Está en la página 1de 5

CERVEZA MADE IN CASA Siguiendo los pasos del proceso productivo, vas a necesitar: a) Un palo de amasar (no recomendable) o una

licuadora (más recomendable). b) Una heladerita de camping con desagüe en la parte inferior. c) Un termómetro de 0º a 200º. d) Un densímetro de 1000 a 1100. e) Una probeta de base plana de 250 cm3 para poder medir con el densímetro. f) Un globo de los de cumpleaños. g) Caño de cobre de ½” o menos. 5 o 6 metros. h) Una olla grande, de 20 litros (lo ideal es acero inoxidable, sino enlozada y, para probar al mínimo costo posible, una de aluminio). i) Un bidón de plástico o damajuana o botellón de más de 10 litros. j) 3 litros de alcohol (para desinfectar). k) Un par de jarritas de plástico, vidrio o metal, de un litro. l) Una cocina. m) Un cucharón de plástico. n) Ingredientes: 4.5 kilos de malta (cebada malteada), 25 grs. de lúpulo y un sobre de levadura (ALE y sobre todo, para hacer cerveza, no de panadería). p) 30 litros de agua declorada. Todo debería alcanzar para tener unos 15 litros (probablemente un poco menos). Si molés la cebada con la licuadora, te van a salir unos 8 o 10 litros. Si tenés la suerte de comprar el grano ya molido, vas a aumentar la producción. Y si el agua tiene el pH adecuado, llegás a los 15. No estás buscando una cantidad de cerveza sino una calidad de cerveza. La idea es que te salga algo rico. No importa que hayas preparado 30 litros de agua y que sirva para 20. Vas a hacer lo que te marque el densímetro. Con las cantidades indicadas en la receta, y si hacés las cosas bien debería alcanzarte para unos 20 litros. Pero es que te salga bastante menos. Lo primero es poner 15 litros al fuego. Con la tapa puesta andá fijándote que temperatura tiene. Cuando llegue a los 75º (nunca más de 75 grados porque se extraen taninos que dan sabor astringente), llegó la hora de pasarla a la heladerita. La heladerita debe estar bien limpia, con el desagüe tapado y apuntando para afuera. Tirá unos 12 litros de agua y esperá un par de minutos para que se produzca el intercambio de calor entre el líquido y la heladerita. El agua debería quedar unos grados más fría. Ahí tenés que tirar el grano y revolver con un cucharón de plástico para que toda esa pasta quede bien húmeda. Si no conseguís la cebada molida, tené en cuenta que tiene que estar partida, no hecha harina. Si hay mucha harina, el desagüe de la heladerita se va a tapar. Si el grano está poco partido, el rendimiento va a ser menor y probablemente también se te tape la heladerita pero por efectos del grano (se te va a armar una masa compacta de granos que no va a dejar pasar el líquido). Con la licuadora tenés que meter de a poca cantidad, de lo contrario lo de abajo queda hecho harina y lo de arriba queda intacto. (El palo de amasar lleva mucho tiempo). El grano no sólo nos va a dar la harina que servirá para preparar el “mosto” sino que también va a hacer de filtro. De ahí la importancia que tiene el tamaño. Lo que vas a hacer es un jarabe que después vas a diluir, por eso no metés todos los litros de agua. Y la dilución va a ser en la medida en que ese “mosto” esté bien espesito o denso. Si el “mashing” es bueno, vas a tener un jarabe denso que te va a rendir para varios litros más. Si el mashing es malo, tu rendimiento va a ser menor. Ni bien termines de revolver, fijate a qué temperatura está. Debería haber bajado a unos 67º. Si está más alto, dejá la tapa abierta un rato para que pierda calor. Si está más bajo, agregale un poco del agua caliente que te sobró. A partir de este momento tenés una hora u hora y media de ocio.

“Suavemente” significa agregar el agua tan despacito que esa “cama” de granos no se mueva. Vas a lograr un tono parecido. en vez de ponerle agua limpia al mosto. pero turbio al de las cervezas industriales. agregale SUAVEMENTE un poco de agua a 75º. tu colaborador va a tener que poner una segunda jarrita en el desagüe. claro no significa transparente. Para calcular la cantidad de lúpulo que vas a poner. Tomá una muestra de nuestro jarabe. Descontalo. Por eso siempre te conviene calentar agua de más y sobre todo tener mucha agua declorada de más. En este punto la higiene es importante pero la asepsia no tanto. los canales no se forman y el agua escurre por todos lados. Ojo. Mezclá bien todo lo que tenés en la olla. yo las vuelvo a mezclar con la olla. ¿Terminaste? ¿Cuántos litros te quedaron? Medilos o sacá la cuenta. Las muestras. Si tirás de a poquito. Metele la tapa y esperá a que hierva. Y si ponés mucho. Estarían quedando azúcares sin lavar que harían que tu rendimiento en litros fuera menor. Le da amargor. aminoácidos. Entonces no estarías “lavando” el grano correctamente. no mata) va a salir de tu conservadora de camping.) puedas sacar de la heladerita. además. Tu vaso va a parecer permanentemente empañado. más o menos) dentro de la heladerita y SUAVEMENTE. tomá una muestra y medile la densidad. aroma y cierta protección bacteriológica a la cerveza. El componente del . Ahora llegó la hora de dejar que el líquido se deposite en una olla. Esto que acabamos de describir se llama “lavar el grano”. Si tirás el agua medio fuerte. ya que el líquido que estás formando va a hervir durante una hora. te va a resultar muy amarga. usa la archiconocida “regla de tres simple”. Si baja de esa temperatura.. Y el rápido. es el que le da amargor. arrastrando todo el azúcar aprovechable. El final va a depender un poco de lo que vos quieras. llevala a la temperatura que trabaja tu densímetro y medí. aproximadamente. etc. El que tarda. Agarrá una jarrita. Si ponés poco lúpulo. más alcohol va a tener después tu cerveza. El lúpulo está compuesto por 2 elementos. Cuando tu primera jarrita esté casi llena. De esta forma. Un chorro de un líquido turbio. Eso significa que tenemos una buena cantidad de agua por agregar. Una vez que tenés el jarabe en la olla con la densidad que te marcó. Dentro de la heladerita van a quedar grandes cantidades de agua que no vas a utilizar porque van a quedar dentro del grano. Uno que tarda en disolverse y otro que se desvanece rápidamente. El lúpulo viene con forma de “pellets”. Es simple. Tené en cuenta que durante la cocción se te va a evaporar un 10% del contenido de la olla. Con tu jarrita llena y con la cuchara/espumadera vas a tirar muy suavemente el jarabe en toda la superficie de la cama de grano. Cuando la segunda jarrita esté llena vas a hacer la posta con la primera y repetir la operación hasta que el líquido que te salga sea más claro. Lo ideal sería que acompañado de una cuchara o espumadera hagas que caiga de forma más difusa. Cuánto agregar depende de la densidad de tu mosto y cuanto más de azúcar (proteínas. Fijate de hacer mediciones de densidad cada 5 jarritas de agua limpia. Cuanta más alta sea tu densidad. aprovechás al máximo el grano. tu cerveza va a parecer un jarabe para la tos. se supone que la conversión de almidones en azúcares ya terminó. amarillo y extremadamente dulce (probalo. da el aroma.Tapá la heladerita para que no se vaya el calor y cada 15/20 minutos controlá la temperatura. Sino se te va a tapar el desagüe de la heladerita Una hora después. vas a agregar agua caliente (a 67º. Debería ir descendiendo muy lentamente (depende de la calidad de tu heladerita) de 67º hasta 63º. El resultado tiene que ser un valor como 1090 o 1080. ponela debajo de la canillita de la heladerita y sacá la tapita. Llegó la hora de poner la olla al fuego. vas a quitarle al líquido restos de grano y cáscara que hayan salido y otras impurezas. De esta forma tu rinde va a ser mucho mejor.. El objetivo sería llegar a 1040 o 1050. La “recirculación” deberías hacerla unas 10 o 15 veces (10 o 15 jarritas). se forman como “canales” por donde escurre el agua. Una densidad apropiada sería de 1040 a 1050.

va a entrar de forma muy fuerte agua corriente. esta sufriría muchísimo y además la rigidez del caño va a permitir que manejes mejor el tema de tener la punta contra el borde para chupar la menor cantidad de “barro” posible La higiene y asepsia en esta operación son FUNDAMENTALES. Una persona va a estar en la olla. Con la manguerita hago lo siguiente: hago sifón de una jarra con agua y detergente a la pileta (la jarra tiene que estar más alta que la pileta). Ahora vas a esperar 5 minutos. suponiendo 15 litros. Sólo que tenés que elegir cómo implementarlo. 9 gramos. es un “enfriador contracorriente”. Otra forma. hacelo desde los bordes de la olla. Después enjuago con agua hasta eliminar restos de detergente. por eso lo tenés que tener permanentemente guardado en un frasco dentro de la heladera. Todo lo que flotaba y que parecía asqueroso se va a ir para el fondo. Mirá el cronómetro. Ahora lo que tengo es una manguera llena de alcohol con las puntas cerradas. Vamos a calcular 1 gramo de lúpulo por cada litro final de cerveza.5 gramos de lúpulo (esto es una aproximación grosera porque la cantidad depende también de la densidad. Si metieras sólo la manguera cristal. Te recomiendo que cortes un pedacito del caño de cobre y lo pongas en la punta de la manguera por lo siguiente: El extremo del sifón que va dentro de la olla está con contacto con mosto a 100 grados. Vas a necesitar ayuda. A ese caño de cobre se lo mete dentro de una manguera más ancha. con la manguerita ahorcada. Pero eso no lo tiro. 13. Sino tu cerveza se puede contaminar y echar a perder todo tu esfuerzo. Por el extremo opuesto. . Y va a formar una especie de montaña en el centro. Y por último. Para tu primera cerveza deberías tener unos cuantos metros de caño de cobre (5 o 6 debería estar bien) enrollados dentro de la heladerita con hielo y agua. Y el otro extremo de la manguera (también ahorcado) va a estar cerca del bidón y dentro de una jarrita. En este paso tenés que lograr que tu cerveza pase de 106º (esa es la temperatura del líquido dentro de la olla) a alrededor de 20º en unos instantes y sin tomar contacto con nada que la pueda contaminar. más cara y más compleja. hago sifón y en la jarrita pongo alcohol al 70%.aroma es muy volátil. Eso daría. y contá una hora a partir de que rompió el hervor. para no tomar ese sedimento que lo único que enturbiaría tu preciosa producción. sin haber entrado en contacto con nada. va a entrar la wort hirviendo. Lo que me recomendaron es lavar todo con una solución de agua y lavandina. pero en vez de detergente uso una solución de agua con lavandina.5. Por uno de los extremos. Cuando tu reloj marque 59 minutos. Cuando está por salir de la manguerita la ahorco y la ato con una bandita elástica. El método que vas a usar es el de la serpentina. Por el extremo opuesto del cañito de cobre al que entra la cerveza debería salir esa misma cerveza a temperatura ambiente. Va a pasar algo casi mágico. cada uno debe ir ajustando el amargor por experiencia). Cuando comienza a hervir vas a retirar la tapa. que evaporados serían 13. Sólo que no hace falta llenarlo de alcohol. Luego repito la operación. Lo mismo hago con el otro extremo. revolvé en el centro de la olla con el cucharón de plástico (jamás de madera) enérgicamente para disolver el lúpulo y armar una especie de remolino. enjuagar bien todo y después utilizar alcohol al 70%. En cada punta deberías meter una T y para el cañito de cobre ciertas reducciones que lo agarren bien. Con el bidón hacé lo mismo. Queremos un hervor vigoroso a borbotones y sin tapa para que evaporen aceites no deseados y otros productos volátiles del lúpulo. El extremo superior de esa manguera transparente que se conecta a un pedacito (20-30 cm. Eso va a ayudar a que tu cerveza sea más clara y transparente. Entonces cuando “chupes” la cerveza de la olla. Y dejá el bidón con ese alcohol y bien tapado. meté el lúpulo que faltaba. apagá el fuego y tapá (ahora sí porque ya terminaste la cocción y no querés que se contamine). o sea. tirá dos tercios del lúpulo. Vuelvo a enjuagar bien para eliminar restos y olores. Ponele un poco y pasalo por toda la superficie interna del bidón.) de caño de cobre va a chupar la cerveza caliente de la olla (agarrá la manguerita con un repasador seco porque sino al rato te vas a quemar la mano) y el extremo inferior va a desagotar en un bidón o lo que hayas conseguido para la fermentación.

El airlock se pone en la punta del bidón o damajuana que uses y al que se le agrega agua en esas dos especies de cápsulas que tiene en el medio. al comienzo de la fermentación y antes de meterle levaduras. Si huele a cerveza. Remové las etiquetas (sumergilas un rato en agua tibia y se despegan solas. Usa el mismo principio del sifón del inodoro Ahora vas a agarrar tu muestra. Durante una semana viste a tu botellón. A la punta del bidón le vas a tener que meterle el globo de cumpleaños. Por lo general tenés que hervir agua (una taza de agua más o menos) dejarla enfríar. cuando la levadura empiece a trabajar y despedir dióxido de carbono. el globo se va a parar. tapalo muy bien y meté la manguerita de desagüe en la botella con agua y alcohol. Si podés apuntarle un ventilador. Cuando hayas terminado de trasvasar la cerveza (va a quedar un poco en la olla con todo el sedimento) vas a meter las levaduras. que hay cosas adentro que suben y bajan y que de la punta de la manguerita que está en la botella salen burbujas. Ahora esa muestra la vas a tener que tirar porque podría contaminar tu producción. Una vez lleno el bidón y agregada la levadura. Si querés. La cerveza debería salir fría o al menos tibiecita. Si querés podés oler la botella. Cuando veas que en la jarrita está cayendo cerveza.En una operación sincronizada vos y tu socio/a van a destapar los extremos de la manguerita. la vas a enfriar a la temperatura que trabaje tu densímetro y vas a medir. De esta forma. agregar el sobre y revolver. Tu socio/a va a meter la punta en la “wort” caliente y se va a producir el sifón. sacudilo como para que se mezcle todo bien y que se oxigene la levadura. está en marcha. un método simple es mojar una remera y ponérsela sobre el bidón. En el inicio de la fermentación se produce una especie de carrera entre las bacterias y las levaduras. Si no tenés forma de controlar la temperatura. Es decir. En tu primera cerveza seguramente vas a usar levadura seca. tené en cuenta que tiene que descargar la cerveza en el botellón. porque sentís un sabor amargo (que da el lúpulo) e inmediatamente un sabor dulce (el de los azúcares que todavía no fueron procesados). Una forma más “profesional” es utilizar un “airlock” o trampa de aire. mejor. Y una vez que arrancaron toman ventaja porque van transformando el medio en uno más alcohólico. al que previamente le hiciste unos pinchazos con una aguja. La temperatura óptima de trabajo de estas levaduras es entre 20º y 21º. Viste cómo burbujeaba la manguerita dentro de la botella (a lo loco los primeros días. desagotar el agua que circula contracorriente a la cerveza (que es mucha). si son las de papel. O sea: tiene que ser cerca de una pileta o ponele en el pico de desagüe una manguera larga. Ahora vas a agarrar botellas de cerveza de vidrio (botellas de vidrio que no sean de cerveza NO) y las vas a lavar y desinfectar. Al día siguiente (o antes) vas a ver que el bidón se llena de espuma. doblá la manguerita para evitar que siga cayendo líquido y mandá al bidón. Te va a ayudar a determinar qué graduación alcohólica aproximada tiene tu cerveza. Si seguís las instrucciones del sobre no vas a tener problema. casi imperceptible al final). donde las bacterias tienen más dificultades para crecer. No te tiene que quemar. El alcohol tenés que desagotarlo en la jarrita. agarrá la virulana). Allí las levaduras se reactivan y van a estar listas (más o menos en una hora) para transformar tu wort en genuina cerveza. y ADEMÁS. Si usas el intercambiador de calor. Generalmente ganan las levaduras porque arrancan más rápido. . va a dejar salir el aire pero no va a entrar nada que pueda contaminar tu cerveza. Eso es lo que se llama la densidad inicial. Enjuagá bien todo y meté en cada una un chorrito de alcohol al 70%. Para ver tus primeros resultados vas a tener que aguantarte una semana. podés probarla. ácido y anaeróbico. sino. más pausado después. Tu wort es un caldo de cultivo. Pueden trabajar a temperaturas más altas pero pueden producir efectos no deseados. Es algo medio feo y raro. En algún momento llená tu probeta para luego seguir llenando el bidón. Y tenés que haberlas preparado un rato antes. Una buena densidad inicial sería entre 1050 y 1060.

. Tapá las botellas. Tienen que tener la vuelta entera. y ahí vas a perder un poco). Te conviene calcular de más. oscuro de ser posible y algunos recomiendan que tapes todo con algún mantel viejo. Y con 8 ni hablar. La cerveza que tenés en el fermentador no tiene gas. Una buena espuma se logra con 7 grs. . sí o sí vas a necesitar un tapador de tapas corona. Herví el agua y mientras está hirviendo metéle azúcar. La graduación alcohólica se obtiene del siguiente cálculo: % Alcohol en volumen= (Densidad Inicial . Agarrá un jarrito y echale una taza de agua declorada. Vas a fijarte cuántos litros te van a quedar (tené en cuenta que el fondo no se usa. Cuánto azúcar va a depender de tu gusto. Te podes arreglar con las botellas no retornables de tapa a rosca. lo más probable es que eso se mezcle de nuevo con el líquido y tu cerveza tenga un aspecto no del todo agradable.Densidad Final) * 0. (El modelo es la famosa “Tapa a Gosca” de Isenbeck). Lo ideal son 15 días. Sin son 10 litros. Saca ese poquito de alcohol que tenían las botellas. En el otro extremo succioná hasta que empiece a caer la cerveza. Cuando esté medio tibiecito el almíbar (que no queme). la gran mayoría va a quedar en el bidón (ese barro que queda en el fondo) pero una gran cantidad está en suspensión en el líquido. suspendé el trasvaso.13125 Dejá las botellas en un lugar fresco. dejá que el almíbar se enfríe. Cuando veas que el barrito se mete en el caño. Tené cuidado porque si echás mucha azúcar te pueden reventar las botellas. Tené en cuenta que si trasladás la botella. de azúcar por litro.Para taparlas. al finalizar la fermentación. si las botellas son retornables. da. Podés pasar todo el líquido a una jarra con cuidado para que el “barrito” quede en la botella y servirla desde ahí. Vas a notar que es algo turbia y que en el fondo tiene un poco de “barrito”. Ellas estuvieron trabajando a lo loco y se consumieron todo el alimento. es decir. Ojo! no sirven las de los porrones que tienen un cuarto de vuelta. Para generar gas vas a hacer una trampita a las levaduras. sábana o trapo grande para que en caso de que se rompa alguna botella los vidrios no se te manden para todos lados. El cálculo se hace en gramos por litros de cerveza. Para darle gas a tu cerveza vas a darles un poquito de comida. cuando trasvases a las botellas. por litro. Lo recomendable es que dejes la cerveza una semana en maduración. toma una muestra para medir densidad. De esta forma todas las botellas van a tener la misma cantidad de azúcar. pero ya estás en el límite. Ahora. por ejemplo. Antes de servirla mirala a través de la luz. Las cervezas con baja carbonatación llevan entre 5 y 6 grs. entonces 70 gramos. La diferencia entre la inicial y ésta. A medida que se van llenando las botellas. la graduación alcohólica (más o menos). Esas son proteínas y levaduras que precipitan hacia el fondo. meté LA MISMA CANTIDAD EN CADA BOTELLA. Pero no desesperes. Meté el bidón/botellón en un lugar que esté más alto que las botellas y el cañito de cobre ya esterilizado en el bidón. Meté tantos gramos de azúcar como litros creas que vas a llenar.. La densidad que vas a medir se llama densidad final. Recordá de no sacudir el bidón para que no se levante el sedimento y también que esta es otra operación “de a dos”. Una vez que haya hervido un rato.

Intereses relacionados