ESTUDIO DE APROVECHAMIENTO DE ACUIFEROS EN EL OESTE DE LA REGIÓN CHAQUEÑA ARGENTINA. Lic. José Luis Angeleri I.

Introducción: El presente trabajo se orienta al estudio de acuíferos existentes en el oeste de la provincia del Chaco, este de Salta, oeste de Formosa y el ángulo noroeste de Santiago del Estero. A profundidades medias (mayores a los 70/100 m) se han detectado aguas de buena calidad, que en muchos casos, se encuentran actualmente en explotación. Si bien en cada provincia participante se han realizado importantes valoraciones parciales (como por ejemplo el plan del Pico del Chaco en el W de esa provincia); no se han efectuado estudios con carácter regional a nivel de cuencas acuíferas subterráneas, que permitan definir los límites físicos, caudales, usos, y establecer eventuales regímenes de explotación, fuentes y métodos de recarga y formular una política de explotación sustentable del recurso. II. Principales caracteres superficiales regionales: Los sistemas fluviales forman abanicos de derrame característicos de la región chaqueña, que evolucionaron durante el cuaternario. Estos, se conforman por depósitos fluviales propiamente dichos y depósitos eólicos en coincidencia con los diferentes ciclos climáticos que afectaron la región. De norte a sur de la región chaqueña, pueden enumerarse: El río Grande o Guapay en Bolivia, perteneciente a las cuencas con drenaje Amazónico. El area de derrame del Río Parapetí, que drena entre las Sierras Subandinas Centrales y los esteros de Izozog, en Bolivia. Estructuralmente ubicaría los limites de drenaje entre la Cuenca del Plata y Amazonas El correspondiente al Pilcomayo que afecta un amplio derrame entre las las Sierras Subandinas Centrales, el límite Paraguay-Brasil por el N hasta el centro- sur de la Pcia de Formosa. Lo derrames del Río Bermejo que abarcan desde el sur de Formosa hasta el N de Chaco y cuyo abanico fluvial se prolonga al norte de Santa Fe. El del río Salado, que derrama sobre Santiago del Estero y Santa Fe, confomando el límite sur de la región chaqueña.

Desciende del sistema serrano Sub Andino (Srras de Tartagal-Macueta) en Bolivia y Argentina. Desciende de la Cordillera Oriental y Sierras sub Andinas en Bolivia y Argentina. en la región llana de Salta. y Sierras Sub Andinas.Cuenca del Bermejo. por varias cuencas con expresión superficial.Cuenca de Caraparí-Itiyuro -Chirete. en la Cordillera Oriental. Conforma parte del interfluvio entre las cuencas del Pilcomayo y Bermejo. N de Formosa y NE de Salta. Procede de la Cordillera Oriental. se citan los mismos desde el pedemonte andino.Cuenca del Pilcomayo. (Iriondo. con modificaciones producto de variaciones climáticas ocurridas desde fines del terciario. Estos depósitos. El área de procedencia de los materiales arrastrados por los ríos que conforman los abanicos se encuentra hacia el Oeste. se encuentra afectada. aún dentro de los límites imprecisos determinados hasta la fecha. en Bolivia y Argentina. 3). 1). hasta la longitud de Saenz Peña (Chaco) como la Formación Urundel. Area de trabajo: El área de distribución los niveles acuíferos en estudio. Estos sedimentos constituyen la vía de recarga de los acuíferos situados al occidente de la región.Todos estos abanicos denotan disturbaciones y efectos tectónicos importantes. . Abarca zonas del chaco Boliviano y Paraguayo. Puna (altiplano). la expresión topográfica y morfológica actual corresponden a un modelado fluvial dominante. Altiplano y sistema Sub Andino. Los depósitos eólicos proceden de los centros anticiclónicos del sur y se describiéndose otros que son arrastrados por vientos provenientes de la región amazónica. 2). En consecuencia la evolución de los mismos. cuya relación con la conformación y distribución de la recarga son aún poco conocidos. III. y se insume en el este salteño. combinado con episodios de predominio eólico y tectónicos subordinados.1990). En Salta afecta el antiguo cauce del Bermejo y el Bermejo o Teuco. causados por las fases orogénicas andinas y movimientos asociados que prosiguen activos en la actualidad.

este río produce una profunda inflexión hacia el sur controlada por un anticlinal y un sistema de fallas. Cada cuenca mencionada asume perfiles característicos. a priori. . predominando los tamaños finos a medios.En Chaco. El perfil sedimentológico regional es muy variable. y por erosión retrocedente fue capturado por el Salado.Area de los bañados de Vinalito y Cañada de los Colorados. Existen hipótesis que plantean la captura por parte del Río Salado de la alta cuenca del Pasaje o Juramento. el ápice. se encuentra al sur del Bermejito.Cuenca de los ríos Dorado. Descienden de las sierras del Sistema de Santa Bárbara y Lomas de Olmedo en Salta y Jujuy. Perfil sedimentológico e infiltración. quedando relictos probables cuya expresión actual son los Bañados de Vinalito y Cañada de los Colorados. pasando a loéssicos hacia el sur. con sedimentos limo/arcillosos y arenosos hacia el norte en. IV. derraman sobre los bañados de Quirquincho. este río circularía en dirección a la cuenca del Bermejo a partir de El Tunal. A las cuencas descriptos en 4) y 5) se los considera incluídas dentro de la cuenca del Río Bermejo. 5). 1 se representa la distribución del acuífero en estudio.16 hasta las proximidades del antiguo cauce del Bermejo.del Valle. desarrollándose dentro de las provincia de Santiago del Estero. En la Fig. y eventualmente desaguan en el Antiguo cauce del Bermejo. Se caracteriza por la alternancia de capas de arenas. al N de la Ruta Nac. En Joaquín V González.Cuenca del Río Pasaje-Juramento-Salado. con capas limoarcillosas que pueden alcanzar grandes espesores. 4). puede considerarse que la cuenca más aprovechable. Salta. por lo que. 6). A partir de la localidad de Chañar Muyoj sus derrames y cauces abandonados abarcan gran superficie y penetran dentro de la región del Pico del Chaco y NW de Santiago del Estero. Es decir. el interfluvio entre el Teuco y Bermejito pareciera tener diferente comportamiento hidrogeológico. Este sistema nace en las sierras Pampeanas de Catamarca. Se desarrollan la zona llana de Salta. en los valles Calchaquíes en Salta y Cordillera Oriental. Estos cauces.

Lavalle calcula que llegan unos 500 Hm³ anuales. pero. que junto con las lluvias. En ocasiones las arenas se encuentran secas. En la cuenca del río Salado se calcula un volumen hídrica anual.El segundo nivel acuífero es semiconfinado o libre. Puede contener lentes de aguas dulces. 2. contribuirían a la recarga de los acuíferos La expresión topográfica de los cauces. Las cuencas vinculadas con los acuíferos en estudio están afectadas todas por dichos procesos. en arenas saturadas o parcialmente saturadas. a raíz de las variaciones faciales. a la zona de Pto. Regionalmente pueden mencionarse tres niveles: 1.La correlación entre las capas. resalta llamativamente las pérdidas de caudales a medida que se avanza hacia el este. en la zona apical de cono de derrame del río Salado se detectan niveles de gravas y gravillas poco profundos. se hace dificultosa. Niveles similares se encuentran a mayores profundidades hacia las zonas más distales como el W del Chaco y NW de Santiago del Estero. en la zona de las Juntas de San Francisco un volumen hídrico anual de 1700 hm³. hay características que definen un patrón de comportamiento en las secuencias sedimentarias. y hacia el NW de Santiago del Estero unos 170Hm³. Esta característica condiciona las variables hidrogeoquímicas y físicas de los acuíferos vinculados. debiendo investigarse cuál es el mecanismo de aportes de estos derrames. En las cuencas de los Ríos Dorado y del Valle se estima un aporte anual de 900Hm³. normalmente freático. con derrames hacia la pcia.Un primer nivel acuífero hasta aproximadamente unos 30 m de profundidad. . Es decir se perderían anualmente por infiltración unos 1000 Hm³. Así en un informe del Programa Pico del Chaco (Vargas. El paisaje llano y la pendiente regional facilitan la extensión lateral de los derrames. normalmente salado aunque contiene también niveles de agua dulce y se lo encuentra hasta los 80 m aproximadamente. derramándose hacia los bañados de Los Colorados. No obstante. (observada en la cartografía e imágenes satelitales). para determinar los mecanismos de infiltración y esquemas de recarga. El clima y las características granulométricas determinan los procesos de evapotranspiración e infiltración. Por ejemplo. del Chaco de 280 Hm³. y su valoración debe ser objeto cuidadosos estudios. en general salado. aún para distancias horizontales pequeñas .que recargarían en parte los acuíferos del sur de Formosa y N de Chaco. V. Vinalito y W chaqueño unos 315 Hm³. Niveles acuíferos. a partir de Joaquín V González de 482 Hm³. 1977) estima para la cuenca del Bermejo.

Del análisis de la piezometría establece para el primer tramo una concordancia con los niveles de los cauces de superficie. infrayacente. evaluación. se caracteriza por arcillas y limos dispuestos en lentes en la parte superior y arenas con intercalaciones sabulíticas a conglomerádicas. asignando carácter influente a los cursos fluviales. y de mayor monotonía litológica.3. es preponderantemente arenolimoso aunque en algunas zonas es arcilloso. con calidades de agua normalmente superiores a los anteriores. atribuyendo este comportamiento al control de factores estructurales (altos. 1999) menciona que la interpretación de secciones sísmicas y la información proveniente de pozos petroleros en el chaco salteño. El segundo. A modo de conclusión. Hacia el borde distal la permeabilidad decrece y el agua contenida en los acuíferos se hace más salina como consecuencia de un mayor contacto entre la roca y el agua. dorsales. para la región del chaco salteño. determinando un flujo subterráneo Oeste-Este –noroeste a sudeste. que se centran los estudios presentes . 1999) cita a Padula y Mingramm. R. F.Por debajo del segundo nivel existe un tercer nivel de acuíferos. que sirve como barrera al flujo de aguas subterráneas. el mismo autor plantea la existencia de dos medios características hidrogeológicas distintivas: con El primero desde la superficie hasta profundidades que varían de 30 a 190 m según las zonas. que el abanico presenta acuíferos con altos rendimientos en los sectores apicales y medios. que la procedencia de la recarga del acuífero profundo se establece fuera del área de estudio. .señalando que este abanico aluvial está interrumpido hacia el este por un arco que es parte de la Dorsal El Caburé. Es en este nivel. sobre el que existen antecedentes de una posible extensión regional. VI. y una concordancia del escurrimiento superficial y subterráneo. A. Perforaciones profundas a más de 300 han detectado niveles de agua de buena calidad. arcos y fracturas). Asigna edad Cuartaria al tramo superior y Terciaria. permitió esbozar la configuración estructural del subsuelo para los primeros 500 m de profundidad. en la base. al inferior . Al respecto algunos autores (García. algunos con salinidades muy bajas de 0.5 mg/l. Señala asimismo. Concluye. Disponibilidad de los recursos hídricos. 1963. Respecto al comportamiento del abanico aluvional del río Salado (Martin. La localidad de Los Tigres se encuentra ubicada en el borde distal y es a partir de ese punto donde existe una interrupción brusca en la sedimentación como consecuencia del arco estructural mencionado. Para el segundo tramo establece una independencia del escurrimiento superficial del subterráneo.

190 0.285 0.VI. en base a valores extraídos de la Estadística Hidrológica.034 0. que conformarían parte de la recarga de los acuíferos.736 la Derrames en Hm³ por Km² 0. 1. Derrames medios Superficie de anuales en Hm³ Cuenca en Km² 1309 38. año 1997. en área de derrames.759 incluye infiltración Es decir. Del Estero). . Aguas abajo se usaron los valores de El Colorado (Formosa). cuya sumatoria se consideró representativa de los valores para las Juntas de San Francisco. y El Arenal (Sgo. Estimación de los caudales infiltrados Se efectuó esa estimación para los ríos Bermejo y Salado.000 693 616 40.017 0. a los que habría que sumar el aporte de las lluvias.259 50. puede asumirse que infiltrarían alrededor de 450/500 Hm³/año.000 la Derrames Hm³/Km² 0.500 Perdidas totales. que representa la cuenca activa aguas arriba. Río Juramento o Salado.000 65.017 en Considerando las pérdidas por otros factores.095 Juntas de Francisco El Colorado (FSA) 12.1. entre las Juntas de San Francisco y El Colorado se pierden unos 1760 Hm³ . en consecuencia una infiltración de 1000Hm³/año que engrosaría en parte la recarga de los acuíferos. Puede considerarse aceptable. T1 de la SRNy DS . es decir prácticamente toda la cuenca activa. Río Bermejo: Fueron tomadas como referencia las estaciones Caimancito y Zanja del Tigre. Estación El Tunal (Salta) El Arenal (SGE) Pérdidas incluyendo infiltración totales. Puede asumirse que por evaporación y evapotranspiración se pierden unos 800 Hm³/año. En este caso se analizaron valores para las estaciones El Tunal (Salta). obteniéndose: Estación Derrames medios Superficie de anuales en Hm³ cuenca en Km² San 14.

También.30. y a efectos de una estimación conservadora. b). VI.2. Estimación de aportes de recarga y reservas a). Dorado-del Valle ). ni lluvias sobre la cuenca. debe tenerse en cuenta que la capacidad bruta global de los tres embalses en estudio es de unos 2.000 m ..1. factores que favorecen la infiltración. (En el trabajo de García. se admite provisoriamente que el acuífero profundo en estudio.500 Hm³/año. se considera un espesor saturado de 30 m y una porosidad de 0. Recarga: A efectos de un cálculo estimativo. se toma un espesor saturado medio de 10 m y una porosidad eficaz de 0.20= 1. ya que el macizo subandino está intensamente fisurado y en su mayor parte posee una importante cubierta boscosa. 0.20). los efectos de la infiltración de los ríos. que el área de influencia de la recarga incluye el acuífero bajo estudios de la fig. Caraparí. sin considerar los aportes por infiltración directa de los ríos ni de las lluvias sobre la cuenca acuífera. es decir unos 7500 km².000. Se acepta. R para el chaco salteño.Este esquema de pérdidas de caudales se reitera en todas las cuencas afectadas (Pilcomayo. Comparativamente. La cifra es conservadora.500 Hm³ aproximadamente. puede suponerse un orden de magnitud de aporte a la recarga del acuífero de unos 1.000 m³ Es decir.10. es recargado mayormente por infiltración en el Sistema Sub Andino y Pedemomonte. Se considera para el área subandina un aporte por precipitaciones de 800 mm/año de los cuales 200 mm contribuyen a la recarga. se admite que dicha área de recarga sería de unos 250 km de longitud por unos 30 km de ancho. Reservas hídricas Considerando la gran variabilidad litológica del acuífero.e donde A= área e= espesor en m Vanual= 250. no teniéndose en cuenta en esta etapa de los trabajos. .500.000 m. de allí la importancia de su cuantificación para valuar la recarga zonal. El volumen anual de aporte estimado (solo para el sector subandino argentino es (V): V= A.

10 m= 60. Sintéticamente. los caudales estimados de infiltración de los cursos superficiales seguramente tendrán una influencia mayor a la supuesta en este informe. .010.El área considerada del acuífero en territorio argentino se estima limitada a una longitud de 300 km por 200 km de ancho. Como estos cálculos no consideran aportes provenientes de la infiltración de los ríos ni de las lluvias. Usos posibles de aguas superficiales y subterráneas.000 m³ Es decir. se prevé que los volúmenes de recarga podrían ser sustancialmente mayores.a).2.000 Hm³ almacenados en forma de aguas subterráneas que equivale a unas 25 veces la capacidad de almacenamiento bruto de los embalses. El mismo se representa en la fig.000. la recarga de los acuíferos situados en los niveles superiores se verificaría a través de las pérdidas por infiltración. VI.000 m . (mayores de 100 m).000. Wt = 300. tal como se pone en el cálculo hecho en VI. Aplicando la fórmula del volumen saturado (Wt): Wt = A. La aplicación de este tipo de tomas evitaría los perjuicios causados por los cursos divagantes en las obras de toma superficiales. con sistema de diseño similares a las galerías filtrantes. Mecanismo conceptual de la recarga: A estar por los datos disponibles y estudios consultados. c).e. 2 Los acuíferos situados a grandes profundidades. entre las posibilidades de explotación de los recursos hídricos de la zona se plantean dos alternativas: La primera prevee la explotación del recurso hídrico subterráneo en sus niveles profundos mediante perforaciones.p donde A= area en m² e = espesor saturado en m p = porosidad eficaz.200. muy posiblemente son recargados desde la zona subandina. No obstante.3.000 m . La segunda propone para el área chaqueña identificar las zonas aptas para la explotación de los recursos hídricos superficiales mediante tomas de captación enterradas en el subálveo de los ríos. habría unos 60.

se puede considerar que solo utilizando la recarga anual calculada en 1500 Hm3 como agua de buena calidad. . puede significar respecto a sus usos posibles lo siguiente: a). donde los acuíferos con agua dulce predominante se encuentran en los niveles más profundos. 1).500. Agua potable: Considerando una demanda de 500 l/hab.000 m³/año: 18 m³/año= 83 millones de cabezas.000. como al sur y sobre el área subandina.000 m³/ año/2.año.A efectos de tener una idea de los recursos diponibles. y cuantificar concretamente el mismo.000 Ha con riego permanente.500.día = 1. Uso en ganadería: suponiendo una demanda de 50 l / animal. 360d= 18. 4).5m³/día. tanto de los acuíferos superficiales como de los profundos.000 Ha c). b). 360 días = aprox. Lo planteado en 2) se articula con el hecho de conocer y verificar donde se dirigen las aguas que infiltran de los cauces superficiales. Interrogantes .000 l/año= 18 m³ = 1500.500. y los más salados en la parte superior. podría satisfacer la demanda de: = 1. Genera la duda el hecho que en el área se verifica una suerte de zonación inversa.000 m³/año/ 7. por año c/ animal consume =50 l/d. 3). Riego supletorio: considerando un uso de 2. El primer interrogante. 8. a definir en futuros estudios es la extensión y continuidad de los niveles acuíferos profundos.año= 600. tanto hacia el este.000 personas durante un año.día.000.000.500 m³/Ha. Riego: para una demanda de 7500m cúbicos por Ha por año. Determinar concretamente cuales son las áreas de recarga.año= 200. 5). d). VI.500 m³/ha.300.000m³/año: 0.500 m³/ha. Otra duda es la relación entre las aguas subterráneas y las estructuras geológicas existentes a grandes profundidades. 2). Otro problema es establecer un esquema conceptual claro en el mecanismo de recarga. y como estas estructuras afectarían la disponibilidad hídrica superficial y subterránea.000.4. = 1. cuya magnitud ha sido estimada más arriba.

etc. 2). de perforaciones que explotan mezclas de acuíferos. 3). . cuantificación de volúmenes. Mapa regional de isopiezas e isopacas. en función de las variables obtenidas en el estudio. De resultar factible. 6). sobre todo en Santiago del Estero y W de Formosa. Confeccionar sobre soporte informático GIS. 5). 4). en función de lo anterior los lugares más aptos y programar caudales y regímenes de explotación acordes. etc) 2) Determinar los perfiles estratigráficos e hidrogeológicos y su correlación . Para optimizar el conocimiento hidrogelógico regional deben llevarse a cabo los siguientes trabajos y estudios: Aguas subterráneas: 1). a). Completar la recopilación de información. Aguas superficiales: 1). Mapa regional de variaciones hidrogeoquímicas b). Debe tenerse en cuenta que los datos que están siendo evaluados resultan en general. (perfiles geológicos y de perforaciones. Definir. c). K. El interrogante más importante desde el punto de vista económico es conocer cuanta agua de buena calidad se dispone y cuáles son los niveles y regiones más aptos para encarar una explotación racional VII. con valores que no representan estrictamente cada unidad. Q/s. caudales. aprovechar perforaciones en ejecución o construir nuevas para una evaluación más ajustada de los parámetros 2) y 3). conductividad. S. Reformular los modelos conceptuales y elaborar un modelo matemático del funcionamiento hidrogeológico regional. 7). parámetros hidráulicos. contaminación.6). así como el diseño de sistemas de riego o de agua potable mediante construcción de baterías de pozos. así como la zonación geoquímica horizontal y vertical en función de la documentación disponible. Determinación de caudales utilizables y las áreas aptas para formular obras de recarga de acuíferos. evitando sobreexplotación. Otro interrogante es la datación de las edades de los distintos acuíferos. Mapa regional de parámetros físicos: T. procesos de salinización. Evaluación hidrológica e hidrogeológica de los procesos de infiltración. con el objeto de mejorar calidades y disponibilidades hídricas de los mismos. Trabajos a realizar.

Catálogo de perforaciones del Impenetrable. Secretaría de Industria. Nac.I. perspectivas. Campaña del Oeste programa III. 1990. Estudio y determinación de lugares aptos para la instalación de tomas subálveas en los cauces. tesis doctoral. Ramón. Vargas. de Salta. Hidrogeología del Chaco Boreal Salteño. Resistencia. Pcia. Hidrogeología del Valle de Lerma. de Salta. Univ. Baudino Guillermo A. Estudio preliminar para el aprovechamiento de los recursos hídricos de la cuenca del río Pasaje. Fac. SIN 1514-4186. 1996 Estadística Hidrológica 1997 (2 Tomos). Soluciones al problema del agua en la expansión de la frontera agropecuaria de la provincia del Chaco. Litoral. Perfiles de perforaciones de grandes profundidades. Pcia. Tesis Doctoral . E 1/500000 Servicio Geológico. Estudio geológico y sedimentológico del subsuelo del oeste chaqueño. Vargas. Julio 1977. Presidencia de la Nación (confeccionado por EVARSA). de Cienc. Escuela del Doctorado en Ciencias Geológicas. 1996. Chaco. CATFA. Santa Fe. Unidad Sedimentología. Información complementaria. Nac. Chaco. Mapa Geológico de la provincia de Jujuy. Iriondo. Comercio y Minería. Escuela del doctorado en Ciencias Geológicas. Bibliografía. M. 1978. Secretaría de Recursos Naturales y Desarrollo Sustentable. Salta. 1978. Resistencia (CH). Fernando Rodolfo. Juramento -Salado. Dirección de Minería y Geología. • • La oferta de agua subterránea en la región semiárida Chaqueña. Jorge N INCyTH. A efectos ilustrativos se acompañan un perfil sedimentológico y algunos sondeos sísmicos efectuados en la zona de Taco Pozo (Chaco). García. Centro de Hidrología Aplicada.. Ramón. 1997. Univ. VIII. formulación de los criterios para diseño de las obras de captación. 1982. Salta. TI (3T) C. • • • • • • • • • . recopilación en APA. Convenio de Asistencia Técnica y Financiera en Agua. 1995. 1998. serie de correlación geológica nº 13: 425-434. Naturales.3). Santa Cruz. Resistencia (CH) 1976. El Holoceno en el Litoral.F.

. Martín. Tucumán. Unidad de Infraestructura y Desarrollo. Salta.• • • Mapa geológico de la provincia de Salta. Anta y Rivadavia. Hodrogeología de Santiago del Estero. 1998. A. Servicio Geológico Minero Argentino. Comercio y Minería. 2001 . Perfiles de perforaciones de los Dptos. E 1/500000. Secretaría de Industria. Universidad Nac. 1999. Salta. .

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful