Está en la página 1de 4

Alagille,

Síndrome
de

Sinónimos:

Watson Miller, Síndrome de


Escasez Sindrómica de Conductos Biliares
Hipoplasia Ductal con Hepatopatía
Displasia Arteriohepática
Colestasis con Estenosis Pulmonar Periférica

Código CIE-9-MC: 573.8

Vínculos a catálogo McKusick: 118450


Prestaciones y aspectos sociales

Descripción en lenguaje coloquial:

El síndrome de Alagille es una enfermedad extremadamente rara, genética del


hígado, generalmente congénita (presente en el nacimiento), caracterizado por
presentar anomalías en hígado, corazón, esqueleto, ojos y cara.

Fue descrito por primera vez, en 1969, por Daniel Alagille, posteriormente, en
1973, V. Miller y Geoffrey H. Watson completaron la descripción.

Se estima una frecuencia de 1/100.000 recién nacidos vivos, siendo la causa


mas frecuente de colestasis (supresión o detención del flujo de bilis)
intrahepática familiar.

El síndrome de Alagille se caracteriza por el paso de poca cantidad de bilis


debido a un escaso número de conductos biliares dentro del hígado, e incluso
en algunas ocasiones a una ausencia total de conductos biliares.

Clínicamente se pueden distinguir síntomas mayores y menores:

a.- Síntomas mayores:

1.- Paucidad: (más de la mitad de espacios porta sin ductus biliares) ausencia
de conductos biliares intrahepáticos demostrados en la biopsia (operación que
consiste en extirpar en el individuo vivo un fragmento de órgano o de tumor con
objeto de someterlo a examen microscópico) hepática que se manifiesta como
colestasis crónica (que tiene un curso prolongado por mucho tiempo) e ictericia
(coloración amarilla anormal de la piel). La colestasis suele ser periódica con
episodios intercurrentes de remisión; a partir del sexto mes de vida aparece
prurito persistente.
La hepatopatía puede evolucionar con hipertensión portal (aumento de la
presión venosa en la circulación del sistema portal, que lleva la sangre de los
distintos tejidos al hígado, por compresión u obstrucción de los sistemas
vasculares portal o hepático), coagulopatía (término general para las
alteraciones de la coagulación), hipercolesterolemia (niveles anormalmente
elevados de colesterol total en sangre) y disfunción hepática severa, a
consecuencia de la cual aparece retraso ponderal.

2.- Cara peculiar: caracterizada por frente abombada, mentón prominente,


hipertelorismo (aumento de la separación de los ojos), ojos hundidos, nariz en
silla o recta y orejas displásicas (displasia es el desarrollo anómalo de tejidos u
órganos) y de implantación baja; puede no ser evidente en los primeros meses
de vida.

3.- Anomalías vertebrales: con vértebras en mariposa o corbatín, que produce


compresión del espacio del nervio dentro de la porción inferior de la columna
dorsal y tiende a desaparecer con la edad.

4.- Embriotoxon (opacidad congénita del borde de la córnea, llamada también


arcus juvenalis, semejante al gerotoxon o arco senil) posterior, ocurre en más
del 80% de los casos; se detecta por examen con lámpara de hendidura; puede
aparecer en el 10% de la población normal y en pacientes con colestasis de
otra causa, sin guardar relación con la magnitud de la hiperlipemia (aumento de
los lípidos en sangre, en general aumento del colesterol).

5.- Cardiopatía congénita: presente en más de las tres cuartas partes de los
pacientes, las lesiones más frecuentes son las de la arteria pulmonar, estenosis
(estrechez patológica de un conducto) valvular o subvalvular y estenosis
arterial pulmonar periférica.

b.- Síntomas menores:

1.- Alteraciones renales: presentes en el 75% de los casos, las más frecuentes
son nefrolitiasis (cálculos renales), proteinuria (niveles altos de proteínas en
orina), acidosis (estado metabólico en el que existen cantidades anormales de
cuerpos cetónicos) tubular, hipoplasia (desarrollo incompleto o defectuoso),
duplicidad, quistes (saco cerrado debajo de la piel que puede contener un
contenido líquido o semisólido) renales.

2.- Alteraciones óseas: presentes en el 50% de los casos, fundamentalmente


dedos hipoplásicos (anormalmente cortos).

3.- Infecciones pulmonares recurrentes.

4.- Insuficiencia pancreática e hipotiroidismo (actividad deficiente de la glándula


tiroides).

5.- Anomalías vasculares: enfermedad de Moya Moya, alteraciones de las


venas portales intrahepáticas, anomalías vasculares cerebrales con riesgo de
hemorragia intracraneal.

6.- Anomalías neurológicas: neuropatía (término general para las afecciones


nerviosas) periférica secundaria a déficit de Vitamina E, ausencia de los reflejos
profundos tendinosos y retraso mental en cerca del 20% de los casos.

7.- Hipogonadismo (secreción insuficiente de las glándulas genitales) y


pubertad retrasada.

8.- Voz atiplada-ronca.

9.- Xantomas (tumores cutáneos que contienen ésteres de colesterol)


secundarios a hipercolesterolemia.

10.- Malnutrición.

Es relativamente frecuente la presencia de formas leves o incompletas de la


enfermedad en padres o hermanos del niño afectado. Se trata de casos
asintomáticos o con sintomatología leve, generalmente presentan aspecto
facial característico, soplo cardiaco o vértebras en forma de mariposa, pero
tienen el hígado y los conductos biliares totalmente normales y por tanto con
buen pronóstico.

El diagnóstico de sospecha es clínico y se confirma demostrando paucidad


mediante biopsia hepática y la presencia de al menos otros 3 síntomas
mayores. La relación de conductos biliares / espacios porta en caso de
paucidad debe ser menor de 0,4, variando en los sujetos normales entre 0,9 y
1,8.

El pronóstico del síndrome en general es bueno; con un 85% de supervivencia,


la mortalidad está relacionada con la hepatopatía y con la cardiopatía. En
algunos casos la hepatopatía puede evolucionar con hipertensión portal,
coagulopatía, hipercolesterolemia y disfunción hepática severa, que incluso
puede requerir trasplante hepático. Con menor frecuencia se ha observado
degeneración a carcinoma hepatocelular.

No existe tratamiento curativo específico para la enfermedad; el objetivo del


tratamiento es el control sintomático de cada una de sus manifestaciones,
aumentando el flujo de la bilis con lo que disminuye el daño hepático y mejora
la digestión de las grasas ingeridas, manteniendo un crecimiento y desarrollo
normal y previniendo o corrigiendo las deficiencias alimentarias.

El déficit vitaminas A, D y E se corrige mediante una dieta adecuada y


suplementos vitamínicos que deben incluir vitamina K. Se aumenta la excreción
biliar y se facilita el control del prurito con fenobarbital; para el control de los
xantomas y la hipercolesterolemia secundarios a colestasis crónica pueden ser
útiles las resinas de intercambio aniónico y el ácido ursodesoxicólico. En el
caso de hepatopatías muy severas debe valorarse el trasplante hepático.
Se estima que entre un 15-50% de los casos se deben a mutaciones de novo,
en el resto se hereda como un rasgo genético autosómico dominante, con
expresión variable; habiéndose localizado el gen responsable de la
enfermedad, denominado JAG1, en el brazo corto del cromosoma 20
(20p11.23-p12.2).

Autores y fecha de última revisión: Drs. M. Izquierdo, A.


Avellaneda; Enero-2004

Direcciones URL de interés:

Información médica. (idioma español)


Página de afectados. (Idioma inglés)

Asociaciones:

Asociación para las Deficiencias que afectan al Crecimiento y al Desarrollo.


(ADAC)
Domicilio : C/ Enrique Marco Dorta 6
Localidad: 41018 Sevilla
Provincia : Sevilla
Teléfono : 902195246, 954989889
FAX : 954989790
correo-e : a.d.a.c@telefonica.net
WEB : http://www.geocities.com/HotSprings/Villa/4521/

Federación Española de Asociaciones de Enfermedades Raras (FEDER)


Domicilio : c/ Enrique Marco Dorta, 6 local
Localidad: 41018 Sevilla
Teléfono : 954 98 98 92
FAX : 954 98 98 93
Correo-e : f.e.d.e.r@teleline.es
Información y contacto: 902 18 17 25 / info@enfermedades-raras.org
WEB : http://www.enfermedades-raras.org/es/default.htm

European Organization for Rare Disorders (EURORDIS)


Domicilio: Plateforme Maladies Rares 102, Rue Didot
Localidad: 75014 Paris
Teléfono : 00 33 1 56 53 53 40
FAX : 00 33 1 56 53 52 15
Correo-e : eurordis@eurordis.org
WEB : http://www.eurordis.org
AVISO IMPORTANTE
Los datos que se proporcionan UNICAMENTE tienen carácter informativo. En ningún caso la información debe utilizarse con
fines diagnósticos ni de tratamiento. No pretende sustituir a la información que le pueda dar su médico. El contenido de esta
página puede cambiar sin previo aviso, ya que se pretende mantener la información acerca de estas enfermedades tan
actualizada como sea posible.