Está en la página 1de 9

El Estudio y la Dedicación en Solitario

Uno piensa que para iniciarse en la Wicca uno se consigue un aquelarre, se presenta,
lo aceptan y comienza a estudiar bajo un maestro. Luego de un año y un día es
iniciado, y avanza hacia el aprendizaje más profundo. Simple. Pero en la realidad no lo
es tanto.
Primero, porque tras las muchas persecuciones de las que fueron objeto, los aquelarres
no son una cosa visible, y generalmente se mueven en secreto. Segundo, porque a
veces no hay uno disponible en la zona de residencia. ¿Qué hacer en esos casos? La
respuesta entonces es una sola: estudiar por su cuenta.
Existen infinidad de libros, lamentablemente en inglés, dedicados a quien se interese
en la Wicca como un camino religioso a seguir. Existen también multitud de páginas en
Internet que dan las bases religiosas principales, incluso algunas que toman
aprendices. También hay grupos de discusión y listas de correos donde apuntarse. Todo
esto es muy bueno y útil para el solitario por necesidad: en vez de hacer vida social
con sus vecinos, hace vida social con la comunidad global. Pero nada, NADA, puede
reemplazar la experiencia.
Los libros son un arma invalorable. Nos permiten aprender de la experiencia de otros,
evitándonos sus errores. Nos permiten leer y comparar lo dicho por distintos autores,
sin casarnos con ninguno, y ejerciendo nuestro espíritu crítico. Y también permiten a
los solitarios el tener una guía en qué basarse. Pero es nada más que eso: una guía.
Además, y como complemento, sugiero la lectura de libros que si bien no traten
abiertamente la temática religiosa, nos sirvan para ayudarnos a tener una mejor idea
de como se originó y evolucionó el culto, como ser libros que traten de la Mitología de
la tradición en la que estamos, o las distintas formas en que se llevan a cabo las
festividades.
Otro de los puntos controversiales dentro de la práctica en solitario es la Iniciación,
también llamada dedicación. En ella, el aspirante declara sus intenciones de dedicarse
a la religión, y es "iniciado" ritualmente dentro de su nueva vida como wicca.
Usualmente los encargados de hacer esto dentro de un aquelarre establecido son el
Sumo Sacerdote o Suma Sacerdotisa. ¿Pero qué pasa si elegimos desarrollarnos como
solitarios?

Hay muchas tradiciones que no admiten las autoiniciaciones. Hay otras que toman a
los autoiniciados como recién iniciados, sin exigirles el año y día de concurrencia
tradicional. Y otras toman a los autoiniciados como miembros plenos, basándose
solamente en sus conocimientos y actitud. ¿Cuál tiene razón? Pues todas y ninguna.
Nadie que quiera realmente iniciarse en la religión va a detenerse porque no tenga
quien lo inicie. La experiencia de otros es algo invalorable, pero a falta de ella lo único
que nos queda es la experiencia que nosotros mismos podamos hacernos.

Después de todo, la Wicca es una religión de inspiración y crecimiento personal. El


hacernos responsables de nuestras acciones es uno de los puntos fundamentales de
ser ella. Este nos indica, entre otras cosas, que debemos aprender a confiar en nuestro
buen juicio, quien será quien decida qué camino habremos de seguir.
Principios para la Iniciación
Antes de pensar en iniciarte debes saber que:

· Como cualquier decisión importante (establecer formalmente nuestra


orientación religiosa lo es) debe haber un periodo previo de valoración y
convencimiento.

· Ningún ritual de iniciación nos convierte automáticamente en brujas, la magia


es resultado del aprendizaje continuo, de la practica, de la fé, el amor y el
esfuerzo personal.

· Para practicar wicca no es necesario pasar primero por una iniciación, al


contrario la iniciación es resultado de un convencimiento pleno alcanzado con la
practica de wicca (y conste que en este punto no me refiero solo a los hechizos
y conjuros, me refiero más a la ética, a la filosofía detras de ello)

· Debemos estar seguros que conocemos lo suficiente de esta religion, los


prejuicios no ayudan, ni si se critica algo sin conocerlo como tampoco si se
elogia algo que no se conoce.

· Debemos tener la voluntad de cambiar para mejorar... podemos hacer lo que


queramos, mientras no dañemos a nadie, y ese nadie nos incluye.¿odiamos? el
odio nos daña a nosotros mas que a nadie¿envidiamos? mismo caso. ¿nos
drogamos? ¿tenemos relaciones destructivas? ¿hacemos menos a los demás?
¿contaminamos? ¿Dañamos la naturaleza? No estoy diciendo que tengamos que
ser perfectos para tener la iniciación...estoy diciendo que la iniciación nos
compromete a evitar todo esto. y este compromiso debe ser natural, no es un
sacrificio, es una forma de vida...

La ceremonia de iniciación
Sea cual sea tu religión puedes plantear un ritual y hacerlo para ensamblar la
ceremonia a tu creencia religiosa. Aunque he escrito este documento específicamente
para jóvenes wiccan@s, cualquier persona puede destinar sus energías a aprender otra
religión. No creas que tiene que creer en el Señor y la Señora para entrar en la
brujería, puede ser que quieras practicar varios aspectos de la brujería durante un año
entero -o más tiempo- antes de decidir si deseas realmente ir más allá nadie puede
decirte cuándo debes celebrar este tipo de ceremonia.
La decisión sólo la puedes tomar tú.
Un ritual para jóvenes aspirantes

Cuándo hacerlo.
Cuando te sientas preparad@. Quizá quieras coger un día especial -por ejemplo, tu
cumpleaños-, o prefieras una fiesta Wicca beltane es muy apropiada, o cualquier otro
día que sea importante para ti; algunos jóvenes prefieren esperar a la luna llena, a la
luna nueva o al domingo. En realidad, el día no importa. Depende de ti.

Dónde.
Donde quieras. A algunos jóvenes les gusta ir a la playa, al bosque, a su fuente
favorita, etc., pero también puedes realizarlo en el patio de tu casa o en tu habitación.

Qué necesitas.
Eso depende, en gran medida, de la permisividad de tus padres. En realidad no
necesitas muchas cosas para darle al Espíritu que ya estas preparad@ para andar por
tu propio camino espiritual, pero a los hombres y a las mujeres nos gusta usar objetos
para representar los momentos importantes de nuestras vidas. Quizás quieras poner
un caldero en tu altar con una vela de té o algún tipo de incienso, La elección de los
elementos dependerá exclusivamente de ti. Tal vez quieras comprarte algún pequeño
amuleto para representar la ceremonia, como, por ejemplo, un collar, una pulsera o
cualquier otro objeto que puedas llevar en tu mochila.

Qué decir y qué hacer.


También depende de ti. Aunque te voy a dar unas líneas generales, te recomiendo que
digas lo que te salga del corazón, porqué es la mejor manera de hablar con el Espíritu,
sea el ritual que celebres.

El ritual.
Selecciona el lugar en el que vas a erigir tu altar. Si lo haces al aire libre, primero
explora el terreno y pide a las hadas y a los duendes de la tierra que te acepten y te
protejan mientras celebras tu ritual, Recuerda que esto puede ser provisional.

El día de la ceremonia.
Coge todo lo que has elegido (tu incienso, la ropa que piensas ponerte y los elementos
que pondrás en los puntos cardinales, etc.), ponlos sobre el altar y bendícelos. Puedes
pasar incienso sobre ellos mientras dices:

Limpio y consagro estos elementos


en la preparación de mi ritual de iniciación.
Que nada diabólico ni negativo los habite
y que las bendiciones del Señor y la Señora -o del Espíritu-
desciendan sobre este altar y sobre estos objetos.
Qué así sea.
Si has pensado en llevarte estos objetos a otra parte, envuélvelos cuidadosamente y
mételos en una cesta, en una bolsa o en una mochila. Llévate algo para comer y para
beber en tu comunión, vigila que no se derrame nada.

Proceso del ritual (recomendado)

1. Se coloca el altar temporalmente junto con los 4 puntos simbolizados ya sea por
velas o piedras.

2. Cuando te sientas preparad@, traza y cierra el círculo de protección.

3. Se quita un@ la joyería, relojes, etc. y se pone en una bolsa

4. Toma el aceite y unta un poco en el dedo indice de tu mano derecha, marca el


símbolo del Señor y de la señora en tu frente mientras dices:

Que mi mente se abra a la verdad

Luego marcas los símbolos en tus labios y dices:

Que mi boca guarde silencio ante los necios y los incrédulos

Luego marcas los símbolos en tu corazón mientras dices:

Que mi corazón permanezca limpio y sin perturbación

Marcas los símbolos en las palmas de tus manos; aquí puedes utilizar tus
dos manos, y dices:

Que mis manos sean instrumentos de bien y verdad

Por último marcas los símbolos en la parte de arriba de tus pies y dices:

Que mis pies recorran siempre los senderos secretos

5. Consagrar círculo, para esto puedes decir

Yo te conjuro, circulo de poder,


para que seas mi frontera
entre el mundo de los hombres y el de los espíritus,
un lugar de amor perfecto, confianza, paz y dicha,
que contenga el poder que crearé desde mi interior,
Hago una llamada a los guardianes del norte, del este,
del sur y del oeste
para que me ayuden en esta consagración.
En el nombre del Señor y de la Señora,
yo te conjuro, oh, gran círculo de poder.
Recuerda que mientras recitas estos versos, puedes recorrer el círculo una
o tres veces en el sentido de las agujas del reloj. Después de una palmada
en el suelo di:

El círculo esta sellado

6. Se llama a los guardianes de los puntos haciendo pausa en cada uno de ellos
para visualizar al elemento y para pensar acerca del significado del elemento en
tu autoiniciación.

Dirígete hacia el norte del círculo y di:

Guardianes del norte, elemento tierra,


Bienvenidos a mi ceremonia de iniciación.
Ángeles de la tierra, otorguen su fortaleza
y estabilidad a este ritual
y concédanme su poderes especiales.
Entren aquí y reúnanse conmigo para esta ocasión especial.

Luego hacia el este:

Guardianes del este, elemento aire,


bienvenidos a mi ceremonia de iniciación.
Ángeles del aire, otorguen su sabiduría e intelecto
a este ritual y concédanme sus poderes especiales.
Entren aquí y reúnanse conmigo para esta ocasión.

Después hacia el sur:

Guardianes del sur, elemento fuego,


bienvenidos a mi ceremonia de iniciación.
Ángeles del fuego, otorguen su pasión y creatividad
a este ritual y concédanme sus poderes especiales.
Entren aquí y reúnanse conmigo para esta ocasión.

Hacia el oeste:

Guardianes del oeste, elemento agua,


bienvenidos a mi ceremonia de iniciación.
Ángeles del agua, otorguen su transformación
y su amor a este ritual
y concédanme sus poderes especiales.
Entren aquí y reúnanse conmigo para esta ocasión.

Finalmente, dirígete hacia el centro del círculo:

Madre sagrada, divino Señor,


te doy la bienvenida a este círculo trazado
para mi ritual de iniciación.
Ven a mí y bendíceme en esta ocasión tan especial.
Concédeme, por favor, tus poderes especiales.
Hoy he venido para proclamar mi interés
por el oficio de los sabios.

7. Para simbolizar la muerte se acuestan sobre su espalda en el piso con la cabeza


hacia el altar (norte) y se dice:

Entro al momento antes de la creación


estoy entrando en tierra de la diosa
que mi cuerpo se mantenga
que mi mente este tranquila
que mi corazón este listo

8. Ahora debes de estar en paz, sentir la paz de la diosa correr por tu cuerpo,
sentir tu cuerpo emerger de la fría tierra y se canta lentamente y con
tranquilidad...

Hecate, Cerridwin,
Madre acéptame
Hecate, Cerridwin
déjame renacer

continua cantando hasta que lo sientas

9. Cuando estés en el momento levántate lentamente y comienza a caminar


rondando el círculo cantando:

Todos venimos de la Diosa


y hacia ella regresaremos
como gotas de lluvia
regresando al océano

camina cada vez mas rápido y canta de igual manera en la forma del
círculo, rápido y mas rápido hasta que te marees y aun así no dejes de
correr, hasta que ya no tengas fuerzas y te acuestas en el piso (esto se
hace para elevar la energía)

10. Acuéstate otra vez en el piso para recobrar el aliento y tan pronto como lo
recuperes, te paras frente al altar y a continuación humedeces tus dedos en
aceite (casi siempre es el índice y medio) y marcas una cruz en el pecho
izquierdo (hombre o mujer), después en el derecho y finalmente justo arriba de
donde nace el vello púbico. (este es signo de primer grado, el triangulo hacia
abajo) y se dice

Yo me auto nombro sacerdotisa/sacerdote de la antigua religión, y tomo el


nombre de (se dice el nombre mágico rápidamente)

Arrodíllate, pon tus manos sobre el altar y clama:


yo, (nombre real), juro solemnemente por el linaje de mi Madre y en
presencia de las fuerzas del universo y de lo divino, que honraré y
respetaré al Espíritu y a los hermanos y hermanas del oficio de los sabios.
Trabajaré duro para servir al Espíritu de todas las maneras posibles y
trataré de aprender todos los aspectos de la Wicca; no utilizaré lo que sé
sobre brujería para causar daño, ni pediré remuneración con dinero, bienes
o servicios:
sólo recibiré recompensas de forma de energía
por rezar o hacer magia.
Haré todo cuanto este en mis manos para estar en armonía
conmigo misma y con los demás.
Respetare otras religiones como respeto la mía.
El Espíritu ahora es testigo de mi juramento.
En este día, [nombra el día], clamo mi poder.

Desde este día yo renazco como (nombre mágico) Y deberé honrar,


respetar y mantener esta promesa que realicé. Que así sea.

11. Levántate y enciente la vela dentro del caldero. Coge el amuleto que has
elegido para este día y mantenlo en alto sobre el altar mientras dices:

Bendice este amuleto,


oh, Señor y Señora.

Lleva el amuleto a cada punto cardinal para que caiga sobre la bendición y
se cargue de energía. Regresa al altar, elévalo de nuevo y di:

Hoy este amuleto representa mi testamento.


Lo llevaré en honor del Señor y de la Señora.
Que así sea.

Póntelo y recita lo siguiente:

En este momento renazco en mi cuerpo,


en mi mente y en mi espíritu.
Que así sea.

12. Siguiendo arrodillado frente al altar, vierte un poco de zumo (o lo que hayas
traído) en el cáliz y colócalo frente al altar. Ahora toma el athalme y
sosteniéndolo con ambas manos apunta hacia abajo con los brazos estirados y
la hoja de filo en el vino diciendo:

Como la taza a lo femenino igual la cuchilla a lo masculino


y así en conjunto traigan la bendición

13. Ahora di a tu persona:


Renazco, soy bruja, soy sacerdotisa o Renazco, soy hechicero, soy
sacerdote (según convenga); ponte de pie y di lo mas fuerte que tu mente
permita SOY UN/A HECHICERO/BRUJA
Ahora sella tu ceremonia con la comunión. Sostén tu bebida en alto y di:

De la Luna a la Tierra,
de la Tierra a la vid, de la vid al grano, del grano al zumo,
consagro esta bebida en el nombre del Señor y de la Señora.
Que sus bendiciones lluevan sobre mí durante toda la eternidad.
Que así sea.

Bebe algo de zumo y vierte el resto en el suelo o en algún cuenco en una


libación en honor del Espíritu. Al cuenco le denominamos cuenco de
libación.
Pon tus manos sobre el pastel, las galletas o el pan y di:

Del Sol a la Tierra, de la tierra al tallo,


del tallo al grano, del grano a este pan, yo lo consagro en el nombre del
Señor y de la Señora.
Que sus bendiciones lluevan sobre mí toda la eternidad.
Que así sea.

14. Después, dirígete hacia el centro del círculo y di estas palabras:

Gran Madre, divino Padre,


les agradezco que me hayan ayudado en mi ceremonia
de iniciación.
Velen por mí y guíenme hasta que decidan
que parta de la comunidad de la brujería
o elija otro camino.
Ayúdenme a realizar el trabajo divino que se me ha encomendado
y en todas mis decisiones.
Que así sea.

Luego ve al oeste y di:

Guardianes del oeste, elemento de agua,


gracias por su participación en mi ritual de iniciación.
La paz este con ustedes y que no haya daño alguno
en su camino.
Ángeles del agua, gracias por sus regalos especiales.
Partan si desean hacerlo o quédense si así lo desean.
¡Salve y despedida!

Ahora al sur y di:

Guardianes del sur, elemento de fuego,


gracias por su participación en mi ritual de iniciación.
La paz este con ustedes y que no haya daño alguno
en su camino.
Ángeles del fuego, gracias por sus regalos especiales.
Partan si desean hacerlo o quédense si así lo desean.
¡Salve y despedida!
Luego al este:

Guardianes del este, elemento de aire,


gracias por su participación en mi ritual de iniciación.
La paz este con ustedes y que no haya daño alguno
en su camino.
Ángeles del aire, gracias por sus regalos especiales.
Partan si desean hacerlo o quédense si así lo desean.
¡Salve y despedida!
Finalmente al norte:

Guardianes del norte, elemento de tierra,


gracias por su participación en mi ritual de iniciación.
La paz este con ustedes y que no haya daño alguno
en su camino.
Ángeles de la tierra, gracias por sus regalos especiales.
Partan si desean hacerlo o quédense si así lo desean.
¡Salve y despedida!

Empieza por el oeste para liberar tu círculo. Cuando hayas terminado, da


una palmada en el suelo y di:

el círculo está abierto, pero nunca se rompe.


La unión y las partes serán felices
hasta que nos volvamos a encontrar.
Somos la gente, somos el poder, somos el cambio.
Así ha sido, así es y así será.

Luego de esto puedes recoger todo, recuerda dejar este lugar tal como lo encontraste
y el tu casa celebra de alguna manera especial... es tu día !!!

Después de esto puedes considerarte iniciado, parte del Señor y la Señora...