Está en la página 1de 3

ELÍAS, VIDA DE ALTAR Y CONSAGRACIÓN

Dios no tiene hijos preferidos, tiene personas que se atreven


a ir más allá del velo de una vida cristiana común y
corriente. Aquellos que están dispuestos a dejarse tratar por
Dios y hacer tratos con Dios experimentan lo sobrenatural de
El en sus vidas cada día.

A. EL COMIENZO DE ELÍAS Y SU CONSAGRACIÓN. Cáp.


17: 1-7

1. De los moradores. V1
Elías no tenía un nombre importante, no tenía
antecedentes que lo indicaran con un agente de
transformación para Israel.

Dios promueve a Elías a un Ministerio especial fruto de


algo muy importante…no fue simplemente porque era un
“Elegido”

2. Vive Jehová en cuya presencia estoy


Al recibir a Cristo el Espíritu de Dios viene a morar en
nuestros corazones y tenemos su presencia, pero algo
muy diferente es cuando Yo vivo en su presencia con
una búsqueda diaria de El…vida de Altar.

Cuando hay la vida de Altar: nuestras palabras cobran


poder y Dios comienza a usarme para afectar toda una
nación de manera positiva.

3. Vino palabra de Jehová. v2


Para aquel que vive en su presencia es “Normal” el
escuchar a Dios y su fe ya no esta solo basada en lo
que escucho de alguien ó lo que su respectivo líder le
dijo (para luego decir lo hice porque me lo dijeron),
como resultado de estar en la presencia percibe la voz
de Dios.

4. Apártate de aquí…v3
Algo importante si quiero pasar de ser un Cristiano
Normal a ser un cristiano de Visión y crecimiento…Dios
le dijo: Apártate de aquí vuelve al Oriente

Fruto de esa vida personal de altar Dios le encarga a


Elías la restauración de Israel, pero contrario a todo
pronostico, después de presentarse ante el Rey Dios le
ordena apartarse.

El ministerio de Elías no comenzó con “grandes cosas”,


no comenzó con una página www.eliasmilagros.com
Inicio de forma especial: aprendiendo a esperar en El, a
estar a solas con EL y agudizar el oído para distinguir su
voz.

5. La obediencia revelacional como factor de Bendición.


V5
La obediencia de Elías era por encima de la lógica

Dios usa lo que tenia Elías y le lleva al Monte Carmelo


para hacer volver a EL, el corazón de una nación que
pasaba por sus momentos más críticos, llenos de
frialdad espiritual e idolatría.

B. ELÍAS Y SU VIDA DE ALTAR. Cáp. 18

Aquí vemos el mensaje central de Elías, que tenemos que


asumir cada uno de nosotros si queremos una vida de
crecimiento y prosperidad integral

1. No claudicar entre dos pensamientos. V21


1.1 Comenzar a ser radicales con nosotros mismos
1.2 No darnos pequeñas licencias de vida
1.3 No jugar con la voluntad de Dios una vez que la
conozco

2. Arreglar el Altar. v30


2.1 La búsqueda de Dios nos afecta mi posición, pero si
mi condición
2.2 Hay cosas que estorban el levantar el altar ( TV, mal
manejo del tiempo, etc)
2.3 Es aquí cuando se comienza vivir por “lo que se
sabe” y no por lo fresco de Dios

3. Corto el buey en pedazos. v33


3.1 Presentarle mi vida diariamente
3.2 No conformarse con el “Yo soy así y punto”
3.3 Vivir de manera diaria el renunciar y cultivar ( Rom
12:1-2)

4. Cayo Fuego v38


4.1 De nada sirve un altar sin fuego
4.2 Debemos clamar a Papá Dios por denuedo…es mucho
mas que saber
explicar, es cuando Dios unge mis labios para llevar
un mensaje que toca el
corazón por mas simple que este sea.

APLICACIÓN TEOTERAPICA
La vida de Elías representa todo lo que Dios puede hacer con
una persona común y corriente que decide lanzarse a ser un
conquistador, venciendo primero sus propias dudas y
temores. La vida radical para nosotros los cristianos no es
una opción es un llamado que nos hace el mismo Dios.