GACETA CULTURAL NACIONAL E INTERNACIONAL

Marzo 2011

Año III Vol.9

Coriolano González Montañez

finales del pasado año 2010, el poeta canario Coriolano González Montañez, antaño asiduo del mundillo virtual dedicado al haiku bajo el seudónimo de Guillermo Fontes, ha visto publicado el libro de poemas La luz, en Ediciones Idea (colección Atlántica, Santa Cruz de Tenerife). En lo que a un servidor atañe, esta publicación es especialmente gratificante, pues una parte del libro, en concreto la englobada bajo el epígrafe El acantilado y la platanera, figuró hace unos años en cartera de la primera y pronto frustrada aventura de Haibooks, ahora felizmente retomada por Frutos Soriano y otros amigos del haiku de Albacete. Se trata de una edición sencilla pero muy conseguida, con un terceto por página. El autor nos propone un poemario con el haiku como columna vertebral, estructurado en tres partes: la anteriormente mencionada El acantilado y la platanera, una segunda compuesta por poemas de inspiración algo más libre que siguen la pauta métrica bien del haiku, bien del tanka japonés, de título En este lugar de desgarro, y por último Albor, donde el autor abarca sus haikus escritos en estos últimos años. Coriolano es un maestro del haiku sensorial, del haiku rico en aromas, sonidos, sabores y colores. Abunda, desde su personal estilo, en la senda de otros poetas de haiku como el colombiano Fernando López Rodríguez o el dominicano Rafael García Bidó. No es ninguna coincidencia que todos ellos estén radicados en latitudes tropicales, algo que se evidencia especialmente en el rico léxico de su poética: La luz de Coriolano González está poblada por piteras, lagartos, retamas en flor, perenquenes, guanos, palmeras, pardelas, ciruelas, plataneras, callaos, volcanes, vientos alisios, gaviotas, algas, tajinastes, aguavivas. Aunque también hay lugar en el poemario para el haiku más heterodoxo o el haiku urbano, la gran contribución de Coriolano al haiku hispano es sin duda su temperamento tropical, su cercanía a los sentidos del lector. En la selección de poemas que cierra esta breve reseña, los amigos que lleven ya algún tiempo frecuentando las páginas electrónicas dedicadas al haiku reconocerán algunas de las obras maestras que han visto la luz -nunca mejor dicho- desde Internet en este último decenio.

A

reseña de Luis Corrales

GACETA DE HAIKU “HOJAS EN LA ACERA”

ISSN 1989-5984 www.hela17.blogspot.com hojasenlaacera@hotmail.es

29

GACETA CULTURAL NACIONAL E INTERNACIONAL

Marzo 2011

Año III Vol.9

El acantilado y la platanera: en la pitera sobre la arena

una araña ensartada: risa de niños

cuatro huellas de pies: dos son de niño

En este lugar de desgarro: Albor: cojo una piedra es media tarde ya consumidos

y la lanzo muy lejos:

la leña y el silencio, el grifo que gotea

nuestros pies crujen: pauta el vaho y las sombras

grillos y ranas: este frescor

entre las plataneras

sube a la flor

solamente una hormiga y luego vuela

GACETA DE HAIKU “HOJAS EN LA ACERA”

ISSN 1989-5984 www.hela17.blogspot.com hojasenlaacera@hotmail.es

30

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful