CASTORIADIS

1) CASTORIADIS Conrado Tostado

2)

HOY Cornelius Castoriadis Palabras finales de ``Hecho y por hacer'', 1989.

CASTORIADIS

Conrado Tostado
La Jornada Semanal, 22 de febrero de 1998 http://www.jornada.unam.mx/1998/feb98/980222/sem-conrado.html

Hace unos días murió Cornelius Castoriadis, uno de los pensadores más influyentes de nuestros días. En su obra, Castoriadis no se limitó a reseñar las contradicciones del socialismo real y llevó sus interrogantes a los valores de la sociedad occidental. Conrado Tostado, quien fue su alumno en el Seminario , hace una semblanza del autor de La institución imaginaria de la sociedad. Publicamos también un texto de Castoriadis sobre los retos del futuro.

En 1983, Castoriadis traducía y comentaba el ``Discurso fúnebre'' de Pericles, en particular el pasaje donde se pregunta por qué murieron aquellos ciudadanos atenienses en combate y responde, según éste: ``Vivimos en y para la belleza con sencillez, en y para el razonamiento -o la interrogación razonada- sin desmayo.'' Aquellos ciudadanos, añadía Castoriadis, entraron en batalla por amor a su manera de vivir, a la democracia, algunos de cuyos objetivos -y razones- definía Pericles con aquellas palabras, que para Castoriadis eran la respuesta y a la vez el enunciado de una de las preguntas que frecuentaba y que más me conmovieron a lo largo de los cinco años que asistí a su seminario (el cual, en uno de sus aspectos más urgentes, se podría ver como una

a la autonomía individual y colectiva. irresponsabilidad o falta de imaginación. ¿no es cierto? Se han escrito bibliotecas enteras acerca de ellas''. eran un objetivo digno para la vida. cuando comenzó a llevar su grabadora. Pues se puede crear riqueza o bienestar. a la que se ha reducido). cada sociedad tendría que volver explícitos sus propios fines. a la vez burocrática y falsamente técnica. claro. me miró un instante con seriedad. entendida como duda y recreación del sentido de la institución social y no como esa actividad. si no serían necesarias metas más allá de ellos. tras arduas meditaciones. si los valores políticos bastarían por sí mismos para que los individuos desearan la democracia. en otros momentos de sus ``elucidaciones''. bajo un régimen despótico. las palabras ``belleza'' y ``verdad'' han caído en descrédito. su último libro.Defensa de la política -título que sugerí para una antología inédita de sus ensayos-. de ``autocreación''-: de hecho. en las ideas y en la práctica. ``en y para'' la búsqueda razonada y sin desmayo de la verdad fueron. Por lo demás. Siempre reflexionó y actuó* en contra de algo. como las que refería Pericles. para abrir el camino. no eludí la humillante impresión de que ese aparato nos sustituía y en cierta ocasión le pregunté. además. si los placeres de la vida privada. Por fatiga o cinismo. el silencio que seguía a sus exposiciones siempre resultaba embarazoso (``¿Por qué no comentan ni preguntan? ¿Todo está demasiado claro? ¿O demasiado oscuro?''). ante lo cual arrugó su frente y gruñó: ``Sí. sin duda. si la democracia era deseable o necesaria porque resultaba la única manera de hacer ¿qué? y aquí. para afirmar y esclarecer el concepto de ``creación'' -y sobre todo. Castoriadis se preguntaba. sonrió y me devolvió la pregunta: ``¿De verdad? ¿Podemos percibir su belleza sin entender su sentido?'' En otro momento. al grado que. En otras palabras. a propósito de lo que ahora provisionalmente llamo ``verdad''. algunos de los sentidos de la vida de Cornelius Castoriadis. evocó la incomparable experiencia del filósofo a quien. repito. de un modo rudimentario: ``Nos podemos equivocar sobre el sentido de una tragedia. como optó por llamarlas. donde recogería . por ejemplo. y que ahora las asocio con dos momentos enigmáticos de su seminario: a lo largo de meses reflexionó sobre el sentido de la tragedia griega. debo decir que raras veces se encuentran en sus escritos -prefería expresiones como ``presentación del abismo''-. Pero nunca nos equivocamos sobre su belleza''. Vivir ``en y para'' la belleza sin amaneramiento. de administración y lucha por el poder. Castoriadis se preguntaba si el ``bienestar''. ``la cosa le sonríe''.

En lugar de la manida mesa.lo esencial de su mirada sobre la psiquis y lo social-histórico y que tal vez dejó inconcluso. con una mezcla de sencillez y altanería. constituye. como lo llamó (que data de fines de los años cuarenta y cuyos argumentos fueron retomados abundante y tardíamente. en lo social-histórico. estructuralista o lacaniano. ``¿Música o sobre música?''. la economía -durante más de una década de desempeñó como economista en la OCDE. incluso por sus detractores). para mencionar algunas corrientes que le tocó enfrentar en lo inmediato y antes que muchos otros pensadores-. los estantes de cierto estudio de su departamento. también fustigó la incapacidad complaciente que dio lugar al ``posmodernismo''. a pesar de todo. como acostumbraba decir. su obra resulta un antídoto contra la increíble inercia que transformó a la filosofía occidental en un conjunto de ``notas a pie de página''. la sociología y la historia. donde me recibió algunas veces. es decir. en su curso solía dar como ejemplo de ``ser'' una fuga de Bach o alguna otra composición musical -creo que para burlar los prejuicios objetivistas-. un erudito sino un creador riguroso y vigoroso. en la mayoría de los casos. la ``deconstrucción'' y otras corrientes que hasta hace poco se veían con glamour en las universidades. sin embargo. el pensamiento político -su crítica al socialismo real o ``sociedad burocrática''. en filosofía y en política. a una ley que siendo producto suyo. una de las maneras -otra es la religión. semejante al de los mecánicos que conocen y admiran las piezas sueltas del automóvil. Y ese ``algo''. fue el ubicuo determinismo -cuya última versión en Occidente la proporcionó el racionalismo. En medio de una increíble fragmentación del conocimiento. un remedio contra el pasmo de los filósofos ante sus herramientas. no estaban repletos de libros sino de discos. En sus últimos años. de allí que en alguna ocasión le preguntara si había escrito algo sobre música.y las ciencias ``duras''. cree invariable y ajena a una comprensión. ``escritor''. siempre se llamó a sí mismo.de ocultar la autocreación del ser y justificar lo que él llamó ``heteronomía'': la sujeción del hombre. debió defender la coherencia interna de su obra. del pensamiento antiguo -la mayoría de las veces de Platón-. y una defensa de la posibilidad de crear.y la filosofía en sentido estricto. el aspecto mejor conocido de su obra. Más allá de estas polémicas. Ejerció el psicoanálisis -abrió su consultorio a principios de los años setenta. además. exterior a las cosas y por lo tanto limitada y banal. inquirió. No fue un scholar ni.y la antropología. . se habría llamado La creación humana. marxista o freudiano. pero renuncian a preguntarse adónde podrían o deberían ir. en el campo del pensamiento. quizás.

Zoé. con dulzura-. me susurró alguna vez Castoriadis.que se ejercía con una asombrosa eficacia y ductibilidad. a lo cual contribuía. con la palma de su mano derecha y viceversa. con un gesto insólito. pues lo hacía poco y. los codos al aire. su aspecto. Los antiguos griegos. dijo: ``¡Trabaje fuerte!'' . se detenía para contemplar lo dicho y. cuando citó un escrito mío en su curso -raro honor. su rápida y generosa respuesta me avergonzó: ``Los poetas siempre han visto las cosas antes. Tuvo amigos en México. hasta entonces -y creo que hasta ahora-. Se vestía con simpleza y casi desaliño -alguna vez se rió de eso-.``Sobre música'' aclaré. y para mi asombro respondió: ``Hace treinta años que escribo música. nos miraba un instante con curiosidad -la mayoría de los treinta o cuarenta participantes tenía cabellos canos y provenía de diferentes disciplinas y ciudades europeas. quizá. me dijo que ambos admiraban la ``rapidez y precisión'' del juicio de Octavio Paz. desesperado. Al escucharlo. su esposa -``en griego significa vida''. no quiero hablarle como maestro ni como camarada. para denostar-. apreciaban la potencia y agilidad de la argumentación de un modo semejante a las luchas de atletas. aunque lo sea. escrupulosamente calva. sino como amigo. más por parálisis ante su personalidad inabarcable que por respeto. En invierno. se habían tocado esas partituras. sin duda. sólo era una guía. No he vuelto a oír ni a leer nada sobre ellas y esa noche. a veces se acodaba con fuerza sobre la mesa y se despegaba un instante de la silla. se frotaba el lado izquierdo de su fantástica cabeza. ƒl hablaba con todo su cuerpo. por lo general. formado por todo tipo de papeles. llegaba al salón tocado por un gorro de astracán. Soportaba mal nuestra timidez y vacilación: ``¡Hablen como el apóstol San Pablo!''. de hecho. a la literatura. hechas con diferentes tintas (por lo general roja) en el reverso de las pruebas mecanográficas de sus ensayos. uno de ellos sería. me preguntó a propósito de Julián Meza: ``está en París y creo que le gustaría tratarlo''.'' La última vez que lo vi en París le confesé que me dedicaba. depositaba en la mesa un legajo de papeles con anotaciones impacientes. Si debiera contar con los dedos de una mano mis días de excepción. cada día más. guardé silencio. nos pidió un día. al salir me tomó del brazo y con su voz más cálida me dijo: ``Leí su tesis. otras.y rugía un seco ``Bon jour!'' No daba lectura: aquel legajo.'' Nunca.'' Y al despedirnos. ``¿Conoce al señor Mezza?''. se tenía la impresión casi física de estar ante una fuerza torrencial -un toro.

de un modo inesperado. ocasional pero significativamente. 1989. se hartaron del cansancio y del escepticismo-. durante los cuales se vio. en España lo frecuentaban militantes de extrema izquierda. perseguido a la vez por comunistas y fascistas (``Fue más fácil escapar de ellos que entender la naturaleza social de la URSS''. * No detallaré su militancia política a lo largo de más de treinta años.'' Murió la noche del 26 de diciembre de 1997 de un infarto. Este ``Aristóteles en calor''. los más interesados fueron los disidentes de los países del Este. sigue siendo un escritor incómodo. ni el papel que durante quince años jugó ``Socialismo o barbarie''. cuando lo disolvió al reconocer la ``complicidad'' de las sociedades occidentales con su opresión. Sus lectores resultan heterogéneos y contradictorios: los más activos se cuentan en las universidades norteamericanas. como lo llamó su amigo Edgar Morin. precisamente al corazón. el grupo de revolucionarios que fundó y orientó hasta mediados de los sesenta.A mediados del año pasado recibí su libro Fait et a faire. Traducción: Conrado Tostado . el número de sus lectores franceses creció con brusquedad en los últimos años -al parecer.'' HOY Cornelius Castoriadis Palabras finales de ``Hecho y por hacer''. y en América Latina sólo se tienen vagas referencias de él -no deja de sorprender que uno de los primeros en comentar su muerte en México haya sido Carlos Castillo Peraza. ni la energía con la que en varias ocasiones lo vi actuar en asambleas políticas poco favorables: baste con evocar el breve y desconcertante epitafio de Sófocles: ``Peló como león. con esta dedicatoria: ``De todo corazón. dijo).

el conformismo generalizado (lo cual. es lo que manifiestan. ¿nada cambió desde 1957? Sí. y la segunda sufrido un eclipse prolongado. la rápida caducidad técnica y ``moral'' de todos los ``productos''. dispuesto a responder a todas las solicitudes de una maquinaria económica que destruye cada vez más la biosfera del planeta para producir ilusiones llamadas mercancías. Que Polonia o Hungría se vuelvan como Portugal es. desde luego. la atomización de la sociedad. sin memoria y sin proyecto. Emerge un nuevo tipo de individuo. se ve profundamente amenazada al menos por dos factores. tanto de los trabajadores como de la población en general. ``se explica'' históricamente. De las dos significaciones imaginarias nucleares cuya lucha ha definido al Occidente moderno: la expansión ilimitada de la pseudo-dominación pseudoracional y el proyecto de autonomía. los individuos que fabrica la . se escapan entre los dedos. se llama pomposamente posmodernismo). la frustración.Entonces. A largo plazo. saltando de un ``placer'' a otro. el onanismo consumista. las actitudes. tanto para los polacos y los húngaros como para todo el mundo. evidentemente. Todo esto se ha materializado en estructuras pesadas: la carrera loca y potencialmente letal de la tecno-ciencia autonomizada. ¡y de qué modo! -y se convirtió en el centro de mis preocupaciones desde 1959. televisivo y publicitario. el capitalismo por fin logró fabricar al tipo de individuo que le ``corresponde'': perpetuamente distraído. pero no cambia en nada el diagnóstico. a las sociedades liberales y ricas (un séptimo de la población mundial). Me refiero. por cierto. por cierto. ``riquezas'' que. si se considera al Tercer Mundo (que hasta ahora sólo ha adoptado los peores productos de Occidente) o incluso a los países del Este (donde las admirables luchas por la libertad que se desarrollan actualmente no logran darse ningún objetivo nuevo -lo cual. administrativas y financieras. Gracias a una multitud de factores que no tengo por qué volver a analizar aquí (y que en el fondo no explican nada). Al parecer. pero no se vuelve nada rosa. Esta situación. la primera parece haber triunfado en todos los campos. infinitamente preferible a la situación actual. en la esfera de la cultura. han cambiado profundamente -al menos. La imagen se complica. creciendo sin cesar. Pero nadie me puede obligar a pensar que Portugal -o incluso Estados Unidos. La población se hunde en la privatización y cede el dominio público a las oligarquías burocráticas. definido por la avidez. El primero concierne a las consecuencias de la forma presente del capitalismo en la autorreproducción continua del sistema.representa la forma más acabada de la sociedad humana).

Sólo una actividad autónoma de la colectividad puede instaurar una sociedad autónoma. por la democracia y la libertad. presupone. Así llegamos al nudo gordiano de la cuestión política de hoy en día. con las poblaciones occidentales tal y como son actualmente. entre otras cosas. tendrá que administrar los recursos del planeta como buen padre de familia. del conformismo. cuando todo sea vendible. el capitalismo ya no podrá funcionar. Lo más probable es que. Este es el ``precio a pagar'' por una transformación de la sociedad. ciertamente no: prefiero infinitamente ganar un nuevo amigo que un nuevo coche. ya irreversible -y que continúa a un ritmo acelerado-. Preferencia subjetiva. sin duda. Pero ¿''objetivamente''? Cedo con mucho gusto a los filósofos políticos la tarea de ``fundar'' el (pseudo)consumo como valor supremo. ¿Es un precio muy alto? Para mí. en otras palabras. una gran catástrofe ecológica conduzca a un nuevo tipo de fascismo antes que a cualquier otra cosa. Y tal actividad presupone que los hombres adopten fuertemente otra cosa que la posibilidad de comprar una nueva televisión a colores. que lo ``económico'' deje de ser el valor dominante o exclusivo. y de hecho. con el ritmo actual. de ningún modo. En una palabra. Más profundamente. De hecho. de la carrera al consumo. una solución ``positiva''. de los recursos de la biosfera acumulados durante tres mil millones de años. dominar radicalmente a . Digámoslo más claramente aún: el precio a pagar por la libertad es la destrucción de lo económico como valor central. El segundo factor tiene que ver con el límite ecológico que tarde o temprano encontrará el sistema. la ``riqueza'' capitalista se compró con la destrucción. del cinismo. ocupe el lugar de la distracción.ÊPero hay algo más importante. presupone que la pasión por los asuntos comunes. único. Esta antinomia interna y aquel límite externo no ``garantizan''. Si las cosas siguen su carrera presente. ¿Quién cree que.sociedad actual no podrán reproducirla. de cualquier modo tendrá que pagarse ese precio. la destrucción de la Tierra pueda durar un siglo? ¿Quién no ve que se aceleraría aún más si los países pobres se industrializan? ¿Y qué hará el régimen cuando ya no pueda sujetar a las poblaciones suministrándoles constantemente nuevas chácharas? Si el resto de la humanidad debiera salir de su insostenible miseria y si la humanidad entera quiere sobrevivir sobre este planeta en un steady and sustainable state.

invistiendo otras significaciones. emasculando lo que pensamos y queremos. pero también lo puede hacer libremente la colectividad humana. corresponde con las aspiraciones de los hombres contemporáneos. Lo que es no nos necesita. los pueblos son cómplices activos de la evolución en curso. Pero.que nada de esto. sino lo que podría y debería ser. Es cierto -lo vi y lo dije antes que muchos otros.la tecnología y a la producción. bajo esta perspectiva y como un momento de esta inversión de valores. aceptar una vida frugal. al parecer. Lo cual puede ser impuesto por un régimen neofascista. organizada democráticamente. para darnos una idea. Más aún. ¿Lo serán indefinidamente? ¿Quién podría decirlo? Pero una cosa es cierta: no será corriendo tras ``lo que se ve bien'' o ``lo que se dice''. No he vuelto a hacer los cálculos. como aumentaremos las oportunidades de la libertad. la igualdad de salarios y rentas me parece esencial. que de cualquier modo estarían plagados de inmensos márgenes de incertidumbre. el de un simple medio de la vida humana. podríamos decir que ya sería bastante si pudiéramos asegurar ``indefinidamente'' a todos los habitantes de la Tierra el ``nivel de vida'' de los países ricos en 1929. aboliendo el monstruoso papel de la economía como fin y dándole su justo lugar. Independientemente de una multitud de otras consideraciones. .