Está en la página 1de 324

Apuntes de Historia de la Filosofía 2 o Bachillerato

Instituto San Rosendo Mondoñedo

Curso 2011/2012

2

Índice

1

¿Qué es la historia de la filosofía?

 

15

1.1 ¿A quién estudiamos? .

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

16

1.2 ¿Por qué hay que desconfiar de la historia?

 

16

1.3 ¿Qué actitud debemos tener?

 

17

I

Filosofía antigua

 

19

2

Los orígenes de la filosofía

 

21

2.1 Las montañas, el mar y la filosofía

 

21

2.2 Concepto de filosofía para los griegos

 

23

3

Los presocráticos

 

25

3.1 Los jónicos o milesios .

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

26

3.2 Tales .

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

26

3.3 Anaximandro

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

26

3.4 Anaxímemes

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

27

3.5 Los eléatas .

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

27

3.6 Parménides

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

28

3.7 Zenón, un hombre paradójico

 

30

3.8 Meliso

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

31

3.9 Empédocles, un ecléctico

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

31

3.10 Heráclito

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

33

4

ÍNDICE

 

3.11

La explicación del cambio

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

34

3.12

Los atomistas

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

35

3.13

Demócrito

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

35

3.14

La religión órfica

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

36

3.15

Pitágoras y los pitagóricos

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

37

3.16

Las obras de los presocráticos

 

38

3.17

Interpretación de los presocráticos

 

39

3.18

Mito y Logos

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

39

3.19

Ideas compartidas .

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

41

 

3.19.1 Fisis

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

42

3.19.2 Cosmos

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

42

Nomos

3.19.3 .

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

42

Fuerzas

3.19.4 .

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

42

3.19.5 Los números

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

42

3.19.6 Átomos

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

43

3.19.7 Arkhé

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

43

 

3.20 Presocráticos y ciencia

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

43

3.21 Cuando dejamos de creer en los cuentos

 

44

3.22 Más que científicos

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

45

3.23 Anaxágoras

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

46

3.24 Jenófanes

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

46

3.25 Alcmeón de Crotona

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

47

4

Los sofistas

 

49

4.1 ¿Quiénes eran?

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

49

4.2 Los sofistas y nosotros

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

51

4.3 Ideas compartidas .

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

52

 

4.3.1 El ser humano no sometido a la naturaleza .

.

.

.

.

.

.

52

4.3.2 La idea de que el ser humano es un animal .

.

.

.

.

.

.

52

4.3.3 Las leyes humanas son fruto de la convención, del acuer-

 

do de la gente .

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

52

4.3.4 El relativismo

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

52

4.3.5 El pensamiento tiene que estar sometido a una forma .

52

4.3.6 La técnica política

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

53

4.3.7 La justicia

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

53

 

4.4 Protágoras

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

53

4.5 Gorgias

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

54

4.6 Crítica de las ideas sofistas

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

55

ÍNDICE

5

5 Sócrates, el más sabio de todos los hombres

 

57

5.1 Algo de su vida

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

57

5.2 Caracterización de Sócrates .

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

57

5.3 Los métodos socráticos

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

58

5.4 Algunas ideas socráticas .

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

59

5.5 Influencia de Sócrates

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

59

6 El divino Platón

61

6.1 Sobre la vida de Platón

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

61

6.2 La Academia

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

62

6.3 La evolución del pensamiento de Platón

 

62

6.4 ¿Cuáles son las ideas de Platón?

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

63

6.5 Platón, un pensador religioso

 

63

6.6 Los dos mundos .

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

64

6.7 Las almas en el mundo material

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

64

6.8 Las partes del alma

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

65

6.9 El conocimiento

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

65

6.10 La creación del mundo material

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

66

6.11 Diferencias entre el platonismo y el cristianismo

.

.

.

.

.

.

.

.

66

6.12 El ascenso dialéctico

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

66

6.13 La reencarnación

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

67

6.14 La política platónica

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

67

6.15 Crítica de la política platónica

 

68

6.16 Revisión de las ideas de Platón

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

68

6.17 Ideas sueltas sobre Platón .

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

69

6.18 ¿Qué perdemos si rechazamos a Platón?

 

72

6.19 Textos de Platón

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

73

6.19.1 Texto 1: República, libro IV, 427e

 

73

6.19.2 Texto 2: República, libro VI, 509c 511e

 

74

6.19.3 Texto 3: República, libro VII, 514a 517c

 

77

6.19.4 Texto 4: Fedro, 246a 247c

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

80

6.19.5 Texto 5: Menón, 81c 82a

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

81

7 Aristóteles, el maestro de todos los sabios

 

83

7.1 Algo de la vida de Aristóteles .

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

83

7.2 Las obras de Aristóteles .

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

84

7.3 Aristóteles, crítico de Platón

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

84

7.4 El conocimiento según Aristóteles

 

85

7.5 Crítica epistemológica

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

86

7.6 La ontología de Aristóteles

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

87

7.7 El cambio

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

88

6

ÍNDICE

7.8 Los tipos de cambio

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

88

7.9 Crítica ontológica

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

89

7.10 ¿Por qué cambian las cosas?

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

89

7.11 ¿A dónde nos lleva el movimiento?

 

90

7.12 Crítica etiológica

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

91

7.13 Ideas sueltas sobre Aristóteles

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

91

7.14 La ética de Aristóteles .

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

92

7.15

La felicidad

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

93

7.16

El justo medio

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

94

7.17

Las virtudes

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.