Está en la página 1de 9

Estoy TOTALMENTE de acuerdo con la enseñanza católica acerca de la

Eucaristía.
Este enseñanza tiene sus bases en la Palabra de Dios.
Empezaré por mostar lo que ES y lo que NO es la Eucaristía:
- No es la repetición del sacrificio de Cristo en la cruz. Cristo fue inmolado
sólo una vez.
- Es la actualización permanente de aquel sacrificio pascual, el cual tiene
tiene una vigencia ETERNA. En la eucaristía, se hace presente los
beneficios de ese sacrifico pascual y verdaderamente tenemos comunión con
el Cuerpo y la Sangre de Jesucristo. Pero además, el sacrificio eucarístico en
la Iglesia Católica, así como en la Ortodoxa, también ES memorial.

Pero, para que no sean MIS palabras sino las de MI Iglesia, reproduzco
otros artículos del catecismo de la Iglesia católica dado el 11 de octubre de
1992
Art 611:
La Eucaristía que instituyó en ese momento será el "memorial" (1 Co 11,25)
de su sacrificio. Jesús encluye a los apóstoles en su propia ofrenda y les
manda perpetuarla.

En el artículo que ha mencionado Maripaz,la Iglesia católica enseña una


verdad maravillosa: Es en la celebración de la Eucaristía donde tenemos
comunión con el Cuerpo de Cristo, del cual también forman parte aquellos
que ya están en la presencia de Dios, es decir, María y todos los santos
(canonizados o no). Nosotros, los católicos, tenemos conciencia de formar
UNA sola Iglesia con aquellos cristianos que ya han partido de este mundo
para estar con Cristo. La comunión de los santos, posible gracias a la acción
del Espíritu Santo, es especialmente celebrada en la Eucaristía, donde
nuestra comunión con el Salvador alcanza su cenit sacramental.

Ahora van una serie de preguntas para Maripaz:


¿Porqué escondes que la Eucaristía en la Iglesia católica es también el
memorial del sacrificio de Cristo?
¿Porque citas SÓLO el artículo 1370 y no los que van del 1362 al 1369, el
1371 y el 1372?
¿Te interesa realmente saber cuál es la doctrina católica sobre le Eucaristía o
simplemente ridiculizarla sin investigar sus raíces bíblicas?

Vamos con las evidencias bíblicas:


¿Queremos saber CUÁL es la interpretación que la propia Biblia da a las
palabras de Cristo?
1 Cor 11,23-29
Porque yo reccibí del Señor lo que también os he enseñado:
Que el Señor Jesús, la noche que fue entregado, tomó pan; y habiendo dado
gracias, lo partió, y dijo:
Tomad, comed; esto es mi cuerpo que por vosotros es partido; haced esto en
memoria de mí.
Así mismo, tomó también la copa, después de haber cenado, diciendo:
Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre; haced esto todas las veces que la
bebiereis, en memoria de mí.
Así, pues, todas las veces que comiereis este pan y bebiereis esta copa, la
muerte del Señor anunciáis hasta que Él venga.
De manera que cualquiera que comiere este pan o bebiere esta copa del
Señor indignamente, será culpado del Cuerpo y de la Sangre del Señor.
Por tanto, pruébese cada uno a sí mismo, y coma así del pan y beba de la
copa.
Porque el que come y bebe indignamente, sin discernir el Cuerpo del
Señor, juicio come y bebe para sí.

1 Cor 10,16:
La copa de bendición que bendecimos, ¿no es la comunión de la sangre de
Cristo? El pan que partimos, ¿no es la comunión del Cuerpo de Cristo?

Maripaz, ¿puedes responder a esas preguntas de Pablo? ¿puedes decirme si


tú crees que la Eucaristía es, tal y como enseña la Iglesia católica, la
comunión con el Cuerpo y la Sangre de Cristo? ¿O creerás que es "sólo" un
memorial?
Nosotros también creemos que es un memorial. Pero a diferencia de
vosotros, SABEMOS, porque lo dice la Biblia, que la Eucaristía es
verdadera comunión con el Cuerpo y la sangre de Cristo.
Esa es la fe de mi Iglesia. Esa es la fe de los primeros cristianos y de
cualquiera que pretenda ser verdadero cristiano.

Padre, abre los ojos de Maripaz para que pueda ver tu luz en esta doctrina,
tal y como la manifiestas en tu amada Iglesia Católica

En Cristo y en su amada Iglesia


Luis Fernando

Moyca:
Dos pequeñas preguntas
Si le Eucaristía Católica es un sacrificio?.

Recuerden que Jesucristo dijo:

Misericordia quiero y no sacrificios. Mateo 9:13

Luis:
La Eucaristía nos acerca al mayor acto de misericordia de la historia de la
creación.

Moyca:
Y si la Eucaristía es dar gracias a Dios??

Entonces porque invocan a los santos y las vírgenes,

Luis:
En la Eucaristía nos unimos a todos los santos y a María para dar gracias a
Dios

Moyca:
No hermanos denle gracias a Dios.

Luis:
En una misa católica no se para de dar gracias a Dios

Ejemplo
Levantemos el corazón

Lo tenemos levantado hacia el Señor

Demos gracias al Señor


Es justo y necesario

En verdad es justo y necesario darte gracias siempre y en todo lugar.....

Hna. Maripaz:

Hay otras razones por las cuales uno no contesta:

1 No se manda uno solo en el trabajo y te mandan de comisión a lugares


despoblados (me pasa con frecuencia).

2 Te das cuenta de que puedes poner en evidencia a una persona que


evidentemente está enojada y no es el objetivo que persigues, porque los
enojos no ayudan a tener una comunicación sana.

3 No te interesa responder porque tienes un motivo específico, donde tu


objetivo principal es mostrar el amor y la misericordia de Dios, y por eso no
respondes a ataques personales.

4 De momento no sabes que responder, y esa falta de argumentos te lleva a


alimentarte de la palabra y a revisar tus fuentes con ojos críticos.

5 Sabes que responder, pero te sientes enfadado, y sabes que una respuesta
fuera de tono no es el agrado de Dios, y esperas unos días para contestar en
justicia y con veracidad.

¿Puedes compartir honestamente cual es tu caso?

Si lees mis mensajes y mis "fugas" podrás identificar claramente algunas de


estas situaciones.

Bueno, vayamos al mensaje y aportemos más pruebas bíblicas que apoyan


lo expuesto magistralmente por Luis Fernando:
____________

Nunca hay que perder de vista que Jesús nació y vivió entre nosotros en el
pueblo Judio, para entender muchos de sus gestos y palabras, es necesario
entrar profundamente en la mentalidad y costumbre existente, para captar el
mensaje de Jesús en toda su plenitud y esplendor.

La Última Cena sucedió durante la fiesta de la Pascua (Mc 14, 1). Jesús
hubiera podido celebrar la Cena otro día, pero lo hizo durante esta fiesta. Y
le dio un nuevo sentido. Para entender la Última Cena (Misa), tenemos que
saber qué hizo Jesús.

La Pascua se celebraba cada año. Todavía la celebran los judíos. Es la


conmemoración de la liberación de los israelitas de la esclavitud en Egipto.
El ángel de la muerte pasó por encima de cada casa que fue untada con la
sangre de un cordero. Después la familia comió el cordero. No fue
suficiente untar el dintel de la casa con la sangre.
Tuvieron que comer: Y aquella noche comerán la carne asada al fuego y
panes sin levadura (Ex 12, 8). El cordero tuvo que ser sin defecto (v. 5)
como prefigura de Jesús, el Cordero de Dios (Jn 1, 36) quien también es sin
mancha. En esta celebración Dios realizó una alianza, un pacto con su
pueblo.

En Exodo 24, 7-8 se narra que Moisés roció el pueblo con la sangre del
cordero para sellar este pacto. (Hno. Ezequiel, si lees esto compáralo con la
acción de pedir al Padre que derrame en la asambléa la sangre de Jesús;
¿Será magia o poder de Dios?).

Ahora Jesús celebró esta misma fiesta pero la transformó. Es su sangre la


que salvaría de la muerte del pecado, LA SANGRE DEL CORDERO DE
DIOS. El pan que se usa en la fiesta de Pascua (y en la misa) es pan sin
levadura (Mc 14, 1). Con el pan en sus manos, Jesús dijo: Esto es mi cuerpo.
El discurso de Jesús sobre comer su cuerpo se dio cercano a la Pascua (Jn 6,
41). Se puede ver en ésto el vínculo entre el discurso y la celebración de la
Última Cena. Esto es mi sangre del nuevo pacto (Mc 14, 24 y 1 Co 11, 25)
alude al Antiguo Pacto de Éxodo 24.

¿COMO SE CELEBRABA LA CENA DE PASCUA?

Las cuatro copas

Entraban en la celebración de Pascua más de una copa de vino, como vemos


en Lucas 22, 17-20. Si hoy celebraras la Pascua con una familia judía, la
celebrarán con cuatro copas. La primera copa se llama la Kadush. La
celebración verdaderamente comienza con la segunda copa que se toma
después de recitar el Salmo 113. La tercera copa es la copa de bendición que
se toma después de dar gracias y orar sobre el pan y cantar el Hallel (Salmos
de alabanza 114-118). En Marcos, Jesús canta estos salmos pero no
concluye con la cuarta copa que se llama la copa de consumación. El
Evangelio de Lucas ha cambiado un poco el orden de las palabras de Jesús.
Se reconoce por todos los eruditos de la Biblia que Lucas se basó en el
Evangelio de Marcos. Si no, parece que Jesús se contradice. Ya que al
parecer están consultando fuentes católicas, se explica más sobre las cuatro
copas y cómo los judíos celebraban la Cena Pascual en el cap. 15 de La
Plegaria Eucarística, Luis Maldonado, pp. 166-170.

Fue la tercera copa de vino que Jesús cambió en su sangre. Así Pablo
identifica la copa de bendición con la Eucaristía en 1 Co 10, 16. Él dijo algo
que hubiera sorprendido a los apóstoles: no beberé más del fruto de la vid,
hasta aquel día en que lo beba nuevo en el reino de Dios (Mc 14, 25). Qué
sorpresa para los Apóstoles, porque ellos sabían que todavía quedaba otra
copa en la fiesta pascual, pero Jesús no la tomó. ¿Dónde está la última copa
para terminar la fiesta de Pascua? La fiesta que Jesús celebraba en la Última
Cena no había terminado. Le daría otro sentido a "la copa" y a la fiesta. La
última copa es la que en su naturaleza humana que se rebelaba ante el
sufrimiento de la cruz, y que en el monte de los olivos pedía al Padre que la
apartara de Él.

LA CUARTA COPA

En Marcos 14, 36 Jesús dijo: Padre aparta de mí esta copa. Aquí está la otra
copa de la cual Jesús habló: La copa que el Padre me ha dado, ¿no la he de
beber? (Jn 18, 11). Es el sufrimiento y muerte en la Cruz. La celebración de
la Última Cena continúa en la Pasión del Señor. El Calvario terminaría la
Pascua (y la Cena). Sería un sólo acto de Sacrificio Pascual. El Calvario
representa el sacrificio del Cordero perfecto. La túnica que llevaba Jesús era
como la que usaba el sacerdote judío para los sacrificios en el templo (Jn 19,
23). Él es el Sacerdote Supremo.

En el camino al calvario los soldados le ofrecieron vino a Jesús (Mr 15, 23)
pero no lo tomó. Había dicho que no tomaría hasta aquel día cuando lo
bebería en el reino (14, 25). Luego en la cruz Jesús dijo: Tengo sed. ¿Será
que de repente Jesús tenía sed? No. Hacía horas que estaba sufriendo de sed
por la pérdida de sangre (y en un clima de desierto). Pero ahora en la cruz Él
quiere terminar la Última Cena (la última copa de la Pascua), para que la
Escritura se cumpliese (Jn 19, 28). Los soldados le dan vino agrio ("atum"
[gr: OXOS] una especie de vinagre para los solados comunes) y esta vez sí
lo bebe (Jn 19, 29). Se lo dan con una rama de hisopo, igual a la que usaron
cuando untaron la casa con sangre del cordero (Ex 12, 12). Luego Jesús dice
(todo) consumado es. ¿Qué es "consumado" si Jesús no ha resucitado
todavía? El fue resucitado para nuestra justificación dice Pablo (Ro 4, 25).
Es la Última Cena de la Pascua la que está concluida. Y es de notar que el
nombre de la cuarta copa era "la Copa de Consumación", y lo que dijo Jesús
(en hebreo) es exáctamente lo que decía el padre de la familia cuando
terminaba la cuarta copa.

Se pueden consultar además fuentes Judías también para constatar la solidez


de los argumentos emitidos aquí.

La Pascua celebraba el acontecimiento de la muerte de los primogénitos de


los egipcios. Ahora es Jesús quien es el primogénito sacrificado para salvar,
no solamente a los judíos, sino a todo el mundo. El es la Pascua que nos
libera (1 Co 5, 7) es la sangre del Nuevo Pacto que por muchos es
derramada (Mr 14, 24). Pero no terminó la fiesta en la mesa.

Para los judíos no era suficiente untar la puerta para salvarse, había que
comer. Y nosotros, los del Nuevo Pacto, tenemos que celebrarlo también:
Haced esto en memoria de mí (1 Co 11, 24). Y no es por casualidad que la
Palabra de Dios vincula "recordar/hacer memoria" con "sacrificio" en Heb
10, 3. Los únicos dos lugares donde se habla del holocausto -Lv 24, 7 y Nm
10, 10 (tópicos en Sal 37 y 39)- hacen un enlace entre pan y sacrificio.

Por eso Pablo dice: que celebremos la fiesta (1 Co 5, 8) para mantener


presente el sacrificio. O como lo dijo Jesús el que come mi carne y bebe mi
sangre tiene vida eterna (Jn 6, 54). Para salvarse de la muerte los judíos en
Egipto no comieron una cosa que representaba un cordero. Comieron
cordero. Tampoco creen los católicos que comen solamente un símbolo del
Cordero de Dios. Moisés no roció algo que simboliza sangre de cordero (Ex
24, 8).

Jesucristo es nuestro sacrificio, fue sacrificado una vez en el Calvario, pero


tenemos que comer su cuerpo para cumplir la Alianza. La Última Cena fue
un revivir la Pascua . La misa católica es un revivir la Última Cena. No es
solamente un recuerdo. La misa no es "otro sacrificio" sino la participación
en el mismo y único sacrificio de Cristo en la cruz, igual como la Pascua
para los judíos hoy es participar en aquella noche cuando celebraban su
liberación de Egipto. El pasado es hecho presente -ANAMNESIS- haced
esto en memoria mía.

Tenemos que distinguir entre la muerte de Cristo, y el sacrificio en la Cruz.


La Iglesia Católica sabe que Cristo murió una vez, y resucitó para siempre.
No muere en la misa. Pero su sacrificio es hecho presente en cada una. La
santa Cena está infinitamente vinculada con el sacrificio del calvario. Todas
las veces que comiéreis este pan, y bebiéreis esta copa, la muerte del Señor
anuncias hasta que él venga (1 Co 11,26).

Para concluir, es muy importante leer Éxodo 12, 11ss para entender lo que
hacía y pensaba Jesús al celebrar la Última Cena durante la fiesta de la
Pascua.

Cada año los judíos reviven la huida de Egipto cuando celebran la pascua en
sus casas siguiendo las órdenes de Dios: Habló Jehová a Moisés...en el día
diez de este mes tómese cada uno un cordero.. .y tomarán de la sangre y la
pondrán en los dos postes y en el dintel de las casa... Y aquella noche
comerán la carne... y panes sin levadura... Y lo comeréis así: ceñidos
vuestros lomos, vuestro calzado en vuestros pies y vuestro bastón en vuestra
mano; y lo comeréis apresuradamente; Es la Pascua de Jehová (Ex 12, 1-
11). ¡ Literalmente carne de cordero y sangre viva!

Para el judío esta fiesta y la manera de celebrarla es costumbre perpetua por


mandato de Jehová (Ex 12, 17).

¿Por qué comer apresuradamente como manda Dios, si hoy en día el judío
no tiene que huir de los egipcios? Es que está reviviendo el acontecimiento.
Es así como los católicos cuando celebramos la misa, revivimos la Ultima
Cena, la Nueva Pascua cuando salimos de la esclavitud del pecado. Y como
se dijo antes, es más que un recuerdo intelectual. No es el mismo significado
de una fiesta nacional en la que uno simplemente recuerda el pasado pero no
lo revive, no hace presente un acontecimiento pasado. Nuestra Pascua es
diferente: ES REVIVIR LA ULTIMA CENA, un encuentro con Jesús EN
SU PLENITUD en la "Fracción del Pan"(Lc 24, 30-31).

Sacia al alma menesterosa, y llena de bien el alma hambrienta (Sal 107, 9).

Bienaventurado aquel... cuya esperanza está en Jehová su Dios... que da pan


a los hambrientos (Sal 146, 5-7).

¡Yo soy ese hambriento mi Señor!

¡Aliméntame siempre con tu pan!

¡Derrama Tu Sangre preciosa sobre este foro y sácanos de nuestras


esclavitudes y errores!

¡llévanos a compartir en perfecta hermandad tu alimento desde aquí y hasta


la eternidad en tu Santísima presencia en el cielo!.

Amén.
____________

Luis Fernando y Karolusín:

Que Dios los siga bendiciendo e iluminando, toda la semana pasada salí y
no me fué posible estar en este foro, pero me doy cuenta con alegría que ¡Ni
falta hace!.

Pero ojalá que fueramos un poco más numerosos, no para hacer un ambiente
agrio, sino para compartir con ecuanimidad nuestros conceptos y nuestra fe.

Lo curioso en este caso, es que este material lo preparé para contestar a Julio
su "Famosa" descalificación del evangelio de Mateo, utilizando una cita que
curiosamente apoya con fuerza el sacramento de la Eucaristía.

¡Lo que son las cosas!

Saludos y bendiciones para todos.

Dios te bendiga Yitzik.

Tus preguntas no me parecen tontas, muy al contrario, son muy racionales.


En la medida que me sea posible trataré de darles semejantes respuestas.
Sólo un comentario marginal: Dios es alérgico a nuestro modelo científico-
racional y parece divertirse con saltárselo.
Cita:

1. Si se comen a Cristo de verdad, ¿qué parte del cuerpo se comen?

La mayoría de sus preguntas hacen una presuposición que nace del


desconocimiento de lo que dice el dogma católico sobre la presencia real de
Cristo en la Eucaristía, esto es, que las formas consagradas contienen sólo el
cuerpo o la sangre de Cristo por separado y no que Cristo mora juntamente
con su alma y divinidad en cada partícula o gota de estas especies, que es lo
que afirma nuestra doctrina. Otro de nuestros dogmas declara la
indivisibilidad de la divinidad de Cristo con su humanidad, esta norma
tampoco puede violarse en la Eucaristía si Cristo estuviese realmente
presente, que es lo que afirmamos. Por tanto no está ni Cristo como Dios ni
su cuerpo dividido en cada hostia consagrada sino que Él reside
completamente en la totalidad de cada una de las especies.
Cita:

2. Si se comen realmente a Cristo, ¿eso no se considera canibalismo?

Si nos estuviésemos comiendo sólo el cuerpo de Cristo, este calificativo


sería apropiado, seríamos caníbales, pero como no estamos comiendo a Dios
completamente deberíamos, con tal de mantenernos bien "racionales",
inventarnos un calificativo nuevo y llamarnos "dei-nivales" o "teo-nívales".
Cita:

3. Si se comen a Cristo que no tuvo pecado en la carne, ¿cómo es posible que


a pesar de que muchos católicos se alimentan con el cuerpo de Jesús aún así
siguen pecando?, acaso no debería funcionar como las vitaminas o mucho
mejor que las vitaminas.

De hecho esto sí funciona como las vitaminas porque nos preserva de


cometer pecados mortales y también funciona como "medicina" porque
elimina del alma los efectos de los pecados veniales. Cristo es realmente
alimento para nuestras almas, comida de salvación. La Eucaristía no es un
sacramento para los "muertos" (bautismo y reconciliación) sino que
presupone que el alma está viva. Este sacramento no borra los pecados
mortales del alma ni le hace provecho a los que la consumen estando en
pecado mortal, por eso es que usted ve los casos que cita. Pero quien la
consume estando en estado de gracia santificante ciertamente es fortalecido
para no pecar y encima recibe la gratificación en su alma que recibe
cualquier humano cuando come para su cuerpo.
Cita:

4. Si funciona como las vitaminas, ¿no es suficiente con comerlo una sóla
vez?

No sé cómo entiende usted que funcionan las vitaminas, pero estas son de
las sustancias que el cuerpo consume más rápidamente. El alma puede irse
ensuciando bastante de pecados veniales y debilitándose por los efectos de
la concupiscencia en el hombre y este Alimento Santo se encarga de
limpiarnos de esos pecados y fortalecernos, por lo que al igual que el cuerpo
consume energías y necesita más, el hombre deteriora el estado de la gracia
que habita en su alma con sus pecados y omisiones y necesita fortalecerla y
hacerla crecer.
Cita:

5. Si se comen el cuerpo de Jesús, ¿de qué tamaño es su cuerpo?, porque


millones de católicos toman la ostia diariamente por cientos de años y no se
termina, ¿acaso su cuerpo es infinito?, si era infinito ¿cómo entró en el
vientre de María?, si era finito, ¿cómo da abasto para tantas misas?

Ver respuesta a pregunta # 1. Así de tremendo como es el misterio de la


Encarnación que es como Dios asumió una naturaleza humana estando
indivisiblemente unidas en una sola persona Humanidad y Divinidad, así de
íntima es la relación de lo omnipresente de lo divino con lo espacial de lo
humano. Este inconveniente ha sido del interés de hombres de ciencia como
Descartes y Varignon, intentando darle respuestas lógicas o matemáticas,
pero lo obvio es que la realidad del cuerpo místico de Cristo trasciende lo
que la ciencia podría concluir, tampoco hay respuestas para que Jesús
pudiese atravesar paredes, viajar distancias en momentos instantáneos o
ascender sin propulsión y luego, habitando a la diestra del Padre
aparecérsele a Saulo, esto lo ha hecho el mismo cuerpo que tratamos en la
Eucaristía.
Cita:

6. Si su cuerpo es carne y sangre, ¿cómo es posible que se coman su cuerpo y


cuando él tiene un cuerpo glorificado?

Ver la respuesta anterior. Notar también que es de esta misma manera que
un cuerpo glorificado ha comido pescado.
Cita:

7. Si él después de que se lavantó de los muertos tenía un cuerpo glorificado,


¿el cuerpo que se comen los católicos es carne glorificada?

Ver respuesta a pregunta # 1. No es su cuerpo, es a Él completamente.


Cita:

8. Si se comen su cuerpo, ya sea glorificado o carnal, ¿cómo es posible que el


cuerpo humano acepte sin tener problemas de digestión o espirituales cuando
come un cuerpo sin mancha del pecado?

Desconozco la razón por la que tal cosa podría darnos in-digestión. Si usted
supone que María tenía pecados, tendría primero que responder cómo pudo
La Plenitud de la Divinidad habitar durante nueve meses en el cuerpo de
alguien manchado por el pecado y que seguía pecando sin que le causara
indigestión o espasmos de algún tipo a ella.

Sigo en un par de horas. Lunch-Time.

En el Amor de Jesús.
Gabaon.