Revista Philosophica Vol.

32 [Semestre II / 2007| Valparaíso (49 - 62)

49

CRÍTICA A LA FENOMENOLOGÍA DEL CONOCIMIENTO DE HUMBERTO MATURANA*
Critic to phenomenology of knowledge of Humberto Maturana

MAURICIO OTAÍZA MORALES
Pontificia Instituto de Filosofía Universidad Católica de mauricio. otaiza@ucv. cl Valparaíso

Resumen Este artículo muestra que la Biología del conocimiento de Humberto Maturana pretendió ser una Fenomenología del conocer pero devino gnoseología escéptica. El problema se originó cuando el autor no partió desde la descripción de las experiencias que j u s tificarían la nueva "conciencia epistemológica" que buscaba, es decir, la conciencia de que la realidad debiera ponerse entre paréntesis. En vez de eso, prefirió adherir arbitrariamente a axiomas escépticos, porque su propósito principal era la refutación de la teoría de la objetividad. Palabras clave: Humberto Maturana, Crítica, Fenomenología del conocimiento, escepticismo. Abstract This paper shows that the Biology of knowledge of Humberto Maturana tried to be a Phenomenology of the act of knowing but it became a skeptical gnoseology. T h e problem was originated when the author did not start from the description of the experiences that would justify the new "epistemologic conscience" which he looked for, that is to say, the conscience that the reality has to be put between parenthesis. Instead, He preferred to adhere arbitrarily to skeptical axioms because his principal purpose was the refutation of objetcivity theory. Keywords: Humberto Maturana, Critic, Phenomenology of knowledge, skepticism.

* Recibido en noviembre de 2007.

M A T U R A N A . o acaso -como diría cualquier fenomenólogo. entonces. cuando la mira desde fuera y no cuando está en ella . El objeto es. 1 2 Veamos el primer caso. entonces. 3 y ss.] en ese operar social primario. La realidad: ¿objetiva o construida?. El autor. Consecuencias críticas La negación escéptica radical Maturana sostiene que si acaso se quiere decir algo con pretensión de 1 2 "Los seres humanos somos seres sociales: vivimos nuestro ser cotidiano en continua imbricación con el ser de otros [. sin embargo.no hay objetos. el mero producto de la distinción reflexiva que un observador hace acerca de su vida. al negarse la existencia de objetos eo ipso se niega la verdad objetiva y por ende toda verdad. a) Si entendemos la verdad como un género y la objetividad una especie. por el contrario. pero no se podrá sostener que lo dicho tiene el valor de una verdad objetiva. ¿Qué clase de negación acontece en la negación de la objetividad según Maturana? Cada posición trae aparejados sus propios problemas. si se niega la verdad objetiva no se negaría toda verdad. precisamente. Santiago de Chile: Ed.. no hay objetos". el problema comienza a gestarse. Humberto. M A T U R A N A . pp. es decir. "La realidad pertenece al explicar y el convivir humanos". c) Si entendemos la verdad como género y la objetividad como especie. de no haber verdad. entonces. cuando introducimos esta advertencia: "no hay propiamente hablando objetos". Sin embargo. menos habrá verdad objetiva o de la que fuese. sostiene que en el fluir de la experiencia cotidiana no hay propiamente hablando objetos . Anthropos. Veamos el segundo caso. ¿Acaso -como diría un escéptico radical. Dolmen.. . Humberto.50 M A U R I C I O OTAÍZA M O R A L E S / CRÍTICA A LA F E N O M E N O L O G Í A La indistinción Humberto Maturana entiende que el núcleo del pensamiento fenomenológico consiste en atenerse a la experiencia tal como se da. en efecto. b) Si entendemos la verdad objetiva como sinónimo de toda verdad. La objetividad un argumento para obligar. p. 1997. Madrid: Ed.los objetos no se dan como tales en la experiencia? Todo depende de si el énfasis está puesto en la negación del sustantivo ("realidad") o del adjetivo ("objetiva"). Por lo tanto. se podrá decir que tal rosa es roja. 1997. 10.

Sin embargo. N o s o t r o s . Centro de Estudios del Desarrollo. en lugar de ponerlo entre paréntesis. por tanto. c o m o s i s t e m a s v i v i e n t e s n o s o m o s diferentes de la t r u c h a en este a s p e c t o " . entre comillas el término 'descubre'? La tesis implícita es que no habiendo experiencia objetiva de un insecto. tales y como ellos son.. Es decir. Parece que esto ocurriría porque en el ámbito de referencia de la trucha el (objeto) pequeño y volador es su alimento. Es precisamente de esto de lo que se vale la argucia del pescador para atraparla. Maturana se esfuerza en forjar una conciencia epistemológica con arre- 3 4 Cf. pp. ' d e s c u b r e ' sólo al ser a t r a p a d o . 22 y23.percibido anzuelo debe ser llamado 'anzuelo'. estaríamos sosteniendo que cada vez que percibimos. no puede percibir el señuelo en su carácter de tal. pero el sentido es el mismo. si bien hay que advertir que también el pescador podría enganchar una 'trucha'. De lo contrario. ¿por qué está. p. que él o ella se h a y a n estado e n g a ñ a n d o todo el t i e m p o . y esto porque nunca existe el 'tal' como tal. sino sólo de 'insectos'.REVISTA P H I L O S O P H I C A V O L . a fin de cuentas. es decir. Este paréntesis resulta inevitable si nunca es posible distinguir en la experiencia entre ilusión y percepción de objetos. q u e el insecto era u n a ilusión. Humberto. que termina siendo una 'bota'. porque a fin de cuentas si puede desengañarse -y no tan sólo 'desengañarse'-. Q u e el o b s e r v a d o r sepa. por lo tanto. ed. debe tenerse la precaución de encerrar lo dicho entre paréntesis ( ) . es porque antes se engañaba. el acto de descubrir no es. además. y no tan sólo se 'engañaba'. objetivamente tal sino tan sólo es un acto de 'descubrir'. o b s e r v a d o r e s . advertir que nunca en la experiencia nos puede constar si acaso eso que parece un insecto es objetivamente tal. Es sólo d e s p u é s de h a b e r sido c a z a d a . en la misma situación anterior. MATURANA. La objetividad un argumento para obligar. . el nuevo 'descubrimiento' que hace la trucha la deja. c o n s i d e r á n d o l a ahora u n a ilusión. el -hasta ahora. Santiago de Chile: Ed. Es necesario preguntar por qué la trucha se engaña. MATURANA. no altera esto. y. q u e la trucha devalúa la experiencia p r e v i a de cazar al insecto. 4 3 . 4 Maturana pone entre comillas 'insecto'. a través de su diseño. En efecto. Humberto. cit. ya que a la trucha le ha costado la vida. U n a trucha q u e ve este e n g a ñ o s o ' i n s e c t o ' y salta p a r a cazarlo. Emociones y Lenguaje en Educación y Política. 32 [ S E M E S T R E II / 2 0 0 7 ] 51 verdad -y dado que no hay acceso a los objetos-. 3 " E n l a p e s c a d e l a trucha n o s o t r o s u s a m o s u n a n z u e l o con p l u m a s q u e h a c e m o s volar c o m o un insecto a ras de la superficie del a g u a . 1994. puesto que es indistinguible de una ilusión de anzuelo -sólo que esta vez ya no habrá oportunidad de un nuevo 'descubrimiento'. percibimos objetos y además.

del lenguaje y sociales.F r a n c o i s . pero. p. 57. 8 1 . es q u e me d o y c u e n t a de q u e no p u e d o p r e t e n d e r q u e tengo la c a p a c i d a d p a r a h a c e r referencia a u n a realidad i n d e p e n d i e n t e de mí. p. señala Heidegger: "La palabra ['fenomenología'] sólo da cierta información acerca de la manera de mostrar y de tratar lo que en esta ciencia debe ser tratado" . Martin Heidegger lo expresa del siguiente modo: "Fenomenología es el modo de acceso y de determinación evidenciante de lo que debe constituir el tema de la ontología" y concluye: "La ontología sólo es posible como fenomenología" . cualquier fenomenología no puede ser anti-objetiva. que este precepto -poner todo entre paréntesis. ¿Por qué f i l o s o f a r ? . si acaso no se quiere caer en un círculo o en una reducción al infinito. su posición no debiera ser propiamente negativa. El autor añade que el término "fenomenología" no designa el objeto de sus investigaciones ni caracteriza su contenido quiditativo. en principio. En síntesis. 4 3 . 5 El problema de esta tesis de Maturana es que siempre acaba por exigir un momento que no pueda ponerse entre paréntesis. 1997. Humberto. p. cit.. sino un peculiar modo afirmativo de dar cuenta del ser. Martin. 58. el menos. no u s a n d o refer e n c i a a l g u n a a u n a r e a l i d a d i n d e p e n d i e n t e del o b s e r v a d o r p a r a validar mi explicar" . entonces. En efecto. Ser y Tiempo. 6 7 8 9 . 6 7 8 9 5 M A T U R A N A . Ibid. c a d a u n o de ellos dotados de sus propiedades respectivas". p . Tal vez podríamos decir de ella que es pre-objetiva. ed. si se quiere poner a priori todo entre paréntesis se exige. Ibid. La negación fenomenológica Es suficientemente conocido que. y q u e me h a g o cargo de ello en el intento de e n t e n d e r lo que p a s a con los f e n ó m e n o s del c o n o c i m i e n t o . Emociones y Lenguaje en Educación y Política. y así se deja ver en el siguiente texto: " E s t a c o n c i e n c i a de no p o d e r distinguir entre ilusión y p e r c e p c i ó n . Santiago de Chile: Ed. "sujeto" o cualquiera de estas denominaciones dualistas .. Universitaria. 1 9 8 9 . B a r c e l o n a : E d . H E I D E G G E R . P a i d ó s .] Lo q u e q u i e r o decir con p o n e r la objetividad entre paréntesis.nunca sea puesto entre paréntesis.52 MAURICIO OTAÍZA MORALES / CRÍTICA A LA F E N O M E N O L O G Í A glo a este sistema de salvaguardias representado por el sistemático empleo de paréntesis y comillas. L Y O T A R D . " P o r u n a parte está el sujeto y p o r otra el objeto. yo la señalo i n v i t a n d o a p o n e r la objetividad entre paréntesis en el proceso de e x p l i c a r [. J e a n . pues aspira primero a describir y después a teorizar acerca de lo que acontece antes del "objeto".

En efecto. Se trata. y. Santiago de Chile: Ed. y se apresuró a teorizar de un modo tal que. Maturana en H A L P E R Í N . etc. es filosofía únicamente la ciencia que resuelve esta tarea. "Diálogo con Humberto Maturana.REVISTA P H I L O S O P H I C A V O L . Barcelona: ed. 10 11 Maturana quiso hacer fenomenología . Tecnos. por ejemplo -por aludir a Heidegger-. Fenomenología del conocer. Así. sobre la realidad y el conocimiento". entonces. Por ejemplo. a estas objeciones. No remite a experiencias concretas sino que remite a la condición de cosahijo y a su relación con otra cosa. et al. que este señor ha vivido siempre en la ilusión. en mera categoría de verosímil. Humberto. pues. F." "En realidad yo no quiero hablar acerca del conocer. 6 3 . Primera introducción a la Doctrina de la Ciencia. por ejemplo. A partir de la fórmula: "todo lo dicho es dicho por alguien" . cit. El hecho que en la experiencia no se den objetos sino. de una crítica lanzada desde la óptica de la teoría de la verdad como adecuación. como se puede observar. Gaia. cosas útiles. no ahondó en los argumentos con los cuales cualquier fenomenólogo se enfrenta. Ser y Tiempo. Madrid: Ed. Cursiva en el original. 1989. p. sugieren los fenomenólogos. Jorge. Entrevista para El Clarín. en nuestra opinión. que una persona haya vivido la verdadera y continua experiencia de ser hijo de un padre cariñoso no evita que. p. nuestro autor concluye que "No hay manera de conocer el 'afuera' sin contaminarlo con nuestra observación" . Humberto et alii. p . la pretensión de distinguir entre ilusión y percepción se afirmaría en la flagrante contradicción de creer que uno puede tener la experiencia de algo independiente de uno mismo. J .. un notable biólogo cibernetista. MATURANA. en Introducciones a la Doctrina de la ciencia. Podría concluirse. 13 14 12 10 11 12 13 14 "[La fenomenología] no caracteriza el qué de los objetos de la investigación filosófica sino el cómo de ésta". M A T U R A N A . mal o bien. Y Fichte agrega a inmediatamente continuación: "El responder a esta cuestión es lo que constituye la tarea de la filosofía. quiero hacer el conocer revelándolo en su ocurrir". Sin embargo. . 8. en mi opinión. Del universo al multiverso. y de este sentimiento de necesidad mismo?" . G . FICHTE. etc. Buenos Aires. p. incurrió en un error de método: explicó la experiencia antes de describirla. incapaz de distinguirla de la percepción. Edith Contreras. domingo 28 de junio de 1992. implica sus propios problemas. 32 [ S E M E S T R E II / 2 0 0 7 ] 53 La fenomenología en general presenta sus propios tópicos de discusión. 1987.. una cosa-padre. aunque no siguió el camino de las discusiones habituales. esta persona pueda recibir la noticia de que su padre sea otra persona. H E I D E G G E R . l l l . 5 1 . Kairós. 1985. en CRUZ. queda pendiente el siguiente asunto: por qué algo que no es vivido como verdad sólo queda -quiérase o no-. Un autor moderno ya se adelantaba a la problemática del asunto del siguiente modo: "¿cuál es la razón de ser del sistema de representaciones acompañadas de un sentimiento de necesidad. ed.

Humberto. una proposición explicativa". 7. metafísicas. MATURAN A . a todo tipo de gnoseologías objetivistas. la cual define del siguiente modo: "la ilusión de que las observaciones pueden hacerse sin un observador". MATUR A N A . 15 16 17 M A T U R A N A . El constructivismo de Heinz Von Foerster surge como una posición anti-objetivista. tanto en uno como en el otro camino explicativo es. Sin embargo. De este modo. nunca habrá insectos sino tan sólo (insectos). 17 18 La estrategia retórica de Maturana La biología del conocimiento de Humberto Maturana es dual -oscila-. Fenomenología del conocer. "Excerpta" N°. http://clic. lo que contradice la intención fenomenológica del autor no es la estrategia por la cual inventa una contradicción para atribuírsela a los objetivistas . 1997. Esta táctica será crucial para su pretensión de crear una nueva conciencia epistemológica pues. según Maturana. " E n este camino explicativo es aparente que hay muchos dominios explicativos. ed.com/2004/101108-constructivismo-radical-de-protagorasa-watzlawick. cit. V O N FOERSTER. cit. sino sólo de (percepciones). 112. Finalmente desde este camino explicativo es posible darse cuenta de que la noción de realidad. por PÉREZ. a saber. Santiago de Chile. Santiago de Chile: Ed. etc. y nunca habrá truchas sino tan sólo (truchas). 18 . entonces.. 21 de septiembre de 2003. p. 15 16 Sin embargo.blogia. un dominio de realidad. todo conocimiento debería a priori ser considerado (conocimiento). ed. pues de lo contrario. cuando Maturana recrea las condiciones de una experiencia de indistinción y las emplea en lugar de esta misma experiencia para construir su teoría de la nueva "conciencia epistemológica" . se dejaría espacio a una relativa independencia y. Este autor señaló que la tradición occidental ha caído en la ilusión de la objetividad. Humberto. Heinz. " L a noción de realidad externa no la puedo sostener si tomo en serio esto de que en la experiencia misma yo no sé si lo que estoy viviendo es una ilusión o no".s e trata de un viejo argumento constructivista -. es decir. Ricardo. de hecho.54 M A U R I C I O OTAÍZA M O R A L E S / C R Í T I C A A LA F E N O M E N O L O G Í A El autor quiere entender "independencia" en términos absolutos. Humberto.php. como ha dicho el propio autor: "la experiencia de percepción es el fundamento de la experiencia cognoscitiva" . pp. "Constructivismo Radical de Protágoras a Watzlawick". el verdadero problema existe desde mucho antes. cit. 44-45. Esta posición apriorística es lo que el autor denominará "Teoría de la objetividad entre paréntesis" . por tanto. y que cada uno de ellos es un dominio de objetos constituidos c o m o explicaciones de la experiencia y. Entrevista para El Mercurio. experiencias de percepciones.. no habiendo.. por lo tanto. Emociones y Lenguaje en Educación y Política. si acaso Maturana quería hacer fenomenología del conocer debiera haber dado cuenta de la experiencia de indistinción entre ilusión y percepción por la vía de sus respectivas descripciones fenomenológicas.

etc. Entrevista para El Clarín. 32 [ S E M E S T R E II / 2 0 0 7 ] 55 es decir. "Diálogo con Humberto Maturana. ed.. Emociones y Lenguaje en Educación y Política. 42. Porque no parece haber mayor argumento por 19 20 21 MATURANA en HALPERÍN. Francisco. la arbitrariedad que parece esconder la opción escéptica. Vale la pena conocer el modo como Maturana se defiende habitualmente de sus críticos acerca del tema más controvertido de todos: la negación de los objetos. un notable biólogo cibernetista. Su estrategia es el cambio de contexto. Resulta inevitable preguntarse por el motivo que le llevó a Maturana a escoger el escepticismo como base argumentativa de lo que en principio no debía ser sino una constatación fenomenológica muy bien descrita y sólo posteriormente explicada. 1984. Como veremos. 19 20 El corpus de la obra de Maturana Maturana comprendía muy bien el problema que tenía entre manos. es decir negando el objeto de un modo escéptico. si se lo ataca por ser escéptico. no logró caminar sobre ninguna vía media. por ende. 21 Sin embargo. sobre la realidad y el conocimiento". El árbol del conocimiento. Este es el motivo por el cual es posible escucharle en el mismo discurso tanto expresiones de esta clase: "No hay nada afuera de nuestra mente" como de esta otra clase: "no quiero decir con esto que no existen objetos" . Buenos Aires. cit. el corpus de su obra devino solipsista. Universitaria. "Otra vez tenemos que caminar al filo de la navaja. se defiende como fenomenólogo y si se lo ataca por ser fenomenólogo se defiende como escéptico. domingo 28 de junio de 1992. Humberto.REVISTA P H I L O S O P H I C A V O L . pues se desarrolló a partir de una fenomenología que yerra en su punto de partida. Santiago de Chile: Ed. En esta vía media lo que encontramos es la regularidad del mundo que experimentamos a cada momento. y si se lo acusa de sufrir las consecuencias de la negación del objeto por la vía fenomenológica. pero sin ningún punto de referencia independiente de nosotros que nos garantice la estabilidad absoluta que le quisiéramos asignar a nuestras descripciones" . 161. El principal problema pendiente es. Jorge. MATURANA. o bien resulta incoherente con su inicial aspiración fenomenológica. p. En concreto: si acaso se lo acusa de sufrir las consecuencias de la negación del objeto por la vía del escepticismo. o bien sufre las críticas propias que se hacen al escepticismo. Es decir. él se defiende negando el objeto de un modo presuntamente fenomenológico. constructivista. evitando los extremos representacional (u objetivista) y solipsista (o idealista). él se defiende enfatizando el asunto. Humberto y VARELA. p. MATURANA. .

. Se podría conceder provisionalmente en lo siguiente: "todo sistema racional tiene un fundamento emocional y es por ello que ningún argumento 22 "Pertenecemos. 22 " E n el c a m i n o de la objetividad entre paréntesis. (((tren))). Maturana siempre ha conocido esta objeción y en principio la rechaza. no significa que ella no esté preñada de dificultades. lo h a g o p o r q u e a mí no me gusta lo que h a c e . dependientes del arbitrio. su teoría es. un carácter arbitrario.] no afirmamos la objetividad del mundo. ((((tren)))). ni en pretender que toda teoría arraiga en las emociones. sin embargo. es más -sugiere una salvedad-. La arbitrariedad: la emoción como deseo La arbitrariedad en la obra de Maturana no estriba tanto en haber escogido el escepticismo. ed.. """"tren"""". aunque sea en parte. 23 ... El árbol del conocimiento. me h a g o cargo de m i s actos y acepto las c o n s e c u e n c i a s q u e p u e d a n traer. Humberto. MATURANA. Emociones y Lenguaje en Educación y Política. 79. y que todo es posible en la negación de toda legalidad". al menos. mi n e g a c i ó n se d e b e a q u e a mí no me gusta q u e p i s o t e e n la b a n d e r a . una teoría arbitraria consciente de serlo.. """tren""". ellas mismas. arbitrarias. MATURANA. ((tren)). Emociones y Lenguaje en Educación y Política. En tal c a s o mi n e g a c i ó n del otro es una n e g a c i ó n r e s p o n s a b l e . cit. Humberto. p. Francisco. Humberto y VARELA. en q u e me d o y cuenta de mi p a r t i c i p a c i ó n c o n el otro en la configuración del m u n d o . p. al menos. 23 Pero admitir la arbitrariedad.56 MAURICIO OTAÍZA MORALES / CRÍTICA A LA F E N O M E N O L O G Í A el cual simplemente uno no salta delante del "tren" o (tren). parece como si afirmáramos que todo es pura relatividad. p. si niego al otro. incluso ante los propios ojos de Maturana. y si lo n i e g o porq u e él o ella p i s o t e a la b a n d e r a . También se puede confrontar la siguiente cita: "Si [. cit. Es decir. a una cultura que da a lo racional una validez trascendente y a lo que proviene de nuestras emociones. no considera que su teoría sea más arbitraria que cualquier otra y. la principal arbitrariedad de Maturana consiste en sostener sin más que las emociones son. 44. etc. ed. por mucho que tenga la nueva conciencia y hasta multiplique estas comillas y paréntesis del siguiente modo: ""tren"". M A T U R A N A . ed. 161. cit. Por esto nos cuesta aceptar el fundamento emocional de lo racional y nos parece que tal cosa expone el caos de la sinrazón donde cualquier cosa parece posible". es decir. No p r e t e n d o ser i n o c e n t e y q u e ellos no tengan que ver con mis deseos" . Él no considera a su teoría arbitraria o.

MATURANA.REVISTA P H I L O S O P H I C A V O L . si acaso es cierto. y aceptamos lo que queremos.es una de las cuestiones que estimamos pendientes en el autor y de la que se siguen varias dificultades. ed. aparece cuando el autor avanza. p. como señala el autor. cit. casi insensiblemente.44. Humberto. el problema del caos espera una respuesta. puedo justificar algo cuando lo que desee. . La objetividad un argumento para obligar. en teoría. porque nos encontramos recurrentemente en emociones contradictorias" .. p.. que nadie desea necesariamente como quisiera. Ibid.10. por ejemplo. Humberto. ed. no en su explicación. MATURANA. también dejar de justificarlo cuando lo desee. claro está. entonces. una vez definidas las emociones como deseos. 27 28 Entendemos que Maturana rechace lo que él llama "argumentaciones 24 25 26 27 28 MATURANA. La realidad: ¿objetiva o construida? ed. aceptarla. no obstante. que el vivir no ocurre en el caos. Pero este momento de aceptación es problemático. cit. p. 24. es decir. cit. obviamente nadie aceptaría contra el propio deseo. MATURANA. pues si es verdad que no hay caos. aunque la explicación dice cómo ocurre" . no entendemos la razón por la cual el autor solicita nuestra adhesión: "el lector deberá aceptar candorosamente. 24 25 Maturana ciertamente comprende esta dificultad. Emociones y Lenguaje en Educación y Política. que "ningún argumento racional puede convencer a nadie que no esté de partida convencido" . Si sólo el deseo fuera el fundamento del aceptar. Las cursivas son nuestras. por consiguiente. puedo. Problemas en la fundación de la nueva conciencia epistemológica Si. que la explicación del lenguaje no reemplaza el lenguajear. Humberto. 26 Este problema -el amor como deseo. no parece ser eso lo que ocurre habitualmente. sin embargo. La realidad: ¿objetiva o construida? ed. Lo primero que hay que hacer con una propuesta como ésta es. parece exigirse un orden en el deseo y que no depende de la voluntad. y no acierta a admitir todas las consecuencias que la arbitrariedad implica: "Ocurre. sin otro fundamento que nuestro deseo que se constituye y expresa en nuestro aceptar" . cit. El problema. en el fluir mismo de estar en el lenguajear. Ya que. p. Humberto. Sin embargo. y que el lenguajear ocurre en su ocurrir. pues ocurre algo paradójico.. a lo siguiente: "todo aceptar a priori se da desde un dominio emocional particular en el cual queremos lo que aceptamos. y que hay caos solamente cuando perdemos nuestra referencia emocional y no sabemos qué queremos hacer.. 24. sin embargo. 32 [ S E M E S T R E II / 2 0 0 7 ] 57 racional puede convencer a nadie que no esté de partida convencido al aceptar las premisas a priori que lo constituyen" .

7. Quiere decir simplemente. H u m b e r t o . Por eso es que la democracia es una obra de arte. p. Sin embargo. Si no existe la incertidumbre. 31 32 "Cada vez que pretendo tener acceso a una realidad independiente hago una afirmación cognoscitiva en el camino de la objetividad sin paréntesis. 1995. " C a d a vez que queremos convencer a alguien para que concuerde con nuestros deseos.. p. si es que antes ya no cree. M A T U R A N A . una democracia puede llegar a una tiranía.. y no podemos o no queremos utilizar fuerza bruta. Humberto. que lo que no voy a hacer es generar una tiranía. además. Para lograr su objetivo los argumentos escépticos o los presuntamente fenomenológicos se subordinan a provocar el deseo de su teoría. La Democracia es una obra de arte. genero una tiranía. 5 3 . Y además lo hacemos bajo el supuesto implícito o explícito de que lo real o la realidad es universal u objetivamente válida porque es independiente de lo que hacemos. Emociones y Lenguaje en Educación y Política. como señala: "si el lector no suspende sus certidumbres no podríamos comunicar aquí nada que quedara incorporado a su experiencia como una comprensión efectiva del fenómeno del conocimiento" . 30 29 Maturana no ceja en su intento. Maturana paradójicamente pide que le creamos. Francisco. Humberto y V A R E L A . hago una petición de obediencia". Humberto. Quiere animarnos a desear la nueva conciencia pues. en que su demonización de las presuntas intenciones de los objetivistas pueda surtir algún efecto. precisamente.. Cooperativa editorial magisterio. ed. pero nadie puede realmente hacer nada al respecto. y una vez que es indicado no puede ser negado". exponer abiertamente mis puntos de vista" . no parece depender del deseo. p. Pero eso no quiere decir que no voy a hacer nada. cit. ¿Qué cosas puedo hacer? Entre otras. Como se puede apreciar. en las emociones. M A T U R A N A . La objetividad un argumento para obligar. p. en lugar de la tiranía de la objetividad.. haya nada en el fuero interno. . M A T U R A N A . M A T U R A N A . Bogotá: Ed.] si yo quiero que los otros se comporten como yo. sin que. ofrecemos lo que llamamos un argumento objetivo o racional. ¿esto significa que debemos aceptar a priori algo? ¿Y qué predilección tiene el autor por este extraño deber de ser candoroso? Maturana sabe muy bien que se puede fingir que uno concede algo. por ejemplo. El autor es el primero en quejarse de esta dificultad inicial: "¿Qué podría hacer yo para que todos nos amásemos a todos? ¡Nada! [. 13. y al hacerlo. Hacemos esto bajo la pretensión implícita o explícita de que el otro no puede rechazar lo que nuestro argumento sostiene. cit.58 M A U R I C I O OTAÍZA M O R A L E S / CRÍTICA A LA FENOMENOLOGÍA para obligar" . 82. porque su validez se funda en una referencia a la verdad. ed. Además. Maturana confía. la libertad y en lugar de la tolerancia. en cuyo caso la petición sobra. aunque la teoría dependiese de algún modo de las emociones. cit. Ofrece. ed..

[. no aceptamos la legitimidad del otro y lo negamos de manera irresponsable. Humberto. Humberto. Sin embargo. el argumento que impediría llamar a una trucha "trucha" o (trucha) estaría en alguna suerte de metafísico y salmonídeo substrato. Desde la Biología a la Psicología. En efecto. sin hacernos cargo de nuestras emociones. pero al mismo tiempo permite todo. casi inmediatamente Maturana actúa como si se sintiera autorizado por su deseo a postular que simplemente no hay sustrato ahí donde no desea que lo haya. y si lo objetamos. p. por lo tanto. El juego anti-sustantivo Qué mejor para combatir al objetivismo que atacar la noción de sustrato. lo hacemos haciéndonos responsables de nuestra objeción en el entendido de que ella se justifica sólo en nuestros deseos. Santiago de Chile: Ed. por razones epistemológicas. no lo puedo caracterizar y ese substrato que no puedo caracterizar es algo que quiero por razones epistemológicas y que permite que ocurra lo que ocurre. M A T U R A N A . mi interrelación con el substrato. La tolerancia es una negación postergada"..REVISTA P H I L O S O P H I C A V O L . que es legítima desde un punto de vista epistemológico. No puedo decir nada más. admitimos temporalmente la presencia del otro tolerando su error. El autor intenta una refutación de tono fenomenológico: "constitutivamente no hay captación de un objeto externo en un fenómeno perceptual [. nos hacemos preguntas sobre el ámbito en el cual ocurren los fenómenos. [. A lo más.66-67. católico. Quedará por verse si acaso él mismo es consecuente con lo que ha querido hasta el momento. Universitaria. cit. pero que el problema surge con respecto a la caracterización de ese substrato. el que éste sea musulmán. es más.] Mi respuesta es que aunque yo necesite ese substrato por razones epistemológicas. no es objetable en un sentido trascendente. protestante o lo que fuere. ed. inconmovible e invulnerable al deseo y... 4 6 . Permite lo que permite. 1995.. MATURANA... no requieren ni dan origen a referencias a una realidad externa" . 33 "En el momento en que aceptamos la legitimidad del mundo del otro. Observemos el siguiente diálogo: 34 33 Maturana: "Nosotros. nos apropiamos de la verdad. 34 .] El lenguaje y el operar del observador.] Yo digo esa es una pregunta sobre el 'substrato'. En el m o m e n t o en que pretendemos tener acceso a una realidad objetiva. pp.. porque ese todo no es cualquier cosa sino todo lo que traigo a la mano. Emociones y Lenguaje en Educación y Política. Existe un escenario privilegiado para observar sus giros teóricos y argumentales: la negación de los sustratos. suscitador de éste. 32 [ S E M E S T R E II / 2 0 0 7 ] 59 la aceptación incondicional del otro como legítimo otro en la convivencia . Humberto Kurt Ludewig: ¿Tu interrelación con el substrato? Humberto Maturana: Por ejemplo.

1992. una historia filogenética . . habría dicho Wittgenstein? Humberto Maturana: Es mejor no hablar" . con Maturana: Temuco: 36 37 Ed. cit. la posición de Maturana oscila del modo habitual. Humberto Humberto preguntas y LUDEWIG.. y se explica del siguiente modo: 36 37 "El amor es la emoción central en la historia evolutiva humana desde su inicio. una organización denominada "fenotipo ontogenético" o simplemente "modo de vida" . El autor señala que los primeros homínidos eran principalmente recolectores. la organización distintiva de estos homínidos. Cf. en ese sentido es inconocible. U n i v e r s i d a d de la Frontera. etc.20. a veces argumenta como fenomenólogo -"Desde el momento que pasa a ser interrelación es inconfundible. ya sabemos lo que podemos decir sobre el sustrato."-.. Humberto. deja de ser substrato y me quedo en el lenguaje. Emociones y Lenguaje en Educación y Política. la aceptación del otro como un 35 MATURANA. Pues bien. del psicoterapeuta Kurt. al Conversaciones biólogo. a veces argumenta como escéptico .. es inseparable de ti? Humberto Maturana: Porque es un problema cognoscitivo. ed. y toda ella se da como una historia en la que la conservación de un modo de vida en el que el amor. inseparable. Este modo de vida se inició como la coordinación de conductas de intercambio de alimentos. ¿qué podemos hacer con él? Hasta ahora: lo que a cualquiera le dé la gana. lo que es signo de que la historia evolutiva no involucra competencia sino colaboración. [.d e especie-y otra historia ontogenética.60 MAURICIO OTAÍZA MORALES / CRÍTICA A LA F E N O M E N O L O G Í A ¿Desde el momento que pasa a ser interrelación es inconfundible. Esta colaboración permitió conservar desde hace más o menos tres y medio millones de años. El embrión de homo sapiens sapiens Maturana cuenta dos historias acerca del ser humano. Kurt Ludewig: 35 Como se puede observar. cuestión a su vez permitida por lo siguiente. Kurt Ludewig: ¿Y el substrato del cual no se puede hablar. sobre él es mejor callar." e s algo que quiero por razones epistemológicas". M A T U R A N A . Veamos un caso. a saber: "el espacio de interacciones recurrentes de la sensualidad personalizada que traen consigo el encuentro sexual frontal y la participación de los machos en la crianza de los hijos" . Ibid. Esta conducta filogenética colaborativa es definida como el amor.] En el momento en que caracterizo al substrato. 4 5 y ss. p. p p .

así. es un fenómeno psíquico. Emociones y Lenguaje en Educación y Política. 39 Sin embargo. El autor observa lo siguiente: "no tenemos una manera inmediata de saber si es diferente para el embrión que crece el que la madre lo desee o no" ¿Qué consecuencias trae consigo esta nueva interpretación del autor acerca del amor. por lo tanto. conductual.23. El sentido de lo humano. . en términos filogenéticos. 143. Ibid. social y espiritual del adulto" . de la vida de relación. Esto no ocurre en un momento fijo. empieza cuando el embarazo co- mienza a ser un estado deseado por la madre. El sentido de lo humano. El sentido de lo humano. MATURANA. Humberto. ed. el problema acontece cuando el autor inicia el estudio de la ontogenia humana.e s decir.. p. Humberto. Santiago de Chile: Ed. 32 [ S E M E S T R E II / 2 0 0 7 ] 61 legítimo otro en la convivencia. ed. conductual. Hachette. la mayor parte de las enfermedades humanas tendrían que ver con "la negación del amor" . psíquico. la humanización del homo sapiens sapiens en desarrollo. ed.79. 253. En síntesis. Humberto. p.. p. Si hay un aborto antes de este momento desaparece un ser vivo. MATURANA. MATURANA. es decir. como algo asociado a una dificultad cognitiva.. Todavía no queda claro el sentido de este término "amor". empieza cuando el embarazo comienza a ser un estado deseado por la madre" ). por ejemplo. 41 Notemos cómo el amor pasa de ser la "aceptación del otro como un legítimo otro en la convivencia" . 1991. una cualidad filogenéticamente necesaria que caracteriza a la especie humana. la condición humana aparece asociada a la culturización y a su base: el amor. MATURANA. 143. 42 43 38 39 40 41 42 43 Ibid. social. de especie. p. p. cit. y ésta se desdobla en su sentir y reflexión. pero no un ser humano" . esta vez.REVISTA P H I L O S O P H I C A V O L . así como para la conservación de la salud física. es una condición necesaria para el desarrollo físico. dependiente del deseo individual de alguien ("la humanización del homo sapiens sapiens en desarrollo. no es un fenómeno fisiológico aunque afecte de manera total las fisiologías de la madre y del embrión o feto. a saber: la dificultad de no poder percibir los estados internos del embrión de homo sapiens sapiens? Pues bien. esto es. espiritual normal del niño. cit. dando origen en su vientre a un ser que tiene un nombre y un futuro. Humberto. 38 La importancia del amor también queda resaltada por sus efectos. cit. es decir.a ser un acto ontogenéticamente contingente. por lo pronto sólo parece referir a una vinculación emocional colaborativa. un embrión o feto. el autor quiere creer lo siguiente: 40 "Yo pienso que la culturización y. 23. p. psíquica.

Cf. La realidad: ¿objetiva o construida?. pues no se trata de que nadie en absoluto pueda decir de un embrión de homo sapiens sapiens como ser humano. ed.. p. c o m o seres h u m a n o s .p. 15. De h e c h o . " L o individual y lo social son. cit. Es el resultado de [. M A T U R A N A .80. Emociones y Lenguaje en Educación y Política. cit. 44 Lo paradójico del asunto es que su definición del embrión de homo sapiens sapiens como algo no humano sino hominizable también opera bajo la premisa de la exclusión.. le hace comprometerse fuertemente con la defensa de algunos sustratos que él ha escogido.. h a n hecho q u e este c r e c i m i e n t o sea d e s o r b i t a d o " . como ya hemos visto hasta ahora ahí radica su posición. s o m o s i g u a l e s " .quiere las consecuencias de sus acciones . El sentido de lo humano. abierta al c r e c i m i e n t o c o n t i n u o de la p o b l a c i ó n . E s t o s e n o t a e n todas partes. .l5. él -parafraseando sus palabras. así deseada por Maturana. sino que algunos a veces lo desean y a veces no. ed. Humberto. A l m i s m o tiempo n u e s t r a cultura patriarcal es u n a cultura c e n t r a d a en la apropiación y el control. y que justific a m o s i d e o l ó g i c a m e n t e a p e s a r de saber p o r íntima reflexión q u e todos los seres h u m a n o s . Llegados a este punto del caso sólo nos queda intentar asomarnos en algo al deseo de Humberto Maturana pues.] la e x c l u s i ó n que toda sociedad h a c e de todo ser que no satisface las c o n d i c i o n e s de pertenencia que la definen... Humberto.l7. q u e valora y p r o t e g e a la p r o c r e a c i ó n y. 45 "Ya s o m o s d e m a s i a d o s . M A T U R A N A . Humberto..p. No olvidemos que esta dificultad ha sido prevista responsablemente por el autor. pp. inseparables. ed. No nos parece que sea así. La contradicción q u e la h u m a n i d a d llega a vivir en este d o m i n i o es de origen cultural. 48 47 44 45 46 4 7 4 8 M A T U R A N A .p. Ibid. 46 Maturana pretende que los contenidos de su posición sean "obvios" y que estén al nivel de las cosas que se "saben por íntima reflexión" . de h e c h o . Ibid.. Sigamos en el caso.62 MAURICIO OTAÍZA MORALES / C R Í T I C A A LA FENOMENOLOGÍA Esta nueva comprensión del amor. p o r lo tanto. algunos humanos ya nacidos.141 y 142. cit. la m e d i c i n a y la oposición religiosa a las p r á c t i c a s de r e g u l a c i ó n de la natalidad.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful