2011

VIOLENCIA INTRAFAMILIAR

Realizado por: Chuquimarca Zurita Yajaira.

Proyecto de Herramientas de Colaboración Digital.

Tabla de Contenido

1. PRÓLOGO .................................................................................................................... IV 2. Introducción ................................................................................................................... V 3. OBJETIVO ................................................................................................................... VI 4. JUSTIFICACION ......................................................................................................... VI 5. BIBLIOGRAFIA. ........................................................................................................ VII 6. UNIDAD I ...................................................................................................................... 1 6.1 GÉNERO Y PODER ......................................................................................................... 1 6.2 ¿Qué es sexo? ............................................................................................................... 1 6.3 ¿Qué es género? .......................................................................................................... 2 6.4 Sistema social de género. ............................................................................................. 2 6.5 6Androcentrismo ......................................................................................................... 2 6.6 Roles de género y estereotipos de género.................................................................... 3 6.7 Relaciones de poder y empoderamiento ...................................................................... 4 6.8 Comprendiendo la equidad de género ......................................................................... 4  Doble parámetro: ..................................................................................................................5  Deber ser de cada sexo: ........................................................................................................5  Dicotomismo sexual: .............................................................................................................6  Familismo: .............................................................................................................................6 6.9 Empoderamiento. ........................................................................................................ 6 6.10 ¿Qué acciones debemos realizar para lograr este empoderamiento? ........................ 7 7. UNIDAD II ........................................................................................................................ 9 7.1 VIOLENCIA DE GÉNERO................................................................................................ 9 7.2 El género en un contexto de creciente violencia. ........................................................ 9 7.3 ¿Qué se entiende por violencia de género? ................................................................. 9 7.4 Tipos de violencia de género. ................................................................................... 10 7.5 Mitos sobre la violencia de género. .......................................................................... 16

I

8.

UNIDAD III ................................................................................................................... 19
8.1 VIOLENCIA INTRAFAMILIAR ............................................................................................. 19

8.2 ¿Qué es la violencia intrafamiliar? .................................................................................... 19  Contexto y definición ........................................................................................................... 19 8.3 8.4 8.5 8.6 8.7 8.8 8.9 Violencia contra la mujer en el ámbito intrafamiliar ........................................................ 22 Maltrato a niños, niñas, adolescentes .............................................................................. 24 Maltrato a adultos mayores en la familia ......................................................................... 25 El ciclo de la violencia. ...................................................................................................... 26  ¿Qué es el ciclo de la violencia? ........................................................................................... 26 Primera fase: acumulación de tensión. ............................................................................ 27 Segunda fase: explosión de la violencia ........................................................................... 28 Tercera fase: arrepentimiento y luna de miel................................................................... 28

8.10 ¿Por qué razón la persona agredida no termina con la relación que le ............................ 29 8.11 daño ................................................................................................................................. 29 9. 9. UNIDAD IV ............................................................................................................... 32 9.1 9.2 9.3 9.4 9.5 9.6 9.7 9.8 INSTRUMENTOS INTERNACIONALES DE PROTECCIÓN ...................................................... 32 LA VIOLENCIA DE GÉNERO ................................................................................................ 32 Ecuador y los instrumentos internacionales de derechos de las mujeres. ........................ 33 La CEDAW Convención sobre la Eliminación de todas las formas d ................................ 33 Discriminación contra la Mujer ....................................................................................... 33 Leyes que combaten la violencia de género y violencia intrafamiliar y sus ...................... 34 Ámbitos de acción. ........................................................................................................... 34 La violencia de género e intrafamiliar en la Constitución. ................................................ 34

9.10 LEY CONTRA LA VIOLENCIA A LA MUJER Y LA FAMILIA..................................................... 35 9.11 Principal contenido de la Ley:........................................................................................... 35 9.12 Nuevos Juzgados de Violencia contra la Mujer y la Familia: ............................................. 36

II

Tabla de Ilustraciones.
Ilustración 1 Genero y poder. ............................................................................................................................. 1 Ilustración 2 Emponderamiento. ........................................................................................................................ 5 Ilustración 3 Empoderamiento logros................................................................................................................. 8 Ilustración 4 Violencia contra la mujer. ............................................................................................................ 10 Ilustración 5 Violencia de género. .................................................................................................................... 10 Ilustración 6 Violencia Psicológica. ................................................................................................................... 11 Ilustración 7 Violencia sexual. .......................................................................................................................... 11 Ilustración 8 Meditar. ...................................................................................................................................... 15 Ilustración 9 No a la violencia. ......................................................................................................................... 18 Ilustración 10 Respeto. .................................................................................................................................... 18 Ilustración 11 Cuadro de la violencia intrafamiliar. ........................................................................................... 20 Ilustración 12 Maltrato contra la mujer. .......................................................................................................... 23 Ilustración 13 No al maltrato infantil. .............................................................................................................. 24 Ilustración 14 No al maltrato a los adultos mayores. ........................................................................................ 25 Ilustración 15 Indicios de la violencia. .............................................................................................................. 26 Ilustración 16 Fases de la violencia. ................................................................................................................. 27 Ilustración 17 Circulo de la violencia Intrafamiliar. ........................................................................................... 31

Contenido de Tablas.
Tabla 1 violencia emocional. ............................................................................................................................ 12 Tabla 2 Violencia sexual .................................................................................................................................. 13 Tabla 3 Violencia socio económica ................................................................................................................... 14 Tabla 4 Modalidades de la violenica intrafamiliar- ........................................................................................... 21 Tabla 5 Características de la relación violenta. ................................................................................................. 22

ˆ Hipervínculo al mismo documento.

III

PRÓLOGO
La familia, es la célula clave del mundo, por lo tanto, la comprensión, el amor, el diálogo son los ingredientes importantes para un hogar ejemplar. Sin embargo, nuestra sociedad basada en un machismo de género, hace que Construyamos aprendizajes alrededor de cómo nos tenemos que relacionar. Así hemos aprendido erróneamente que la manera de resolver las diferencias y Conflictos es a través de la violencia. La violencia en el espacio familiar es un hecho significativo en el mundo entero. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) entre un 10% y un 69% de las mujeres señalan haber sido agredidas físicamente por una pareja masculina en algún momento de sus vidas. En el caso del Ecuador, según la Encuesta Demográfica de Salud Materna e Infantil -ENDEMAIN (2004) el 46% de mujeres en todo su ciclo de vida (2·455.302) afirman haber vivido violencia física, psicológica o sexual; mientras una de cada cuatro mujeres sufre violencia durante el embarazo. No obstante, sólo el 7% de ellas busca algún tipo de apoyo o denuncia. Asimismo, se registra que el 52% de niños, niñas y adolescentes del Ecuador son educados con castigos físicos por parte de sus padres y madres; y seis de Cada diez afirma ser reprendidos con insultos, burlas o encierro.

IV

Introducción
La violencia intrafamiliar ha aumentado con el pasar de los años, y eso que el mundo ha cambiado totalmente a comparación de siglos atrás, pero aun persiste la violencia dentro del hogar en pleno siglo XXI. Hay familias en donde existe respeto, igualdad de género, pero a nivel mundial según estadísticas de la ONU continúan existiendo la violencia en los hogares. La violencia intrafamiliar implicas a varios de los integrantes de las familias; pues no solo refiere al maltrato del hombre contra la mujer, o viceversa, pues el maltrata verbal o físico contra los menores del hogar y adultos mayores que forman parte de la familia, encierra todo a lo que se denomina: Violencia intrafamiliar. Más adelante se profundizara sobre: fases del ciclo de la violencia en los hogares y algunos mitos sobre ella, ya que no solo es cuestión de niveles sociales. Se dará a conocer diversas formas en la que se puede dar la violencia, por lo que se las ha dividido en cuatro grandes tipos: Violencia física, violencia psicológica, violencia sexual y violencia patrimonial o económica. Y conoceremos algunas instituciones del Ecuador, quienes se encargan de indagar, solucionar o proteger a víctimas de violencia ejecutada por el agresor/a del hogar.

V

OBJETIVO
Dar a conocer sobre un grave problema a nivel mundial que es la ¶violencia intrafamiliar·, ya que en la actualidad aun continua existiendo esa desigualdad de géneros y que no depende de la clase social de cual uno provenga. Saber de las instituciones de apoyo que existen en el Ecuador, sus funciones y cuál es la ayuda que estas darían a las víctimas que hayan sufrido cualquier tipo de violencia.

JUSTIFICACION
Si se realizaran encuestas en un cierto sector de la ciudad de Guayaquil o algún Colegio de esta, veríamos los porcentajes de las personas (hombres, mujeres, niños y ancianos) que han sufrido alguna vez algún tipo de violencia dentro del hogar. Mientras realizaba mis estudios secundarios tuve la oportunidad de conocer a muchas amigas con quienes compartíamos nuestros logros, secretos, pérdida das, problemas de la familia etc. Ahí pude constatar que cada persona vive un mundo totalmente diferente al otro. Tuve amigas, quienes me comentaban que jamás habían sufrido un maltrato de parte de su padre o madre, a diferencia de otras amigas que penosamente han presenciado a sus padres maltratando a sus progenitoras o a sus hijos/as. Eso fue uno de mis motivos, por el cual elegí este tema a tratar.

VI

BIBLIOGRAFIA.
Š CEDAW- Convención sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación en contra de la Mujer. Documento electrónico. http://www.unhchr.ch/spanish/html/menu3/b/e1cedaw_sp.htm Š (2001). ³Género y Equidad´. Folleto Temático. Programa de Derechos y Ciudadanía. Quito Š CEPAM (2005). Guía para facilitadoras en la conducción de grupos de apoyo para mujeres. Guayaquil: CEPAM Š (2007). Conociendo, exigimos nuestros derechos. Guías e capacitación sobre violencia intrafamiliar y derechos de la familia. Guayaquil: CEPAM/Oxfam. Š CEPAR (2005). Encuesta demográfica de salud materna e infantil ± ENDEMAIN 2004. Informe final. Disponible en:http://www.cepar.org.ec/endemain_04/nuevo05/pdf/texto/01_introduccion.pdf, consultado mayo 2009. Š CEPLAES (2009). ³Boletín Alerta´ No. 12. Del Observatorio del derecho de las mujeres a una vida sin violencia. Quito: CEPLAES. Š CONAMU (2008). Constitución de la República del Ecuador 2008. Derechos de las mujeres. Quito: CONAMU Š FES ILDIS/CEPAM (2004) Manual de atención legal en casos de violencia Intrafamiliar y de género (2004). Quito: FES ILDIS/CEPAM. Š Referencia: Módulo III Policía Nacional del Ecuador Dirección Nacional del Ecuador. ³Violencia Intrafamiliar´; Trabajo de compilación: Lcdo. Max Campos Gallegos. Coronel de Policía de E.M. MSc. Bolívar Tello Astutillo. Mayor de Policía

VII

Proyecto: Violencia Intrafamiliar.

6. UNIDAD I
6.1 GÉNERO Y PODER

E

l género constituye las características que aprendemos desde que nacemos. Por ejemplo, cuando nos visten con ropita rosada o celeste; nos enseñan a jugar con pistolas, carros y pelotas o con muñecas y casitas; y cuando nos dicen lo que como niños y niñas podemos y debemos hacer y sentir, se está determinando el género de la persona. Se deduce entonces, que, las relaciones de género son relaciones de poder. Empecemos entonces la lectura y el análisis de la unidad. Aproximación al concepto de género Iniciemos el estudio contestando la siguiente pregunta:
Ilustración 1 Genero y poder.

6.2

¿Qué es sexo?

El sexo es la diferencia biológica que existe entre mujeres y hombres en relación a los órganos genitales y aparatos reproductivos. Tradicionalmente, el ser hombre o ser mujer estaba referido a las diferencias biológicas, haciendo énfasis en los órganos sexuales y su fisiología, es decir, en el sexo de las personas. El sexo es una construcción natural y biológica. Se nace macho o hembra. Sobre la base de las diferencias sexuales y de la función natural de los dos sexos (fecundación y concepción) cada sociedad y cada cultura, según la época, define los contenidos de lo que es ser hombre y lo que es ser mujer, creando de esta forma los modelos de lo femenino y de lo masculino, es decir, lo que se llama las ³identidades de género´. Es a partir de estos modelos que se educará de distinta manera a las personas según su sexo, asignándoles características específicas en sus actitudes y comportamientos.

Manual de atención legal en casos de violencia intrafamiliar y de género.
Página 1 de 36

Proyecto: Violencia Intrafamiliar.

6.3

¿Qué es género?

El término género es una palabra que permite conocer cómo se construye lo femenino y lo masculino, y cómo esto es valorado en una sociedad. El concepto de género es fundamental para entender como son las relaciones entre hombres, mujeres, niños y niñas. Todo lo que se aprende y nos identifica como mujeres y como hombres es lo que se llama género. La distinción entre sexo y género enfatiza que cualquier cosa que hagan hombres y mujeres, y todo lo que se espera de ellos y ellas (exceptuando las funciones sexuales definidas) puede cambiar a través del tiempo y de acuerdo a diversos factores sociales y culturales. Por ejemplo, la valentía, la política, el trabajo remunerado, son características que nuestra sociedad ha asignado a los hombres; en cambio, la docilidad, el trabajo doméstico, el cuidado y crianza de niños y niñas son particularidades o funciones otorgadas a las mujeres. Sin embargo, estas características son aprendidas, y varían de sociedad en sociedad, de época en época y, por lo tanto, ³pueden ser modificadas´.

6.4

Sistema social de género.

El mundo ha reconocido que la relación desigual de poder entre hombres y mujeres no es natural ni se basa en sus características biológicas, sino que esto es el resultado de costumbres y prácticas históricas en sociedades que tienen una cultura androcéntrica (centrada en los hombres).

6.5

Androcentrismo

El androcentrismo es un término que define la ideología de un sistema dominado por el hombre, el cual a la vez es reproducido y mantenido por el conjunto de instituciones de la sociedad, como la familia, la educación, la religión y las leyes; las mismas que están orientadas a reforzar y mantener que el grupo compuesto por hombres ejerza poder sobre las mujeres. La forma en que están organizadas todas las sociedades da a los hombres el prestigio, el poder y los privilegios y, a las mujeres la discriminación y la desvalorización. Esta forma de organización social en la que los hombres poseen autoridad y poder y las mujeres carecen de ello, es lo que se denomina androcentrismo, porque se basa en la autoridad y poder del padre, del hombre, del varón. Este sistema ha constituido una serie de relaciones, mitos y estereotipos en los que se han juntado aspectos biológicos y sociales, que han definido el ³deber ser´ de hombres y mujeres en la sociedad. Estas concepciones que todos y todas tenemos interiorizadas influyen en forma determinante en la construcción de las identidades masculinas y femeninas, y por ende en el tipo de relaciones que se establecen entre hombres, mujeres, niños y niñas.

Página 2 de 36

Proyecto: Violencia Intrafamiliar.

6.6

Roles de género y estereotipos de género

Los roles de género son tareas o papeles que se le asignan a una persona en la sociedad y que se convierten en modelos a seguir, en un proceso mediante el cual una persona recibe y aprende roles sociales que se consideran propios de su sexo. El no cumplir con algunos de estos roles determina una sanción social contra quien no acate la regla. De este modo, los roles de género que cumplen hombres y mujeres crean estereotipos de género que son socialmente aceptados Los estereotipos son ideas, prejuicios, creencias y opiniones preconcebidas e impuestas por el medio social y cultural, que se aplican en forma general a todas las personas dependiendo de su sexo. Estas ideas conforman un modelo rígido de ser hombre y ser mujer, que por lo general sanciona a quienes no cumplen con lo establecido (a través de burlas, críticas y/o rechazo), lo cual afecta a cada persona, impidiendo lograr un desarrollo equitativo entre los seres humanos. El género atribuye a mujeres y hombres destrezas, habilidades, actividades y responsabilidades de acuerdo a los roles de género asignados. Así, el rol de proveedor de la familia se le asigna al género masculino, y el rol de reproductora al género femenino. En el rol de reproductora están todas las tareas asignadas históricamente a las mujeres. Comprenden la familia, las labores del hogar, cuidado y educación de niños/as, cuidado de ancianos/as y de personas enfermas. Son pocas las ocasiones en las que lo hombres asumen tareas domésticas dentro de esta construcción de género femenino y masculino, porque son actividades que la sociedad ha negado a los hombres. En el rol productivo se encuentran todas las actividades que generan ingresos o beneficios para consumo propio o para venta en el mercado, con ellas se asegura la sobrevivencia familiar. En la construcción social de género este rol se asigna a los hombres, a quienes se les encarga conseguir los recursos económicos para mantener a su familia y cumplir con su rol de proveerlo. No obstante, de ser una actividad socialmente asignada al hombre en la realidad participan también en el trabajo productivo, las mujeres, las niñas y los niños. Existe también otra categoría de actividades que desarrollamos en el espacio social y constituyen todas las acciones que se realizan en la comunidad o en el barrio y que se relacionan con la organización social. Estas incluyen el trabajo en comités o agrupaciones que implican dedicación de tiempo y recursos por parte de quienes las integran. Tanto mujeres como hombres desarrollan actividades comunitarias pero, por lo general, los hombres reciben mayor reconocimiento social. A pesar de que la situación de las mujeres ha cambiado en los últimos años, ellas continúan encargadas del cuidado de toda la familia, participan en el trabajo productivo y en sus comunidades, sin embargo, su aporte real y su valor están relegados un plano secundario. La rígida asignación de roles y la valoración asimétrica de lo femenino y masculino, afectan las relaciones interpersonales, impiden encontrar nuevas formas de distribución de responsabilidades y de prácticas más democráticas al interior de la familia, de la comunidad y de la sociedad. Es así como se limita la construcción de un entorno satisfactorio para la vida de mujeres y varones.

Página 3 de 36

Proyecto: Violencia Intrafamiliar.

6.7

Relaciones de poder y empoderamiento

6.8 · ¿Qué es el poder? El poder es una relación de fuerzas que está presente en todos los niveles de la sociedad. De este modo, las relaciones de poder están establecidas tanto de manera macro (toda la sociedad) como micro (familia, aula, trabajo) en la sociedad; ya que éstas atraviesan la cultura, la política, las leyes, el lenguaje, los saberes, entre otros. Existe una relación desigual entre hombres y mujeres que tiene que ver con una distribución inequitativa de conocimientos, propiedad, ingresos, responsabilidades y derechos. En un sistema patriarcal y androcéntrico (el hombre como centro del mundo) esta desigualdad es evidente a través de la histórica subordinación de la mujer al hombre, independientemente de su cultura, etnia, edad, religión, etc. En la mayoría de sociedades las mujeres siempre han sido subordinadas a los hombres. De allí, que desde hace muchos años existen mujeres y movimientos de mujeres que luchan por lograr revertir esta subordinación y alcanzar la igualdad con equidad. Esto implica tener los mismos derechos, oportunidades y responsabilidades, sin desconocer que todas las personas somos distintas.

6.9

Comprendiendo la equidad de género

La equidad de género es una condición que establece el acceso de las personas a la igualdad de oportunidades. Significa que se eliminen todos los obstáculos que impiden lograr oportunidades económicas y políticas, así como el acceso a la educación y los servicios básicos, para que hombres y mujeres de toda edad y condición social puedan disfrutar de estas posibilidades y se beneficien de ellas. Así, mientras que igualdad significa ³igual´ algo exacto y general, la equidad de género se refiere a la igualdad de oportunidades y libertades para todos. En este sentido, se debe empezar a comprender que todas las personas tenemos los mismos derechos y capacidades para poder hacer lo que libremente decidamos, siempre y cuando nos informemos adecuadamente y tengamos en cuenta la responsabilidad para hacer valer nuestros derechos sin afectar los derechos de los demás. La equidad de género significa justicia, dar a cada cual lo que le pertenece, reconociendo las condiciones o características específicas de cada persona o grupo humano. Es la justicia basada en el respeto a las diferencias entre hombres y mujeres, proponiendo medidas que ayuden a superar la discriminación y la desigualdad de oportunidades para las mujeres con el fin de ³empoderarlas´. Algunas manifestaciones sexistas que no permiten la equidad son: Androcentrismo: Consiste en ver el mundo desde lo masculino tomando al hombre o al varón como centro de lo humano, como modelo de lo humano.

Página 4 de 36

Proyecto: Violencia Intrafamiliar.

Sobre-generalización y/o sobre-especificación: La primera se verifica cuando un estudio analiza solamente la conducta del sexo masculino y presenta los resultados de ese estudio como válidos para ambos sexos. Se da, por ejemplo, cuando se analizan las necesidades de un grupo de trabajadores del sexo masculino y se presentan como válidas para toda la clase trabajadora. La sobre-especificación, en cambio, consiste en presentar como específico de un sexo ciertas necesidades, actitudes e intereses que, en realidad, son de ambos, por ejemplo, se habla de la importancia de la madre en el desarrollo de hijas/os en vez de hablar de la importancia de la presencia de la madre y del padre en ese desarrollo. Insensibilidad de género: Se produce cuando se ignora el análisis de género, cuando no se toma en cuenta los distintos lugares que ocupan los hombres y las mujeres en la estructura social y el mayor o menor poder que se detenta por ser hombre o ser mujer. Es el caso de casi todos los estudios que se hacen sobre los efectos de determinadas leyes o políticas, cuando se olvida que los sexos tienen género y que sus efectos son distintos en cada sexo si se toma en cuenta los roles sexuales, el menor poder del sexo femenino, que las mujeres trabajan más y están menos alimentadas, etc.

Ilustración 2 Emponderamiento.

Doble parámetro: Es similar a lo que se conoce como la doble moral. Se origina cuando la

misma conducta, una situación idéntica y/o características humanas son valoradas y evaluadas con distintos parámetros o distintos instrumentos para uno y otro género. Así por ejemplo, el adulterio del hombre puede ser considerado como normal y hasta bien visto, en cambio, el adulterio de la mujer es repudiado, castigado y mal visto por la sociedad.
Deber ser de cada sexo: Consiste en partir de que hay conductas o características humanas que son más apropiadas para un sexo que para el otro, por ejemplo que es deber del marido procurar el mantenimiento económico de la familia, esto es trabajar, fuera de la casa, y es deber de la mujer cuidar a sus hijos, en su casa, de allí que el hecho de que la mujer trabaje fuera de la casa es visto como una de las ³causas´ para que las familias se destruyan.

Página 5 de 36

Proyecto: Violencia Intrafamiliar. Dicotomismo sexual: Consiste en tratar a los sexos como opuestos y no con características semejantes; se verifica cuando se ensalza a los hombres como racionales, objetivos, activos, científicos y a las mujeres como pasivas, subjetivas, emocionales. Podría considerarse como una de las formas más peligrosas y sutiles del sexismo porque presenta a los sexos como totalmente opuestos, con atributos opuestos diferentemente valorados y en donde, obviamente, se asigna al hombre los atributos que son más valorados en nuestras sociedades patriarcales.

Familismo: Se parte de creer que mujer y familia son sinónimas y que por ende sus

necesidades e intereses son los mismos. Considera a la mujer siempre ligada a las funciones de reproducción, como madre, esposa o reproductora. Se da cuando se habla de familia como un todo, una unidad, en donde son irrelevantes las realidades particulares de cada uno de sus miembros/as. Esta forma de sexismo es usada con frecuencia entre los/as administradores/as de justicia cuando, sin tomar en cuenta la situación de la mujer le ³aconsejan´ que regrese con el agresor, que lo perdone, que le dé una segunda oportunidad, que piense en su familia, que lo haga por sus hijos/as.

Empoderamiento.
El empoderamiento es el proceso mediante el cual las personas ± tanto mujeres como hombres ± asumen el control de sus propias vidas. Mediante este proceso se adquieren destrezas y se desarrolla la confianza en uno mismo para resolver nuestros propios problemas, desarrollando autosuficiencia. En este sentido, ninguna persona puede empoderar a otra: una persona solo puede empoderarse a sí misma para tomar decisiones y/o expresar sus puntos de vista. Para la autora Magdalena León8, quien ha estudiado por muchos años el empoderamiento de las mujeres, el empoderamiento es un proceso de superación de la desigualdad de género, que libera y empodera también a los hombres en lo material y sicológico, ya que la mujer entra a compartir responsabilidades deshaciéndose de los estereotipos de género. En este sentido, el empoderamiento es un conjunto de procesos sicológicos que cuando se desarrollan, capacitan al individuo o al grupo para actuar de tal forma que incrementa su acceso al poder. Así, el empoderamiento es un proceso que puede desarrollarse en tres dimensiones: en lo personal, en las relaciones cercanas y en lo colectivo - local.

Página 6 de 36

Proyecto: Violencia Intrafamiliar.

Tipos de empoderamiento.

Personal

Relaciones cercanas

Tipos de Empoderamiento

Colectivo

El empoderamiento es un asunto de género y no solo de mujeres, que tiene que ver con la transformación humana de la relaciones sociales, que contribuirá a eliminar el obstáculo del machismo, por lo que es necesario que veste proceso sea asumido también por los hombres, para que desde ellos también se abran posibilidades de cambio.

6.10 ¿Qué acciones debemos realizar para lograr este empoderamiento?
Existen tres posibilidades a nuestro alcance, la primera es estar informados/as de todos los aspectos de la vida cotidiana y de la sociedad; la segunda es organizarnos y trabajar uniendo esfuerzos en grupos y redes; y la tercera es conocer nuestros derechos, así como sus leyes, normativas, políticas y procedimientos que posibilitan el respeto mismos, y por lo tanto, de nuestra vida.

Página 7 de 36

Proyecto: Violencia Intrafamiliar.

Ilustración 3 Empoderamiento logros.

Página 8 de 36

´µNo existen motivos por el que deban agredirteµ

7 .UNIDAD II
7.1 VIOLENCIA DE GÉNERO
En esta sesión abordaremos la problemática de la violencia de género, que en su forma más frecuente es conocida también como ³violencia contra la mujer´, dado que generalmente los agresores son hombres y las víctimas mujeres, y ésta se da con mayor frecuencia en la relación de pareja (es decir, la violencia también conocida como ³doméstica´ o ³intrafamiliar´). Pero la violencia de género también se da en la infancia, cuando por ejemplo obligamos e incluso castigamos a los niños o a las niñas por no ser suficientemente ³hombrecitos´ o ³damitas´. Los y las adolescentes también son víctimas de violencia de género, y muchas veces están muy expuestos a la violencia sexual. Iniciemos el estudio de la unidad. 7.2 El género en un contexto de creciente violencia. Actualmente se habla mucho sobre la violencia y la inseguridad, reconociéndose como una de las principales preocupaciones entre la ciudadanía. Cuando se habla de esta violencia las personas generalmente la asocian con la delincuencia: robos a personas y domicilios, homicidios, etc. Pocas veces se habla de los efectos específicos y particulares que pueden tener estos tipos de violencia en hombres y mujeres, o de las violencias específicas que sufren las mujeres por ser mujeres tanto en el ámbito privado como en el público. Por ello queremos introducir esta discusión sobre la ³violencia de género´ para analizar que esta violencia callejera puede traer consigo riesgos específicos para las mujeres, para las niñas y adolescentes, pero también para los niños (un robo puede estar acompañado de una agresión sexual). También queremos discutir otros tipos de violencias que generalmente permanecen invisibles cuando se habla de ³delincuencia´, ³inseguridad´, incluso cuando se habla de seguridad ciudadana., como es la violencia intrafamiliar. 7.3 ¿Qué se entiende por violencia de género? Como se desarrolló en la sección anterior el ³género´ debe ser entendido como producto de una construcción social que impone diferencias y desigualdades de poder entre hombres y mujeres o entre lo femenino y lo masculino. En esta sesión desarrollaremos una posible consecuencia de las desigualdades de poder que se pueden generar cuando mujeres/niñas y Hombres/niños no son considerados como iguales por la sociedad y el hombre se convierte en el portador máximo del poder. La violencia de género puede ser entendida como: ³« una violación a los derechos humanos fundamentales que perpetúa los estereotipos de género, niega la dignidad humana y autonomía de los individuos que la sufren y que limita el desarrollo humano. Se refiere a daños físicos, sexuales y psicológicos que refuerzan la subordinación de la mujer/niña/adolescente] y perpetúa el poder y control masculino«´ Pero la violencia de género, también es aquella que se ejerce sobre cualquier persona en razón de su género o sexo. Por ejemplo, un hombre homosexual que no se ajusta a un patrón tradicional de lo que se considera ³masculino´ puede ser víctima de violencia en razón de su orientación sexual, ésta también sería considerada una forma de violencia de género.
Página 9 de 36

´µNo existen motivos por el que deban agredirteµ

Se debe recalcar que las mujeres, adolescentes y niñas son las principales víctimas de la violencia de género, pero los hombres y niños pueden sufrirla también.

Ilustración 4 Violencia contra la mujer.

7.4 Tipos de violencia de género. Los tipos de violencia de género son muy variados, pues difieren las motivaciones, efectos y las relaciones entre agresores y víctimas. La legislación ecuatoriana reconoce principalmente tres formas en que esta violencia se manifiesta. Violencia física, sicológica y sexual. Así las define la ley 103 Contra la Violencia a la Mujer y la Familia, en su artículo : a) Violencia física.- Todo acto de fuerza que cause daño, dolor o sufrimiento físico en las personas agredidas cualquiera que sea el medio empleado y sus consecuencias, sin considerarse el tiempo que se requiera para su recuperación.

Ilustración 5 Violencia de género.

Página 10 de 36

´µNo existen motivos por el que deban agredirteµ

b) Violencia psicológica.- Constituye toda acción u omisión que cause daño, dolor, perturbación emocional, alteración psicológica o disminución del autoestima de la mujer o el familiar agredido. Es también la intimidación o amenaza mediante la utilización del apremio moral sobre otro miembro de la familia infundiendo miedo o temor a sufrir un mal grave o inminente en su persona o en la de sus descendientes o afines hasta el segundo grado.

Ilustración 6 Violencia Psicológica.

c) Violencia sexual.- Sin perjuicio de los casos de violación y otros delitos contra la libertad sexual, se considera violencia sexual todo maltrato que constituya imposición en el ejercicio de la sexualidad de una persona, y que la obligue a tener relaciones u otras prácticas sexuales con el agresor o con terceros, mediante el uso de la fuerza física, amenazas o cualquier otro medio coercitivo.

Ilustración 7 Violencia sexual.

Generalmente la violencia que es más fácil de reconocer es la violencia física, sobre todo si deja algún tipo de marca sobre quienes la sufren.
Página 11 de 36

´µNo existen motivos por el que deban agredirteµ

Sin embargo, se debe reconocer que la violencia psicológica y sexual genera graves daños y no por ser menos ³visible´ debe dejar de ser prevenida, denunciada o atendida. Es un error creer que la violencia que no se ³ve´ no existe. Asimismo, es importante reconocer que además de estas tres manifestaciones de la violencia de género, ésta se genera en diversos ámbitos (público y/o privado) y en diferentes tipos de relación sea familiar, interpersonal, institucional, etc. Así lo ilustra el siguiente gráfico.i

Tabla 1 violencia emocional.

Tipos de violencias de género
Violencia Emocional y Psicológica

Abuso/humillación Abuso verbal no-sexual que es insultante, degradante, denigrante; obligar a la victima a realizar actos humillantes, sea en público o en privado; negar gastos básicos supervivencia de la familia. Cualquier persona en una posición de poder y control; generalmente perpetrada por cónyuges, parejas o familiares en una posición de autoridad.

Confinamiento Aislar a una persona de amigos/familiares, Restringir movilidad, negación de libertad obstruir/restringir el derecho a una libre la circulación. Cualquier persona en una posición de poder y control; generalmente perpetrada por cónyuges, parejas o familiares en una posición de autoridad.

u

para

Fuente: UNHCR (2010). El siguiente cuadro ilustra más claramente la gran diversidad de género que puedan existir.
i

Página 12 de 36

´µNo existen motivos por el que deban agredirteµ
Tabla 2 Violencia sexual

Violencia Sexual

Violación y violación marital La invasión de cualquier parte del cuerpo de la víctima o del victimario con un órgano sexual, o de las cavidades anales o genitales de la víctima con cualquier objeto o cualquier otra parte del cuerpo con fuerza, amenaza de fuerza, coerción, aprovechándose de un ambiente coercitivo o en contra de una persona incapaz de otorgar su consentimiento auténtico (Corte Penal Internacional) Cualquier persona en una posición de poder, incluyendo al marido, la pareja o responsable del cuidado de una persona.

Explotación sexual Cualquier abuso de una situación de vulnerabilidad, diferenciales de poder, o confianza con propósitos sexuales; incluye un beneficio social o político momentáneo a través de la explotación sexual de otra/o; la explotación sexual es uno de los fines del tráfico de personas (actuar de una manera sexual, desnudez forzada, matrimonios forzados, embarazos forzados, desempeñarse en pornografía y prostitución, extorsión sexual a cambio de bienes, servicios, beneficios, esclavitud sexual). Acoso sexual Cualquier avance sexual no bienvenido, generalmente repetido y no-recíproco, atención sexual no solicitada, demanda de acceso o favores sexuales, insinuaciones sexuales o cualquier otra conducta física o verbal de naturaleza sexual, despliegue de material pornográfico; cuando interfiere con el trabajo, se exige como condición de empleo o genera ambientes hostiles, intimidantes u ofensivos. Empleadores, supervisores o colegas, cualquier persona en una posición de poder, autoridad o control.

Abuso sexual infantil, violación e incesto Cualquier acto de gratificación sexual en que se use a un/a niño/a. Cualquier relación/interacción sexual con un/a niño/a. Alguien que genere confianza en la niña o el niño, incluyendo a padres, hermanos, miembros de la familia extensa, amigos o conocidos, profesores, ancianos, líderes o cualquier otra persona responsable de su cuidado. Cualquier persona en una posición de poder, autoridad y control sobre el niño o la niña.

Abuso sexual Intento o consumación de una intrusión física de naturaleza sexual, por medio de la fuerza o bajo condiciones coercitivas o de desigualdad de poder. Cualquier persona en una posición de poder, autoridad y control, familiares/vecinos, colegas (incluyendo superiores), desconocidos.

Prostitución forzada (también llamada explotación sexual) Tráfico sexual forzado/coercitivo a cambio de recursos materiales, servicios y ayuda, generalmente afecta a mujeres y niñas altamente vulnerables que no pueden cubrir sus necesidades básicas o las de sus hijos/as.

Página 13 de 36

´µNo existen motivos por el que deban agredirteµ

Violencia Socio-económica

Discriminación y/o negación de oportunidades, servicios Exclusión, negar el acceso a la educación, asistencia médica o empleo remunerado; negación de derechos de propiedad. Familiares, sociedad, instituciones y organizaciones, actores gubernamentales.

Exclusión social/ostracismo orientación sexual

basado

en

la

Negación de acceso a servicios, beneficios sociales o el ejercicio y disfrute de los derechos civiles, sociales, económicos, culturales y políticos, imposición de penas criminales, prácticas discriminatorias o daños físicos y psicológicos y tolerancia de prácticas discriminatorias, hostilidad privada y pública hacia homosexuales, transexuales, travestis, etc.

Obstrucción de prácticas legislativas Negación del acceso a ejercer y disfrutar de derechos civiles, sociales, económicos, culturales y políticos, especialmente a mujeres. Familia, comunidad, instituciones y el Estado.

Violencia patrimonial Consiste en privar a la mujer de los medios económicos de subsistencia para ella y sus hijos o de afectarla patrimonialmente; para vender los bienes sin el consentimiento de la mujer, negarle o privarle de los recursos económicos para el sostenimiento de los hijos, quitarle el sueldo o el dinero.

Tabla 3 Violencia socio económica

A estos tipos de violencias se debe añadir la trata de mujeres, niñas/niños y adolescentes, este tipo de violencia se define de la siguiente manera: Es ³la captación, el transporte, el traslado, la acogida o la recepción depersonas, recurriendo a la amenaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacción , al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o a la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra, con fines de explotación. Esa explotación incluirá, como mínimo, la explotación de prostitución ajena u otras formas de explotación sexual, los trabajos o servicios forzados, la esclavitud o las prácticas análogas a la esclavitud, la servidumbre o la extracción de órganos´

Página 14 de 36

´µNo existen motivos por el que deban agredirteµ

(Protocolo para Prevenir, Reprimir y Sancionar la Trata de Personas, especialmente Mujeres y Niños, que complementa la Convención de Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional. Por las desigualdades de género las mujeres, las niñas y los niños, son muy vulnerables ante este tipo de violencia, lo cual es un problema creciente que merece especial atención. La trata se suele confundir con el tráfico de persona, pero son dos fenómenos distintos, pues el tráfico se refiere a: « la facilitación de la entrada ilegal de una persona en un Estado del cual dicha persona no sea nacional o residente permanente con el fin de obtener, directa o indirectamente, un beneficio financiero u otro beneficio de orden material12. No obstante, ³las víctimas de trata y las personas objeto de tráfico, sean o no solicitantes de asilo, que se ven obligadas a ponerse a merced de las redes criminales internacionales, se encuentran en una situación de gran vulnerabilidad y expuestas a todo tipo de vejámenes y maltratos´ 13, entre ellos distintas formas de violencia de género.

Ilustración 8 Meditar.

La violencia de género entonces debe ser entendida como un problema social y cultural que tiene causas a nivel social, interpersonal e individual, pero que tiene como elemento en común el ejercicio de poder de una persona sobre otra basado en estereotipos de género. Estas situaciones son comunes en la vida cotidiana pero muchas veces permanecen en silencio por la censura social que existe (que da legitimidad al poder masculino) y que hace que las víctimas frecuentemente sientan temor o hasta vergüenza de denunciar, o no tienen las herramientas para hacerlo, como es el caso de los niños y niñas.

Gráfico 1

Página 15 de 36

´µNo existen motivos por el que deban agredirteµ

7.5

Mitos sobre la violencia de género.

Para dar un paso adelante en esta problemática también es necesario reconocer que la violencia de género, en especial la violencia doméstica, está rodeada de creencias y mitos que dificultan su erradicación en contextos sociales en los que aún se le considera una práctica ³normal´ de la vida cotidiana. Veamos y discutamos algunos de ellos: 1. La persona agredida busca o merece el maltrato ³Algo tuvo que hacer para que la golpeen´, por ejemplo es una expresión común en los casos de violencia intrafamiliar. Al hacer este tipo de comentarios la sociedad se pone del lado del agresor y justifica su conducta. También es común en casos de agresión sexual que las personas piensen que las mujeres, niñas o adolescentes algo debieron haber hecho para ³incitar´ a la agresión: vestirse de manera ³provocativa´, coquetear, ir a lugares peligrosos, caminar en horas de la noche sin estar acompañadas (de preferencia por un hombre), tener malas ³juntas´, etc. Estas ideas las tienen no sólo los familiares, conocidos, vecinos de las víctimas sino que también son asumidas por las personas que sufren la violencia. Así, las personas agredidas suelen ³culparse´ a sí mismas también por la violencia sufrida. Sin embargo, nada justifica la violencia, por lo tanto ni los celos, ni la infidelidad, ni cualquier otra ³razón´ que se pueda dar se puede tomar como justificación del maltrato sufrido por las mujeres, niñas y adolescentes. 2. La mujer golpeada no cambia su situación porque le gusta Es muy difundida la idea de que en especial la mujer disfruta del maltrato que recibe, es masoquista. Sin embrago, es necesario recordar que la violencia contra la mujer en la relación de pareja, se puede dar en condiciones que aumentan su dependencia hacia el hombre (sea económica, emocional/afectiva) que dificultan que las mujeres puedan romper el ciclo en el que se encuentran inmersas. Asimismo, pueden sentir mucho miedo no sólo por ideas aprendidas sobre lo que es una mujer ³completa´ (asociada a la vida en pareja) sino también por el ³qué dirán´ y la vergüenza, ya que como vimos arriba la sociedad suele culparla por la agresión sufrida. 3. Si aguanto, él cambiará o si no lo cuento, pasará. En las relaciones de pareja este es un mito porque la realidad ha demostrado que la violencia se repite e incluso puede aumentar (ver: Ciclo de la violencia, en la siguiente sesión). Por lo tanto, si la violencia no se detiene puede ir en aumento y los episodios pueden ser cada vez más graves. Al tiempo también existe la expresión ³las mujeres de hoy ya no aguantan nada´, pues se piensa que las mujeres deben soportar esta violencia y sacrificarse por el bienestar de la familia, pero no se tiene conciencia de que esta violencia no hace sino perjudicar la relación de pareja y a los niños y niñas. Para personas que sufren otros tipos de agresiones, como por ejemplo una violación, la vergüenza muchas veces hace que no quieran contar lo sucedido y esperan que así se supere la situación sufrida, sin embargo el silencio puede tener efectos devastadores en las personas que sufren estas agresiones y graves repercusiones en su vida futura.
Fuente: Adaptación de Manual de procedimientos en Violencia Doméstica. Comisión permanente para el seguimiento de la atención y prevención de la violencia intrafamiliar en el Poder Judicial.

Página 16 de 36

´µNo existen motivos por el que deban agredirteµ

4. Es la voluntad de Dios Muchas veces se piensa que estamos destinados a vivir una vida de violencia, tal vez porque se creció en un ambiente violento y nunca se ha conocido nada distinto. Sin embargo, Dios nunca vería con buenos ojos la injusticia y la agresión de sus hijas e hijos, por lo tanto referirse a esa ³voluntad´ es sólo un pretexto para mantener el maltrato. 5. Pero si él es buen padre, él trabaja, trae lo que se necesita a la casa y trata bien a los hijos o a las hijas, no se puede pedir más. Con este tipo de afirmaciones ³se prioriza la necesidad de conservar la ³unidad´ familiar a como dé lugar: ³una familia con padre y madre, aunque sea malavenida, es siempre mejor que una familia sin padre´ (FES ILDIS/CEPAM 2004). Es necesario nuevamente recalcar que toda persona merece ser tratada con respeto, justicia y amor. Nada la violencia. 6. El que abusa de una mujer, una niña o un niño tiene problemas mentales. A través de estudios estadísticos realizados por sicólogos y sociólogos se ha determinado que menos de un 10% de los casos de violencia son ocasionados por personas que padecen de trastornos mentales. Esta nuevamente es una forma de justificar la violencia. 7. El consumo de licor y otras drogas es la causa del abuso Demostrado está que tomar licor u otras drogas solamente puede facilitar y servir de pretexto para cometer el abuso, pero no constituye la causa de éste. 8. La violencia intrafamiliar es un asunto de los pobres Esta es una idea común a pesar de que diversos estudios han demostrado que la violencia se sufre en todas las condiciones socioeconómicas y no sólo en los hogares pobres. Personas con altos niveles educativos también pueden sufrir o ejercer la violencia de género. 9. Los platos sucios se lavan en la casa Esta expresión tiene que ver con una idea muy difundida de que las violencias que sufren mujeres, niñas y niños generalmente son un problema ³íntimo´ o ³privado´ porque suceden en el hogar o porque tienen que ver con la intimidad de las personas (violencia sexual). Mientras sigamos pensando que este es un problema que no nos atañe como sociedad o como institución sino que deben arreglar las personas por sus propios medios será muy difícil poder erradicar la violencia de género. 10. Si denuncio, mi marido se quedará con los niños Esta creencia tiene que ver muchas veces con el desconocimiento de la ley 103. En este caso las mujeres no sólo no denuncian por la vergüenza, sino porque no conoce qué puede pasar una vez hecha la denuncia y hay temor de que las puedan separar de sus hijos. Las medidas de protección de la ley 103 generalmente aplican para la madre y los hijos/as, sobre todo cuando se comprueba que los niños y niñas también están en riesgo.

Página 17 de 36

´µNo existen motivos por el que deban agredirteµ

11. Él no me maltrata, sólo a veces me grita Esta expresión es un ejemplo de algo que es muy común, y es que la violencia ³se minimiza´, es decir que no se reconoce que ciertas actitudes y expresiones también son manifestaciones de la violencia. En este caso el ³grito´ no es reconocido como un tipo de violencia, y ello suele suceder con las agresiones psicológicas que comúnmente son difíciles de identificar. Como parte de este proceso, también se suele justificar al agresor por ejemplo al decir que estaba muy ³estresado´ y por eso cometió la agresión o que se le ³metió el diablo´, expresión común en casos de infidelidad y celos. Se piensa entonces que ³el comportamiento agresivo es causado por la incapacidad del agresor para expresar enojo o para manejar el estrés y las frustraciones´ (FES ILDIS 2004). 12. El hombre es hombre, no se puede contener Según esta idea se considera que el hombre no se puede controlar porque por naturaleza es más agresivo, por ello agrede a la mujer. Así, ³se refuerza la violencia como constitutiva de la masculinidad. Se dice: los hombres µbien hombres¶ son los que pegan a las mujeres. Es una forma de ser µbien machos¶. Ninguna de las afirmaciones resaltadas puede encontrar apoyo lógico ni racional, pues nada justifica la violencia.

Ilustración 9 No a la violencia.

Ilustración 10 Respeto.

Página 18 de 36

´µNunca quedarse callado, después de haber sufrido algún tipo de violenciaµ

8. UNIDAD III
8.1 VIOLENCIA INTRAFAMILIAR
La familia, es la célula clave del mundo, por lo tanto, la comprensión, el amor, el diálogo son los ingredientes importantes para un hogar ejemplar. Sin embargo, nuestra sociedad basada en un machismo de género, hace que construyamos aprendizajes alrededor de cómo nos tenemos que relacionar. Así, hemos aprendido erróneamente que la manera de resolver las diferencias y conflictos es a través de la violencia.

8.2

¿Qué es la violencia intrafamiliar? Contexto y definición

La violencia en el espacio familiar es un hecho significativo en el mundo entero. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) entre un 10% y un 69% de las mujeres señalan haber sido agredidas físicamente por una pareja masculina en algún momento de sus vidas. El año 2000 se produjeron aproximadamente 57.000 homicidios de niños y niñas, mientras que un 20% de las mujeres, y un 5% a 10% de los hombres declara que han sufrido abusos sexuales durante la infancia. Asimismo, entre un 4% y 6% de ancianos y ancianas afirman haber tenido algún tipo de maltrato en el hogar. En el caso del Ecuador, según la Encuesta Demográfica de Salud Materna e Infantil ENDEMAIN (2004) el 46% de mujeres en todo su ciclo de vida (2¶455.302) afirman haber vivido violencia física, psicológica o sexual; mientras una de cada cuatro mujeres sufre violencia durante el embarazo. No obstante, sólo el 7% de ellas busca algún tipo de apoyo o denuncia. Asimismo, se registra que el 52% de niños, niñas y adolescentes del Ecuador son educados con castigos físicos por parte de sus padres y madres; y seis de cada diez afirman ser reprendidos con insultos, burlas o encierro. En el año 2008, se registraron 64.821 denuncias por violencia de género en las 31 Comisarías de la Mujer y la Familia del Ecuador; mientras que el Ministerio Público dio cuenta de 10.672 denuncias por delitos sexuales en el país, de las cuales sólo el 3.1% (aprox. 300 casos) llegaron a tener una sentencia. Ante esta realidad, se puede definir a la violencia intrafamiliar como todo acto de agresión u omisión que ocasiona daños físicos, emocionales, psicológicos, sexuales y/o económicos. Ésta es ejercida por un miembro de la familia hacia otro y puede darse tanto dentro como fuera del hogar, afectando de manera particular a mujeres, niños, niñas, jóvenes y personas de la tercera edad. Por lo tanto, la violencia intrafamiliar implica el uso de la fuerza o el poder para someter y doblegar al otro u otra con el propósito de anularle como persona.

OMS (2002). Informe mundial sobre la violencia y la salud. Washington: Organización Panamericana de la Salud.

Página 19 de 36

´µNunca quedarse callado, después de haber sufrido algún tipo de violenciaµ

La violencia intrafamiliar al igual que la violencia de género, se manifiesta de diversas formas, por lo que se las ha dividido en cuatro grandes tipos: Violencia física, violencia psicológica, violencia sexual y violencia patrimonial o económica, sobre las cuales ya se profundizó en la sección anterior. No obstante, existe otro tipo de violencia que se da en el ámbito de la familia: violencia por negligencia o abandono. Ésta implica omisión de cuidado, protección o falta de atención, permitiendo que la persona a cargo experimente sufrimiento evitable o no logre los elementos básicos para el desarrollo de sus capacidades físicas, intelectuales y emocionales.

Violencia Física

Violencia Psicológica

VIOLENCIA INTRAFAMILIAR

Niños/as adolescentes

Parejas

Ancianos

Violencia Sexual

Violencia Económica

Violencia por

Ilustración 11 Cuadro de la violencia intrafamiliar.

Página 20 de 36

´µNunca quedarse callado, después de haber sufrido algún tipo de violenciaµ

Por mucho tiempo se creyó que las causas de la violencia intrafamiliar son la pobreza, el desempleo, el uso de alcohol o drogas, o que es propia de sectores populares o de personas con poca educación. Sin embargo, las investigaciones y observación de la realidad nos demuestran que la violencia es un problema que está presente en todas las clases sociales pues la viven tanto las familias pobres como ricas, con alta o baja escolaridad. Por tanto, el desempleo como el alcoholismo o la drogadicción, si bien pueden precipitar o agravar la violencia no son la causa. La explicación de este problema está en el tipo de relaciones que se establecen entre hombres, mujeres, adultos, niños, niñas y jóvenes; las cuales están marcadas por la inequidad, irrespeto, desconocimiento de los derechos y la resolución de los conflictos mediante la fuerza e imposición. La mayoría de las mujeres que viven violencia y de los hombres que la ejercen tuvieron en sus hogares estos modelos de relación. Un padre o padrastro que agredía a su madre y una madre que vivió con pasividad y resignación la violencia. Así, aprendieron que la violencia es un recurso de quienes ejercen poder o dominio para obligar o prohibir, pero igualmente internalizaron modelos de pasividad, sumisión, que impiden en las mujeres desarrollar maneras de defender su integridad, poner límites y oponerse al poder masculino. En los hombres impide desarrollar relaciones libres de violencia, control o dominación. La violencia intrafamiliar encuentra su razón de ser en ³el poder masculino´ el cual se basa en dar mayor importancia a las funciones y roles de los hombres, desvalorizando las actividades que realizan las mujeres. Esta inequidad en la apreciación de lo masculino sobre lo femenino, se traduce en el ejercicio del uso de la violencia por parte de los varones. Aparece como una manera para mantener el control, resolver los conflictos y exigir la sujeción de las mujeres. En relación a la violencia ejercida hacia niños, niñas y jóvenes, priman también los conceptos aprendidos alrededor de la disciplina y la obediencia, desde donde se ubica a los y las ³menores´ como sujetos pasivos, sin derechos, propiedad de los padres, madres y adultos. Š La violencia intrafamiliar se diferencia de acuerdo a la relación entre el agresor y la víctima, distinguiéndose las siguientes modalidades:
Tabla 4 Modalidades de la violenica intrafamiliar-

MODALIDADES DE LA VIOLENCIA INTRAFAMILIAR TIPOS
Maltrato infantil Violencia en la pareja Maltrato a adultos/as mayores

PERSONAS AFECTADAS
Niños, niñas y adolescentes. Mujeres u Hombres agredidas por la pareja. Personas de la tercera edad.

Š

CEPAM (2010). Guía para facilitadoras en la conducción de grupos de apoyo para mujeres. Guayaquil: CEPAM

Página 21 de 36

´µNunca quedarse callado, después de haber sufrido algún tipo de violenciaµ

8.3

Violencia contra la mujer en el ámbito intrafamiliar

La violencia contra la mujer en el ámbito familiar también conocida como violencia doméstica, se da en las relaciones de pareja que viven conjuntamente, o que han vivido o tenido una relación de afecto. La mujer es la más perjudicada por este tipo de violencia ya que este comportamiento es producto de patrones socio ± culturales aprendidos durante el proceso de socialización donde se dan relaciones desiguales de poder entre los sexos. Esta conducta no se da en forma aislada, o como un episodio único, sino que suele ser reiterativa, aumentando su intensidad y frecuencia con el tiempo. Se considera importante entender la dinámica familiar en las parejas que viven violencia, de modo de tener herramientas para prevenirla, o bien detenerla lo más temprano posible.

Tabla 5 Características de la relación violenta.

Características de la relación violenta.

Persona maltratada
Es frecuente que provengan de hogares violentos, con ausencia de afecto y muy rígidos en su estructura. Socialización en el rol femenino tradicional, a partir de modelos de Dependencia y sumisión. Temor a expresar sus sentimientos por la reacción de violencia con su pareja.
Tiene baja autoestima y una sobre valoración de su pareja.

Persona que ejerce violencia
Predomina el estereotipo masculino tradicional. Comportamiento agresivo y de superioridad frente a la mujer. Puede pertenecer Socioeconómico. a cualquier nivel

Posee una baja autoestima, con gran capacidad de manipulación.
A través de la negación y minimización de la violencia, intenta eludir su responsabilidad.

Suele ocultar su situación por temor, Vergüenza o culpa.

Comportamiento diferenciado en el ámbito público y privado.

Página 22 de 36

´µNunca quedarse callado, después de haber sufrido algún tipo de violenciaµ

La violencia hacia la mujer por parte de la pareja masculina tiene consecuencias tanto sobre la salud física como la salud mental. Las investigaciones realizadas son coincidentes en señalar que las mujeres sometidas a situaciones crónicas de violencia por parte de su pareja presentan: 1. Baja autoestima. 2. Temor permanente a ser agredidas. 3. Síntomas depresivos, alteraciones emocionales y debilitamiento gradual de sus defensas físicas y psicológicas que se traducen en un incremento de los problemas de salud; y. 4. Aumento de los conflictos con hijos e hijas y mayor probabilidad de la utilización del castigo físico. La violencia de la que es objeto la mujer en la familia, junto con ser un elemento que provoca un deterioro importante en su nivel de vida, es un obstáculo relevante para su superación individual y social. Los estudios de historias de vida y de análisis de denuncias son concluyentes en describir el control al que son sometidas las mujeres que viven violencia. Él control masculino se manifiesta fundamentalmente en las siguientes conductas: limitar el trabajo fuera del hogar; impedir que la mujer tenga contacto con otras personas, especialmente hombres; controlar permanentemente dónde está, lo cual interfiere su rendimiento laboral; y no permitir que pueda manejar el dinero que ingresa al hogar, para crear dependencia económica. De esta manera, las mujeres sometidas a situaciones de maltrato crónico presentan altos índices de ausentismo laboral y precariedad en las condiciones de empleo. Por lo tanto, la violencia contra la mujer en el ámbito familiar implica altos costos económicos tanto a nivel individual como social (salud, justicia, sistema policial y sistemas municipales).

Ilustración 12 Maltrato contra la mujer.

Página 23 de 36

´µNunca quedarse callado, después de haber sufrido algún tipo de violenciaµ

8.4

Maltrato a niños, niñas, adolescentes

El maltrato infantil ha sido una práctica de siglos atrás pero es ahora, ante los eventos de violencia que registran altos índices de mortalidad y morbilidad mundiales por esta causa, que se ha prestado mayor atención en el logro e identificación de situaciones que ponen en peligro la vida de los infantes. A través del tiempo diversas definiciones de maltrato infantil se han dado en torno a la problemática que presentan los y las menores de edad y al análisis de las consecuencias de las agresiones en cualquiera de sus modalidades. El fondo de las Naciones Unidad para la Infancia (UNICEF) entiende a los menores víctimas del maltrato y el abandono como aquel segmento de la población conformado por niños, niñas y jóvenes hasta los 18 años que sufren ocasional o habitualmente actos de violencia física, sexual o emocional, sea en el grupo familiar o en las instituciones sociales. El maltrato puede ser ejecutado por omisión, supresión o trasgresión de los derechos individuales y colectivos, e incluye el abandono completo o parcial. En el ámbito de la familia, la violencia que ahí se ejerce causa un impacto significativo en la vida del niño, niña o adolescente que la sufre. La violencia del padre o la madre es un factor de socialización relevante a considerar en las conductas agresivas de los jóvenes. El niño, en su proceso de identificación con el padre, va aprendiendo que el expresar su agresividad es una conducta adecuada. La mujer se identifica con la conducta pasiva de la madre. Cuando hay violencia en la pareja, existe una alta probabilidad que los niños, niñas o adolescentes sean maltratados, de hecho, es el principal factor de riesgo para la presencia del maltrato grave hacia ellos y ellas. En este sentido, los principales efectos del maltrato infantil son: desnutrición, inasistencia a la escuela, desarrollo motor deficiente, so matizaciones, agresividad, uso de alcohol o drogas, fracturas, marcas y cicatrices permanentes, quemaduras, ausencia de cabello, lesiones genitales o anales, conducta sexual precoz, suelo y apetito irregulares, infecciones de transmisión sexual, hiperactividad, pasividad, temor a los adultos, ansiedad, depresión, autoestima deficiente, prostitución, pandillerismo, etc.

Ilustración 13 No al maltrato infantil.

Página 24 de 36

´µNunca quedarse callado, después de haber sufrido algún tipo de violenciaµ

8.5

Maltrato a adultos mayores en la familia

El maltrato a ancianos y ancianas es un tema que comienza a ser relevante en el mundo entero, especialmente por los cambios demográficos que han significado un aumento importante de las personas entre 65 y más años. Este problema aparece como un fenómeno social poco conocido, casi invisibilidad, que no ha recibido la misma atención que la violencia contra la mujer o el maltrato infantil. En nuestra sociedad existen actitudes negativas frente al proceso de envejecimiento y por ende frente a personas de la tercera edad o adultos mayores. En el ámbito familiar estas actitudes van desde la sobreprotección hasta el maltrato en todas sus variantes, que por lo general no es denunciado por las víctimas en tanto significa un enfrentamiento con los agresores que usualmente son sus propios hijos/as o familiares, de los que dependen afectiva y/o económicamente. Se considera maltrato al anciano o anciana cualquier comportamiento desarrollado de forma intencional, o accidental, que a través de la acción omisión o actitud negligente, atente contra la salud física y emocional y vulnere los derechos que la persona anciana tiene sobre sus bienes financieros. Desde la familia es importante revalorar el aporte de las personas adultas mayores dentro de la vida y economía del hogar, generar los mecanismos para que estas personas se sientan útiles y con la posibilidad de opinar y decidir en acuerdos familiares, asimismo, crear un ambiente que brinde afecto, respeto y constituya un real soporte para sus miembros mayores, especialmente para aquellos que tienen algún grado de discapacidad.

Ilustración 14 No al maltrato a los adultos mayores.

http://ar.geocities.com/mi_infantil/html/2_definicion_maltrato.htm

Página 25 de 36

´µNunca quedarse callado, después de haber sufrido algún tipo de violenciaµ

8.6
¿Qué es el ciclo de la violencia?

El ciclo de la violencia.

La violencia de género tiene trayectorias complejas, en numerosos estudios se ha podido establecer que si las mujeres en su infancia sufrieron u observaron violencia, tendrán propensión a involucrarse en relaciones violentas en su vida adulta. Es importante poder reconocer este hecho para poder entender que la violencia de género se alimenta de procesos muy complejos. En muchas relaciones de pareja que se vuelven violentas es frecuente que el primer ataque aparezca como un evento aislado. Pero en muchos casos, después de que hubo violencia una vez, se desarrolla un patrón o ciclo que puede iniciarse con: enojo, discusiones, acusaciones y continuar con el abuso verbal, golpes, cachetadas, patadas, abuso sexual, amenazas, heridas con objetos o armas. Luego de esto, el hombre puede negar la violencia, poniendo pretextos, disculpas o prometiendo que no va a volver a suceder. Cuando la violencia sigue, las mujeres prenden a esperarla y aceptarla. En muchas parejas los periodos de calma son cada vez más cortos. Como la voluntad de la mujer se ha roto, el dominio del hombre sobre ella se hace tan completo que él ya no necesita prometer que las cosas van a mejorar, la violencia se vuelve un riesgo inminente para la vida de las mujeres; pues sus recursos de autoprotección se ven disminuidos, llegando a un aislamiento total en el hogar. Uno de los descubrimientos más sorprendentes fue el ciclo definido de violencia que estas mujeres experimentan. La comprensión de este ciclo es muy importante si queremos aprender cómo detener o prevenir los incidentes de violencia en la pareja. Este ciclo también ayuda a explicar cómo llegan a ser víctimas las mujeres, y cómo ellas caen dentro de un comportamiento que permite la violencia sin intentar escapar.

Ilustración 15 Indicios de la violencia.

Larraín, Soledad (s/f). Violencia Doméstica. Módulo Construcción de capacidades locales para la prevención del delito y la violencia No. 5. Banco Interamericano de Desarrollo.

Página 26 de 36

´µNunca quedarse callado, después de haber sufrido algún tipo de violenciaµ

Fases del ciclo de la violencia

3.Reconciliación o Luna de Miel.

1.Acumulación de tensión.

2.Explosión de Violencia.

Ilustración 16 Fases de la violencia.

8.7

Primera fase: acumulación de tensión.

La mujer está en actitud de impedir que la golpeen. Esto significa que, con tal de no enojarse con el agresor, minimiza cualquier incidente, atribuye el enojo de él a factores externos (trabajo, problemas, etc.), lo cual la hace pensar que no puede hacer nada para cambiar la situación. Con el tiempo, la tensión y los incidentes violentos físicos y psíquicos aumentan: en la mujer, se incrementa la rabia y disminuye el control sobre sí misma y la situación; por su parte el hombre golpeador, apoyándose en la aparente aceptación pasiva de su conducta abusiva, no intenta controlarse.

Página 27 de 36

´µNunca quedarse callado, después de haber sufrido algún tipo de violenciaµ

Muchas parejas permanecen en esta primera etapa durante largos períodos: ambos desean evitar la fase aguda, pero una situación externa o cualquier evento pueden romper el delicado equilibrio.

8.8

Segunda fase: explosión de la violencia

Este es el punto donde termina la acumulación de tensiones y el proceso ya no responde a ningún control. El hombre acepta que su rabia no tiene control y la mujer también; ella puede, incluso, provocar los golpes para apurar el paso a la tercera fase: ³reconciliación´. La información que se tiene de esta segunda fase es la proporcionada por las mujeres, ya que generalmente, no se cuenta con los testimonios de los hombres golpeadores. La mujer informa que en este período está consciente de todo lo que está ocurriendo, pero no puede detener la conducta fuera de control y opta por no ofrecer resistencia. Finalizada la fase segunda, sigue un shock: negación e incredulidad de que el episodio haya realmente sucedido.

8.9

Tercera fase: arrepentimiento y luna de miel

Se caracteriza por el arrepentimiento y la demostración de afecto del golpeador. El fin de la fase 2 y la entrada a la fase 3 es algo muy deseado por ambos cónyuges. El hombre se disculpa, expresa arrepentimiento y se comporta cariñosamente, convenciéndola de que la necesita y de que no volverá a ocurrir. La mujer necesita creer y decide que la conducta que observa durante este período, le muestra a su verdadero marido. La pareja que vive en una relación tan violenta se vuelve dependiente uno de otro, de manera que el rompimiento o la ida de uno de los miembros se consideran trágicos. En la fase 3, cuando el afecto es más intenso, resaltan los aspectos que refuerzan el vínculo. En esta etapa de reconciliación, muchas mujeres interrumpen los trámites de denuncia que pueden haber iniciado luego de la situación de violencia, ya sea por su propia decisión, o por presión o manipulación de la pareja. La duración de esta fase es variable y no se sabe exactamente cómo termina. La mayoría de las mujeres afirman que antes que se den cuenta, comienza nuevamente la tensión. Cuando la violencia se ha instalado en la relación, la etapa de ³luna de miel´ es cada vez más corta, o bien se pasa directamente de la etapa aguda de golpes a la etapa de acumulación de tensiones. Es necesario poder diferenciar entre ³episodio y relación violenta´.

Página 28 de 36

´µNunca quedarse callado, después de haber sufrido algún tipo de violenciaµ

Los episodios se refieren a hechos aislados de violencia, los que constituyen la excepción y no la regla en la relación de una pareja en particular. Generalmente, está asociado a factores externos de estrés y otro problema que puede atravesar la pareja. La relación de violencia se refiere a cuando ésta es parte de la interacción; es decir, es la forma de comunicación de una pareja. En estos casos, la violencia constituye una pauta de interacción recurrente y es muy grave, por lo tanto, las medidas de seguridad y apoyo deben implementarse en forma ágil y Oportuna.

8.10 ¿Por qué razón la persona agredida no termina con la relación que le daño?
Con frecuencia, y sobre todo cuando no se tiene claro cómo funciona el ciclo de la violencia, las personas no terminan de entender por qué razón la mujer agredida no da por terminada su relación con el agresor o por qué no lo denuncia. A continuación presentamos algunas de las razones más comunes: 1. Porque cree que con su amor transformará la situación. 2. Porque cree que lo ocurrido es un hecho aislado que no se va a volver a repetir. 3. Porque tiene temor de que el agresor le haga más daño a ella o a sus hijos/as. 4. Porque el agresor es el proveedor económico del hogar y les mantiene a ella y a sus hijos/as. 5. Porque la violencia mina la autoestima de las víctimas a tal punto que éstas creen que no valen nada, que son incapaces de defenderse a sí mismas e, incluso, que son las culpables de lo que pasa. 6. Porque se sienten solas emocionalmente y sienten la necesidad de tener una pareja, sin la cual no son ³nadie´. 7. Porque tienen hijos/as pequeños y prefieren ³aguantar´ al agresor antes que abandonarlo y que sus hijos/as crezcan sin la imagen paterna. 8. Porque tienen miedo de que su matrimonio ³fracase´. 9. Porque sus creencias religiosas, y las de su familia, obligan a que hay que estar con el marido ³hasta que la muerte nos separe´Š La violencia intrafamiliar es un problema complejo, enfrentarlo depende de la particular situación que rodea a la víctima; por ello, debemos respetar el ³proceso´ de las personas que son víctimas de violencia doméstica apoyándolas en cuanto nos sea posible, sin juzgar ni presionar.

Manual de atención legal en casos de violencia intrafamiliar y de género. Quito: FES ILDIS / CEPAM Citado en: Palanca, Inmaculada y Laita Paula (s/f). El menor víctima de violencia doméstica .

Š

Página 29 de 36

´µNunca quedarse callado, después de haber sufrido algún tipo de violenciaµ

8.11 · Círculo de la violencia intrafamiliar
Por lo general, cuando una relación de pareja es violenta, y la madre es agredida constantemente por el padre de familia, esta situación tiende a extenderse hacia el resto de la familia, desencadenando un círculo de violencia intrafamiliar, en donde el padre y/o la madre se relaciona violentamente con sus hijos e hijas, maltratándolos física, psicológica y/o sexualmente. Según un estudio realizado por UNICEF en el año 2010, los niños y niñas que viven en hogares con violencia interparental tienen entre 3 y 9 veces más riesgo de ser maltratados/as físicamente, y 4 veces más riesgo de enfermedad mental. Asimismo afirma que los hijos e hijas de mujeres maltratadas tienen un riesgo de 9 a 15 veces mayor de ser abusados. Este estudio sostiene, además, que existe entre un 30% a 60% de familias a nivel mundial donde coexiste el maltrato a la mujer y el infantil; y pronostica que un tercio de los niños y niñas que han sido abusados/abandonados eventualmente victimizarán a futuro a sus propios hijos e hijas. En este sentido, el círculo de la violencia intrafamiliar muestra que las relaciones agresivas en la pareja, repercuten en la vida de los hijos e hijas de estas personas y conllevan al maltrato infantil; en donde, el padre agrede a la madre, y a su vez uno o ambos progenitores maltratan a sus hijos e hijas, generándose así un círculo en espiral, que cada vez aumenta el grado de violencia en la familia.

Página 30 de 36

´µNunca quedarse callado, después de haber sufrido algún tipo de violenciaµ

Niños/as, adolescentes matratados.

Padre agresor.

Padre y/o Madre agresores.

Madre agredida.

Ilustración 17 Circulo de la violencia Intrafamiliar.

Página 31 de 36

´µEn el Ecuador existen instituciones que apoyan a las personas que hayan sufrido algún tipo de violenciaµ

9. UNIDAD IV
9.1 INSTRUMENTOS INTERNACIONALES DE PROTECCIÓN ANTE LA VIOLENCIA DE GÉNERO

Los instrumentos que vamos a analizar a continuación deben ser vistos como parte de un esfuerzo integral de lucha contra la violencia de género, es decir, no como hechos aislados sino insertos en procesos de prevención de las diversas violencias y sus expresiones particulares de género. A más de ello los instrumentos internacionales deben ser vistos como herramientas para reforzar los procesos nacionales y locales que ya se han desarrollado en Ecuador para introducir el problema de la violencia de género como un problema de seguridad ciudadana (Comisarías de la Mujer y la Familia, redes locales de atención y prevención, Centros de Equidad y Justicia, etc.). Generalidades. A nivel global las mujeres han luchado por contar con herramientas concretas que les permita exigir y disfrutar plenamente de sus derechos y, paralelamente, superar situaciones de discriminación que limitan dicho ejercicio. El caso de la violencia de género no es la excepción. En este tema se han logrado grandes avances en la generación de instrumentos internacionales y regionales que ofrecen un marco de acción no solamente en el ámbito legal sino también en el establecimiento de normas y de un ambiente de no tolerancia hacia la violencia de género a nivel global. Más importante aún, estos instrumentos responsabilizan a Estados por el incumplimiento de obligaciones en esta materia, y sirven de base para una acción conjunta entre naciones y sociedad civil a nivel global y local. Estos instrumentos deben ser vistos también como herramientas fundamentales en los esfuerzos de seguridad ciudadana. De hecho se han generado declaraciones específicas que hacen más visible la importancia de combatir la violencia de género para poder generar ciudades más seguras tanto para hombres como mujeres. Un primer esfuerzo fue la Declaración de Montreal sobre la seguridad de las mujeres, que surge del Primer Seminario Internacional sobre la Seguridad de las Mujeres llevado a cabo en mayo de 2002. Esta declaración hace un llamado a incorporar un enfoque de género en los esfuerzos de prevención de la violencia y la criminalidad, especialmente en el accionar municipal, de manera que se tomen en cuenta las necesidades particulares de las mujeres en materia de . Un segundo esfuerzo es la declaración de Bogotá sobre ³Ciudades seguras para mujeres y Niñas´, del 25 de noviembre de 2004, en la que nuevamente se hace un llamado a las autoridades tanto nacionales como locales para generar políticas públicas de seguridad ciudadana con un enfoque de género.

Página 32 de 36

´µEn el Ecuador existen instituciones que apoyan a las personas que hayan sufrido algún tipo de violenciaµ

9.2

Ecuador y los instrumentos internacionales de derechos de las mujeres.

Es importante conocer que Ecuador ha ratificado los principales instrumentos aprobados para prevenir, sancionar y erradicar la violencia de género. Adicionalmente, la Constitución reconoce la importancia de estos instrumentos en la exigibilidad de los derechos humanos en el país y establece la obligatoriedad de que éstos sean aplicados de manera ³inmediata´ y ³por y ante cualquier servidora o servidor público, administrativo o judicial, de oficio o a petición de parte´. En el siguiente recuadro se pueden ver artículos importantes de la Constitución de Ecuador en los que se refuerza la importancia de los instrumentos internacionales en la protección de derechos a nivel local.

9.3

La CEDAW Convención sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer

La Convención sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW, por sus siglas en inglés) es el primer tratado internacional que reconoce expresamente los derechos humanos de las mujeres. Fue adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1979 y [Ecuador] hace parte de ella desde 1981. Los países que han ratificado la CEDAW se comprometen a adoptar las medidas necesarias para erradicar ³todas las formas de discriminación contra las mujeres´, ya que a través de sus 30 artículos, establece las bases para el logro de una verdadera igualdad entre mujeres y hombres tanto en el ámbito público como privado (HCHR-CIMAC, s/f). El primer artículo de la CEDAW es importantísimo para entender el espíritu de la convención: Esta definición es precisa en cuanto señala al sexo como factor utilizado para discriminar, en el sentido de privar, excluir o restringir a la mujer en el ejercicio de los derechos que por igual corresponden al hombre y a la mujer . La CEDAW señala una gran variedad de situaciones de discriminación que afectan a las mujeres en tanto en el espacio público como en el privado, sea en el ámbito político, en la educación, en el trabajo, en relación a la atención médica, la maternidad, la vida matrimonial y familiar, entre otras, y compromete a los Estados a tomar medidas concretas para eliminarlas.

9.4 Artículo 1
A los efectos de la presente Convención, la expresión "discriminación contra la mujer" denotará toda distinción, exclusión o restricción basada en el sexo que tenga por objeto o resultado menoscabar o anular el reconocimiento, goce o ejercicio por la mujer, independientemente de su estado civil, sobre la base de la igualdad del hombre y la mujer, de los derechos humanos y las libertades fundamentales en las esferas política, económica, social, cultural y civil o en cualquier otra esfera.

Página 33 de 36

´µEn el Ecuador existen instituciones que apoyan a las personas que hayan sufrido algún tipo de violenciaµ

Se debe partir por recordar que los derechos humanos están positivados en la Constitución Política de la República del Ecuador, que es la ley de más alto rango. Estos derechos también están consagrados en instrumentos internacionales, llámense convenios, tratados o pactos, los mismos que según la Constitución Política Ecuatoriana tienen rango supralegal, es decir, que están por encima de las leyes nacionales, de tal forma que toda norma nacional que se oponga a lo consagrado por estos instrumentos internacionales es inconstitucional.

Leyes que combaten la violencia de género y violencia intrafamiliar y sus Ámbitos de acción. 9.5
La Constitución es la norma jerárquicamente superior. Todas las normas que se opongan a la Constitución y a los derechos consagrados en los instrumentos internacionales debidamente ratificados por el Estado, son inconstitucionales.

9.6

La violencia de género e intrafamiliar en la Constitución.

La Nueva Constitución del Ecuador (2008) incorpora y garantiza importantes avances para los derechos humanos de las mujeres desde una mirada integral. Entre los principales avances se puede resaltar:  El reconocimiento del Ecuador como un país laico, constitucional y de Derechos.  La igualdad entre hombres y mujeres  La incorporación del enfoque de género en el texto constitucional  Lenguaje inclusivo y de género  Progresividad de derechos y libertades  Los derechos sexuales y reproductivos  Reconocimiento de la diversidad de familia  Derechos a la vida, a la vida digna y a una vida libre de ³violencia´  La paridad como un principio que orienta la conformación de diversas Instancias y especialmente en la designación y representación  El reconocimiento y la incorporación de economía del cuidado  La seguridad social para las mujeres que realizan trabajo doméstico no remunerado. Además, la constitución garantiza políticas para la igualdad entre hombre y mujeres, a través de un mecanismo especializado, dispone la incorporación de género en las políticas, planes y programas públicos, mandato que se vincula a la creación de los Consejos para la Igualdad. Así el Consejo Nacional de las Mujeres (CONAMU), debe transformarse en Consejo para la Igualdad de las Mujeres y adaptar su estructura y funciones a los que establece la Constitución. La Constitución Política del Ecuador (2008), en su Art. 66. Numeral 3, literales a y b, declara que se reconocerá y garantizará a las personas: El derecho a la integridad personal, que incluye: la integridad física, psíquica, moral y sexual; y una vida libre de violencia en el ámbito público y privado.

Manual de atención legal en casos de violencia intrafamiliar y de género.
Página 34 de 36

´µEn el Ecuador existen instituciones que apoyan a las personas que hayan sufrido algún tipo de violenciaµ

El Estado adoptará las medidas necesarias para prevenir, eliminar y sancionar toda forma de violencia, en especial la ejercida contra las mujeres, niñas, niños y adolescentes, personas adultas mayores, personas con discapacidad y contra toda persona en situación de desventaja o vulnerabilidad; idénticas medidas se tomarán contra la violencia, la esclavitud y la explotación sexual. Asimismo, en el Art. 11 numeral 2 manifiesta: Todas las personas son iguales y gozaran de los mismos derechos, deberes y oportunidades. Por otro lado, con respecto a los derechos de las personas y grupos prioritarios de atención el Art. 35 establece: Las personas adultas mayores, niñas, niños y adolescentes, mujeres embarazadas, personas con discapacidad, personas privadas de libertad y quienes adolezcan de enfermedades catastróficas o de alta complejidad, recibirán atención prioritaria y especializada en los ámbitos público y privado. La misma atención prioritaria recibirán las personas en situación de riesgo, las víctimas de violencia doméstica y sexual, maltrato infantil, desastres naturales o antropogénicos. El Estado prestará especial protección a las personas en condición de doble vulnerabilidad. Más adelante en el Art. 81 garantiza: La ley establecerá procedimientos especiales y expeditos para el juzgamiento y sanción de los delitos de violencia intrafamiliar, sexual, crímenes de odio y los que se cometan contra niñas, niños, adolescentes, jóvenes, personas con discapacidad, adultas mayores y personas que, por sus particularidades, requieren una mayor protección. Se nombrarán fiscales y defensoras o defensores especializados para el tratamiento de estas causas, de acuerdo con la ley. Finalmente, en el Art. 331 manifiesta El Estado garantizará a las mujeres igualdad en el acceso al empleo, a la formación y promoción laboral y profesional, a la remuneración equitativa, y a la iniciativa de trabajo autónomo. Se adoptarán todas las medidas necesarias para eliminar las desigualdades. Se prohíbe toda forma de discriminación, acoso o acto De violencia de cualquier índole, sea directa o indirecta, que afecte a las mujeres en el trabajo.

9.7 LEY CONTRA LA VIOLENCIA A LA MUJER Y LA FAMILIAŠ
La Ley contra la Violencia a la Mujer y la Familia (Ley 103) es el fruto de una larga lucha de mujeres ecuatorianas. Fue promulgada el 11 de diciembre de 1995 de mujeres profesionales, amas de casa, mujeres de sectores populares y organizaciones de apoyo, quienes se hicieron presentes para que sea reconocido el derecho a vivir con dignidad.

9.8 Principal contenido de la Ley:
Los fines de la Ley son proteger la integridad física, psíquica y la libertad sexual de la mujer y los miembros de su familia, mediante la prevención y la sanción de la violencia marital y los demás atentados contra sus derechos y los de su familia. (Art.1).

Otros artículos importantes de la Constitución que garantizan la equidad de género y el respeto a los derechos de las mujeres y de otros grupos de atención prioritaria son: Principios Fundamentales: art.1 y 3; principios y derechos de igualdad y no discriminación: art. 11.2, 66.4, 67, 203.4, 329, 330;
Š

Página 35 de 36

´µEn el Ecuador existen instituciones que apoyan a las personas que hayan sufrido algún tipo de violenciaµ

Se considera familiar, para los efectos de esta Ley, a los cónyuges, ascendientes, descendientes, hermanos y parientes hasta segundo grado de afinidad. Así, se norma la violencia marital e intrafamiliar. La protección de esta Ley se hace extensiva a los ex ± cónyuges, convivientes, ex convivientes, a las personas con quienes se mantenga o se haya mantenido relación consensual de pareja, así como a quienes comparten el hogar del agresor o del agredido, como son las personas que prestan servicio doméstico (Art.3). Para los casos que juzga esta Ley se permite la denuncia entre cónyuges, ascendientes y descendientes (Art. 5 y 9).

9.9 Nuevos Juzgados de Violencia contra la Mujer y la Familia:
Si bien la Comisarías de la Mujer y la Familia han constituido un gran avance en la administración de justicia para sancionar y combatir la violencia que experimentan las mujeres y demás miembros de la familia en la cotidianidad, éstas no han sido parte del Sistema Judicial del país, sino que han dependido de la Presidencia de la República a través del Ministerio de Gobierno y la DINAGE. Por esta razón, la nueva Constitución del Ecuador (2008) estable que las Comisarías de la Mujer y la Familia se conviertan en Juzgados de Violencia contra la Mujer y la Familia, funcionando en los mismos lugares donde éstas venían prestando servicios. De manera que, a partir del 9 de marzo de 2009, a través del Registro Oficial No. 544, Art. 22, las comisarías pasaron a formar parte del Sistema Judicial del Ecuador. Asimismo, a partir de esa fecha los Juzgados de la Familia, Niñez y la Adolescencia pasaron a llamarse Juzgados de la Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia, abriendo la posibilidad de que en estas instancias se cuente con un juez o jueza especializada en derechos de las mujeres, por lo menos en los cantones de mayor población y/o demanda. Estos juzgados conocerán las contravenciones de violencia intrafamiliar y aplicarán la Ley 103, en los cantones donde no existan los juzgados especializados, de igual manera lo harán los Juzgados Contravencionales, quienes tienen el mismo mandato. De este modo, los Juzgados de Paz se inhibirán de conocer hechos de violencia intrafamiliar y deberán remitir estos casos a los Juzgados de Violencia contra la Mujer y la Familia y, en los lugares donde no existan, los remitirán a los Juzgados de la Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia. No obstante, como disposición transitoria, las Comisarías de la Mujer y la Familia seguirán actuando hasta que los nueves Juzgados de Violencia contra la Mujer y la Familia estén operando.

CEPLAES (2010). Boletín Alerta No. 12. Del Observatorio del derecho de las mujeres a una vida sin Violencia.

Página 36 de 36

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful