Está en la página 1de 3

EL EVANGELIO DEL REINO DE DAVID

Querido Tito, lo que sucede contigo es que quieres llamar únicamente


como “evangelio del Reino”, la muerte, sepultura y resurrección al tercer
día de Jesucristo. Pero, ¿es que no entiendes que Cristo comenzó su
ministerio predicando el evangelio del Reino sin anunciar nada en absoluto
de su muerte y resurrección al tercer día? (Lee Marcos 1:1,14,15). Su
muerte y resurrección como “evangelio” fue anunciado muy
posteriormente en Marcos 8:31. Entonces es evidente que lo que Jesús
anunciaba como el evangelio del Reino en Marcos 1 era algo diferente a su
muerte y resurrección, que fueron cosas que él reveló recién en Marcos
8:31. ¿Qué estuvo Jesús entonces predicando como el evangelio del Reino
en Marcos 1:1,14,15? ¡Obviamente éste nada tenía que ver con su muerte y
resurrección al tercer día. ¿Me entiendes esto? ¡Es simple!

Tú dices que el “evangelio del Reino” no es el reino de David, y luego


antojadizamente interpretas sin ninguna base Escrituraria que “reino de
Dios” implica que el reino es sinónimo del cielo o que el evangelio viene
de arriba. Afirmas que “el evangelio del Reino” es igual a “evangelio del
cielo” pues procede de Dios. Has convertido el reino de Dios en Dios
mismo. Por tanto, para el teólogo Tito, el evangelio del reino de Dios
equivale al “evangelio DE DIOS. Me pregunto, entonces, ¿qué es el
“evangelio de la paz (Efe. 6:15)”? Es “la paz” sinónimo del cielo o de
Dios?Y ¿qué es el “evangelio de la gracia” (Efe. 3:8)?¿Es la “gracia”
sinónimo del cielo o de Dios también?¿y qué diremos del evangelio de
“aquella promesa” (Hechos 13:32). ¿Significa la frase “aquella promesa”
sinónimo del cielo o de Dios? “Y qué diremos del “evangelio de la
salvación (Efe. 1:13)”, ¿Es también el vocablo “salvación” sinónimo del
cielo mismo o de Dios? Obviamente la paz es la paz; la gracia, es la gracia;
las promesas son las promesas; la salvación es la salvación; Y EL REINO
ES EL REINO DE DAVID. Pero el punto crucial es responder la pregunta
sobre qué asunto comenzó predicando Jesús como “El evangelio del
Reino” en Marcos 1:1,14,15. En estos versos iniciales de Marcos no leemos
nada en absoluto que Jesús predicara sobre su futura muerte, sepultura y
resurrección al tercer día. De modo que nos vemos forzados a concluir que
lo que Cristo comenzó hablando fue sobre el reino Mesiánico de David a
sus paisanos, el cual era una esperanza largamente esperada por ellos. Era
un anuncio singular por sus características, pues Jesús no hace ninguna
INTRODUCCIÓN, y tampoco da mayores EXPLICACIONES---¿por qué?
¡Porque era un tema harto conocido por sus paisanos! Recordemos que
Pablo dijo que “Jesús vino a confirmar las promesas hechas a los Padres”
, y esa fue su misión evangelizadora (Rom. 15:8). Y si él vino a confirmar

1
las promesas hechas a los padres (las cuales incluyen el reino davídico) es
lógico concluir que Jesús comenzara anunciando el evangelio del reino
davídico por restaurarse. Ignorar esta verdad es ignorar el contexto
histórico en el que se desenvolvió Jesús. ¿O es que acaso los paisanos de
Jesús no esperaban que se restaurara el reino de David tal como los profetas
lo habían estado anunciando ampliamente? En Marcos 1:15 Jesús pasa
luego a decir a sus paisanos: “el reino de Dios se ha acercado”, es decir, el
largamente esperado reino de David estaba a las puertas, listo a aparecer
con tal que ellos estuviesen dispuestos a recibirlo. Jesús les estaba hablando
de algo que ellos ya sabían, de un evangelio o buenas noticias de un reino
davídico que se acercaba. Este era el evangelio del Reino de
Dios=evangelio del Reino de David, ¡ya que el Reino de David era el reino
de Dios! (1 Cró. 28:5). Y lo interesante es que Jesús comienza hablando del
reino davídico en el comienzo de su ministerio…¡Y AL FINAL DE EL
TAMBIEN! (Hechos 1:3). Nota que en l verso 3 Jesús se pasó 40 días
predicándoles a sus discípulos---¿qué?—¿sólo su muerte y resurrección al
tercer día? No, ¡El reino de Dios! ¿Y fue el reino de Dios el evangelio de su
muerte y resurrección? NO! Pues en Hechos 1:6 los discípulos le pregunta
si el reino será restaurado pronto a Israel, lo que implica que el evangelio
del Reino predicado por Cristo no era su muerte y resurrección, sino su
reino futuro en la tierra.

Mira Tito, yo creo firmemente que el evangelio es de Dios, y que viene del
cielo, pero eso no quiere decir que el evangelio del reino de Dios deba
interpretarse como “el evangelio del cielo” quitándole al vocablo reino su
verdadero significado literal (una monarquía). Cuando la Biblia habla del
“evangelio del Reino” se refiere al evangelio o buenas noticias del reino
venidero de David a la tierra, así como el “evangelio de la promesa” es la
buena nueva de la promesa dada a los padres, literalmente hablando.¡Pues
este mismo ocurre con el anuncio o EVANGELIO que vino a traer Cristo
en Marcos 1:1,14,15! No fue su muerte, sepultura, y resurrección al tercer
día el evangelio central, pues este anuncio fue revelado por Jesús después,
unos 10 a 12 meses después de iniciado su ministerio de tres y medio años.

Pablo NO dice en 1 Corintios 15:1-6 que el evangelio es únicamente la


muerte, sepultura y resurrección al tercer día de Jesús. En el verso 3 dice
claramente: “Os recuerdo hermanos el evangelio que os he predicado…EN
PRIMER LUGAR, pues, os he enseñado lo mismo que yo recibí, que Cristo
murió por nuestros pecados conforme a las Escrituras, y que fue sepultado,
y que resucitó al tercer día, según las Escrituras… (el resto del evangelio
apostólico se descubrirá en los siguientes versículos del 7-58). La tragedia
de los evangélicos y Católicos es que se plantan en el verso 7 y no quieren
seguir adelante donde se nos promete a nosotros nuestra resurrección física

2
y el ingreso al reino de Cristo en la tierra. El Diablo los ha cegado para que
no perciban la frase “En primer lugar” del verso 3. Esta frase descarta
totalmente la idea de que el evangelio es sólo la muerte y resurrección de
Cristo al tercer día. Esta es una mentira satánica, pues el diablo no quiere
que la gente conozca la verdad del evangelio completo, el cual incluye el
reino Davídico de Cristo Jesús.

………..