Está en la página 1de 19
; a 2 Steve F. Stern Pars _—— Los pucblos indigenas del Pert sen of attme capitate igh bro. se eyalén J signfintionstérica ¥ ef desafio de la conquista espatiola > “En, él s¢/identifican [os fega-* ao de im siglo de colonizacién, dos persistentes que, con alg! hoy'dta la vida en Jas regiones las fuerzas que sostu y en consecuencia hi indfgens contra la estructura exp) siglo xvn. Pot ditimo, en el cadttulo tema laboral de Iivamanga cera_emplea cuencia de cin de los Ge Huamanga fadean agentes de su propia histo confdymar ta socicad-conforme_a.sus-propies-stiefius. Gexscincontigurando lizae 1. Paisajes precolombinos les pueblos autéctonos ja. atime no pudieran . Visto desde Huomange el tapiz de colores rojos y morados que tifen A g Cepia fas montaiias hacia el norte parece magnifico y acogedor, como si al- quien hubiera pintado un crepisculo espectacular en ta roca. 4 ka Pero yo de een por alguien s quien 2 le bier ‘encargado 1s - tarea de subsistir 9 de cultivar alimentos. alli, el_paisaje escarpado de 44 (bala siesra_andina puede converts. Tey bell, Cinevent™ Y fiete de sus cimas aes ataas de mde ce 5 ao eT Je tor puertos estén a tres kjlémetvos sobre el nivet del mar! manga § otras pares meridiofales de la sierra, Ia estacis (diciembre a marzo) es corta. y las posibilidades de ri Las caracteristicas Ssperas y agrestes, del paisaje—el cambisnte Coplo de (aldae 7 cuestas. [os estrechos valles de los rios y tas fondas gargantas cortadas por les arroyos de montafs, la dureza pedregosa de ta propia tietra— predominan_casi_en_todas_partes, salyo_en_algurias punas_altas, to ies ramos donde sirveri_de_pasia las extensiones de ma. Polos de hicrbe (ici). Eess terra altas estén puntuadas por una tra de vailes altos y 2ajos entre les montafias, de donde parten los ma tiles de los arroyos que corren hacia el oeste y el sur, hacia la costa, y del sistema fuvisl de ja Amazonia, hecia el norte y el este. Hacia T Wendell C. Bennet, «The Andean Highlands: An Introductions, en Hand- Look of Sout Ameren Indian. comb, fot fain H, Steward 7 rot, Wasa Mee. 1946-1955, 2:2. Véaze en [a bibltografia una guts de Tor utuios de Tor (Otrseritos eitados en las notar a lo fargo de todo este libro, Fa 18 Sieve T. Store Joria definitive ni wcompleiaw (empresa que a mi jlicio seria imposihle y estaria mal concebida) de Tos pueblos sutéclonos de Huamanga en los afios de 1532 a 1640. Y aunque los colonizadores espaiioles acupan tun Tugae may destscado en mi comentario. mucho menos protende haber escrito su historia, tema coraplicado y vasto que mereve. y hha reeibido, gran alencién por sus propios mérites ULg_aue yo deseo es conirarme mis coneretamente en cémo. hicieron frente Tos pueblos Indios de Huamanga al desafio de la conquist cu: ropea, y con qué conseciénciis pata ellos mismos, para sus colonizado- res y para Ia sociedad que se cre6, Al narrar esia historia espero alcan: tar tres objetivos relacionados entre si Fn primer lugar. desea docu: mentary comprender las huchas y Tos tegros de Tos puchlos aiitines fren le a su colonizocién. En segundo lugar. deseo demostrar cme sus acios condicignaron In cvolucién de ta seciedad colonial y bonitavon tas op: ciones de Ia clase dirigente europea, Aunque los autietonos no fegraran abolir Ja¥gstructura opresiva como un todo, sw resistencia y sus adapta nes creativas desafinran a los colonizedores y los abligaron a eleborar nuevostmodos de expiotacion, so pena de ir deslizindose hacia Ia deca: dencia, Por gikimo, espero utilizar Is experiencia colonial en Husmanga como estudio monogeiifica que pueda enfocar cuestiones clave en I his: toria de fas sociedades de clases. La clase dirigente europea, pese a mo mentos de crisis y de cuasi fracaso, logrd evtablecer una sociedad explo- tadora que ha durado siglos. EX estudio de cémo fogrd superar los mule tiples obstieulos que los autéctonos recalcitrantes ies interpusieron en ei camino —y que los indios «amigos les ayudaron a eliminar— puede servitnos para comprencer fas fuerzas que apoyan o socavan la tontativa por parte de una clase dominante de consolidar su hegemonia sobr> une sociedad. Ei comprenderlo puede incluso profundizsr nuestra percepcisn del earscter polifacético de la explotacién en si Es posible que al lector le resulte itil una guia de tos capitulos que siguen. El capitulo | constituye una introducsiin 2 In vids indigena en Hunmanga antes de la conquista espafola, en cl contexto de ua comen: tario més general en el que se reconstruyen tas institueiones y las rol ciones caracteristicamemte andinas que se hallan en muchas le los cul turas serranas dci Perit meridional y central y de Rolivia, En el capi lo 2 se estudia el primer cicla de tax relaciones hiswamocinding en Huamanga; se centra en las circunstancias favorables a les alianzas —o por la monos a:la cooperacién— entre los pueblos autéciones de la regién y Jos conquistadores espafales y en la dindmica que Hievé inexo rablemente al derzumbamiento de las alianzas entre indios y Blancos. En el capitulo 5 se documenta Ia crisis de fas relaciones coloniales ini ciales, manifestada en el movimiento milenarisia anticristiano grnecali Intraduccién 1” zado en Hoamangs en el dacanio de 1560. £1 capitulo culmina con las reacciones espafclss 2 uns erisis general del virreinato del Peni, com prendidas Jos ceformas generales stablecidas por ef Virrey Francisco de Toledo en el decenio de 1570. En los capitulos|a a 7ige estudian diversas consecuencias sociates, econémicas y politica d=" a reforma del régimen, aci como de la mnsis tencia y la adaptncién de los indios. A un determinado nivel cabe inter pretar esos capitulos como dimensiones diferentes de un solo proceso que define todo el periodo de 1570 a 1640. A otro nivel, Ia secuencia 4e capitulos earresponde e una evelucién eronolégica. En el apitela 4 se estudin la economia poiitica del régieen colonial reestructurado en al deeenia de 1570, En el'capitwio 3 se documenta una estrategia de resistencia india que fue adquiriendo cade vex més importancia en cl siglo wit" el empleo con gran destreza de las insttucfones y fos meca- nismos judiciales espnioles para socavar las précticas exploiadoras. Tw el capitulo 6 se comenta fe evoluciGn del cardcter de ta economia polk tica colonial, v en pacticular del sistema Jaboral, que sustentaba el 1 Firwn colenial en el siglo xvi, Lo que yo sestenge, en parte, es que Jos auievas sistemas faborales representaron una adapiacién europea a tas crisis ¥ los problemas planteados por la resistencia india que se des crite en el capitulo 5. En el capitulo 7 se analiza el auge de una mino- tia de «indios triunfadores 0 de éxiio>, cada vex mis destacada a pactit de 1640, y se estudian las formas en que sus Jogros afectaron a la eva Jucién de la estcucturs y de la cultura internas de le sociedad autéctonia y provocaron auevas formes de enfrestamientos y de conflictes entre los indios Las ilusteaciones que se reproducen en los capitules 1 2 7 se han axiraido de una extraordinaris «cartas de 1200 péginas de Keagitud, excrita al Rey de Espan por un indio aculturade y descomtento de to parle meridional de Hasmanga, Felipe Guaman Poma de Ayala. La des eripcidn que hace Poma de Ayala de ta vida precolombina y le eolonial asi como las reformas que >rapone, constituven uaa de tas fuentes inl sgenas disponibles mis valicsas del Peri colonial. Sus dibujos, tan reve ladores, figuraa en el facsimil publicado de si carta que se mencionn en In Ribliografia. Eniste una importante edicién critiea de sm carta pw blicada por Siglo XXI Editores en México en diciembre de 1980, de masiado tarde para consultera cuando se estaba preparando la presente obra * En a edicién espafola de este libro todas las citas ¢ ilusttaciones de Pome dde Ayala fomiten 2 fa de Siglo XXi, a ia que slude ef autor (N del T) uw Stove J. Stern el oeste de Castravirreyna y Luconas (véare el mapa 1) se desciende a las tivvidas ferns deledesierte y for walles Muvialee de ta costo del, Pa cifico; por tas faldne orientates de Huanta se dirige uno a ta regién de la montafia, Ine ronas relativamente eftidas y Inimedas de tracsicie lacia Ine selvas amazdnieas Exe ig nverticals sue rar uns vaviedad asombrosa, de risiommbiantes 2clOgiee =" 1G eltamente redveida, For” ejemplo, en east avaTeriera de las subrogiones de Huamangs se puede ir a pic de campos agrfealas templados a pastos fries de | ajar a fos valles ealientes o la montafia, puna, 9 tn ef expncio de unos dias Tia tealos fos Andes, ch viajera que suhe 0 baja unas centenaice de me tos advicrte Ios cambios de temperatura y de lima, ve et imbian te foun v ia vegetacién, Al bajar se natn que cl aire dein de ser (10 ieran 3 abundar los cactus 0 se encuentran hicrtae reg soi a ticrrns mis eccas y enlcmtes, Ad subie jeb§ a sentir of fio del si fin oo llega a PiRUSey fuentes colitarios ave von les hognvse prefe ie lamas altos y famudas. Incheso 9 te migara aura, one serie de variables —ingulo de ia pendiente, grado de erosion, calidad de fa coberitra del sucio, horas de sol y de lluvia, y dienaje. posibilidades de viego. direecisn & intensidad del vienie frecuencia de tas helndas— crcon diversss bolsas ambientaies, cada una de Tae evsles Gene sw con Figurncién ccoldgica particular ® La agcicultura es aleatoria. La mitad de las veces, uta estacidn de liavins escasas amensza a tos cultivos en (odas los tierras, salvo las pre cindisimas de regadio, Em fas zonae sas, la estecién zeca comporta fluc. se ve que © dos que anuncian Ia Mh se pasa al lado de compos de patins P Vasse wna deserincida mis completa de ta ecologin andina en Javier Polgae Vil, Fs oche ropiones naturales det Perd (Lies, 1848); nine Rivers Paleminw. Forgnatia generel de shgocuche (Asaeveh, 1971}. expactalmente foe sony en ppisines 58/50» 66,67 ‘Véonse descipeionee fechas en cf aisle wi de la ccologia » Ine goblins cogndiicas de fa regidny Je Huamanga en Demise de Iz Mander (1537), «Rela Chin general de to dianosicin 9 enlidad de In provincia de Guamangne. GI. 176 117.179. Pedra de Carshajal (1586), “Descrigciéa fecha de ta pcincin de Vileas Guamane. RCI. 296 + 218: Pedre de Rikers v Antonio do Chaves ¢ de Cue CI586%, wMleicidn de In civdad de Gusmangs 9 sue terminoss, RUF. in2 Kye de Momedn 7 elear (1386), sDeseripelan de Ia tives del reyartimionto Uevlos Rueanes Amtamarease, RGF. 258 y 26 9 14; fd. (15861, «Descripeiin de Jn tierra del ronartinsionte de Avanrucana y Larsenstin, ROL, 227» 250, 252 #258: sd (1586). «Descrincion de ty teera del eepartimiento de Atunsoras, RG, 220 y 221, 225 9 224 S vaase AGN. DI. Leg. 6 C.107, 4642, f Ide: Jum Polo de Ondegarda (1571), sRelocidn de fos fundamentos acerca del notsble defo que resulta de no guardar Paizajen precolombines Bs taciones dincias extremas de la temperatura, que ponen en peligro in cluso a los tubétculos 7 los’ ceresles més resistentes “con sus heladas nocturnas y sus deshieios diurnos*. : "or hostil y confuse que parezca esa ecologia, sin embargo jas eo- munidades andinas elaboraron’ métedos may eficientes de explotar su” medio. De hecho, los grandes’ excedentes econémicos producidos por esos meétodos sustentarcn a varias grandes civilizaciones de Ja sierra a lo lasgo de sigios, Veamos les interrelaciones que les pueblos indigenas eréaran entre ellos y con le naturaleza para producir abundancia y un estilo de vida caracteristicamente andino. La organizaciér de la vida material La_autenoméa econémica, y 1a comunidad eran tos dos principios ge melos de Ta Wide Watrial, ET primer principio exigia que Ta gente se Ssparclers en Tomas disperses de asentamiente adoptadas al rigor y lo plvalidad ecoldgicas de su medio ambiente. Econdricamente, [a disper sida, reducia el efecto de las malas cosechas en botsas ambientales com Eretas y facilitaba el accesn_a.vina diversidad de, zonas ecolégicas adap. tadas a fa produccién de recursos difzrentes, [ncluso los grupes sociales: equetos se asenlaben en una serie de sislat» econdmicas ideadas para aprovechar [a diversidad de microambientes*. Ademas de cultivar los alimentos principales, como Jas patates y ¢l maiz en su zona nuclear (a alluras muchas veces de 2.800 a 3.400 metros), las comunidades so Hin establecerse en:_1) las_zonss més altas de Is puna (entee Tos 5.700 § los 4.600 metros) pars dedicarse al pastoreo de Hlamas y alpacas.,y quizé para practioar la cza_o extraer T_T aera YS valine Halos") Titer Indios sus fusrese, en Coleccn de libros y documentos refereniée fo Iistoria del Peri (% vole, Lima. 1916), 3:71 TReerea de las censecuencine de este fendmene para ta cubierto edafotiicn ‘de los Andes. voce Carl Trall, Sieucture Soils, Saliluction. and Frac! Climates Of the Earth (Sirette, 1. 1558). SYeanse los estudies monogrificas que Fzuran en Joba V. Murra, Formacione cconeimices poliieas del mundo adie (Lima, 1975), 58 x 115. Ct. Damings Ge'Santo Toms al Rey, Lima, 1 de julio de 1530, en La iglesia de Espaia en of Peri. ed. de Emilio Lin Chaves (4 vols. Sevilla, 1945-1966), 1: Nam. 4 19S y 196: Bandera (1577), «Relacién generabs. 176. Mi comentario acerca de Is tconomia politics y 189 prutar de asenamiewio andinas se basa en gron parte fin lor trabajos innavadores de Murrs, cuyos ensayos se recopitaron an Forme Groner Mutra suirid muchos de fot términos (varchipiélagoe, sverticalidads. sod Jocentes, ete.) que ahora #on (recventes en los estudtos sobre los Andes. También tengo una devda para con Kren Spalding por multiples converseciones y por (Ompart ur manuscrilo tulado «The Web of Productions.