Está en la página 1de 2

Desinstalar, modificar o cambiar programas

Llegará un momento en el que no necesitaremos algunos de los programas instalados, y querremos borrarlos. O simplemente cambiar alguna de esas opciones que nos ofrecía durante la instalación. También, puede que el programa haya empezado a darnos problemas, o mensajes de que no puede encontrar ciertos archivos, etc.

Desde Panel de control > Programas, disponemos de herramientas que nos permitirán desinstalar o modificar los programas que tengamos instalados en el equipo.

Desinstalar, modificar o cambiar programas Llegará un momento en el que no necesitaremos algunos de los

En este apartado encontramos un enlace a la ayuda de Windows, llamado Cómo instalar un programa, por si nos surgen dudas en algún momento.

Al pulsar sobre Desinstalar un programa o directamente sobre Programas y características se abre la ventana Programas y características.

En la ventana, lo primero que nos aparece es un listado con los programas instalados en el equipo. Podemos cambiar las vistas aunque es recomendable utilizar la vista Detalles que nos permite ordenar a través de los encabezados. Esto nos facilitará mucho la tarea, por ejemplo podremos ordenar por tamaño para ver cuál nos está ocupando más espacio en el disco y liberar espacio en caso de necesidad.

Desinstalar, modificar o cambiar programas Llegará un momento en el que no necesitaremos algunos de los

Al

seleccionar

un

programa, en la

barra de

herramientas aparecen una

serie de botones

con

opciones a realizar sobre el

programa. No todas

las

opciones están disponibles para todos los programas. En general, estas opciones también se pueden realizar desde el propio programa. Vamos a ver en qué consisten:

Desinstalar, modificar o cambiar programas Llegará un momento en el que no necesitaremos algunos de los

Desinstalar. Esta opción, lanza el asistente de desinstalación del programa, que nos guiará para eliminar el programa del disco duro.

Muchos programas, en su carpeta de Todos los programas incluyen un acceso directo al Desinstalador (o Uninstall en inglés), para que podamos desinstalarlo.

  • Cambiar. Vuelve a lanzar el instalador del programa, para poder agregar o quitar elementos opcionales. A veces, las dos opciones anteriores pueden aparecer en el mismo botón como Desinstalar o cambiar.

  • Reparar. Vuelve a instalar el programa, pero respetando nuestros archivos y configuración (en la mayoría de los programas). Es útil cuando se daña algún archivo del programa y se vuelve inestable o hemos eliminado los accesos directos, y queremos volver a crearlos.

Es frecuente que aunque pulsemos sobre una acción, el diálogo del programa nos permita elegir otra. Por ejemplo, al pulsar sobre cambiar en MS Office, lo primero que aparece es un diálogo para elegir si Cambiar o Reparar.

Cuando es el propio programa el que realiza estas acciones, las ventanas de diálogo variarán ligeramente. En otros casos, sobre todo al desinstalar, puede que sea Windows el que se encargue del proceso.