dudas de quien los pintó. Actas VIII Jornadas de Arte. es la litografía215. Sílex. Edit. 215 DE DIEGO. 44-51. lo recoge de RASCÓN. de 23 de septiembre de 1843. ÁLVAREZ LOPERA. que estuvo muy unida al pintor y de quien aprendió a dibujar213. Goya. Op. El Silencio.

El párrafo de Azcarate nos hace ver que. inspirándose en obras de artistas famosos o claramente son copias de las mismas. Clara Brunot. Concurren buen número de artistas y aficionados al arte de diversas clases sociales. El libro de la Academia. Págs. tuvo su máximo reconocimiento cuando la nombraron profesora de Dibujo de Isabel II y de su hermana. Cabe como explicación el hecho de que las mujeres no pudiesen concurrir a las clases y el título les permitía ejercer la enseñanza con niñas”219. casi desde sus inicios. no hay distinción de sexo. ofreciendo un fiel reflejo de los alicientes que ofrecía la Corporación. según se indica en las actas académicas.). José. se crean en el siglo XVIII los títulos de Académico de Honor y de Mérito. que se otorgan en virtud de los trabajos que se presentan. Madrid. 1991. Op. que es donde se supone debían aprender las técnicas para la futura creación. según palabras del Profesor Azcarate. Aunque predominan las mujeres. El 18 de enero de 1842. les estaba negada la asistencia a las clases. cuando ésta no tenía más remedio que 218 219 ÁLVAREZ LOPERA. 86 . Respecto a las obras ejecutadas por las académicas. para dar hermosura y delicadeza a las labores finas de su sexo. bien en un entorno laboral artístico y con algún familiar. El objetivo de la enseñanza consistía en conseguir que las hermanas aprendieran “lo que sea necesario para perfeccionar el sentido de la vista. se aprecia que la mayoría de ellas son de reducido tamaño. Pág.MENÚ SALIR Matilde Torres López A pesar de la corta carrera artística de Rosario. corroborándose que la mayoría tuvo que aprender por sus propios medios. tuvo el nombramiento de Maestra de Dibujo con el sueldo de 8. La artista murió el 31 de julio de 1843. Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. ni de condición social. también distinguir acertadamente en el mérito de las obras de arte”218. la infanta Luisa Fernanda. cuyas obras conserva esta Real Academia como testimonio de este encauzamiento de la educación. aunque hubiese un elevado número de mujeres artistas que iban por libre y con categoría de aficionadas. quién resume los rasgos de una actividad relacionada con el espíritu e ideas de la Ilustración: “En relación con la política académica de fomento de la educación estética de los ciudadanos. 321-322.000 reales. ya que solamente una supera el metro. cuando quieran ocuparse de ellas y. PITA ANDRADE. Cit. pero no en la Academia. 172. Anteriormente había ocupado ese puesto una profesora francesa. José Manuel (Coord. o bien mediante profesores particulares.

Natacha. Tras la lectura del texto. Esa situación venía arrastrándose desde tiempo atrás. 149-159. hemos de decir que no todas las académicas estuvieron dispuestas o preparadas para impartir la enseñanza artística. y finalmente prestando el encanto y vivificante influjo de la belleza que la mujer refleja en todo lo que rodea a la Academia de San Fernando” 220. hasta inicios del siglo XX y con la creación de las Escuelas de Artes Aplicadas o de Oficios. de Geografía e Historia. y aún seguiría por otros muchos años de prohibición a determinado aprendizaje. La mujer y la pintura en la España del siglo XIX. 3. y muy tímidamente. dando así un gran paso al progreso y ensanchando el horizonte de la instrucción de la mujer. con idea de introducir a la mujer en el ámbito artístico. 221 SESEÑA. incluyendo en su plan de estudios. Edit. 514. Mujeres pintoras de Madrid: 1868-1910. de Historia del Arte. las academias comenzaron a reforzar la labor de las primeras escuelas. nunca fue una enseñanza oficial. Pág. quién ingresó como segunda socia. Dpto. Estrella. pudiera ejercer como profesora. Taurus. Madrid. ayudando y compartiendo algunas con los artistas las penosas tareas del profesorado y haciendo extensiva la enseñanza de las bellas artes a las jóvenes. Pero el papel ejercido por las mujeres de la nobleza o de la alta sociedad que eran académicas y formaron la Junta de Damas de la Sociedad Matritense221. claro que. al año siguiente y tras fundarse la Junta de Damas en el año 1792. Goya y las mujeres.3. 220 87 . 1987. fue fundamental para la puesta en marcha y el empuje a la enseñanza artística destinada a la DE DIEGO. esa preparación nunca fue completa en las asignaturas impartidas a las jóvenes alumnas.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX admitir la evidencia de un trabajo bien realizado por parte de alguna de ellas. Madrid. le entregaba el título para que. si bien a partir de últimos del siglo XVIII y comienzos del XIX. Universidad Complutense de Madrid. asignaturas más acordes con su sexo. según deseo real y con carácter de excepción en la Real Sociedad de Amigos del País –Sociedad Matritense-. Págs. 2004. Tomo II. independientemente de no tener todas las asignaturas que debiera –igual al plan de estudios del varón-. fue nombrada presidenta. como luego se verá. según se aprecia en el siguiente párrafo: “Tampoco dejaron de tender sus blancas y aristocráticas manos a la enseñanza de la juventud. e incluso como se verá más adelante. la clase destinada a la mujer. Artistas no vinculadas a la Academia Otro campo para la mujer donde aplicar sus conocimientos. Entre estas mujeres se encontraban: la duquesa condesa de Benavente. fue la enseñanza. que era mejor visto por la sociedad. aún estando incluidas en las Escuelas de las Academias de Bellas Artes. Fac. quien quisiera.

(CEDMA). Escuela de Bellas Artes y Escuelas de Artes y Oficios”. como supervisora en la escuela de la parroquia de San Ginés. Para entrar en la Sociedad Matritense. pues debido a esos despilfarros se ocasionaba la ruina del país.MENÚ SALIR Matilde Torres López mujer. Esta mujer marcó pautas en la pedagogía. 2002. así como otros modelos DE AZCÁRATE RISTORI. Teresa y QUILES FAZ. Quórum Libros Editores. que serían elegidas de entre las académicas. especificando la necesidad de crear un centro educativo para las jóvenes. la industria y la beneficencia. hemos de remitirnos a los primeros años del mismo en Madrid. SAURET. Málaga. Edit. en Madrid. sobre todo a la textil223. Servicio de Publicaciones. Amparo (Edit. Luchas de género en la historia a través de la imagen. Tomo II. Centro de Ediciones de la Diputación Provincial de Málaga. 2002. Málaga. así y todo. La Junta de Damas que en sus inicios estuvo formada por catorce mujeres. para fomentar y realizar la enseñanza destinada a la mujer y que a su vez crearon las llamadas Escuelas Patrióticas. El propósito de dicha enseñanza era el estudio del Dibujo para aplicarlo a la industria. Isabel. Servicio de Publicaciones. 49-64. Amparo (Edit. se encontraba la gaditana María del Rosario Cepeda y Mayo222. para el nuevo centro. La Junta de Damas era el brazo ejecutor de la Sociedad Matritense (Sociedad de Amigos del País. Edit. en el año 1818. iniciativa a la que se sumaron las Escuelas Patrióticas. 15. Entre sus primeras socias en Madrid. “La mujer española en la educación artística del siglo XIX: Academia. Págs. Una niña Regidora Honoraria de la ciudad de Cádiz. También fue muy activa en la decisión tomada por el Rey. Ponencias y Comunicaciones. que algunas académicas con un grupo de alumnas más aventajadas. las aspirantes debían presentar una memoria. 224 ARIAS DE COSSÍO. También suponía que sería muy conveniente. “De ángel del hogar a librepensadora”. que sobresalieran en Dibujo. Con respecto a la docencia que impartían algunas de las académicas y la enseñanza artística destinada a las jóvenes en ese siglo. Franco opinaba que entre todas podrían formar un Centro de Dibujo e Industria fina.). concretamente en Madrid. Cádiz. María del Rosario fue propuesta expresamente por el Rey Carlos III. 47-48. Centro de ediciones de la Diputación Provincial de Málaga (CEDMA). tenía como objetivo la instrucción femenina. que posteriormente se instalarían en casi todas las provincias de la nación). Edit. escribir y contar. 2000. según reflexiones reales.). 222 88 . Con respecto al papel de las académicas. 223 POVEDANO MARRUGAT. siempre bajo las órdenes del rey y supervisado por una secretaria y vicesecretaria. Págs. tanto ella como el resto de componentes de la Junta de Damas sobre la elección de profesoras y que las asignaturas no fueran sólo de labores. diseñaran modelos de trajes de diversos países. la mujer no entró en la entidad hasta pasados doce años de la creación de la misma224. SAURET. que a su vez fueron creadas por las Sociedades Económicas de Amigos del País en 1776. pues además de ser considerada una de las mujeres más cultas de su época. Luchas de género en la Historia a través de la imagen. cuando Pedro Franco elaboró un informe sobre el tema de la educación artística de las niñas ligadas a la Real Junta de Caridad. Teresa y QUILES FAZ. sobre el vestido y el lujo que ostentaba la mujer en la sociedad. además de introducir importantes cambios. Elisa. Pág. ya que a partir de entonces a todas las alumnas se les enseñaría a leer. formaría parte del grupo de otras nobles damas con ideas de prestar y mejorar los servicios en la educación. Ana Mª. Tomo II.

y en caso de no tener conocimiento previo de dibujo. en marzo de 1818. Muy a tener en cuenta fue el establecimiento de horarios. Así que sólo se crearon dos escuelas de las cinco proyectadas. ya que no debía coincidir con la asistencia a clase de los jóvenes varones. La respuesta de Pedro Franco a Campones. Pero esa especie de academia de diseño no tuvo éxito. que en esa ocasión serían facilitados por la propia Academia y a partir de esos nuevos diseños las alumnas los dibujasen. se hacía mucho hincapié en que fuera la propia alumna la que eligiese lo que más le interesara o le pudiera convenir para su ocupación. Págs. pensaban que no se llenarían las escuelas por no ver claro el futuro donde ganarse un salario. (Cuatrocientas olvidadas y algunas más). como las niñas mayores. La condesa-duquesa de Benavente. pues creían que las nociones de Dibujo no les ayudarían en ello. que pasando el tiempo iban surgiendo otros nuevos y bastante frustrantes para el estudio de la mujer artista. se exigía que las alumnas supieran leer y escribir. el que trataba la asignatura de anatomía o del modelo natural. se sentaron las bases de los artículos originales de su estatuto. Ana Mª. Cuando comenzaron las clases en 1819. 183-185. Cit. Estrella. 18-19. 1987.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX clásicos. hemos de señalar que Mª Josefa de la Soledad Alonso Pimentel. pues tras varios estudios – concretamente el de Campomanes-. a la vez. Op. ya que en los DE DIEGO. Págs. La mujer y la pintura del XIX español. otro problema que surgió era la no aceptación en la escuela de la mujer casada. Edit. Condesa-Duquesa de Benavente. fue contestado con otro de Pedro Franco. se le guiaría en la elección. se había visto que tanto los padres. en el que se especificaba el deseo de independencia para la Junta de Damas. aduciéndose que eran indecentes para las jóvenes. siendo el primero de ellos. 226 ARIAS DE COSSÍO. que solicitaba que las escuelas de dibujo dependieran sólo de la Real Academia de las Nobles Artes y no de la Junta de Caridad. pero las circunstancias de algunas de ellas hicieron más flexible esa exigencia. la protección de la infanta doña María Francisca de Asís. Ensayos de Arte Cátedra. pues esas clases de dibujo no se llegaron a instaurar. En el primer año de funcionamiento de la escuela. Para que no quepa confusión. El informe negativo de Campomanes. En estudios anteriores. que sería asistida por las académicas de honor y mérito225. Madrid. Había como propuesta en el mismo documento. respecto a la independencia de las escuelas de dibujo. contrajo matrimonio con 225 89 . al referirse a que dependieran sólo de la Real Academia de las Nobles Artes. se refiere a la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. fue nombrada presidenta de la Junta de Damas en dos ocasiones y tuvo a la Condesa de Montijo como la mejor colaboradora para las actividades relacionadas con la Junta226.

desde Cataluña a Málaga. también hubo colectivos que se crearon a partir de la buena situación económica y aperturista. 229 RAMOS PALOMO. se seguía prohibiendo la clase del natural. que en el puramente artístico y en el que la mujer no salía de los esquemas del aprendizaje propio de su sexo. hasta su inclusión en la Escuela Especial de Pintura. paisajes y bodegones. bien por motivos de viudedad o de enfermedad de los cabeza de familia. Cit. Estudios sobre la mujer. siguiendo así a lo largo del siglo.).MENÚ SALIR Matilde Torres López impresos de matrícula del año 1826. 1996. Pág. Estudios sobre la mujer. enfocándolas más desde el punto de vista obrero industrial y artesanal. 72-74. independientemente que muchas de ellas se dedicaran a la literatura. Atenea. académica o no. sólo para jóvenes solteras. la escuela tuvo graves problemas que desembocarían en el cierre total de la misma. por lo que a veces la encontramos mencionada con el título de Condesa-duquesa de Benavente y otras veces con el de Duquesa de Osuna. 228 FREIXA. Desde la Revolución francesa al fin de siglo”. Prototipos e imágenes de la mujer en los siglos XIX y XX. vinculada a la enseñanza artística femenina en Madrid. quedando así las mujeres sin posibilidad de instrucción artística. poco a poco. encontrándose en la obligación de tener que esperar algunos años más. sin olvidar los religiosos. (Coord. Págs. Escultura y Grabado227. María Dolores. Como se aprecia en la creación de los nuevos artículos. Málaga. e incluyendo el de Cádiz y Huelva. “Las mujeres artistas. en muchas ocasiones lo hacían las jóvenes solteras para labrarse un porvenir. 227 DE DIEGO. Teresa. serían mujeres con cargas familiares las que debían trabajar para llevar a casa un salario o una ayuda económica. había muchos problemas y limitaciones. promovían y reivindicaban la emancipación de la mujer mediante la educación como elemento básico para el desarrollo personal229. Las sociedades con ideas liberales y de igualdad. Atenea. pero hemos de señalar que paralelamente y sobre todo en el litoral mediterráneo. ya que a la hora de salir a trabajar fuera del hogar. el campo profesional de la mujer se ampliaba. Como hemos visto en la trayectoria de esas primeras enseñanzas artísticas específicas para la mujer. 90 . entre los que se encontraban las asociaciones de mujeres laicas y librepensadoras. pero en otros casos. 189. Estrella. como eran las composiciones de pequeño tamaño y en cuya temática predominaban los retratos. se especificaba que estaba abierta. “La cultura societaria del feminismo librepensador en España (1895-1918)”. Mireia. En ese siglo. Limitación esa muy controvertida. a la vez que se impedía la enseñanza a las mujeres casadas. En la mediación de siglo. Limitándose de esa forma otra opción profesional a la mujer. el Duque de Osuna. SAURET. las artes o simplemente a cuidar de su hogar. a la vez que una salida digna a la situación económica y familiar. Hasta ahora sólo hemos tratado a la mujer ilustrada. aunque siempre dentro de unos parámetros. Universidad de Málaga. Historia del Arte y mujeres. en el año 1854. la política. Op. trabajando mayoritariamente en las manufacturas de artes industriales y la enseñanza228.

). 2002. Amparo y SAURET GUERRERO. (Coords. Teresa. Págs.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX QUILES FAZ. Edit. 75-88. 91 . Málaga. Servicio de Publicaciones de la Universidad de Málaga.

La enseñanza de la mujer en esa centuria. 2005. e independientemente de la escala social a la que pertenecía230. 92 . ya desde su infancia. Jesús A.MENÚ SALIR Matilde Torres López 4. estructura básica de la estabilidad social del siglo XIX. Raimundo Madrazo. Historia de España siglo XIX. 480. La educación que recibía la mujer. Ángel y Martínez. iba encaminada a hacer de ella una buena esposa y madre que ejerciera perfectamente su rol dentro del hogar. Pág.1. La educación artística de la mujer Lámina 17. pues era ella el pilar fundamental de la familia. LA EDUCACIÓN ARTÍSTICA DE LA MUJER EN EL SIGLO XIX EN ESPAÑA 4. Madrid. Ediciones Cátedra. no estuvo exenta de problemas debido sobre todo a los altibajos 230 BAHAMONDE. Autorretrato de jóven.

escribir. lo cual generó problemas en la formación artística de la mujer. vemos la dificultad de acceso que las jóvenes tenían para entrar a las academias. Servicio de Publicaciones. las asignaturas que se les impartía fueron limitadas. además de Francés que daba la nota al máximo de su preparación232. y como refinamiento algunas nociones de Geografía. Servicio de Publicaciones de la Universidad de Málaga. las clases de enseñanza artística destinada a ellas se fueron instaurando poco a poco.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX políticos. posteriormente se llevaría a la educanda a colegios privados fuera del país. tanto en las academias oficiales como en los centros privados. se quedaban más cerca de sus domicilios. Dicha educación era bastante limitada. aunque los buenos propósitos apenas si se cumplieron. la deficiencia del plan de estudios que se les aplicaba. aunque poco a poco y con la creación de centros específicos para la enseñanza de las jóvenes. “El modelo burgués femenino visto a través del arte”. (Edit. Estudios de la mujer. independientemente que luego siguiera o no con la actividad artística. Edit. Si bien. principios que se enseñarían en la propia casa. QUILES PAZ. Centro de Ediciones de la Diputación Provincial de Málaga.Tomo II. y si lo lograban. Edit. dependiendo de la posibilidad económica. Música y Dibujo. achacándose de ello a tres aspectos básicos como eran la mentalidad predominante. En clases altas la educación iba marcada por un fuerte contenido espiritual y moral. bordar y coser. vio una posibilidad de mejorar la situación a partir de la revolución de 1868. Centrándonos en la educación artística. Las primeras escuelas reconocidas oficialmente tenían el claro propósito de formar a las alumnas para la posterior inserción en las industrias artísticas. por lo tanto la enseñanza que recibía era de adorno y consistente en saber un poco de ciertas cosas: leer. Atenea. 2002. Amparo y SAURET GUERRERO. Eva Mª. Actas del Congreso Luchas de género en la historia a través de la imagen. el tipo de trabajo que realizaban y sobre todo la poca preparación cultural que tenían231. 2002.). Págs. Prototipos e imágenes de la mujer en los siglos XIX y XX. Málaga. Amparo y SAURET GUERRERO. 222-225. Ana María. que para su propia formación como persona. más que intelectual. Teresa. QUILES FAZ. 232 RAMOS FRENDO. 101-104. 231 93 .). pues se le preparaba más para un buen matrimonio. Málaga. (CEDMA). “Mujeres que miran al cambio de siglo”. ya que era el grupo social que mayores opciones tenía para insertarse en esa preparación. bien por la madre o por institutrices. Teresa. Págs. (Coord. cuando estaban creadas. ARIAS DE COSSÍO. Nos centramos en la mujer de clase media y alta para sacar los parámetros que analizamos en el aprendizaje artístico. adaptándolas siempre a su género.

Francisco J. Atenea. Pintura y otras técnicas. Es así como muchas mujeres aprendían las técnicas del Dibujo y de la Pintura. Universidad de Málaga. Teresa 233 94 . pasaban a utilizar la pintura y a copiar cuadros de flores y bodegones234. 78-80. con la ayuda de tratados y cartillas de dibujo233. era la copia de composiciones con objetos geométricos. bien en los domicilios de las jóvenes o en su propio taller. ya que es muy difícil encontrar dicha información en casos FREIXA. Historia social de los pintores del siglo XIX en Málaga. Niña dibujando. se tiene que recurrir a las listas de matrículas de las Escuelas de Bellas Artes y posteriormente a las Escuelas de Artes y Oficios y contrastarlas a su vez. Elisa. Málaga. Málaga. SAURET. 127. Para localizar a esos profesores que enseñaban o reforzaban los conocimientos de la mujer en Dibujo. El comienzo del aprendizaje de las jóvenes. Revista Pél i Ploma. composiciones que se iban dificultando según la experiencia adquirida. la impartían mayoritariamente profesores que trabajaban en centros oficiales. Actas del Congreso Luchas de género en la historia a través de la imagen. Otro camino era las clases particulares: esa enseñanza. Escuela de Bellas Artes y Escuelas de Artes y Oficios”.MENÚ SALIR Matilde Torres López Otras muchas jóvenes optaron por diferentes vías o canales de aprendizaje e incluso decidiendo aprender por ellas mismas. Universidad de Málaga. Tras el aprendizaje del dibujo y la composición. pero también a nivel privado. siendo la mayoría de las veces pintores no reconocidos. con las relaciones de las jóvenes inscritas en los catálogos de exposiciones. bien para perfeccionarse. “Las mujeres artistas. Estudios sobre la mujer. “La mujer española en la educación artística del siglo XIX: Academia. con el propósito de aprender asignaturas que les estaban limitadas o. Amparo y SAURET GUERRERO. en el segundo caso también lo hacían los varones. 235 POVEDANO MARRUGAT. Historia del Arte y mujeres. 1903. situación que nos lleva a pensar que la enseñanza académica en determinados momentos dejaba expectativas sin cumplir en el aprendizaje artístico. 1996. Luisa Vidal. (Coord. Edit. muchas de las alumnas Lámina 18. Pág. 1985. 234 PALOMO DÍAZ. Desde la Revolución francesa al fin de siglo”. y que sólo llenaban los profesores y centros privados235. Págs. de centros oficiales asistían a clases particulares. Tomo II. QUILES FAZ. En ocasiones. Muchos de los maestros debieron ser autónomos. Teresa.). Mireia.

Mientras la mujer siguió con ese tipo de instrucción artística. (Edit. Fac. Mujeres pintoras en Madrid: 1868-1910. Tipos y caracteres de la mujer. en menor cantidad. Univ. no solían enseñar a sus alumnas lo que ellos pintaban. y Adela Ginés quien daba clases en la Asociación para la enseñanza de la mujer. Aunque en menor cantidad. pero sobre todo. todo lo demás era pintar por “afición”. tanto en la técnica como en la historia del Arte. no todas tenían un alto nivel profesional. 2002. Adela Ginés. Edit. pues aunque muchas tenían nociones de Dibujo y Pintura. Complutense de Madrid. Centro de Ediciones de la Diputación Provincial de Málaga. Con respecto a Adela Ginés y Ortiz. en centros oficiales. era una labor que relativamente no estuvo mal vista en la sociedad. Casi siempre ejecutaban un arte realista. escenas cotidianas. realizó ilustraciones que acompañaban a sus escritos. es a través de los catálogos. según los cánones de la época. quedando sus expectativas casi reducidas a la actividad industrial. la mayoría de ellas no pudo crear determinadas composiciones. Ejemplo de las dificultades que tenía el colectivo femenino para practicar la docencia. porque la mujer en la mayoría de las ocasiones copiaba y tenía más facilidad a la hora de vender. más acorde a la enseñanza de la mujer. también hubo mujeres profesoras que impartían la asignatura de Dibujo y otras la de Pintura. 95 .). Tanto ese tipo de enseñanza. La mujer y la pintura en la España del siglo XIX. sí sus experiencias en temas de género. como la venta de sus obras. en cuyo caso destacaban los bodegones. ya que muchas de ellas exponían su obra en dichas muestras.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX particulares o aislados. 236 DE DIEGO. donde se adquiere mayor información de las artistas españolas. trabajo que se publicó en el año 1874 en el periódico La Iberia. Estrella. etc. Esas profesoras daban clase a otras mujeres. Pág. de Geografía e Historia. Al ser el siglo XIX el siglo de las exposiciones. Tomo II. Servicio de Publicaciones. a veces en clases particulares. de Historia del Arte. pudiéndose por tanto ganar la vida profesionalmente. Tomo I. Madrid. otras. Sin mbargo hay que señalar que la docencia impartida por la mujer podía ser más deficiente debido a que su formación estuvo más limitada. arrastrándose la situación generación tras generación. lo apreciamos en Florentina Decraene. sobre todo si se dedicaban a la temática de historia. 1987. retratos. Dpto. Según parece ilustró sus Apuntes para un Álbum del bello sexo. aunque no fueron las únicas pintoras que impartían clase de Dibujo236. Frecuentemente los profesores de reconocido prestigio. Pág. Málaga. 482-484. ni mostrarlas. 52. menos aún sacarlas al mercado. profesora en un centro oficial. ya que era lo que el futuro comprador demandaba. (CEDMA).

participando en diversas Exposiciones Nacionales. de ambos sexos. No obstante hay mucha información sobre profesores. 237 238 SEGUÍ COLLAR. En el ámbito andaluz. “Una mirada sobre sí mismas”. quién en 1832 presentó una solicitud a la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando para que le permitiesen “ejercer libremente su profesión”. acomodándose por ello a un trabajo más íntimo o recogido como era la enseñanza. 96 . RUDO. (Cuatrocientas olvidadas y algunas más). 200. Fundación La Caixa. hábil para la enseñanza del Dibujo hasta el Yeso239. 1987. aprobando a Rosalía Gerino a quien declaraban por unanimidad. 2001. Op. Marcy. En el documento se aprecia claramente el problema que suponía a una mujer. Madrid.MENÚ SALIR Matilde Torres López independientemente de escribir artículos cursó sus estudios en la Escuela Especial de Pintura. incluso más que algunos profesores varones. La mujer y la pintura del siglo XIX español. en ese siglo y bajo su mentalidad. en las secciones de Escultura. ser madre y artista. Estrella. bien porque era lo que a ellas les habían permitido aprender. pintora. bien porque estaba en los planes de estudios que debían seguir. Virginia. Pág. Por otra parte. La mayoría pertenecía a familias de pintores. De esas profesoras hay que decir que muchas contaron con un gran número de alumnas. aunque en el fondo sólo fuera lo que podían enseñar. Muchas de ellas provenían de la actividad artística. La Academia fijó los ejercicios para la habilitación de la enseñanza pública del Dibujo. una carrera artística a contracorriente”. dicha mujer ya había pedido anteriormente el certificado y se lo habían negado. Pintura y Grabado237. esas docentes enseñaban un tipo de arte denominado peyorativamente femenino. en ese caso concreto. pues tenía que trasladarse a Madrid para realizar los ejercicios obligatorios: “Como los cuidados domésticos de una madre de familia no la permitieron en aquella época separarse de ellos. Barcelona. que consistía en “dibujo hasta el yeso”. tuvo que suspender sus deseos de manifestar a este Real Cuerpo los escasos conocimientos de su aplicación. pues como es lógico. situación que tuvieron que cambiar a la hora de contraer matrimonio. Luisa Vidal. Ensayos de Arte Cátedra. Edit. Pág. Escultura y Grabado de Madrid. lo que les daba más prestigio o garantía para montar su propio taller de Dibujo o Pintura. lo que evitaba complicaciones por una parte. “Luisa Vidal. que impartían clases a un elevado número de jóvenes de sus respectivas localidades. 246-247. Cit. se veía mejor enviar a las hijas a formarse con otras mujeres238. 30. En el día más libre de aquellas atenciones ha venido a esta Capital sino a practicar los ejercicios que exigían”. Pág. 239 DE DIEGO. un caso interesante es el de la malagueña Rosalía Gerino.

Limitaciones en la formación Cuando hablamos de una estética femenina. en una nota relacionada con su muerte y la influencia que el mismo ejerció en la Escuela malagueña.. Así pues. Tras el fallecimiento del pintor. Emilio Ocón. según la profesora Serrano de Haro. y si eso no era posible. cuando la mujer crea. hemos encontrado a varias profesoras que. poniendo en duda el sistema patriarcal.. Esta carpeta está suelta.AM. ver que la obra realizada por la mujer es más intuitiva y que la del hombre es analítica. donde se cuestiona la neutralidad de la cultura predominante. 26. sus conocimientos artísticos.B. sino a su conveniencia . El arte de las mujeres no se diferencia en lo básico al del hombre. de la creación masculina. ni fecha. Hemos de decir que esos casos no eran extraños dentro del ámbito académico. fomentaban que sus hijos se hicieran docentes para seguir con las mismas asignaturas. Archivo Bellas Artes de Málaga. dirigida por el varón. Málaga. bien eran hijas o hermanas de los profesores. Esa visión de la estética femenina cuestiona muchas ideas ya desfasadas como. Málaga. al menos que ejercieran de docentes en centro241. 4. A. por ejemplo. se lee lo siguiente: “. así como las propias experiencias personales. hija del marinista y profesor de la Academia. una contra estética a los cánones. Pág. 1985. Lo cierto es que esa visión siempre ha estado regida. Edit. En las escuelas de dibujo. dando a la mujer una imagen de sí misma. pero sí en su aprendizaje. Emilia Ocón. sin numeración. 240 97 . Universidad de Málaga. no real. le ha estado limitado a todos los niveles. que por el hecho de ser mujer. Antecedentes sobre la Escuela de Bellas Artes. pues casi todas habían sido anteriormente alumnas de la clase destinada a la enseñanza artística de la mujer. Historia social de los pintores del siglo XIX en Málaga. lo hace con un doble sentido: el primero es una reacción a la creación masculina. pues los profesores de Bellas Artes.2. Francisco J. Carpeta. 241 PALOMO DÍAZ. siempre hemos de tener en cuenta las circunstancias. y en el que se desenvolvía libremente el varón. estaban muy vinculadas a ellos. sobre todo en las pertenecientes a las Academias de las provincias que estamos investigando. aparece como profesora particular. las limitaciones que durante toda la historia ha tenido la mujer artista.y en su propia hija Emilia que en la actualidad ejerce su magisterio pictórico con reverente recuerdo para su padre y maestro”240. o de otra forma.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX En el archivo de la Academia de Bellas Artes de San Telmo en Málaga. Vitrina 38.

dulce. sino también. por supuesto. Llegados a ese punto. era hacer bien un hombre o una mujer desnudos244. como escultóricas. Edit. claro que la creación artística siempre se ha tenido que amoldar a los cánones establecidos por la moral. pues que no pudiesen aprender dichas materias ya las descalificaba de antemano para hacer grandes composiciones. en toda representación artística de esa centuria. Mujeres en el Arte. Aunque dependiendo del período se haya trabajado más o menos el tema. mucho se ha escrito y se ha pintado. a la mentalidad imperante de cada época. obra que según los cánones y desde la perspectiva masculina. íntima. Joaquín Gil. 1982. Desde los clásicos griegos. El arte del desnudo. y eran tabú en el ámbito femenino. que el punto más importante para los artistas. 243 LUCIE-SMITH. 98 . que no sólo tenía dificultades para acceder a una educación completa. Esas asignaturas prohibidas a la mujer. eran Anatomía Pictórica y Colorido y Composición.MENÚ SALIR Matilde Torres López El otro sentido. Pág. Hay dos asignaturas clave que todo artista ha de conocer y practicar para aplicarlas a su trabajo. 98-112. siempre se le ha dado un gran valor a la anatomía humana. es ver la creación femenina como algo esencialista. ya que esa clase se consideraba indecorosa y atentaba contra la moral de las jóvenes. El desnudo en el Arte. esas dos asignaturas que la artista ha arrastrado negativamente casi hasta nuestros días. colores suaves y un sin fin de definiciones bastante estereotipadas que estancan y delimitan esa creación242. defendiendo grandes artistas. 2000. Amparo. nos encontramos con un grave problema a la hora de entender el papel de la mujer artista durante el siglo XIX. se observa como de formas redondas. como Cellini. le han afectado en su creación artística durante toda la historia. Barcelona. De esa asignatura se excluía a la mujer no solamente en nuestras academias y escuelas. sin posibilidad de evolución. 1932. Págs. 5. por lo que se percibe la obra creada por la mujer como muy detallista. Barcelona. Edward. dibujar la anatomía humana constituía la gran prueba para demostrar la destreza técnica de un artista. prohibidas para la mujer dentro de las academias y escuelas de arte. Sobre el tema de la anatomía pictórica. pues se ha excluido de la clase de Anatomía Pictórica. 97-105. No obstante. primero como aprendiz o alumno. Espejo y realidad. de la figura humana. para entrar en las 242 SERRANO DE HARO. que antes ha de aprenderlas. No obstante. Ediciones Poligrafía. Barcelona. posteriormente. en el resto de Europa y América y en períodos anteriores. 244 AGUILERA. Págs. el dibujo del desnudo constituía la base para la preparación académica y posteriores composiciones. Emiliano M. Edit. con ello se podía comprobar el avance que hacía en su profesión. cotidiana. tanto pictóricas. Plaza y Janés. como maestro243.

38-39. Lámina 19. Cit. la primera pintora presentó La bañista a la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1887 y 245 246 SERRANO DE HARO. Respecto a cuadros de desnudos. Ensayos de Arte Cátedra. Lo que suponemos es que la artista. pocas fueron las mujeres que se atrevieron a pintarlos. (Cuatrocientas olvidadas y algunas más). Op. 191-197. Págs. 99 . Madrid. quedando siempre atrás y limitándose a hacer lo que les dejaban: copias de los llamados temas “menores”. Es uno de los casos curiosos. Amparo. Sin título. 1987. donde las alumnas se pudieron matricular de esa asignatura. Luisa Vidal. ya que estuvo vedada para las mujeres hasta 1894. Cuando la pintora Adela Ginés recibió el primer premio en la historia de la Escuela Especial de Pintura. muy a finales del siglo XIX. La mujer y la pintura del XIX español. para optar a becas y premios. según los esquemas academicistas y sobre todo durante el siglo XIX 245. se le entregó un diploma de segunda categoría.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX academias. El problema de las clases de anatomía pictórica. Estrella. Escultura y Grabado de Madrid. DE DIEGO . por supuesto. destacando entre las que lo hicieron Margarita Arosa y Aurelia Navarro. tuvo que aprender dicha asignatura por diversos caues246. Pág. igual que otras. también se dio en España. ya que la matrícula de las alumnas en esa clase estaba prohibida. Edit.

apreciamos una composición equilibrada. Mujeres pintoras en Madrid: 1868-1910. Pág. ya que guarda el mismo esquema: de espaldas y recostado un desnudo de mujer. Desnudo de mujer. Diputación de Granada. proporciones del cuerpo humano.. Madrid. una clase de anatomía artística. y los diversos caracteres que presentan las 247 DE DIEGO. cuyo rostro se ve reflejado en un espejo. para que los alumnos adquieran los conocimientos necesarios de osteología y miología. Aurelia Navarro. sólo que anteriormente debían ser instruidas. La mujer y la pintura en la España del siglo XIX. con autorización superior. 100 . Estrella. 1908. de Historia del Arte. de Aurelia Navarro. lo encontramos en las actas de la Academia de Bellas Artes de Cádiz y con la creación de esta asignatura en el curso académico de 1852-53.. de Geografía e Historia.Ha creado.MENÚ SALIR Matilde Torres López la segunda mostró su cuadro titulado Desnudo en la misma Exposición de 1908247. así como de pincelada suelta y brillante colorido. cuya dirección se halla á cargo de un distinguido profesor de la Facultad de Ciencias médicas. Universidad Complutense de Madrid. cuyo antecedente podíamos encontrar en la Venus del espejo de Velázquez. Lámina 20. El discurso fue leído por el Gobernador de la Provincia Manuel Cano Manrique: “ . En el lienzo titulado Desnudo de mujer. Tomo II. Dpto. por supuesto sólo para varones. Ejemplo muy claro de la importancia de la clase de anatomía para la creación artística. Fac. de correcto dibujo y perspectiva. 482. 1987. Lo que nos demuestra que la mujer también sabía realizar composiciones pictóricas con ese tema.

C. pero así es el hecho y así debe consignarse: Aquí no ponen desnudo más que a las más modestas y deslavazadas. 250 DE DIEGO.. Atenea. de mayo de 1901. (Coord. La clase de desnudo. a la que le daba vergüenza y repulsión el sólo hecho de mirar un desnudo femenino. Pág. Librería y Litografía de la Revista Médica. El problema de un dibujo de desnudo y posterior composición de pintura histórica. sino por su aplicación. 249 SAURET GUERRERO. se ve por qué no hacían más desnudos en nuestro país: la falta de modelos. Libro de Actas de la sesión pública de la Academia de Bellas Artes de la Provincia de Cádiz. Cit. haciéndola insuperable o poco menos. y con bastante deficiencia. Málaga. Op. relegando a las mitológicas por fomentar los desnudos. que según se entiende eran las únicas que podían posar para el artista. Cádiz. Estrella. Parece mentira en tierra en que tanto abundan las mujeres hermosas. porque no eran buenos. Historia del Arte y mujeres. Esas palabras reflejan fielmente la situación y la exclusión de la mujer a todas las posibilidades artísticas. el 4 de diciembre de 1853. además acrecientan en España las dificultades. El artículo lo escribió un hombre. es que en España se hacían pocos desnudos. Pág. Imprenta. Edit. 1996. o por pudor249. se promovían las creaciones de temática religiosa. que estaban A. “Mujeres creadoras en la Edad Moderna”. sobre todo en determinadas épocas en las que la censura los limitaba. 7. Archivo Bellas Artes de Cádiz. en la que sólo se ve a la mujer como un elemento de adorno. SAURET. también causó muchas dificultades a los artistas varones.A. La razón es sencilla: hacer un buen desnudo es casi tan difícil como hacer un buen retrato (. Universidad de Málaga. 248 101 . ya que por supuesto ella no asistía a dicha clase. Aunque un importante grupo de artistas e intelectuales realizaban o encargaban composiciones con esa temática. El caso.B. aunque para hacer un buen trabajo debían tener un gran dominio de esa técnica. relativamente no lo tenían los pintores varones. 1853. pasivo.).MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX pasiones: estudios sin los cuales jamás podrán llegar á un grado de perfección las obras de los alumnos que se dedican á la pintura y escultura”248. no produce una impresión repulsiva y desagradable”250. Estudios sobre la mujer. Teresa. añadiéndose además la mentalidad de la época. por lo tanto está visto desde la perspectiva del varón. Pág.) La absoluta carencia de modelos. en una sociedad totalmente cerrada y reprimida. 50. Y es rara la que. sólo como modelo. no por su aprendizaje. cosa que no todos lograrían. al quedar y conforme nació. Como se aprecia en el escrito. refiriéndose a la Exposición Nacional de Bellas Artes: “El desnudo que tanto se cultiva en el extranjero. 284. así como saber hacerlos correctamente en la mayoría de los casos.. según un artículo del periódico La Época. Teresa. apenas si en España tiene devotos (me refiero a la práctica en la pintura). agravándose con la visión de mujeres de baja clase. La mujer y la pintura del XIX español.

copia de otra y una cabeza. con el deseo explícito. Paisaje”. Dibujo del Antiguo y Ropajes. pasaban a gabinetes particulares o a salas especiales de museos. del siglo XIX. José Mª. cuando se superaban las pruebas se podían matricular en las asignaturas anteriormente señaladas. Llegados a ese punto y según Emiliano Aguilera. Teresa. Los alumnos que soliciten el ingreso en cualquiera de estas clases deberán haber aprobado en esta Escuela las asignaturas siguientes: Teoría e Historia de las Bellas Artes. MARTÍNEZ JUSTICIA.por ser mujer (El Decreto Tridentino y la censura de la imagen de la mujer en el arte de la pintura)”. También hay una nota de Aviso para los exámenes de ingreso del curso 1888. Tomo I. respecto a la inclusión de la mujer en las mismas: “El ingreso en las clases de Dibujo del Natural y en la de Colorido y Composición será desde el próximo curso por oposición. por parte de la Iglesia y los moralistas “para que sirvieran de estudio a los discípulos de la Academia. (Edit.MENÚ SALIR Matilde Torres López cargadas a su vez. Anatomía Pictórica. hay que señalar que los desnudos forman parte intrínseca del Arte -por consiguiente de las propias Academias-. de gran riqueza simbólica. Por ello frecuentemente los lienzos con personajes desnudos. mientras que las jóvenes debían de llevar una certificación de haber obtenido premio en las Escuelas de Artes y Oficios. pues las que optaban a Pintura de Historia debían hacer un examen igual al de los AGUILERA. Emiliano M. donde el alumno que quería ingresar sólo debía pedir una solicitud al director del centro. más la de Dibujo y Modelado del Antiguo. nos muestra la problemática sobre las asignaturas antes mencionadas en la Escuela Especial de Pintura. Escultura y Grabado de Madrid. Cit. Servicio de 252 251 102 . Edit.). El siguiente texto de finales de la década de los ochenta. El examen para los alumnos era dibujar una figura del natural. Amparo y SAURET GUERRERO.. sólo que los prejuicios religiosos y morales han obstaculizado esas imágenes. para no tentar con la moralidad de la sociedad y herir la sensibilidad de los ciudadanos. Pág. era con la idea de trasladarlos a la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. perdiendo la Historia del Arte casi mil años de progreso251. Para las alumnas era otra cosa. Perspectiva. QUILES FAZ. que en un determinado momento se repintaron y si en alguna ocasión salían a la vista. Actas del Congreso Luchas de género en la Historia a través de la imagen. Op. 6. como tema fundamental para la creación artística.. “. Esos requisitos de antemano excluían a las jóvenes. Esa censura estuvo aplicada mayormente a la imagen de desnudos femeninos. donde no podían ser vistos. de examen e imitación a los profesores y de complacencia a los amantes de las Bellas Artes”252.

previamente elegido por el tribunal253. Edit. 2001. 255 RUDO. 103 . 254 VALDIVIESO. Fundación “La Caixa”. destacada en la temática costumbrista y de forma especial en el retrato. Una mujer entre los maestros del modernismo. Op. 191-192. asignatura que según ella era imprescindible para la práctica artística profesional. 25-26. como artista creando su propia obra. El cuadro realizado por Luisa Vidal. situación en la que ha estado la mayoría de las veces. Fue una artista profesional. pues al ser las clases mixtas. la mujer representada en el taller pintando. menos la de Anatomía Pictórica. nunca asistió a la escuela de la Academia de Bellas Artes de Barcelona. Centro de Ediciones de la Diputación de Málaga. para su ingreso no hacía falta examen por lo que entraban con facilidad. en cuyas aulas se impartían estudios exclusivamente femeninos. 2001. debían dibujar un paisaje. sino que está como sujeto. en la cual hay una modelo desnuda y una serie de alumnos dibujando o pintando. pintora. pensando que tal vez. Fundación “La Caixa”. Málaga. Llüisa Vidal. Las que se decidían por la asignatura de Paisaje y Perspectiva. Concretamente la Academia Julián de París. De la decena de escuelas y talleres que hubo en París. Llüisa Vidal. ya que vemos a la mujer no sólo como objeto. Barcelona. La mujer y la pintura del XIX español. y sin ningún contratiempo. Edit. fueron muy fructíferas en la segunda mitad del XIX. 667677. 253 DE DIEGO. Catálogo. Barcelona. se matriculó en las clases del natural de la Academia de Georges Humbert. (CEDMA). aunque no se tenga constancia explícita de su exclusión en la misma. artistas de ambos géneros realizaban ejercicios ante la misma modelo desnuda255. Cit. “De la afición a la profesionalización”. nos muestra el interior de una clase de anatomía. aunque no todos son masculinos. Aunque tuvo buenos profesores y aprendió en diversas academias con renombre. “Luisa Vidal. La catalana Luisa Vidal. En este lienzo se aprecia un paso decisivo. 144. Págs. Págs. 2001. Catálogo. pintora. ya que las otras eran las autorizadas. pues se aprecia en la parte izquierda de la composición a una joven que entre sus compañeros varones también está copiando a la modelo. sabemos que también estuvo relegada en la enseñanza artística de la mujer. En sus clases se encontraban gran variedad de alumnos de diversos países. Las academias privadas. también transgredió las reglas por las que se debían regir las mujeres artistas. director de los estudios femeninos de la Academia de Bellas Artes de esa capital. Una mujer entre los maestros del modernismo. Vivió entre los siglos XIX y XX y cuando lo creyó necesario viajó a París. la mitad era sólo para mujeres. sea la propia Luisa Vidal Respecto a la clase de Colorido y Composición. Págs.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX varones que les daba así opción a matricularse en las mismas asignaturas. En sus aulas aprendió la técnica del Dibujo al natural. Que las jóvenes no pudiesen asistir a la clase de Dibujo del Publicaciones. Pág. tuvo numerosos alumnos de amos sexos. donde además de sus clases de pintura en la Academia Julián254. Mercedes. una carrera artística a contracorriente”. Marcy. Estrella.

Elisa. se debe en parte. así como. según un artículo del año 1860: “El genio masculino no tiene nada que ver con el gusto femenino. Con esa escala de preferencias o de posibilidades. paisajes y sobre todo los bodegones y las flores. salvo excepciones. pero de la de Colorido y Composición no tiene ningún sentido. Dejemos que los hombres de genio alumbren grandes proyectos arquitectónicos. Actas del Congreso Luchas de género en la historia a través de la imagen. además de reconocer la imagen de la propia autora. 2005. En este caso no podemos hablar de aptitudes o de conocimientos. siendo igual de importante para realizar una actividad artística plena 256. autorretratos258. Málaga. Escuela de Bellas Artes y Escuelas de Artes y Oficios”. Servicio de Publicaciones. Cuatro ensayos sobre la pintura de naturalezas muertas. ha sido más facil su localización. por eso mismo. ya que sin esos conocimientos no se podía llegar a desarrollar la actividad pictórica. sino también de dificultades y de enseñanza sesgada. esos prodigios de elegancia y frescura que sólo pueden competir con la elegancia y la frescura de las propias mujeres”257. Norman. en la mayoría de los casos con los atributos de su profesión. la pintura de flores.). pues al no poder POVEDANO MARRUGAT. 258 El motivo por el que se ha elegido mayoritariamente el autorretrato para ilustrar la presente investigación. se ha pensado que en la actividad artística. realizando casi siempre escenas de interiores.MENÚ SALIR Matilde Torres López Natural. esculturas monumentales y formas pictóricas excelsas. o maternidades. el hombre ha realizado sus composiciones mediante el intelecto y el genio. 50. 2002. tiene una relativa explicación desde el punto de vista religioso y moral. sabemos que la gran mayoría tenía dificultades. 257 BRYSON. Como consecuencia. Tal vez se deba a que por ser una asignatura en la que se necesitaba una buena base de Dibujo de anatomía pictórica. fundamentalmente debido a su instrucción más limitada. como legitimación de su trabajo 256 104 . Dejemos que las mujeres se ocupen de esas clases de arte por las que siempre han sentido preferencia. Alianza Forma. Edit. (CEDMA). fuera excluida a priori. Ante esos comentarios se deduce que el repertorio fuera bastante limitado. “La mujer española en la educación artística del siglo XIX: Academia. Págs. la mujer de forma mecánica. En una palabra que los hombres se ocupen de todo lo que tiene que ver con el gran arte. Temas iconográficos Sobre las artistas y la temática elegida para sus composiciones. Edit. Amparo y SAURET GUERRERO. para realizar las grandes composiciones. QUILES FAZ. Madrid. Tomo II. Teresa. Centro de Ediciones de la Diputación Provincial de Málaga. a que éste era un tema recurrente entre las mujeres artistas pero también y. la mujer hizo sus composiciones artísticas. (Edit. 185. Pág. 4.3.

donándola sus creadores. las Academias del siglo XVIII relegaron ese género a último lugar de las categorías artísticas. tuvo que dejar relegados los temas de grandes composiciones para dedicarse a otros “más cotidianos”. Colección particular. pues por su escasa dificultad compositiva y el bajo coste material. por supuesto tras los temas bíblicos. panderetas o paletas de pintura -independientemente de los lienzos-. además de ser fundamental para el aprendizaje del color. mitológicos. 1909. Francisca Jaraba. además de pensar que no se necesitaba ningún esfuerzo intelectual para realizarlos. pues con los objetos destinados a plasmarlos sobre el lienzo o el papel. se aprendía a percibir y a copiar las luces y sombras. como una modalidad dentro de la pintura de género. Se aplicó en muchas obras de mediano o pequeño tamaño. ya que dichas premisas la aplicaban en las Academias para las grandes composiciones259. Lámina 21.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX llegar a un determinado nivel de aprendizaje. calificándoles de imagen decorativa y quedando su aplicación a la industria. de retratos y paisajes y hasta de las composiciones de animales. 259 Ibídem. en determinados momentos. considerándose a veces. Págs. fue éste un tema bastante recurrente entre los pintores. es porque figuraba como la expresión artística de nivel más bajo. Flores. Sin embargo en el siglo XIX. 181-182. 105 . para fines benéficos. en ocasiones se aplicaba a la decoración de abanicos. así como los volúmenes. más accesibles a sus posibilidades reales. A pesar de la importancia del bodegón. Si esta temática se creía apropiada para la mujer. como base de un aprendizaje o práctica para el pintor.

ya que la mayoría del pueblo no sabía leer. Estrella. la Iglesia enviaba mensajes a sus fieles. Francisco. se daba a conocer la doctrina católica. se puede apreciar en la Excma. VIII Jornadas en el arte español. para llegar a la ÁLVAREZ LOPERA. destaca el religioso. de forma directa y efectiva. Entre los temas iconográficos trabajados por la mujer. Trabajar los temas de grandes composiciones. Córdoba. José. “La carrera de Rosario Weiss en España: A la búsqueda de un perfil”.C. en muchas ocasiones. Madrid.MENÚ SALIR Matilde Torres López Excepcionalmente la mujer trataba los temas de historia y de mitología. La Iglesia utilizaba los programas iconográficos como propaganda. El cuadro titulado Desnudo de Aurelia Navarro. 319. era más complicado para el colectivo femenino. “Un inédito de los Caprichos”. ni la facilidad. 1997. La mujer y la pintura del siglo XIX español (cuatrocientas olvidadas y algunas más). que también presentó un Desnudo en la Exposición Nacional de 1908263. de Jesucristo y la vida de los Santos. que hacer ellas mismas de modelo para que otras pudiesen copiar su anatomía. Museo del Grabado Español Contemporáneo. Alpuerto. 258-260. pues no hay que olvidar que mediante la imagen. debiendo aprender de forma libre y teniendo. Actas del Congreso Internacional Goya 250 años después. Excma. 202. 1996. 260 106 . lo que nos lleva a corroborar que la mayoría de mujeres que trabajaban esa temática. La artista vivió y estudió en París. Marbella. discípula de Muñoz Lucena. la maternidad y la familia. Edit. por supuesto la virtud. C. 262 DE DIEGO. Págs. Así las representaciones religiosas se realizaban de forma más íntima y familiar. Pág. 1984. 21-36. Centro de Estudios Históricos. “Un siglo de pintura cordobesa. fue nombrada maestra de dibujo de Isabel II261. es más. y era ella la destinada de transmitir los cánones establecidos. y la granadina Aurelia Navarro. 1791-1891”. Catálogo. Edit. que sobre todo iba destinada a la propia mujer. por la Academia de Bellas Artes de San Fernando. Ensayos de Arte Cátedra. Pág. en la sección de Pintura de Historia260. S. una de ella era Margarita Arosa quién mostró un lienzo con este tema a la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1887262. 1987. Departamento de Historia del Arte “Diego Velásquez”.I. y mediante la iconografía de la Virgen –sobre todo-. ya que para dibujar y pintar desnudos no contaban con la formación. Diputación Provincial de Granada. La mujer en el arte español. ya que se ensalzaba la virginidad. éste se le permitía y potenciaba. Mercedes y ZUERAS TORRENS. Coordinadores. Madrid. académica de mérito en 1840. quién además de contar con una extensa trayectoria profesional. Págs. Edit. se formaron en esa capital a finales del siglo XIX. 261 GALLEGO. Así y todo sabemos que hubo algunas mujeres en nuestro país que pintaron y presentaron desnudos a exposiciones. 1746-1996. Diputación Provincial de Córdoba. Julián. Una de esas pintoras fue la citada Rosario Weiss. 263 VALVERDE CANDIL.S.A. pero siempre en muy escaso número.

Actas del Congreso Luchas de género en la Historia a través de la imagen. Isabel II y la reina madre. Mª Ángeles. 1989. Servicio de Publicaciones. Tomo I. destacando entre todo el plantel religioso. no hay que olvidar que el papel de esas mujeres siempre era el de esposa y el de madre y dando ejemplo de moralidad. hemos podido comprobar que las pintoras que tenían una experiencia considerable. otras en grandes lienzos. definiéndolo a finales de siglo como un “pintor de señoritas”266. entre otras. Centro de Ediciones de la Diputación de Málaga.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX sensibilidad y la emoción del espectador. 742-745. cuando hablamos de que era la mujer quien ejecutaba esas obras. También se utilizaba como modelo educativo destinado al colectivo femenino. Málaga. El autorretrato fue uno de los temas iconográficos más recurrentes a lo largo de la historia. Págs. Amparo y SAURET GUERRERO. Edit. copiaban con bastante frecuencia los cuadros religiosos de reconocidos maestros. El primero del que tenemos conocimiento por mediación de Plinio el Viejo. Otro autorretrato que se conoce como el CHERTA MANSÓ. Edit. quién copió su imagen ayudada por un espejo. Sevilla. a veces en pequeño tamaño. Págs. desde la época Moderna hasta bien entrado el siglo XX.195. 251. (Edit. Págs. de buena calidad y realizada por mujeres. Pág. 187. En el caso de los centros artísticos que estamos analizando en algunas provincias de Andalucía –incluso en el resto del país-. quienes habían realizado copias de Sagradas Familias y de Vírgenes del pintor sevillano. La catedral de Málaga. Servicio de Publicaciones. Málaga. María de los Santos. 264 107 . 733-735. que vivió en Roma. 267 SAURET.). Centro de Ediciones de la Diputación de Málaga. 2003. Era también el predilecto de las mujeres de la familia real como la reina María Cristina. “La imagen religiosa femenina en la educación de las mujeres vista por las propias artistas del Siglo de Oro en España”. Diputación Provincial de Sevilla. 165. 265 Ibídem. sobre todo el segundo quien fue mayoritariamente copiado. y en el museo catedralicio se encuentra una gran composición realizada por Ana de Urrutia. La nueva catedral de la ciudad. es el de una retratista del siglo I a. entre ellas destacan Judith. (CEDMA). 266 GARCÍA FELGUERA. Teresa. QUILES FAZ. Hay bastante información sobre las copias de Murillo realizadas por mujeres. cuenta con varios lienzos pintados por Victoria Martín de Campos. (CEDMA). el de las imágenes de Santa Isabel de Hungría y Santa Isabel de Portugal264. hubo mujeres que trabajaron la temática religiosa como Concepción Cuadra y Rafaela Roose. Edit. Esther y Abigail265. La Fortuna de Murillo. de C. y de las que hay varias obras en la catedral de la ciudad267. Excma. cuyo nombre era Jaia. La temática religiosa tiene una larga trayectoria y afianzamiento. Débora. a las heroínas del Antiguo Testamento. En Cádiz vemos ejemplos de las escasas obras que han llegado hasta hoy. También en Málaga. Teresa. 2001. La preferencia era por los grandes pintores del Barroco como Velázquez y Murillo.203 y 215.

Pág. Pág. Obra. quién entre sus pinturas ejecutó su autorretrato269. Cit. afortunadamente. tanto espacial como de formación artística. Mercedes. 36. como forma de autodefinición dentro del ámbito artístico y profesional en que se encontraban272. realizó un autorretrato. en una de las salas del Museo de Bellas Artes de Cádiz. vida y sueños. que se puede contemplar en el Museo de la ciudad270. Elisabeth Vigée-Lebrun. Fundación La Caixa. es el de una monja y se encuentra en un homiliario alemán de mediados del siglo XII268. Autorretrato. Una mujer entre los maestros del modernismo. pero la dificultad que hemos tenido para conseguir las imágenes. 134.MENÚ SALIR Matilde Torres López más antiguo. Catálogo. La mayoría de las pintoras que realizaron autorretratos. pues no olvidemos que la mayoría de pintoras con renombre lo practicaban. Instituto Catalán de la Mujer. 271 RUDO. Seminario Interdisciplinar Mujeres y Sociedad. ha hecho imposible que las mostremos en este trabajo. 270 De esta pintora. al tener que recurrir a lo más cercano. Gwen John y Frida Kalho. Victoria Martín del Campo. pintora. autorretratos. Mercedes. también hay obra localizada. “El autorretrato femenino”. 268 108 . por la limitación. 1899. 1989. En Cádiz durante el siglo XIX. Rosalba Carriera. profesional reconocida en su época. Edit. El tema tiene una doble perspectiva. y en todos incluye elementos de su profesión. Luisa Vidal. en el que se impartía gran diversidad de asignaturas. Op. se conservan y exponen varios lienzos. marquesa de Santa Cruz y académica de San Fernando. José Manuel. contemporáneas. entre ellos... en distintos lugares de la ciudad. como pinceles o su propio estudio271. Un caso mucho más cercano lo tenemos en Mariana Waldstein. Edit. sino también por crear un taller. Luisa Vidal. Marcy. Pág. una carrera artística a contracorriente. Sílex. VALDIVIESO. 97. Edit. de ella se conocen tres Lámina 22. Pág. paleta y pinceles. De otras pintoras gaditanas. “Luisa Vidal. Barcelona. Algunos de los ejemplos más reconocidos son: Sofonisba Anguissola. Goya. Barcelona. Pensar las diferencias. siendo las dos bastante coherentes: El autorretrato. lo plasmaban con sus atributos de pintora. el mencionado autorretrato. académica supernumeraria de la Academia de Bellas Artes de Cádiz. 2001. y el autorretrato como legitimación de su labor. 272 VALDIVIESO. no sólo por los encargos que realizaba. Llüisa Vidal. Universidad de Barcelona. 269 PITA ANDRADE. 1994. de su profesionalidad. Madrid. 101.

4. que limitaba su actividad. 287-289. Estrella. composiciones costumbristas y paisajes273. provenían de CÁNOVAS. Antonio. otra fuente por la que se podía conocer la vida y obra y los problemas e inquietudes de la mujer artista.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX Llegados a este punto. ya que entre las pintoras locales se encontraban otros lienzos de diversos temas como los retratos. Págs. en esos catálogos ha quedado registrada su labor. Edit. así como de su reconocimiento o crítica si la hubiese274. Hay que reconocer que independientemente de la preparación artística. el titulo. 1987. Técnicas y materiales La técnica utilizada por la mujer. siempre dentro del campo de la pintura.4. la técnica empleada e incluso algunos datos particulares de la autora. Edición facsímil de la impresa en Madrid en 1908. muy buenas profesionales tanto en la labor artística como en la docente. aunque como se ha mencionado. puede que no haya perdurado el cuadro. sobre la temática iconográfica realizada por la mujer. La mujer y la pintura del XIX español (Cuatrocientas olvidadas y algunas más). aunque algunas de ellas. intentando localizar lo más asequible a sus bolsillos para poder obtener los materiales. Real Academia de Bellas Artes de San Telmo. 273 109 . en la que se encuentran varias mujeres. Obra Socio Cultural de Unicaja. 274 DE DIEGO. Hoy por hoy. Madrid. su autor hace una relación de pintores locales del siglo XIX. En este libro. la existencia de las obras de esas mujeres pintoras se rastrean en los catálogos de las exposiciones en las que participaban. pintura de historia. Ensayos de Arte Cátedra. Apuntes para un diccionario de pintores malagueños del siglo XIX. marinas. Málaga 1996. ha sido variada dependiendo sobre todo de la economía y de la posibilidad de poder utilizarlas. en los cuales se detalla el tema elegido. Edi. eran sus escritos. incluso de exponer. destacando en este aspecto a Adela Ginés quién ilustraba sus escritos. autobiografías o cualquier otro medio de dejarnos sus experiencias sobre el papel. Esa forma de autoafirmarse. investigar y seguir una línea en la evolución de las pintoras. bastante poco. en la mayoría de los casos. en todos los tiempos. vemos que efectivamente uno de los temas más recurrentes era el de flores y bodegones. le seguía el factor económico. Ante la dificultad de encontrar y poder analizar los cuadros. las medidas. nos habría brindado un claro testimonio de primera mano sobre sus proyectos y dificultades. pero no eran los únicos. ya fuese mediante cartas. si así se puede llamar. pero afortunadamente. a la hora de crear. además de los religiosos. Pero pocas escribían.

Págs. (Coord. la mayoría de las veces optaban sólo por trabajar con el óleo. 277 Artista malagueña nacida en el año 1841. Luz. Teresa. así como unos conocimientos aceptables del material utilizado ya que esa modalidad estaba reservada casi exclusivamente a los hombres. observamos cómo las jóvenes comenzaban casi siempre. ya que se consideraba respetable y propia para las mujeres o directamente pasaban al óleo276. Málaga. “Las mujeres artistas. pues el problema es que pocas veces se encuentra la obra artística realizada por la mujer y menos cuando trabajaba con materiales más fáciles de deteriorarse. resaltando entre ellos la decoración y lacado de muebles.). de abanicos y marcos para cuadros. Mireia. Historia del arte y mujeres. elaborados con hojas de FREIXA.MENÚ SALIR Matilde Torres López talleres de manufacturas donde pintaban decorando objetos varios. Bélgica. “El arte es género ambiguo. Málaga. se debía tener un aprendizaje bastante bueno. 275 110 . actividad que se presentaba a exposiciones nacionales e internacionales. 71-72. Atenea. un claro ejemplo de este trabajo lo tenemos en Emilia Rebollo de Fort 277 . Teresa. esta constatación no suele ser fácil. pero de forma particular a la tapicería artística. en su propio domicilio para pasar luego a las academias. Otro tipo de composiciones eran los cuadros con elementos naturales. El grueso de su obra se centra en la década de los noventa del siglo XIX. SAURET. Egipto y Palestina. Estudios sobre la mujer. (Coord. también la decoración de espejos y la tapicería artística. después trabajaban con el pastel. Consideraciones metodológicas acerca de la historia del arte y las mujeres”. A lo largo de la investigación. Universidad de Málaga. como Málaga y Barcelona. bien en salas de exposición para su venta o en certámenes. Rusia. Mostró su obra por la que fue reconocida en diversas ciudades españolas. bien en madera. 1996. De todas formas. en los que predominaban cuernos de la abundancia y canastos de flores. en las que aprendían realizando composiciones a lápiz. es que cuando se veían con una categoría y una seguridad. Universidad de Málaga. Lo que sí es cierto. la acuarela que era la técnica más utilizada desde finales de la Edad Media y durante todo el XIX. aunque su mayor producción la enseñó en diversos países como: Francia. pero que en su tiempo contaban con la aprobación de la comunidad artística y muy importante siempre dentro de la labor que se suponía debía ejercer la mujer. SAURET. tela e incluso sobre marfil275. la decoración de lozas y textiles. 23-29.). 1996. Págs. Desde la revolución francesa al fin de siglo”. 276 DE ULIERTE VÁZQUEZ. En el siglo XIX también se trabajaba con otros materiales que hoy son menos conocidos. Atenea. Estudios sobre la mujer. a veces de dos o más colores. para mostrar sus composiciones. Historia del Arte y mujeres. se dedicó a la pintura y a composiciones artísticas con diversos materiales. suponiendo que para trabajar con éste último. también su obra cruzó el mar Atlántico para presentarla en la Exposición de Chicago.

4. El origen de las exposiciones estuvo en Francia. 2000. Pero las exposiciones a pesar de tener su auge durante el reinado isabelino. cueros teñidos e incluso semillas de legumbres. 195-196. Págs. Elena Goughi y Quilty. Concursos y exposiciones de Bellas Artes.A.5. Concretamente la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Actas VIII Jornadas de Arte. A. Dpto. María Ramona Palafox y Portocarrero.S. frutos secos. pues más de 55 mujeres llevaron sus obras a exposiciones públicas de la Academia.C. 279 GALICIA GANDULLA. Págs.B. pero no fue ese el único. Tomás. “Reconsiderando el papel de la mujer en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando”. Hemos de recordar la tradición pesquera y marítima arraigada desde la propia fundación de la ciudad gaditana. se conocen los trabajos de las académicas y su participación en la institución. Universidad de Málaga. Theresa Ann. observándose que frecuentemente las mujeres llevaron su obra a esos eventos. Madrid. El primer año presentaron sus cuadros siete mujeres281.C. se iniciaron mucho antes. Dorotea Michel. 280 SMITH. El motivo de las mismas. Los medios de promoción oficiales”. como es el caso de la clase específica para la mujer en la Escuela de Bellas Artes de Cádiz y la asignatura de Trabajos con conchas de nácar278. daba la facilidad de obtener dicho material para luego y tras un acondicionamiento comenzar a hacer labores artísticas con ellos. decidiendo abrir sus puertas durante dos semanas al año “para excitar el gusto y afición a las tres Bellas Artes y la estimación y concepto del instituto de la Academia”280. La Mujer en el Arte Español. Pág. concretamente en el año 1854. Luisa Sanz Cortes y Konock y Mariana Sabatini. en relación con la Academia de Bellas Artes y su misión de protección y mecenazgo hacia las artes279. Tampoco hemos olvidar que en zonas costeras se trabajaba con conchas marinas. 281 Entre las artistas que expusieron estaban: Ana María Mengs. comenzó en el otoño de 1793. C.E. “El mercado y la producción artística en la cultura finisecular. Las exposiciones nacionales de Bellas Artes en España. unido a la idea de promoción de una cultura concreta y de intercambios económicos relacionados con la labor artística. Centro de Estudios Históricos. se llegó a implantar una asignatura sobre tratamiento estético artístico de los mencionados materiales en un centro de enseñanza. Boletín de Arte. 1881 a 1891. Nácar. Nº 21. creándose asignaturas específicas para estos materiales.I. 278 111 . Curso 1886-87. 284. 1997.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX diversas especies de árboles y plantas. 358-364. era dar impulso al arte mediante una exposición pública y posterior entrega de premios. comenzaron en el reinado de Isabel II. Archivo Escuela Bellas Artes de Cádiz. Libro de Actas de la Escuela de Bellas Artes de Cádiz. Málaga. que al tener costa y mar abierto al Atlántico. La última asignatura de Objetos de Concha. A través de la documentación existente. Tan importante era que como vemos. no se impartía en todas las Escuelas de Bellas Artes. esas muestras oficiales fueron el centro de intereses de todo tipo. de Historia del Arte. Lista de examinados.

llevó sólo copias hasta 1837 y a partir del siguiente año las intercaló con los retratos realizados a lápiz. Federico Madrazo y Antonio María Esquivel. pero una académica que frecuentemente llevaba obra a las exposiciones de la Academia de San Fernando fue Rosario Weiss. 283 282 112 . Madrid. Pág. hasta 1808 con la interrupción a causa de la guerra. Muchas de ellas presentaron sus trabajos a las juntas de la Academia. con la diferencia. Actas VIII Jornadas de Arte. cuando empezaron las exposiciones. Op. Ventura Rodríguez. Entre ellos sólo aparecían cuatro SMITH. se hacía una breve reseña de los autores y de los actuales propietarios de sus trabajos. ÁLVAREZ LOPERA. hija del afamado escultor de Cámara Pedro Michel. C.MENÚ SALIR Matilde Torres López durante el periodo comprendido entre los años 1793. aparece incluida en la Sección de Pintura. En el año 1922. Debemos aclarar que no todas las mujeres que llevaban cuadros a las exposiciones públicas eran académicas. 284 Ibídem. quién mostró sus trabajos entre los años 1834 y 1842. Cit. como Francisco de Goya y el grabador de Cámara Antonio Salvador Carmona. deduciendo que si esas mujeres exponían sus trabajos junto a los grandes pintores. 310. elaborando un catálogo de la muestra. como es el caso de Dorotea Michel.I. Presentó en esas muestras dos pinturas originales como eran: El Ángel Custodio y el Retrato de la Familia de Pita Pizarro283. 284-286. artistas con renombre. Entre septiembre de 1837 y febrero de 1838. La artista era asidua en el Liceo Artístico y Literario de Madrid. José. En esa relación aparecen nombres de grandes artistas como: Juan Bautista Tiépolo. bastante conocidos en el mundo del arte. A esas exposiciones concurrían. tanto a nivel local como nacional. La Mujer en el Arte Español.S. Págs. Theresa Ann. en muchos casos de estar los cuadros en una sala aparte de la expuesta por sus homólogos varones282. Esto se verá en casi todas las exposiciones. para mostrar sus obras. es que estaban a la altura exigida. participando en las primeras exposiciones que el mismo convocó. “La carrera de Rosario Weiss en España: a la búsqueda de un perfil”. Págs. Centro de Estudios Históricos. 1997. en la primera “Lista de las Señoras Individuas del Liceo”284. eso sí. En dicho catálogo e independientemente de la introducción. realizó una exposición retrospectiva con el título de Exposición de dibujos originales 1750 a 1860. 318-319. la Sociedad Económica de Amigos del País de Madrid.C. Francisco de Goya y Lucientes. Francisco Sabatini. con la idea de que fueran corregidos y tener la opinión de los profesores.

supervisada por la Academia y la difusión. nacional e internacional. La mujer y la pintura del siglo XIX español. 165. (Cuatrocientas olvidadas y algunas más). Eloisa Garnelo. La Lámina 23. fue bastante propicio y a la vez fructífero en lo relativo a los concursos y sobre todo a las exposiciones. para lo cual estaba el sector privado como máximo representante. Estrella. Edit. Málaga. Ensayos de Arte Cátedra. Sociedad Económica de Amigos del País. en el ámbito local. Son interesantes los datos sobre la organización de exposiciones a nivel nacional en el año 1892. 58-66 y 138-142. en las que por supuesto. 287 SAURET GUERRERO. 1922. concretamente en la Exposición de Acuarelistas. Madrid. Exposición de dibujos originales 1750-1860.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX mujeres: Ana María Mengs. Teresa. 1987. Págs. Rosario Weiss. El siglo XIX en la pintura malagueña. que para ello contaba con las exposiciones287. Aimeé Thibault-Amada y Mariana Walstein285. Madrid. dando con esos nuevos instrumentos un aire de modernidad a su situación. El catálogo se encuentra en la biblioteca de la Academia de Bellas Artes de San Telmo. celebrada en Madrid en el año 1882 y en la que se expuso un cuadro realizado por la infanta Doña María Paz y un dibujo de la infanta Doña Eulalia286. en todas las ramas. que las exposiciones mostraban los productos para luego venderlos a una sociedad cada vez más abierta a lo nuevo y más pudiente económicamente. En esa centuria la creación artística era una actividad que se debía proteger y potenciar. 286 DE DIEGO. 83-85. Algunos miembros de la familia real mostraron su obra en esas exposiciones. a las que hemos citado anteriormente. sobre todo a las altas jerarquías. Pág. Sin duda el siglo XIX. pero además debía tener dos puntos fundamentales como eran: la calidad. Vendimiadoras Montillanas. Málaga. Esa obra es la que presentó para su ingreso en la Academia de Bellas Artes de San Fernando. Edit. 285 113 . burguesía necesitaba demostrar sus inventos y adelantos. 1987. Servicio de Publicaciones de la Universidad de Málaga. Por supuesto. Págs. eran Madrid y Barcelona las Catálogo.

así como de la lucha contra el arte tradicional. Independientemente que se mostraran cuadros realizados en lienzos o planchas de madera. artista desconocida hasta hace muy poco. Op. En la de 1900 se enviaron cuadros de Adela Ginés. 114 . ya que unos temas eran más solicitados que otros y a ellos debían atenerse. Fernanda Francés y María Luisa de la Riva. platos e incluso en instrumentos musicales. Fueron importantes esos encuentros para el arte. Córdoba. ajustándose a los temas más demandados. las ciudades se iban animando a participar. 78. Fernando. Pág. ya que a partir de las exposiciones internacionales y nacionales. así como subsistir gracias a los premios-. La mujer y la pintura del siglo XIX español. Josefa Teixedor y María Sáez de Tejada290.MENÚ SALIR Matilde Torres López ciudades que más frecuentemente convocaban esas muestras. eso sí. Los problemas se acrecentaban con la asistencia masiva de pintores. Ante tal competencia el artista que quería ser reconocido. Aunque no todo fue positivo con la instauración de las exposiciones. Málaga. Publicaciones del Excmo. 288 PEREZ MULET. Edit. Diputación de Almería y Servicio de Publicaciones. pues de esa forma podían mostrar su obra y darse a conocer en otras exposiciones de más categoría. Ayuntamiento de Cádiz y Monte de Piedad y Caja da Ahorros de Córdoba. Se presentaban a las locales y nacionales e incluso algunas eran llamadas a participar en las internacionales. 1983. Las pintoras también participaban en las exposiciones. además de organizarlas en las provincias289. En la Exposición Universal de París. También contamos con la documentación de Emilia Rebollo. Pág. 234 – 237. La pintura gaditana (1875-1931). panderetas. Si una manera de darse a conocer era participando en esos certámenes ya que adquirían el reconocimiento oficial ante la sociedad. Josefa. y el resto eran algunas provincias andaluzas como Sevilla. favorecidos por el reconocimiento de algunos de ellos a quienes se les hacía más encargos. también se presentaban paisajes y motivos florales en paletas de pintura. Cit. Págs. Instituciones culturales en el siglo XIX almeriense. 42. Universidad de Almería. la producción se veía limitada al reducir su liberad de expresión. intentando escapar de la comercialización del sistema. Granada y Cádiz288. ya que la propia prensa local y las revistas especializadas. más que en la temática iconográfica. en contraposición. se llevaron cuadros de Antonia Bañuelos. seguidas de Valencia. abanicos. Las muestras estimulaban a los artistas locales. María Luisa de la Riva. Almería 2001. aunque esas eran las artistas que más reconocimiento tenían en el país. que presentó su obra en tres continentes. pues una gran mayoría de artistas reaccionaron de forma contraria a los principios de las mismas. del año 1889. así como su crítica. aunque en número bastante reducido. 290 DE DIEGO. 289 MARTÍNEZ ROMERO. Instituto de Estudios Almerienses. debía aportar su originalidad. Edit. originalidad por lo tanto en la técnica. daban las noticias de esos actos. Estrella.

MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX Emilia Rebollo de Fort. El Cairo y Jerusalén. Muy interesante de esta autora. Emilia Rebollo. En el ámbito nacional. el transporte y el importe que debía pagar por participar en las diversas exposiciones. La información que tenemos de esta artista. Pág. en años posteriores se seguirían organizando otras292. como nacionales e internacionales. hasta el envío y presentación de la obra. pasando desde la primera información. en la Sala Parés. expuso en ciudades como: Madrid. Detalle cuadro con su firma. el seguro de las mismas. El Centauro Groc. concretamente en el año 1896 se celebró la Primera Exposición Femenina. 292 291 115 . hemos de mencionar que fue en Barcelona donde por primera vez se mostró una exposición de arte en la que sólo se presentaba obra realizada por mujeres. COLL. nos la han cedido sus descendientes. tanto locales. es la extensa documentación epistolar que tenemos. además de los premios obtenidos en las mismas. estamos trabajando para sacarla del olvido –como otras tantas. en la que apreciamos la gestión de sus exposiciones. En la de 1898. Diccionario de mujeres pintoras en la España del siglo XIX. sobre todo desde el punto de vista del expositor. Chicago. Edit. Málaga. artista malagueña cuya labor se centró en la pintura y la tapicería adornista decorativa. 65. además de notas donde vemos si alguno de sus cuadros tenía desperfectos por el transporte. Lámina 24. 2001. la cual ha llegado casi íntegra a nosotros. que en ese siglo era por vía marítima o carretera.en el que ha estado cerca de un siglo291. Barcelona. Es un buen material para conocer este proceso en el que apreciamos las tasas de envío de obras. Colección particular. Sobre esta artista y su obra. París. entre otras. Bruselas. Barcelona. Isabel. independientemente de su obra.

como encajar las críticas. Por supuesto que la mujer no podía librarse de las críticas. estuvo bien visto que las jóvenes tuvieran nociones artísticas.. Tan difícil era mostrar su trabajo. según los siguientes comentarios: “Maravillas Flores. por razones personales la mayoría de las veces.. de lo que posteriormente sería el análisis científico. La crítica de arte sobre estas artistas que hoy conocemos. pues se seguían aplicando los antiguos estereotipos.MENÚ SALIR Matilde Torres López presentó obra la pintora malagueña Laura García de Giner. ya que mostraba su obra en certámenes y exposiciones. Madrid. cuando hay una labor bien realizada por una mujer. 286-288. Samaran. Arte español. el caso es que se editaron revistas. 295 Ibídem. Pág. Cerramos este capítulo.. A partir de la segunda mitad del siglo y a nivel internacional.. pero la mayoría de las veces no recibía críticas constructivas. la crítica caricaturizada que se publicó en una progresista revista alemana.. conocedora del oficio y con una visión muy varonil de la pintura. en unas emisiones radiadas en el año 1952. III. en ese caso y concretamente. se comenzó a escribir en periódicos y revistas del siglo XIX.. recién estrenado el siglo XX. . quién mostró dos lienzos titulados El timbaler y Paisaje293. en el año1901. además de la comparación que se les hacía con las virtudes varoniles. sino considerándola como un elemento decorativo. Vol. no como a la expositora que mostraba un trabajo tras años de aprendizaje. Estos comentarios los hizo uno de los críticos de arte nacionales. La crítica de Arte.con las mejores virtudes del varón. teniendo su apogeo en el último cuarto del mismo. cuando una mujer realizaba bien su actividad artística. más informado y creíble de la época. Págs. Años 1950-1952. viendo incluso que. cada vez más dueña y segura de su oficio.6. sentaba las bases. Imp. aún había referencias que la marginaban a ella y a su obra. José. en la que se decía lo Ibídem.”295. 281-284. siempre se le adjudica –como máximo listón. aunque también por motivos profesionales. que facilitaba a la mujer su introducción en ese complejo y difícil mundo. Críticas radiadas en la emisora de Radio España de Madrid.” 294. Como vemos. libros y guías especializadas en el tema. el halago. era la crítica galante.. en la que se veía a la mujer. Eran catálogos críticos o comentados y esa gran cantidad de obras que trataba de arte. impropio de las delicadezas inaudibles de su exquisita sensibilidad. 1953. cosa lógica. viril y potente. 4. pasada la centuria analizada y hasta mediados de la siguiente.“Ana Tudela. PRADOS LÓPEZ. todo lo contrario y peor aún que eso. 294 293 116 . Págs. 109..

ni anular. el reflejo. las mujeres accedían al arte mediante un compañero varón297. Estudios sobre la mujer. 48. 136-156. eran perjudiciales para las expositoras. hermano o esposo. Pintoras internacionales en los confines del siglo XIX y XX”. sobre todo si nos adentramos en el tiempo. Málaga. la asimilación e influencia de ellos. situación que. era lógica. se le tribuía la firmeza o el talento viril. existen dos clases de pintoras: unas que quieren casarse y otras que tampoco tienen talento”296. Otro concepto utilizado durante toda la historia. “De la afición a la profesionalización. llegando a ser muy desagradables y recurriendo bastante a la simbología sexual. en ocasiones. Tanto las críticas negativas como los halagos excesivos. a quién Diego Rivera le definía como “la pintora más pintor” 298. Catálogo. ejemplo de ello. Atenea. pues frenaban el interés y el progreso de las mismas e incluso. ya fuera padre. el apoyo. Lo que sí es cierto y comprobamos con esas críticas. Edit. insertándolas en una colectividad. Lo cierto es que ante ese comentario. Edit.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX siguiente: “Mire. Teresa. la técnica. aunque según parece no VALDIVIESO. separación de roles y tal vez. Fundación “La Caixa”. eran las características más destacables en la crítica con relación a las pintoras españolas. pocas veces se individualizaba a la artista y a su labor. Historia del Arte y mujeres. en no pocas ocasiones. otra cosa era la crítica humorística. era pensar que siempre y tras ella estaba la enseñanza. Mercedes. además de propiciar. pero casi siempre se veía en la obra. 1996. cuando no la podían ridiculizar. Paternalismo. miedo a la competencia. “Mujeres creadoras en la Edad Moderna”. Pág. lo hacían generalizando. incluso la inspiración de un hombre. Las alabanzas con gran sentido de superioridad y el miedo a que alguna de esas mujeres pudiera desplazar a los pintores. La gran mayoría de los críticos españoles de fines del siglo XIX. es el de Frida Kalho. en la que sus autores se explayaban. 297 SAURET GUERRERO. Llüisa Vidal. pintora. Barcelona. Universidad de Málaga. por otra parte. asociadas siempre a un grupo que realizaba cierto tipo de pintura. es cuando se ha mostrado su trabajo y tras la demostración de superioridad a muchos de sus contemporáneos varones. 296 117 . Una mujer entre los maestros del modernismo. ya que casi siempre. entre otros. casi siempre estaban presentes. siempre con un sentido peyorativo. 2001. eran galantes al hablar de las mujeres en los periódicos o revistas. señorita. se debía ser muy fuerte para seguir adelante en el tortuoso camino de la creación artística. se veían casi obligadas a no presentar obra a los certámenes y exposiciones por temor a quedar ridiculizadas ante los comentarios de los críticos. es que cuando se hablaba de la mujer artista. Pág. Otra cuestión muy negativa para la artista en la crítica de su obra. la anulación de la artista y de su obra.

Algunos ejemplos de esas críticas con intenión negativa o despectiva las podemos leer en la prensa de la época. dibujo. E. ya que la producción masiva presentada en las exposiciones. en menos ocasiones y siempre velado por el consabido sentimiento paternalista. 299 DE DIEGO. dejaron de hacerla ya que pocas de ellas supieron defender su trabajo. la oportunidad. 76. siempre la han tenido detrás. Aprendiendo a pintar. también dejaba en la mayoría de los casos. Págs. 1897. Pero las que resistieron y lograron hacerse de un reconocimiento por su labor. 251-269. Madrid. mucho que desear. La mujer y la pintura del siglo XIX español (cuatrocientas olvidadas y algunas más). Frida Kahlo. En 1884 y con motivo de la celebración en 298 BARTRA MURIÁ. no debemos olvidar que las mujeres mostraban su obra incluso en exposiciones nacionales. por parte de los varones. Pág. el acceso y la invisibilidad están ligados al término censura y las mujeres. que en muchos casos refrenó mostrar la obra. Ensayos de Arte Cátedra. suponemos que cuando las pintoras presentaban sus composiciones debían tener una determinada calidad. pero teniendo muy claro que siempre estuvieron expuestas a los críticos y a sus comentarios. 118 . 2003. el control. bien sea en Lámina 25. que han luchado durante siglos para poder dar a conocer su obra. Además. Icaria Antrazyt. las podemos definir como luchadoras. Eli. pintura. ideología y arte. pues pasaba por unos criterios de selección que garantizaban la posterior muestra de las obras artísticas299. tal vez considerarlas con suerte. Barcelona. la plasmación de sus ideas. Hay que reconocer que también hubo ejemplos de crítica positiva hacia las mujeres artistas. escultura u otras técnicas. Mujer. Luisa Vidal.MENÚ SALIR Matilde Torres López había que temer mucho por esa competencia femenina en el siglo XIX. a las que también concurrían pintores varones que frecuentemente eran reconocidos por su trabajo. eso sí. Edit. La censura a su labor. por el hecho de ser del otro sexo. en este caso las artistas. 1987. de su buen hacer dentro del arte. de su técnica. La censura tiene un importante papel en la vida de las mujeres. El poder. e incluso.

1975.302. como ejemplo tomamos una realizada por el crítico de arte Raimon Casellas. mientras tanto. Carpeta Nº 4. escultura y arquitectura. levanta una rama en flor sobre la que juguetean dos mariposas. La misma autora presentó “Flores y Frutas”301. fina y delicada. la idea.. Salón Central. y sin que haya en ello asomos de galantería.. Y para acabar sólo con alguno de esos ejemplos. el periódico La época. Pág. Osorio recoge en su Galería biográfica a 710 artistas en el ámbito nacional. que. Cit.. se mostraron en distintos 300 119 . quién tomó el arte como profesión. así como el número de las obras expuestas y su localización. quién expuso un lienzo titulado Las Mariposas. 1884. Madrid. Una media figura de mujer (tamaño pusinesco) vestida a lo japonés. en el que había un plano con las salas de la exposición.. Y bien ha aprovechado sus lecciones: hay elegancia y distinción. La primera edición del libro se hizo en el año 1868. La crítica fue la siguiente: “No tardaremos en observar cuán alto raya en las frutas esta pintora. 302 A. en noviembre de 1898 y donde leemos: A. Caja Nº 267. también se le criticó en todas las exposiciones donde mostró su obra. presentó la obra Laurier rose. obteniendo la siguiente crítica: “Es de los muchos artistas hembras que en este certamen luchan sin temor a derrota con los artistas varones. frescura y fineza. que se apoya en un cojín azul de peluche.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX Madrid de la Exposición de Bellas Artes. leemos la crítica de un estudio de Cabeza que presentó en la misma exposición María Mendevile de Florez: “Pintura que nada tiene de afeminada. echemos una flor a esas flores”. A la pintora catalana Luisa Vidal.E. cuya garganta recuerda aquel busto maliciosamente titulado “Boutons de rose”.M.M. cuadro que tampoco se libró de los comentarios. Op. Exposiciones. lo mismo la interpretación”300. tanto de pintura. M Galería biográfica de artistas españoles del siglo XIX. La época. recogiendo datos posteriores hasta finales del 1883. Archivo Díaz Escovar de Málaga. Caja Nº 267.. celebrada en Madrid en el año 1884. Exposiciones. es agradable. Por supuesto. Ediciones Giner. Madrid. en no recuerdo qué salón de París expuso Chaplin. Los cuadros de las autoras que expusieron en la Exposición Nacional de Bellas Artes. suplemento extraordinario de la Exposición de Bellas Artes.E.. tras un amplio y profundo aprendizaje. que se publicó en La Vanguardia. aunque sencillísima. 301 OSSORIO BERNARD.D. que a ese evento también concurrieron pintoras como Margarita Arosa. el profesor de esta expositora. que por un verdadero trompe l´oeil (sigo usando el habla de la nativa pintora) se confunde por completo con el peluche real y efectivo del marco. lanzó un suplemento extraordinario. La pintora Emilia Menassade.D. soltura y gracia en esta linda cabeza. ni aún por el aspecto de la hermosa modelo. de los cuales 284 son mujeres. 442.

pues a mediados de esa centuria vemos en una crítica artística. se mostró en la sala H. otro de Emilia Menassade se expuso en la Sala G y el de María Mendevile de Florez. que se seguiría repitiendo hasta la saciedad. Tanto la crítica galante hacia la artista. fomentadas siempre por distintos cauces y desde diversos salones: los cuadros de Margarita Arosa y Emilia Menassade. La pintora Mariana López Cancio.”Pero basta que sea una mujer quien pinta para que se hable en seguida de pintura femenina.. sino pintura buena o mala. la libertad de procedimiento y la firmeza del dibujo.. Lo apreciamos en un artículo que Prados López.son otras tantas expresiones de feminidad y delicadeza en lo que a los temas se refiere.. se comenzó a incrementar la aportación de las artistas en exposiciones...) el retrato tan airoso y simple de factura. Barcelona 2001. pero sólo con ver esta muestra se observa lo antes mencionado. hizo sobre la obra de la pintora Mariana López Cancio: “.”No hay pintura femenina ni masculina.nos sorprende con numerosos progresos a cada nueva exposición (.. Fundación “La Caixa”. Ejemplos hay muchos. el empuje y la concepción amplia de un pintor que pintara muy bien”. en Madrid. pues pasados dos años. el comentario que durante tanto tiempo se esperaba. con ese desdén que tiene mucho de preocupación mortificante”. según se publicó en La Veu de Catalunya.. porque la tenemos por verdadero artista. a la Sala de Exposiciones Macarrón.. una carrera artística a contracorriente”. “Luisa Vidal. Claro que el prestigioso crítico no acabó ahí... el no diferenciar entre una pintura femenina o masculina.”304.MENÚ SALIR Matilde Torres López “Luisa Vidal –y la llamamos así. A partir de la segunda mitad de siglo. tan sugerente por el carácter y la expresión. el 18 de marzo de 1900: “La amplitud de pincelada. porque si hablamos de su técnica tendríamos que decir que tiene la fortaleza.”Esto de la feminidad en el arte no es cosa que deba atañer al sexo”. fueron argumentos que se trasladarían hasta bien entrado el siglo XX. 303 RUDO Marcy. que ya lo querrían para los días de fiesta muchísimos pintores retratistas del otro sexo”303.. Págs. la mayoría con temática de flores. en otra exposición. la galantería -aún reconociéndose el trabajo de las artistas-. 120 . Catálogo.. el único de su sexo que nos ha salido hasta ahora. 16-45. Una mujer entre los maestros del modernismo. hizo una crítica más consecuente con su mentalidad y a la que ya estamos acostumbrados. Llüisa Vidal pintora. como insertarlas siempre en grupo y no individualmente con su obra. presentó treinta cuadros. Edit. sino sólo apreciar la buena pintura. se colocaron en el Salón Central. aunque con matizaciones. tout court. que son condiciones características de su viril talento”.

En el recorrido por las provincias andaluzas que estamos realizando para indagar sobre la enseñanza y la actividad artística de la mujer. por supuesto. 114-115. ya que quien debía conservar esas manifestaciones femeninas desde el punto de vista artístico. 21. Madrid. 19. Arte español. Samaran. por pura afición y sin pensar que en esos trabajos hubiese algo más. No obstante y afortunadamente. 304 121 . 306 Ibídem. Nueva crítica feminista de arte. aportan poca información sobre el tema. tampoco sus Escuelas. en el mercado del arte y en las publicaciones bibliográficas. a los cambios. bajo la mentalidad burguesa y conservadora de una sociedad bastante cerrada a lo novedoso. en las galerías y museos tanto públicos como privados. no lo creía importante por su idiosincrasia. I. mucho se ha escrito y en realidad lo que creemos es que esa afición era pura limitación dentro de su campo de acción. que salvo monográficos. ha conseguido ser el regularizador de las valoraciones y críticas que cuestiona el arte creado por ellas. 305 DEEPWELL. desde diferentes enfoques.1950. Pág. proponiendo para ello impulsar el cambio desde dentro de los sistemas implantados305. concretamente a la situación de la mujer. Hay poco escrito y queda poco guardado. si queremos que la situación de las mujeres en el arte. Años 1946-1948. ofreciendo cada trabajo un testimonio sorprendente de las artistas y de su creatividad. Ediciones Cátedra. concretamente en los libros de Historia del Arte. Sobre la cuestión de la mujer “aficionada” a las artes. Vol. cambie realmente306. Págs. En ese caso hemos seguido la investigación de otras entidades PRADOS LÓPEZ. José. así como de su obra. hay que decir que todavía queda mucho más por hacer en las escuelas de arte. Katy. 1998. incluso de la educación. unas inquietudes y una aptitud o tal vez un genio. esas investigaciones están en vías de expansión y hay todavía bastante por hacer. Hay todavía una marcada diferencia en la forma que las revistas especializadas en arte se refieren a la obra creada por mujeres. Estrategias críticas. además de cómo se siguen representando en los libros de historia. encontramos que no en todas las capitales hubo Academia de Bellas Artes en la centuria decimonónica. Madrid.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX colectivos como los reivindicativos de mujeres que creían posible su inserción en los diferentes niveles del ámbito artístico. Si el arte creado por mujeres. Imp. Críticas radiadas en la emisora de Radio España de Madrid. dignos del mejor artista. donde su obra la creían hecha por puro aburrimiento. el no poder hacer mayores cosas debido a la falta de instrucción o a la tan temible censura. Pág.

abrirse camino en el mundo de las artes. económicos. y ahí es donde no hemos de sacarlas de su contexto ¿realmente eran conscientes de su situación? ¿querían salir de ella? o más simple aún. incluso dentro del mismo país y rigiéndose por la misma normativa. una gran mayoría. lo vemos desde otra época y desde otras circunstancias. y llegados a este punto. hay de ser cautos a la hora de analizar e incluso juzgar a la sociedad decimonónica. acuarela. la lucha por equiparar las asignaturas a las de sus compañeros varones. personales y un largo etc. la mujer nunca tuvo una enseñanza oficial hasta bien entrado el siglo XX. estando instaurada la Academia y su respectiva Escuela en algunas provincias. se llevasen a cabo o no. Y por supuesto. pero que generalmente tendemos a englobarlo todo. sólo haciendo lo que debían y sobre todo. para impartirles las clases de dibujo. sin más. bien mediante la asistencia de las alumnas a las clases de las academias de dibujo. siempre estuvo dentro del plan de estudios libres. cada centro tuvo sus propias características. relativamente. en la que hubo cantidad y diversidad de factores que influyeron: sociales. pero otras muchas. esa clase destinada a las jóvenes. incluso en el resto de países que contaban con Academias de Bellas Artes. que en muchos casos visitaban a las jóvenes a su propio domicilio. de mentalidad abierta. otras veces de libertad. pintura o en menor cantidad. lo que les dejaban. debiendo pensar que. al juzgarlo hoy. Por eso hemos de tener mucho cuidado al descontextualizar el papel de la mujer. así como la constatación de las dificultades y los progresos. seguían los esquemas establecidos quemando etapas en sus vidas.MENÚ SALIR Matilde Torres López que sí fomentaban y apoyaban dicha enseñanza. sin cuestionárselo. culturales. en la mayoría de las ocasiones estaba fomentada por mujeres con ideas de progreso cultural. por lo que no hemos encontrado casos iguales en las entidades analizadas. de iniciar una igualdad dentro del ámbito académico. en todo el territorio nacional. a los talleres particulares o por medio de los profesores. y el rol que la mujer tuvo que desarrollar dentro de esa mentalidad. pero apoyadas casi siempre por hombres cultos. pero sí una serie de aspectos comunes en todas como la creación e inclusión de la mujer en la clase de enseñanza artística. otras técnicas. por consiguiente. que veían y reconocían que con esa enseñanza la mujer podría tener mejor preparación y futuro en la actividad artística y profesional. reconociéndose también que todas esas propuestas.. efectivamente muchas mujeres rompieron esquemas y lograron. También hemos de aclarar que incluso. regionales. No obstante. 122 .

307 123 . Jesús A. Págs. Ediciones Cátedra. económicas. consecuencia de ello era su aislamiento respecto a otras capitales. BAHAMONDE. debido a que no contaba con las instalaciones requeridas309. Págs. de la revolución industrial y de la burguesía. 13-20. se tenía que ir al puerto a esperar el barco con destino a Cartagena.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX SEGUNDA PARTE Mujer y arte en Andalucía Antes de dar comienzo a este capítulo. que fueron muy profundos. Diputación Provincial de Almería. Pág. Cit. “La actuación en el casco antiguo de Almería durante el siglo XIX”. Las estructuras políticas. Madrid. 308 VILLANUEVA MUÑÓZ. Historia de España siglo XIX. seguir camino por tierra. Almería. pues aunque se encontrara incluido entre los trece puertos españoles que en 1778 se autorizaron para el libre comercio entre España y América. por una cortina de montañas que durante siglos fue casi infranqueable. nunca pudo aprovechar esa situación. que llegó en 1895 con la creación de la estación de Levante308 y para viajar a Madrid. 1981. jurídicas. sociales y culturales que habían estado inamovibles durante siglos. Instituto de Estudios Almerienses. debido al fenómeno bélico y sobre todo revolucionario. con unas actuaciones transgresoras y rotundas para la historia de España. Boletín Nº 1. Jesús A. Excma. aunque con matizaciones en las distintas provincias. Emilio Ángel. Op. Una asignatura pendiente que tuvo la ciudad fue la de su puerto –solucionado en la primera mitad del siglo XIX-. Ángel y MARTÍNEZ. 279. entraron en un constante proceso de crisis. 20-23. ya que fue cuando se comenzó el cambio desde el Antiguo al Nuevo Régimen. ni ferrocarril. La comunicación con las provincias era tan deficiente que en 1833 no tenía diligencia. Edit. 309 BAHAMONDE. por supuesto para Andalucía. 1. para desde allí.1. Historia y Sociedad Almería por sus características orográficas estaba separada del resto del país. ALMERÍA 1. Ángel y MARTÍNEZ. 2005. por consiguiente las consecuencias de todos esos factores afectaron al país307. en el que analizaremos las ocho provincias andaluzas en el siglo XIX. hemos de recordar que el siglo fue bastante convulsivo. Fue el siglo del liberalismo.

Boletín Nº 1. entre las que destacaban las fábricas de albayalde y de esparterías. pues en las décadas iniciales aparecieron las instalaciones industriales creadas para la exportación. “La actuación en el casco antiguo de Almería durante el siglo XIX”. Almería. aunque en ocasiones se tenía que importar debido a la insuficiencia del recolectado en la provincia. base de un comercio floreciente que quedó arrasado hacia 1860. agravándose la situación del campo con las inclemencias naturales como sequías. Instituto de Estudios Almerienses. producto que dio sus frutos hacia 1850.MENÚ SALIR Matilde Torres López El crecimiento económico almeriense comenzó a primeros del siglo XIX. Emilio Ángel. VILLANUEVA MUÑÓZ. 1981. que no afectaban sólo a la agricultura. casi a la mediación del siglo. Pero transcurridos esos años de penurias. Excma. beneficiándose por ello a su vez. 310 124 . una burguesía fuerte y con iniciativas comenzó a darle un nuevo ambiente de progreso a la ciudad. inundaciones o plagas. comenzó una lenta recuperación económica. el comercio y las exportaciones que se realizaban a países europeos y de ultramar. consecuencia de ello fue la gran producción y exportación de la uva. Pág. 271. expansión autóctona en sus inicios. la agricultura de subsistencia estaba basada en la producción de cereales. que llegó a su punto máximo en la segunda mitad de la centuria. además de afectar a otro producto fundamental como era el esparto. invirtiendo sobre todo en el desarrollo de la agricultura y de la minería. así como los terremotos y las epidemias que padeció la capital. pero a principios del siguiente se adecuaron las tierras para sembrar grandes extensiones de vides. a la explotación y posterior expansión de la minería del hierro que estuvo en manos de empresas extranjeras. dando paso en esa ocasión. Diputación Provincial de Almería. concretamente la especie denominada del barco de Ohanes. Desde finales del siglo anterior. Edit. También hubo un gran florecimiento en el cultivo de la naranja y su posterior comercialización. A partir de entonces. sino a la población en general. además de las fundiciones de plomo310. llevado a su máximo punto con la deforestación de los montes. En contrapartida productos autóctonos como la morera y el olivo no tenían salida. por lo tanto una mayor apertura en el ámbito social y cultural. llegando a su auge en la siguiente centuria. Pero la buena situación decayó en el último tercio. destacando entre los episodios negativos la invasión francesa en 1810. La economía estaba sujeta a todas esas crisis. en particular la tisis del año 1823 y el cólera morbo en 1834.

cambios que estaban encauzados en dos sentidos: hacia fuera. Edit. junto a otros factores. coincidiendo con el final del reinado de Isabel II. 1977. en la entrada del camino de la Vega y la del Socorro. La capital tenía cuatro parroquias y estaba totalmente amuralla. Edit. encontrándose entre ellos los provenientes de la desamortización311. Pág. el aumento de la población se debía sobre todo a la inmigración que llegaba del ámbito rural y que buscaba en la capital mejor nivel de vida. la ciudad tenía bien definidas las características del urbanismo moderno. el desarrollo económico y social. con la expansión de barrios periféricos y hacia el interior. reformada en el año 1837. En Almería como en el resto del país. Págs. La élite local surgida a primeros de siglo. la del Sol. 313 VILLANUEVA MUÑÓZ. jornaleros y la pequeña burguesía. gracias la explotación de los yacimientos mineros de las sierras cercanas de Gádor y Almagrera y al comercio. La vida de una ciudad.044 personas. además de la agricultura. al oeste que daba salida a la zona portuaria312. empleados y funcionarios y la gran mayoría 311 312 Ibídem. los edificios de más de una planta se construyeron en menor número y en ellos vivían las altas clases sociales de la ciudad313. En 1850 Almería tenía censadas a 8. La clase media estaba compuesta por los pequeños comerciantes. Almería siglo XIX. Pág. Fernando. Tomo I Urbanismo. y por consiguiente la escasez de viviendas. 1983. Almería. En concreto el urbanismo que. dicho cerramiento contaba con cuatro puertas: la de Purchena. hizo que se construyeran nuevos barrios aunque no los suficientes. El crecimiento del censo. particularmente con el derribo de parte de las murallas. pasada la segunda mitad se encontraba arraigada. Emilio Ángel. 1850-1899-. a través de la reutilización de espacios no edificados. realizó grandes proyectos de ampliación. 274. Urbanismo y Arquitectura en la Almería moderna (17801936).260 familias. viviendo las clases más humildes en chavolas e incluso en cuevas. 87-91. OCHOTORENA. Tomo II.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX Con la mejora económica se realizaron algunos cambios en el aspecto urbano. en contrapartida. la del Mar que estaba al final de la calle Real. Obra Cultural del Monte de Piedad y Caja de Ahorros de Almería. 13. que estaba compuesta por dos puertas. apoyado a su vez con un mayor crecimiento demográfico. Biblioteca de temas almerienses. El tipo de vivienda estaba definido por la escala social que la ocupaba: hay que decir que se construía mayoritariamente la casa de una planta. Hacia mediados del siglo XIX. tenía adornos sencillos y tres puertas. que habitaban los obreros. que daba más posibilidades a la expansión y a los prácticos ensanches realizados en otras capitales de provincias durante la segunda mitad de la centuria. Almería. también reformada en el año 1839. con un total de 33. 125 . la política marcaba.

Op. Era frecuente encontrar en la capital a gran cantidad de extranjeros. estuvo fuertemente marcado por el gran auge de la actividad minero metalúrgica en diversas provincias. sobre todo los morales y culturales316. concretamente a Argelia. 229. Jesús A. 173. como en lo más importante para ese momento. la describió un contemporáneo que visitó la ciudad en 1854. Pág. lo económico. Págs. son una especie de ladys sagarenas. Op. Diputación Provincial de Almería. tuvo a lo largo del siglo XIX uno de sus mayores momentos de esplendor. “Minería e industrialización en la Almería del siglo XIX: Explotación autóctona y colonización económica”. mientras que en la segunda. SÁNCHEZ PICÓN. En esos momentos. ya que significaba porvenir y progreso. Ángel y Martínez. por consecuencia de él. fundándose periódicos y celebrando exposiciones. las almerienses –del propio modo que las malagueñas y gaditanas-. reforzadas por sus puertos. Andrés. Excma. Con gran interés por parte de la sociedad. Cit. Cit. en particular ingleses y belgas que habían llegado a trabajar en el sector de la minería314. que desde el piso alto reinan sobre sus padres y maridos. todo lo inglés era manifiestamente imitable. debido a la actividad industrial y comercial que se realizaba en ellas. Emilio Ángel. hubo un progresivo incremento de capital proveniente de familias extranjeras315. tanto en lo social y cultural.MENÚ SALIR Matilde Torres López de la población la componían los jornaleros. Por lo tanto se transformó en una ciudad abierta a nuevas formas y costumbres en la que convivían vecinos autóctonos con los foráneos. Instituto de Estudios Almerienses. 316 Almería. realizando tertulias. 45-46. Boletín Nº 1. que a su vez introducían y enriquecían los ancestrales planteamientos.En cuanto a las hijas de esta ciudad diré que este andalucismo britanizado no puede ser más seductor y delicioso. Pág. Sobre la clase burguesa y con respecto a la mujer comentaba: “. afanados siempre en el escritorio del piso bajo. Un fiel retrato de esa situación. Almería. igual que otras ciudades andaluzas. quién definía la gran cultura que había en su sociedad. se abrió a la influencia extranjera. concretamente Cádiz y sobre todo Málaga. destacando dos etapas: la primera que estaba compuesta predominantemente por capital autóctono. que frecuentemente estaban en el paro. Pedro Antonio de Alarcón. De esa forma Almería.. BAHAMONDE. se desarrolló un ambiente cultural bastante activo. integrantes de la burguesía local. y que.. El proceso industrializador de la segunda mitad del siglo XIX en Andalucía. con la idea y sobre todo la necesidad de despertar de su letargo. Edit. sobreviviendo como podían e incluso llegando e emigrar un elevado número de ellos a otros países. igual que otras provincias andaluzas.” 317. 317 VILLANUEVA MUÑÓZ. 1981. además de referir las relaciones comerciales que Almería tenía con Inglaterra –igual que Cádiz y Málaga-. 315 314 126 .

“La Almería de Carmen de Burgos Seguí”. Ana. Promovió la edificación del convento e iglesia de la Compañía de María. creándose los edificios más vistosos de la ciudad como la estación de ferrocarril de 1893. No debemos olvidar que la provincia estaba cercada geográficamente. 4-6.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX así las clases media y alta. ya que ese metal ofrecía mayor resistencia y menor mano de obra. Granada. y también contó esta asociación con un grupo de mujeres entre sus socios321. 1. el Seminario de San Juan y las instalaciones de las Hermanas de los Desamparados. ya que era un reducido núcleo el que contaba con esa educación e instrucción. entre otros. 1995. Págs. Artículos aprobados del proyecto de estatutos de los años 1866. Diputación Provincial de Almería. la utilización del hierro. Almería 1866. No obstante y tras los anteriores comentarios es erróneo pensar que toda la población fuera culta. 319 BALLARÍN DOMINGO. Pilar. la Sociedad Económica de Amigos del País se instauró en la ciudad en 1816. Pág. Biblioteca Pública Francisco Villaespesa. debido sobre todo al proceso desamortizador y que afectó notablemente a la Iglesia-.P. 1981. Universidad de Granada. También hay que destacar en las nuevas construcciones del último cuarto de siglo. Imprenta Mariano Álvarez y Robles. Excma. Pág. Almería. Edit. por lo que la sociedad se mantuvo muy cerrada hasta esos momentos. Boletín de estudios almerienses. Destacan entre esas construcciones las fomentadas por el Obispo Orbera. las familias burguesas formaban una minoría. poco a poco se acomodaron al cambio318.F. ante el resto de la población analfabeta que podía llegar a un 90 %319. Provincial de Almería. otra construcción de 1894 fue el mercado central320. Edit. para ello se proyectaron edificios muy eclécticos. Ediciones Mediterráneo. 320 DÍAZ. Francisco. 187. 127 . 321 B. 29. quién promovió importantes obras que supusieron el renacimiento de la arquitectura religiosa -tras la depresión constructiva de las décadas centrales del siglo. que tenía la parte superior de hierro y cristal y a su vez combinaba con elementos ornamentales historicistas. la burguesía pretendía su legitimización volviendo a construir con estilos históricos. En los estatutos se recoge el papel de la mujer dentro de esa Sociedad: En la 5ª Sección se especifica que el grupo de mujeres socias estarían en la denominada Junta de Damas. Antonio y ROMERO GRANADOS. Situación general de la educación y la cultura El ambiente cultural almeriense quedó establecido en la segunda mitad del siglo XIX. Pág.V. La Escuela Normal de Maestros de Almería (siglo XIX). Fondos Sociedad Económica de Amigos del País de Almería. “Arte”.2. 141-158. Excma. 318 MARTÍNEZ MARÍN. 1987. A partir de la década de 1860-70. Almería. El arquitecto que dirigió estas obras fue Enrique López Rull. Dip. Igual que en el resto de las provincias andaluzas. con diversos lenguajes arquitectónicos. Madrid.

128 . que fue dejando con el paso del tiempo. a partir de cuando la Diputación Provincial aprobó la creación de una Escuela de Diibujo pública y gratuita. a partir del 1843. el Ateneo y el Círculo Literario de Almería fueron las tres entidades. para en el año 1893 dedicarse específicamente a funciones socio-culturales. Después de haber sorteado todas las dificultades para abrir la Escuela de Dibujo en la capital. la literatura. existió en la capital una Escuela de Dibujo. hay que decir que preferentemente participaban en recitales poéticos. a partir de 1848. El Liceo Artístico y Literario. pero también las hubo desde los primeros cuyos fines eran los de la beneficencia y los de ayudar con sus medios a la mejora y el progreso.MENÚ SALIR Matilde Torres López Datada desde el año 1838. También estaba la Diputación Arqueológica de la Provincia de Almería. En sus inicios se pretendía la distracción. Esas sociedades privadas tuvieron como objetivo cubrir el fomento de las artes. con el propósito de fomentar el desarrollo de la ilustración en la sociedad burguesa de la capital. así como a la educación e instrucción propias de su sexo. pero sin aplicación práctica. En la segunda etapa del Liceo. Hay constatación que en las primeras muestras pictóricas colectivas. Hay otro Proyecto de Estatutos del año 1892. varias mujeres presentaron obra. en ocasiones con canto. Con respecto al papel de la mujer en la entidad. fundada en el año 1886 por el poeta Antonio Ledesma. se intentó llegar a la instrucción. estaban las de Pintura. El Liceo Artístico y Literario se fundó con la iniciativa de los estudiantes del Colegio de Humanidades en el año 1843. Entre las materias que se trataban. en sus inicios tenía actividades mercantiles. Otra entidad fue el Casino. es una réplica del anteriormente mencionado de 1866. En los artículos del 21 al 24. Declamación y Música. obras de teatro o ejecutando partituras al piano. así como los nombramientos y derechos de las socias. Esas entidades las constituían miembros e incluso familias completas de la burguesía que se reunía en sus salones para compartir momentos de ocio y tertulias que abordaban temas actuales. fundado en 1840. la sección de Arte organizó una gran exposición de pintura. que en lo relativo al papel de la mujer dentro de la Sociedad Económica de Amigos del País de Almería. inaugurándose a primeros de abril de ese año. que tuvieron una relativa continuidad en el panorama cultural de la ciudad en la centuria decimonónica. aunque más tarde y observando el interés de sus socios. creada en 1857 y la Sociedad Literaria La Trastienda. se regula la admisión. además de destacar alguna escritora. las letras y las ciencias. que se sufragaba con los fondos recogidos de la contribución que los pueblos llevaban pagando desde hacía varios años.

y JIMÉNEZ RODRÍGUEZ. las socias de mérito tenían en común. Instituto de Estudios Almerienses. Fue este un centro cuya actividad. episodios históricos y retratos. Excma. sin embargo no se llegó a consolidar. hay pocos datos y según parece fue menos activa que la anterior. Excma. menor que otras de las trabajadas en esta investigación y concretamente en la mencionada entidad. 2001. El éxito de la exposición. Supuestamente la actividad del Liceo finalizó en la década de los años sesenta. industriales y políticos. Universidad de Almería. Ciencias Morales y Políticas. Se interrelacionaban entre las familias mediante matrimonios que a su vez creaban una red bastante fuerte y hermética a la que sólo podían acceder miembros de su mismo nivel social. todas ellas fueron creadas y fomentadas componiendo el núcleo de la entidad. hijas o hermanas. la política y uno bastante recurrente era la situación de la mujer en la sociedad324. con respecto a la de Bellas Artes. se creó en la capital. 324 Es curioso cómo en una pequeña capital de provincia. en particular las veladas musicales y literarias. Almería. Págs. 1993. en sus salones se debatían temas como la futura construcción de la red ferroviaria. como en los de las provincias investigadas y en instituciones privadas similares. Un impulso de la Ilustración en el siglo XIX”. Almería. que se había presentado en diversas capitales europeas.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX momentos. el matrimonio. como socias de mérito322. hizo que los organizadores ampliaran el número de obras expuestas. Hay que mencionar que el centro tuvo varias secciones en su organigrama: Ciencias Exactas Físicas y naturales. En los últimos años la entidad organizó una gran exposición de pinturas cuya temática fue mayoritariamente de composiciones de ruinas y monumentos. Págs. que en 1876 y retomando la esencia del antiguo Liceo. Letras Nº 11-12. Otra de las iniciativas de la entidad fue la convocatoria de los Juegos Florales. aunque hubo intentos de reactivar a la entidad con el nuevo nombre de Ateneo. coincidiendo con la feria de la MARTÍNEZ ROMERO. las ciencias. Posteriormente se fundó la Tertulia Científico Literaria. 222-223. antecedente del Ateneo. Edit. pero hay que reconocer que la más activa era la de Literatura. Josefa. reunió a lo más selecto de la provincia. la muestra fue muy elogiada por la prensa local de la época y por el gran número de visitantes323. Sonia C. 323 BORDES GARCÍA. “El Liceo Artístico y Literario de Almería. Diputación Provincial de Almería. se debatía con bastante frecuencia la situación 322 129 . Boletín del Instituto de Estudios Almerienses. Edit. 11-15. Francisco J. que todas pertenecían a la burguesía local y estaban emparentadas con los comerciantes. de las que eran esposas. cuyos fines eran los mismos que promovía la anterior entidad. Diputación de Almería y Servicio de Publicaciones. Tanto en el Liceo almeriense. Instituciones culturales en el siglo XIX almeriense. Bellas Artes y Literatura.

Op. Cit. escrito por Antonio Martínez Duimovich. Hay que decir sin embargo. Otro de Sixto Espinosa en el que fomentaba la emancipación femenina era “¿Cuáles deben ser la situación y los derechos de la mujer en la familia?” Trabajos realizados por diversos autores fueron “La capacidad jurídica de la mujer”. la posible integración de la mujer a la entidad. En sus páginas se podían leer artículos dedicados a la mujer y a su situación. la cultura. La fusión de ambas entidades. sí sabemos que con posterioridad y poco a poco se fueron integrando. igual que se hacía en otras provincias. Muy vinculada al Ateneo. que recogía los artículos escritos por miembros de la entidad y cuyos temas también eran muy variados y a los que se les daba una visión bastante científica y filosófica. La situación por la que pasaban y el interés de algunos de sus componentes. de la mujer desde distintas perspectivas como el matrimonio. echaban de menos la calidad de los temas tratados. Josefa. la emancipación y el derecho al voto entre otros temas. además del acceso por parte de los socios a la consulta de libros y revistas en su biblioteca. en la sesión inaugural de la entidad para el curso 1887-88. sino también que tomara parte en las otras secciones. 325 MARTÍNEZ ROMERO. queriendo fomentar las reuniones y tertulias compartidas con los escritores locales. que ante esos temas tan liberales y vanguardistas para la época. no hay constancia de que alguna mujer estuviese presente en los debates. no dio el resultado que se había previsto. “Apologistas del sexo femenino” y “La educación de la mujer”. no sólo a determinados actos como eran las veladas de música y fiestas. pues si antes apuntábamos que la mujer no participaba en los debates. se fundó en el año 1879 la Revista de Almería. ya que con sus aportaciones enriquecieran a la sociedad en general326.MENÚ SALIR Matilde Torres López ciudad. uno de ellos fue “La mujer ante sus detractores”. ni mucho menos que participase. Tras considerar la trayectoria y la labor realizada en el ambiente socio cultural de Almería. entre otros325. el secretario de la misma leyó el discurso en el que informaba. pues tenían menos intereses en las fiestas. decayendo y empeorando con el tiempo la actividad que realizaban. los llevó a la creación en 1891 del Círculo Literario. Págs. entre otros apartados. además de la promoción de certámenes y concursos artísticos y literarios. 130 . unión que enriqueció y facilitó la entrada de la mujer de forma muy activa. el Ateneo se fusionó en el año 1887 con el Centro Mercantil e Industrial. 34-42. Los socios del antiguo Ateneo. en el mes de agosto.

del siglo XIX. Págs. Ya desde su apertura tuvo un gran número de alumnos. 327 Ibídem. Págs. Entre esos jóvenes saldrían escritores. a la que asistieron y llevaron obra un elevado número de pintores y dibujantes locales. Braulia Cumella Molina. es más hubo bastante polémica por parte de los más conservadores. cuyo tema era “Flores y plantas”. El inmueble pasó a ser gestionado por el Ayuntamiento. según las disposiciones del Plan General de Estudios que trataba de sacar de la mala situación en que se encontraba el nivel de la enseñanza secundaria328. Al siguiente año se volvió a organizar otra muestra de pintura. Manuel Arnés. tuvo muy claros los objetivos que quería seguir. 55-56. entre ellos se encontraban: Santiago Capella. como el poeta Álvarez de Sotomayor. Dicho centro se creó en 1845 en el desamortizado Convento de Santo Domingo. intelectuales y dirigentes de la ciudad. por lo que hubo una selección para la entrada de socios. a dicho evento presentaron obra pintores y dibujantes. La instrucción de la capital se movía en torno al Instituto Provincial de Segunda Enseñanza. El Seminario Conciliar de San Indalecio. Igual ocurrió en la del año 1895. las hermanas María y Ana Orozco y Mercedes Pardo. Andrés Giuliani y Gaspar Molina. Urbanismo y Arquitectura en la Almería moderna (17801936). pero también hemos de apreciar que no todos pensaban igual.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX La nueva entidad. instalándose en él: primeramente el 326 131 . Junto a artistas consagrados también llevaron sus trabajos otros menos conocidos. hasta que en el año 1884 se incorporó al Estado. cantidad que aumentó en los siguientes cursos. Almería. 63-72. También existió Ibídem. En sus primeros momentos dependió de la Diputación Provincial. era otra de las instituciones de la ciudad. Emilio Ángel. con un total de 69 obras y entre los que se encontraban algunas mujeres. Págs. en que tampoco hay datos de pintoras327. 64-65. El convento de Santo Domingo fue uno de los cuatro desamortizados en la década de los años treinta. Las expositoras eran: Carmen Bocanegra. fundada en el siglo XV a petición y con el apoyo de Felipe III. Una de los primeros eventos fue la convocatoria de una exposición de pintura. cuyo origen era el Colegio de Humanidades de Santo Tomás. 328 VILLANUEVA MUÑÓZ. también pintores como Antonio Bedmar y José Díaz Molina y políticos entre los que destacaron Nicolás Salmerón y Alonso y Rafael María de Labra. así como reforzar los certámenes. además de compartir las veladas literarias y musicales. especialmente cuando se propuso el derecho de voto al colectivo femenino. Los profesores del centro realizaron una gran labor colaborando en la educación y proyección de la ciudad. en la cual no hay referencia a mujeres expositoras. Tomo I Urbanismo. Biblioteca de temas almerienses. 1983. heredera directa del original Ateneo. potenciando un espacio donde tuvieran encuentro los escritores y artistas. celebrada en el año 1892. Ese discurso fue una apertura a la mujer y al resto de la sociedad liberal. Edit.

Ejemplo de ello.A.M. 334 A. a partir de la Ley Moyano de 1857. Dicha petición le fue concedida. Edit. Legajo 360. quienes estaban muy mal pagados y la mayor de las veces realizaban su labor bajo condiciones nefastas. hubo en la capital una veintena de centros escolares. en el que seguramente ellas mismas impartían las clases. Colegio de Humanidades. una de las primeras creadas en el territorio nacional. De la misma escuela y profesora. que seguiría funcionando hasta el año 1927329. Documento 2. La profesora era Adelaida Becerra Pérez. así como colegios de segunda enseñanza integrados al Instituto de la capital. en la que vemos que hubo muchas docentes que impartían clases a niñas. Almería siglo XIX. (Archivo Municipal de Almería). La Escuela de Artes y Oficios se fundó en 1886. 1873. 188.M. 329 CAPARRÓS MASEGOSA. La maestra Adelaida Becerra Pérez impartía clases a las niñas. Según el autor. Almería. e incluso a adultas. De esa etapa surgió la definitiva Escuela Normal de Maestros.A. Legajo 360. que por supuesto afectaba a los profesores. Enseñanza. en la Escuela del Cabo de Gata del año 1873 333 A. y en 1902 la Academia de Bellas Artes. Pilar. Nº 7. Huercal de Almería 1880. Folio Nº 93. Obra Cultural del Monte de Piedad y Caja de Ahorros de Almería. tenemos constancia que en el curso escolar de 1882-83. además de un colegio de Señoritas 330 . Diputación Provincial de Almería. debido sobre todo a las instalaciones y la economía. 330 OCHOTORENA. Págs. Se instalaron también varios Institutos Libres en la provincia. Lola. de Cápito. 1850-1899-. Pág. La pintura almeriense durante la época de la Restauración: 18751931. 1987. Nº 1.MENÚ SALIR Matilde Torres López una primera Escuela Normal de Maestros que solo duró dos años. Maestros. es la profesora Isabel Álvarez Rueda. posteriormente el Instituto de Segunda Enseñanza y por último la Escuela de Artes y Oficios almeriense. Hemos trabajado con documentación relativa al personal. creándose a partir de la segunda mitad numerosas escuelas públicas. Edit. 331 BALLARÍN DOMINGO. Almería. gestionado por las Srtas.A. Registro de niños escolarizados. Apéndice Documental. en la que se establecía la instauración de una Escuela Normal de Maestros en cada provincia331. Granada. Págs. Apéndice Documental. desde el curso de 1846 a 1848. Nº 48. 132 . en el año 1888 existían en la ciudad varios colegios entre los que se encontraba el de Señoritas. 1977. y solicitaba en 1880 un permiso para seguir dando las clases a mujeres adultas333. La vida de una ciudad. Legajo 1228. Documento 1. Granada. No con pocas dificultades se mantuvo esa segunda creación de escuelas de enseñanza elemental. Excma. tanto en la capital como en la provincia. quién fue nombrada como maestra interina para dar clases a la niñas. Universidad de Granada. Edit. A mediados del siglo XIX en Almería e independientemente de lo antes reseñado. Universidad de Granada. 19-23.M. 332 A. Monografía Arte y Arqueología. Fernando. 32-38. en las escuelas de enseñanza elemental332. se llegaron a matricular 63 alumnas334. La Escuela Normal de Maestros de Almería (siglo XIX). 1997. Tomo II. Un ejemplo de profesora de primera enseñanza es el de la barriada de Huercal en Almería.

Sobre la necesidad de creación de centros escolares para niñas. también se pedía ropa para los alumnos pobres. Otro escrito nos muestra la labor de la profesora Adelaida Becerra. sabemos que solicitó a la Junta Local de 1ª Enseñanza que se agradeciese la gran labor realizada por la profesora. hacer un informe para estudiar la situación de la escolarización de los niños de la zona de la almadraba del Cabo de Gata. Apéndice Documental. Legajo 360. en el curso escolar de 1879 se matricularon 52 niñas. conocemos un escrito realizado por la profesora Angustias Campiña de Povedano del año 1882. Como es lógico tuvo que solicitar ayuda. anteriormente mencionada. ya que en un periodo de menos de cinco años. el número de alumnas matriculadas en la escuela se duplicó. así como la maestra Antonia Palomares. aduciendo que había pocos fondos para cubrir ese puesto. surgieron varios centros en la A.A. Legajo 360. 335 133 . solicitaban una escuela en la almadraba del Cabo de Gata. quién solicitó al Ayuntamiento que le asignasen una ayudante en su clase. Es curioso y muy a tener en cuenta. en la relación de alumnas. Apéndice Documental. Nº 62. a través de una visita realizada a lo largo del curso por parte del presbítero de la parroquia de la barriada de Huercal. La respuesta por parte de la Municipalidad.M. Documento 5. Nº 62. así como el nombre de los padres. Documento 3. de la escuela de niñas pobres del centro de la ciudad. hay un escrito fechado en 1896. No hay constancia de si le concedieron la auxiliar que solicitaba. de la capital y provincia. y la maestra tuvo que nombrar a Isabel Cerrada como auxiliar335. A finales de la centuria.M. Nº 62. 336 A. independientemente del nombre y apellidos. Solicitudes enviadas al Ayuntamiento para mejoras en las escuelas elementales. Legajo 360. informando además del mal estado en que se encontraban las niñas. Documento 4. Anteriormente contaba con la colaboración de una hermana. quién dejó el puesto sin aclarar la razón que lo motivaba. se refleja la edad. la profesión y el domicilio familiar.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX Siguiendo con la docencia femenina en los centros de enseñanza elemental de Almería y su provincia. promovidos por grupos políticos y obreros con idea de fomentar la cultura en las clases más desprotegidas. de entre 5 y 10 años. debido a la falta de escolarización de las mismas337. de la capital y provincia. En el curso escolar de 1883 había matriculadas 118 alumnas. Tras ese escrito el Ayuntamiento almeriense acordó en la Sesión 12 de octubre de 1896. Apéndice Documental.A. en el que un gran número de padres –cincuenta firmantes-. fue que le denegaban la petición. que de alguna forma también hubieran aprovechado la enseñanza en el colegio 337 A. De la escuela del distrito Centro dirigida por la docente Angustias Campiña.M. que cuando se solicitaban premios para los alumnos más aventajados. Solicitudes enviadas al Ayuntamiento para mejoras en las escuelas elementales. además de la petición de premios para los alumnos que hubiesen tenido mejores resultados336.A.

es con el propósito de escalar las posiciones de las primeras clases. Almería. cuya situación es harto lastimosa. Es el caso del autor local Antonio Atienza Medrano. el segundo está reservado a las clases privilegiadas...”339. 20-21. 339 ATIENZA MEDRANO. es superficial y fragmentaria: he aquí sus dos capitales defectos. Almería.. Págs. Con el primero hemos conseguido que la mujer adquiera un mucho de frivolidad al paso que un nada de circunspección: con el segundo. Según el autor y refiriéndose a la educación de la mujer española comentaba lo siguiente: “. Págs. que con su libro Notas críticas para la formación de un plan de educación de la mujer. MARTÍNEZ ROMERO.: ó para el trabajo mecánico exclusivo que fatiga y agobia. nos muestra el estado cultural en que se encontraba la mujer almeriense en esa centuria. salvas rarísimas excepciones.. la mujer no haga sino buscar medios para deslumbrar engalanándose.el examen de esa educación nos llevará como por la mano a conocer el estado lamentable de nuestra querida compatriota.. reseñando datos muy curiosos y a tener en cuenta. 132-135. Instituciones culturales en el siglo XIX almeriense. admitían la situación en la que estaban. La educación que hasta el día se recibe por todos y especialmente por la mujer. hay que decir que aunque la gran mayoría.. En otro párrafo dice: “A dos se pueden reducir las especies de educación que se da a la mujer en España. 2001. Diputación de Almería y Servicio de Publicaciones. en los que también se impartían clases a las que acudían obreros. por bien de la propia sociedad. ó para la ostentación. Universidad de Almería.. otros muchos ciudadanos no compartían la misma opinión. Instituto de Estudios Almerienses. Notas críticas para la formación de un plan de educación de la mujer. escrito en 1871. ni concertar el cumplimiento de los fines a que integran su misión en el mundo. hijos de una época y de su mentalidad. y la llamada clase media. si es cierto que procura educar á la mujer para el trabajo.. Edit. 1871. Josefa. fomentando debates y poniendo de manifiesto que dicho rol debía cambiar.Las clases menos acomodadas. En esas aulas mayoritariamente se enseñaba a escribir y leer338. Imprenta Cristóbal López Vela. superar su ostentación y corromperse al cabo. la hemos hecho que viva en un perpetuo estado de duda. Y no es extraño de aquí que. si es que tenían opción a alguna enseñanza. Antonio. sin saber como armonizar sus deberes.. Sobre la educación recibida por las mujeres en esta provincia. 338 134 . siguen casi por necesidad el primer camino. para ver la mentalidad y los fines con que se le educaba.MENÚ SALIR Matilde Torres López capital.

341. y en realidad ha progresado muy poco. y fuera empeño vano pretenderlo. Atienza Medrano apuesta por una educación para la mujer donde todas las ramas del saber tengan cabida.Antes de educar esas clases. pero con mayor razón en España..Las unas y las otras aristocracias –mal llamadas talesy los miembros todos.. y hacemos todavía alardes de caridad evangélica. es estudiar la mujer de nuestro siglo: veamos su educación en España. cuando les arrojamos desdeñosamente las migajas de nuestro festín.. desde la ciencia a las humanidades. que llevan a la jóvenes en su gran mayoría a prepararse casi exclusivamente para un fin: el matrimonio y 135 . no han sido hasta ahora más afortunadas..para que sus conocimientos formen un bello y ordenado 340 341 Ibídem.... Como vemos el autor. diferenciándolos entre sí y apartando por motivos claros. ni las aristocráticas de la fortuna. forman una especie de sociedad de seguros contra las reformas y contra el progreso. Hace hincapié en la clase media que según él.Artísticamente presume la mujer que ha adelantado mucho. contestamos á sus lamentos. pasando por la religión de forma reflexiva y meditada.. Siguiendo con su texto leemos lo siguiente: “Estudiar la mujer de la clase media..MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX Nada hemos de decir sobre la educación que reciben las clases desheredadas.. con un ligero signo de compasión.En casi todas las naciones sucede. es preciso colocarlas en condiciones para que esto sea posible. ni otra profesión. Págs. además no olvida la instrucción artística de las mismas. así como la preparación para insertarse en el campo laboral. 25-28. que la mujer se educa para el matrimonio y sólo para el matrimonio. Tampoco deben llamar por ahora nuestra atención ni las aristocráticas de la sangre. el sol les amanece trabajando y les sorprende la noche rendidos de fatiga: carecen de los medios indispensables para subsistir y sobrellevan una vida de privaciones y miseria. pero a la altura –y no siempre. sin antes mejorar sus intereses económicos... como apreciamos en el siguiente párrafo: “. Ibídem. tanto a la burguesía como a la clase obrera. En las artes mecánicas se reduce toda su educación al arte de la aguja. Págs. porque es cosa corriente el pensar que no tiene otro porvenir.340. ni más medios de vida que el casamiento.. 21-24.. En las artes llamadas liberales por unos. enemigos declarados del progreso y de las injusticias. que las componen. es la base de la sociedad y en la que analiza su situación. centrándose en la educación que reciben y culpando de ello a la religión y a la moral vigente. bellas y nobles por otros. Mientras este estado de abyección no desaparezca ¿qué se puede exigir de la mujer educada en su seno? . realiza una crítica del estado de la mujer en los diversos grupos sociales.de las necesidades más apremiantes de la casa.

La mujer y su labor –si es que podía realizarla-. etc. siempre estuvo en un espacio diáfano. llegando a la conclusión –a diferencia de ellas-. Círculo de Lectores. indagar sus leyes. apreciable en algunos de sus párrafos.. el instrumento músico. importa no descuidar su educación artística. y dar después reglas prácticas fundadas en aquellos principios y adecuados al género de manifestaciones estéticas á que lleve la vocación de cada uno. así las llamadas artes liberales especialmente saldrán de la postración en que al presente yacen. Carmen. la piedra. 64-66. Si para todos es esto de capital importancia. la subida de escala social. dejará de ser cuestión de adorno. Así esta facultad será atendida como merece y no relegada como se encuentra hoy su educación.las divinas concepciones de la imaginación y los matices todos del sentimiento. estudiar la actividad total del espíritu y la voluntad como fuerza de producción para toda obra. 1. Págs. Afortunadamente siempre hubo excepciones. en este caso fue el escritor Atienza Medrano. 40.. nos llama la atención que en una capital de provincias se revisase el tema. Edit... lo es mucho más para la mujer. También hace referencia a los progresos obtenidos por la mujer en el campo de las artes. el autor sigue teniendo las secuelas de la mentalidad de su época. quién cuestionó la enseñanza y las posibilidades laborales en sus contemporáneas. La Escuela de Dibujo En la ciudad e independientemente de los estudios particulares de pintores que se dedicaban a la enseñanza artística.”343. 343 COURGEON Sophie y POSADAS. se contó con la Escuela de Dibujo fundada en 1838. Barcelona 2004. por la trascendencia que tiene en la cultura de sus delicados sentimientos342. dándole agilidad y aptitud para informar en la naturaleza y por sus medios –el lienzo. 342 Ibídem.. A la sombra de Lilith. sin concreción..la Ciencia también por su parte esclarece las leyes de la actividad para la producción artística en bellas obras. pensara y publicara que la mujer no estaba destinada a hacer grandes trabajos materiales. que aún es muy poco el avance realizado. Por desgracia ese pensamiento era el predominante e independientemente de la escala social o cultural. cuando a mediados de siglo y en el ámbito internacional un filósofo reconocido como Schopenhauer.. No obstante.MENÚ SALIR Matilde Torres López organismo y sistema lo mismo que toda su vida en la riqueza de sus diversos fines. Aunque avanzado en sus planteamientos y analizando el estado de la mujer y la educación que se impartía a la misma. para convertirse en elemento esencial educador del espíritu. Pág. pues eran como niñas grandes “una especie de estado intermedio entre el niño y el hombre.3. por supuesto que a niveles inferiores que los realizados por los varones.La educación en este punto debe limitarse á reconocer las fuentes vivas de la inspiración de lo bello. incluso cruzaba fronteras. 136 .

o con un periodo de formación a los que tenían posibilidades de costearlo. 1997. así como un presupuesto para realizar mejoras en el local donde se encontraba. 42. en centros artísticos especializados de Madrid. intentaron dejar de aportar la contribución de sus pueblos. 1983. Biblioteca de temas almerienses. que optaban por los estudios artísticos.M. 137 . la Reina Gobernadora de la solicitud de V. Como director del centro.M. debiendo cesar los pueblos que antes pertenecían a la Provincia de Granada y ahora a la de Almería de contribuir para la Escuela de Dibujo de aquella” 345. Almería y Málaga fueron provincias dependientes de Granada. Almería. para lo que creó un reglamento que gestionara su política interna. Tomo I. se ha servido conceder a V. La Escuela de Dibujo.S. Tomo I Urbanismo. controlando el buen funcionamiento de la misma. Universidad de Granada. que en la década de los treinta. 345 GÓMEZ ROMÁN. la aprobación que solicita. Ana María. se leía lo siguiente: “Entendida S. De los primeros años de su funcionamiento quedan pocos datos destacables. si no contaban con medios económicos. Dpto. Almería lo consiguió mediante Real Orden del 6 de agosto de 1835. Granada. sobre todo económicos. de Historia del Arte. En 1843 la Diputación almeriense asumió todas las competencias relacionadas con la Escuela. y la adquisición de objetos y dibujos originales para sus clases. En 1833-34 Almería se convirtió en capital de Provincia. coleccionismo y encargo (siglos XVIII y XIX).S. a la vez que se obtenían buenos resultados del alumnado y de la aplicación de sus planes de estudios. parece ser la creada a partir de la supresión de la contribución que los pueblos de la provincia debían enviar como arbitrios a la Escuela de Granada. Pág. con sus servicios y e instituciones administrativas independientes para gestionarse como tal.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX que fue la primera institución responsable de la preparación de los jóvenes. Emilio Ángel. 313-314. Ese fue el primer centro de enseñanza artística que tuvo Almería. Manuel Berruezo. El fomento de las artes en Granada: Mecenazgo. En la comunicación enviada al gobernador civil de la ciudad. A consecuencia de ello se solicitó un local 344 VILLANUEVA MUÑÓZ. carrera que completaban los más avanzados. aunque el número de alumnos matriculados fue ampliándose en los sucesivos cursos académicos. S. Págs. mediante becas. con muchas dificultades y pocos recursos. cuyos fondos iban destinados a la enseñanza artística granadina 344. Roma y París. Urbanismo y Arquitectura en la Almería moderna (17801936). concretamente en el año 1833. relativa a que se le autorice para establecer en esa capital una Escuela de Dibujo costeada con lo que hasta ahora han estado contribuyendo varios pueblos de la Provincia con el objeto de sostener la que de igual caso hay en Granada. eran los dos únicos empleados con los que contaba en sus inicios. El responsable de la Escuela junto al conserje. Edit. se nombró al profesor de Pintura.

34. Un impulso de la Ilustración en el siglo XIX”. donde se pudiera dar la enseñanza artística a mayor número de jóvenes y que pudieran trabajar holgadamente. Nicolás Sartorios. el presidente del centro. Lola. Pág. comenzó en 1848 una serie de gestiones con idea de obtener la protección oficial. Letras Nº 11-12. 347 CAPARRÓS MASEGOSA. La pintura almeriense durante la época de la Restauración: 18751931. Monografía Arte y Arqueología. 1997. Con las reformas realizadas en el ámbito nacional a los centros de enseñanza artística entre los años 1844 y 1846. en cuyo local realizó algunas decoraciones. la Diputación tenía entre sus competencias. 1993. el director Juan de Mata Prats. basándose en los Reales Estatutos del 1 de abril de 1846 de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y en su Reglamento interior aprobado en septiembre de 1845. y JIMÉNEZ RODRÍGUEZ. que estudiaron con el único profesor que había en la Escuela. Entre 60 y 70 fueron los alumnos matriculados el primer curso. de los primeros años como tal Academia. Granada. 223. Pág. hubo una división de competencias. Sonia C. Universidad de Granada. La corporación académica estaría compuesta por 16 académicos y el jefe político de turno sería su presidente. cuyo objetivo principal era la enseñanza artesanal e industrial347. cosa que hizo a la muerte de Manuel Berruezo en 1844. además de exponer su obra en varias ocasiones346. Tres miembros por Dibujo natural. resultando de ello las academias de primera clase dedicadas a la formación artística y las academias de segunda clase. pero sí existe una serie de datos oficiales donde se trata la fundación de una Academia de Nobles Artes de la ciudad y en esos documentos se basa para afirmar la existencia de la misma. 346 138 . la Real Orden de 1844 no aparece. como muchos ciudadanos de la clase media y alta almeriense. Boletín del Instituto de Estudios Almerienses. proyectando la creación de una Academia de Bellas Artes. Juan de Mata Prats. Tras hacerse cargo de la Escuela. Según la autora del texto y previa búsqueda de documentación. así como los resultados de la enseñanza impartida. Con tal motivo se tramitaron unas diligencias que llevaron a revisar el reglamento e incluso redactar uno nuevo. “El Liceo Artístico y Literario de Almería. Ante ello y para fomentar la enseñanza artística. de adorno y lineal y de Arquitectura y BORDES GARCÍA. Edit. Edit. para que se asentara y ampliara esa enseñanza en la ciudad. la de elegir director. Francisco J. Diputación Provincial de Almería. pertenecía al Liceo Artístico y Literario.MENÚ SALIR Matilde Torres López más amplio. labor que realizó el académico Eusebio Ruiz de la Escalera. El nuevo reglamento fue aprobado por unanimidad y en él se basaron para la futura creación y organización de la Academia de las Nobles Artes. Fue éste un docente que. Desde los cursos académicos de 1845 a 1848 hay documentos concretos que nos muestra su plan de estudios. nombrando para el nuevo cargo al pintor de historia y profesor de Ciencias Exactas. Almería.

Dibujo de adorno y proporciones de los órdenes arquitectónicos. se estipulaba que debían estar compuestos por las materias de Aritmética y geometría. Escultura. a partir del último año fue nombrado director y tres años después pasó a ser académico de número de la mencionada institución. Uno de los puntos destacables era que no se admitirían a alumnos menores de siete años y un requisito que se pedía para la inscripción era que debían saber leer y escribir. Dibujo de figura y paisaje en toda su extensión. Modelo antiguo y del natural. Tanto en Madrid. siguiendo en su metodología a la Escuela de Madrid. Osteología y mitología aplicadas. dos consiliarios y dos censores. El plan de estudios fijado en los Estatutos de la Escuela de Dibujo eran: Dibujo. Descripción lineal y anatómica. de donde provenía. Debido sobre todo a problemas económicos. Toda la documentación relativa a la petición iba firmada por los responsables de la Escuela. El plan de estudios de ese centro. se homologaría con los de la Academia de San Fernando y con las del resto del país. Pintura de historia y de países y costumbres y otros tres por Escultura. Arquitectura y Grabado en dulce y huevo. también se incrementó la plantilla de profesores y nuevos directores pasaron por ella. quién estuvo durante tres décadas como docente y cuya labor fue fundamental para la pintura y la enseñanza artística en la ciudad. uno de ellos fue Andrés Giuliani Cosci. Colorido y composición. simetría y proporciones del cuerpo humano. usos y trajes y costumbres de los pueblos. Teoría de la pintura y análisis de las nobles artes y Mitología. Modelo de paños. un secretario. otros tres por las enseñanzas de Modelo. Sobre los estudios de Dibujo y Pintura. como en Granada y Almería realizó numerosos retratos de la burguesía. un bibliotecario. Fue socio activo en el Círculo Científico 139 . se asentó definitivamente siendo director de la Escuela de Dibujo. debiendo además tener conocimientos de Aritmética y Geometría. hasta que en el año 1854 el Ayuntamiento colaboró económicamente con los gastos. Tras llegar a Almería en 1855. el proyecto para la creación de una Academia de Bellas Artes no siguió adelante y continuó como Escuela de Dibujo bajo el patrocinio exclusivo de la Diputación. también hizo encargos de la Diputación y Ayuntamientos almerienses. Especializado en el retrato provenía de la Academia de Bellas Artes de Granada en la que estuvo como profesor interino de las asignaturas de Dibujo del natural y Modelado entre los años 1845 y 1847.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX Perspectiva. Pintura.

el plan de estudios se redujo con algunas asignaturas. Al producirse esa integración a las enseñanzas oficiales y no ser obligatoria. Con la Real Orden del 6 de agosto de 1861 y siguiendo el dictamen de la Junta de Instrucción Pública. fomentó el carácter artesanal en los alumnos que posteriormente se matricularían en la Escuela de Artes y Oficios350. 1997. En el pleno municipal del 14 de abril se leyó la comunicación de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando en la que exponía la satisfacción de la misma al saber que se había creado una Academia con los mismos objetivos artísticos en la capital almeriense. fue desde sus inicios el centro neurálgico para los jóvenes con intereses artísticos. La pintura almeriense durante la época de la Restauración: 18751931. Pasado el tiempo y tras la extensa trayectoria de la Escuela de Dibujo. 44. Si con anterioridad el Instituto nunca fue una cantera de buenos pintores en la ciudad.MENÚ SALIR Matilde Torres López y Literario y sobre todo. y JIMÉNEZ RODRÍGUEZ. Pág. Cit. sí comenzaron a aparecer artistas destacables en Almería. quedando las clases de: Figura donde incluían las extremidades. bajo la dirección sobre todo de Giuliani. las cabezas y los bustos. al poder adquirir en sus aulas. creado en el año 1845. Sonia C. las de Paisaje y adorno y también la de Principios mayores y menores de dibujo. Op. no contó con la orientación específica para encaminar a los jóvenes por las vías del arte349. CAPARRÓS MASEGOSA. nombres como Antonio Bedmar. Edit. con la inclusión de la Escuela de Dibujo al mismo. quien con su gestión y apoyo cubrió un hueco en el aspecto artístico. 220-221. Lola. Por su parte la Academia de Bellas Artes. en abril de 1902 se inauguró la Academia de Bellas Artes. Granada. El pintor Martínez Acosta envió un escrito al Ayuntamiento en el que notificaba que la Escuela estaba bajo la protección del mismo. Francisco J. gracias a la iniciativa del pintor Joaquín Martínez Acosta. la Escuela de Dibujo quedó unida al Instituto de Segunda Enseñanza. José Díaz Molina y Gabriel Pardal. Monografía Arte y Arqueología. viendo reducido su plan de estudios a una asignatura más dentro del bachiller. unos conocimientos que hasta entonces no había en la ciudad. pues si en Almería hubo gran afición artística. Universidad de Granada. Págs. Hay que reconocer que cuando la Escuela de Dibujo se integró en el Instituto de Segunda Enseñanza. 349 348 140 . en el Liceo cuando pasó de ser socio de mérito a socio facultativo348. ofreciendo a su vez cinco plazas BORDES GARCÍA. entre los que se encontraban a partir del último tercio del siglo. con la subvención del Ayuntamiento.

Estudios de ornamentación y Proyectos decorativos. Pág. Acuarela. Pintura al temple. Excma. Cit. 351 CAPARRÓS MASEGOSA.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX gratuitas para los alumnos que el alcalde designara. Anatomía pictórica. Las primeras eran las destinadas a los obreros cuyas matrículas costeaba el Ayuntamiento. Los gastos estaban totalmente OCHOTORENA. La Escuela Normal de Maestros de Almería (siglo XIX). siete para la enseñanza general y cuatro mujeres que siguieron en sus aulas a lo largo del curso académico. Granada. Pilar. 31. En el año de apertura se inscribieron para las enseñanzas gratuitas treinta y cinco obreros. Dicho plan de estudios se dividía en clases elementales y clases superiores. Las clases superiores estaban compuestas por una serie de asignaturas que se impartían a un alumnado que a veces provenía del nivel elemental y otras a los matriculados directamente en las superiores. Edit. Copia del yeso. Almería. Págs. 44-45. Paisaje y Flores351. independientemente que tras el estudio y ejercicios optaran a subir de nivel de clase. En las aulas se impartían asignaturas que abarcaban desde el Dibujo de figura hasta el Lineal y el Mecánico. también se dividía en elementales y superiores. a la vez que cubría diferentes aspectos de las bellas artes. Op. La vida de una ciudad. La formación que se empezó a dar a los alumnos. Obra Cultural del Monte de Piedad y Caja de Ahorros de Almería. no sólo para la formación de los trabajadores. 1. Diputación Provincial de Almería. La pintura almeriense durante la época de la Restauración.4. la Escuela de Artes y Oficios de Almería fue creada por el Real Decreto de 5 de noviembre del año 1886. 1977. Almería siglo XIX. 1850-1899. se pensó en la instauración de ese tipo de enseñanza en diversas capitales de provincia del país. Universidad de Granada. Pág. En el caso que analizamos. 352 BALLARÍN DOMINGO. Estudios de dibujo lineal. Biblioteca de temas almerienses. 350 141 . a su vez éstas se componían de asignaturas de más contenido artístico como eran: Composición y colorido. Tomo II. Lola. impartiéndose las asignaturas de Dibujo de figura. Composición y colorido. desde la Pintura a la Música. La clase destinada a las Señoritas. Fernando. incluida en el grupo de una de las siete primeras del país352. sino a otros niveles como el cultural y el comercial. 185. Instalación de la Escuela de Artes y Oficios Como consecuencia de los buenos resultados de la Escuela de Artes y Oficios creada en Madrid. Edit. 1987. se rigió por un plan de estudios que poco a poco y con el paso de los años se fue completando.

en que se trasladó a otro edificio creado expresamente para su asentamiento. para así orientar a gran parte de la juventud en el tema de los oficios manuales y de las artes aplicadas. que tenía su sede en el Convento de Santo Domingo. cubrieron todo acontecimiento artístico o cultural que se realizara en la ciudad. Con el paso de los años se fue integrando otro grupo de docentes entre los que estaban profesionales de la cultura y las Artes de reconocido prestigio como José Rocafull Montes. Ramón Ledesma Hernández. se llegó a matricular otro numeroso grupo de alumnos. 142 . mecánico e industrial. Hay un espacio de tiempo bastante importante.MENÚ SALIR Matilde Torres López sufragados por las arcas estatales. Todos los componentes del claustro desarrollaron una gran labor pedagógica y entre ellos y su alumnado. Carlos López Redondo. sobre todo económicas. La Escuela tuvo que compartir ese lugar hasta el año 1889. ya que de nuevo en el año 1951. con unas inquietudes e intereses más canalizados hacia el aprendizaje escultórico y pictórico. los profesores Vicente Villaespesa Calveche. Antonio Bedmar Iribarne y Juan Cuadrado Ruiz. Luís María Arigo y Plácido Rivas Pérez entre otros. Fue diputado por Almería y junto a la creación de la Escuela. que tomaron posesión de sus cargos en diciembre de 1887. fueron costeados por el Ayuntamiento de la ciudad hasta el año 1931. que les servía como apoyo para su perfeccionamiento y posterior ingreso en una Escuela de Bellas Artes. opción muy interesante para un elevado número de ciudadanos que estaban decididos al aprendizaje y posterior realización de un trabajo artesanal. José Egea Ortiz. con la asistencia de 318 alumnos matriculados para ese curso. Como director del centro y con carácter de Delegado Regio. Francisco Prats y Velasco. Eusebio Sánchez Sáez. promovió diversas obras muy importantes en la capital almeriense como fueron el puerto y el ferrocarril. La instauración de la Escuela fue el resultado de una solicitud demandada por la ciudad. la Escuela volvió a su antiguo local del Convento de Santo Domingo. a la vez que formaban parte de su plantilla inicial. La iniciativa la tomó Carlos Navarro Rodrigo mientras estuvo en el Ministerio de Fomento. El centro se encontraba en los locales cedidos por el Instituto Provincial de Segunda Enseñanza de Almería. Con el nuevo plan de estudios y una oferta de enseñanzas más concretas en el campo artístico que en el técnico. en el que debió tener dificultades. fue nombrado el canónigo lectoral de la Catedral almeriense. Los gastos del nuevo edificio y de su gestión. La Escuela se inauguró en diciembre de 1887.

la compra de mobiliario. se creó la Clase para Señoritas. Lola. En el curso académico de 1903. también los talleres de Cantería y Pintura decorativa. quien acabado de llegar a la Escuela. “La mujer española en la educación artística del siglo XIX: Academia. el mantenimiento de una biblioteca y los decorados de los salones. Servicio de Publicaciones. Actas Luchas de género en la Historia a través de la imagen. Escuela de Bellas Artes y Escuelas de Artes y Oficios. Págs. 354 POVEDANO MARRUGAT. Málaga. A esos regalos solamente podían optar los alumnos obreros. Entre las mejoras y reformas destaca la ampliación de las enseñanzas que durante años se fueron integrando en el plan de estudios: una de ellas fue las clases gratuitas y sin efectos académicos del Idioma francés. presentándose con posterioridad a una oposición por la que obtuvo la plaza en propiedad. Los premios eran de varias categorías. aunque en el año 1892. Teresa. Elisa. Amparo y SAURET GUERRERO. iniciativa que fue por varias vías y una de ellas fue premiar a los alumnos más distinguidos.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX En el año 1891 sustituyó en el cargo a Eusebio Sánchez. 2002. Monográfica Arte y Arqueología. ya había presencia de alumnas en las aulas. la buena conducta y la puntualidad. de entre 40 y 20 pesetas. Carlos López Redondo. La pintura almeriense durante la época de la Restauración: 18751931. siempre se canalizaba hacia el trabajo artesanal y en ese grupo se encontraban las clases bajas de la sociedad. sobre todo a la pintura local. cuyo aprendizaje estaba casi siempre guiado hacia la industria textil354. También fue novedosa la forma de incentivar al alumnado. Granada. se veía como un adorno o afición y cuando había un aprendizaje con perspectivas laborales.). Ese profesor aportó varias novedades al centro. con la posibilidad de matricularse formalmente. Edit. impartió la asignatura de Dibujo de adorno y figura. QUILES FAZ. adquisición de material. CAPARRÓS MASEGOSA. puesto que ejerció desde 1892 a 1917. en los que se valoraba sobre todo la asistencia. Universidad de Granada. como el alumbrado de las clases. objetos que no sobrepasaban las 100 pesetas o premios y accésit en metálico. en el año 1899. los ordinarios eran la concesión de diplomas y accésit con cantidades en metálico. Tomo II. 43-53. Centro de Ediciones de la Diputación Provincial de Málaga (CEDMA). Págs. Edit. Muy importantes fueron las mejoras ejecutadas en los locales. (Edit. 1997. bajo la dirección de Carlos López Redondo. 353 143 . así como los de Metales y Maderas y la asignatura de Taquigrafía. A los premios extraordinarios se accedía por oposición entre los alumnos que habían obtenido la nota de sobresaliente al final del curso: esos premios consistían en regalos útiles para los ganadores. 38-40. pues entonces no había una enseñanza reglada en la Escuela para ellas353. La educación artística para las mujeres de clase media.

También se mostró varios trabajos de los alumnos en la Exposición Provincial celebrada en Almería en 1896. incluso en años del siglo XX. tanto de Almería como de otras provincias. 41-43. También con ese mismo fin. 1.MENÚ SALIR Matilde Torres López La entrega de premios al alumnado más aventajado. La Escuela participó en todos los acontecimientos culturales que se realizaron en la ciudad. personalidades y diversas entidades locales. sino fluctuante. como eran frecuentemente las inundaciones o las epidemias. fuera de ella. provenía de los fondos del Ayuntamiento y de la Diputación. Lola. matrículas que poco a poco iban en progresión hasta tener que ampliar los locales donde se impartían las clases. Págs. no sigue un esquema de crecimiento. el de 1900 es el que nos interesa. Op. entregaban diversas sumas de dinero en metálico para los premiados. 355 144 . para conmemorar el IV Centenario del Descubrimiento. La pintura almeriense durante la época de la Restauración. Carlos López García y José Rocafull de Montes presentaron a la Escuela almeriense en los actos celebrados con motivo de la Exposición Hispano-Americana que se inauguró en Madrid. Posteriormente. era la convocatoria de concursos y exposiciones. estando a cargo del Ayuntamiento el local que se habilitó355. así como de reconocimiento al propio centro. que independientemente de la colaboración oficial con la Escuela. colaboraban en la promoción de los artistas. se dio un cambio profesional en CAPARRÓS MASEGOSA. además de trabajos realizados en las prácticas. En el año 1895 y para la Exposición Nacional. En 1892 una comisión compuesta por los profesores Carlos López Redondo. ni mucho menos estable. pues por él y pocos años más tarde se rige la clase destinada a la mujer. Cit. Con el Real Decreto de 4 de enero de 1900. en otras ocasiones incluso.4. Diez años después de la apertura del centro. pues en ellos se aprecian las consecuencias por los problemas naturales ocurridos en la ciudad. se enviaron varios dibujos realizados por alumnos de las clases gráficas. Planes de Estudios Aunque la Escuela tuviera distintos planes de estudios desde su creación en 1886. en esa ocasión el certamen estuvo organizado por el Círculo Literario de la ciudad. y con idea de promoción a los alumnos. contaba con 518 alumnos matriculados. Un sistema muy usado en ese y en otros centros de enseñanza artística. El número de jóvenes matriculados en los primeros años de apertura de la Escuela. la Escuela participó presentando los trabajos de sus alumnos más aventajados.1.

1886-1911. Ornamentación flores. siempre estuvo el propósito de ampliación. nunca técnico como el aplicado a las clases de sus compañeros varones. Esas asignaturas siempre pretendían formar a las jóvenes para desempeñar las labores propias de su sexo. comenzó la enseñanza destinada a la formación artística de la mujer. La Escuela de Artes de Almería. es por lo que dicha enseñanza tuvo un marcado contenido artístico y sobre todo doméstico. Pág. Paisaje y coloreado al óleo y acuarela. Un cuarto de siglo de educación popular. 145 . impartiéndose las asignaturas libres en los siguientes horarios: La clase de Dibujo Geométrico. de Pedagogía. Geometría y Contabilidad. En el curso académico de 1903-04. ya que se encontraban en el plan de estudios libres. 463. la de Dibujo Artístico y Geométrico era a la hora siguiente. Dpto. se impartía de 11 a 12 de la mañana. Corte y confección. En ese plan de enseñanzas. Las asignaturas impartidas a las jóvenes -igual que ocurrían en el resto de las provincias. mallas y demás labores y Dibujo Artístico con Lecciones de figuras.eran diferentes a las de sus compañeros varones y no oficiales. por supuesto cuando las condiciones fueran favorables. á aumentar el grado de ilustración y cultura de la clase obrera para que levante su inteligencia sobre el nivel común de los simples operarios”356. además de la enseñaza de Flores artificiales e Idiomas. pero prácticamente hasta el final del segundo periodo de la Escuela. y entre ellas las que puedan implantar a los artesanos por sí mismo y con poco dispendio. Universidad de Granada. Algunos de los contenidos de esas asignaturas incluían: Aritmética y Geometría con nociones de Contabilidad. sobre todo las artísticas. encajes.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX la orientación de la organización general y en el programa de ese tipo de Escuelas de Artes e Industrias o de Oficios. de 12 a 13 y ya para finalizar el horario de mañana. Dibujo Geométrico con Dorados y Construcciones. se daban las clases de Dibujo Artístico que eran de 13 a 14 horas. Antonio. y por otro lado. En la Escuela almeriense las materias destinadas al programa de la mujer eran las de Aritmética. que son desconocidas ó están poco adelantadas en España. Paisaje y Colorido. Dibujos aplicados a bordados. tanto las asignaturas 356 SÁNCHEZ CAÑADAS. en la que se pondrían clases de: Piano y solfeo. Dibujo Geométrico aplicado a las labores y Dibujo Aritmético. Granada 2001. Modelado de pequeños objetos. Algunas de esas pretendidas asignaturas se llegaron a implantar. según se lee en sus reglamentos: “La misión de las Escuelas á dos cosas: á enseñar y preparar aquellas industrias. lavado monocromos y policromos.

o propias del sexo. al finalizar la segunda etapa de la Escuela. así que el número de alumnas que se presentaban a las pruebas con respecto a las matriculadas. El material necesario para la práctica de las materias.4. Las otras materias como Aritmética. Geometría y Contabilidad y Dibujo geométrico aplicado a las labores. Profesores Sobre los docentes que impartían asignaturas en la clase destinada a la mujer. las alumnas no obtenían ninguna certificación oficial. Paisaje y Colorido. 1. en todos los cursos eran: Dibujo artístico. sin olvidar que siempre fueron tomadas por enseñanzas menores. siempre y cuando no se alterase y perjudicara en lo más mínimo a las enseñanzas oficiales357. Pág. hay que mencionar que en el segundo curso. Ante tanta dificultad y debido a que tras cursar los estudios.2.MENÚ SALIR Matilde Torres López oficiales como las libres -dentro de ellas la de la mujer-. la asignatura del idioma Francés. más de una joven terminaba abandonando las clases a lo largo de todo el curso. enfocadas mayoritariamente a las labores femeninas. 357 146 . se puso en marcha en 1907. la metodología empleada no fuera la correcta y que muchas alumnas no estuviesen preparadas para aprobar los ejercicios de final de curso. que doblaban prácticamente al resto de las asignaturas. No se ha encontrado ningún documento donde se especifiquen los contenidos o metodologías aplicadas en la enseñanza para la mujer y es normal. aunque también era en esa asignatura donde mayor fue el número de alumnas que no la superaban tras la ejecución de los exámenes358. Puede también. que tal vez eso se debiera a que los profesores eran más selectivos con los trabajos realizados por ellas y corregían de forma más estricta. es debido a que sin tener un gran contenido técnico desarrollaba las dotes creativas y de libertad de las jóvenes. más o menos contaban con el mismo número de solicitudes. no tuvieron cambio alguno. existían pero de forma un tanto marginal. El motivo por el que las alumnas sentían predilección hacia determinadas asignaturas como el Dibujo Artístico y Paisaje y Colorido. agravada además por no existir premios en metálico para ellas. era muy bajo en todas las asignaturas. sin perjuicio de poder utilizar el que la Escuela poseía. tras instalarse dicha enseñanza. en este segundo plan de estudios que comprendió desde los años de 1900 a 1907. Por eso nos encontramos casi siempre con esa carencia de documentación relativa a los contenidos. Las asignaturas más solicitadas por las jóvenes a la hora de matricularse. que de alguna forma las motivase. En principio hay que ubicarse en aquella época y en la no menos importante oficialidad que regía todos los estudios: esas clases al estar integradas en el plan de estudios libres. como ocurre en casi todas las clases destinadas al aprendizaje artístico de las jóvenes. era totalmente por cuenta de las alumnas. 358 No queremos pensar. 447. hubo algunos Ibídem.

Monográfica Arte y Arqueología. 359 147 . Lola. En esa clase es cuando me siento un héroe.. el catedrático de Matemáticas del Instituto de Almería. Edit. Universidad de Granada. tener calladas a más de cien mujeres es de héroes”359. Luís Muñoz Almansa. tenerlas calladas era un acto de heroísmo... Págs. igual que su antecesor. las matrículas ascendieron a un total de 662 alumnos: de ellos 146 eran mujeres y 516 varones. 1997. 40-41. quién lo desempeñó de forma gratuita. sustituyendo al profesor José Rodríguez Fernández. Uno de los docentes que impartió alguna asignatura en la enseñanza de la mujer. quién hizo el siguiente comentario a la prensa: “. respecto a los comentarios y relaciones entre docente y discípulas.¿no has visto mis clases?. No lo dudes. Granada..No te invito a la de los hombres porque tenemos poco que ver. ya que según el mismo. pero la de señoritas es un encanto. debido a la apertura de la clase destinada a la mujer -aunque la enseñanza oficial de varones también iba en aumento-. fue Carlos López Redondo. En ese curso. galante y un tanto prepotente por parte del profesor hacia sus alumnas. CAPARRÓS MASEGOSA. La pintura almeriense durante la época de la Restauración: 18751931. figúrate más de cien muchachas. asemejándolo a una inmensa jaula llena de mariposas y en la que apareceré como un moscardón.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX cambios. Con el siguiente comentario apreciamos el carácter paternalista -muy común en la época-.. En el curso académico de 1903-04 hubo un notable aumento de las matrículas. esta situación la apreciaremos frecuentemente a lo largo de la investigación.en sus alegres y risueños trajes llenando el largo salón. querido lector.

sólo se matricularon las jóvenes que realmente estaban interesadas y querían aprender las enseñanzas de la Escuela. o que los requisitos que se pedían para matricularse. Sobresaliente en Dibujo Geométrico aplicado a las labores. 47 escolares y 75 estudiantes. Geometría y Contabilidad y Sobresaliente en Francés. destaca la alumna Antonia Roldán Navarro. Universidad de Granada. Había dos convocatorias para las asignaturas orales: una ordinaria al acabar las clases y otra extraordinaria en la primera quincena de septiembre. 361 SÁNCHEZ CAÑADAS. mientras que al siguiente. Págs. hubo un aumento de matrículas. Pero esa posibilidad de enseñanza empeoró con el paso de los años. entre las distintas asignaturas. La Escuela de Artes de Almería. En el momento de las inscripciones de ese mismo curso. se especificaban que eran públicos y gratuitos para los alumnos que los solicitaran. no se les calificaba. pues las matrículas de los cursos académicos de los Como se puede apreciar fue mucho mayor el número de interesados. o bien muchos de ellos desistieron de entrar en la Escuela. Con el resultado de esas notas obtenidas. que los realmente matriculados para ese curso. Las calificaciones que se daban eran: Sobresaliente. Los exámenes. Entre las jóvenes matriculadas en la clase de la mujer. Notable aprovechado y Aprobado. Muchos de los alumnos fueron premiados al finalizar el curso. de las que 295 eran mujeres y 745 de varones360. en contrapartida el número de las jóvenes bajó considerablemente a 95 matriculadas361. ya que en el registro aparecían 607. Sobresaliente y Premio en Aritmética. esa alumna tuvo que ser muy buena en la Escuela. En el primer curso de instauración de la clase obtuvo un Sobresaliente y Primer Premio en Aritmética. Geometría y Contabilidad. Pág. Tal vez ese descenso se deba a que el primer año fue muy novedoso por la apertura de la Clase para Señoritas en la ciudad. Geometría y Contabilidad. Para las asignaturas gráficas y plásticas sólo había una convocatoria que se efectuaba al finalizar el curso. 360 148 . no los presentaban todos. también un elevado número de alumnas fueron galardonadas en ese y en posteriores años. Con posterioridad. otros años vieron como aumentaba el número de matrículas de mujeres. La enseñanza propia de la mujer en el plan de estudios de la Escuela. según el Real Decreto del 4 de enero de 1900. de Pedagogía. a los alumnos que no superaban los exámenes. tenía como objetivo fundamental facilitar los conocimientos y las prácticas necesarias para el ejercicio de las profesiones propias de su género. Sobresaliente y Accésit en Dibujo Geométrico aplicado a las labores y Sobresaliente y Premio en Dibujo Artístico. En el curso siguiente de 1904-05.MENÚ SALIR Matilde Torres López El alumnado masculino se componía de la siguiente forma: 394 eran obreros. Granada 2001. se habían contabilizado 1030 peticiones de plaza. 1886-1911. lo que nos lleva a pensar que. le dieron Premio de Honor. Antonio. 558-572. Sobresaliente en Dibujo Artístico y Colorido y Sobresaliente en el idioma Francés en el curso académico de 1906-07. En el curso de 1905-06 obtuvo Sobresaliente en Dibujo Artístico. contabilizándose un total de 702. 362 Ibídem. Sobresaliente en Aritmética. Dpto. Un cuarto de siglo de educación popular. En el siguiente curso de 1904-05. que en cursos posteriores también fue premiada por sus buenas notas362. En esa ocasión formalizaron sus inscripciones muchos más de varones. curso tras curso. 595.

Lola. Ejemplo de esa enseñanza privada era Antonio Bedmar Iribarne. “La mujer española en la educación artística del siglo XIX: Academia. Escuela de Bellas Artes y Escuelas de Artes y Oficios. sin embargo las enseñanzas profesionales de Bellas Artes y las enseñanzas destinadas a la mujer se tuvieron que pagar. quien en 1897 trasladó su academia de lugar. Entre las discípulas más destacadas que frecuentemente llevaron sus obras a concursos y exposiciones de la capital a finales del siglo XIX. eran totalmente gratuitas para las clases generales. 364 CAPARRÓS MASEGOSA. Salvadora Gay Campos y Braulia Cumella Molina. 2002. En la Escuela hubo profesores que particularmente impartían clases artísticas a mujeres. Hemos de especificar que aunque fueron mínimas. eran distintos dependiendo del sexo.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX años 1907 a 1911. además de los certificados y diplomas. los de revalida y la expedición del título. Pág. de esa obligación de pago quedaban exentos los que acreditasen ser obrero o hijo de obreros363. bien en sus estudios o en los propios domicilios de las jóvenes. pero una gran mayoría de profesores que enseñaban a las jóvenes. Edit. es curioso apreciar como los premios que se concedían a los alumnos por sus buenas notas. quienes fueron premiadas en diversas ocasiones. Málaga. debiéndose abonar también los derechos de exámenes. 52-53. En este caso hemos de recordar que Antonio Bedmar. solían ser pintores mediocres que impartiendo esas clases obtenían algún beneficio económico para vivir más dignamente. se encontraban: María y Francisca Orozco Cordero. Igual pasa con el tema de las pensiones o becas para ir a otros lugares y reforzar su aprendizaje. instalándola en la calle de la Marquesa Nº 6. Cit. no obstante era ésta una posibilidad con la que podía contar la mujer cuando optaba por obtener unos nociones pictóricas365. siendo algunas de ellas verdaderos focos artísticos donde Llegados a este punto. pero en casos muy específicos y cuando el historial y el trabajo de esa mujer. pero que indudablemente repercutía en ellas. Servicio de Publicaciones. en alguna ocasión sí se tuvo que conceder esa ayuda. Tal vez por no estar dentro de la enseñanza oficial. pues el caso de los varones se les hacía entrega de un premio en metálico. en las que se impartían clases particulares. bajo la supervisión del reconocido pintor. premio que a las alumnas sí se les daba en diplomas y certificados. Op. Amparo y SAURET GUERRERO. Tomo II. Centro de Ediciones de la Diputación Provincial de Málaga (CEDMA). era conocido tanto por su labor docente como por la actividad pictórica364. dicho centro fue el elegido por la burguesía almeriense para que sus hijas aprendieran en ella las técnicas de Dibujo y Pintura. Existieron varias academias en estudios de pintores de la capital. pero nunca en dinero. Elisa. 365 POVEDANO MARRUGAT. QUILES FAZ. Teresa (Edit. La pintura almeriense durante la época de la Restauración. realmente no tuviese más remedio que ser reconocido. la mujer del siglo XIX.). Págs. 53. Juana Tortosa. casi nunca disfrutó de esas ayudas. sobre todo para la adquisición de material y la posibilidad de seguir trabajando en cursos posteriores. no eran tan conocidos. Actas del Congreso Luchas de género en la Historia a través de la imagen. 363 149 .

con inconvenientes y dificultades para conseguir su integración en la misma y sin que fuesen meros objetos de adorno. La única condición expuesta. Clase de Señoritas La Escuela de Artes y Oficios de Almería. pues aunque a primera vista se confiara en sus posibilidades de adaptación y aprendizaje. Edit. según aparece en la Memoria de ese curso: “La mujer española y por tanto la almeriense. Antonio. Aritmética y Geometría hasta Dibujo artístico de figura. posee clara inteligencia. 1. así como Ornamentación y composiciones en yeso. 632. Fue el 17 de octubre del año 1903. Pág. Lola. Dpto. aunque igual que en el resto de las provincias investigadas. dentro de la Escuela de Artes y Oficios. La enseñanza femenina fue bien acogida por las mujeres de la capital.4.y una tercera etapa que abarca desde 1907 a 1911366. sino dentro del plan de estudios.3. Granada 2001. En el curso escolar de 1903-04. que posteriormente se denominaría de Artes Industriales. 40. 1997.MENÚ SALIR Matilde Torres López se reunían profesionales y aficionados locales. como lo había hecho hasta entonces. se incorporó por primera vez la mujer a la Escuela. Granada. encaja perfectamente en el segundo periodo de la misma367. ya que podían estudiar materias como: Contabilidad. Pág. reforzado por las solicitudes de un grupo de jóvenes mujeres de la ciudad y con el apoyo del claustro de profesores. 367 CAPARRÓS MASEGOSA. Monográfica Arte y Arqueología. pero con tres periodos bien definidos dentro de su trayectoria: Una primera etapa que va desde su fundación en 1886 a 1900. Universidad de Granada. no estuvo exenta de problemas a lo largo de toda su existencia. pues la mujer ingresa en la Escuela en el curso académico de 1903-04. Paisaje y flores. La Escuela de Artes de Almería. con estos valores resulta un SÁNCHEZ CAÑADAS. de Pedagogía. La pintura almeriense durante la época de la Restauración: 18751931. fuera en el libre y no en el oficial. la segunda desde 1900 a 1907 -esa es la que más interesa a la investigación. 1886-1911. era la de separar a los alumnos por sexo. en esa ocasión no de oyente. cuando Carlos López Redondo envió un informe al Rector de la Universidad de Granada comunicándole el inicio de esa enseñanza. 366 150 . la idea que se tenía de ellas incluía todos los tópicos sobre la desigualdad de géneros. Un cuarto de siglo de educación popular. imaginación brillante y modestia exquisita. Algunos profesores se ofrecieron desinteresadamente para dar las clases gratuitamente. Universidad de Granada. pero sólo en la academia antes mencionada se daba clases artísticas específicamente a la mujer. para contribuir así a la educación y mejora intelectual de las mismas. La clase destinada a la enseñanza de la mujer.

defendía las ideas conservadoras con respecto a la posición de la mujer en la sociedad. Tras la negativa del director y de gran parte del cuerpo de docentes. Amparo y SAURET GUERRERO. pidiendo su incorporación en la Escuela. Teresa (Edit. en la que el Supremo Artista condensara la belleza física y la inmaterial o corpórea”368. darle medios de fijar su poder intelectivo para que luzcan las galas de su claro ingenio. esposo e hijos369. 2002. en la timidez de su dulce mirada. Ella es poseedora de bellezas físicas que subyugan al hombre. No nos debe extrañar esta forma de pensar casi generalizada en esa centuria y en la que bajo sus parámetros. pero pasado un tiempo. Con la lectura de ese discurso parece que la inclusión de la mujer en la Escuela estaba más o menos asimilada. en la privacidad de su hogar y en el que su labor era la de cuidar de la familia. concretamente a la función de ser madre. Op. la mujer debía estar en el ámbito de lo doméstico. 218-219. Servicio de Publicaciones. 119. pero lo cierto es que en sus inicios. aduciendo que se debía consultar con la junta de profesores. las exquisiteces de sus delicados sentimientos. Málaga. “El modelo burgués femenino visto a través de arte”. QUILES FAZ. sino también con el nimbo nacarado de su inocencia y su pudor reflejado en el limpio carmín de sus mejillas. Actas del Congreso Luchas de género en la Historia a través de la imagen. 151 . Sólo hace falta desarrollar convenientemente sus aptitudes.). De momento no se les negó. modulada con vibraciones angélicas. Edit. un grupo de ciudadanas. en el que el secretario de la Escuela. esa decisión no fue tan bien vista por parte del profesorado. A principios del curso escolar de 1903-04. Pág. solicitaron y obtuvieron una entrevista con el director del centro. se comprometió con ellas en pedir a los responsables de la Escuela que reconsideraran la decisión que 368 369 SÁNCHEZ CAÑADAS. Cit. según se aprecia en un debate celebrado en el Ateneo almeriense. José Rocafull. Págs. la respuesta fue negativa poniendo como excusa la falta de espacio. Antonio. datos revelados de ser la obra más perfecta de la creación. relacionado con la emancipación de la mujer y que se celebró durante el curso de 1883-84. cultivar su inteligencia. materia capaz de útil modelo.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX todo de gran valor educativo. RAMOS FRENDO. para la que había sido creada. Eva. que le fascinan y esclaviza. en el acento armónico y argentino de su voz. no solo con los sensuales encantos de sus ondulantes líneas. Centro de Ediciones de la Diputación Provincial de Málaga (CEDMA). el grupo de jóvenes visitó al alcalde de la ciudad que tras escuchar la exposición. cuando aún no se había abierto la clase específica para la mujer. Tomo II.

mártir sublime en todos los casos y siempre el alma de la vida y el todo de la existencia del hombre”370. Antonio. en la Memoria del curso se encuentran las razones que fueron negociadas para cambiar la decisión de los profesores: “. 370 152 . el profesorado no tenía un elevado concepto de las posibilidades de la mujer en la Escuela.. De todas formas ya fue un inicio.. Seguro que esa reflexión hizo cambiar de idea a los profesores del Centro. 112.. Pág. La petición fue aprobada por el Ministerio y pocos días después se le comunicó al alcalde de la ciudad para que la pusiera en conocimiento del Pleno municipal. de SÁNCHEZ CAÑADAS.. con la idea de establecer la enseñanza artístico industrial a la mujer. de esposa y de madre. de hija.MENÚ SALIR Matilde Torres López habían tomado de no instalar la clase destinada a la mujer. Pero tras ese primer paso hacia la instauración de la Clase de señoritas. accediendo a la enseñanza que las mujeres de la ciudad demandaban. la realidad es que había otros intereses. este verdadero avance educativo que con tal loable propósito se propone realizar todo el personal de esta Escuela pero confiando en que merezca la aprobación de V. Al poner en conocimiento de V. Tras ese primer grupo que abrió las puertas a la enseñanza artística de la mujer. Después del encuentro del alcalde con el director.Que la Junta de Profesores de este Centro en consonancia con lo que determina el Real Decreto de 4 de Enero de 1900 y accediendo a la solicitud por numerosa Comisión de Señoritas de esta localidad y en el deseo de aumentar las enseñanzas de las clases populares ha acordado crear en esta Escuela la Enseñanza Artístico Industrial de la mujer con arreglo al plan que se detalla en el impreso que tengo el honor de adjuntarle. se decidió “por unanimidad su inmediata implantación teniendo por base el desinteresado concurso de todo el personal de este Centro y su acendrado amor por la enseñanza”. Cit.como preciado remedio a los males que afligen la vida del hombre y convirtiéndola en su amante y compañera (jamás su esclava). les solucionaran los graves problemas de falta de espacio que tenía la Escuela y que en esos momentos era un tanto crítico. y aunque habían expresado que su acceso se debía a la demanda de un grupo de ellas por razones de fomento a la educación. El siguiente paso era el poner en conocimiento del Rectorado y del Ministerio. según el escrito fechado el 17 de octubre: “. Op. E.. desempeñaré el múltiple papel de hermana. concretamente habían aceptado la petición del alcalde a cambio de que el Ayuntamiento. 371 Ibídem.”371. E. un interés por ese tipo de educación solicitado por un nutrido colectivo de ciudadanos. siguieron otras muchas jóvenes. 121. la consabida decisión. llenando por completo la clase destinada a ellas. Pág. y una nueva revisión del caso por parte del profesorado de la Escuela.

nunca para ellas como personas que pudieran independizarse o ayudar con su trabajo a la economía familiar. con asignaturas como el Dibujo de figura. se les hacía entrega de un diploma. Además de recoger el agradecimiento a los profesores por parte de los ciudadanos. Desde la apertura de esa clase. La clase estaba en el plan de estudios libre. unos días después se informaba lo siguiente: “Al simple anuncio de que en este ilustrado centro de enseñanza se abría la matrícula para la enseñanza artística industrial de la mujer. la mujer era vista más como un elemento decorativo. los responsables del Ayuntamiento. todos los días laborables de diez a once de la mañana. desfilaban por la Secretaría del mismo. sin embargo los resultados de su trabajo.) de esa ilustración á que son acreedoras por el papel que representan en el hogar doméstico. Felicitaciones mil recoge a diario aquel ilustrado profesorado por el beneficio que prestan de hoy más a la cultura almeriense”372... En el mismo periódico. 125. para pedir al Ayuntamiento que agilizase las gestiones de los nuevos locales. realizaron la visita al Centro. el 3 de noviembre de 1903. Flores. dependiendo totalmente de los esquemas imperantes en la mentalidad decimonónica . A las alumnas con mejores resultados a final de curso. Como se puede apreciar en el escrito. La Clase de Señoritas. para su ingreso.. para el hogar. muchas mujeres con interés artístico pudieron asistir al centro. no fue tan gratuita y sin esfuerzos como hemos visto con anterioridad. día en que se presentaron a concurso de la Escuela. 146 alumnas mayores de doce años. De nuevo el centro aprovechó la ocasión. A partir de entonces la mujer pudo acceder a la enseñanza de la Escuela373. pero a pesar de ser reconocida por todos y en todos los documentos internos como un gran paso para la relativa igualdad entre géneros. también se dividía en Elemental y Superior. hizo que muchos cambiasen de opinión. multitud de señoritas para inscribir sus nombres. se remarcaba la idea de que la enseñanza que se les daba a las jóvenes era beneficiosa. se debe más a la insistencia de un grupo de jóvenes mujeres que presionaron al alcalde de la ciudad y éste a la Escuela. a ellas sólo se les encaja como un eslabón dentro de la sociedad. Las del primer grupo de la calificación eran las que habían obtenido Ibídem. único de la capital que aportaba ese tipo de enseñanza. Paisaje. Según el periódico La Crónica Meridional. en sus inicios. para la sociedad y para los hijos. en la sociedad general y el importantísimo y sagrado de dirigir los primeros pasos de sus hijos en la infancia de la vida de los mismos. Pág. el fruto (. a la vez que la misma accedió a cambio de unos nuevos locales para sus clases y a pesar de su admisión en el plan de enseñanzas libre. 373 372 153 . Colorido y composición.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX forma gratuita. deseosas de recoger con las enseñanzas que se les brinda.

la Escuela había integrado a la enseñanza de la mujer en la entrega de premios extraordinarios. María Rossi Jiménez. Matilde Nancho Egea. en la que sólo se aprendía piano376.4. pues la Pintura. Realmente se han encontrado pocos datos de esa clase.A. Rosario Ávila Ruiz. de lo que sí hay documentación es de la Clase de Señoritas que contaba con las asignaturas de: Adorno. óleo y acuarela y la de Idioma francés. Curso académico 1909 a 1910. profesora de Dibujo en el Hospicio de la ciudad. sólo citamos a las que fueron galardonadas en el primer curso académico: Carmen Aragón Moncada. 32 jóvenes. En la última asignatura. La mujer en la enseñanza de la Escuela de Arte y Oficios Entre las mujeres que se dedicaron a la enseñanza artística en la Escuela de Artes Industriales de Almería. En ese curso se matricularon 232 alumnas375. Antonia Roldán Navarro. por asistencia. las notas siguientes están recogidas en el curso académico de 1909-10. Este curso no encaja en el periodo analizado de la investigación. en la de Dibujo Geométrico. En el segundo grupo las que obtuvieron Premio ordinario. 375 A. en esa ocasión y tras ser votada por sus compañeras. Sobresaliente y Premio y Sobresaliente y Accésit. vemos que las asignaturas de la sección de Enseñanza de la Mujer en la Escuela. destaca Ana Sánchez Rubio.MENÚ SALIR Matilde Torres López Sobresaliente. Premio de honor. Nieves Cabeza Guillén. Antonio. Op. se le concedió el Premio de honor a la alumna Carmen Aragón Moncada. puntualidad y buen comportamiento. tenía más dificultades al tener que estar preparada en otras clases más elementales. Dibujo aplicado a las labores. Dibujo el antiguo. Paisaje. había 33 alumnas. 983-987.M. Quien obtuviese esa distinción. A las jóvenes nunca se les entregaba premios en metálico. Figura. con la de Música. pero lo hemos recogido por tener pocos datos sobre la enseñanza artística de la mujer en Almería. Cit. con sus correspondientes matrículas: En la asignatura de Aritmética y Geometría. Con estas referencias vemos que el número de matrículas de alumnas seguía siendo elevado en relación al primero tras la apertura de la clase y estaba dividido en las siguientes asignaturas. En el siguiente año. en Dibujo aplicado a las labores. Al finalizar el curso de 1904-05. Enriqueta Santero Vázquez y Juana Teruel Cruz. tenía permiso para sentarse en la tribuna presidencial en la inauguración del curso siguiente. sí a sus compañeros varones. en el grupo de ciudades andaluzas. Págs. 374 154 . 31 alumnas y a las Prácticas de Pintura sólo se apuntaron 10 jóvenes.4. Pintura. Pintura al óleo y acuarela SÁNCHEZ CAÑADAS. Cuadernillo Escuela Superior de Artes Industriales y de Industria de Almería. que en 1902 solicitó al Ayuntamiento la instalación de una Escuela de Instrucción Pública y Dibujo para niños pobres. en la de Dibujo Artístico el número ascendió a 126. En la relación de alumnas premiadas. en comparación con las otras. Dibujo geométrico. generalmente el número se reducía mucho. eran las siguientes: Aritmética y Geometría –Prácticas-. no se sabe si lo consiguió. 1. Sobresaliente y Mención de honor374. Dibujo artístico. S/pág.

En 1908 estaba Josefa Sáez Aguayo. 1886-1911. para conseguir la reproducción y aportarla en el índice de ilustraciones. sólo encontramos dos mujeres en el apartado de Ayudantes. también meritoria en la sección de Enseñanza Artística-Industrial de la Mujer. obtuvo un Sobresaliente en Aritmética. con muy buenas notas.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX con aplicaciones al dibujo artístico. De las asignaturas impartidas en ese curso académico. que la misma profesora impartía con el apoyo del Ayuntamiento y sufragados sus gastos por el mismo. 380 El motivo de dejar la actividad laboral suponemos que pudo ser por enfermedad o lo que es más seguro. también consiguió Sobresaliente en Idioma francés. Igual que la anterior. pero al año justo de desempeñarla. Antonio. 53. Curso Académico 1909-10.M. Esta mujer fue la única que impartió clases de Pintura al óleo y acuarela en años posteriores. Cit. Cuaderno de la Escuela Superior de Artes Industriales y de Industrias de Almería. Obtuvo en el curso 1905-06 un Sobresaliente en Dibujo artístico. que entregó al Ayuntamiento y del que se desconoce más información. Antonio. 595. Ayudante meritoria para la enseñanza artística industrial de la mujer en la Escuela Superior de Artes Industriales y de Industrias de Almería. además ya bien entrado el siglo XX. El último curso que estuvo en la Escuela fue el de 1906-07. por matrimonio. había sido alumna de la Escuela desde que se instauró la enseñanza para la mujer en el curso 1903-04. En el primer curso de 1903-04 Antonia Roldán Navarro obtuvo un Sobresaliente y Primer premio en Aritmética y en Geometría y Contabilidad respectivamente. 378 A. Propuesta para esa plaza por la junta de profesores en 1908. Geometría y Contabilidad.A. además de un Sobresaliente y Premio en Dibujo artístico. de Pedagogía. consiguió un Premio de honor y Sobresaliente y Accésit en Dibujo Geométrico aplicado a las labores. La Escuela de Artes de Almería. óleo y acuarela. Esa misma profesora realizó en el año 1902 el retrato de Alfonso XIII. hasta el curso de 1906-07. contando con un magnífico expediente académico379. Dpto. Se incluyó en la nómina a propuesta de la junta de profesores en 1908. fue la alumna que mejores resultados obtuvo al finalizar el primer curso y los posteriores. desde el año 1902 hasta el curso académico de 1903-04377. dentro de una nómina totalmente compuesta de profesores varones y que como sabemos por ser ayudante no cobraba su trabajo378. Sobresaliente y Premio en Aritmética. Pág. sin saber los motivos por qué tomó esa decisión. 376 Ibídem. del mismo centro. Con respecto al profesorado femenino que trabajó en la Escuela. Otra ayudante fue Antonia Roldán. que era Josefa Sáez Aguayo. Al año siguiente. renunció al cargo380. en la sección de Enseñanza ArtísticoIndustrial de la Mujer. Con ese expediente tan brillante. pues nadie sabe donde se encuentra el lienzo. 377 SÁNCHEZ CAÑADAS. pero ha sido imposible. Geometría y Contabilidad. Tuvo que ser algo muy importante en su vida para tomar esa decisión. todos eran profesores varones. igual nota en Dibujo artístico y colorido y Sobresaliente en francés. no dudó en promoverla para que diese clases en el aula de las jóvenes. con el Museo y Archivos de la ciudad. el claustro de profesores de la Escuela. Granada 2001. 379 SÁNCHEZ CAÑADAS. exceptuando a la docente de Pintura. Había sido alumna de la clase de la mujer y comenzó sus estudios en el curso académico de 1906-07. Op. curso 1904-05. Un cuarto de siglo de educación popular. pues 155 . Universidad de Granada. Sobresaliente en Dibujo Geométrico aplicado a las labores. Pág. Hemos contactado con el propio Ayuntamiento.

Como se puede apreciar había un relativo interés. Concursos y exposiciones de Bellas Artes Los certámenes y exposiciones de Bellas Artes. y se establecían tres series: una para enseñanzas orales. fueron un mecanismo de promoción para los artistas noveles y no tan desconocidos. 382 AA. Los ayudantes repetidores 750 pesetas y los ayudantes meritorios. realizándose de forma discontinua y debido. Vinculada al movimiento feminista fundó en 1920 la Cruzada de Mujeres Españolas y fue muy activista en la Asociación de la Prensa y de la Sociedad de Escritores y Artistas. escritora y pedagoga. 330-337. Mujeres de Andalucía. entre otras 382. en enseñanza artística.VV. casi siempre eran de carácter particular y en Almería su aparición fue en el último cuarto del siglo XIX. también ejerció la docencia con alumnos sordomudos y ciegos.MENÚ SALIR Matilde Torres López Las plazas de ayudantes numerarios se conseguían de dos formas: una por oposición y otra por concurso -igual que con el profesorado numerario-. Op. estaban sin sueldo. a la falta de organismos según hemos visto fue una aventajada alumna y profesora. además de tener la posibilidad de captar futuros clientes para sus estudios. Junta de Andalucía. Ficha Nº 1. Periodista. vemos que a las dos mujeres que en sus inicios trabajaron en la Escuela. Consejería de Educación y Ciencia. 156 . otra para el Dibujo geométrico y otra para las restantes asignaturas. sobre todo. por su género y en su contexto. Carmen de Burgos fue nombrada en el año 1911 profesora especial de la Escuela de Artes y Oficios de Madrid. nunca les fue reconocida económicamente su labor y sólo podían colaborar en la Clase de Señoritas. igual ocurría en el resto de las provincias investigadas. que en esas muestras promocionaban su obra. ni gratificación económica381. 2001. Cit. Los ayudantes numerarios tenían un sueldo de 1. Sevilla. Las exposiciones artísticas. Antonio. Tras estos datos. igual que en el resto de las provincias. Págs. pero muy poco estímulo para que las jóvenes pudiesen canalizar su trabajo en la docencia artística Contemporánea de estas profesoras fue Carmen de Burgos Seguí. Edit. tuvo que ser por una de las causas antes expuestas.5. 381 SÁNCHEZ CAÑADAS. Instituto Andaluz de la Mujer. fue una mujer que estuvo muy involucrada en la problemática de los derechos humanos y sobre todo en los de la mujer. 1. almeriense y residente en Madrid que fue comisionada en 1907 para desempeñar la Cátedra de Economía Doméstica en la Escuela de Artes e Industrias de Madrid.500 pesetas. reivindicando para ellas el sufragio y la inclusión en la vida pública. pues la mujer docente nunca impartió asignaturas a los varones. con esos logros.

El evento tuvo su inauguración el 14 de febrero. Papelería Inglesa y el bazar El león. por lo que los buenos artistas salían del ámbito local y otros de segunda fila. Almería 1988. Diputación Provincial de Almería. Ana Orozco Campos. que desarrolló con gran interés para fomentar la pintura local. sí hubo entidades que fomentaron esas actividades. profesores de la Escuela -como Antonio Bedmar. exponían sus obras en locales privados e incluso las mostraban en escaparates de los comercios más importantes de la ciudad383. destacando a Braulia Cumella Molina.e incluso pintores reconocidos en el ámbito local que llevaron sus obras a la convocatoria. incluyó entre sus actividades una sección de Bellas Artes. Los temas iconográficos de mayor aceptación y que generalmente se adquirían eran los retratos. la Escuela de Artes y Oficios. evento que celebró anualmente hasta 1896. bodegones. María Orozco Cordero y Carmen Bocanegra. quienes posteriormente en los certámenes convocados por el Círculo 383 CAPARRÓS MASEGOSA. “La exposición de Bellas Artes celebrada en Almería y la prensa local. Letras Nº 8. teniendo además todo el respaldo y cobertura de los medios informativos de la época. Edit. Boletín del Instituto de Estudios Almerienses. concretamente de los principales periódicos de la capital. independientemente de sus intereses y actuaciones como eran el Círculo Literario y Artístico. comprados por miembros de la burguesía. que fomentaran dicha actividad. paisajes y religiosos. Lola. 157 . Págs. compuesta por una sesión literario musical y la primera muestra de importancia que se realizaba en la ciudad. 1900-1935”. quienes realmente tenían el poder económico suficiente para conseguirlas. la tienda de música de Gómez Grifo. De los establecimientos que colaboraban con los pintores y exponían sus obras en los escaparates destacan la Papelería Sampere. que veían cómo las visitaban de forma masiva. dedicada exclusivamente al arte. De todas formas. o que optaban por quedarse en la ciudad. el Círculo Mercantil e Industrial. entre otros. la Academia de Bellas Artes y la Cámara de Comercio que patrocinaron y promovieron esos certámenes. estudiosos. 37-38. La primera exposición fue en 1892.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX culturales estables. Las muestras eran bien recibidas por el público en general y sobre todo por los artistas locales. Muchos fueron los aficionados. entre ellos varias mujeres presentaron su trabajo. La primera entidad en organizar esos certámenes fue el Círculo Literario y Artístico de Almería. pues ya desde su fundación en el año 1891.

Lola. Diputación de Almería y Servicio de Publicaciones. De entre todas ellas. XXII. Almería. Esas jóvenes pertenecían generalmente a las clases altas de la sociedad. Aparecen en catálogos de exposiciones y en noticias de prensa de la época Francisca Rodríguez. Instituto de Estudios Almerienses. Edit. Josefa. quién trabajó sobre todo la pintura de flores. Otras pintoras discípulas de Antonio Bedmar y que se dedicaron sobre todo a realizar pintura de flores y paisajes sobre paletas y panderetas fueron: Juana Tortosa. 2001. Lola. Monográfica Arte y Arqueología. la mayoría de ellas eran alumnas de reputados pintores. Universidad de Granada. Entre ellas se encontraban Dolores Gómez de Salazar y Sánchez. Cuadernos de Arte de la Universidad de Granada. Nº. Edit. Edit. Araceli y Ángela Casinello Núñez y Ana Sánchez Rubio. 385 MARTÍNEZ ROMERO. Aparecen en catálogos de exposiciones y en noticias de prensa de la época Francisca Rodríguez. Pág. flores y copia de cuadros religiosos. 386 CAPARRÓS MASEGOSA. Instituciones culturales en el siglo XIX almeriense. María y Francisca Orozco Cordero. destaca un importante número de pintoras que se dedicaban a una temática variada. 1991. Universidad de Almería. Elisa Godoy y Carmen Bocanegra García. 1997. Esta autora recoge a las expositoras anteriormente mencionadas. Antonia Quesada. Araceli y Ángela Casinello Núñez y Ana Sánchez Rubio386. además de otra que era Mercedes Pardo. donde había un predominio por los paisajes. 384 158 . La pintura almeriense durante la época de la Restauración. la última pintora participó en la Exposición que organizó el Círculo en 1892. “Los mecanismos de promoción de la actividad artística en Almería. 81. Inaugurada en agosto. Braulia Cumella Molina. presentando Flores al óleo sobre plato. 110-116. Elisa Godoy y Carmen Bocanegra. Algunas de las expositoras siguieron la trayectoria artística. Otra exposición promovida por el Círculo. nacida en Almería en 1833. 65. contaba con diversas secciones que destacamos por la posible participación CAPARRÓS MASEGOSA. que aprendían en los estudios particulares o con posterioridad en la Escuela de Artes y Oficios y a partir de la instalación en el siglo XX en la Academia de Bellas Artes. Universidad de Granada. Granada. Antonia Quesada.MENÚ SALIR Matilde Torres López seguirían presentando obras384. También discípulas del pintor Martínez Acosta fueron: Rosario López Quesada y Ángeles Berjón. Granada. También entre las discípulas del pintor Martínez Acosta destacaron Rosario López Quesada y Ángeles Berjón. trabajaron el dibujo y la acuarela. fue la que se organizó en el año 1896 con motivo de los primeros Juegos Florales celebrados en Almería. Págs. Pág. 1850-1936”. con las que consiguió obras de mucho mérito. otras sólo llegaron a presentar trabajos en esta exposición385. la primera que se conoce es Dolores Gómez de Salazar y Sánchez. Ana Orozco Campos y Salvadora Gay. Dentro del grupo de artistas locales del XIX.

En la primera sección se mostraron obras pictóricas realizadas en diferentes soportes como eran: panderetas. Op. concedieron el porte gratuito para las obras que se enviaran desde fuera de la ciudad. Otros ciudadanos colaboraron cediendo objetos para premiar a los seleccionados. Ibídem. La segunda sección se dedicó a las obras de arte antiguo. instrumentos musicales y paletas de pintura. Josefa. 387 388 MARTÍNEZ ROMERO. flores y bordados y la cuarta sección la componían todas las flores y plantas que se habían presentado en la exposición387. Pág. la Diputación Provincial también colaboró con 400 pesetas y otras entidades como la Compañía de Ferrocarriles del Sur de España y Andalucía y la de Navegación Ibarra y Cía. Por su parte la Academia. Para ello tuvo que solicitar subvenciones a determinadas instituciones locales. abanicos. 87. cuyo proyecto y realización gestionó el director de la misma Joaquín Martínez Acosta. por el que recibió un accésit388. aunque no haya constancia documentada de las expositoras. entre las que se encontraban el Ayuntamiento que donó mil pesetas. había acordado sufragar todos los gastos ocasionados por la Exposición. sonajeros. La tercera mostraba labores de encajes. “La exposición de Bellas Artes celebrada en Almería y la prensa local. 78. En los Juegos Florales de1902. Una de las mejores exposiciones organizadas por la Academia de Bellas Artes de Almería. Cit. Pág. fue la de el año 1903 –recordemos que la Academia se instauró en 1902-. Lola. Op. 389 CAPARRÓS MASEGOSA. platos.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX femenina.. pero se quedaría con un porcentaje de las obras vendidas389. 159 . Págs. 38-39. Cit. Rosa Romero presentó un cuadro al óleo titulado En el cortijo. 1900-1935”.

el marino y el comercial. Historia y sociedad Cádiz se fundó como una ciudad cuya perspectiva siempre miraba hacia el mar y desde entonces. aunque ya no fuera su siglo de esplendor. debido la 160 .1.MENÚ SALIR Matilde Torres López 2. La gran actividad comercial en Cádiz. CÁDIZ 2. el urbano y el social. Cádiz. Lámina 26. Ciudad amurallada. Grabado. A partir de entonces es cuando comenzó a cambiar la ciudad en el ámbito económico. Su puerto fue el primero de España por volúmen de negocios. que afirmaba así su preeminencia para llegar a ser el centro neurálgico de la economía española en el siglo XVIII. incluso el pequeño sector de la pesca de bajura no era suficiente para la subsistencia de la población. incluido el siglo XIX. nunca tuvo espacio para la producción agrícola. por supuesto. es por ello que el mar que la rodea le brindó otro tipo de riquezas. era resultado del monopolio del comercio americano. aunque iniciado en la centuria anterior. así se ha mantenido a lo largo de su historia.

Los primeros problemas comenzaron a surgir en la década de 1790. Durante esos años el comercio tuvo un importante retroceso. afectaron en todos los órdenes. Excma. Rosario. lo que hacía que la sociedad contase con un entorno muy distinto al que reinaba en otras ciudades. Al tener un ambiente comercial de tanta importancia. Cuando se perdió el monopolio en 1778. Servicio de Publicaciones. Cádiz era frecuentada por los comerciantes y banqueros de toda Europa tras ser la primera en la Carrera de Indias. así tras las guerras marítimas sufridas en el reinado de Carlos IV. concretamente Inglaterra con la exportación de vinos390. seguido de una mejora que de nuevo decayó a partir de la batalla de Trafalgar y hasta 1810. cuando el puerto gaditano fue bloqueado por los ingleses. Los problemas comerciales. 1976. ni manufacturas. por consiguiente. Cádiz. pero concretamente Cádiz estaba asolada ya que no tenía ni materias primas. tenía por consiguiente. sobre todo las andaluzas. Desde ese año la situación sería mucho más difícil. Págs. Excma. 390 161 .MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX fluidez y a la riqueza que generaba el comercio con las colonias y con países europeos. Estudio histórico de su patrimonio. todo eso rematado por los altos impuestos que se debían pagar en el puerto.7. lo que hacía que el tráfico marítimo se desviara al puerto gibraltareño. 2001. El traslado a la ciudad de unas actividades que estaban centralizadas en la Casa de Contratación de Sevilla. Vol. con el decreto de libertad de comercio. Pág. una riqueza y mejora en todos los aspectos. 391 MARTÍNEZ LÓPEZ. con la firma de la Paz de Amiens. Cádiz. debido entre otras causas. podía competir con ventaja frente el estamento eclesiástico y el nobiliario. a los inicios de movimientos de emancipación en las colonias de ultramar y del acercamiento de las tropas francesas. que gozaba de franquicia absoluta. por tanto económicos. GENER CUADRADO. Diputación Provincial de Cádiz. Eduardo. Diario de viaje de un comerciante gaditano (1829). en contrapartida a la cercana Gibraltar. se pensó que afectaría gravemente a la situación económica de la ciudad. Edit. Instituto de Estudios Gaditanos. 139-141. 21. el territorio nacional lo padeció. una población muy activa e inquieta intelectualmente. la clase que vivía de esas transacciones. Diputación Provincial de Cádiz. por eso las iniciativas y logros conseguidos estaban relacionados de forma mayoritaria con el ambiente social y cultural391. como a sus ciudadanos. tanto a la ciudad. hasta el año 1802. hizo que se desarrollase un gran movimiento comercial. Edit. Biblioteca de la Real Academia de Bellas Artes de Cádiz: 1789-1900. ni barcos con los que comerciar.

sociedad y cultura en el Cádiz del siglo XIX. concretamente con los intercambios realizados con países europeos. Sílex Ediciones. le dan por otro lado el aspecto de un gran buque de alabastro flotante en medio de los mares”394. ceñido por la ancha faja de piedra que la circunda. 392 162 . tras el asesinato del gobernador de Cádiz Antonio del Hierro y Oliver. 1986. José Luís. Política. el blanco y el azul. que acabó alejándose del centro urbano a inicios del siglo XIX.La blancura de sus torres. 94-95. El efecto. 393 RAMOS SANTANA. 58-60. con la construcción en plena guerra de la Independencia. pero duró poco. es casi todo del siglo XVIII. en 1831. Cádiz. el modelo que destaca en la configuración de Cádiz. Edit. No obstante la burguesía local de mitad de la centuria invirtió parte de su capital en construir nuevas viviendas.MENÚ SALIR Matilde Torres López La única solución para levantar su actividad comercial. principios que dibujan una ciudad donde predomina la línea recta. y de las azoteas de sus casas. que sería el encargado de proteger el extramuros de la vieja ciudad. eran los caracteres que definían la imagen de la ciudad y que logró mantener durante todo el siglo XIX. Cádiz en el siglo XIX. situación que se concedió mediante el Real Decreto de 21 de febrero de 1829 y en el que Fernando VII establecía de forma definitiva la franquicia del puerto. la búsqueda de una perspectiva monumental del conjunto y la uniformidad. Págs. “El Cádiz polémico de la Restauración”. III. que el que ofrece a la vista la ciudad de Cádiz. como fue la visita realizada en 1849 por Francisco de Paula Madrazo. Esa medida reactivó durante algún tiempo el comercio. Alberto. del fuerte de la Cortadura. del ataque de las tropas francesas. quedó abolido el Real Decreto de Puerto Franco para Cádiz393. 1992. que cautive más los ojos por su diafanidad y hermosura. Págs. ideado y perseguido en las varias ordenanzas que con ese motivo publicó el Ayuntamiento gaditano. las cúpulas y los torreones de sus templos y la belleza armónica de su conjunto. que comentaba: “Pocos panoramas habrá más bellos en el mundo y casi ningún cuadro en la naturaleza. de ciudad soberana a capital de provincia. En el aspecto urbanístico. Caja de Ahorros de Cádiz. dándose mayor énfasis a los exteriores de las MILLÁN-CHIVITE. a la vez que se desarrolló la idea de embellecer y restaurar las casas de antigua construcción. Vol. se consiguió de la forma deseada según aquellos que iban a la ciudad. El Casino y la ciudad de Cádiz. la ciudad surgió como un núcleo defensivo de resguardo. Madrid. Creada como centro de comercio y punto avanzado hacia otras rutas. amurallado en la Edad Moderna.. por eso no es extraño que veamos su fisonomía como un lugar cerrado. La homogeneidad y la armonía del conjunto urbano y dos colores. era convertir a Cádiz en Puerto Franco392..

que mediante su canalización se almacenaba en aljibes para abastecer al vecindario. La nueva estética se debió en parte a la llegada de arquitectos que trabajaron en Cádiz y que provenían de la Academia de Bellas Artes de San Fernando395. Arquitectura y Urbanismo”. como general. sociedad y cultura en el Cádiz del siglo XIX. La capital gaditana. sin incluir las torres que aproximadamente eran doscientas en toda la ciudad. Págs. Siempre al amparo del puerto y al tránsito mercantil con América y Europa.535 estaban en el casco urbano y 164 de ellas a extramuros. lo que les daba calidad constructiva y una gran solidez. El Casino y la ciudad de Cádiz. con la creación de nuevos barrios como el de San Carlos y Mundo Nuevo. como resultado de la gran riqueza. La altura de los edificios fue objeto de no poca regulación durante el siglo XVIII. Las viviendas se construyeron fundamentalmente en la segunda mitad del siglo anterior. Otra característica de los edificios gaditanos era su terminación en azotea. no se pudo mantener en la siguiente centuria. debido a la falta de espacio y la consiguiente construcción de casas que generalmente alcanzaban las tres. Edit. con predominio del estilo neoclásico e influencias de Italia y América en el uso del mármol y de la caoba. Política. gracias al comercio indiano. 11. Pág. Juan Ramón. 163 .699 casas. El caserío del centro en Cádiz. CIRICI NARVÁEZ. incluso cuatro plantas. no superó las cuatro mil casas que estaban construidas mayoritariamente en piedra. Caja de Ahorros de Cádiz. como se ha mencionado. convirtiéndose la ciudad en un foco de atracción para la población que venía de fuera. La labor constructiva en dicho período se dedicó más a la ornamentación de fachadas que a la construcción de nuevos edificios. En 1847 había en Cádiz 3. 1986. con unas normas que fijaban el máximo de los mismos. tanto individual. aunque 394 395 Ibídem. Esas terrazas tenían la función de recoger el agua caída por la lluvia. “Cádiz en la visita de Isabel II. El ritmo de construcción de la segunda mitad del siglo XVIII. de las que 3. con expectativas de asentarse y enriquecer. así las casas fueron construidas para habitarlas rápidamente.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX mismas y sobre todo a las fachadas. Destacaba la mayor altura en las edificaciones -del resto de las ciudades andaluzas-. fue edificado en su gran mayoría en la segunda mitad del siglo XVIII. medida tomada por la escasez de agua que tenía la ciudad. realizándose restauraciones y acondicionamiento de edificios levantados con anterioridad. a mediados del siglo XIX. Cádiz. en torno a las 20 varas396. 41-44.

396 164 . que a su vez estaba ubicada en la azotea. Págs. cuando ésta tuvo dificultades en el comercio. Ese tipo de casa se coronaba con una torre vigía o mirador. la de cuerpos y la de vecinos. 1973.) Edit. no había diferencia de utilidad entre las plantas. y Juan de Vega. Tomo III. entre 1846 y 1862 y en obras de carácter social fomentadas por la burguesía. se instalaba la vivienda principal. Gever. Cádiz. esas dos últimas actuaciones fueron el resultado de la enajenación y derribo del convento de San Francisco por la desamortización. trabajó en las torres de la Catedral. se sabía qué mercaderías traían. aunque también trabajó proyectos de urbanismo. en la entreplanta la oficina y en la parte alta o segunda planta. En Cádiz del siglo XIX. como eran Torcuato José Benjumeda y Juan Daura. la diferencia estaba en que en esas plantas vivían varias PEREA GUARDEÑO. destacaron maestros de obras y arquitectos que trabajaron en la ciudad. 398 CIRICI NARVÁEZ. Joaquín Daura trabajó en la sacristía de la Catedral. se construyeron básicamente las siguientes tipologías de casa: la principal. (Dir. dentro de las obras de carácter público. Javier. así como en su cúpula en 1852. Juan Ramón. Tenía en la planta baja el almacén. Benjumeda fue el arquitecto neoclasicista por antonomasia. 284-290. Antonio. 48-54.el gusto arquitectónico de la burguesía gaditana de su tiempo. Mariano. que posteriormente se subastaban y vendían. la de cuerpos.vivía el servicio. “La Voz”. 15-17. En ese tipo. La principal. de gran importancia para el comercio. aunque hay que señalar que la fachada y la estructura interna era igual al anterior: un patio con almacenes y sus correspondientes plantas. En una tercera planta –la más alta. como era el Casino Gaditano o el Círculo Mercantil398. vivienda de tipo funcional la habitaba el comerciante. trabajó en el mercado público de la Libertad en 1837 y en el mismo año. tuvo mayor auge en la ciudad. arquitecto que realizó una gran labor y que plasmó –mejor que el resto de sus homólogos. en la reforma de la Plaza de Espoz y Mina así como en la Academia de Bellas Artes397. Guillermo y DE RETEGUI Y BENSUSAN. 399 La torre vigía era de gran importancia para los comerciantes y navieros.MENÚ SALIR Matilde Torres López por supuesto también se construyeron de nueva planta. entre sus obras más destacadas en Cádiz está la fachada del ayuntamiento y la Cárcel Real. “El arte gaditano del Academicismo al Modernismo”. Imp. Op. y tras un lenguaje específico de banderas y señales. Cádiz y su provincia. Sevilla. Págs. Págs. En el ámbito religioso trabajó junto al arquitecto Cayón en la parroquia de San José y en la capilla de la eucaristía de la Santa Cueva de la capital. El segundo tipo de casa. Cit. 397 DE LA BANDA Y VARGAS. También destacó Manuel García del Álamo. 1984. RODRÍGUEZ-PINERO BRAVO-FERRER. No obstante. pues desde ellas se veían llegar los barcos de ultramar. Urbanismo gaditano del siglo XVIII. Autor de numerosas restauraciones y de edificios de nueva planta. construidas también en el siglo anterior399.

el ferrocarril y los diferentes centros de actividad económica. a la vez que se incorporó el 165 . fue el de la comunicación y transporte. El tercer tipo y el más usual. era el de casas de vecinos. Independientemente de las comunicaciones por mar. incluso en algunas ocasiones. A lo largo del XIX. vivieran o no en el mismo edificio. incluso hacinándose las clases más modestas. a causa de la epidemia de fiebre amarilla. Tema muy importante y también problemático. Se construyeron vías que unían el casco antiguo de la ciudad con los barrios nuevos. con dos puntos de actuación muy concretos: la alineación de los edificios y la apertura de nuevas plazas y calles. la idea era mejorar el aspecto de la ciudad y las condiciones de vida. con la idea de descongestionar el centro gaditano y de dar otra imagen a las viviendas de la burguesía y los comercios. eso cuando llovía. eran de menor dimensión y casi con la misma distribución que los tipos anteriores. pero independientes entre sí. se iban creando. los gaditanos se tenían que conformar con las aguas de lluvia recogidas en los aljibes. pues a excepción del Pozo de la Jara que estaba ubicado en la plaza de San Antonio. del que hubo que acelerar el acabado. el propietario del inmueble alquilaba los almacenes a otros comerciantes. bajo esa perspectiva. Era corriente que esas casas de vecinos. fueran el resultado de la adaptación de la casa del primer tipo y que con los problemas económicos se dividiera en multitud de habitaciones. los caminos se fueron mejorando. también se ejecutaron reformas y remodelaciones en el casco urbano. se llevaron a cabo. En esas circunstancias. Desde el siglo anterior el agua era trasladada por mar desde El Puerto de Santa María400.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX familias. que debido al tráfico mercantil de su puerto. con los muelles. que dependiendo de las distintas administraciones públicas. se pasó por diferentes etapas en el polémico abastecimiento de agua. no obstante el cementerio siempre fue un problema para el Ayuntamiento. era el del abastecimiento de agua a la ciudad. teniéndose que utilizar unos servicios en común. Paralelamente a las actuaciones anteriores. en época de sequía el problema se agudizaba. agudizado por el crecimiento y desarrollo de la ciudad en extramuros. que se adaptó a las nuevas necesidades y a la ampliación del espacio urbano. se inauguró el cementerio a primeros de siglo. Hay que destacar las mejoras realizadas en la infraestructura urbana. Aspecto muy a tener en cuenta. más de una. donde vivían las clases sociales con menos poder adquisitivo. dando cobijo. siendo a veces controlado por empresas privadas extranjeras y otras por el propio Ayuntamiento.

con 71. Mariano. existía un gran interés por el coleccionismo. a el tifus y la viruela. así como la proliferación de bibliotecas privadas. PÉREZ MULET. Ayuntamiento de Cádiz y Monte de Piedad y Caja de Ahorros de Córdoba. estuvo llena de actividades culturales en la ciudad. 400 401 PEREA GUARDEÑO. atraía a gran cantidad de extranjeros. en gran parte. de quien contase con una en su domicilio. así como el alumbrado que desde 1842 había comenzado a instalarse. que eran un símbolo más del poder social y económico. creándose así un ambiente muy cosmopolita que estaba abierto a modas. 166 . Madrid. Op. Págs. la ciudad se vio afectada por la fiebre amarilla y durante todo el primer cuarto de siglo. A finales de siglo y como consecuencia de las guerras con Inglaterra -que entra en ellas por su alianza con Francia-. calles y plazas. aunque anteriormente existía la línea que unía Jerez con el Puerto de Santa María402. También a lo largo del siglo se realizó una serie de enlosados y empedrados en aceras. alcanzando en 1786 la cota máxima de población de la Edad Moderna. pasó por una serie de altibajos. Edit. la mala situación comercial y las epidemias hicieron que descendiera su población. De nuevo en el año 1804. Ángel y MARTÍNEZ. 401-402. Guillermo y DE RETEGUI Y BENSUSAN. el comercio comenzó a decaer. 13-15. 35-37. A la vez que afectada por todas esas vicisitudes. bastante culto. se vería asolada por una serie de epidemias: desde la fiebre amarilla. 1983. que a su vez. El siglo XIX. Publicaciones del Excmo.500 personas aproximadamente. que en 1861 unía la capital con Sevilla.MENÚ SALIR Matilde Torres López ferrocarril. pero no sería hasta 1847 cuando el alumbrado de gas. Córdoba. Cit. conllevando a un gran descenso de los ciudadanos y la curva poblacional decreció hasta el nivel más bajo. gustos y nuevas ideologías. que fue en el año 1831. Págs. por lo general. que atacó en varias ocasiones. Fernando. 402 BAHAMONDE. tras hacerse el último tramo desde Puerto Real a Cádiz401. y en la ciudad había gran preocupación por la instrucción y los estudios. No hay que olvidar que el comerciante gaditano era. cuyo fomento se debió. Jesús A. 2005. Ediciones Cátedra. se inició con una fuerte epidemia que mermó considerablemente el censo de sus habitantes. iluminara parte de la ciudad. la centuria decimonónica. Historia de España siglo XIX. La pintura gaditana (1875-1931). Págs. al contar con el puerto más importante de Europa durante el siglo anterior. de casi todos los temas. La evolución demográfica en Cádiz.

ese tipo de reuniones limitaba el grupo a una escala social determinada. coleccionismo y encargo (siglos XVIII y XIX). 493-496. El marqués de Ureña fue quien impuso las teorías neoclásicas en la capital y provincia gaditana entre los años 1766 y 1806. Fundación Universitaria Española. siempre se manifestaron de forma colectiva. proyectando además los planos de los edificios más importantes del nuevo poblado de San Carlos. Jesús A. Las actividades culturales más importantes en la capital. se buscaba y acondicionaba un lugar. que con Fernando VII se difundieron y arraigaron. 1997. Lebrija.2. en el que posteriormente se reunían los componentes de un grupo e intercambiaban ideas y opiniones. Edit. Cádiz tuvo un importante papel en esa vía de difusión. Cádiz y de un observatorio astronómico en San Fernando404. Hay que recordar que la Sociedad Vascongada fue la referencia a seguir por las Sociedades Económicas de Amigos del País que posteriormente se fueron creando. 2005. 394. en su mayoría. Claude. Situación general de la educación Con el reinado de Carlos IV se instauró la base de los ideales neoclásicos. Universidad de Granada. que presentaba y desarrollaba sus inquietudes culturales405. 15-16. Madrid. Págs. Granada. En el año 1804. aunque sus orígenes se fueron gestando durante el siglo anterior. 403 167 . Ana Mª. de Historia del Arte. que es hoy una barriada de San Fernando. cuestión que denota el interés científico y cultural de los mencionados colectivos. ornato y música del templo. escrito en 1785 y la posterior publicación en 1813 de los Principios de Arquitectura según el Sistema de Vignola para uso de los alumnos de la Academia de Nobles Artes de Cádiz por Tomás de Sisto y Vaccaro403. aunque muchas de ellas sólo fueron la manifestación visible del GÓMEZ ROMÁN. debido a los estudios realizados por el marqués de Ureña que nos legó parte de su conocimiento en Reflexiones sobre la arquitectura.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX 2. Madrid. ya se habían creado sesenta y tres. Dpto. también realizó los planos de monumentos en Chiclana. consiguiendo un gran auge en todo el territorio nacional. Tomo I. El fomento de las artes en Granada: Mecenazgo. Ediciones Cátedra. Historia de España siglo XIX. 404 BEDAT. Págs. 405 BAHAMONDE. La Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (1744-1808). En el siglo XIX la cultura popular ampliaba su campo de acción para incorporar la idea de cultura militante. Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. las encargadas de fomentar y ampliar los nuevos conceptos artísticos. siendo las Academias de Bellas Artes. Hay que decir que esas entidades proliferaron en la ciudad. 1989. Pág. Ángel y Martínez.

a causa de los informes enviados por parte de los componentes de la Sociedad Económica de Madrid. 25-28. Claude. de diferentes formas: unas fueron las establecidas por las Sociedades Económicas en Segovia. de las Escuelas pertenecientes a dichas instituciones o de las Escuelas de Artes. Bajo esa perspectiva. Málaga. para enseñar y perfeccionar el nivel artístico de los artesanos407. mediante el cual. se obligaba a que todos los artesanos debían seguir los cursos que ella impartía. entre otras provincias. Ese pensamiento favoreció a las Sociedades Económicas y a la creación de escuelas de dibujo formadas por las mismas. LÓPEZ MARTÍNEZ. pero aunque la Academia admitió esa situación. Edit. envió a Madrid un informe en el que solicitaba la creación de una escuela. Por entonces. En 1784 el académico de honor Diego Rejón de Silva. creadas en todo el territorio nacional. Cit. pues se fundaron con el Real Decreto del 18 de noviembre de 1774. Bajo esos preceptos se entiende por qué las Sociedades Económicas se esforzaron tanto en crear escuelas primarias y de dibujo. hubo intención de crear una escuela de dibujo. tras recordar que las bellas artes eran “absolutamente necesarias para el lustre de una nación”. se crearon nuevas instalaciones para la enseñanza de dibujo. hubo también un cambio de mentalidad entre los académicos. Op.MENÚ SALIR Matilde Torres López poder central. pues muchas de ellas fueron el inicio de las posteriores Academias de Bellas Artes. se debía ampliar la instrucción. encargándose de dirigirlos directamente. Salamanca. Asunción. Págs. como es el caso de la de Cádiz. El papel jugado por los miembros de esas sociedades fue fundamental para elevar el nivel cultural del pueblo. tenían la intención de desarrollar las manufacturas e industria. para lo cual. 1987. y muy especialmente las que impartían docencia en el ámbito artístico. 168 . Todo eso llevó a una tirantez en las relaciones de la Academia de San Fernando y la Sociedad Económica. Valladolid y Granada. admitiendo que su centro era sólo una Academia de Bellas Artes y los artesanos debían formarse en otro tipo de escuelas. creándose mediante su gestión escuelas. a excepción de las de Jaén y Cádiz que se fundaron unos meses antes de dicho decreto406. En esta ciudad y en varias ocasiones. aunque dicho proyecto fracasó. Servicio de Publicaciones Diputación Provincial de Málaga. 406 407 BEDAT. 415. La Sociedad Económica de Amigos del País de Málaga. se esforzó por patrocinar nuevos centros. Pág. ejemplo de ello. Murcia. y otras fueron creadas por particulares con ideales reformistas. Tanto Floridablanca como Campomanes. fue la obtención en 1787 de un decreto real por parte de la Academia de San Fernando.

Cádiz y su provincia. Op. y que junto a otros compañeros. Aritmética y Geometría. pero no sin antes pasar por una serie de vicisitudes. Tomo III. Claude. Cit. la antigua casa-palacio de Recaño. el Obispo José Escalzo y el regidor Francisco de Huarte409. propiedad del BEDAT. El proyecto de creación estuvo secundado por personajes de mentalidad ilustrada como el Conde de O´Reilly. RODRÍGUEZ-PINERO BRAVO-FERRER. Los problemas eran mayoritariamente originados por el colectivo de doradores. La Escuela de Dibujo fue creada cuando el gobernador de la ciudad. dotándose a la misma por orden real. ya había tenido la idea de fundar una escuela particular-. inicialmente estaba en la Casa del Hospicio e impartía las clases de forma gratuita. Una escuela de ese tipo daría buena imagen de la cultura gaditana. en la ciudad hubo una Escuela de Dibujo. para la creación de la Escuela de Nobles Artes y que debía ser patrocinada por las arcas municipales. Joaquín de Fonsdeviela. A su vez. 271. 416-417. “El arte gaditano del Academicismo al Modernismo”. 409 408 169 . creada por el gobernador conde de O`Reilly.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX especificando que “en ninguna parte era tan necesario que se fomentaran como en Cádiz”. Javier. Pág. que contaba con el apoyo del marqués de Ureña. se quejaban del monopolio ejercido por los doradores. así como al propio personal. Anteriormente. ésta se fusionó en 1785 con otra Escuela dedicada a la enseñanza de Dibujo y a la Aritmética. de las más populosas y de mayor lujo. la ciudad más concurrida de los extranjeros. Antonio. Entre ese personal se encontraba Antonio Álvarez Torrado. y fundamentalmente por la gestión realizada del regidor Francisco de Huarte. la más rica.) Edit. resultado de la ampliación de otro centro de dibujo particular. a la mala situación artística existente en la ciudad: “Cádiz. Gever. quienes querían controlar todas las obras realizadas. Sevilla. la más miserable y la más atrasada”408. (Dir. según el escrito de Rejón de Silva: “coadyuvaría no poco a dar una idea a los extranjeros del esplendor y buen gusto de la Nación por las señales que vean en Cádiz” refiriendo de la siguiente forma. sólo en lo que toca a las bellas artes es la más mezquina. fundada por O´Reilly. DE LA BANDA Y VARGAS. particularmente con el gremio de plateros y con el profesor de pintura Antonio Álvarez Torrado –quién en 1769. que fue creado en el año 1779 por un grupo de plateros locales. 1984. Más tarde se instaló en un edifico más apropiado. se encargó de su instalación. que en ese mismo año había presentado un proyecto al Ayuntamiento. La Escuela de Dibujo. de un importante presupuesto. Págs.

A partir de una Escuela gratuita de Dibujo. comerciantes que fomentaban y apoyaban las actividades socio-culturales de la misma. III. 1997. Págs. Si bien desde un principio la Sociedad admitió a mujeres como socias. pues había sido becado por la Real Academia de San Fernando. Dpto. Madrid. Sílex Ediciones. de ciudad soberana a capital de provincia. A mediados de la centuria. 135. En dicho cargo le sucedió el también pintor Alejandro de la Cruz. con tan sólo cuarenta y cinco socios. La Sociedad Económica de Amigos del País gaditana. Vól. Granada. Se estableció por decreto de las Cortes en 1813. consolidándose al año siguiente. académico de mérito desde 1792. Aritmética y Geometría. Ana Mª. que personalmente había elegido el embajador en Roma. Contaba con distintas aulas. fue nombrado director Manuel Machuca y Vargas411. El afianzamiento de la Sociedad Económica. Tomo I. se celebró el acto de constitución y establecimiento de la Academia de Tres Nobles Artes de Cádiz. además de un jardín para aclimatación de la grana y la cochinilla. coleccionismo y encargo (siglos XVIII y XIX). y en la sección de Arquitectura. Universidad de Granada. 411 GÓMEZ ROMÁN. 170 . Pág. 1992. destacando las de Química.MENÚ SALIR Matilde Torres López conde de Cinco Torres y una de las casas más suntuosas y mejor situadas de la ciudad. quién llegó a ella con unos excelentes informes. se fundó el Estudio de Bellas Artes de la ciudad de Cádiz. de Historia del Arte. solicitó un informe para conocer la situación de la misma y tener constancia de ella en sus archivos. la 410 RAMOS SANTANA. fundada en 1789. cuyo objetivo era mejorar el nivel profesional y del artesanado. en 1814. 59-63. Geometría y Mecánica aplicada a las artes. fue una de las primeras entidades creadas en la ciudad a lo largo del siglo XIX. Cádiz en el siglo XIX. y sobre todo por la clase social a la que pertenecían. aprobándose definitivamente su reglamento por el Consejo de Castilla. Alberto. fue uno de los primeros directores que tuvo la institución. El centro comenzó a funcionar en el año 1785 El 29 de noviembre de 1788. la Academia de Bellas Artes de San Fernando. pues en su gran mayoría eran los burgueses de la ciudad. José Nicolás Azara. El pintor Domingo Álvarez. Sus locales se encontraban en la parte baja de las antiguas Casas Consistoriales de la capital. se reforzaba cada vez más con el número de socios. La Escuela fue dotada de una importante colección de vaciados. En el año 1795. El fomento de las artes en Granada: Mecenazgo. aún se conservaban y realizaba las mismas actividades para la que había sido creada: la enseñanza y preparación de las clases populares. en 1795410.

Quorum Libros Editores. Mujer muy comprometida con la política y las reuniones culturales locales. Artículo 1º. Legajo 3400. Una niña Regidora Honoraria de la ciudad de Cádiz. se destinarían a cada una de ellas. Años 1827-1832. Cit. con las que se pondría en marcha la Sección de Damas. la realizó la socia Elena Roberts de López413. Con idea de establecer las escuelas de niñas. Instituto Andaluz de la Mujer. Págs. 30-35. Consejería de Educación y Ciencia. Otra ilustre gaditana perteneciente a la Junta de damas de la Sociedad Económica de Amigos del País. Mujeres de Andalucía. Aprobado en Junta del 21 de agosto de 1818. de forma particular por la gestión de un grupo de cultas mujeres. cuya labor era exclusivamente gestionada por ellas.VV.H. Sevilla. 27-34. Esa sección fue fundada por las mujeres. Dicha actividad seguía las bases que con anterioridad se habían establecido en la Sociedad Económica Matritense de Madrid. 2001. que superaba la media de las de su tipo y en la cual recibían instrucción unas 280 alumnas. Págs. entre ellas y siendo una de las primeras socias de mérito y de honor. debido a su deslumbrante inteligencia y con una pensión vitalicia a pesar de contar sólo con doce años de edad416. Instituto Andaluz de la Mujer. 2000. fue madre de la escritora Cecilia Böhl. Escrito fechado el 9 de octubre de 1817. Junta de Andalucía. En el año 1817. Tras la creación de la Sección de damas y casi diez años después. dos socias.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX mayoría de ellas en esos primeros tiempos eran miembros de la nobleza y de la alta burguesía412. Edit. María Josefa Fernández de 412 413 LÓPEZ MARTÍNEZ. se nombraría una interina414.C.VV. fue Francisca Javiera Ruiz de Larrea y Aherán. Sevilla. Elena Roberts de López fue la responsable en seleccionar a las veinticinco socias que compondrían la junta directiva de la Junta de Damas. Consejería de Educación y Ciencia. Ficha Nº 7. en dicho escrito se proponía incluirlas en una lista electoral y de entre todas ellas saldrían veinticinco. Asunción. 417 AA. por ausencia de enfermedad. en clase de “Curadoras” y a falta de alguna. Edit. Título 8º de Escuelas. Cádiz. Reglamento para la Clase de Señoras de la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Cádiz. Junta de Andalucía.M. la Sociedad Económica envió una circular a cien mujeres de la capital. estaba la gaditana María del Rosario Cepeda y Mayo. conocida como Fernán Caballero417. que las había elegido por considerar que en ellas “concurren las circunstancias necesarias para el logro de tan beneficiosos fines”. Edit. Ficha Nº 6. Isabel. Op. Sociedad Económica de Amigos del País. Fue nombrada regidora honoraria en el año 1769. Mujer ilustrada que estuvo muy comprometida con la problemática y la enseñanza destinada a la mujer415. A. que gestionarían las escuelas gratuitas. Junta de Damas. se impartía una enseñanza muy selecta. 416 DE AZCÁRATE RISTORI. 2001. 414 Ibídem. se había instalado una escuela gratuita para niñas. 171 . 415 AA. Mujeres de Andalucía. promovidas a su vez por la entidad. en cuyas aulas. La elección de las veinticinco mujeres que compondrían la junta directiva. (Archivo Histórico Municipal de Cádiz).

incluso en hacer reformas.MENÚ SALIR Matilde Torres López Rábago. (resto 418 AA. Marquesa de Casa Rábago. siendo además su primera presidenta. Vemos que en el transcurso de los meses. Edit. Sesión 12 de julio de 1827.V. aprobándose el reglamento de las escuelas controladas por la Sociedad Económica gaditana y para las que se decidió. el presupuesto de la clase gratuita para niñas iba holgadamente.VV. Sesión del 8 de marzo de 1827.H. entregada por el cura párroco de la iglesia a la que pertenecían. el consistorio puso a cargo de los mismos a María Josefa quién supervisó la educación de las alumnas418.C. como se ha mencionado estaba formada por mujeres de la élite local. Instituto Andaluz de la Mujer. acordando también la Sociedad dar el dinero para la obra y aumento de útiles para la escuela de niñas su total $ 90421. entraban en éste círculo elitista. La motivación de su trabajo fue la educación de los niños y niñas pobres. según el siguiente documento: “Se leyó un oficio del Sr. sino que dependía de las pautas marcadas por la Junta de damas. además de dos centros de párvulos. de las Sociedades Económicas de Amigos del País de las correspondientes provincias. Los únicos documentos que debían presentar las aspirantes para asistir a esa clase eran el título expedido por la Diputación Provincial y la certificación de buenas costumbres. así como los presupuestos para los gastos ocasionados para su instalación419. Sesión 9 de mayo de 1827. la Clase de Señoras. Ficha Nº 8. que luego impartiesen la docencia en dichos centros. quienes por méritos propios o por estar vinculadas a personajes masculinos. para ampliar esta y que puedan entrar hasta el núm. Acta 7. Más tarde el Ayuntamiento crearía tres centros más para el mismo cometido de la enseñanza femenina. también formó parte de ese grupo de mujeres ilustradas de la Sociedad Económica de Amigos del País de Cádiz. sobraba del presupuesto que iban a ser 4. Hay que decir que en algunos casos. Fondos de la Sociedad Económica de Amigos del País de Cádiz. formar a un grupo de jóvenes. Creado el centro para la instrucción femenina. se decidió instalar la Clase de Señoras. La Sociedad Económica estaba de acuerdo en comenzar las clases. En marzo de 1827. Por tanto. fue denegada la solicitud de alguna joven. en el primer curso tuvo un elevado número de matrículas de alumnas. Acta 12. La Junta de damas. por lo que se tuvo que cambiar de local.M. 2001. Era el órgano directivo del cual dependían las enseñanzas destinadas a la mujer. de 100 niñas y no más. no era lo mismo. se puso en marcha la clase. suponemos que también para niñas. 420 Ibídem. Secretario en que la Sociedad acordaba hacer la obra en el cuarto de enfrente de la Clase. Creada la comisión. Junta de Andalucía. Junta de Damas 18271832. Consejería de Educación y Ciencia. por no reunir las condiciones solicitadas420.000 r. así como de los huérfanos de la ciudad. Sevilla. por lo que se permitieron realizar algunos extras: “Tras dar gastos de lo que iba de curso. Acta 1ª. 172 . 419 A. 421 Ibídem. Mujeres de Andalucía.

y la labor realizada por la mujer en la misma. Fondos de la Sociedad Económica de Amigos del País de Cádiz. Ibídem. Ibídem. la Sociedad Económica de Amigos del País se hizo cargo de la Sociedad Gaditana Protectora de las Nobles Artes. premiándose a la mejor labor de costura o bordado. que les de Lección de Bordar el cual podrá pagarse de las disminuciones del Regente”423. leemos lo siguiente: “Las Socias tienen el mismo derecho y prerrogativas que los Socios á excepción de pertenecer a la Junta de Gobierno”424. Sociedad proponiendo que las Niñas de la Escuela gratuita no den más de una Lección de Leer y Escribir y que disminuya el sueldo del Regente. aunque siempre dentro del plan de estudios de la Sociedad Económica. En los estatutos de la Sociedad Gaditana Protectora de las Nobles Artes y relacionado con el rol de la mujer. según apreciamos en las actas de diversos años. En la clase de niñas. oficiales o privadas. se había fundado en 1857. del mismo Reglamento. que a la enseñanza llevada a cabo por el profesor varón. llegaron a formar parte de la Económica como suscriptores. poniendo una Maestra con un sueldo de cinco pesos fuertes al mes. con el propósito de fomentar la creación artística en Cádiz. Imprenta de la Revista Médica. así como sus atenciones. Tuvo su propio local donde se reunían los socios. de las provincias investigadas. 1857.H. ya que a la mujer no podía acceder al nivel de gestión de la misma. diciendo que serían admitidas todas las personas de ambos sexos.C. y los jueves y domingos de cada semana. Capítulo 3º de los Socios. Como curiosidad. mientras que no encontramos referencias a premios relacionado con las clases de lectura y escritura. Acta 33.M. hay que mencionar que en el año 1872.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX 546) se invirtiese en algunos lienzos y zapatos para premios de las niñas que lo merezcan por su aplicación en los exámenes mensuales y generales”422. fundó la Sociedad Protectora de Animales y Plantas -primera de su tipo en toda España-. dentro de la institución. absorbida por la Económica. que desearan contribuir con su cooperación al fin de proteger las Bellas Artes. sino en el resto de entidades similares. Sesión 31 de diciembre. Estatutos de la Sociedad Gaditana Protectora de las Nobles Artes. Cádiz. se fomentaban las labores propias de su sexo. 424 A. se daba mayor importancia a la docencia femenina. 10. se exponían y vendían obras realizadas por los componentes de la misma. Cosa normal y usual en la época y no sólo en esa desaparecida sociedad. según acuerdo la Junta de Damas: “Se determinó oficiar a la Rl. los miembros de ésta última entidad. la Sociedad Económica gaditana. Tras leer este punto. 423 422 173 . con el fin de que a las niñas les quede tiempo para principiar a bordar. Art. Acta 18. Hay que señalar que en determinadas asignaturas. En 1860. vemos que de nada sirvió lo que escribieron en el artículo 2º. La sociedad. Sesión 5 de junio de 1829.

igual que el Liceo Gaditano que. Hemos de señalar que esa práctica era habitual en el periodo que estamos trabajando.000 reales al año. cosa que se llevó a cabo y con buenos resultados426. donde se recoge información de cualquier acontecimiento – artístico. 199. 426 GUÍA ROSETTY. decidiéndose que las obras seleccionadas. En mayo de 1874. Cádiz. pastel o lápiz. Ediciones. histórico o anecdótico. Madrid. En el año 1890. El tema que se debía preparar era de dibujos “al Blanco y Negro”. Como hemos comprobado. La Guía se encuentra en la biblioteca-hemeroteca el Casino de Cádiz. se celebró el Certamen Científico-Artístico-Industrial. para que abriese al público su biblioteca. la Sociedad Económica entró en crisis. 425 174 . aunque en los años siguientes. el Ayuntamiento gaditano acordó subvencionar a la Sociedad Económica con 8. Pág. Imp. con la idea de desarrollar las bellas artes y la literatura. Se organizaban sobre todo con dos propósitos: Premiar o recaudar fondos para determinadas causas. es un compendio de noticias aparecidas en el Diario de Cádiz. Artístico y Literario. se tuvo que reconvertir a los tres años. además de fomentar en sus salones las reuniones y tertulias de sus socios. en Sevilla. desapareciendo en los años veinte de la centuria427. en cuyos fondos hay material muy interesante. contribuyó en el año 1861 con dos cuadros. no se inscribió ninguna mujer como participante. la Sociedad Económica de Amigos del País. proliferó la creación de entidades que tenían como objetivo el fomento de las disciplinas científicas y culturales. posteriormente las sorteaba entre los componentes de la Sociedad425. Las obras que por diversos criterios llegaba a comprar la entidad. Giner. Cronista de la ciudad y de su Provincia. una de sus pintoras y asidua expositora María del Pilar Escribano de Paúl. fundado en abril de 1855. Galería biográfica de Artistas españoles del siglo XIX. Guía oficial de Cádiz. en la sección de Arte.ocurrido en la capital y provincia durante el siglo XIX y al que su autor ha editado por años. OSSORIO Y BERNARD. 192. Por José Rosetty. Pág. a las cuales sólo podían concurrir los socios. Concretamente en Cádiz. 1975. una Dolorosa y un Salvador. La Guía Rosetty. fue una de las primeras creadas en la centuria. así como la técnica. En el año 1844 se abrió el Liceo Científico. su Provincia y Dpto. 1877. una de las más importantes era la de proyectar exposiciones. viéndose obligada a su disolución en 1905. El Liceo estuvo poco tiempo activo. Tras tener una gran importancia en las actividades realizadas en la ciudad. nos hemos encontrado con entidades que en determinadas situaciones o momentos realizaban sorteos o rifas de objetos artísticos. se destinarían para la decoración del salón de sesiones de la Sociedad. pero no se pudo recuperar.MENÚ SALIR Matilde Torres López Entre las actividades que realizaba la Sociedad Económica. La temática era libre. La Revista Médica. sí en la de Música. destinados a recoger fondos para la creación de un monumento al pintor Murillo. M. siempre dentro de los objetivos planteados por la entidad. acuarela. pudiéndose trabajar con óleo. sobre todo en los años de la Restauración. En varios capítulos de este trabajo de investigación. Hubo un momento en el que se intentó su reconstitución.

entre las primeras estaban la de Declamación. cuyo propósito era facilitar las exposiciones de obras realizadas por artistas que vivían en Cádiz. jugó un importante papel en la cultura y el arte. 1986. centro de la alta burguesía. tanto oficiales como privados. 134-135. poco a poco el número de socios fue en aumento y sus actividades fueron más conocidas por la sociedad. El Casino y la ciudad de Cádiz. sobre todo los altos cargos429. La Sociedad Científica. Caja de Ahorros de Cádiz. cuyo objetivo era la mejora social y cultural de su clase. que aún hoy se conserva. 175 . Págs. Edit. en cuya sede instalada en un edificio unifamiliar típico de comerciantes del siglo anterior. Op. el Casino de Artesanos de Cádiz. Fernando. Alberto. El Casino Gaditano se fundó en 1845. tenía como idea prioritaria y mediante su labor. La entidad con fines recreativos y culturales. fomentar el estudio de las letras. Tras unos comienzos difíciles. “Cádiz y su pintura en el cambio del siglo”. que frecuentemente algunos de sus miembros se encontraban en el organigrama de otras entidades. que publicó el periódico Eco de la Fotografía. interés que se aprecia 427 428 RAMOS SANTANA. con una gran oferta de centros para distintos niveles.. Música. la Sociedad Fotográfica de Cádiz. hay que decir que la ciudad contaba a mediados de la centuria. sociedad y cultura en el Cádiz del siglo XIX. Cádiz. llamadas cátedras o academias. sobre todo con la organización de exposiciones artísticas428. PÉREZ MULET. Artística y Literaria -entidad creada en 1858. Bellas Artes y Literatura. navieros y comerciantes entre otros socios. creados por artesanos y trabajadores. 79-97. Política. se reunían políticos. Tal era el número de esas asociaciones. para debatir y marcar las directrices que se implantarían en la actividad gaditana. A mediados de siglo se instalaron una serie de centros. decidieron crear un periódico de tirada semanal. En el ámbito de la enseñanza. Contaba con una gran biblioteca y sobre todo una magnífica hemeroteca. Págs. El Ateneo contaba con diferentes secciones.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX por problemas internos. que se fundó en 1861 y en el año 1865 el Círculo Gaditano para el Fomento de las Artes. La Comisión de Monumentos Históricos y Artísticos de la Provincia. fue una constante en la población gaditana. La preocupación por la educación y la cultura. las ciencias y las bellas artes. En el mismo año. Cit. en el Ateneo de Cádiz. la Real Academia Filarmónica de Santa Cecilia. También se fundó en mayo de 1863. En 1872 se creó el Centro Artístico. por los miembros de la junta que clausuró el Liceo-.

había de dos tipos: gratuitas y de pago. como era el caso de la Sociedad Económica. así como las mensualidades que debían pagar. la pluma. en las 40 academias particulares se habían matriculado 834 niñas. pues seguro que al estar menos masificada la enseñanza privada. incluidos en los presupuestos municipales si dependían del Ayuntamiento o de diferentes cuentas. Como se ha podido comprobar. en ello también contaba y bastante.117 alumnos y sólo 495 alumnas en cuatro escuelas. si las escuelas eran patrocinadas por otras entidades. los centros públicos estaban masificados -la media era de 220 alumnos en cada centro-. Córdoba.MENÚ SALIR Matilde Torres López en la gestión llevada a cabo por parte de las autoridades municipales. Ayuntamiento de Cádiz y Monte de Piedad y Caja de Ahorros de Córdoba. estaban a cargo de los propios centros. 1983. por lo demás. La pintura gaditana (1875-1931). mientras que en las particulares. entre la enseñanza pública y la privada. el máximo era de 45 niños. que costeaban con fondos propios algunas de las escuelas. el aula del Refugio de Mendicidad con 50. Págs. pues si en la pública había cuatro colegios con 495 alumnas. 176 . en las primeras letras se observa que el proceso era contrario al de niños. por supuesto que siempre acondicionada para recibir a las alumnas. El número de alumnas por cada centro de enseñanza era muy variable. el papel. En el primer tipo se encontraban la Casa de la Misericordia con 125 alumnas. y la Escuela de extramuros contaba aproximadamente con 40 alumnas. ya que les aportaba más categoría. el poder adquisitivo de las familias. En todos esos centros escolares. Para ejercer la docencia en las academias particulares para niñas. sobre todo si la clase estaba en el propio domicilio de la profesora y era ella la única 429 PÉREZ MULET. los preferían. Fernando. La cantidad de alumnas en los centros privados de enseñanza era fluctuable. La diferencia es bastante notable y se deduce que los padres confiaban más en ese tipo de educación para sus hijas. Publicaciones del Excmo. en las que recibían instrucción primaria 992 alumnos. Con respecto a la enseñanza destinada a las niñas. igual que la de los varones. En el caso de las escuelas particulares para niñas. Edit. que si podían costear esos centros. las clases eran gratuitas. etc. salvo algunas excepciones y todo el material como la tinta. debían contar con un local apto para las clases o bien en una habitación de su propio domicilio. se personalizaba más. el requisito necesario que se pedía a las maestras era que debían ser examinadas. En las cinco escuelas públicas había matriculados 1. 17-18. La enseñanza privada contaba a mediados de siglo con veinte escuelas en la capital.

denominados amigas -equivalente a un parvulario-. suponemos que debía tenerse en cuenta el lugar donde estaba ubicada la escuela. Tanto los colegios públicos como privados. Existió también en la ciudad un centro de enseñanza para niñas pobres fundado por Mariana de Arteaga. Independientemente de esos centros de enseñanza primaria. pretendió desde sus inicios. en la calle del Pópulo Nº 291. Igual que en las clases de primaria. los locales podían estar preparados expresamente para las clases o bien se encontraban en el mismo domicilio de la maestra. sorprendió en su época por lo innovador que era en su metodología. que contaba con cuarenta y ocho alumnas y pagaban 10 reales al mes. En el caso contrario. que también estaban en los exámenes públicos. que llegados a ese nivel. solían tener sólo una docente. de marcado carácter conservador y moralista. en ocasiones admitía a alumnos gratuitamente. El programa de estudios de ese centro. desde 8 a 30 reales. donde aprendían niñas de corta edad. objetivo que consiguió. San Pedro y Santo Tomás de Aquino. eran visitados y controlados por los vocales de la Comisión Local e Instrucción Primaria. Los centros eran: San Felipe Neri. de donde venían alumnos a estudiar a Cádiz. modelo seguido por otros muchos colegios. existían en Cádiz unos locales. seleccionados a su vez por el 177 . promovieron la creación del colegio. estando el número de matrículas más bajo con sólo tres niñas.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX docente. el mayor número lo tenía la clase de Francisca Salas. Hubo 18 de esos locales donde se recogían a más de 200 niñas. ser un colegio modelo para la alta clase media. ejemplo de ello era la clase que impartía Felipa Mora. en el que había matriculadas unas veinte alumnas. en la calle Murguía Nº 143. pues la reputación del mismo se extendió por España e incluso por América. En las mensualidades por las clases también hay una marcada diferencia. tenían un marcado carácter clasista. Aunque era privado. allí se preparaban los hijos de las familias burguesas. Esos centros privados. cuya mensualidad era de 9 reales al mes. a pesar de ser el colegio más caro de España. La enseñanza secundaria a mediados de siglo se impartía en tres colegios –que también daban instrucción primaria-. buscando ante todo una diferenciación social y una preparación para el futuro. En esas diferencias de precios. San Felipe Neri. las primeras nociones las asimilaban cantando y recitando. pero en ocasiones excepcionales podian ser varias. El primero fue creado por un grupo de comerciantes de la ciudad y de ricos burgueses que tenían familia y al contar con hijos de edad escolar. así como el nivel que llevase la alumna.

por la gestión del marqués de la Ensenada. aunque no comenzó a funcionar hasta acabar su nuevo Reglamento. Hasta llegar a ese punto. Alberto. se vio reforzada por los servicios dados a las víctimas de las epidemias que asoló la ciudad y a los caídos en las guerras. Op. que estuvo totalmente aprobado en febrero de 1842. el Real Colegio de Medicina y Cirugía. Cádiz. Fundado en el año 1748. En el siglo XIX la labor de ese colegio. denominándose Academia Nacional Gaditana431. las Escuelas de Especiales de Industria y Comercio y Profesional de Náutica430. A lo largo de la centuria. la Facultad libre de Farmacia de Cádiz. María Teresa. la Academia tuvo un largo recorrido tanto en la instrucción artística. tuvo gran prestigio y de sus aulas salieron profesionales que luego crearían los centros de Barcelona y Madrid. la Escuela Libre de Derecho. como en el profesorado y en la gestión del panorama artístico local. se crearon otras instituciones como las Escuelas Normales. cuyo objetivo era formar a maestros de ambos sexos. 1989. concretamente en el año 1857. La Escuela permaneció con esa categoría.MENÚ SALIR Matilde Torres López Ayuntamiento y cuyo requisito era que hubiesen obtenido sobresaliente en todas las asignaturas del centro del cual procedían. a pesar que en 1811 solicitó a las Cortes su conversión en Academia Nacional con el título de Herculana. En la ciudad también impartía enseñanza secundaria el Instituto de Cádiz. recogiendo las enseñanzas de la Escuela de Dibujo. Cádiz contó con el centro de enseñanza médica más antiguo de España. 431 430 178 . 237-238. que tras una larga gestión no exenta de problemas. Págs. más bien la vía directa del anteriormente denominado Estudio de Bellas Artes de la ciudad de Cádiz o Escuela de las Nobles Artes que se fundó en la ciudad en 1789. pues era la heredera. En la enseñanza superior.3. Las primeras mujeres que tuvieron la oportunidad de estudiar en el instituto gaditano –al que nombraron provincial en 1875-. Estudio histórico de la Escuela de Nobles Artes de Cádiz: 17891842. 2. Industrias Gráficas Gaditanas. Aritmética y Geometría creada en 1785 -que a su vez procedían de una escuela de plateros de mediados del siglo XVIII-. GASCÓN HEREDIA. La Academia de Bellas Artes de Santa Cristina La Academia se estableció mediante el título otorgado por Real Orden del 16 de octubre de 1841. abrió sus puertas en el año 1863. 153-166. lo hicieron en el curso académico de 1872-73. Imp. Real Academia de Bellas Artes de Cádiz. Cit Págs. con el decreto del RAMOS SANTANA. No fue hasta el año 1842 cuando alcanzó tal rango.

de los cuales algunos pertenecían al Museo Provincial y otros estaban distribuidos en el edificio de la Academia. se encargaba de supervisar DE LA BANDA Y VARGAS. ubicada en la calle de las Bulas. tenía diversos cuadros de su propiedad. Catálogo-Exposición de Académicos pintores de Cádiz (1789-1983. se inició el curso en la Escuela de las Tres Nobles Artes. Diputación Provincial de Cádiz. Págs. para luego denominarse de Santa Cristina en honor de la reina madre. La Academia Nacional Gaditana de Nobles Artes. proveniente de la casa de Recaño. Edit. es muy conocida en la capital por tener en su azotea la torre Tavira. por José Rosetty. que contaba a su vez con estudios de modelo vivo y de maniquí realizados por los alumnos. 2001. Contaba además con una rica biblioteca de temática artística y de estampas. Págs. 7. adorno y modelado. Biblioteca de la Real Academia de Bellas Artes de Cádiz: 1789-1900. Antonio. 1983. Guía oficial de Cádiz. 434 GUÍA ROSETTY. de las que poseía varias colecciones434. Entre esos centros de estudios alojados en la Academia estaban: la Escuela de Maestría Industrial. 11-12. Cádiz. Disponía de una numerosa y buena colección de estatuas y extremos de yeso y otra colección de originales. Servicio de Publicaciones. 189-190. Excma. Edit. Vol. a donde se trasladó en el año 1838. Cronista de la ciudad y de su Provincia. Escultura y Arquitectura. mientras éste estuvo en el poder. estudios oficiales o libres que fueron surgiendo tras la desaparición completa de la Escuela de las Tres Nobles Artes. quien organizó la entrada por el centro de su amplia fachada. por lo que se llamó de San Baldomero. Ubicada en la Plaza de Mina. En ese tiempo. siguiendo las pautas y el modelo de la Real Academia de San Fernando. paisajes adquiridos por la corporación. independientemente de la enseñanza que impartía de pintura. Rosario. espacio que ocupó desde su fundación433. que preside la Plaza de Mina. Imp. 1877. 10-11. En octubre del año 1838. aunque las enseñanzas de Pintura. Cádiz. en la que se impartían las asignaturas de Pintura. La Revista Médica. la Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos o el Conservatorio de Música. su Provincia y Dpto. La obra de acondicionamiento la realizó el arquitecto Juan Daura. pues no pudo tomar el nombre de Santa Isabel. Cádiz. retratos y otras obras obtenidas mediante donaciones. escultura y arquitectura. 433 La casa de Recaño. Escultura y Arquitectura habían terminado en la ciudad435. así como copias realizadas por el alumnado. para cobijar nuevos establecimientos del Estado. Estudio de su patrimonio.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX regente Espartero. Caja de Ahorros de Cádiz. que se había ido enriqueciendo con otros dibujados para el estudio de figura. 435 MARTÍNEZ LÓPEZ. ya que así se denominaba la Academia de Bellas Artes de Sevilla432. Págs. anteriormente convento de San Francisco. siguió durante algún tiempo. La cesión de espacio por parte de la Academia. 432 179 .

desde dos años antes. de paisaje. año en el que por decreto del 31 de octubre se crearon las demás Academias provinciales. en las clases de dibujo de figura. En 1849. deseos vehementes de ocupar un puesto entre los artistas. También para demostrar y defender a su Escuela de Bellas Artes de comentarios que dudaban de la enseñanza artística en los centros públicos. en las cuales figuraban las listas de alumnos premiados. Cuentan éstas con hábiles profesores para cada uno de los diversos ramos del estudios: con excelentes originales. refutaba esos comentarios. para evaluar los aspectos positivos o negativos de cada curso académico. de adornos. y últimamente. con un Museo de Bellas Artes. cabezas. fue la publicación de las actas de las sesiones públicas. incluyendo los que se hallan en estudios preliminares de aritmética y geometría: y son muy cerca de los doscientos los que han entrado en el certamen del presente año. no debe perderse de vista el estímulo de que carecen los jóvenes en sus casas. y el aliciente que causa para la aplicación el certamen anual. pasó a ser Academia Provincial de segunda y en 1854 la nombraron academia de primera clase. extremos y aun de adornos: con maniquíes: con modelos para copiar el natural: cuentan. independientemente de su situación económica. La situación se aprecia en la Memoria de la Academia de Bellas Artes. de modelado. a la vez que se superaban en los trabajos para presentarlos a las exposiciones y a la propia institución. de pintura y de escultura. en virtud del cual se adjudican los premios. de perspectiva. con medios mucho más amplios y eficaces que los que proporciona la enseñanza particular. La publicación de las mismas beneficiaba al alumnado y sobre todo a la Academia: a los alumnos. En época no muy remota. iniciativa que copiarían otras Academias Provinciales. así en dibujo como en pintura: con buenas galerías de estatuas. incluso comparar el nivel de progreso con el de sus homólogas. ya que no todos tenían la posibilidad de pagar una enseñanza privada. porque los alentaba en sus estudios. origen del actual Museo Provincial de Bellas Artes. defendiendo la magnífica labor de la Escuela y de la posibilidad de preparar a futuros artistas. de 1856. Y esto 180 . aspiraciones más elevadas. frente a la enseñanza privada. comentando lo siguiente: “La enseñanza particular de las Bellas Artes. . en fin.MENÚ SALIR Matilde Torres López las obras realizadas en la provincia. Una de las iniciativas y logros conseguidos por la Academia a partir de 1851. Pasan de seiscientos los alumnos matriculados. los jóvenes gaditanos no se ocupaban de las Bellas Artes sino por distracción ó pasatiempo: hoy puede decirse que existen verdadera afición. no puede tener jamás los elementos que proporcionan las Academias. en la que el académico secretario Roque Yanguas. contando además.

Destaca la participación en Exposiciones Internacionales como la celebrada en Viena en 1875.. apoyó todo tipo de actividades en el ámbito creativo gaditano. La pintura gaditana (1875-1931). dedicados á estudios de carrera en que se gana curso.Agregase á esto la ampliación dada á las enseñanzas.. . Directores de caminos vecinales.. que hace pueda dedicarse á ellas el bello sexo: viendo en su consecuencia la Academia con la mayor satisfacción una clase de Señoritas.: cuenta además con la importantísima cooperación de las ilustradas y dignas corporaciones provincial y municipal: con hábiles profesores: con jóvenes en fin de disposición y de genio propio para las Bellas Artes. bien por la vía de la Escuela de Artes Aplicadas. De dicha visita -según el catedrático. Córdoba.B. además de dirigir. aplicarlas y dar el mayor rendimiento posible a la enseñanza artística.436. Edit. el día 19 de noviembre de 1856. fue de gran importancia para formar a la sociedad local.. concretamente la de Dibujo.. con la poderosa y eficaz protección del Gobierno de S.C.venía contento. Págs. que fueron en aumento durante la segunda mitad del siglo XIX. Cádiz. cuenta como en todo el Reino.A. 1983. Pero la mayor importancia dentro de esas actividades. Págs. 436 A. 18-20. contribuyendo con su categoría a respaldar iniciativas. Ayuntamiento de Cádiz y Monte de Piedad y Caja de Ahorros de Córdoba. Acta de la sesión pública que celebró la Academia de Bellas Artes de Primera Clase de la Provincia de Cádiz. pues había constatado que la Escuela de Bellas Artes gaditana no estaba tan lejos con respecto a la organización de las mejores de Inglaterra437. en Filadelfia el año 1876. 181 . ejemplo de ello es el viaje realizado a Inglaterra por el académico Adolfo García Cabezas. si procedía. bien por los certámenes y exposiciones. como sucede á los que pertenecen á las clases de Maestros de obras.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX sin hacer mención de los que. 4-6. Publicaciones del Excmo. fomentar y supervisar las funciones artísticas y didácticas. La enseñanza de las Bellas Artes de Cádiz. La Academia Provincial de Bellas Artes.M. que con sus delicados y brillantes trabajos hace honor á la Corporación que la estableció y á la provincia de Cádiz. para luego. (Archivo de la Academia de Bellas Artes de Cádiz). La primera fue en diciembre del año 1840. no entran en la oposición de premios. 437 PÉREZ MULET. Imprenta. en París en 1878 y en Barcelona en 1888. exponiendo obra un total de ciento treinta y tres artistas. la tuvo en la organización de exposiciones artísticas. y en ella participaron sólo profesores y aficionados.. 1856. Aparte de la organización del Museo de Pinturas y del mantenimiento de la Escuela Provincial de Artes e Industria. Fernando. Aparejadores y Agrimensores. Librería y Litografía de la Revista Médica. cuya misión era la de observar la organización y metodología de instituciones homólogas en aquel país.

Directamente a través de los artistas. al final de varios cursos académicos. incluso de otras provincias. fueron mejorando. como es el caso de una Escuela de Bellas Artes que se estableció en Sanlúcar de Barrameda. Págs. aprovechando las fiestas veraniegas de la Velada de los Ángeles. que también entregó otra colección de originales a la propia Escuela de la Academia gaditana. independientemente de que la Escuela estuviera o no bajo su tutoría. Petición que concedió la Academia. cedidos por el académico José Fernández de Celis. Uno de los momentos más difíciles por los que pasó la Academia de Bellas Artes fue en el año 1874. La mayoría de las adquisiciones las hacían la burguesía local. Igual que los alumnos varones. académicos. las actividades académicas se vieron muy afectadas. que al no contar con más ayuda que la de su corporación municipal -pues incluso su profesorado no recibía retribución alguna por dar las clases-. Esa situación se aprecia en la entrega de medallas a los alumnos. sino también con otros centros que solicitaban su ayuda. recibieron sus respectivos diplomas y un libro del 438 Ibídem. con el pretexto de llevarse la oficial a otro lugar y dejar la libre donde se encontraba. 182 . las alumnas nominadas. y su división entre oficial y libre. de los que ésta tenía en sus archivos. para que a su vez fueran los originales que utilizarían en dicha Escuela. ilustrada y dotada para que los certámenes siguieran sobreviviendo. comprometiéndose la Academia a enviarlas cuando la situación fuera más propicia. En 1879 se celebró la Exposición Regional. 15-18. en cuya muestra se podía admirar y comprar obras de autores de reconocida fama a nivel nacional. profesores o alumnos formados en la Escuela de Bellas Artes. acto en el que sí se entregó el diploma. A pesar de las vicisitudes por las que iba pasando la institución. enviándole además una colección de originales.MENÚ SALIR Matilde Torres López De las exposiciones que ella misma convocaba. sino también en la calidad de las obras presentadas. no sólo en número de expositores. la entidad siempre estuvo dispuesta a colaborar y no sólo con ella. en ese caso. hay que destacar que a partir de los años 1868 a 1870. solicitó a la Academia de Bellas Artes de Cádiz que le facilitasen estudios de dibujo. pero no las medallas. a la vez que fomentaba la labor de artistas locales. acompañadas de un profesor. que tras una ardua lucha por frenar el intento de separación de la Escuela. la Academia siempre estuvo presente en cualquier actividad artística que hubiese en la ciudad438.

pero hubo otra serie de factores que influyeron y mucho. En dicho discurso se hace referencia a dos retratos colocados en el salón de actos. Imprenta de la Revista Médica. fue nombrada académica de mérito de la Nacional de Santa Cristina en 1846. el 15 de agosto de 1874. Ana Urrutia creció y se desenvolvió en un ambiente artístico muy propicio para su aprendizaje y posterior evolución. Emilia Enrile y Flores y Alejandrina Gessler. fueron muy buenas en su labor artística. que hacía de sus obras unas composiciones muy bien estructuradas440.14. Es de destacar que la Academia de Bellas Artes de Cádiz. De las cuatro académicas sólo Victoria Marín Campo. que favorecía esa apertura tan necesaria a las inquietudes y reconocimiento de la obra de la mujer. En dicha Acta se recoge la entrega de premios a los alumnos de los cursos académicos 1871-72. Cádiz. Cada una de ellas tuvo una evolución profesional y afortunadamente. del resto de las académicas no tenemos constancia que realizaran esa labor. Cádiz. además casi todas las académicas pertenecían a familias cultas y sobre todo de gran nivel económico y social.A. de las que disfrutaba el varón. aunque en poca cantidad. con algunos toques de murillismo. 1874. relacionado con la mujer y la creación artística. 183 . Antonio. para ser nombradas con uno de los máximos títulos que otorgaba la Academia de Bellas Artes. pintora nacida en Cádiz – 1818-1850-. Págs. en tales nombramientos. 8-28. debieron de sobresalir bastante en el ámbito artístico. en una época y mentalidad donde el papel de la mujer estaba muy por debajo de las expectativas.B. Acta de la Junta pública celebrada por la Academia Provincial de Bellas Artes de Cádiz. desarrolló la actividad docente de forma particular. 1983. La pintura de Ana de Urrutia plasmaba en sus obras un estilo de raíces neoclásicas. Ana Gertrudis Urrutia Garchitorena de Urmeneta. 1872-73 y 1873-74. ambos pertenecientes a dos artistas a los que se les 439 A. con una dedicatoria de la Academia en la que se leía “Premio al mérito”439. dicha carrera se vio truncada por enfermedad en pleno desarrollo pictórico. 440 DE LA BANDA Y VARGAS. en el siglo XIX contó entre sus miembros con varias mujeres académicas: Ana Urrutia de Urmeneta.C. Caja de Ahorros de Cádiz. Las pintoras mencionadas. Efectivamente. aún queda obra de estas artistas. Edit. Victoria Martín Campo. Pág. fue un miembro notable en la Academia y su esposo era el escultor Juan José de Urmeneta. Catálogo-Exposición de Académicos pintores de Cádiz (1789-1983. no olvidemos el ambiente cosmopolita en el que se desenvolvía la ciudad. aunque nunca llegó a ser alumna de la Escuela.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX académico José Fernández de Celis. De ella hemos encontrado datos interesantes en el Discurso pronunciado por el académico Adolfo de Castro. Su hermano el pintor Javier de Urrutia.

Lo que sí es segura es su vinculación con la Academia. Junta de Andalucía. Libro de Actas de la sesión pública que celebró la Academia de Bellas Artes de la Provincia de Cádiz. Victoria Martín Barhié. título que mantuvo hasta su defunción en el año 1869. Sevilla. las demás estarían en la categoría de segunda. Comenzó su aprendizaje artístico en la Escuela de la Academia de Bellas Artes de Cádiz y fue alumna de uno de los maestros del neoclasicismo. Biblioteca Municipal de Cádiz.C. Museo de Cádiz. recientemente restaurada. pues la Academia becaba a los buenos alumnos con viajes a París y Roma443. Pintora nombrada académica de mérito de la Nacional de Santa Cristina.B. Pág. 5. suponemos que estaría en la Clase de Señoritas. 2001.A. Consejería de Educación y Ciencia. Málaga y Sevilla. 441 184 . Págs. Mujeres de Andalucía. No hay constancia de si reforzó su formación artística con algún viaje. Imprenta. Martín. desde el año 1847.M. entre las que estaba Sevilla. Instituto Andaluz de la Mujer. Victoria supernumeraria de la Provincial de Bellas Artes de San Baldomero. 443 AA. la pintora contaba con una trayectoria laboral y artística reconocida. 1851. En 1853 se le nombró académica Lámina 27. 442 B. Imprenta. hasta su reconversión en 1849442. Especificándose que sólo algunas serían en ese momento de primera clase. Autorretrato. Librería y Litografía de la Revista Médica. De esta académica podemos ver en el Museo Catedralicio gaditano una magnífica obra de grandes dimensiones. nacida en Cádiz en 1784. En el Capítulo 1º se establece la organización de Academias Provinciales de Bellas Artes en diversas ciudades. Cádiz. pero debía ir a algunas asignaturas o clases puntuales ya que cuando se inauguró la mencionada clase en el curso académico de 1852-53. que donó a la Academia en el año 1847. 1850. Real Decreto dando una nueva organización a las Academias y Estudios de las Bellas Artes.C. el pintor Manuel Montano. Según el autor de la ficha Victoria Martín fue alumna de la Escuela de Bellas Artes de Cádiz. Fondos impresos de la Academia Provincia de Bellas Artes. cuyo título es La estigmatización de San Francisco o también llamada Visión de las llagas de San Francisco. Librería y Litografía de la Revista Médica. 27-28. fallecidos a temprana edad-.MENÚ SALIR Matilde Torres López auguraba un gran futuro dentro de panorama local -los dos eran gaditanos. eran José María de Utrera y Cadenas y Ana Urrutia de Urmeneta441. En el Museo Provincial de Cádiz. Ficha Nº 9. debido a su frecuente participación en las exposiciones que la entidad organizaba en la ciudad. A. ejecutada en 1841. Documento 1. Granada. Apéndice Documental. Cádiz. entre las que se encuentran las andaluzas de Cádiz.VV. hay un retrato realizado por la misma artista de Don Joaquín Fonsdeviela. el día 17 de agosto de 1851. Edit. además de ser académica.

un Autorretrato y un lienzo de Psiquis y Cupido. Cit. Historia social de los pintores del siglo XIX en Málaga. 1872. Dolorosa. Universidad de Málaga. un retrato de dicha Señora y un libro de grabados de la galería de Orleáns del Palacio Real de París”446. 95-102. por ello la Academia. La pintura de Victoria Martín Barhié del Campo. Imprenta de la Revista Médica. Págs. Cádiz. que excedía á los límites de una “aficionada”. Llegó a presentar obra en las muestras que organizaba dicho centro. Catedral de Cádiz.C.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX Artista y docente antes de ser académica de la Academia de Bellas Artes gaditana. 8.B. Esta mujer ejecutaba sus obras con tanto gusto y composiciones de temas religiosos. Edit. que representan: La Casta Susana. 446 A. Pág. la nombró Académica de mérito en la sección de Pintura “Hasta en los últimos días de su vida demostró Lámina 28. estuvo en Málaga. 445 DE LA BANDA Y VARGAS. Málaga 1985. el 7 de agosto de 1870. se mantuvo su trabajo en las delicadas retratos445. mitológicos y perfección. varios lienzos como La Adoración de los Pastores. entre los años 1844 y 1845. obras donadas a la Academia en el año 1870. El Nacimiento. casi inexistente en el resto de las escuelas andaluzas en esos años. además de impartir clases de Dibujo y Pintura en el Liceo de la ciudad444. Acta de la sesión pública que celebró la Academia de Bellas Artes de Primera Clase de la Provincia de Cádiz. También podemos PALOMO DÍAZ. Antonio. que nos dejó un recuerdo con legado de cuatro cuadros al óleo pintados por la misma. 444 185 . Sichis y Cupido.A. responde al estilo neoclásico. Pág. 13. De esta autora podemos ver en el Museo Provincial de Bellas Artes de Cádiz. Victoria Martín. Op. Francisco J. tanto amor y deferencia á esta Corporación. donde abrió un taller particular.

pero habiéndose hecho observaciones por varios señores y en especial por el señor presidente refiriéndose á una Real orden del año 1853 en que prohibía a la Academia separarse de lo dispuesto en el Decreto orgánico de 1849 respecto á expedir títulos de Académicos.MENÚ SALIR Matilde Torres López apreciar en la Catedral gaditana un gran lienzo de San Lorenzo y en pequeño soporte una Dolorosa y un Ecce-Homo. 1908. Pág. Dª. cuya Real orden no fue posible hallarla en el momento. Con respecto al nombramiento de esta académica gaditana. como MAYORAL Y PARRACÍA. Cádiz. Dª. viuda de Gutiérrez. y Dª. Emilia Enrile. Anselma. se acordó que por la Junta de Gobierno en unión con los propuestos se resolviese éste particular para lo cual le daba la Academia todas sus facultades. Tras apreciar el desajuste cronológico. se acordó nombrarlas Supernumerarias por estar dentro de las categorías Académicas que reconoce la legislación vigente. en la inteligencia de que ésta vería con gusto que se llevasen a cabo los deseos de sus compañeros del mejor modo posible”. Anselma Lacroix). La Academia acogió satisfactoriamente estas propuestas. Dª. mientras que en la mayoría de textos bibliográficos aparece el año 1872. Así que el día 28 de febrero del mismo año. se decidió nombrarlas académicas supernumerarias: “Habiendo sido citados los señores Académicos Fernández y Botella al tenor de lo acordado al punto noveno de la Junta general ordinaria de 23 de Enero último. su biografía y sus obras. Alejandrina Gessler de Lacroix y doña Emilia Enriles. Propuesta la cuestión del nombramiento de Académicas a las Sras. viuda de Gutiérrez. con el nombramiento de estas dos artistas el 11 de agosto de 1872. Emilia Enrile. Alejandrina de Gessler de Lacroix. Imp. En el acta de la Academia celebrada el 23 de enero de 1878. conocida en el mundo artístico por Mme. entraron en sala. Alejandrina Gessler (Mme. Fernández y Botella presentaron dos expuestos proponiendo para Académicos de esta provincia. De Alejandrina Gessler y de Emilia Enrile. en cuya sesión se dijo “Así mismo nombro Académicas supernumerarias a las Sras. Dª. Manuel Álvarez. pone como año de nombramiento 1878. Pedro. 1878. hay un desajuste cronológico. hemos localizado el Acta de la Academia de Bellas Artes de Cádiz de 1872. Anselma. Dª. estando prohibido que haya Académicas de mérito”447. sobre el año de nombramiento de académicas de Emilia Enrile y de Alejandrina Gessler. y á la Sra. á la Sra. 10. 447 186 . pues éste autor y según la información que nos brinda. se lee lo siguiente: “Los señores Académicos Martínez del Rincón. hay documentación de su nombramiento como académicas. Alejandrina Gessler de Lacroix conocida en el mundo artístico por M.

En 1852 comenzó un viaje de estudios con sus padres a los museos de Madrid. fue discípula de la Escuela de Bellas Artes gaditana. fallecida en Cádiz en 1905. de todas formas. mostrando su primera obra en el Salón de 1863. A partir de entonces participó con bastante frecuencia en los salones de París. Aurora Alejandrina Gessler. de El pintor Clemente de Torres. Edit. Alejandrina aprendió en Cádiz sus primeras lecciones de dibujo y de pintura. Cit. cuando aún era alumna de su Escuela. cónsul general de Rusia en España y de Aurora Shaw 450. En esa composición se representaba La pintura. como la pintura de tres paños que decoraba el salón principal de su palacio de París y que hoy se encuentra en el salón de retratos del Museo de Bellas Artes de Cádiz. titulada La Sagrada Familia.C. De esta autora hay un lienzo en el Museo Provincial de Bellas Artes de Cádiz. Londres. 449 MUTIS. trabajó en la capital con Gerome. a veces se señala Cádiz como lugar de nacimiento. Expuso en numerosas ocasiones a partir de la Exposición Pública de 1854. Baunat. donado a la Academia de Bellas Artes en el año 1858. fue una pintora nacida en Cádiz en 1831. 24. 450 Sobre la madre de esta artista. es seguro que provenía de la burguesía andaluza 448 187 . Cádiz. El día 11 de agosto de 1872. En 1872 fue designada miembro de la Academia449. Acta de la sesión pública celebrada por la Academia de Bellas Artes de Primera Clase de la provincia de Cádiz. cuadros de temática religiosa o costumbrista. Op. Posteriormente se dedicó al género decorativo y a ese estilo pertenece su obra más importante. Berlín y San Petesburgo. especializada en copias y temas de carácter religioso. La tierra y Las cuatro estaciones. B. hija de Alejandro Gessler.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX premio merecido a tan distinguidas artistas y que reúnen la circunstancia de ser hijas de esta ciudad“448. José Celestino. Finalizado el viaje en 1853. Fondos impresos de la Academia Provincia de Bellas Artes. Pág. conocida como Madame Anselma. Catálogo. Emilia Enrile Flores de Gutiérrez. Pág. Siglo y Medio de arte gaditano. presentando retratos. París. se instaló en París. en Francia. cuadro que estaba destinado al castillo de Montegut.M. 1984. mientras que otras es la ciudad de Málaga. Caja de Ahorros de Jeréz. Chaplin y Lefevre. 19. 1834-1984.

1878. Tras una gran labor. Cinco años después de haber sido nombrada académica. organizada por la Academia gaditana. Lacroix los honores y consideraciones de Académico 188 . por no estar estipulado en los reglamentos que fuese de mérito. como escenas de Carnaval. cuyo título es La Adoración de la Cruz.. por dicha obra fue premiada con la medalla de oro. esta artista fue nombrada académica correspondiente en París. Alejandrina Gessler presentó un pequeño lienzo a la Exposición de Bellas Artes. Cuando volvió a Cádiz en el año 1871. Viajó a Marruecos y de allí regresó a París. Semana Santa y Corpus. se dedicó a pintar temas relacionados con el costumbrismo español. La adoración de la Cruz.. En 1878. según el siguiente documento: “. Museo de Cádiz.La Real Academia de Bellas Artes de San Fernando que entonces se hallaba dirigida por el eminente maestro D. reconocida y premiada por sus contemporáneos. Federico de Madrazo y que en sesión celebrada el día 1º de Junio de 1891 determinó conceder á Mme.MENÚ SALIR Matilde Torres López Lámina 29. por la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. la Academia de Bellas Artes de Cádiz la nombró académica supernumeraria. Alejandrina Gessler Shaw.

MAYORAL Y PARRACÍA. 186-188. Madrid. Pedro.para el teatro de Cádiz y el cuadro La adoración de la cruz. Morgan de París453. tres de Arquitectura. una de Geometría. La nueva categoría no cambió su precaria situación y fue a partir del Real Decreto de 1849. En 1891 le fue encargada la pintura del Ateneo de Madrid. Pintando el mundo: Artistas latinoamericanas y españolas. esta última obra. Nº 37. 2000. hasta que fue designada Academia Nacional en 1841. 453 PEMÁN Y PEMARTÍN. 1964. como resultado de su control y recaudación. El centro estuvo subvencionado por el municipio. estuvo dirigida por una junta de consiliarios y no exenta de problemas. hay obras expuestas en el Museo Provincial de la capital. Edit. Marian. César. los gastos fueron sufragados únicamente con los impuestos recogidos al comercio de la ciudad. En los primeros años de su apertura. Instituto de la Mujer y Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales. Pág.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX Correspondiente en París y que se le expidiese el diploma que así había de acreditarlo”451. se pueden contemplar en el Museo Provincial de Cádiz los lienzos de La adoración de la Cruz y Alegoría de la Música. pues era gratuita e incluso el material se entregaba al alumnado. contaba con dos clases de Aritmética. Esta pintora publicó diversos trabajos y un libro titulado Recuerdos de Cádiz y de Puerto Real. una de Grabado y varias aulas para enseñar a los estudiantes los principios de Anatomía. Pág. Dirección General de Bellas Artes. entre otras obras452. que es una de sus mejores obras. Instalación de la Escuela de Bellas Artes La creación de la Escuela de Bellas Artes. Pág. Madrid.1. Noemí y L.F. Catálogo del Museo Provincial de Bellas Artes de Cádiz. Al morir. 451 189 . con la idea de socializar la enseñanza. fue donada por los Hnos. De Alejandrina Gessler. Cit. dos de Estudios de Dibujo del antiguo y del natural. concretamente un techo. Alejandrina Gessler (Mme. 452 MARTÍNEZ DÍAZ. 15. cuando se transformó en Academia Provincial de Bellas Artes de segunda clase. Cuadernos inacabados. Tanto de esta autora como las anteriormente mencionadas académicas de Bellas Artes de Cádiz. CAO. La Escuela de Tres Nobles Artes. (Pinturas). 2. legó al Museo de Cádiz el techo que pintó para su palacio: el telón boceto –de grandes dimensiones. 177. Op. nombrada por ello socia de honor de la entidad. tiene los mismos antecedentes de la Academia Provincial de Bellas Artes. Anselma Lacroix). en el año 1907. Dª. Desde su fundación.3. Edit. Ministerio de Educación Nacional.

a través de la Universidad Hispalense. 2001. pues al ser creada la Escuela local de Bellas Artes.MENÚ SALIR Matilde Torres López gestionado directamente por la Academia. En el año 1858 y con carácter de independiente. La separación de la Escuela. Pág. estampas o los modelos más importantes de esculturas. se fundamentaba en que la gaditana nació y se mantuvo gracias a una iniciativa tomada en el seno del comercio local. Diputación Provincial de Cádiz. Edit. La Revista Médica. repercutió en su funcionamiento454. de acuerdo con el reglamento orgánico de 1849. 1877. no supuso una ruptura con la Academia ya que la institución siempre estuvo preocupada por el nivel de la docencia artística que en ella se impartía. su Provincia y Dpto. En el año 1869 fue suprimida. pagados entre el Ayuntamiento y la Diputación Provincial456. pero impartiéndose su docencia en el mismo local. Cádiz. pues cuando el comercio comenzó su declive. al menos en la teoría. Guía oficial de Cádiz. III. Tras la reforma de 1849. pagar los sueldos de los profesores y sus ayudantes. sino que también había fondos para pensionar a los mejores alumnos. Vol. declarándola libre. 21-23. afectó seriamente a su economía. Vol. se creó la Escuela Profesional de Bellas Artes. Esa entrada económica. Rosario. en que las Escuelas de Bellas Artes pasaron a la plena jurisdicción de los rectorados de sus respectivos distritos universitarios. así como la compra de libros. se mantenía de los fondos que recibía al cincuenta por ciento. Es por ello que la diferencia de esta Escuela con otras. 454 190 . Cronista de la ciudad y de su Provincia. Excma. viéndose limitada en uno de sus principales cometidos. Estudio de su patrimonio. con idea MARTÍNEZ LÓPEZ. Págs. a la vez que la Escuela pasaba a ser gestionada por el Ministerio de Fomento. concretamente con las Escuelas investigadas en el presente trabajo. dependiendo otra vez de la Academia. 135. Pág. en la que el siguiente curso académico se encontraban matriculados 493 alumnos de ambos sexos455. igual que las del resto de país. de ciudad soberana a capital de provincia. Alberto. Servicio de Publicaciones. Por José Rosetty. 190. De nuevo en el año 1872 volvió a ser declarada de enseñanza oficial. Cádiz. 455 RAMOS SANTANA. Roma y Madrid. e incluso incorporó en su claustro a las más destacadas figuras. 1992. tuvo la categoría de segunda clase y no fue nombrada de primera. 456 GUÍA ROSETTY. sólo quedó como tutora. Imp. Cádiz en el siglo XIX. la Academia Provincial de Bellas Artes de Cádiz. La Escuela. Madrid. Biblioteca de la Real Academia de Bellas Artes de Cádiz: 1789-1900. en la que impartía los estudios elementales y continuaba con los superiores. no sólo permitió mantener a la institución. condición que se mantuvo hasta el año 1892. Dicho sistema tuvo su lado negativo. que ampliaban sus conocimientos en diversas ciudades como París. por lo tanto. hasta pasados cuatro años. Sílex Ediciones.7.

Edit. Archivo Escuela de Bellas Artes de Cádiz. repercutiendo en los salarios del personal. según apreciamos en un escrito que envió el director de la Escuela al Rector de la Universidad de Sevilla en ese mismo año de 1892458. Conserjería. pasó por diversas etapas y vicisitudes a lo largo de su historia. Esta Escuela. reseñándolo en la Memoria de 1881. permitiendo la entrada a esa clase de 24 alumnos más. Catálogo-Exposición de Académicos pintores de Cádiz (1789-1983. a la vez que se pintó el local. fue el traslado de la clase de Perspectiva a otra planta.debiera haber coincidido con la distribución de premios á los DE LA BANDA Y VARGAS. 1983. igual que sus homólogas andaluzas. la Escuela se sufragaba con los presupuestos que para ella libraban el Ayuntamiento y la Diputación Provincial de Cádiz y gracias a éstos y la gestión de su junta directiva. no era así por parte de la Diputación que le adeudaba grandes cantidades. y varios de los problemas que siempre las acuciaban. eran el económico y el de espacio. Cádiz. La clase de Dibujo lineal y de adorno. Años 1892 a 1894. se pudo restaurar el edificio y ampliar una serie de clases. sala de profesores y despacho del director459. los bancos y los pupitres. Caja de Ahorros de Cádiz. Según la Memoria de 1876. además de otros gastos. también tuvo momentos conflictivos.C. que en el acto de inauguración. 458 A. en la que su ampliación daba espacio para 35 asientos más.. fue arreglada tras reiteradas peticiones ampliándose y pintando paredes y techos.E. 12. así como pupitres e instalación nueva de luz de gas. el académico secretario Francisco Fernández Fontecha: “. Legajo. No obstante. Documento 2. Entradas. Apéndice Documental.B. la ampliación que se había realizado en el Museo de Bellas Artes debía haber coincidido con la entrega de premios a los alumnos del curso anterior de la Escuela. la relación entre ambas tras la separación. En la misma remodelación se instaló luz de gas en la Secretaría. algunos de extrema urgencia. también fomentó la labor de los alumnos mediante la concesión de premios457. Si las instituciones antes referidas debían aportar por igual el 50 % para la marcha de la Escuela. que antes compartía clase con Dibujo de paisaje de lápiz. Oficios y Documentos. Antonio. Uno de los primeros cambios de esa labor. Tan grande fue el problema económico.A.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX de mejorar siempre la enseñanza. también se puso la instalación de gas y se hicieron nuevos pupitres. ocupados antes por los alumnos de Paisaje. Pág.. si bien el Ayuntamiento cumplía con su presupuesto. Otra mejora se realizó en la clase de Dibujo elemental de figura. 457 191 . no siempre se respetaba esa cláusula.

Imprenta de la Revista Médica. Juan de la C. enviado por el rector de la Universidad de Sevilla. Cádiz. Acta de la Junta pública celebrada por la Academia Provincial de Bellas Artes de Cádiz. 461 A.A. Como era de justicia. así lo consideró un empresario gaditano que quiso colaborar económicamente para estimular a los alumnos de las clases de Dibujo lineal y de Adorno. Cádiz 1886. 2. en el curso de 1884-85. Págs. de todo lo cual carecíamos. 26-27. al director de la Escuela de Bellas Artes de Cádiz462.B.. nos manifestó su deseo de destinar la suma de 80 pesetas para recompensar con un premio especial y en la forma que mejor estimase la Academia. esta Academia aceptó con el mayor gusto el donativo. Pág. el día 19 de noviembre de 1876. Con el paso de los años y a causa de una serie de medidas tomadas. D. Imprenta de la Revista Médica.A. Acta de la Junta pública celebrada por la Academia Provincial de Bellas Artes de Cádiz. establecida recientemente en la vecina villa de Puerto Real.C. La marcha de la Escuela era la idónea y la propia sociedad demostraba interés sobre el progreso de la enseñanza de Bellas Artes. Memoria acerca del estado de la Academia Provincial de Bellas Artes de Cádiz y adjudicación de premios a los alumnos de la Escuela dependiente de la misma. por carecer en absoluto de fondos para mandar acuñar medallas de premio y hacer una nueva tirada de diplomas. 24. debiendo dicha suma compartirse por mitad entre ambas asignaturas. Lavalle. la aplicación al estudio del Dibujo Lineal y de Adorno. como la separación de la Enseñanza oficial de la Enseñanza libre. Planes de Estudios La Academia gaditana. en toda la centuria decimonónica. 1882. impartió una amplia y adecuada formación a sus alumnos. sin saber cuándo las podremos satisfacer”460.1.C. de nuevo relacionado con el espacio y con los medios económicos. formalidad que no pudimos cumplir. El Sr.A. según el escrito de 1893. dueño de una importantísima fábrica de productos cerámicos. perseverando al par en nuestros deliberados propósitos. contrayendo deudas.C. la Escuela pasó por otra complicada situación. manifestando su agradecimiento al donante y acordó que las cantidades expresadas se entreguen á los alumnos que en el presente curso obtengan el premio ordinario por oposición en las referidas clases de Dibujo Lineal y de Adorno”461. según el siguiente escrito: “. 459 192 . para inaugurar el ensanche de sus salones.B. por tanto su Escuela. 16. Pág. Cádiz. incluso hasta bien entrado el siguiente A.B. de no abusar del buen crédito que disfrutamos. 460 A.3.MENÚ SALIR Matilde Torres López alumnos de la Escuela del curso anterior. Imprenta de la Revista Médica.1. 1876.. Curso 1880-81.

para la Sección de Señoritas. las asignaturas que se impartían eran las de Aritmética y Geometría. del Rector de la Universidad de Sevilla. Pág. Cabezas y Figuras. Córdoba. Cádiz. Colorido y composición. Ayuntamiento de Cádiz y Monte de Piedad y Caja de Ahorros de Córdoba.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX siglo. se impartían las asignaturas de Dibujo de figura. 1872-73 y 1873-74. Pintura de paisaje y Perspectiva. En los Estudios superiores. Pintura de Paisaje. 47. Dibujo lineal y de adorno. 462 193 . Apéndice Documental. La asignatura de Pintura era la elemental. Dibujo de paisaje y Modelado. Años 1892 a 1894. Oficios y Documentos. ya no eran independientes. Las asignaturas impartidas en la Escuela.B.A.B. Mientras que la de Antiguo y Ropaje contaba con las de: Extremos. Cabezas y Estatuas.C. y considerados como maestros destacan. encajaban en la de los Estudios superiores. Antiguo y ropaje. Edit. entre otros. Negociado 2º-32. el 15 de agosto de 1874. Fernando. Dibujo del natural y Colorido y composición. hubo una separación de los planes de estudios entre Enseñanza Elemental. Estaba incluida la de Dibujo de figura en los Estudios elementales. Escrito del 23 de octubre de 1893. impartiéndose en ese curso las siguientes asignaturas para los Estudios elementales: Aritmética y Geometría. Dibujo de Figura. Estudios Superiores y Clase de Señoritas. Documento 3. Perspectiva. 1983. se componía de las siguientes secciones: Extremos. aunque su enseñanza fuera libre.A.E. Modelado. Anatomía pictórica. A. vaciado y talla de adorno y Dibujo lineal y de adorno. Mientras que en el nivel superior se impartían las de Dibujo de Paisaje. en ese curso se aprecia que las asignaturas impartidas a la mujer. Publicaciones del Excmo. 1874. Acta de la Junta Pública celebrada por la Academia Provincial de Bellas Artes de Cádiz. con la asignatura de Dibujo de figura. vaciado y talla. En el primer nivel. el plan de estudios se modificó y si anteriormente la Sección de Señoritas era independiente de la Enseñanza elemental o de los Estudios superiores.C. Dibujo del natural. La pintura gaditana (1875-1931). Imprenta de la Revista Médica. con las asignaturas de Antiguo y ropaje y Pintura elemental para las alumnas465. En el curso de 1875-76. fueron incrementándose paulatinamente. se impartían Antiguo y ropaje. En el curso académico de 1873-74. 464 A. Dibujo de figura. sin secciones que la estructurara. En dicha Acta se recoge la entrega de premios a los alumnos de los cursos académicos 1871-72. Antiguo y ropaje y Pintura464. 42-43. José Morillos Ferradas y Salvador Viniegra y Lasso de la Vega463. Legajo. Preparación artística e influencia que a muchos de ellos los lanzó al ámbito nacional. La asignatura de Dibujo elemental de figura. Págs. mientras que las asignaturas de Antiguo y ropaje y Pintura elemental. Entradas. 463 PÉREZ MULET. En la clase destinada a la mujer.

según vemos en el siguiente párrafo: “En 30 de Septiembre nos participó el Sr. Acta de la Junta pública celebrada por la Academia Provincial de Bellas Artes de Cádiz.A. con 11 litografías de cabañas. se comenzó a enseñar Dibujo de flores y adornos. D. el día 19 de noviembre de 1876.. y que con objeto de que no se perjudicase la enseñanza había designado con el carácter de provisional á D. que tuvo pocos alumnos y la otra de Dibujo del natural. Edit. a gran distancia del lugar de origen de la pintora. Edit. durante el curso 1877-78: “ . Sin embargo en una Escuela de Bellas Artes. en calidad de donativo y á petición nuestra. La Revista Médica. Cádiz. frecuentemente utilizaba ropa masculina para poder visitar espacios que le estaban prohibidos. las litografías que debían copiar los alumnos.B. José Moreno y D. Anexo Nº 2. No obstante.A. 466 A. á juicio suyo y al del Profesor de la asignatura. 194 . recibiendo también de la Facultad de Medicina.C. José Antonio Brea y García que. pues dentro de los Estudios Elementales y junto a la clase de Dibujo de figura.. cubrían más o menos las expectativas del centro con respecto a las matrículas de alumnos. un esqueleto humano sin armar para el estudio de la anatomía pictórica”466. A esa última puede que le afectase la ausencia por enfermedad de sus modelos. eran de Rosa Bonheur. Las asignaturas impartidas en la Escuela.para que su trabajo fuera aceptado en el mundo artístico. Acta de la Junta pública celebrada por la Academia Provincial de Bellas Artes de Cádiz. y con una bellísima colección de 105 láminas del curso de dibujo por Vargue y Jerome. pues en dos clases hubo escasa asistencia: una fue la de Colorido y Composición. Sres. Vicente García Lozano. Paradójicamente y según se aprecia en este documento.hemos aumentado la numerosa y excelente colección de originales para las clases. de Rosa Bonheur.MENÚ SALIR Matilde Torres López El siguiente párrafo es curioso y está relacionado con el material adquirido y destinado a la enseñanza de la Escuela. En ese mismo curso la Sección de Señoritas se vio gratamente ampliada. el día 30 de marzo de 1879. Tiempo después fue reconocido su trabajo en el ámbito artístico.C. reunía condiciones aceptables. Cádiz. Esta pintora del siglo XIX. que quedó casi desierta. pero a cambio de una doble y constante lucha: para que aceptaran su obra y para que no la ignoraran a ella. se mostraba su obra para enseñar a futuros artistas. La Revista Médica. 18. a algunas de las materias se apuntaban pocos estudiantes. 1879. 1876. autora que tuvo dificultades –por ser mujer. este último de alguna gravedad. ya que había más solicitudes que plazas. Desgraciadamente el 27 de Octubre falleció el segundo de 465 A. incluso a veces la sobrepasaba. según la Memoria del curso académico de 1884-85.B. Pág. Director de la Escuela que se hallaban enfermos los dos Modelos de la misma.

perro. Págs. escuadras y compases. pato. Para la clase de Dibujo Lineal y de Adorno se compró una colección de originales litografiados. una colección completa de pesas y medidas del sistema métrico decimal.B. Cádiz 1886. se compraron algunos modelos y originales. ó Estudio de los cinco órdenes. y uno de las publicaciones siguientes: Tratado de Arquitectura. 467 195 . 16-18. entre otros materiales468. Memoria de la situación de la Academia Provincial de Bellas Artes de Cádiz y adjudicación de premios a los alumnos de la Escuela dependiente de la misma. Memoria de la situación de la Academia Provincial de Bellas Artes de Cádiz y adjudicación de premios a los alumnos de la Escuela dependiente de la misma. 14-15. En la de Anatomía pictórica y en la de Dibujo Lineal y de Adorno. durante el curso académico de 1884-85 se hizo una serie de adquisiciones para reforzar determinadas clases. por acuerdo de esta Junta de Gobierno con objeto de que ese Claustro de Profesores emita dictamen. en solicitud de que el Establecimiento costee un modelo vivo de mujer para estudio de la citada Clase.B. A.C. rana.A. con sus correspondientes soportes para facilitar su copia. así como: reglas. por parte del presidente de la Escuela quién hacía la siguiente solicitud: “Adjunta remito a V.. 468 A. abonamos dos meses en concepto de tocas. en el curso de 1884-85.C. encargado expresamente para la protección de dicho material. adquiriéndose por tanto dos ejemplares. una instancia que me han dirigido los alumnos de la Clase de Dibujo del Natural de esta Escuela. Págs.A. En relación con el material destinado a la enseñanza. que anteriormente no se habían podido adquirir.I. Nuevo tratado de carpintería. por estar muy por encima del presupuesto destinado a ello. así como de varios animales: serpiente. Para cubrir esta vacante quedó nombrado como interino el citado José Antonio Brea”467. Para la clase de Anatomía pictórica se adquirió un esqueleto de mujer articulado y otro de hombre. Para la clase de Aritmética y Geometría. en el curso de 1884-85. halcón. debidamente autorizados. Colección de escaleras y Motivos de decoración exterior é interior. Cádiz 1886. Imprenta de la Revista Médica. etc. esos esqueletos se instalaron en un armario de cristales. Imprenta de la Revista Médica. También se consiguió una colección de piezas geométricas. que se utilizaban en las Escuelas de Artes y Oficios de Inglaterra y que estaba recomendada como texto en las Escuelas de igual clase establecidas en España. Hay un curioso escrito enviado a la Academia de Bellas Artes de Cádiz. mono. á cuya viuda. cuyo título era “Estudios preliminares de Dibujo con sus aplicaciones á las artes industriales”.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX aquellos. loro. indispensables para las respectivas enseñanzas.

sólo contó con 3 alumnas matriculadas. por la cual sólo optaron y se examinaron a final de curso 7 jóvenes470. Hemos de recordar la tradición pesquera y marítima arraigada desde la propia fundación de la ciudad gaditana. Págs.A. se comenzó a impartir la asignatura de Acuarela. con 24 alumnas examinadas y otra asignatura muy curiosa. Libro de Actas de la Escuela de Bellas Artes de Cádiz. Nácar.A. Se introdujo la asignatura de Aritmética y Geometría.A. enviado por el presidente de la Academia al director de la Escuela de Bellas Artes.B. en la que trabajaron 15 alumnas. En el curso de 1888-89 se introdujo en la Escuela y dentro de la Sección de Señoritas. 195-196. 1881 a 1891. 1881 a 1891. se llegó a implantar una asignatura sobre tratamiento estético artístico de los mencionados materiales en un centro de enseñanza. En el curso académico de 1886-87.I. Tan importante era que como vemos. se servirá pasar a mis manos el citado informe tan pronto haya sido formulado por el Claustro de su digna Presidencia”469. Legajos. En el curso académico de 1887-88. Curso 1897-98. 469 196 . se denominó a partir de entonces Enseñanza Artística de Señoritas. hubo otro cambio en el plan de estudios destinado a la enseñanza de la mujer. que por estar tan bien realizados. era la de Objetos de Concha. 471 A.B.A. y una de ellas con nota Mediana. 1897-03. con estas asignaturas. materia en la que se presentaron a examen 23 jóvenes. Escrito Nº 199 del 20 de noviembre de 1886. también comenzó la de Grabado en dulce. Listas de examinados. A la vez que se implantaba la asignatura antes mencionada. por las posibilidades naturales del entorno. Curso 1886-87.B.MENÚ SALIR Matilde Torres López V. 470 A. la mayoría de ellas.E. en la Sección de Señoritas. que al tener costa y mar abierto al Atlántico. S/Pág. 472 A. nota de Sobresaliente al finalizar el curso. Libro de Actas. implantándose las asignaturas de Pasamanería y Bordados. Años de 18991900. Lista de examinados.C. de las cuales 7 de ellas obtuvieron la nota de Sobresaliente.C. la de Caligrafía Artística y la de Idioma Francés472. la asignatura de Confección de flores artificiales.C.E. llegando a examinarse a final del mismo 11 alumnas. A través de un oficio de 1891. Exámenes oficiales y no oficiales.B. que en ese curso. La última asignatura de Objetos de Concha.E.E. Libro de Actas. En 1897-98 se aplicaron otras innovaciones en la misma sección. ya no se producirían más cambios hasta el curso académico de 1902-03. a esa únicamente se matricularon 2 alumnas471.C. pues además de incorporarse varias asignaturas más. Curso 1887-88. Otra de las nuevas asignaturas era la de Modelado y Vaciado. (Archivo Escuela Bellas Artes de Cádiz). proponía que se A. Págs. no se impartía en todas las Escuelas de Bellas Artes. 38-40. También se instauró la asignatura de Bordados varios y Flores. daba la facilidad de obtener dicho material para luego y tras un acondicionamiento comenzar a hacer labores artísticas con ellos. tenemos constancia del trabajo de algunos alumnos de la asignatura de Acuarela. Oficios y Documentos. 3 fueron calificadas con nota Buena. Nácar. Aparece por primera vez la asignatura de Dibujo lineal y de Adorno. obteniendo.

2001. para que desde luego pueda proceder a dicha elección y al aprecio de la cantidad en que pueda pagarse cada una. Legajos. además que lo consideraban un honor pertenecer a la institución475. tanto gaditana. a la vez que con muy buena base y una extensa trayectoria. como de otras provincias. Oficio Nº 108. Estudio histórico de su patrimonio. la Clase de Señoritas en la Escuela de Artes gaditana se iba afianzando.I. aquellos que á juicio de V. sí de premios obtenidos por algunas de ellas en el año de apertura de la Clase de Señoritas de 1852-53.1. El oficio tuvo respuesta por parte de la Escuela. Servicio de Publicaciones.C. tengo el gusto de ponerlo en su conocimiento. Oficios y Documentos. 475 MARTÍNEZ LÓPEZ. que no aceptó las acuarelas para la clase de Acuarela elemental de la enseñanza artística de la mujer. 2. hechas por Alumnos y Alumnas de esta Escuela y que acompañan a la presente. además de su aplicación a la industria. iba en aumento el número de alumnas matriculadas. Edit. para que a su vez sirvieran de originales y lo copiasen las alumnas de dicha clase. Diputación Provincial de Cádiz. por 473 474 A. aunque sí reconocía que algunos de ellos estaban muy bien ejecutados474. Legajos. 25 de agosto de 1891. el escrito es el siguiente: “Acordado en Junta de Gobierno.E. aunque no tengamos datos numéricos de las jóvenes inscritas en los primeros cursos.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX colocasen en las Clase de Señoritas. realizándose a partir de ahí un seguimiento –no correlativo. Con la creación de nuevas asignaturas destinadas a la enseñanza artística de la mujer. Biblioteca de la Real Academia de Bellas Artes de Cádiz: 1789-1900.2. que se adquieran por esta Academia de Bellas Artes. 22.B.E. Pág.C. 197 . sirviéndose pasar a mis manos el correspondiente informe para su resolución”473. y de los Señores Profesores sean destinados dignos de servir como originales para la Clase de Pintura a la Acuarela de la Enseñanza Artístico Industrial para Señoritas. Oficios y Documentos.A. 11 de julio de 1891. Cádiz.A. Oficio Nº 64. pensaban que era de buen gusto que las jóvenes pudieran asistir a esas clases.B. Vol. Rosario. A. Matrículas de alumnas Con el paso de los años y el afianzamiento de la clase específica de la mujer en la Escuela de Bellas Artes gaditana.3. 7. de entre las Acuarelas copia del modelo vivo. Excma. en la que las jóvenes podían introducirse en el mundo de la actividad artística. No debemos olvidar que la alta y media clase de la sociedad. pues esa clase fue la primera creada en Andalucía. La primera relación la obtenemos en la Memoria finalizado el curso académico de 1858-59.

se matricularon 443 alumnos. Imprenta de la Revista Médica. á pintura: formando un total de quinientos doce alumnos”476.B.C. llegaban al 89 % del total. Pág. en el nivel superior 108 alumnos y sólo 51 alumnas en la Clase de Señoritas. 477 A. Cádiz.MENÚ SALIR Matilde Torres López carecer de algunos años. Actas de la sesión pública celebrada por la Academia Provincial de Bellas Artes de Cádiz. durante el curso 1873-74. 47.A. en comparación a sus compañeros varones que entre los dos planes de estudios destinados a la enseñanza del varón. las más adelantadas . En dicha Acta se recoge la entrega de premios a los alumnos de los cursos académicos 1871-72. sabemos que seguía la división de Enseñanza Elemental. 1874. vemos que en la Clase de Señoritas A. En el cuadro estadístico de los alumnos matriculados en la Escuela de Bellas Artes.. Pág. Los datos de alumnos matriculados en el curso de 1858-59 son los siguientes: “.A. En el primer nivel de enseñanza.hasta el curso académico de 1897-98. de paisaje y del antiguo y. trescientos noventa y siete: en estudios superiores y profesionales. Según observamos en el siguiente cuadro estadístico. 1872-73 y 1873-74. durante el curso académico de 1874-75. sesenta y uno: y además cincuenta y cuatro Señoritas dedicadas al dibujo de figura. Estudios Superiores y Sección de Señoritas. Acta de la Junta Pública celebrada por la Academia Provincial de Bellas Artes de Cádiz.. 5.En estudios elementales. el porcentaje de alumnas matriculadas en ese curso académico fue muy bajo. 476 198 . 1859. el 15 de agosto de 1874. En la Escuela Especial de Bellas Artes. Cádiz.C. el día 11 de diciembre de 1859. siendo también en ese curso el porcentaje de mujeres muy reducido477. sólo de un 11 %.B.

60. 62 alumna. pues a varias de sus alumnas se le concedió la mencionada medalla a María Le-Foulon por la asignatura de Dibujo elemental de figura. dependiendo mucho de los fondos para la adquisición de esos premios.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX estaban matriculadas en la asignatura de Dibujo elemental de figura. el día 26 de marzo de 1876. Dupuy. a Encarnación Serrano en la de Dibujo del antiguo y a Josefa Gutiérrez en la asignatura de Pintura480. hay una relación de alumnos de la Escuela que obtuvieron como premio extraordinario una medalla de plata.A. el problema se solucionaría en el siguiente curso académico. el día 26 de marzo de 1876. Actas de la Junta pública celebrada por la Academia Provincial de Bellas Artes de Cádiz. era de 156. Concretamente en este caso y según los responsables. En el mismo curso académico. Del curso siguiente de 1875-76. En ese curso de 1874-75 se matricularon en la Escuela 623 varones y 71 mujeres. Cádiz. Siguiendo con la dinámica del bajo porcentaje de jóvenes inscritas. ascendiendo el total de ellos a 662. premio que se destinó a los trabajos mejor realizados por los alumnos. era una práctica habitual en las Escuelas de Bellas Artes. Edit. se matricularon 6 alumnas y en la de Pintura. 596 alumnos varones y 66 alumnas. se les exigía más. muchas de las alumnas matriculadas obtuvieron premios al finalizarlo. donada por el Gobernador Civil de la Provincia. Pág. durante y al finalizar los cursos académicos. en la asignatura de Antiguo y ropaje. pues con ella se fomentaba la asistencia y aprendizaje de los alumnos. Apreciamos que había más alumnas matriculadas en la clase de Dibujo. En ese mismo curso se habían matriculado en la Escuela.C.C.B. y el número de obras presentadas por las mismas. 63. lo que nos da una media de más de dos dibujos presentados con buenos resultados por cada alumna478. es que muy pocas llegaban a las asignaturas de Pintura y de Antiguo y ropaje.A. pero la falta de espacio era uno de los graves problemas de la Escuela de Bellas Artes. A. eso se debe a dos características muy claras: la primera es que el dibujo era elemental para seguir el aprendizaje artístico y sobre todo se impartía en los primeros cursos. La entrega de premios al alumnado. Pág. 478 199 . haciendo un total de 694 alumnos. la otra característica. Pág. 479 A. sólo 3 jóvenes. Documento 4. por sus trabajos realizados en la asignatura de Dibujo elemental de figura479. 64. El total de mujeres en esa clase era de 71. Actas de la Junta pública celebrada por la Academia Provincial de Bellas Artes de Cádiz. bien porque a las alumnas no les interesaba seguir adelantando o que al ser temas más específicos. Apéndice Documental. durante el primer cuatrimestre del curso. Se podía haber superado el número de matrículas. 480 Ibídem. La Revista Médica. Santiago L.B. 1876. La Clase de Señoritas también se vio reconocida en su labor. por lo que llevaba a limitar la admisión.

Cádiz. como en las del resto de provincias investigadas del presente trabajo. Durante el curso de 1876-77 y en la clase de Dibujo elemental de Figura. La Revista Médica. recibiendo tres de ellas la nota de Sobresaliente. En la clase destinada a la mujer. 24. se matricularon 66 jóvenes en la Escuela. la cuarta no se presentó a los exámenes finales482. se presentaron 156 trabajos. Acta de la Junta pública celebrada por la Academia Provincial de Bellas Artes de Cádiz. la calificación de Notable la obtuvo una alumna y otra sólo fue Aprobada. Cádiz. se presentaron 42 trabajos en todo el curso. era muy variada. En general el número de alumnos no presentados a los exámenes finales era muy elevado. aunque algunas más tenían 23 ó 24 años. 1876. en el caso de los varones. el día 19 de noviembre de 1876.B. Edit. En el curso de 1875-76.C. hay constancia que se matricularon 6. en cuyo grupo había gran variedad de edades. En Pintura elemental de las 4 alumnas matriculadas se presentó un total de 16 trabajos en todo el curso. y las 5 restantes fueron Aprobadas. excede en gran cantidad los jóvenes que no se presentaron. inscritas en las diferentes asignaturas: 54 de ellas se presentaron para el Dibujo de Figura. Edit. En la asignatura de Dibujo del Antiguo y Ropaje. pues las 22 restantes no se presentaron a examen. incluso con grandes diferencias.C. sólo llegaron al examen final 194 alumnos. Las edades de las alumnas en la enseñanza destinada a la mujer. por los cuales 22 de las alumnas obtuvieron la nota de Sobresaliente al finalizar de curso.B. otras 5 obtuvieron la calificación de Notable. donde las edades oscilaban entre 10 años que tenía la más joven a los 17 -ese era el mayor grupo-. pues se encontraban alumnas de 481 A. 1876. en el mismo curso. Acta de la Junta pública celebrada por la Academia Provincial de Bellas Artes de Cádiz. En la asignatura de Antiguo y Ropaje. La Revista Médica. En la asignatura de Pintura elemental.MENÚ SALIR Matilde Torres López pues se había realizado una serie de obras para ensanchar algunas clases. Pág. 8 para la asignatura de Antiguo y Ropaje y sólo 4 para la de Pintura elemental. pues de 596 que se matricularon. se matricularon en ese curso 7 alumnas. obteniendo nota de Sobresaliente 4 de ellas. vemos que en relación con el Dibujo de figura. Hay que decir que sólo 41 de ellas llegaron a acabar el curso. incluso había una alumna mayor que contaba 38 años de edad.A.A. Anexo Nº 2. concretamente las de Dibujo lineal y de Adorno y la Elemental de Figura481. 200 . 482 A. el día 19 de noviembre de 1876. tanto en la Escuela gaditana. de edades comprendidas entre los 15 y los 26 años.

Paisaje y Adorno sólo una alumna. Afortunadamente de Angelina Paredes nos queda la obra mencionada. obteniendo por ellos 7 notas de Sobresaliente. 485 A. calificadas todas con notas de Sobresaliente y en la asignatura de Pintura elemental hubo 8 alumnas matriculadas. ya que de su labor nada se sabe. que presentó a lo largo de todo el curso 17 trabajos. contaba con una mayoría de alumnas que tenían más edad de la media. en el que su autora representó un Ecce-Homo484. 19. se recogen los datos del curso académico 1877-78. Matrículas. De las 73 alumnas matriculadas al inicio de ese curso. como de entidades particulares. La Revista Médica. obteniendo 32 notas de Sobresaliente.E.C. quién cursó varios años en la Escuela y según consta en el Libro de Matrículas. sólo se matriculó una alumna. repartidas por asignaturas de la siguiente forma: Dibujo elemental de figura 49 alumnas. Cádiz.B.E. 32-37. En el curso académico de 1878-79. 6. Es de destacar que en la clase donde se impartía la asignatura de Pintura. 13 calificaciones de Buenas y 4 de Mediana. Edit. ya que de éstos se matricularon 619 a principio de curso y de los cuales 272 no se presentaron a las pruebas finales485. Sección de Señoritas. que presentaron en el curso 27 trabajos. Angelina Paredes y Ramírez. habiendo realizado 362 trabajos a lo largo del curso. A la asignatura de Dibujo de flores y adornos.B. en Dibujo del Antiguo y Ropaje 12 jóvenes y 6 en Pintura elemental486. bien porque estén destruidas o simplemente estén perdidas. Libro de Matrículas de la Escuela Especial de Bellas Artes de Cádiz.C. Las jóvenes se repartían entre las siguientes asignaturas: Dibujo de figura con 55 matriculadas.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX 18. se matricularon en la Escuela Especial de Bellas Artes un total de 692 alumnos y solamente 73 eran alumnas. el número de matrículas en la Clase de Señoritas era un total de 68 alumnas.B. distribuidas por asignaturas de la siguiente forma: en Dibujo elemental de A.A. En el curso 1877-78. pues salvo otras pocas. Curso 1878-79. En la última asignatura se encontraba matriculada una alumna. 1879. no podemos decir lo mismo de las cientos de alumnas que pasaron tanto por las aulas de las Escuelas de Bellas Artes.C. 486 A. Págs. Curso 1876-77.A. Acta de la Junta pública celebrada por la Academia Provincial de Bellas Artes de Cádiz. Es un porcentaje bastante elevado en comparación a los varones. 27 y 36 años483. obteniendo por ellos la calificación de Buena. 484 483 201 . De ella se conserva un lienzo al óleo de mediano tamaño. el día 30 de marzo de 1879. 22. que presentaron 58 trabajos en todo el curso. En el siguiente curso académico de 1879-80. En esta Acta.A. Dibujo de Flores. sólo llegaron a los exámenes finales 66 de ellas. En la asignatura de Antiguo y ropaje se inscribieron 9 jóvenes. Anexo Nº. se inscribió en la Escuela 82 mujeres.

En los Estudios elementales y en la asignatura de Dibujo de figura. en la asignatura de Dibujo del Antiguo y Ropaje 18 jóvenes y en la de Pintura elemental 10 alumnas487. se inscribieron 639 alumnos. los jóvenes varones matriculados fueron de 595. En esa asignatura el total de calificadas fue de 9 jóvenes. En esa asignatura se calificó a 13 alumnas.B.MENÚ SALIR Matilde Torres López figura 50 alumnas. Anexo Nº 7. obteniendo 7 de ellas la nota de Sobresaliente. pues las 5 restantes no llegaron a las pruebas finales. 17 nota Buena y 2 la calificación de Mediana. sólo se llegó a matricular una alumna. realizando 119 trabajos a lo largo de todo el curso. Acta de la Junta pública celebrada por la Academia Provincial de Bellas Artes de Cádiz. 488 A. 1882. vemos que se inscribieron 685 alumnos. 31-36. presentando a lo largo del curso académico 81 trabajos. Paisaje y Adorno 4 jóvenes. 14 alumnas estaban matriculadas en Antiguo y Ropaje. En los Estudios superiores. calificándose sólo 14 alumnas. De los Estudios elementales y en la asignatura de Dibujo de figura.A. En la asignatura de Pintura elemental 11 de las alumnas presentaron 45 trabajos. de los que 90 eran de sexo femenino.E. 9 de ellas obtuvieron la calificación de Sobresaliente y 4 obtuvieron la nota de Buenas. en Dibujo de flores. Imprenta de la Revista Médica.A. Libro de Matrículas de la Escuela Especial de Bellas Artes de Cádiz.C. llegaron a los exámenes finales. de los que sólo 293 de ellos llegaron a los exámenes finales488. las 63 alumnas inscritas presentaron a lo largo de todo el curso 451 trabajos. En el Dibujo de flores y adornos. con la calificación de Sobresaliente 8 de ellas y sólo una obtuvo la nota de Bueno. En la asignatura de Pintura elemental se inscribieron 12 jóvenes que presentaron 12 trabajos en el curso. otras 16 obtuvieron la calificación de Buena y sólo una. 487 A. que presentó 2 trajanos y obtuvo la calificación de Sobresaliente. Según estos datos. obteniendo la nota de Sobresaliente 29 de ellas.B. de ellas 12 obtuvieron nota de Sobresaliente y 2 nota Buena. En el curso 1881-82. la recibió de Mediano. 202 . Curso 1879-80. para inaugurar el ensanche de sus salones. En el registro de alumnos matriculados en la Escuela durante el curso de 188081. El total de las alumnas calificadas fue de 46. Págs. Curso 1880-81. se habían matriculado 55 jóvenes que durante todo el curso presentaron un total de 488 trabajos. de ellas 31 obtuvieron nota de Sobresaliente.C. 20 de ellas no se presentaron a los exámenes finales. Cádiz. de los que sólo 83 eran mujeres y 72 de ellas. En los Estudios superiores se matricularon 15 alumnas en la asignatura de Antiguo y Ropaje.

7 alumnas se matricularon. Imprenta de la Revista Médica. Listas de examinados.C.C. Cádiz. se matricularon 62. de los que sólo 268 de ellos.B. nos pueda parecer densa. En los Estudios elementales y en la asignatura de Dibujo de figura. se presentaron a las pruebas finales489. presentando en el curso 74 trabajos. de ellas 4 tuvieron nota de Sobresaliente y 3 la calificación de Buena. En cursos posteriores y con un intervalo de años bastante significativo. Anexo Nº 7. y en de 1897-98. se matriculó solamente una alumna que presentó 14 trabajos y obtuvo la nota de Sobresaliente. aunque sólo 262 se presentaron al examen final490. 1882.B. En la asignatura de Pintura elemental. Dentro de los Estudios superiores. Acta de la Junta pública celebrada por la Academia Provincial de Bellas Artes de Cádiz. presentando un total de 436 trabajos a lo largo del curso. en la Escuela Especial de Bellas Artes. de los que 84 eran mujeres. A partir de ese año fue en aumento y vemos que en el curso de 1889-90. 489 203 . vemos el siguiente número de alumnas matriculadas: en el curso de 1886-86.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX El número de varones matriculados en ese curso.E. Sólo 45 llegaron a las pruebas finales. 24-40.C. sobre todo en la clase destinada a la mujer. es necesario exponerla para así apreciar y analizar los porcentajes. en el curso de 1884-85. llegó a 556. así como las calificaciones obtenidas al finalizar los distintos cursos y sobre todo el número real entre alumnas matriculadas y las que llegaron a acabar los estudios. Curso académico de 1897 a 1898. pues con esos datos sabemos realmente la participación y la elección de asignaturas. Curso académico de 1889 a 1890. las 23 restantes nota Buena. 14 alumnas se matricularon en la asignatura de Antiguo y Ropaje.A. vemos que el número total fue de 618 alumnos. 491 A. 492 Ibídem. obteniendo 22 de ellas la nota de Sobresaliente.A. A. En la asignatura de Dibujo de Flores y Adorno. Imprenta de la Revista Médica. Del cuadro estadístico de los alumnos matriculados durante el curso 1884-85. 490 A. Los alumnos varones que se matricularon llegaron al número de 534.B. hubo matriculadas 154 alumnas491. presentando 16 trabajos en el curso. sólo hubo 72 jóvenes en la enseñanza destinada a la mujer. Cádiz 1886. Págs. Aunque la relación anterior de matrículas de alumnos en diversos cursos académicos. Anexo Nº 9. 2 alumnas no se presentaron al examen final. S/Págs. el día 27 de agosto de 1882. Memoria a cerca del estado de la Academia Provincial de Bellas Artes de Cádiz y adjudicación de premios a los alumnos de la Escuela dependiente de la misma. de las que 11 obtuvieron nota de Sobresaliente y una de nota Buena. Libro de Actas de 1881 a 1891. se examinaron 193492.A.

Hay que citar que el número de inscritas siempre fue mayor. de la clase específica para la mujer. que no veía a la alumna capacitada para superar las pruebas finales. diferenciándose de forma muy especial por el tipo de asignaturas que elegían y las que llegaban a terminar. aunque todo estaba incluido en la enseñanza destinada a la mujer. que contaba con más y distintas asignaturas. en la escuela gaditana. pero no todas. dentro de la Escuela. Hemos de señalar que cuando manejamos estos datos estadísticos. En el gráfico estadístico vemos la evolución que hubo de las alumnas matriculadas. sí hay una clara diferencia 204 . hasta los 36. Suponemos que todas las alumnas eran solteras y las de más años. Por su parte.MENÚ SALIR Matilde Torres López Hay que tener en cuenta que en los dos últimos cursos analizados. apreciándose que existen leves altibajos en ese grupo de años que va desde el curso académico de 1873-74 al curso de 1889-90. eran usualmente escogidas por las clases superiores. apreciamos el número de jóvenes que asistían a esas clases. Tras cotejar la información relacionada con los cursos académicos en distintos años. que casi siempre fue elevado. bien por no creerlo conveniente o bien por propia decisión del profesorado. muchas de las cuales e igual que en otras provincias. Las asignaturas pertenecientes a los Estudios Superiores de Pintura elemental y la de Dibujo de Antiguo y ropaje. llegando a los exámenes una gran mayoría de ellas. estaban unidas la antigua Sección de Señoritas con los nuevos planes de estudios denominados Enseñanza Artístico Industrial de la mujer. También podemos reconocer por sus apellidos. vemos que había un gran núcleo con edades entre los 12 y los 26 años. no hemos de olvidar que ese aprendizaje era determinante para la salida laboral de la mujer. la clase media la encontramos en todas las opciones de enseñanza artística. se encontraban realizando el aprendizaje de Pintura elemental. pues en algunos documentos nos encontramos con el número de alumnas matriculadas en determinados cursos. pero también cursaban sus estudios otras mujeres de mayor edad. encontramos sólo a las alumnas que llegaron a ser examinadas en el mismo periodo de tiempo. mientras que en otros. mientras que las asignaturas relacionadas con la artesanía tenían mayor numero de alumnas de clases sociales más bajas. Con respecto a la edad de las alumnas. a las jóvenes de clase alta que se unían a la enseñanza artística. pues independientemente de pertenecer a los Estudios Elementales. pues contaba con el apoyo directo y muy activo de la Academia de Bellas Artes. estaban vinculadas familiarmente a miembros del cuadro de docentes. nos movemos con una cierta dificultad. pues un pequeño porcentaje no se presentaba a las pruebas finales.

493 205 . que nos muestra cómo estaban organizados los diferentes planes de estudio: los Estudios elementales. A. los Estudios superiores y la Sección de Señoritas. en la que aplicaba el libro de texto Julien y Josephine. el día 26 de marzo de 1876. hemos de reconocer que en esa Escuela -situación similar. Anexo Nº 9. por haber un extenso vacío de datos.3. por ello el mayor número de matriculadas. quién contaba con la colaboración de un ayudante.fueron muy pocos. que daba las asignaturas de Dibujo de figura. impartiendo esa última sección un mismo profesor. Aclarando que hay unos huecos en el gráfico que no se han podido rellenar.1. casi siempre fue el mismo profesor en un extenso periodo de tiempo. debido a la falta de documentación de esos años. 2.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX entre el primero y el último analizado. Hay un cuadro de asignaturas y horarios del curso académico de 1875-76. contratado expresamente para dicha clase. ocurría en las del resto de las provincias investigadas. Actas de la Junta pública celebrada por la Academia Provincial de Bellas Artes de Cádiz. dependiente de la Academia de Cádiz. la asignatura de Antiguo y ropaje y la de Pintura elemental493. en la Sección de Señoritas de la Escuela de Bellas Artes. Profesores Con respecto a los docentes que impartieron clase a la mujer. recordando que en ese último espacio de tiempo la Clase de Señoritas se reforzó con la implantación de nuevas asignaturas.3.C. Rafael Botella.A.B. a la vez que no hemos incluido los del curso 1858-59.

Acta de la Junta pública celebrada por la Academia Provincial de Bellas Artes de Cádiz. nos siguen mostrando que como ayudante de la Sección de Señoritas seguía Manuel García Barcia.MENÚ SALIR Matilde Torres López Ese profesor que. Pág. una clase extraordinaria de acuarela y dibujo de paisaje que tan excelentes resultados ha ofrecido”497. Curso 1880-81. entre otras asignaturas. que con celo y entusiasmo siempre creciente se esfuerza por el mayor adelanto de la enseñanza que le está encomendada. a pesar de tener cuatro mujeres académicas en el siglo XIX. Aunque los datos que tenemos del cuadro de personal de la Escuela en el curso académico 1878-79. como ayudante de la clase de dibujo. realizándose trabajos muy buenos. Pág. impartía la clase destinada a las jóvenes. Mientras que en las asignaturas de Antiguo y ropaje y Pintura elemental -aún teniendo el mismo horario-. y ha dado en este curso.A. sin retribución alguna y durante el día. Imprenta de la Revista Médica. 495 A. La Real Academia de Bellas Artes de Cádiz y la Escuela. Luís de María y Fernández Campos. Rafael Botella.. 497 A. en sustitución de Manuel García Barcia495.. Cádiz. 494 206 . Cit.B.C.C. 23. llamaron la atención los excelentes dibujos de paisaje al lápiz y acuarelas. el día 27 de agosto de 1882. 29. en la Sección de Señoritas. el profesor era el mismo. fue nombrado director de la Escuela en 1882. Edit. el día 30 de marzo de 1879. Una de esas salidas fue proyectada por Luís de María y Fernández Campos. nunca contó con ellas para que impartieran docencia en sus aulas. quien impartía las clases él sólo y la ayuda la recibía únicamente para la clase de Dibujo de figura.B. En diciembre de 1875 fue nombrado Manuel Barco y Andreu. bajo la dirección del Profesor de la asignatura D. La Revista Médica. Félix José Tresgallo494.A. Actas de la Junta pública celebrada por la Academia Provincial de Bellas Artes de Cádiz.C. pero con relativa frecuencia. Op. tomadas del natural en extramuros de esta ciudad.B. para inaugurar el ensanche de sus salones. Acta de la Junta pública celebrada por la Academia Provincial de Bellas Artes de Cádiz. Anexo Nº 7. Cádiz. Apéndice documental. según apreciamos en la siguiente reseña sobre el estado de la Escuela en el curso 1880-81: “. la primera se impartía en el aula 12 y la segunda en el Museo496. 1879.B. de hecho ninguna lo hizo. profesor de la asignatura de Dibujo de paisaje.debiendo hacer constar que entre los trabajos ejecutados por los alumnos y presentados á la Academia en el pasado Abril. Actas de la Junta pública celebrada del día 26 de marzo de 1876. el profesor de alguna asignatura salía con los alumnos a trabajar del natural –no tenemos datos de si en esas salidas participaran también alumnas-. 1882.C. 17.A. Documento 5. Cádiz. 1882. quién sucedió al anterior director que era el catedrático de Aritmética y Geometría de dibujantes. aún estando muy vinculada a la misma A. Imprenta de la Revista Médica. 496 A. Pág. No era costumbre.A.

no había ninguna mujer en la lista de profesores. fue una ex alumna de la Escuela que rechazó hacerse cargo de la clase de Modelado y Vaciado de Adorno. Carbó501. solicitando que fuera repuesta en su anterior cargo499. Dolores Aguinaga y Uranga500. Edit. fechado el día 7 de febrero de 1913. Oficio Nº 71 Enviado desde la Diputación Provincial a la Escuela de Enseñanza libre. Sevilla.C. envió un escrito a la Escuela. Según vemos en otro oficio –fuera de nuestro ámbito cronológico de investigación. Legajos. firmando como secretaria de la Escuela. Años 1899-1900. Oficio sin número. Si desde el año en que se instauró la Sección de Señoritas. Aurora Condón. Dolores Aguinaga y Uranga. Esa mujer fue una de las primeras en matricularse en la Clase de Señoritas. 498 207 . quién al finalizar dicho curso fue premiada con medalla de plata por la asignatura de Dibujo de Figura. para que provisionalmente se ocupase de la clase de Confección de Flores artificiales.C.A.B. 2001. fechado el 27 de enero de 1890.E. la pintora contaba con una extensa trayectoria laboral y artística.A. con la paga anual de 1.B. que a su vez lo había recibido de dicha profesora. enviado a la Escuela por el vicepresidente de la Comisión Provincial. Instituto Andaluz de la Mujer. Tuvo problemas de destitución tras la división de la Escuela oficial y la Escuela libre. Oficio sin número. que estaba vacante por la renuncia de su anterior profesora la Srta. 500 A.C.B. Años 1899-1900. cuando se inauguró en el curso académico de 1852-53. No sabemos los nombres de las auxiliares. Mujeres de Andalucía. La misma distinción la recibió en el siguiente curso por la Sección de Pintura. destinada a la enseñanza AA. la misma docente Antonia Carbó.A. propuso a la Escuela como sustituta personal de su clase. En 1887. el presidente de la Academia de Bellas Artes informó del nombramiento de María de la Concepción Orduña y Gutiérrez.del año 1913. Legajos. tuvo que ser en la asistencia de algunas asignaturas concretas. Junta de Andalucía.VV.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX o siendo antigua alumna. fue en el curso de 1886-87 cuando aparece una por primera vez.000 pesetas. informando que para su clase no necesitaba a las dos ayudantes que la Academia de Bellas Artes le había adjudicado. Consejería de Educación y Ciencia. además de ser académica. según un escrito fechado en noviembre de 1896. Oficios y Documentos. 499 A. la profesora Antonia Carbo. La asistencia de Victoria Martín a la Escuela de la Academia de Bellas Artes.E. sin embargo en el año 1890. como en el caso Victoria Martín Barhié quién comenzó su aprendizaje en la Escuela bajo la dirección del pintor Manuel Montano498 y Emilia Enrile y Flores. 501 A. Ficha Nº 9.E. bordado en oro y plata y seda. quién también fue profesora de la asignatura de Bordados y Flores. años 1895-96. Oficios y Documentos. Legajos. Oficios y Documentos. a la Srta. ya que cuando se inauguró la Clase de Señoritas en el curso 1852-53.

Años 1899-1900. con la nueva denominación de Aplicaciones del Dibujo Artístico a las Artes Decorativas506.C. Cobraba 360 pesetas anuales504. Documento que envía el director de la Excma. Solicitud que no sabemos si se llegó a conceder. 505 A. se encuentra otra documentación que no es de esos años.A. confirmado su destino por la Comisión Provincial. se ha constatado que antiguas alumnas.A. Legajos. así como es de esperar considerar de utilidad dichos conocimientos ya que existe la clase análoga de Idioma Francés”505. Oficios y Documentos. 504 A.A. quién envió una carta comunicando que le era imposible asistir a impartir su A. 506 A.E. y alegó no aceptar la plaza por impedírselo sus ocupaciones502. Años 1899-1900. Oficio Nº 72. con fecha de 29 de julio de 1896.C.C. en la Sección de Señoritas.C. Años 1895-96. Escrito Nº 23. por ello en el año 1899 solicitaba dar clases de inglés en la Escuela: “La que suscribe dedicada hace años á la enseñanza de Idioma Inglés á Señoritas. fechado el día 11 de octubre de 1890. el profesor Mariano Fernández Copello. fechado el día 10 de abril de 1899. concretamente en Málaga y Granada. quién en la lista de profesores aparece con la categoría de ayudante celadora y cuyo destino era la clase de Confección de Flores artificiales y Bordados.E. En otras Escuelas de las provincias andaluzas investigadas. fue nombrado profesor de la clase de Dibujo elemental de Figura.E. Oficios y Documentos. En 1891. Carmen de Hontañón y Villaranda estaba interesada en la docenciaen. 503 A. fue Edelmira Fernández Pujol. 1 de septiembre de 1900. Años 1899-1900.B. Diputación Provincial de Cádiz al director de la Escuela Provincial de Bellas Artes. comunicaba a la misma.B. No sabemos si las ocupaciones que alegó para no hacerse cargo de la clase eran domésticas o de otra índole. Otra mujer que aparece en la relación de personal de la Escuela. Legajos. José Pérez Siguimbreum503. Entre los legajos de oficios y documentos de los años 1899 a 1900. Oficio sin numerar. Años 1899-1900. el día 11 de julio de 1891. En ese mismo año Aurora Jiménez se encontraba en el claustro de profesores de la Escuela.E. en la sección de Enseñanza Artística Industrial de la Mujer en el curso de 1896-97.A.B. Por lo que suponemos tuvo que ser bastante buena en esas asignaturas para las que le ofrecieron el puesto.I. pues en ese mismo año la profesora Antonia Carbó. En un escrito enviado a la Escuela en el año 1900.C. tiene el honor de ofrecerse á V. Oficios y Documentos.B. también la había propuesto como sustituta suya en la asignatura de Confección de Flores artificiales.E.MENÚ SALIR Matilde Torres López de la mujer.A. Legajos. Oficio sin numerar.B. y á esa Escuela de su digna dirección para dar gratuitamente dicha enseñanza en la Sección de Estudios Libres Enseñanza Artístico Industrial de la mujer agregada á esa Escuela. Oficios y Documentos. Legajos. Legajos. Oficios y Documentos. que estaba dispuesto a impartir gratuitamente la cátedra de la Enseñanza Artística Industrial de la Mujer. Ejercicio de 1896-97. 502 208 . cuando se lo propusieron en 1890. al finalizar sus estudios impartieron la docencia en la clase destinada a la mujer.

4. Copiador de Oficios. Fue esa una clase muy solicitada y bien acogida cuando se instaló en la ciudad en el curso académico de 1852-53. cuando en el año 1852 pedía información al respecto. que por ahora no existe en esta Escuela clase alguna de Señoritas (.1. tengo el honor de hacer presente a V. La clase específica para la mujer en la Escuela perteneciente a la Academia de Bellas Artes de Cádiz.. no obstante que á la A. tal vez necesitaba ayuda.E. 509 A. la fuerza de voluntad han sabido vencerlas.B. Academias y Escuelas de España y del Extranjero. Entradas. Legajos. No eran insignificantes los gastos que habría de causar el establecimiento de una clase como la de que se trata.. pero suponemos que debía ser una destinada a la enseñanza de la mujer. 2. Años 1899-1900. preguntando si en ésta de Málaga hay clases para Señoritas y en qué condiciones”508. Asiento 5.A.M. Pág. Años de 1850 al 1871. 507 209 . a la vez que contó con varias mujeres pintoras que sobresalieron por su labor artística. y deseosa de que las Bellas Artes adquieran en esta provincia toda la extensión posible.3. Libro de Actas Nº 1. pues en ese mismo año. Asiento 5. fue la primera abierta dentro de la institución.A. La información solicitada por la Academia gaditana no era por mera curiosidad.B. Clase de Señoritas El interés que suscitaba poder entrar en la Escuela de la Academia por parte de la mujer. en Andalucía. se recoge lo siguiente: “No satisfecha la Corporación con la amplitud que se ha dado á las enseñanzas de la Escuela que tiene á su cargo. ya que brindaba otra posibilidad para la mujer como refuerzo cultural. su Escuela abrió la clase destinada a la enseñanza artística de la mujer.)”509. concibió la idea de hacer partícipe en ellas al bello sexo.C.B. pero sobre todo una posible salida en el marco laboral En el libro de Actas de la Academia gaditana del año 1853 y en relación con la apertura de la Clase de Señoritas. 93. también como adorno. hasta pasados algunos días. M. con el propósito de que si no mejoraba.A. 2.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX clase. lo vemos documentado por primera vez en la Academia de Bellas Artes de Cádiz. Archivo Academia Bellas Artes de Málaga. Oficio Nº 89. 1 de octubre de 1900. Libro Nº 72. a su homóloga malagueña: “Academia de Cádiz.I. No se especifica en el documento la asignatura que impartía esa profesora. Oficios y Documentos. solicitaría permiso para que así se nombrara una sustituta507. Fácil es inferir cuantas dificultades presentara la realización de tan útil pensamiento: pero la constancia. 508 A. Se respondió de la siguiente forma: “En contestación a la comunicación que con fecha 22 del mes pasado tuvo a bien dirigirme. Años de 1879 al 1888.

. el día 4 de diciembre de 1853. no solo a la Corporación que la instaló. el discurso leído por el gobernador de la Provincia Manuel Cano Manrique –el presidente de la Academia era Rafael Sánchez Mendoza. especialmente por la media y alta sociedad gaditana. La clase de Dibujo y Pintura para Señoritas tuvo una gran acogida. Págs. y que con razón debían esperar de la Corporación que tiene á su cargo la enseñanza de las Bellas Artes de en la culta Cádiz.. pero la experiencia les ha hecho ver. los cuales cesaron el treinta y uno de Mayo por ser el tiempo de vacaciones. sino que ha tenido á bien mandar se amplié la enseñanza en ella con la geometría elemental y la iluminación. que las jóvenes gaditanas no desdeñan.MENÚ SALIR Matilde Torres López primera insinuación de la Academia. copiando cuadros y ropajes por el maniquí: paisaje. pues el número de asientos designado no es suficiente para todas las que los pretenden. Como hemos referido anteriormente. al margen de su obligación docente.B. cuando se les trata y considera con la galantería y finura que por su sexo y circunstancias tienen derecho á exigir. goza hoy la satisfacción de que S. sino á la ciudad y á la provincia Gaditana.es paternalista. 1853. Librería y Litografía de la Revista Médica. 210 . La Academia ha observado con entusiasmo los progresos rápidos de las alumnas: y en vista de ellos. Los conocimientos que se adquieren son: dibujo natural. no duda que la clase de señoritas ha de dar honra y prez. mostrar a la sociedad lo que enseñaba por medio de sus certámenes y exposiciones. mediante su labor. hasta figuras inclusive: dibujo del antiguo: pintura. Cádiz.A. M. Acta de la sesión pública que celebró la Academia de Bellas Artes de la Provincia de Cádiz. En el mismo libro. que á su debido tiempo dio cuenta al Gobierno supremo del establecimiento de esta clase. les alentaba proponiendo que sus 510 A. Y la Academia. pero observándose un riguroso sistema de economías. la institución. Temiese por algunos que este departamento no fuese concurrido. haciendo que sea apetecido y solicitado con avidez el ingreso. Adoptáronse en efecto las medidas y precauciones que la prudencia y el decoro exigían para la admisión de las alumnas: y esta misma delicadeza ha producido el efecto saludable que era de esperar. Como se aprecia. logró esta Corporación verla instalada con el decoro propio de las personas á quienes se destinó. pero bien asimilado por la mentalidad de la época y muy positivo con la apertura de la clase destinada a la mujer..C. se ofrecieron á desempeñarla con generoso desprendimiento los dignos profesores de la Escuela. antes bien desean adquirir instrucción. no solo se haya dignado aprobarla. Abiertos los estudios el día diez de Febrero del corriente año.”510. sin que haya habido ni el más mínimo aumento en el presupuesto de ingresos. flores y adornos. Imprenta. se recoge la relación de nombres y premios otorgados a los alumnos del curso 1852-53511. 78. quiso proyectarse más. a la vez que a sus componentes.

fue la primera mujer académica en la Academia de Bellas Artes de Cádiz. Documento 8. mención de ello se hizo en el discurso de clausura del curso académico de 1854-55. se hace referencia a la Exposición Pública realizada por la Academia de Bellas Artes en 1858. pues aunque seguían vinculadas. incluso internacional512. en agosto de ese año y a la que presentaron obra distinguidos artistas como José Gutiérrez de la Vega.23-25. Apéndice Documental. El proceso de adaptación de las nuevas asignaturas dentro de la Escuela. Págs. 2001. Mercedes y Eloisa Palés. incluso se mostraron algunas de sus obras en la Exposición Pública promovida por la Academia. Apéndice Documental. En la Sección de Dibujo a lápiz. 22. se aprecia el auge que comenzaba a tomar ese tipo de muestras pictóricas donde exponían artistas reconocidos. 7. Pág. sobre todo por lazos afectivos. Vol. Servicio de Publicaciones. Biblioteca de la Real Academia de Bellas Artes de Cádiz: 1789-1900. Imprenta. Edit. el día 1 de noviembre de 1855.A. teniendo repercusiones e influencias en el aspecto nacional. según la Memoria y como resultado de la exposición. Estudio de su patrimonio. 11-13. MARTÍNEZ LÓPEZ. Rosario. Ibídem.C. Documento 6. Librería y Litografía de la Revista Médica. Cádiz.C. el día 19 de noviembre de 1854. entre ellas Victoria Martín del Campo.B. 46-48. recibiendo una medalla de oro por la Sección de Pintura. Con esos hombres de reconocida labor artística y en la misma sección expusieron varias mujeres. 512 511 211 . En el acto de clausura del curso 1857-58. Acta de la sesión pública que celebró la Academia de Bellas Artes de Primera Clase de la provincia de Cádiz. Cádiz. Págs. incluso antes de instaurarse la Clase de Señoritas. celebrada en la ciudad. en la que se expresa la entrega de premios a los alumnos de la Escuela de Bellas Artes del curso de 1853-54513. En el curso académico de 1853-54.A. Apéndice Documental.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX obras sobrepasarían el ámbito local. 1854. Diputación Provincial de Cádiz. concretamente de la clase destinada a la mujer y de su propia evolución con las materias que le asignaban era muy bueno. pintor de Cámara -residente en Madrid. Con respecto a las exposiciones.y José Rodríguez Losada quién llevó cinco cuadros. en adelante la Escuela dependería de los planes de estudio y de la organización de las autoridades universitarias. 513 A. y de su Memoria podemos sacar varias conclusiones: una de ellas es la separación entre la Escuela y la Academia. se mostraron cuatro dibujos realizados por las Srtas. Hemos de señalar que Victoria Martín del Campo. Librería y Litografía de la Revista Médica. Excma.B. y en el que reseñaba la importancia de los estudios para la posterior creación artística. por parte del académico Adolfo de Castro. Cádiz. Documento 7. Actas de la sesión pública que celebró la Academia de Bellas Artes de la Provincia de Cádiz. Págs. la clase se iba afianzando y el número de alumnas cada vez era mayor. sin tener que ver en ello la procedencia académico y artística de las alumnas514. Imprenta. 514 A. 1855.

están las listas de distribución de premios de alumnos y alumnas de la Escuela Elemental Libre. correspondiendo á los desvelos de sus profesores. En estas Actas. El texto nos retrata realmente la situación educativa que se pretendía tuviera la mujer en siglo XIX. Págs. resaltaba la importancia de la enseñanza artística que las alumnas de la Escuela estaban recibiendo.B. Cádiz.MENÚ SALIR Matilde Torres López la mayoría de ellos vinculados a la Academia y a las que cada año. el día 28 de noviembre de 1858. Discurso del Presidente de la Academia Vicente Rubio Díaz. encontramos entre los asistentes visitantes de mayor jerarquía. para dar ingreso á todas las que lo solicitaron”516. En esas mismas actas se recoge el nombramiento de académicas supernumerarias para Alejandrina Gessler y Emilia Enrile y Flores. 21.C.A. independientemente de ser paternalista. Acta de la sesión pública que celebró la Academia de Bellas Artes de Primera Clase de la provincia de Cádiz. Apéndice Documental.B. Imp. En los Estudios superiores del curso de 1881-82 y en la clase de Pintura elemental. Apéndice Documental. sino a nivel nacional. el 26 de marzo de 1876.C. 1872. 49-52. de los cursos académicos de 1869-70 y 1870-71. Cádiz. Juan D. Documento 9. y no sólo en el ámbito gaditano. aconsejaba a las jóvenes alumnas a que se preparasen para el futuro. Librería y Litografía de la Revista Médica.Págs. 516 A. Actas de la sesión pública del 11 de agosto de 1872. de la Revista Médica. de Gaona. Señores. por la asidua asistencia de las alumnas á la clase y por el rápido aprovechamiento en sus estudios. pues si ellas eran cultas y estaban formadas para trabajar y educar. a la académica supernumeraria Emilia Enrile y Flores y en la lectura del secretario general de la corporación. honra de esta Escuela libre. 22-24. recalcando que esa era una de las pocas opciones que las mujeres tenían para prepararse. Imprenta. hacía el siguiente comentario: “Preciso es. estaba matriculada Angelina Paredes y Ramírez.C. En 1876 el presidente de la Academia de Bellas Artes gaditana Vicente Rubio Díaz. El discurso. Pág. Acta de la Junta pública celebrada por la Academia Provincial de Bellas Artes de Cádiz. Su fiador para asistir a las clases fue el profesor de la Clase A. habiendo tenido que aumentarse el número de asientos en este último curso. 515 212 . había un gran abandono en la educación de la mujer que conllevaba grandes desventajas a toda la sociedad517. 1858. La joven cursó varios años en la Escuela y según el Libro de Matrículas realizó sus estudios durante los cursos académicos de 1879 a 1883. a la vez que mayor cantidad de jóvenes de la Sección de Señoritas515. se inscribían y presentaban obra un gran número de alumnos de la Escuela. pues según él. De la clase destinada a la mujer se hace referencia en casi todas las actas de la Academia: en la sesión del 11 de agosto de 1872.A.A. Documento 10. 517 A. eso repercutirá en sus hijos y en la propia sociedad. ocuparse de la clase de Señoritas.B.

519 A. ya que tras dejar de ser alumna de la misma. 1881 a 1891.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX de Señoritas. El cambio de nombre coincidió con la instalación en esa sección de un gran número de asignaturas.B. 1881 a 1891. que se llevó el primer premio. Curso 1886-87. a lo largo de su historia cambió de nombre en varias ocasiones. Bordados varios y Flores y la de Objetos de Concha. S/Págs. 195-96.B. Estudios Libres de Señoritas-Lista de examinadas.E. otras curiosas. Aunque según parece la enseñanza destinada a las jóvenes. algunas muy importantes. En el curso de 1888-89. Libro de Actas. denominándose Enseñanza Artística de Señoritas. Las asignaturas que se implantaron en dicha ampliación fueron las siguientes: Lámina 30. La primera fue durante el curso académico de 1886-87. tener un responsable que avalase el buen comportamiento y atención en el aula. Modelado y Vaciado. se amplió la sección destinada a la mujer.A. Málaga. La clase destinada a la mujer. Angelina Paredes Ramírez. Casa del Ángel.A. pues era necesario para acceder al centro.A.C. las asignaturas de Acuarela y la de Grabado en dulce519. Aritmética y Geometría. Listas de examinados. 37. Dibujo Lineal y de Adorno. que siempre fueron muy buenas518.B. Tuvo que seguir pintando y perfeccionándose. Nácar. 520 A. un lienzo al óleo del “Ecce Homo”. Listas de examinados. En el curso de 1887-88 se comenzó a impartir en la misma sección. estaba dividida en dos ramas.C.E. Ecce Homo. como vemos en la lista de alumnas examinadas en el curso académico de 1889-90. Angelina contaba con 19 años de edad en el primer curso y el aprovechamiento se aparecia en el resultado de sus calificaciones.C. presentó en la exposición de 1887 promovida por la Academia de Bellas Artes de Cádiz. con la asignatura de Confección de flores artificiales. incluso fuera de la Escuela. Libro de Actas. donde se separa la Enseñanza elemental de Señoritas con la de Enseñanza Artístico Industrial de la Mujer y esa A. Pág. Curso 1888-89. Págs. Libro de Actas de 1881 a 1891.E. 518 213 . incluso de una posible salida laboral a las alumnas. pero aportaban mayores perspectivas todas de aprendizaje. denominándose a partir de entonces Enseñanza Artístico Industrial de la Mujer520.1887.

Hoja suelta escrita a lápiz. en concreto hay una solicitud de certificado de estudios realizados en la Escuela durante varios cursos. Dibujo de paisaje. Documento 11.C. A. desde 1886 a 1894. Libro de Actas de exámenes oficiales y no oficiales. En la primera se impartía Aritmética y Geometría. 1897 a 1903. y no menos importante.MENÚ SALIR Matilde Torres López diferencia se apreciaba de forma considerable en las asignaturas. Confección de flores artificiales.A. Apéndice Documental. Bordados y Construcción de objetos de concha y nácar.A. Detalle Ecce Homo. 522 521 214 . Listas de examinados.E. Libro de Actas. Lámina 31. No sería hasta el curso siguiente de 1890-91 cuando la asignatura de Modelado y Vaciado se insertaría en la Enseñanza Artístico Industrial de la Mujer521. concretamente en la sección de Enseñanza Artística Industrial de la Mujer y al que finalizado el curso. Curso 1889-90. estaba la asignatura de Pintura elemental. Se conoce la evolución de todos esos cambios e implantación de asignaturas mediante los Libros de Actas. mientras que las asignaturas que se daban en la segunda eran Dibujo de adorno.E. sin numerar. de Amalia del Pino y Álvarez522. Cabezas. 1881 a 1891. Angelina Paredes Ramírez En la misma sección destinada a la mujer y dentro de la Enseñanza Superior. Figuras. podían presentarse las alumnas pertenecientes a A. S/Págs. Dibujo elemental de figuras. También encontramos bastante información sobre la opción a los premios ordinarios de la Escuela. por los escritos y solicitudes de las alumnas. Principios. pero también.B. Pintura de Acuarela y Dibujo del Antiguo y Ropaje. Extremos.B.C.

Aurelia del Pino y Álvarez consiguió el segundo premio y a la opositora que contaba con el número uno. también originales.E. el cuadro de García Ramos. para el segundo. consistían en una flor de oro y otra de plata.E. la escultura era una copia y los trozos de almohadillado. se acordó que el primero sería la copia de la estatua del Dante. Del curso académico de 1897-98.C. Aurelia del Pino y Ángeles Moreno y López. tenemos otro ejemplo. Dibujo elemental de Figura. de estilo renacentista. también del Renacimiento italiano. se concedió por unanimidad el primer premio.C. era de dos horas durante doce días. la opositora que tenía el número dos. 1911 y 1912. para los cuatro ejercicios de los que se componía el examen. Dibujo del Antiguo y Ropaje. un Fragmento ojo de buey del Renacimiento italiano y un Tablero de follaje.B. Tras la elección de modelos.A. Años 1892 a 1897. Documento 12. se encontraban en la sala de escultura del centro. eran hacer copia del plano de un Capitel Gótico. en el que al finalizar y en la asignatura de Dibujo de Adorno (Detalles). Actas de exámenes y oposiciones a premios de 1899 a 1910. hay constancia de que tres alumnas de la sección destinada a la mujer. Tras acabar los ejercicios. la deliberación del tribunal para A. titulada Vista del puerto de Málaga y para el cuarto y último ejercicio. El tribunal se reunió en los locales de la Escuela. tres alumnas optaron al premio: María Rita de Bustamante y Barea. Ángeles Pinto y Roíste y Aurelia Ruiz Parra. titulado El cura párroco. describiéndonos no sólo la relación de alumnas que obtuvieron premio en el curso 1893-94. pasaron por esas pruebas. Tras evaluarlos. para el tercer ejercicio la marina de Florido. Los cuadros eran originales que estaban en el museo gaditano. para el primero y segundo lugar respectivamente. Del curso 1898-99. a la opositora que tenía el número tres. tres trozos de almohadillado de la escalera de la Universidad de Alcalá de Henares. 524 A. Las alumnas que presentaron solicitud para optar a esos premios eran Dolores Moreno y López. Actas de exámenes y oposiciones a premios.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX las asignaturas de Aritmética. Los ejercicios que debían realizar –sacados a suerte-. El tiempo para realizar los trabajos. Dibujo de Paisaje y Pintura elemental.A. Ángeles Moreno y López. Legajo. Dolores Moreno y López se le concedió una Mención honorífica524. con el objeto de examinar los trabajos de las tres opositoras. Legajo. sino también la descripción del aula y del examen523.B. Acta 1 de junio de 1898. Los premios que se obtendrían según la puntuación. Geometría. 523 215 . Apéndice Documental.

Actas de exámenes y oposiciones a premios de 1892 a 1897. 79-84.4.C. según expuso Antonio de la Banda y Vargas. 525 216 .A. á mención honorífica a favor de Dª Ángeles Pinto Roíste y Mª. como fue la Exposición de Bellas Artes de Cádiz celebrada en el año 1840. son en cierto modo. opositaban por demostrar que eran los mejores ante el resto de la Escuela. Otro ejercicio de la misma asignatura era el de “Bordar en seda un trozo tomado de un Dibujo estilo Arte Granadino”526. Caja de Ahorros de Cádiz.E.. Edit.B. procedió el Tribunal á la calificación. en la asignatura de Confección de Flores artificiales. Política. al finalizar el curso. que era bastante importante.cuyo comienzo no A.. cuanto acerca de dicho ejercicio le fue posible durante doce días á una y media horas. Legajo. Actas de exámenes y oposiciones a premios de 1899 a 1910. 2. Los alumnos que solicitaban presentarse a exámenes. acordando haber lugar á premio a favor de Dª. Cádiz. sino que fue la primera exposición a nivel nacional que se celebró. 1986. las decanas de toda España pues la aludida fecha de 1840. en su discurso de clausura de la XVII Exposición gaditana de Bellas Artes: “. Acta 30 de junio de 1899. era el de bordar Una Dalia y un Capullo de Rosa o de Melocotón. El Casino y la ciudad de Cádiz. “Cádiz y su pintura en el cambio de siglo”.MENÚ SALIR Matilde Torres López conceder el premio en junio de 1899. según el siguiente escrito: “Después de haber ejecutado cada una bajo la debida vigilancia.A. 527 PÉREZ MULET.. exposiciones gaditanas de Bellas Artes. hoy felizmente restauradas. como las organizadas por el Casino Gaditano527. ya que la lista de ganadores se mostraba en la prensa local. sociedad y cultura en el Cádiz del siglo XIX. al finalizar el curso de 1893-94 y en la sección de Enseñanza Artística Industrial de la Mujer. 526 A. Fernando. Un ejercicio que se debía realizar para la obtención de premio extraordinario.. Acta 25 de junio de 1894. nos sitúa dieciséis años antes de la celebración de las Nacionales españolas. eran siempre de los mejores de cada clase y la mayoría de las veces. Rita de Bustamante Barea”525. más que por el premio.las.B. que es la de su primera edición. también por expediente académico.E. 1911 y 1912. Concursos y exposiciones de Bellas Artes La labor cultural que aportaba a la ciudad disponer de entidades públicas que fomentaran la creación y el desarrollo artístico. El mérito no es sólo por la cantidad y la calidad de las obras que en ella se expusieron. Aurelia Ruiz Parra. se vio reforzada por un acontecimiento de gran interés que proyectó y realizó la misma Escuela de Nobles Artes gaditana. Legajo.C. Págs. incluso ante la sociedad.

20. con un total de ciento treinta y tres trabajos de las secciones de Pintura.”. cuando el secretario de la Academia.. Pág. propuso a la Junta la posibilidad de celebrar en los locales de la Escuela una exposición con carácter público “. además de artistas independientes y aficionados. la comisión organizadora de 1840 presentó un GASCÓN HEREDIA. así como a la riqueza y variedad de las obras en ella presentadas. no se debe olvidar que fueron muchos más los estudiantes que llevaron dibujos a lápiz o tinta china y aficionados que completaron ese plantel de participantes. Industrias Gráficas Gaditanas. pero cuando vio lo numerosa que sería la exposición. 1989. deduciendo por ello que cada uno llevaba una obra. María Teresa. independientemente del mayor o menor grado de preparación529. acordando que se celebrara dicha muestra entre los días 25 y 31de diciembre.. Entre ellos estaban los pintores locales más representativos como Fernández Cruzado. aparece en diciembre de 1840. pero hemos de recordar que gran parte de la alta sociedad gaditana tomaba los pinceles para realizar obras pictóricas.. Fernando. En principio se aceptaron esos días para la actividad que conllevaba la preparación de la misma. 410-411. La trascendencia de la exposición. entre otros. Real Academia de Bellas Artes de Cádiz. Manuel Roca Rodríguez.. Tras el éxito obtenido en la exposición y como detonante de las que seguirían posteriormente. La mayoría de los expositores fueron componentes del equipo docente de la Escuela. La primera noticia que hay de la mencionada exposición. Cit.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX tuvo lugar hasta 1856. Finalmente hubo otra prórroga debido al mal tiempo. Juan José de Urmeneta. además de los reseñados en el catálogo como José García Chicano. Dibujo y Arquitectura.. ciento treinta y tres. y José María España.de todas las obras de Pintura. Ana y Javier de Urrutia. Urrutia. Cádiz. Jerónimo Marín y Victoria Martín Berhié. El número de inscritos a la muestra fue bastante elevado. Estudio histórico de la Escuela de Nobles Artes de Cádiz: 17891842. así como alumnos. Imp. Sr. debido a los trabajos que se inscribían. Escultura. Escultura y Arquitectura y demás estudios dependientes de las tres Nobles Artes que preséntenlos profesores y los aficionados.”528. La Junta aceptó el ofrecimiento. Op.. El número de inscripciones era el mismo que el de los trabajos presentadas. Junto a esos nombres conocidos en el panorama artístico. 529 PÉREZ MULET. se debía al carácter de pionera y veterana de las Nacionales españolas de Bellas Artes. se acordó ampliarla hasta el día 3 de enero de 1841. 528 217 . Págs. acabando la muestra el día 6. hasta el día 1 de enero. Luís Sevilla.

Lamina 32. Además. que en su opinión.. Psiquis y Cupido..uno de los mejores valores de nuestra pintura neoclásica. como el puñal que lleva Psiquis en la otra mano y. debían establecerse en las convocatorias sucesivas. contribuyó con otros artistas de su época en la decoración de la nueva catedral de Cádiz. Con esta obra participó su autora en la primera gran Exposición local promovida por la Escuela de Nobles Artes en 1840. Museo de Cádiz. como dato curioso de su labor. así como un borrador para fijar las reglas. nos presenta el momento en el que Psiquis se acerca con una lámpara para reconocer a Cupido. y ya presentando sus rasgos más 218 . el arco y el carcaj. con dos cuadros. Aparecen elementos mitológicos interesantes. Su estudio nos interesa.”.. Victoria Martín.1858. El fondo es oscuro y con detalles clásicos. al lado de Cupido. como la columna estriada. que duerme desnudo. por sus dotes artísticas mereció que Gaya Nuño la calificara como “. Su obra Psiquis y Cupido. dado que expuso a partir de 1840.. por abarcar la cronología de las obras de los dos últimos años de vida de la Escuela.MENÚ SALIR Matilde Torres López informe. La faceta de la artista que más sobresale en este caso es la de destacada colaboradora de la Exposición de 1840. la Escuela tuvo en su colección dos buenas obras: Psiquis y Cupido y Adoración de los Pastores. De la artista gaditana Victoria Martín.

porque es bueno. 531 A. Todo concurre en estas obras para hacerlas agradables: corrección en el dibujo. Libro de Actas de la sesión pública del 28 de noviembre de 1858. como son graciosas todas las de los niños cuando están naturalmente presentadas: las ropas y los accesorios de este cuadro están bien estudiados. Este retrato luce en la exposición. Asidua participante en las exposiciones que la Academia promovía en la GASCÓN HEREDIA.. y concepto basado en la mas estricta justicia.. se celebraban cada dos años. 532 A. 14-15. consiguiendo diversos premios por sus trabajos. 19 de noviembre de 1854. La composición del cuadro presenta a la derecha tres figuras masculinas y tres femeninas. y no son muchos los buenos retratos que hay en ella”531. en la floresta también. En esta exposición ha ofrecido á la consideración pública dos cuadros: un Cupido durmiendo en una deliciosa floresta: el retrato de un niño. acompañado de la Virgen y San José. en los cursos académicos a los que asistió.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX característicos: especialmente. Págs. Cádiz. María Teresa. del que se hizo el siguiente comentario: “. Libro de Actas de la sesión pública que celebró la Academia de Bellas Artes de la Provincia de Cádiz. Estudio histórico e la Escuela de las Nobles Artes de Cádiz: 1789-1842. Su cuadro La Adoración de los pastores.A. artista gaditana. Las exposiciones promovidas por la Academia. De esta artista sabemos que participaba con frecuencia en las exposiciones que se celebraban en la ciudad. ofreciendo sus dones al Niño Jesús. Quizás en el retrato se pudiera notar demasiada simetría en la actitud del niño y en las flores que lo cercan: pero este leve defecto no disminuye el mérito que se aplaude en estas obras “532. Pág.. en la que se recogen los siguientes comentarios: “. Industrias Gráficas Gaditanas. Imprenta. 1854. hasta la Exposición Pública celebrada en el año 1858. 11. cierta concepción del dibujo y la plástica que evocan claramente a David. aunque impregnados de mayor colorido y sensibilidad que en el gran pintor neoclásico. Real Academia de Bellas Artes de Cádiz. dejando el lado izquierdo ver las cabezas de la mula y el buey530. Emilia Enrile de Gutiérrez. 1989.A. 530 219 . no volvemos a tener información de otras obras presentadas por esta autora.está bien ejecutado: la actitud del niño es natural y graciosa.Sus obras gozan de concepto.B. promovidas por la Academia de Bellas Ares. Imp. Librería y Litografía de la Revista Médica. Cádiz.B. gala en el colorido. y con un jilguero en la mano. fue alumna de la Escuela de Bellas Artes. a la Exposición Pública de 1854 llevó el retrato de Un niño. fue clasificado como una copia de Rubens realizada por la propia Victoria Martín. belleza en el conjunto. 438-439. Págs..C.C.

el 28 de noviembre de 1858. incluso académicas dentro de la institución. Unas provenían de ambientes idóneos para esa labor.B. Dª. Ana de Viya figuran en primer término: Dª. Librería y Litografía de la Revista Médica. El posterior certamen organizado por la Academia gaditana fue la Exposición Pública de 1860. Dª Emilia Enrile de Gutiérrez. 1858.C.A. otras muchas no. Libro de Actas de la sesión pública que celebró la Academia de Bellas Artes de Primera Clase de la Provincia de Cádiz.A. que A. Abencia y Dª. Dª. Dª. Dª. Algunas de ellas. Sofía Weidner. llegaron a ser conocidas. otras optaron por seguir formándose en la actividad artística y unas pocas. Josefa Virginia Vila.B. Cádiz. Dª. en relación con la Exposición Pública del año 1858. Emilia Benjumeda. A. y una fiesta andaluza. son los nombres de las demás que han contribuido con sus apreciables trabajos al brillo de la exposición”534. Carolina Delgado. María González Font y Dª. Pág. Dª: Dolores Sapera de Blanco. estaban vinculados a la docencia y al mundo del arte. sólo presentó obra como alumna en una o dos ocasiones. sin embargo. Dolores Oferral. en 1872 sería nombrada académica supernumeraria. Maria Ana de Dorronzoro. Luisa Matalobos. Más tarde. padre o hermano.MENÚ SALIR Matilde Torres López ciudad. en particular la que la Academia. Agustina y Dª. muchas fueron las alumnas que presentaron trabajos en las exposiciones locales. 16. incluso premiadas. Enriqueta Hidalgo. 16.C. Leocadia Vázquez Figueroa. Dª. Dª. María Lestón. desde su propia apertura hasta finalizado el siglo. Carmen Valls. una de ellas fue María Antonia Dorronzoro. todas de la Sra. Dª. En el año 1858 se celebró una de esas exposiciones públicas sobre la que leemos: “El bello sexo ha tomado una parte activísima en el buen resultado de esta exposición. aunque siguieron sus cursos correspondientes con buenas notas. Libro de Actas de la sesión pública del 28 de noviembre de 1858. haciéndose de su labor el siguiente comentario: “La Srta. con copias de bastante mérito. Concepción Rey. Dª. Dª. según las Memorias de fin de curso de la Academia. Desde que se abrió la clase específica para la mujer en la Escuela de Bellas Artes. El caso es que la Clase de Señoritas siempre estuvo muy bien representada en los actos artísticos de la ciudad. Dª. María Antonia Dorronzoro ha expuesto tres retratos. en la que participaron alumnas y otras jóvenes desvinculadas de la Escuela. Dª. Dolores Mayoz. Dª. Dª. perdiéndose la pista de su labor. Pág. Dª. 534 533 220 . Imprenta. Antonia Gómez. pues en algunos casos. Las Señoritas Dª. donde leemos: “Hay en las copias algunas muy notables: del número de éstas son especialmente la de San Francisco y San Félix de Cantalicio (de Cano). una Virgen de los Dolores. María Gómez. Encontramos información de su obra en el Libro de Actas de la Academia de Bellas Artes gaditana. Dª. pintadas con exactitud é inteligencia”533. Francisca Mendoza.

En 1875 un grupo de alumnos de la Academia de Bellas Artes de Cádiz. María Gómez ha expuesto tres retratos de su familia. las expositoras eran Carmen Vadillo que presentó un Pié de Hércules y Emilia Fedriani mostró una Cabeza de Moisés537. ni menos la dureza tan común en las tintas de un pincel inexperto”535.B. Según hemos comprobado en este capítulo. 537 A. tuvo un gran interés en la promoción y protección a las artes y el apoyo a las entidades que la impartían. Estas dos alumnas estuvieron matriculadas en las asignaturas de Antiguo y Ropaje. Con la dinámica de organización de concursos y exposiciones celebradas en la ciudad y aunque salga de nuestro marco cronológico. Imprenta. Pág. Y Litografía de la Revista Médica. Libro de Actas de la sesión pública que celebró la Academia de Bellas Artes de Primera Clase de la Provincia de Cádiz.C. Pág. y unos floreros pequeños.B. el 19 de noviembre de 1876. la Exposición libre de Bellas Artes y Labores de la Mujer539. sobre todo la Escuela de la Academia de Bellas Artes. Juntas de 2 de noviembre de 1879 y 7 de diciembre de 1879.A.A. 1860. Otra joven participante de la Exposición fue María Gómez. la pintora Alejandrina Gessler Shaw. Acta de la Junta pública celebrada por la Academia Provincial de Bellas Artes de Cádiz. que tras finalizar el curso académico de 1875-76 recibieron accésit por los trabajos presentados a lo largo de todo el año. 21. de la que se dijo: “La Señorita Dª. se encontraban dos alumnas que presentaron trabajos por la Sección de Señoritas. La Academia gaditana organizó en la ciudad una Exposición de Bellas Artes en el año 1879. Imprenta de la Revista Médica.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX reúnen al parecido. 1876. apreciándose que también fomentaban esa actividad en el colectivo femenino. Anexo Nº 1. Cádiz. Cádiz. Libro de Actas de la Academia de Bellas Artes de Cádiz. lienzo por el que fue premiada538. 536 Ibídem.A. de la asignatura de Dibujo del antiguo. bastante corrección en el dibujo y una entonación agradable. No se ve en ellos marcada vacilación de una mano femenil.C. la sociedad gaditana durante la centuria analizada. Lib. 535 221 . a la que presentó el cuadro La adoración de la Cruz. La ciudad contó con centros en los que se impartían enseñanzas artísticas destinadas a la A.C. 19. el 21 de octubre de 1860.A. llevó obras a la Exposición Universal de Filadelfia. 538 A. Entre ese grupo de jóvenes aventajados de la Escuela. en la sección de Cabezas Carmen Vadillo y Altamira y en la de Pintura Emilia Fedriani y Campo. Tienen estas obras gran parecido y están trazadas por medio de vigorosos toques”536. hemos de mencionar una muy interesante que hubo en el año 1907.B.

que pasado el tiempo y por problemas económicos. Coleccionismo Un aspecto muy a tener en cuenta era el coleccionismo artístico. 2. La mujer y la pintura del XIX español. La pintura gaditana (1875-1931). reconocidas sobre todo por su labor pictórica. además de Manuel Campana. ese bienestar hizo que algunos de los ciudadanos más adinerados comenzasen a crear colecciones privadas. lo que la lleva a ser la primera. Córdoba. también en algunos pueblos gaditanos había grandes y buenas colecciones artísticas. Pág. se encontraban los hermanos Casanova y Manuel Fernández540. debido a ello aumentó y se enriqueció el patrimonio artístico provincial. 1987. José Martínez Vengoa. Edit. fueron a parar al propio Museo de Bellas Artes de la ciudad. En este caso y refiriéndonos a Cádiz. Aunque hemos de recordar que. 222 . A principios del siglo XIX y debido al crecimiento comercial y económico. Ensayos de Arte Cátedra. Como promotores y compradores de obras artísticas en Cádiz. Pág. Edit. José Lascano y José Cuenaga. Independientemente de la capital. Publicaciones del Excmo.MENÚ SALIR Matilde Torres López mujer. Fernando. en parte por su situación geográfica. Ayuntamiento de Cádiz y Monte de Piedad y Caja de Ahorros de Córdoba. (Cuatrocientas Olvidadas y algunas más). conocidas no sólo en 539 DE DIEGO. ciudad veraniega donde se trasladaban las familias de alta sociedad a pasar el verano y donde había grandes mansiones con obras de arte en su interior. como siempre. 237. 540 PÉREZ MULET. También fue la primera capital de las analizadas que contó en ese siglo con cuatro académicas. Estrella. en impartir la enseñanza artística de la mujer en Andalucía en el ámbito académico. pero de forma más directa la propia Academia de Bellas Artes cuando instaló en su Escuela la Clase de Señoritas.5. como la Sociedad Económica de Amigos del País. formaban un grupo de privilegiados que poseían esas colecciones artísticas. 1983. que junto al conde de Maule. fomentando así el trabajo de los artistas locales y posibilitando el comercio del mercado del arte. En muchos casos esas obras se lucían en los domicilios particulares de las familias pudientes. varias provincias andaluzas llegaron a ser grandes centros comerciales. Madrid. 39. Constatando en este capítulo que esta provincia fue la pionera y siempre apoyada por un gran colectivo de la sociedad para que la mujer tuviese la formación necesaria en el campo de la creación artística. otras veces por sus recursos naturales y posterior comercialización. estuvo en el plan de estudios libres. como es el caso de Chiclana.

541 GÓMEZ ROMÁN. sobre todo de reconocidos artistas de épocas anteriores. Granada.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX la provincia. de Historia del Arte. quién en su domicilio contaba con una importante colección de pinturas. 1997. sino en todo el territorio andaluz y nacional541. viajeros o miembros de la nobleza de diversos países. 270-271. Universidad de Granada. En Cádiz se encontraba el cónsul inglés John M. El fomento de las artes en Granada: Mecenazgo. En este apartado del coleccionismo en la centuria investigada. Ana María. Tomo I. Dpto. Págs. Brackenbury. Dentro de ese grupo había políticos. también hemos de incluir a otros personajes extranjeros que tuvieron posibilidades al conocimiento y compra de obras de arte. que vendió en Londres en 1848 y entre las que se encontraba el Retrato de Andrés de Andrade. coleccionismo y encargo (siglos XVIII y XIX). 223 . realizado por Murillo542.

Rafael.MENÚ SALIR Matilde Torres López 3. “La sociedad cordobesa del siglo XIX”. situación que conllevaba a un acusado contraste entre las clases sociales544. Sevilla. la mejora del alumbrado público y la demolición de algunos edificios ruinosos que eran un peligro para los viandantes543. En la segunda mitad del siglo XIX. CÓRDOBA 3. “Visión apresurada de la Córdoba de Romero Barros”. Tomo III. Diputación Provincial de Córdoba y Real Academia de Córdoba. “La Córdoba que encontró Rafael Romero Barros”. 545 FERNÁNDEZ DUEÑAS.1. y no era ése un problema sólo de Córdoba. En el aspecto social. Sevilla. 1989.). Actas de las Jornadas sobre Romero Barros y la Córdoba de su tiempo. con estrechas callejas. 9. Excma. Actas de las Jornadas sobre Romero Barros y la Córdoba de su tiempo. apenas si llegaban a ella. Excma. GUARINO CANOVAS. 66. 1986. Córdoba. María de los Santos. minoría compuesta por unos pocos nobles y ricos terratenientes que poseían casi todas las tierras y haciendas. pero acentuándose con el paso de los mismos. 542 224 . Pág. la ciudad aún tenía el trazado urbanístico musulmán. intentaba salir de la situación de letargo que había tenido durante largo tiempo. La crisis económica de la clase obrera iba acompañada de un estancamiento cultural a todos los niveles. Excma. Edit. en principio intentó unos pequeños arreglos en el aspecto urbanístico. desde el social. Córdoba. patios y huertos. 21. frente a la mayoría de habitantes. Edit. junto al que estaba campesinos y jornaleros luchando para poder sobrevivir. (Dir. No obstante. 543 GRACIA BOIX. muchos de los viajeros extranjeros que seguían rutas por el país. donde las grandes casas tenían fachadas mudéjares o platerescas con numerosos jardines. de Ciencias. 1996. La industria y el comercio de esos años comenzó a desarrollarse lentamente. Ángel. Edit. Marcel. Edit. 544 GÓMEZ NAVARRO. el municipio cordobés. Gever. adarves y plazas. Historia y Sociedad En el siglo XIX Córdoba era prácticamente desconocida. La Fortuna de Murillo. En el resto de la población había un reducido grupo de propietarios y artesanos. pues el que tenía suerte contaba con un mísero empleo. Desde 1858 contaba la capital con la GARCÍA FELGUERA. como el embaldosamiento de algunas calles del centro y la creación de aceras y plazas. Pág. de Ciencias. Soledad. Bellas Letras y Nobles Artes. Diputación Provincial de Córdoba y Real Academia de Córdoba. 1996. Diputación Provincial de Sevilla. a primeros de siglo la población se reducía a diferentes hacendados y mayorazgos. más con buenas ideas que con medios económicos. Bellas Letras y Nobles Artes. incluso para muchos españoles que tenían un concepto erróneo en todos los aspectos. Pág. Pág. Córdoba y su provincia. 12. el cultural o el económico. si no que todo el territorio nacional lo padecía545.

actitud claramente manifiesta tras el Pacto de Ostende. junto a la Torre de la Malmuerta. acabando con la epidemia de cólera que llegó en 1885. que interesó a muchos de los médicos que se formaron en las clases de la efímera Universidad Libre546. pasaba por un momento delicado tras el quinquenio de calma del gobierno de O´Donnell. Un hecho importante para la ciudad fue la inauguración del tramo de ferrocarril de Córdoba a Málaga que en 1865 realizó su primer recorrido completo con viajeros. se editó una revista profesional La Andalucía Médica. que asoló la ciudad en 1871. igual que la nacional. en 1866. por separado. los talleres de calzado llamados El Siglo XX. con la misma idea. así como la de la viruela. La política local. se mantenía una posición intransigente. fue la batalla de Alcolea. la vida en la ciudad seguía su desarrollo. entre otras actividades. debido a los temporales de lluvias que anegaban los campos. además 225 . Con esos acontecimiento políticos que no acabarían ahí. la apertura del Ateneo Científico y Literario y la propia redacción del proyecto de la Escuela de Artes y Oficios cordobesa. el 28 de septiembre de 1868. igual que en Sevilla. Tras la muerte de O´Donnell. Por entonces se vivía un grave problema. las dificultades venían procedentes de las largas sequías. la de velas y fósforos instalada en la calle Madre de Dios. Serrano y Topete en Cádiz. la fábrica de sombreros de Sánchez Peña. En ese mismo año y aún con un elevado número de analfabetismo. pues los partidos demócrata y progresista. de gran interés científico. dando comienzo al Sexenio Revolucionario. en 1867. En Córdoba los tres partidos constituyeron una Junta Revolucionaria. que propiciaría la marcha de la reina y la creación del Gobierno Provisional. llevando a muchos al paro obligatorio cuando no. A partir de 1856 hubo una fusión entre varias entidades nacionales y extranjeras. tomaban las posiciones en contra de la monarquía de Isabel II. que estaba afectando a otras ciudades del país. más recientes eran las fábricas de jabones San Sebastián en el Campo de San Antón. En el aspecto negativo hay que decir que los ciudadanos temían por la posible llegada de la epidemia de cólera. guiados por Serrano. los unionistas. lo que influyó en el pronunciamiento de Prim. con la creación del Monte de Piedad. Otro acontecimiento sucedido en Córdoba. la de pinturas La Reformada y la de hielo en la Mayor de San Lorenzo. que tendría bastante protagonismo en el desarrollo de los acontecimientos. dejando de serlo para crearse una verdadera revolución. se unirían a los partidos antes citados. incluso a nivel nacional.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX fundición de hierro y bronce La Merced.

seguía luchando contra la demolición de algunos edificios y murallas. como el llevado a cabo en una de las fachadas del convento de Santa Isabel. pero siguieron los ensanches de calles como la de Letrados. Pág. BAHAMONDE. la Escuela Normal de Maestros. la iglesia y la alta burguesía. Pág. creando varias líneas de ferrocarril en la región andaluza. estaba la gran mayoría de analfabetos. Situación general de la educación En la segunda mitad del siglo XIX existían en Córdoba algunas instituciones culturales. como el marqués de Casa Loring. Todo eso cambiaba la fisonomía de la ciudad. la Puerta del Puente. Págs. con la idea de ampliar a 50 metros la vía. Op. el Seminario de San Pelagio y la Escuela de Agricultura. Madrid. Con respecto al urbanismo en la ciudad. la Escuela Especial de Veterinaria. Ángel y Martínez. Los centros docentes eran el Instituto de Segunda Enseñanza. Se alineó también la calle Barberos para comunicar los barrios de Santa Marina y San Andrés. 548 JAÉN-MORENTE. Cit. Ante la minoría intelectual. que en ocasiones no tenían razón de ser. formada por la nobleza. llamada el Sombrero del Rey del Campo de la Victoria. al que le ocurrió lo mismo. o los torreones que unían ésta con el Tejar de Vista Alegre. las Caballerizas Reales o la ermita de Nuestra Señora del Amparo548. y que se realizaron en todas las ciudades durante el siglo XIX. Everest. Historia de España siglo XIX. Antonio. 226 . León. el Alcázar de los Reyes Cristianos. restauraciones como la realizada a las torres de Calahorra y Malmuerta. Bellas Letras y Nobles Artes y el recién inaugurado Liceo Artístico y Literario del Círculo de la Amistad. con la total transformación de las Tendillas. el Real Colegio de Nuestra Señora de la Asunción. Ediciones Cátedra. para extender el Real de la Feria hasta la Huerta de Almodóvar. entre otras actividades urbanísticas. 1971. 10-16. Jesús A. 141. Edit. la Comisión de monumentos. llevándose a cabo también en la capital cordobesa. 3. de Málaga. Antonio. 404.2.MENÚ SALIR Matilde Torres López de diversos hombres de negocios. Historia de la ciudad de Córdoba. Liceo y Cabrera. Entre ellas estaban la Real Academia de Ciencias. la cultura seguía siendo patrimonio de las clases 546 547 JAÉN-MORENTE. incluso con los dudosos motivos de los ensanches de calles. formalizándose 1877 la Compañía de los Ferrocarriles de Andalucía547. 2005. Otra fue el derribo de la alcubilla. aparte la pérdida de obras importantes dentro del patrimonio urbanístico.

para Escultura a Joaquín Aralí y a Ignacio Tomás para Arquitectura. aunque estaba totalmente dotada para la enseñanza. Págs. dependiente del propio palacio. igual que en la Asociación Hispano-ultramarina. se reunía en el Casino Cordobés y en los espectáculos de variedades de la plaza de toros y en el Teatro Moratín549. Pág. Fundación Universitaria Española. Céspedes. sino además. Llegó a Córdoba como Obispo y en el año 1791 y puso en marcha una academia de dibujo. que se aprovechaban de la falta de preparación del pueblo para seguir manteniendo su posición privilegiada. como la Escuela episcopal. iba por el polvoriento Paseo de la Victoria. como enseñanza y cultivo de uno de los campos de la cultura. 9-10 BEDAT. La alta sociedad de la época se reunía en las Sociedades de Monteadores y de Carreras de Caballos. asistían a las corridas de toros y se divertían en los conciertos dominicales del Café Gran Capitán. le llevó a reunir desde sus tiempos de canónigo. una galería de buenos lienzos.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX más acomodadas. Op. Alonso Cano. que fue el primer centro que aparece en Córdoba destinado a la formación artística de la juventud. no sólo como preparación a la carrera artística. incluso con los profesores antes mencionados. con obras de Murillo. Hay que mencionar otras entidades que dentro del contexto cultural tuvieron gran importancia. Cit. la del pueblo. y los responsables de las secciones de Escultura y Arquitectura eran socios de mérito de la Real Academia de 549 550 FERNÁNDEZ DUEÑAS. Madrid. como profesores eligió en Pintura a Francisco Agustín Grande. sobre todo a la pintura. Carreño. 417-418. el inicio del nuevo concepto de enseñanza del dibujo y de las artes plásticas en general. La Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (1744-1808). 1989. algún trabajo de Rubens y varios paisajes de artistas flamencos. fundada por el Obispo Antonio Caballero Góngora550. Claude. concurrían también a los Juegos Florales y al Teatro Principal. Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Ángel. La Escuela de Dibujo no se pudo abrir en la fecha prevista por la muerte del prelado en 1796. Herrera el Viejo y Antolinez. Su pasión por las Bellas Artes. 227 . Edit. la clase menos afortunada. docentes de reconocida laborcomo Francisco Agustín Grande que fue pensionado en Roma y discípulo de Mengs. Mientras. La Escuela de Caballero Góngora era el arranque de las enseñanzas artísticas desgajada de los estudios de pintores. además de otros de varios autores. como un paso para ampliar y mejorar la formación de la sociedad551.

para el estudio en su sala de pintura. 1984. Esos estudiantes quedaban bajo la custodia de un rector eclesiástico y como condición debían ser huérfanos entre doce y quince años. Ana María. viviendo en la Escuela y con la definición de colegiales. Contaba además con una biblioteca especializada en temas de arte. era erigir un centro de estudios donde se integraran también a los jóvenes más necesitados. El colegio que fue creado para la formación de sacerdotes. 552 GÓMEZ ROMÁN. Boletín de la Real Academia de Córdoba. Everest. Págs. concretamente en el año 1826. de Ciencias. Nº 106. Granada. con destino a la formación de sacerdotes. desde el año 1725 hasta 1767. Para la creación del centro. Otro centro fue el Colegio de la Asunción. en 1820 se reanudaron las clases. coleccionismo y encargo (siglos XVIII y XIX). distribuyéndose en cuatro salas todos los enseres necesarios para la enseñanza y la parte baja de la casa se dejó para las habitaciones de los estudiantes. se convirtió en un colegio de humanidades. Pág. 551 228 . dotaba a doce o catorce huérfanos para sacarlos de la mendicidad y tenerlos pensionados a costa de la misma Escuela. En 1810 y para celebrar la onomástica de José I Bonaparte. pues de la capacidad para cien alumnos en el centro. Págs.000 ducados anuales. durante el reinado de Fernando VII. pasando a ser en 1847 Instituto de Segunda Enseñanza.MENÚ SALIR Matilde Torres López Bellas Artes de San Fernando. Antonio. a los que el Obispo añadió el trato honorífico y la plena libertad para poder hacer trabajos particulares. Córdoba. 231. 553 JAÉN-MORENTE. Posteriormente fue dirigido por los Jesuitas. contando con 57 alumnos matriculados en el curso de 1822554. se abrió en el mismo edificio una escuela de dibujo. 64-67. de Historia del Arte. 1997. con más de veinte títulos552. Universidad de Granada. en que fueron expulsados de Córdoba. Los tres docentes tenían una dotación de 1. origen del actual Instituto Séneca. ORTIZ JUÁREZ. Dpto. A partir de entonces se le concedió al colegio el título de Real. nombrando para su dirección a una junta directiva que por primera vez fue presidida por un rector seglar. León. Tomo I. pero no fue hasta 1577 cuando Gregorio XIII. Tras un periodo de decaimiento. modelos en yeso y láminas realizadas por el propio Francisco Agustín Grande. Edit. Bellas Letras y Nobles Artes. se eligió una casa cercana a la vivienda del prelado. junto con la cocina y el comedor. 1971. Dionisio. La idea del prelado. su fundación arranca en 1560. fundado por el Doctor en Medicina Juan López de Alba. en la capital cordobesa. cuyo objetivo era la orientación hacia la labor del arte de la platería. El fomento de las Artes en Granada: Mecenazgo. despachó la Bula de su fundación553. La Escuela estaba bien dotada de material didáctico: grabados. “Bosquejo histórico de la enseñanza de las artes plásticas en Córdoba durante el siglo XIX”. a la vez que se reformaban sus estatutos en 1796. 22-24. Historia de la ciudad de Córdoba.

555 554 229 .MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX A la vez que se organizaban esos centros de enseñanza. la corporación municipal estableció en el Alcázar viejo una Escuela de niñas. Diputación Provincial de Córdoba y Real Academia de Córdoba. 234-235. Rafael. año en el que aparece en los libros de presupuestos. 41-58. GRACIA BOIX. la Escuela de Artes y Oficios. 25-26. Cit. hasta la apertura de la Escuela de Bellas Artes. expuso a la Sociedad que la recién creada Asociación de comerciantes e industriales. Geometría elemental. Según parece. de Ciencias. que dependía directamente de la Sociedad Económica de Amigos del País de la ciudad. creándose a partir de entonces un centro destinado a sus enseñanzas. Se acordó en octubre de 1810 la creación de varias cátedras dentro de la Sociedad. no debiendo de sobrepasar el año 1892 su labor docente. una de ellas era la de Nobles Artes. Págs. a la vez que contribuían para su sostenimiento la Diputación y el Ayuntamiento con subvenciones anuales.000 pesetas anuales. en sus inicios contaba con planteamientos benéficos556. Excma. En 1876 el comerciante cordobés Vicente Luque. sobre todo la labor de la platería y las artes textiles. estaba instalada en la calle Gutiérrez de los Ríos. por el platero Isidro Espejo Saavedra y Aguilar. en la que se matricularon bastante alumnas y a cuyo frente se encontraba una maestra preparada y convenientemente dotada por la ciudad555. el primer libramiento de 750 pesetas. Física y Química. Págs. Construcción. en su domicilio. Actas de las Jornadas sobre Romero Barros y la Córdoba de su tiempo. En 1861. en que tuvo que cerrar por falta de discípulos. Geometría del dibujante. Op. “La Córdoba que encontró Rafael Romero Barros”. había una buena dotación para las enseñanzas concretas de Aritmética práctica. Según la Guía de Córdoba. Fundada por la prensa periódica de Córdoba. como la establecida en 1851. también surgían academias privadas. para la enseñanza del Dibujo y la Pintura y que tuvo un elevado número de alumnos. Mecánica y máquinas agrícolas. Córdoba. para el nuevo centro. 556 JAÉN-MORENTE. fundada en 1779 y origen de la Real Sociedad Económica de Amigos del País. a partir de esa fecha desaparecen las consignaciones de la Escuela. tenía el propósito de fundar una Escuela de Artes y Oficios. Dionisio. en la que Córdoba había sobresalido hasta la introducción masiva de los tejidos ingleses. Cit. Reseña de la administración municipal de Córdoba durante el año de 1861. También contribuía el Estado con una ayuda de 3. ORTIZ JUÁREZ. Bellas Letras y Nobles Artes. para los años 1891-92. topográfico. Edit. Dibujo lineal. Con respecto al material de la Escuela. aunque siempre tuvo gran interés en fomentar las artes y los oficios. Op. Apéndice I. La Real Sociedad Patriótica de Córdoba. no debió comenzar a funcionar hasta 1877. 1996. Págs. Antonio.

De los centros antes señalados. se sabe bien poco de sus planes de estudios y de la organización de sus enseñanzas. en la ciudad. Tras ser desamortizado. se utilizó como lugar de reunión donde jóvenes aficionados a la literatura y al teatro preparaban y debatían sus obras. Fue su director. En el recorrido de las instituciones destinadas a la promoción de la cultura y concretamente del arte. pues contaba con la ayuda económica del Estado y de la Diputación. La Escuela tuvo dificultades en su funcionamiento. La que fuera iglesia del convento. lo formaban nueve profesores. el arquitecto Adolfo Castañeira y Boloix. Su sede estaba instalada sobre unos terrenos. Esa otra etapa del centro municipal. llamándose a partir de entonces. pues en noviembre de 1896. tampoco duró mucho. asociación característica de la burguesía. no debemos pasar por alto otra entidad. como vicedirector. raíz del Liceo Artístico y 230 . Tuvo tan buena acogida en la ciudad que en ese mismo año se llegaron a matricular 400 alumnos. es el antecedente de la actual Escuela de Artes Aplicadas de Córdoba. aunque sí derecho a vivienda. Escuela Municipal de Artes y Oficios. incluso con su precariedad económica557. el juez José Miguel Henares. en ese caso el Círculo desarrolló una interesante labor de promoción cultural. El resto del personal de la Escuela. pues en 1892 el Ayuntamiento acordó hacerse cargo de ella. en cuyos locales se reunían sus socios para realizar tratos mercantiles y sobre todo actividades de ocio. quien no recibía por su cargo retribución económica alguna. para denominarse Círculo de la Amistad en el año 1853. el Ayuntamiento acordó pedir al Estado que se hiciera cargo de ella. ofreciéndose a contribuir en su mantenimiento con alguna cantidad económica.MENÚ SALIR Matilde Torres López natural y de adorno. un secretario contador y dos subalternos. fundó el Casino Cordobés. claro que introduciendo unas mejoras en la enseñanza y en los recursos disponibles para su desarrollo. aunque todos cumplieron una labor fundamental de la cultura y las artes en la ciudad. con la creación de la Escuela Superior de Artes Industriales. contribuyendo a su funcionamiento el Municipio desde los primeros momentos y para cuya instalación prestó un edifico espacioso. en los que hubo un hospital en el siglo XV y que posteriormente fue convento de monjas recoletas. en 1836 pasó a ser casa de vecinos. quien tampoco obtenía beneficios económicos. Ese paso se materializó en 1902. Esa Escuela. de forma similar a la que tenía desde su fundación. creado en la segunda mitad del siglo XIX. fue nombrado Alejando del Castillo y Herrera. el Círculo de la Amistad. hasta que en 1850.

322-323. 559 GÓMEZ ROMÁN. 33-35. de Historia del Arte. también escultor559. El Círculo de la Amistad”. Con la ampliación del centro. Caja Prov. Hemos de señalar que en la centuria analizada y en el contexto artístico. 557 558 ORTIZ JUÁREZ. Universidad de Granada. 301-302.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX Literario. Págs. Tomo II. en 1856. Págs. “Los orígenes: Círculo y Liceo. que hoy por hoy son imprescindibles para conocer la literatura cordobesa del XIX. 231 . PÉREZ LOZANO. Preocupados por el tema de la enseñanza. Córdoba. en el año 1802 ya habían fundado un colegio para niñas. de San Vicente de Paúl. Dionisio. en él colaboraron religiosas de la Congregación de la Caridad. creándose dos escuelas para niños y una para niñas560. autor avalado por los trabajos realizados en la portada de la catedral de Granada y quién iba acompañado para impartir la docencia por su hijo Miguel. hubo en la provincia de Córdoba dos entidades destinadas a la mencionada enseñanza como eran la Escuela de Dibujo de Lucena y la Escuela de Dibujo de Baena. Ana María. La biblioteca se creó en el año 1864. que a su vez estaba compuesta por las altas jerarquías del lugar. Cit. coleccionismo y encargo (siglos XVIII y XIX). por lo que a partir de la Ley de Beneficencia de 1849. expósitos y abandonados. Págs. Op. Muchas fueron las actividades culturales y artísticas que se realizaron y parte de su patrimonio actual refleja la importancia de la institución y el mecenazgo que ejerció en las artes y la literatura local. Edit. Ante la fusión se adquirió todo el edifico llamándose a partir de entonces Círculo de la Amistad y Liceo Artístico y Literario. Dpto. mediante la aportación por parte de los socios y la adquisición de obras. a cuyo cargo estuvo el escultor Luís Pedro Verdiguier. La Escuela de Dibujo de Lucena creada en 1816. hizo que hubiera gran cantidad de mendigos. 1994. Tomo I. Manuel. Decorada a principios del siglo XX. Granada 1997. pero ese colectivo no se consolidó y acabó fundiéndose. de Ah.pues la diferencia existente entre los grupos sociales. en Córdoba a lo largo del siglo XIX se crearon instituciones benéficas –como en el resto de las provincias. instalándose en la llamada casa Minerva. La Escuela de Dibujo de Baena fue fundada en el año 1818 por la Real Sociedad Patriótica de Baena. El fomento de las artes en Granado: Mecenazgo. destacan los relieves realizados por Mateo Inurria558. Junto a todas las entidades señaladas. de Córdoba. en cuyos talleres se realizaban actividades docentes y laborales. con el Círculo. se creó la Casa de Misericordia. estuvo promovida por la Real Sociedad Económica de Amigos del País de la población. Córdoba Capital.

quedando como presidente de la sección de Artes. se distribuyeron los académicos en las diversas secciones. cuyos títulos recibían simultáneamente. en su inquietud por continuar la estructuración de la Academia. escritor y poeta Manuel María de Arjona561. (Dir. A la semana siguiente se celebraron las elecciones para los cargos de la misma. en la Plaza del Potro. pero sí mantenía una actividad aceptable. Museo de Pintura y Biblioteca de la Provincia. incluso llegándose a anular las sesiones por esas causas. Por eso los académicos eran al mismo tiempo socios de la Económica. Bellas Letras y Nobles Artes En Córdoba existió una Academia denominada de las Ciencias. “La sociedad cordobesa del siglo XIX”. personaje muy importante en la posterior evolución de la Academia. Págs. los responsables eran los ocho o diez académicos más asiduos a la sesiones. Por esos años. siendo reelegido como director Carlos Ramírez de Arellano. Se ingresaba como socio de la Sociedad Económica562. Tomo III.3. En esa ocasión la asistencia fue masiva. de la que se fue separando poco a poco. José Saló y como secretario Rafael Romero Barros. mediante Real Orden. 235. 560 GÓMEZ NAVARRO. Pág.). Everest. Gever. 232 . Bellas Letras y Nobles Artes que se fundó en 1811 por el canónigo. o como académico. Bellas Letras y Nobles Artes. La Academia de Ciencias. Historia de la ciudad de Córdoba. aunque no era infrecuente realizarlas en el domicilio particular del director. que eran las de Ciencias. En 1865. pues era frecuente el reducido número de concurrentes. aunque con una serie de decisiones y realizaciones que iban sentando las bases para su mejor funcionamiento. En 1868 el Ministro de Fomento. Edit. Edit. 1971. Córdoba y su provincia. 1986. no era muy floreciente la vida de la corporación. GUARINO CANOVAS. 561 JAÉN-MORENTE. Letras y Artes. Antonio.MENÚ SALIR Matilde Torres López 3. Dichas sesiones se celebraban en el edificio que había sido sede del Hospital de la Caridad y por entonces era Escuela de Bellas Artes. Pasaba el tiempo y la Academia seguía su trayectoria. aprobaba el Reglamento de la Academia de Ciencias. Soledad. propusieron no aumentar el número de secciones y que fueran las tres que ya existían: la de Ciencias. En el año 1874 Rafael Romero Barros y Francisco de Asís Palóu. no exenta de dificultades. León. Sevilla. En la sesión de marzo del mismo año. Marcel. esa Academia había cumplido cincuenta y cinco años y seguía funcionando como sección literaria de la Sociedad Económica de Amigos del País. 19-20.

También se propuso que se hiciera una reforma del Reglamento. Al principio de la década de los años 80. Castiñeira y Trasobares para que redactaran el Reglamento Interior o los Estatutos complementarios a los oficiales. A los cuatro años de la creación del Reglamento. siete por cada sesión. urbanismo y exposiciones artísticas.). 3. 233 . en el que se aclaraban las dos clases de académicos: numerarios y correspondientes. la Academia atravesó una grave crisis. Edit. Real Academia de Córdoba. Francisco de Borja Pavón y López. Se redactó en ese mismo año el nuevo Reglamento. entre otros. eran los juegos florales y los certámenes artísticos y literarios. que era lo que el Instituto de la Academia designaba. Una actividad que interesó bastante a los miembros de la Academia. sumadas a la propia inactividad de la Academia. con respecto al número y clases de académicos. Las exposiciones se celebraban asiduamente en los locales del Círculo de la Amistad. Bellas Letras y Nobles Artes. dio mayor actividad a la entidad. Real Academia de Córdoba. llegó a tal punto. que iba por detrás de otras entidades e incluso se beneficiaba con dificultad de las mismas. Pág. incluso se llegó a elaborar un Reglamento para las exposiciones de Dibujo y de Pintura. enfermedades e incompatibilidades entre otras. la Academia vivió unos cortos pero fructíferos y buenos momentos. publicaciones. de Ciencias. en ocasiones algunos de esos premiados se incorporaban en la Sociedad Económica de Amigos del País o a la Academia. de Ciencias. Bellas Letras y Nobles Artes. se redujo a ninguna en 1891. mostraron interés en ingresar en la Academia. Anuario. La nueva directiva. que en ocasiones lo proponían los propios académicos. Joaquín y PORRO HERRERA. Mª. José (Coord. emitiendo informes sobre obras artísticas. eran Rodolfo Gil y Ramón Rabadán Leal. se nombró una comisión compuesta por Romero Barros. 2003. Debido al desinterés por parte de los académicos y a diversas circunstancias. debido principalmente a la falta de asistencia de los miembros de la misma a las sesiones. En la década de los 90. De las diez sesiones que se celebraron en 1886. donde se entregaban los premios. pero en la mayoría de las veces eran solicitados por el Ayuntamiento y que generalmente se celebraban en las fiestas de la Feria de la Salud. como vacaciones. En 1878. se convocaron elecciones en la Academia. En 1872. igual dinámica seguiría en las sesiones posteriores. Córdoba. certámenes. solicitados frecuentemente por la Diputación Provincial y el Ayuntamiento. consiguiéndolo y dando por 562 CRIADO COSTA. En 1894 dos jóvenes periodistas que habían ganado uno de los certámenes literarios.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX Letras y Artes. saliendo elegido como director. con un total de veintiuno.

La respuesta por parte de la institución no se hizo esperar. se había abierto un mes antes. Anatomía pictórica y Dibujo de figura. reforzándose y resurgiendo de su letargo las actividades relativas a las Ciencias. La Escuela de Bellas Artes Los primeros datos relacionados con el proyecto de creación de la Escuela.80. Córdoba 18 de marzo de 1861. Págs.H. 3. Excma. 1996. que se había acordado la creación del centro de enseñanza artística solicitado565.4. Rafael Romero Barros era el secretario. 71.P. que hasta entonces había estado en el mismo lugar que la Diputación. dando comienzo a su primer curso académico en octubre.MENÚ SALIR Matilde Torres López consiguiente. se amplió a cuatro el número de secciones que eran: Ciencias Morales y Políticas. Todos CRIADO COSTA. Edit. Apéndice Documental. El plazo para las matrículas. Bellas Letras y Nobles Artes y la Biblioteca Provincial. Joaquín. 564 A. Diputación Provincial de Córdoba. una nueva vitalidad y actividad académica. Excma. las Letras y las Artes. Diputación Provincial de Córdoba. respondiendo en mayo del mismo año. llegando a inscribirse más de un centenar de alumnos. propuso a la Diputación Provincial de Córdoba la creación de una Escuela de Bellas Artes564. también pasó al mismo edificio la Academia de Ciencias. el antiguo Convento de San Pablo. Dibujo lineal y de adorno. 565 Ibídem. Previamente los jóvenes debían pasar un examen de ingreso para ser admitidos. los encontramos en un escrito fechado en 1861. En un principio hubo sólo cuatro profesores. Córdoba 14 de mayo de 1861. Actas de las Jornadas sobre Romero Barros y la Córdoba de su tiempo. Documento 2. La institución fue proyectada por la Diputación cordobesa en 1865.C. Expediente para la creación de una Escuela de Bellas Artes. en el que el director del Museo Provincial José Marcelo Contreras. Caja 10422/031. Documento 1. Francisco Ceynos y Narciso Sentenach. 563 234 . quien hizo establecerla en el edificio del antiguo Hospital de la Caridad y que anteriormente se había destinado a Museo de Pinturas. Literatura y Bellas Artes563. Ciencias Exactas y Naturaleza. Córdoba. Como director estaba José Saló. Apéndice Documental. a la vez que se fomentaban y estrechaban las relaciones con otros organismos e instituciones. para las asignaturas de Aritmética y Geometría. (Archivo Histórico Provincial de Córdoba). Con la reactivación de la institución. “Actividad académica del pintor Romero Barros”. La Escuela Provincial de Bellas Artes se creó por Real Decreto de 29 de febrero de 1866. cuando el vicepresidente era Rafael Joaquín de Lara Pineda.

lo que conllevó un desorden en su organización y masificación en todo el centro. En la planificación de cargos y funciones quedó como director. en 1870. más del doble que el anterior.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX menos Rafael Romero Barros eran a la vez catedráticos de instituto de segunda enseñanza. había 118 alumnos y sólo dos ayudantes. o sea. En el curso de 1867-68. en su artículo “Bosquejo histórico de la enseñanza de las Artes Plásticas en Córdoba durante el siglo XIX”. el número de alumnos matriculados en el primer curso académico varía. empezó el curso académico. cuadros cuya temática era de historia relativa a la ciudad. pues dos años después y a causa de la Revolución de 1868. al cual se habían matriculado 139 alumnos566. nombrando como profesor supernumerario a José Muñoz Contreras. supuso un gran problema. también se daban las clases de Dibujo del cuerpo humano. responsable cada uno de una cátedra. ya que en las principales Escuelas de Bellas Artes. Como subdirector. A los dos años de su apertura. El número de alumnos tan elevado. Una remodelación del plan de estudios completa. De 135 alumnos que nos indica Ortiz Juárez. por supuesto los problemas de espacio y de personal seguían. el catedrático de Depende del autor. se había acordado aplicar el Método Julien. a los 139 alumnos que contabiliza Palencia Cerezo. ayudante de la mencionada cátedra. lineal y de adorno y Aritmética que eran complementarias de la anterior. Cabezas y Figuras de cuerpo entero y aunque se insistía en la solicitud de medios económicos para esa división. se registraron 370 alumnos. destinando para dicha asignatura a Julio Degayón. En la enseñanza de Dibujo de figura. La creación de la Escuela fue muy bien acogida ya que la sociedad llevaba tiempo solicitándola. Los ayudantes se nombraron profesores y quedaron así seis. se celebró una exposición en el Casino Industrial con el trabajo de los alumnos. pues el espacio no era lo suficientemente grande como para acoger a todos los matriculados. se anunció el acceso gratuito a la misma. El primero de octubre de 1866. esa clase se dividía en cuatro secciones. grave contratiempo. se siguió impartiendo clase en el mismo local. En la cátedra de Dibujo elemental que impartía Romero Barros. 566 235 . a la que se presentaron. se llevó a cabo un año después. en que se suprimieron las cátedras de Anatomía Pictórica y de Matemáticas. a quien se le nombró ayudante en diciembre de ese mismo año. mayormente. año en que la Diputación accedía a esa petición. como era Principios. Trazos. hasta septiembre de 1869. el vicepresidente de la Diputación o el diputado en quien se delegase.

estableciendo las bases de una enseñanza con idea de Escuela de Artes Industriales. En la sección de Oficios o Industria. quién contó con la ayuda de Ángel Mª Castañeira Cámara. con la obligación de aplicar a su asignatura las Matemáticas. se planteó la idea de becarlos para proseguir con su aprendizaje y perfeccionamiento en otros centros nacionales o fuera del país. el alumno más aventajado dentro 236 . El secretario fue Rafael Romero Barros. pero eso no llegó a ocurrir. La misma institución y en vista de los adelantos obtenidos por muchos de los alumnos. catedrático de Figura de cuerpo entero y de Dibujo lineal. el director presentó su dimisión. que se había suprimido. Montis. En el curso de 1872 se contrataron nuevos profesores. fue Tomás Muñoz Lucena. Su cátedra quedaba así en cuatro secciones. que a su vez comprenderían el segundo ciclo para los alumnos de Dibujo lineal que quisieran obtener el título de Aparejador. en 1895. sería el nuevo catedrático numerario de la llamada Sección Industrial. ayudado por Antonio Mª Escamilla Beltrán. y Juan de Dios de la Puente. poniéndose más interés en la de Escultura. ocupando la dirección de la Escuela hasta su muerte. Las gestiones llevadas a cabo por el nuevo director. para las nuevas secciones: el arquitecto Rafael de Luque y Lubián. la de Estética histórica de las Bellas Artes y la de Escultura. Uno de los alumnos becados en 1879. pues a los alumnos de las clases superiores de Dibujo natural les era imprescindible para sus estudios. cada una de ellas dirigida por Degayón. con la obligación de aplicar al mismo la Anatomía Pictórica. Al año siguiente y en vista de los adelantos de los alumnos que cursaban estudios superiores. a los menos favorecidos. pues Romero Barros retomó sus asignaturas. que las darían gratuitamente otros profesores. rector de la cátedra de Agricultura. motivó la creación de otras asignaturas. al ser el catedrático más antiguo y quedando vacante su cátedra de Dibujo del Antiguo y Anatomía pictórica.MENÚ SALIR Matilde Torres López más antigüedad José Saló y Junquet. siempre con el propósito de beneficiar a las clases trabajadoras. con unos estudios aplicados a la industria. Cuando parecía que la normalidad había llegado. para ahorrar gastos. García Córdoba y Muñoz Contreras. en 1875. se propuso la creación de las asignaturas de Composición y Colorido. también se había propuesto la creación de otras asignaturas como. Carpintería y Albañilería. aceptada la misma pasó a ocupar el cargo Romero Barros. en el curso 1870-71. que impartiría la asignatura de Dibujo del Antiguo. acordándose. Todas esas asignaturas fueron aprobadas de manera ordinaria por la Diputación cordobesa.

denominado equívocamente. Tras desaparecer la Escuela. ya que va unida a la propia Historia del Arte. orfebrería. se creó una nueva sección de enseñanza en la Escuela. con posterioridad sería a Roma. pero en marzo de 1901 la junta de profesores se enteró del cierre definitivo de la misma. son verdaderas obras de arte. hubo 417 alumnos. 1998. no pudieron matricularse todos los jóvenes que pretendían asistir a sus aulas. En 1878. decidiendo abrirse por ello. Boletín de la Real Academia de Córdoba. pues se había decidido el traslado de la Biblioteca provincial al edificio de la Diputación. instalándose en ese local disponible la Cátedra de Geometría de Dibujantes. la ciudad pudo contar con una nueva institución. destinada a las Señoritas567. las labores realizadas por los artesanos especialistas en rejería. de Ciencias. Bellas Letras y Nobles Artes. 567 237 . ya que ni por asombro son menores. tanto en materiales. Págs. En el curso académico de 1879-80. bordados y vidrieras entre otras técnicas. Coordinador. 1984. la Escuela se encontró con algo más de espacio. Provincial de Córdoba. “Bosquejo histórico de la enseñanza de las Artes Plásticas en Córdoba durante el siglo XIX”. 568 PALENCIA CEREZO. establecida por Real Decreto de 17 de agosto de 1901. se instaló en el Palacio de Benamejí y el Ayuntamiento y la Diputación eran los responsables de su funcionamiento. Boletín de la Real Academia de Córdoba. la Escuela de Artes Industriales569. En el curso de 1882-83. Madrid. carpintería. Excma. Bellas Letras y Nobles Artes. Nº 135. Págs. Edit. la clase de Dibujo de figura. por la imposibilidad de pagar los sueldos atrasados. dedicada a la preparación de la entrega de premios a los alumnos más aventajados del curso. Nº 106. además de llamarlas artes menores. a la hora de definirlas. Según el profesor Bonet. como de arte menor. lo que duró un par de años sin relativos problemas. Antonio. 12-13. José Mª. industriales o decorativas. como en iniciativas de muchos ciudadanos que habían formado parte de la inicial Escuela Provincial y de la Escuela de ORTIZ JUÁREZ. en principio ya es complicada la denominación de las artes aplicadas. que en un principio fue impartida gratuitamente por algunos profesores. Historia de las Artes Aplicadas e Industriales en España. Durante el curso de 1876-77. Para una historia de la Escuela Provincial de Bellas Artes de Córdoba”. 287-289. Dip. 26-28. haciéndose cargo de ella finalmente José Rodríguez Santisteban568. tiene una extensa trayectoria. el nuevo director daba cuenta de las gestiones llevadas a cabo para que no se volviese a cortar la luz. 1987.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX de la sección de Pintura y al que se envió a estudiar a Madrid. A inicios del nuevo curso escolar 1899-1900. de Ciencias. Córdoba. Págs. Manuales de Arte Cátedra. Fue en diciembre cuando se firmo la última de las Actas de sesiones del claustro de la Escuela Provincial de Bellas Artes de Córdoba. una sucursal en la que comenzaron las clases en el curso de 1881-82 y a la que asistieron 57 alumnos. Dionisio. todo lo contrario. Córdoba. pues eran demasiados y no había suficiente espacio. Edit. El interés por este tipo de arte. 569 BONET CORREA.

parece que no hubo una gran rigidez con respecto a las denominaciones de la asignaturas. fue llamado para ese cargo por Pedro Sabau y Larroya. se especificaba que las enseñanzas durarían tres años: El primero constaría de las asignaturas de Aritmética y Geometría. el Dibujo lineal y de adorno. Enrique y Julio Romero de Torres. Planes de Estudios En la Escuela de Bellas Artes.4. nociones de Anatomía pictórica. Cit. Desde ese puesto efectuó una gran labor.MENÚ SALIR Matilde Torres López Artes y Oficios. En la convocatoria para matriculas del año 1869. también nociones de Trigonometría y principios de Dibujo de figura del natural. ni a la distribución de las mismas entre los profesores. ya que entre ellos se repartían el trabajo. las Matemáticas y la Anatomía pictórica. 3. A partir de entonces y hasta el final de la vida académica de la Escuela. a principios de ese siglo.2. 295-296. 570 PALENCIA CEREZO. pues no había en la capital una escuela de pintura. Op. Págs. José Mª. eran las de Dibujo de figura o del natural. En la Memoria de ese mismo año. el segundo con nociones de Física y Química aplicadas a las Artes. 238 .4. de forma concreta en la creación de las Escuelas Provinciales de Artes Industriales. las materias que constituían el bloque inicial. Profesores Rafael Romero Barros. coetáneas que le habían ido haciendo la competencia durante sus últimos años de existencia570. consiguiendo en casi sus treinta años de docente. Destacando entre ellos a tres de sus propios hijos: Rafael. éste último el más revalorizada a mediados del siglo XIX y hasta bien entrado el XX. se especifica que la enseñanza se ampliaba con una clase de Dibujo de paisaje571. quien era por entonces director general de Instrucción Pública. que en principio llegó a Córdoba con el nombramiento de conservador del Museo Provincial de la ciudad.1. quedando una materia dividida entre varios docentes. reunir a un grupo de pintores que luego representarían la pintura cordobesa de finales de siglo. continuación del Dibujo de figura del natural y Dibujo lineal y de adorno y el tercero tendría la continuación del Dibujo lineal y de adorno y el de Figura del natural. 3.

Los alumnos de este profesor. Public. que eran los que podían pagar esa enseñanza. 571 239 . hay un cuadro. a domicilio o en su casa. y si a V. funcionaba desde 1854 y estaba en plena formación. pues además de la enseñanza oficial canalizada a través de la Escuela. 1996. fechado en 1880 y que por ser el tema central de este trabajo. Córdoba. Vida y Obra (1832-1895). Boletín de la Real Academia de Córdoba. titulado La lección de guitarra. Dionisio. La alumna pedía en su escrito. Aparte del cargo oficial en el museo. Rafael Romero Barros. aunque los anteriores. uno era la Escuela. Pág.no quisiera perder lecciones”572. que recibían clases de Dibujo y Pintura. concretamente en un escrito enviado por su alumna Concha Muñoz. de Ciencias. 29. sobre todo Enrique siguió los pasos de su padre en la Escuela y la vida cultural cordobesa. El marqués de las Escalonías.000 reales anuales. es conveniente conocerlo: “La obra presenta el momento en que ORTIZ JUÁREZ.. Mercedes. sobre todo a las hijas de las familias adineradas. “Bosquejo histórico de la enseñanza de las Artes Plásticas en Córdoba durante el siglo XIX”. Las clases las impartían preferentemente a miembros de la media y alta sociedad local. la vida cultural y artística comenzó a adquirir un nuevo rumbo. en el que se aprecia hasta qué punto dependían sus pupilos del profesor. Era un museo mixto que daba capacidad a la pintura. Le viene bien que cambiemos esta semana los días. otro su estudio. Bellas Letras y Nobles Artes. según se observa en su correspondencia particular. Págs. Obra Social y Cultural Cajasur. Con respecto a la obra realizada por este pintor. cada vez fueron más numerosos y uno de los destacados fue Muñoz Lucena. como formador de nuevos pintores. impartía clases particulares. Córdoba. la escultura y la arqueología. El museo al que fue destinado. que le enviase alguna obra para pintar: “Quisiera que hiciera el favor de mandarme un paisaje muy bonito para empezarlo enseguida. 572 MUDARRA BARRERO. Nº 106. Éste docente seguía muy de cerca a todos sus alumnos. Romero Barros tuvo discípulas. 25-29. realizando esa labor desde dos distintos lugares. Desde que Romero Barros recibió el nombramiento en 1862 cobrando un sueldo de 4. proveniente de los objetos confiscados a la Iglesia con la desamortización de 1836-38. enviaba a su hija a las clases particulares de Dibujo que daba Romero Barros. 1984. debido al impulso que éste le dio y a las innovaciones realizadas. fue un magnífico docente.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX pequeño de los varones y el único que consiguió fama mundial. y según el mismo profesor comentaba.. de paradero desconocido. lo hacía para ganarse un dinero que reforzara su sueldo.

4. podemos entender el comentario que se hace del profesor y de su situación económica. ocupadas en recibir adiestramiento y sensibilidad para las llamadas Bellas Artes. Una de las primeras instituciones que mostró interés en que la mujer tuviese acceso a esa preparación. debía pagar las clases particulares. sabemos que fueron varios. no hemos de olvidar que las jóvenes en la mayoría de los casos no tenía opción a ese aprendizaje de Música o de Arte en centros oficiales. son todos éstos. puede observarse la paleta y los pinceles. una minoría. quién pudiera y tuviera interés. que estuviese interesada en ese tipo de enseñanza. con sus propios problemas y evolución. no obstante. en el suelo un bloc de dibujos. la Escuela pasó por una serie de problemas. El marco elegido. A la derecha. era la Diputación. contribuye a dar esencia aristocrática al tema. 3. o posterior al momento representado. instauró becas para pensionar a alumnos de Música y de Modelado y vaciado. tras la mesa un caballete con un cuadro. Viene a simbolizar ese mundo feliz en que vivían las señoritas de la sociedad burguesa. 240 . un poco apartado. igual que en las demás provincias andaluzas. A partir de la década de los 80.3. Llegados a éste punto pensamos que indudablemente debía haber un grupo. del que se aprecia el cielo y la copa de unos árboles. actividad que era relativamente frecuente en la España decimonónica. en el que la discípula ha recibido sus clases de pintura”573. por lo que. hombres con mentalidad abierta dentro de su época que solicitaban y apoyaban esa opción. al tiempo que es un homenaje al sufrido maestro a domicilio. No obstante y aunque se describa como “homenaje a un sufrido profesor”. observamos que la enseñanza artística destinada a la mujer no se instauró hasta los años 80 del siglo XIX. de la que él mismo formaba parte. un fastuoso salón de amplias resonancias clásicas. utensilios que sugieren un tiempo anterior. y por supuesto. Tras la descripción del cuadro.MENÚ SALIR Matilde Torres López una señorita de la alta sociedad toma sus lecciones de guitarra que le son impartidas por una castiza andaluza ataviada con el mantón de la tierra. mujeres que eran las más interesadas en que se instaurara esa clase de preparación artística. ya que para reforzar su economía debía enseñar a jóvenes burguesas en su domicilio. Clase de Señoritas Después de repasar cronológicamente los centros dedicados a la enseñanza artística en la ciudad y.

Caja 2575. que solicitaban poder asistir a las clases. que al final llevaría al reconocimiento del derecho de la mujer a acceder a profesiones hasta entonces reservadas a los hombres y con las que poder ganarse la vida dignamente575. informaban a la Diputación sobre la necesidad de abrir en la Escuela de Bellas Artes.H. Escrito del 27 de agosto de 1882. de Ciencias. 291-295. Córdoba. bien a distintas horas en que verifican su asistencia los alumnos. el director de la misma contestaba: “El Dtor. bien en distinto local. con todo lo demás que se le ofrezca y parezca para su caso proponer a la Excma. en el que Rafael de Luque y Córdoba y Francisco García de Rueda. Nº 135. de la Escuela de Bellas Artes en su informe manifiesta no haber inconveniente en utilizar el mobiliario de la Clase nocturna y el material artístico para dar la Clases a Ibídem. Diputación la resolución que corresponda”576. Legajo 2575/9. y por tanto sin alterar en lo más mínimo su presupuesto vigente.C. acordándose también subir el sueldo a los profesores que impartían esas asignaturas. Reglamento para el servicio interior de la Escuela Provincial de Bellas Artes. una clase donde “se impartan lecciones de dibujo.P. 202. Bellas Letras y Nobles Artes. Págs. Esa enseñanza tuvo que ser creada muy pronto. Se acordó que podían hacerlo en el aula de los varones. Reglamento 1881. que en conocimientos les son muy necesarias como Profesoras de Instrucción Primaria”574. “Para una historia de la Escuela Provincial de Bellas Artes de Córdoba”. José Mª. A.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX además de crear una clase para la Enseñanza artística de la mujer. pueda darse la enseñanza que se interesa. Pág. La mujer quería acceder a la Escuela de Bellas Artes y así lo hizo saber públicamente en la sesión del claustro celebrada en septiembre del mismo año. 575 PALENCIA CEREZO. Delegación de Cultura. claro que el horario era distinto. que era la entidad que sufragaba los gastos de la Escuela. pues era una medida compensatoria por la dedicación extra. Los datos que nos muestran las inquietudes por la creación de la enseñanza artística de la mujer. la Diputación acordó lo siguiente: “Decreto remitido al Director de la Escuela de Bellas Artes para que con devolución y contando con los elementos de personal y material que actualmente dispone el Establecimiento. La Diputación tenía interés de que la mujer pudiese acceder a ellas sin ningún tipo de restricciones. Boletín de la Real Academia de Córdoba. En respuesta a lo solicitado. 1998. 574 573 241 . Ese fue el inicio de varias vicisitudes. Diputación Provincial de Córdoba. Edit. pero con separación absoluta y entrada independiente. Creación de Cátedras. Sección Fomento/Bellas Artes. Ante ese escrito y con el permiso concedido por parte de la Diputación. lo encontramos en un escrito fechado en agosto de 1882. donde fueron leídos los escritos enviados por Rafaela Luque Ordóñez y Francisca Rueda Ruiz.

se instaló la clase destinada a la mujer. Esa sección tuvo bastante éxito y en el curso de 1883-84. En esta atención cree el negdo.”580. para que puedan asistir hasta las que tengan otras ocupaciones. Op. de Ciencias. con la sola excepción de la gratificación que por este trabajo extraordinario quiera señalar la Excma. Preparando el curso académico 1883-84. Escuela Provincial de Bellas Artes de Córdoba. Caja 5/3. Entre varios candidatos se nombró profesor para impartir esa enseñanza a Julio Degallón. por parte de éste. Que quieran matricularse para la Clase de Dibujo. pero ya quedaba de manifiesto una atención a la mujer y a la posibilidad de que ésta desempeñara puestos de trabajo en el campo de las artes. para informar de ello en el cuadro de planes de estudios de la Escuela. A. Aunque ese profesor nunca llegó a enseñar en la clase destinada a las jóvenes. se debe dar cuenta a la misma de este asunto para la resolución que estime conveniente”577. se acordó por parte de la Diputación. Diputación al Profesor que se encargue de ella. Esa enseñanza del Dibujo de figura destinada a las señoritas. sin duda las más adecuadas. 578 ORTIZ JUÁREZ. 1984. Nº 106.P. 1866 a 1897. Apéndice Documental. “Bosquejo histórico de la enseñanza de las Artes Plásticas en Córdoba durante el siglo XIX. Córdoba. según el siguiente párrafo: “La Comisión acordó nombrar para ese cargo al profesor Julio Degallón. el interés que tenía la clase destinada a la enseñanza de la mujer y solicitaba la aprobación. Escrito 29 de septiembre de 1882. Cit. (Archivo Municipal de Córdoba). primer profesor que tuvo la Clase de Señoritas.MENÚ SALIR Matilde Torres López las Srtas. dentro de la Escuela de Bellas Artes cordobesa. Documento 3. con idea que las jóvenes pudieran matricularse579. se matricularon 43 alumnas. En el curso académico de 1882-83. Escrito del 28 de agosto de 1882. En noviembre de ese mismo año.H. Se atribuye la creación de esa clase y otras mejoras dentro de la Escuela. y sin que esto proporcione aumento en el presupuesto. Caja 2575. para la Cátedra de Dibujo a las Srtas. al espíritu inquieto y un tanto perfeccionista de Rafael Romero Barros. 577 576 242 . Escrito del 18 de septiembre de 1882. Dionisio. 28. escogiendo las horas de 12 a 2 de la tarde.H. Bellas Letras y Nobles Artes.C. Ibídem.M. vida y alma de la misma. Pág. Fondos Romero Barros. Cit. Libro Registro de Salidas. en la Escuela Provincial de Bellas Artes con un haber de 250 ptas.C. Asiento 227. Córdoba 7 de agosto de 1883. Boletín de la Real Academia de Córdoba. Caja 2575. Legajo 2575/9. Legajo 2575/9 Op. 579 A. el director del centro expuso al presidente de la Diputación cordobesa. 580 A. se permitió encajándola siempre dentro de los criterios de la época. las clases eran independientes. número que fue creciendo paulatinamente578.P.C.

Libro de Actas de las Juntas de Profesores de Bellas Artes de Córdoba. Pág. era igual a la de sus compañeros varones. sino incluso exponiendo la necesidad de un nuevo profesor para compartir la docencia. 585 Ibídem. Actas 10 de mayo de 1885. Documento 4. 81. se intentaba y se conseguía. Pág. Con todas sus dificultades las clases seguían. A. Actas 13 de enero de 1885.. también tenían dificultades los propios profesores del centro. Córdoba. que a su vez estaba remunerado económicamente a quienes la realizaban: “. en la sección de personal al Bedel 1º por el exceso de servicio que ocasiona la vigilancia y el aseo de las nuevas clases de dibujo en que practican las Señoras”585. Pág. Don Julio Degayón. Apéndice Documental. 583 Ibídem. aún con todos los problemas existentes en la Escuela y concretamente en la clase destinada a la mujer. que contaban con más de un año sin cobrar sus sueldos. la mala situación de la Clase de Señoras.. 584 Ibídem. 76. Actas 31 de agosto de 1885. Don José Muñoz Contreras y Don José Serrano”583. por su labor en la enseñanza destinada a mujer581. en la que se expone ante la junta de profesores de la Escuela de Bellas Artes. y próximos los exámenes. Actas 29 de abril de 1885. se acordó admitir todas las solicitudes de ambos sexos. Caja 5/1. Contestando en ese punto el director de la Escuela e informando que había notificado a la Diputación los problemas existentes y a quien solicitaba ayuda para dicha clase.C. a Ibídem. Tal era el número de matrículas. Escuela Provincial de Bellas Artes. como vemos en el acta de enero de 1885582. que en la apertura del curso académico del año 1886. Documento 5... desde 1866. así que de nuevo se expusieron para intentar darle una solución584. 582 581 243 .ciento veinte y cinco pesetas anual aumentadas en él. pero su trayectoria no estuvo carente de problemas.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX aumentar con 500 pesetas la gratificación del profesor antes mencionado. Escrito del 6 de noviembre de 1882. Es cierto que. Apéndice Documental. se designó día y hora para la celebración de los mismos: “. En ese mismo curso. con respecto a la limpieza y vigilancia de ese aula. aunque quedaban condicionadas las realizadas por las jóvenes.M.y para dar plazo a las alumnas que aún no habían terminado los trabajos que habían de presentar a examen. una serie de prestaciones por parte del personal. Fondos Romero Barros. El problema de falta de espacio y las deplorables instalaciones existentes continuaban. 78. a expensas de que la Diputación determinase qué solución se daba. La solicitud de ingreso a esa clase. no sólo en un mejor local con mejor iluminación. el día 9 entrará la Sección de Dibujo de Señoritas cuyo tribunal de examen compondrán los Sres. 80. Pág.

Se aprecia en los documentos y en sucesivos años. a la Lealtad y al Comercio. según acta de agosto de 1887: “. incluso en un mismo documento original.De haberse remitido el 23 de Mayo al Diario.. sin prejuicio de que los demás exámenes de fin de curso de las demás clases. A finales del curso debió faltar un elevado número de alumnas a los exámenes. la prórroga concedida a las alumnas de dibujo que por enfermedad no hubieran podido presentarse a los exámenes”586. ya que hasta entonces sólo se impartía la de Dibujo de Figura587. 587 Ibídem. Actas 24 de agosto de 1887. se puede leer Degallón o Degayón. a la Provincia. al Adalid. a la misma hora. La notificación la enviaron a los periódicos de la capital. Julio Degallón. Para ingresar en la Escuela.) de los estudios se había venido siguiendo por la de las clases nocturnas. se verificasen como es aquí en los primeros días del referido mes de Mayo y las de Señoras en el primero o segundo día de Junio “. Pág. que la ayuda para la mejora de la enseñanza de la mujer solicitada a la Diputación cordobesa. pasando quien tuviese la formación solicitada. 91.. lo encontramos escrito de dos formas diferentes. que según las reglamentaciones de todas las escuelas de igual índole daba término el 30 de Abril pero que: normalizada ya las enseñanzas y viendo en la cátedra de Señoras las horas señaladas para los ejercicios de doce a dos de la tarde. ante eso. llevando tan lamentable situación a impartir dos asignaturas en una misma aula. ésta desde el presente curso debía prolongarse como a las demás academias hasta fin del mismo mes de Mayo. Ante ese acuerdo. Págs. Documento 6. la de Adorno. 244 .. El apellido del profesor que impartía la Clase de Señoritas. hizo presente que con motivo de ser reciente la creación de esta cátedra la (dec. Nota. según atestigua el siguiente documento de 1888: “. lo hicieran dentro del plazo de prórroga concedido por la Escuela... serán: el 24. En las mismas actas se exponía: “El Sr. Acta 12 de agosto de 1888. la de Modelado e incluso la de Colorido que se ofreció a dar el propio director del centro.. D. con idea que las interesadas que no se presentaron al examen. 25 y 26 de Septiembre de diez a dos 586 Ibídem. 98-99. se debían hacer unos exámenes de selección. pasaron a exponerlo a la Diputación. con la idea.MENÚ SALIR Matilde Torres López la vez que había falta de material para las aulas. si lo aprobaban. varios profesores se prestaron para impartir algunas asignaturas en dicha sección. que eran las de Geometría de dibujantes. Don Julio Degallón profesor de la cátedra de dibujo de Señoras. Apéndice Documental. de comunicarlo en los medios necesarios para que las alumnas interesadas estuviesen la corriente.Para los exámenes de ingreso a los alumnos. no llegaba nunca. En el claustro de profesores se acordaba día y hora de las pruebas.

año de dibujo de antiguo en los exámenes de prueba de curso del año académico de 1899 a 1900. En el curso académico del año 1898 a 99. separando siempre las pruebas por sexo. Solicitud.4. figuras y del Antiguo) diaria. de las ordenes convenientes para dicho fin”591. para que no coincidieran: “. Matrículas de alumnas Las matrículas del alumnado eran gratuitas. Escuela Provincial de Bellas Artes de Córdoba. 591 A. De igual forma. acababan con el mes de Mayo y quedó resuelto que los exámenes de unas y otros se verificaran en las horas fijado el día del citado mes de Junio”589. Ibídem. y el 2 para las segundas”588.4. extremos. de 12 de la mañana a 2 de la tarde en todo el curso Colorido alterna (martes. Caja 11/1. alumna de esa Escuela obtuvo la calificación de Sobresaliente y concurre en la asignatura de 3er.El Director expuso: que en la misma Junta se acordase los días que en el próximo mes de Junio deberían efectuarse los exámenes de dibujo y pintura de la Sección de Señoritas y las de Colorido de los alumnos. podían optar a las oposiciones para obtener premio. de final de curso del año 1890. la junta de profesores elaboró el horario que debía tener la clase destinada a la mujer. jueves y sábados) de 10 a 12 de la mañana”590. en ese caso. 99. 3. SecretaríaSolicitudes. Acta 29 de abril de 1890. según hemos comprobado. suplica a V. Pág.. cabezas. el claustro de profesores acordaba día y hora para los exámenes. Ibídem. y los días de prórroga que se concedan sea el día 1º de Octubre para los primeros. Acta 26 de agosto de 1888. En el primer curso de la enseñanza destinada a la mujer de 1883-84. pero también en la de Dibujo como es el caso siguiente: “Dolores Madueño y Puentes. cuyas clases como las de aquellas. deseando tomar parte en las oposiciones que están convocadas. los alumnos que obtenían buenas calificaciones. Pág. la mayoría de las jóvenes la solicitaban en la sección de Música. Acabado el curso.M. 589 588 245 . Las inscripciones posteriormente fueron en aumento. nº 29. 107. 590 Ibídem.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX de la tarde. se matricularon 43 jóvenes.C. Córdoba 20 de mayo de 1901. 28 y 29 a las mismas horas. de la siguiente forma: “Clases para las alumnas.I. las alumnas los días 27. independientemente del sexo.Dibujo Natural (principios... Fondos Romero Barros. Junta de Profesores del 5 de septiembre de 1898.

593 592 246 . a los siguientes expuestos del curso 1892-93. Previa a la matriculación y si era admitido. entre ellas eran muy similares. Isabel. Paula Roldán Navarro”592. Con el mismo interés enviaron sus solicitudes 16 jóvenes más. quién participó en la Exposición General celebrada el año 1881. Actas de exámenes y calificaciones 1871-1884. Rosario Santiago García Dña.C. Caja 11/2. Fca. Julio 1893. Amalia Rueda Buena 2 Dña. del curso académico Ibídem. pero en este caso detallamos la de una futura alumna. no estaban incluidas las alumnas de Dibujo y Pintura593. 71. García de Rueda y Ruiz Notable 3 Dña..H. Documento 7.MENÚ SALIR Matilde Torres López De las asignaturas y calificaciones de la Clase de Señoritas. Dolores Carrasco Barea. hay 17 jóvenes. Pág. 2001. para cursar sus estudios en diversas asignaturas como Dibujo Natural. El Centauro Groc. quien también solicita el ingreso en la Escuela de Bellas Artes. pero interesantes para saber las preferencias en temas. Ibídem. Escuela de Bellas Artes.P. Hay otra solicitud de su hermana. el alumno debía enviar una solicitud a la Escuela. Josefa Alguacil Martínez Dibujo de Figuras – Sobresaliente 1 Dña. hay un vacío de años bastante importante que nos habría sido muy interesante para hacer un estudio mayor de las alumnas matriculadas y de las asignaturas. en 1900595. Una pintora contemporánea de las alumnas de la Clase de Señoritas cordobesa. Caja 10. la de Corte y Confección de trajes de Sras. Secretaría. Solicitudes de ingreso a la Escuela 1900-01. de 11 años. de Figura y de Adorno. pero esos años intermedios no lo hemos podido recoger al no estar localizados. Actas y Calificaciones. hemos encontrado datos de algunos años sueltos. Diccionario de mujeres pintoras en la España del XIX. Apéndice Documental. quien deseaba ingresar en el centro para cursar el primer año de Dibujo. 595 A. pero en una nueva asignatura. María ¿Anesulergal? Diéguez Dña. En el listado de alumnas de la Escuela que aprobaron en el curso de 1892-93. con la obra titulada Un borracho del siglo XVIII594. de 13 años. Josefa. 594 COLL. así como la aplicación en las mismas. Fondo Romero de Torres. nacida en Rute. aunque no hay constancia que estuviera en la misma. era Dolores Casanova. Rafaela de Luque Dña. Barcelona. Caja 11/3. Del primer curso hay lo siguiente: “Clase de Señoritas Antiguo – Sobresaliente 1 Dña. Edit. Desde los datos recogidos del curso escolar de 1883-84.

Las edades estaban comprendidas entre los 10 años de la más joven. no se ha podido encontrar más documentos que refuercen las actividades que se realizaban en torno a la misma. las matriculadas fueron 67. 247 . En el curso 1900-01. Caja 11/9. Cit.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX de 1900-01.M. Registro de Matrículas. En el curso siguiente de 1901-02. se matricularon en la sección de Dibujo 92 jóvenes596. Caja 11/8. Respecto a la Clase de Señoritas y de las matrículas de alumnas de la Escuela de Bellas Artes en Córdoba. Op. y los 16 años de la mayor. Pintura y Escultura y de Aplicación a las Artes Industriales597. hemos de indicar que tras haber investigado desde la creación de la misma en el curso académico de 1882-83 hasta el siglo XX. Registro de Matrículas. Ibídem. 596 597 A.C. en las secciones de Dibujo.

Historia y sociedad Hasta finales del siglo XVIII. Granada mantenía una situación demográfica y económica muy importante. incluso en los primeros años. no obstante. GRANADA 4. se buscaron algunas soluciones en el ámbito industrial. pero al comenzar el nuevo siglo. a la decadencia de la manufactura de la seda. comenzó un lento e irremediable declive socio económico. el XIX fue más bien un siglo de estancamiento que de progreso. difundiendo a su vez la imagen decadente que se utilizaba como inspiración en la literatura. le confería un aura de romanticismo en el que se refugiaban psíquica o físicamente. 248 . la música y el arte. la poesía. Lámina 33. Dicha centuria marcó el inicio de la decadencia y la pérdida del esplendor que tuvo en épocas pasadas – contrariamente a lo que ocurría en otras ciudades. quedaba sólo el reflejo del pasado.1. tras la cual. Grabado. como Málaga y Almería-. el ritmo creador se paró. debido en parte.MENÚ SALIR Matilde Torres López 4. que visto por los románticos. Granada. con idea de sacarla de las dificultades en la que se encontraba598.

Biblioteca de Humanidades. Universidad de Granada. 1981. la reforma administrativa convirtió al Reino de Granada en provincia. tal circunstancia llevó al ascenso de la burguesía. a la vez que varios incendios provocaron la pérdida de una parte de la Alcaicería y la Casa de los Miradores. Diputación Provincial de Granada. quedó recogido en el Plano Topográfico que en 1853 realizó José Contreras. El ejército vecino tampoco respetó el patrimonio arquitectónico. como fue la torre de la iglesia de San Jerónimo y la ermita de San Miguel600. fueron convertidos en caballerizas o en almacenes. entre otros. que se encontraban protegidos en iglesias o casas particulares. pues la Alhambra tras ser quemada parcialmente. 600 CAPARRÓS MASEGOSA. Pág. a la vez supuso el inicio de una nueva etapa en el aspecto urbanístico para la ciudad. así como la aplicación de las políticas desamortizadoras. la ocuparon como plaza de armas. la destrucción o el cambio de uso de iglesias.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX La invasión francesa también colaboró en los destrozos de la ciudad. Los robos la despojaban de numerosas obras de arte y alhajas. 2001. obra de Diego de Silóe. Págs. Excma. La Fortuna de Murillo. El saqueo no sólo fue por parte de los franceses.. 598 249 . En 1833. El lento crecimiento en todos los ámbitos frenó la evolución de la ciudad. El resultado de esas actuaciones. Historia de Granada. Edit. de forma muy activa. sobre todo de la Iglesia. hicieron desaparecer muchos conventos y monasterios. derruyéndose monumentos como la Puerta de Bibrambla y parte de la de Elvira. Diputación Provincial de Sevilla. que tuvo que limitarse a vivir de su pasado e incluso en determinados momentos. Sevilla.1989. en la reforma urbana interna mediante la venta. M. Edit. destruyéndose gran parte del patrimonio. monasterios y conventos. Tal dominación. viajeros. Lola. Arte y Arqueología. 57-65. etc. como la urbanización del Campillo o el puente Verde. y que aprovechando la situación compraban o simplemente se llevaban las obras de arte que podían para ubicarlas en colecciones particulares en Europa599. Granada. como fruto GARZÓN PAREJA. militares. 351. pues las revoluciones de mediados y final de siglo. La desamortización de 1836 influyó. Edit. también edificios como el monasterio de la Cartuja y el de San Basilio. María de los Santos. por tanto al poder. Granada. Excma. cuando no los derruían para realizar nuevas obras. también ciudadanos de otros países europeos que venían como diplomáticos. llevándose a cabo un fortalecimiento militar de la misma y proyectándose nuevas obras. Págs. 599 GARCÍA FELGUERA. tampoco fue respetado. Artes plásticas en la prensa granadina del siglo XIX. 28-29.

agrícola. cuyo trazado acabó con el barrio de la Mezquita Mayor. Págs. se percibe la transición desde la ciudad conventual a la ciudad burguesa. Págs. 603 GÓMEZ-MORENO CALERA. 176-178. estudiantes. religiosos y militares. en ese plano de Contreras. como era el embovedamiento del río Darro603. sustitución de las canalizaciones del agua y empedrado de las calles. Rafael. pocos profesiones liberales y comerciantes. Con ese panorama de estancamiento demográfico. Pero aún así y ante la mala situación. empleados privados y públicos. También se deben a la burguesía. Artes plásticas en la prensa granadina del siglo XIX. “El arte de Granada capital”. Tras los acontecimientos ocurridos durante el siglo. al abrir la Gran Vía. El Reglamento de Ornato Público de 1847. En el aspecto económico la industria. y el terciario lo componían mayoritariamente sirvientes. artesanos y oficiales. con sus características callejas y rincones602. Granada. permitía proyectos en los que se aplicaran las alineaciones en las calles. así como las circunstancias políticas. 53-54. 601 250 . en las cuales y en varias ocasiones. Fue a partir de entonces y hasta casi finales del siglo. eran los tres pilares básicos en torno a los cuales se movía la economía de la provincia. Aunque realmente los núcleos de la capital que perduraban desde el Antiguo Régimen. Guía artística e histórica de la ciudad. que ocasionó cambios en la ciudad. Según la autora. Lola. las catástrofes naturales y las epidemias. Granada. el lento movimiento comercial y la escasa industria. hubo un deseo de modernización. Granada. Con respecto a la estructura social y económica. Antonio. hay que decir que también hubo importantes fluctuaciones. hasta finales del siglo. se fue desarrollando la vida cotidiana en Granada. así como los ensanches y las mejoras en las redes de alcantarillado. las iniciativas sobre las normativas del desarrollo urbano. 30-31. Editorial Comares. El sector secundario estaba compuesto por fabricantes. Pero la agricultura. 1996. José Manuel y LÓPEZ GUZMÁN. destacaba un sector primario. Madrid. Págs. con un gran número de asalariados y pocos propietarios. 1996. Cit. tuvieron que esperar hasta la década de los 40 para iniciar los primeros cambios en el trazado urbano. Ediciones Mediterráneo. se alcanzarían fases de crecimiento. además de solucionar el problema del alumbrado. el comercio y la agricultura. Op. fue la principal fuente de riqueza de CAPARRÓS MASEGOSA. despojando al casco urbano de sectores tan emblemáticos como la parte vieja.MENÚ SALIR Matilde Torres López de la Real Orden de 1846 sobre la confección de planos geométricos que sirvieran de base a los cambios urbanos601. 602 GALLEGO Y BURÍN. cuando se ejecutó la mayor obra de reforma urbana de la ciudad.

entre otros. Motril y Almuñécar. donde estaban instalados los comercios de perfumes. los frutales. La dificultad a la hora de intercambiar mercancías. El atraso de la agricultura se debió a distintos factores como el sistema de propiedad de la tierra. así como la mala economía. tras la protección que tuvo. quincalla. tanto desde la península. Granada. hasta que en la década de los ochenta volvió a reactivarse. los tubérculos y productos de secano. La industria era totalmente artesanal y gremial. A su vez. momento en que comenzó a decaer.). como de fuera. Antonio (Eds. que con distintos volúmenes de producción. todo ello consecuencia de un sistema de agricultura de subsistencia. sobre todo en las colonias americanas. la cebada. el aceite o el vino los productos que más salida iban a tener. 149-150. los cereales y el olivar eran destinados al consumo propio. estaba centrado en el ambiente local y provincial. basada hasta finales de esa centuria en la rotación de cultivos. comenzaron a proliferar en un paisaje de agricultura de subsistencia. al menos hasta el auge del cultivo de la remolacha y como consecuencia de ello. El comercio prácticamente estaba reducido al autoconsumo. Antonio y SÁNCHEZ TRIGUEROS. los medios de trabajo anticuados y la falta de interés por instalarlos. El trigo. era la industria. así la vid. Bibrambla o Zacatín. GALLEGO MORELL. platería. serían el trigo. Destacaba la transformación industrial de los productos agrícolas como el cáñamo.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX Granada en el siglo XIX. centrándose alrededor de la Alcaicería. Págs. como las chirimoyas. Manuel “Economía y Empresa en la Granada del 98”. También se enviaban los excedentes de esos productos al interior de la península. MARTÍN RODRÍGUEZ. estaba como industria en auge hasta la época absolutista. 604 251 . derivaba de las comunicaciones. El comercio. Universidad de Granada. seda o lencería. pero que en ese siglo entró en plena decadencia. el azúcar. con falta de inversión técnica y de iniciativas por parte de los empresarios. el tabaco y el azúcar. la morera y los cultivos tropicales de la costa. muy floreciente desde la presencia árabe. 2000. Actas del Congreso Internacional Ganivet y el 98. arroz y cebada. exportándose a través de los puertos de Málaga. También se explotaron el algodón. en el periodo ilustrado. factor esencial para el comercio. la proliferación de máquinas a partir del último tercio del siglo604. Otro sector importante de la economía granadina. el lino y sobre todo la seda. como tercer valor económico. pues tras la desaparición de la seda como producto de exportación internacional. se importaban los textiles. Edit.

Dpto. de Historia del Arte. La importancia que adquirieron otras ciudades andaluzas como Cádiz.MENÚ SALIR Matilde Torres López Uno de los problemas básicos en el aspecto de las comunicaciones. Pero durante ese siglo. siguió siendo la capital cultural y artística de obligada 605 606 Ibídem. Págs. 363-378. En el aspecto artístico destacaba el gusto por las obras de autores locales y de forma general. perdió gran parte de su actividad en el ámbito económico y administrativo junto con la importancia religiosa y militar que tuvo en centurias anteriores. con todos sus logros e inconvenientes la Real Academia de Bellas Artes Nuestra Señora de las Angustias. El interés por el coleccionismo también estuvo vigente en la elite local durante esta centuria. coleccionismo y encargo (siglos XVIII y XIX). hacían que la diferencia con Granada fuera cada vez mayor.2. la idea de modernización y sus dificultades por conseguirla. pero se anhelaba la extensión de la vía ferroviaria ya que en 1882 sólo contaban con el tramo de GranadaBobadilla. Pág. ya que el puerto de dicha ciudad se construyó en 1824. compuesta por lo más selecto de la misma. era realizar una buena conexión con Motril. La vida cultural granadina se movería en torno a las reuniones y tertulias organizadas por la alta sociedad local. esa alternativa siempre era mejor que la salida de las mercaderías por el puerto de Málaga. fundada como tal en 1808607. Todas las características anteriormente mencionadas. o peor todavía. Cit. Ana María. quedando la ciudad de la Alhambra ralentizada en el tiempo. 4. GÓMEZ ROMÁN. Aún contando con varios inconvenientes. Universidad de Granada. destacando personajes como Manuel Martínez Verdejo. Granada. en el siglo XIX. Junto a esa problemática en comunicación. 67. estaba también la dificultad en la red de caminos. 607 CAPARRÓS MASEGOSA. era la base donde se movería. Cultura y educación Granada durante el siglo XIX. 252 . La ciudad contaba con tranvías eléctricos desde 1895. 1997. Lola. 153-154. llegando a durar tres días el viaje a Madrid o Almería y dos a Málaga. punto en el que se enlazaba con otras ciudades605. ya que los viajes eran largos y cansados. Manuel Montero y el marqués de los Trujillos606. Sevilla y Málaga en su aspecto socio-económico. la escuela andaluza fomentada y sufragada por la nobleza y la burguesía. Tomo I. El fomento de las artes en Granada: Mecenazgo. Op. lo que permitiría la exportación de productos por vía marítima. Págs. por el de Sevilla o Cádiz.

creada según la base ilustrada a partir de la Sociedad Vasca de Amigos del País por el conde de Peñaflorida en 1765608. Cronológicamente hemos de comenzar por la Real Sociedad Económica de Amigos del País. le dieron a conocer como ciudad romántica. a su vez. No cabe duda que también el aspecto artístico y cultural granadino. Nº 1. se vio afectado por los contratiempos políticos. De ahí la necesidad de crear escuelas primarias y de dibujo. Instrucción Pública y Manufacturas y Oficios. Dibujo de yeso y acuarela. según lo confirma la Real Sociedad de Amigos del País de Granada. Granada. notas para su historia”. Boletín de la Real Academia de Bellas Artes de Granada. Asunción. La Sociedad Económica de Amigos del País de Málaga. estaban poco fomentadas por las instituciones oficiales o docentes. Págs. al crear la Escuela de Dibujo: “Desde las primeras especulaciones en que se ocupó la Real Sociedad de Amigos del País de Granada. “La Real Academia de Bellas Artes de Nuestra Señora de las Angustias de Granada. En el aspecto cultural destacaba la Escuela de Dibujo donde se impartían entre otras. económicos y sociales.” 609. Edit. A partir de la segunda mitad. 609 JIMÉNEZ ALARCÓN. Margarita. mediante el fomento de medidas económicas más racionales y el impulso de la enseñanza en todos los campos del saber. 15. Pág. se desarrollaban en distintos ámbitos. la creación de una sección de Bellas Artes y otras como la de Comercio. Málaga. y de los viajeros que con sus escritos a lo largo de la centuria. la Clase de dibujo para señoritas y asignaturas de Dibujo y colorido aplicado. estaban las sociedades artísticas y culturales. tras la guerra y posterior ocupación francesa. surgirían inquietudes y un considerable impulso en el campo artístico. Esas Sociedades tenían como objetivo el desarrollo y riqueza de la nación. entró en un retroceso. y si a inicios de ese siglo. Desde sus inicios estaba reflejada en el reglamento de la Real Sociedad Económica. Las actividades realizadas por la entidad.. se convenció evidentemente de que la falta de Dibujo y Geometría era una de las principales causas del atraso de nuestros artesanos. que eran las encargadas de regular el ritmo de las actividades que contribuían al auge del ambiente artístico e intelectual de la ciudad y que. para formar artesanos. Dentro de ese contexto.. 28-31. Agricultura. había un ambiente cultural continuador del siglo ilustrado. con el propósito de elevar el nivel cultural de los ciudadanos. promoviendo convocatorias anuales que coincidían generalmente con 608 LÓPEZ MARTÍNEZ. 1987.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX referencia a artistas y literatos. Servicios de Publicaciones Diputación Provincial de Málaga. La sección de Bellas Artes fue muy activa. 253 . 1990. La Sociedad Económica de Amigos del País de Granada fue aprobada en noviembre de 1777. Dibujo de figuras e Historia del arte.

(Archivo Científico Universitario. Distribución de Premios. 612 A. Granada. una secretaria y una tesorera. En esos primeros años de su existencia. Claude. personajes de la élite local que. académico de mérito de la Academia de Bellas Artes de Madrid y el escultor marsellés Miguel Verdiguier. No sabemos exactamente cual era su cometido dentro de la entidad. Fondos Sociedad Económica de Amigos del País de Granada. 37-38. Pág. junto al pintor. hijas o hermanas de socios varones. casi siempre. En el año 1845.G. En los estatutos de la Sociedad Económica. Luisa del Pulgar –condesa de la Ximena-. Muchas de ellas.C. conferencias o veladas literarias. Pág. Las Escuelas de Dibujo estaban subordinadas y dirigidas por la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid614. María de la Soledad Cerviño –Comendadora de Santiago-.C. exposiciones. Creación de la Sociedad Económica de Amigos del País. Artes plásticas en la prensa granadina del siglo XIX. 613 A.U. entre los socios se encontraban un grupo de mujeres. suponía que a partir de entonces existiera una clara distinción entre artistas académicos. 399. a través del pintor Diego Sánchez de Sarabia. Fondos Real Sociedad de Amigos del País de Granada. 63. de juegos florales.G. 2001. se cuentan 160 socios. comunicaba a la Real Sociedad de Granada. Cit. Universidad de Granada). 610 254 . y artesanos que se formarían en las Escuelas de Dibujo. Arte y Arqueología. Libro 4299. Universidad de Granada. Lola. Libro 4299. Fondos Sociedad Económica de Amigos del País de Granada. el 13 de Febrero de 1798. La Escuela granadina promovió la iniciativa del cambio.MENÚ SALIR Matilde Torres López las fiestas del Corpus. a las que se designaba como socias de mérito611.U. que recibían la enseñanza en las Academias de Bellas Artes. eran las esposas. independientemente de ser socias de mérito. Catalina Martín y Abril y María de los Dolores Miranda. dos consiliarias. para lo que proponía entre las socias. la junta se encargaría de las gestiones relativas a la mujer613. Años 1775 a 1845. certámenes literarios y artísticos. En diferentes etapas de su trayectoria. En 1778. Estudio del estado de la Sociedad. Libro 4299. Año 1835. Antonio Ponz. también granadino Luís Sanz Jiménez615. algunas componían la Junta de Señoras. fechado en Granada. María de la Concepción Cerviño y Pontejos. ya la Sociedad preveía la creación de la Junta de Señoras. 614 BÉDAT. Artículo 140. la decisión de patrocinar ese CAPARRÓS MASEGOSA. Op. Biblioteca de Humanidades. la elección de una presidenta. el secretario de la Academia de San Fernando. Acta del 17 de enero de 1845. lo cierto es que todas pertenecían a la alta sociedad local. Pero la supremacía del artista académico en esa centuria fue indiscutible. Págs.G. 611 A. comisión que se encargaba de examinar y calificar los trabajos realizados por las alumnas de la clase destinada a la mujer612. fueron miembros de la presidencia o sección de Bellas Artes de la Sociedad. entre los que aparecen cinco mujeres: María Luisa Astrandi. Sin paginar.C. estaban vinculados al mundo de las artes610. Edit. Título XXII.U. La creación de las Escuelas de Dibujo.

Apéndice Documental.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX establecimiento con el nombre de Escuela de Dibujo. con el propósito de que pasado un tiempo.C. no se limitaba sólo a la Escuela de Dibujo. Editorial Comares. Antonio. creó la escuela de Baza y la de Guadíx. 1996. Documento 2. José Tavira. La actividad cultural de la Sociedad Económica. En 1784 el Consejo Supremo de Castilla. seguir con la enseñanza de Pintura. o por lo menos. Apéndice Documental. estaba en el momento idóneo para su cambio a Academia y así se deduce de un memorial que dirigió a Fernando VII. prueba de ello se podrían presentar en la multitud de discípulos sobresalientes que ha dado en las tres Nobles Artes.G. Sin paginar. Fondos Sociedad Económica de Amigos del País de Granada. 619 JIMÉNEZ ALARCÓN. más tarde y con permiso real y de la Academia de San Fernando. 615 255 . 618 Ibídem. Carpeta Nº 68. se le concedería el título de Academia. Escrito fechado en Granada el 26 de marzo de 1818. 19. La Escuela de Dibujo de Granada no fue la única. ordenó que se entregase anualmente a ese centro. será siempre un testimonio del fruto de los desvelos de este cuerpo”616. pues entre sus promociones se encontraba una clase con bastante interés en la sociedad. se crearon otros centros artísticos en la provincia. Pág.000 ducados.U. ha dado resultados superiores a lo que podía esperarse de sus cortas rentas. que estaba destinada a instruir a la mujer y cuyo objetivo era permitir que pudieran ganarse la vida con su trabajo. Por su organización y funcionamiento la Escuela granadina en esos años. la cantidad de 2. Op Cit. La clase de hilados se tuvo que suprimir durante la guerra. Pág. 617 A. y según los progresos de la misma. Libro 4299. abrió otra escuela en Andujar619. la Junta de Gobierno de la Real Academia de Granada. Pág. Escultura y Arquitectura. 233. Creación de la Sociedad Económica de Amigos del País. Tras conseguir la tan esperada ayuda económica. Margarita. en 1817: “Este Establecimiento fundado por la Sociedad y dotado aunque escasamente por el Sr. de nuevo reanudó su actividad618. pero séalo sólo la aceptación con que su Augusto Fundador vio las Muestras de los Trabajos hechos en él: La Real Orden de 2 de Junio de 1786. pero en 1818. Escrito fechado en Granada el 8 de mayo de 1814. Granada. 16. Guía artística e histórica de la ciudad. como el instalado por el marqués de Diezma en su propia casa. profesor de la Escuela de Dibujo de Granada. Don Carlos III. Granada. Años de 1775 a 1845. dicha enseñanza era la de tejedora617. Paralelamente en el tiempo. Documento 1. También se abrirían otros GALLEGO Y BURÍN. la Real Sociedad solicitó que se le concediera el nombramiento de Academia. en que aquel sabio Monarca se dignó manifestarlo. 616 Ibídem.

Granada. que también participaban en las muestras y exposiciones. aunque también en muchas ocasiones. Ángela Abarrategui y Josefa Abarrategui. nació como la Asociación Literaria de la Alhambra. Se instaló en los bajos del edificio del entonces Gobierno Civil y posteriormente. en la inauguración del Liceo granadino presentaron trabajos: Carmen Enríquez. desde sus inicios estuvo bajo la protección de políticos como José de Cambronero y el diputado José de Castro y Orozco. En 1839 se aprobaron sus bases constitucionales. Una de esas actividades que tuvo gran éxito. Págs. celebrándose en sus instalaciones bailes. En la segunda exposición GARZÓN PAREJA. Págs. en el año 1889621. el de Cádiz y Almería en 1859 y el de Sevilla en 1879. fue la que organizó para la coronación del poeta José Zorrilla. siempre se encontraba un grupo de socias. Granada. colaboraba con otros centros locales. divididas en tres secciones: Bellas Artes. en Motril y en Loja en 1804. La creación y posterior desarrollo de los Ateneos y Liceos en el siglo XIX. También se fundaron el de Málaga a finales del año 1842. estuvo ligado a los principios románticos de la Ilustración. Guía artística e histórica de la ciudad. María Luz Moreno. Soledad Enríquez. estaba compuesta en su mayoría por miembros de la Academia de Bellas Artes. para cuya ocasión presentó trabajos realizados por los socios. A veces la iniciativa y gestión de dichos eventos era de la propia entidad. Edit. conciertos y representaciones teatrales. 1996. El Liceo Artístico y Literario granadino. Granada. este último centro tuvo una breve trayectoria ya que desapareció en el año 1816620. 621 GALLEGO Y BURÍN. fue la creación de dos revistas La Alhambra que salió a la calle desde 1838 a 1843 y El Liceo. Andalucía pronto siguió los pasos del que se fundara en Madrid. Hizo su apertura en noviembre de 1839. exposiciones artísticas. Uno de esos primeros centros fue el granadino. 272-277. Otra de las labores destacables. La sección de Bellas Artes del Liceo. Hay que decir que en la mayoría de esos organismos. Antonio. 187-188. que se publicó entre los años de 1869 al 1874. en este caso. Bellas Letras y Música. instaurado en 1839. eruditos y miembros de la Academia de las Nobles Artes. Historia de Granada. las ciencias y la literatura. Editorial Comares. Excma. M. una revista de difusión cultural dedicada a las bellas artes. El Liceo fue el centro del movimiento cultural de la capital durante el siglo XIX. 620 256 . Aurora Pérez. 1981. Diputación Provincial de Granada.MENÚ SALIR Matilde Torres López centros artísticos en Almuñécar. en 1847 fue trasladado al ex convento de Santo Domingo.

surgieron nuevos centros culturales. Literario y Científico de Granada. Edit. Otra entidad cultural fue el Centro Artístico622 que contaba con clases de Pintura y Escultura para socios. “Granadinas olvidadas. Edic. 43-45. Artes plásticas en la prensa granadina del siglo XIX. se fundó la entidad Fomento de las Artes y en 1892 el Círculo Católico de Obreros. pero coincidiendo siempre en mantenerse activas624. los problemas siguieron hasta casi la primera mitad del siglo XIX. María de la Luz García-Duarte González”. pues hubo diversos acontecimientos que marcaron su línea de actuación. Música y Dibujo. desde el año 1858. El Colegio Calderón fundado por Carlos Calderón y FERNÁNDEZ DE TOLEDO.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX que se realizó. La General de Granada. Págs. Tania. recordando que el ciclo superior siempre estuvo vinculado a la Universidad. abrió sus puertas el Círculo Granadino. 622 257 . como la Sociedad Literaria y Artística Minerva. 2001. El Centro Artístico. a la cual no podían asistir las mujeres por estarles prohibida la entrada623. en la cual y a lo largo de su trayectoria hubo algunas variaciones. A finales de 1858. además de su clase de Modelo. Sobre la enseñanza de la mujer. 213. Sevilla. La instauración de esa clase. También se creó en 1879. momentos en que se sentaron algunas de las bases de la posterior orientación universitaria. la ciudad contó con la Escuela Normal de Maestras. entre otros. Op. Estas sociedades que fomentaban y apoyaban el interés cultural y artístico granadino. con asignaturas de Francés. Lola. que impartía el aprendizaje elemental y el superior. Pág. (Eds. condiciones de matrícula y exámenes que la Normal de Maestros. hay que hacer un breve recorrido en su historia. entre los artistas se encontraban Isabel Andreo Dampierre y Matilde Vasco Calderón. el Ateneo Científico. también se daban las asignaturas de Religión y moral católica y la de Labores.). 1989. En el año 1877. todavía seguía con el mismo plan de estudios. (Su labor científica 1885-1989). supuso una revolución dentro del academicismo que se esta impartiendo en los demás centros de enseñanza. contaban con sus propios estatutos y secciones. sobre todo a sus dificultades económicas. 624 CAPARRÓS MASEGOSA. 23-28. Alfar. Cit. fundada en mayo de 1849. En el mismo año. Entre los centros de enseñanza primaria y secundaria se encontraba el de Niñas Nobles. Antonio y VÁZQUEZ MEDEL. para huérfanas. Francisco Ayala escritor universal. el Casino Literario. pero en 1895. Adela del Pulgar. se creó el Círculo Literario y Artístico. Granada. SÁNCHEZ TRIGUEROS. presentó obra. Págs. 623 SANTOS MORENO. Manuel A. En la exposición celebrada en 1840. Mª Dolores. Con respecto a la enseñanza. En el año 1882. A partir de la segunda mitad del siglo. Debido a la guerra y como consecuencia de la misma y.

entre otras. Aritmética. estaba destinado a la educación y enseñanza de las niñas pobres. en 1858. Por supuesto que siempre ha habido y habrán diferencias sociales. no toda la enseñanza destinada a la mujer era igual. las municipales de instrucción primaria -siempre separadas por sexo-. destinadas todas ellas a la formación de la mujer o la labor educativa del fomento de las artes.MENÚ SALIR Matilde Torres López Josefa Vasco. cuyo interés era dar a las jóvenes que pagaban sus clases. había algunas que estaban más limitadas. A las alumnas con menos posibilidades económicas y con la perspectiva del trabajo como futuro. El pensionado de estudios a alumnos en periodo de formación. instalando una escuela taller y clases nocturnas para adultos. 50. además de las labores propias de su sexo. Geometría. Con la mismo propósito. una educación católica. Independientemente de los centros de enseñanza particulares. en la calle Varela. compartiendo entre ambas y en distintos grados. Francés y Taquigrafía626. independientemente de los artísticos. pero acogiendo también a alumnas de pago. por sus circunstancias económicas y sobre todo. 625 258 . El colegio se mantuvo abierto hasta el año 1895. las asignaturas de Comercio. la educación de la mujer iba por dos vías: la que podía permitírselo y pagar las clases para “adornarse”. San Matías. Moral. de forma que un nutrido grupo de artistas locales se vio Ibídem. entre los que estaban el Círculo Católico de Obreros. favoreciendo de esa forma la integración laboral a las hijas de los artesanos y peones625. Cálculo. creado en 1892. así como los conocimientos necesarios de refinamiento. en las que se impartían a nivel profesional. Lectura. por las sociales. se les impartían enseñanzas relacionadas con los talleres de obreras. la promoción artística local. Taquigrafía. Historia de España. Impartía las asignaturas de Conocimientos de lectura. pero en el siglo que estamos analizando. Hubo otros muchos centros de primera y segunda enseñanza. Telégrafos y teléfonos. la Magdalena y San Justo. Geografía y Labores relacionadas con su sexo. fue una labor casi exclusiva de la Diputación. y la Real Sociedad Económica de Amigos del País que en 1891 estableció unas escuelas especiales. Pág. la responsabilidad económica de algunas de las actividades que se organizaban durante el siglo que analizamos. Correos. que impartía lecciones gratuitas todos los días de Escritura. destacando algunos de ellos por su labor en la faceta educativa. estaba el Colegio de Jesús Rey. cuyo objetivo era promocionar profesional e intelectualmente al trabajador. Institutrices y de Sordomudos. Escritura. pues incluso dentro de las limitaciones. estaban las escuelas patrocinadas por el Ayuntamiento. Paralelamente a esos colegios. Según se deduce de éste párrafo. en las parroquias de las Angustias. estuvo en gran medida relacionada con el Ayuntamiento y la Diputación. y la que no tenía más remedio que prepararse para trabajar.

627 CAPARRÓS MASEGOSA. Esos artistas pudieron aprender y ampliar estudios en ciudades como Madrid y Roma. Artes plásticas en la prensa granadina del siglo XIX. La primera convocatoria oficial salió en 1890.G. pese a que en los artículos del Reglamento de 1887. Laura López Ontiveros. para la pensión de Pintura en Madrid. por sus conciertos de piano. que optaron por ir tanto a Madrid. Agricultura y Declamación627. Pero no se convocaron al estar cubiertas las de Violín. no había mención alguna de exclusión por sexo. como a Roma. Vista la situación.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX favorecido con esas ayudas. no las de Roma. del 19 de abril. Piano y Canto. aunque siempre pendiente de la resolución que tomasen los responsables de la convocatoria. Págs. Si en sus inicios no existía criterio alguno para valorar la concesión de las ayudas. La convocatoria se tuvo que anular en el presupuesto de 1890-91. por el que la Diputación Provincial de Granada concedía las pensiones y ayudas a artistas. Aún así. la Diputación registró las solicitudes de varios artistas. para que se considerara ampliada su petición a la vacante de pensionado en Roma. Op. entre las que se encontraba crear una plaza de pensionado de Pintura. un certificado de tercera clase de la administración de contribuciones. así como las correspondientes para la segunda ciudad de Arquitectura.U. cuya duración era de dos años. Tras Gómez Romero. fue Manuel Gómez Romero. Fondos Sociedad Económica de Amigos del País de Granada. una memoria titulada El arte de la pintura. entre ellos la de Concepción Mejías de Salvador. Lola. admitiéndose su petición. 69-76. fue en el año 1887 cuando se institucionalizó ese sistema de subvención. la partida de bautismo para certificar que era menor de 40 años. pero sobre todo en Francia. El primer artista que obtuvo la ayuda. según lo estipulado en la convocatoria.C. La beca para los estudios de Declamación la solicitó una mujer. pues con motivo de la boda de Alfonso XII. la Diputación acordó en 1878 una serie de cuestiones. Hay que destacar la solicitud de esas ayudas por parte de una mujer. en Roma. Libro/4308. la solicitante también envió un escrito. ofertaba las vacantes de dos plazas de pensionado a Roma. para seguir adelante con la instrucción artística. Plan de Estudios. hubo otros pensionados en años posteriores. acompañaba a su solicitud. Años 1890-1891. que daba fe de la escasez económica de su A. Cit. Concepción Mejías. 626 259 . El Boletín Oficial de la Provincia. con la creación de un reglamento. Documentación de la Sociedad Económica de Amigos del País. ya que era el procedimiento habitual en la época. no llegó a conseguir. Granada 4 de julio de 1891. que por supuesto. quedando suspendidas las plazas de pensionado para Madrid. que fue muy reconocida a finales de siglo en su ciudad. para Escultura y Pintura y otras dos para igual materia en Madrid.

a petición del diputado José Sanmartín. cuentan con gran número de obras de los artistas más reconocidos del panorama local. pero el proceso de ejecución del concurso se prolongó cerca de un año más. para al final. A veces por encargo o donación.MENÚ SALIR Matilde Torres López familia y un escrito del Ayuntamiento sobre su condición de granadina con buena conducta. casi dos años después desde la Lámina 34. 260 . La pintora fue pensionada por la Diputación Provincial de Granada. Tras ver las cuatro solicitudes para la plaza del pensionado de Roma. tal vez por circunstancias personales o por puro aburrimiento. 1974. para que aquellos expedientes que fueron presentados al principio solicitando la plaza de Madrid. Granada. S/P. Sueño tranquilo. Larrocha y Muñoz Lucena. Concurrió a la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1904. sólo nos la nombre de pasada. presentaron solicitud y proyecto casi todos los que la habían solicitado anteriormente para Roma628. nombrando incluso al tribunal de Pintura y de Escultura. 629 ANTEQUERA. para la nueva ocasión. en las que consiguió sendas medallas de bronce. En diciembre del mismo año se convocó el concurso. Aurelia Navarro. de Granada. anularse en 1891. Tomó parte en la exposición de caricaturas y tarjetas postales organizada por el centro Artístico de Granada en 1908 y en la colectiva de la 628 No lo intentó de nuevo Concepción Mejías de Salvador. ante las dificultades de no ver aprobada su solicitud de beca. formada por los maestros granadinos. encontrándose entre ellos Aurelia Navarro Moreno629. y a las de 1906 y 1908. primera convocatoria. 1904. Edit. enriquecidos en parte durante el siglo XIX. con su cuadro Desnudo de mujer. donde se le concedió una mención honorífica por su cuadro Sueño tranquilo. otras por la obra de los pensionados. sí la considera como la más notable entre las mujeres pintoras de Granada. Pintores granadinos –III. pudieran optar si lo deseaban a las vacantes de Roma. Marino. la Diputación decidió que debían efectuarse los ejercicios para cubrirla. Aunque éste autor. lo cierto es que los fondos del patrimonio artístico provincial granadino. Obra Cultural de la Caja de Ah.

4. 631 CAPARRÓS MASEGOSA. 1887. El Ayuntamiento granadino. 1885. entre otras entidades. Excma. El cuadro titulado Desnudo de mujer. Edit. se encuentra actualmente en la Diputación Provincial de Granada. Colaboró y participó en la organización de exposiciones de otras instituciones. entre otras actividades631. entre las que destacaban la financiación de la Escuela de Bellas Artes. 95. Págs. En sus inicios Escuela de Dibujo. en 1911. Juan. la Diputación Provincial de Granada. especialmente a su Escuela de Música. Diputación Provincial de Granada. también colaboró económicamente y cedió sus locales. 74-79. contribuyó con el Liceo y con la Real Sociedad Económica de Amigos del País. 1894 y 1895. las subvenciones en metálico para los gastos de organización de las exposiciones -como la Regional de Bellas Artes.3. de 1883 y las convocadas por el Centro Artístico y Literario de los años. cediendo sus locales en varias ocasiones para los actos que organizaban el Liceo. pues aún seguía con la enseñanza y los valores estéticos de la centuria anterior632. Lola. la Sociedad Económica y la Academia de Bellas Artes. Esta Escuela.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX misma entidad de 1916. colaboraba financieramente en las actividades artísticas locales. 1887. 1888 y 1895-. profesó de monja en las Adoratrices en el año 1923 y desde esa fecha sólo realizó algunos trabajos pictóricos para su Orden630. Op. suplió de alguna manera. de 1891. 1886. Cit. Mujeres de Granada. además de convocar diversos certámenes. el hueco dejado por la enseñanza del Centro Artístico. igual que en otras ciudades y a las que posteriormente. Pág. 630 261 . Granada. se les denominaría Escuelas de Artes y Oficios. de los años 1885. así como la protección al Liceo Artístico y Literario. para muestras de actividades artísticas en la ciudad. Con el Centro Artístico y Literario para la edición especial del Boletín. Independientemente de las ayudas a los pensionados. La Academia de Bellas Artes Nuestra Señora de las Angustias La Real Academia de Bellas Artes de Nuestra Señora de las Angustias. Por circunstancias personales. fue una de las instituciones más relevantes de la RODRÍGUEZ TITOS. Con respecto a las donaciones en metálico. aunque no llegó a ser tan activa. así como a las Exposiciones de Bellas Artes. se fundó a partir de la gestión realizada por la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Granada. 1998. En 1901 se instauró la Escuela Superior de Bellas Artes y Artes Industriales.

el pintor y académico de mérito de la Academia de San Fernando desde 1762. la Escuela vio recompensada su larga lucha. La situación se repetiría en mayo de 1786. que la Academia de San Fernando había informado a los académicos de mérito que quisieran ocupar los empleos de docentes en la Escuela granadina. 49-50. Los consiliarios de la Academia de San Fernando. quienes pretendían que dicha Escuela se transformara en Academia. por ello. Diego Sánchez de Sarabia. envió sus estatutos a Madrid en el año 1785. Tomo I. Claude. no siguió adelante debido al escrito que se envió a la Academia y mediante el cual. además de adjudicarles las plazas perpetuamente. informó a la Academia madrileña de la apertura de una Escuela de Bellas Artes en Granada. 262 . igual que la Escuela de Sevilla. 1997. pero la Academia madrileña. De nuevo y con idea de ser reconocida oficialmente. 1989. Por saber los consiliarios de Madrid. que la entidad granadina estaba dispuesta a aceptar las normas de la Academia de San Fernando. miembro de la Sociedad Económica de Granada. En 1777. Dpto. lo que parecía que iba por buen camino para legitimizar la Escuela de Bellas Artes. 632 633 FERNÁNDEZ DE TOLEDO. Tania. Granada. no se podía fundar ninguna Academia sin antes informar de la misma a la de San Fernando. sustituirlos en caso de enfermedad y otros beneficios más634. Universidad de Granada. enviaron un ejemplar de sus estatutos. Págs. Op. por los miembros de la Sociedad Económica de Amigos del País. Fundación Universitaria Española. BÉDAT. el director de la Sociedad decía que habían fundado en la ciudad una Academia de las tres Nobles Artes. Cit. de Historia del Arte. 634 GÓMEZ ROMÁN. El fomento de las artes en Granada: Mecenazgo. Ana María. la Escuela de Granada. Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Convocatoria que no se llegó a cubrir. A principios del siglo XIX y con una densa trayectoria. pues por orden real en los estatutos de 1757. A primeros de octubre de ese mismo año. 126-127. con el propósito que le concedieran el grado de Academia. alcanzando el objetivo de ser nombrada Academia de Bellas Artes. debieron renunciar al título de Academia633. coleccionismo y encargo (siglos XVIII y XIX). contestaron que esa fundación no era legítima. Pág. la Escuela de Granada.MENÚ SALIR Matilde Torres López Ilustración granadina. Págs. 421. comunicaba a Antonio Pérez de Herrasi. Edit. La Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (1744-1808). además de algunas obras realizadas por los alumnos más sobresalientes. pensó que debía seguir como Escuela de Dibujo. ante eso la Academia siguió buscando a los tres directores que en principio cobrarían un sueldo a tres mil reales. Madrid. Finalmente y por una Real Orden de junio de 1786. el Conde de Floridablanca.

además de una junta particular. Cit. La Escuela de Granada igual que sus homólogas. Págs. A. Op. informando además que se encontraban en Granada algunas de las esculturas realizadas por él desde su llegada635. lo consideraba muy mayor para desenvolverse en dicho puesto. se mantenía económicamente de la contribución de los pueblos. sino también de las ciudades de Málaga636. no solamente de los pueblos de su provincia. M. Por eso las juntas particulares se diferenciaban de las ordinarias. En el informe que el escultor envió a Antonio Ponz. Claude. al no haber aspirante al puesto de dirección de Pintura. viajaron a Madrid por diferentes cuestiones. Cit. compuesta a su vez. estaba controlada por la Junta ordinaria. PAZOS BERNAL. pues había sido nombrado teniente director de la misma en 1786. comentaba que no había en la ciudad ningún académico de mérito a quien poder adjudicar la dirección de la nueva escuela.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX Independientemente. pues aunque mencionase a Miguel Verdiguier. Bobastro. 637 GÓMEZ ROMÁN. al ver su mala situación económica y creyendo que su solución estaba en pedir más dotación y que a su vez fuera unida al reconocimiento de Academia. 421-422. pero se tuvo que esperar hasta el mes de abril de 1808. aunque esa circunstancia fue aprovechada para tratar temas de la Escuela y que se le considerase con el título que tanto esperaban. y Almería. que en esos momentos se encontraba trabajando en Granada y además era hombre de confianza de la institución. Juan de Dios Herrasi y el marqués de Villa Alegre. La dirección de la nueva Escuela. 52-59. Málaga. Siendo nombrados Jaime Folch como director de Escultura y Domingo Tomás como director de Arquitectura. El escultor francés al que se refería en su informe. 263 . Págs. En septiembre de 1786. la Academia de San Fernando estaba estudiando los informes del escultor Juan Adán. Op. M. el rey nombró al académico supernumerario Fernando Marín. de los Ángeles. ciertamente era académico de mérito de San Fernando desde 1780. 1987. En 1803. la Escuela volvió a insistir de nuevo. en ese caso. La Academia de Bellas Artes de Málaga en el siglo XIX. encargados de temas específicos y relacionados con la administración del centro637. Edit. en que estaban compuestas solamente por los miembros de la Real Sociedad Económica. Págs. 635 636 BÉDAT. 128-130. por los miembros de la Sociedad Económica y los tres directores nombrados anteriormente. en que los consiliarios Luís Dávila. el rey aprobó la creación de los tres cargos de dirección para la Escuela de Bellas Artes de Granada.

En los estudios Inferiores se impartirían Geometría propia del dibujante. y seguía desvinculada de la enseñanza destinada a la mujer. sus enseñanzas pasaron a depender de la Universidad. notas para su historia”. Boletín de la Real Academia de Bellas Artes de Granada. y se admitirán las que se presentaran por los profesores y aficionados de ambos sexos. la tendría hasta 1849. incluyendo los Estatutos-. de Madrid. 5. Dibujo aplicado a las artes y a la fabricación y Modelado y vaciado. Granada. la Academia granadina. Imprenta de Benavides. en que ostentó dicha categoría. Dibujo lineal y de adorno. al control directo que la misma ejercía sobre ella. cursándose en ella los estudios superiores de Bellas Artes. aún seguía unida a la Sociedad Económica de Amigos del País y según vemos en su Reglamento del año 1843. Pág. dicha referencia es la siguiente: “. desde el año 1892. hasta el 1900 en que se instauró la Escuela de Artes y Oficios.. A partir de entonces la institución granadina funcionaba como Real Academia de primera clase. según vemos en su Reglamento del año 1843. aún seguía unida a la Sociedad Económica de Amigos del País. a la hora de mostrar trabajos de Bellas Artes. 639 Reglamento interior de la Academia de las Nobles Artes de Granada –Cuadernillo. Granada. En el año JIMÉNEZ ALARCÓN. San Carlos y San Luís. Este plan de estudios sería el aplicado a la Escuela de Granada.. concedió a la Escuela el título de Academia bajo la advocación de Nuestra Señora de las Angustias. Durante el extenso periodo de tiempo. en Superiores e Inferiores. Valencia y Zaragoza respectivamente638. los títulos que concediera y exámenes que ante ella se realizaran y con los mismos derechos de los que gozaban las de San Fernando. 638 264 . Nº 1. sino como a una posible expositora. Mientras tuvo la categoría de primera clase. No se refiere a la mujer como alumna de la institución. fue la reorganización de las Academias y de los estudios de Bellas Artes impartidos por las Escuelas a ellas vinculadas. Consecuencia de la Real Orden de 31 de octubre de 1849. Dibujo de figura. 1990. 19. 1843. seguía desvinculada de la clase de enseñanza artística destinada a la mujer639. más una asignatura de los Superiores como era Antiguo y ropajes. “La Real Academia de Bellas Artes de Nuestra Señora de las Angustias de Granada. por decreto de 12 de agosto de 1808.se hará una exposición pública donde estarán de manifiesto las obras de los discípulos que hayan sido premiados. por estar su Academia en el grupo de segunda clase A partir de abril de 1850 la Academia dejó de estar vinculada definitivamente a la Real Sociedad de Amigos del País y. por supuesto. declarando válidos en todo el Reino de Granada. de la que sólo hace una mínima referencia en uno de sus artículos. Margarita. distinguiéndose entre Academias de primera y de segunda clase y en las que se diferenciaban los estudios impartidos por las Escuelas. Tras eso. quedando reducida desde esa fecha a Academia de segunda. concretamente en el Artículo 12. Aritmética. que en ausencia del rey ejercía la soberanía en la provincia. La categoría de primera clase. Pág. con previa censura de los directores de la Academia”.MENÚ SALIR Matilde Torres López La Junta Suprema de Granada.

era prácticamente la única responsable del sostenimiento económico de la Escuela de Bellas Artes y de la instrucción pública en la capital. 1996. También tuvo a su cargo el Museo de Bellas Artes. Barcelona. Guía artística e histórica de la ciudad.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX 1912. incluso temiendo su desaparición. Págs. También fue trasladada a la calle Arandas. Editorial Comares. 233. aunque compartido con la Comisión de Monumentos Históricos. se le volvió a conceder la categoría de primera clase. GALLEGO BURÍN. instalándose allí en 1923 la Academia y el Museo Provincial de Bellas Artes. Actualmente la Academia de Bellas Artes de Nuestra Señora de las Angustias. hasta que el Estado junto a la Diputación Provincial y el Ayuntamiento granadino adquirieron la casa del Castril. desde el año 1849. Antonio. 13-25 640 265 . igual que el resto de las Academias Provinciales. así como la adjudicación de premios a las obras presentadas al Corpus de 1859. Pág. celebradas en Madrid en los años 1858 y 1866. hay que destacar el encargo a través de las comisiones por ella delegadas y por orden de la Dirección General de Instrucción Pública. pasaron por difíciles momentos. Cit. Granada. mientras que la Escuela quedó instalada en la nave de la iglesia de San Felipe. La Academia estuvo instalada en el mismo edificio que la Escuela hasta 1889. por parte del Ayuntamiento y de la Diputación Provincial. su Escuela. como en el año 1857 cuando se anunció su clausura. Especial cometido fue el que realizó en el año 1855. Margarita. Granada. La última institución. se encuentra en el edificio de la Madraza641. para la realización de una escultura a Mariana Pineda. Sus graves problemas. pasó a ubicarse en la sala de Tenientes del Ayuntamiento. igual que las Academias de Sevilla. Con el paso del tiempo la Academia de Bellas Artes y por consiguiente. además del Museo Arqueológico. de la escasez de sus fondos para el sostenimiento de sus instalaciones. sobre los modelos presentados al concurso convocado por el Ayuntamiento de Granada. Op. 641 JIMÉNEZ ALARCÓN. año en el que fueron desalojadas del ex convento de Santo Domingo. Valladolid y Valencia640. A partir de entonces. siempre eran de tipo económico. Entre las actividades llevadas a cabo por la Academia. de admitir las obras destinadas a la Exposición Nacional de Bellas Artes.

En un gran salón. que anteriormente había sido el Hospital Mayor de la Encarnación.MENÚ SALIR Matilde Torres López 4. Ana María. las clases de Aritmética y de Cálculo de la Escuela de Matemáticas de la Real Maestranza de Caballería. En 1778. Granada.4. Esta es una de las primeras veces que vemos documentada la labor de una mujer en la Escuela de Dibujo granadina642. la Escuela gestionó con el cabildo de la Catedral.. propuesta que consiguió.. A principios de 1801. en el plan de estudios se incluían las asignaturas de Principios Generales de Dibujo. coleccionismo y encargo (siglos XVIII y XIX) Tomo I. La Escuela de Bellas Artes La Escuela de Bellas Artes se instaló en el antiguo hospital de Santa Ana.. entre las cuales se distinguen las obras de Doña María Dolores Miranda natural de Baza. contaba y cuenta actualmente con interesantes artesonados mudéjares. Los hay tambien de varias Señoras aficionadas y discípulas. El fomento de las artes en Granada: Mecenazgo. Esta entidad que hasta entonces celebraba sus sesiones en las casas del Cabildo. El edificio que se construyó en 1520. la segunda para Arquitectura. el hospital se trasladó a la casa del Almirante de Aragón. así la Escuela de Dibujo se instaló en una de las plantas del edificio. Planes de Estudios de la Escuela Como Escuela de Dibujo y según los primeros Estatutos aprobados en 1785. la tercera para el Dibujo. quién la arrendó en el año 1782 a la Real Sociedad Económica de Amigos del País. 4. igualmente de los discípulos premiados por la Academia. 266 . 1997. Modelado en 642 GÓMEZ ROMÁN.4. 145-147.1. Universidad de Granada. en el Campo del Príncipe y a partir de entonces el edificio quedó a cargo del rector de la obra pía. de Historia del Arte. la cuarta dedicada al estudio de Modelos y la quinta para clase del Natural. Págs. fundado por los Reyes Católicos.. la posibilidad de obtener el censo perpetuo de parte del inmueble donde se encontraba.”. se habían habilitado cinco clases: la primera estaba dedicada al estudio de Aritmética y Geometría.contiene varios quadros asi en pintura como en relieve. ya que en la parte baja de la casa estaban desde 1798. ocupó las salas y el resto del edificio lo acondicionó para la Escuela de Dibujo. Nicolás de la Cruz nos descubre como estaba compartimentada la sala principal “. Dpto.

En 1888. Cabezas. alusivos a la 267 . mientras que para las clases de Dibujo de flores y Adorno de fábrica se aplicaba el método de la Academia de Valencia. la que proponía y concertaba los premios para estimular al alumnado. en diciembre de 1789. La Academia redactó un informe en el que se expresaban las siguientes solicitudes: dotación de una Cátedra de Paisaje y Perspectiva y otra de Física y Química. los directores de Pintura.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX yeso. a finales del siglo XIX. como los entregados en las asignaturas de Dibujo de figura. en Granada. era la que analizaba el estado de los fondos económicos. igual a los que se concedían en las clases de Dibujo. A mediados del siglo XIX. En 1877. Para las clases de Arquitectura. Modelos vivos. La junta particular de gobierno de la Academia. el establecimiento de las enseñanzas musicales de Piano y de Canto coral. Con respecto a los premios. aunque éstas igual que las anteriores tampoco se llegaron a instalar. los alumnos matriculados superaban el medio millar. Arquitectura. creación de un taller de cerámica y establecimiento del Museo de Reproducciones. Escultura y Arquitectura. expusieron que tras notarse una mayor asistencia de alumnos en sus clases. Según su director. solicitaban premios mensuales para dichas asignaturas. El plazo de convocatoria de los premios. José del Paso. La Academia tuvo una gran influencia cultural a través de la docencia. El mismo año se autorizaba a la Academia Provincial. se propuso la creación de una cátedra libre de Composición y Colorido. hubo intentos de crear nuevas cátedras. Dibujo de flores y adornos de fábrica. no debería nunca pasar de tres años. Aritmética y Geometría. por consiguiente. Pies y Manos. La temática que se debía realizar para optar a los premios. la Dirección General de Instrucción Pública. estaba basada en escenas mitológicas de la antigüedad clásica o en temas históricos. Había otros premios menores de carácter ordinario o mensuales. se debía seguir el método establecido por la Real Academia de San Fernando. solicitó a la Academia que informara sobre las reformas necesarias en las enseñanzas de las Bellas Artes.

El cuadro de docentes estaba compuesto por un director general de Dibujo y Escultura. “La Real Academia de Bellas Artes de Nuestra Señora de las Angustias de Granada. El presidente. fue en enero de 1788. ya contaba con una extensa trayectoria. antiguos alumnos. Margarita.MENÚ SALIR Matilde Torres López monarquía española. otras jóvenes no eran alumnas de la Escuela. también presentó JIMÉNEZ ALARCÓN. se debe y arranca a partir de la fundación de la Real Sociedad Económica de Amigos del País en 1777. Boletín de la Real Academia de Bellas Artes de Granada. Por supuesto. tanto de docentes. El comienzo de esa clase destinada a la mujer. Como se aprecia en esa estructura y en los inicios. que presentó un cuadro cuyo tema era las flores y varias aguadas. Clase de Señoritas de la Sociedad Económica de Amigos del País La Clase de señoritas también existió en Granada. 22-23. vicepresidente y consiliarios. simplemente enviaban sus dibujos para que se reconociese sus progresos particulares. aunque concretamente dicha clase. en cuyo cargo estaban dos tenientes directores. como prueba del progreso que hacía el alumnado de Granada643. se les hacía entrega de premios en solemnes actos. Pág. Notas para su historia”. entre ellas estaba María Luisa Bendicho y Luzi. sus primeras nociones de arte. uno de Pintura y otro de Escultura. Granada. Como hemos señalado anteriormente. En el Libro de Matrículas de la Escuela está María Serafina de la Chica. que posteriormente serían destacados pintores locales y que adquirieron allí. 643 268 . Muchos de los premios se les concedieron a alumnos. Gran parte de esas obras premiadas se enviaba a la Academia de San Fernando. Nº 1. a los que acudían todo el colectivo. siendo algunos de ellos. controlaban y regían la vida de la Escuela. la Escuela era una dependencia de la Real Sociedad Económica de Amigos del País. Hay que recordar que la creación de la Real Academia de Bellas Artes de Nuestra Señora de las Angustias. como de alumnado. una de las primeras mujeres matriculadas oficialmente. pero con una serie de circunstancias que la hace diferente y a la vez más difícil en su seguimiento. un director de Dibujo de Fábricas y dos directores honorarios. 1990.5. que esos primeros estatutos se fueron modificando con el paso del tiempo. todos los años para estimular a los jóvenes y premiar a los más destacados. La Escuela contó con una extensa nómina de profesores. 4.

269 . ha admitido con la mayor estimación esa generosa cesión que prueba el afecto de esta profesora hacia el 644 GÓMEZ ROMÁN. fue Serafina de la Chica. Tomo I. a todas ellas se les declaró socias de mérito. de primera clase. Granada. Universidad de Granada. En el mismo acto de entrega de premios. se deduce que la clase estuvo integrada en tal institución. analizamos la situación y la promoción artística de la mujer dentro de la misma. no hay constancia de si eran alumnas de la Escuela o sólo presentaron su trabajo. por estar unida a la Academia. expresando la Academia su satisfacción en el siguiente escrito: “esta digna obra que reune á su recomendable mérito artístico la interesante cualidad de deberse á la loable afición de una señora. En marzo de 1818. que a su vez era alumna del pintor Fernando Marín644. A partir de esa fecha la Clase pasó por diferentes etapas: en el año 1788. Pág. también mostró una obra realizada a pastel Catalina Martín de Abril y María Dolores Miranda y Alarcón quién presentó una miniatura. En 1797 y en la distribución de premios de los alumnos. La mencionada clase estuvo vinculada el mayor tiempo de su actividad a la Real Sociedad Económica. Se ha investigado la documentación de esos años para saber hasta qué punto estuvo vinculada la Clase de señoritas a la Escuela de la Academia de Bellas Artes y realmente hemos comprobado que la vinculación fue escasa. fueron galardonadas por su trabajo en bordados María Josefa del Águila y María del Pilar Magaña. se le concedió el título de socia de mérito a Ángela Sampelayo de Solano. encontramos a María Soledad Cerviño y Pontejos. entre otras cuestiones. quién sí era alumna y se le concedió un accésit por su obra. El fomento de las Artes en Granada: Mecenazgo. hija del pintor Jerónimo Miguel de la Chica y Benavides645. estaba integrada en la Escuela de Dibujo y en 1808 en la Academia Nuestra Señora de las Angustias. es el periodo correspondiente a la categoría de primera clase de la Academia Nuestra Señora de las Angustias. coleccionismo y encargo (siglos XVIII y XIX). Pág. por lo que siguió bajo la tutela de la Sociedad Económica. 645 Ibídem. 1997. por ello. Al pertenecer la clase destinada a la enseñanza artística a la Real Sociedad. cuando ambas entidades se separan. por presentar un dibujo ante los profesores. quienes decidieron proponerla para dicha concesión. de Historia del Arte. 106-107. Aunque estas mujeres están en la relación de premiados.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX dibujos Paula Bubillón. Dpto. que abarca desde 1808 hasta el año 1849. comendadora de Santiago y su hermana María de la Concepción quienes presentaron varios dibujos. fue en el año 1849 cuando a la Academia se le adjudicó la categoría de segunda clase y desestimó seguir con esa enseñaza. 174. Ana María.

Entre los profesores que poco a poco. Tras la separación de la Academia de la Sociedad Económica en 1849. Pág. 646 270 . En febrero de 1856 comenzaba oficialmente otra etapa de la Clase de dibujo para Señoritas. con el título de socia de mérito. La iglesia de Alhendín. Julián Sanz. en la que se impartían las asignaturas de Perspectiva y delineación. José. Los premios eran como los que había entregado la Sociedad Económica para premiar a los alumnos de la Academia de Bellas Ibídem. 362. hija del profesor de la Escuela de Bellas Artes. En 1862 se organizó una muestra. En 1856 se nombró como profesora ayudante para la Clase de dibujo para Señoritas a Soledad Enríquez. En 1855 el pintor Manuel Ginés Noguera aceptaba el cargo de presidente de la sección de Arte de la Sociedad Económica. Nicolás del Paso. Miguel León. estudios en yeso y cuadros de adorno. Imp. dibujos de figura. no sabemos si la reconoce como docente de la Academia o de la Sociedad. cuyos trabajos fueron juzgados por componentes de la sección de Bellas Artes. se incorporaron a la asignatura. Francisco Enríquez Ferrer647. Pág. Mas como considere la Academia suficientemente espresado con la demostración al singular aprecio que le ha merecido un diseño en que es exacto y bien concluido con los contornos compite la inteligencia en las sombras y buen gusto en engastado del lápiz y no teniendo otro medio de recompensar a los profesores sobresalientes. En estas líneas se aprecia el reconocimiento artístico de la Academia de Dibujo a una mujer. se decidió introducir algunas reformas para el buen funcionamiento de la clase. estaban Francisco Morales González. En 1859. fue Francisco de Paula Mestre. Manuel Gómez Moreno. 131. que a su vez estaba presidida por el director de la misma entidad. pero al ser una profesora. antiguo discípulo. fueron costeados por la Sociedad y algunos de ellos prestados por la Academia. ha acordado interponer su recomendación con esa R. Los materiales para la clase. Fernando Pérez del Pulgar y José Martín. 2000. Sociedad a fin de que se sirva enumerar a la autora en la clase de Socia de mérito. La hacen acreedora sus reconocimientos en el noble arte de la Pintura”646. Alhendín.MENÚ SALIR Matilde Torres López establecimiento consignando el sincero testimonio de su gratitud. quien también impartió clases de Dibujo en el Colegio de Niñas Nobles. Granada. sin embargo pedía a la Real Sociedad le recompense por su labor. incorporándose posteriormente otros objetos como cabezas. a q. Historia y Arte. extremos. la última decidió establecer una Escuela de Dibujo gratuita en 1854. Proporciones del cuerpo humano y Anatomía pictórica. 647 MOLINA VALERO. pues ese año está incluido en el periodo en que ambas instituciones estaban fusionadas. Ángela Sampelayo -aunque siempre catalogada como pintora por afición-. Otro profesor.

a quien se le concedió el título de socia de mérito. entre las que se encontraban Concepción Sánchez y Aceituno. En junio de 1868. en los primeros años de su andadura oficial que. Una mención honorífica se le entregó a Carmen Serrano. copia de Herodías con la cabeza del Bautista y a Francisca Javiera Montalegre. quien fue nombrada socia de mérito por presentar un óleo. Medalla de plata a Sacramento González y Prieto. a María Rubio y Sierra y a Josefa García y Vílchez648. Josefa Castellote. condesa de Catres. Carmen Serrano y a Trinidad de Páramo por presentar Dibujos y a Amparo Rodríguez por mostrar cuatro dibujos de Cabezas. también se les entregó a Luz Martínez. A Encarnación Romea y Vargas. También se les concedió medalla de plata a Consolación Castro y Vargas. por presentar un Dibujo de principios. Josefa Blaya. En enero de 1865 se tomó la decisión de promocionar a los profesores de la Clase de señoritas. se le entregó una mención honorífica por una copia al óleo de San Antonio. se le hizo entrega de otra medalla de plata.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX Artes. Las premiadas por presentar obra fueron Carmen Balluertas. igual distinción. por llevar un Paisaje el mismo título igual que a Rita Linares Salamanca. que serían diseñadas por Julián Sanz del Valle en 1868. como se ha mencionado anteriormente fue en 1856 y dentro del Plan de estudios 271 . se le concedió medalla de cobre a Ángela Luna y Arcos. por Cabezas. aparecen Aurora Valenciano de Reyes. Por varios dibujos mostrados de Principios. realizados a lápiz. destinados solamente a las alumnas de Dibujo. encontrándose entre ellos un importante número de mujeres. a Josefa Dávila. La Clase de dibujo para la mujer. por presentar dos Retratos. A María Dolores García de Lara. se le concedió medalla de plata. se concedieron premios. a Emilia Gerona por su lienzo titulado Cristo en el huerto y el mismo galardón a María García por dos cuadros que presentó. y a Angustias Luna y Arcos también medalla de plata por un dibujo de Extremos. A Josefa Fernández y Valdivia. Concepción Lacomba fue galardonada con una carta de aprecio. de igual forma. fueron muchos los premiados. quien obtuvo una medalla de plata por sus trabajos en Figuras. En los premios otorgados en 1866. con la entrega de medallas de honor. también a Josefa Herrera. por un cuadro de la Virgen del Carmen. En esa convocatoria celebrada en acto público. Igualmente se acordó renovar el material de dicha clase con nuevos caballetes y cajas de pintura. uno era un Retrato original y el otro una Virgen. también a las mejores obras se le concedía medalla o título de socio de mérito. presentó un Retrato y se le entregó el mismo título.

pues se especificaban más datos particulares de las jóvenes650. Durante el curso de 1861-62. Apéndice Documental. En el Libro de Matrículas de alumnas. fueron matriculadas 29. A. pero conforme avanza el tiempo. sólo se encuentran matriculadas 11 jóvenes. 308-310. se van detallando las existentes y el número de alumnas que asistía a cada una de ellas. en el curso Académico de 1860 a 1861 y únicas que deben asistir a la clase”649. 1858. Copiador de Actas. Pasados unos años. A partir del primer curso académico en que tenemos lista de alumnas matriculadas. Del año 1855 a 1859. Documento 3. contaba con un número bastante elevado de alumnas. Contabilizándose un total de 29 alumnas matriculadas en ese curso. Del siguiente de 1862-63. fueron 31 las alumnas que se matricularon. En el curso académico de 1861-62. Págs. Libro 4305. Durante el de 1863-64. hemos trabajado con los datos recogidos. 649 648 272 . pues en el curso académico de 1859-60. Fondos Sociedad Económica de Amigos del País. hay relaciones de las mismas desde los primeros años de su apertura: “Lista de Señoritas matriculadas a la clase gratuita de Dibujo establecida por la Corporación al margen reseñada. Curso Académico 1860-61. No se especifica el número de asignaturas que se impartían.G. el de 1859-60. ya se especifican las asignaturas de Clase del Yeso y Clase de Dibujo. asistieron 23 jóvenes de diferentes edades. Libro 48. Sociedad Económica de Amigos del País de Granada.MENÚ SALIR Matilde Torres López libre.U. Matrículas de clase de Dibujo. Durante el curso de 1860-61. en 1866. la relación de alumnas era diferente.C. hay una lista en la que aparecen inscritas 18 alumnas. realizando un Ibídem. Las páginas están sin numerar.

En el texto se trasmite el aprecio y respeto hacia a las alumnas que asistían a esa clase652. Documento 5. Apéndice Documental. Pero muchas de ellas no acababan el curso. con los datos personales. Al finalizar el curso académico antes señalado. estando la edad de las alumnas entre los doce y los diecinueve años. bajo la base de aquella modestísimas enseñanzas. caso bastante frecuente en todas las clases destinadas a la mujer. por no haberse encontrado la documentación necesaria. para ir ocupando las plazas que quedaban libres. se deben sobre todo y en parte. eran pocas y difíciles. A. Hay también un seguimiento de las jóvenes. 652 Ibídem. en los que se especificaba la dirección y observaciones sobre sus estudios. dandoos cuenta del resultado de los exámenes de la antigua Clase de Dibujo de nuestra Sociedad. Libro 4308. Esos registros de matrícula de alumnas tan irregulares. donde apreciamos cómo existía una preocupación e interés por instruir a las jóvenes. Libro 4305. Memoria 1890. leemos: “No termino hoy. Libro 4308. Memoria del 5 de octubre de 1890. y en el que no todos son correlativos. pues no olvidemos que en ese siglo. El número de asignaturas que se impartían eran cada vez mayor y más específicas para seguir posteriormente con determinados estudios. que estamos analizando. para la mentalidad decimonónica.G. el país se vio frecuentemente afectado por diversas epidemias. dos o más hermanas.U. Ibídem. así que se iban admitiendo a alumnas nuevas. Documento 4. a la situación política. existiendo huecos entre ellos. Apéndice Documental. en la Memoria y en relación a la Clase de Dibujo. y a las que asistían en ocasiones a una misma clase. hay un resumen de asignaturas destinadas a la enseñaza de la mujer. a lo largo de varios cursos. En el registro de matriculas de la Clase de Dibujo y Figura del curso 1889-90. 651 650 273 . además de asistir durante varios cursos seguidos.C. Telégrafos y Teléfonos y de Institutrices”651. de Correos. además de demostrar satisfacción por parte de la entidad. igual que en el resto de las provincias. En la Memoria de la Sociedad Económica de 1890. en el que se observa que muchas iban a las diferentes asignaturas que se impartían. pues como sabeis. y Sres. Años de 1890 a 1891. aparecen 73 jóvenes. Curso Académico 1866. cual otras veces Sras. en fomentar esas enseñanzas que. a la económica y sobre todo a la concerniente a la salud. Fondos Sociedad Económica de Amigos del País de Granada. creose el año anterior los estudios completos.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX gráfico en el que apreciamos los altibajos que hubo de alumnas inscritas en la Clase de Señoritas. para que la muger pudiera seguir las Carreras del Comercio.

que duraba seis cursos académicos y donde asistían alumnos de ambos sexos. Nº 482. independientemente de los artísticos. en 1891 la Corporación granadina. Dicha entidad siempre colaboró en el desarrollo de la enseñanza a la mujer. Apéndice Documental. en la que se impartían las asignaturas de Dibujo y Pintura. La trayectoria de la clase destinada a la enseñanza artística de la mujer. Comercio. la Academia de Bellas Artes inauguró en su Escuela la Clase de Dibujo para señoritas. Enseñanza que desde 1892 a 1900. la prestada económicamente por la Diputación granadina. En la puesta en marcha de ese nuevo plan de estudios.MENÚ SALIR Matilde Torres López Si en 1856 era sólo la Clase de señoritas. Documento 7. Apéndice Documental. Ibídem. notificaba a la Sociedad Económica que estaba incluida en los presupuestos para los años 1891-92 y en el que se aportaba para dicha enseñanza. se instauraron los de Correos y Telégrafos. también contó con problemas y dificultades. vinculada a ella. Escrito del Gobierno Civil de la Provincia de Granada. contó con una relevante ayuda. en determinados periodos fueron la misma entidad. siempre bajo la dirección de la Sociedad Económica de Amigos del País. entregaba determinada cantidad de dinero. e incluso ampliando. según el Plan de estudios de 1891. la Sociedad Económica. con el paso de los años se fue asentando. A partir del curso académico de 1891-92. Granada 5 de octubre de 1890. dependió de la Universidad de Granada. para integrarse en 1900 a la recién estrenada Escuela de Artes y Oficios. donde se especifican los cursos y asignaturas de cada carrera. pero hemos de reconocer que algo influyó. la duración de la misma y los conocimiento elementales con los que debía contar la alumna para ser matriculada653. 654 653 274 . Libro 4308.000 pesetas anuales654. siempre destinadas a la preparación de las jóvenes. Documento 6. la cantidad de 3. Libro 4308. pero específicamente para alumnos varones. nunca estuvo integrada en la Escuela de Bellas Artes. Ibídem. casi a partir de la fundación de la misma. también con otras carreras. Memoria. Teléfonos. En ese nuevo plan de estudios. perteneciente a la Academia. que dependiendo de sus fondos. a partir del segundo curso se impartía Dibujo para Sordo-mudos. también la carrera en la Escuela Municipal de Sordomudos y Ciegos. puesto que ambas. Institutrices. mayo 1891. La primera de ellas es que la mencionada clase. Estudios Normales de Magisterio y Música. Otra carrera era la de Taquigrafía.

su hermana Carmen Enríquez. La primera edición del libro se hizo en el año 1868. Alrededor de 1858 el matrimonio compuesto por Miguel Fernández-Cortacero y Oliver y Ascensión Hernández Rubio. Su trabajo fue muy apreciado en el ámbito local. Ediciones Giner. de los que sólo quedan siete. en 1857. pero sobre todo. Angustias Picó. presentó obra a diversas exposiciones de la ciudad. sobre todo por los retratos. deducimos que ambas clases destinada a la mujer coincidieron en la última década del siglo XIX655. ejemplo de ello es la solicitud de una profesora. hermanas e hijas de Francisco Enríquez. los trabajos realizados por ellas. en el Museo del Prado realizó copias de cuadros pintados por artistas célebres. de la que este matrimonio eran fundadores. a partir de la cual se trasladó a Madrid con su hermana Carmen. el papel de la mujer y la creatividad artístico-artesanal en el ámbito local. Madrid. Soledad Enríquez. solicitó Se ha contactado con la actual Escuela de Arte de Granada –anterior Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos-. profesor de la Escuela de Bellas Artes granadina. Un año después. sobre todo. 197-198. por lo que cree difícil que trabajemos en ese archivo. Independientemente de su labor como docente en la Clase de Señoritas de la Económica de Granada y en otros centros particulares. las alumnas. recogiéndose datos posteriores hasta casi finales de 1883. La mujer en la enseñanza de la Sociedad Económica A través de los fondos de la Real Sociedad Económica de Amigos del País. para analizar de primera mano. dos mujeres. Págs. etc. M. en malas condiciones. entre las que destaca las organizadas por el Liceo de los años 1839 y 1840. con un programa iconográfico concreto. quién en 1890.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX Al instalarse la Clase de señoritas en la Escuela de Bellas Artes. nos ha informado que documentación del siglo analizado habrá poca y. fue nombrada profesora ayudante en la Clase de dibujo para Señoritas en septiembre de 1856. 655 275 . las ayudas económicas para socorrer y fomentar la cultura local. 1975. para aprender y reforzar su aprendizaje artístico. en su sección de Bellas Artes. 656 OSSORIO BERNARD. entre otras actividades. Soledad Enríquez y Ferrer recibió una carta de aprecio en 1835 por la Sociedad Económica granadina. también fue nombrada profesora ayudante para la misma clase656. A la vez que tenía sus centros docentes. todos con destino a la Capilla del Sagrado Corazón.6. Tras hablar con su director José Manuel Fornieles Franco. para investigar la documentación y analizar la Clase de Señoritas: viendo las asignaturas. encontrándose en la parroquia de Alhendín657. 4. Galería biográfica de artistas españoles del siglo XIX. le encargaron una serie cuadros. vemos que en principio formaban parte del cuadro docente. la Sociedad Económica mantenía.

657 276 . 659 Ibídem. GALLEGO MORELL. con carácter de interinidad. posteriormente siguieron con la actividad pictórica. Documento 8. Págs. en 1897. nacida en 1873.7. Ante la solicitud del puesto de ayudante. y que contaban con muy pocos recursos. estaba la Clase de Caligrafía y Ortografía. 660 SANTOS MORENO. Escrito de Angustias Picó.C. a consecuencia de ello y según la propia profesora. Actas del Congreso Internacional Ganivet y el 98. a Francisca Garcés Moreno. Libro 4308. Escrito de José Aguilera. Apéndice Documental. Fondos Sociedad Económica de Amigos del País de Granada Libro 4308. Apéndice Documental. aunque pasados los años. Pintoras desvinculadas de la Clase de Señoritas Si hasta ahora hemos mostrado la situación de las jóvenes granadinas matriculadas en la Clase de Señoritas. Imp. dando paso a otras instituciones que le relevarían en su cometido. José. 131-141. Alhendín. que contaba con un importante número de alumnos matriculados. en ese caso de una profesora de Segunda Enseñanza659. 658 A.MENÚ SALIR Matilde Torres López una prestación por su trabajo como docente en una escuela gratuita. tampoco a la del Centro Artístico granadino. 4. Casi todas éstas jóvenes pertenecían a familias de la burguesía local. al cabo de los años la dejaron. Si las nociones básicas de la enseñanza artística era un buen complemento para la educación de las jóvenes. fue una de las jóvenes que no llegó a asistir a la clase específica para la mujer. pues sólo ellos podían pagar un profesor que fuera a darles clase a su domicilio. solicitaba ayuda de otro docente a la entidad. hermana de Ángel Ganivet. pues esa entidad no admitía a mujeres660. aunque desgraciadamente por una u otra razón.U. “Algunos datos de la familia de Ángel Ganivet”. Granada 7 de mayo de 1890. Granada 5 de enero de 1890. la Sociedad concedió la plaza. No hay documentación que verifique si fue concedida la ayuda solicitada. Documento 9. algunas de ellas.G. de todas formas. 2000. Historia y Arte. Isabel Ganivet García. Dentro de la enseñanza que ofrecía la Sociedad. pues el local y el material para la enseñanza ya los tenía658. eran desamparados que podían caer fácilmente en la delincuencia. La iglesia de Alhendín. Su aprendizaje en principio fue autodidacta. Mª Dolores. aunque con el paso de los años fuera perdiendo importancia. José Aguilera López. En el escrito se aprecia la situación de esos niños que vivían en barrios marginales. también las hubo que no asistieron a la misma. visitó junto a su hermana MOLINA VALERO. Miguel León. por lo que el profesor de dicha asignatura. Granada. el papel que jugó esa entidad en Granada fue importante en muchos aspectos. Antonio y SÁNCHEZ TRIGUEROS.

417-420. pues ambas tenían una edad que ya no era la adecuada para contraer matrimonio –tenían 25 y 31 años respectivamente-.). la única vía de crear un futuro para la mujer era el matrimonio y como alternativa. incluso pensó en matricularse en la Escuela Especial de Pintura. Isabel comenzó a recibir clases particulares. Pág. Otra pintora fue María de la Luz García-Duarte. era la celebrada en la ciudad con motivo de la festividad del Corpus en 1897. aunque de nuevo volvió a Granada donde contrajo matrimonio. presentando un Paisaje. 2000. Luz García-Duarte. La primera exposición en la que mostró su obra.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX María Josefa la ciudad de Helsingfors. Págs. realizado a carbón. además de asistir a las clases de Modelo del Centro Artístico de la ciudad. De vuelta a España al siguiente año y asentadas en Madrid. Colección particular. La visita de las hermanas Isabel y María Francisca a su hermano Ángel. 417. Lámina 35. Granada. quién le daría clases de pintura. 277 . nacida en Granada en 1878. Antonio (Eds. invitadas por su hermano Ángel. quién tuvo como profesor particular de pintura a Tomás Muñoz Lucena. por el que obtuvo una mención honorífica. colaborando con una pandereta pintada. En 1898 participó en la rifa organizada por el Liceo a beneficio de la guerra de Cuba. donde conoció y entabló amistad con la pintora finesa Hanna Rönnberg. otro Retrato de su hermano Ángel y varios Paisajes y rincones granadinos ejecutados a óleo. De nuevo apreciamos cómo en la mentalidad decimonónica. el convento. La obra de Isabel que aún perdura es un Retrato de su hermano Francisco. fue motivada sobre todo a partir de la muerte de la madre y de la idea de ambas hermanas de ingresar en un convento. Su hermano Natalio sí fue alumno de la Escuela de Bellas Artes de Granada. 661 Ibídem. entre los que se encuentra un cuadro titulado Vista del Carmen de los Mártires661. Nuestro jardín.

sí por ser la madre del escritor Francisco Ayala. por la que de nuevo recibió una mención honorífica. Mª. pasando los años de su infancia y juventud en la casa natal a la El cuadro realizado por Luz García-Duarte Un rincón de mi casa. hasta que lo tuvo que dejar. también se le conoce por Nuestro jardín.. 211-221. 663 SANTOS MORENO. El jardín de la casa del abuelo. titulados Recuerdos del Albaicín y Un rincón de mi casa. También realizó dibujos a tinta Lámina 36. 662 278 . organizada por el Ayuntamiento. “Granadinas olvidadas. ya que formó una amplia familia. Ediciones Alfar. por este último cuadro recibió una mención honorífica662. Colección particular. según ella. Burgos. escritor universal.. Sevilla. vivió hasta bien entrada la segunda mitad del siglo XX. quien la recuerda “. china y otro cuadro al óleo titulado Jardín de la casa del abuelo.). pues incluso después de contraer matrimonio siguió dibujando y fomentando la pintura en sus hijos. y un Retrato. Luz García-Duarte. muy a su pesar por la obligaciones domésticas. Dolores. María de la Luz siempre estuvo dispuesta a aprender y trabajar. En 1899 mostró obra en la Exposición de Bellas Artes e Industrias Artísticas. (Eds.”663. Francisco Ayala. 2001.MENÚ SALIR Matilde Torres López A la Exposición del Corpus organizada por el Ayuntamiento de la ciudad presentó dos cuadros realizados al óleo.. Manuel A. La pintora Aurelia Navarro. que aún habiendo nacido y formado como pintora en el siglo XIX. (Granada 27 de febrero de 1878 – Monasterio de las Huelgas. concediéndosele un diploma de tercera clase. Antonio y VÁZQUEZ MEDEL.pinta un florero o copia a nuestro perro dormido junto a la puerta. 1935) ”. Pág. En 1900 presentó a la Exposición del Corpus un cuadro titulado Eligiendo flores.. Nació en Granada en 1882. María de la Luz García-Duarte González. Esta pintora apenas si es conocida por sus obras. SÁNCHEZ TRIGUEROS.

que frecuentemente se celebraban en Madrid. Dos años después obtuvo en la Exposición Nacional de 1906. La General. con la presentación de su cuadro titulado Desnudo. Excma. Otras obras conocidas de ella RODRÍGUEZ TITOS. pues su padre al ver la popularidad y el acoso de la prensa. Todos esos éxitos de la joven pintora Lámina 37. 95. prohibiéndole que recibiera a los periodistas. que iba a ser beatificada. En los últimos años de su vida. las otras eran: Estudio y Retrato. vivió en el Convento de las Adoratrices. Animada por su posterior profesor. quedando reducida sólo. en esa ocasión el jurado estaba presidido por Francisco Pradilla. decidió seguir el ejemplo de ellos y participar en las Exposiciones Nacionales. En la Exposición de 1904. Una buena pintora. se la llevó a Granada. cuando sólo tenía 22 años. Fue ésta una de las tres obras presentadas por Aurelia Navarro. Aurelia Navarro decidió ante los acontecimientos. de Córdoba. 664 279 . 665 En su vida conventual siguió pintando. el pintor Tomás Muñoz Lucena –también maestro de Maria Luz García-Duarte. como al desarrollo de su arte. ingresar en una orden religiosa. la Madre Sacramento. 1906. en Madrid. Trabajó la temática religiosa y poco a poco. El cuadro se presentó en el Vaticano. Retrato de señorita. Realizó un gran retrato de la fundadora de la Orden. que otorgó a la joven la tercera medalla. Ese premio se le volvió a entregar en la Nacional de 1908. Se formó artísticamente con el maestro granadino Larrocha y fue pensionada por la Diputación Provincial granadina664. donde falleció el año 1968. Diputación Provincial de Granada. tanto a la popularidad. por desgracia una creatividad truncada. Pág. Edit. 1998. Fue destinada a Roma en el año 1933665.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX entrada del Generalife. Granada. otro premio con la obra Retrato de Señorita. serían negativos hasta el extremo de cortar su brillante y prometedora carrera artística. Aurelia Navarro. eligiendo las Adoratrices. Juan. pusieron toda clase de trabas y obstáculos. fue acabando su vocación y creatividad artística. una de las menciones honoríficas. Él y el resto de la familia.y motivada por sus compañeros Rodríguez Acosta y López Mezquita. Mujeres de Granada. obtuvo por su obra Sueño tranquilo. aunque ahí tendría otra clase de limitaciones. a hacer otras versiones de la fundadora o de temas del santoral. Creadora de una estética dirigida exclusivamente a la temática femenina.

MENÚ SALIR Matilde Torres López son: Niñas haciendo flores y Niña en el Carmen. 21-36. Mercedes y ZUERAS TORRENS. Pág. Pág. Coordinadores. Departamento de Historia del Arte. independientemente de las características de cada periodo reseñado. a través de los encargos. Excma. tenían carácter de festivo. 668 PALOMO DÍAZ. Lola. Nº XXIII. fueron una línea de promoción muy importante para los artistas y su obra. Las exposiciones realizadas en Granada en la segunda mitad del siglo. se plantearon como actividades internas. VALVERDE CANDIL. 429. fue la vía principal para el mercado artístico local. Francisco J. Boletín de Arte. “Las exposiciones de Bellas Artes celebradas en Granada y la prensa local (1839-1883)”. 4. también apoyadas como acontecimientos locales y que. Granada. también hizo una serie de Mujeres con mantones 666. “Las Exposiciones de Bellas Artes en Málaga 1843-1862”. Estos tres casos. Edit. Concursos y exposiciones de Bellas Artes Los certámenes artísticos y las exposiciones. Hay dos etapas en la actividad expositiva durante el siglo XIX granadino. 667 CAPARRÓS MASEGOSA. Catálogo. al coincidir con el Corpus. fueron asiduas. Diputación Provincial de Córdoba. son sólo un ejemplo de mujeres con inquietudes y capacidad artística que tuvieron que doblegarse y dejar su actividad. 1984. La primera se enmarca entre los años 1839 a 1883 y la segunda desde 1885 hasta 1899. El autor recoge en su artículo la gran 666 280 . pues el sistema de venta directa.8. Edita Universidad de Granada. Cuadernos de Arte de la Universidad de Granada. Edit. Págs. ante la presión y las obligaciones impuestas por la mentalidad de la sociedad en la que vivían. Córdoba. el Liceo667 y posteriormente la Escuela de Bellas Artes. Nº 18. se encuentran entre ellos algunos aspectos en común668. Málaga 1997. estando la capital en sexto lugar entre las ciudades que más frecuentemente convocaban esas muestras. Desde los inicios destaca la participación de un elevado número de pintoras provenientes de las clase media y alta de la sociedad. cuyo aprendizaje lo habían realizado en los talleres de pintores locales o en las clases gratuitas que para ellas habían implantado la Sociedad Económica de Amigos del País. Hay que destacar que dichas exposiciones. Francisco. Universidad de Málaga. 202. 1791-1891”. teniendo casi todas ellas como prioridad la familia o la reclusión en un convento. “Un siglo de pintura cordobesa. así como la captación de futuros clientes para los estudios particulares. que estaban financiadas y promovidas por las sociedades culturales existentes en la ciudad. Año 1992. 1992. ya que ejercían de escaparate para la muestra de su labor.

se entregaban premios a los participantes -diplomas de honor. fueron utilizadas para su lanzamiento por los artistas jóvenes. Barcelona y Valencia669. que igual que los reglamentos. detrás de las grandes capitales como Madrid. Edit. aunque hay que decir que el de los pintores fue el que mayor número de artistas reunió. ejemplo de la pintura local granadina decimonónica. era el de la elaboración.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX concretamente en el año 1892. Mientras que las de la segunda etapa. Pág. 281 . la recepción de las obras. También había muestras generales de Bellas Artes. estaban los paisajes. que en su principio coincidieron con las de temas industriales y agrícolas. los certámenes fueron organizados por diferentes entidades culturales granadinas como el Ayuntamiento. marinas. en noviembre de 1839. Destaca la edición de los catálogos. La primera exposición celebrada en la ciudad. Otro punto en común entre las dos etapas. que generalmente eran de formato pequeño. Publicaciones del Excmo. registra un total de 30 muestras. 669 PÉREZ MULET. antiguo Colegio de San Miguel. es que en la primera. también se realizaban de escultura. fueron organizadas casi exclusivamente por el Centro Artístico. Esos actos fueron poco a poco. Los concursos y exposiciones no fueron sólo de pintura. bodegones. generalizada especialmente en el segundo periodo. También en ese periodo. así como los premios y el jurado. 42. Córdoba. de mérito y de progreso-. las secciones. entre los que más se adquirían. de 1885 a 1899. 1983. Una diferencia muy a tener en cuenta entre esas dos etapas. dibujo y grabados. el Liceo Literario y Artístico y la Real Sociedad Económica de Amigos del País. contando con la ayuda económica de las instituciones locales o provinciales. religiosos y de género. de los reglamentos por los que se regían dichos certámenes: las condiciones de presentación. fue la realización de cuadros cuya temática era fomentada por las capas altas de la sociedad. Fernando. pues desde los años 1839 al 1899 (ambos inclusive). También las exposiciones. ya que iban adquiriendo prestigio con las obras presentadas y que siempre eran a gusto del público. Otra característica en común. La apertura se realizó en los salones de dicha entidad. una abundancia de temas costumbristas. se llevó a cabo con más frecuencia en la segunda etapa. retratos y flores. Como se puede apreciar. La pintura gaditana (1875-1931). y en ella se mostraban cantidad de exposiciones que se celebraron en la capital granadina en la centuria decimonónica. Ayuntamiento de Cádiz y Monte de Piedad y Caja de Ahorros de Córdoba. en aumento y la participación de los artistas cada vez mayor. fue con motivo de la inauguración del Liceo Artístico y Literario.

también a lápiz. tenía reminiscencia oriental. Hay que decir que el número de pintoras que participó en la muestra. se centraba en los paisajes. 2001. presentó dos lienzos cuya tema era oriental –como sabemos. el Liceo organizó una exposición a la que presentaron obra otro nutrido grupo de jóvenes mujeres671. y un Paisaje. La presencia de pintoras en esos certámenes y exposiciones. estaban formadas artísticamente en los estudios particulares de pintores locales o en las aulas de las clases gratuitas para señoritas que había en el Liceo o en la Real Sociedad Económica de Amigos del País. 89. La mayoría de las jóvenes que presentaban su trabajo. desde las primeras que se convocaron en la ciudad. que presentó un lienzo cuya temática era un Ramo de flores. Edit. fue muy elevado670. Granada. con motivo de la inauguración del Liceo Artístico y Literario. y su hermana Soledad. 671 Ibídem. era muy del gusto de la época-. también llevaron obra a la muestra. un Ramo de flores. Posteriormente las exposiciones organizadas por la Academia. flores y copias de temas religiosos realizados por grandes maestros. Isabel Andrés Dampierre. Aurora Pérez del Pulgar participó con una obra. Biblioteca de Humanidades. Ángeles Abarrategui presentó dos Cabezas. Artes Plásticas en la prensa granadina del siglo XIX. 282 . Pág. Págs. Universidad de Granada. también proyectos de alumnos de la Escuela de Bellas Artes y de un gran número de aficionados locales. Con ellas también participó María Luz Moreno. Un mes después. que presentó un cuadro ejecutado al pastel. a la oriental. En la exposición realizada por la misma entidad en febrero de 1840.MENÚ SALIR Matilde Torres López trabajos de pintura y de escultura. la sección de Bellas Artes estuvo instalada en los salones. Entre los artistas se encontraba la malagueña 670 CAPARRÓS MASEGOSA. Emilia Zayas llevó un cuadro realizado a lápiz. cuya decoración era de estilo renacentista. Carlota García envió un cuadro también a lápiz. sobre todo de retratos realizados al óleo y a la acuarela. bodegones. fue muy activa. destacaba la muestra de muy buenas obras. titulado Sibila y su hermana Soledad. coincidían con las que mostraba el propio Liceo. las composiciones cuya temática. Carlota García llevó un cuadro original y alegórico. La temática que mayoritariamente trabajaban. Encarnación Gerona y Matilde Vasco Calderón. realizado a lápiz. Carmen. En esa ocasión. Lola. Entre las jóvenes expositoras. se encontraban las hijas del director de pintura de la Academia. participó con dos cuadros pintados cuya técnica era la aguada. Dolores Gómez de Cádiz de Velasco. En esa ocasión Joaquina Conti. que mostró una Venus al óleo y una aguada. 89-90. Arte y Arqueología. Francisco Enríquez.

entre ellas una de San Bruno. Según Canovas. Vasco. exponía su obra mayoritariamente en los certámenes de la década de los años 40 del siglo XIX. Edit. 38-39. Artes Plásticas en la prensa granadina del siglo XIX. Apuntes para un diccionario de pintores malagueños del siglo XIX. original y varias copias de Santos. donde representaba a San Andrés672. cuadros cuya temática eran las flores. Entre las obras presentadas en ese mes. Lámina 38. Obra Socio-Cultural de Unicaja. un San Pablo al óleo. Edición facsímil. Iglesia de Alhendín. los artistas tuviesen tiempo de preparar sus composiciones y posterior envío. Pág. se encontraba un grupo de jóvenes pintoras que llevó. Granada. Soledad Enríquez. movilizándose entre ciudades. Para el mes de marzo del mismo año. Gerona y las hermanas Enríquez673. Pág. 1996. CÁNOVAS A. estaba prevista otra exposición artística organizada por el Liceo. Entre ellas estaban las señoritas Pelegrina. La Ascensión del Señor. Entre todos los expositores. La pintora rondeña. Cit. Real Academia de Bellas Artes de San Telmo.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX Josefa Milla. pero debido a la escasez de obras presentadas. 90. que era bordado y las obras de María Rosa Muñoz. 672 283 . 673 CAPARRÓS MASEGOSA. En el año 1840 presentó al Liceo de Granada un cuadro con San Andrés –según Caparrós Masegosa-. se decidió reducir el número anual de dichas muestras a tres. que llevó un lienzo ejecutado al óleo. sobre todo. Op. siempre con temas religiosos y según observamos. para mostrar su obra. para que de esa forma. se encontraba el cuadro de Narcisa Careaga. Málaga. Lola. de quién no se especifica la técnica utilizada. Reyes.

Mª. hubo varias aportaciones femeninas. En esa ocasión también llevaron obra. también en esa ocasión llevó un cuadro Dolores Timoner. de entre todos destacaba el lienzo presentado por Josefa Milla. y su hermano Francisco. Dpto. Entre la obra mostrada por los expositores.MENÚ SALIR Matilde Torres López Otra exposición de Bellas Artes. de Historia del Arte. Destacó el trabajo de Ramona Valera de Mesía. celebrada en julio de 1840. copia de una litografía de Rafael. La siguiente exposición de Bellas Artes del Liceo. en esa ocasión promovida por la Sociedad Económica de Amigos del País. director de Pintura de la Escuela de Bellas Artes de Granada. En la que presentó tres cuadros Mariana Sánchez Valverde de Alonso. pero entre ellos estaban los hermanos Enríquez: Soledad presentó un Retrato. que llevó una copia del San Bruno de la Cartuja. Universidad de Granada. Hubo pocos participantes. celebrada por el Liceo en 1840. cuyo tema eran ramos de flores. muy pocos fueron los participantes que decidieron llevar su obra y en esa ocasión no había ninguna mujer. entre un nutrido grupo de expositores. cuyo título era Una cepa. sólo estuvo una mujer. la entidad organizó una exposición que sería la última de un paréntesis en sus actividades expositivas. y su hermano Francisco también presentó dos cuadros. coincidieron en varias ocasiones. en el año 1848. llevó retratos y floreros. 674 284 . También Carmen y Soledad Enríquez674. su hermana Josefa. Pintura del siglo XIX en Granada. Ana Vázquez presentó un Salvador y Narcisa Careaga. mostró tres cuadros de temática religiosa. que siempre llevaba obra junto a su hermano Cristóbal. En la sección de dibujos realizados a lápiz. Carmen un Querubín. En la última muestra del año. fue en julio 1841. con motivo de la celebración del primer aniversario del Liceo. hay que mencionar a Florentina Novel y Josefa SANTOS MORENO. Hay que decir que varias de esas autoras. Soledad Enríquez. En noviembre de 1841. 1998. que presentó tres copias. Edit. llevando obras con su hermano. Págs. su padre Francisco Enríquez. quien presentó un lienzo de una Virgen. Dolores. Los dibujos realizados a lápiz fueron presentados. En la exposición de pinturas de 1849 y coincidiendo con las fiestas del Corpus. participó un mayor número de pintores. Arte y Sociedad. tuvo un elevado número de participantes y en ella se pudieron admirar muy buenos trabajos. 617-619. entre otros expositores. Cuando se reanudó la actividad expositiva. presentaban sus trabajos a las exposiciones a la vez que algunos miembros de la familia. Granada. por una de las hermanas Enríquez y Aurora del Pulgar. como es el caso de Aurora del Pulgar.

Otra participante fue Rita Linares a quien se le concedió también. mereciendo por la misma. Entre ellas estaba Narcisa Careaga que presentó cuatro copias y de quién se mencionaba lo siguiente: “manifiesta grandes disposiciones y no deja estancado el renombre de buena aficionada que ya hace tiempo posee con justicia”. En la Lámina 39. tanto de maestros extranjeros. En la sección de Pintura. Soledad Enríquez. alumnas de la Clase de Señoritas de la Sociedad Económica. en 1851. se organizó otra exposición pública de Bellas Artes Industriales. en la que no hay constancia que expusiera alguna mujer. Clementina Careaga participo con dos lienzos de Apóstoles y dos “bamboches”. presentó una copia de un San Marcos. como españoles. En sus salones se presentaron cuadros originales y copias.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX Dávila que presentaron copias. El Sagrado Corazón. Tras la muestra celebrada en 1849. una medalla de planta. se veían los adelantos conseguidos. En esa ocasión presentó dos copias y dos originales. Josefa Dávila presentó una Adoración. Eulalia Gerona. hubo un grupo bastante importante de jóvenes pintoras. en la que impartían clases varios profesores. La siguiente exposición de Bellas Artes fue la celebrada en 1857 y organizada por la Real Sociedad Económica. pues no llegaban a los dos cursos académicos. Dolores Figueras una obra de Jesús profanado por un 285 . ejecutadas con gran corrección en el dibujo y el color. mayoría de las jóvenes del grupo y a través de sus trabajos. Iglesia de Alhendín. Granada. Dos copias pequeñas presentó Carmen Laín. el título de socia de mérito. Carmen Enríquez presentó diferentes copias de la escuela granadina y tres retratos. en el poco tiempo que llevaban aprendiendo. La participación de artistas fue elevada y la temática era variada. Destacaba la obra presentada como original del retrato de su tío. además de objetos de lencería y sedería. Ana Vázquez llevó un Retrato de niño y una copia imitación de Ribera. una del Veronés y otra de Tiziano.

En 1862. promovido por el Ayuntamiento. concediéndoles menciones honoríficas a Rita del Valle y Carmen Sáez. quién llevó diez cuadros y era el presidente de la sección de Bellas Artes de la Real Sociedad y director de su Clase de Señoritas. 99. María Pérez. en esa muestra no hubo ninguna mujer. también mostraron obra los profesores de la Academia de Pintura de la Real Sociedad. entre ellos se encontraba Ginés Noguera.MENÚ SALIR Matilde Torres López judío. según ella. Op. con motivo de las fiestas del Corpus a la cual sólo podían llevarse cuadros con tema bíblico-religioso. En el año 1861 se celebró un certamen de pintura. Artes Plásticas en la prensa granadina del siglo XIX. 91-98. por confiar en personas incompetentes. Los premios que se entregaban. se concederían a tres ganadores676. Págs. Dolores García y Concepción Fernández. en la exposición convocada por la Real Sociedad. Meridional. El tema debía ser de carácter bíblico o religioso. 675 286 . en su número del mes de junio. Las obras seleccionadas quedarían en propiedad del Ayuntamiento. En 1859. entre otras. presentando un cuadro bordado. En octubre de 1862 y con motivo de la visita de Isabel II a la ciudad. aunque sin opción a premio. destacando la iniciativa tomada por la Real Sociedad de convocar los certámenes. la revista local de la época. Sí participó Carmen Gómez. Florentina Novel. de nuevo el Ayuntamiento convocó un certamen que coincidió con la Exposición de Pintura y Escultura preparada por la Sociedad Económica. la CAPARRÓS MASEGOSA. aprovechó la ocasión para hacer una crítica de la mala situación por la que estaba pasando la pintura y la escultura granadina. se premiaban con medalla de oro. Pág. con la cantidad anteriormente señalada. y la escasez de conocimientos críticos e históricos entre los artistas. una de ellas promovida por el Ayuntamiento. Cit. En ese certamen participaron mujeres. sobre la defectuosa organización de la Academia de Bella Artes y la ineficacia de su Escuela. Lola. con los cuales se decoraría la Plaza Bibrambla y los premios consistentes en mil quinientos reales y mención honorífica. consistían en medallas de oro y plata. 676 Ibídem. para colocarlas en la sala capitular. e iban destinados a los cuadros cuya temática fuera de historia y costumbrista. también para las fiestas del Corpus y del mismo año. Suponemos que seguían también el segundo y tercer premios. hubo dos exposiciones en la ciudad. Los retratos de Carlos III y de Isabel II. completaban el grupo de mujeres que participaron en esa exposición675. En la misma exposición.

invitando para que colaborase en su organización. de la Sociedad Económica de Amigos del País – concretamente en el año 1849-. y por el Liceo en 1867. en junio de 1876. Expusieron sus óleos y dibujos un grupo de pintoras. una de ellas El columpio. Pintura. obra antigua y gabinete de antigüedades. fue galardonada con medalla de plata. salvo la organizada en 1866 por la Real Sociedad Económica de Amigos del País. particularmente por parte de la prensa. Del artista malagueño Martínez del Rincón. lo que levantó polémica y desacuerdo. No hay datos sobre la concurrencia de mujeres expositoras. era la Exposición Regional de Bellas Artes y Provincial de Industria y Retrospectiva de Arte. en el que se establecía su división en tres secciones: Obra moderna. Carmen Sáez de Balluerca. Artes Plásticas en la prensa granadina del siglo XIX. Josefa Valera. cuyos antecedentes se encontraban en la que no se llegó a realizar en el año 1882. Emilio Ocón. La muestra se inauguró en junio. Fernanda Gavarre y Rita Linares. que pensaba que los premios se debían dar a los artistas locales. Tras un periodo sin convocar exposiciones. Cit. en el año 1872 la Comisión de Industria y Comercio del Ayuntamiento de la ciudad. José Gartner. Entre los participantes y dentro de la sección de Bellas Artes. que se quedó con la Clase de Señoritas. Arte y Comercio. concretamente con la inauguración del Centro Artístico y Literario. Abelarda Isern. entre los que se encontraban Adolfo Ocón –sobrino del marinista y profesor de la Escuela de Bellas Artes malagueña. Tras un paréntesis de cuatro años. entre otras. En 1883 se organizó otra exposición. entre las que destacaban Carmen Pardo. también envió dos Marinas. Lola. En 1880 se celebraron dos exposiciones. Tras estudiar el proyecto ésta realizó un informe y un reglamento para la gestión del evento. Escultura y Grabado. retomó la iniciativa de convocar una muestra. que fue premiada con medalla de oro. Al certamen se presentaron también artistas de otras provincias. La reina inauguró la muestra y entregó los premios en los salones de la Academia677.quién llevó una Marina del puerto de Málaga. pues como sabemos en la Escuela de la Academia de Bellas Artes de Nuestra Señora de las Angustias. en el que destacaron Josefa Medina. Págs. Marina. Carmen García y Josefa Herrera y Fantoni678. También la obra presentada por Adolfo Ocón. en los locales del ex convento de Santo Domingo. no se impartía clases para la mujer y en ese año ya se habían separado la Academia de Bellas Artes. Narcisa Careaga. destacan los malagueños. hubo un grupo de mujeres. La Real Sociedad convocó una exposición de Bellas Artes con las secciones de Dibujo. Op. 678 CAPARRÓS MASEGOSA. se reseñan dos obras. 105-108. la primera convocada por el Liceo y la otra organizada por la Sociedad Económica. Marquesa de Miravalle. a la Academia de Bellas Artes.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX Academia de Bellas Artes organizó la Exposición de Agricultura. Con respecto a los expositores de otras provincias. A partir de 1885 se inició una nueva etapa de actividad expositiva en Granada. 677 287 . Para el acto de En esa exposición ninguna mujer presentó obra.

también presentó varios cuadros a la exposición Provincial de Bellas Artes e Industrias Artísticas. contribuyendo de esa forma a mostrar la pintura granadina. en esos primeros años no hubo ninguna mujer entre los participantes. La última pintora. se criticaba y cuestionaba mucho más su trabajo. la Cuesta de Aceituneros y Calle del Albaicín. Las exposiciones celebradas posteriormente. así abrían no sólo mercado. aunque la mayoría vivieran de su arte o de la docencia. convocada por el Centro Artístico y apoyada por el Ayuntamiento granadino. De nuevo Amparo Pareja aparece en la relación de artistas en la exposición de 1894680. organizada por dicha entidad. adquirieron renombre y categoría. expusieron Concepción López y Trinidad Aceves. entre las que se adquirieron estaba el cuadro de Concepción Mejías Salvador. Como se ha mencionado en diversas ocasiones. en que de nuevo hay referencia de mujeres pintoras. que sería la primera de una productiva etapa. En la de 1893. También algunas mujeres salían de su ciudad para mostrar su labor. aparte de ver las nuevas tendencias o técnicas que utilizaban sus homólogos. fuera del ámbito local. debía ser muy buena. pues cada año concurrían más artistas. No importaba la categoría del autor. comprado por Rafael Hitos -agente de negocios. Otra artista que participó fue Concepción Mejías Salvador. realizándose hasta en doce ocasiones. concediéndosele el premio de tercera. no solamente de Granada. En la muestra se vendieron algunas obras de los artistas que allí expusieron. Gartner. ya que por supuesto. por supuesto que si la obra la presentaba una mujer. aunque el Centro. entre otros679.y otro de Amparo Pareja. que fue adquirido por uno de los muchos visitantes que pasaban por la ciudad. sino de otras provincias y en particular de Málaga. hasta 1897. convocada de nuevo por el Centro Artístico y Literario en 1891. se atrevían las que llevaban una extensa y buena trayectoria dentro de la creación artística. 679 288 . Elena Sanz presentó tres Bodegones. titulado La calle de San Juan. No sería hasta la Exposición Extraordinaria de Bellas Artes de 1890.MENÚ SALIR Matilde Torres López apertura de la entidad se organizó una muestra extraordinaria de Bellas Artes. que presentó una Flamenca tocando la guitarra. Sin embargo. suponemos que debían ser medio buenos. en esas ocasiones. sino también que se les conociese. presentando cuadros varios de los profesores de la Escuela de Bellas Artes. desde el año 1885. En la Exposición de Bellas Artes e Industrias Artísticas del año 1892. como Simonet. No sabemos cómo se seleccionaban o premiaban los trabajos expuestos. alumna de la clase del Centro Artístico. Muñoz Degraín y Muñoz Díaz. los pintores se movían entre las provincias para mostrar sus trabajos. sí contaba con una clase nocturna para las jóvenes. Amparo Pareja presentó una reproducción de las Torres de la Alhambra y el Acueducto que lleva al Molinillo de la Cañada. expuso varias obras más como la Callejuela de Zafra.

en su Salón de Bellas Artes y ante la perspectiva de que ninguna otra Lámina 40. diseñada por Pablo Loyzaga. 681 SAURET GUERRERO. Op. En la sección de Pintura se presentaron ciento veintiuna obras. se presentaron entre otros participantes. se prestó a colaborar con el Centro Artístico y Literario granadino. Ante eso. CAPARRÓS MASEGOSA. En esa ocasión. Entre las mujeres que expusieron estaban María Lapresa y Concepción López. Págs. Lola. Marina Aguilera que llevó una copia de un Ecce Homo y Ángeles Millán. Teresa. para dar mayor brillantez al certamen. 681-684. Como recuerdo de la muestra. en el patio de los locales del Centro Artístico y Literario de la Cuesta de Cuchilleros. Aurelia Navarro. Cabeza de joven. desde Málaga. Entre los artistas de la sección de Pintura. La Exposición de Pintura de 1898. pues se contaba con la ayuda del Círculo de Bellas Artes de Madrid. con tendencia modernista. el Círculo de Bellas Artes madrileño. fue la del año 1897. Artes Plásticas en la prensa granadina del siglo XIX. 131-136. El Defensor de Granada. Amparo Pareja mostró un tapiz. En dicha muestra. convocada por el Centro. entre otros. 1987. Málaga. El siglo XIX en la pintura malagueña. La siguiente exposición convocada por el Centro. asociación convocase el certamen de pintura de ese año. Universidad de Málaga. fue organizada por el periódico. Cit. celebrándose en esa ocasión. Págs. se les regaló una medalla conmemorativa.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX La Exposición de Bellas Artes e Industrias Artísticas de 1895. envió varias obras Enrique Jaraba681. La exposición de 1896. a los artistas expositores. pero el proyecto no siguió adelante. desde Madrid lo hacían Cecilio Plá y Enrique Casanovas. en el Salón de Quintas de las Casa Consistorial. se encontraba María Lapresa. La muestra se inauguró en junio. representando El rapto de Proserpina y dos Cabezas realizadas en barro. se celebró en junio. con una gran lista de artistas participantes. Edit. en un principio iba a ser de carácter nacional. 680 289 .

no sólo locales. lo que el autor veía con interés.. se cerraba la larga lista de las organizadas en la capital en el siglo XIX. hasta que por razones familiares 683 682 290 . Pág. debiendo ser respetada y reconocida su labor..Estos modernistas. Consejería de Cultura. exagerando el efecto de las tonalidades de color. y sin opción a premio la obra de Encarnación R. Amparo Pareja estaba entre ellos. cuestionando incluso la realidad del realismo.No ha producido otras discusiones entre el público que la muy justificada entre los modernistas. hasta ahora ni han mostrado una tendencia concreta ni han enseñado rumbos de otros. siempre entre los mejores. Con esa exposición.prueba de un modo convincente que la imitación de la realidad es y ha sido imposible en todas las esferas del arte y que el decantado realismo artístico es convencional y relativo”682. Edit.. Luz García Duarte. 45-50. ha hecho sus viajes a Granada y ha intimado con algunos de nuestros pintores y literatos. diploma de tercera clase a Amparo Pareja. sino del resto del país. de Robles Pozo. incluso siguió algunos años con su actividad pictórica. En mención honorífica. Mi ventana al mundo (Una antología). apreciándose en las muestras. El público discute y regaña. Vemos como esa artista era polifacética. impresionistas o como quieran llamarse desde que nuestro amigo Rusiñol. dentro de la agrupación a que pertenecen. En la sección de Escultura se entregó. pero lo verdaderamente raro es como se ha producido aquí esa tendencia modernista. AYALA. pues llegó incluso a trabajar la escultura. así como de las instituciones Ibídem. estaba Luz García Duarte683. Centro Andaluz de las Letras. Junta de Andalucía. pues la vemos en diferentes certámenes y diversos años. 2006.que apenas si transige con algunos hermosos efectos de luz en los cuadros de Almodóvar o con la valiente puesta de sol de Rodríguez-Acosta que digan lo que quieran los enemigos encarnizados del impresionismo es una brillante y atrevida nota de colo.MENÚ SALIR Matilde Torres López La última actividad artística realizada en el siglo fue la Exposición de Bellas Artes e Industrias Artísticas del año 1899. Francisco.. Como se observa en el artículo. organizada por el Ayuntamiento y promovida por personalidades vinculadas al arte.150. de nuevo. Págs. . por su cuadro Éxtasis. que se le entregaron a ocho participantes.. En la adjudicación de los diplomas de tercera clase. Málaga. y que nadie siga a Rusiñol en su romántico misticismo. las nuevas tendencias venían rompiendo con los esquemas anteriores. Según un artículo de la prensa: “ Una de las mejores en cuanto a pintura que se han organizado desde hace mucho tiempo en Granada.. que no pertenecían a la institución. expuso en varias ocasiones. la inquietud y el deseo de avance por parte de los artistas.

291 . que reactivaron y apoyaron las actividades artísticas. El Defensor de Granada. tuvo que dejar los pinceles.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX privadas -sobre todo. La Alambra.y las oficiales. entre ellos los periódicos: El Heraldo Granadino. el escritor Francisco Ayala. Del interés y de su labor ante el caballete nos la muestra claramente su hijo. También vemos la constante aportación de mujeres con sus obras a éstos eventos. críticas o convocatorias. 684 Con respecto a la información de las exposiciones artísticas celebradas en Granada a lo largo del siglo XIX. El Popular y La Publicidad. mediante artículos. hay que mencionar que la prensa local nos ha dejado una buena base de documentación. instaurando las bases a todo el acontecer cultural del posterior siglo XX684. deduciendo que el interés y la actividad femenina fueron bastante numerosas en el ámbito local granadino. con la que ha trabajado la profesora Caparrós Masegosa.

1986. Juan F. 15-29. Se diferenciaban varias zonas como la costera. Tartessos. “Configuración provincial”. encinas y alcornoques. Cádiz. Con la nueva configuración. que a su OJEDA. “La Provincia de Huelva en los siglos XIX y XX”. Edit. María Antonia. también nogales y cerezos. Huelva y su Provincia. más o menos con los límites que se le consignarían en 1833 y casi iguales a los actuales. Huelva. Tomo I. dificultaba en gran medida la proyección y ejecución de las reformas políticas y económicas.1. la organización del territorio nacional. tratando siempre de retomar de nuevo esos terrenos para adosarlos al ámbito onubense. pero el intento de cambiar esa situación ya se había iniciado en la Constitución de 1812. explotándose los sectores de la pesca y el agropecuario. en 1833 y mediante Real Decreto. aparece Huelva como provincia685. Tomo IV. Hasta prácticamente mediados de siglo. Historia Moderna y Contemporánea de la provincia de Huelva. que se arrastraron durante años. dejando para siempre su pertenencia a Sevilla. Págs. Fue en 1820. cuyo proceso iba en contradicción con la legislación del Antiguo Régimen por tanto. pero a su vez bastante heterogénea687. así en el año 1822 aplicaron provisionalmente el nuevo trazado.MENÚ SALIR Matilde Torres López 5. rigiéndose como una provincia con un gran potencial de recursos naturales. El Tiempo y las fuentes de su memoria. Ni que decir tiene que la decisión tomada tuvo sus muchas y negativas consecuencias para la nueva provincia. administrativa y socialmente. aunque no se llegó a concretar. 686 PEÑA GUERRERO. la parte de montaña y la baja o llanura. La idea del cambio administrativo era un elemento exclusivo de la mentalidad liberal. Como la mayoría de las provincias españolas. A partir de entonces y definiendo su espacio. 685 292 . Págs. Diputación Provincial de Huelva. Es a partir de entonces cuando comenzó a configurarse política. En la zona alta predominaban los castaños. Historia y sociedad A comienzos del siglo XIX. esas pretensiones se materializarían y desembocarían en las desamortizaciones686. Huelva se reconoce como una provincia del Estado español a partir de 1833. cuando de nuevo las Cortes gaditanas retomaron el tema de la racionalización administrativa. las actividades económicas eran las primarias. dejando en esa división a Sevilla los terrenos pertenecientes al Coto de Doñana y los colindantes a la aldea de El Rocio. Edic. se oficializó la división del territorio provincial. 26-34. HUELVA 5. Servicio de Archivos. 1995.

Op. a la que nos hemos referido. siendo esa actividad una de las más importantes en el aspecto económico para los pueblos de la zona. Huelva 2000. con casas encaladas de una sola planta y calles empedradas o terrizas. la poca densidad demográfica y el propio entramado e infraestructura hacía que más que una ciudad pareciese un pueblo grande. quedase en el mismo ámbito como productos de autoconsumo. Sebastián. 25. Cit. higueras. pero no sería hasta la década de 1870 cuando hubo una gran inversión en infraestructura. Págs.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX vez generaban una gran actividad ganadera. debido a la carencia o mal estado de las pocas redes viarias. vinos. No obstante y con toda esa riqueza. concretamente la porcina. pastos y cereales. El currículum oficial y sus primeros momentos en Huelva durante el siglo XIX. En el primer cuarto de siglo la capital contaba con un censo de unos 6. lo que conllevaba a que la producción provincial. 688 OJEDA. ya que con la masiva recogida de bellotas alimentaban a numerosas piaras de cerdos. por no mencionar las zonas de la sierra y las costeras que seguían siendo meros trazados de caminos. con la llegada de grandes compañía internacionales a la zona minera. a lo más que se podía llegar. Las dificultades orográficas y la falta de presupuestos estatales que mejorase esos caminos. salazones. que invirtieron en tramos ferroviarios para llevar el material desde las explotaciones a los puertos de embarque. Predominaban en ellas los olivos. carne de cerdo. La parte baja era propicia para frutales. Juan F. era a comerciar con las poblaciones limítrofes. A través de él se exportaban a otros puertos nacionales e internacionales los productos como el corcho. 168-199 687 293 . naranjos y limoneros. castañas. Las dificultades del transporte era uno de los mayores escollos. “Actividades humanas en el territorio”. viñas. garbanzos y semillas. que como en el siglo anterior. La escasa actividad y proyección comercial se realizaba a través de su puerto. Pág. sobre todo con la inauguración del ferrocarril688. agravaba la situación frenando así toda posibilidad de mejorar la agricultura. Edit. Casi a mitad de siglo aún no estaba bien acabado el camino que unía a Huelva con Sevilla. Servicio de Publicaciones.000 habitantes aproximadamente. Universidad de Huelva. seguía siendo la única vía de intercambio con la que contaba la provincia. de instalar industrias y sobre todo de comercializar. la provincia se encontraba en un lamentable estado de atraso y abandono. El primer proyecto de creación del ferrocarril en Huelva se realizó en 1857. Varios fueron los GONZÁLEZ LOSADA. aspecto que poco a poco iría cambiando. en igual o peor estado se encontraba el que la unía con Badajoz. aunque éste último no era suficiente para el consumo de la población.

las minas de Riotinto fueron una de las primeras en salir a subasta por ley del año 1870. Anteriormente la gestión y explotación de las minas había estado bajo la titularidad de la Corona. se produjo una desamortización del suelo. Entre sus muchos negocios se encontraban los de papelerías. A partir de la promulgación de las leyes. que pasó a ser gestionada por los gobernadores civiles. Jesús A. esos recursos primarios pasarían a ser bienes nacionales. Con la ejecución de ambas reformas. sombrillas. hasta mediados de la centuria fue casi inexistente. quién se reservaba la explotación de las más rentables. 294 . 53. al año siguiente. mayoritariamente contaba con una desahogada posición económica. que se ubicaban en la calle Concepción y sus alrededores. 2005. zapaterías. A partir de las leyes de 1849 y 1859. las consecuencias fueron muy positivas para Huelva. Pág. Próximo al último cuarto de siglo. Edit. Imprenta Jiménez. Con respecto a la actividad cultural. Pág. que sería el motor para desarrollar las actividades económicas y comerciales. Historia de España siglo XIX. sujetos a la libertad de mercado. La introducción de la prensa en Huelva. Ediciones Cátedra. por lo tanto. desembocaron en la explotación de los recursos mineros de la provincia. S. Ángel y MARTÍNEZ. 690 BAHAMONDE. Madrid. sobre todo con los yacimientos de Riotinto. la población se triplicó hasta llegar el nuevo siglo. eliminándose a consecuencia de ellas. siendo el tercero de vía estrecha de la península y el primero de la provincia el de el Buitrón a San Juan del Puerto. claro que hasta ejecutar esa legislación tuvieron que eliminar bastantes barreras burocráticas. ya que era el centro comercial onubense. Hasta llegar a ese momento de expansión se deben tener en cuenta varias circunstancias que. Juan Manuel. en el año 1873. mercerías e incluso estudios fotográficos689. 2003. L. en 1875 el de Riotinto y en 1889 el de Zafra. entre las que esta la de Río Tinto690. de abanicos. El ciudadano de finales del XIX que vivía en la capital. la potestad que sobre los yacimientos mineros tenía la monarquía.MENÚ SALIR Matilde Torres López creados. Otro punto muy importante en la expansión y comercialización de los yacimientos fue la descentralización de adjudicación de concesiones. 173. entre los que se encontraba un importante número de comerciantes de pequeños y medianos establecimientos. de forma particular en la comarca del 689 JALDÓN GÓMEZ. Debido a ese movimiento laboral. Tras un extenso proceso de desamortización de los suelos. finalmente. revirtiendo en el auge político y social. en 1871 se instalaría el de Tharsis. de dominio público y. Huelva. se comenzó a reactivar de forma especial con la industria minera. tiendas de comestibles.

Además como consecuencia de que los yacimientos de cobre de Gran Bretaña estaban casi agotados y los de cobre siciliano colapsados. se crearon círculos sociales y culturales. 62-64. Las grandes inversiones de entidades foráneas en la minería de Huelva. se construyeron hoteles y estaciones de ferrocarril. 97-112. en un sector económico colonizado y en el que la materia prima se exportaba sin apenas haber sido elaborada. que sustituyó paulatinamente al de gas693. Muchos fueron los yacimientos explotados como los de Riotinto. la de Tharsis y San Miguel Cooper Mines. 46-48.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX Andévalo691. a lo que se sumaba la necesidad de ingresos del Estado español. 692 PEÑA GUERRERO. siendo la clase alta muy 691 DÍAZ DEL OLMO. por no seguir con una extensa lista de compañías y sociedades que se instalaron en la comarca. Pág. las Ibarra y La Hispalense. Págs. las clases sociales se iban diferenciando cada vez más694. compañías comerciales. 693 JALDÓN GÓMEZ. Cit. Tomo I. Un importante acontecimiento en la ciudad fue la instalación de alumbrado eléctrico en 1896. mejorándose la situación con la instalación del agua corriente. 1986. que acabó cristalizándose en la venta de las Reales Minas de Riotinto en el año 1873 y el despegue de la minería de Huelva. Juan Manuel. y diversas las compañías que se asentaron para extraer el mineral en los años analizados. Tartessos. formándose varios estratos que en definitiva se reducían a dos. material eléctrico y sosa cáustica. Huelva y su provincia. 694 GONZÁLEZ LOSADA. Págs. Cádiz. además de la fundación de periódicos y teatros. Tharsis y La Zarza. entre las que mencionamos a la Compañía de Riotinto. Op. Págs. Sebastián. poderosa empresa que realizó una gran inversión. se dio un compendio de circunstancias que facilitó esa expansión y en la que se hicieron importantes inversiones de capitales nacionales. Con la llegada masiva de emigrantes a la capital. María Antonia. la convirtieron durante el último cuarto de siglo e incluso bien entrado el siguiente. “Las tres grandes unidades provinciales. todo eso reforzado por la gran demanda que otros países europeos hacían de materias primas minerales. Fernando. Cit. Op. por lo que no todos los fondos quedaban invertidos en la provincia692. Edic. Cit. sobre todo de la zona rural. Op. El Andévalo”. para seguir su proceso de industrialización y en el que necesitaban entre otros productos: fertilizantes químicos. estableciéndose en su suelo la Riotinto Company Limited. entre las nacionales la bilbaína Sociedad Anónima de Minas de Cala o las sevillanas Compañía de Minas Ferrocobrizas. 295 . secundada por otras entidades que invertían fuertes sumas de capital. Debido sobre todo a esa bonanza económica. 26.

creado en 1876 y el Círculo Mercantil y Agrícola. También estaba el Casino de Artesanos. que a su vez era una de las instituciones predilectas de las clases mercantiles de la ciudad. que en este caso concreto. 695 296 . entidad que en sus inicios había sido constituida con ideales ilustrados para mejorar la cultura e instrucción general del pueblo. entidad que de forma muy activa promovió las inquietudes culturales de la sociedad. Esta situación no se dio en la provincia de Huelva ya que dicha entidad se interesó más por las actividades económicas y mercantiles. como era el de fomentar y exaltar el descubrimiento de América y sobre todo la figura del almirante. tenía como objetivo el de perpetuar los intereses comunes y el afianzamiento del estatus de la clase alta. como se ha visto en otras provincias. aunque desde sus inicios tenía unos objetivos muy claros. fundado en 1861. El comportamiento clasista y endogámico. se tuvo que refundar en diversas ocasiones. de enseñar y beneficiar sobre todo a las clases obreras.MENÚ SALIR Matilde Torres López cerrada y sin posibilidad de introducirse en ella. A partir del último cuarto de siglo proliferaron entidades para el ocio y la cultura. del año 1863. se vio absorbida por la política caciquil que la utilizaba como a un instrumento más de gestión y poder695. estaría hasta bien entrada la siguiente centuria el Círculo de Instrucción Comercial. por el banquero Manuel Vázquez López. sobre todo económico. Heredero del Círculo Comercial. Creada en el año 1880 fue la Real Sociedad Colombina Onubense. pero debido a circunstancias adversas. inaugurado en 1888. tuvieron un importantísimo papel en la actividad social y sobre todo cultural y más concretamente en lo relacionada con el fomento de las Artes a lo largo del siglo XIX. dinámica que se mantuvo hasta bien entrada la siguiente centuria. Otra entidad cultural creada en la ciudad fue el Ateneo. tanto aquí. Industria y Navegación que fue fundada en el año 1886. así como la creación de certámenes Como hemos comprobado en el resto de las provincias. Creada en el año 1823 estaba la Sociedad Económica Onubense de Amigos del País. Otra de sus actividades era la conmemoración anual del descubrimiento. La otra y con mayor densidad era la clase popular. las Sociedades Económicas de Amigos del País de cada una de ellas. Con respecto a las entidades económicas más importantes y contemporánea de las anteriores estaba la Cámara de Comercio. además de estar creadas con la mentalidad ilustrada de la centuria anterior. dejando en este caso un hueco bastante profundo que de alguna forma se vio en la falta de fomento e interés por la pintura y las exposiciones de Bellas Artes. e igual que la anterior entidad decayó en sus actividades sociales y culturales para dejarse llevar por el entramado político. A su vez la ciudad estaba gobernada por personas que accedían al poder dependiendo de su alto nivel social. sin dejar atrás la política.

dependiendo de la época. además de promover el monumento a Colón en el monasterio de la Rábida. fue la creada en 1835 cuando Francisco de Gálvez y Palacios. La primera entidad tipográfica que se instaló en la capital. María Antonia. Si el objetivo de algunas de esas entidades era el de la integración de todas las clases sociales. A la entidad se le fueron agregando socios desde distintos ámbitos y países. pues en ellas estaban incluidos como socios personajes de las altas jerarquías y familias burguesas locales. de danzas y máscaras y todo un conjunto festivo que hacía que la sociedad participase de pleno en ellas. 190-194. además de ofertar unas programaciones culturales e intelectuales. que por su nivel eran otro obstáculo para las clases obreras. por lo que los trabajos había que llevarlos a imprimir a Sevilla. tanto en la capital. 297 . no hubo en Huelva ninguna imprenta. Hemos de reseñar que en esta ciudad fue muy prolífica la edición de periódicos y revistas de diversas ideologías. La Sociedad Colombina contó con más de cuatrocientos socios fundadores. y por consiguiente los primeros trabajos periodísticos. quién abrió su taller en la calle Concepción. encontrándose entre ellos lo mejor de la sociedad americana y española del momento696. con la conmemoración del cuarto centenario del descubrimiento. la instalación de un museo y de la biblioteca colombina. Págs. A principios del siglo XIX. lo que nos lleva a constatar que realmente esas asociaciones eran elitistas. que en algunas ocasiones tenían carácter de beneficencia. creado en 696 PEÑA GUERRERO. médicos y comerciantes. A partir de ahí y sobre todo en el último cuarto de siglo es cuando mayor auge tuvo la prensa onubense. banqueros.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX literarios. informando y denunciando sobre temas actuales de la sociedad. como en la provincia. entre los que se encontraban propietarios. funciones cívicoreligiosas y la organización de congresos. que pagaban mensualmente una cuota de cinco pesetas. industriales. Muy importante fue el papel desarrollado por la prensa. La asociación culminó su mayor proyecto en el año 1892. también se realizaban actividades teatrales. llegando a contabilizarse hasta 170 publicaciones periódicas en 25 años –algunas de ellas incluidas en el siglo XX-. procedente de Málaga y perteneciente a una familla dedicada a los trabajos tipográficos. Otras actividades festivas muy populares que se celebraban en la ciudad eran la fiesta del Corpus y las corridas de toros. Op. destacando en primer lugar el Boletín Oficial de Huelva. realmente apenas si lo llegaron a conseguir. por no decir las cuotas mensuales. Cit.

5. Servicio de Archivos. El primer centro escolar gratuito instalado en la capital fue creado en 1814. 1995. Cit. Según esos datos el índice de analfabetismo era muy elevado. 698 697 298 . Op.2. entre otros. Diputación Provincial de Huelva. la escolarización en la capital onubense y su provincia se encontraban en unos niveles muy bajos. Instituto de Patrimonio Histórico Español. Pero todavía a mediados de la centuria. que durante más de un siglo estuvo fomentado por las iniciativas privadas y dirigido mayoritariamente a que los alumnos fueran a trabajar a la administración o eligiesen la carrera eclesiástica. Págs.ni aconsejable que accediese al aprendizaje. en contraposición al sistema educativo anterior. AMADOR DE LOS RÍOS. Juan Manuel. situación que se venía arrastrando desde tiempos atrás. estando en 1835 entre un ochenta y un ochenta y seis por ciento699. Pág. 699 PEÑA GUERRERO. María Antonia. Dedicados a esa enseñanza existían 89 centros de los cuales 64 de ellos eran públicos y a su vez restringidos sólo para niños. fuera cual fuera su nivel social. base de la escolarización y con la idea de diversificar la enseñanza y hacerla llegar a todos. en cualquier tiempo y lugar. pues según escritores. de los que sólo 595 eran niñas. 173. el cerebro de la mujer era más débil que el de el hombre. fundado en el año 1884697. estaban el periódico La Provincia. Rodrigo. Había un escaso número de centros escolares y sobre todo era reducido el número de alumnos que a ellos asistían. Edit. creado en 1873 y el semanario La Pitorra. además de no ser necesario –según la mentalidad. Tomo IV. Diputación Provincial de Huelva. Huelva. 41-42. estaba recluida en el hogar o en la iglesia. “La Provincia de Huelva en los siglos XIX y XX”. En esas condiciones la mujer no leía ni escribía. Huelva. Huelva comenzó a adquirir personalidad propia.MENÚ SALIR Matilde Torres López 1838 y posteriormente. En contrapartida el analfabetismo en la mujer era muy elevado. Catálogo de los Monumentos Históricos y Artísticos de la provincia de Huelva. tanto en el ámbito político como en el administrativo y sobre todo y muy importante para su posterior marcha. En esta provincia el porcentaje de mujeres analfabetas era de dos tercios. en las que se contabilizaba un total de 4. Por esas fechas había unas 102 escuelas registradas. Págs. Ministerio de Educación y Cultura. El Tiempo y las fuentes de su memoria. clérigos y médicos. que cursaban la denominada escuela elemental completa. JALDÓN GÓMEZ. Edit. 1998. en el ámbito social y cultural698. Situación general de la educación Ya en el siglo XIX. Historia Moderna y Contemporánea de la provincia de Huelva.075 alumnos matriculados. pero no había otros donde seguir los estudios o grados superiores. 147-149.

no existió en esta provincia hasta entrados en el siglo XIX700. además de constatar la escasa afluencia de alumnos a las mismas. Esos principios se veían agravados por las instalaciones escolares que eran mínimas y en malas condiciones. la Ley Moyano. Págs. 1995. La reforma educativa de la II República: Huelva 19311936. de nuevo nos encontramos con los estereotipos sobre la educación de la mujer. sobre todo en las zonas rurales. Págs. 228-232. y siguiendo en el plano educativo. en la que religión y la moral iban unidas. 702 DOMÍNGUEZ DOMÍNGUEZ. pensando en su gran mayoría que la instrucción escolar no era necesaria para ellas701. Los últimos años del siglo. procediéndose como consecuencia al control ideológico de los maestros y al cierre de las Escuelas Normales. tanto en sus edificios como en el equipamiento. Edit. emanado de la corriente liberal heredada de la Constitución de 1812. Diputación Provincial de Huelva. Un momento crucial en la enseñanza fue la Ley de Instrucción Pública de 1857. con idea de crear una enseñanza pública gratuita y con esquemas de igualdad. Huelva. la centralidad y el sistema dual de enseñanza. sobre todo en el servicio de las familias extranjeras o adineradas. encontrase perversiones que no podría asimilar. Por lo tanto el estereotipo de mujer burguesa lectora. Historia Moderna y Contemporánea de la provincia de Huelva. a la vez que formaban la base de la propia enseñanza. quedó más en la teoría que en la práctica. Si a su vez era niña. también colaboraba en las tareas de la casa y en el cuidado de los hermanos menores. la situación estaba más clara. la educación que era una de las máximas del espíritu ilustrado del siglo anterior. 700 DE LARA RÓDENAS. 299 . Lo básico de esa ley fue la estructuración de la enseñanza en tres niveles. Así pues. a la vez que adquiría madurez con el Informe Quintana. Excma.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX por lo tanto era más fácil que. pues muchas familias contaban con la ayuda de los niños para trabajar. así como la gratuidad de la primaria. Edit. 701 En esta provincia. Consuelo. por lo tanto psicológica para hacer los mismos trabajos intelectuales que los varones. además de verse directamente afectada por los vaivenes políticos a lo largo de toda la centuria. El Tiempo y las fuentes de su memoria. Diputación Provincial de Huelva. la reglamentación del profesorado. a través de la lectura. 37-40. Servicio de Archivos. independientemente de que trabajase. Ni que decir tiene que anteriormente el Estado y la Iglesia formaban una estructura compacta. ya que desde muy temprana edad. potenciando a su vez a la enseñanza impartida por religiosos702. Huelva. la cual sólo servía para trabajar por cuenta ajena y en la familia. además de criar hijos y estar recluida al círculo privado. Tomo III. “Religiosidad y cultura en la Huelva Moderna”. sobre todo a partir del Concordato de 1851 con la Santa Sede. Manuel José. la gestión y organización de los centros. 1999. aduciéndose para ello y entre otras cuestiones la limitación física. estuvieron fuertemente marcados por el conservadurismo.

también tuvieron entre sus alumnas a niñas y jóvenes de clase acomodada. Según la autora la congregación de las religiosas del Santo Ángel. Págs. Supuestamente los índices de escolarización y alfabetización debieron mejorar a lo largo del tiempo. 704 PEÑA GUERRERO. 202-216. se vio fomentado por la política realizada por los municipios que entregaban subvenciones a las escuelas primarias pertenecientes a la Iglesia.P.000 ptas. 150-151. como también se las conocía. también se asentaron. además de un centro privado que estaba sostenido por un grupo de los principales capitalistas de la ciudad. Años 1874-75 y 76. En el año 1892 se habían instalado en la capital seis escuelas públicas –cuatro de niños y dos de niñas-. En 1875 y con motivo de haberse suprimido la cátedra de Agricultura en el mismo.. A Huelva llegaron en 1881. Cit. estaba ubicada en diversas capitales y grandes pueblos del territorio nacional. para la cual estipulaba un presupuesto de 2. Págs. Sesión del 17 de agosto de 1875. y tal fue su aceptación que en sólo tres años triplicaron el número de alumnas matriculadas en su centro703. para que impartiese esa materia. aludiendo que ninguna otra enseñanza sería tan útil.MENÚ SALIR Matilde Torres López Proliferaron los centros de enseñanza religiosa.H. Libro de Actas Nº 23. además de crear una comisión permanente para establecer la mencionada enseñanza y designar a los docentes. siendo bien recibidas por la sociedad. Se aprobó dicha propuesta concediendo la cantidad estipulada. Si básicamente estos centros educativos estaban previstos para la enseñanza de niñas pobres. 703 300 . instalándose primeramente en Cádiz y Sevilla.H. un colegio privado que a su vez estaba subvencionado por el Ayuntamiento. (Archivo Histórico Provincial de Huelva). y con idea de abaratar el coste proponía a un solo profesor. una escuela católica de niños y una escuela mixta protestante que estaba patrocinada por las compañías extranjeras mineras. entre otros establecimientos destinados a la enseñanza704. Unos meses DOMÍNGUEZ DOMÍNGUEZ. La llegada de las religiosas francesas se produjo aproximadamente a principio de la década de los años sesenta. En Andalucía se encontraban instalados cinco centros o casas de hermanas del Ángel de la Guarda. María Antonia. institución religiosa más antigua de la ciudad que se creó en un momento bastante propicio y en el que otras congregaciones religiosas dedicadas a la enseñanza. Op. En 1856 se creó el Instituto de Segunda Enseñanza que estuvo fomentado y sufragado por la Diputación. 705 A. un diputado proponía establecer la de Dibujo Lineal con los conocimientos de Aritmética y Geometría. Cit. Ese crecimiento de las órdenes religiosas. Op. ejemplo de ello fue la comunidad del Santo Ángel. en el cual se impartía primera y segunda enseñanza. también se debía fijar el sueldo y los materiales para la creación de la clase705. Consuelo.

301 . El año de 1859 marcó un hito para la enseñanza en la provincia. 709 HEREDIA FLORES. por lo que se llegó a dictar una orden ministerial en la cual se reconocía el derecho de la mujer a una enseñanza secundaria. creada en el Instituto de Segunda Enseñanza. las jóvenes tenían que pedir un permiso especial para asistir a las clases. Pág. A lo largo de su trayectoria la Escuela contaba con 706 707 Ibídem. era que dadas las costumbres. fuera suprimida como resultado del escaso número de jóvenes que en ella se matriculaba. quién tenía grandes aptitudes para la creación artística. Entre las asignaturas que se impartían en el centro estaba la de Dibujo. 345. que impartía la misma asignatura708. creándose la Escuela Normal de Maestros. De Congregación de San Felipe Neri a Instituto de Enseñanza Secundaria (1739-2002). Pág. Editorial Ágora.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX después se establecía la clase de Dibujo. natural de Bonares. en la que se formarían los futuros docentes según los planes establecidos a nivel nacional. con limitaciones. En los años del Sexenio Revolucionario comenzaron a aparecer casos de jóvenes matriculadas en los estudios de bachillerato y al ser éstos unos centros totalmente masculinos. en la cual cursaban buenos alumnos. Libro de Actas Nº 23. acabase sus estudios en Madrid o Sevilla. también como consecuencia de haberse creado ese mismo año la Escuela de Artes y Oficios en la ciudad. El primer caso se dio en esta ciudad en 1870. se le asignaba otra cantidad para la compra de ropa707. 113. Uno de los peligros que recogía el decreto. Libro de Actas Nº 24. nombrándose como catedrático de la misma a José Salcedo706. no había clase específica para la mujer. podían surgir inconvenientes al reunirse ambos sexos en los pasillos y las aulas709. pasados cuatro años la Diputación consideró oportuno que la cátedra de Dibujo. Años 1874-75 y 76. Sesión de 14 de diciembre de 1875. 708 Ibídem. ya que lo que se impartía en el Instituto era una enseñanza elemental. es más. Aunque la mencionada clase en sus inicios tuvo un relativo movimiento en el aspecto económico y de inscripciones de alumnos. Sesión 5 de marzo de 1876. Gaona. ya que debían estudiar de forma privada. aunque como era usual. Sesión de 4 de mayo de 1879. Años 1874-75 y 76. Málaga. Libro de Actas Nº 23. Ibídem. acudiendo sólo a los centros oficiales para los exámenes. En la apertura del Instituto de Segunda Enseñanza onubense. pues el propio director solicitaba a la Diputación una prórroga de subvención para que el discípulo Leonardo Quintero. Años 1877-78 y 79. posteriormente seguiría en otras. la ley no recogía nada al respecto sobre la presencia de las jóvenes a ese nivel de aprendizaje. 2002. A tal petición contestó la Diputación concediéndole una beca para la subsistencia y debido a su pobreza. Víctor M.

huérfana de padres y además tener a su cargo a dos hermanos menores que ella711. ya que cobraban una tercera parte menos. Años 1874-75 y 76. Universidad de Huelva. Por su parte tampoco hemos encontrado nada relacionado con la actividad artística ejecutada por la mujer. con la prensa y sobre todo con la política. 710 302 . ya que era ella la que tenía que sustentarla – igual que la de los varones-. A. como es el caso de Benancia Cañabates. 86.P. salvo raras excepciones en que maestros y maestras obtuvieron el superior. Aunque esa Escuela fuese masculina. Huelva 2000. (Archivo Municipal de Huelva). quién recogía noticias y artículos de diversas fuentes y las escribía en notas. Los Fondos Diego Díaz Hierro fueron legado al Archivo Municipal onubense por el profesor y cronista de la ciudad del mismo nombre. El currículum oficial y sus primeros momentos en Huelva durante el siglo XIX. A partir de ese año los sueldos se equipararían. Para poder ejercer de docentes estaba la posibilidad de opositar a las escuelas públicas. en concreto la de Sevilla. 9-10. pues había unas pruebas especiales para los exámenes que debían realizar las mujeres. Años 1874-75 y 76. Servicio de Publicaciones. La posibilidad de crear una Escuela Normal de Maestras en la ciudad estuvo analizándose por parte de la Diputación en el año 1898. La mayoría de los maestros que en ella se formaban tenían el título de la enseñanza elemental. Sebastián. En el ámbito cultural decimonónico de Huelva. como libros y cuadernos710. Págs. Libro de Actas Nº 23. Sí hay datos de jóvenes que exponían trabajos literarios. hasta 1883 la profesión de maestra estuvo peor pagada que la de sus homólogos varones. Respecto a la mujer. muchas de las maestras de enseñanza elemental. Periódico La Provincia del 6 de noviembre de 1898. fijándose la cantidad según el número de habitantes712. Edit. para que le permitiera seguir con los estudios y obtener la titulación de maestra elemental.MENÚ SALIR Matilde Torres López la ayuda económica de la Diputación que independientemente de costearla. Legajo 8.H. obtuvieron sus títulos en la misma. 711 Ibídem. En esa ocasión la pensión para costear los estudios le fue concedida al alumno Francisco Muriel García. quién solicitaba una pensión o ayuda económica por 5 ó 6 meses de duración. Libro de Actas Nº 23. Igual que para los varones. 713 A. pero en ésta como en otras ciudades no se llegaron a instaurar hasta la siguiente centuria713. Pág. se fomentaron las tertulias y veladas relacionadas con la literatura. de la que les correspondía a los maestros. Fondos Diego Díaz Hierro. o el acceso directo a las privadas.M. pero a nivel artístico se han encontrado pocos datos de esa actividad. En otras ocasiones las ayudas eran de material. 712 GONZÁLEZ LOSADA. la Diputación onubense también concedía ayudas a alumnas de magisterio.H. Sesión del 11 de abril de 1874. explicando en la solicitud que no podía costearlos por ser pobre. 32-33.H. por lo que suponemos que los autores aprendieron y se profesionalizaron en otras provincias. Sesión del 4 de mayo de 1876. también concedía pensiones a alumnos para sus estudios. Págs.

Palabra y memoria de mujeres”. Cit. Atenea. que generalmente era anónimo y bastante repetitivo en su temática. La expansión de la misma se sitúa a finales del reinado de Isabel II. 219-229. sino en el resto del país. que luchaban sobre todo por la implantación en todo el territorio nacional de escuelas para mujeres y niñas. ya que su objetivo era el de prepararlas intelectualmente y de esa forma llegar a una igualdad con el varón715. Al mencionar este tema. 715 714 303 . (Coord. entre las que fueron muy activas Málaga y Cádiz. Respecto a la situación cultural de la provincia. Los grabados y estampas de los siglos XVII y XVIII. no sólo en Huelva. RAMOS PALOMO. 5. tanto de la capital onubense como de los pueblos de su provincia. Dolores. y fue con la Revolución de 1868 cuando se legalizó. provenían sobre todo de Sevilla.3. al no haber talleres de imprenta en la ciudad. Op. creándose unos focos muy importantes de actuación714. A partir de entonces las organizaciones masónicas comenzaron a establecerse en las provincias. ésta no fue muy fructífera en Huelva en la centuria analizada. Los restos de la corriente barroca procedentes de siglos anteriores. 97-101. Estudios sobre la mujer. Sociedad Protectora de la Academia de Bellas Artes Según hemos comprobado respecto a la actividad y creación artística. Edit. se formaron grupos femeninos muy activos. “Femenino Plural. decorándose con ellos los centros públicos y muchos de los domicilios privados. La cultura oficial se manifestó a través de él con facilidad y eficacia. Las estampas estaban mayoritariamente fundamentadas en la temática mariana que eran sufragadas por las hermandades PEÑA GUERRERO. Concretamente fue en Huelva capital donde se instaló una de las primeras. consolidando sus formas a través de los gustos y la mentalidad de la población. pues aunque muchos de sus compañeros varones no veían bien la inclusión de éstas. María Antonia. que hubo relacionada con la masonería. mencionamos someramente la gran actividad. nos referimos concretamente al papel que la mujer tuvo dentro de la logia masónica. Págs. perduraron y siguieron a pesar de las tendencias vigentes y de las escuelas. en el año 1870. Págs.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX Con respecto a las exposiciones artísticas hemos echado en falta una documentación que hubiera arrojado más luz sobre los aspectos relacionados con esa actividad y así poder encontrar datos que constataran que hubo mujeres vinculadas al arte. creándose un arte más popular. Málaga 1994. los grabadores sevillanos inundaron de imágenes la capital y la provincia. Universidad de Málaga.). extendiéndose posteriormente al resto de las provincias.

para que en la ciudad se crease un centro destinado a la enseñanza artística. motivaron que la sociedad no demandase ese tipo de enseñanza. tras contactar con su Director Antonio García Gómez. 1995.no tuvo Academia de Bellas Artes. por un grupo de ciudadanos de alto nivel económico e intelectual y con inquietudes culturales. En Huelva no hubo un importante plantel de pintores que sentaran base para que posteriormente fueran seguidos por otras generaciones. Según hemos comprobado la actividad fue casi nula hasta el último cuarto de siglo. ni se solicitó la creación de la institución. El Tiempo y las fuentes de su memoria. pocos son los datos que hoy día se conocen. 372-387. el movimiento económico e industrial. 717 Al ser ésta una entidad privada. Servicio de Archivos. en los que se encuentran algunos datos en los presupuestos de gastos y en algunas solicitudes de ayuda económica por parte de la mencionada Academia. que eran las que aportaban mayor número de ingenieros y técnicos que planificaban la extracción de los minerales. Historia Moderna y Contemporánea de la provincia de Huelva. En esos últimos años del siglo XIX. promovió que un importante número de familias extranjeras se asentara en la capital y provincia. También ha sido importante contar con los fondos de Diego Díaz Hierro. Por lo tanto no se planteó. consecuencia de la explotación de las minas. unido a otras circunstancias. mayoritariamente de nacionalidad inglesa. también en el ámbito social y cultural. integrándose muchos de ellos entre los socios componentes de sociedades o entidades destinadas a tales actividades. aunque también se llegaron a importar de países extranjeros716. Hubo en la capital una Academia. apenas si hemos podido localizar documentación. salvo por las pequeñas referencias en los libros de Actas del Ayuntamiento y de la Diputación onubenses. nos explicaba que sólo tienen archivos desde 1985. Diputación Provincial de Huelva. Págs.MENÚ SALIR Matilde Torres López religiosas o los propios devotos. En el siglo XIX la ciudad de Huelva –junto a Almería. Debido al número de habitantes. Nos ha ayudado mucho en la recopilación de datos el periódico La Provincia. Esto nos lleva a pensar. sin saber si existe documentación anterior. sobre todo. Aunque existe la Escuela de Arte León Ortega en la actualidad. por supuesto DE LARA RÓDENAS. año en el que habían clases mixtas. a su economía y sobre todo a sus escasas inquietudes artísticas. de la cual carecía717. en que se reactivó la cultura y se instalaron entidades que más o menos promovían la formación y posterior creación artística. cronista de la ciudad y entre cuyos fondos. 716 304 . o donde se pueda encontrar. denominada Sociedad Protectora de la Academia de Bellas Artes. Por ello de forma muy directa influyeron en la promoción cultural y artística de las provincias donde se asentaban.”Religiosidad y cultura en la Huelva Moderna”. Tomo III. salvo que se creó en el año 1878. igual que en otras provincias. Edit. Manuel José. Huelva. que al contar con núcleos extranjeros había más apertura y no sólo a nivel económico. Ante esa carencia. que en algunos de sus números detalla la organización y actividades de esa entidad. Córdoba y Jaén. donados al Archivo Municipal de Huelva hemos encontrado información relativa al siglo XIX.

Guía Azul. Huelva. Como bien indica su actividad se gestionaba mediante una junta directiva.4. El mundo a tu aire. En septiembre mismo año. Sí que contó con una Escuela de Artes y Oficios. Microfilm. 718 305 . que a su vez se mantenía. Pág. 2. en la de Adorno y Modelado seis alumnos. con propósito de examinar y aprobar las cuentas económicas del curso INGELMO. rollo Nº 61. a la cual asistían tras salir de sus respectivos trabajos y en la que se matricularon 54 alumnos719. Madrid. se reunió la junta directiva de la Escuela. inicialmente. 719 A. cuando hubo una reactivación artística importante. Gaesa. 2003. se denominaba Sociedad Protectora de la Escuela de Artes y Oficios. en la de Dibujo de figura 31. además de algunos socios. También contaba el centro con una clase de Primeras Letras destinada a la enseñanza de adultos. con los fondos obtenidos de las cuotas mensuales de los propios socios y que paulatinamente fue aumentando con los aportes del la Diputación Provincial y sobre todo y a lo largo de su trayectoria. la hacen muy particular dentro de todas las analizadas en Andalucía a lo largo de las presente investigación. en los que se aprecian las cuentas de gastos e ingresos durante el curso escolar recién acabado de 1879-80. Instalación de la Escuela de Artes y Oficios Los inicios de la Escuela. son del año 1880.H. Fue a principio del siglo XX. que debido a sus circunstancias. Paloma. concretamente a partir de 1905. anteriormente denominada Academia de Bellas Artes.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX apenas si fue fomentada la promoción de la mujer dentro del campo artístico. que dependía de la Academia.M. Ángel y LEDRADO. Periódico La Provincia de 16 de julio de 1880. Archivo Municipal de Huelva. Respecto al alumnado y las asignaturas vemos que en la cátedra de Aritmética y Geometría había 17 alumnos. Los primeros datos conocidos de la Escuela. contabilizándose un total de 65 alumnos matriculados en ese curso. son lentos en el tiempo. así pues. en la de Dibujo lineal 10. 23-24. y sólo un alumno en la de Dibujo topográfico. compuesta por un director. encontrándose como punto de partida a la figura de Antonio de la Torre y su escuela de pintura718. pero poco a poco fueron asentándose y mejorando sus instalaciones. Edit. tres vocales y un secretario. Formada por un grupo de socios. no se ha encontrado a ninguna representante dentro de esa centuria. del Ayuntamiento de la ciudad. 5. así como el número de alumnos matriculados en los cursos posteriores y la organización de su plan de estudios. Págs.

además de indicar el lugar donde se encontraban y la posibilidad de adquirir otro local de alquiler para instalarse. 2. 2. ya que con sus cuotas mensuales se mantenía la enseñanza artística impartida en el centro.M. Apéndice Documental. Desde los inicios de la Academia se vinculó a la misma. resaltando el adelanto del alumnado723. Industria y Navegación de Huelva. la situación en ese momento era mejor ya que habían podido saldar todas las deudas. Pág. además de la compra de mobiliario y material para las aulas. Microfilm. el secretario de la misma enviaba un escrito para su publicación e información a los ciudadanos. El Presidente de la Sociedad Protectora de la Academia y de la Escuela de Artes y Oficios.M. rollo Nº 61. A. además de entregar menciones a dos alumnos más. persona muy conocida en las altas esferas locales. 722 A. También se informó de la publicación de la Memoria del curso académico de 1879-80 y de todo lo que se había realizado en él. A los tres se les asignó matrícula gratuita para el siguiente curso académico. Dibujo lineal y Dibujo de figura. ya que hasta entonces habían estado en uno prestado por el director del Colegio Colombino. de forma particular a los que tenían interés en matricularse en las asignaturas que en sus aulas se impartían.H. En el mismo acto se revisaron los trabajos de los alumnos que estaban en la asignatura de Adorno y Modelado. Periódico La Provincia del 20 de septiembre de 1880. así como de las reformas que se realizaron para acondicionarlo. Pág.H. Microfilm. tuvieron muy buenas relaciones con la prensa local. De la misma forma fueron revisando los trabajos de las asignaturas de Dibujo topográfico. era Manuel Vázquez López. que en sus inicios se había ofrecido a entregarles la Sociedad Económica Onubense de Amigos del País722. informándoles que si deseaban podían inscribirse como socios720. e incluso esperaban el ingreso de una cantidad. pues todas las actividades las recogía en su sección Crónica Local el periódico La Provincia. La Escuela. Periódico La Provincia del 8 de septiembre de 1880.MENÚ SALIR Matilde Torres López anterior A ese acto también se invitaba a los amantes de las Bellas Artes de la capital. Se explicó la decisión de alquilar otras instalaciones más céntricas. Era banquero y también creó en 1886 la Cámara de Comercio. no obstante. En septiembre. adjudicándole el primer premio de esa clase con un diploma al alumno Enrique Gómez. El tema de los socios era fundamental para la Escuela. Documento 1. rollo Nº 61. 721 720 306 . y concretamente los miembros de su junta directiva. se informó sobre la situación de la Escuela. En la Memoria del curso académico de 1879-80. También se recordaron los inicios de la Escuela y las dificultades económicas por las que pasó721. fomentando entre otros personajes onubenses la enseñanza artística.

H. relacionado con la idea de extender la enseñanza a todas las clases sociales.M. Cuenta además ésta con adelantadísimos discípulos que prometen muchísimo y que si las facilidades para el estudio que ella les proporciona.. Dibujo lineal. Tras ese escrito. saber leer y escribir y pagar por derechos de matrícula. Aunque el periódico se refiera en su artículo a la Academia de Bellas Artes. 725 A. Periódico La Provincia del 22 de septiembre de 1881. se hizo entrega de premios a los alumnos más aventajados de la clase de adultos de la Escuela.H.. Microfilm. con el objetivo de que los artesanos y jornaleros pudieran adquirir la instrucción que no tuvieron en su infancia y. en la que se impartiría la Enseñanza Primaria. Tenían preferencia de matrícula los alumnos que ya habían asistido a clases durante el curso anterior y sobre todo aquellos que habían obtenido buenas notas en los exámenes finales. mayor fue nuestra satisfacción al recorrer los departamentos de las diversas clases y ver todos los lugares ocupados por una multitud de jóvenes estudiosos. se refiere a la Escuela de Artes y Oficios. tal vez con instalaciones más grandes o incluso más céntricas.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX Se informaba que desde el 20 de septiembre hasta el 1 de octubre. y en la clase de Matemáticas A. 1. Por lo pronto sabemos de tres jóvenes que se hallan colocados sólo en virtud de los conocimientos de dibujo adquiridos en la citada Academia. En noviembre de 1881. También se informaba del proyecto que tenía la Escuela. con una conveniente remuneración. Pág. por lo que se estaba buscando un local donde establecer las clase destinada a los adultos. rollo Nº 62. porque aparte de la cultura general que se extiende muchos individuos podrán mejorar su situación encontrando donde aplicar. el importe de cinco pesetas. rollo Nº 62. los conocimientos adquiridos. Para los que se inscribían por primera vez era indispensable haber cumplido diez años. reseñando el periódico La Provincia lo siguiente: “. no hubiera quizás encontrado medios para desarrollar sus facultades”725. estaría abierta la matrícula para inscribirse en las asignaturas de Aritmética y Geometría. Esa clase sabemos que estaba instaurada desde la creación de la Escuela y posteriormente seguiría.M. 2. Periódico La Provincia del 16 de junio de 1881. Dibujo de figura. la redacción del periódico comentaba: “Por nuestra parte añadiremos que la Academia de Bellas Artes . Microfilm. con esta nota entendemos que se referían a un cambio de lugar.Si gratos nos fue ser testigos de tan modesta solemnidad. 724 723 307 . Dibujo de adorno y modelado y Dibujo topográfico. que a causa de sus ocupaciones diarias no tenían otro horario724. que a su vez estaba promovida por la Academia. se halla en una situación próspera y ya se empieza a ver ejemplos de los beneficios que dicha institución está llamada a derramar en Huelva. Pág.

se reunieron en sesión extraordinaria los socios. refundiéndose a su vez la Escuela que ellos sufragaban. Ibídem.. Dado el alto coste que se debía pagar por mantener el centro. se debían preparar otras instalaciones y mejorar el material existente. Con la creación de la misma y el elevado número de matriculas. Periódico La Provincia de 10 de noviembre de 1881. 3. 727 726 308 .MENÚ SALIR Matilde Torres López muy pequeña por tantos alumnos. con la idea de inaugurar en poco tiempo las asignaturas nuevas y la ampliación del centro727. para que así colaborase en los gastos de la enseñanza que en ell se impartía. En esa ocasión la Diputación acordó pasar el escrito a una comisión. además de recordar la anualidad que el consistorio tenía A. Microfilm. también solicitaba a la Diputación Provincial en el año 1883. Efectivamente. 729 A. para que se estudiase la viabilidad de dicha petición729. figuraban varios adultos. que se consignase una cantidad anual a favor de la misma.”726. rollo Nº 62. A comienzos del curso 1888-89 y cubierto el cupo de alumnos matriculados. En el curso académico de 1881-82 y con el afianzamiento de la Escuela en la capital. tras esgrimir la situación económica un tanto precaria de la misma. poco a poco y al crearse la Escuela de Artes y Oficios. Para aumentar el número de matrículas. era Senador del Reino. Si la Escuela sufragaba sus gastos gracias a las cuotas. acordando por unanimidad que en lo sucesivo prestarían el mismo apoyo a la Escuela de Artes y Oficios que se instauró ese mismo día en la ciudad. Periódico La Provincia del 8 de noviembre de 1881. 728 A. rollo Nº 62. Pág. El presidente de la Sociedad Protectora Manuel Vázquez López. 2. Libro de Actas Nº 26. el presidente de la Sociedad Protectora de la Escuela de Artes y Oficios de Huelva. también en Huelva se instauró la Escuela de Artes y Oficios. Manuel Vázquez López. se decidió establecer nuevas clases. 3. trabajadores los más de los talleres de Rio Tinto. pues con los ingresos de las cuotas se podrían sufragar.P. para solicitar su colaboración. los nuevos costes728.M. Sesión del 3 de noviembre de 1883. además de ser uno de los personajes más notables de la ciudad. igual que en otras ciudades del territorio nacional.H. solicitaba del Ayuntamiento una partida económica del curso anterior.H. Por ese motivo se hacía un llamamiento a la sociedad onubense en general.. Pág. comenzó a tener ayuda económica por parte del Ayuntamiento.H.M. que aún no le había sido abonada. entre todos. Microfilm. además de nuevas asignaturas. Pág. así como alquilar la casa colindante a la Escuela establecida.H. suponiendo con esas inversiones un mayor desembolso. Años de 1883-84 y 85. el director.

pues independientemente 730 A.I. Legajo 7.M. Fondos Diego Díaz Hierro.M. Un artículo de 1893 resalta la labor que realizaba la Escuela de Artes y Oficios. sabemos que en el año 1895 se abrió en la Escuela de Artes y Oficios. así en más de una ocasión el presidente de la Sociedad Onubense de Artes y Oficios. Nº 88. Apéndice Documental. (Oficios y Minutas. labor que llevaban realizando sin retribución económica desde muchos años antes. una serie de reformas con el objetivo de mejorar las instalaciones y tener cubierto el cupo de matrículas733. aclarando que en su próximo viaje a Madrid realizaría gestiones con los responsables del Ministerio de Fomento. Fondos Diego Díaz Hierro.M. cuya labor. Las subvenciones de la corporación se hicieron estables con el paso de los años. Ruego a V. No sería hasta el curso de 1897-98 cuando se realizaron en el centro de enseñanza. entre otras cosas. octubre 1888). pero casi siempre llegaban tarde. explicando. tras una visita hecha por un redactor del periódico. era muy importante y la subida debía ser lo más grande posible. 733 A. 732 A. además de informar que recientemente había visitado el mencionado centro el gobernador provincial. con cargo a subvención o auxilio de esta Sociedad para atender los gastos de la Escuela de Artes y Oficios que cada día son mayores por el desarrollo que va tomando. Fondos Diego Díaz Hierro. Legajo 7. Salvador Montero.H. vía informática. Págs.000 ptas. 309 . Documento 2.H. 731 A. que la docencia impartida a los alumnos era aplicada de forma desinteresada por los profesores de la misma. se digne dar las órdenes oportunas para que se pueda hacer efectiva dicha cantidad”731. 2-3.H. correspondiente al ejercicio de 1888-89 una partida de 2.H. para conseguir subvención como tenían otras Escuelas análogas732. También solicitaba la construcción de un nuevo edificio para la instalación de la Escuela. tenía que seguir reclamando al alcalde de la ciudad las cantidades pendientes de cobro: “Constando a esta Sociedad existe consignada en el presupuesto ordinario de esa municipalidad. Documentación enviada por los responsables del Archivo. Escrito del 31 de enero de 1889. En 1899. Periódico La Provincia de 6 de octubre de 1897. Legajo 7.M. según un responsable del consistorio. una clase específica para la formación artística y artesanal de Señoritas. el Ayuntamiento acordaba una subida a la subvención que durante años estaba concediendo a la Escuela. Escrito de la Sociedad Onubense de Artes y Oficios del 6 de octubre de 1888. Aunque no exista más documentación que nos muestre los proyectos y peripecias por los que pasó antes de su inauguración. Periódico La Provincia de 10 de octubre de 1893.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX asignadas para el sostenimiento de la Escuela730.

Rufo que era el director del Colegio Colombino736. 310 . Legajo 7.H.M. pues la prensa local hace referencia a los retratos y otros trabajos de dibujo. hasta finales del siglo. Picazo el de Ornamentación y Modelado735. Fondos Diego Díaz Hierro. En 1898 un profesor. 2. contaba con las asignaturas de Aritmética y Geometría. En el curso de 1895-96. y en ese año los profesores que la impartían eran Adrián García y Francisco Jurado. Los profesores que impartían esas clases eran José Gallego Paz quién impartía las clases de Matemáticas. Dibujo de Adorno y Modelado.H. Planes de Estudio El plan de estudios de la denominada Academia de Bellas Artes y posteriormente Escuela de Artes y Oficios. Dibujo de Figura. para que aprendieran y aplicaran esos 734 735 A. las clases de Dibujo del Natural en primero y segundo año. quitaba a mucha juventud de tentaciones que había en la calle y sobre todo de caer en la ociosidad734.M. que primeramente se impartió en la denominada Academia de Bellas Artes y con posterioridad en la Escuela de Artes y Oficios. Legajo 7. posiblemente en una exposición. 3. Realmente hubo poca motivación y resultados en la posterior proyección de artistas locales y llegados a este punto. A. Fondos Diego Díaz Hierro. tampoco hubo una enseñanza artística destinada a la mujer. En la clase de Matemáticas los docentes eran Antonio García García. Pág. 736 A. pero sobre todo del Ayuntamiento.M. Dibujo Lineal y Dibujo Topográfico. José Redondo Vélez responsable de Dibujo de Figura. pero en ese momento no tenía vinculación con la misma737. realizados a lápiz por ese docente. del que sólo tenemos referencia como Sr. rollo Nº 62. creado como la Sociedad Protectora Onubense de las Bellas Artes y que poco a poco fue contando con subvenciones de la Diputación Provincial. Periódico La Provincia de 10 de noviembre de 1881. Nieto mostró parte de su obra.H. Hemos comprobado en puntos anteriores la trayectoria y las vicisitudes por las que pasó la enseñanza artística en esta provincia y en esa centuria. Periódico La Provincia del 28 de septiembre de 1899.4. Pág. Se indica que fue profesor de la Escuela de Artes y Oficios de la ciudad. José Salcedo Mesonero era el profesor de Dibujo Lineal y Antonio J.MENÚ SALIR Matilde Torres López de su actividad en la enseñanza. Microfilm. Periódico La Provincia de 22 de diciembre de 1895. eran las que más alumnos tenía matriculados. 5. profesor del Instituto Provincial y José E. fomentada y gestionada desde sus inicios por un grupo de la elite local.1.

. Legajo 7..En la Clase de Dibujo Natural y aplicación para las labores propias del bello sexo. Periódico La Provincia de 22 de diciembre de 1895.M. Legajo 5. Como se aprecia en el texto. asisten gran número de Señoritas. ya que siempre estaba canalizada a las labores propias femeninas 311 . en concreto en la Escuela de Artes y Oficios. Pág.738.M. como lo prueban los trabajos que llevan hechos”. de la existencia de la Clase de Señoritas “. 737 738 A.H. una enseñanza artística con señales evidentes de diferenciación respecto a sus compañeros varones. Apenas si hay documentación que certifique que la enseñanza destinada a la mujer. La Provincia 18 de octubre de 1898. todas muy aplicadas. estuvo vigente en la capital a partir de 1895. 3. con notable adelanto varias de ellas.H. Fondos Diego Díaz Hierro. Fondos Diego Díaz Hierro. Sólo tenemos datos a través de un artículo de prensa. además de las asignaturas que en ella se impartían y todo lo que pudiera facilitarnos conocer la dinámica de la misma y su trascendencia en la sociedad.. Pero por desgracia no se ha encontrado nada más que nos hubiese posibilitado conocer el número de alumnas que estaban matriculadas en esa clase. como en el resto de las provincias andaluzas. A.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX conocimientos adquiridos y ganarse la vida mediante la docencia o para mostrar sus obras en concursos y exposiciones.. la mencionada clase destinada a la mujer también tuvo.

formándose como resultado de todo ello el propio Lámina 41. Los comienzos del siglo XIX en Jaén. Málaga. estuvieron marcados como en el resto de las provincias por los hechos bélicos acontecidos. sociales. la zona montañosa y la depresión del río Guadalquivir739. hacen que se distingan unas connotaciones muy características. culturales y artísticas. Vidriera. José Mª. Historia y sociedad Cuando en 1833 se cambió la organización administrativa y territorial de España. 2001. que incluso enmarcándose en la tónica general nacional. se formó esta provincia con doce partidos judiciales. siendo Jaén la capital y cabecera de uno de ellos. Págs. Escuela de Arte de Jaén. las 739 SÁNCHEZ LOZANO. La gran pendiente orográfica existente hace que haya una gran diferencia entre el valle y la sierra. 312 .MENÚ SALIR Matilde Torres López 6. Editorial Sarriá. JAÉN 6. En esta provincia se aprecia claramente dos etapas bien diferenciadas en la centuria: la primera que ocupa hasta mediados del siglo y fue bastante crítica debido sobre todo a las revueltas. 5-12. pero hemos de trabajar con unas particulares condiciones económicas.1. políticas. Breve Historia de Jaén. carácter de la población.

Edit. 1983. Diputación Provincial. dominio que ocupaba una gran extensión del territorio. Págs. Concretamente en esta provincia casi la mitad del terreno para explotaciones agrarias. Pág. Mª. haciendo de Jaén la primera provincia productora de aceite de oliva del país741. Jaén. Pág. Op. Instituto de Estudios jiennenses. Excma. útil para los curtidos y los tintes. Felipa. 1989. estando la mayor parte de las tierras en manos de pocas familias. La Real Sociedad Económica de Amigos del País de Jaén (17861861). sobrepasando a la de los cereales. Cit. en amplio contraste con los destinados a la vid. 743 SÁNCHEZ SALAZAR. cabecera de la comarca olivarera más representativa742. En el aspecto económico. “Las actividades económicas”. Mayoritariamente la población vivía de la agricultura. Colección Nuestra Andalucía. Tomo III. de quienes tenían mejor economía y podía acceder a las compras que se realizaban. pero como es sabido. la grana. Edit. además del pastel. 620-622. lana y algodón. A partir de la segunda mitad del siglo se multiplicaron las plantaciones alcanzando proporciones de monocultivo. 740 313 . Se cultivaba grandes extensiones de cereales. cuya técnica estaba totalmente anquilosada. Andalucía. pero uno de los problemas añadidos a la agricultura y por tanto al comercio local. destinado el mayor número de terreno a cultivos de secano y una pequeña parte a los de regadío. Parecía que esa situación iba a cambiar con las desamortizaciones. 741 CÓZAR VALERO. 742 ARTILLO GONZÁLEZ. cerezos e higos. Cit. 612. Tomo II. mientras el resto. Granada. 870-871. El sistema de propiedad de las tierras. “Jaén en la época Contemporánea (1808-1987)”. en la segunda mitad ya hubo atisbos de mejora. Andalucía. Nuestra Andalucía. también el almendro y sobre todo el olivo. apenas si sobrevivía. su estructura estaba centrada básicamente en la agricultura y poco más. Edit. dependiendo además de las condiciones meteorológicas y a partir de ellas obtener buenos o malos resultados744. el desarrollo del olivar abarcó toda la provincia. de la que vivía una buena parte de la ciudad se deterioró hasta perderse743. por lo que los índices de productividad eran muy bajos. 1989. entonces toda esa infraestructura destinada a la creación y teñido de los tejidos. 55-68. Granada. todos muy estimados para los tintes finos de seda. Julio. Enriqueta y RODRÍGUEZ MARTÍNEZ. Op. Julio. Julio. estaba repartido entre ARTILLO GONZÁLEZ. pero fue Martos. fue cuando se comenzó a introducir el añil y la cochinilla de Indias. 617. ya que el latifundismo era el sistema predominante. Págs. Francisco. 744 ARTILLO GONZÁLEZ. En las tierras más fértiles se sembraban hortalizas y frutos como el granado. En las zonas llanas crecía el zumaque. con el crecimiento demográfico y la expansión social740.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX epidemias y las malas cosechas. mantenía un gran contraste entre la burguesía y las clases populares. las riquezas sólo cambiaron de dueños. la gualda y la rubia. Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Págs.

que a su vez agilizara los envíos y recepción de mercancía. En cuanto a la ganadería. Uno de los pocos movimientos del comercio se realizaban en las ferias anuales. en la que se promovía la creación de escuelas para fomentar la tecnología en el campo. También y durante un corto espacio de tiempo. 314 . algunos contemporáneos se cuestionaban y preguntaban sobre la situación tan calamitosa que tenían las provincias del interior. Con ese panorama. José Mª. aportando fama a la provincia. a la vez que se empeoraba la situación con la incursión de los lobos Respecto al comercio. el cáñamo y el hierro. el ayuntamiento de la ciudad invirtió en infraestructuras para experimentar y aprovechar mejor los recursos agrícolas.MENÚ SALIR Matilde Torres López veintidós propietarios745. así como el comercio y la industria. 76. que a su vez reforzara las actividades comerciales en la ciudad. mediante la gestión oficial. pero de forma especial el ganado. hay que decir que Jaén no tuvo una extensa cabaña. De las pocas exportaciones que se realizaban. celebradas en los meses de agosto y de octubre y en cuyas transacciones se cambiada casi de todo. empeoradas por el bandolerismo existente en la zona. Los agricultores seguían manteniendo el sistema de cultivo tradicional. pues a mediados de siglo se implantó una Real Orden. Op. tanto en las técnicas. como consecuencia de la siembra de morera. todo ello fue un cúmulo de situaciones que la llevó al estancamiento. no contó con un gran desarrollo. Por otra parte el sector privado. era el resultado de los productos agrícolas primarios. Pág. al contrario fue deficiente y con problemas no solucionados que provenían de centurias anteriores. enfrentándose ganaderos y agricultores. con algunos latifundistas sí tomaron la iniciativa para modernizar las explotaciones. En ese ámbito. que frecuentemente eran roturados o aprovechados para otras utilidades.. Una de las dificultades que tenía esta provincia era las malas condiciones de sus vías de comunicación. minimizando de esa forma la rentabilidad de sus campos. Cit. aduciendo 745 SÁNCHEZ LOZANO. la industria de la seda fue muy importante. como en los sembrados. como la transformación de la aceituna y del trigo. La escasa industria. además de los objetos coloniales provenientes de América. en contrapartida se debían conseguir otros artículos como la madera. en parte debido a que no existían las condiciones necesarias para que permitiera la inversión y posterior aprovechamiento en la agricultura y la industria. como era la lucha por terrenos para pastos del ganado. la del gremio del textil era la más activa.

ya que desde prácticamente el siglo XVI. la de Martos. proyectándose además el ensanche que uniría la estación con el centro urbano. A finales de siglo la ciudad había cambiado visiblemente su aspecto general. las puertas de la muralla que cercaba la ciudad. basada sobre todo en la ampliación de los espacios. sin embargo los integrados dentro de las murallas comenzaron paulatinamente a cambiar. Posteriormente 746 SÁNCHEZ SALAZAR. se comenzaron a planificar los ensanches y alineaciones de las calles de la ciudad. además de la alineación y creación de lugares bien distribuidos. Baeza. Cit. En la década de los años sesenta. los artículos ferreteros e incluso algunos de los comestibles746. se encontraban a extramuros. el Arco de los Dolores y los soportales de las casas de la Carrera. encontrándose entre otros objetos las telas. se llamó del Marqués de Casa Loring. dejando un espacio central para carruajes. 74-75. los adornos para las casas. El grosor de la actividad industrial no estuvo en la capital. que la convirtió en la vía más ancha de la ciudad. Op. el ferrocarril llegaba a Jaén. Respecto al urbanismo. También se planificaron otros nuevos como el del Mercado. Andujar. Los barrios populares como el Sagrario y el de San Ildefonso. Felipa. que era el más espacioso y uno de los más frecuentados. el de la Estación o el de la Plaza de Santa María. pero debido a que sus puertas eran muy estrechas para el paso de carruajes. ese nuevo nexo o camino. Con el tiempo se fueron construyendo casas y sembrando árboles.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX además que casi todo lo necesario para vivir cómodamente provenía de fuera. como gratitud y recuerdo al autor del proyecto de la línea del ferrocarril. En el año 1881 hubo un gran acontecimiento. ignorando en ellas un patrimonio histórico y artístico. Págs. A mediados del XIX. pueblo que tuvo una gran expansión industrial a través de la explotación de sus minas. no se había realizado ningún proyecto urbanístico relevante. sino en Linares. Se destruyeron las puertas de la Barrera. Jaén contó con otros pueblos altamente productivos como eran Úbeda. 315 . fue la burguesía la encargada de proyectar los cambios que serían el resultado de las nuevas ideas de ordenación urbana. quedando esa última con una gran ampliación. Alcalá la Real y Martos. en parte por el resultado de la invasión francesa. las derrumbaron. facilitando la comunicación con el paseo de la Alameda. comenzaron a ser un problema para los habitantes que sólo las veían como obstáculos.

instaurando centros escolares y de enseñanza artesanal. desde las hilazas. Mientras durase el aprendizaje se mantenía y vestía a las alumnas y al acabar la instrucción. como se ha mencionado anteriormente. que ejerció su magisterio desde distintas facetas. sobre todo la de niñas. particularmente en los talleres. Instituto de Estudios jiennenses. Manuel. 1983. Situación general de la cultura y la educación Respecto a la situación de la educación en Jaén. no obstante aquí sólo describiremos su labor con respecto a la mujer. seda y algodón. Felipa. el modo de blanquearlo. José Mª.MENÚ SALIR Matilde Torres López cuando ya era el Paseo de Alfonso XIII. incluyendo. el arte de rastrillar el lino. Escuela de Artes y Oficios de Jaén. entidad creada en 1786748. ya que según sus criterios. Eran escuelas de enseñanza profesional. 748 747 316 . Págs. de la lana. Consejo Superior de Investigaciones Científicas. 19-26. 136-145. Uno de los socios que se SÁNCHEZ LOZANO. Independientemente de la instrucción artesanal. Escuela de Arte de Jaén. Págs. se debía enseñar la preparación del lino y del cáñamo. Edit. Op. se les hacía entrega de un torno. para pasar a los tejidos y bordados más exquisitos.2. Primer centenario. La Económica tuvo una gran importancia en lo concerniente a la formación artesanal y educacional de buena parte de la sociedad. que debían tener una maestra bien diestra para el ejercicio de su labor. que debían hilar dos días a beneficio de la misma. Una historia de afanes y realidades”. la Sociedad Económica de Jaén tuvo desde sus inicios muy claro el fomento la enseñanza primaria. se reconvertiría para dejar un espacio arbolado en el centro y dos vía laterales para vehículos747. Excma. Edit. “La Escuela de Artes y Oficios de Jaén. Junto a esa preparación artesanal. Cit. Págs. 1998. 6. 83-85. Jaén. las buenas costumbres y a leer y escribir. para que pudiesen hacer manufacturas en sus domicilios y ganarse el sustento749. a labrar el esparto. costeando a las aprendizas a su cargo. realizando una llamada a los socios que quisieran colaborar en el proyecto de instalar una escuela. La Real Sociedad Económica de Amigos del País de Jaén (17861861). 749 SÁNCHEZ SALAZAR. concretamente a las niñas desde la infancia. En los centros de la Sociedad Económica. Jaén. enseñando a las niñas a trabajar. el uso de las lejías o coladas para telas y el manejo del torno para hilar. se alentaron y promovieron numerosas iniciativas. También contó la ciudad con la Sociedad Económica de Amigos del País. crecerían trabajando honradamente. la cual sería gratuita y se les enseñaría a trabajar labores bastas y finas. Diputación Provincial. se debía enseñar la doctrina cristiana. LÓPEZ PÉREZ. como era la actividad de los hilados.

Las edades de las alumnas estaban comprendidas entre los cuatro y los diez años751. El mismo año se inauguró la Escuela Normal. bordado y demás labores propias de la mujer. que cuidarían de la elección y gestión de las docentes y de las ayudantas en un examen público. hay poca diferencia. 317 . habría exámenes públicos anuales en los que se distribuirían premios a las alumnas por los trabajos realizados a lo largo del curso. para pasar de nuevo a ser colegio de humanidades. Para fomentar la enseñanza. que instruirían a las jóvenes a leer y a conocer la doctrina cristiana. También contó la ciudad en 1843 con un Instituto de Enseñanza Secundaria. que se había instalado en el edificio que había albergado un colegio jesuita. También habría maestros que enseñarían a escribir. Dibujo y Aritmética. La instrucción femenina impartida por la Sociedad Económica. incluía la fundación de una escuela de niñas en la parroquia de San Ildefonso. No es de extrañar. respecto a las niñas. pasados los años se fue incrementando el número de alumnas pensionistas que pagaban. siempre estaban incluidas las labores de la mujer. además de una renta anual para la maestra y una casa para establecer la mencionada escuela. ya que todo lo que se refería a la mujer en esa centuria iba dirigido a que fuesen instruidas para en un futuro ser buenas esposas y excelentes madres. también y como aliciente se les entregaba a las profesoras750. además de tener casa y comida. pudiéndose comprobar en los cuadros de alumnas las que pasaron por dicho centro. se llevaba a cabo en el Hospicio de Mujeres y en la Magdalena. en el año 1813 se podía educar a unas veinte niñas. La Escuela estuvo activa hasta 1832. fechado en 1805. Las maestras recibirían cien ducados anuales por su trabajo y cincuenta cada auxiliar. contabilizándose por término medio entre 52 y 70 en cada curso. en 1846 se crearía el Instituto Virgen 750 Como se puede comprobar entre la enseñanza artesanal y la primaria. Felipa. 145-166. Págs. Pocos años más tarde. para no viciar las costumbres de las alumnas. mejorándose así la calidad de la enseñanza. Según el reglamento que regía esos establecimientos. pues si ambas estaban guiadas para distintas ocupaciones. en el que se impartía enseñanza primaria y latín. además de enseñar la costura. pero siendo aprobado el nombramiento de las mismas por el jefe político de la ciudad.000 reales. de los que se requería tener conocimiento de buena conducta. Se estipulaba que las escuelas gratuitas estarían dirigidas por la Junta de señoras o de damas. 751 SÁNCHEZ SALAZAR. quién en su testamento. destinada a la formación del profesorado. dotándola de 30. Op. Cit.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX prestó a colaborar en tal proyecto fue el deán Martínez Mazas. lo que hacía que la entidad tuviese nuevos ingresos. posteriormente sería un convento de agustinos y después cuartel. Si en principio esa enseñanza era gratuita. la enseñanza estaría a cargo de dos maestras y dos ayudantes.

. El escrito expuesto por dicho inspector. solicita. por los profesores que a su vez impartían asignaturas en la Normal de Maestros. Jaén.”754. la docente Josefa Manjón abrió otro nuevo centro. 1996. conllevaba sus contradicciones: por un lado se hacía casi imprescindible. 1999.MENÚ SALIR Matilde Torres López del Carmen. Servicio de Publicaciones. 790. Jaén. La Escuela Normal Superior de Maestras. y digna madre. a la vez que buena ama del gobierno de su casa. Concejalía de Cultura. 1846-1996. el cual a lo largo de su extensa trayectoria ha pasado por varias etapas. el papel de la mujer bajo los cánones de la mentalidad de aquel siglo. 753 SÁNCHEZ LOZANO. sólo era posible y bueno si tenía como objetivo el de educarlas para posteriormente desarrollarse en el ámbito doméstico.. Edit. Ayuntamiento de Jaén. en el que se prohibían las pruebas a profesoras en provincias en las que no existiesen centros femeninos. teniéndose que examinar por libres. Finalizada la centuria. y una celosa directora y aya cariñosa y maestra afable de sus hijos (destino único que Dios y Naturaleza le han dotado de apropiadas condiciones) y viendo que en esta Capital. dos años después. perdurando hasta la actualidad752. Breve Historia de Jaén. existía en la capital el centro de San Bartolomé. Pág. pero tras un decreto de 1864. digna esposa. 86. 752 318 . Edit. Málaga. Instituto de Bachillerato Virgen del Carmen de Jaén. bastante cerrada de mentalidad. entre otras cuestiones comentaba lo siguiente “. las alumnas de Jaén tenían que examinarse en Granada o Madrid. buena consejera y amante y fiel a su marido. Delegación Provincial de Jaén. Tomo II. Pág. se inauguró muchos años después de lo que se pretendía.. Consejería de Educación y Ciencia. considerando además que no había fondos para costear dos Escuelas Normales. José Mª. 2001. La Escuela Normal de Jaén. cuando el inspector de Enseñanza Primaria solicitaba la creación de un centro educativo para las jóvenes. 17-58. como en ningún otro pueblo de la provincia. Págs. 754 SANCHO RODRÍGUEZ. María Isabel. no existe un centro que proporcione a la mujer la educación y la ilustración que la sociedad actual reclama para la bella mitad del género humano.. Por otro lado la sociedad local. Editorial Sarriá. pues las jóvenes que optaban por la carrera de docente se preparaban en academias particulares. En 1857 la ciudad tenía un total de veintidós escuelas. Como se puede apreciar en el escrito. Juan Bautista. en cuyas aulas se impartía la enseñanza para los adultos753. aunque los primeros datos sobre la necesidad de instalar un centro para la enseñanza de la mujer parten de 1864.. no veía bien que las mujeres tuviesen opción a estudiar. “El Instituto Virgen del Carmen de Jaén: Ciento cincuenta años de historias”. por lo tanto preferían FERRÁNDIZ MARTOS.que conoce la necesidad de una verdadera ilustración para la mujer para que según los modestos progresos pedagógicos la haga digna hija. El planteamiento de la necesidad de esa enseñanza.

A.J. que se adelantaron incluso a la Ley Moyano. hasta que por fin en el año 1913. Abril 1891. (Archivo Provincial de Jaén). El Liberal de Jaén y El Pueblo Católico758. Edit. Carmen. bien por las actividades que se organizaban en sus cuatro secciones como la de Ciencias y Literatura. de hecho estaba previsto que se invitaran para actuar. detallándose en el documento los gastos que se originarían en la instalación. Un centro cultural abierto en 1875 fue el Ateneo Científico. se crearon entidades socio-culturales con base popular y también varios periódicos destacando entre ellos El Industrial. En la segunda mitad de siglo XIX. Con respecto a los premios que se entregaba entre los socios. resultados que ya experimentan de una manera palmatoria en Córdoba. Declamación. 1992. se concedió el permiso para la creación de dicha Escuela757. que a semejanza de los instaurados en otras provincias. Aunque en su reglamento no excluyese a ninguna persona. ésta entidad solicitaba a la Diputación la creación de la tan esperada Escuela de Maestras756. Málaga. La Regeneración. es cierto que los socios pertenecían a una clase social media y alta que podían permitirse estar vinculado a la entidad. 796-802..P. tenía como objetivo las relaciones y actividades culturales de la sociedad. así como los ingresos y futuros beneficios. Legajo 2767/45. Tampoco se excluía a la mujer entre los participantes.. de nuevo en el año 1884 se planteó la necesidad de crear ese centro de enseñanza para la mujer. Págs. se podían Ibídem. Librería “El Estudiante”. Los fondos del Museo Provincial de Jaén. 758 EISMAN LASAGA. Pero debido a la gran cantidad de dificultades y a la desidia por parte de las instituciones locales y nacionales. aunque no se especifique en qué categoría se encontraban. creada en 1857.. Solicitud de la Sociedad Económica de Amigos del País a la Diputación. 757 Ibídem. En 1891 con la iniciativa y el apoyo de la Sociedad Económica de Amigos del País. solicitando a la Junta de Instrucción Pública y ésta a su vez a la Diputación lo siguiente: “.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX quedarse sólo con la de Maestros. Pasado el tiempo. 14. Literario y Artístico de Jaén. sobre todo en la sección de Declamación. se tuvo que esperar. Posteriormente sería la de Granada en el año 1858.755. para la creación de la Escuela Normal de Maestras en la ciudad. Nº 1. Pág. Págs. Granada y otras capitales andaluzas. una de ellas en Andalucía fue la de Cádiz. 791-794. Jaén. aunque hubo provincias con nuevas expectativas. La pintura jiennense del siglo XIX. 756 755 319 . Colección Nuestra Historia. Arte y Música.los innumerables beneficios que para la Instrucción pública en esta provincia reportaría la creación de una Escuela Normal de maestras. bien por las relaciones personales.

La Escuela de Arte de la Sociedad Económica En Jaén no hubo Academia de Bellas Artes en el siglo XIX. la mayoría ejerciendo también de docentes en la Escuela de Arte de la Sociedad Económica761. Edit. coleccionismo y encargo (siglos XVIII y XIX). 762 EISMAN LASAGA. Para tal labor contaba con la ayuda de un profesor. sobre todo en el aspecto económico760. hemos de mencionar que también los hubo en la provincia como la Escuela de Diseño de Andujar. Manuel Fernández Carpio. que tras las correspondientes indagaciones permitió que siguiera establecida. pues había estudiado durante diez años en la Escuela de Bellas Artes de Granada. su ciudad. Biblioteca Pública de Jaén. Nuestra Andalucía. Págs. Imprenta de la Revista. Nuestra Historia. La dirección del centro la llevó personalmente. Reglamento General del Ateneo Científico. No era extenso el colectivo de artistas pero bastante relevante. 1989. 53-55. Granada. “El arte en Jaén durante el siglo XIX”. Jaén. Literario y Artístico de Jaén. 1-58. una Escuela de Dibujo en el año 1799. Independientemente de los centros para la instrucción artística establecidos en la capital y aunque volvamos atrás en el tiempo. solicitó al rey una ayuda para continuar con esa enseñanza. Edit. trabajaban sobre todo el retrato. 320 .3. a consecuencia de eso y entre otras circunstancias. quién instauró en Andujar.P. y cuyos gastos fueron sufragados por él mismo. Ana María. Págs. Págs. Universidad de Granada. 1997. aunque sí hubo un grupo de pintores locales. además de Manuel de la Paz Mosquera. Rafael Hidalgo Caviedes y Joaquín Dieguez. Carmen. 1992. Con el paso de los años y la imposibilidad de seguir costeando los gastos. la actividad artística que en ella se realizó no fue muy numerosa. Jaén. pero con graves problemas. 761 VIRIBAY ABAD. de género y el paisaje. 6. El fomento de las Artes en Granada: Mecenazgo. maestrante de Granada y miembro de la Real Sociedad de Amigos del País granadina. que se distinguiesen por su labor a favor del buen nombre del Ateneo759. la pintura de historia. 223-230. Esos pintores igual que otros de la época. 759 B. Entre los artistas destacaban Pedro Rodríguez. 72-76. 1875. de Historia del Arte. Págs. cuya creación se debe a José Ravira Velluti. 760 GÓMEZ ROMÁN. Andalucía. La pintura jiennense del siglo XIX. Nº 1. Tomo II.J. A su vez y mediante Real Orden. Granada. Dpto. Librería “El Estudiante”.MENÚ SALIR Matilde Torres López expedir menciones honoríficas a aquellas personas de ambos sexos. Tomo I. se encargaba a la Sociedad Económica de Granada que hiciese un informe para ver la viabilidad de la misma. también las naturalezas muertas y en menor cantidad la temática religiosa762. Los fondos del Museo Provincial de Jaén. Miguel.

Edit. 4. 17-23. Tras su extensa trayectoria. Durante la centuria decimonónica no pocas cosas cambiaron. que hasta entonces había estado casi olvidada764. Op. Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos de Jaén. La primera está incluida desde su creación en el año 1786 a 1865 y la segunda. pasando por varias etapas. Primer Centenario. Una historia de afanes y realidades”.). entre otras actividades. con un plan de estudios en el que se incluían clases teóricas y sobre todo prácticas763. Jaén. que se vio materializada en el siguiente. se hizo realidad bajo la protección de la Real Sociedad Económica de Amigos del País de la ciudad. que marcase las pautas a seguir en el ámbito artístico. Escuela de Artes y Oficios de Jaén. 764 LÓPEZ PÉREZ. (Coord. 1981. Pág. la Sociedad Económica jiennense realizó diversas actividades en el aspecto cultural y social de la ciudad. 765 VIRIBAY ABAD. se grababan piedras finas y metales. Cit. en la que ya se contaba con unas enseñanzas regladas y por consiguiente con validez oficial. 763 321 . 1981. Manuel. nació con el proyecto e impulso de un colectivo ilustrado. de alguna forma se suplió relativamente con la Sociedad Económica de Amigos del País. fue a partir de la segunda mitad de siglo cuando lo fomentó la burguesía765. no sería también hasta el siglo XX. tanto que en 1815 la Sociedad CÁRDENAS CASTILLO. 222. desde el año 1866 a 1910. cuando permitió que las jóvenes se matriculasen en las clases mixtas. ha pasado por diversos momentos difíciles. a partir de entonces y a lo largo de toda su existencia. Edit. En los primeros momentos de la Escuela. pero superados y estando activa hasta la fecha. Escuela de Artes Aplicadas de Jaén. Págs. Miguel. dedicando más atención a la enseñanza primaria de las clases obreras y sobre todo a la enseñanza de la mujer. período éste en el que se integró como las del resto de país en las conocidas Escuelas de Artes y Oficios. Escuela de Artes y Oficios de Jaén. entre las que destaca el sentido del mecenazgo en el ámbito artístico. se retomó el proyecto de crear una Escuela de Dibujo. Desde los primeros días la Escuela fue muy popular. que era a su vez obispo de la ciudad. Luís. pues si anteriormente lo ostentaban la Iglesia junto a la monarquía y la aristocracia. que incluso desde la centuria anterior había estado fomentando la enseñanza artística y artesanal.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX La falta de una Academia y de su Escuela de Bellas Artes. La Escuela de Arte de Jaén. contaba con talleres donde y. en esa ocasión la iniciativa y bajo su personal protección la tomo el director de la Sociedad Económica. Anteriormente y desde los años previos a la fundación. Pág. Jaén. “La Escuela de Artes y Oficios de Jaén. En el año 1814.

para sacar adelante a Jaén que estaba sumida en la pobreza y la desidia. La Sociedad aceptó las condiciones y se volvió a abrir el centro. 322 . sobre todo económicos. Se concedió la petición y a partir del siguiente curso. la cultura y la economía. impartiese algunas enseñanzas para que tanto los aprendices. de forma que se pudiese comenzar a modernizar la industria. sólo cobrándoles a los mejor asentados económicamente. la Escuela quedó sin subvención. Tras el fallecimiento del obispo de Jaén. tenía que impartir clases a unos ochenta alumnos. de los bienes del Obispado de Jaén. pues el único hasta entonces. Luís. En 1827 fijó su residencia en la ciudad el arquitecto Vicente Pérez Rabadán. de nuevo se tuvo que cerrar. Tras problemas insalvables. General y Especial. no se efectuó la entrega. Con esas enseñanzas el alumnado tenía total libertad para poder examinarse o no. para colocar a un segundo profesor. por ello no cesó en hacer las gestiones necesarias. quién intentó establecer una Escuela de Dibujo en su casa. pero por la falta de espacio. se organizaron las enseñanzas que en el centro se impartían.MENÚ SALIR Matilde Torres López solicitó del obispo que aumentara el presupuesto. Cit. el centro escolar se tuvo que cerrar en el año 1819. ya que el objetivo era aprender y perfeccionarse en el oficio766. Años más tarde un grupo de ciudadanos. para lo cual pretendían organizar un centro educativo que. petición que le fue concedida con seis mil reales anuales. sólo se dio a la Escuela la cantidad que donaba el obispo anterior. por lo que esa entidad solicitó ayuda real. La Sociedad Económica no perdió el interés por la reinstalación de la Escuela. como los oficiales de determinados trabajos artesanos reforzasen sus conocimientos. Pág. con orden y un método a seguir. a su vez dos socios fueron designados para dirigir y controlar el funcionamiento de la misma. con lo cual se comprometía a admitir alumnos gratuitamente. con ideas renovadoras apostaron porque la formación artesanal se pudiera mejorar. 5. Pero con el nombramiento del nuevo obispo. dedicándose la Sociedad a emplear los fondos en el establecimiento de una escuela gratuita para niñas pobres. si se reforzaban las instalaciones y determinadas materias. pero al estar mal de recursos. Op. En el año 1832 hubo una división de las enseñanzas en tres grupos o grados: Particular. que era mucho más necesaria y barata. además de tener que trasladarse a los locales de la Sociedad. 766 CÁRDENAS CASTILLO. solicitó a la Económica poder utilizar el local. así como el mobiliario de que disponían. de forma gratuita y con horario flexible. si esa era su decisión.

A partir de la misma se creó la Escuela de Nobles Artes de Jaén. en la que de forma gratuita se impartía clases todos los días laborables. Tras los buenos deseos. Un grupo de ilustres ciudadanos dirigió un escrito a los responsables políticos de la Provincia de Jaén. en el que se preveía la creación o dotación oficial de Academias y Escuelas Provinciales de Bellas Artes. apoyados por el plan de estudios y la subvención económica de las entidades antes mencionadas. debían dar comienzo las clases. que según los solicitantes estaban en lamentable atraso. de arquitectura e incluso de agrimensores. Pero la escasez de medios. pero comenzaron pronto las dificultades y por consiguiente el aburrimiento de su máximo responsable. el 323 . orfebrería. rejería. Adjuntaban un informe económico de los gastos que se ocasionarían y de los fondos con los que podían contar. otra vez motivó que se cerraran sus puertas. la Escuela estuvo activa entre los años 1858 y 1861. la Dirección de Instrucción Pública aprobaba la creación de la Escuela. se abrió la Escuela de Dibujo en noviembre de 1848.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX Movilizando a determinadas personas. debía establecerse una cátedra de Dibujo con aplicación a las Artes y Oficios. teniendo además que traer artesanos de otras provincias para realizar esos trabajos. indicando que a primeros de enero de 1850. La Ley de Instrucción Pública de septiembre de 1857. Higinio Montalvo. señalaba en su artículo 107 que en las ciudades que contaran con más de diez mil habitantes. Dibujo de figura y Dibujo de adorno. Al siguiente año. Con unas instalaciones muy básicas. en el que exponían la necesidad y conveniencia de instalar en la capital una Escuela de Dibujo oficial. Estudiada la solicitud a finales de 1849. nombrándose como director al catedrático de Dibujo del Instituto. como el profesor de Dibujo del recién creado Instituto Provincial de Segunda Enseñanza. reforzado por los atrasos municipales. ya que no había enseñanza pública que se dedicase a formar y conservar las tradicionales prácticas laborales como obras de carpintería. de labranza. José María Medina. además de un proyecto de Reglamento. donó ciento cincuenta modelos para el nuevo centro. se comenzó a instalar voluntariamente la Escuela de Dibujo de la ciudad. En el año 1863 el Ayuntamiento dejó de abonar la subvención y tras reclamos y protestas. El mencionado profesor. de nuevo la ilusión y la esperanza reforzó la idea de seguir adelante con el Real Decreto de 31 de octubre de 1849. pues el presupuesto de la Escuela estaría sufragado en sus dos terceras partes por la Diputación y por el Ayuntamiento. enseñando las asignaturas de Dibujo del natural. de imaginería. que en esa ocasión dependía del Ayuntamiento.

La asistencia a la misma era muy numerosa por parte de jóvenes de la capital. En sus inicios esta Escuela de Dibujo se instaló en una casa junto a la Sociedad Económica. el profesor Manuel de la Paz Mosquera. El salario sería como mínimo de mil doscientas pesetas anuales. y que asistían a las clases tras sus jornadas laborales. Ya que los gastos eran compartidos. la Sociedad Económica atendía al presupuesto de los locales y los de la vivienda para el profesor. A partir de entonces la municipalidad la transformaría para Escuela de Caligrafía767. Los alumnos interesados en ingresar en la Escuela. la elección de ese horario no era nada caprichosa. tan necesario para la perfección de los oficios y las artes a que se dediquen”. demostrando su aprendizaje y aprovechamiento en cualquier academia pública. otras condiciones eran la de haber expuesto obra en varias exposiciones y haber conseguido premios de primera o de segunda clase. debían reunir unos requisitos como: haber cumplido diez años y poseer la instrucción elemental. 324 . reorganizaron y redactaron un nuevo Reglamento de sus enseñanzas. Cit. Op. hasta tal punto que el Ayuntamiento y la Sociedad Económica. fue en el 1882 cuando se acordó su ampliación.MENÚ SALIR Matilde Torres López director abandonó el centro. Las clases eran diarias. 25-33. Págs. teniendo en cuenta que la mayoría del alumnado provenía de talleres y otros trabajos. Los docentes debían ser profesores de Pintura. habilitó una pequeña academia de dibujo en su domicilio. tanto de locales. para ello la Diputación Provincial y el Ayuntamiento. como de material. que a su vez se integraba en la Sociedad Económica. Tras varios años y solicitudes para su mejora. teniendo muy clara la finalidad que era “ proporcionar a todas las clases sociales la enseñanza del Dibujo. Normalmente la solicitud de ingreso de los alumnos la hacían los 767 LÓPEZ PÉREZ. firmaron un acuerdo por el que ambas entidades tomaban bajo su cargo y protección a la Escuela de Dibujo de Manuel de la Paz. De nuevo y en el año 1868. Las enseñanzas eran gratuitas e impartidas por tres profesores. Manuel. por su parte entre el Ayuntamiento y la Diputación se encargaban de dotar las pensiones de los alumnos. desde las seis a las nueve de la noche. además se completaba la plantilla del personal con un conserje y un ordenanza. además de solicitarlo al Ayuntamiento.

Quedaría otra petición más. estaba la de Geometría de dibujantes.J. en que la Escuela se transformó en Escuela de Artes y Oficios. Legajo 2752/52. Tras salvar todas esas dificultades en el curso de 1895-1986. Esas enseñanzas contaban con un total de doscientos cincuenta y siete alumnos matriculados. La Sociedad Económica jiennense comenzó en 1895 la gestión para que se nombrara Escuela Provincial de Artes y Oficios. 769 LÓPEZ PÉREZ. Dibujo de figura y Dibujo del antiguo. Los jóvenes que hubiesen obtenido por sus estudios un total de cinco medallas en las mencionadas exposiciones. Dibujo del antiguo. la Escuela se adaptó a la nueva organización. Dibujo de adorno. Planes de Estudios Con respecto a las asignaturas incluidas en el plan de estudios del centro. cifra inusual para la capital. Cit.3. Física y Química aplicadas. con instrumento y a mano alzada. siendo conscientes además que debía contar con determinadas asignaturas que hasta entonces no tenía. 6. figura y paisaje. Archivo Provincial de Jaén. Detalles del modelado y Aplicaciones del colorido a la ornamentación. por lo que se solicitó al Ministerio de Fomento una ayuda económica. Solicitud gratuita de ingreso en la Escuela de Dibujo de Jaén. fue el que resultó del Real Decreto de 5 de noviembre de 1886. materia compuesta sólo por las lecciones prácticas.1. Geometría y nociones de Construcción. Manuel. 45-47. Págs. exponiéndose los trabajos de los alumnos. A partir de entonces se tenían que impartir las asignatura de: Aritmética. quedando transformada oficialmente en Escuela Provincial de Artes y Oficios. 4 de octubre de 1880. Op. Dibujo geométrico industrial. Dibujo de paisaje. además de algunos datos del futuro alumno768. eran propuestos por la Diputación para la A. Esa clase era fundamental. pero ya sería en 1900. joven que tenía 18 años. cantidad que se concedió e incluso se pudo reforzar el plan de enseñanza con la asignatura de Fotograbado aplicado a la porcelana. complementándose con otras como Dibujo de adorno. exponiendo en ellas el estado económico de la familia. que realizó Dolores Ortega. Principios de mecánica. El último periodo de la Escuela en el siglo XIX.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX padres o tutores. viuda de Francisco Ruiz y madre de Manuel. El curso académico terminaba con rigurosos exámenes que se celebraban en el mes de mayo.P. Con el objetivo de conseguir tal nombramiento se elaboró un informe. cuando se solicitara al Estado el nombramiento y transformación en Escuela Oficial de Artes e Industrias769. 768 325 . para subir el nivel de enseñanza de la Escuela.

Como hemos podido apreciar. Año 1886. 37-41. que hubo que contratar a dos profesores auxiliares772. No fue hasta el siglo XX cuando se permitió que las jóvenes se matriculasen en clases mixtas. no sólo con la Diputación de Jaén. otro tipo de becas eran las concedidas para completar el aprendizaje en Roma o Madrid770. Artes y Oficios.A. Escuela de Arte de Jaén “José Nogué”. y con un espacio de tiempo de cerca de cinco décadas para crearla. llegó a estar en 1888 en la Escuela Provincial de Bellas Artes de Cádiz. 773 E. Se ha indagado en el funcionamiento y sus peculiaridades. 771 A. era el envío de alguna obra desde el lugar donde los becados estaban cursando los estudios. Las clases comenzaron a primeros de octubre de 1882 y dos años después aumentó de tal forma la matrícula de alumnos.P. que contaba con una dilatada actividad docente y artística y fue profesor de la Escuela de Dibujo de Jaén. concretamente las primeras matrículas de alumnas de la Escuela están recogidas en el registro de matrículas del curso académico de 1922 a 1923773. 772 LÓPEZ PÉREZ. Legajo 2702/27. Año 1922-23.J. Manuel. en la cual estuvo como A. Págs. Op. sino de las del resto del país. hasta la ciudad de origen771. Una práctica obligatoria. Hemos visto como la creación y sostenimiento de todo tipo de enseñanza tuvo problemas para su instalación y posterior sostenimiento. tenían prioridad las enseñanzas destinadas a los varones. 770 326 . y tras solicitar y concursar por traslados profesionales a otras provincias. era muy difícil que dicha enseñanza se instalara.MENÚ SALIR Matilde Torres López concesión de beca. No obstante sí hay documentación de José Rodríguez de la Torre. que les permitía realizar sus estudios en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando. Registro Provisional. también hemos conocido las vicisitudes por las que pasó para que se pudiese instalar la Escuela Normal de Maestras. Concesión de beca a Rafael Hidalgo para realizar estudios pictóricos en la Real Academia de Pensionados españoles en Roma. este curso es el primero en el que hay registro de matrícula en los archivos de la misma. tras sus primeros intentos de solicitud en el año 1864. Según el Director de la Escuela. pero se nos queda bastante corto al comprobar que durante el siglo XIX en Jaén y tras todos sus inconvenientes. 19 de Abril de 1887.J.J. no hubo el suficiente empuje por parte de los responsables que gestionaban las instalaciones culturales y de la propia sociedad para destinar un presupuesto y un espacio a la enseñanza artística de la mujer.P. Concretamente y en la destinada a la mujer. Legajo 2257/57. Con esa base tan carente de iniciativas y sobre todo de persuasión. si había que invertir. Cit. pues según la mentalidad reinante. graves fueron las crisis y difíciles de superar los problemas que acontecían en la creación y posterior marcha de la Escuela de Dibujo.

Año 1992. En la mencionada exposición presentó un lienzo titulado San Francisco. El cuadro al que se refiere la autora y que se encuentra en el Museo Provincial de Jaén. era Teresa Condominas. y posteriormente ya no estuviesen en nuestro marco cronológico de investigación776. Colección Nuestra Historia. “El arte es género ambiguo. En algunas de las exposiciones artísticas que se celebraron en la ciudad en ese siglo. Edit. y cuya preparación artística sale fuera de nuestro marco cronológico. Málaga. Edit. 1996. Juan. obra que coronaba el retablo del altar de la Virgen de la Amargura en la iglesia del Hospital de San Antonio de Padua. 776 DE ULIERTE VÁZQUEZ. especialmente por las de Murillo.MENÚ SALIR La mujer en la docencia y la práctica artística en Andalucía durante el siglo XIX profesor ayudante numerario de la asignatura de Dibujo Elemental de Figura de la Clase de Señoritas que en ella había. ya que no había una base de preparación y un fomento para que las pocas que podían hacerlo llegaran a mostrar su obra. que fue reconocida por sus copias. 777 HIGUERAS MALDONADO. Ensayos de Arte Cátedra. que plasmó en un lienzo el Santo Rostro. hay pocos datos de ellas y no es de extrañar. hemos podido comprobar que no fueron muchas las mujeres expositoras. no ha podido ser visto. pintora jiennense. Catálogo Monumental de la ciudad de Jaén y su término. Luz. debiendo aprender con profesores particulares en sus propios domicilios o bien en las clases de alguna entidad cultural. celebrada en 1876. Edit. 627. Los fondos del Museo Provincial de Jaén. La autora informa de esta exposición celebrada 774 327 . El caso es que en el siglo XIX. igual que en las otras provincias andaluzas. Estrella. 1987. Diputación Provincial de Jaén. Madrid. La obra fue tasada en el año 1768. de Historia del Arte. Instituto de Estudios jiennenses. 2001. con un salario anual de 1. aunque no hubiese un ambiente propicio para ellas en ese periodo775. copia de Alonso Cano. Edit. De ella ha