Está en la página 1de 49

INFORME DE EVALUACIÓN

del proyecto:

“Escuela campesina para el cambio tecnológico” ,


Dpto. Cuzco, Perú.

Cofinanciado por
F. IPADE, ITDG y
J. C..de Castilla la Mancha (Conv. 02)
Junio de 2004

1. INTRODUCCIÓN

1.1. Antecedentes de la evaluación

La decisión de evaluar el proyecto surgió durante la fase de


identificación, debido al carácter novedoso de la intervención y a su potencial
como generador de efectos socioeconómicos positivos en la zona andina de la
sierra sur del Perú.

A pesar de que la cofinanciación brindada por la Fundación IPADE y la


Junta de Comunidades de Castilla la Mancha únicamente afecta a los años
2002 y 2003, conviene resaltar que ITDG lleva apoyando la capacitación
“campesino a campesino” desde el año 1996. Desde entonces se han formado
cinco promociones en la Escuela de Kamayoq, con más de 150 extensionistas
agropecuarios capacitados.

Parece, por tanto, interesante realizar una evaluación del proyecto– en


términos de pertinencia de la intervención, eficacia en el logro de objetivos,
eficiencia en el manejo de los recursos, impacto sobre las poblaciones
beneficiarias y viabilidad una vez finalice el apoyo externo - con el fin de que
las recomendaciones que se ofrezcan se orienten a una mejora del programa
para las promociones futuras.

1.2. Breve descripción del proyecto

La Escuela campesina para el cambio tecnológico pretende promocionar


las capacidades del campesinado más vulnerable del sur andino del Perú, con
el fin de mejorar la calidad de vida en los sectores rurales. Para ello, ITDG, la
Fundación IPADE, y la Junta de Comunidades de Castilla la Mancha han
apostado, en el año 2002 y 2003, por la formación de expertas y expertos
tecnológicos campesinos – llamados Kamayoq -, fomentando la enseñanza y el
aprendizaje desde las propias comunidades rurales de los Andes.

La selección de los participantes en los cursos la realizan, en una


primera instancia, las propias comunidades locales, eligiendo en Asamblea
Comunitaria a aquellas personas que consideran más responsables para la
asistencia a las capacitaciones. Posteriormente, el equipo técnico del proyecto
selecciona a aquellos participantes que presentan mayores probabilidades de
éxito en el aprendizaje. Lo cursos se estructuran de la siguiente forma:

 Curso básico obligatorio sobre manejo de animales mayores y menores.

2
 Cursos de especialización optativos sobre cuyes, producción de lácteos,
engorde de ganado, panes y apicultura.
 Curso opcional de informática y gestión empresarial.

Con esta experiencia se ha buscado potenciar el cambio tecnológico en


la economía de las comunidades campesinas quechuas de la provincia de
Canchis. En concreto, se ha apoyado a los propios agricultores y agricultoras a
identificar soluciones tecnológicas a sus propios problemas, así como a
potenciar sus capacidades, formándoles para que operen brindando servicios
de asistencia técnica bajo las reglas – sociales, económicas y culturales – de
las instituciones locales. Se pretende demostrar así, que es posible acelerar
cambios tecnológicos sostenibles en la economía campesina de la sierra sur
andina del Perú, si éstos se apoyan en el desarrollo de las organizaciones y
comunidades rurales, las relaciones económicas no formales y la cultura local.

Se presenta a continuación la matriz de planificación simplificada del


proyecto:

3
Objetivo Global de desarrollo:

Contribuir a la erradicación de la pobreza mediante el incremento de los ingresos


y de las capacidades productivas de mujeres y hombres campesinos.

Objetivo Específico del proyecto:

Contribuir a una amplia adopción de soluciones tecnológicas más eficientes por


productores campesinas(os) mediante la asistencia técnica brindada por expertos
locales (Kamayoq) formados en un centro moderno y apropiado.

Resultados esperados:

1. Mujeres y hombres campesinos han desarrollado sus capacidades tecnológicas en


el manejo de animales de manera más efectiva, eficiente y sostenible.
2. Un centro de capacitación implementado, moderno y apropiado permite un
mayor acceso de productoras(es) a nueva información y el mejoramiento de sus
habilidades tecnológicas.
3. Proveedores locales de servicios veterinarios han mejorado la calidad y cobertura
de la asistencia técnica brindada a mujeres y hombres campesinos.
4. Mujeres y hombres han incrementado sus capacidades empresariales para
desarrollar microempresas basadas en el valor añadido a productos
agropecuarios.

Descripción de actividades:

1. Construcción del centro de capacitación


2. Selección de estudiantes y organización de cursos
3. Cursos sobre sanidad animal (49 horas)
4. Cursos sobre nutrición animal (72 horas)
5. Cursos sobre manejo animal (60 horas)
6. Cursos de procesamiento de alimentos (60 horas)
7. Cursos de gestión empresarial (40 horas)
8. Cursos de informática (162 horas)
9. Seguimiento y apoyo a los servicios de los Kamayoq
10. Evaluación

1.3. Metodología de la evaluación

1.3.a) Perspectiva principal de la evaluación

El propósito fundamental de la realización de una evaluación sumativa


del proyecto “Escuela campesina para el cambio tecnológico” es la obtención
de recomendaciones para la mejora de la intervención de cara a futuras
promociones. Por ello, se hará especial hincapié en los aspectos relativos al
aprendizaje, más que a aquellos orientados a la rendición de cuentas. El fin
último de la evaluación es que ésta sea ÚTIL como herramienta para la
planificación futura.

4
1.3.b) Tipo de evaluación

La evaluación se llevará a cabo una vez finalice el periodo de ejecución


del proyecto, siendo por tanto una evaluación ex post.

La Evaluación será una evaluación interna, liderada tanto por la


Fundación IPADE como por ITDG. El objetivo que persiguen ambas
organizaciones es el aprendizaje conjunto, por ello se ha optado por realizar la
evaluación desde las propias instituciones en lugar de subcontratarla a agentes
externos.

1.3.c) Metodología prevista

El enfoque metodológico para la recogida de datos de la evaluación se


fundamentará tanto en técnicas cualitativas como cuantitativas, utilizándose
tanto métodos formales (encuestas, observación participante y medición
directa) como en métodos simples no formales (entrevistas con informantes
clave, grupos de discusión, encuestas informales, técnicas participativas, etc).
De esta forma se obtendrá información cualitativa y cuantitativa con un alto
grado de validez y fiabilidad, de manera rápida y con un coste razonable.

1.3.d) Perfil profesional del equipo evaluador

Se ha optado por formar un equipo de evaluación multidisciplinar,


integrado por diferentes expertos, con el fin de evitar sesgos en las
interpretaciones y potenciar el uso de las recomendaciones que se desprendan
del análisis de evaluación.

 Relación de los currículum vitae del equipo evaluador: Para un análisis


detallado de la experiencia del equipo, remítanse al Anexo D.II:
Currículo del equipo evaluador.

 Relación de miembros del equipo evaluador

INSTITUCIÓN NOMBRE CARGO


ITDG Javier Coello Coordinador de agricultura y
desarrollo rural del programa de
sistemas de producción y acceso a
mercados, ITDG- América Latina.
Washington Chañi Jefe de la oficina ITDG- Canchis
Cáceres

5
Apolinar Tayro Mamani Técnico agropecuario de ITDG-
Canchis
CONSULTORES Lucila Lasarte Consultora pedagógica
EXTERNOS Genaro Vargas Consultor externo
KAMAYOQ Ernesto Ccana Kamayoq
Felicitas Quispe Kamayoq
IPADE Jesús Marías Martín Coordinador país IPADE Perú
Fonfría
María Becerro Torres Coordinadora programas América
Latina y Asia de IPADE
Marta Cirujano Responsable punto focal género
IPADE
Almudena López Responsable dpto. comunicación
IPADE
Aitziber Echeverría Voluntaria departamento
proyectos
Simona Sansone Voluntaria departamento
proyectos
Bérénice Michard Voluntaria departamento
proyectos
María Salvador Experta en género
Elena Arbaizar Experta en género
Abel Esteban Experto en medio ambiente

2. RESULTADOS DE LA EVALUACIÓN SEGÚN LOS CRITERIOS


ESTÁNDAR DE EVALUACIÓN

Definición de los criterios de evaluación:

1. Pertinencia: Analiza el sentido del proyecto teniendo en cuenta el


contexto donde se desarrolla, las necesidades de los colectivos
beneficiarios y las prioridades de los cofinanciadores.

2. Eficacia: Medida del logro de objetivos y resultados sin atender a los


costes. Se trata de analizar si los objetivos y resultados previstos se
han cumplido y en qué grado.

6
3. Eficiencia: Analiza si la relación “recursos empleados” – “resultados
obtenidos” ha sido la más adecuada en la ejecución del proyecto y
sus posibles alternativas.

4. Impacto: Observa los efectos positivos y negativos, previstos y no


previstos de la intervención, tanto en la población meta como en
otras poblaciones.

5. Viabilidad: Analiza la capacidad del proyecto de que los efectos


positivos generados con la intervención se mantengan una vez
finalice el apoyo externo.

1. PERTINENCIA

Para valorar la pertinencia del proyecto “Escuela campesina para el cambio


tecnológico” se consideran dos aspectos fundamentales:

a) La pertinencia en relación con las prioridades de los cofinanciadores:

1) Prioridades de ITDG (socio local)


2) Prioridades de la Fundación IPADE (ONG española receptora de la
subvención)
3) Prioridades de la Junta de Comunidades de Castilla la Mancha
(administración pública cofinanciadora)

b) Pertinencia respecto al contexto y a las necesidades de la población


beneficiaria de la intervención.

Se presentan a continuación, los resultados de la evaluación en cuanto al


análisis de la pertinencia.

a) Pertinencia en relación con las prioridades de los cofinanciadores

1. Pertinencia en relación con las prioridades de ITDG, socio local

En la memoria anual 2002-2003 de la oficina regional para América


Latina de ITDG, se define su misión como "contribuir a la erradicación de la
pobreza mediante el desarrollo y el empleo de tecnologías, mostrando
resultados, intercambiando conocimientos e influyendo en otros" (Ver Anexo
E.I: Visión, misión y principios de la Ofic. Regional para América Latina- ITDG).

El proyecto "Escuela campesina para el cambio tecnológico" se ha


desarrollado dentro del marco del programa "Sistemas productivos y acceso a
mercados" para la provincia de Canchis, que ITDG lleva ejecutando desde el
año 1998.

7
La Escuela campesina o Escuela de Kamayoq (ESKA), tal y como se
puede observar en la matriz de planificación del proyecto, presenta los
siguientes objetivos de desarrollo:

- Objetivo general: “Contribuir a la erradicación de la pobreza


mediante el incremento de los ingresos y de las capacidades
productivas de mujeres y hombres campesinos”.

- Objetivo específico: “Contribuir a una amplia adopción de soluciones


tecnológicas más eficientes por productores campesinas(os)
mediante la asistencia técnica brindada por expertos locales
(Kamayoq) formados en un centro moderno y apropiado”.

El proyecto se enmarca, por tanto, dentro de los esfuerzos de ITDG para


promover un modelo alternativo de economía campesina que desarrolle las
capacidades tecnológicas y fomente el aprendizaje desde las propias
comunidades, de manera que el cambio iniciado sea sostenible y demuestre su
relevancia en el contexto de la provincia de Canchis.

Por lo tanto, la ejecución de un proyecto que ha apostado por la


formación de expertos tecnológicos campesinos, capaces de brindar asistencia
técnica y capacitación a sus comunidades, se considera pertinente con relación
a las prioridades y la misión de ITDG.

2. Pertinencia en relación con las prioridades de la Fundación IPADE

La Fundación IPADE, desde su creación en diciembre de 1987, promueve


el desarrollo humano sostenible en países pobres de América Latina, Asia y el
norte de África. Su misión, según su Estrategia de desarrollo para el período
2000-2004, se define como “poner en marcha procesos que permitan mejorar
y ampliar las oportunidades presentes y futuras de los hombres y mujeres más
vulnerables” de los países donde actúa (Ver Anexo E.II: Estrategia de
Cooperación de la Fundación IPADE 2001-2004).
Perú - y en concreto la provincia de Canchis en el Departamento de
Cuzco, con un índice de desarrollo humano de 0.525 (Ver Anexo A.II: Índice de
desarrollo humano del dpto. Cuzco, Perú) – es un país prioritario para la
Fundación IPADE, tal y como se señala en su Estrategia de cooperación para el
desarrollo 2001-2004, en lo concerniente a prioridades geográficas.

El proyecto “Escuela campesina para el cambio tecnológico” se enmarca,


en cuanto a las prioridades sectoriales de la Fundación, dentro de la Línea de
acción prioritaria1: “Promover iniciativas de desarrollo (pecuario) de cara a
mejorar las condiciones económicas y la generación de ingresos de las

1
Para un análisis de las Líneas de acción prioritarias de la F. IPADE, remítanse al Anexo 2:
Estrategia de IPADE 2001-2004

8
poblaciones más vulnerables”. Con esta línea de acción, la F. IPADE pretende
fortalecer los sistemas de producción agrícola, forestal, ganadero, pesquero y
acuícola de las poblaciones campesinas, para que incorporen los conceptos de
desarrollo sostenible mejorando la eficiencia y la productividad de las
explotaciones, pero sin causar daños en el entorno.

Se puede observar, por tanto, que los objetivos – general y específico -


del proyecto son coherentes – y por tanto, pertinentes - con las prioridades
geográficas y sectoriales de la Fundación.

3. Pertinencia en relación con las prioridades de la Junta de Comunidades de


Castilla la Mancha

Según la Orden de 21-12-2000 de la Consejería de Bienestar Social de la


Junta de Comunidades de Castilla la Mancha (D.O.C.M Núm. 128 de 23 de
diciembre de 2000), por la que se regulan las bases y se convocan
subvenciones destinadas a la Cooperación al Desarrollo, Perú es uno de los
países prioritarios para la cooperación con América del Sur (Ver anexo E.III.
Orden de 21-12-2000, de la Consejería de Bienestar de la JCCM.).

En cuanto a prioridades sectoriales, la Base séptima de la Orden


mencionada, en su epígrafe 7.3.5.1, da prioridad a la creación de
infraestructuras, explotaciones básicas y pequeñas industrias en los sectores
de la agricultura, ganadería, pesca, alimentación, artesanía y manufacturas.
Por otra parte, en el epígrafe 7.1.2.5, se establece que supondrán una
prioridad sectorial aquellos proyectos orientados a fortalecer la formación
profesional de las poblaciones más vulnerables.

Por tanto, parece evidente que la realización del proyecto “Escuela


campesina para el cambio tecnológico” ha sido pertinente con relación a las
prioridades sectoriales y geográficas de la Junta de Comunidades de Castilla la
Mancha, en su convocatoria 2002.

b) Pertinencia en relación con el contexto y las necesidades de los


beneficiarios

b.1. Pertinencia respecto al contexto

En el Perú, uno de los factores que explica la situación de estancamiento


de la agricultura tradicional, y por ende, uno de los motivos de la pobreza de
las familias campesinas, es la escasez de tecnología apropiada. Sin
embargo, a pesar de la importancia de la tecnología para influir en el aumento
de la producción y de la productividad del campo, hasta la fecha, las políticas
de investigación y extensión en la economía campesina no han
generado procesos sostenibles de cambio tecnológico ni efectos
significativos sobre los ingresos de los campesinos. Bien al contrario, en el
contexto de liberalización y privatización, desde 1990, el Estado peruano ha

9
abandonado su papel de agente económico proveedor de servicios de crédito,
investigación y extensión agrícola. Se asumió que el sector privado, en
comparación con el Estado, tendría una ventaja comparativa en la provisión de
información técnica en términos de efectividad, eficiencia y responsabilidad
institucional.

Sin embargo, tras las medidas tomadas se comprobó que los mercados
de asistencia técnica en la economía campesina no se habían desarrollado, o ni
siquiera creado en muchos casos. Ello tiende a demostrar que no es suficiente
liberalizar los mercados, sino que primeramente éstos deben existir.

En la economía campesina los mercados de asistencia técnica no


existen o están poco desarrollados porque hay carencias tanto en el lado de la
oferta como en el lado de la demanda.

La limitada demanda de asistencia técnica en la economía campesina se


explica fundamentalmente porque en este sector predominan campesinos
sin recursos que practican una agricultura de subsistencia. Los escasos
ingresos generados por la producción agrícola no les permiten pagar el
precio que cobra por sus servicios un técnico agropecuario privado.
Además, existen limitaciones para acceder y asimilar la nueva información
técnica por parte del campesinado, debido a su bajo nivel educativo y a que
su idioma materno es el quechua, idioma desconocido por los técnicos
privados.

Por el lado de la oferta cabe señalar que el personal experto privado,


ajeno a las comunidades campesinas, se encuentra con barreras
idiomáticas y culturales muchas veces infranqueables a la hora de asistir a
los campesinos. Asimismo, no existen tecnologías listas y adaptadas para la
economía campesina, por lo que se hace necesaria su adaptación y prueba
in situ en las explotaciones agropecuarias. Por otro lado, conviene señalar
que los costos de ofertar asistencia técnica son mayores cuanto más lejanos
y aislados se encuentran los campesinos.
Por estas razones en la economía campesina no existen relaciones
capitalistas de mercado de asistencia técnica, donde se oferta asistencia
contra pago en efectivo. Sin embargo, esto no implica que no existan
relaciones de oferta y demanda de asistencia técnica, sino que estas relaciones
se dan bajo relaciones de no mercado, es decir, el intercambio involucra varios
productos y se basa en relaciones personales y culturales.

La Escuela campesina para el cambio tecnológico ha apostado por la


formación tecnológica de líderes campesinos (Kamayoq) para que oferten
servicios agropecuarios -de manera independiente- basados en relaciones
sociales, culturales y económicas propias de la economía campesina y de sus
comunidades de origen.

La metodología de la formación se ha centrado en cursos


eminentemente prácticos, descentralizados (las actividades se han desarrollado

10
en parcelas, establos y otras instalaciones productivas de la comunidad),
efectuados en el idioma nativo (el quechua) y con respecto a las autoridades
locales y a la organización social de la comunidad. Esta elección metodológica
se basa en el supuesto de que es posible generar un proceso de
autoaprendizaje en agricultores campesinos adultos, sobre la base del diálogo
horizontal y el intercambio de conocimientos y experiencias con otros
productores agropecuarios u otras instituciones locales.

Teniendo en cuenta este contexto de la agricultura campesina, con un


limitado desarrollo de los mercados y sin la participación del Estado en la
provisión de servicios agrícolas, se considera, por tanto, pertinente una
intervención que pretenda acelerar cambios tecnológicos sostenibles
apoyados en el desarrollo de organizaciones campesinas comunitarias, las
relaciones propias de la economía campesina y la cultura local.

b.2 Pertinencia respecto a las necesidades de los beneficiarios

b.2.a) Pertinencia respecto a las necesidades de los beneficiarios en general

La mayor parte de los habitantes de las comunidades del distrito de


Marangani – provincia de Canchis - donde se desarrolló el proyecto, dependen
exclusivamente de la ganadería y de la agricultura para su
subsistencia. En concreto, aquellos que se dedican a la realización de
actividades pecuarias centran su trabajo en el manejo de animales mayores
(vacunos, equinos, camélidos, etc.) y menores (cuyes2, ovinos, porcinos, aves,
etc.). La venta de los propios animales o de los productos derivados de éstos
(carne, leche, lana, derivados lácteos, huevos, cuero, etc.) son las principales
fuentes de ingresos de los habitantes de la zona beneficiaria de la intervención.
Por tanto, cualquier enfermedad que afecte a la explotación ganadera supone
una pérdida de ingresos para sus propietarios, y por ende, una reducción de
sus niveles de bienestar.

Las principales enfermedades que afectan a los animales mayores y


menores de la sierra andina del Perú son las siguientes:

a) Enfermedades infecciosas: Bacterianas (carbuncio


sintomático, mastitis, metritis, conjuntivitis, enterotoxemia,
salmonelosis, fiebre ovina, cólara aviar, neumonía,
estomatitis, etc.) o Virales (fiebre aftosa y hepatitis).
b) Enfermedades parasitarias: Parasitosis externa (sarna,
garrapatas, pulgas, piojos, etc.) o interna (faciola hepática,
sarcosistiosis, selurosis, cooperia SPP, etc).
c) Enfermedades carenciales: carencias de minerales,
vitaminas, hierro, etc.

2
Animal menor similar a las cobayas.

11
d) Enfermedades eventuales: timpanismo, empacho, retención
de placenta.
e) Accidentes: fracturas, heridas, cortes, etc.

Tradicionalmente, en las comunidades de la zona de intervención del


proyecto, cuando un animal se veía afectado por alguna de estas
enfermedades, el campesinado tenía que solicitar la asistencia de técnicos
agropecuarios de la ciudad – Sicuani, capital de la provincia de Canchis – para
que pusieran remedio a los males que afectaban al ganado. Sin embargo, en
la mayoría de las ocasiones, los técnicos locales no satisfacían las necesidades
de los campesinos debido a que no hablaban su idioma – y por tanto el
campesino no entendía los remedios a aplicar -, porque resultaban demasiado
caros – al ser especialistas titulados por el Instituto tecnológico de Sicuani -, o
porque llegaban demasiado tarde para curar al animal – ya que el
campesinado vive en comunidades alejadas de la ciudad. Por tanto, lo que
sucedía en la mayor parte de los casos antes de la creación de la Escuela de
Kamayoq, era que el animal enfermaba y moría, suponiendo con ello una
reducción de los potenciales ingresos de sus propietarios.

Como consecuencia de este contexto la Escuela de Kamayoq ha


centrado su atención en ofrecer formación técnica especializada en el manejo
sostenible de animales mayores y menores a los propios campesinos de las
comunidades de la provincia de Canchis, enfrentándose así a la falta de
productividad y desarrollando las capacidades de los lugareños en la
explotación animal.

La formación ofertada por la escuela se centró en la promoción de las


siguientes capacidades:

a) El mejor manejo de la explotación pecuaria propia:


fomentando los conocimientos para la cura de enfermedades
(Ver anexo B.V. Asignaturas y materias impartidas a los
kamayoq: resumen del capítulo “sanidad animal”), el engorde,
la práctica de inseminación artificial y la alimentación del
ganado.

b) El fomento de actividades generadoras de ingreso alternativas:


bien mediante la formación para la prestación de servicios de
asistencia técnica pecuaria en sus propias comunidades de
origen o comunidades vecinas – es decir, operando como
kamayoq - , bien mediante la formación especializada para la
realización de actividades microempresariales (venta de yogur
o miel, crianza de cuyes, etc.) (Ver anexo B.VIII. Cursos de
especialización impartidos).

Como consecuencia de ello, los asistentes a los cursos de la Escuela de


Kamayoq han visto mejorada su propia explotación ganadera – al saber cómo

12
curar a sus animales, cómo engordarlos, cómo generar nuevos ingresos con la
venta de sus derivados, etc – y las de sus vecinos comuneros – al brindarles
servicios de asistencia veterinaria a sus animales y al compartir sus
conocimientos con toda su comunidad (Ver anexo B.XII. Informe comunitario
del trabajo de una kamayoq).

Por otro lado, cabe señalar que la Escuela de Kamayoq responde a la


necesidad de los campesinos de poder acceder a centros de formación
profesional, posibilidad inexistente hasta ahora para la mayoría de los
comuneros en la medida en que el único Instituto de formación técnica ubicado
en Sicuani – el Instituto tecnológico, requiere de un nivel de educación mínimo
(educación secundaria) para su admisión, que la mayoría de los campesinos no
posee. Por su parte, la Escuela de Kamayoq no establece ningún criterio
excluyente en cuanto al grado de educación necesario para ser seleccionado,
siendo éste un dato importante dado que muchos Kamayoq sólo cuentan con
educación primaria. Además, los contenidos de la formación que ofrece el
Instituto Tecnológico de Sicuani suelen estar poco adaptados a las realidades y
a las prioridades de la economía campesina. En este sentido, un hecho claro de
las ventajas que ofrece la ESKA en relación al Instituto tecnológico lo
encontramos en que varios alumnos de la cuarta promoción de la Escuela de
kamayoq fueron formados anteriormente en el Instituto Tecnológico, pero más
tarde sintió la necesidad de formarse como Kamayoq en la ESKA, al ofrecer
ésta conocimientos más pertinentes respecto a sus necesidades de
aprendizaje.

Por tanto, podemos afirmar que la realización de una Escuela campesina


de Kamayoq, teniendo en cuenta las necesidades de los beneficiarios, ha sido
muy pertinente, si atendemos a:

- Que la principal fuente de ingreso de los habitantes de la zona de


intervención es la ganadería.
- Que el Estado no ofrece servicios de extensión agraria en las
comunidades beneficiarias del proyecto.
- Que el mercado de asistencia técnica privado es ineficaz, por
cuestiones de idioma, precio, lejanía e identidad cultural.
- Que los conocimientos que ofrece la Escuela de Kamayoq
solucionan directamente los principales problemas que presentan
las explotaciones ganaderas de los campesinos de la provincia de
Canchis.
- Que las enseñanzas de la Escuela de kamayoq benefician tanto al
propio alumnado como a sus comunidades de origen, al extender
los kamayoq sus conocimientos a sus vecinos comuneros.
- Que los conocimientos que ofrece la ESKA y sus requerimientos de
admisión están más adaptados a la realidad de los campesinos que
los ofrecidos y requeridos por otros centros de educación técnica de
la provincia.

13
Por último, conviene señalar que la satisfacción que ha demostrado la
población local en relación a la prestación de servicios de asistencia técnica
veterinaria por parte de los Kamayoq y las capacitaciones sobre un mejor
manejo pecuario que éstos han proporcionado en sus comunidades (Ver anexo
B.XII. Informe comunitario del trabajo de una kamayoq), es otro factor más
que demuestra la pertinencia del proyecto de la Escuela de Kamayoq.

b.2.b) Pertinencia respecto a las necesidades de la mujer campesina

Los roles de hombres y mujeres se encuentran bien diferenciados en la


mayoría de los hogares campesinos de la sierra andina del Perú. Las mujeres
son fundamentalmente las encargadas del cuidado de los animales y de las
labores domésticas, mientras que los hombres adoptan el rol de generadores
de ingresos y sostén de la economía familiar. Ello supone, entre otras causas,
que las mujeres no participen en la toma de decisiones del hogar y que se
vean relegadas a un segundo plano, contando con poco reconocimiento por
parte de la comunidad.

El proyecto “Escuela Campesina para el cambio tecnológico”, cuyo objetivo


se ha centrado en ofrecer soluciones prácticas a los problemas de la actividad
ganadera a través de la capacitación, se considera pertinente en relación a las
necesidades de las mujeres campesinas por lo siguiente:

1. Al ser las mujeres las principales encargadas del manejo de animales


menores y mayores, son ellas las que tienen que lidiar a diario con
los problemas propios de la explotación ganadera: cura de
enfermedades, búsqueda de pastos adecuados para alimentar el
ganado, actividades de engorde, etc. En la medida en que la Escuela
de kamayoq ha tratado de fortalecer los conocimientos sobre la
explotación ganadera, y por tanto, de facilitar el trabajo de las
mujeres, se considera un proyecto pertinente.

2. La ESKA ha generado – como se verá en detalle en el criterio relativo


al Impacto – que las mujeres Kamayoq intervengan de manera
creciente en determinados asuntos familiares y comunitarios donde
no participaban anteriormente. Teniendo en cuenta la habitual
relegación de las mujeres al ámbito doméstico, se considera
pertinente haber llevado a cabo un proyecto que potencie la
participación familiar y comunitaria del sexo femenino.

3. El gran número de mujeres campesinas que han presentado ya su


solicitud para optar al proceso de selección de las próximas
promociones de la Escuela de Kamayoq, apoyadas por el Comité

14
Consejero3, es un indicador de la pertinencia para las mujeres de la
formación que ofrece la Escuela.

Las mujeres formadas ya como Kamayoq gozan de buena aceptación por


parte de su comunidad , lo que ha generado una conciencia comunitaria de que
las mujeres son muy capaces para desarrollar el papel de expertas
tecnológicas y de que, por tanto, es pertinente que se formen y especialicen,
no solo para su propio beneficio sino también para el beneficio de toda la
comunidad. Numerosos representantes de comunidades participantes en el
proyecto apuntan que las mujeres son "más responsables que los hombres",
"son tal vez mejores kamayoq " que los varones, y que es conveniente
fortalecer su formación porque "una mujer es responsable en su hogar y sabe
como cuidar a los animales" (Ver Anexo D.IV. Técnicas participativas de
evaluación realizadas con los kamayoq: Grupo de discusión con el Comité
Consejero).

2. EFICACIA

La eficacia del proyecto ha sido valorada en relación con el logro del


objetivo especifico y de los resultados previstos en el documento de
formulación.

Como se puede observar en el dicho documento, el proyecto se proponía


como objetivo especifico, el de Contribuir a una amplia adopción de soluciones
tecnológicas más eficientes por productores campesinas(os) mediante la
asistencia técnica brindada por expertos locales (Kamayoq) formados en un
centro moderno y apropiado, y como resultados los siguientes:

3
El Comité Consejero es un órgano que actúa de interlocutor entre la oficina de ITDG-Canchis y
las comunidades de la provincia. Está compuesto por los presidentes de las juntas directivas de
las comunidades campesinas en las cuales interviene ITDG.

15
R1. Mujeres y hombres campesinos han desarrollado sus capacidades
tecnológicas en el manejo de animales de manera más efectiva, eficiente
y sostenible

R2. Un centro de capacitación implementado, moderno y apropiado


permite un mayor acceso de productoras(es) a nueva información y el
mejoramiento de sus habilidades tecnológicas.

R3. Proveedores locales de servicios veterinarios han mejorado la


calidad y cobertura de la asistencia técnica brindada a mujeres y
hombres campesinos.

R4. Mujeres y hombres han incrementado sus capacidades


empresariales para desarrollar microempresas basadas en el valor
añadido a productos agropecuarios.

a) Eficacia respecto al logro del resultado uno.

El objetivo perseguido con el resultado uno del proyecto - Mujeres y


hombres campesinos han desarrollado sus capacidades tecnológicas en el
manejo de animales de manera más efectiva, eficiente y sostenible – ha sido
que los habitantes de las comunidades de la provincia de Canchis (kamayoq y
no kamayoq) supieran cómo hacer frente, de manera eficaz, a los problemas
propios de la explotación ganadera. Los Kamayoq de manera directa mediante
la formación recibida en la ESKA, y los vecinos comuneros de manera indirecta
mediante la puesta en práctica de los conocimientos transmitidos a nivel
comunitario por los kamayoq formados en la Escuela.

El logro de este resultado, por tanto, puede analizarse bien desde la


perspectiva de los propios kamayoq, bien desde una perspectiva comunitaria:

1. Desde el punto de vista de los y las kamayoq formados/as en la escuela


puede afirmarse que el proyecto ha sido eficaz en el logro del resultado uno
puesto que en efecto, los asistentes a los cursos han visto desarrolladas sus
capacidades en el manejo animal, al haber tratado los siguientes temas – tanto
de manera práctica como teórica - en los cursos recibidos (Ver anexo B.V.
Asignaturas y materias impartidas a los kamayoq: Relación de contenidos
temáticos de la capacitación kamayoq):

- Medicina natural.
- Sanidad animal: tratamiento de enfermedades infecciosas,
carenciales, parasitarias y eventuales en vacunos, ovinos y
camélidos.
- Crianza de cuyes, porcinos, aves, etc.
- Metodologías de capacitación.
- Mejoramiento genético.

16
- Engorde y alimentación del ganado.
- Gestión empresarial.
- Cultivo de pastos y nutrición.

Evidencias de su aprendizaje son, entre otras, la reducción de la


mortalidad de sus cabezas de ganado y el descubrimiento, por parte de un
grupo de kamayoq, de un remedio especifico y eficaz contra la fasciola
hepática, enfermedad que afecta a numerosos animales de la zona,
especialmente a los camélidos.

Los y las kamayoq formados en la ESKA saben ahora cómo hacer frente
a los problemas propios de la explotación ganadera sin necesidad de acudir a
un técnico privado de la ciudad. Son ellos y ellas los que realizan, desde que
son kamayoq, las tareas de engorde de su ganado, de vacunación y
desparasitación, de inseminación artificial, de cura, etc. En este sentido,
podemos afirmar, por tanto, que el proyecto ha sido eficaz en el logro de
este resultado, al haberse visto incrementadas las capacidades tecnológicas
en el manejo de animales por parte de los y las kamayoq.

2. Desde el punto de vista del resto de los vecinos y vecinas comuneros


también puede afirmarse que éstos han visto potenciadas sus habilidades para
el manejo de animales mayores y menores. Los y las kamayoq han transmitido
los conocimientos que han aprendido en la Escuela a sus comunidades de
origen durante las asambleas comunitarias. Pueden observarse a continuación
los trabajos comunitarios que realizó, entre otros, la Kamayoq Felicitas Quispe
Pucho en la Comunidad de Chari (Ver anexo B.XII. Informe comunitario del
trabajo de una kamayoq):

- Informó sobre el ciclo de fasciola hepática y sobre la preparación


de la medicina natural contra dicha enfermedad.
- Preparó la medicina contra la fasciola y curó a los animales
menores y vacunos de los vecinos comuneros.
- Construyó su establo para el engorde de ganado, dando ejemplo a
la Comunidad de Cari.
- Preparó amonificado4 con los asistentes a la Asamblea.

Mediante la transmisión de conocimientos por parte del kamayoq a sus


vecinos comuneros, se logra el aumento de capacidades de todos los
habitantes de la Comunidad. Por tanto, podemos afirmar que las mujeres y los
hombres campesinos de las comunidades de la provincia de Canchis han visto
potenciadas, gracias al proyecto, sus capacidades en el manejo sostenible de
animales mayores y menores, siendo el proyecto eficaz en el logro de este
resultado.

4
El amonificado de rastrojos, es una alternativa de gran utilidad en la alimentación del ganado
bovino, porque permite mejorar la calidad nutritiva de los forrajes toscos que son de alta
disponibilidad y tradicionalmente utilizados como alimento básico durante la época seca.

17
b) Eficacia respecto al logro del resultado dos.

El objetivo que se perseguía lograr con el resultado dos del proyecto -


Un centro de capacitación implementado, moderno y apropiado permite un
mayor acceso de productoras(es) a nueva información y el mejoramiento de
sus habilidades tecnológicas– era la creación física de un Centro de Formación
profesional, adaptado a sus necesidades reales, que sirviera de punto de
encuentro al campesinado de la región para debatir, potenciar y aprender
sobre los asuntos referentes al buen manejo agrícola y ganadero.

Durante el año 2003, en Sicuani, capital de la provincia de Canchis, han


sido construidos los edificios de la Escuela campesina para el cambio
tecnológico, según los planos definitivos del proyecto de construcción (Ver
Anexo C.II. Planos definitivos de la escuela de kamayoq). Dichos locales,
además de ser utilizados para la formación específica de los Kamayoq, se
convertirán en los únicos espacios para realizar capacitaciones en toda la
provincia de Canchis, tal y como se indicaba en el formulario de identificación
del proyecto remitido a la Junta de Comunidades de Castilla la Mancha (Ver
epígrafe 4.- Viabilidad). En este documento se señalaba que la Escuela contaría
con “un ambiente principal con una capacidad para 70 personas, tres cuartos
(aulas) para reuniones de pequeños grupos y los servicios higiénicos5”.
Asímismo, se informaba que la construcción de los edificios se llevaría a cabo
sobre un terreno propiedad de ITDG, contraparte local del proyecto, y se hacía
referencia a la colaboración interinstitucional existente entre ITDG y la
Parroquia Inmaculada Concepción de Sicuani.

A pesar de se había programado culminar la obra de construcción en los


primeros meses del proyecto, fue necesario solicitar una prórroga a la Junta de
Comunidades de Castilla la Mancha6 para dar por finalizada la edificación de la
Escuela, ya que la época de lluvias coincidió con los primeros meses de la
intervención, dificultando las labores de zanjeo, cimentación y levantamiento
de muros.

Es importante señalar que la ubicación de la obra de construcción ha


variado respecto a la originalmente prevista, ya que a pesar de que en un
principio se pensaba edificar la Escuela en terrenos propiedad de la contraparte
local, ITDG, la adquisición de un terreno adyacente por parte de la Parroquia
Inmaculada Concepción de Sicuani, mejoró los planos iniciales. Ello ha
permitido que la Escuela se sitúe en un entorno que contará con instalaciones
complementarias en poco tiempo (ambientes para alojamiento, auditórium,
canchas deportivas, comedor, etc.).

Fuente: Documento de formulación del proyecto remitido a la Junta de Comunidades de Castilla


5

La Mancha. Descripción de recursos materiales.


Prórroga concedida por la Junta de Comunidades de Castilla la Mancha con fecha 29 de agosto
6

de 2003.

18
Finalizadas las obras se procedió a la inauguración de la Escuela el día
sábado 17 de enero de 2004 (Ver anexo F. Memoria fotográfica), contando el
recinto con los siguientes edificios (Ver Anexo C.II. Planos definitivos de la
escuela de kamayoq):

- Un ambiente amplio de capacitación para dar cabida a un máximo


de 70 personas, que puede convertirse – gracias a un tabique
móvil – en dos espacios independientes.
- Dos ambientes de trabajo para 50 personas cada uno.
- Servicios higiénicos.
- Jardín exterior con mesas y sillas para refrigerios y celebraciones.

Tanto el aula-auditorio como las dos aulas talleres cuentan con el


equipamiento y el mobiliario adecuado para impartir las capacitaciones: mesas,
sillas, estanterías, paneles expositores, equipo de sonido, luces, proyector
multimedia, televisor y DVD.

Obsérvese, por tanto, que los planos finales del proyecto de construcción
no son exactamente iguales que los inicialmente previstos (Ver anexos C.II.
Planos definitivos de la escuela de kamayoq y Anexo C.I. Planos originales de
la escuela de kamayoq) – ya que el número de aulas-taller previstas eran tres
y finalmente se han construido solo dos. Ello obedece a la reubicación de la
construcción final en un terreno más amplio que el inicialmente planteado, lo
que se ha traducido en la construcción de solo dos aulas-taller pero de
dimensiones más grandes (en lugar de tres espacios de 25 m2, se optó por
construir dos salas de 55,29 m2 y 67.8 m2 respectivamente).

La Escuela de Kamayoq se ha constituido como un centro moderno,


equipado y apropiado para su entorno – en cuanto a su acceso y a su
utilización – donde los productores ganaderos de la zona pueden acceder a
información tecnológica de calidad y adaptada a sus necesidades de
aprendizaje. Se prevé que los locales de la Escuela Campesina se utilicen, a
partir de su inauguración, para realizar las capacitaciones teóricas de las
nuevas promociones de kamayoq, así como para cualquier otro evento de
capacitación de la provincia. Los líderes tecnológicos campesinos – kamayoq –
podrán hacer uso de manera preferencial de todos los ambientes y equipos de
la Escuela para realizar cualquier evento de formación y promoción (Ver Anexo
C.IV. Convenio de Cooperación entre ITDG y la Prelatura de Sicuani para el
funcionamiento de la Escuela Campesina).

A la luz de todo lo anterior, por tanto, podemos establecer que el


proyecto también ha sido eficaz en el logro del resultado dos.

c) Eficacia respecto al logro del resultado tres.

El resultado tres del proyecto se definía como: Proveedores locales de


servicios veterinarios han mejorado la calidad y cobertura de la asistencia
técnica brindada a mujeres y hombres campesinos. El objetivo perseguido por

19
este resultado fue, por tanto, formar a determinados campesinos y campesinas
de las comunidades de la provincia de Canchis para que operaran como
kamayoq, ofreciendo servicios de asistencia veterinaria de calidad al ganado de
sus vecinos comuneros.

Los contenidos del aprendizaje ofrecido por la ESKA se centraron en dos


aspectos diferenciados:

1.- Formación relativa a la mejora de la explotación ganadera: sanidad animal,


alimentación del ganado, manejo de animales mayores y menores, etc.

2.- Formación relativa a la mejora de las habilidades sociales necesarias para


operar como promotor/a veterinario/a kamayoq en las comunidades: métodos
de capacitación rural, métodos de aprendizaje, dinámicas de grupo,
metodologías de evaluación, etc.

Las asignaturas recibidas en los cursos de la ESKA combinaban estos


dos aspectos de la formación de cara a que el o la kamayoq, cuando operara
en las comunidades brindando servicios de asistencia técnica, no solo supiera
solucionar los problemas que afectaban a la unidad ganadera, sino que contara
también con las habilidades sociales necesarias en cualquier intercambio de
mercado.

Para valorar la CALIDAD de la asistencia técnica de los y las kamayoq


debemos atender a los siguientes aspectos:

1. Contenidos y profesorado de los cursos que se dan en la Escuela

Una de las principales características de la ESKA es que combina los


aspectos teóricos con los prácticos a lo largo de todo el proceso de
aprendizaje. De esta forma, el alumnado puede aplicar de manera práctica los
conocimientos teóricos aprendidos, a medida que avanza la formación.

Las principales materias impartidas pueden observarse en el Anexo A.V.


Asignaturas y materias impartidas a los kamayoq: relación de cursos de
capacitación y formación de la 5ª promoción. Nótese que la formación se
orienta fundamentalmente a ofrecer soluciones prácticas a los principales
problemas de la explotación ganadera: tratamiento de las principales
enfermedades que afectan al ganado – tanto infecciosas, como parasitarias,
accidentales o carenciales - procesos de engorde y buen manejo ganadero,
entre otros.

El profesorado que imparte los cursos cuenta con amplia experiencia


agropecuaria y de capacitación, señalándose, entre otros, los ingenieros y
técnicos de la contraparte local – ITDG-, el director del Instituto de Veterinaria
de Tropicales y Altura de la Universidad de San Marcos (IVITA) y doctores
provenientes del Servicio Nacional de Sanidad Agraria del Perú (SENASA).

20
El contar con profesores experimentados en la materia y con contenidos
pertinentes respecto a las realidades cotidianas de los alumnos/as avala la
CALIDAD de la formación ofertada por la ESKA, y por extensión, la CALIDAD
de la asistencia técnica prestada por el o la kamayoq.

2. Evaluaciones continuas del Kamayoq en la Escuela.

Los alumnos y las alumnas de la ESKA deben realizar diversas pruebas


para obtener el Título de graduado de la Escuela Dichas pruebas consisten
tanto en exámenes escritos (Ver anexo B.VI. Exámenes realizados por los
alumnos/as kamayoq) como en pruebas prácticas con el ganado. De esta
forma, los responsables de la formación de los y las kamayoq pueden ir
valorando el grado de aprendizaje de cada alumno/a y profundizar en aquellos
aspectos que no hayan quedado lo suficientemente claros.

Las calificaciones finales de los alumnos y alumnas de la 5ª promoción


pueden observarse en el Anexo B.VII: Calificaciones obtenidas por los
kamayoq. Estas calificaciones hacen referencia tanto a exámenes orales,
exámenes escritos, pruebas prácticas, trabajos individuales, trabajos grupales
y trabajos comunales, así como a aspectos relativos a la solidaridad del
alumno, a su puntualidad y a su grado de responsabilidad. Nótese que el 61%
de los alumnos matriculados consiguen aprobar el curso, mientras que se
considera que el 29% debe reforzar su aprendizaje.

La realización de evaluaciones continuas sobre el alumnado permite


asegurar un aprendizaje de calidad.

3. Certificado del Servicio Nacional de Sanidad Agraria del Perú.

Además de lo ya señalado, es interesante apuntar que la formación


recibida por los y las Kamayoq está reconocida por el Servicio Nacional de
Sanidad Agraria del Perú (SENASA). Esta institución tiene como fin, según se
define en su plan estratégico, contribuir de manera significativa y sostenible al
desarrollo agropecuario nacional, y se erige como el organismo oficial del Perú
que vela por la sanidad agropecuaria.

De esta forma, el Ministerio de Agricultura del Perú, a través del Servicio


Nacional de Sanidad Agraria, certifica que la formación que reciben los y las
kamayoq es la adecuada para operar como líderes tecnológicos en la provincia
de Canchis (Ver anexo B.X Certificado emitido por el SENASA).

El reconocimiento, por parte de un organismo gubernamental, de la


capacidad de los alumnos formados en la ESKA para operar como líderes
pecuarios, es un indicador más de la calidad del aprendizaje recibido.

4. Opinión de las comunidades de origen respecto a la asistencia técnica


brindada por los kamayoq.

21
Durante la ejecución del trabajo de campo de la evaluación del proyecto
se tuvo oportunidad de participar en una Asamblea Comunitaria en la
Comunidad de Ccuyo y en un grupo de discusión con el Comité Consejero. En
ambas reuniones se pudo comprobar que el grado de satisfacción de las
comunidades respecto a la asistencia técnica brindada por sus vecinos
kamayoq era muy alto. En concreto, los miembros de las Juntas Directivas de
las diferentes comunidades coincidían en lo siguiente (Ver anexo D.IV:
Técnicas participativas de evaluación realizadas con los kamayoq: Grupo de
discusión con el Comité Consejero):

- Que los y las kamayoq contribuyen al desarrollo de sus


comunidades de origen en la medida en que las capacitan y
apoyan en cuestiones pecuarias.
- Que los y las kamayoq están realizando labores de asistencia
técnica de calidad a nivel comunitario, asistiendo a animales
enfermos, realizando tareas de engorde del ganado, etc.
- Que los y las kamayoq apoyan en el seguimiento de camélidos,
vacunos, cuyes, ovinos, aves, etc.

Uno de los asistentes al grupo de discusión apuntaba (Ver anexo D.IV:


Técnicas participativas de evaluación realizadas con los kamayoq: Grupo de
discusión con el Comité Consejero) , que el 30% de los animales de su
comunidad había sido atendido por su vecino Kamayoq, gracias a las
competencias adquiridas en la Escuela. Otro asistente manifestaba que “La
presencia de kamayoq ha sido muy necesaria para la comunidad. Han ayudado
desinteresadamente en la curación de alpacas, ayudando a comuneros con las
medicinas caseras, y está haciendo un aporte con su sabiduría a la comunidad”
(Ver anexo D.IV: Técnicas participativas de evaluación realizadas con los
kamayoq: Grupo de discusión con el Comité Consejero).

Para valorar la COBERTURA de la asistencia técnica de los


promotores/as kamayoq, por su parte, debemos centrar el análisis en lo
siguiente:

1. La existencia previa de servicios de asistencia técnica pecuaria.

Como se ha señalado con anterioridad, antes de la existencia de


promotores y promotoras kamayoq, eran los técnicos locales privados los que
operaban prestando servicios de asistencia técnica pecuaria. Sin embargo, el
problema que planteaban estos profesionales es que resultaban caros e
ineficaces ya que no hablaban quechua – idioma nativo de la mayoría de las

22
comunidades de la provincia de Canchis –, se demoraban mucho en llegar a las
casas de los ganaderos – por la lejanía de la ciudad respecto de las
comunidades – y no les atendían correctamente – muchos alegaban que
incluso los técnicos privados utilizaban medicinas caducadas y les engañaban
cobrándoles un precio alto (Ver anexo D.IV: Técnicas participativas de
evaluación realizadas con los kamayoq: Grupo de discusión con el Comité
Consejero).

Por tanto, podemos afirmar que, a pesar de que existía la posibilidad de


contratar servicios de asistencia técnica pecuaria antes de la existencia de los
kamayoq, esta posibilidad era ficticia ya que en términos reales resultaba casi
imposible contratar a un técnico privado.

2. La existencia de servicios de asistencia técnica actual: los promotores y


promotoras kamayoq.

Es indudable que la existencia de promotores kamayoq ha ampliado la


COBERTURA del servicio de asistencia técnica. Tal y como señala un
participante del grupo de discusión con el Comité Consejero “antes no existía
asistencia técnica en mi comunidad porque no podíamos pagar a ningún
técnico privado y aunque pudiéramos tardaba mucho en llegar y para entonces
el ganado ya había muerto” (Ver anexo D.IV: Técnicas participativas de
evaluación realizadas con los kamayoq: Grupo de discusión con el Comité
Consejero). Todos coincidieron en señalar que el servicio que ofrece un
kamayoq es más rápido, más económico y mejor que el que ofrecía cualquier
técnico privado.

Si atendemos a los Informes de asistencia técnica de los Kamayoq (Ver


anexo XI: Asistencias técnicas realizadas por los y las kamayoq) se pueden
observar los distintos tipos de ganado atendidos – vacunos, ovinos, cuyes,
alpacas, perros, otros – y el tipo de asistencia técnica realizada – dosificación
con medicina natural, dosificación con producto químico, aplicación de
reconstituyentes, aplicación de antibióticos, curaciones, otros. Igualmente se
puede observar en dichos informes el número de comunidades que atendió
cada Kamayoq, viéndose en todos los casos que la cobertura de la asistencia
técnica prestada no se restringe únicamente a sus comunidades de origen, sino
que también operan en comunidades vecinas.

El Anexo XI: Asistencias técnicas realizadas por los y las kamayoq


Atenciones veterinarias brindada por los kamayoq detalla el número de
comunidades atendidas y el número de cabezas de ganado que requirieron los
servicios de asistencia técnica de los promotores formados en la ESKA.

En base a todo el análisis expuesto podemos, por tanto, afirmar que


tanto la COBERTURA como la CALIDAD de la asistencia técnica brindada por los
promotores y promotoras kamayoq ha mejorado tras la ejecución del proyecto
“Escuela campesina para el cambio tecnológico”, siendo eficaz con ello en el
logro del resultado tres.

23
d) Eficacia respecto al logro del resultado cuatro.

El cuarto resultado del proyecto - Mujeres y hombres han incrementado


sus capacidades empresariales para desarrollar microempresas basadas en el
valor añadido a productos agropecuarios – perseguía ofrecer fuentes
alternativas de ingreso al campesinado de las comunidades de la provincia de
Canchis. Tales ingresos provendrían de la venta de productos agropecuarios o
derivados de éstos – lácteos, miel, panes, carne, fibra, etc. Se pretendía, por
tanto, que tanto los Kamayoq - de manera directa mediante la formación
recibida en los cursos de especialización de la ESKA -, como los vecinos
comuneros - de manera indirecta mediante la puesta en práctica de los
conocimientos transmitidos a nivel comunitario por los kamayoq - , fueran
capaces de emprender proyectos microempresariales generadores de ingresos.

El logro de este resultado, por tanto, puede analizarse, al igual que el


resultado uno, bien desde la perspectiva de los propios kamayoq, bien desde
una perspectiva comunitaria:

1. Desde el punto de vista de los y las kamayoq formados/as en la escuela


puede afirmarse que el proyecto ha sido eficaz en el logro del resultado cuatro
puesto que en efecto, los asistentes a los cursos de especialización de la ESKA
han desarrollado sus habilidades microempresariales al haberse capacitado
adicionalmente en los siguientes temas (Ver anexo B.VIII. Cursos
especialización impartidos):

- Crianza de cuyes
- Apicultura
- Engorde de ganado vacuno
- Lácteos (quesos y yogur)
- Panes

Estos cursos han tenido carácter opcional, es decir, los alumnos y


alumnas de la ESKA podían, bien recibir únicamente los cursos orientados a la
mejora del manejo pecuario, bien completar su formación con los cursos de
especialización, pero la relación de kamayoq de la quinta promoción con
especialidad (Ver anexo B.VIII. Cursos especialización impartidos) muestra que
el 80% de los alumnos de la Escuela participaron en la especialización adicional
ofertada por la ESKA. De esta forma los alumnos y alumnas de la escuela, una
vez graduados, podían operar como promotores kamayoq exclusivamente,
dedicarse a su nueva actividad microempresarial o apostar por la
compatibilización de ambas actividades a la vez.

Los cursos de especialización han tenido un carácter eminentemente


práctico, siendo los más solicitados los relativos a la crianza de cuyes y al
engorde de ganado vacuno. Estos cursos han permitido que los y las kamayoq
generen ingresos alternativos, bien al poner en marcha nuevos

24
microemprendimientos empresariales, bien al fortalecer la actividad productiva
que ya venían desarrollando. Por ejemplo, la kamayoq Teresa Mamani Condori,
formada como promotora agropecuaria en la quinta promoción, no desarrollaba
ninguna actividad microempresarial antes de asistir a la ESKA. Sin embargo,
tras recibir el curso de especialización en lácteos, se dedica, además de a la
actividad agrícola tradicional, a la venta de yogur que comercializa en el
mercado local al precio de tres nuevos soles el litro. Al vender cerca de veinte
litros semanales genera unos ingresos brutos adicionales de 240 nuevos soles
mensuales (60 euros aproximadamente)7. Por su parte, el promotor Germán
Cruz de la comunidad de Ccuyo, también de la quinta promoción de la ESKA,
ya venía desarrollando una actividad microempresarial previa a su formación
como kamayoq: la crianza de cuyes. Sin embargo, tras haber asistido al curso
de especialización en crianza de cuyes en la Escuela, ha pasado de tener diez
ejemplares criollos8 a contar con ochenta ejemplares de todo tipo de razas9. Se
observó en la visita de campo que se había producido un considerable
incremento productivo en la actividad que desarrollaba Germán Cruz, quien
incluso había habilitado una parte de su vivienda para la crianza de los
animales (Ver anexo F. Memoria fotográfica). Este promotor kamayoq, incluso
ha participado con frecuencia en varias ferias locales de cuyes ganando
numerosos premios con sus ejemplares como se puede observar en el Anexo
fotográfico.

Es importante señalar, que desde el punto de vista de las mujeres, los


cursos de especialización (formación adicional) han tenido un impacto mayor
que los cursos de asistencia técnica pecuaria (formación obligatoria kamayoq).
Esto se ha traducido en que la mayoría de las asistentes a los cursos de la
ESKA, una vez graduadas, obtienen mayores ganancias como consecuencia de
la actividad microempresarial que desarrollan que como promotoras kamayoq
prestando servicios de asistencia técnica pecuaria. Esto se debe a que, a pesar
de que las mujeres se consideran muy buenas Kamayoq, al querer operar
como promotoras pecuarias se encuentran con impedimentos para ejercer la
asistencia técnica: celos de sus maridos por salir a otras comunidades y
relacionarse con otros hombres, fuerza necesaria para asistir al ganado mayor,
cuidado de los hijos mientras ellas salen a prestar la asistencia técnica, etc. Sin
embargo, la puesta en marcha de los conocimientos adquiridos en los cursos
de especialización sobre yogur, miel, panes, cuyes, etc. han permitido a las
mujeres tener una nueva fuente de ingresos, fácilmente compatible con las
actividades del hogar y el cuidado de los niños.

Por tanto, podemos afirmar que los y las kamayoq que han asistido a los
cursos de especialización han desarrollado sus capacidades para impulsar o
crear pequeñas empresas rurales, revirtiéndoles ciertos ingresos extras que
contribuyen a mejorar su economía doméstica. En este sentido, podemos

7
Ténganse en cuenta que los sueldos medios de la provincia varían entre 300 y 500 nuevos
soles mensuales.
Animales de baja calidad genética y escaso valor en el mercado.
8

Algunos cuyes se venden como alimento, otros como reproductores, otros como mascotas, etc,
9

dependiendo de su tamaño, pelo, color y raza.

25
establecer, que el proyecto ha sido eficaz en el logro de este resultado
desde el punto de vista de los y las kamayoq, al haberse visto
incrementadas sus capacidades en el manejo microempresarial.

2. Desde el punto de vista del resto de hombres y mujeres campesinos que


no han sido formados como promotores kamayoq en la ESKA, por el contrario,
no podemos asegurar que éstos hayan visto potenciadas sus habilidades
microempresariales.

Los motivos por los cuales los vecinos comuneros no han desarrollado
sus capacidades emprendedoras se debe a los siguientes motivos:

- A pesar de que los cursos de especialización que ofertaba la ESKA


estaban abiertos a todos los habitantes de las comunidades, la relación de
kamayoq con especialidad de la primera a la cuarta promoción incluyendo
particulares (Ver anexo B.VIII. Cursos especialización impartidos) evidencia
que, únicamente ocho personas que no fueron formadas como promotores/as
kamayoq asistieron a alguno de los cursos. Esto puede obedecer al hecho de
que los y las kamayoq vieron en los cursos de especialización una oportunidad
de completar su formación técnica, mientras que personas ajenas a la Escuela
difícilmente se sentían atraídas para asistir a los cursos, por la lejanía de la
ESKA respecto a sus comunidades de origen, porque desconocían las ventajas
de fomentar sus capacidades microempresariales, por no poder desatender sus
explotaciones agropecuarias, etc.

- En base a la teoría económica de la oferta y la demanda, si


existieran muchos emprendimientos microempresariales similares en la misma
comunidad, se produciría una disminución en el precio de venta de los
productos, y por ende, en los ingresos obtenidos por la actividad
microempresarial. Por ello no hubiera sido deseable que muchas personas de la
misma comunidad se hubieran especializado en las mismas actividades
empresariales. Lo deseable hubiera sido, sin embargo, bien que el resultado
cuatro del proyecto únicamente se hubiera referido a las mujeres y a los
hombres kamayoq, bien que de definirse de la manera que se presentó en el
documento de formulación se hubieran previsto mecanismos para que aquellos
campesinos interesados en asistir a los cursos de especialización pudieran
haber accedido fácilmente y, además, que las especializaciones por comunidad
hubiesen estado controladas de cara a ejercer un control sobre los precios de
los productos vendidos.

Cabe destacar, sin embargo, que a pesar de que la eficacia en este


resultado solo puede atribuirse a los kamayoq hombres y mujeres formados en
la Escuela, el resto de vecinos y vecinas comuneros han observado el
desarrollo productivo, económico y social de los promotores pecuarios y han
manifestado su interés por comenzar iniciativas microempresariales similares
en años venideros. Ello no deja de ser el primer cimiento para la potenciación
de sus capacidades emprendedoras, por lo que en este sentido podría

26
considerarse que el proyecto ha sido también eficaz en lo relativo a los
campesinos no kamayoq. Sin embargo, en términos estrictos no podemos
hablar de eficacia si obedecemos a la definición exacta del resultado en el
documento de formulación.

e) Eficacia respecto al logro del objetivo específico

El objetivo específico del proyecto se define en el documento de


formulación de la siguiente forma: Contribuir a una amplia adopción de
soluciones tecnológicas más eficientes por productores campesinas(os)
mediante la asistencia técnica brindada por expertos locales (Kamayoq)
formados en un centro moderno y apropiado.

Para realizar el análisis de la eficacia respecto al logro del objetivo


específico puede atenderse a:

- los resultados de las técnicas participativas realizadas con los


beneficiarios y beneficiarias del proyecto.
- Las valoraciones de los diferentes productores campesinos
respecto a la asistencia técnica recibida por los kamayoq para
solucionar sus problemas pecuarios.

Las técnicas participativas realizadas con los promotores y promotoras


kamayoq arrojaron los siguientes resultados:

1.- Que los principales problemas que presentaba la explotación


pecuaria antes de que los alumnos se formaran como kamayoq eran:

- Que el ganado se veía afectado por a menudo por enfermedades de


todo tipo.
- Que se desconocía cómo tratar al ganado enfermo.
- Que no se sabía cómo alimentar de manera óptima al ganado para
engordarlo.
- Que existía poco conocimiento sobre cómo mejorar la
infraestructura productiva pecuaria de cara a alcanzar un mayor
rendimiento.
- Que los ingresos económicos eran escasos.

2.- Que la formación que habían recibido como promotores kamayoq


había permitido solucionar, en cierta medida, los problemas anteriores como
consecuencia de las siguientes observaciones:

- Los conocimientos aprendidos en la ESKA han permitido que los


kamayoq se familiaricen con las causas de las principales
enfermedades que afectan a los animales mayores y menores, y
sus posibles remedios químicos o naturales, reduciéndose con ello
la mortalidad del ganado. Al ser la metodología de enseñanza

27
eminentemente práctica, se posibilita un aprendizaje adaptado al
contexto y a las necesidades de los alumnos.

- En la Escuela se enseña a los alumnos cómo mejorar los pastos,


preparar amonificado y alimento balanceado, construcción de
establos e infraestructuras productivas, procesos de engorde, etc.,
lo que permite aumentar la productividad de la explotación
agropecuaria.

- Al haberse formado los y las kamayoq como promotores pecuarios


no es necesario que acudan ya a técnicos privados locales para
solucionar los problemas de su ganado. Ello permite un ahorro – al
no tener que pagar el servicio de un veterinario externo – y la
posibilidad de generar ingresos adicionales como consecuencia de
su condición de promotor pecuario.

Por su parte, las valoraciones de los diferentes campesinos respecto a la


asistencia técnica recibida por los kamayoq para solucionar sus problemas
pecuarios se centraban en lo siguiente10:

- En términos generales, el trabajo realizado por los y las kamayoq


se valora positivamente por los vecinos comuneros, ya que además
de curar a sus animales los kamayoq enseñan a mejorar la
alimentación del ganado, a construir infraestructuras pecuarias,
apoyan el tratamiento de los animales comunitarios, etc.

- Existe una preferencia clara por contratar asistencia técnica


brindada por los kamayoq en lugar de por técnicos locales privados,
ya que el precio que cobran los kamayoq se ajusta más a las
posibilidades de pago de los campesinos - no solo en relación a la
cuantía del pago sino al momento en que éste debe realizarse (los
kamayoq permiten que se les pague en dos o tres semanas si es
necesario)-, el idioma de comunicación es el quechua y la rapidez
en la prestación del servicio es mayor que con un técnico privado.

De todo el análisis anterior en base a los resultados y al objetivo


específico se desprende que la eficacia del proyecto ha sido
sensiblemente alta.

Para conocer las valoraciones de los campesinos respecto a los kamayoq se mantuvieron
10

entrevistas individualizadas con diferentes comuneros y comuneras, se participó en una


Asamblea Comunitaria en la Comunidad de Ccuyo y se realizó un Grupo de discusión con el
Comité Consejero (Ver anexo D.IV: Técnicas participativas de evaluación realizadas con los
kamayoq: Grupo de discusión con el Comité Consejero)

28
3. EFICIENCIA

El análisis de la eficiencia de la intervención – relación entre los recursos


empleados y los logros obtenidos – se ha dividido en cinco subanálisis:

- Valoración sobre la eficiencia de la asistencia técnica prestada por los


promotores Kamayoq en relación a otros técnicos locales.
- Valoración sobre la eficiencia de la formación ofrecida por la ESKA en
relación a otras formaciones de la provincia.
- Valoración sobre la eficiencia de los promotores kamayoq seleccionados
para cursar las materias de la ESKA en relación a otros posibles vecinos
comuneros.
- Valoración sobre la eficiencia de los promotores kamayoq en relación a
las mujeres kamayoq.

29
- Valoración sobre la eficiencia en la construcción de los edificios de la
Escuela.

1. Eficiencia de los promotores Kamayoq en relación a otros técnicos locales.

Como ya se viene señalando en anteriores epígrafes del informe, se ha


demostrado que existe una clara preferencia, por parte del campesinado de las
comunidades de la provincia de Canchis, por contratar los servicios de
asistencia técnica pecuaria prestados por un kamayoq frente a los de un
técnico privado local. Ello obedece a los siguientes factores, que otorgan mayor
eficiencia a la labor de los kamayoq que a la de otros técnicos:

- El precio cobrado por la asistencia técnica: El coste que cobra un


kamayoq por asistir a una cabeza de ganado varía en función de las
comunidades, de la distancia a recorrer, del tipo de tratamiento, etc.,
pero en términos generales se puede establecer que se sitúa entre 0.50
y 1.50 nuevos soles. Además, el pago no tiene por qué realizarse en el
mismo momento en que tiene lugar la asistencia técnica – incluso puede
postergarse semanas - , lo que ofrece a los campesinos una ventaja
comparativa frente a los técnicos privados que exigen el cobro
inminente.

- El idioma dominante durante la prestación de la asistencia


técnica: el quechua es la lengua materna de la mayoría de los y las
kamayoq, lo que aumenta les otorga un valor añadido frente a los
técnicos privados que desconocen este idioma y por tanto, encuentran
dificultades para comunicarse con los campesinos.

- La cercanía física de los kamayoq favorece su contratación para la


realización del servicio frente a los otros técnicos. Los kamayoq viven en
las comunidades y por tanto, pueden desplazarse en poco tiempo al
lugar donde se encuentra el ganado que requiera de su intervención. Los
técnicos privados, por su parte, viven habitualmente en la ciudad de
Sicuani, y pueden demorarse más de una hora en llegar a las
comunidades rurales.

- La empatía que posee un kamayoq con un vecino comunero es


claramente superior a la que tiene un técnico local. Los kamayoq no
dejan de ser campesinos de la misma comunidad, lo que permite que los
códigos de comunicación sean los mismos y que las explicaciones sean
mejor comprendidas al estar basadas en el modelo “campesino a
campesino”, incrementándose así la eficiencia de los promotores
kamayoq.

- El valor añadido que ofrece un kamayoq en cuanto a la trasmisión


de conocimiento: cuando un/una kamayoq atiende al ganado no solo
tiene lugar una asistencia técnica, sino que además se produce una

30
transmisión al campesino sobre cómo realizar prevención, qué alimentos
son los más adecuados para lograr un mayor engorde, cómo
desparasitar, etc. Esto, sin duda, aumenta la eficiencia del trabajo del
kamayoq ya que se logran más resultados con un coste menor que el
que supone el técnico privado.

2. Eficiencia de la formación de la ESKA respecto a otras formaciones.

La formación que ofrece la Escuela de Kamayoq resulta más eficiente


que la ofertada por la otra institución de formación técnica agropecuaria de la
provincia: El Instituto Tecnológico de Sicuani. Ello se debe a lo siguiente:

- Uno de los requisitos de admisión para el Instituto tecnológico es


haber cursado enseñanza secundaria, a diferencia de la Escuela de
Kamayoq que únicamente requiere de instrucción primaria. Sin
embargo, los resultados que ofrecen ambas formaciones son similares
en cuanto a los conocimientos teóricos, siendo sin embargo la ESKA más
eficaz en cuanto a los aspectos prácticos de la formación al estar más
adaptada a las necesidades de los campesinos. Es más, muchas
actividades de la ESKA se realizan en el campo o en las mismas
chacras11 de los alumnos, con necesidad de pocos recursos. Por tanto,
cabe afirmar que la ESKA es más eficiente que el Instituto Tecnológico,
ya que con una inversión menor de recursos y tiempo (instrucción
primaria, orientación práctica) se consiguen con éxito más resultados
que si se acude al Instituto Tecnológico.

- Otro aspecto que otorga mayor eficiencia a la ESKA frente al


Instituto tecnológico es el referente a la metodología de adquisición de
insumos de los promotores veterinarios. La ESKA ofrece, a través de un
sistema de fondo rotatorio12, la venta de insumos veterinarios a los
promotores kamayoq. Anteriormente, la Escuela de Kamayoq regalaba a
los alumnos, al finalizar el curso, un botiquín con medicinas para
comenzar la actividad. Ahora, por el contrario, se les procura el botiquín
pero no se les entregan las medicinas, siendo el fondo rotatorio el que
permite su compra. De esta manera no se producen desperdicios de
medicinas, y se logra un mayor grado de responsabilidad en los y las
Kamayoq que ahora tienen que pagar los inputs y consecuentemente
cobrárselos a sus clientes. Así, se evitan dependencias respecto a la
donación de medicinas y se motiva la actividad de asistencia técnica,
siendo al mismo tiempo menos costoso para el proyecto.

3. Eficiencia de los kamayoq seleccionados en relación a otros comuneros.

Pequeña finca para realizar actividades agrícolas.


11

Es un préstamo que tiene por objeto proporcionar recursos financieros de inmediato y con
12

amplitud adecuada a los kamayoq, a fin de permitirles sufragar los gastos emergentes como
consecuencia de la prestación del servicio de asistencia técnica

31
Los beneficiarios de los cursos fueron elegidos mediante un cuidadoso proceso
de selección que involucra, por un lado, a la ESKA – y por extensión, a ITDG -
y por otro, a cada comunidad del distrito. La ESKA, anualmente, selecciona un
distrito y lanza una convocatoria publica de admisión en base a la cual cada
Junta Directiva13 Comunitaria propone un numero máximo de tres potenciales
participantes a los cursos. Sobre esta base, finalmente es la Escuela quien
elige los veinticinco futuros kamayoq en base a los siguientes criterios
recogidos en la tabla:

CRITERIO AFIRMATIVO NEGATIVO


Experiencia ganadera 8 PUNTOS 4 PUNTOS
Vivienda en propiedad 10 PUNTOS 5 PUNTOS
en la Comunidad
Antecedentes judiciales 0 PUNTOS 5 PUNTOS
Composición familiar: 10 PUNTOS 5 PUNTOS
número de hijos,
cónyuge, etc.
Cargos directivos de la 10 PUNTOS 5 PUNTOS
comunidad
Grado de instrucción Superior: 10 puntos, secundaria: 8 puntos,
primaria: 5 puntos
Valoración por parte de 10 PUNTOS 5 PUNTOS
la comunidad
Empadronamiento en la 10 PUNTOS 5 PUNTOS
Comunidad

La utilización de estos criterios ha permitido que los participantes en los


cursos sean los más eficientes, ya que son ellos fundamentalmente los que se
dedican a la actividad ganadera – estando por tanto necesitados de formación
- y los que se busca que generen valores añadidos en sus comunidades – al
vivir de manera permanente en ellas y favorecer el intercambio y la
transmisión de conocimientos.

4. Eficiencia de los hombres kamayoq en relación a las mujeres.

A pesar de que pudiera ocurrir que las mujeres fueran consideradas más
eficaces que los hombres en cuanto a la asistencia técnica prestada (Ver anexo
D.IV: Técnicas participativas de evaluación realizadas con los kamayoq: Grupo
de discusión con el Comité Consejero) por ser éstas más responsables y
organizadas, en cuanto a la eficiencia que lograda al formar a hombres o a
mujeres, la afirmación cambia el sentido: Se considera más eficiente -
teniendo en cuenta el contexto social del entorno - formar a varones en lugar
de a mujeres. Esto obedece al hecho de que muchas mujeres que han sido
formadas como promotoras kamayoq en la Escuela, no han podido operar
después como proveedoras de asistencia técnica por no poder dejar a sus hijos

Las juntas directivas de cada comunidad se componen del presidente, secretario y tesorero.
13

Habitualmente están formadas por hombres, aunque en algunos casos han contado con mujeres.

32
para salir a otras comunidades, por los celos de sus maridos o por otros
motivos de índole sociocultural. Ello hace necesario un replanteamiento en
cuanto a la eficiencia de la formación a mujeres que ofrece la Escuela, ya que
sin embargo, los niveles de eficiencia de las mujeres aumentan en lo relativo a
los cursos de especialización.

5. Eficiencia de la construcción de los edificios de la Escuela.

La escuela fue construida con financiación local y exterior (la relativa a


la cofinanciación de la Junta de Comunidades de Castilla la Mancha y la F.
IPADE). El terreno sobre el que se han construido los edificios fue donado por
la Parroquia Inmaculada Concepción de Sicuani (ver Anexo C.III. Convenio de
cooperación entre ITDG y la Prelatura de Sicuani para la construcción de la
ESKA) y tanto los materiales de construcción, como la mano de obra y la
empresa constructora fueron recursos locales en su totalidad, lo que evitó, al
diferencia de lo otros proyectos de cooperación internacional, el
desplazamiento de la oferta local y la saturación del mercado. Las obras
resultaron por tanto eficientes en lo referente a los recursos materiales,
humanos y financieros, y se realizaron en los tiempos previstos, a pesar de la
demora de tres meses por razones de lluvias fuertes.

Por otra parte, los locales de la Escuela Campesina permitirán, como ya


se señaló en anteriores epígrafes, la realización de capacitaciones a nivel
provincial (ver Anexo C.IV. Convenio de cooperación entre ITDG y la Prelatura
de Sicuani para el funcionamiento de la ESKA). En toda la provincia de Canchis
no existe otro centro donde realizar procesos de formación, por lo que se
espera que los locales de la Escuela sean alquilados por la Parroquia,
responsable de la gestión de la ESKA, a otras instituciones para la realización
de cursos, lo que justifica los gastos incurridos para su construcción y se
convierte en un indicador más de su eficiencia.

4. IMPACTO

Se considera pertinente analizar el impacto del proyecto en relación a los


siguientes aspectos:

a) Impacto del proyecto sobre aspectos socioeconómicos y socioculturales.


- En relación a los y las Kamayoq formados en la escuela.
- En relación con las comunidades y el entorno de los y las
Kamayoq (familia y comunidad).
b) Impacto del proyecto sobre aspectos institucionales.
c) Impacto del proyecto sobre las políticas regionales.
d) Impacto del proyecto sobre la mujer campesina.
e) Impacto del proyecto sobre el medio ambiente.
f) Impacto del proyecto sobre la tecnología campesina.

a) Impacto sobre aspectos socioeconómicos y socioculturales.

33
La formación recibida por los asistentes a la Escuela de Kamayoq ha
generado efectos significativos, no solo sobre los propios alumnos y alumnas,
sino sobre sus familias y sus comunidades de origen:

- Impacto sobre los y las Kamayoq formados en la escuela

Para analizar los diferentes efectos que ha generado la formación


recibida, debemos examinar, por un lado, el impacto de la formación orientada
a la asistencia técnica y por otro, la incidencia de los cursos de especialización
en la vida de los y las kamayoq.

1) Impacto de la formación orientada a la asistencia técnica:

Los principales efectos positivos que se desprenden de haber recibido


formación técnica especializada en el manejo de animales mayores y menores
son los siguientes:

- El acceso a un nuevo puesto de trabajo, hasta entonces inalcanzable


para el campesinado de la zona: ser experto/a promotor/a pecuario/a.
El desempeño de esta nueva actividad económica les ha permitido
obtener ingresos suplementarios a su actividad tradicional y por ende,
mejorar la economía familiar. Además, el realizar el trabajo de
kamayoq permite romper la dependencia de los campesinos respecto a
sus antiguos patronos14, de tal forma que se fomenta el autoempleo y
una mayor autonomía laboral.

- El aumento de la productividad de la explotación pecuaria propia:


Indudablemente, uno de los principales efectos de haber recibido
formación especializada en temas pecuarios se manifiesta en la mejora
de las actividades ganaderas propias que desarrollan los y las
kamayoq. El aprendizaje en técnicas de engorde de ganado, las
prácticas de inseminación artificial, el manejo de pastos mejorados o
el desarrollo de conocimientos sobre medicina natural, han traído
consigo un incremento de la productividad de las explotaciones
ganaderas. Asimismo, el hecho de que la formación recibida sea
eminentemente práctica, genera efectos positivos inminentes sobre el
ganado de los y las kamayoq, ya que lo que se enseña se basa en
problemas reales de las explotaciones del alumnado con el fin de
solucionarlos. Este incremento de la productividad pecuaria se traduce,
en última instancia, en mayores ingresos para los campesinos,
suponiendo, por tanto, un efecto positivo significativo para los y las
kamayoq.

- El aumento de las inquietudes profesionales: Se observó, durante el


proceso de evaluación, que los y las kamayoq formados en la ESKA no

14
Persona que emplea obreros en trabajos agropecuarios.

34
solo habían aumentado sus conocimientos pecuarios sino que además
se habían incrementado sus inquietudes sociolaborales al preocuparse
ahora de cuestiones como la ampliación del mercado de asistencia
técnica a otras comunidades, el continuar adquiriendo conocimientos
especializados en determinadas materias, etc. Es decir, no solo habían
asimilado la información, sino que además habían desarrollado la
capacidad de ampliar sus conocimientos. Antes de acudir a la ESKA,
estas inquietudes eran inexistentes, considerándose así como un
efecto positivo más de la formación.

2) Impacto de los cursos de especialización:

Los principales efectos que han generado los cursos optativos de


especialización han sido:

- El desarrollo de nuevas capacidades productivas: Como ya se señaló


con anterioridad, los asistentes a los cursos de especialización
aprendieron a mejorar la crianza de los cuyes, a producir yogur, panes
o miel a partir de técnicas sencillas, y a engordar el ganado vacuno. El
desarrollo de estas actividades productivas nuevas les ha permitido
vender los productos en los mercados locales y así contar con unos
ingresos adicionales, mejorándose su nivel económico.

- La generación de “visión de futuro”: Los efectos de los cursos de


especialización no se concentran únicamente en el terreno de lo
económico, sino que también afectan a la planificación estratégica y a
la visión de futuro de los propios kamayoq. Estas actividades les han
abierto nuevas perspectivas futuras, y muchos de ellos se encuentran
motivados para incrementar y diversificar su producción. Asimismo,
muchos kamayoq mencionan que antes no tenían ninguna visión de
futuro, mientras que ahora planifican su actividad económica
pensando en el medio y largo plazo, contemplando la mejora de sus
viviendas e infraestructuras pecuarias, o la selección de razas de
ganado mejorado. El caso más representativo es el del Kamayoq
Germán Cruz, quien ha instalado en su explotación pecuaria carteles
ilustrativos con su misión, visión y valores para los próximos años (Ver
anexo F: Memoria fotográfica).

Cabe destacar, sin embargo, el efecto negativo que la tarea de


asistencia técnica supone para algunas mujeres Kamayoq: el incremento
significativo de la carga de trabajo diaria que supone el añadir las tareas de
asistencia técnica y/o las de producción especializada (yogurt, miel, pan, etc.)
a una jornada de trabajo, ya de por sí, muy saturada – el rol reproductivo de la
mujer (limpieza, comida, cuidado de los niños) y el rol productivo (cuidado del
ganado y de los pastos) - Ver anexo D.IV. Técnicas utilizadas para la
recopilación de datos: técnicas participativas de evaluación realizadas con los
kamayoq: fotografías de los resultados de las técnicas: técnica del reloj).

35
Desde el punto de vista del bienestar personal de los y las Kamayoq, se
pueden destacar varios efectos importantes del proyecto – tanto de la
formación específica de promotor pecuario como de los cursos de
especialización:

Efectos sobre la autoestima de los y las Kamayoq. En las


técnicas participativas utilizadas en el proceso de evaluación, la
mayoría de los y las Kamayoq mencionan que cuentan con una
mayor autoestima ahora que son promotores pecuarios,
especialmente en el caso de las mujeres. Algunas mencionan, por
ejemplo, que ya no sienten vergüenza si tienen que recibir a
algún vecino en ropa de labor, ya que ahora están orgullosas de
su trabajo y de que éste esté reconocido.

Además, el ser técnicos/as kamayoq trae consigo un mayor


reconocimiento de estas personas en sus comunidades de origen,
al ser considerados expertos en conocimientos para la mejora de
la explotación pecuaria. Este mayor reconocimiento comunitario,
indudablemente, genera incrementos en la autoestima.

Sobre la participación del kamayoq. Uno de los principales


efectos que ha supuesto el asistir a la ESKA, ha sido el incremento
en los niveles de participación de los promotores y promotoras
kamayoq, tanto en términos familiares como comunitarios. Ello se
refleja en el hecho de que muchas mujeres, por ejemplo, admiten
que antes “estaban siempre calladas”, mientras que ahora
cuentan con más seguridad en sí mismas y, por tanto, participan
más en los asuntos familiares o de su comunidad.

- Impacto sobre las comunidades y el entorno de los y las Kamayoq

Para analizar los diferentes efectos que la formación recibida por los y
las kamayoq ha generado en su entorno, debemos atender tanto al impacto
producido sobre la familia como a los efectos – positivos o negativos - sobre
sus comunidades de origen.

1) Impacto sobre las familias de los y las kamayoq:

Sin duda, uno de los mayores efectos positivos sobre las familias de los
kamayoq es el aumento en la unidad familiar que la formación ha traído
consigo. Ello se explica por el hecho de que antes de que los alumnos/as
fueran kamayoq, la mayoría se dedicaba a actividades que, en muchas
ocasiones, exigían el abandono del hogar durante los días de trabajo, como era
el caso, por ejemplo de aquellos que trabajaban en la mina. La formación
como kamayoq, sin embargo, les ha permitido residir en su propio hogar todos

36
los días de la semana, saliendo únicamente a prestar asistencia técnica en
aquellas comunidades de la zona que requieran sus servicios.

Otro efecto que se comparte en la mayoría de las familias con un


miembro kamayoq – ya sea el varón o la mujer – es el incremento en el grado
de confianza y comunicación de los hogares. Muchas mujeres Kamayoq
señalan que han desarrollado las confidencias y la unión con su pareja desde
que han seguido la formación en la ESKA, mejorando la comunicación y la
planificación de la actividad familiar. Ello se puede explicar por el desarrollo de
su propia auto confianza y por la superación de los celos iniciales de los
esposos al ver a sus mujeres marchar de casa para asistir a la escuela y
compartir aula con otros hombres. Incluso se han dado casos, como el de la
señora María Huaman de la comunidad de Pampa Ccalasaya, donde no solo los
celos han sido superados, sino que su propio esposo ha mostrado un interés tal
por las labores de asistencia técnica que prestaba su mujer, que hoy día sale a
operar junto con ella por las comunidades vecinas. Igualmente al equipo
evaluador pudo observar durante la visita de campo que los hijos de las
familias con miembros kamayoq son conscientes de los esfuerzos que sus
padres realizan al salir a operar como promotores pecuarios en las
comunidades y se muestran receptivos a aumentar la ayuda en el hogar.

En otro orden de cosas, cabe señalar que en la economía familiar el


incremento de los ingresos no ha traído consigo un efecto directo sobre los
hábitos de consumo de las familias de los Kamayoq. No se han percibido
cambios en la dieta de las familias o en su indumentaria. Tan solo aquellas
familias que han comenzado actividades productivas relacionadas con los
lácteos, los panes, o la miel, han introducido dichos alimentos en su dieta
cotidiana.

La mayor parte del ingreso suplementario obtenido gracias al


desempeño de las actividades de promotor Kamayoq se invierte, por tanto, en
infraestructuras productivas, en la mejora física del hogar o en la compra de
más cabezas de ganado. Muchas familias de Kamayoq han mejorado, por
ejemplo, el tejado de sus casas o han construido establos o galpones15 para los
cuyes. Cabe destacar también, que muchos kamayoq proyectan inversiones
futuras de manera que puedan multiplicar las ganancias monetarias con las
que cuentan ahora.

2) Impacto sobre las comunidades de origen de los y las kamayoq:

Cabe diferenciar los efectos producidos en los usuarios de la asistencia


técnica brindada por los Kamayoq en particular, y en la comunidad de origen
en general.

Sobre los usuarios de asistencia técnica brindada por los y las Kamayoq

15
Cobertizo para los cuyes

37
La información recogida a través de entrevistas entre los usuarios de los
servicios de los Kamayoq revela que los efectos de la formación de promotores
pecuarios tiene efectos positivos sobre los vecinos comuneros. La mayoría de
los Kamayoq está prestando asistencia técnica, por lo menos a sus vecinos o
sus familiares, lo que se traduce en mejoras de las explotaciones pecuarias de
la comunidad.

Los efectos positivos que se desprenden del análisis son los siguientes:

- Existe una satisfacción generalizada por parte de los usuarios con el


servicio prestado. Así lo han expresado ellos mismos: “los animales que
trata [el o la Kamayoq] se sanan” (Feliciana Qqecaño Suyo, comunidad
de Chara); “siempre el Kamayoq soluciona mis problemas pecuarios y
de animales” (Mercedes Mamani Cosio, comunidad de Huanccachapi).
- Como resultado de la asistencia técnica brindada la mortalidad del
ganado se ha reducido y las producciones se han visto incrementadas.
- Los y las kamayoq cobran a los campesinos menos dinero que los
expertos de la ciudad (un nuevo sol menos que los técnicos de fuera,
según varios testimonios).
- Viviendo en la comunidad, los y las Kamayoq pueden prestar asistencia
de emergencia si ésta se requiere: “cuando avisamos, al momento
viene”, “el Kamayoq va a cualquier hora” (Esla Díaz Cruz, comunidad de
Ccuyo).
- Los y las Kamayoq aceptan cobrar a plazo por sus servicios, en función
de la entrada de ingresos de sus solicitantes : “Yo lo pago en dinero. A
veces me espera una semana, a veces dos; después todo se lo pago”
(Mercedes Mamani Cosio, Comunidad de Huanccochapi).
- Por su carácter de campesinos locales y por la tipología de la
capacitación basada en el enfoque “campesino a campesino”, los y las
Kamayoq proporcionan una asistencia efectiva al estar sus
conocimientos adaptados a las condiciones ganaderas locales.
Sobre la comunidad de origen:

El impacto directo del trabajo de los y las kamayoq sobre sus vecinos
comuneros se refleja en los aumentos de productividad de la explotación
ganadera y en el incremento de conocimientos de los campesinos respecto al
cuidado y engorde de ganado.

Es importante destacar la estrecha relación que une a los y las Kamayoq


con su comunidad en el proceso de formación en la ESKA. Los candidatos a la
Escuela fueron escogidos por la comunidad en asamblea comunitaria (reunión
de todos los miembros de la comunidad) (Ver anexo B.II. Fichas de kamayoq
de la 4ª y 5ª promoción: autorización de sus comunidades de origen: Actas
comunitarias), lo que produce un sentimiento de responsabilidad y de deuda
hacia ella por parte del Kamayoq formado. Así, las juntas directivas de las
comunidades que han enviado a un Kamayoq a la escuela forman parte
integral del proyecto, en la medida que ejercen el papel de intermediario entre

38
la escuela y la comunidad, identifican las necesidades y participan en la
elaboración de los contenidos didácticos de los cursos. Por esta razón,
desarrollan también un papel de control sobre su(s) Kamayoq(s),
estimulándoles de manera exigente y pidiendo cuentas de la labor desarrollada
en la comunidad. La mayoría de los y las Kamayoq cumplen con su
compromiso de devolver a su comunidad la “deuda” de confianza que ésta
puso en ellos al escogerlos como candidatos para acudir a la escuela. Se
observa que en la mayoría de los casos todos los Kamayoq formados se han
quedado a trabajar y a prestar asistencia técnica dentro de su comunidad, de
forma que comparten los beneficios de la formación recibida con el resto de los
campesinos.

Muchos de los Kamayoq desarrollan labores de capacitación gratuita a


sus comunidades de origen, permitiendo una mayor difusión y repercusión de
los conocimientos desarrollados a través de su formación. Estas capacitaciones
se efectúan a través de sesiones de formación comunitarias - organizadas por
el o la Kamayoq, o bien mediante el contacto directo entre el Kamayoq y los
comuneros que solicitan sus servicios. En este sentido, es notable la carta de
Anastasio Coallisaye Pucho, Presidente de la comunidad de Cari, quien informa
de la labor desarrollada en esta comunidad por la Kamayoq Felicitas Quispe
Pucho, de la quinta promoción de la Escuela de Kamayoq (Ver anexo B.XII.
Informe comunitario del trabajo de una Kamayoq). Esta promotora Kamayoq
preparó medicina natural para luchar contra la fasciola hepática, curó los
animales de sus vecinos, preparó con ellos amonificado, y construyó un establo
para engorde de ganado en su vivienda, dando ejemplo a su comunidad.

Asimismo, es importante destacar el papel de “ejemplo a seguir” que


juegan los y las Kamayoq entre su comunidad. Todos los usuarios de sus
servicios que fueron entrevistados, manifiestan la voluntad de formarse como
Kamayoq, de cara a poder optimizar su actividad productiva de la misma forma
que su vecino kamayoq. Así lo manifiesta Margot Condari Willea, de la
comunidad de Cuyo, al señalar que el Kamayoq de su comunidad “Camina
dándonos su experiencia”. Este hecho ha abierto nuevas perspectivas para los
campesinos, que están tomando conciencia de sus problemas y van
desarrollando una creciente demanda de nuevos servicios y formaciones.

La entrevista efectuada al Comité Consejero (juntas directivas de cada


comunidad implicada en el proyecto) destaca los efectos positivos señalados
(Ver Anexo D.IV. Técnicas participativas de evaluación realizadas con los
kamayoq: Grupo de discusión con el Comité Consejero).

Cabe mencionar, sin embargo, un efecto negativo señalado a menudo


por los y las Kamayoq: a pesar de la satisfacción general de los vecinos y
usuarios y del respeto comunitario que les ha generado su actividad de experto
tecnológico, los y las kamayoq sufren, en ocasiones, las envidias de vecinos
que quieren poner en marcha actividades generadoras de ingreso tales como la
producción de yogur o de cuyes, lo que indudablemente provoca tensiones en
el ámbito comunitario.

39
Es interesante mencionar, que las comunidades que todavía no cuentan
con Kamayoq, aunque se benefician de los servicios brindados por Kamayoq de
otras comunidades vecinas, muestran la voluntad de formar a sus propios
expertos en la Escuela de Kamayoq. Por su parte, las comunidades que ya
tienen uno o más Kamayoq formados, quieren formar más promotores
pecuarios porque los actuales no pueden hacer frente a la fuerte demanda de
asistencia técnica que se está desarrollando en las comunidades de la provincia
de Canchis.

En otro orden de cosas, se señala que hay una fuerte conciencia a nivel
comunitario del valor de formar a mujeres Kamayoq. La comunidad reconoce
la buena labor desarrollada por las mujeres Kamayoq, indicando en ocasiones
que éstas desarrollan un trabajo más efectivo que el de sus compañeros
varones, a pesar de poseer menor fortaleza física. Representantes de varias
comunidades mostraron su intención de presentar a mujeres como candidatas
a la ESKA en las próximas promociones. La ESKA, por lo tanto, puede actuar
como vehículo de cambio del papel que juegan las mujeres, incrementando el
reconocimiento colectivo de éstas y permitiéndolas asumir ciertas
responsabilidades que, tradicionalmente, han sido potestad exclusiva de los
varones. No obstante, los celos de los maridos o las labores tradicionalmente
asignadas a las mujeres hacen que hasta la fecha se haya capacitado a
muchas menos mujeres que a varones.

El modelo de asistencia técnica de campesino a campesino es una


actividad tradicional y propia del contexto de las relaciones comunitarias entre
campesinos de la Sierra Sur del Perú. El proyecto respeta, por lo tanto, la
cultura local y las instituciones locales tradicionales, lo que garantiza el éxito
de la intervención.

b) Impacto del proyecto sobre aspectos institucionales

Diferenciamos los siguientes aspectos para el análisis de los efectos


institucionales del proyecto:

Efectos sobre la Escuela de Kamayoq:

La formación exitosa de Kamayoq ha tenido - y podrá tener en el futuro


- un impacto positivo sobre la propia escuela. En efecto, los y las Kamayoq son
potenciales formadores para la escuela, lo que tiene efectos positivos para la
formación práctica, la enseñanza por propios expertos locales y los
intercambios entre campesinos.

Además, la alta demanda de formación que muestran las diferentes


comunidades de la zona, contribuye al fortalecimiento de la escuela. Ésta tiene
la intención de convertirse en el único lugar de capacitación de toda la

40
provincia de Canchis, y es muy posible que el éxito del presente proyecto
contribuya a la viabilidad de la escuela, generando una buena reputación a la
institución y una demanda importante de formación.

Efectos sobre los Kamayoq formados:

Los Kamayoq de las primeras tres promociones crearon una asociación


que sirvió de intermediario ante instituciones privadas o públicas, ajenas a la
ESKA, que quisieran contratarlos. Los Kamayoq de la cuarta y quinta
promoción, por su parte, también tienen intención de formar una asociación de
similares características, pero centrada únicamente en aspectos pecuarios – a
diferencia de la Asociación de Kamayoq de 1ª a la 3ª promoción que centró su
actividad fundamental en temas agrícolas - , lo que puede contribuir al
fortalecimiento de la escuela y a la divulgación de su trabajo.

Efectos sobre las instituciones comunitarias:

Gracias al reconocimiento que ahora posee un Kamayoq frente a su


comunidad, muchos promotores son ahora presidentes del comité ganadero
comunal o de otros comités comunitarios. La gestión de instituciones por parte
de Kamayoq puede fomentar el fortalecimiento de estas organizaciones
comunitarias, al estar los kamayoq capacitados por la ESKA en gestión y temas
técnicos.

c) Impacto del proyecto sobre las políticas regionales

Como ya se ha señalado anteriormente, el proyecto se inscribe en un


contexto de ausencia de prestación de servicios públicos de extensión agraria y
de poco interés por parte de las instituciones estatales en la economía
campesina. Sin embargo, el proyecto espera precisamente constituir un
ejemplo a seguir por las políticas regionales que pretendan desarrollar las
potencialidades de la economía campesina.

La entrevista mantenida durante la visita de campo con el Alcalde


Distrital de Maranganí (Ver anexo D.IV. . Técnicas participativas de evaluación
realizadas con los kamayoq: Entrevista al alcalde del distrito de Marangani)
revela la voluntad de apoyo de la Municipalidad al proyecto y la intención de
coordinar acciones conjuntas con las instituciones ejecutoras. Por otra parte,
se anticipó la posibilidad de ceder un espacio en el programa de radio local, de
manera que se pueda difundir la labor desarrollada por el proyecto. Se plantea
también la posibilidad de que el municipio contrate a algún Kamayoq para
realizar eventuales trabajos para la comunidad. Se manifiesta así, el apoyo
institucional del que se beneficia la escuela campesina. Se espera que gracias a
este apoyo local y a la difusión de la labor desarrollada por la escuela y los
propios Kamayoq, el modelo de extensión agraria “de campesino a campesino”
sea adoptado por otras instituciones, de manera que se permita su desarrollo y
difusión a mayor escala política y regional. La ambición del proyecto es

41
constituirse como un modelo alternativo viable que permita el desarrollo
sostenible de la economía campesina de la toda la sierra sur del Perú.

d) Impacto del proyecto sobre la mujer campesina

A lo largo del informe de evaluación ya han sido mencionados varios


efectos - positivos y negativos - que el proyecto ha generado sobre las
mujeres formadas como promotoras Kamayoq. Los más importantes son los
siguientes:

Acceso a nuevas actividades económicas (asistencia técnica como


promotora Kamayoq y producción de actividades paralelas: yogur, miel,
cuyes, etc.) y al ingreso suplementario derivado de las mismas.
Reconocimiento por parte de la comunidad y de la familia, mejorando su
relación con el marido y la confianza que éste deposita en ella.
Proceso de empoderamiento: más auto confianza gracias al valor que
exige la labor de promotora pecuaria y al reconocimiento de la
comunidad.
Problema de sobrecarga de trabajo, ya que las nuevas actividades se
suman al trabajo habitual con el ganado y al trabajo doméstico (Ver
anexo D.IV. Técnicas utilizadas para la recopilación de datos: técnicas
participativas de evaluación realizadas con los kamayoq: fotografías de
los resultados de las técnicas: técnica del reloj).
Celos de los maridos que son reticentes -por lo menos al inicio- que
generan reacciones reacias a permitir a su mujer acudir a los cursos de
la ESKA. Se mantienen los esquemas culturales patriarcales donde se
considera que el papel de la mujer debe quedar relegado al trabajo
domestico.

e) Impacto del proyecto sobre el medio ambiente

Si se analiza la Matriz de identificación de impactos ambientales (Ver


anexo D.V. Anexos relativos a la Identificación de impactos ambientales) se
puede observar que los impactos positivos de la ejecución del proyecto son
muy superiores a los negativos.

La impartición de los cursos ha generado una mejora en las condiciones


higiénico – sanitarias de las viviendas de los campesinos, en la medida en que
los Kamayoq cuentan con un rincón veterinario donde exclusivamente guardan
los productos y medicamentos que utilizan. Además, se ha observado que los
kamayoq han mejorado sus viviendas, separando – a diferencia de lo que
sucedía antes - los espacios destinados a la cría de animales de aquellos
destinados al descanso familiar. Estos aspectos sin duda mejoran la salubridad
humana, uno de los criterios analizados en la matriz de impactos ambientales.

42
Por otro lado, se ha observado que el incremento de la cabaña ganadera
resultante de la capacitación realizada, no ha ocasionado la sobreexplotación
de los terrenos donde pastan los animales, ya que lo que se buscado con el
proyecto es la optimización de los recursos suelo y agua para implementar un
número mayor de pastos mejorados. Asimismo, se practica el balanceo de
raciones alimenticias en base a subproductos (maíz menudo, cebada),
mejorando así la alimentación del ganado y el sistema de crianza.

Respecto al impacto ambiental que pudieran tener las actividades de


especialización (producción de lácteos, panes, yogur, etc.) se observa lo
siguiente:

o El procesamiento del yogur por las familias campesinas es pequeño - 2


veces a la semana obteniéndose 15 litros aproximadamente por
productor, y se vende en las comunidades locales. No se usan insumos
químicos, ni contaminantes, únicamente los envases de plástico de 1 litro
que no presentan amenazas ambientales debido a la producción a
pequeña escala.

o La crianza de abejas y la obtención de la miel, si bien se ha tecnificado su


manejo, se realiza en base a métodos tradicionales no causando
problemas en el ambiente.

o Por su parte, la crianza de cuyes es beneficiosa para el entorno por el


aprovechamiento de su estiércol para huertos familiares.

Podemos establecer, a la vista de lo señalado, que no se detectan


impactos ambientales negativos graves tras la ejecución del proyecto.

f) Impacto del proyecto sobre la tecnología campesina

La capacitación de promotores Kamayoq ha permitido la adopción de


tecnologías asequibles por los campesinos, adaptadas a los usos y técnicas
locales. La tecnología utilizada es muy sencilla y al alcance de todos los
campesinos, como lo demuestra el hecho de que muchos de los Kamayoq
formados cuentan solo con educación primaria.

La formación técnica se ha diferenciado de otras formaciones


tradicionales por el hecho de ser práctica y estar basada en las necesidades
reales y conocimientos ya existentes de los propios beneficiarios. Son ellos
quienes van desarrollando nuevas técnicas y herramientas para su actividad
productiva (medicinas naturales, infraestructuras básicas para realizar
inseminación artificial, establos y galpones, aparatos para yogur etc.),
probando en su propias fincas y mostrando el ejemplo a su compañeros
comuneros. Las capacitaciones que los Kamayoq realizan en su comunidad

43
aseguran la transferencia de tecnología y la divulgación de nuevas técnicas y
métodos más eficientes entre la mayoría de los campesinos.

El impacto que se deriva, por tanto, de la formación de líderes pecuarios


se centra en el desarrollo de los conocimientos técnicos locales y en el
fomento de la confianza de los campesinos en sus propias capacidades.

5. VIABILIDAD

En términos de viabilidad política, señalamos que existe un compromiso


de apoyo por parte de las autoridades locales orientado a no obstaculizar el
funcionamiento de la escuela, pero no se cuenta con ningún compromiso firme
para temas de gestión, apoyo económico, político o institucional, a pesar de
ser el desarrollo pecuario uno de los objetivos estratégicos recogidos en el Plan
de desarrollo del Distrito de Maranganí 2003. Sin embargo, uno de los
objetivos para la contraparte local ITDG, es que el modelo Kamayoq sea
adoptado como modelo de extensión agropecuaria campesina por parte de las
instancias públicas a nivel nacional, lo que supondría mayor viabilidad para el
modelo de enseñanza.

Por otra parte el Servicio nacional de Sanidad Animal (SENASA) apoyó el


proyecto desde el principio, dando oportunidad a los/as kamayoq de obtener

44
un título reconocido a nivel nacional. Se prevé que este apoyo continué en los
años venideros, fortaleciéndose así la Sostenibilidad de la intervención.

En cuanto a la viabilidad institucional de la ESKA, es importante señalar que el


centro será gestionado por la Prelatura (ver Anexo C.IV. Convenio de
cooperación entre ITDG y la Prelatura de Sicuani para el funcionamiento de la
ESKA), lo que garantiza el mantenimiento y la continuidad de las instalaciones
al contar la Parroquia con los fondos necesarios para su buena preservación.
Los locales, además de ser utilizados para la formación específica de los
Kamayoq, se convertirán en el único centro de formación de toda la provincia
de Canchis.

Sin embargo, los cursos de capacitación para las siguientes promociones


de kamayoq no son viables en sí mismos, ya que no cuentan con una fuente
de financiación estable que haga frente a los costes de la formación. ITDG
seguirá apoyando a estas comunidades y planea ampliar su campo de acción
a comunidades de altura (4200 m.s.n.m.) si se alcanzan las cotas de
cofinanciación necesarias.

La comunidad Kamayoq, como ya se señaló, pretende formar una


asociación con el alumnado de la 4ª y 5ª promoción, lo que generaría mayor
Sostenibilidad en el funcionamiento de los cursos o la posible financiación de
actividades alternativas de formación o ampliación de conocimientos.

Asimismo, el funcionamiento de los comités comunitarios se ha


reforzado tras la ejecución del proyecto, ya que al haber sido formados los/as
kamayoq en la ESKA, las organizaciones comunitarias se han visto fortalecidas,
lo que fomenta la sostenibilidad del modelo kamayoq.

Respecto a la viabilidad sociocultural señalamos que la formación de


los/as kamayoq ha fomentado la unión de la comunidad, funcionando ésta en
muchos casos de fiscalizadora del trabajo de los /as Kamayoq al exigir a los
promotores formados que reviertan sus conocimientos en las propias
comunidades. Esto incrementa el grado de continuidad del trabajo de las
personas formadas a favor de la comunidad.

Por su parte, podemos asegurar que el modelo kamayoq es viable en sí


mismo, sobre todo desde el punto de vista social y cultural, por ser las
personas formadas gente de las propias comunidades, con los mismos
problemas, preocupaciones, idioma y medio de vida que el resto de
comuneros, lo que facilita el acercamiento y el éxito del trabajo.

En cuanto a los factores tecnológicos, se observa una sostenibilidad


absoluta ya que las técnicas utilizadas por los Kamayoq en sus tareas de
asistencia técnica son sencillas, totalmente aplicables en la comunidad, y han
permitido su apropiación por parte del resto de comuneros.

45
Por su parte, las técnicas utilizadas no repercuten de forma negativa en
el medio ambiente y han sido totalmente adoptados por la comunidad, lo que
hace factible la conservación del entorno y su desarrollo sostenible.

Conviene mencionar, que el proyecto presenta algunas deficiencias en


los aspectos de género, ya que no cuenta con medidas para favorecer la
participación activa de la mujer en las tareas de promotora Kamayoq. La
participación y formación de mujeres kamayoq ha supuesto una sobrecarga de
trabajo para ellas, a pesar de mejorar su autoestima y nivel de ingresos, lo
que puede suponer un abandono de la actividad a medio plazo, viéndose
amenazada por tanto, la sostenibilidad en términos de género.

Por último, en relación con los aspectos económico financieros,


señalamos que el modelo de asistencia técnica de campesino/a a campesino/a
es viable económicamente tanto para los/as Kamayoq -ya que obtienen una
renta por su trabajo – como para su comunidad - ya que los costes de la
asistencia técnica son asumibles por la mayoría de los comuneros.

A la vista de todo lo anteriormente señalado, se puede afirmar que la


probabilidad de que perduren los efectos positivos derivados de la intervención
una vez finalice el apoyo externo, es elevada.

3. CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

Las conclusiones que, de manera global, emergen del análisis de


evaluación, son las siguientes:

El modelo Kamayoq de aprendizaje de “campesino a campesino”,


puesto en marcha por ITDG desde más de seis años– socio local del
proyecto – es un modelo sostenible en el contexto de las
comunidades campesinas de la provincia de Canchis.

Los beneficiarios y beneficiarias del proyecto han mejorado sus


conocimientos tecnológicos en asistencia pecuaria, y por tanto, han
potenciado sus capacidades para aumentar la productividad de la
explotación ganadera.

46
La realización del proyecto ha sido pertinente en relación a las
principales necesidades que presentan las comunidades más
deprimidas de la sierra andina del Departamento de Cuzco.
Igualmente se considera pertinente en términos de prioridades de los
cofinanciadores.

La mujer Kamayoq presenta efectos diferentes a los observados en


los hombres Kamayoq. Se perciben tres conclusiones fundamentales
en términos de género:

- Las mujeres Kamayoq formadas, si no complementan su


aprendizaje con acciones orientadas a potenciar su
empoderamiento en el seno familiar y comunitario, presentan
dificultades para operar como promotoras pecuarias, originando
por tanto, pérdidas de eficiencia en la ejecución del proyecto. Sin
embargo, los efectos de la capacitación en especializaciones
productivas (cuyes, engorde de ganado, lácteos, panes, etc.) son
significativamente mayores que aquellos resultantes de la
formación específica de Kamayoq.
- Las mujeres presentan mayores índices de eficacia que los
varones en el desempeño de las tareas domésticas y productivas.
Sin embargo, se percibe un exceso en la carga de trabajo que el
proyecto origina sobre el sexo femenino.
- El proyecto ha potenciado significativamente las habilidades
sociales de las beneficiarias, y por ende, su autoestima.

El efecto fundamental que la ejecución del proyecto ha traído consigo


sobre el campesinado de las comunidades rurales de la provincia es
el incremento de la productividad de sus explotaciones pecuarias,
traduciéndose en incrementos de los niveles de ingreso y por
extensión, de la calidad de vida de los beneficiarios.

Las recomendaciones que se proponen, a la luz de las conclusiones


señaladas, son las siguientes:

- La formación de “campesino a campesino” de líderes pecuarios de la


provincia debe seguir potenciándose. El modelo Kamayoq es sostenible,
eficaz y pertinente en un contexto donde la productividad de la granja
ganadera es reducida y las deficiencias de las políticas públicas son
apreciables.

- Los cursos de especialización deben continuar realizándose en la Escuela


Campesina, ya que el impacto de esta formación puede ser potenciado. Sin
embargo, es importante no olvidar la necesidad de realizar estudios previos
de comercialización de cara a no producir excesos en la oferta de productos
y la consiguiente bajada en los precios.

47
- Las mujeres que accedan a los cursos ofrecidos por la Escuela de Kamayoq
en próximas promociones, deben seleccionarse en base a un nuevo criterio:
probabilidad de poder operar como promotora pecuaria en las comunidades
rurales, tras finalizar el curso. De no existir la posibilidad de partir a
proveer servicios de asistencia técnica, carecería de sentido formar a
mujeres. En este caso, los cursos de especialización se presentan como una
solución viable en el seno familiar, que produce efectos positivos sobre el
sexo femenino al ser compatible con el resto de tareas asignadas a la
mujer. Se debería valorar la opción de formar a promotoras kamayoq
especializadas en manejo de animales menores exclusivamente – y no
mayores – evitando así los obstáculos relativos a la fuerza física necesaria
para asistir al ganado mayor.

- El alumnado de la escuela de Kamayoq debe seguir potenciando sus


capacidades tecnológicas: la realización de encuentros, foros, intercambios,
etc. de antiguos alumnos/as Kamayoq, de cara a crear espacios comunes
donde los problemas de la unidad ganadera puedan ser discutidos y
solucionados, debería tenerse en cuenta en los diseños de nuevas
intervenciones.

- La radio se presenta como una vía de enlace entre las comunidades rurales
y la tecnología que la escuela ofrece. Actividades radiales orientadas a
fomentar el aprendizaje en el manejo de animales mayores y menores, no
deben ser descartadas.

- El modelo Kamayoq presenta solidez en las comunidades de valle cercanas


a la capital de la provincia: Sicuani. Sin embargo, las comunidades de
altura a más de 4.200 m.s.n.m., presentan deficiencias claras en términos
tecnológicos y en sus servicios básicos. Intervenciones futuras de las
organizaciones cofinanciadoras – ITDG e IPADE – deberían centrarse en
emprender acciones sostenibles en esta nueva zona de intervención.

4. AGRADECIMIENTOS

Agradecemos a la F. IPADE la posibilidad que nos ha brindado con la


realización de esta evaluación. Creemos firmemente que la evaluación ofrece
posibilidades de aprendizaje que pueden ser utilizadas para fortalecer las
acciones futuras.

Agradecemos igualmente el apoyo de la unidad de gestión de ITDG –


Sicuani y del coordinador de agricultura y desarrollo rural del programa de
sistemas de producción y acceso a mercados, no solo durante la fase de
trabajo de campo, sino a lo largo del proceso de evaluación por la
comunicación fluida y continua que nos ha brindado.

48
Agradecemos a la Junta de Comunidades de Castilla – La Mancha su
apoyo para la cofinanciación de la evaluación del proyecto y su interés en
conocer los resultados del análisis.

Gracias a todo el equipo que de manera directa o indirecta ha


participado en este trabajo enriquecedor. En especial a todo el equipo de
expertas en género, técnicos de medio ambiente y técnicos del departamento
de proyectos de la Fundación IPADE. Sin su apoyo, este trabajo de evaluación
no hubiera sido posible.

49