Está en la página 1de 2

SUSANA CARDONA PARRA

CLASE DE INTRODUCCIÓN A LA LITERATURA

CLASE DE 4:00 A 6:00 P.M

1. elementos de la postmodernidad dentro de Borges.

Borges se categoriza dentro de una literatura postmoderna, por que no tiene nada definido
como escritura, es decir, que no se limita a X o Y género, sino que juega con las intenciones del
lector de seguir un texto lineal y digerible. También juega con una realidad que se mezcla con
los elementos del extraño mundo del surrealista de borges terminando así influyendo
directamente uno del otro y, como resultado de esto, ya no se tiene una realidad definida, sino
dilatada y desconfigurada de sí, lo que permite el abrir de nuevas puertas para ambos mundos.

Con el género postmodernista se abré el perfecto escape que Borges necesita para crear una
historia en la que los pocos personajes que tiene hay en ella, la concisa descripción de cada
uno de los sueños, la metaliteratura, el historicismo, la realidad como juego, se conviertan en
elementos fundamentales.

La concisa descripción de cada uno de los sueños y los pocos personajes que tiene la historia
se ven en el lenguaje transparente y claro que Borges utiliza para mostrar la situación extraña
que se estaba presentando, en especial en los sueños que otros soñaron (Kubla Khan entre
otros), en la cual, la metaliteratura y el historicismo tomaron ñugar, debido a que los
personajes son de un tiempo y un espacio diferente entre sí.

Por último, es importante nombrar que los elementos que permiten que Cortazar tenga una
literatura postmoderna es, elpermiso que le deja al lector de pensar e inmaginar todo lo que el
ha mostrado dentro del texto, que el lector tenga el beneficio de la duda respecto a la existencia

de toda la historia y que se conecte a experiencias relacionadas con los sueños.

2. papel del lector dentro del cuento de Cortazar.

Un lector que esté en camino para ser un lector ideal, pues es aquel que, como en el cuento, se
convierte en uno de los personajes de la propia lectura, por no decir el principal. Es ese lector
que se quiere involucrar tanto con lo escrito que pueda vivirla y hasta cambiarla, porque eso es
lo que lo diferencia de un lector frio, desinteresado y espectante.
Es un lector que está dispuesto a convertirse en fin y medio para el deleite de otros lectores,
pues este lector es la marioneta de Cortazar y solo va a tener el destino que el quiere, por
tanto, debe estar dispuesto a ser o convertirse poco a poco en algún personaje, a ceder su
realidad para ser un habitante de la realidad de Cortazar y así, morir y nacer de nuevo las
veces necesarias.