En el Reino de Utopía, más allá de donde llegan nuestros sueños, vivía la

sabia y valiente ninfa Yerusalema.
.
William había nacido en el vecino Reino del Tiempo.
Según los Escritos Eternos, William era el encargado de la última y más
importante misión para que el Reino del Tiempo y el Reino de Utopía,
ahora separados, se unieran para siempre.
Cierto día, mientras Yerusalema dormía, un Duende de los Sueños dejó
junto a ella un niño pequeño,William.
En el Reino del Tiempo vivían sometidos al Señor de los Días,
que había establecido una feroz tiranía, destruyendo los
hogares y arrasando todo lo que pertenecía a aquellos que no
querían someterse a su dominio caprichoso.
El Señor de los Días
también podía decidir
sobre la vida y la muerte
de sus súbditos.
Había alcanzado este
poder gracias a que,
muchos años atrás,
había robado a las
ninfas el Pergamino de
la Verdad, en el cual se
mostraba cómo alcanzar
la Auténtica Vida.
El Señor de los Días
usaba el Pergamino
para tener el dominio
del Tiempo. Con su
compás decidía
caprichosamente sobre
la duración de los días,
las noches y la vida de
los habitantes del
Reino del Tiempo.
También se ayudaba, para mantener su tiranía, de todas
las fieras de las pesadillas y del terrible Dragón de las
Siete Cabezas.
El tirano ordenó a las criaturas de las pesadillas que se lo
arrebataran a los habitantes del Reino de Utopía. Pero allí
cuidaban al pequeño y lo vigilaban en todo momento para que
no le pasara nada.
William era, según el Pergamino de la Verdad, el que acabaría con
el dominio del Señor de los Días.
De esta manera, William
creció feliz, ignorante de
su destino y de su
origen.
nicamente le
preocupaban
extraños sueños
que le hablaban de
responsabilidades
futuras que no
tardaría en
conocer.
Un día, una voz atronadora lo llamó por su nombre:
- William, ha llegado tu hora. Ve en busca de Yerusalema. Ella te
informará de tu misión y te preparará para que la lleves a cabo.
La intensidad de la voz fue tal que William cayó al suelo desmayado.
Pero el Señor de los Días también pudo escuchar
la voz...
Acudió a la Gran Luz y le pidió que le ayudara a cambio de darle la mitad de su
reino.
- $oy tu prisionera -le respondió la Luz. Antes brillaba y ahora soy casi opaca. Lo
único que quiero es volver a ser intensa. $i esto es lo que he de hacer para
conseguir mi libertad, lo haré.
Entonces, el Señor de los Días la dejó libre y la lanzó contra el
Reino de Utopía para que buscase a William.
La Gran Luz atacó a William, pero el joven soportó el enorme
dolor con valentía.
- Aguanta!- le decía la voz
a William.- $i la vences,
poseerás el arma más
poderosa!
Poco a poco, William comenzó
a controlar a la Luz.
La agarró con tal fuerza que
ambos quedaron unidos y la
Gran Luz quedó dentro del
joven.
Una vez vencida la Luz, William se sintió realmente preparado
para llevar a cabo su hazaña.
Entonces, Yerusalema le relató su origen y su destino, y el joven
emprendió el viaje hacia el Reino del Tiempo.
Pero el Señor de los
Días llamó al Dragón
de las Siete Cabezas
y le ordenó que
avisara a sus
Criaturas Abisales.
- %ráeme a
Yerusalema, viva o
muerta. Lo
intentaremos con
ella.
Ella vivía junto al mar, y allí esperaba que William
volviera sano y salvo.
La feroz criatura
abisal
sorprendió a
Yerusalema,.
la capturó.
...y la encerró en el País de los Muertos junto a otras
desgraciadas criaturas que no habían querido someterse
al Señor de los Días.
Pero William era ahora verdaderamente poderoso
y luchó por salvarla haciéndose con la llave
del País de los Muertos.
%ranquila, Yerusalema, ya estoy aquí.
Dile a tus compañeros que salgan contigo.
.
- Escúchame- dijo
Yerusalema al Caballo-
William nos necesita. Únete
a nosotros.
Para entonces, William
trataba de hacerse con el
Pergamino de la Verdad.
Con la ayuda de Caballo y Yerusalema todo fue más
fácil.
Sólo quedaba estudiar rápidamente su
contenido para
vencer a su antiguo dueño.
Una vez sin el Pergamino, de pronto, el Señor de los Días
empezó a sentirse viejo y débil.
- !erdóname, William- decía. He sido ambicioso,
pero no volveré a actuar así.
Pero William había empezado ya a usar su compás para que
todos los habitantes del Reino del Tiempo tomaran posesión de la
Auténtica Vida y se unieran a los habitantes del Reino de Utopía.

%
http:,,cletheic-injormc.bloçspot.com
Lc culturc nos humcnizc

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful