Está en la página 1de 95

Proyecto de edificios en altura

Proyecto de edificios en altura Capítulo I : Proyecto estructural Capítulo II : Efectos del viento

Capítulo I : Proyecto estructural Capítulo II : Efectos del viento sobre las construcciones Capítulo III : Efecto de los sismos sobre las construcciones Capítulo IV : Estructura de edificios en altura

Cap´ıtulo 1

Proyecto estructural

1.1

Introducci´on

En esta secci´on se tratar´a de describir el comportamiento de las estructuras, lo que se requiere de ellas y las tareas del ingeniero estructuralista tendientes al proyecto de la estructura.

Las estructuras surgen como necesidad de proveer vinculaciones a los diferentes elementos que forman parte de una construcci´on. Por ejemplo ante la necesidad de proveer un techo (figura 1), se precisa que ´este permanezca en el lugar asignado. Se deben limitar sus posibilidades de moverse. El movimiento de un cuerpo en un espacio de dos dimensiones, como el de esa figura, puede ser descripto a trav´es de tres magnitudes escalares (por ejemplo un valor de un desplazamiento horizontal, otro de un desplazamiento vertical y un valor de una rotaci´on en el plano). Se dice que este cuerpo posee tres grados de libertad (gdl). Un cuerpo en un espacio tridimensional posee 6 gdl.

(gdl). Un cuerpo en un espacio tridimensional posee 6 gdl. Figura 1. Necesidad de estructura Para
(gdl). Un cuerpo en un espacio tridimensional posee 6 gdl. Figura 1. Necesidad de estructura Para
(gdl). Un cuerpo en un espacio tridimensional posee 6 gdl. Figura 1. Necesidad de estructura Para

Figura 1. Necesidad de estructura

Para inmovilizar el objeto en cuesti´on se lo puede vincular al suelo, por ejemplo (en el supuesto de que el suelo permanezca inmovil). Para ello es que se utiliza la estructura (figura 2). Una ejercitaci´on posible es dibujar distintas posibilidades de vinculaci´on del techo de esa figura, de donde surgir´an distintos sistemas estructurales.

1

2

´

CAP ITULO 1.

PROYECTO ESTRUCTURAL

2 ´ CAP ITULO 1. PROYECTO ESTRUCTURAL Figure 2. Estructura ¿C´ omo se comporta la estructura?.
2 ´ CAP ITULO 1. PROYECTO ESTRUCTURAL Figure 2. Estructura ¿C´ omo se comporta la estructura?.
2 ´ CAP ITULO 1. PROYECTO ESTRUCTURAL Figure 2. Estructura ¿C´ omo se comporta la estructura?.

Figure 2. Estructura

¿C´omo se comporta la estructura?. ¿Qu´e se requiere de ella?. ¿C´omo puede el ingeniero analizar la respuesta de la estructura o proceder a su proyecto?. Para responder a estas preguntas se considerar´a un caso muy sencillo (el m´as simple posible): el de un sistema con un solo gdl (figura 3).

F

posible): el de un sistema con un solo gdl (figura 3). F x Cuerpo u S
x
x
x
x
x
x
x
x

x

x
x
x

Cuerpo

u

S F
S
F

Estructura

S

S

un solo gdl (figura 3). F x Cuerpo u S F Estructura S S Figura 3.
un solo gdl (figura 3). F x Cuerpo u S F Estructura S S Figura 3.
un solo gdl (figura 3). F x Cuerpo u S F Estructura S S Figura 3.

Figura 3. Sistema de un grado de libertad

En esa figura se ha esquematizado un cuerpo que se precisa vincular a la parte fija y para ello se utiliza una estructura. El cuerpo puede moverse solamente con un desplazamiento u seg´un el eje x. Sobre el mismo puede actuar una fuerza F tambi´en en la misma direcci´on. La estructura sufrir´a una deformaci´on y se encontrar´a sometida a un estado de fuerza interna o solicitaci´on S. De esta manera hay variables cinem´aticas y mec´anicas asociadas al cuerpo y a la estructura. (figura 4) Las fuerzas deben verificar equilibrio (en un sentido m´as amplio se incorpora aqu´ı el equilibrio din´amico, de D’Alambert) y las deformaciones compatibilidad. En este caso sencillo el equilibrio de fuerzas sobre el cuerpo requiere que

F

=

S

equilibrio

es decir que la fuerza externa sobre el cuerpo es igual a la fuerza interna (o solicitaci´on) desar- rollada en la estructura.

1.1.

´

INTRODUCCI ON

3

La compatibiidad de deformaciones relaciona u con

=

(u)

compatibilidad

y depende del tipo estructural. Las relaciones entre las solicitaciones o fuerzas internas, y las deformaciones de la estructura

S

=

S( )

relac.constitutiva

dependen del tipo de estructura y del material que la compone. En algunos ejemplos se muestra, as abajo, la forma de estas relaciones.

Compatibilidad

En los gdl

En la estructura

Cinemáticas

Desplazamientos

Mecánicas

Fuerzas externas

Equilibrio

Deformaciones

Fuerzas internas

(solicitaciones)

Mecánicas Fuerzas externas Equilibrio Deformaciones Fuerzas internas (solicitaciones) Relac. constitutivas

Relac. constitutivas

Figura 4. Variables del problema estructural

El proyecto estructural es la tarea espec´ıfica medular del ingeniero estructuralista. Suele design´arselo con diferentes t´erminos. As´ı se habla de proyecto o de dise˜no estructural; en el

ejercicio profesional de habla de c´alculo estructural (”el arquitecto realiza el proyecto, el ingeniero

el c´alculo”); o tambi´en se lo refiere en t´erminos de dimensionamiento. Todos estos t´erminos se

refieren a la misma tarea que aqu´ı se denominar´a proyecto estructural. Es necesario diferenciar el t´ermino proyecto del t´ermino an´alisis, pues se har´a referencia a ambos en lo que sigue. El an´alisis estructural permite conocer el estado de tensiones (o fuerzas internas) y defor- maciones en cada punto de la estructura, as´ı como los desplazamientos o vibraciones que ´esta experimenta. Los datos del an´alisis estructural son:

la geometr´ıa de la estructura (trazado, dimensiones)

las caracter´ısticas geom´etricas de los elementos (espesores de losas, secciones de vigas, etc.)

el material constitutivo

las condiciones de vinculaci´on

el estado de carga

El an´alisis estructural representa un problema directo y puede realizarse con bastante pre- cisi´on. El estado del arte en ingenier´ıa permite dar respuesta en forma m´as o menos simple a este requerimiento. El proyecto estructural, en contraposici´on implica dar una respuesta global que permita construir la estructura verificando ciertos criterios (de seguridad, de serviciabilidad, de econom´ıa,

4

´

CAP ITULO 1.

PROYECTO ESTRUCTURAL

de durabilidad, etc.). En este caso la respuesta que se dar´a ser´a la geometr´ıa y dimensiones de la estructura y el material constitutivo, as´ı como detalles constructivos. El problema es conceptualmente m´as complejo que el anterior ya que involucra problemas inversos y, en rigor, problemas de optimizaci´on de formas y dimensiones sujeto a la satisfacci´on de determinados criterios( por ejemplo que las tensiones permanezcan por debajo de un valor dado, o que los desplazamiento no superen cierto valor, etc.) El proyecto estructural en general – aunque no necesariamente en todos los casos – involucra las siguientes tareas:

1. Selecci´on y distribuci´on de la estructura

2. Adopci´on de criterios de proyecto ( reglamentos, coeficientes de seguridad, etc.)

3. Predimensionamiento de los elementos estructurales

4. Definici´on de estados de solicitaci´on. Evaluaci´on de las cargas

5. An´alisis de tensiones y deformaciones para los estados de carga

6. Verificaci´on de tensiones y deformaciones para los estados de carga y sus superposiciones

7. Dimensionamiento

8. Detallamiento constructivo

9. Verificaci´on de la seguridad de la estructura

10. Elaboraci´on de la documentaci´on (planos de replanteo, de armado, etc.)

En las secciones siguientes se considera el caso de estructuras bajo cargas est´aticas o din´amicas

y con diferentes comportamientos materiales, a los efectos de ejemplificar los conceptos vertidos.

1.2 Estructuras solicitadas est´aticamente

1.2.1 Estructuras el´asticas

El comportamiento estructural m´as sencillo es el el´astico lineal. La relaci´on entre solicitaciones

y deformaciones sigue la ley de Hooke

S

=

D

donde D es una constante de rigidez . Haciendo uso de esa relaci´on, y por consideraciones de equilibrio (fuerza interna S = fuerza externa F ) y de compatibilidad de deformaciones, puede escribirse la relaci´on entre la fuerza externa F y el desplazamiento del cuerpo seg´un el gdl:

F

=

K u

(1.1)

donde K es una constante de rigidez de la estructura (figura 5).

Ejemplos:

´

1.2. ESTRUCTURAS SOLICITADAS EST ATICAMENTE

F

F u

U K u u u
U
K
u
u u

5

Figura 5. Respuesta de una estructura el´astica lineal

1) Barra sometida a solicitaciones axiales Una barra que se deforma en tracci´on o compresi´on puede ser la estructura de la figura 6. Las carater´ısticas geom´etricas de la misma son su longitud l y el ´area de su secci´on transversal A. La solicitaci´on en la barra puede ser su esfuerzo axial N (tambi´en podr´ıa haberse tomado la tension normal σ como medida de la solicitaci´on):

S =

N

La definici´on de deformaci´on puede ser tomada como la de- formaci´on espec´ıfica

=

u

l

Si el material es el´astico lineal, con m´odulo de elasticidad E, la relaci´on constitutiva es:

 

S

E

 

σ

=

A

=

S

=

EA

=

D

Teniendo en cuenta la ecuaci´on de equilibrio

F =

S

la constante de rigidez K de la f´ormula (1.1) es

K

=

E A

l

6

´

CAP ITULO 1.

PROYECTO ESTRUCTURAL

F

E

A

x
x

u

6 ´ CAP ITULO 1. PROYECTO ESTRUCTURAL F E A x u l Figura 6. Barra

l

6 ´ CAP ITULO 1. PROYECTO ESTRUCTURAL F E A x u l Figura 6. Barra
6 ´ CAP ITULO 1. PROYECTO ESTRUCTURAL F E A x u l Figura 6. Barra

Figura 6. Barra sometida a solicitaciones axiales

2) Viga en voladizo Una viga en voladizo con carga concentrada en su extremo (figura 7) puede ser estudiada como un sistema con un gdl. En este caso se pueden tomar como medidas de la solic- itaci´on y deformaci´on, el momento flector M (x) y la cur- vatura χ(x), respectivamente. La ecuaci´on constitutiva que vincula a ambos es:

M

= EIχ

siendo E el m´odulo el´astico del material e I el momento de inercia de la secci´on transversal. Integrando la curvatura a lo largo de la longitud l de la viga (y teniendo en cuenta las condiciones de vinculaci´on) puede obtenerse las rotaciones, y una nueva integraci´on permite obtener los desplazamientos. As´ı se llega a expresar la constante de rigidez de la viga con carga en la punta: K = 3 E I

l

3

F

de rigidez de la viga con carga en la punta: K = 3 E I l

u

Figura 7. Viga en voladizo con carga concentrada

´

1.2. ESTRUCTURAS SOLICITADAS EST ATICAMENTE

G

J

l

´ 1.2. ESTRUCTURAS SOLICITADAS EST ATICAMENTE G J l T T Figura 8. Viga sometida a

T

´ 1.2. ESTRUCTURAS SOLICITADAS EST ATICAMENTE G J l T T Figura 8. Viga sometida a

T

´ 1.2. ESTRUCTURAS SOLICITADAS EST ATICAMENTE G J l T T Figura 8. Viga sometida a

Figura 8. Viga sometida a torsi´on

7

3) Viga a torsi´on Una viga en voladizo (por ejemplo la viga de la figura 8) sometida a torsi´on, con una cupla torsora aplicada en su ex- tremidad tambi´en se representa como un sistema con un gdl.

En este caso la solicitaci´on es el momento torsor M T y la de- formaci´on el angulo´ de rotaci´on α. La ecuaci´on constitutiva

S = D se escribe:

M T

= GJα

y la constante de rigidez:

K =

G J

l

donde G es el m´odulo de elasticidad transversal del material,

J es el m´odulo de torsi´on de la secci´on transversal (si la

secci´on es circular, J es el momento de inercia polar) y l la longitud de la viga . En este caso el momento torsor externo T aplicado en el extremo y el angulo´ de torsi´on θ se relacionan con la misma ecuaci´on 1.1 donde F = T y u = θ.

An´alisis est´atico lineal

El an´alisis de este sistema el´astico lineal de un gdl es muy sencillo. Los datos son: D y F . Se desea conocer el desplazamiento u, las deformaci´on y la solicitaci´on S. Por las relaciones indicadas:

=

S

F

S

=

D

y el desplazamiento se obtiene de la relaci´on inversa de compatibilidad. Por ejemplo, para la barra traccionada: u = l. En sistemas estructurales complejos el an´alisis estructural se realiza por diversos proced- imientos entre los cuales se destacan los m´etodos num´ericos tales como el de elementos finitos.

Proyecto estructural

Tal como se ha indicado el proyecto debe decir c´omo construir la estructura para que satisfaga

determinados requerimientos.

Estos podr´ıan ser, por ejemplo, una limitaci´on en los movimientos

´

8

´

CAP ITULO 1.

PROYECTO ESTRUCTURAL

del cuerpo y que, bajo las cargas posibles de actuar, la estructura no colapse. Si bien la estructura se coloca con el fin de impedir movimientos en el cuerpo. Aquella est´a construida con materiales que se deforman y por lo tanto no puede proporcionar un v´ınculo rigido. Se trata entonces de limitar los desplazamientos especificando un valor m´aximo u¯ del desplazamiento admisible. Tambi´en, al estar construida por materiales reales la estructura no es ilimitadamente re- sistente. Hay un valor de la solicitaci´on interna para el cual la estructura colapsa o falla. La forma de falla depende del material. Si ´este es fr´agil la curva constitutiva puede ser como la de la figura 5 con un valor F u de rotura. Un procedimiento com´un de dise˜no es el de definir un valor de solicitacion admisible dividiendo la resistencia S u por un coeficiente de seguridad ν:

S adm

=

S u

ν

Los requisitos del dise˜no son entonces:

S

u

S adm

u¯

(1.2)

El lado izquierdo de la primera de las desigualdades 1.2 es una solicitaci´on o fuerza interna en la estructura debido al estado de cargas. El lado derecho es el valor admisible de esa solicitaci´on, que depende de la resistencia y de el coeficiente de seguridad adoptado. S adm est´a determinado por los materiales utilizados y las dimensiones de la estructura (secciones, espesores, etc.). Analogamente el lado izquierdo de la segunda de las desigualdades 1.2 es un desplazamiento en el gdl, debido a las cargas actuantes. Mientras que el lado derecho u¯ es el valor m´aximo admisible para su uso en la construcci´on. Los datos para el proyecto pueden ser F , S adm u y l, y se desea calcular las dimensiones de la estructura (por ejemplo el area´ de la secci´on transversal A en el caso de la barra traccionada). Con esas dimensiones se puede realizar un an´alisis y verificar si se cumple que el desplazamiento no supere u¯. La estructura debe poseer determinada rigidez (dada por K en la figura 5) y determinada resistencia (F u ).

1.2.2 Estructuras elastopl´asticas

Si el material tiene un comportamiento uctil, la curva constitutiva ser´a parecida a la figura 9. La respuesta inicial es el´astica hasta alcanzar un valor de deformaci´on f de fluencia, correspon- diente al punto de plastificaci´on P . A partir de all´ı sigue un comportamiento perfectamente pl´astico donde se incrementan las deformaciones sin incremento en las fuerzas internas. Las deformaciones crecen hasta agotar la resistencia de la estructura en el punto de colapso U .

An´alisis est´atico lineal

El an´alisis est´atico lineal, v´alido mientras la respuesta se mantenga en el per´ıodo el´astico, es igual al descripto para la estructura el´astica.

An´alisis pl´astico o c´alculo l´ımite

El objeto de este an´alisis es el de determinar la carga de colapso de la estructura. En un caso isost´atico como el de la figura 6 el colapso se alcanzar´a cuando la carga externa alcance el valor F u , para el cual las solicitaciones alcanzan el valor S f = S u . En estructuras hiperest´aticas la fluencia de algunos elementos no implica la falla del sistema, pero la respuesta deja de ser

´

1.2. ESTRUCTURAS SOLICITADAS EST ATICAMENTE

S P U S = S u f D f u Figura 9. Material elastopl´astico
S
P
U
S =
S u
f
D
f
u
Figura 9. Material elastopl´astico

9

lineal. Cuando se han desarrollado suficientes zonas plastificadas, puede sobrevenir el colapso al formarse un mecanismo pl´astico. En la figura 10 se muestra una una estructura hiperest´atica sencilla. Dos barras colineales 1 y 2 forman parte de la estructura. En la figura aparecen tambi´en las curvas constitutivas de ambas barras. Por compatibilidad los desplazamientos extremos de las barras son iguales al desplazamiento del cuerpo. A medida que la fuerza externa crece la respuesta estructural es lineal con una rigidez K = D 1 +D 2 . Al alcanzar el desplazamiento u f = 1f l la barra 1 llega a su punto de fluencia. Sin embargo el sistema puede tomar cargas adicionales, que incrementan la tensi´on en la barra 2. La rigidez de este tramo es ahora K 2 = D 2 . Cuando se alcanza el desplazamiento u p = 2f , la barra 2 entra tambi´en en fluencia. A partir de all´ı la rigidez global se hace cero y se forma un mecanismo con un gdl que no permite sostener ning´un incremento de carga. Se habla de un mecanismo pl´astico pues hay una fuerza F u que ese mecanismo puede resistir, pero para cualquier incremento adicional las deformaciones crecen indefinidamente. La carga de colapso es

F u = S 1f A 1 + S 2f A 2

Sin embargo para que se alcance esta carga es necesario que la barra 1 pueda deformarse pl´asticamente sin romperse hasta alcanzar una deformaci´on 1 = 2f . Vale decir, la deformaci´on de rotura de la barra 1 debe ser 1u 2f . Una medida de las deformaciones pl´asticas desarrolladas puede ser la ductilidad:

µ = max f

donde max es la m´axima deformaci´on alcanzada. Con esta definici´on la ductilidad requerida para la barra 1 es, en este caso,

l

l

µ req

=

2f

1f

y debe ser menor que la ductilidad disponible

µ disp

=

1u

1f

10

´

CAP ITULO 1.

PROYECTO ESTRUCTURAL

 

F

E

 

A

 
1
1
E   A   1

1

1

 

x

 
 
 
 
 

E

 

A

 
2
2

2

2

u

 

l

  l
 

Estructura hiperestática

S

S

S

D 1 D 2 1 1f 2 2f 1f 2f
D 1
D 2
1
1f
2
2f
1f
2f

Curvas constitutivas

(D +D ) (D +D ) 1 1 2 2 F l D D 2
(D +D )
(D +D )
1
1
2
2
F
l
D
D
2
2
l
P
F
u
F
F
f
u
u f
u p

Relación

fuerza-desplazamiento

Figura 10. Respuesta elastopl´astica de una estructura hiperest´atica

´

1.3. ESTRUCTURAS SOLICITADAS DIN AMICAMENTE

11

para esa barra. A los requerimientos 1.2 hay que agregar

µ req µ disp

para cada uno de los elementos estructurales.

1.3 Estructuras solicitadas din´amicamente

Si las estructuras est´an solicitadas por cargas (o movimientos de apoyo) que var´ıan en el tiempo con tal celeridad que las aceleraciones sobre el cuerpo puedan ser importantes, hay que considerar en las ecuaciones de equilibrio las fuerzas de inercia. Ellas derivan de la masa del cuerpo y la estructura. El sistema m´as simple es tambi´en en este caso uno con un gdl, en el que la masa se supone concentrada en ese grado de libertad (figura 11). El efecto de la estructura se ha esquematizado aqu´ı como el de un resorte de rigidez k

F

k x u c
k
x
u
c

S(t)= k u(t)

.

F (t)= c u(t)

D

F(t) F (t)= m ü(t) I
F(t)
F (t)= m ü(t)
I

Figura 11. Sistema de un grado de libertad sometido a cargas din´amicas

Al plantear el equilibrio del cuerpo hay que incorporar la fuerza de inercia

F I (t) = m u¨(t)

donde u¨(t) = d 2 u es la aceleraci´on del cuerpo.

dt 2

Las fuerzas disipativas presentes en la construcci´on suelen incorporarse como fuerzas viscosas provenientes de un amortiguador con constante de amortiguamiento c. Si este es el caso las fuerzas disipativas son proporcionales a la velocidad del cuerpo u˙ .

12

La ecuaci´on de equilibrio es:

o bien

F

m u¨(t)

+

´

CAP ITULO 1.

F I

F D

c u˙(t)

+

S

K u(t)

=

=

0

PROYECTO ESTRUCTURAL

F(t)

El sistema tiene una frecuencia de vibraci´on libre no amortiguada

y

su per´ıodo natural de vibraci´on es

ω =

k

m

T

=

2π

m

K

El an´alisis de respuesta din´amica intenta conocer los valores de la respuesta (desplazamiento, velocidad y aceleraci´on de la masa y deformaciones,y tensiones en la estructura) en cada instante de tiempo, o bien sus valores m´aximos a lo largo de la respuesta din´amica. Nuevamente los datos para este an´alisis son: k, m, c y F (t) y las inc´ognitas: u, u˙ , u¨, , S,

etc.

1.4 Criterios de proyecto y estados l´ımites

Seg´un las recomendaciones de CEB-FIP (1970) (Comit´e Euro-Internacional de Hormig´on - Fed- eraci´on Internacional del Pretensado) todas las estructuras y los elementos estructurales deben ser proyectados de modo de poder garantizar:

Suficiente capacidad de carga, y estabilidad

Buena capacidad de utilizaci´on, en relaci´on con la finalidad prevista

Sufuciente durabilidad, compatible con la vida util´

de la construcci´on

Una estructura, o parte de ella, se vuelve inservible o inadecuada para su uso cuando se alcanza un estado particular denominado estado l´ımite, en el cual cesa de cumplir los requer- imientos de la funci´on para la cual se proyect´o. Estos estado l´ımites se pueden clasificar en:

estados l´ımites ultimos´ y estados l´ımites de utilizaci´on.

1.4.1 Estados l´ımites ultimos´

Tambi´en denominados estados l´ımites de rotura o de colapso. Son aquellos que involucran la axima capacidad de carga de la estructura y generalmente est´an asociados a solicitaciones que tienen una probabilidad muy baja de ocurrencia.

Entre los estados l´ımites ultimos´

pueden citarse:

P´erdida de equilibrio de la estructura (o parte de ella) cuando se la considera como un r´ıgido.

Ruptura de secciones cr´ıticas o partes de la estructura. Generalmente est´an asociadas a agotamiento de la capacidad frente a las solicitaciones, a fallas de estabilidad, o a p´erdida de adherencia.

´

´

1.5. M ETODOS DE C ALCULO

13

Transformaci´on de la estructura en un mecanismo. Formaci´on de r´otulas pl´asticas.

Inestabilidad por deformaciones. Pandeo.

Deterioro como consecuencia de efectos de fatiga. Fatiga de alto ciclaje: temperatura, viento, vibraciones de m´aquinas. Fatigas de bajo ciclaje: vientos fuertes o sismos.

Excesivas deformaciones pl´asticas, fluenta lenta o fisuraci´on, que llevan a un cambio en la geometr´ıa tal que sea necesario reemplazar la estructura.

Adem´as de ´estos hay otros estados, asociados a fuego, explosiones, terremotos, etc.

1.4.2 Estados l´ımites de utilizaci´on

Tambi´en denominados estados l´ımites de serviciabilidad. Son aquellos que involucran criterios de uso normal o de durabilidad. Est´an asociados a solicitaciones que tienen una probabilidad alta de ocurrencia. Entre los estados l´ımites de utilizaci´on pueden citarse:

Deformaciones excesivas con respecto al normal uso de la estructura.

Fisuraci´on prematura o excesiva (que aumenta la corrosi´on y disminuye la rigidez seccional a torsi´on).

Deterioro y corrosi´on.

Vibraciones excesivas, producidas por viento, maquinarias, terremotos, explosiones, etc. Los rangos admisibles dependen de la frecuencia y de la magnitud de las aceleraciones.

1.5 M´etodos de c´alculo

Las solicitaciones que se producen en la estructura debido a las cargas de servicio deben guardar suficiente margen de seguridad por debajo de los estados l´ımites. En general en los m´etodos de alculo, o dimensionamiento, se realiza un evaluaci´on de solicitaci´on (S) y de resistencia (R). Ambas se refieren aqu´ı a alg´un esfuerzo interno o a tensiones en la estructura. La solicitaci´on es el valor de ese esfuerzo interno, requerido debido a las cargas actuantes. La resistencia es el valor de que se dispone, debido a las dimensiones y el material de la estructura. La inecuaci´on general de proyecto es:

S R

(1.3)

Siguiendo su desarrollo hist´orico los m´etodos de c´alculo pueden clasificarse en:

1.5.1 M´etodo de las tensiones admisibles o c´alculo el´astico

Para las cargas de servicio, en la secci´on m´as solicitada de la estructura debe verificarse:

σ max σ adm

(1.4)

σ max es una solicitaci´on o requerimiento de tensiones debido a las cargas actuantes. La tensi´on admisible σ adm se determina dividiendo la resistencia del material σ u por un adecuado coeficiente de seguridad ν:

14

´

CAP ITULO 1.

σ adm = σ u

ν

PROYECTO ESTRUCTURAL

(1.5)

Este m´etodo fue muy utilizado, pero presenta ciertas limitaciones:

El an´alisis tensional se hace mediante un m´etodo el´astico. Esto es sencillo de realizar, pero ofrece dudas con respecto a su validez para casos particulares (ej. el hormig´on armado).

La seguridad queda relacionada con la resistencia del material y no con la capacidad del elemento estructural.

El coeficiente de seguridad no mide la real seguridad de la estructura ya que el resultado de un an´alisis el´astico no puede ser escalado linealmente hasta el punto de colapso.

No pueden verificarse todos los criterios de estado l´ımite.

1.5.2 M´etodos de resistencia o de estados l´ımites o c´alculo a rotura

En este caso la inecuaci´on de dise˜no puede escribirse:

carga de servicio × ν capacidad de carga

(1.6)

El miembro izquierdo de esta inecuaci´on eval´ua la solicitaci´on de la estructura y el derecho la resistencia de la misma. ν es un coeficiente de seguridad. Este m´etodo ofrece ya mayor flexibilidad que el anterior. La resistencia (y la solicitaci´on) puede evaluarse para secciones cr´ıticas, o bien para la estructura globalmente. Permite satisfacer criterios de estados l´ımites ultimo´ y de servicio. Puede utilizarse un coeficiente de amplificaci´on de las cargas y otro diferente para la reducci´on de resistencia del material.

1.5.3 M´etodos probabil´ısticos

Los par´ametros que se manejan en el proyecto son variables aleatorias: lo son las cargas, las propiedades del material, las dimensiones, etc. Un an´alisis que considere la caracter´ıstica aleato- ria de las variables es muy complejo para ser utilizado en la pr´actica. En su lugar suele utilizarse una aproximaci´on semiprobabil´ıstica. Esto consiste en considerar las caracter´ısticas aleatorias de las variables y realizar con ellas un c´alculo determin´ıstico Para comparar la solicitaci´on S con la resistencia R pueden definirse las siguientes variables (Fig. 1.5.3), si se considera la frecuencia de aparici´on de los valores de S o de R:

solicitaci´on media (S m ): promedio de los valores esperados de la solicitaci´on

solicitaci´on caracter´ıstica (S k ): valor de la solicitaci´on que est´a por encima del 95% de los casos

resistencia media (R m ): promedio de los valores de resistencia

resistencia caracter´ıstica (R k ): valor de resistencia que es superado por el 95% de los casos

Los valores caracter´ısticos definidos corresponden a un cuantil del 5% y 95%, respectivamente, y pueden calcularse como:

(1.7)

S k S m (1 + k S δ S )

´

´

1.5. M ETODOS DE C ALCULO

15

´ ´ 1.5. M ETODOS DE C ALCULO 15 Figura 12. Distribuci´on probabil´ ıstica de resistencia

Figura 12. Distribuci´on probabil´ıstica de resistencia y solicitaci´on

En estas expresiones k S y k R valen 1,65 para un cuantil del 5%, y δ S y δ R son los coeficientes de variaci´on de la solicitaci´on y la resistencia, respectivamente. Para el proyecto se requiere que la resistencia se ubique por encime de la solicitaci´on. Si se comparan los valores medios, puede hablarse de un coeficiente de seguridad medio o central:

γ m

=

R m

S m

(1.9)

Un coeficiente de seguridad nominal o caracter´ıstico se obtiene del cociente entre los valores caracter´ısticos:

(1.10)

R k

S k

γ k

=

El m´etodo semiprobabil´ıstico adoptado por el CEB-FIP se basa en:

1. Tomar en cuenta valores caracter´ısticos de resistencia y solicitaci´on, fij´andose de antemano la probabilidad de excedencia.

2. Cubrir las otras incertidumbres transformando los valores caracter´ısticos en valores de c´alculo, mediante ciertos coeficientes:

R c

S c

=

γ R R k

(1.11)

=

γ S S k

(1.12)

siendo γ R y γ S coeficientes de reducci´on de la resistencia y de amplificaci´on de las solic- itaciones, respectivamente.

3. Verificar que

S c

R c

(1.13)

16

´

CAP ITULO 1.

PROYECTO ESTRUCTURAL

La norma DIN 1045, y por ende el CIRSOC 201, utilizan un coeficiente global γ (a veces

se denomina tambi´en ν) que engloba los dos coeficientes anteriores γ R y γ S . Este coeficiente γ cubre adem´as una cantidad de incertidumbres, entre las que puede mencionarse:

1.

Imprecisiones en las hip´otesis de carga

2.

Limitaciones en las hip´otesis de c´alculo

3.

Desv´ıo de las caracter´ısticas reales de los materiales frente al modelo matem´atico

4.

Estados 3D en lugar de 2D, como generalmente se calcula

5.

Imprecisiones y errores en el c´alculo

6.

Evaluaci´on err´onea de las secciones cr´ıticas para dimensionamiento

7.

Efectos omitidos o despreciados en el c´alculo (temperatura, retracci´on, etc.)

8.

Imprecisiones o error en la construcci´on

9.

Deficiencias en la resistencia de los materiales

10.

Posici´on incorrecta de las armaduras

11.

Corrosi´on en el acero y en el hormig´on

12.

etc.

Los coeficientes de seguridad que adopta la norma DIN 1045 son:

Para el caso de ruptura con aviso previo γ = ν = 1, 75

Para el caso de ruptura sin aviso previo γ = ν = 2, 10

Ruptura con aviso previo se considera al caso en el cual hay deformaciones pl´asticas grandes

y/o fisuraciones que pueden anticipar el colapso de la pieza estructural. Un caso t´ıpico es el de una viga a flexi´on que falle por agotamiento de su capacidad frente al momento flector. Si

la armadura de la secci´on no est´a sobredimensionada, la plastificaci´on de la misma comenzar´a

en la armadura. El acero tiene posibilidad de experimentar grandes deformaciones en fluencia, soportando la misma tensi´on de tracci´on. Este proceso se acompa˜na con la apertura de fisuras del hormig´on traccionado que se hacen visibles, junto a una excesiva rotaci´on de la secci´on. El caso de ruptura sin aviso previo es t´ıpico de la falla por corte. Aqu´ı no hay comportamiento d´uctil, como en el caso anterior, sino por el contrario un comportamiento fr´agil que produce el colapso de la pieza sin haber mostrado previamente signos de que tal colapso pudiese producirse. La Recomendaci´on CIRSOC 106 Dimensionamiento del coeficiente de seguridad define un ´ındice de seguridad :

β

=

ln γ m

δ R + δ

2

2

S

(1.14)

A partir de ´este puede calcularse la probabilidad de falla de la estructura, esto es la probabilidad

de que la solicitaci´on sea mayor que la resistencia, con la f´ormula:

P f

=

P(S R)

= c 1 e c 2 β

(1.15)

1.6.

ACCIONES SOBRE LAS ESTRUCTURAS

17

El coeficiente de variaci´on de la resistencia puede calcularse como:

δ R = δ M + δ E + δ D

2

2

2

2

(1.16)

siendo δ M la variaci´on de la resistencia del material; δ E la variaci´on en las condiciones de ejecuci´on; y δ D la variaci´on en las del dimensionamiento. El coeficiente de variaci´on de la solicitaci´on, por su parte, puede calcularse como:

δ S = δ C + δ A

2

2

2

(1.17)

donde δ C es la variaci´on de las cargas y δ A aquellas provenientes del an´alisis estructural.

expresiones tiene la importancia conceptual de mostrar cual es la fuente

de incertidumbres que confluyen en el c´alculo de la resistencia y de la solicitaci´on, y cual es la participaci´on en ellas del ingeniero calculista o constructor.

Estas dos ultimas´

1.6 Acciones sobre las estructuras

Las estructuras se hallan sometidas a una serie de acciones que producen estados de solicitaci´on interna. Estas acciones son de diversa naturaleza. Las hay provenientes de estados de carga, donde hay fuerzas aplicadas sobre la estructura (cargas gravitacionales, sobrecargas, empujes, viento, etc.); otras provienen de aceleraciones impuestas (sismos, vibraci´on de maquinarias); otras son debidas a desplazamientos relativos impuestos (descenso de apoyos); otros debido a deformaciones internas (temperatura, retracci´on, etc). Estos estados de solicitacion pueden coexistir en el tiempo y entonces habr´a que verificar que la estructura resista la combinaci´on de los mismos. En lo que sigue se har´a referencia al Reglamento CIRSOC 105 Superposici´on de acciones y en base al mismo se ha hecho la siguiente clasificaci´on de la acciones.

1.6.1 Clasificaci´on de acciones sobre las construcciones

Las acciones sobre las construcciones pueden clasificarse en tres tipos, seg´un su variaci´on o permanencia a lo largo del tiempo:

Acciones permanentes

Tienen un tiempo de aplicaci´on muy prolongado. En general su valor suele permanecer aproxi- madamente constante. Entre ellas puede mencionarse:

peso propio de la estructura

peso de los elementos constructivos no estructurales

empuje de suelos

empuje (continuado) de l´ıquidos

fuerzas de pretensado

deformaciones impuestas durante la construcci´on

18

Acciones variables

´

CAP ITULO 1.

PROYECTO ESTRUCTURAL

Presentan variaciones frecuentes y cont´ınuas. Tienen una alta probabilidad de ocurrencia. Las variaciones de su valor son importantes. Entre estas acciones puede mencionarse:

cargas de uso y sobrecargas

cargas m´oviles

acciones del viento

acciones de la nieve

acciones de la temperatura

acciones del hielo

acciones de granos y materiales sueltos

acciones de maquinarias y equipos

acciones de sismos frecuentes

Acciones accidentales

Estas acciones tienen una probabilidad muy peque˜na de actuaci´on, pero con valores muy signi- ficativos. En realidad la magnitud que alcanzan hace que se las considere en el c´alculo a pesar de su escasa probabilidad de ocurrencia. Entre estas puede mencionarse:

impacto de veh´ıculos

explosiones

sismos excepcionales

tornados

En la figura 1.6.1 se muestra un esquema que ejemplifica la variaci´on temporal de estos tres tipos de acciones.

1.6.2 Combinaci´on de estados de carga

La recomendaci´on CIRSOC 105 indica la siguientes f´ormulas para evaluar la acci´on combinada de los distintos estados de carga, ya sea durante una verificaci´on frente a un estado l´ımite ultimo,´ o frente a un estado l´ımite de utilizaci´on. Para ciertos casos hay f´ormulas espec´ıficas, ver por ejemplo el Reglamento CIRSOC 103 Acci´on del sismo sobre las construcciones.

1.6.

ACCIONES SOBRE LAS ESTRUCTURAS

19

1.6. ACCIONES SOBRE LAS ESTRUCTURAS 19 Tiempo Cargas Permanentes Tiempo Cargas Variables Tiempo Cargas
1.6. ACCIONES SOBRE LAS ESTRUCTURAS 19 Tiempo Cargas Permanentes Tiempo Cargas Variables Tiempo Cargas
1.6. ACCIONES SOBRE LAS ESTRUCTURAS 19 Tiempo Cargas Permanentes Tiempo Cargas Variables Tiempo Cargas
1.6. ACCIONES SOBRE LAS ESTRUCTURAS 19 Tiempo Cargas Permanentes Tiempo Cargas Variables Tiempo Cargas
Tiempo Cargas Permanentes Tiempo Cargas Variables Tiempo Cargas Accidentales
Tiempo
Cargas Permanentes
Tiempo
Cargas Variables
Tiempo
Cargas Accidentales

Figura 12. Actuaci´on en el tiempo de cargas permanentes, variables y accidentales

Para un estado l´ımite ultimo´

Como solicitaci´on ultima,´

en cada secci´on de la estructura, debe tomarse:

S u

=

γ [S P + S V +

n

i=1

ψ 0,i S ki ]

(1.18)

La letra S hace referencia a una solicitaci´on dada en alguna secci´on de la estructura. S puede representar por ejemplo el momento flector M , el esfuerzo normal N , o cortante Q, el momento torsor T , la tensi´on normal σ, etc. Seg´un el sub´ındice que la acompa˜na S adopta los siguientes significados:

S u : solicitaci´on l´ımite ultima´ a considerar para el c´alculo S P : solicitaci´on debida a cargas permanentes S V : solicitaci´on debida a la carga variable considerada principal para esta combinaci´on de cargas (por ej: viento) S ki : solicitaci´on debida a otras causas variables ψ 0,i : coeficiente de probabilidad de ocurrencia simult´anea, con determinada intensidad, de las acciones variables. Su valor est´a dado en la Tabla 1 de la la Recomendaci´on CIRSOC 105, siendo un valor t´ıpico ψ 0 = 0, 6 γ: coeficiente de seguridad. Vale γ = 1, 75 para casos de falla con aviso previo (falla de flexi´on) y γ = 2, 10 para casos de falla sin aviso previo (falla por corte o compresi´on).

La estructura debe ser dimensionada de modo que la resistencia sea por lo menos igual a la

solicitaci´on ultima´

calculada:

S u = R u

(1.19)

20

´

CAP ITULO 1.

PROYECTO ESTRUCTURAL

Si existen cargas accidentales (sismo severo, impacto de veh´ıculos, explosiones, etc.), se tomar´a adem´as la siguiente solicitaci´on ultima:´

S u = S ACC + S P + ψ 1,1 S V +

n

i=1

ψ 2,i S ki

(1.20)

Siendo S ACC la solicitaci´on debida a las acciones accidentales. El resto de las solicitaciones tiene el significado indicado anteriormente. Debe observarse que en este caso no se multiplica por el coeficiente de seguridad γ pues la acci´on accidental ya considera un valor del tipo ultimo´ .

Para un estado l´ımite de servicio o utilizaci´on

La solicitaci´on de servicio puede calcularse con la f´ormula:

S s

=

S P + S V +

n

i=1

ψ 1,i S ki

(1.21)

donde las variables tienen el mismo significado que anteriormente y ψ 1,i se obtiene de la Tabla 1 de la Recomendaci´on CIRSOC 105. Con la solicitaci´on de servicio S s deben verificarse los desplazamientos, la fisuraci´on, las vibraciones, etc., as´ı como los elementos no estructurales: paredes, vidrios, revestimientos, etc.

Cap´ıtulo 2

Efectos del viento sobre las construcciones

2.1 Caracter´ısticas del viento

2.1.1

Velocidad

La acci´on del viento sobre las construcciones corresponde a la clasificaci´on de cargas variables discutida en el cap´ıtulo precedente. La direcci´on del viento puede considerarse horizontal, a los efectos del c´alculo de sus efectos sobre las edificaciones. La velocidad del viento en un punto dado, siendo una magnitud vectorial, puede representarse

a trav´es de sus componentes seg´un un sistema cartesiano de referencia. Si se designa con x 1 al eje orientado seg´un la direcci´on de escurrimiento del viento, y con x 2 y x 3 a las otras dos direcciones ortogonales, la variaci´on en el tiempo de la velocidad del viento puede representarse como en la figura 2.1. Si se toma un intervalo de tiempo T y se calcula la velocidad media en ese intervalo, se tendr´a para la componente seg´un x 1 :

¯

V 1

=

1

T

0

T

¯

V 1 dt

(2.1)

donde se designa con V 1 la velocidad seg´un x 1 y V 1 su valor medio a lo largo del intervalo T .

Debido a la particular adopci´on de los ejes cartesianos, para las otras dos componentes la media es nula:

¯

V 2

¯

V 3

=

=

1

T

1

T

0

0

T

 

V 2 dt

=

0

(2.2)

T

 

V 3 dt

=

0

(2.3)

 

¯

La velocidad puede descomponerse en un valor medio V , constante, y una parte que varia con

el tiempo v :

¯

(2.4)

Para las componentes 2 y 3, debido a su valor medio nulo:

V 1

=

V 1 + v 1

V 2 = v 2

(2.5)

V 3 = v 3

(2.6)

21

´

22 CAP ITULO 2.

EFECTOS DEL VIENTO SOBRE LAS CONSTRUCCIONES

V V

1 1

V

V V

2

3 3

_ V V 1 1 t 0 T t 0 T t 0 T
_
V
V
1
1
t
0
T
t
0
T
t
0
T
v v 3 3 v v 1 1 _ V V 1 1 x x
v v
3 3
v v
1 1
_
V V
1 1
x x
3 3
x x
1 1
x x
2 2

(b)

v v

2 2

(a)

Figura 2.1: Velocidad del viento

¯

La parte estacionaria V 1 es el flujo medio del viento y la acci´on est´atica del viento depende de este valor. La parte variable con el tiempo (v 1 , v 2 , v 3 ) se denomina turbulencia, es de car´acter aleatorio, y responsable de la acci´on din´amica del viento sobre las edificaciones.

La velocidad del viento var´ıa con la altura con respecto al nivel del suelo y su forma de variaci´on depende de la rugosidad del terreno. En la figura 2.2 se muestra el perfil t´ıpico para tres casos de rugosidad distintas: uno de gran rugosidad (por ejemplo con grandes edificios), otro con rugosidad media (construciones bajas) y uno con baja rugosidad (suelo liso). El perfil

Algunas de estas f´ormulas

de velocidades se trata de ajustar mediante f´ormulas emp´ıricas. propuestas son:

´o:

V (z)

V

(z 0 )

V (z)

V

(z 0 )

=

=

(

z

z 0 ) α

z

K ln( z 0 )

(2.7)

(2.8)

siendo z la altura del punto donde se evalua la velocidad y z 0 una altura de referencia. Muchas veces las normas proporcionan no la variaci´on de velocidades sino de presiones con la altura. Ambas magnitudes est´an relacionadas, como se ver´a m´as adelante. La velocidad del viento es una magnitud aleatoria. La funci´on temporal de la velocidad, cuyos valores son aleatorios, se denomina proceso estoc´astico. A continuaci´on se transcriben dos definiciones utilizadas por el reglamento CIRSOC 102:

Velocidad de referencia: es la velocidad correspondiente al promedio de velocidades ins- tant´aneas (picos de r´afaga), medidas sobre intervalos T = 3s, en exposici´on abierta, a la altura de referencia z 0 = 10m, que tiene un per´ıodo de recurrencia de 1 a˜no. Velocidad b´asica de dise˜no: es la velocidad correspondiente al promedio de velocidades ins- tant´aneas (picos de r´afaga), medidas sobre intervalos T = 3s, en exposici´on abierta, a la altura de referencia z 0 = 10m, que tiene una probabilidad P m de ser excedida una vez en m nos.

´

2.1. CARACTER ISTICAS DEL VIENTO

23

´ 2.1. CARACTER ISTICAS DEL VIENTO 23 Figura 2.2: Variacion de la velocidad del viento con

Figura 2.2: Variacion de la velocidad del viento con la altura. a) Rugosidad alta; b) Rugosidad media; c) Rugosidad baja

2.1.2

Presi´on

Para describir la presi´on del viento, se har´a referencia al Teorema de Bernouilli, que vincula presiones y velocidades de un fluido en movimiento:

2 1 ρ V 2

+

p

+ ρgz

= constante

(2.9)

En esta expresi´on ρ designa la masa espec´ıfica del fluido, V su velocidad, g la aceleraci´on de la gravedad, z la altura y p la presi´on est´atica. Si se consideran dos puntos sobre una l´ınea de escurrimiento de un fluido (Figura 2.3), la suma de los tres t´erminos del miembro izquierdo permanece constante. Esto representa un balance de energ´ıa: el primer t´ermino representa una energ´ıa cin´etica, el segundo una energ´ıa debido a la presi´on y el tercer t´ermino una energ´ıa potencial debido a la posici´on. Este ultimo´ t´ermino puede despreciarse para calcular la presi´on del viento sobre las construcciones ya que la variaci´on de alturas no ser´a tan importante como para que la diferencia en la presi´on hidrost´atica adquiera significaci´on. El primer t´ermino se denomina presi´on din´amica:

q

=

1 2 ρV 2

(2.10)

Los otros dos forman la presi´on est´atica y la suma todos es la presi´on total que, conforme al teorema de Bernouilli, es constante a lo largo de una l´ınea de flujo. En la figura 2.3 se ha dibujado un obst´aculo en el flujo del viento. En un punto suficien- temente alejado del obst´aculo se tendr´an los valores V y p . Considerando una trayectoria particular del fluido, puede llegarse al punto denominado de estancamiento, que es aquel en el cual una part´ıcula del aire se detiene (punto e de la figura 2.3). La presi´on total en el punto es:

p T ot

=

1 2 ρV + p

2

(2.11)

´

24 CAP ITULO 2.

EFECTOS DEL VIENTO SOBRE LAS CONSTRUCCIONES

CAP ITULO 2. EFECTOS DEL VIENTO SOBRE LAS CONSTRUCCIONES Figura 2.3: Presi´ on del viento sobre

Figura 2.3: Presi´on del viento sobre un objeto

y aquella en el punto de estancamiento:

p T ot

e

=0+ p e

(2.12)

La diferencia entre la presi´on est´atica en el punto e y la presi´on atmosf´erica (p ), teniendo en cuenta que

=

es igual a la presi´on din´amica:

(2.14)

(2.13)

p T ot

e

p e = p e

p T ot

p = q

Para el caso del viento, siendo la masa espec´ıfica del aire en condiciones normales

ρ aire 0, 125 kgf s 2

m 4

la presi´on din´amica puede calcularse con la f´ormula:

estando all´ı q expresada en kgf y V en m

m

2

s

.

q

=

V

2

16

(2.15)

(2.16)

2.2 Acciones del viento

Antes de considerar la acci´on del viento sobre una construcci´on se introducir´an algunas defini- ciones. Se define como superficie a barlovento aquella de la construcci´on que mira hacia la direcci´on desde donde viene el viento. Superficie a sotavento es aquella que mira hacia donde va

el viento. Las normas usan el siguente s´ımil: si se ilumina la construccion con un haz luminoso

paralelo a la direcci´on del viento, la superficie iluminada es la superficie a barlovento. La que

queda en sombras es la superficie a sotavento. Se define tambi´en como superficie maestra aquella que resulta de proyectar la construcci´on sobre un plano perpendicular a la direcci´on del viento. La acci´on que ejerce el viento sobre una pared de la construcci´on depende de:

la velocidad del viento

2.2.

ACCIONES DEL VIENTO

25

la forma de la construcci´on y sus proporciones

el emplazamiento del elemento (altura, protecci´on,etc.) y su orientaci´on

dimensiones del elemento (escala)

2.2.1 Coeficientes de presi´on

Coeficiente de presi´on externa (c e )

Si se considera un punto de la superficie exterior de un cuerpo sometido al viento, tal como

el punto n de la figura 2.3, puede escribirse la expresi´on del teorema de Bernouilli como:

1

2 ρV + p

2

=

1 2 ρV

2

n

+

p n

(2.17)

El incremento de presi´on, por encima de la presi´on atmosf´erica, es:

p

=

p n

p

=

1

2 ρV 1 V 2

V

n

2

(2.18)

que, con la definici´on de presi´on din´amica, puede escribirse:

p ext

=

c e q

(2.19)

introduci´endose la definici´on del coeficiente de presi´on externa:

c e = 1 V 2

V

n

(2.20)

A partir de esta definici´on surgen los siguientes casos particulares:

si V n = 0, c e = 1, (punto de estancamiento)

si V n = V , c e = 0

si V n > V , c e < 0 y se produce succi´on

si V n < V , c e > 0 y se produce presi´on (o sobrepresi´on)

Coeficiente de presi´on interna (c i ) Si el cuerpo considerado no es macizo, pueden producirse presiones debidas al viento en la cara interior de las paredes. El valor de esta presi´on se define, an´alogamente a la anterior,como:

p int

=

c i q

(2.21)

siendo c i el coeficiente de presi´on interna. Este coeficiente depende de la permeabilidad de la construcci´on (porcentaje de aberturas de una pared) y de la orientaci´on de las aberturas en relaci´on a la direcci´on del viento. Puede ser positivo (sobrepresi´on) o negativo (succi´on).

Coeficiente de presion sobre una pared (c) La presi´on del viento sobre una pared ser´a la suma de las presiones ejercidas sobre las caras exterior e interior de la misma. De acuerdo a las definiciones introducidas, puede escribirse:

c

=

c e c i

(2.22)

´

26 CAP ITULO 2.

EFECTOS DEL VIENTO SOBRE LAS CONSTRUCCIONES

=

Al evaluar la presi´on sobre una pared debe considerarse el signo del coeficiente de presi´on interna que resulte en una combinaci´on m´as desfavorable con el coeficiente de presi´on externa.

Acci´on total sobre una pared La acci´on total sobre una pared se obtiene integrando las presiones unitarias y puede definirse como

(2.24)

p

c q

(2.23)

= A p dA

F

=

c q m A

siendo c = c e c i el coeficiente de presi´on, q m la presi´on media, y A el ´area de la pared.

Acciones de conjunto En algunos casos puede definirse la acci´on global sobre un cuerpo, esto es la resultante de las acciones sobre todas las caras del mismo. La acci´on total tendr´a una direcci´on que, en general no coincide con la del viento, y puede ser descompuesta en tres componentes. Una horizontal en la direcci´on del viento: empuje (E); otra horizontal perpendicular a la direcci´on del viento:

deriva (D); y la tercera vertical: levantamiento (L). Pueden calcularse como:

E

=

c E q m A

(2.25)

D

=

c D q m A

(2.26)

L

=

c L q m A

(2.27)

donde c E es el coeficiente de empuje, c D el coeficiente de deriva y c L el coeficiente de levan- tamiento. q m es el valor medio de la presi´on sobre la construcci´on, y A es un ´area de referencia que se especifica en cada caso. As´ı para calcular el empuje, A puede ser el ´area de la superficie maestra, para el levantamiento puede ser el ´area en planta, etc. La distribuci´on de presiones sobre la construcci´on puede originar momentos de torsi´on (esto es con respecto a un eje vertical), a´un en construcciones de planta regular. Ese momento de torsi´on puede tambi´en especificarse como:

M T

=

c T

q m A L

(2.28)

siendo c T un coeficiente de torsi´on, A una superficie de referencia y L una longitud caracter´ıstica.

Coeficientes de presiones locales Las presiones en proximidades de bordes, aristas, ´angulos de cubiertas, aleros, etc., son mayores que las presiones medias. Pueden definirse coeficientes de presi´on externa locales c para verificar localmente esas zonas.

e

2.2.2 Efecto de las proporciones

Adem´as de la influencia de la altura, y del area´ de la construcci´on sobre las fuerzas del viento, las proporciones de las construcciones influyen en los coeficientes de acciones del viento. A continuaci´on se ejemplifica esta influencia para algunas construcciones paralelepip´edicas, con datos experimentales obtenidos por J. Blessmann.

Altura relativa La relaci´on entre la altura y el ancho de la cara expuesta al viento (barlovento) influye sobre el coeficiente de empuje. Esto se muestra en la figura 2.4 donde se indican los coeficientes de empuje para un paralelep´ıpedo de base cuadrada y diferentes alturas. Es de hacer notar que

2.2.

ACCIONES DEL VIENTO

27

esa influencia es sobre el coeficiente de empuje, vale decir que no se refiere a la variaci´on de las

presiones del viento con la altura, ni el area´ aumentar la altura del edificio.

Profundidad relativa

En la figura 2.5 se muestra el efecto de la profundidad relativa, esto es la relaci´on profundidad- ancho, de un edificio paralelepip´edico, sobre el coeficiente de empuje global. Profundidad se refiere a la dimensi´on del edificio en la direcci´on del viento, y el ancho puede ser la menor dimensi´on de la cara a barlovento.

de la superficie maestra, que tambi´en variar´ıan al

2.2.3 Efecto de la forma

La forma del cuerpo influye en el coeficiente de empuje. En la figura 2.6 se dan algunos valores

de coeficiente de empuje y del empuje relativo para perfiles con distintas formas.

2.2.4 Interacci´on entre construcciones

Los coeficientes de presi´on sobre un edificio var´ıan con la presencia de otro edificio vecino.

A veces los coeficientes aumentan y otras veces disminuyen. Por ejemplo, si la presencia del

segundo edificio es tal que el viento resulta “encajonado” entre ambos, la succi´on en las paredes

aumenta, como se muestra en la figura 2.7. Hay una separaci´on cr´ıtica para la cual se dan las mayores succiones.

En ensayos realizados en la Universidad Federal do Rio Grande do Sul, Brasil, se obtuvieron resultados que se indican en la figuras 2.8 y 2.9, para dos edificios prism´aticos de base cuadrada y altura 6 veces el lado de la base. Los ensayos se realizaron para viento suave y para viento turbulento. En el caso en que los dos edificios est´an alineados con la direcci´on del viento (figura 2.8) se dan los resultados para el coeficiente de empuje del edificio a sotavento. Puede observarse que

la fuerza de empuje es negativa (es decir opuesta a la direcci´on del viento) para las separaciones

indicadas en la figura.

´

28 CAP ITULO 2.

EFECTOS DEL VIENTO SOBRE LAS CONSTRUCCIONES

CAP ITULO 2. EFECTOS DEL VIENTO SOBRE LAS CONSTRUCCIONES Figura 2.4: Efecto de la altura relativa

Figura 2.4: Efecto de la altura relativa sobre el coeficiente de empuje global

2.2.

ACCIONES DEL VIENTO

29

2.2. ACCIONES DEL VIENTO 29 Figura 2.5: Efecto de la profundidad relativa sobre el coeficiente de

Figura 2.5: Efecto de la profundidad relativa sobre el coeficiente de empuje global

profundidad relativa sobre el coeficiente de empuje global Figura 2.6: Efecto de la forma sobre el

Figura 2.6: Efecto de la forma sobre el coeficiente de empuje global

´

30 CAP ITULO 2.

EFECTOS DEL VIENTO SOBRE LAS CONSTRUCCIONES

CAP ITULO 2. EFECTOS DEL VIENTO SOBRE LAS CONSTRUCCIONES Figura 2.7: Efecto de la presencia de

Figura 2.7: Efecto de la presencia de otro edificio. Coeficiente de presi´on externa c pe en las caras enfrentadas cerca del borde a barlovento

E
E

viento

las caras enfrentadas cerca del borde a barlovento E viento s x a   modelo s
las caras enfrentadas cerca del borde a barlovento E viento s x a   modelo s
las caras enfrentadas cerca del borde a barlovento E viento s x a   modelo s
las caras enfrentadas cerca del borde a barlovento E viento s x a   modelo s
las caras enfrentadas cerca del borde a barlovento E viento s x a   modelo s

s x

a

 

modelo

s x / a

0,10

0,25

0,50

1,00

2,00

solo

C

E

-0,19

-0,20

-0,34

-0,14

-0,16

+1,46

Figura 2.8: Efecto de la presencia un edificio a barlovento sobre el coeficiente de empuje global

2.2.

ACCIONES DEL VIENTO

31

2.2. ACCIONES DEL VIENTO 31 Figura 2.9: Efecto de la presencia de otro edificio sobre el
2.2. ACCIONES DEL VIENTO 31 Figura 2.9: Efecto de la presencia de otro edificio sobre el

Figura 2.9: Efecto de la presencia de otro edificio sobre el coeficiente de empuje global

´

32 CAP ITULO 2.

EFECTOS DEL VIENTO SOBRE LAS CONSTRUCCIONES

CAP ITULO 2. EFECTOS DEL VIENTO SOBRE LAS CONSTRUCCIONES Figura 2.10: V´ortices de Karman 2.3 Acci´on
CAP ITULO 2. EFECTOS DEL VIENTO SOBRE LAS CONSTRUCCIONES Figura 2.10: V´ortices de Karman 2.3 Acci´on

Figura 2.10: V´ortices de Karman

2.3 Acci´on din´amica del viento

La turbulencia del viento produce excitaciones din´amicas sobre la construcci´on. Algunas de ellas son m´as sensibles a esta acci´on din´amica y es necesario en esos casos tenerla en cuenta en el proyecto estructural. La respuesta de la construcci´on depender´a de su forma, de los materiales, de su frecuencia fundamental de vibraci´on y del amortiguamiento. En general la acci´on din´amica del viento puede ser originada por una de las siguientes causas:

1) V´ortices de Karman:

En construcciones cil´ındricas, tales como chimeneas, etc., seg´un la velocidad del viento, puede haber un desprendimiento alternado de v´ortices (Figura 2.10). Estos provocan fuerzas peri´odicas que pueden originar vibraciones transversales del edificio. La frecuencia de desprendimiento de los v´ortices es funci´on de la forma y de las dimensiones de la construcci´on, de la velocidad del viento y del n´umero de Reynolds, y puede estimarse con la f´ormula

(2.29)

V

L

f

=

S

siendo V la velocidad del viento, L una longitud caracter´ıstica del problema, que en este caso puede ser el di´ametro de la construcci´on cil´ındrica, y S el denominado n´umero de Strouhal. Este n´umero depende de la forma de la construcci´on, del n´umero de Reynolds, de las caracter´ısticas de turbulencia del flujo y del movimiento de oscilaci´on de la construcci´on. Para un cilindro empotrado en su base, S = 0.20 independientemente del n´umero de Reynolds. Hay una velocidad cr´ıtica que provoca resonancia:

V crit

=

f n L

S

(2.30)

donde f n es la frecuencia natural de la construcci´on. Observaci´on: El n´umero de Reynolds (si bien no se requiere expl´ıcitamente en las expresiones anteriores) puede calcularse como

d

R e = V

ν c

= 7 × 10 4 V

d

siendo V la velocidad del viento en m/s, d el di´ametro del cilindro en m y ν c la viscosidad cinem´atica del aire (ν c 14.5 × 10 6 m 2 ).

s

 

´

´

2.3.

ACCI ON DIN AMICA DEL VIENTO

33

2) Vibraciones autoinducidas:

 

´

´

Este es el efecto de v´ortices que se desprenden en resonancia con la estructura.

Esto puede

amplificar el efecto que producir´ıa simplemente el desprendimiento de v´ortices. Un caso de estas

oscilaciones se di´o en el puente de Tacoma, en los Estados Unidos que colaps´o, en noviembre de 1940,para un viento de 68 km/h cuando hab´ıa sido calculado para resistir esfuerzos est´aticos de vientos de 160 km/h. En ese caso las deformaciones se produjeron principalmente en un modo de torsi´on.

3) Golpe o martilleo (buffeting):

´

Esto es la excitaci´on de una construcci´on por la turbulencia en la estela de otra construcci´on.

Ello provoca no s´olo excitaciones din´amicas sino tambi´en modifica sustancialmente las presiones est´aticas sobre la construcci´on.

4) Galope:

Ciertas formas de secci´on transversal tales como secciones cuadradas, rectangulares, trian- gulares o semicirculares, son suceptibles de oscilaciones por inestabilidad aerodin´amica. Este efecto se observ´o en l´ıneas de transmisi´on el´ectrica cubiertas con una capa de hielo. No pueden iniciarse estas oscilaciones desde el reposo sino que precisan ser iniciadas por otro efecto (por ej. afagas de viento, o v´ortices alternados). Al vibrar perpendicularmente a la direcci´on del viento aparecen fuerzas de presi´on perpendiculares al viento que pueden amplificar la vibraci´on. Son propensas a este fen´omeno estructuras livianas y flexibles, con formas simples.

5) “Agitaci´on” (flutter):

Es un tipo de inestabilidad que involucra el acoplamiento entre dos modos de vibraci´on, por ej. flexi´on y torsi´on. Es un fen´omeno t´ıpico de estructuras largas y esbeltas, tales como puentes colgantes.

6) Oscilaci´on por la energ´ıa contenida en las r´afagas:

Las r´afagas de viento pueden influir en los fen´omenos descriptos anteriormente, pero tambi´en pueden producir directamente vibraciones en las construcciones. Un procedimiento simplificado para su consideraci´on fue introducido por Davenport (1966) adoptando un factor de r´afaga F y calculando la presi´on de c´alculo p como

p

=

F p¯

(2.31)

siendo p¯ la presi´on est´atica de c´alculo.

Las acciones din´amicas del viento est´an consideradas en la Recomendaci´on CIRSOC 102-1. All´ı se divide a las acciones en paralelas y perpendiculares al viento. Solamente precisan ser verificadas din´amicamente las construcciones que tienen un per´ıodo fundamental de vibraci´on mayor que 1 segundo y un amortiguamiento menor que 1% del amor- tiguamiento cr´ıtico . En ese caso hay dos posibilidades:

Si el per´ıodo fundamental est´a comprendido entre 1 y 2 segundos, y la altura del edificio no es mayor que 100 metros. En ese caso basta con calcular el factor de r´afaga

F

= h +

20

0, 68 1, 0

(2.32)

y mayorar la presi´on est´atica como se indic´o arriba.

´

34 CAP ITULO 2.

EFECTOS DEL VIENTO SOBRE LAS CONSTRUCCIONES

Si el per´ıodo es superior a 2 segundos deben aplicarse procedimientos como aquellos con- tenidos en la Recomendaci´on CIRSOC 102-1.

El c´alculo del per´ıodo fundamental para edificios puede realizarse mediante f´ormulas emp´ıricas como las siguientes:

Para edificios con estructura constituida por tabiques de mamposter´ıa

T

L

h

h

= 0, 06

2L + h

(2.33)

donde T es el per´ıodo en segundos, L es la longitud del edificio en planta en la direcci´on del viento, expresada en metros, y h es la altura del mismo, en metros.

Para edificios con estructura constituida por tabiques de hormig´on armado

T

L

h

h

= 0, 08

L + h

(2.34)

Para edificios con estructura constituida por p´orticos de hormig´on armado

T

h

= 0, 09 L

(2.35)

2.4 Determinaci´on de cargas reglamentarias

El c´alculo de las presiones est´aticas del viento en las construcciones, mediante el Reglamento CIRSOC 102, se realiza en los siguientes pasos:

1) Velocidad b´asica de dise˜no (V 0 ):

donde:

β: velocidad de referencia

V 0

= c p β

(2.36)

Depende de la ubicaci´on geogr´afica de la construcci´on (figura 2.11). Est´a dada en la Tabla 1 del Reglamento CIRSOC 102. Por ejemplo, para Santa Fe es 30m/s

c p : coeficiente de velocidad probable.

Tiene en cuenta la importancia de la obra y el per´ıodo de vida de la misma.

Grupo

 

c

p

Per´ıodo de

Probabilidad

vida (a˜nos)

de excedencia

1

edificios de importancia p´ublica

2,13

50

0,20

2

edificios comunes

1,65

25

0,50

3

silos, galpones, etc.

1,45

10

0,50

4

construcciones precarias

1,16

2

0,50

2) Presi´on din´amica b´asica (q 0 ):

q 0

2

= V

0

16

(2.37)

´

2.4. DETERMINACI ON DE CARGAS REGLAMENTARIAS

35

´ 2.4. DETERMINACI ON DE CARGAS REGLAMENTARIAS 35 Figura 2.11: Velocidad de referencia
´ 2.4. DETERMINACI ON DE CARGAS REGLAMENTARIAS 35 Figura 2.11: Velocidad de referencia
´ 2.4. DETERMINACI ON DE CARGAS REGLAMENTARIAS 35 Figura 2.11: Velocidad de referencia

Figura 2.11: Velocidad de referencia

´

36 CAP ITULO 2.

EFECTOS DEL VIENTO SOBRE LAS CONSTRUCCIONES

donde V 0 est´a expresada en m/s y q 0 en kgf /m 2 ; o bien

2

q 0 = 0, 000613V

0

donde V 0 est´a expresada en m/s y q 0 en kN/m 2 .

3) Presi´on din´amica de c´alculo (q z ):

donde:

q z

= c z c d q