Está en la página 1de 9

artículo científico

Citología de Ganglios Linfáticos


Elena M. Martínez de Merlo;
Dpto. Medicina y Cirugía Animal;
Hospital Clínico Veterinario (UCM),
Madrid

Foto 1.
Indicaciones del estudio
citológico de los ganglios
linfáticos
El estudio citológico de los ganglios
linfáticos es una herramienta diag-
nóstica fundamental en la clínica de
pequeños animales. Numerosas
enfermedades cursan con afectación
ganglionar, bien localizada, bien
generalizada, debido al importante
papel que juegan los ganglios linfáti-
cos en la inmunidad celular y humo-
ral. Así mismo, sus funciones en el
drenaje linfático los convierten en
órganos diana de reacción en proce-
sos inflamatorios localizados o de
metástasis en procesos neoplásicos.

La localización externa de numero-


sos ganglios permite que el aumento
de tamaño ganglionar se detecte fá-
cilmente en una exploración física
rutinaria; de hecho, si el tamaño es
considerable, son los mismos due-
ños los que perciben el problema
cuando acarician a sus mascotas.
Estos ganglios aumentados de tama- Linfadenitis granulomatosa; abundantes amastigotes de leishmania extracelulares
ño, además, son órganos fácilmente y en el interior de un macrófago (1: linfocito pequeño, 4: célula plasmática, 8:
accesibles para la toma de muestras macrófago).
mediante aspiración con aguja fina.

El examen citológico de muestras ganglionares cons- el fin de poder establecer el estadio clínico de la en-
tituye la técnica diagnóstica de elección en cualquier fermedad.
aumento de ganglios linfáticos, tanto de forma locali-
zada como generalizada. Permite, en la mayor parte En los casos en que el estudio citológico de los gan-
de los casos, diferenciar enfermedades linfoides be- glios linfáticos no permita establecer un diagnóstico,
nignas (procesos reactivos) de malignos (tumores al menos presuntivo, debe procederse a realizar una
primarios o secundarios) de forma rápida y sencilla. biopsia incisional o escisional, que permita su estudio
Además, en procesos neoplásicos es conveniente rea- histopatológico. Además, en procesos neoplásicos, si
lizarla en todos los ganglios de la zona de drenaje, el ganglio regional se extirpa junto al tumor primario,
incluso aunque no estén aumentados de tamaño, con siempre debe remitirse al laboratorio de histopatolo-

4 Marzo-Abril 2004
artículo científico

Foto 2.

Linfadenitis eosinofílica con hiperplasia de células plasmáticas (1: linfocito pequeño, 2: linfocito de tamaño medio,
3: linfoblasto, 4: célula plasmática, 6: neutrófilo, 7: eosinófilo; ND: núcleo desnudo, CL: cuerpo linfoglandular).

gía para confirmar o descartar la presencia de células Las muestras citológicas deben obtenerse antes de ins-
metastásicas taurar cualquier tratamiento, sobre todo si se
sospecha de linfoma. Esto es especialmente importan-
Técnica (toma de muestras, extensión y tinción) te si se emplean corticoides, ya que su efecto
linfolítico reduce el valor diagnóstico de la muestra.
La elección del ganglio linfático que vaya a ser objeto
de la aspiración depende de los hallazgos clínicos. En El tejido linfoide se caracteriza por su fragilidad. La rotura
casos de linfadenopatía generalizada debe aplicarse celular dificulta el diagnóstico citológico, ya que se obser-
sobre, al menos, dos ganglios diferentes, evitando los van numerosos restos celulares que pueden complicar la
que se encuentran reactivos incluso en condiciones interpretación. Para minimizar la rotura celular se reco-
normales, como los que drenan la cavidad oral o el mienda, en primer lugar, realizar una toma de muestras sin
tracto gastrointestinal (submandibulares, mesentéri- succión, basada en introducir en el tejido ganglionar sólo
cos). En caso de afectación local, deben realizarse la aguja, realizando varios movimientos, en diferentes di-
varios aspirados, en diferentes direcciones y profundi- recciones y profundidades. La riqueza de la población
dades. En general, los aspirados de ganglios linfoide permite que, en la mayoría de los casos, se obten-
superficiales no son dolorosos (salvo en casos de in- ga una población suficiente para conseguir un diagnóstico
flamaciones agudas) y pueden realizarse sin sedar al citológico. Además, esta técnica permite disminuir la he-
paciente. Para evaluar ganglios intracavitarios (toráci- modilución o la obtención de material necrótico, lo que es
cos o abdominales) es conveniente realizar la toma de frecuente en linfadenopatías de gran tamaño. El segundo
muestras ayudados por la ecografía para incrementar momento en el que debemos extremar las precauciones es
la seguridad diagnóstica. Puede ser necesario sedar al al realizar la extensión de la muestra. Debe realizarse con
paciente para evitar movimientos bruscos durante la mucha suavidad, evitando ejercer una presión excesiva
aspiración de ganglios profundos o poco accesibles . que provoque la rotura celular.

Marzo-Abril 2004 5
artículo científico

Foto 3.

Ganglio reactivo, hiperplasia de células plasmáticas (1: linfocito pequeño, 2: linfocito de tamaño medio,
3: linfoblasto, 4: célula plasmática; ND: núcleo desnudo, CL: cuerpo linfoglandular)

En muchas ocasiones, la gran riqueza celular del En casos de linfoma, existen numerosos estudios que
tejido linfoide favorece que las extensiones sean confirman la posibilidad de realizar tinciones inmu-
demasiado gruesas. Para evitar este problema de- nohistoquímicas en muestras citológicas, para definir
ben realizarse múltiples extensiones con el el fenotipo celular. Podría ser útil, en estos casos, re-
material obtenido de una sola aspiración. Las servar alguna extensión para realizar estas tinciones
muestras gruesas se tiñen de forma irregular, so- específicas
bre todo en la zona central; por ello, es necesario
basar el estudio citológico en las áreas periféricas Interpretación citológica
donde las células se encuentran en monocapa o
incrementar los tiempos de tinción para permitir La validez del diagnóstico citológico de los ganglios
que todas las células capten el colorante de forma linfáticos depende de que las muestras sean adecuadas,
adecuada. tanto en cantidad de células como en su calidad. Una
cantidad insuficiente de material o la presencia de nu-
Como en el resto de muestras citológicas, las técnicas merosas células rotas o degeneradas conlleva una falta
de tinción Romanowsky (incluyendo las versiones rá- de representatividad de la muestra. En ocasiones, estos
pidas) son adecuadas, en la mayor parte de los casos, problemas son consecuencia de las alteraciones necró-
para resaltar los detalles celulares que permiten el ticas del tejido, pero, en muchas otras, depende de la
diagnóstico. toma de muestras. Por lo tanto, siempre es recomenda-

6 Marzo-Abril 2004
artículo científico

ble evaluar varias extensiones y, en caso de muestras Tipos celulares y otros elementos que pueden
de muy baja calidad, repetir la aspiración. estar presentes en una citología ganglionar
(Fotos 1-7)
El aumento de tamaño ganglionar puede deberse a tres
causas: inflamación, hiperplasia o neoplasia. La diferen- 1. Linfocitos pequeños: son células pequeñas, meno-
ciación se basa en definir la presencia de los diferentes res que los neutrófilos, con un núcleo redondo de
tipos celulares y, sobre todo, en establecer la proporción de tamaño semejante a un hematíe, con cromatina
cada uno de ellos (tabla 1). La aplicación de la citología densa, y citoplasma escaso azul pálido.
ganglionar en la clínica reside en diagnosticar uno de es- 2. Linfocitos de tamaño medio: el diámetro nuclear de
tos tres procesos. El objetivo de este trabajo es definir las estas células es semejante a dos hematíes; tienen una
bases del diagnóstico citológico de los ganglios linfáticos, cromatina menos densa y mayor cantidad de cito-
encaminado a diferenciar entre linfadenitis, hiperplasia plasma que puede rodear completamente el núcleo.
linfoide o ganglio tumoral (linfosarcoma o tumor metas- 3. Linfoblastos o linfocitos grandes: El tamaño de los
tásico), para su aplicación inmediata en la clínica. Un linfoblastos es variable, dependiendo de su grado de
estudio más profundo de las muestras citológicas llevado maduración; generalmente se encuentra entre dos y
a cabo por citólogos muy expertos puede proporcionar in- cuatro veces el tamaño de un linfocito pequeño. El nú-
formación adicional referente a los estadios específicos de cleo es redondo, pero la cromatina se dispone de
maduración linfoide y algunos tipos celulares más difíci- forma más fina y difusa y pueden observarse uno o va-
les de clasificar (como las células dendríticas). rios nucleolos. La cantidad de citoplasma, fuertemente

Foto 4.

Ganglio reactivo, célula de Mott (1: linfocito pequeño, 3: linfoblasto, 4: célula plasmática de Mott); señaladas con una flecha se
observan dos células en mitosis

Marzo-Abril 2004 7
artículo científico

basófilo, es mayor. Según la morfología celular, se pue- 6. Neutrófilos: los neutrófilos presentes en los gan-
de definir el tipo celular específico: centrocito, glios linfáticos son semejantes a los observados en
centroblasto, inmunoblasto o linfoblasto. Sin embar- otros tejidos.
go, todos ellos pueden encuadrarse en un genérico 7. Eosinófilos: los eosinófilos presentes en los gan-
“linfoblasto” adecuado para un diagnóstico citológico glios linfáticos son semejantes a los observados en
básico. otros tejidos.
4. Células plasmáticas: Las células plasmáticas derivan 8. Macrófagos: son células fagocíticas que pueden
de los linfocitos B estimulados antigénicamente. Son contener restos celulares o microorganismos en
células ovaladas, con núcleo redondo excéntrico de sus vacuolas citoplasmáticas.
cromatina condensada y citoplasma amplio fuerte- 9. Mastocitos: caracterizados por la presencia de grá-
mente basófilo en el que destaca un área perinuclear nulos citoplasmáticos metacromáticos.
más clara (aparato de Golgi). Las células plasmáticas 10. Otros elementos:
muy activadas pueden presentar numerosas vacuolas • Núcleos desnudos: son núcleos liberados de las
citoplasmáticas (cuerpos de Russell) o tener un cito- células rotas. Son estructuras hinchadas, de co-
plasma teñido de rojo; se denominan células de Mott lor rosado, en contraste con el color azulado de
y células en llama, respectivamente. Las células plas- las células intactas.
máticas inmaduras son semejantes a linfoblastos, • Cuerpos linfoglandulares: son restos de ci-
pero presentan un citoplasma más amplio, de un co- toplasma de tamaño variable, distribuidos
lor grisáceo, que puede contener vacuolas. alrededor de las células. Son estructuras re-
5. Células reticulares y endoteliales del estroma dondas, homogéneas y basófilas. No deben
ganglionar: generalmente no se observan intactas, confudirse con plaquetas o microorganis-
sino en forma de núcleos desnudos. mos.

Foto 5.

Metástasis ganglionar de un mastocitoma.- se observa más de un 3% de mastocitos (1: linfocito pequeño, 9:


mastocito).

8 Marzo-Abril 2004
artículo científico

Foto 6.

Linfosarcoma, predominio de linfoblastos (1: linfocito pequeño, 3: linfoblasto; ND: núcleo desnudo, CL: cuerpo
linfoglandular).

• Pigmentos: es frecuente observar restos de he- 0.04%, eosinófilos.- 0.3% o mastocitos.- 0.02%). En los
mosiderina o melanina, fundamentalmente en gatos es frecuente encontrar un número superior de mas-
el interior de macrófagos. tocitos, incluso en ausencia de eosinófilos.

Citología de un ganglio normal Linfadenitis

En los ganglios linfáticos normales existe una gran En general, la linfadenitis se caracteriza por el incremen-
heterogenicidad celular. Por lo tanto, en las extensio- to en el número de células inflamatorias, que en casos
nes citológicas de un ganglio normal se advierte la extremos, pueden llegar a predominar sobre las células
presencia de diferentes tipos celulares que confieren a linfoides. En cualquier caso, los linfocitos pequeños si-
la muestra un aspecto marcadamente pleomórfico. guen siendo el tipo celular linfoide predominante,
aunque aumenta ligeramente el número de linfoblastos y
La célula predominante en un ganglio normal es el linfo- células plasmáticas.
cito pequeño, que debe constituir un 75-95% de la
población total. También pueden observarse linfocitos de Los ganglios afectados por linfadenitis purulenta (in-
tamaño medio, en número variable. Los linfoblastos y las flamaciones agudas, de origen séptico o aséptico)
células plasmáticas suelen estar presentes, pero en un pe- presentan un aumento de neutrófilos (mayor del 5%
queño porcentaje, inferior al 5% (algunos autores definen de la población total). En procesos sépticos, presen-
que los linfoblastos pueden alcanzar un 10%). tan caracteres degenerativos; si existen bacterias, son
Ocasionalmente, se observa un pequeño número de célu- más fáciles de observar en las áreas periféricas de la
las células inflamatorias (neutrófilos.- 0.1%, macrófagos.- extensión.

Marzo-Abril 2004 9
artículo científico

Foto 7.

Linfosarcoma en fases iniciales: aproximadamente 50% de linfoblastos (1: linfocito pequeño, 3: linfoblasto;
ND: núcleo desnudo, CL: cuerpo linfoglandular)

En casos de linfadenitis granulomatosa se observa un (menor del 3%). La linfadenitis eosinofílica también
aumento del número de macrófagos. En ocasiones, forma parte del complejo del granuloma eosinofílico
puede observarse fagocitosis del agente etiológico felino y de infecciones por microfilarias.
responsable del proceso (leishmanias, hifas) (Foto
1). Pueden aparecer como células gigantes multinu- Hiperplasia reactiva
cleadas o células epitelioides, caracterizadas por (hiperplasia linfoide
citoplasma basófilo con escasas vacuolas y pocos res- benigna)
tos fagocitados. Las infecciones por micobacterias,
los procesos inmunomediados crónicos y las infec- En ocasiones, no puede establecerse una diferencia-
ciones crónicas no supurativas cursan con este ción clara entre un ganglio normal y un ganglio
patrón citológico. hiperplásico. El ganglio hiperplásico es la respuesta a
altas concentraciones antigénicas que estimulan el
Los procesos micóticos pueden cursar, también, con una sistema inmune. Las reacciones ganglionares pueden
inflamación mixta piogranulomatosa. ser localizadas o generalizadas, como en casos de in-
fecciones felinas víricas o ehrlichiosis y leishmaniosis
Los ganglios que responden a procesos de hipersensi- canina. En ocasiones, estos antígenos también atraen
bilidad presentan un aumento significativo de células inflamatorias, por lo que se produce un patrón
eosinófilos (mayor del 3%) (Foto 2) y mastocitos mixto de linfadenitis y ganglio reactivo.

10 Marzo-Abril 2004
artículo científico

La forma más frecuente de hiperplasia reactiva se caracte- Hay que tener en cuenta que los mastocitos son célu-
riza por una reacción de células plasmáticas. Se mantiene las que pueden encontrarse en ganglios normales y, en
la imagen pleomórfica con predominio de linfocitos pe- mayor número, en linfadenitis o ganglios reactivos;
queños. Sin embargo, se observa un incremento en el por lo tanto, en ocasiones hay que tener precaución
número de linfoblastos, en diferentes fases de madura- para definir la presencia de células metastásicas. En
ción, que pueden alcanzar el 15% de la población total general, el hallazgo de más de un 3% de mastocitos
(hasta un 25% según algunos autores). También se obser- suele ser indicativo de infiltración tumoral (Foto 5).
va un aumento de macrófagos, que puede superar el 2%.
Los melanófagos también son células habituales en gan-
En la mayoría de los casos, el hallazgo más caracterís- glios linfáticos. No deben confundirse con melanocitos,
tico del ganglio reactivo es el incremento de células que presentan gránulos de melanina más finos y disper-
plasmáticas, cuyo número puede superar el 10% en sos y que son indicativos de metástasis de un melanoma.
determinadas zonas de la extensión (Foto 3). Pueden
observarse células de Mott (Foto 4) o células en lla- Las células de los procesos leucémicos pueden infiltrar de
ma. En casos de hiperplasia plasmática severa, el forma secundaria los ganglios linfáticos. En ocasiones es
incremento de células plasmáticas no es proporcional difícil diferenciar blastos mieloides de linfoblastos. En leu-
al aumento de linfoblastos. En casos extremos debe cemias linfoides puede ser difícil diferenciar una afectación
establecerse un diagnóstico diferencial con el mielo- secundaria ganglionar de un linfosarcoma primario.
ma múltiple, cuya diferenciación reside más en el
aspecto morfológico de las células que en su número. No obstante, siempre debe recordarse que la ausencia de
células neoplásicas en una citología no descarta la presen-
Las enfermedades víricas felinas (leucemia o inmuno- cia de las mismas en el tejido. Los tumores que invaden
deficiencia) pueden desencadenar una reacción ganglio de forma difusa son fáciles de diagnosticar, pero,
ganglionar extrema con incremento masivo de dife- en ocasiones, los tumores metastatizan en focos que pue-
rentes tipos de linfoblastos, que puede ser difícil de den no ser aspirados.
diferenciar del linfosarcoma.
Linfosarcoma
Por último, existe una forma de hiperplasia linfoide,
denominada folicular, que se caracteriza por una po- El estudio citológico de los ganglios linfáticos permi-
blación monomórfica de linfocitos pequeños con te diagnosticar el 90% de los linfosarcomas caninos.
núcleo condensado y escaso citoplasma en ausencia de En la especie felina no se alcanza este nivel de sensi-
células plasmáticas u otras células linfoides. Puede ser bilidad, ya que, en ocasiones, es difícil diferenciar las
difícil de distinguir de linfosarcomas de células peque- neoplasias linfoides de las hiperplasias de linfoblastos
ñas, por lo que puede ser necesario establecer el en gatos jóvenes afectados por leucemia felina.
diagnóstico con tinciones inmunohistoquímicas.
En el linfosarcoma se produce la suspensión de la ma-
Ganglio metastásico duración de un clon maligno de células linfoides. A
medida que la enfermedad avanza, la población gan-
El diagnóstico de metástasis ganglionar es sencillo, ya que glionar normal es sustituida por una población, más o
se basa en la observación de células que no forman parte menos homogénea, de linfoblastos. Cuando las células
del tejido ganglionar normal. Los tumores que metastati- inmaduras constituyen más del 50% de la población
zan con mayor frecuencia a ganglio linfático son los linfoide puede diagnosticarse un linfoma; cuanto ma-
carcinomas, mastocitomas y melanomas. La imagen cito- yor sea este porcentaje, mayor seguridad diagnóstica
lógica depende del grado de afectación. Normalmente, la (Foto 6). En estadios iniciales del proceso, antes de al-
población linfoide se mantiene dentro de la normalidad o canzar un porcentaje suficiente de células inmaduras,
aparecen cambios reactivos; en casos avanzados, las célu- es más complicado confirmar el diagnóstico (Foto 7).
las tumorales pueden sustituir completamente al tejido
linfoide, sobre todo en mastocitomas y melanomas. El clon celular del que proceden las células neoplásicas
marca la morfología celular predominante. La mayoría
Las células del carcinoma deben diferenciarse de célu- de los linfosarcomas en el perro son de alto grado, que
las de estroma ganglionar y de macrófagos epitelioides. proceden de células muy inmaduras (tamaño nuclear

Marzo-Abril 2004 11
artículo científico

Tabla 1: proporción de los tipos celulares presentes en las principales patologías ganglionares
Hiperplasia plas-
Gg normal Linfadenitis Metástasis Linfoma
mática
Predominio
Linfocitos
75-95% 75-90% 70-80% (si no existe una < 50%
maduros
invasión masiva)
<5%
Linfoblastos 5-10% 10-25% 5-10% >50%
(<10%)

Células plasmáticas <5% <5% Puede superar el 10% Hiperplasia Escasas o ausentes
Hasta un 2%
Macrófagos 0.04% (procesos Hasta un 2% Aumento Escasas o ausentes
granulomatosos)
<5% (procesos Aumento en casos de Aumento en casos de Aumento en casos de
Neutrófilos 0.1%
purulentos) necrosis necrosis necrosis
Aumento en
>3% (procesos de
Eosinófilos 0.3% Escasos metástasis de Escasas o ausentes
hipersensibilidad)
mastocitoma
<3% (procesos de
Mastocitos 0.02% (> en gatos) Escasos > 3% en metástasis Escasas o ausentes
hipersensibilidad)
Células neoplásicas no
Ausencia Ausencia Ausencia Presencia Ausencia
linfoides

Restos celulares Moderada cantidad Abundantes Abundantes Abundantes Muy abundantes

Atípicas en la
Mitosis Escasas Escasas Escasas Frecuentes, atípicas
población neoplásica

mayor de 3 hematíes) y fáciles de diferenciar de linfo- linfoblastos), ya que el tejido linfoide neoplásico
citos normales. El linfosarcoma de bajo grado procede es todavía más fragil
de linfocitos pequeños (tamaño nuclear entre 1 y 2 he- • escasa cantidad o ausencia de células plasmáticas,
matíes) y puede ser muy difícil establecer una lo que permite establecer la diferencia con gan-
diferenciación con hiperplasias foliculares. glios reactivos
• escasas células inflamatorias (salvo en los casos de
En general, la característica que sobresale en el diag- necrosis tisular)
nóstico citológico de los linfosarcomas es la pérdida • aumento del número de mitosis, con formas atípi-
del pleomórfismo típico de ganglios normales o hiper- cas (la presencia de 2-3 mitosis por campo de 400
plásicos, ya que se observa una imagen monótona de suele ser indicativo de linfomas de alto grado).
células en semejante estadio de maduración. Este con-
cepto, más que la propia morfología de las células o la Bibliografía
presencia de los típicos caracteres citológicos de ma-
lignidad, es la base del diagnóstico. Según el tipo • BAKER, R Y LUMSDEN, JH: The lymphatic system. En: Color
celular neoplásico, el proceso puede clasificarse según atlas of cytology of the dog and cat; ed Mosby, St. Louis, 2000;
alguno de los esquemas propuestos para el perro pp: 71-77
(Kiel, Working Formulation), aunque esta diferencia- • COWELL, RL: Citology-part II; Vet Clin North Am, 33 (1), 2003
ción no es básica para establecer un diagnóstico. • DUNCAN, JR: The lymph nodes. En: Cowell, RL, Tyler, RD y
Además, esta clasificación de linfosarcomas es más Meinkoth, JH : Diagnostic citology and hematology of the dog
fiable en muestras procesadas por histopatología. and cat; Mosby, St Louis, 1999. 2ed; pp: 97-102
• FOURNEL-FELURY, C, MAGNOL, JP Y GUELFI, JF: The
Otras características que acompañan a la citología de lymph node. En: Color atlas of cancer cytology of the dog and
linfosarcoma son: cat; CNVSPA, Paris, 1994; pp: 243-264
• mayor cantidad de cuerpos linfoglandulares o nú- • THRALL, MA: Cytology of lymphoid tissue. Comp. Cont.
cleos desnudos (que no deben confundirse con Educ. Pract., 9(2), 1987

12 Marzo-Abril 2004