Vamos a hablar del ciclo cardiaco.

Se define así al conjunto de fenómenos que producen en el corazón desde el inicio de un latido cardiaco hasta el comienzo del siguiente. Este grafico representa los eventos que tienen lugar en el ciclo cardiaco. Dichos fenómenos pueden ser de características mecánica (que los vamos a describir en base a los cambios de presión y volumen) o eléctrica. Mas adelante vamos a referirnos a como se relacionan estos fenómenos. Un ciclo cardiaco dura, para una persona con una frecuencia cardiaca media de 72 latidos por minuto, aproximadamente 0,8 segundos. Cada ciclo cardiaco, si tomamos como referencia a los ventrículos, va a estar formado por una fase de contracción de 0,3 segundos y una de relajación o llenado de alrededor de 0,5 segundos. A la fase de contracción la vamos a llamar sístole ventricular (que se inicia con el cierre de las válvulas AV) y a la de relajación, diástole ventricular (que se inicia con el cierre de las válvulas sigmoideas). A su vez, cada una de estas fases esta compuesta por periodos: dentro de la sístole vamos a tener un periodo de contracción Isovolumétrica y uno de eyección, y dentro de la diástole, un periodo de relajación Isovolumétrica, uno de llenado ventricular rápido, uno de llenado ventricular lento o Diástasis y finalmente, uno de contracción o sístole auricular. Para facilitar la comprensión, vamos a describir primero los cambios de presión que se suceden en el corazón en cada periodo a partir de un grafico sencillo que nos represente las cámaras izquierdas del corazón, para después correlacionarlos con los cambios de volumen ventricular, los hallazgos del ECG normal y los ruidos cardiacos. Es importante aclarar aca que en las cámaras derechas del corazón se producen simultáneamente fenómenos similares a los que vamos a describir para las izquierdas. Pero recordemos que la circulación pulmonar es un sistema de menor presión que la circulación sistémica, por tanto las presiones máximas que vamos a encontrar en las el VD y la arteria pulmonar son de aproximadamente 25 mmHg, y no las presiones de 120 mmHg que yo voy a describir para el VI y la Aorta. Al final de la diástole, el ventrículo presenta una presión casi nula, que a fines prácticos vamos a decir que es de 0 mmHg. Pero al iniciar la contracción ventricular, esta presión comienza a incrementarse y rápidamente sobrepasa la presión de la AI, de aproximadamente 4 mmHg. Esto provoca el cierre de la válvula mitral; sin embargo, la válvula aortica permanece cerrada porque la presión del ventrículo es todavía inferior a la presión de 80 mmHg que vamos a encontrar en la Aorta, gracias a sus características elásticas. Entonces, a este periodo en que el VI se contrae pero ambas válvulas están cerradas, vamos a llamarlo contracción Isovolumétrica, ya que no se producen cambios de volumen ni tamaño del ventrículo. En este mismo periodo, vamos a ver que la presión de la AI se incrementa levemente, formando lo que se conoce como la onda c, debido a

sino que existe un pequeño volumen de sangre remanente de la sístole (40-50ml). la presión del VI aun es superior a la presión de la AI. aun sin iniciarse la contracción auricular. lo que provoca cierre de la válvula Aortica. lo que provoca el aumento gradual de la presión. pero debido a la caída del volumen. A continuación. Cuando la presión en el VI cae por debajo de la presión auricular. Entonces. en la aurícula se sigue depositando sangre desde los pulmones y sigue subiendo la onda v en la curva de presión auricular. lo vamos a llamar de relajación Isovolumétrica. por lo que la válvula Mitral continua cerrada. Mientras tanto. con el ventrículo aun en contracción. provocando la distensión de la Aorta. Finalmente. Estamos en el periodo de llenado lento o Diástasis. . que en ese punto se encuentra en el punto máximo de la onda v. se produce la apertura de la válvula mitral. provocando una muesca en la curva de presión aortica. por el flujo de la sangre eyectada hacia los vasos periféricos de menor calibre. que constituye el periodo mas largo de la diástole ventricular. la presión del VI comienza a descender. Durante el resto de la diástole ventricular. lo que supone un volumen suficiente para las demandas del organismo en reposo. se produce la apertura de la válvula Aortica y el ventrículo comienza a vaciarse. debido posiblemente al reflujo de sangre hacia las valvas (recordemos su disposición en nidos de paloma). se produce el llenado pasivo lento del VI. que se comportan como una sola cámara al estar comunicadas por la válvula aortica abierta). Así. Cuando el VI alcanza una presión superior a los 80 mmHg de la Aorta. Se ha expulsado poco mas del 60% (70 ml) del volumen diastólico final (110-120 ml). que rápidamente se recupera. y la presión por la sístole continua elevándose hasta alcanzar valores aproximados a los 120 mmHg (tanto en el VI como en la Aorta. esta protruye hacia el VI.la protrusión de la válvula mitral hacia la aurícula por el rápido aumento de presión del ventrículo. ya que la aurícula no se contrae todavía. que se conoce con el nombre de incisura aortica. Cabe aclarar que el VI no esta vacio. con una caída brusca de la presión. lo que se conoce como fracción de eyección ventricular. Luego. por eso a este periodo vamos a llamarlo de Eyección. Hasta este momento. su presión ira disminuyendo gradualmente hasta alcanzar nuevamente los 80 mmHg. se inicia la relajación del ventrículo. a este periodo de relajación ventricular con cámara cerrada. ya que la aurícula se comporta en esta etapa como un simple conducto por el que pasa la sangre proveniente de las venas pulmonares hacia el VI. constituyendo la onda v. a este periodo vamos a llamarlo de llenado rápido. por lo que toda la sangre hasta ese momento almacenada en la aurícula pasa rápidamente hacia el ventrículo. pero de manera pasiva. Con el cierre de la válvula aortica. Sin embargo. La sangre es expulsada rápidamente hacia la aorta. se ha producido 80% del llenado ventricular. en la aurícula comenzó a depositarse sangre oxigenada proveniente de las venas pulmonares. Mientras.

. Muy bien. Finalmente. con respecto a los ruidos de auscultación cardiaca. Cuando se abre la válvula mitral. para que se produzcan los cambios mecánicos que describimos en el corazón. el potencial de acción alcanza el nódulo AV y pasa a los ventrículos. QRS y T. ruidos auscultables. a la despolarización auricular. respectivamente. Luego. provocando la contracción ventricular y el inicio de un nuevo ciclo cardiaco. Después en la fase de Diástasis el incremento de volumen continua. pero mas gradual. se produce el llenado rápido. Y un cuarto ruido (R4). y corresponden. Luego se inicia la diástole ventricular y el ventrículo se relaja como cámara cerrada. antes se debe producir un estimulo eléctrico. con el cierre de la válvulas AV se produce un primer ruido o R1. Teniendo en cuenta que el estimulo eléctrico precede a la actividad mecánica.Finalmente. Además. con la sístole auricular se produce el último incremento de volumen antes de iniciarse una nueva sístole ventricular. En este punto. y de la presión ventricular. siempre asociado a patología. producido por el choque de la sangre durante el llenado rápido ventricular con la pared ventricular poco distendida. Ahora bien. Este periodo aporta solo el 20% del volumen diastólico final. conocido como onda a. y con el cierre de las válvulas sigmoideas un segundo ruido o R2. ya la presión en la aorta alcanzo nuevamente los 80 mmHg. en estado normal. tras el estimulo de un nuevo potencial de acción sinusal. Con la apertura de la válvula mitral se produce la eyección del volumen almacenado. por el choque de la sangre entonces impulsada contra la pared de un ventrículo hipertrófico. debemos recordar que solo el cierre de las válvulas cardiacas produce. primero alto flujo y luego mas lentamente. Por ultimo. que se escucha durante la contracción auricular (presistólico). por lo que nuevamente no se van a producir cambios de volumen. esta es la bibliografía que consulte para desarrollar la clase. Teniendo en cuenta nuestro ciclo. que lleva a un ligero aumento de la presión auricular. debido a su comunicación con la aurícula a través de la válvula mitral abierta y el rápido influjo de sangre que supone la sístole auricular. Y la actividad eléctrica del corazón se registra en el ECG en las ondas P. se produce la contracción auricular. vamos a encontrar que la onda P se haya justo antes de la sístole auricular. formando una meseta. Veamos ahora como se relaciona lo visto hasta acá con los cambios de volumen en el ventrículo. Habíamos dicho que el primer periodo de la sístole era sin cambio de volumen. el complejo QRS justo antes del inicio de la contracción ventricular y la onda T antes de iniciarse la diástole ventricular. y…. pero en el individuo adulto generalmente se asocia a patología. siendo de importancia solo para el organismo en actividad (ejercicio). existe un tercer ruido (R3) que puede auscultarse en niños y atletas sin que suponga patología alguna. no así la apertura de las mismas. elevando rápidamente el volumen. la despolarización ventricular y la repolarización de los ventrículos.

.Muchas gracias por su atención y paciencia.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful