Está en la página 1de 3

Porqué se quedan o se van los Scouts!

El escultismo atrae a muchos miembros por muchas razones, pero no todos se quedan. Algunos se van porque no se están divirtiendo y no se sienten parte del grupo. Quizá la forma como se lleva el programa no les permite establecer y superar retos personales. Tal vez no se les está dando suficientes oportunidades de contribuir a su propia formación.

Puede haber cambios en las circunstancias familiares, incluyendo cambios de residencia fuera de la localidad. Los amigos y otras actividades también pueden alejarlos si no están obteniendo lo que desean del Escultismo.

¿Qué podemos hacer los Scouters y Dirigentes para lograr que nuestros muchachos regresen sábado a sábado? Podemos ofrecerles diversión y amistad, darles oportunidad de establecer y lograr sus propias metas, permitirles ser independientes y responsables, y proveer de un complemento a la vida familiar.

Diversión con los Amigos!

La diversión es la habilidad de extraer placer de cada tarea, trabajo o reto. Divertirse significa ser feliz mientras realizamos nuestras actividades. Una lección dada con diversión se convierte en un juego. Ve si puedes recordar algo divertido, emocionante, excitante o gracioso que te haya pasado en el Escultismo. ¿Fueron estos sucesos planeados o espontáneos?

Ahora recuerda tus últimas actividades Scouts, ya sea que estuvieras dirigiendo una campaña social, realizando un servicio, trabajando en el adelanto de los muchachos, o ensañando alguna técnica, ¿Te has divertido haciéndolo? Si no, alégrate. El Escultismo es un juego, no una ciencia. Si tu no te estas divirtiendo en tus actividades Scouts, es muy probable que tus muchachos tampoco lo estén haciendo.

Tus Scouts necesitan sentirse aceptados por sus compañeros y por ti. Tu puedes tomar la iniciativa haciéndote amigo de cada uno de ellos.

Metas Personales.

¿Sabes realmente cuáles son los intereses de tus Scouts, cuáles con sus aficiones? Si no, pregunta. Pregunta a cada uno, a las patrullas, a toda la tropa, entonces dales la oportunidad de escoger, establecer y superar sus propias metas.

Empieza por el principio. Dales tiempo, espacio y los materiales que necesitan para realizar el trabajo. Ofréceles apoyo e incentivos. Si cometen errores, no importa. Eso significa que están aprendiendo algo. Ayúdales a levantarse y ponerse nuevamente en camino hacia su meta. De esta forma contribuyes al logro de sus objetivos disminuyendo las probabilidades de fracaso.

Independencia y Responsabilidad

Permite a tus Scouts hacer sus cosas. Establece una regla personal:

"Nunca haré por mis Scouts nada que puedan hacer ellos mismos". Juzga con cuidado de manera que no les pidas algo para lo que no estén preparados todavía.

Después de todo, no los vas a poner tras el volante de un automóvil antes de que puedan siquiera obtener una licencia de manejo. Ellos necesitan estar preparados en orden de alcanzar el éxito.

Imagina a un Scouter ordenando a un Scout pie tierno preparar una comida utilizando una estufeta de gasolina. El Scout se quema y el guía le grita enojado.

Se esta cargando al Scout la responsabilidad aun cuando el Scouter no le dio la independencia de seleccionar su propio reto o la información necesaria para realizar la tarea responsablemente.

Cargar la responsabilidad no es lo mismo que enseñar a ser responsable, tus muchachos necesitan saber que hacer, decidir como hacerlo y realizarlo de acuerdo a lo mejor de sus posibilidades. Tu trabajo como jefe es apoyarlos en todo el proceso. Necesitas confiar en ellos para que ellos puedan tener confianza en si mismos. Necesitas animar sus esfuerzos y estar a su lado cuando se encuentren en problemas con sus padres o compañeros.

No puedes darle a tus Scouts independencia y responsabilidad, debes permitir que ellos la tomen de ti

Un último ejemplo.

Juan asiste por primera vez a una junta Scout. La Junta está por terminar, los Scouts se encuentran formados en rectangulo y el jefe dice: -¿Quién quiere decir algo antes de cerrar la junta?. Pedro, el guía de la patrulla de Juan contesta -Yo y pasa al frente con el Jefe y los otros Scouters y dirigiéndose a la tropa dice: -Compañeros, piensen en los juegos que pudimos compartir en esta junta. Piensen en la técnica que aprendimos hoy. Piensen en las historias de honor y caballerosidad que escuchamos. Piensen en la oportunidad que muchachos nuevos como Juan han tenido de conocer por primera vez el Escultismo. Sobre

todo, piensen en el campamento del próximo sábado grandioso."

Cuando Juan llega a su casa, su mamá le pregunta: -¿Cómo te fue en los Scouts?.

- Grandioso, ¿Puedo ir a un campamento el próximo sábado?

va a ser