mandalaliteraria mandalaliteraria

revista
C O M P I L A T O R I O D I G I T A L D E P E N S A M I E N T O S

I B E R O A M E R I C A N O S

Número 20 • Año 2

AGOSTO DE 2011

Arca de palabras
El Deseo Mi Jorge amado La peluqueada Su voz Mi rey Lluvia Como serpiente de plata S.O.S Estamos en peligro

Un alto en el camino
Religando

Ayudándolos a crecer
Seres íntegros e incorruptibles

Opinión libre
Lisandro Penelas

Prosa poética
Barca varada En la noche El amor La creación Atardeciendo

Dejando huellas
Toyo Shibata

Recomendados
Cine y literatura... Escalera de sueños San Luis desde el primer grito de libertad

Poesía
Camino a la unión Mascarón, piel de madera… El río y yo Sitios Terquedad Tus silencios Audaz vendimia

Bellas artes
Punto de cruz

Por un mejor ambiente
La marca del dolor... color...

Descubriendo paisajes
Suiza Segunda parte

El baúl de los recuerdos de la abuela
Chupín de pescado

Psicoactiva
Limpieza Mental

Festival del Caribe
Publicación Mensual | COLOMBIA, ARGENTINA, URUGUAY, CHILE Y OTROS PAISES

Editorial 5 Arca de palabras El Deseo Mi Jorge amado La peluqueada Su voz Mi rey Lluvia Como serpiente de plata S.O.S Estamos en peligro Prosa poética Barca varada En la noche El amor La creación Atardeciendo Poesía Camino a la unión Mascarón, piel de madera… El río y yo Sitios Terquedad Tus silencios Audaz vendimia Descubriendo paisajes Suiza Segunda parte Psicoactiva Limpieza Mental Un alto en el camino Religando Ayudándolos a crecer Seres íntegros e incorruptibles Opinión libre Lisandro Penelas Dejando huellas Toyo Shibata Recomendados Cine y literatura: binomio fantástico Escalera de sueños San Luis desde el primer grito de libertad Bellas artes Punto de cruz Por un mejor ambiente La marca del dolor en el Pueblo Wichi El baúl de los recuerdos de la abuela Chupín de pescado Festival del caribe
Mandala Literaria Compilatorio digital de pensamientos iberoamericanos Año 2, No. 20 Diagramación y composición: Ethel Saavedra García Diseño Carátula: Andrés Téllez Saavedra Registro: SafeCREATIVE Código: 1108229909780 Fecha: 22 de Agosto, 2011

15

18

21 23 24 25 27 30 31

Imágenes de: Loreto Silva Taller de Creación Literaria (Juan Samuel Aravena) Banco de Imágenes Gratuitas (José Luis Ávila Herrera) Néstor Hugo Almagro Óscar Gutiérrez (Ogphoto) Wikipedia

33 34 37 38

Esta revista puede difundirse sin ánimo de lucro. Solicitamos que los artículos siempre contengan el nombre de su autor.

Equipo Editor
Mirta Tagliatore de San Pedro, provincia Bs. As, Argentina. Técnica Superior en Narrativa y Guión de Cine - Técnica Superior en Narrativa Contemporánea con Orientación a la Investigación Informática ESCUELA DE NARRATIVA Y GUIÓN DE CINE - ARGENTINA - SADE Graciela Savickas, de San Luis, Argentina Técnica Superior en Narrativa y Guión de Cine - Técnica Superior en Narrativa Contemporánea con Orientación a la Investigación Informática ESCUELA DE NARRATIVA Y GUIÓN DE CINE - ARGENTINA - SADE Ethel Saavedra García, de Cali, Valle del Cauca, Colombia. Técnica Superior en Narrativa y Guión de Cine / Técnica Superior en Narrativa Contemporánea con Orientación a la Investigación Informática ESCUELA DE NARRATIVA Y GUIÓN DE CINE - ARGENTINA - SADE

Colaboradores
Loreto Silva, Chile. Escritora y poeta Federico Rodrigo IV. Uruguay. Escritor Carlos Idrobo Zapata. Colombia. Escritor Joan Mateu. España. Escritor Rodrigo Fernández C. Colombia. Docente y Escritor Marcelo Sosa Furidi. Uruguay. Escritor Ana María Flosi. Argentina. Docente y Escritora Magda Rodríguez M. España. Escritora Norma Aristeguy. Argentina. Escritora Graciela Qués. Argentina. Escritora y Poeta Silvina Grassi de Meli. Estados Unidos. Escritora y Poeta Daniel Adrián Madeiro. Argentina. Escritor y Poeta Ricardo Rodríguez. Argentina. Poeta Milva Passerini. Argentina. Poeta Juana Cataño. Colombia. Poeta Néstor Hugo Almagro. Argentina. Médico, Conferencista, Escritor y Poeta Martha Corso. Argentina. Escritora Asunción L. Rey. España. Escritora y Poeta Julio Andrés Pagano. Argentina. Escritor Jannie María Pastrana Borrero, Colombia. Escritora Fernando Saad. Argentina. Docente, Escritor, Director y Productor de Cine Marisa Martínez. Argentina. Escritora

"DE NUESTROS LECTORES
Voto por ¡Mandala! Mucho que leer, hermoso y bien hecho. Para disfrutar en las vacaciones, se imprime y... a leer en la playa o debajo de un árbol... o sentado en la terraza con un granizado de limón... ¡Vengaaa!" Magda Rodriguez Martin, España. Es grato encontrar publicaciones como la Revista MANDALA. ¡Es hermosa! Sus artículos recogen con mucha propiedad y seriedad diferentes temas, en una presentación digital impecable y en un lenguaje fresco y ameno. Uno de los esperados por mí, es de la corresponsal Argentina que me hizo conocer tierras lejanas a través de sus frescas palabras... ¡Me encanta...! Wenly Ríos, Cali. Colombia. Norberto: Las editoras y el diagramador hacen un trabajo excepcional. Mandala Literaria es un acierto del pensamiento lugareño y regional, primero. Con una proyección latinoamericana y para el mundo, que universaliza el esfuerzo creativo, que nos enorgullece y jerarquiza. Héctor Pablo Ossola, Argentina.

ANUNCIOS IMPORTANTES Informamos que las Convocatorias para los Concursos: Club de Leones de Martínez. Auspiciado por la municiplidad de San Isidro al IV Concurso literario internacional 2011 y la convocatoria al Concurso literario de poesía y cuento 2011 convocado por la Biblitoteca Popular de San Isidro fueron prorrogados por un mes más. Fe de Erratas: En la revista No.19, en el artículo escrito por el Sr. Mauricio Moday, Rasgos de la sociedad de aquella época, descriptos por Homero, en su bibliografía léase: Enciclopedia Cristiana y no Enciclopedia Cristina.

mandalaliteraria@gmail.com http://facebook.com/mandala.literaria http://es.scribd.com/mandalaliteraria

Cada uno de nosotros en nuestro interior tenemos la respuesta a la pregunta ¿Cuál es la razón para escribir? Pueden ser muchas las respuestas... Alguien dirá que es la de transmitir un pensamiento, una necesidad de exteriorizar y de llegar a los demás para ser leídos, para llevar motivos de reflexión o para brindar momentos poéticos que llenan el alma tanto del que escribe como de quien lee... Esta es la razón de ser de Mandala Literaria, la de convertirse en el compilatorio digital del pensamiento iberoamericano que cumple con el objetivo de compartir con los demás la forma de crear escritura. De acuerdo a esta necesidad siempre el Equipo Editor de la revista ha estado dispuesto a llegar a más lectores para que todos ustedes sean leídos. Es por eso, que sentimos la necesidad de abrir un espacio donde las páginas de la revista estuvieran a

disposición de quienes de paso, o quienes ya conozcan la revista así lo hicieran. Entonces abrimos un espacio en la red: http://es.scribd.com/mandalaliteraria Desde el 9 de junio del 2011, que subimos la primer revista hasta la fecha contamos con 740 visitas de Colombia, Perú, Argentina, Estados Unidos y España. Nuestras estadísticas marcan aproximadamente 15 lecturas por día. Es este el motivo que nos llena de alegría y queríamos compartirlo con ustedes para que sepan que están siendo leídos y no solo por este medio, sino porque estamos llegando con nuestros envíos por email a más de 1.100 lectores, sin contar con los aquellos que gentilmente hacen nuestros auspiciantes honoríficos y difusores. La Revista es de ustedes y los animamos a continuar apoyándola con sus pensamientos. Ethel Saavedra García Equipo Editor

Auspiciantes honoríficos y difusores: SOCIEDAD ARGENTINA DE ESCRITORES - S.A.D.E. Seccional Provincia de San Luis UNIÓN HISPANOAMERICANA DE ESCRITORES (UHE) Trujillo (Perú). Portal Literario LETRASYALGOMAS (Uruguay)

arca de palabras
El Deseo
Mención de Honor en el Certamen Internacional Junin País, en el año del Bicentenario. Argentina 2010. Loreto Silva Chile
padre detiene la nave, mira a Heras y afirma con seguridad que ese es el lugar, él asiente. Entre los tres bajamos el deslizador hacia un costado de la cinta, ellos lo ocultan y le colocan un pequeño irradiador de energía, para Loreto Silva ubicarlo al regreso, a continuación lo camuflan con mantas pintadas de verde y negro. Sobre nuestros trajes nos ponemos sendas túnicas holgadas, estos hábitos en grueso paño oscuro cubren desde nuestras cabezas hasta los pies, protegiéndonos del frío circundante y de ser vistos; es imposible diferenciarnos del ambiente y hasta entre nosotros, excepto por nuestras estaturas. Guiados por una brújula, en estricto silencio, iniciamos una caminata internándonos por el terreno boscoso que rodea la cinta. Troy, quien nos conduce, en un momento dado parece dudar acerca de la ruta a seguir, Heras indica que según su mapa, que observa con un pequeño haz de luz que sale de su bocamanga, todavía debemos continuar en esa dirección. Estando ya muy lejos del camino, la impaciencia derivada de este viaje inesperado y el frío, me hacen tocar el hombro de Troy, quien se voltea pues va delante de mí, y lo confronto: “¡Padre!, ya basta de secretos, quiero saber adónde vamos y el motivo por el cuál infringimos las leyes bajando de las cintas metálicas que protegen los terrenos de los humanos”. Me observa por unos instantes creo que me va a hablar, no obstante, guarda silencio y sigue caminando, yo detrás de él, nos sigue Heras. Por la mente de Troy pasan vertiginosos los pensamientos. «¡Ah querida hija! Deseo decírtelo, mas tengo tantas dudas ni estoy seguro de encontrar la bóveda ni tengo la certeza de hallar todo tal cual lo dispusimos. No quería, de veras, traté de impedirlo, ¡te lo juro!, pero a veces el amor puede más que la razón». Mientras caminan el fhobos reconoce el terreno, esto lo tranquiliza en algo, su pensamiento sigue discurriendo: «Quinientos cincuenta años atrás

Así como la tristeza enferma y mata a los seres vivos, la esperanza los fortalece y da vida más allá de toda lógica, no importando de cual especie sean. En este lugar convivimos millares de especies vivas y al menos una decena superiores esto es: inteligentes y pensantes. En los tiempos antiguos éramos depredadores y coexistir en un mismo espacio habría sido utópico. Hoy que estamos diezmados aprendimos a vivir juntos, no a convivir, sólo nos reunimos para tomar acuerdos que normen y permitan la supervivencia de todos en forma pacífica. Tenemos prohibido trasponer las fronteras de los territorios asignados a otras especies superiores, esta medida tiene la finalidad de evitar la formación de parejas de genéticas diferentes, esto deviene en prevenir el nacimiento de “engendros”, que las más de las veces presentan problemas morfológicos y casi siempre esterilidad. Es como si un orden universal y superior, impidiese proliferar a estas mezclas. Mi padre, Troy, es un fhobos, yo también; mi madre falleció cuando tenía veinticinco años, siendo yo pequeña. Troy me ha solicitado que lo acompañe, lo extraño es que me indicó vestir con traje protector y éstos los usamos sólo cuando hay viajes largos y peligrosos. Salimos temprano, llegó la noche que está oscura, nos transportamos en un deslizador sus potentes focos iluminan la cinta metálica flotante, la ausencia de otros destellos similares demuestra que es el único vehículo que va por el camino, conduce mi padre y de copiloto, Heras, su mejor amigo; son científicos y trabajan juntos. Después de interminables horas, mi

5

contrapuesta, luego cambian de junto a Heras, utilizamos toda la posiciones y hacen lo mismo con las tecnología disponible para poner en otras dos esquinas. Al terminar, la estado de hibernación a Shamann, edificación comienza a abrirse ella deseaba verte adulta, así que hacia los lados, con lentitud como desafiamos la ley por segunda vez, la si se estuviese rasgando por el primera fue cuando formamos medio, la vegetación se rompe y pareja, en esa época ya habían cede ante este movimiento prohibido la mezcla de especies, provocando un crujir agorero. aunque entre fhobos y humanos la Esperan a que esté abierta y que única diferencia genética está dada el polvo decante, notan que sale por los plazos de envejecimiento y aire de adentro del foso, se acercan ese fue el motivo, ellos viven en y ven una larga escalinata y luz casos extremos una centuria y tenue, todo parece ser metálico sin nosotros cerca de veinte, sabíamos rastros de herrumbre, Ishar se que al tener hijos, si heredaban a su Loreto Silva pregunta qué puede haber ahí. madre, sería yo quien los perdería Encienden sus linternas bajando temprano, si el material genético dominante era el por las escaleras, al final hay un pasillo el que mío, que fue lo que ocurrió, ella no tendría posibilidades de ver a sus hijos convertidos en termina en una sala pequeña, es un laboratorio, los adultos». Sus divagaciones son interrumpidas por la corazones de Troy y Heras se aceleran, Ishar está voz de Heras: “doblemos aquí”, siguen sus expectante, hace calor se quitan los ropajes gruesos. indicaciones llegando al borde de un gigantesco Con rigor científico los fhobos verifican un complejo panel de indicadores, corroborando datos y valores, fiordo. dándose al fin por satisfechos. Sus movimientos «Con una gran cuota de suerte, semejante a un milagro, recuperaré a mi esposa, tu madre, al menos certeros no denotan la ansiedad que los consume. Presionan juntos una celda de reconocimiento y se por un tiempo. Sin embargo, cada año transcurrido abre una puerta, aparece otra sala en la cual sobre desde entonces aumentaron los motivos que me hacen lamentar haber cedido a sus ruegos. Los una mesa hay una cámara metálica de unos dos nuevos descubrimientos en técnicas de hibernación metros de largo por uno de ancho, las pulsaciones de muestran los errores de la tecnología incipiente que Troy aumentan. Heras, viendo el frenesí de su amigo utilizamos, reconozco que todo lo hicimos casi de de nuevo asume el mando, le da órdenes, revisan modo artesanal construyendo lo necesario, otro panel, esta vez con mayor detención que el careciendo de asesoría de expertos, sabíamos desde anterior, sus rostros han dado lugar a unas máscaras el principio que el resultado era incierto; de hecho impenetrables, una vez realizada ésta que parece hace escasos años que han autorizado experimentos ser la última revisión, Troy limpia con cuidado la cubierta y levanta la mitad superior de la cámara, de este tipo en humanos». que se gira hacia abajo dejando al descubierto un Heras insistió: “debemos seguir al norte orillando el fiordo hasta encontrarlo”, Troy deja de cavilar y cuerpo vestido con un traje metalizado, cuyo rostro y sigue a Heras, quien dirige ahora al trío. Después de pecho están cubiertos con un paño del mismo un tiempo indefinido en que caminan concentrados, material. Lo retira con delicadeza, apareciendo una precaviéndose de tropezar y caer en esa zona en hermosa mujer de delicadas facciones, curiosa, la especial peligrosa, encuentran un montículo, parece joven fhobas se acerca para mirarla: “pareciera que una antigua edificación de piedras, bastante fuese yo”, dice pensando en voz alta, luego derruida y cubierta por una copiosa vegetación. Los alborozada grita: “¡es Shamann!, ¿verdad?, es mi fhobos la examinan y se ubican en algo que a Ishar le madre”, mira hacia los fhobos, “¿por qué no parecen las esquinas de un cuadrado, con dificultad, despierta?”, en la cara demacrada de su padre ambos giran las piezas angulares en cada punta encuentra la respuesta, de los ojos de Troy comienzan a caer gruesas lágrimas conjugando:

6

espera, temor, dolor y fracaso. Heras, desmoronado, se apoya en la pared y agarra la cabeza con las manos. Ishar vuelve sus ojos a Shamann y gritó: _ ¡Abrió los ojos!, ¡los abrió!, -la humana la observa con calidez y sin moverse le habla con voz suave: _ ¡Ishar creciste!, hija soñé verte así, convertida en una fhobas joven y sana. -Volviendo su vista a los fhobos agregó: _ Troy, perdona mi egoísmo, gracias por pagar el precio de mi deseo; Heras con todo mi espíritu siempre te agradeceré. Los científicos están estupefactos, los indicadores muestran que aunque el cuerpo se conserva en aparente buen estado, hace ya varios siglos carece de vida. _ Abrázame -invita Shamann a su hija, la fhobas se funde en una con su madre, Ishar alcanza a tocarla y en una exhalación sólo queda el traje vacío y un finísimo polvillo. El deseo de Shamann se ha cumplido.

Mi Jorge Amado
Federico Rodrigo IV Uruguay
Diez años exactos se cumplen de la fecha en que dejé de leer. Porque el 6 de agosto de 2001 falleció Jorge Amado, el escritor que puso la Bahía de los años cuarenta en mis manos. Y la frase es un tanto fría para insinuar el sitio, los habitantes y la época, que sigue

siendo un concepto frío, cuando en realidad me refiero a la vida en todo su esplendor, contada con la franqueza que sólo un maestro en el arte de la escritura puede brindar. No es que no haya leído antes o después, es que desde que lo descubrí en 1970, busqué y leí todas sus obras. El mío es un testimonio y no tiene más valor que si dejara constancia de que tengo todas las canciones de tal o cual autor. Pero no tengo otra forma genuina de acercarme al fenómeno cultural que representó Amado sin faltarle el respeto. Teníamos doce años en 1970, cuando se corrió la voz entre nosotros de que había que leer “Capitanes de la arena”. Para mí, uno de los mejores títulos que se puede concebir por su simbología tan clara como profunda. Pero eso fue para después, porque durante nos sumergimos ininterrumpidamente en la vida de muchachos de nuestra edad que nos identificaban plenamente en cuanto a rebeldía y sueños, sin escondernos uno de los ámbitos más denigrantes en que se puede crecer. Cuando a fines de los ochenta a los niños de la calle los mataron como a perros, ¡y eso que es horrible matar a un perro!, yo me pregunté cómo era posible haber leído el libro y tomar esa decisión. Loiro, lo que significa en portugués, lo aprendí leyendo mi primer gran obra, y si bien es insignificante frente a todo lo demás, no deja de ser un buen ejemplo de la ávida atención que naturalmente puse para la comprensión. “Doña Flor y sus dos maridos” llega al cine y le abre a Brasil un mercado inconmensurable, el resto del mundo. Para el cine, para el escritor, para sus colegas, para su cultura. Par mí, pone color y forma a lo que había leído y aroma a las comidas, completa con trajes y sonrisas lo que había imaginado y me hace reír con tanta elegancia europea derritiéndose bajo el sol tropical o desnudándose ante el espiritismo africano. Xico Buarque con su canción tan contradictoria como la sociedad misma repercutirá por décadas el fenómeno de sus preguntas desesperadas y el Vadinho de José Wilker será eterno mientras que a Sonia Braga la veremos madurar en otras películas hasta ser la bahiana por excelencia en “Gabriela, clavo y canela”, encarnando a la mujer que volvió loco al turco que interpretara Marcelo Mastroiani. Y a nosotros con él. Por los ochenta llega “Tienda de los milagros” pero ya es otra cosa. Nada de cine comercial. Hay que ir a

7

Cinemateca y munirse de la hoja explicativa para entender los entreveces políticos de la época. Porque si bien la sensualidad le abrió el mundo a Jorge Amado, ese sexo llano y sin tapujos de un pueblo que cree y respeta tanto la fe católica como el candomblé, no es sino el aspecto más visible de la obra del bahiano, un llamador tan sencillo como universal que apenas es una muestra de un escritor políticamente jugado y socialmente comprometido. Es más, por encima de estos u otros aspectos, se respira la esencia veraz que todo lo admite porque conocer es la única forma de amar. Vendrán luego más películas y las telenovelas que corporizan los personajes de “Tieta do Agreste” y “Tierras del Sinfín” entre otras de sus obras, pero no claudicará ese conocer al individuo y sus conflictos para entender a la sociedad que los condiciona. Saber que el sicario al servicio de los terratenientes es un hombre como cualquiera o que las mujeres fueron a la capital para prostituirse y regresan como madre e hija para ser las damas que antes no pudieron, sigue siendo lo importante. No puede afirmarse que Amado sea el mejor escritor brasileño de su época como no puede reconocerse a Bahía como la mejor ciudad de Brasil. Pero nunca nadie jamás podrá exponer su patria chica con tanta vida como él lo hizo, aunque sus bondades populares le impidan el consenso de la crítica o los réditos imperiales del Nobel, que representan el cinismo del ser humano por destruir lo que no saben crear. Simplemente, los invito a leer la obra de Jorge Amado.

La peluqueada
Carlos Idrobo Zapata Colombia Sábado por la mañana, único momento disponible, pues durante los días de semana, la jornada estudiantil, mañana y tarde, en la escuela No. 2 Mariano Ramos, el tiempo solo alcanzaba para hacer tareas y el domingo, fiesta de guardar, era para ir a misa. Como todas las peluquerías quedaban en el Centro, veinte minutos de caminata desde el Barrio Obrero separaban los dos sitios, que recorría de la mano de

mi padre. Al llegar a la Calle once, aún faltando dos cuadras, ya se d i v i s a b a e l distintivo, cilindro giratorio con sus franjas de colores rojo, azul y blanco en espiral, que determinaban el punto de llegada, La Barbería. El aspecto de mi pelo, era como el de una gallina matada a Loreto Silva escobazos. En la puerta nos esperaba un caballero de rostro severo, de corbata y blusa blanca que más parecía un galeno que un barbero. Giraba su silla, enderezaba su espaldar y de cuatro pedalazos, nivelaba mi humanidad de diez años a la altura de trabajo, después me envolvía con una capa blanca que anudaba a mi cuello y que cubría hasta los brazos de la silla. Parecía ante el espejo, como una mota de pelo sobre un cono de nieve y mis ojos veían con horror, como mi cabeza perdía volumen e iban apareciendo dos orejas, que durante muchos días no se percibían. Entonces, con un susurro que mi padre no pudiera escuchar, lanzaba una frase lastimera y a manera de súplica: -No me tumbe mucho-, a lo cual el peluquero respondió tajantemente, -No,.. Común y Corriente y ese común y corriente significaba, el famoso Corte Alemán, que después de tantos años, pareciera que la guerra no había terminado. Después de la faena de tijeras, seguía la de la barbera, que delineaba con precisión quirúrgica, los arcos sobre las orejas que semejaban los guardafangos de un Ford 48 y lo mismo en mi nuca, sentía el filo de la navaja, raspar mi piel y después como un proceso de desinfección, sentía el mismo recorrido de la navaja pero esta vez era el frotamiento de la piedra lumbre; después, una porción de gomina que distribuía en la palma de sus manos, era esparcida sobre el poco cabello que quedaba en la parte superior de la cabeza, sentía como una caricia de adelante hacia atrás, queriéndome decir - ya está bien, resígnate-, luego, la peinada hacia atrás, con

8

pelo bien asentado que parecía lamido por una vaca, después una nube de talco me rodeaba, cuando con una brocha redonda, refrescaba mi piel irritada, enseguida un atomizado de Alhucema que emborrachaba el ambiente. -Listo don Hernando- decía el barbero, -ahora su turno- girando el cojín para que mi padre no sintiera, al sentarse, ese calor que durante la ½ hora de rigor, marcaba el reloj de péndulo. Ya de lunes y de nuevo en mi escuela, no faltó que alguien dijera: ¿Te hiciste peluquear ?- oí otra voz, ¡Ya era hora !- pero lo que me mató fue esa expresión lapidaria, la de mi compa, mientras manipulaba su taja-lápiz, -¡TE SACARON PUNTA!

Mi Rey
Rodrigo Fernández C. Colombia El taxi viró bruscamente hacia la derecha buscando la dirección que yo le había indicado previamente. Desde mi asomo a la esquina de mi casa sospeché que algo sumamente grave había acontecido en la casa paterna. En el antejardín, se arremolinaban los curiosos como olfateando que sucedía en su interior. Un primo de la familia hacía las veces de portero, impidiendo que los curiosos y vecinos pisaran y se adentraran sin permiso alguno al interior de la casa. Yo bajé del taxi presuroso sin mirar o contar la devuelta que de un billete de mediana denominación con el que pagué el servicio. Presumo que el taxista para sus adentros se dijo: “lo bueno de las calamidades es que siempre se queda un billetico olvidado”. Yo como hijo de esa familia me abrí paso entre los chismosos para alcanzar la sala de mi casa. Quienes me identificaron como hijo de mis papás, me abrieron espacio como diciéndome: Usted tiene pleno derecho a entrar sin tropiezo alguno. No necesité interrogar a hermanas o hermanos acerca de lo sucedido. El espectáculo casi público, nunca lo podré olvidar. El plena sala de la casa, mi papá era arrastrado como un muñeco gigante por un fornido familiar y el especialista en “arreglos mortuorios”. Me preguntaba entonces, ¿para qué tanta corbata para irse a esas dimensiones que nos causan pánico y desconcierto, si mi a mi papá no le gustó nunca este símbolo de la nobleza? Pensaba: mi papá debe estar incómodo con ese traje. Su cadáver recostado contra la fría baldosa de color rojo y su vestido oscuro me dejó una impresión inolvidable. Nunca había presenciado tan impactantes imágenes, mucho menos esperé verlas en un ser querido. Para el delegado y especialista en lides funerarias, su trabajo fue relativamente fácil, porque mi papá presumo pesaba menos de setenta kilogramos, quizá unos cinco menos. Mi mamá se me acercó tomándome cariñosamente por el hombro, intentó explicarme el motivo del deceso de mi padre, pero yo entendí y ella entendió

Su voz
Joan Mateu España
A pesar de que era difícil entablar una conversación, me encantaba escuchar su voz. En cuanto tenía un momento aprovechaba para llamarla y pasaba con ella todas las horas que podía. Estaba deseando llegar a casa para tomar el teléfono y escucharla. Quizás alguno pudiera pensar que era una obsesión, pero a mí, estos ratos con ella me relajaban de todos los problemas de la jornada. En cuanto llegué llamé inmediatamente y ella contesto al instante desde el otro lado del hilo: Son las 14 horas, 17 minutos 45 segundos, son las 14 horas, 17 minutos... Me acomodé dispuesto a una larga velada disfrutando de su voz.

9

que no podíamos comunicarnos verbalmente, nuestras expresiones de dolor hablaron por nosotros. Días después mi mamá comentó en presencia de mis hermanos lo ocurrido. Mi papá, un ser excepcional con mas virtudes que defectos, era de contextura delgada, su estatura típica del indio colombiano, su pelo tirado hacia atrás el que se peinaba con los cinco dedos de su mano derecha, vestido siempre de color caqui como rindiendo culto permanentemente al trabajo y al trabajador, con sus herramientas siempre terciadas entre la pretina de su correa, donde aprisionaba el alicate y el atornillador que no puede faltar en el menú de un buen electricista. Además no podía faltarle el maletincito debajo de su axila derecha, maletín sin color donde guardaba con celo toda la repuestería que le puede hacer falta a un electricista en los oscuros, estrechos y falsos cielos de las casas viejas. Experto en corriente alterna y pulsante. Nunca necesitó de un probador para descubrir si en ese o aquel punto había presencia eléctrica. Su especial tacto le indicaba si la corriente eléctrica que medía, correspondía a ciento diez voltios o su doble. Era admirable su manera de medir. Su multímetro era su tacto. Retirado de una empresa prestadora del servicio eléctrico de la ciudad, se dedicó a trabajar “por su cuenta”. El aldabón de la puerta de mi casa sonaba permanentemente tocado por los vecinos o ricos de la ciudad buscando a mi padre para los trabajos eléctricos. Mi mamá muchas veces y para darle un respiro a mi papá, debió mentir y negar que estaba en casa. Afamado por su responsabilidad, por su calidad de trabajo y por su creatividad. Nunca se “varaba” por la falta de uno u otro elemento necesario en estos arreglos. Sus amigos lo buscaban porque decían que mi papá “arreglaba hasta matrimonios”. Y la verdad, eso era cierto. Sus ex-compañeros de trabajo en la empresa, nunca lograron pillar como mi papá se las ingeniaba para hacerle trampa al contador que fijaba la tarifa de pago de la electricidad en mi casa. Decían: esa instalación, solo la entiende Mi Rey.

Pocas familias pobres se podían dar el lujo en el barrio de tener encendidos los bombillos hasta altas horas de la noche y cocinar los alimentos al calor de una resistencia eléctrica al rojo, como lo hacía mi familia. Mi papá había logrado que el contador girara de la manera más lenta posible, haciendo que los cobros por ese concepto, permitieran invertir en otra cosa esos mal llamados ahorros. ¡Claro! Logramos entender porqué buscaban tanto a mi papá para los trabajos en electricidad. Cuando le preguntaban al cucho ¿cuánto le debo Mi Rey? Él contestaba; ¡deme para la canequita! Y es que el aguardiente y sus derivados le gustaban mucho al viejo. Sus tomatas habituales eran los días viernes, sábado y algunas veces el domingo. Sin embargo muchas veces, sus borracheras iban de principio a fin de semana, acompañadas de las rancheras mejicanas. Se paraba y seguía bebiendo. Allí perdía su norte o mejor dicho, extraviaba la brújula, aunque nunca dejó de depositar algo de billete en el “mate” que tenía mi madre destinado como caja fuerte en la parte superior de la despensa de la cocina. No obstante mi padre pudo hacerle el quite al alcohol durante dos largos meses para él. Juiciosamente atendió los consejos de mi mamá y de amigos para “dejar” de tomar trago. Todos asistimos incrédulos y felices a tan notable evento. Mi papá dejo de tomar aguardientico. Que bueno decíamos los hijos. Después de largos días de abstinencia de las redes de Baco, llega el día de la clausura de un grupo de tomadores de aguardiente entre los que contamos a papá. Asistimos contentos de esa inesperada redención de cuya ceremonia nos sorprendió el final. Imagínense con que palabras terminó mi papá el discurso de clausura… “Compadre, esto hay que celebrarlo” tomándole por los brazos le dijo a su gran amigo. Y efectivamente, se fueron a celebrar tomando guaro y los diplomas quedaron archivados en las oficinas de los anónimos tomadores de aguardientico.

10

Recuerdo a mi papá aparecer en la esquina de mi casa, tambaleante o mejor dicho, borracho; cargando en su mano izquierda una chuspa llena de pólvora en fiestas decembrinas. Pero esto no tiene ningún atractivo. Lo grave es que con la mano derecha sostenía encendido el cigarrillo identificado por un piel roja, como retando la ira del indio. Su segundo y gran amor: el cigarrillo. Encendía el cigarrillo siguiente, con el que terminaba de fumar. Fumador empedernido y convencido de que esto no le perjudicaba su salud, aunque la tos ya había irrumpido en su sistema respiratorio. Caminaba toda la ciudad con la escalera de guadua al hombro, ofreciendo sus servicios cuando el trabajo estaba “pesado”. Su compromiso para con sus hijos fue el de llevar siempre algún dinero a casa. Siempre esperábamos ansiosos su llegada, pues aunque borracho, llevaba consigo unos billetes, con los que mamá compraba hasta carne para darnos de comer a todos. El paseo de los domingos implicaba una severa caminata que terminaba en los guayabales. Cerca del cultivo de guayabas estaba un expendio de guarapo, hacia donde se fugaba mi papá a mitigar su sed, eso si, sin que mamá se diera cuenta. No se que grado de escolaridad tuvo papá, pero su lenta, firme y bonita letra palmer es aún digna de orgullo y admiración. Como su letra era tan precisa, un hermano sagaz en cuestiones del dibujo, le falsificaba la firma, cuando mamá requería comprometerlo en una obligación económica. Señalaba con propiedad y olfato social el motivo de nuestra pobreza y de la desigualdad social, de la que culpaba a la burguesía nacional y a la corrupción de las clases dirigentes. Nos contaba a su manera la génesis de la violencia en Colombia, motivada por la muerte de un caudillo que dijo representar los interese de los pobres. Opinaba: …cómo se le ocurrió decir tal cosa... Se jactaba cuando tomaba aguardiente en presencia de sus amigos, de tener hijos que estudiaban en la escuela y que un día serían “doctores”. Además de electricista era zapatero. Nunca acudió donde estos señores para remontar el pobre calzado nuestro. El mismo lo hacía con mucho gusto. Recuerdo que nuestra primera y única casa paterna cuando nos la fue entregada por el ICT, en obra negra, sin puertas ni ventanas, mi papá con dotes extraordinarias de carpintero profesional, construyó

principalmente unas ventanas que fueron motivo de envidia de nuestro vecindario y de orgullo paterno. Hombre de pocas palabras cuando se dedicaba a trabajar juicioso, pero de muchas, cuando el etílico surtía su efecto. Sus carcajadas aún pueden escucharse cuando hacía los chistes satíricos, haciendo alusión sus hermanos. Papá definitivamente tenía las siete vidas del gato. Cayó de las alturas y desde la escalera, rompiendo con su cuerpo un mostrador de vidrio en un almacén donde trabajaba, cuyo propietario pretendió atrevidamente cobrar los asesinos vidrios que casi matan a papá. Hospitalizado, se recuperó satisfactoriamente. En la oscuridad de la noche y como bohemio que se respete, fue arrollado por un carro fantasma que casi lo lleva al barrio de los acostados. Definitivamente ese cucho, tenía una fortaleza digna de admirar. Su función siempre fue trabajar incansablemente. Nunca estaba quieto. Siempre reparando algo. Desarmaba una plancha para limpiar uno a uno los electrones que producen el calor. Nunca fue amigo del ocio. Nunca se interesó en su salud. Para que. El nunca se enfermaba. Su habitual enfermedad eran los guayabos terciarios que cada día con su edad eran más severos. Esporádicamente a través del tiempo, lo hacía palidecer un severo dolor de cabeza del que se quejaba en silencio. Creo que nunca visitó un médico por convicción personal. Odiaba a los matasanos. Así les decía. Mi mamá ya más calmada contaba que mi papá esa noche, la noche de su muerte, había llegado de trabajar con un fuerte dolor de cabeza. Ella partió rodajas de papa, rociadas con alcohol para ponerle en la frente, envueltas en un pañuelo a cuadros. Escuchó los quejidos valientes de mi papá esa noche, pero el sueño la venció. Cuenta mi mamá que a eso de las tres de la mañana escuchó un fuerte ruido en el baño de la casa. Inmediatamente pensó en papá. Efectivamente. Papá yacía tirado en el estrecho baño en una posición difícil de explicar. Gritó con fuerza, siendo auxiliada por mi hermana y vecinos que despertaron con el ruido. Mi papá fue trasladado inmediatamente a la clínica, donde llegó sin vida. Una explosión de sangre en la totalidad de su cerebro lo llevó al fin a Mi Rey. 11

Lluvia
Destacada Letras y algo más Marcelo Sosa Guridi Uruguay

Como serpiente de plata
En homenaje a Ernest Miller Hemingway Mirta Susana Tagliatore Argentina

Entre el mar y el pueblo corría la ruta. Dividía las Él se acercó por detrás, sigiloso. Ella aparentaba doradas arenas del verdor del prado donde se distracción, pero ambos sabían que era parte del asentaban casas blancas como palomas reunidas en juego. Él arrimo sus labios al oído de ella y susurró concilio. Frente al la plaza, una iglesia medieval. A las palabras justas, las claves que abren la pasión. escasos metros estaba el único bar de la zona con Un murmullo de pétalos se arremolinó en la brisa pocas mesas cubiertas con manteles floreados. repentina de la mañana. Ella giró y lo besó sin Él arribó en un descapotable. Vestía traje de hilo aviso, y el beso fue recibido con la misma falsa blanco, corbata roja, sombrero ocre. sorpresa con la que Se sentó junto a la llegaron las palabras. La chimenea. Abrió una mañana tuvo un brillo cigarrera revestida en cuero fugaz, repentino, esos y extrajo un habano. brillos falsos que -¡Moza! ¡Camarera!, un gin anuncian las tormentas. con hielo –pidió mientras Entonces él la acarició, le consultaba el reloj de tomó el rostro y devolvió bolsillo. el beso, intenso, rojo. Las Las miradas de los nubes cubrieron de parroquianos convergieron pronto el cielo. hacia la puerta: una mujer Se abrazaron y la piel de con aire de diosa hizo su ambos fue una sola, el aparición. contacto quemaba pero -No te esperaba tan Taller de Creación por correspondencia era un incendio buscado, temprano –dijo el hombre querido. Tronó y el mundo -Me dijiste a las cinco – tuvo miedo. Hubo millares de besos, caricias locas, respondió la voz cálida de Any amor táctil. Hasta que sucedió y fue eterno, fue un -¿Limonada o algo fuerte? instante. La lluvia cubrió la tierra, fertilizándola, -Una copa de anís. Estoy un poco mareada. amándola, volviendo a ella. -¿No te sentís bien? ¿Por qué no consultas al Dios miró la escena complacido, mientras ellos doctor? volaban unidos por milenios hasta más allá de -Es algo pasajero. No te preocupes. cualquier cielo. Pensó, y en ese pensamiento, -Cuando leí tu carta fue tan grande la emoción que como siempre, hizo: “los humanos, pequeños no pude concentrarme. seres, no saben cómo es el amor de los ángeles. Un violinista se acercó. Las notas de “Lo que el Quizás el menor de sus poetas lo imagine.” viento se llevó” invadieron el ambiente. Los rostros comenzaron a distenderse. Ella acarició sus bucles azabaches. Al cruzar las piernas se notó un tímido susurro de tafetas. -¿Pensaste en el nombre? –preguntó él observando

12

los arabescos que describía el humo del cigarro. -Azul –respondió Any. -Como las mariposas que visitaban la cabaña aquel día –le acarició las manos jugando con sus delicados dedos. Ella siguió con sus ojos perdidos en la lejanía. -Parece una serpiente de plata –dijo al descuido. -¿Qué cosa? -La carretera –manifestó la mujer -¿Estuviste en la selva? ¿Viste alguna? -No, pero la imaginó así... zigzagueante... infinita... misteriosa. -Por ella transitaremos al lugar soñado. ¿Volvemos a lo nuestro? ¿Y si no es Azul? ¿Podría ser Alan? ¿Te agrada? -¿Me amas? –preguntó Any. -¿Lo dudas? ¿Piensas que tomaría una decisión así si no estuviese seguro? - Pero ¿Cuál es el límite de esta pasión? ¿Dónde está la seguridad que necesito? -Al amor se lo vive sin preocupación -Recuerda que no sólo se trata de nosotros… -Crees que no lo tengo en cuenta. Hablé con un viejo amigo por trabajos. -¿Cómo abogado? -No, negocios de venta de campos. Tiene una financiera. En estos momentos de crisis la gente necesita dinero. Daremos empréstitos. Ya sabes que las tasas son muy altas y si no cumplen están los bienes que dejan como garantía. ¿Entiendes? -Sí, usura -Esa palabra no me agrada. Prefiero ser llamado prestamista. La muchacha bebió dos sorbos y se puso de pie. Recogió la capelina. Él la tomó de la cintura y salieron. Una leve capa de nubes sugería la posibilidad de lluvias. El paisaje estaba impregnado de la frescura del viento marino mezclado con el olor de los pinos. -¿Tus maletas? –Interrogó él. Any, por todo comentario, se encogió de hombros. Colocó las manos en su vientre. Comenzó a caminar por la calleja cubierta de hojarasca que crujía a su paso mientras la sirena de la fábrica anunciaba el fin de la jornada. Los hombres

regresaban a sus hogares. Ella debía preparar la cena. Él subió al coche. Lentamente inició la marcha. Sabía que nunca más volverían a verse.

S.O.S Estamos en peligro
Ana María Flosi Argentina La frase lo decía todo. La reunión la habían convocado los animales del Polo Norte. Llamaba la atención los pocos integrantes de cada especie, que aún viven, que estaban presentes. De la familia de los venados, unos pocos alces viejos, dos búfalos, pocas aves, una pareja de elefantes marinos, y casi a la rastra llegó un cansado y delgado oso polar. Apenas se repuso un poco, subió a la improvisada tarima, entonces, todos se acercaron para escucharlo con atención. - Ante todo, gracias a todos por venir. Sé, que no es nada fácil reunirnos, pero la situación, se ha ido agravando tanto que no podemos perder más tiempo…Amigos el famoso calentamiento global que algunos científicos venían pronosticando, ya lo estamos viviendo, y está haciendo sus estragos entre nosotros. - Perdón, que interrumpa, oso polar, pero los estudiosos vaticinan que el gran coletazo se verá en 10 ó 20 años. No nos estaremos alarmando por anticipado? Repicó una foca esbelta y joven. - Mira niña, no sé que te han contado tus parientes, pero el tema ya no está para seguir creyendo que todo está bien, y que todavía gozaremos de los días felices de antaño, porque la realidad es otra. Las ballenas presentes aplaudieron con sus colas sobre el agua, algunos delfines y orcas, dieron saltos de aprobación. - ¡Oso! Cuéntale el problema que está sufriendo el cril! –dijo casi gritando un atún. - ¿Y nosotros también hermano, o acasos no sabes

13

cómo están muriendo despedazados nuestros familiares con las redes de arrastre, donde no sólo atrapan lo que quieren pescar, sino todas los otras especies que no les sirve, y el que andaba en la zona, sonó, muere atrapado sin escapatoria, una agonía lenta, donde dejan todas sus fuerzas, y las hembras mueren sin poder desovar, perdiéndose también las nuevas camadas de especies que debían nacer para poblar los mares. - El silencio se profundizó. Cabizbajos algunos lagrimeaban. - El panorama es muy triste y desolador, queridos amigos. Todos, como en el tiempo de Noé estamos juntos, pero…esta vez no para seguir reproduciéndonos y dejando nuestros hijos, sino estamos juntos, para fortificarnos, y saber que el mal avanza, y que vaya a saber cuándo y cómo le tocará a cada uno de nosotros, pero que no hay escapatoria, pocos seremos los que sobrevivamos… - Un Uh…ahogado, retumbó en el lugar… Oso siguió para que voy a engañarlos, el deshielo avanza, nosotros ya no tenemos témpanos para subirnos a comer, nadamos, nadamos, y cuando llegamos exhaustos, a algunos de ellos, son pequeños, no para quedarnos, al tener que volver al agua y seguir nadando, no siempre se aguanta, la comida escasea, y todo es agua, con trozos de hielos derritiéndose…el cansancio, y las grandes distancias de nado, nos consumen y muchos están muriendo ahogados por no poder resistir… - Lo mismo les pasa a los elefantes marinos, y las focas… - ¿Qué haremos? ¿sólo esperar nuestro holocausto? - Por el momento, no se ponen de acuerdo los humanos, ninguno quiere dejar de viajar en sus autos, y bajar sus niveles de grandes y consumidores, que hace que se necesite más y más energía para satisfacer a algunos países muy poderosos y adinerados. De nosotros ni se acuerdan, salvo en alguno que otro documental, donde tampoco cuentan la verdad para que los más pequeños no sufran. Otra alternativa, será que algunos ambientalistas nos persigan, nos duerman y nos lleven a los zoológicos, y otros

lugares para mantener algunos de nosotros con vida para, justificar que algo hacen, y que quede alguno vivo para estudiarnos cómo nos comportamos en cautiverio. Eso es la cárcel! Hermanos! La cárcel y encierro de ellos nos la hacen vivir a nosotros así. - Por eso queridos amigos, los he convocado para advertirles, el tiempo se está cumpliendo, vamos hacia la extinción. Seamos unidos, vivamos de la mejor manera posible, y cuando llegue el momento crucial, recordemos los felices que fuimos en este hermosos planeta, había abundancia de todo y para todos, sin embargo la codicia desmedida todo lo destruyó… Seamos Loreto Silva valerosos y desparezcamos con dignidad! Seguramente, algunos se harán famosos en algún documental, los filmarán para contarles a sus hijos cómo éramos. Actuemos hasta el final, con valentía, mostrando siempre lo mejor de cada uno. Gracias, y buena suerte a todos. Tiempo después, se filmó un documental siguiendo desde un avión a el Gran Oso polar, y su trágico duelo, de nadar y nadar y subirse a un pequeño témpano que a la deriva se fue derritiendo hasta sumergirlo en las heladas aguas y desaparecer.

Loreto Silva

14

Prosa poética
herida incurable de un delicado cuerpo que debía permanecer incorruptible. Sin embargo, él me amó. Me contempló como quien observa la belleza más peregrina. Estudió mi forma, mi armazón. Acarició mi pintura azul cuarteada por tantos soles, se fijó en la quilla, rodeándome de babor a estribor, de proa a popa, en un cuidadoso y lento paseo, como si pensara en una posible navegación… todavía… después de varada en la arena durante tanto tiempo. Retiró con el pie parte de la arena escondida en mi fondo, luego, se sentó a mi lado y, abstraído, miró el mar a la espera de algo que a mi me pareció era una palabra de afecto. Él no conocía mi empatía y callé… infeliz al no poder comunicarle, por su atención, unas palabras de agradecimiento. Muda, posé también la mirada en el mar de pequeñas olas adornadas con espumas semejantes a encajes recién almidonados y soñé en mis días activos, en los remos impulsando mi estructura, en el agua profunda en la cual flotaba, en las medusas y los peces que se apartaban a mi paso… en la felicidad del hombre que me guiaba… Le vi, entonces, extender un caballete. Encajar el lienzo níveo en el saliente. Sacar los lápices, la paleta donde extender los colores, los tubos teñidos con las diferentes tonalidades. Se sentó en un pequeño taburete de lona, me miró con amor, gozo y entusiasmo en unos ojos del color de las nubes de tormenta y con una sonrisa en los labios, comenzó a dibujarme. Reviví horas felices e intenté recuperar parte de la hermosura perdida al arrancarle al sol sus últimos destellos. Como belleza ajada de mujer anciana, escondí mis destrozos en la penumbra de la noche que avanzaba y, satisfecha, gocé de las vespertinas horas. Mi corta vida servía para algo, no moriría entre las olas o ahogada por la arena como algo nunca recordado. Me había transformado en un cuadro expuesto en una Galería de Arte. Admirada por unos o denostada por otros, pero viva. Él, aquel pintor desconocido, plasmó para la posteridad, mi recuerdo en un lienzo. Un día, al atardecer, en una playa…

Barca Varada
Magda Rodríguez M. España Fui principio en la mente de un artista. Una tarde de verano, cuando el sol se retira lentamente para dejar paso a la noche y la brisa suave comienza a soplar en caricias inadvertidas de adorador despechado. Él percibía las sensaciones en ese silencio de persona en soledad que busca la musa de su arte para copiar en un lienzo una hermosura cualquiera. Una luz, una ola, una flor, una barca… Y allí estaba yo, hundida en la arena, cubierta de algas… inservible ya. Mi madera se descomponía por la sal de las olas que arreciaban contra mí unas veces, y otras, deseaban acariciarme para obtener un perdón nunca concedido porque nunca me sentí ofendida por ellas. Eran las compañeras de mi singladura, cumplían una misión, llevarse al fondo marino, allá donde se esconden amores, tristezas, desengaños y pasiones, todo cuanto afeaba el entorno, como si fueran las encargadas de mantener siempre lozana una juventud eterna. Pronto, yo también sería arrastrada a las oscuras profundidades, mi presencia comenzaba a ser la

15

Es la noche
Norma Aristeguy Argentina Si alguna vez recibes un escrito, un mail o lo que sea, diciéndote lo mucho que te quiero; diciéndote, que ya es la hora, que nos encontremos después de tantos años por el mundo, cierra los ojos amor. No leas. No me hagas caso. Cierra hasta las ventanas para que mi espíritu no entorpezca tu tarea de vivir. No me prestes atención, es la noche la que habla. Es la noche que sublima los amores y tiende trampas a los desprevenidos. Cierra también la puerta para que no te avasalle con mis brazos, mira que no se vuelve del amor. Y nosotros ya somos otros. No me escuches querido, tápate los oídos. No me permitas meterme vestida de sonidos, vestida de música, porque las sirenas volverían a engañarte. Es la noche la culpable, la que me infunde el coraje de lo que mañana negaré. Es la noche un atropello a la responsabilidad y un bloqueo a los relojes, para que el tiempo embustero se detenga, y mañana sus agujas corran en dos patas apuradas, para asaltarnos la vida y complicarla. No te distraigas amor, detén mi mano, que no acaricie el pecho amado o estarás perdido. Prende los botones de tu camisa y también del sentimiento. No tiembles… que la noche me hará capaz de todo y luego de acapararte el alma, me iría entre tinieblas para no volver. Guarda tus masculinas manos, para no sentirlas y tentarme. Y tentarte. Cuídate de mí, porque te quiero. Cuídate de mi razón y sus razones, pues evaporan mis deseos y puedo ser la más fría mujer sobre la Tierra. Deja al tiempo adueñarse del espacio que no ocupo. Así no te haré daño. Deja que tu boca permanezca callada, para que en la mía se pudran las palabras que sólo de noche me animaría a decir. Déjame amarte amor, en el mayor de los silencios.

Taller de creación por correspondencia

El amor
Graciela Qués Argentina El amor… ese extraño sortilegio que hechiza a la razón sin miramientos. Es la magia aparecida en tu viaje por la vida. Sin quererlo te lo encuentras frente a frente logrando deslumbrar a esa emoción. Con un festival de luces te atrapa entres sus brillos. A veces…un niño escondido que pasará inadvertido y tu amiga, la intuición, lanzará una flecha directa al corazón. ¿Muchas veces escuchaste el llamado? ¿Respondió con pasión arrebatada? Amigos míos: El milagro de dos almas es difícil de conjugar: Casi siempre resulta ser un pasajero con la maleta repleta de ilusiones. Se va de gira por el mundo y te deja en penumbras…solitario. Allí quedas añorando ese regreso inesperado.

16

Atardeciendo
Destacada en Letras y algo más Silvina Grassi de Meli Estados Unidos (Dedicada a mis hijos) Atardeciendo en la playa de la vida, me encuentro mirándolos nuevamente. Y se dilatan mis pupilas a la hora que espían las sombras iluminando tu cándida esencia mis rincones más mezquinos. Es entonces que dejo de entender y comienzo a desperezar el corazón. Y percibo ese estado que me deja la existencia. Y me pierdo encontrándome con los pulmones plenos de aire de mar, sal en los labios y sol en la piel. El sol se pone y también escucho tu risa, princesa de un mundo que dibujas con los ojos. Puedo entonces, con la brisa de la noche, sonreírles con un beso en la mejilla que despeje el cielo de monstruos que no existen y entregarles ostras que guarden lo más valioso que hayan vivido en esas horas y una tortuga de agua que los conduzca por el mundo indescifrable de los sueños sin alas. Es tan poco lo que puedo ofrecerles a cambio de esa mágica transformación que me confieren en un abrazo de Koala. Es tan corto el lapso para decir y prevenir tantas cosas, que prefiero observarlos y aprender de esas noches donde la luna tiene cara de galleta con queso y las estrellas no titilan; sino hablan un lenguaje que sólo escuchan los delfines en el agua. Y el sol va despertando mientras las flores abren sus brazos a lo nuevo y el aroma a tierra mojada y pasto recién cortado envuelve el horizonte de lo estrenado coexistiendo con las miserias del corazón humano…habitando con esas ganas de morder la vida que se amainan aferrándose al verbo. Y es tan poco lo que puedo ofrecerles a cambio de esa mágica transformación que me confieren en un abrazo de Koala…

La creación
Mirta Tagliatore Argentina

Una gota resbala por el vidrio esmerilado. Miro la nieve que cubre los pinos y pienso ¿qué puedo crear? Si ya está el hombre, los pájaros, el viento, el bosque, los tórridos veranos, los gélidos inviernos, las dulces primaveras y los dorados otoños. Ya existe la inteligencia, el odio, el amor y la pasión. Alguien creó la comprensión, la bondad, el bien y el mal. Allí, está el río zigzagueante entre las verdes islas cubiertas por un cielo azul apenas surcado por vaporosas nubes blancas. Me pregunto ¿falta algo? Sí, tal vez una palabra, esa palabra, que reúna amor, comprensión, pasión… Mañana cuando el sol seque las gotas de rocío y tus labios se posen junto a los míos crearé esa palabra mágica.

17

"Camino a la unión”
Daniel Adrián Madeiro Argentina
En mi juventud soñaba con una única bandera ondeando sobre todo el orbe, igual en toda la Tierra. Han pasado varios años y aun sostengo esa idea. Pero ya no veo prudente que solo una sea la enseña, pues ello no reflejaría la diversidad de ideas, lo que cada pueblo es, aquello que su bandera resguarda bajo el diseño con colores y viñetas: su historia, su folclor, a su gente y su sapiencia. Por ello, propongo entonces que una foto del planeta se incorpore a cada una de todas nuestras banderas; en un ángulo, en el centro, en donde mejor se vea, y sea así un recordatorio de esta única casa nuestra, que es propiedad de todos pero nadie es dueño de ella; que como decían los indios que habitaron en América: “no es herencia de los padres, nuestros hijos nos la prestan”, y diciendo así enseñaron el deber de protegerla. Será tu labor, si quieres, ayudar a esta propuesta; impulsar el surgimiento de una nueva conciencia que cuando piense en países ya no tema a las fronteras, que por encima de todas las humanas diferencias ame a la Tierra, su casa, y a los hijos que ella alberga.

Poesía
Mascarón, piel de madera…
Ana María Flosi Argentina
En el viejo museo naval, luces impávida, altiva a pesar de las heridas que tu figura muestra. Soberbia, bella, te comías la noche de los mares, devorabas a tu paso relámpagos y estrellas, lluvias de sal, portando la proa del barco para la que naciste. Te parieron las manos inquietas de un artista, que dejó escondida parte de su alma tallada en el brillo de tu mirada… Mascarón de proa, cuerpo exuberante de mujer de madera, cuyas piernas se hundieron en los océanos de espumas y olas infinitas con un derrotero sin fin… Tu voz, sabe a susurro de caracolas y murmullo de olas… Tu tesonera silueta abrió caminos dejando estelas de burbujas errantes, con un sólo fin llevar a un puñado de hombres a los puertos que los llamaba Dios. Tu faz, asolada por el tiempo, nos habla de profundidades y misterios aprisionados entre ti y los navegantes, en un pacto secreto, hermético, esotérico… Y un celo loco me invade al verte tan bella! con la boca cerrada, tragando eternamente tus historias… Hoy, te miro, te toco… cierro los ojos y me transportas en mágico viaje, sin rumbo… sin bitácora que nos imponga un destino, más que la emoción salada de mis lágrimas vibrando bajo mi mano, a través de tu piel de madera…

18

El río y yo
Ricardo Rodríguez Argentina

Me gusta estar en el río y allí junto al santuario de su pedrosa redondez, oír el regreso de aquellos otrora ecos lejanos cuando el trasgueo de la tarde desencanta los sonidos en ánforas de montaña, cuando ya nada trina y sólo el silencio chistea sus alardes de misterio. Me gusta estar en el río y sentir, como esa conversa de murmullos vibra en mí resabios atávicos de un agua que me colma haciendo que el alma fluya presurosa en el regocijo de enlabiar en los meandros la terrena sed de los cuerpos. Me gusta estar en el río pues en el encuentro la vida y yo que me he perdido.

en mi espacio y en mi tiempo. Es tan humilde la espera y tan terrible el tormento que he llegado a creer que laten mis pensamientos; que construyo sobre el mar y por eso es el naufragio: ¿Quién no puede precisar en desventura el presagio? He de cruzar este puente que a otra vida me conduzca pero ¿he de hallar quién libere mi corazón, que te busca?

Terquedad
Juana Cataño Colombia Yo siento que se me desborda agua caliente del corazón Que la sangre se me convierte en clavos en las venas Que el empalagoso sentido del amor Se me vuelve como gelatina en el pulmón Tu sientes lo mismo? Yo siento que caminar bajo este sol Es fantasmal la gente se ve lenta y con mal andar Tu sientes lo mismo? Ni la cama ni la silla me dan comodidad Ahora prefiero el suelo que por lo menos rima con tu cielo Tu sientes lo mismo? Tengo una vida atada a ti y me es difícil dejarla ir tu sientes lo mismo? Pero ahora parece que te va mejor Ahora te veo riendo y feliz Disfrutando la vida como yo quizás debería hacer Pero no te digo? Te digo lo que siento Que no es lo mismo contigo No,Tú no sientes lo mismo.

Sitios
Milva Passerini Argentina
Todo indicio de razón se me ha envuelto entre la sombra. Sólo escucho aquella voz que en mi silencio te nombra. No convergen en mi cita mas que viejos fundamentos, que a ésta, mi mente marchita, le sirven hoy de alimento; que apaciguan estas ansias, que, de verte, van hiriendo y ya han esparcido manchas,

19

Audaz vendimia
Néstor Hugo Almagro Argentina

Tus silencios
Mirta Tagliatore Argentina

Amo tus silencios, esos silencios más que elocuentes silencios de preocupación, de indiferencia de ternura, odio o pasión ¡Vaya a saber! Silencios al fin que se vuelcan en una copa de vino como cofre de secretos silencios amigos de la noche dragones que destrozan palabras que quedan flotando entre los dos silencios que conozco desde que te conocí silencios que aprendí a querer porque son parte de tu ser silencios como lazos entre los dos que no son nada pero son todo porque son el aquí, el ahora Este momento que es comunión de dos seres que tan solo Saben interpretar silencios.

Mendoza vive su edad otoñal como una dama feliz; su pueblo no se resigna y cuida el agua con fervor. Ha sido capaz de encontrarle al Tiempo la presencia del Eterno y al reposar su audaz vendimia nos da su último racimo; más como prenda de su amor, brinda su savia transmutada. Será el instante vernal, dueño de su interior quien estallará anunciante en mil brotes de plegarias. Su copla, se alzará hacia el Cénit con los brazos abiertos, hasta beber del rocío el despertar de una tonada. Luego, las hojas secas de sus vides guardarán el Sol bajo su suelo, como el Espíritu cobija el Alma del hombre arrepentido; y así, engendrarán vitales los sones del Vino Nuevo. Ciclos de los Ciclos, la Vida en el Universo.

20

descubriendo paisajes
Suiza o la Confederación Helvética Segunda parte
Martha Corso Argentina Corresponsal viajera de Mandala Literaria

Continuamos en Berna... Berna es la ciudad de las fuentes, pero no grandiosas como las de Roma, sino pequeñas, de piedras coloridas, con columnas centrales y pintorescos personajes que las rematan. Así está La Fuente del Agro, de la Justicia, de Moisés. Hay más de doce a lo largo del casco antiguo. Al caminar por las calles, algunas peatonales, es interesante observar las casas de piedra arenisca, con sus ventanas llenas de geranios coloridos –Berna tiene flores por doquier- y su original arquitectura medieval, con chimeneas, pináculos y torretas. Berna y sus arcadas El compacto centro de esta típica ciudad es un placer para los peatones, porque se podrá ir de compras por sus veredas, con pintorescas arcadas (o recovas), que protegen de la intemperie y tiene los negocios de cafés, restaurantes y todos los que uno pueda imaginar. El carácter germánico de Berna se ve suavizado por la influencia francesa. Así, al decir “gracias”, no lo hacen como los alemanes, diciendo “danke”, sino “merci”. El Ayuntamiento de 1.406 es uno de los edificios más típicos de Berna, y la Catedral Gótica de San Vicente no puede dejar de visitarse, con el tímpano

del portal principal donde se representa el Juicio Final (de 1421). La torre, de 90 metros, se completó en 1893. Hacia el final de nuestro paseo de la Berna medieval, en dirección al río Aar, se llega al puente Nydegg, y al cruzarlo en la orilla Este, está el famoso Foro de los Osos; lugar curioso, rodeado por

Catedral Gótica de San Vicente

una baranda, desde donde se pueden observar los osos, que se guardan desde el siglo XV. Estos animales emblemáticos están en todos los souvenirs que compremos.

21

Arcadas

Panorámica de Berna

Queda mucho por conocer de Berna, pero hay un detalle muy interesante y simpático que les quiero contar, y fue ver, precisamente en la plaza de los osos un ajedrez con piezas de medio metro de alto y el tablero dibujado en el piso. Allí están los jugadores y curiosos, que opinan al respecto. Al terminar, las piezas se guardan en una gran caja sin candado, porque a nadie se le ocurriría dañarlas o llevárselas… Todo un ejemplo de convivencia. Ahora los dejo, y esta vez recordando a Gracián en aquel certero axioma que se repite desde hace cuatro siglos: “lo bueno, si breve, dos veces bueno”. Espero que lo vean así. Gracias por la publicación de mis crónicas de viajes a las editoras de Mandala, Ethel, Mirta y Graciela, a quienes mando todo mi cariño, como a los lectores mi respeto; y gracias también a Norberto [Fernández Lauretta] quien me hace la atención de reescribir y dar formato a los manuscritos que recibe de mí para hacer llegar a ustedes; y una mención especial de felicitación al ilustrador que con tan buen gusto y estética elije y armoniza las fotografías con el texto. En el próximo número seguiremos en Suiza, o la Confederación Helvética, y recorreremos los cantones, conociendo su gente y sus costumbres gastronómicas
http://www.viajesaeuropa.org/guia-de-berna/ http://www.turismoactual.net/europa/berna-exquisita-capital-suiza.html http://suiza.pordescubrir.com/index.php?tag=turismo&paged=2

Calles de Berna

Foro de los Osos

22

psicoativa
Limpieza mental
Asunción L. Rey España
Nuestro cerebro depende de la calidad de lo que recibe, nuestra mente trabaja mejor si nuestro sistema nervioso está desintoxicado. El equilibrio entre deporte, alimentación sana, descanso y evitar sustancias tóxicas, no es suficiente. Nuestro cerebro también está bajo la influencia de muchos estímulos que recibe a través de la memoria y de los sentidos. Nuestra mente atormentada por malos recuerdos nos da una visión deformada de la realidad. Todos los seres humanos nacemos con alegría, divertidos, con posibilidades de ser listos y superinteligentes, creativos, tenemos curiosidad por las cosas. Nacemos tranquilos, atrevidos, valientes, cariñosos y cercanos. Todos somos muy valiosos y nos podemos sentir orgullosos de pertenecer a la raza humana. Nuestro cerebro en el útero materno va recibiendo datos a través de los sentidos y los va archivando. Todos estos datos ya desde pequeños nos sirven para dar respuestas inteligentes a los problemas que nos encontramos en la vida.Ya desde que somos bien pequeños somos inteligentes y tenemos pensamientos propios. Esta sociedad actual no está hecha a nuestra medida. La grandeza humana no tiene cabida en el actual orden social, en esta sociedad deshumanizada. A través del crecimiento somos maltratados y forzados a amoldarnos a una sociedad inhumana, cubriendo parte de nuestras cualidades. Todas las personas somos un mundo de valores por descubrir. Cuando pasamos por experiencias desagradables nuestro cerebro se bloquea, y pierde la capacidad de ordenar datos que le llegan a través de los sentidos. Esto nos dificulta ver la realidad tal y como es. "Todo depende del color del cristal(DEL DOLOR),con
Rosales

Loreto Silva

que se mira. En vez de sernos útiles éstos datos van a ser una molestia para nuestra vida. La forma que tiene nuestro cerebro de librarse de experiencias dolorosas es expresando el dolor..Necesitamos desahogar...Sin embargo este proceso curativo ha sido malentendido, despreciado y castigado. Y es por todo ello que no nos atrevemos a mostrar

nuestros sentimientos. Las consecuencias de esto son que nuestro cerebro va perdiendo facultades. Nuestro cerebro es manipulado por grabaciones del pasado y a todos nos cuesta ser dueños de nosotros mismos. Desde pequeñit@s llevamos un enemigo interno que nos domina y nos impide ser tal y como somos. Así se explica que a veces somos aburridos, que nos cueste pensar tranquilos, que no podamos concentrarnos, nos despistemos y nos falle la memoria. Por eso hay personas tristes pesimistas, sin ganas de vivir, es por eso que tememos a las dificultades, huimos de ellas e intentamos esquivarlas. Es el dolor que guardamos el que nos hace sentir menos capaces de lo que realmente somos sintiendonos indecisos.... A lo largo de los siglos, los humanos angustiados, han ido creando una sociedad irracional e injusta. Esto produce mucho dolor a todas las personas: la lucha de clases, el consumismo, el racismo, el machismo, el desempleo, el hambre, la guerra, la opresión de los pueblos, la religión... Los seres humanos necesitamos que se nos escuche, necesitamos mucho que desahogar, para recuperar nuestras facultades. Sin comunicación, sin expresión(oral,escrita o artistica), la mente se deteriora. Afortunadamente nosotr@s nos relacionamos y nos comunicamos a través de la palabra escrita! Salud para todos.

23

un alto en el camino
Religando

Julio Andrés Pagano Argentina
recibidas. Fluir es dejar de sufrir al no ofrecer resistencia. Es perdonar y soltar, para volver a sentir que somos gotas de amor que danzan en un océano insondable, de infinita pureza, que nos sustenta y anima. Fluir es volar sin agitar las alas, confiando en el poderoso espíritu del viento. Al recordar la importancia de elevarse y fluir seremos capaces de abrirnos y compartir, para empezar a entrelazar las piezas que servirán de base para crear un nuevo contexto vibratorio más humano y cristalino. Ese será nuestro sentido y valioso aporte para esta admirable escuela de vida, que nuevamente invitará a que otras almas vengan, desde cualquier rincón del universo, a disfrutar del juego evolutivo en un entorno de Unidad. Creer que peregrinabas en soledad fue necesario para forjar la templanza y dar lugar a la fe. Ahora no es necesario creer. En tu corazón late la firme certeza de que esta realidad ya comenzó a brillar a partir de entrelazar lo que cada Ser Humano se atrevió a generar confiando en su guía interna. Tras el caos aguarda la luz del nuevo amanecer, por eso el águila te bendice, con su triunfal vuelo, por animarte a despertar y también por religar.

Coronando un reluciente ciclo de gran aprendizaje, hoy un águila sobrevuela tu camino anunciando que la luz que aflora en tu corazón será fuente de inspiración para quienes transiten la senda sagrada que muestra a la Tierra como un grandioso lugar donde jugar a seguir evolucionando. La paz de su majestuoso vuelo ayuda a recordar que elevarse y fluir son claves para completar esta fantástica travesía humana que llamamos Despertar. Volar es contemplar desde una perspectiva más amplia y elevada. Es poder cambiar la percepción para aceptar, sin juzgar, reconociendo que siempre experimentamos lo que internamente necesitamos para volvernos más conscientes. Volar es andar sin ataduras. Volar permite observar, y es en esa indispensable observación donde el caos revela su maestría artística, propagando nuevas y diferentes formas que promueven el desapego. Fluir es andar bien liviano de equipaje por el mágico jardín de la existencia, nutriéndose de cada experiencia y honrando las vivencias por las lecciones

24

ayudándolos a crecer
Seres íntegros e incorruptibles
Jannie María Pastrana Borrero Colombia
Y por aquello de la corrupción en mi país no puedo ser indiferente a este tema y me dirijo a través de Mandala Literaria si así sus editoras me lo permiten. A los padres de familia a los escritores a los establecimientos de educación a los medios de comunicación aunemos nuestras experiencias de enseñanza ya sea en el rol que nos haya correspondido en la vida para formar seres incorruptibles. MI VIVIR: Me ha llevado a la experiencia de que un SER incorruptible es aquel que se ha educado para SER UN SER DE UNA SOLA INTENCION y esto lo da el desarrollo simultáneo de has habilidades del pensamiento, del sentimiento y acción todas consecuentes entre sÍ en el individuo, proporcionando integridad y unidad al SER, este individuo UNIFICADO posee el PODER DE SER INCORRUPTIBLE, abandonando al SER disgregado atomizado y de mala psicología. A continuación Tips dirigidos a profesores y padres de familia para contribuir en la formación de seres íntegros e incorruptibles: Tips para orientar a los menores y jóvenes: Oriente o dicte su clase cuando usted se encuentre sereno alegre y pueda dar la clase de una manera clara, concisa y con una dirección definida, y que sea a través de participación en actividades para llevar a la acción dichas orientaciones. Pruebe estas técnicas con sus hijos o sus alumnos para el inicio de cada lección: a) Centrarse en el corazón, puede ser tan breve

como el tomar una respiración profunda con la mano derecha e izquierda sobre el pecho a la altura del corazón. b) Detenerse y tener contacto con el corazón y con los ojos de su hijo, o de su alumno. c) Deles una visión general (global) de la lección y diga a su hijo o a su alumno lo que usted espera. Para las actividades dar instrucciones justo antes de la actividad. No retrasar la actividad, y menos con intervenciones que no tienen que ver con la información. d) Demostrar a su hijo o a su alumno todo lo que usted desea que él aprenda. f) Aliente a su hijo o a su alumno en toda la actividad. h) Comenzar la lección cuando usted y su hijo o su alumno estén descansados y felices.

25

i) Limítese a dar instrucciones de uno o dos puntos a la vez.. Algunos niños se confunden con demasiadas instrucciones a la vez. j) Deje que sus palabras sean pocas. María Montessori aconseja mostrar en imagen un modelo de lo que espera que su hijo vaya hacer. Dar las gracias a su hijo o alumno por su participación y los intentos de participar en la lección, que sepa que apreciamos su esfuerzo. Contestar las preguntas de su hijo o su alumno lo más directamente posible. Permanezca en el tema. Traiga lecciones anteriores como breve recapitulaciones de los puntos esenciales. Vuelva a las lecciones en las próximas semanas, y compruebe con su hijo o su alumno si tiene la visión de la pertinencia de las lecciones en su vida diaria.

Hacer del aprendizaje una diversión Amor y risas en gran medida. Lograr proporcionarles un entorno cómodo y divertido en que los niños puedan aprender y prosperar. Comience por prepararse usted mismo, tal vez solo tiene unos minutos para revisar, pero asegúrese que está cómodo con el material. Piense en una historia divertida, o, broma antes de empezar la lección, usted puede utilizar esto o no para que lo ayude a estar en el estado de ánimo de alegría y paz. Muestre su amor por escuchar a su hijo, o a su alumno, muéstrele que usted comparte sus preguntas y preocupaciones por la lección. Siéntase en la libertad de reír y siempre disminuya la tensión entre usted y su hijo o su alumno. Tenga en cuenta el sabio dicho LA ALEGRIA ES EL MOTOR DE LA VIDA. Aplique la risa y reorientación, para reducir al mínimo los problemas de disciplina pruebe lo siguiente: Reoriente a su hijo o a su alumno con una historia divertida Muévanse y jueguen o canten una canción. Cuando hagas bromas hazlas acerca de ti, pero no bromas acerca de tu hijo o de tu alumno, porque es un riesgo de herir sus sentimientos. Asegúrese de que su hijo o alumno aprenda la diferencia entre lo divertido que es reírse y lo que es reírse de alguien.

Dar las gracias a su hijo o alumno por su participación y los intentos de participar en la lección, que sepa que apreciamos su esfuerzo.

Ayude a su hijo a recordar lo que aprende mediante la asociación con divertidas historias o anécdotas referentes a la lección. Por ejemplo su hijo puede identificar más fácilmente a Simón Bolívar si le cuentas de sus luchas. Ayude a su hijo o alumno a trabajar en el bien del grupo con alegría y de una forma divertida; a todos nos encanta reír y divertirnos esto hace que la formación se convierta en una experiencia inolvidable. y practique como se revierte el bien del grupo sobre el bienestar de cada individuo en paz, alegría y prosperidad. Seamos más seres íntegros aunemos nuestra intención, nuestro sentir y nuestro actuar para lograr lo que la mayoría deseamos para nuestra sociedad.

26

Opinión libre
Lisandro Penelas
Fernando Saad Argentina
Lisandro Penelas es un reconocido actor del circuito teatral porteño, quien actualmente se encuentra abocado a las tareas de dirección y dramaturgia de sus recientes creaciones. Incentivados por conocer su obra, pudimos acceder a este artista, recorriendo su carrera, influencias y posición frente a la creación escénica. ¿Considerando que se desempeña como docente, actor y director, cómo cree que se complementan estas tareas en su formación como artista? Las tres cosas las siento muy relacionadas. Y de a poco voy descubriendo el placer de cada una de ellas. Comencé estudiando teatro a los 8 años como un juego. Y a los 12 tuve la suerte de ya estar en una obra de teatro independiente en Andamio 90 con la que estuvimos dos temporadas a sala llena, participamos de festivales y obtuvimos distinciones. Es decir que siempre vi al teatro desde un actor. Pero también sentía gran admiración por mis profesores y ya de adolescente empezaba a fantasear con la idea de dar clase también. Y a los 17 ya era asistente de dos cursos en la escuela de Alejandra Boero. Pero todo esto con el tiempo fui descubriendo que no tenía mucho sentido en sí mismo, si no que lo que le da sentido es el disfrute de crear con los demás, crear junto a otros un mundo que luego verá la luz en la escena. Nada de esto tiene sentido si uno no busca con los alumnos poder transmitir herramientas sin negar quiénes son, si no partiendo de ellos mismos. Redescubrirse en uno mismo y en los otros, ocupando el rol que sea. Y trato en la medida de lo posible de encontrar mayor libertad y confianza en cada uno de estos dos terrenos. De no saber, de tratar de olvidar lo que "sé" para poder descubrir y aprender mientras hago. Con Francisco Lumerman, con quien tenemos nuestra escuela Moscú, hace poco dictamos un seminario intensivo de un mes en el que nos dimos la libertad de trabajar sobre puntos bien concretos inventando o reinventando ejercicios y abordando materiales teatrales desconocidos pero apasionantes y el resultado fue muy rico tanto para nosotros como para el grupo que formó parte del taller. El terreno de la dirección es bastante nuevo y el menos explorado. Había codirigido con colegas y dirigido montajes con alumnos y cuando estudiaba dirección. Pero con ¿Querés hacer el favor de callarte, por favor? fue mi primera experiencia como director absoluto. Y naturalmente hay muchos puntos en contacto con las otras tareas. Al dirigirme a los actores no me olvido que yo también soy actor y cuando da clase está ocupando todo el tiempo un rol por fuera del escenario que por momentos es parecido. Lo mismo que cuando ahora asumo un trabajo como actor puedo entender nuevas cosas sobre lo que el director puede buscar por también estar en su lugar en otras oportunidades. En definitiva pienso que cada uno de estos lugares desde donde abordo el teatro me hacen comprender más el otro, porque me da nuevos puntos de vista del mismo hecho. Usted ha participado en numerosos talleres, seminarios, concurriendo a estilos, formas y abordajes diferentes de lo teatral. ¿Considera que algunos maestros han influido en lo que se podría definir como su forma de concebir la experiencia teatral? Absolutamente. De todos los maestros que he tenido he aprendido cosas fundamentales para mi forma de encarar el teatro

27

actualmente: desde mis primeras maestras Rita Aramani o Silvina Katz, pasando por Luciano Suardi o Marta Lubos. Pero creo que podría citar a tres o cuatro que me han marcado más. El primero de ellos es Claudio Tolcachir, a quien tuve el placer y la fortuna de tenerlo como profesor durante tres años de frenética adolescencia. Cada clase con él durante tres años- era como descubrir el mundo, siempre sorprendente, siempre intenso y apasionado. Éramos todo un grupo (la mayoría de nosotros somos muy amigos y hoy en día continuamos trabajando juntos) que lo amábamos y nos entregábamos ciegamente a lo que nos propusiera para trabajar. Aprendí mucho de él también para dar clase. Por suerte pude tenerlo también como director y formo parte de su escuela y hoy en día trabajo como actor en su sala. A otra persona que puedo citar con mucha admiración es Verónica Oddó, con quien tomé dos seminarios juntos, durante un mes, todos los días, muchas horas por día. Fue alguien que me dio la posibilidad de comprender miles de cosas que tenía sueltas, con quien me cayó la ficha de todo lo que había aprendido hasta ese momento: meter el cuerpo en el trabajo, estar vivo en escena, construir vínculos fuertes, darle lugar a los impulsos en el cuerpo, imaginar con potencia. También puedo destacara Javier Daulte, con quien si bien no tomé más que un seminario de ocho clases, me dejó un par de premisas por donde poder abordar el trabajo que hoy en día son pilares en mí. Y por último no puedo dejar de nombrar a Marcelo Katz. Comencé tomando un taller de tres meses de clown para "refrescarme", por curiosidad, porque me lo habían recomendado, y acabé por tomar tomar clases durante tres años, participar en tres espectáculos suyos y varias varietés de su escuela. Terminé descubriendo un trabajo que se enlazaba mucho con mi tradición de formación pero que al mismo tiempo le daba un nuevo vuelo, alegría y que me ayudó no sólo a descubrir el universo del clown sino a repensar desde esa perspectiva toda mi actividad teatral en general. ¿Cómo fue su experiencia personal en la elección de la profesión artística? Fue en algún punto

muy simple. Un día al salir de ver una obra de teatro a los 7 u 8 años le dije a mi mamá: yo quiero hacer lo que hacen ellos. Y empecé a tomar clases en el colegio en un taller que daban por la tarde. Esos profesores se fueron de la escuela y mis padres me dijeron si te gusta te vamos a llevar a "lo de Alejandra Boero". Y así siguió el curso de las cosas. Desde los 12 hasta el día de hoy no paré de hacer teatro. Todo el tiempo estoy redescubriendo el trabajo, porque en el teatro se trabaja con uno mismo y como vamos cambiando todo e l t i e m p o , necesitamos ver quiénes somos hoy para poder seguir creciendo. Dentro del proceso de la escritura de una obra, ¿cómo construye el texto teatral? ¿Intervienen actores, trabajos de improvisación, prefiere una simbiosis entre el trabajo de laboratorio y las tablas, o dispone de otros métodos de trabajo? Hace dos años había participado de la dramaturgia de una obra que se llamó El otro día escuché esa canción que tanto te gustaba. En ese caso el trabajo fue de la mano con los actores. Yo proponía disparadores, ellos ensayaban y traían propuestas que yo luego reescribía en mayor o menor medida. Y después improvisábamos juntos yo miraba y quizás tomaba algunas notas y después en mi casa escribía una escena. Y luego también estaba la instancia de darle identidad a la totalidad de las escenas donde mi trabajo era más solitario. Pero por ahora siempre trabajé pensando en un montaje, con imágenes claras, con músicas que las veía casi como parte de la dramaturgia. El trabajo de ¿Querés hacer el favor de callarte, por favor? fue diferente, ya que lo primero fueron los cuentos. Leí a Carver y me fascinó. Luego elegí tres relatos y los adapté cada uno de ellos por separado y comencé a ensayarlos

28

también por separado. Si bien desde un primer momento tenía imágenes de cómo podría estructurarse dramatúrgicamente todo ese material, fue a unos dos meses o tres de empezara ensayar cuando le di forma definitiva. Por supuesto que luego con los actores todo eso también se vuelve flexible en mi caso. Vamos retocando cosas y moviendo un poco las piezas. De hecho hay algunas partes donde los actores tienen libertad de poder improvisar levemente en función. En su última obra Usted aborda un cuento de Raymond Carver, el maestro norteamericano del realismo minimalista, donde aborda la historia d e R a l p h Wy m a n . ¿ C ó m o c o n s i g u e l a transposición de la intimidad literaria de Carver en una instancia dramática? Es una de las cosas que más me interesaban de Carver. Su intimidad. Veía el material de Carver muy cinematográfico. Algo de eso ha sido parte de la puesta, con el juego de la luz, con los espacios, con la música. Al mismo tiempo la sala es muy cálida y permite abordar esa intimidad. Por otro lado, un rasgo que me gusta de la puesta es que conviven las tres historias -cada una con si intimidad, otra de las parejas por ejemplo no sale de la cama prácticamente en toda la obra- en un mismo espacio que al mismo tiempo los une y los diferencia. Es el mismo tiempo y espacio para todos y a la vez un tiempo y un espacio particular para cada historia, de manera de que de algún modo se combinan la intimidad de cada pareja con la de las otras, reforzándose mutuamente. ¿Se encuentra preparando nuevos espectáculos? Actualmente estoy actuando en Timbre 4 los viernes a las 21.30 horas con Vientos que zumban entre ladrillos de Diego Faturos. Es una obra muy hermosa, poética, absurda y onírica que disfruto mucho de hacer. Son tres personajes que viven encerrados en una habitación, los tres en una cama, con el piso inundado, unas lámparas, un sillón y libros. El personaje que interpreto es Ionesco devenido en personaje de ficción. Y por otro lado estamos por reponer también en Timbre 4 los viernes a las 23 horas En tus últimas noches de

Francisco Lumerman. Una obra más oscura y política, sobre un grupo de militantes en un pueblo del interior en una Argentina imaginaria del 2080, caótica y violenta. Y luego hay varios proyectos en gestación: como actor una nueva obra de Francisco Lumerman que se llamará Un sacrificio para este mundo, inspirada en Tío Vania de Chejov, una versión traspolada a Carmen de Patagones en el sur de nuestro país. También tengo ganas de hacer algo de clown y como director estoy con ideas sueltas que aún no sé adónde me llevarán. ¿Cómo artista, qué teme y qué ama de su oficio? Es una pregunta muy difícil de responder. Temo y amo muchas cosas. Pero sobre todo diría que temo cada vez que empiezo un nuevo proyecto no saber cómo hacerlo, que nada funcione, haberme olvidado cómo se hace. Es un vértigo muy angustiante a veces porque te enfrenta con todo otra vez desde cero. Pero al mismo tiempo, y paradójicamente, esa es una de las cosas que más amo. Eso y compartir la escena con gente que también se apasione por este oficio. Como todos los grandes artistas, quienes aprehenden la creación como una tarea nueva, un avance donde el camino se ilumina lentamente, en cada paso, en las incertidumbres y las certezas puestas a prueba, Lisandro continúa sus labores como el peregrino que alumbra nuevas tierras. Todo sea por descubrir en el arte nuevas formas de descubrir en la vida. Los invitamos a seguirlo en esta ruta, disfrutando de sus creaciones y oficio.

29

dejando huellas
Toyo Shibata
Ethel Saavedra García Colombia

Uno de los mejores ejemplos para comprobar que nunca es tarde para empezar a realizar nuestros deseos y sueños es la poeta Toyo Shibata, de origen japonés quien a sus 92 años empezó a escribir. Supo que era el momento para ello e inició un bello recorrido por las letras gracias a no solo su exquisita sensibilidad, sino a sus deseos de mantenerse activa. La poeta Toyo es un ejemplo de vida y esperanza para aquellas personas que creen que cuando se pasa de los 60 años todo está perdido, y ya no vale la pena realizar actividades que no se hicieron antes. Es una enseñanza de vida plena llena de alegría y por sobre todo a pesar de sus dolencias, tener una mente clara e imaginación viva. A través de La RTVE.es en declaraciones de prensa la poeta expresó: «Aún me enamoro. Tengo sueños: uno montar sobre una nube», traducido en un poema titulado Secreto. Shibata ha logrado imprimir una Antología de poemas titulada 'Kujikenaide' ('No desesperes'). Estos poemas se convirtieron en una obra clásica japonesa, todo un “boom literario”, habiendo editado más de un millón y medio de copias. Esta antología consta de 42 poemas donde le canta al amor, a la esperanza basada en el pasado, en sus sueños y ahora da gracias a la vida a través de su poesía. Incluye poemas como «Todo el mundo es igualmente libre para soñar» y «No se esfuerce

demasiado». La inspiración dice ella que llega generalmente cuando está acostada. En este momento la poeta tiene 99 años, es viuda y abuela. Vive en su casa en Tokio rodeada de su familia, después de la muerte de su esposo hace dos décadas. Aprovecha a través de sus poemas también darle gracias a quienes la rodean y cuidan. A esta querida poeta nuestro sentimiento de admiración.
http://diarioinsolito.com/insolito/casos-insolitos/los-92anos-empezo-escribir-es-boom-literario/ http://bibliotecavilareal.wordpress.com/2011/01/25/25011 1-la-abuela-centenaria-poeta-exito-de-ventas-en-japon/ http://www.poemas-del-alma.com/blog/noticias/shibatarecord-ventas-japon

30

recomendados
Presentación del libro Escalera de Sueños Cine & literatura: binomio fantástico
Marisa Martinez Argentina En Zárate (Argentina) ciudad de residencia de la escritora Cristina Aráoz se llevó a cabo la presentación del libro Escalera de Sueños. (Antología Internacional de cuento infantil) dirigida a niños entre 6 y 12 años. Autores de la antología: Cristina Aráoz, Loretto Silva, Juan José Saavedra, Graciela Savickas, Mirta Tagliatore, Ethel Saavedra y Luisina Romero Salusso, editado por FONDO EDITORIAL SADE SAN LUIS

Son muchos los que abren un libro y aprenden a pasar páginas. Sin embargo, tú, italiano, hijo de poeta, ¿Por qué no lo haces? Te detienes en paisajes escritos buscando el color, pero la tinta es la misma en cada hoja. Para ti no es suficiente con leer, solo te importa escuchar a los personajes. ¿Porqué dices “corten” donde los demás ven un punto y seguido? No sé qué opinará el Sr. Bowles de todo esto. Vosotros dos, escritor y director me habéis convertido en un “voayer”. Debería escribir a su esposa: “Admirada Jane Bowles: Hay algo que debe saber... ¡Me siento cómodamente enganchada a este “ménage à trois” formado por Bernardo, su marido y yo! Sinceramente, Grace”. No me mires así Bertolucci. Aunque la Sra. Bowles no esté en casa. Estoy segura de que recibirá mi carta, no sólo en el séptimo arte el cartero siempre llama dos veces. En la literatura también. Y tú lo sabes. Así que si utilizo las matemáticas, el cartero llamará cuatro veces. Y ahora, estoy intrigada, si la literatura siempre ha sido musa del séptimo arte... Bernardo, ¿En qué página empezaste a rodar para mí? Bernardo Bertolucci, ¿Cómo es posible morir otra vez bajo el cielo protector? ¿Entonces, el destino está escrito? Sí, lo sé Bernardo. Tienes razón, son demasiadas preguntas para una película que sólo dura una página. Pero yo soy espectadora y esta es mi versión original.

31

“San Luis desde el primer grito de Libertad Tomo I” Autores: Juan Patricio Avaca Teresa Fernández Bengoechea Ezequiel Gutiérrez Plummer Graciela Santamaría Graciela Savickas

Graciela Savickas participa en la publicación con el ensayo titulado Hacia el Bicentenario, una reflexion desde San Luis Argentina y América Latina. En este ensayo la autora analiza el sentimiento de identificación a la nación argentina y al continente americano en este momento. Y lo hace utilizando la estructura de mito, la cual explica como estructura de emoción-acción que marca un camino a recorrer de un grupo humano. Una estructura viva. Primero se analiza el mito del descubrimiento de América, mostrando como por varios siglos aprendimos a vernos como nos indicaban desde Europa con sus intereses y prejuicios, muchas veces en desmedro de lo nuestro. Afirma la autora que América se encuentra en el proceso que implica el descubrimiento de quien es realmente. Y esto incluye el redescubrimiento del aporte indio y su respeto. Luego analiza el mito del patriotismo, donde se analiza las diferentes ideas de nación. Argentina tiene el aporte indio, luego el español de la colonización y luego el muy diverso de la inmigración reciente de muy diversos países, donde está fresca aun la nostalgia por la nación de la cual proviene la familia. Y cada una marca una idea de patriotismo diferente. Se distingue que aun no se encontró un arquetipo común de pertenencia.

Como un estudio de la realidad se colocan varias entrevistas: al historiador Hugo Fourcade (recientemente fallecido) y otras a niños de la escuela primaria sobre el concepto de patriotismo que posee cada uno. Como conclusión final se hace un llamado al desapasionamiento, porque en la búsqueda de un nuevo paradigma no podemos atarnos fanáticamente al viejo. Esto solo retarda el proceso. También hay que quitarse las gafas tan diversas que nos han colocado los distintos grupos. Es un reto a mirar la realidad desde nosotros mismos que con frecuencia movidos por algún prejuicio o interés, pretenden imponer agresivamente su verdad como la única. No considera la autora que se pueda enseñar mágicamente el patriotismo en las escuelas si como comunidad no hemos aprendido a sentirlo. A veces pareciera que más interesa convencer del patriotismo que sentirlo. Es prioridad aprender a amar a nuestro país y para ello conocerlo. Conocerlo como es, no como nos dijeron que era. Para terminar la autora destaca que estamos en el proceso de autodescubrimiento y vamos caminando por él. Para ello es necesario aprender a ser independientes, desarrollar la propia autoestima como grupo social, y respetar el tiempo natural que demanda este proceso.

32

bellas artes
Ethel Saavedra García Colombia El punto de cruz es una labor femenina que proviene del Asia y es bastante antigua. (A.C). Llega a Europa en la época del Renacentismo y las mujeres aprendieron a hacer las letras de los abecedarios tan comunes en la lencería del hogar. Este arte se realiza sobre una tela especial donde se realizan la x en diferentes colores y así se va armando la figura deseada. Es una labor bastante dispendiosa y realizada de una manera cuadriculada donde si una x sobra desconfigura totalmente la figura. Este arte fue incluido en las escuelas y colegios principalmente religiosos, donde las mujeres aprendían con fineza a realizarlo ofreciendo unos verdaderos trabajos llenos de dedicación y belleza: manteles, toallas, randas, etc. Para su tejido debe tenerse un esquema de antemano con el colorido necesario. A la hora del aprendizaje primero se realizaban los famosos “dechados” que servían posteriormente como muestras guardadas amorosamente. Este arte tomó tanto auge que las grandes imprentas entregaban cantidad de publicaciones sueltas o en las grandes revistas, al mismo tiempo que fue perfeccionándose la tela y ampliándose la gama de colores en los hilos. Se dice que el tiraje de estos dibujos llegó a acercarse a los 14.000 en un año. Muchas mujeres dedicadas a esta práctica se han convertido en grandes creadoras y algunas de ellas hasta logran hacer sus propios esquemas a mano o con la ayuda de un programa especializado para computación, favoreciéndoles mucho más esta labor, además porque contiene una tabla para convertir los colores de acuerdo a las marcas de las madejas de hilo. Hoy quiero mostrar la obra admirable, realizada por nuestra colaboradora y escritora Norma Aristeguy (Argentina) quien como ustedes observarán debe haberle llevado mucho tiempo y dedicación. Vaya para ella mi felicitación por esta obra maestra.
Cibergrafía: https://sites.google.com/site/csierraalta/

Punto de cruz
Norma Aristeguy

Norma Aristeguy

Abecedario Rosa Ma. Saavedra V.

33

por un mejor ambiente
La marca del dolor en el Pueblo Wichi en el Día del Árbol

Néstor Hugo Almagro Argentina

Esta mujer del pueblo Wichi titulado su archivo la mara del dolor, representa el sufrimiento que tiene ante la muerte de su esposo. A él lo mató nuestra policía, a puras balas de goma, por defender los árboles de lal Yungas; esto fue a 30 Kmts de Tartagal. Acabo de llegar de recorrer la zona y avergüenza tener raza blanca corriendo por la sangre, ante tanto daño hecho a los pueblos originarios. Los *pools de siembra desmontan las yungas, sin poner siquiera un alambrado ni tampoco construyen una casa. Todo es agresivo y rápido. Son invasores, intrusos, los que con el respaldo del gobierno, desmontan, venden la madera como propia y luego aparece Don Monsanto, con su Round-Up como herbicida para desfoliarlo todo, eso sí, menos sus transgénicos; el producto es promocionado en los alambrados de la región, antes

de llegar a Tartagal. Luego del defoliante, viene el fertilizante y la soja y a desertizar se ha dicho!!! Cuando agotan un suelo, parten a depredar a otro lado, con máxima celeridad con sus camionetas 4X4, de más de 300 cv.. Sistemáticamente van cercando con el desmonte a los pueblos originarios, para luego fumigarlos, hasta tocar su ADN y regalarles a los niños malformaciones por los agroquímicos usados en los transgénicos, todo en el nombre de la cultura y el progreso. Una vez mas, Europa y EEUU, reafirman su acción depredadora sobre el hemisferio Sur del planeta, con políticas de asistencialismo, para ponerle paños fríos a su violencia natural, generadora de postergación y dependencia. Si alguien quiere "invertir" sin hacerce cargo de su conciencia, puede hacer clik aquí en Pool de Siembra

34

2011/2012 http://www.gestorrural.com.ar/poolde-siembra.php. Es piratería pura, avalada legalmente por el estado. Ellos hacen las bolsas de dinero, luego eligen donde explotan, produciendo alcohol y aceite, para luego exportar biocombustibles para los "mercados más selectivos". Asco!!! *Pool significa "polla" o "colecta". Básicamente, es un "chanchito" o "vaquita" que conforman inversores para sembrar y cosechar granos en un período determinado (en general, estos fondos se arman y desarman cada año). El resultado de la cosecha se reparte entre los inversores de acuerdo con el porcentaje aportado. También es importante diferenciar los pooles de siembra de las grandes empresas agropecuarias que se dedican de lleno a este negocio, como Los Grobo (130.000 hectáreas), Adecoagro (es la empresa del magnate George Soros que tiene 225.000 hectáreas en Argentina, Uruguay y Brasil), o El Tejar (trabaja más de 150.000 hectáreas en estos países). En el Norte, los que están despiertos parecen dormidos y los que están dormidos, parecen despiertos; porque han accedido a cierta "educación" que les permite aceptar con silencio la entrega de nuestro patrimonio. Los políticos allí existentes, son traidores que se nutren del silencio cómplice de sus conciudadanos. Ven a los pueblos originarios Wichis, Guaraníes, Qom, Tobas, etc. como un voto y los consideran peor que a los animales. Jamás les interesó conocer el ser humano inmenso que vive en ellos y considerarlos los verdaderos dueños de la tierra; menos tratarlos como hermanos. El maíz, la

caña de azucar, la soja, todo es parte del negocio millonario de los bio (de vida) combustibles (de muerte); una contradicción semántica, aprobada por el poder mundial. La ciencia materialista no puede solucionar el problema del combustible, porque estos señores manejan los mercados y deciden por encima de los gobiernos. Son los responsables de la muerte de las yungas que empiezan en Tucumán y se extienden hasta el Mato Grosso. Se considera a las mismas, como perfección de biodiversidad, las que con la "ayuda del hombre blanco" se las degrada a su minima expresión, hasta convertirlas en desiertos grises, sin vida. ¿Cuándo asistiremos al funeral del egoísmo? El gobierno ha convertido al INAI http://www.indigenas.bioetica.org/inves47.htm#_T oc59680523 en un centro de corrupción; de manera tal que su verdadera función queda desdibujada en las manos de aquellos originarios comprados por el poder, a cambio de silencio y buena paga. Es un modo de ser, tocar para corromper sin hacerse responsables de nada. Tierra triste, primero agotada por la soja y finalmente muerta por el enorme efecto residual del desfoliante, a cambio de porotos de soja, maíz y caña de azucar transgénicos, para alimentar motores y hambrear el alma de los humildes. Todavía los pueblos originarios se resisten, poniendo el pecho a las balas de goma de la diKtadura demoKrática, trata de callar; judicializando la protesta para hacer lo que quieran,

35

sobre todo lo que encuentran a su paso. Este fenómeno no sólo abarca a nuestro país, está en Paraguay, Uruguay, Brazil y también afecta a los pueblos africanos. Con frecuencia, gobiernos disfrazados de populares, son maestros de la entrega. Es que el ser humano está enfermo de la cabeza y sólo cree que vale todo aquello que es negocio, es un prisionero de lo cuantitativo y se olvidó de vivir. La dañabilidad, es resultado de toda acción reglada por el inconsciente, mientras que la indañabilidad, aparece como un rasgo evolutivo de la conducta humana y que hoy, se nos presenta como un arquetipo a alcanzar. La segunda conquista está en su plenitud, ellos vienen por nuestra sangre, por nuestras venas y por todas las venas de América Latina. Pero no tendrán el poder de acallar el alma de quienes dieron su vida por defender la selva, el llano y la montaña; los ojos de sus mujeres claman desde el silencio, respeto por la vida. Su voz ya no podrá ser acallada, porque el silencio se ha hecho un grito y las manos juntas forman una hermandad solidaria. Ellos vienen por el oro, el uranio, los agrocombustibles y toda el agua les pertenece. Hasta derriten nuestros glaciares para ponerles cianuro y llevarse los lingotes sonriendo; pero el tiempo se les acabó, porque Juntos ¡Podemos!!!

¡Ay Morena Tartagal! ¡Ay Morena Tartagal! doliente perla salteña. Es nudo de greda y sal el tremendal de tu pena! . En tu suelo bulle el dolor y en la sangre la impotencia. Lágrima negra, pavor, cale del cielo sin clemencia. . Lloran los algarrobos las calles del desconsuelo. Injuria, falacia, robo; salpican vergüenza al pueblo. .¡Ay Morena Tartagal! el alud del río bravo sus perros suelta al lodazal!... -tigre, uñas, garras de barro. . Miran por tus ojos de tristeza la malaria de la avaricia. Los huesos de tu pobreza alimentan su codicia. . Fétida ruedan su bosta avaras las acatancas. El Poder muestra su costra. La muerte no las espanta. .¡Ay Morena Tartagal! para vos hay un nuevo día! ¡Nacerá del cenegal de tu india rebeldía!... Marta Juárez

Imágenes suministradas por el Dr. Nestor Hugo Almagro.

36

el baúl de los recuerdos de la abuela
Siempre presente en la mesa Sanpedrina
Mirta Susana Tagliatore Argentina Ustedes saben que nací en San Pedro, y no imagino vivir en otra ciudad sin el río Paraná, sin las majestuosas barrancas, sin las verdes islas y… sin los pescados, plato obligatorio de la mesa sanpedrina. De ellos quiero hablarles: patí, bagre, sábalo, armado, pejerrey, surubí, mojarras, dorado, tarariras, son especies que podrán encontrar en las aguas del Paraná. Algunos tienen valor para la pesca deportiva, otros para uso comercial o para consumo. Los pueblos autóctonos fueron asiduos consumidores. Luego los primeros españoles y sus descendientes criollos también aprovecharon los recursos del río. En la actualidad, conviven la pesca deportiva, la de consumo humano y la comercial. Es, además, recurso vital para los isleños. La carne de pescado contiene grasas insaturadas, y los ácidos grasos Omega 3, que previenen el colesterol, a diferencia de la carne vacuna que contiene grasas saturadas, también remueven placas de ateroma cuando está declarada la arteriosclerosis. La mejor manera de cocer el pescado es al vapor, en una olla con mucho líquido y tapada para que no se concentre la grasa… pero, sí, ya sé que no es lo preferido ¿a quién no le gusta el pescado frito? Éste requiere de mucho aceite y un secreto para no abusar de las grasas es freír en pocas cantidades así con porciones pequeñas evitamos ese abuso además queda más crocante. Otra forma de hacerlo, para mí la más exquisita, es a la parrilla, donde se desgrasa más fácilmente. También al horno, si lo cocinamos sobre una placa, aunque no la untemos con ninguna sustancia, el pescado se cocina en su misma grasa.

No desaprovechemos estos dones que el río nos prodiga además de ser más beneficioso, en comparación con el precio de la carne roja, suma ventajas para nuestra salud. Aquí les dejo una receta fácil de preparar: Chupín de pescado 3 cebollas grandes, 4 papas, 6 zanahorias, 1 Kg. de filetes de tararira, sal, pimienta blanca, ají molido, un puñado generoso de pimentón y 1 l. de buen vino blanco seco. Preparación y armado: Cortar 2 cebollas en aros no muy finos y la tercera en plumas. Cortar las papas y las zanahorias en rodajas de 1 cm. de espesor y la tararira en trozos grandes. Colocar una capa de cebollas cubriendo el fondo de una olla preferentemente de hierro, rociar abundantemente con aceite, agregar una capa de pescado, salar, otra de cebollas, papas y zanahorias mezcladas, salar y repetir estas capas hasta terminar con los ingredientes. Poner la olla sobre fuego intenso y agregar la pimienta, el ají molido, el pimentón, el laurel y bañar con el vino. Cuando las zanahorias están cocidas, el chupín está listo. Esta receta se puede hace con filetes de surubí, armado o cualquier pescado cuya carne no se desarme fácilmente. 37

Cristina Aráoz y Adela Salas, escritoras argentinas Participaron Del 31 Festival del Caribe “Fiesta del Fuego” Dedicado este año a Trinidad y Tobago.
Dicho Festival se llevó a cabo en Santiago de Cuba del 3 al 9 de julio de este año, con la participación de 24 países, la mayoría caribeños y de Centro América. Del sur estuvieron presentes: Chile, Brasil, Bolivia y Argentina que exhibieron allí sus culturas, tradiciones, artes, música, creencias… De Argentina participaron dos Ballets, uno folclórico y otro argentino-cubano que incluía al tango. Las letras en la delegación argentina fueron presentadas por Cristina Araóz (de Zárate, Buenos Aires), Adela Margarita Salas de San Justo, Partido de la Matanza, Juan Carlos Siárez de Comodoro Rivadavia. El desarrollo, del mismo fue en diversos ámbitos: El Teatro Heredia, Casa del Caribe, Casa de Trinidad y Tobago, Café Teatro Macubá, Parque Céspedes, Te a t r o Martí (Allí se realizó la gala argentina),Complejo Cultural “Rogelio Meneses”, Loma del Cimarrón, el Cobre, Playa Juan González, Fortaleza San Pedro de la Roca, Castillo del Morro, Casa natal del poeta Heredia, U.N.E.A.C., Fundación Caguayo, calles, playas y plazas… La apertura del Encuentro de Poetas del Caribe y el Mundo, cuyo Presidente Fundador fue el escritor Jesús Cos Causse, se realizó el día 4 de junio, en el Salón de los Vitrales, Plaza de la Revolución. Allí denominados como internacionales, leyeron sus trabajos los escritores argentinos. Cristina Aráoz además de leer sus poesías, fue invitada a hablar sobre su experiencia y la de sus compatriotas en dicho Festival y también participó en la lectura de un trabajo de un poeta cubano. E l martes 5, invitadas por los escritores Teresa Melo y Reynaldo García Blanco, Adela M. Salas y Cristina Aráoz leyeron sus trabajos en la UNEAC Unión de Escritores y Artistas de Cuba, dentro del tema denominado: Palabra de poeta.

Este mismo día se realizó el Desfile de la Serpiente frente a la Sede del Gobierno Municipal. De la delegación argentina, desfiló un gaucho a caballo, que portaba la Bandera Argentina, detrás de él “Doña Jovita” ” (personaje popular encarnado por un conocido artista cómico), montada en un burro y a continuación el Ballet folclórico con trajes típicos, bailando zambas y tango. El día jueves 7, Cristina y Adela, volvieron a realizar lecturas propias en la librería “El Ateneo” Amado Ramón, en el espacio denominado Poesía escrita por Mujeres. El viernes 8, los participantes y artistas invitados especialmente, entre ellos los escritores argentinos recibieron sus Certificados de Participación, una artesanía alegórica y participaron de la cena de despedida en la Fundación Caguayo, reparto Vista Alegre.

Las escritoras Cristina Aráoz y Adela Salas

38

Sociedad Argentina de Escritores - S. A. D. E Seccional Provincia de San Luis.
Programa Educativo “Escuela de narrativa y Guión de Cine/SADE
JUNTA DIRECTIVA PRESIDENTE SADE Y DIRECTOR ACADÉMICO: Mgster. Norberto Federico Fernández Lauretta DIRECTOR ADMINISTRADOR DE PLATAFORMA: Lic. Fernando Andrés Saad COORDINADORA PEDAGÓGICA: Lic. Graciela Virginia Savickas SECRETARIA GENERAL SADE Y TESORERA: Prof. Yolanda Lía Accetta

CUERPO DOCENTE Mgster. Norberto Federico Fernández Lauretta, Lic. Fernando Andrés Saad, Prof. Yolanda Lía Accetta, Lic. Graciela Virginia Savickas, Lic. Estela Mary Sanguinetti, Técn. Pablo Nicolás de la Fuente, Técn. Roberto Altamiranda, Prof. Univ. Alberto Horacio Tricarico. Rosana Tovagliari, Prof. Claudia Esther Reyes.

OFERTA EDUCATIVA (e-learning) TECNICATURA SUPERIOR EN NARRATIVA Y GUIÓN DE CINE. TECNICATURA SUPERIOR EN NARRATIVA Y GUIÓN DE CINE. TECNICATURA SUPERIOR EN NARRATIVA CON ORIENTACIÓN A LA INVESTIGACIÓN INFORMÁTICA. TECNICATURA SUPERIOR EN NARRATIVA Y EDUCACIÓN A DISTANCIA. TECNICATURA SUPERIOR EN HISTORIA DEL CINE Y DIRECCIÓN DE ACTORES. CURSO DE NARRATIVA CONTEMPORÁNEA. Inscripción ¡¡Ya!! CURSO DE TEORÍA Y TÉCNICA DEL CUENTO. Inscripción ¡¡Ya!! CURSO DE COORDINACIÓN DE TALLERES LITERARIOS DE NARRATIVA (EN PREPARACIÓN) CURSO DE EDUCACIÓN A DISTANCIA Y TUTORÍA VIRTUAL. Inscripción ¡¡Ya!! CURSO DE GRAMÁTICA DEL IDIOMA ESPAÑOL PARA ESCRITORES. Inscripción ¡¡Ya!! CURSO DE GUIÓN DE CORTO Y MEDIOMETRAJE. Inscripción ¡¡Ya!! CURSO DE GUIÓN DE CINE. Inscripción ¡¡Ya!! CURSO DE ADAPTACIÓN DEL TEATRO AL CINE Y DE LA LITERATURA AL CINE. Inscripción ¡¡Ya!! CURSO DE EL PERSONAJE EN EL GUIÓN DE FICCIÓN. Inscripción ¡¡Ya!! CURSO DE HISTORIA UNIVERSAL DEL CINE – NIVEL 1 Y NIVEL 2. Inscripción ¡¡Ya!! CURSO DE HISTORIA DEL CINE NORTEAMERICANO – NIVEL 1 Y NIVEL 2. Inscripción ¡¡Ya!! CURSO DE DIRECCIÓN DE ACTORES. Inscripción ¡¡Ya!! CURSO DE INTRODUCCIÓN A LA DRAMATURGIA TEATRAL. Inscripción ¡¡Ya!! CURSO DE CAPACITACIÓN EN EXPRESIÓN TEATRAL INFANTIL. Inscripción ¡¡Ya!!
Los cursos son independientes, otorgan diploma y dan crédito horario si se aspira a las tecnicaturas, que son carreras terciarias de 1.500 horas reloj y otorgan título. Los estudios son exclusivamente a distancia (e-learning) por plataforma educativa Moodle, líder en tecnológica universitaria en el mundo.

ABRAN NUESTRO BLOG Y HAGAN CLICK EN ÍTEMS E IMÁGENES: http://escueladenarrativayguiondecine.blogspot.com.ar CONSULTAS E INSTRUCCIONES DE PAGO:

escuela@sadeprovinciadesanluis.com o contacto@sadeprovinciadesanluis.com
Nuevo domicilio legal: "Casa del Escritor" Biblioteca Popular "Serranías de Villa Larca" Villa Larca (Sierra de los Comechingones) - San Luis

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful