Moderadora :
AndreaN

Traductoras :
AndreaN bautiston kuami Vanille Virtxu cYeLy DiviNNa Mery St. Clair Sheilita Belikov Anne_Belikov Roo Andresen Paaau LizC *Nightwalker2711* Conitaa H majo2340 masi flochi Dham-Love Cami.Pineda cowdiem dani Emii_Gregori Anelisse Ruthiee Little Rose Sophie12 †DaRkGirl† Ƹ Ӝ Yosbe Ӝ * Ʒ ƸƷ

Correctoras :
CyeLy DiviNNa Marina012 majo2340 Mari Cullen ginabm Obssesion nella07

Recopilación y Revisión:
cYeLy DiviNNa

Diseño :
AndreaN

2

Si n ops i s P r olog o C a pi t u lo 1 C a pi t u lo 2 C a pi t u lo 3 C a pi t u lo 4 C a pi t u lo 5 C a pi t u lo 6 C a pi t u lo 7 C a pi t u lo 8 C a pi t u lo 9 C a pi t u lo 1 C a pi t u lo 1 C a pi t u lo 1 C a pi t u lo 1 C a pi t u lo 1 C a pi t u lo 1 C a pi t u lo 1 C a pi t u lo 1 C a pi t u lo 1 C a pi t u lo 1 C a pi t u lo 2 C a pi t u lo 2 C a pi t u lo 2 C a pi t u lo 2 C a pi t u lo 2 C a pi t u lo 2 C a pi t u lo 2 C a pi t u lo 2 C a pi t u lo 2 C a pi t u lo 2 C a pi t u lo 3 C a pi t u lo 3 C a pi t u lo 3 C a pi t u lo 3 C a pi t u lo 3 C a pi t u lo 3 C a pi t u lo 3 E pi log o Bi r d Son g S . L Na e ole

0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 0 1 2 3 4 5 6

5 7 8 18 25 33 48 61 69 81 87 94 104 111 118 124 131 138 155 165 180 190 204 213 228 240 250 262 276 293 306 322 335 352 363 374 382 391 403 416 417

3

4

Traducida por masi Corregida por CyeLy DiviNNa

C

uando te despiertas por la mañana y tus ojos notan los primeros indicios de luz que brillan a través de tu ventana, capturando las motas de polvo y reflejando los rayos del sol como pequeños diamantes, los brillantes tonos amarillo y anaranjado que se reflejan a través de tu habitación, lo primero que piensas, por lo general, no es cómo vas a pasar uno de los peores días de tu vida. Por desgracia para Grace Shelley, es exactamente a lo que se está enfrentando mientras reflexiona sobre qué hacer ahora que va a empezar su último año en la escuela secundaria sin su mejor amigo. No es exactamente la chica más popular de la escuela —al menos, no la chica más popular de la escuela a la que todo el mundo quiere, de todos modos— y todo parece indicar que este año no va a mejorar su status quo, hasta que se topa con un extraño que la deja patidifusa con sus palabras y persiguiendo su corazón. El nuevo chico en la escuela es diferente. Robert no se preocupa por los rumores que ha oído sobre ella o que nadie más parece verla de la misma forma en que él la ve; él sólo quiere que ella sea su amiga. Es entonces cuando las cosas se complican. Cuando Grace se entera de que él no es el típico chico de secundaria y que en realidad es un ángel sin alas que está buscando alguien en quien confiar, ella se introduce en su mundo donde no todos los ángeles tienen el propósito de proteger a los seres humanos, y donde los cambios que ella trae a su vida cambia todo en la suya. Primer libro de la saga Falling from Grace.

5

"Y así, en su plática, los amantes se entretenían La noche se desvanecía y desvanecía y no traía día. Ellos se rindieron: el Cielo no les da ninguna ilusión A aquellos que no escuchan el latido de su corazón."

Al Aaraaf—Edgar Allan Poe

6

Traducido por AndreaN Corregido por cYeLy DiviNNa

u belleza era dolorosa de aceptar, incluso aunque su pasión empujaba de mí un lamento de agonía. Capturada en sus ojos congelados estaba la luz de todas las estrellas que alguna vez nacieron, y de todos los deseos alguna vez hechos. Su hermosa sonrisa se estrechaba cruelmente a través de su rostro mientras admiraba la panorámica de mi miedo. Había lujuria en sus ojos que le suplicaba que fuera rápido, pero no había necesidad de apresurarse; él tenía todo el tiempo del mundo, a pesar de que yo solo tenía el tiempo que él me escatimaba. Su hermosa sonrisa creció mientras mi respiración se apresuraba. Me acarició confortantemente mientras se inclinaba hacia mí, una promesa de nada más que sufrimientoy muerte en sus labios mientrasdecía mi nombre amorosamente. Estaba clavada a mi destino—este iba a ser mi último abrazo—y le di la bienvenida mientras la amarga inundación comenzaba.

S

7

y definitivamente no estaba preparada para empezar a las cinco y media. todos esos secretos susurrados y esas declaraciones en voz alta entre amigos eran tan permanentes como el tiempo. a poca distancia del pie de la cama. y en menos de tres. o mi corazón destrozado. me asome desde debajo de mi almohada mirando al reloj apoyado en mi cómoda.. ¿Oh. justo cuando mi vida terminaba. T engo miedo de los lunes. Y sin embargo. que me conocía por dentro y por fuera y que vio más allá de lo que otros veían como gente rara.. Como regla. En verdad. Era inevitable. La oscuridad de la madrugada todavía ennegrecía mi ventana.no para hoy de todos modos. roto por mi mejor amigo. No iba a haber sol hasta dentro de una hora por lo menos. los lunes no comienzan hasta que salga el sol. nada podría ser tan permanente como las promesas rotas.Las expectativas de Grace Traducido por bautiston Corregido por cYeLy DiviNNa Y el incesante zumbido de mi reloj alarma que lo anuncia como si acabaran de coronar a un rey. los dos inseparables toda la vida. ¿Qué idiota había puesto esa cosa para. No estaba preparada. Incluso el destino parecía dispuesto a juntarnos cuando empezó la escuela. Vale decir que entonces teníamos los mismos gustos como solo dos amigos podrían tener. asignándonos a las mismas clases de jardín de infantes hasta la escuela secundaria. Nosotros crecimos juntos. la única persona en el mundo en la que confiaba. ni en un millón de años. tendría que hacer frente al mundo de nuevo. a quien estaba engañando? Era septiembre. las cinco y media? No podía haber sido yo. en Ohio. Fue mi compañero de juegos infantiles. Graham Hasselbeck no era sólo mi vecino. El verano había terminado y mi último año estaba empezando. 8 . mi único amigo. este primer día de clases después de una vida de hacer memoria. desde los pañales hasta la adolescencia.

Graham justo acababa de convertirse en el capitán del equipo de fútbol —el más joven a los dieciséis años— y acababa de pasar la prueba de conducir. cuando todas las niñas se dieron cuenta de su pelo rubio oscuro con picos y sus ojos verdes. juntos. Por supuesto no pasó inadvertido que el padre de Graham se acababa de comprar una camioneta nueva en esos momentos. todos los defectos evidentes e invisibles. así. nos rompimos los huesos. lo habíamos pasado fuera. Incluso cuando se hizo más alto que yo y todos los demás. pero Graham había ido una y otra vez acerca de la libertad que ahora tenía que ir al 9 . decirle a la persona que has conocido desde siempre que estás enamorada. cuando se hizo popular y yo le seguía detrás. y cuando comenzó a salir de su casa antes de que me levantara. cuando se quitó los aparatos que le enderezaron los dientes imperfectos mientras que los míos seguían mostrando esa atroz separación un tanto embarazosa de la infancia. y nadie se fijó en mí en absoluto — Graham se había mantenido siendo mi mejor amigo.Los hitos importantes de nuestras vidas parecía correr en el tiempo juntos. Para mi había sido de mal gusto. Y quizás era donde había fallado. sólo regresando a su casa mucho tiempo después de que mi toque de queda me mantuviera en el interior.. simplemente siendo el uno con el otro. El coche era un regalo de cumpleaños que su padre le había dado dos años atrás. Y ¿por qué no decirle? Después de todo. o en álbumes de fotos creados exclusivamente para chantajearnos en una cita más tarde. ese breve y crucial momento en el que había encontrado finalmente el valor para decirle a Graham como me sentía. Eso fue después de que rompí la regla cardinal de la amistad y le dije que estaba enamorada de él. desde que aprendimos a andar en bicicleta juntos. Fue un momento decisivo para él. como todos los veranos anteriores.. Yo no era nada si no era insoportable y fehacientemente honesta con él. hasta hace dos semanas. estaban bien documentados en nuestra memoria. que solía ser de su padre. pero tampoco vino enseguida para decírselo. Todos los secretos. Éramos muy cercanos y nuestro vínculo era muy fuerte y significativo para romperse. Eso fue cuando dejó de tomar mis llamadas de teléfono. Y este verano. sabía todo sobre mí. Sonaba bastante razonable. Con un gemido consternado acabo de volver a ese momento. incluso nos enfermamos juntos. Habíamos estado sentados en el capó de su Buick Skylark. Richard Hasselbeck no estaba tratando precisamente de ocultar el hecho a su hijo. especialmente si es así. solamente siendo amigos. y recibir ese coche era como que le estuvieran dando el mundo. El verde coupé oxidado con la puerta del pasajero abollada había sido nuestro hogar lejos del hogar cuando los padres de Graham peleaban — que parecía ocurrir a diario ahora— o cuando mi padre tenía a su novia de visita.

sintiendo mi cautela y con el ceño fruncido en respuesta. tendría que ponerme de nuevo juntos de lo contrario nunca haría más allá de simplemente sentarse ahí. aquí vengo. burlándose con la promesa de su profundidad. Aprovechando mi momento de renovada fuerza. Llámame una chica de sonrisa tonta un poco atascado en el modelo de Cenicienta. estaba temeroso de que sin él. pero mi lengua se volvió pesada y seca en la boca cuando la duda comenzó a deslizarse. Si iba a hacer esto bien. y las palabras cayeron hacia fuera. La forma en que sus mejillas tenían ligeramente unos hoyuelos. me tragué mis dudas y decidí improvisar en ese momento. Su confusión estaba justificada. Por otra parte. Él me miró y sonrió confidentemente. —¿Grace? ¿Qué pasa? —preguntó otra vez. di el primer paso vacilante hacia mi salto de fe. imaginando lo que diría y lo que su reacción seria. Pero en ese momento. 10 . Después tomando varias respiraciones más me calme. Mi boca se abrió. nunca me pare frente a un espejo y lo dije en voz alta sólo para oír como sonaba. nunca dejó que me olvidara de qué era lo que yo había querido decir —¿Qué pasa. haciéndome mirarlo en silencio. —Graham… —Comencé. tomando nota de mi tensión y ajustando su postura comprensiva. Su superficie lisa. donde se presentó como el verdugo y coloco el lazo invisible alrededor de mi cuello —y soltó la trampilla. cada palabra que saliera de mi boca me mandara volando hacia atrás en retirada—como un cohete a propulsión alimentado por mi corazón. Medalla Olímpica de apertura. como preparándose para la agitación emocional que él podía sentir estaba a punto de romper a través de mis torpes defensas femeninas. y ahora parecía que el fusible interno que existía únicamente para este fin había hecho cortocircuito en mí. y yo sabía que no estaba actuando como yo y que estaba poniéndolo fuera de sí. Se echó hacia atrás. también lo hacían todas las niñas mayores de doce años dentro de un radio de cinco millas.centro comercial —que nunca lo hizo— o ir al parque Indian Mound para lanzar el balón —lo que yo nunca podría hacer sin que él se quejara de que yo "lanzaba como una chica"— o ir al cementerio a visitar las tumbas de mi madre y su abuela —un ritual mensual para nosotros. Empecé a hablar. probablemente me habría preguntado. Grace? —preguntó con un tono de voz en desarrollo. Pero nunca lo había vocalizado. mi voz temblorosa por el caos de mis nervios. pero me encantó la sonrisa de él. justo en ese momento en que el coche era mi plataforma. inclinada no hizo nada para consolarme o darme un sentido real de la estabilidad.Cuando alguna vez no le dije como me sentía. Había practicado el discurso una y otra vez en mi mente. Tome algunas respiraciones profundas para calmarme mientras me acomodaba contra el parabrisas.

Y a continuación.. llenándola como el sol llena de una mañana fría. Fuera de la costumbre. tuve que admitir que ni siquiera yo podía ver dónde exactamente en donde estaba. Por un largo y agonizante momento no dijo nada. —Lo mismo. Yo no quería perderme nada. Y no lo reconocí en absoluto. me las había arreglado para hacer lo imposible y callar a Graham Hasselbeck.. apenas lo suficientemente alto como para que escuchara. Más o menos un minuto. evitando el contacto visual y la cara con una expresión en blanco. Después de lo que podría haber sido toda una vida o tal vez setenta y dos segundos.. un desorden por lo divulgado me tomo la garganta casi haciendo que me ahogue. a verle tan al margen. Grace. Estaba mirando más allá de mí. Graham sonrió. casi dolorosamente en mi pecho.. con su calor—y las imágenes fueron siendo lentamente devoradas por las llamas del hambre de la duda. El suelo retumbaba debajo de mí. —Estoy también enamorada de ti —dije en voz baja. abriendo un abismo de hambre que esperaba mi próximo movimiento. que arañó mi corazón latiendo lentamente. yo había cerrado los ojos cuando había empezado a hablar. —Suspiró. suspiró. un poco reservadamente. y aunque decía conocerlo mejor que nadie nunca pudo. necesitaba ver su cara. No estaba acostumbrada a esto. Esa era la primera vez que yo le había dicho esas dos palabras en un tono que no era juguetón o de burla —la forma en que se supone que se lo dices a tu mejor amigo— y yo sabía que lo había sorprendido con la guardia baja por completo debido a que había nunca había perdido las palabras de un solo golpe. ver sus ojos cuando oyó mi confesión. No era tan valiente.—Graham. —Grace. Rápidamente me mordí todo lo que se unía a esas tres palabras. aunque pude ver un leve fruncimiento de cejas mientras luchaba con la confusión. y fue uno de los momentos más aterradores de mi vida. Quizás más fuerte. En palabras.. todavía. era necesario para medir su reacción. te amo. pero en ese momento era necesario abrirlos. 11 . y el silencio se sentía como si me estrangulara. Así que salte. Por razones desconocidas empecé a ver como un flash mi vida ante mis ojos—Graham estaba en casi todas las escenas. O podría haber sido que estaba conteniendo la respiración a la espera de una respuesta. Descuidadamente metió las manos en los bolsillos de sus pantalones vaqueros en un vano intento de mantenerlas ocupadas.. Su cara era cada vez más un mapa de emociones.

o tal vez de decir algo peor. ya que aterrizó en mi corazón. Hizo una pausa por un minuto. Lo repentino de la pérdida de toda la sangre en mi cuerpo comenzó a drenar a un lugar oculto que estaba causando un agudo zumbido inundando mis oídos. ¿cómo se supone que eso signifique algo? ¿En qué piensas? Sacudió la cabeza. Fui sorprendida por el repentino cambio en sus emociones cuando ladró: —¡Deberías haberlo sabido mejor antes de ser tan estúpida! Estamos en dos ligas diferentes. abriendo la boca lo suficientemente ancha como para permitir que las palabras cayeran tan rápido como podían. pero el sonido de mi mundo entero sido golpeado fuera de su centro—la misma cosa que me impidió caer en que el abismo que esperaba pacientemente a que me tropezara—y trituró mis esperanzas. y él había sido el primero en tomar la decisión. Me has retenido. y empezó a pasearse. No recuerdo por que los próximos minutos me destruyeron y me impidieron ser capaz de distinguir nada. Siempre había sido así. demasiado molesto para cuidarse. Yo lo retuve. Se salió del capot. Grace. Era como si él acabara de ganarle a un argumento silencioso que había tenido con él y estaba de acuerdo con el resultado. Corremos con multitudes diferentes o. Solo que nunca pensé que eso le importara antes. la frustración arruinándolo en formas que nunca había visto antes. incapaz de encontrar la fuerza en mí para argumentar en mi defensa. No podemos ser más amigos. finalmente rota. su cabeza se balanceo hacia abajo una vez más de tal manera que hizo que mi corazón se parara. con las manos alternando entre sus bolsillos y corriendo a través de su pelo despeinado. aunque sólo sea para no prolongar lo inevitable. y ahora tienes que decirme que estás enamorada de mí. Después de varios minutos de marcar el ritmo.. la expresión en blanco.. 12 . Grace. Te has mantenido luchando para mantenerte desde sexto grado y he estado cargando esta amistad por un maldito largo tiempo. me di cuenta. yo… no sé exactamente cómo decir esto sin herir tus sentimientos. Lo miraba sin poder decir nada. y estábamos en ligas diferentes. no sería un buen augurio para mí. Eso bloqueaba todo. Nosotros no podemos ser nada. un muy enojado ceño fruncido en su cara. al menos yo lo hago. Levantó sus ojos duros hacia mí. pero yo no siento lo mismo por ti. —Esto tiene que terminar ahora. murmurando para sí mismo mientras se pasaba los dedos por las puntas suaves de su pelo una y otra vez. revelando la incredulidad. —Grace.Tal vez lo murmuró. y yo sabía que todo lo que ese resultado era. aparte de lo oscuro y desolado que mi mundo se sentía venir. aterrizando en la acera con muy poco gracia. porque sabía que él tenía razón. Y mi futuro había sido decidido.

apretando los dedos tan apretados que sabía mis nudillos se ponían blancos por el esfuerzo. con la mirada hacia abajo a la deriva hacia un objeto invisible que no tenía verdadero propósito que no sea para que no tener que mirarme. —Continuó.. Hizo una pausa para buscar en el bolsillo de su chaqueta con una mano torpe y sacó algo. porque en ese momento encarnaba el proverbial "que" que quise decir. —Creo que debería haber dicho esto antes. pero me negué a aceptar lo que trataba de poner en mis manos. Llámalo infantil. cerrando los dedos rígidos alrededor. supongo que un poco ya sabía cómo te sentías.. Cómo se supone que te sientas después de que tu corazón recibe una paliza emocional y luego decide escapar y nos abandonan. pero supongo que ahora es un momento tan bueno como cualquier otro. Ellos tienen un equipo de fútbol impresionante. porque sé que eso sería peor que saberlo ahora. 13 . —Yo no sabía cómo decirte esto cuando la escuela termino—no quería. y no quería lastimarte. sellando de un golpe todo lo que fue bueno. llámalo simplemente terquedad. empujándolo hacia mí con un disgusto tan fuerte que casi podía saborearlo. Lo tome aturdida. no quería regalos de despedida. si mostraba algo en absoluto. que había sido hasta ese momento. por lo que significa que no voy a ir a Heath este año. No quería decirte al respecto porque.No sabía lo que mi cara mostraba en ese momento. y la única manera de que sea reclutado es si estoy jugando en un puesto de la escuela. bueno. Este juego era mi vida que se estaba destruyendo. —Aquí. Mira. Grace. Ni siquiera me moleste en mirar. y no quiero que lo sepas por nadie más. con voz más suave ahora. —Exigió abriendo mi puño y pulsando un pequeño objeto contra la palma de mi mano. Es un paso de salir de aquí. mi corazón rompiéndose —¿no podía ver cómo me estaba humillando? ¿Cómo de horrible e inadecuada me había hecho sentir ahora que no sólo tenía que me recordarme que no era popular o bonita —o incluso le gustaba— pero que se había reforzado al informarme que ni siquiera podía soportar estar en la misma escuela que yo? —Toma. Mi cabeza se volvió de lado a lado en una negativa absoluta. sin reaccionar una sola vez a la forma en que me estremecí al contacto. en realidad—pero me han aceptado en la Preparatoria NC. mi brazo cayendo muerto a mi lado derrotado. —Grace. como si fuera el segundo finalista de algún show. dejándonos valernos por nosotros mismos sin la ayuda de la esperanza y del amor para seguir adelante. estaba demasiado ocupada mirando al desconocido de pie ante mis ojos. he estado saliendo con Erica Hamilton durante los últimos seis mese. toma —dijo empujándolo contra mi mano. de tener que ver el dolor que me había causado. le dio una razón suficiente para que poner el último clavo en mi ataúd. Fuera lo que fuese que Graham vio en mi cara entonces.

y no es justo para ti o para mí. sólo para hacer que se levantarán en ángulos extraños. —Tengo que seguir adelante. en vez de que yo lo tirara simplemente a la basura. —Erica y yo… bueno. una sonrisa melancólica en su rostro. se fue. Con un movimiento.. se paso los dedos por el pelo de nuevo. eran cada vez distorsionados ahora. me dijo que necesitaba un corte limpio contigo. Todas nuestras conversaciones. No. se calmo un poco. —Comenzó a alejarse luego. Tengo que ir a buscar a Erica al centro comercial. esperando a que me fuera. ¿Qué le había dado que no era merecedor de ser desechado o destruido totalmente. cuando luchaba con lo que tenía que decir a continuación. No quería mirar hacia abajo a lo que estaba en mis manos y mostrarle mi reacción. ¿de acuerdo? Tal vez te veré por ahí. La verdad era que tenía miedo de descubrir lo que me había regresado. como si se hubiera sacado un gran peso de encima. por lo menos no me había dicho que me fuera. eso es lo que me dije. Por lo menos. O mejor aún. En vez de eso asentí con la cabeza. nuestros chistes. Y entonces pensé que tal vez lo querrías de nuevo. que tocaron mi corazón en tantas maneras diferentes. O al menos no estaba allí de pie. sé que tiene razón. Es su cumpleaños hoy. como una película pixeleada. para librar mi vida de todo lo alguna vez me has dado. y tomaban un nuevo significado para mí. Todos esos momentos. Suspiró. de nuevo en su casa a la espera de mi partida. un último acto de bondad de mi amigo. pero de repente se detuvo y se volvió hacia mí. tenemos una cena con su padre. me había hecho el favor de irse él. Fue en ese momento de comprensión que sabía que no sólo había perdido a mi mejor amigo. Y ella piensa que no sería correcto que siga siendo amigo tuyo. ella y yo nos hemos puesto serios—de manera seria en realidad. nuestras confidencias repetidas en mi mente. Esto no está bien. 14 . Y ahora que sé a ciencia cierta cómo te sientes. como lo había sido mi vida? No podía estar dándome de vuelta mi corazón. —Uhm.. sino que también había perdido la mayor parte del verano también. —También dijo que sería un error de mi parte mantener algunas de las cosas que me has dado—como eso —él hizo un gesto hacia el objeto que había forzado en mis manos—.. que estaba en un montón de cenizas en mi regazo. Grace. esos recuerdos que tenía guardados en mi mente. ten un genial resto del verano. O algo.. porque todos ellos no tenían sentido para él.La exhalación en bruto que salió de mí le dijo claramente ¿No querías lastimarme? que era demasiado tarde para eso.

Nunca me había preguntado por nada hasta ese momento. Habíamos visto viejas películas de campamento y mantenido una maratón de del Show del Horror de las Películas de Rocky al inicio de las vacaciones de verano. nunca había dado una señal de que estuviera distraído por una novia. Ahora ni siquiera tenía eso. dejando a nuestros padres y a mí para desempacar y limpiar el equipo. Mientras me baje de su auto y camine hacia mi casa.. pero dejándolo de hacer por completo cuando no recibió ningún estímulo de mi parte. Mi padre. como mis recuerdos me habían llevado tontamenteTodos los días. y quien más supiera sobre esto. había dicho: la realidad y la fantasía. los mejores amigos desde siempre. Era sólo después. y en ese momento la persona recibió un puñetazo en el brazo —ya que éramos amigos. Dos ligas diferentes. Me quedé así durante las dos últimas semanas del verano. por lo que pidió parar. 15 . levantándome sólo para dirigirme a trabajar a la biblioteca. Grace y Graham. fue y habló con Richard. Pero nunca quise ser otra cosa que amiga de Graham. saliendo un poco antes dejando de lado el almuerzo para el campo de fútbol. Todo lastimaba de repente y necesitaba descansar. la única otra persona en mi vida —en mi existencia realmente— había hecho varios intentos para consolarme a su propia manera. a sabiendas de que no había ninguna posibilidad de que me encontrara con cualquier persona de la escuela allí. no lo harían? era Yo no ¿Por qué popular y ellos lo eran. al menos lo hacía en la superficie. como siempre —se trataba de una tradición Grace y Graham llamándonos frente a los demás Rocky y Frank durante todo el día hasta que uno de nosotros se olvidaba.Ahora era una broma: la suya y la de Erica. pero no obtuvo una respuesta directa por ese camino tampoco. Y así es como se a creer? veía desde mi final. algo que no había cambiado desde que estábamos en la escuela media. cuando llegábamos casa que desaparecía por varias horas. era un hecho que todo el mundo ya sabía. me lo decía. Cuando no pudo conseguir una respuesta mía en cuanto a lo que había ocurrido después de haberme preguntado en varias ocasiones. Sabía que su meta era descubrir lo que había ocurrido ese día para darme vuelta al revés. empecé a analizar las últimas semanas en mi mente. Por supuesto. Cuando nos íbamos de campamento con nuestros padres cada fin de semana. Me buscaba en la pequeña biblioteca que trabajó cada mañana. La quemada cáscara hueca de persona que era cuando entré en mi cuarto estaba completamente irreconocible.. A pesar de amarlo. ¿Habíamos pasado realmente el verano juntos. valoraba su amistad mucho más. siempre al final del mes. Richard podía no decirte la verdad aunque lo estuvieras matando —era un mentiroso nato. Calcule el tiempo en mi cabeza mientras caminaba hacia la puerta de mi casa y los números sólo se agregaron a mi dolor. Pero dijo que estaba ocupado con el fútbol y ayudando a su padre en la tienda el último mes.

una muy mala transigencia con los de mi madre que son de color marrón oscuro y los de mi padre que son de un brillante azul. o tomaba clases de natación. Ambos eran ávidos fanáticos del fútbol. el encanto y la creatividad. Esta Grace (Gracia).. pero sólo Richard fue bendecido con un hijo que llenara los viernes y sábados por la noche con juegos de la escuela secundaria para animarlo. había fracasado al minuto en que ? Graham me había dejado. Mis ojos marrones son más bien anodinos y solemnes. Tengo el pelo marrón apagado que parecía sufrir cuando el clima no es cooperativo. fueron bendecidos con una hija que llamaron Grace. ¿ que simbolizaba la amistad cuando no tenía amigos para hablar de todo Pero ahora Lo único que había sido el éxito de todo. bueno. también. cerca de Newark. y. No era ciego. Acostada en la cama y recordando lo mucho que había temblado de un dolor innegable y amargo. mamá había sido una amante de todo lo griego. pero lejos de ser ni remotamente similar a lo que cabría describir como bella. de paz y amistad. James y Abigail Shelley. así que no era agraciada. si eso significa algo. por lo que ahí fue mi encanto y creatividad. para sofocarse en su núcleo de amargura. Lo más importante es que era muy feliz siendo la mejor amiga de Graham. no fea. No iba a gimnasia. No entre en desfiles o concursos de talento de bandas y trofeos. después de las tres diosas griegas. Las pecas dispersas a través de mi pálida piel parecen fuera de lugar para mi color oscuro.Papá finalmente adivino lo que había pasado. Había notado la ausencia de Graham con tanta seguridad como se dio cuenta de la ausencia de mis comentarios sarcásticos. por su parte. lo 16 . Y. Estaba feliz con mis libros. mi capacidad de reírme de sus chistes malos. Es suficiente decir. que soy una extraña mezcolanza de mis padres mixtos. no tomé ballet o jazz. mi poesía y mis películas. a diferencia de la mayoría de las niñas que vivían en Heath. Richard acababa de comprar un concesionario de automóviles pequeños. Ahora mira. la versión que creció para ser al mismo tiempo. o cualquiera de esas cosas que las niñas hacían con sus madres esperándolas. porque la ausencia de Graham significaba la ausencia de Richard también. Su dominio sobre mí era tan fuerte que estaba chillando e hipando como un bebé en mi consolador. Era fácil para ahogarse. Richard y papá se habían convertido en amigos rápidamente después de que ambos se habían trasladado aquí a Heath con sus esposas: papá y mamá vinieron de California —Papá venía a trabajar como gerente de una cadena de supermercados— y Richard e Iris de Nevada. Tengo la frente un poco amplia —he sido llamada la de cinco cabezas un par de veces. las tres Gracias se supone que son los símbolos de la belleza y la fecundidad.. viéndolas orgullosas. la sensación de pérdida aún se sentía tan nueva. tal vez más aún. lo que era extraño teniendo en cuenta que era de Corea.

¿Cómo voy a volver a la ¿Cómo podría? La única persona con la que había escuela?alguna vez ya no estaría allí.necesitaba por su fuerza imaginaria casi tanto como lo necesitaba por su capacidad para amortiguar mis sollozos.. no podía evitar el hecho de que la hablado persona que era parcialmente culpable de todo ello —su novia Erica— estaría bromeando y compartiendo comentarios sarcásticos con sus amigos que ahora sabía que se habían reído a mi costa la mayor parte del año. la mesa está lista —murmuré en mi almohada. fiesta para uno. 17 . Creo que odiare los lunes por el resto de mi vida. —Lástima. Asimismo. Estaba cerca de la histeria.. Lunes. otra vez.

hice una cosa muy —y altamente inusual para mí— típicamente femenina y pensé sobre qué era lo que usaría. Ugh. pero había algo que me decía que tuviera las axilas y las piernas suaves. ¿Mis piernas y axilas?Grande estaría asustado. así como de mi cara. y había tenido razón. mis dientes se sentían como si ¡Asco! hubieran estado remojando en fango. Había líneas marcadas sobre mi cara por las arrugas de la funda de mi almohada. el siempre inminente regreso a la escuela había llevado mi depresión a niveles más altos.Positiva Traducido por Dani Corregido por Marina012 C on un suspiro resignado. estaba tan cerca de la satisfacción como posiblemente podría estarlo con el mundo exterior esperando por mí para enfrentarlo o regresar a cubrirme debajo de mi manta. incluso si mi peor apariencia estaba sólo en segundo lugar a mi mejor aspecto. y mis cejas estaban todas puntiagudas y señalando extrañas direcciones. Me miré en el espejo del baño y retrocedí ante lo que vi. esperé para que el agua caliente me golpeara. y los dientes y el cabello limpios. Ew… nunca había sido demasiado maniática para la higiene personal a un nivel TOC. Papá no tenía dinero para nada 18 . me arrastré fuera de mi cama. Además. En este momento. Cuando el último fin de semana del verano comenzó. estaba espantosa. pero después de unos minutos. no podía enfrentar este horrible primer día luciendo tan mal. Mientras estaba cepillando mis dientes en la ducha. solía decir mi mamá. Lágrimas secas podían dejar el rostro plano. mi cabello… necesitaba oraciones. Tuve que pararme para reajustar el ángulo de la cabeza de la ducha. en Definitivamente necesitaba ducharme y afeitarme. Pie Salté al interior de la ducha y me senté sobre el pequeño banco que había sido moldeado dentro de la pared de la ducha. Necesitaba tomar una ducha y lavar la rigidez fuera de mi cuerpo. Y cepillar mis dientes. No había comprado nada nuevo este año. Era la primera vez en casi cuarenta y ocho horas que había hecho algo más que levantarme para ir al baño.

Me apresuré hacia mi dormitorio. lágrimas. froté el jabón en mi cabello y ¿Qué era eso? ¿Dónde lo puse? rápidamente lo enjuagué. dejando que algo del rancio aire saliera. Mis reservas eran un par de vaqueros y unas de las varias camisetas encontradas en ventas de garaje. y con las clases y las cuotas del laboratorio para la escuela. decidí que si hoy iba a ser el trasero de cada broma. las ballenas de segundo grado lucían muy distintas a las de los diecisiete años. el que estaba directamente en frente del baño. O algo parecido a una ballena. con un pequeño quejido de pena atrapado en mi garganta cuando el reconocimiento me golpeó: era una pequeña ballena rosada de cerámica que había hecho en segundo grado. rosada y de dulce olor en mis manos. Fue en ese momento. Casi la envolví a mí alrededor dos veces e hice una nota mental de que tenía que aprender a comer mejor. Ese fue el día en que por primera vez me dijo 19 . podría hacerlo lo más cómodamente posible. mientras miraba fijamente la cosa brillante rosada y fangosa. Mi mente de siete años había racionalizado que era su ballena. Ugh. y… ¿cenizas? ¿Mi fuego imaginario había creado humo de verdad? mi cabeza a mi divagante Negué con imaginación.más excepto cosas de segunda mano cuando se trataba de mi ropa. la que había explotado en el horno durante el secado. apestaba. yacía lo que Graham había puesto en mis manos entumecidas. y que la apreciaría más de lo que yo lo haría. no había mucho para gastar en cosas de segunda mano de todos modos. La empujé hacia un lado y abrí la ventana. La cortina que colgaba sobre la larga ventana que quedaba de frente al umbral de la puerta estaba cerrada. también. y lo estudié rápidamente. Lloró tanto ese día que me sentí tan mal que le di la mía. Me arrodillé para inspeccionarlo. tomé una botella de champú y empecé a apretar la cosa pegajosa. La ballena tenía un pedazo de cerámica que una vez había sido la cola de la pequeña ballena verde de Graham. Todo lo que había hecho trabajando en la librería durante el verano había sido guardado para la universidad. enjabonando el resto de mí en tiempo record antes de saltar fuera de la ducha y envolver una toalla alrededor de mi cuerpo. Así que después de reflexionarlo en el vapor. Y ahí. sin dejar entrar verdadera luz a excepción de un poquito de un azul grisáceo. mientras la cesta que ella? estaba en el baño estaba media llena. Con cuidado. examinando los lugares más probables en donde podría estar. sobre el piso debajo del muro de la ventana donde había caído. Con esa decisión tan importante ahora fuera del camino. que recordé el objeto que Graham había puesto en mis manos antes de terminar nuestra amistad y transformar todo mi mundo en un abrasador montón de escombros. sudor. Olía como a depresión. Mi cama no estaba hecha. qué hacerla cuando simplemente ¿para volvería a dormir en Ropa estaba esparcida sobre el piso. como normalmente. Una depresiva sonrisa cruzó mi rostro cuando un recuerdo de los diez años golpeó con fuerza en mi pecho.

que me quería. Pequeños pedacitos aquí y allá de una mujer que recordaba había sido hermosa. Una vez un todo. ¿Realmente antes había lucido tan horrorosa que una simple ducha podría causar semejante reacción? —Uhm… estoy haciendo huevos fritos y un poco de tocino. si los gruñidos era alguna indicación. Tomé mi cepillo. tenía una de esas ridículas caras sonrientes mostrando la lengua. le recordaba a ella. y luego procedí a vestirme. amaba lavar y doblar ropa. ¿estás lista para desayunar? —gritó una voz desde el primer piso. Al menos. Las personas de vuelta de la muerte necesitaban desayunar. asombrado de mi apariencia. Me aparté del desastre y tomé un par de vaqueros de la cesta de la ropa limpia en mi cómoda. Supongo que todas las niñas pequeñas creen eso de sus mamás. era un ritual nocturno para ellos. y necesitaba deshacerse de cualquier recordatorio de eso. de todos modos. en todo mi sentido común infantil. Recogí la pequeña ballena y la tiré con toda mi fuerza contra la cómoda. Era algo que él y mamá habían hecho juntos después de que me había ido a la cama. La extraña forma de la cabeza con esa accidental adición se separó de la cola principal. Era muy simbólico. que haciéndolo se sentía bien. esas dos piezas. el tipo que tienes para tu animal de felpa favorito. había jurado de arriba a abajo que sabía y olía igual que el sol. saqué una camiseta del cajón superior de la cómoda. adecuado. Mientras recordaba el pasado. resignada con el hecho de que había caído en una nueva rutina que corría en paralelo con la antigua. Qué Qué patético. y me dirigí por las escaleras hacia la pequeña cocina de abajo. Supongo que papá me había escuchado duchándome. ¿Quieres un poco? — me preguntó. mi rabia y dolor haciéndome renuente a creer a ninguno de mis engañosos recuerdos. También me recordaba a ella… lo poco que podía. Mi camiseta. Papá debe haber hecho el lavado mientras estaba en mi capullo de autocompasión. él me había dicho una vez. y ambas piezas cayeron sobre la alfombra con un suave golpe. Fragmentos de pintura y cerámica estaba desparramados alrededor. Papá se dio la vuelta. mostrándome el pan con huevo que había sido estrellado dentro de 20 . mi estómago pensaba eso. pero significó el verdadero comienzo de nuestra amistad. —Grace. agarré ropa interior y un malgastado sujetador del cajón de abajo. —Estoy lista. me di cuenta. Qué irónico. donde el olor a tostadas con mantequilla y café hizo que mi estómago rugiera una vez más como un animal muerto de hambre contenido dentro de otro animal muerto de hambre. con un brillo de felicidad que yo. Para ser hombre. pero ninguna luciendo como que habían pertenecido juntas en algún momento. probablemente saqué mi rareza de él. Era un amor del patio de la escuela a los siete años. ¿Qué hay para comer? —pregunté en un tono tan alegre como pude reunir. simplemente nada.

De verdad… puedo hacerlo. y ahora simplemente no podía aceptarlos. —¿Qué quieres decir con que no va a estar ahí? ¿Richard no le había dicho? ¿Por qué no se habría jactado acerca de su hijo entrando en una de las escuelas más prestigiosas del estado. Un momento de silenció pasó. y entonces papá tiró su espátula. podía leerme como un libro. pero en este momento. Sentí la misma sensación de ahogo en mi garganta. No comer por unos días probablemente había hecho que mis botas parecieran comestibles. —¿Qué quieres decir con que me mintió. Es sólo la escuela. con incluso el equipo de fútbol más prestigioso del programa? —Uhm. Papá. —Lo que estás haciendo suena bien. —No puedo creer que ese hijo de… no puedo creer que te haya mentido de esa forma. —Y lo hacía. sólo medio mintiendo. papá. No tienes que mentirme. Puedo hacerte un poco más si quieres. ¿no es así? Negué con la cabeza aunque por dentro estaba pensando que todo mi último año no era realmente importante.un agujero cortado en una rebanada de pan—. Eran las apenas las siete pasadas. uhm. había sido una mentira. fue aceptado en la Preparatoria NC. G-Grace —empezó la nerviosa charla de papá cuando deslizó un plato delante de mí—. quizás toda nuestra amistad. —No. así que estaré bien. Lo consideró con la sorpresa marcando su rostro. quería saber cómo te estás sintiendo… uhm… tú sabes. salpicando la mesa con grasa y pedazos de huevo. Me observó mientras seguía las formalidades. —Así que. No vivíamos tan lejos de la escuela. nada de verdad importante va a pasar. Mi menté corrió alrededor del hecho ¿lo haría? de que todo nuestro verano. Graham. Tomé mi tenedor y comencé a inclinarme hacia mi desayuno. Me senté en la pequeña mesa que llenaba la mitad de la cocina y miré al reloj. Puedes decirme si todavía no te sientes preparada. no lo estás. con la escuela y todo. papá. Creo que hay algunas tostadas de waffles en el congelador. tocino con mucha grasa era el cielo. Es sólo tu primer día. cariño. Soy tu papá. papá? —Graham no me hubiera mentido sobre no estar en la escuela conmigo. añadiéndoles algunas patatas a un lado y tendrías una comida gourmet. pero tenía que vigilar el tiempo. Hoy sería la primera vez en casi un año que caminaría hacia la escuela. É-el no va a estar ahí de todos modos. —Estoy bien. con toda la intención de comer y no hablar. asfixiándose en ella. los hechos estaban justo delante de mis ojos. Tenía una hora para comer e irme. —Estoy bien. Olía maravilloso. papá —dije. —Su voz estaba ahogándose por la rabia. a diferencia de mamá. 21 . Negué con la cabeza.

Ha estado buscando trabajo por demasiado tiempo. como si supiera que lo que vendría a continuación causaría una reacción negativa. Janice. Bajó la vista hacia la mesa y miró fijamente su plato. Aparte de ser la que ha durado más de todas las otras novias de papá. toda una nueva vida sin tu viejo. Está teniendo dificultades encontrando otro trabajo. Estúpido Graham. Ha estado cerrada por tres semanas. . la mujer que quiere tomar el lugar de mi mamá. Estaba enfadada. Estúpida yo. La cucharada llena de huevos y tostada en mi boca repentinamente se sentía como plomo. Me miró a los ojos una vez más. Quería decírtelo la semana pasada. Su despido está fijado para que se haga efectivo pronto. Janice era la novia del momento de papá. ahora lleno de huevos fríos y grasientos envueltos por una tostada dura. Janice “Du Jour” Dupre. No pensé que sería un gran problema que ella se quedara aquí. —Técnicamente. Si la escuela estaba cerrada. dándome un apretón en lo que debería haber sido un gesto tranquilizador. qué tenía que abrir mi boca? que siempre he hecho es Todo lo ¿Por decepcionarme de algún modo. y se está desesperando. en Heath y en Newark. eso quería decir que Graham estaría asistiendo a la Secundaria Heath… con Erica… y… conmigo. también era la enfermera escolar de la Preparatoria NC. intentando comprar un poco más de tiempo para procesar este trozo de información. —¿La invitaste a vivir con nosotros? ¿Sin hablarlo conmigo? —Estaba incrédula. pero en cambio se sentía más como que me estaba manteniendo sentada para lo que le quedaba por decir. pero todavía estabas en semejante estado. y no puede permitirse su hipoteca por sobre todas las otras cuentas. Estaba tan consumida por esta nueva pieza de información que apenas oí a papá responderme. ahora ha estado sin trabajo por un tiempo. ¿Cómo había olvidado eso? —¿Entonces Janice ya no tiene un empleo? —pregunté. Puso su mano sobre mi hombro. reducida a insultos juveniles. —Grace. Grace. que no podía sacarlo a colación. La escuela ya no… existe más. pesaba bajo mi lengua. Janice Dupre iba a mudarse a la casa de mi mamá. Eres casi una adulta. Mírenme. preparándote para irte a la universidad. Estúpida North Cumberland. —Janice necesita un lugar para quedarse. Dormir en la cama de mi mamá. dudando.—Grace. Estaba… herida. y el sabor metálico de algo que no reconocí llenó mis sentidos mientras golpeaba cada espacio ocupado en mi ya confundida mente. Graham no va a ir a la Preparatoria NC. Cocinar en la 22 . Janice me dijo hace un mes que habían perdido mucho dinero en grandes inversiones y no pudieron permitirse seguir en funcionamiento. le pregunté a Janice si le gustaría quedarse aquí con nosotros hasta que pueda volverse a mantener sola.

El pensamiento me disgustaba. La traición a mi mama convirtió cocina de mi mama. mi ya congelada sangre dentro de mí en hielo. ¿Las cosas se podían poner peor? Papá tomó una profunda inhalación, exhalando lentamente mientras sus manos apretaban la mesa, preparándose para lo que venía. Desde luego. Las cosas se podían poner peor. —Grace. Escucha. Me preocupo mucho por Janice. Es divertida y me hace reír, y eso no es algo que haya hecho mucho desde que tu madre murió, lo sabes mejor que nadie. Tu mamá será siempre tu mamá, nada puede o podrá nunca cambiar eso, y siempre la amaré, pero Janice me está dando un nuevo comienzo… un montón de cosas. ¿Tu mamá? De repente ya no es sólo “mamá”. Es tú mamá. Y ¿un nuevo comienzo? ¿Un montón de cosas? ¿Qué cosas? ¿Por qué podría posiblemente podría necesitar un nuevo Las comienzo? campanas de advertencia empezaron a sonar en mi cabeza. El golpe a la puerta de mi subconsciente volvió a golpear: insistente, desesperado. Una pregunta rápidamente se formó en mi mente, una aterrorizante pregunta que tenía que hacer. Tenía que oír las palabras, aún cuando sabía la respuesta incluso antes de que dejara mis labios. —Papá… ¿Janice está embarazada? Sus ojos se ampliaron, acompañados con su silencio que estaba, irónicamente, cargado de significado con la respuesta que había temido. Lentamente asintió con su cabeza. Mi rostro ardía con la vergüenza y la rabia. —¿Por qué, papá? Oh Dios mío, ¡¿no son lo suficientemente mayores para saber cómo usar un condón o píldoras para el control de natalidad?! Está bien. Admito que fui demasiado lejos, pero iba a hacer? ¡Mi padre de ¿qué cuarenta y siete años había dejado embarazada a su novia! Lo sentí antes de que lo viera. El rostro de papá se volvió de varios tipos de rojo antes de quedarse en uno parecido al color del cátsup, y no podía haber habido mayor advertencia que si de hecho se lo hubiera tatuado en su frente: Estaba a punto de conseguir que me regañara. —Grace Anne Shelley, ¡no me vuelvas a hablar de esa forma! No seré irrespetado en mi propia casa; será mejor que recuerdes eso, jovencita. Sí, Janice está embarazada, ¡y cómo sucedió no es de tu maldita incumbencia! Sí, se va a mudar con nosotros en tres días, y espero que seas respetuosa con ella, si no amigable, porque esta es mi casa, y cuando le faltas el respeto a alguien en mi casa, me estás faltando el respeto a mí.

23

Miré fijamente su rostro, sus fosas nasales estaban tan extendidas que consideré echar un poco de tocino allí sólo para conseguir que dejara de hablarme sobre respeto y casas, especialmente cuando estaba planeando faltarle el respeto a la memoria de mamá por traer a esa mujer a su casa. Realmente no me gustaba prestarle mucha atención cuando estaba enfadado. Me ahorraba de tener que volver a escuchar lo que diría más tarde. Lo que estaba a punto de decir ahora. —Te quiero, Grace Anne. Te he amado desde el primer momento que entraste a este mundo, probablemente antes de que siquiera nacieras. Eres la mejor cosa que alguna vez he hecho, la mejor parte de mí y de tu mamá. Haces fácil amarte; eres muy parecida a tu mamá. Pero mientras es fácil quererte, Grace, es muy difícil agradarte. Es difícil. ¡Lo haces tan difícil con tus expectativas, con tu culpa! Negó con la cabeza, con clara decepción, y entonces dijo tranquilamente, casi demasiado tranquilamente, pero ni de cerca lo suficiente. —Quizás era lo mejor que Graham terminara su amistad. Siempre esperabas más de él de lo que podía darte, especialmente después de que mamá murió. Sentí mis dedos enterrarse en mis muslos bajo la mesa y di un respingo; mi cuerpo alguna vez entumecido había empezado a sentir otra vez. Estaba sintiendo la quemazón de la rabia, la traición, y… el dolor. Pero esta vez no iba a dejarlo que me convirtiera en una Grace de gelatina. En cambio, me levanté, ignorando la expresión de indignación que cruzó por el rostro de papá. Un Dèjá vu me tenía subiendo hacia mi habitación. Pero en vez de tirarme en mi cama y llorar hasta dejarme sin sentido por otras dos semanas, tomé mi bolso, con un movimiento brusco metí mi billetera y mi carpeta, agarré mi MP3, y me fui. El reloj de la cocina marcaba las siete veinte. Iba a llegar temprano al peor día de mi vida.

24

Erica
Traducido por Cami.Pineda Corregido por Marina012

e paré en una línea, invisible a simple vista como cualquier otro día. Casi la mitad de los del último año estaban enfrente o detrás de mí, todos reclamando nuestros horarios de clase como adictos buscando por un arreglo. Todos los que ya habían pasado por la espera, estaban parados a un lado comparando las clases juntos. Las típicas preguntas estaban pasando alrededor: quién estaba en cuál clase, quién se iba a sentar junto a quien, quién iba a estar más cerca de la puerta para una zanja de día exitoso, y quién iba a tener tiempo libre. Todo lo que quería saber era si mi papá había estado en lo correcto. ¿Graham podría estar aquí? lo estaba, Y si ¿estaríamos en alguna clase juntos? Era una fuerte posibilidad, y no sabía cómo sería capaz de manejar eso. Verlo sería lo suficientemente duro. Mi corazón, todavía era nada más que una pila de cenizas frías, no hizo nada a los pensamientos. Y luego ahí estaba, parado junto a una linda chica con una aureola de cabello rubio que le caía por la espalda como una cortina dorada. Ellos tenían sus cabezas inclinadas, comparando horarios y riendo, completamente ajeno a las turbulencias que tenía dentro de mí a unas cuantas yardas de distancia. Cuando ella lo miró, él le sonrió, su mano acariciándole el pelo. Sus dedos se arrastraron a su cintura, y ella se inclinó hacia él, su brazo lo envolvió en respuesta. Yo, en respuesta, no sentí nada más que el frío aire de Septiembre alrededor de mí, que estaba más caliente de lo que yo estaba por dentro. Pero la muerte no se supone que sea caliente a no ser qué te estés yendo directo al cielo, ¿verdad? Bueno, yo estaba en el infierno. Una fría, muerte, Graham-teniendo-una-hermosarubia-Erica llena el infierno. Una tos detrás de mí me alertó que yo era la siguiente; genial, agarrada soñando de nuevo. Me apresuré a ir hacia adelante y rápidamente susurré mi nombre a la registradora, cuyo nombre no podía recordar, a pesar de verla cada año desde hace

M

25

cuatro. La regordeta mujer con sonrisa amigable estaba parada afuera de su oficina con una carpeta que tenía los horarios de los del último año. Ahora, Heath no era exactamente una gran escuela; el personal del colegio es bastante pequeño en comparación con las escuelas de los alrededores, por lo que, comparativamente, su tarea era indudablemente mucho más fácil. Pero ella no me había escuchado… tuve que repetir mi nombre, ella me dijo, y así lo hice, mi voz un decibel más alto, y aun así fue apenas más alto que un susurro. —Oh, cariño, te conozco. Eres la Señorita Grace Shelley. Querida, has madurado mucho desde el verano, ¿verdad cariño? —Me susurró enérgicamente. Ella le susurraba a todo el mundo. Y conocía a todo el mundo. No era nada especial ser reconocido por la registradora de la escuela… ese era su trabajo. Pero, ¿por qué tenía que hacerlo tan ruidosamente? Pude sentir docenas de pares de ojos sobre mí, quemando a través de mi bolso, mi camiseta, mi cabello. ¡Olvidé peinármelo! Rápidamente, mi mano llegó hasta lo que yo creía que era un mechón totalmente desorganizado, sabiendo muy bien que de la ira, mi cabello podría ponerse mucho peor. Lo que sentía era mi propia vergüenza multiplicada por dos, todo en la palma de mi mano. Mi cabello —o lo que debía ser mi cabello— se sentía como si fuera un nido de avestruz ciego en la parte de atrás de mi cabeza, un tejido rebelde de enredos y nudos que formaban una masa irreconocible que estaba puesta en la base de mi cuello. Podría necesitar ir a un baño lo más rápido posible para tratar de arreglar eso, sin embargo, estaba segura que suficientes ojos ya habían visto el horror que era mi cabello y las noticias de esto podrían atravesar todo el colegio antes de siquiera tener una oportunidad de ver el desastre yo misma. Me quedé mirando a la registradora, tratando de hacer que se diera prisa. Revolvió un montón de hojas y finalmente sacó lo que esperaba que fuera mi horario. —Aquí lo tienes, dulzura. ¡Qué tengas un gran primer día! —dijo con una voz cantada, y una sonrisa amplia y alegre que atravesaba su muy redonda cara. Se lo arrebaté de la mano y di un paso atrás, tratando de estar tan lejos como me fuera posible de los susurros, y del par de ojos verdes jade que podía ver viéndome desde el rabillo de mi ojo. Retrocedí… justo hacia la pared que hace un minuto no estaba. Me volteé para ver qué era lo que obstruía mi espacio, y terminé dándole una de mis mejores miradas al botón, juzgando por el logo que estaba estampado. Había muchos de ellos, también; los conté, mi mirada empezó a subir, la mirada en mis ojos se volvió menos malvada y más… confundida. Cinco botones después, estaba mirando un par de ojos grises ubicados en una cara que no conocía —de todas maneras no es que pudiera reconocer ni la mitad de las caras de Heath— pero pensé que ya había hecho algunas imágenes mentales de todos los del último año, sólo para saber a quién evitar. Él era nuevo. Tenía el pelo negro. Era alto. Era… hermoso.

26

—Uhmlosientometengoqueir —murmuré rápidamente sin respirar, sin pausa y sin idea de cómo soné. Había gastado toda mi vida viendo lo perfecta que era la cara de Graham, y ni una vez había perdido la coherencia. Sin embargo ahí estaba, con la boca hecha papilla, un gran pájaro descansando en mi cabello, y un público entusiasta y dispuesto, que incluía a Graham a tan solo 6 pies de distancia. Y entonces hice lo que cualquier persona razonable hubiera hecho. Me fui corriendo. Me sentí como una gran cobarde, pero mi auto-preservación me gritó, insistiéndome que me fuera, jalándome lo más rápido que mis pies me permitían. Encontré un baño de chicas vacío tan lejos de la oficina cómo fue posible, me arrojé en un puesto, y sentí que mi respiración tropezaba y vacilaba, cerré la puerta mientras mi bolso caía cerca a mis pies. Mi pecho subía y bajaba como un sube-ybaja. No parecía que iba a encontrar un ritmo que imitara la respiración normal. Parecía que entre más me concentrara en hacerlo lo más natural posible, más extraño se sentía, fuera de lugar. ¿Cuántas respiraciones por minuto se necesitaba para mantenerlo a uno con vida? ¿Cuántas No queriendo serían suficientes para empezar a hiperventilar? ¿Estaba entre esos números? perder la línea de batalla, me concentré en tratar de mantener el fuego en mis ojos, de desatar su fuego en forma de lágrimas. Eso parecía ser más fácil. No había llorado en la escuela desde séptimo grado, cuando Patricia Daniels me alzó la camisa en frente de todos los estudiantes de penúltimo año… Y no tenía nada debajo. Oh Dios, ¿por qué me acordéEl calor que sentía en mis ojos cada vez era más de eso? fuerte. Necesitaba pensar en otra cosa antes de que me pusiera a berrear y balbucear en el baño de las chicas. Bajé la mirada hacia mi mano y noté mi horario de clases siendo agarrado con mis manos, estaba aplastado, arrugado y hecho un ovillo en mis frustrados puños. No había tenido tiempo suficiente para dejarlo a un lado antes de que me tropezara con él. Su estéril y benigna impresión llamó mi atención. Podría verlo mientras estaba ahí sentada en mi auto infligido purgatorio. Tenía clase con el Sr. Frey, Francés con Madame Hidani y Cálculo con la Sra. Hoppbaker. Hasta el momento me gustaba. El Sr. Frey siempre estaba medio dormido en el aula de clase, así que podría llegar tarde si quería, y caminar hasta el colegio podría hacerme llegar tarde. Madame Hidani que había sido trasladada de Hawai, tenía una maestría en literatura Francesa y por alguna razón terminó dando clases en nuestro pequeño pueblo de Ohio. Su acento y fluidez en el francés, venía de su exótica cara que siempre me hacía reír. Y para hacernos reír incluso un poco más, ¡había hecho el hula mientras cantaba en francés! Y ahí estaba la Sra. Hoppbaker, quien era probablemente la mujer más grande de la escuela, y nunca dejó de señalar ese hecho cada año. Sentía una burbuja de risa formándose en mi pecho cuando recordé la manera en que se presentó el año pasado.

27

Buenas tardes alumnos. Mi nombre es Sra. Hoppbaker, y soy muy grande, tengo dos espacios en el parqueadero; uno para mí; y otro para mi carro para así poder salir y entrar de él. Ella siempre ha hecho su mayor esfuerzo por hacer las matemáticas divertidas y de no haber sido por ella, probablemente no hubiera entrado en el programa de Cálculo que ella enseña en la mañana. Iba a ser duro, pero ella iba a hacerlo mucho más placentero que… escaneé mi lista… Ugh. Cuarto período, Ciencias: Biología II. No es que detestara la disección o los exámenes corporales. Soy lo más lejano a ser remilgada. Por el contrario, era el profesor Branke el que me hacía enfermar. A él le gustaba manosear a todas las estudiantes. A todas, incluyéndome. No era el tipo de toque que podría llevarte a un arresto, sólo del tipo que te hacía sentir incómoda. Sus nada deseables acciones le habían hecho ganarse el apodo de “el pulpo” porque parecía que tuviera ocho brazos, y cada uno de ellos de alguna manera te tocaba al mismo tiempo. Esperaba a que el otro profesor de Biología el Sr. Yostme diera clase, pero él pedía que tomáramos un examen antes de dejar entrar a alguien, y yo no soy de esas que tienen un gran cerebro como regalo. No soy una idiota, Pero tampoco soy un material de MENSA; ver el nombre del Sr. Brankes en el horario confirmó lo que ya sabía: yo no estaba hecha para las Ciencias Avanzadas. El quinto período era Literatura Inglesa, esa era una clase que provocaba sueño con la Sra. Muniz. Yo había leído todos los libros del plan de estudios el año pasado, así que sabía que no iba a aprender nada nuevo. El sexto período era una sorpresa, ¡Ni siquiera ¿Teatro? Pero ahí estaba en blanco y negro, con el sabía que teníamos un programa de Drama! Sr. Calvin Danielson enlistado como profesor. Sabía que no había elegido una clase electiva el año pasado, esperando que no hubiera nada más. Pude haber tenido un período libre, ¿pero teatro? ¿De verdad? ¿Qué sabía yo de artes aparte de las obras que había P leído? odía entender las emociones, seguro, pero, físicamente? ¿actuarlo Si ni siquiera podía mentirle en la cara a mi¿cómo iba a manejar mentirle a toda , padre una audiencia? vez podría ser la de utilería, una aficionada a la tecnología. Tal Podría ser la persona que jala la cortina o sostiene los accesorios. Mientras no tuviera que subirme a un escenario estaría bien. El sonido de la puerta del baño abriéndose y el crujido de unos pesados zapatos sobre los azulejos me sacaron de mis pensamientos. Risas y charlas acompañaron la interrupción. Reconocí una de las voces inmediatamente, aun cuando nunca había hablado con ella en mi vida. La voz de Erica Hamilton llenaba el baño junto con su presencia, y no hizo nada para menoscabar el aire que le daba el dinero, el poder, y la popularidad. Éramos muy distintas, supongo. Mucha gente le evitaba, también. Bueno al menos la gente cuerda. La diferencia entre nosotras dos era que la gente me evitaba porque yo era extraña, ellos la evitaban porque podía ser muy mala si te atrevías a cruzarte con ella. Esa era la razón principal por la que ella era tan popular como lo era. Nadie era lo suficientemente valiente como para enfrentarla; belleza y dinero eran cosas muy intimidantes.

28

Y ella era ciertamente hermosa. Sus ojos color azul hielo que miraban a través de pesados parpados estaban llenos de malicia, muy a menudo sentía que no había más opciones que seguir mirando esos ojos por miedo a que se desatara el caos, si es que ya no lo habías hecho. Su sonrisa era plena, pero luego de una inspección más cercana se notaba que lo hacía con los dientes apretados, como si expresar verdadero placer fuera algo doloroso o molesto. La miré, intentando encontrar una razón para poder gustarme, sólo para hacerme una mejor idea de porqué Graham la había escogido a ella. ¿Tenía una cualidad redentora que yo no podía ver pero Graham si? Todo el mundo sabía que ella era rica, y obviamente era hermosa y popular, pero, ¿eso era Graham nunca había sido tan superficial…. Pensándolo bien, ella me todo? recordaba a una de las actrices favoritas de Graham que siempre hacia de la fría y calculadora villana del colegio. Tal vez era eso. A él le gustaban las chicas bonitas con personalidades defectuosas —¿Lo viste? Oh mi Dios, ¡él era hermoso! HERMOSO —dijo Erica—. Creo que Graham se estaba poniendo celoso de que él me estuviera mirando por tanto tiempo. Oh-Mi-Dios. ¡Esos OJOS! ¡Lo juro, eran tan asombrosos! ¡Parecía como si él pudiera ver a través de mí! Otra voz replicó. —¡Lo sé! Él te miró por, como, ¡por siempre! ¡Como si tú fueras algo que él quisiera comer! Y Graham debería estar celoso. ¡Cielos, estoy celosa! ¡Él ya no es él chico más guapo de la escuela! —Más risas llenaron el baño. Quería callarlas. —Hablando de Graham, ¿viste a su amiga rara? ¡Ella corrió directo hacia el chico nuevo y pareció rebotar! ¡Él la repelió como si tuviera un súper poder contra perdedores o algo! Hawtman. —La otra voz se rió. Podía ver a Erica por le rendija que había entre la puerta y el marco. Ella estaba mirando su reflejo, una retorcida sonrisa estaba en su cara. No. Sus ojos estaban enfocados en otra cosa. Ella estaba mirando…. hacia mí. Ella podía verme. Sabía que yo estaba ahí. Levantó sus labios en una cruel sonrisa y habló. —Graham y Grace no son más amigos, Becca. Él terminó esa amistad hace un par de semanas cuando le dije que era ella o yo. —Empezó a jugar con su pelo. Sus largos y rubios filamentos brillaban como oro hilado, aun bajo las fluorescentes luces del baño; el tipo de cabello que Graham siempre dijo que odiaba, pero es exacto el mismo cabello con el que él estuvo jugando unos minutos antes. Un sonido de resoplido siguió. —¿Te escogió sobre su mejor amiga? Chica, debe amarte. ¡Esos dos han estado unidos desde que usaban pañales!

29

Erica asintió, todavía mirándome, la cruel y deformada sonrisa distorsionaba la belleza de su cara —Claro que me ama. Él me dijo que no hay nadie que lo haga sentir como yo lo hago, y que confía más en mí. Me dijo que no hay competencia cuando se trata de mí y como él se siente. Y de verdad, ¿por qué no sería así? Quiero decir, ¡mírame! Yo por lo menos parezco que tengo partes de chica. — Empujando sus pechos juntos y haciendo una mueca con sus labios, parpadeó, no sé si a su reflejo o a mí. Partes de chica… aparentemente otra razón por la que no podía desempeñar el papel de la novia de Graham, y Erica sí. Yo sé que no tenía muchas curvas, yo era más como un rectángulo en vez de un ovalo; esquinas donde debería haber curvas. Tenía pechos, pero ellos no eran lo suficientemente grandes como para que los chicos se asombraran. Estoy bastante segura que me veo aceptable en un traje de baño, pero nunca llegaría a la portada de una revista. Yo creo que eso realmente nunca importó entre Graham y yo, pero viendo el cuerpo de Erica, como su pequeña camisa y su pantalón café de pana abrazaban su figura, entendí que tampoco era físicamente atractiva para Graham. Eso era sólo parte de la acumulación, ¿no? Erica bajó sus manos y empezó a buscar en su bolso. —¿Sabes que ella le dijo que estaba enamorada de él el día que le terminó? Él me lo contó después y nos reímos de lo patético que era. Dios, ella está desesperada. Él incluso me contó que le daba pesar por ella porque su madre murió y todo eso… pero eso sólo prueba lo buen chico que es, ¿no? —así que era maldita caridad—. Me dijo que su madre era una inmigrante ilegal o algo así, que ella tal vez murió por alguna enfermedad que tienen en esos países tercermundistas o algo así… No me acuerdo que fue lo que él dijo, pero probablemente tenía la enfermedad desde que estaba embarazada, y ahora tal vez Grace la tiene. ¿No es eso… triste? Sacó un tubo de brillo y lo deslizó por sus labios, los arrugó e hizo pucheros, al parecer para medir el nivel de cobertura. Sonrió y luego frunció el ceño. Tenía mucho brillo. Una gran cantidad había aterrizado en sus dientes; un bonito rosa fuerte. A pesar de la rabia que hervía dentro de mí por la descarada mentira que ella estaba diciendo, no pude dejar de sonreír un poco por eso. Becca la interrumpió, su aguda voz causaba que quisiera apretar mis dientes. —Yo creía que su mamá había muerto en un accidente automovilístico, alguna monstruosa explosión o algo. Uhm. Se aprende algo cada día. Espera… ¿ella de verdad está enamorada de él? Erica asintió de nuevo, rápidamente quitando el extraño pedazo de rosa que estaba en sus dientes con una toallita que sacó de su bolso y sonrió. —Claro, no sería sorpresa si ella intenta atacar al chico nuevo. ¿Viste la forma en que ella lo miró? Como un perro en celo. Qué patética. Si Graham no la quiere, ¿qué le hace pensar

30

por la manera en la que él me miraba está mañana. pero con las raíces más obscuras asomándose. imagina como serían sus labios —ella volteó su cuerpo hacia los lados en el espejo. La chica llamada Becca se rió. Está obsesionado con los besos… 31 . juntos. —Erica gimió. ¿Apartar a quién lejos de mí? ¿Acaso ella estaba hablando del Dios de los ojos grises que de alguna manera hizo que mi corazón latiera de nuevo sin ningún tipo de trabajo? ¿Del que en frente suyo me había avergonzado? ¿Él que hacía que mis rodillas se sintieran hechas de agua? gh… ella tenía razón. Sra. me di cuenta que las uñas estaban pintadas exactamente del mismo color. y carentes de cualquier sinceridad. metiendo el estómago. Hay algo en sus ojos que me hacen querer hacer todo lo que él quiera. bajo la rabia y la tristeza que me hundía. ¿escuchaste su nombre? —preguntó Becca. Yo medio esperaba que de su piel explotara una gran verruga verde y que un sombrero puntiagudo apareciera mágicamente encima de su cabeza mientras volaba por el baño en su escoba. Si sólo su voz me excita. U Soy —Sin embargo. y tenía un short cortado en una sacudida pendiente. Creo que tenemos en el sexto período. sólo para poder decir que fue amiga de los dos chicos más lindos de toda la escuela. también. —¡Lo sé! No puedo esperar para oír su voz de nuevo. teatro. no tengo duda que puedo apartarlo de ella. hice una nota mental para de alguna manera crear una píldora que hiciera que la palabra “Genial” fuera imposible de pronunciar para rubias insípidas… especialmente las de variedad embotellada. —Suena caliente y lento y dulce… muy como cuando Graham me besa. Pero claro. En algún lugar bien adentro. Eso es genial. Shakespeare? Erica se encogió de hombros. Me pregunto si es como Graham. Le di una mirada a su horario mientras hablaba con Graham. Era como oír miel derretida. él probablemente me lo diga en clase. No es que ella pueda atrapar su atención. De todas maneras no en esa ropa. Ahí fue cuando la vi. ¿Sabías que habla con acento británico? —No te creo. lamiendo sus labios. Ella tenía los labios manchados de cereza. patética. De todas maneras. Estaba tan ocupada viendo los ojos de Graham que no escuché. mientras examinaba su figura—. como los míos.que este chico si va a darle la hora? Ella probablemente sólo quiera ser su amiga. Mmm… me pregunto cómo besa el chico nuevo. Su cabello era tan rubio como el de Erica. inclinándose para inspeccionar su maquillaje. y cuando se acercó a tocárselos como para comprobar que la mancha se borraba. meneando su cabeza mientras me seguía mirando—. —Uh-Uh —Erica respondió. —¡Eres toda una perra! Por favor dime. ¿a qué suena la “miel derretida”. Me miró una vez más. Sus ojos eran oscuros.

quiere que lo hagamos todo el tiempo. las risas seguían rebotando por el baño. En especial le gusta besar esto. ambas se fueron. aun después de ya no estar. —Se dio una palmada en la parte trasera mientras enfatizaba la última palabra. Con unas risas estridentes. Mucho después de que la campana sonara. Mucho después de haber parado de pelear con mis lágrimas. 32 .

. Como algún ser indefinido.. Como con las vocales. Bueno. dormido en su escritorio. Sentí las cenizas en mi pecho comenzar a sentirse empapadas. El Sr.. Y saber que Érica estaba interesada ahora en este nuevo tipo. y me había mentido. la campana marcó el final de la clase. subiendo y bajando con cada ronquido. Madame Hidani proporcionaría una tregua al hablar de cosas con un pasado tortuoso. como yo esperaba. podía oír la risa entre amigos. La natural estridencia de cada clase ocupada por el Sr. Encontré un escritorio vacío de algún modo y procedí a esperar hasta que la campana sonará para empezar el primer curso. 33 . historias que se contaban llenas de buenos recuerdos. ni se inmutó cuando entré. Frey. Frey estaba.. Nadie me notaría de todos modos. por supuesto que me había mentido. con mi cara hecha un desastre. Estaba fuera de la clase de francés. como si estuviera llorando en el interior. Justo cuando estaba segura de que mi cuerpo iba a explotar por las aparentemente interminables inundaciones internas. y sentí que mi espíritu crecía más pesado por segundos. salieron los pensamientos que había intentado evitar. Me Oh Graham. tenía las palabras "enseñaré cuando esté sobrio" escritas con tinta roja. llena de manchas. Graham estaba aquí. Un pedazo de papel se levantaba descuidadamente en su rostro. Pero al hacerlo había tratado de hacer parecer como si por fin fuera honesto por lo que finalmente era una doble mentira. Ni siquiera me molesté en intentar disimularlo y me puse derecha. Sin nada más que hacer salvo esperar.Así que nosotros nos encontramos de nuevo Traducido por: kuami Corregido por: majo2340 E ntré en el aula. Estos vinieron disparados a través de mi mente. para mi clase faltaban cinco minutos y también para el momento de empezar mi primer curso. me aceptó sin una onda de distorsión. sonando misericordiosamente. A mí alrededor. Ella sabía cómo mantener la clase en su mano y centrar nuestra atención hacia cosas más importantes. rompió el corazón por una chica que ya estaba buscando su reemplazo.

Ellos estaban mirándolo a ÉL . o rubias con los cuerpos perfectos y labios de color rosa brillante con labial sobre sus dientes. y pechos y coches. que era extraño que todos me estuvieran mirando. "Le déjeuner sur l'herbe". Francés es una lengua romántica. y los chicos de diecisiete o dieciocho años no se interesaban por el romanticismo. y la señora Hidani estaba haciendo todo lo posible para calmar la charla para que todos pudiéramos centrarnos y comenzar. y la pandilla de chicas de delante empezó a dispersarse. Un grupo de chicas se reunieron en torno a una figura central en la parte delantera del aula. Y era por ese poco conocimiento que podía decirme. pechos. Una tarea de escritura se había colocado en la mesa. teníamos que dar una descripción de dos páginas de nuestras vacaciones de verano. Yo estaba lista. Era un trato directo con Madame Hidani. mis vacaciones de verano. 34 . para no tener que pensar sobre Graham. directamente hacía mí. ¡Incluso Madame Hidani se había vuelto contra mí! Gemí y rápidamente eché una mirada alrededor para ver si alguien me había oído.. sinceramente a mí misma. tomé asiento en la parte de atrás del salón. Ellos estaban interesados en los coches.. cerca del famoso cartel impreso de Monet. ¿No había ni una sola Conté dieciocho alma en la escuela que no supiera que me había sucedido? pares de ojos mirando en mi dirección.. Ni tiempo para escuchar. Metí la mano en mi bolsa de libros y saqué mi carpeta.Entré en el aula. con palabras claras con tiza estaba nuestra tarea. sintiéndome un poco mejor al ver la larga lista de tareas que nosotros teníamos que completar hasta finalizar la lección de hoy. me juré a mí misma. Por supuesto que no. Tragándome de golpe el susto. Más que lista. Parecía el cielo. para que todo el mundo pudiera centrarse y comenzar.. No habría ni tiempo para pensar. obligando a los pensamientos a salir de mi mente. esos dieciocho pares de ojos no me miraban. Ni tiempo para sentir. O. No perdí el tiempo en sus risas y charlas tontas. el mismo asiento dónde había ayudado a Graham a pasar todas y cada una de las pruebas de francés que teníamos. Sacudí la cabeza de nuevo. el mismo asiento que había ocupado el año pasado. Dieciocho ojos femeninos. No estaría pensando en él durante la próxima hora. Filas y filas de cabezas se volvieron. En la pizarra. por lo menos pensé que lo estaba. En francés. Bueno. Por supuesto que todos eran femeninos. Sonó el timbre. No se permitía aquí ni una charla.

el Universo se detuvo con esa sonrisa. Había desaparecido su sonrisa. Pero fue más parecido al sonido que sale de una vaca con estreñimiento. Él asintió con la cabeza. como de alguna fuente mágica de la vergüenza. ¿Estás ―g hablando conmigo? razné. en mi cerebro y mis miembros —ya que tenía la sensación de que estaba poniendo una presión extrema en todo mi cuerpo— sin embargo. —Me disculpé por eso —dije rápidamente. Volví mi atención a mi papel. ― Definitivamente fue lo suficientemente fuerte para sobresaltarme.Una sensación de calor. muy ingles. Titulé la 35 . era el que Graham había ocupado hacía simplemente un año. Demasiado rápido. lo estaba. al menos. deteniendo la respiración. Me sentí tan incómoda como cuando estaba en el cuarto de baño con Erica. Y luego. Tragué. increíblemente. obligándome a volver la cabeza hacia mi derecha. me sentí avergonzada. ―Así que nos encontramos de nuevo e dijo en voz baja. Grace? una chica a la que reconocí como Lacey ―Rió Greene. ahora estaba ocupado. recorrió mi plexo solar. con esos ojos plateados fijos en mí. Me volví para mirarla. Mi corazón no estaba exactamente en la mejor forma para el envío de toda la sangre necesaria en cualquier otro lugar. No pensé que era capaz de ruborizarse tan a menudo. Su acento era algo que sólo se oía en la televisión o la radio: limpio. y sabía que la respuesta era mí? sí. posible que ¿Podría ser me sintiera más consciente de lo que había estado cuando pensaba que todos los ojos estaban puestos en Me sonrojé en ese momento. sonando lo suficientemente fuerte como para despertar a los muertos. mirándome en el espejo. aprovechando la oportunidad que le ofrecía mi reacción ante su impertinente comentario. Yo la había soñado como una vaca estreñida. parecía que estaba de acuerdo. con un toque de ―m humor irónico tiñendo su voz. en un período tan corto de tiempo. Me volví a mirarlo. el rubor llegó tan fácilmente. ― creció. presentarse. O. Escribí mi nombre en la esquina superior derecha. el que estaba vacío cuando entré. sustituida por una línea sombría y un brillo hastiado en sus ojos. pero ella sólo tenía ojos para nuestro nuevo compañero de clase. su sonrisa No recuerdo a nadie más que haya tropezado conmigo y saliera corriendo antes de ofrecerme ayuda. se helaron por la pérdida. Y sonrió. la fecha y el período con un viejo lápiz que encontré en el fondo de mi bolso. El único asiento a mí lado. Había un Dios de ojos grises. liso. que estaba sentada justo delante de mí. Por otra parte. deteniendo la tierra. y me estaba mirando. Tan rápido como mis mejillas se habían calentado por el flujo de sangre. ―¿Seguro que lo hiciste. otra ráfaga de calor inundó mis mejillas cuando oí el nerviosismo en mi voz.

Sólo. Mademoiselle Shelley. Con manos temblorosas agarré mi documento y se lo entregué a Madame Hidani que me sonrió al ver a mis perezosos ― ― ―... No. Estaba segura de que nadie hubiera querido de hecho parecer tan tonta e incauta como yo. ése era él siendo caritativo. mucho más en el tipo más popular de la escuela. si ellas pudieran. Y aún me pregunto. 36 . un rasgo admirable en cualquier tipo. aunque sólo sea por amistad. Todos a mí alrededor estaban profiriendo gemidos y quejas. miré al asiento de delante de mí. ¿no? Por supuesto. mi escritura. sacándomede mis pensamientos. Sonó la campana. todavía quería encontrar alguna manera. un tono estridentey penetrante.. No importa si se le olvidara tu nombre. éste era Graham Hasselbeck. Para ellos. También. el ahorrar dinero para la escuela... después de haber escrito sólo mi nombre y el título. Y siempre había parecido ver más allá del hecho de que careciera de belleza exterior. al parecer yo no era la única que no había hecho la tarea de la clase. por lo que no podrían haber querido eso. mientras me fastidiaban burlándose de mí con sus bromas pesadas. la mayoría de las cuales siempre habían odiado mi amistad con Graham. sabiendo que estaría vacío. Érica había sido bastante clara en eso. Después de unos minutos..asignación y empecé a pensar en una manera de decirle a Madame Hidani que mi verano ha sido prácticamente una broma pesada.. no era realmente una amistad tan íntima como todo el mundo pensaba que era. Seguramente que no me derrumbaría ante una sala llena de chicas maliciosas. Pero entonces de nuevo.. ¿Cómo? Buscando algún tipo de respuesta obvia. empecé a recoger mis cosas. Eres sólo la garabatos. Pero no me derrumbé. estaba vacío. Miré a mi hoja de papel en blanco. Cabe destacar. y que el único amigo que tenía en el mundo me había estado despreciando todo ese tiempo. Me volví hacia el asiento a mi lado. estaba lleno con mi escritura. Le ¿Cuándo escribí esto? eché una rápida ojeada y reconocí los pocos trabajos en la biblioteca. estaban desenfocando mi punto de vista de casi todo. Apenas le diera la apertura que él necesitaba. todo. Oí a Madame Hidani reclamar nuestros trabajos para que fueran presentados en su escritorio. ¿Seguiría estando él en mi vida si hubiera decidido mantener mis sentimientos para mí misma? No. sino que bastaba con que por lo menos reconociera que existías. Él lo habría hecho antes o después. Perpleja. Las lágrimas… pesadas y gruesas por el pesar. ya no pude ver mi trabajo. que me mantuve contenida. ¡Fantastique! se alegró en su cadencioso francés segunda persona en entregarme esta tarea. las dos páginas. ¿Había pasado la horaEl reloj encaramado en la pared sin duda ya? parecía decir que sí.

no podía dudar de eso. 37 .―¿Quién más le entregó la tarea? pregunté. se llenó con aquéllos que se sentían más cómodos con alguien como yo. Recordaba haber visto eso. Monsieur Bellegarde también me entregó su papel. Ella lo levantó para que lo ¡Cinco páginas. con la esperanza de que el tono ―Le de curiosidad en mi voz enmascarara mi nerviosismo. elegante. ―ella cacareó. igual que siempre lo estaban. si quiero mantener ―Ella parecía aturdida ante la perspectiva. Hoppbaker. a mi entender. Había escrito cinco páginas ¿de qué? Como si hubiera ―. pero no había ni una sola persona en la clase que hubiera puesto ningún esfuerzo en el ejercicio. a pesar de que la modestia no es una de mis virtudes. Por supuesto. cuando llegué.. al ser una clase de matemáticas selectiva. Me encogí. con sus bucles y rizos que se parecía más a algo salido de un libro de historia del siglo XVIII. Hoppbaker? Un chico que recordé como Ian preguntó incrédulamente. su interés. Soy la Sra. estaba en tierra de nadie cuando se trataba de la amistad. Pero¿por qué no recordaba haber escrito las L. Las L. Sabía que no había escrito ese papel. Suspirando. su madre es francesa. Con unos cuarenta y cinco kilos más ligera. pero mi amistad con Graham me había alienado con gente de mucha popularidad. S y X? La clase de la Sra Hoppbaker estaba casi llena. S se inclinaban a la derecha. así que. y completamente diferente a todo lo que había visto. Pasó algún tiempo en Francia en el leído mi mente. Thompson. No creí ni por un segundo que hubiera escrito lo que ella tenía en la mano. si me permite decirlo. Era mi forma de escribir a mano. Soy la Señora Hoppbaker. me arrastré mi mochila al hombro y me dirigí a la clase de la Sra. Creo que voy a tener que traer tareas mucho más difíciles a la clase. ella asintió con la cabeza extranjero. No me di cuenta de la ausencia de una presencia muy grande hasta que sonó la campana. ― con la boca abierta con el mismo shock que el resto de la clase estaba zumbando. tomé otro asiento al fondo de la clase y empecé a copiar el plan de estudios del año en una hoja de papel sacada de mi cuaderno. ―Buenos días.. y las X torcidas. Hoppbaker. así que espero que ninguno de ustedes esté esperando eso. más saludable y tan divertida como siempre. si puedes creerlo! pudiera ver. un melocotón en verano. ―¿Sra. Por lo menos. Sr. La letra clara. ¿eh? Excusándome. le sonrió.. creo que no. hermosa. diciendo un rápido a Madame Hidani mientras meditaba sobre adiós qué era exactamente lo que había ocurrido mientras estaba perdida en mis pensamientos. La delgada mujer de un bonito pelo castaño y la piel resplandeciente del color de ―Sí. ―¡Oh! el nuevo estudiante. y soy tan flaca que podrían ― vendarme con hilo dental.. Dijo una voz muy familiar en un cuerpo muy desconocido. clase. Por lo que esto fue un juego de niños para él.

Mi mandíbula estaba tocando mi escritorio. pero al final a ambos dijeron que deberían haber mantenido más PG y mucho menos NC-17 Yo estaba tan asombrada por su transformación que no noté que mientras todos los demás ojos estaban en ella. El sonido parecía retumbar alrededor de la clase. Él estaba riéndose tontamente y la risa estalló a mí alrededor. subiendo y bajando. Un par de ojos grises. Hoppbaker y Sr. Alguien le ¿Cómo uno puede quitarse de encima cuarenta y cinco kilos en tres meses? preguntó. mi cabeza dejó de doler. ¡Ella era bonita! ¡No es que. que la Sra. y haciendo montones y montones de actividades extracurricularescontestación… Yo no quise adivinar sobre lo que fue su ése tipo actividades podrían significar. Mi respiración se hizo más fácil. que mi cabeza chocó con la esquina de mi escritorio con una precisión dolorosa. por una neblina eclipsada mientras la electricidad parecía dispararse entre los espacios microscópicos de nuestras manos. que se había hecho al acabar la escuela. y hubiera sido una gran tarea hacerlo. ¿Cuándo se detuvieron las preguntas a la Sra. No era ningún secreto que la Sra. Eran las únicas personas que no habían sido expulsados alguna vez fuera de alguna película en el teatro Indian Mound del Centro comercial indio por toquetearse.Haciendo ejercicio. no exactamente segura de lo que veía. Mi esfuerzo por sentarme fue tan abrupto. casi me quedé sin aliento. la corriente rebotando entre los dos cuando me levanté derecha. pero hasta aquí nos encontramos de nuevo. ―Una voz suave y calmada habló. despacio. y mi mano izquierda se dejó caer. no lo hubiera sido antes de que perdiera peso. Hoppbaker? Por qué tenían que detenerse ahora… Justo cuando se me ocurría hacer el ridículo de nuevo. Hoppbaker y Sr. No fue hasta que oí mi lápiz caer al suelo e inclinarme para recuperarlo que volví a verlos. Le miré a los ojos grises de nuevo. cuando me agarré la cabeza con la mano izquierda. y una sensación sofocante de vergüenza empezó a abrumarme. estaba enfocados atentamente en cada uno de mis movimientos.idiota murmuré para mí misma. ―Podría sonar como un disco rayado. Claro. un par estaba sobre mí. Hoppbaker estaban enamorados. comiendo bien. Una cálida mano se inclinó para cubrir la mía libre en ese momento y el tiempo pareció detenerse. junto con la pérdida de una persona en su totalidad en grasa corporal parecía increíble! Ella se pasó los primeros quince minutos de la clase contestando las preguntas sobre su pérdida de peso. que fue gracias a la cirugía de bypass gástrico. pero la cantidad de confianza que emanaba. Podía sentirlo. hace tres meses. Todo estaba borroso. 38 . Hoppbaker habían pesado el equivalente de seis personas. ahora silenciosa.

tres bandas de goma para el pelo. que no esperaba. yo estaba fascinada por el olor de las palabras escritas. Había una gran mancha en blanco donde se suponía que estaría el período antes de la comida. Había Branke en mi horario que me la habría saltado por completo.. y encaminándose seguidas? hacia su tercer período. miré fijamente en la primera página era el mismo programa de 39 . ¡El programa de estudios… todavía estaba en mi carpeta! Lo saqué rápidamente de nuevo y lo abrí. título y período en mi papel de francés. puse todo de nuevo dentro de mi bolsa. un clip de papel. plata. Un periodo libre! ¡Había un Dios! ¡ Me dirigí hacia la biblioteca de la escuela con pies ansiosos. nunca dejarían mi mente durante el tiempo que yo viviera. Era donde sabía que no me encontraría con Graham o Erica. Susurré.. excepto la basura. imaginado ¿Lo había todo? yo hubiera estado soñando despierta y todo lo que pensé que había tenido Si lugar. Era mi Santuario. me compraría un millón de libros. —el olor de los libros siempre era reconfortante—. Revolví en mi bolsa de libros para buscar la pequeña hoja de papel y busqué en la lista de clases. Yo me había hecho una promesa a mí misma al comienzo del verano que si alguna vez me convertía en asquerosamente rica. Un dólar y algo de cambio. Allí. y estaba segura que no me encontraría con el chico nuevo tampoco. Miré a mi derecha al escritorio vacío.. El sonido de la campanilla me despertó de mi ensueño nebuloso. Perpleja. tan sólo para olerlos.¿no lo Miré hacia la parte delantera del aula a la Sra. Saqué el lápiz que había utilizado en clase de francés y miré fijamente la punta. La clase había terminado. Atravesé las puertas dobles de la biblioteca escolar y tomé una profunda respiración. mi reproductor MP3 y mi carpeta llena de papeles eran todo los que había allí. desconocido que había usado distraídamente en cambio? Busqué intensamente dentro de mi bolsa. Todavía estaba afilado. apenas estaba¿Tenía un lápiz usado. Al igual que la gente amaba el olor de los coches nuevos. Sabía que había escrito mi nombre. Ella era? más delgada y hermosa. sacando fuera su contenido en vano. recogiendo sus libros. y continué mirando fijamente mi lápiz casi sin usar. Hoppbaker. Ni siquiera tenía un solo libro. fecha. Encontré una mesa cerca del baño y me dejé caer pesadamente en una silla.aunque positivamente fuera lo que fuera.. una vieja goma. ―No gris... Me puse de pie y soñadoramente me dirigí a todavía estaba la puerta de mi próxima clase. ¿Cuál era mi siguiente clase? estado tan preocupada al ver el nombre del Sr. eso? ¿Cómo me las arreglé para soñar despierta a través de dos clases ¿cómo pasó Todo el mundo estaba de pie. Sabía que había consumido por lo menos tres puntos del programa de estudios para Cálculo. quemando la sombra misteriosa en la memoria antes ― de que él pudiera parpadear… antes de que yo pudiera parpadear. tirando mi mochila en el suelo.

cuando sólo le había preguntado si estaba hablando conmigo.. y me había hablado.. suave... que parecía. Realmente me había tocado ¡Oh. o pestañear.. escrito por mi mano. Eso significaba que los de un ojos eran como la pizarra. no! la mano. Algo raro estaba pasando y no sabía bien qué hacer con ello. Una cara. Tenía definitivamente el pelo negro.. cuando pronunció esas pocas palabras. por qué no? Toda la escuela ya cree que soy muy crédula.. sólo pude recordar haber escrito los tres primeros. Y me tocó la mano. torpe.. me había dejado sin palabras. Sentí que me quedaba sin aliento y mi corazón se aceleraba al recordar la forma en que crecieron esos ojos. ¿Nos reuniríamos de nuevo? ¿Si es que alguna vez incluso nos habíamos reunido? Seguramente que no podía considerar como una “reunión” a mi rudeza al chocar con él y luego huir como una cobarde en realidad. él había comprimido de alguna manera todas las cenizas esparcidas en mi pecho de nuevo en una sólida masa.pestañas ¿Cómo era su Ligeramente. era tan guapo. Quizás era todo por lo que había pasado durante estas últimas semanas. si me lo repetía bastantes veces. o incluso las de Graham. descritas con detalle.. lo mundano. la fuerza de la misma haciendo que volviera a arder. Había suavidad en su cara? su sonrisa. ¡Y aún no sabía su nombre! ¿Cuál había dicho Madame Hidani qué era su apellido? ¿Bellegarde? ¿Era medio francés? Me acordé del aleteo.. como las alas ¿Qué otra cosa recordaba? ¿De qué color era su pelo? pájaro.. quizá empezaría a creérmelo. e incluso Madame Hidani hizo un punto para plantear el hecho de que los franceses saben parecer groseros con aquéllos que han pasado su vida tratando con las normas de cortesía y etiqueta dictadas por la costumbre. dos veces.. Con ese breve contacto. no me había imaginaba eso. trece puntos de debates en clase. Y todavía quemaba... Tal vez era todo este estrés. no como las manos callosas de mi padre. pruebas y tareas. y entera. cuando nosotros en América no sabemos hacerlo. negro. Algunas personas son capaces de conducir largas distancias desde su casa sin darse cuenta. o quizás me sentía fuera de onda y simplemente estaba escribiendo por reflejo. Parecía imposible que estuviera refiriéndose a mí.estudios exactamente. alterando mi mundo en menos de un segundo. su mano estaba caliente. él era en parte francés. no escribiendo? lo Parecía ¿Por qué suficientemente racional. Parecía… ¿Cincelada? sonrisa que me había hecho olvidar cómo respirar. asombrada. Me gusto que el Dios de ojos grises estuviera en dos de mis clases y se había sentado deliberadamente a mi lado en las dos. ¿no? Por otra parte. después de grandes tensiones en sus vidas. Con sus ojos acerados y su mano cálida. 40 . bordeados de negro por las . así que ¿Y debería ser capaz de convencerme de cualquier cosa.

Nada.. Mi Dios gris. Se dio la vuelta y me miró. absolutamente nada resume la escuela secundaria como el propio infierno personal de uno. Estaba caliente. una vez consumidas. Una buena cartera. Tome una papa al horno porque aparte de no estar cocida completamente. de cualquier país. si es que hubiera habido alguna para empezar. No. la campana estaba sonando. Branke. De cuero. Me estremecí al pensar en la escalofriante sonrisa del Sr. Antes de darme cuenta. No. con una bandeja de comida en sus manos y una sonrisa perpleja extendiéndose por su cara. La mujer de mediana edad tras la registradora estaba ocupada sonriendo y riendo con la persona que estaba delante de mí. Yo dudé que enfocara tanta atención en mí este año. una sensación abrasadora elevándose por las paredes dentro de mí. sus brazos peludos. y la que más temía era inmediatamente después del almuerzo. como la comida de la cafetería.. Pero todavía podía prepararme mentalmente para esto. Podía sentir el calor subiendo por mi pecho. y sus monstruosas manos. por si acaso el condimento no era suficiente y me dirigí hacia la cajera. Esperé pacientemente mientras él recogía su cambio y lo ponía en su monedero. Lo que hice fue grosero en cualquier idioma. Y. no había mucho se pudiera hacer para meter la pata. Me sentí arder a través de mi ropa. un cartón de leche. Eché una ojeada alrededor y vi que todos los estudiantes estaban saliendo de la biblioteca hacia la cafetería. Estaba de pie en la fila. ya que yo era el hazmerreír de toda la escuela en realidad no era una razón en absoluto. intentando descifrar qué era exactamente eso y que era exactamente lo que se podía salvar. otro cuerpo entre las masas que se dirigía hacia nuestra gastronómicamente masacre. con tres clases más a las cuales ir. porque podría tapar casi cualquier cosa. Me estaba engañando a mí misma. sumamente caliente y real. Sentí un tirón dentro de mí. Había algo en eso que irradiaba tortura. El fuego en mi corazón empezó a crecer. y condimento. No me haría ningún bien enredar mi cabeza con ideas estúpida. caliente no… estaba quemándome. con la bandeja preparada. con promesas de terribles consecuencias. alcanzando el exterior. Agarré mi bolsa y me dirigí tristemente hacia el aroma de lo que prometía ser más que alimentos blandos y un poco quemados. estaba mirándome de pie delante de mí. ¿que olía a chile? 41 . marcando el final del tercer período y el comienzo del almuerzo.¿Quizás pensaba que tropezar creaba un vínculo familiar? ¿Mi atropello era una buena noticia? Negué con la cabeza ante la locura de la idea. Cara. un cuenco de chile. si tenía la oportunidad.

las dos con la cara roja. mirando fijamente la única cosa que podía mantener la atención lejos de mí. Monstruo―anunció la voz de Erica en voz alta. la cara de Graham estaba inexpresiva. Pero tuve que dar un paso atrás en realidad y comprender que estaba ahora cubierta con salsa de tomate picante delante de todos los alumnos de la escuela. Me dolió. raspando el desorden en ¡Estaba su bandeja! ―¿Qué estás haciendo? dije cuando me incliné hacia abajo para quitar el plato ―le de chile y el desastre de su bandeja y colocarlo de nuevo en la mía—. hasta mi abdomen. No iba ― Freak. deberías haber prestado más atención a lo que estabas ― haciendo. suaves. hizo un sonido molesto ¿Podrías darte prisa y limpiar tu desorden para que el resto de nosotros. Eso se sentía bien. y al siguiente. Sus ojos se abrieron en estado de shock. y que no sabía cómo ocurrió. tratando de no reírse.. Sus dedos estaban tocando los míos. preparada para discutir de nuevo. Él simplemente esperó hasta que lo hice. Oí un resoplido detrás y me volví para ver a Erica y Becca de pie allí.. mientras que alguien ―. Un minuto antes. ¡Ya basta… la gente está mirando! Me quito el plato de mi bandeja y volvió a colocarlo en la su suya. en contraste muy fuerte con el dolor abrasador que se arrastraba a través de mi pecho. limpiando mi desorden. y entonces se levantó y se fue. finalmente. con un tono lleno de satisfacción burlona. quemando con el calor de los alimentos. a martirizarme delante de toda la cafetería de SúperEs mi chile. a la vez que me ―Estoy miraba con un brillo en sus ojos perplejos. Si no fuera por el ardor. llevaba un recipiente muy caliente de chile en el pecho. y la fogosidad de sus ojos mirando en mi dirección. ten más cuidado.. estaba mirando en la piscina más profunda de estaño. Ojos de plata o no. pero esta vez no me detuvo. Le fulminé con la mirada. mientras que las manos de este hermoso desconocido se encontraban en la parte posterior de mi bandeja. arrodillado. Graham puso una cara de piedra detrás de las dos. apretada ahora contra la mancha ardiente que se propagaba por mi camisa. él no iba a hacerme esto a mí. Unas pocas personas que nos rodeaban se rieron. mi plato. Ni dijo nada o hizo algo como colocar el recipiente de nuevo en mi bandeja. ―Parece que incluso el chico nuevo no puede soportar estar a tu alrededor. Me di la vuelta para mirarlo por mí misma. Éste es mi desorden. y dio un paso atrás.Había ocurrido en un instante. frescos. y.. o parecer culpables. la gente normal podamos comer? Detrás de ella. Alcancé mi plato. Yo lo limpiaré. mi lío. 42 . el calor de la vergüenza por haber sido tan increíblemente torpe… yo hubiera gemido por la pérdida de esa pequeña cantidad de confort que recibí con nuestro contacto.

hizo una seña para que me subiera. y fuera de la escuela. estaba el desconocido de ojos grises. Me di la vuelta y caminé en dirección contraria. No me di cuenta que estaba justo detrás de mí otra vez hasta que lo oí acelerar el motor. Sus ojos me miraron. Simplemente tenía que encontrar la manera cómo conseguir un cambio de ropa. Reuní todo el orgullo que pude y. o viendo a Graham pretender que no existía. que era exactamente donde yo no quería ir: a la escuela. sacudiendo la cabeza con más determinación. que estaba en la dirección opuesta. alejarme. y si no era así. simplemente continué limpiando lo que pude. la vieja bibliotecaria que está trabajando allí durante los últimos treinta años y no le molestaría que presentara un par de horas antes de que se supusiera que la escuela me dejaría salir. llena de libros con mi camiseta oliendo un poco a crema agria y cebollines. o papá estaría molesto conmigo y yo iba estar molesta con él igualmente. ― De nuevo me hizo un gesto para que me acercara. salí de la cafetería. No podía ir a casa. Si bien habría una buena probabilidad de que estuviera en el trabajo. una motocicleta que parecía demasiado cara para el promedio de cualquier adulto. enmarcados en la ventana negra del casco. Parecía como una llama negra. Con un tictac de su cabeza. pero sabía que no sería a la clase del Sr. No podía sentarme en una habitación con aire acondicionado. con la cabeza lo más alto posible. ―¿Estás loco? Le grité. El ruido sordo de un vehículo que no sonaba como si estuviera en la acera. Y definitivamente no podía estar allí de pie siendo testimonio del ridículo que se había convertido en mi regla. pero no era una opción tampoco. y estaba tan absorta en mis pensamientos que no le oí acercarse. Conozco a la Srta. 43 . Estaba en una Matte Black. No podía estar otro segundo más oyendo la voz de Erica. Sólo había estado caminando alrededor de un kilómetro.. Me di vuelta y lo miré. Me di la vuelta y exclamé. necesitaba ir al centro comercial. asustada e incrédula. después caminé hacia el cubo de basura y vacié en él los restos de mi almuerzo sin comer. y llevaba una chaqueta oscura. Maggie. y lo estaba. Me enganché la mochila más arriba en mi hombro y caminé por la acera con la esperanza de desaparecer sin dejar rastro y dirigirme hacia la pequeña biblioteca pública rural escondida en Heath.No dije nada. No sabía a dónde iba. furiosa de que no me había entendido la primera vez.. Sólo tenía que. y mucho más para un chico de secundaria. regresar de la escuela porque mi camiseta estaba cubierta de comida no contribuía mucho a reconducir nuestra relación. Branke oliendo a chile y apestando a vergüenza. en voz ― muy alta: ¡Oh Dios mío! Allí. Una vez más. me hizo señas para que subiera.

¡Pero no te quejes de que mi chaqueta apesta a frijoles y ― ― carne de res después! Me subí tímidamente en la parte trasera de la moto. Eso era lo que sentía. El estacionamiento tenía cuatro postes de luz 44 . Y acepté que cada vez que regresaba a la tierra. Era… fenomenal. me dije. confundida. No quería moverme cuando finalmente nos ralentizamos y detuvimos en un estacionamiento lleno de grava que daba a lo que parecía ser un parque muy grande. ex mejor amigo. Como tantas preguntas volaban a través de mi cabeza. y con un parque infantil con un columpio. ¿Cómo voy a sostenerme en este El motor rugió y la moto se tambaleó hacia delante. abierto con unas pocas mesas de picnic. sabiendo que en realidad no había nada que pudiera hacer para detenerme y esperé más firme. Era sólo un gran campo. hacia mi piel. pero ¿fue por miedo o por… la expectativa? ―¡Muy bien! le grité . Él viajaba tan rápido. no pude ver nada reconocible. yo sabía que no habría sido capaz de escucharme. Miré hacia abajo. poniéndome la piel de gallina. ¿A dónde íbamos? ¿Cómo se llamaba? ¿De dónde viene? y ¿por qué me sigue? ¿Podría haber alguna manera para cambiarme la ropa manchada detantas preguntas que Así con chile? quería hacerle. pero por encima del rugido de la moto y el relleno del casco. Pero la sensación de mis brazos alrededor de la cintura respuesta automática de esta persona era demasiado deliciosa para ser automática. Podía sentir el calor de debajo de la chaqueta irradiar hacia afuera. enojada. un escalofrío recorrió mi espalda. Nunca había estado aquí antes y seguramente no había mucho que no hubiera visto en Heath. me di cuenta artefacto? como mis brazos se envolvieron alrededor de él para evitar caerme. un banco solitario. mientras pasábamos los edificios y los árboles tan rápidos que se mezclaban uno con el otro. Simplemente descansé la mejilla en su espalda. No había una señal o cualquier tipo de logotipo que insinuara un nombre. Hice un intento para revertir mi rumbo y la cabeza hacia atrás en la dirección de la biblioteca cuando ese monstruo negro debajo de él hizo gruñido como algo que yo nunca había escuchado antes.―¿Por qué? le pregunté. la dura realidad en la que se estaba convirtiendo poco a poco mi vida me tragaba entera y todo lo que tenía que hacer era quedarme con este recuerdo. tan pronto Un a . ― ¿Quién era yo para él? Su respuesta fue otra vez el acelerador. con las manos torpemente colgando a mi lado. con eso de tener a alguien como Graham Hasselbeck como mejor amigo. mientras disfrutaba este raro inusual momento durante el tiempo que durara. algunas rocas enormes para escalar y tomar el sol. Estábamos volando. ni yo de oír sus respuestas.

a punto. ¿cómo puede alguien ser tan bello? Y ¿qué diablos estaba haciendo Más Su cabello.. me di cuenta ahora. Un rostro ¿Esta era la única cosa que sabía decir? tan divino. De nuevo. con una boca tan letal. la sensación de la poderosa vibración que convertía sus entrañas en espuma. Sus labios estaban llenos. Eso es lo que era. Estaba acostumbrado a montar la moto. ―Siempre quise saber cómo se sentía ser un ser humano brújula ―murmuré mientras sostenía mis muslos en un vano intento de evitar que temblaran. y cuando habla con esa gloriosa voz que hacía que mis piernas empezaran a temblar aún más fuerte.. como una cortina de terciopelo negro escondiendo a un artista interpretando o ejecutando algo en el magnífico escenario que era su cara. sino de algo completamente distinto—. Sus pómulos altos.. esa sí que era peligrosa. en cada esquina que parecía una versión en miniatura de los que iluminan el campo de béisbol de detrás de la escuela.. seca.. Podía oír su risa apagada y lo miré cuando se quitó el casco. era como dejara escapar la última parte de la energía almacenada en mis piernas. Abrí mis ojos y parpadeé. una víctima deseosa. Una parte se cernía sobre su ojo derecho. ―Así que nos encontramos de nuevo. De eso estaba segura. brinqué en el aire. casi peligrosos. aunque sus movimientos eran mucho más fluidos. como si estuviera acostumbrado a ello.. y era ondulado. —no del paseo en moto. preparándome. Él la siguió. preparados para matarme con una sonrisa. fuertes.en alto. Tomé una respiración profunda. ¿Cuántas veces me había muerto hoy con sólo una rápida Esta vez. contracción de sus labios? Me miraba. era conmigo? bien..¿qué hacía yo con él aquí? ligeramente más largo de lo que se consideraba de moda aquí en Heath. con la boca todavía.. Querido Dios en el cielo.. Mis piernas se sentían permanentemente arqueadas y vibraban como un centavo en una lata de café después de lo que sólo podría haber sido un paseo de diez minutos. Tan pronto como escuché el motor de la moto apagarse. estaba lista. parecía como si hubiera sido esculpida en la misma piedra trasvertida de su piel. Y cerré mis ojos. Pero su boca.tiene nada nuevo que decir? ¿él no 45 . abierta.. Yo sabía que iba a venir de un momento a otro. con unos ojos tan profundos y misteriosos. a menudo una parte del cuerpo que se ve tan extraña en el rostro humano. Estaba avergonzándome. Su nariz. y entonces.

en la vida. Yo sabía su nombre. y lo único que puedes decirme es "nos encontramos de nuevo". Dio un paso hacia adelante. Estoy en el medio de Dios sabe ―. ― Estoy harta de ser el maldito remache para las bromas de todos. poco a poco desinflando el globo que había sentido crecer en mí interior. Eso va a ser más fácil para 46 . mi nombre es Robert N'Uriel Bellegarde. Mi padre está comenzando una nueva familia sin mí. para que puedas limpiar esa estúpida sonrisa fuera de tu cara. pero rápidamente Asíaplasté. Estaba ¡por eso! No tienes ni idea de quién soy. —Mi mejor amigo… bueno.. las palabras salieron como el fondo que hubiera sido arrancado de una lata de café oxidada llena de antiguos secretos. Nunca realmente había hecho esto antes. Llegó hasta el asiento de la ―.. rezumaban de cada poro. Bien. con todo lo demás que estoy segura que quieres saber? ―¡Fue Cruzó los brazos en su pecho y sonrió. que porque estaba enfadada.. gritarle a alguien por ninguna otra razón. no es mi mejor amigo más. perdón por no presentarme antes. y después con todo lo que puedes elegir para decir. Sentí el ― la comienzo de una sonrisa renuente en mis labios.. Eres nuevo aquí. sacó un pequeño paquete de dentro y me lo entregó Y. así que dime ¿por qué me seguiste? ¿Para decirme que monte contigo en tu-tu-tu máquina mortal. motocicleta. y no recibí ninguna respuesta por segunda vez. todos los sentimientos de enojo que tenía estancados dentro de mí se escaparon. mi boca se movía por sí sola. la frase más relevante en la historia de la palabra hablada? Estaba respirando con dificultad.¿Por qué estaba gritando? furiosa. así que tienes diecisiete años de retraso de bromas de todos modos. en lugar de que me desagrades ―me respondió con calma. y probablemente nunca lo fue realmente. divertido! ―¿Por qué estás sonriendo? Esto no es divertido. me odia. ¿como si eso de alguna manera fuera lo más importante. Abandoné mi primer día de clases. por primera vez. Y ciertamente sé mucho menos de ti. Debes estar contenta de que me divierta. y ¡oliendo a frijoles y a carne! Por alguna razón.―¿No sabes nada más que decir que no sea "nos encontramos de ―Le nuevo"? ―. Me sentía bien. grité. levantándola. hora sabía algo que esa Erica no sabía. que sabes más de cuatro palabras de Inglés. me das una contestación en forma de pequeña rabieta. dónde…―le miré de arriba abajocon Dios sabe quién. sin nombre. un ligero movimiento haciendo que me quedara en un segundo plano por alguna razón. ahogándome. sólo por si acaso soy grosero. con una mujer a la que no puedo soportar. y ahora después de decírtelo de nuevo en tercer lugar. A Robert. de una manera casual. ―No recuerdo que me respondieras de una manera muy agradable cuando lo dije por primera vez.

era de un gris metálico reluciente.. quejaste de que olías como a carne y a frijoles. Grace. contemplativasé quién eres. por lo que te agradecería que te cambiaras.. No me gusta gritar a la gente que no puede entender lo que estoy ― ―. Y miró con expresión perpleja. era una camiseta? ¡Pero se lucía tan ¿Esto Suave. olía increíble. el olor me molesta. la necesito. así que puedes cambiarte justo ―hizo una donde estás si te doy la espalda. Esa es una camiseta extra que llevo conmigo. tomando el artículo en su mano es esto? ―Te Se encogió de hombros. y olía. 47 . preguntándome por qué me daba su camisa cuando él ni siquiera me conocía. Miré el paquete de tela entre mis manos.! la impresión de mala calidad en ella. No eres quién crees que eres. Si eso te hace sentir mejor pausa y me ―. y da la casualidad de que hoy en día. como una camiseta vieja. O. No me había dado cuenta de que había respondido a las preguntas en mi cabeza antes de que hubiera tenido la oportunidad de preguntarle.. algo diferente. ¿Qué diciendo bromeé con nerviosismo. tú la necesitas. Era extraña. decolorada con bien. por si acaso alguna vez necesito una limpia. al menos. pero no era algodón viejo. sino una don nadie Miré a mi alrededor con ¿Qué para él? nerviosismo y me reí. ¿dónde iba a cambiarme? ―No soy un fan del chile. Le miré.gritarte más tarde. soy. si se podía llamar así. estamos completamente solos aquí. Esta camiseta.. camiseta.

En realidad no había nada allí que cubrir. con cierta apariencia de modestia. Puso sus manos dentro de sus bolsillos y lentamente se giró a enfrentarme. Y lo siento por tu chaqueta y el…er…berrinche. Por supuesto que me vería espantosa en ella. La mirada en su rostro no me revelaba nada sobre cómo se sentía. Definitivamente era mucho más costosa que otras que yo tuviera. sin embargo. La camiseta estaba probablemente imposiblemente teñida ahora —no había forma de salvarla— así que solo la hice una bola y la lance en el papelero más cercano después de usarla para limpiar todo el chile que se había filtrado a través de ella hacia mi pecho. Colgaba como un saco en mi cuerpo.Secreto s Traducido por cowdiem Corregido por majo2340 e giró de modo que yo pudiera remover mi ahora crujiente y bañada ropa en chile. —Gracias por la camisa —dije. —Tantas preguntas desde alguien que casi no podía decir hola. jadeando ante cuan sedosa se sentía contra mi piel. Bueno. cayendo hacia mis muslos. sin embargo. confiada que me veía tan decente como humanamente posible. Esto se veía prometedor. Y…quiero saber porque yo. Rápidamente me deslicé dentro de su camisa. y no había forma en ella —o en mí para el caso. ¿Por qué yo entre toda la gente? —divagué. —Si quiero saber dónde estamos. el color no era el adecuado para mí. respecto a cómo me veía en su camisa. Quiero saber porque me elegiste. el cuello bajo en mi pecho. ¿así que por que intentarlo y ser modesta? —Bien. veamos si puedo responder todas a tu agrado. —De nada —dijo. Quiero saber cómo sabias que es lo que iba a preguntar antes de que lo hiciera. no segura de cómo interpretar su expresión vacía—. S 48 . Su sonrisa retornó. Mire hacia abajo y suspire. ahora puedes girarte —le dije. si prestara atención a ese tipo de cosas para empezar.

yrespondió a mi pregunta silente. Robert. —¿Qué quieres decir exactamente con eso? ¡Y respóndeme sobre esa cosa de leer la mente! —Lo estaba mirando enojada.Estamos en el refugio de la familia Bellegarde. Bueno eso no era una sorpresa. Era un sonido bastante rico —vibrante y multifacético. Grace. 49 . y no me gustaba. puedes escuchar ¿Cómo mis pensamientos? ¿Puedes escuchar lo que estoy pensando ahora? Lo miré y me concentré. Por supuesto tenía miedo del esperado rechazo a mi asumida familiaridad. escucho fuerte . Esta no era yo para nada. No me gustaba este ir y venir de emociones que él me estaba causando. mis cejas juntándose en profunda concentración. indicándome que lo siguiera. ¿Quién escribió “La bandera llena de estrellas”? —Frances Scott Key. Se llama ser condenada al ostracismo. Te escuché la primera vez —espeto. Desvié mi rostro mientras me sentaba. Comenzó a caminar hacia la banca. —Puedo escuchar tus pensamientos tan claramente como si los dijeras en voz alta. y porque eres diferente. ¿Soy diferente? —Muy diferente. no queriendo ver la reacción de mi uso de su nombre. no eres como ninguna otra chica. decir su nombre tan casualmente. Y —él se detuvo para darle efecto—. ¿Cuánto es cuatro más cuatro? —Ocho. Muy diferente. ¿Estás recibiendo esto fuerte y claro. pero más que eso. Te claro Con la boca abierta. interruptor? Rió. y luego se sentó. —Espera ¿Acaso dijo que leyó mi mente? un minuto. tenía miedo de ver lo opuesto…me odiaba a mí misma por incluso pensar en que esa posibilidad pudiera existir. Continúe hablando mientras miraba fijamente mis zapatos. ¿De verdad leíste mi mente? —no me convenció la segunda vez tampoco—. La verdad. tampoco. —Todos saben que no soy como las otras chicas en la escuela. como un prisma audible— me maraville ante la forma en que parecía llenar mi cabeza con su tono resonante. Y que quieres decir. te elegí porque no deberías estar caminando sola. me sentí frívola y avergonzada al mismo tiempo. leí tu mente. molesta de que estuviera sonando como un perico. Al siguiente. lo miré fijamente. quería sacarle los ojos de sus cuencas. Leíste mi mente —decirlo en voz alta no lo hacía más creíble—. punto. —cuán extraño se sintió eso. como si hubiéramos sido amigos por años…salió tan natural. No eres como las otras chicas de la escuela para nada. eres muy diferente. Un minuto estaba lista para fundirme en una poza a sus pies.

como Robert había descrito. que me sentía como una puerta trasera abierta. ¿Por qué sea fácil para ti aceptar que yo puedo leer tus pensamientos. No quiero asustarte. comencé la-la No era la a cantar . Secretamente. —¡Detenlo! —grité. solo para asegurarme. pero no que tú también puedes escuchar los míos? —¿Quién dijo que aceptaba que tu leyeras mis pensamientos? Por el amor de Dios. pero este no era exactamente el momento para estar asintiendo en un panel de jueces. O que él pudiera mirarme. solo que esta vez lo escuché dos veces. Y entonces. ¿Cómo estás haciendo esto? —Nací con esta habilidad. y mantenerlo. hasta que era. como si eso fuera a ayudar a dejarlo afuera. Me caí de la banca. más que sus pensamientos. tu puedes escuchar mis pensamientos. Sonaba pequeña…extraña…ligera. De la forma que se supone lo haga un amigo. pero solo supe —profundo dentro de mí— que tú serias capaz de aprender mi secreto. Y ahora. ¿Naciste con esto? Asintió.¿Por qué el gallo cruzo el camino? —Porque estaba atascado en el pollo. Más fuerte. Lentamente volviéndose más fuerte. Grace. No puedo explicarte como. —Se arrodillo junto a mí en la tierra. La mayoría de las chicas estarían intentando pensar cosas sucias alrededor mío —la mayoría de las chicas sin importar que— pero no tú. como si estuviera simplemente lanzando su voz. —Tú… ¡tú estás en m… mi… mi cabeza! —jadee. Él se rió de mí de nuevo. Puso su mano bajo mi mentón y elevó mi rostro de modo que yo pudiera mirarlo. mi mejor movimiento para estar segura. te dije que eras diferente. Apreté mis oídos con mis manos. Un fuerte salió de mi boca mientras aterrizaba en la dura umph tierra en completa conmoción. —Lo es —me aseguró. Grace. ¡Se supone que la gente no lee los pensamientos de los otros! ¡Y yo no nací con esta…esta…cosa! ¿Por qué debería aceptar escuchar tus pensamientos? —Grace. Y luego escuché su voz dentro de mi cabeza. Mi boca estaba tan ampliamente abierta. 50 . como un eco dentro y fuera de mi mente. esperaba que fuera la última. tan clara como si hubiera hablado en voz alta. sonriendo cuando me vio hacer una mueca —una reacción respecto a él escuchando lo que no había dicho—. Así es.

no podía detener el flujo de pensamientos que pasaban entre ambos. algo duro bajo mi adolorida cabeza. sus ojos anchos y llenos de miedo. — Miro hacia abajo a mi mano. —Mi hermana esta siempre en mis pensamientos. Mis ojos se abrieron a dos inmensas piscinas de mercurio líquido mirando fija y preocupadamente en mi rostro. haciendo una mueca mientras el dolor comenzaba. sonriendo mientras me ofrecía su mano. tomándola y parándome—. buscando… ¿buscando qué? Estaba comenzando a sentirme llena. Estoy segura que no te gustaría tener a alguien siempre revolviendo entre tus pensamientos privados. Esto realmente va a molestarme muchísimo —le dije. su expresión estoica. y sonrió de nuevo. Yo olvidé lo que iba a decir porque yo. 51 . también. piel contra piel. Podía oler el sabor oxidado de la sangre. Su voz llenó mi cabeza. aun atrapada en la de él. ¿cierto? Él se encogió de hombros. No me había dado cuenta que no la había soltado…y que él tampoco. Sentí que mi rostro se apretaba. mira. llamando. sin piedad… la presión estaba incrementando a una velocidad enorme y no parecía cercana a acabarse pronto. y lo estaban hiriendo. *** Estaba recostada en una banca. Sentí algo goteando desde mi rostro —había sido limpiado con algo frio y húmedo. Mis pensamientos son míos. Tampoco sabía que cuando nos tocábamos así. vagando alrededor de mi mente. Fluía como agua en mi cabeza —llenando las grietas que habían estado vacías por más de lo que yo había estado viva— mientras mi mente parecía secarse del todo lo que alguna vez había contenido para hacer espacio. No es la gran cosa. Era vibrante. y el olor acaramelado de algo no familiar. ¿Por qué me sentía tan decepcionada? —Te quiero como mi amiga —dijo. —Bien. no es tan difícil mantenerlo escondido. Y luego él se había ido.¿Acaso era así de simple? ¿Todo lo que él quería era una amiga? Si eso era. Todo se había ido. Necesitas… soltarte… Grace. demasiado estirada. Podía ver su rostro. haciendo eco. poniendo sus agujas para encontrar pedazos de chismorreos o secretos que ella puede cotillear con alguna de sus amigas. estaba mirando fijamente a nuestras manos unidas. él estaba escuchando mis gritos internos de dolor. Si hay algo que no quiero que ella sepa.

Mis ojos volaron hacia mi pecho. ¿Por qué? Y ¿por qué yo puedo escuchar tus pensamientos? ¿Puedo escuchar los de todos 52 . y vi que su mano estaba presionando mi estómago hacia abajo. Con alguien que no conocía para nada. Mire de vuelta a esas dos piscinas liquidas y me di cuenta en que por la forma en que estaban anguladas. —Robert respondió culpablemente.—¿Estás bien? Trate de sentarme. Esta era una conexión genuina. En ellos había un trapo que parecía teñido de sangre… ¿pero de quién? —Es tuya. él podía oír mis pensamientos. preparándose para la aparición de una larga discusión. Me estiré hacia el trapo que él estaba sosteniendo y miré hacia su rostro. era solo una nariz. yo tenía que estar yaciendo en su regazo. Miré hacia sus labios —demasiado distractores— su nariz. pero no me podía mover —algo me estaba sosteniendo abajo. Tu nariz comenzó a sangrar justo luego de que te desmayaste. su voz tan temblorosa como la mía. y yo los de él. Giré mi cabeza y vi que su otra mano estaba sosteniendo mi hombro izquierdo. que de verdad me sonrojé. vio todo en mi cabeza volverse negro… y compartió mi dolor. pero relajo su agarre y lentamente me ayudo a sentarme. Miré hacia la mano de Robert. Yo estaba tan impresionada. Miré de vuelta a su rostro una vez más y dije en una voz temblorosa. Decidí intentar algo. Sentía como si hubiera sido drenada de toda mi fuerza y energía —no distinto a como uno se siente cuando no ha comido en todo el día. Era una nariz que se veía poderosa. si su nariz funcionaria. Se veía reacio a dejarme ir. —Uhm… bien… tú dijiste que habías nacido con la habilidad de leer mentes. la que había estado sosteniendo cuando mi mente comenzó a sofocarse —eso es lo que era. —¿Qué es lo que quieres saber? —me preguntó. compartido el mismo miedo. No podía levantarme porque me estaba manteniendo abajo. Solo necesito sentarme. Necesitaba concentrarme en algo. Se veía muy pálido. pero cuando bloquee todo lo demás. Por supuesto que lo estaría. mi mente se había sofocado bajo el apuro de cada uno de los pensamientos de él. Y gracias por mi nariz. Eso hubiera sido suficiente para asustar a cualquiera. y me pude concentrar. Donde alguna vez podría haber estado aterrorizada —incluso mortificada— ahora estaba en completa y pura admiración. Se detuvo justo antes de que despertaras. Él había estado en mi cabeza. ¿Aún está sangrando? —Ya no más. El mareo que me había consumido era problemático. —Estoy bien. girándose de modo que podía enfrentarme de modo más cómodo.

Voy a decirte que soy tu amigo. Tu sabes un secreto que nadie más fuera de mi familia sabe. rentamos mucho esta área. de confortarlo de alguna forma—. No te traicionaré. —Uhm… gracias —dije. los pronuncié de todas formas. Respecto a los otros… no puedo decirte eso ahora. mirando lejos de mí a alguna cosa invisible con tanta pena en sus ojos. Tú también puedes confiar en mí.… mi mamá se dio cuenta que habría niños que querrían jugar. estiré mi mano. Grace. que mis dedos picaban con un desconocido deseo de sostenerlo. así que es casi como de nosotros. para reconocer nuestra rápidamente formada amistad. así que ella construyo un patio de recreo para ellos. Y ¿Qué fue eso —cuando me desmayé— por qué pasó eso? —divagué rápidamente mientras las preguntas se apresuraban una tras la otra. —Sí. Él estaba confiando en mí… Ni siquiera Graham había hecho ¿Quién confiaba en mí? eso. con los columpios y ¿Qué hay el sube y baja? Rió suavemente. porque te lo permití. Ella 53 . Esta área ha estado en las manos de mi familia por siglos —confirmó—. No soy nada sino un leal amigo y guardián. y mire alrededor de nosotros. reuniones familiares. Me sentía incapaz de detenerme mientras lo miraba y esperaba que me respondiera antes de que el interrogatorio pudiera continuar. había ¿Acaso no dicho que este era el refugio de la familia Bellegarde? —¿Este lugar pertenece a tu familia? —pregunté en voz alta.los demás? Esto me hubiera ayudado bastante hace unos pocos meses. bodas. mi cabeza y tomó mi mano. pero sintiendo una necesidad de llenar el silencio. pero más asustada de que no lo aceptara para nada. y él me conocía mejor que nadie. etc. Tú ya sabes más de lo que estaba dispuesto a revelar —susurró. Solo puedes escuchar los pensamientos que te permito. Robert. Bueno. Mire alrededor hacia el patio de recreo y elevé una ceja. —No es mi secreto para compartirlo. sabiendo que había escuchado mis pensamientos antes de que ellos hubieran llegado a mis labios. asustada de que lo que había sucedido antes pudiera pasar de nuevo si él lo hacía. tal como el bosque y los cursos de agua alrededor. Grace. a enormes reuniones de compañías. —Puedes escuchar mis pensamientos. mi voz teñida de incredulidad. —Cautelosamente. —Movió su brazo en un arco. La familia de mi madre la heredó. probando que tan extraña era? ¿Acaso de verdad podía confiar en alguien como yo? Es todo lo que necesito saber para confiar en ti. debería tomar mi mano? ¿Por qué Él recién me había conocido sabia sobre mí? Y ¿Qué si lo que había pasado conmigo ¿Qué lo había asustado. y estoy confiando en que no lo compartirás con nadie. necesitando una distracción de su hipnotizadora mirada. Su voz llenó como para confirmarlo. refiriéndose a todo lo verde que yacía ante nosotros.

era todo demasiado limpio solo para ser mi imaginación. Habíamos tenido casi una conversación completa sin decir una sola palabra. 54 . y luego la recepción se monta justo ahí. sino al hecho de que a pesar de la fuerza necesaria para hacer algo así. y sonrió. mientras remarcaba mi observación. Ahí es donde la mayoría de las bodas se llevan a cabo. La gente va a pensar que estoy incluso más loca de lo que ya piensan si me quedo quieta por largos periodos de tiempo porque estoy teniendo una discusión en silencio contigo. Mi mandíbula se cayó frente al insulto. no solo por su reacción a mi intento de alejarme. Apuntó hacia un amplio espacio abierto a la derecha del mirador que parecía extenderse hasta el infinito. las bodas extravagantes era montadas en lugares vastos y abiertos. me molestó. Estos eran recuerdos. habría tenido un pequeño ejército de ellos si hubiera podido. perfecto para bailar. Pestañee consternada. Me levanté y estiré mis piernas. Bien. Repentinamente me pregunté cuándo se había vuelto cómodo hablarle a través de mi mente.ama a los niños. a pesar de mi conmoción. —Prefiero hablar. casi invisible desde donde estábamos sentados. grosero! ¡Eso fue Tú dijiste que no necesitabas ayuda imaginándote una boda aquí. Lo miré. ¡Oh eso se sentía bien! Comencé a caminar alejándome antes de darme cuenta que aún estaba sosteniendo mi mano. Me tomó unos pocos minutos darme cuenta que las imágenes eran demasiado frescas. Yo podía imaginármelo. Yo NO necesito ayuda imaginando una boda aquí. ¿uh? Lo miré enojada. chispeantes luces de navidad sembradas por todos lados. Habría sido más convincente el que hubiera removido una tela de araña que de alguna forma forzándome a sentarme junto a él. Y la imagen se había ido. las mesas y las sillas cubiertas con yardas y yardas de seda blanca. y todo lo que me quedo fue una pantalla en blanco. Y aun así. nada de esto parecía ser de mucho interés para él. yo estaba de vuelta en la banca sentada junto a él. Podía ver las tiendas armadas. Indicó hacia un mirador que parecía estar anidado entre un par de altos árboles. y en vez de que me asustara como debería. como si hubiera presionado el stop en un DVD. Él se encogió de hombros. su brazo casi no se había movido. Con un cegadoramente rápido tirón. Más fácil de lo que parece. a pesar de su tamaño. y todo aromatizado con flores de distintas clases y matices. Es agradable y parejo. Pensé que podrías necesitar algo de ayuda.

¿Quieres apostar? Mi boca formo una perfecta “O”. No tienes que guardártelo como lo hacías con Graham. y se está haciendo tarde. Si el saber que lees mentes fue ya No. quiero asegurarme que entiendes que está bien que me grites siPero quieres. después de todo— pero por alguna razón. quiero apostar. la seriedad cambiándose ahora a sus ojos. Mis ojos sobresalieron. Soy tu amigo ahora. que no quería tener nada que ver conmigo o que mi papá iba aun a dejar entrar a esa víbora a la casa de mi madre. así que la cena estaba casi a la vuelta de la esquina. Graham aun seria mi vecino de la casa de al lado. y me sonrojé. entonces probablemente no quiero saber el resto de todas formas. Se levantó y me tiró con él sin una onza de esfuerzo. pero una prueba del hecho de que no había finalizado de desayunar. no podía recordar como en ese momento.—Nadie va a pensar eso de ti. El sol se estaba dirigiendo hacia el oeste. El retumbante sonido fue algo fuerte. no demasiada información. Ya le había gritado más veces en la pasada hora que lo que había hecho con Graham en toda mi vida. —Robert. Lo prometo. Podría haber jurado que sabía cómo respirar —lo había estado haciendo toda mi vida. o los recuerdos que me golpearan mañana. tienes que llevarme a casa. lo note. . Nuestras manos nunca se habían separado durante toda la conversación. No podía cambiar el nuevo? hecho de que sin importar la hora a la que fuera a casa hoy. No Sé será así nunca más. Me estoy muriendo de hambre. el brillo travieso en sus ojos traicionaba la línea seria de su boca. ¿Me iba a perder eso también? Creo que no.el dolor que has sentido. primero. Grace soy tu amigo. esta cosa de la amistad estaba comenzando difícil. No dejaré que la gente te trate él hizo unamás . y ni siquiera había tenido la oportunidad de comenzar el almuerzo. así nunca reverencia. protegerme del dolor que ya sentía? ¿Cómo podía protegerme de los recuerdos permanentemente grabados a fuego en mi mente? ¿Cómo podía prevenir los comentarios sarcásticos. Si debo. y si ese es el caso. Espeté. y he visto cómo has sido tratada. solo tendré que pedirte que te quedes fuera de mis asuntos. ¿Cómo vas a hacer que la gente deje de hacer lo que les parece tan natural? Ignoró eso y continúo. Antes de que pudiera decir otra palabra. hundiéndose lentamente. mi estómago decidió que era tiempo de interrumpirnos. Eres una persona demasiado buena para que la gente te dé por sentada. Dios. cuando todo comenzaba deLa verdad era que no podía. ¿Cómo un lector de mentes podía. Te acepto como eres. y embarazoso. tienes que darte cuenta que los amigos no hacen cosas como esa! 55 . las bromas. ¿Podrías parar de revolver entre mis recuerdos? ¡Si quieres ser mi amigo. Nunca más —d ijo mientras miraba mi rostro.

porque no era como nada que nadie más estuviera usando. tornando todo a un apagado gris oscuro. La mayoría de los amigos no pueden literalmente leer la mente del otro. parecían haberse formado una opinión propia de que no iban a trepar de vuelta. Él estaba de pie en la fila.Su risa fue suave. Él tenía un punto. ver todos los eventos que habían ocurrido en el día a través de sus ojos mientras viajábamos. Eres la Señorita Grace Shelley. estaba segura que había manchado la parte trasera de su chaqueta. Tratando de buscar evasivas. y tiró de mí en el asiento tras él. recordando cómo se sentía. rallábamos contra el camino. Cerré mis ojos y repentinamente podía escuchar —no— ver sus pensamientos. ¿cierto. Continuó mirando fijamente la parte de 56 . El nombre pareció desatar una ola de fuego dentro de él. diciendo su Grace nombre. todo borroso una vez más. y saboreó la quemazón. Trepó en la motocicleta y lo seguí. Él se sentía cálido. Empujó el visor hacia abajo. Poniendo mis brazos alrededor de su cintura de nuevo. tapando mi visión completamente distorsionada por rebeldes mechones cubriendo mi rostro. cariño? —La mujer en frente dijo en voz alta. Echó mi cabello hacia atrás y puso el casco nuevamente. Su casco. Sí. Él suspiró. Ella estaba susurrando a una mujer delante. Como el rayo. has crecido durante el verano. Se giró hacia la persona que estaba de pie en frente de él. piernas. iba a ser definitivamente molesta. contuve mi aliento mientras aceleraba el motor y salíamos. Es pavoroso. la había elegido por comodidad. me puse el casco. Esta cosa de la lectura de mentes. Dios. sin molestarmeen ajustar mi cabello. y estaba usando una vieja camiseta. La mujer se veía confundida y necesitaba que ella hablara más alto. Era Erica. el cual había colgado en el manubrio. —No. deduciendo que probablemente la había limpiado mientras estuve desmayada. —¿No lo necesitas? —pregunté. y sacó el casco de mi cabeza. Y molesto. él podía adivinar. Tomen eso. del color de la caoba. Ok. me fue entregado. Supuse que necesitabas una pequeña ayuda. Ella tenía cabello castaño. … —Oh querida. Tengo la cabeza dura. sé quién eres. su visión puesta en una hermosa chica rubia de pie junto a su novio. no lo hagas más. Solo Asintió con su cabeza y caminamos hacia su motocicleta. El fuerte retumbar vibrando a través de mí y mis piernas. Lo miré interrogativa. alegre. Me pregunté qué había pasado con el chile. como si hubiera estado hambriento por el calor. Ella lo hizo.

batían sus pestañas. Ella estiró su mano para golpetear su cabello. y la calidez que había sentido antesalrededorde todas las otras chicas parecía empalidecer en comparación a este nuevo calor. Más calidez lo lleno mientras inhalaba la dulce fragancia de eso. tomando asiento junto a la persona que había capturado su atención. Le sonrió de vuelta. La visión detrás de mis parpados cambió y ahora estaba rodeado de chicas. ella quería saber todo sobre él. no algo— cambio a alguien más. estaba contando? con la cabeza ante lo que ¿Qué Él negó había descubierto. El brillaba con calidez. Podía ver el rastro de las lágrimas secas en sus mejillas. yo. Le dio la bienvenida. su nombre. podía hacer mucho más que leer mentes! ¡él Mas visiones aparecieron. amenazando con convertirlo en llamas vivientes. y había comenzado a contar. también. luchando contra la urgencia de hacerla hacer eso. Cuando removió su mano. Luego su foco cambio a algo más —no. estaba curiosa respecto a esa última parte. los nudos se habían ido. delicadamente rozaban su costado. si tenía novia. A través de sus ojos. Él estaba caminando hacia su sala de clases. pero lo más importante. Yo pestañeé. Me hizo sentir mal el saber que yo tenía eso en común con ella. gloriosas y frívolas. tan desamparada. A él le gustaban las chicas. Grace … Pero no había más nudos. una fogata quemando dentro de él. y la chica rubia comenzó a transpirar —podías ver que no le importaba—. pero no descarado tampoco. Él se excusó y camino hacia la parte trasera de la sala de clase. Se estiró para tocar su cabello muy rápido mientras ella avanzaba para hablar con la adorable señora que entregaba los horarios de las clases una vez más. elevó la mirada y se giró para enfrentarlo. escucharla. Ella se presentó. ella estaba rodeada por un suave halo blanco. Él tomó 57 .atrás de su cabeza. esperando por ella para girarse. Sentí que él negaba con la cabeza —leyendo los pensamientos en mi mente mientras reproducía de vuelta los suyos— y sentí algo de un sentimiento de relajación. Ella se veía triste. Era una sonrisa tan brillante que se reflejó en los ojos de ella. sentándose junto a una chica con corto cabello rubio. Un suave y pálido blancor rodeándolo. Había La chica sentada junto a él. Su calidez fluyó hacia afuera. contado el número de lágrimas que habían bajado por su rostro. No era cabello lo que estaba sintiendo para nada. flotando dentro y fuera mientras ellas tocaban sus hombros. que sus orejas eran parte de ello. Quería estirarse y tocarla de nuevo. pero él estaba escuchando sus pensamientos. Él podía sentir su vergüenza. pero no se sintió fuera de lugar o incómodo. de donde vino. Ansioso. Ella estaba sonriendo tan ampliamente. Se sentía bien. el flirteo para nada escondido. Chicas lanzando risitas. a juzgar por cuanto se reía y sonreía con ellas. Era una masa enredada de nudos indomables que había olvidado cepillar esa mañana completamente.

Su frialdad humedeció el calor lo suficiente como para que se girara y le diera una buena mirada a las chicas que ahora lo rodeaban. Había sonado firme en ese momento para mí. La campana estaba sonando y las imágenes cambiaron. rodo fuera del escritorio. Ella no necesitaría fallar en su primera tarea de clase en frente de ella. La respuesta de ella era lenta en venir. como si él mismo estuviera experimentando el dolor que había crecido en lo profundo de ella. Sería suficiente. lo hizo querer confortarla e cualquier forma posible. Ella estaba al borde del llanto. El dolor de ella era tan agudo que hizo que su respiración se volviera irregular. Ella parecía congelada. Se giró para mirarla de nuevo. y ella estaba ahí de nuevo. Él sintió el fuego rodeándolo mientras intentaba otra vez hablar con ella. Necesitaba distraerla de alguna forma. y luego se sonrojó. divertido ante su reacción de conmoción. perdida en sus pensamientos. Ella lo miró fijamente mientras intentaba. Ella tropezó sobre su respuesta. Hermosos rostros. Nada diferente aquí. Vio el lápiz de ella en el borde de su escritorio. sentir la desesperanza que ella estaba experimentando. Otra chica sentada en frente de ella dijo algo que ella pensaba era divertido en su crueldad. Habló de nuevo. él decidió. doblándolos hacia su curva e inclinada escritura hasta que llenaron la parte delantera y trasera ordenadamente. Sonreí ante el pensamiento. y lo llamo con un delicado signo de su dedo. Ella se estiró para recoger el traicionero instrumento de escritura y elevó sus ojos hacia él. Sus pensamientos eran todos lo mismo. Ella estaba pensando sobre algo doloroso. No entendía porque su voz sonaba tan temblorosa. su aliento… su Grace… Le habló. sus ventanas de la nariz moviéndose mientras inhalaba la fragancia que era su cabello. Rápidamente. Otra sala de clase. Ella estaba concentrada en las palabras del profesor en frente de la clase. pero los pensamientos todos predecibles y mundanos. Estaba en blanco con excepción de su nombre y el título de la tarea. Todas lo miraban como si fuera la última tendencia que ellas tenían que llevar… Y estaba en venta. lo que vio en la mente de ella tiró de él. intentando darle seguridad sin palabras ni acciones. Los convenció de ir al papel en frente de ella. su piel. Obedientemente. de hablar con ella. Nunca lo era. y lo que escuchó. su mirada trabándose con la de ella. se metió en lo profundo de su mente y sacó momentos de su memoria que no involucraban la fuente de dolor. no sintiéndose de la manera en que lo hacía.un aliento profundo. Y luego se movió tan 58 . fue suficiente para quitar sus ojos de la conversación que se desarrollaba entre el profesor y los estudiantes. Las flamas lamiendo la piel de él crecieron aún más. y estaba mordiéndose la parte interna de la mejilla. Podía ver el brillo rodeando sus ojos y lo reconoció como lágrimas. Le dolía. Ella estaba doblada sobre el papel. El sonido del lápiz golpeando el suelo. Las llamas alrededor de él danzaron de alegría. una vez más. Miró lo que ella había estado mirando fijamente — su ensayo.

Él solo quería disminuir el dolor en cualquier forma que pudiera. Tengo al menos cinco de esas en casa. Me saqué el casco y se lo entregué. Mire a mi casa. diciendo a nadie en particular que sus ojos no eran grises para nada. Tomé el extremo de la camisa que me había pasado para usar—. pero él no notó quien estaba riendo. Gracias. insegura de cómo proceder con esta extrañamente generada y repentina amistad. ¿Cuánto tiempo había pasado desde que había comenzado a compartir visiones? Elevé mi mirada y vi mi casa. Mi mente estaba vacía una vez más. Te veo en la escuela mañana entonces. demasiado nerviosa— y se había golpeado su cabeza en el borde del escritorio. Lo que no podía sacar de mí era la forma convencional. yo sabía que mis piernas no iban a cooperar conmigo. completamente amotinadas ahora que habían sido forzadas contra su voluntad a soportar ese vibración que parecía sin termino. que no pudo verlo pasar hasta que había terminado.rápido. o como procesar toda la nueva información que justo había obtenido a través de sus recuerdos compartidos. girándome cuando el encendió la motocicleta. no le importaba. La puerta del garaje estaba cerrada. lo cual probablemente significaba que papá se había ido a trabajar y ya no estaba en casa. ofreciendo cualquier nivel de calmante confort que pudiera darle sin asustarla. la mano en la cabeza de ella bajó. gracias —dije. Vas a estar sola… Me encogí de hombros. Tomó el casco de mis manos. Había risitas alrededor de ellos. Pronto. la mano de él estaba ahí. las visiones se fueron. Uhm. —No hay problema. una de sus manos estaba en el punto de contacto —tratando de contener el dolor. una queja saliendo de sus labios. o de prevenirlo completamente— no dispuesta a permitir más lágrimas. Eran plateados. No nos estábamos moviendo más. —Entonces…uhm. Era casi suficiente. No estaba preparada para enfrentarlo de todas formas. Repentinamente. 59 . salvada para mis propios pensamientos. Ella se había intentado levantar —demasiado rápido. Bien. He pasado gran parte de mi vida de esa forma. cubriendo la de ella. te devolveré esta camisa mañana. Grace…por permitirme confiarte mi secreto. Ella estaba cercana a sonreír ahora. —No te preocupes sobre eso. ¿Cómo había sabido donde vivía? ¿Siquiera tienes que preguntar? Por supuesto que no. Instantáneamente. Y entonces ella habló una vez más. —Comencé a subir por la calzada. él con seguridad podía aprenderlas en otra y más íntima forma. no mirándome a mí sino a mi casa. Inmediatamente. Me baje de la parte trasera de la monstruosa moto y temblé un poco antes de que su paciente agarre me ayudara a estabilizarme.

Lo miré mientras aceleraba. también. es mi secreto ahora. lo mire mientras desaparecía de mi vista —lo miré con una pequeña sonrisa en mi rostro mientras pensaba. 60 .

Tal vez no habrá sido pensado directamente. Él había dicho que era diferente. Bueno. Resoplé ante eso ¿Magia? ¿Acaso tenía seis años? Debía haber alguna explicación racional. probar mi lealtad. Consideré hacer la cena para los dos. Vi que el reloj en la pared daba las seis y cuarto. como si el calor que se había extendido a través de ella todavía estuviera ahí. no iba a ir contándole al mundo que él podía leer mentes. Tal vez estaba mostrándome lo que quería: una mezcla entre realidad y ficción. buscando cualquier cosa para rellenar el silencioso ambiente. y sabía que papá estaría en casa en menos de una hora. y convertir un enmarañado pelo en algo elegante y presentable. leer mentes! enviar pensamientos a ¡Podía Podía otras mentes. incluso si la gente me creyera. Es como si fuera alguna clase de mago. casi esperando atrapar algún indicio de su olor. había hecho especial énfasis en ello. Necesitaba procesar todos los eventos de hoy. pero mi subconsciente definitivamente no lo hubiera permitido. Y él ya lo había analizado con profundidad a través del día para haber sabido eso. Esa que él había sostenido durante tanto tiempo mientras estábamos sentados en ese banco. pero tenía demasiada hambre y rápidamente me hice un sándwich de atún en su lugar. Arrugué la nariz cuando el picante aroma del atún y pepino me rodeó. así que ahora estaba como un dodo entre pavos reales. T 61 . para probarme. la extendí y toqué mi mejilla. La traje a mi cara. Miré mi mano. Me dejé caer en el sofá y encendí la televisión.Una pequeña amabilidad Traducido por †DaRkGirl† Corregido por nella07 omé mi nuevo secreto mientras caminaba dentro de la casa oscura. Estoy segura que él sabe que no lo haría. Él podía escribir… en otra letra sólo con pensarlo. Muy diferente. Pero ciertamente él era el diferente.

Cuando estoy solo y estoy haciendo cosas que solíamos hacer juntos. haciéndome soñar despierta. —Hey Grace estas despierta. pero necesitaba sostenerla. me di cuenta que estando privada. Continúe bajando para ver con quien estaba hablando a esta hora. Mire ¿Cómo llegue aquí? el reloj digital en mi escritorio. Estaba en mi cama. Fui a revisar mi ropa sucia. Reconocí la voz de papá. sentirla. 62 . Con una risa sorprendida. sus números rojos brillan en la oscuridad de mi cuarto mostrando treinta minutos para la media noche. tratando de buscar la manera para preguntarle. No era propio de él estar despierto hasta tan tarde. no sabía porque. Tampoco estaba ahí. Pero no lo estaba haciendo con alguien en el teléfono. ¿Soñar Miré horas? despierta con Robert me había costado cinco la ropa en mi cuerpo. pero cuando volví a abrir los ojos. papá… ¿con quién estabas hablando? ¿Justo ahora? —Estaba… estaba hablando con mamá —dice con la tristeza visible en sus ojos—. si había estado hablando con el mismo. Tal vez era porque esa era la única prueba de que incluso hoy había sucedido. En su lugar estaba en mi usual uniforme para dormir: los bóxers rojos y camiseta blanca. es decir. la jalé hacia mi cara y la froté contra mi mejilla. Estaba hablando. sin la camisa de Robert.Ningún olor místico y mágico aquí. Asentí y recogí mis bóxers doblados. No le estaba hablando a nadie. teniendo una completa conversación con él mismo. No sé cuánto tiempo me quede así —mis pensamientos perdidos en mi imaginación. su calor irradiando a través de esta… dentro de mí. pero la camisa de Robert no estaba. Él estaba sentado en el sofá con un cesto de ropa a un lado de sus rodillas. Se sentía increíblemente suave contra mi piel. Empecé a bajar la escalera y me congelé cuando oí el sonido de alguien hablando. Y podía imaginármelo al otro lado de la tela. Miré la camisa que me había dado para cambiarme. es como si pudiera sentirla aquí. Supongo que me quedé dormida en el sofá y papá me subió y me cambió. ropa doblada se apilaba en la mesita de café en frente de él. En mi habitación. así que hablo con ella. sonaba como si estuviera preguntando algo pero sin obtener ¿Estaba en el teléfono? respuesta. Bueno no exactamente hablando con el mismo. Ya no estaba usando su camisa. No había nadie ahí. Me levanté y me acerqué a mi vestidor la había puesto La canasta que ¿Papá ahí? había estado en la mañana todavía seguía allí. preguntándome cuando había sido la última vez que él la había usado. Encendí la lámpara que estaba en la mesa de noche. —Uhm. —¿Papá? —Me miró y sonrió tímidamente.

Se cuán profundamente te hirió. avergonzado ante su traición y mi reacción ante ello—. que te habías saltado la escuela. —Sé como ustedes los adolescentes pueden reaccionar cuando las cosas se ponen difíciles. —Grace. —Eso era. pero no sabía que también tenía conversaciones con… ella. se giró para verme. como solía hacer cuando era niña. mientras trataba de encontrar las palabras para responderme. Quieren sentirse mejor en cualquier forma posible. —¿De qué estabas hablando co… con mamá? —Pregunté agachándome lentamente a sus pies al lado contrario de la canasta vacía. no esperaba que se diera cuenta que era sólo parte de la verdad. Mis ojos se abrieron en shock y rabia. Lo vi con mis propios ojos. Cuando la mesa estuvo libre. buscando como explicar los sucesos del día de una manera que no pareciera una locura. —¿Hablaste con él? ¿Después de lo que hizo? —Él se sonrojó. Nunca creería que estuvieras en drogas Grace. Recibí una llamada de la escuela diciendo que perdiste la segunda parte del día. Se acercó para acariciar mi cabeza. eso era una sorpresa. Pero me preocupo por tus acciones como resultado de ese dolor —hizo un gesto a la camisa en mis manos—. después que cayera chile en mi otra camisa. Sabía que doblaba la ropa para recordarse así mismo con ella. —Un amigo me la dio. —Él agarró algo de la parte superior de la pila en la cesta y me la entregó. le estaba diciendo a tu mamá sobre Janice. Tenía que hacerlo. te rehúsas a tener amigas. Era la camisa de Robert. —Graham me dijo que te fuiste con un chico después de dejar la escuela. —Se que Graham rompió tu corazón Grace. Así que tuve que hablar con la única persona que sabía que iba a la escuela contigo. No es tuyo. Estabas usando eso cuando llegue a casa. La verdad. sobre el bebé. y sabía que estaba viendo que era honesta. me alejé y él suspiro. Fácil. Comenzó a colocar la ropa doblado de nuevo adentro. y sobre lo mucho que me preocupo por ti. Simple. Ni siquiera es una camisa de chica ¿Dónde la conseguiste? Aprieto las manos alrededor de la suave tela.Bien. Él me miró a los ojos. pero hay otras maneras para sentirse mejor… 63 .

lo hizo Janice. —¡GRACE ANNE SHELLEY. —¿Por eso fue que cambiaste mi ropa. él habló. —No tuve sexo con él. Miré a mi papá furiosa. me detuve. ¿Estaba tan desesperado por estar con Janice? ¿Estaba tan profundamente enamorado de ella que perderla significaría morir? 64 .Su voz se volvió más suave. Las respiraciones pesadas y murmullos fue lo único que escuché por unos pocos minutos. papá? ¿Para inspeccionarme? ¿Para saber si había sido una niña desobediente por mi necesidad de sentirme mejor porque mi mejor amigo me traicionó?. Ella dijo que no quería mudarse si tú no la querías aquí. A él le agrado. que podía hablar contigo en la mañana. mientras tú piensas que no le agrado a esas personas. la sostuvo esperando que se hubieran equivocado con mamá. Le agrado genuinamente y me ayudó hoy cuando me estaba sintiendo como una absoluta mierda. Obtuve esta camisa gracias a un amigo. La tenía la primera vez que me vio en el hospital y viendo que estaba bien. Recordé esa mirada. mis ojos se dirigieron a los bordes ásperos de la alfombra que daba contra las estrellas. Ella me dijo que te dejara dormir. sorprendida y herida porque pudiera pensar que había tenido sexo con un extraño sólo para olvidar a Graham. mi padre diciendo esto es difícilmente algo que me guste y ¿y ahora es una buena idea que me hiciera daño? —me levanté con mis manos temblando por la intensidad de la traición—. hay una persona que puede probarte cuán equivocado estas. Sus ojos suplicaban —su rostro lleno de líneas y una sombría sonrisa. —El tono de melancolía con el que habló mantuvo mis ojos calvados al suelo —no me iba a permitir ver lo mismo en sus ojos. Grace. que ella no quiere ser parte de esta… vida. Miré a papá y me atraganté con las palabras que había preparado en respuesta. ahora yo era la avergonzada ¿él sugiriendo que Estaba había tenido sexo con algún chico desconocido porque GrahamMiré había herido? me sus ojos y eso fue exactamente lo que vi. su voz sonaba mucho más calmada… —Yo no te cambié. No necesito hacer eso para sentirme mejor. Finalmente. Ella no quiere intervenir entre nosotros. si tú no querías que lo fuera. A diferencia de alguien en esta familia. —Le dije esta mañana que tú no estás feliz con que ella viniera a vivir aquí con nosotros. pero entendiendo las consecuencias si lo hacía. TE DETIENES JUSTO EN ESTE MOMENTO! Tentada a seguir caminando. papá. —Me dirigí escaleras arriba. Podía sentir la furia surgiendo dentro de mí. cuando el gritó mi nombre.

Pero papá había tomado la misma decisión esta mañana ¿verdad? Había subestimado a Janice. Nadie quería ser la madre de Grace. ? siendo ¿Qué tan egoísta estaba El rostro de Graham estaba de repente en mi mente. sin embargo ella era… Había decidido no interponerse entre nosotros dos. No había pensado en qué clase de efecto tendría en papá y lo único que quería era no verlo herido nunca más. Yo ya no era ni siquiera parte de la ecuación y eso me había herido. perdiendo algo. demasiado consumida con lo que mamá hubiera pensado de esto. ambas hubiéramos llegado a la misma conclusión. Siempre fui la cuestión. aunque yo no había pensado dos veces en su felicidad. Y yo no podía soportarla. Sólo no sabía que iba más allá de eso. Él había encontrado finalmente quien llenara el vacio que había estado en su corazón desde que mamá murió. pero nunca me mintió sobre pasar noches fuera y en su casa. Estaba segura de eso. Así que aquí estaba. 65 . Luego dijeron que era “pecado” cuando empezó a salir de nuevo formalmente. aún la hubiera escogido sobre mí. Pero nunca sus relaciones duraron tanto. Esto me estaba confundiendo. sólo desde diferentes lados. Estaba perdiendo el futuro con un nuevo amor y otro hijo. Y todo porque a mí no me gustaba Janice y tenía el miedo irracional de que estaba tratando de remplazar a mi mamá en su vida. No estaba feliz. ¿Sexo? Por supuesto. Él no podía ganar. ¿pero él no había dicho esta mañana que se preocupaba por ella? Sí lo había hecho. Él nunca había tratado de tener un compromiso con Erica por encima de mí. Eso ni siquiera entraba dentro de este problema. Miré a papá luciendo tan pequeño con su dolor. Decían que era “poco natural” que un hombre permaneciera soltero por tanto tiempo. El único problema con eso es que ahora que había conseguido lo que creía que quería. amor y quién sabe qué más para que yo pudiera ser feliz. Él nunca la trajo aquí para eso. tan serios. No importaba el hecho que lo amara. Ambas hubiéramos pensado lo mismo. Él simplemente la escogió. No sabía que los sentimientos que papá tenía por Janice fueran tan fuertes. pero si lo hubiera sabido. porque no había sabido eso cuando tomó su decisión. Había sacrificado seguridad. sabía que estaban teniendo sexo. Él pasó mucho tiempo solo después que mamá muriera.Me di la vuelta y me senté en el primer escalón. Todos decían eso. la rara la chica larguirucha y de extraña apariencia que había sobrevivió a un horrible accidente sin un solo rasguño en ella mientras su madre moría quemada.

Me deslicé a un lado del último escalón y observé mientras él pasaba a mi lado. Esto no es la secundaria. —Me interrumpí deseando no haber tirado esa camisa solo para tranquilizarlo. Observándolo lentamente subir las escaleras. justo como todo el mundo. Me moví a hacer algo en el momento que oí la puerta de su cuarto cerrarse escaleras arriba. Él asintió con la cabeza. una reacción automática. Veía todo ahora y me sentí avergonzada. Tomó una respiración profunda y suspiró. Ella se va. No aún. y siento si quiera haberlo intentado. y es más de lo que ha sido capaz de hacer esta pasada semana. de todos modos. ver si lo que tenía para decir lo complacía. sus hombros aún estaban encogidos y las palabras que había esperado que cambiaran su actitud no fueron suficientes. Estaba siendo tan cruel como Erica como… Graham. Oyó que había una oferta de trabajo en una escuela del Norte y sólo estaba esperando si las cosas podían funcionar aquí. sabía que tenía que hacer algo. Solo no sabía qué. no pude pensar en otra cosa que con quién habías estado y porque estabas usando su ropa… —Papá te dije que me la dio porque había derramado comida sobre mi otra camisa. Veía eso ahora. Su rostro lucía cansado. Repentinamente me sentí peor. —Mereces ser feliz papá. Creo que deberías decirle a Janice que está bien si quiere mudarse. pero cuando te vi vestida con la camisa de algún chico. Janice tomó su decisión. No te acuestes tan tarde. Ella te hace feliz. Mereces tener una segunda oportunidad. Simplemente lo quería tanto como para no interponerse entre nosotros. Clicde la cerradura me dio una idea. —Papá —comencé. Vino a casa para hablar contigo. esto no es algo que puedes arreglar diciendo que ahora se puede quedar. Trate de medir su reacción. tratando de encontrar las palabras adecuadas para expresar mi arrepentimiento y culpa—. Es la vida real. No puedo encontrar una razón para odiarla por ello. Grace.Pero Janice lo estaba permitiendo. Ella quería ser parte de la vida de papá tanto como él quería ser parte de la suya. El ceder ante Janice llego demasiado tarde. Ella es tu segunda oportunidad. luciendo abatido y absolutamente miserable. estoy cansado. Mi momento de generosidad no llegó pronto y el conocimiento que había sido un factor en la infelicidad de papá pesaba sobre mí con una cantidad increíble de presión. Rápidamente me dirigí el 66 . Mira. Sacudí mi cabeza. Ahora veo eso. —Grace. —Ya no importa Grace. Creo que me voy a la cama. Lo detendría.

Él te necesita en su vida. sintiendo alivio como si escuchara su voz por primera vez en mi vida. Tú haces feliz a mi papá. Estaba haciendo lo correcto. Él merece ser feliz y merece ser feliz contigo. Estaría ciega si no lo viera y lo admitiera. Quiero decirte que siento lo que paso esta noche. Déjame terminar. —¿Qué pasa Grace? Es muy tarde ¿pasa algo? ¿Le ocurrió algo a James? Tomé una respiración profunda.hacia la agenda que estaba en la cocina. de hecho me empecé a reír. un tanto molesta y estaba convencida que estaba a punto de colgar cuando comenzó a hablar. —¿Uhm… hola? ¿Quién es? — ¿J…Janice? Soy yo Grace. —¿Hola? —Dejé escapar un soplo de aliento. y eso no es algo que tome a la ligera. Encontré el número que estaba buscando y empecé a marcar como loca. Tres ring. me dijo lo mucho que significas para él. —Janice. —Te estoy pidiendo… no. créeme —esperé a que dijera algo pero cuando todo lo que oí fue silencio. por favor. Él te quiere en su vida. 67 . no la quería haciéndose ideas antes que tuviera siquiera la oportunidad de cambiarlas. Grace. Eres buena para él. Estaba enojada y molesta por mis propios problemas y no quería ver cuánto quería esto. tu padre y yo. Janice. Janice. te esto rogando que no dejes a mi papá. creyendo yo misma las palabras—. Pero las cosas han cambiado. con miedo de empezar a reír de nuevo y que me confundiera con un adolescente haciendo una broma o algún psicótico asesino con cara de payaso. Siento lo que paso hoy… —Ella me interrumpió. Esperaba que la persona en el otro extremo contestara mientras pensaba lo que iba a decir. Podía oírla respirar al otro extremo de la línea. Estaba siendo egoísta con todo y de verdad siento mucho. No importa cómo me sienta. —Dejé salir. Me está tomado demasiado hacer esto. Ambos queremos que te quedes. Lo que paso esta noche no fue tu culpa. necesitaba esto porque entonces tenía que pensar en alguien más que en mi misma y no podía ser tan egoísta. —Grace ¿tu padre te dijo lo que pasó? Mira. nosotros… Era mi momento de interrumpir. si hubiera estado despierta. mandando una oración en silencio. La llamada fue tortuosa. Fue un error de mi parte molestarme esta mañana cuando me dijo lo del bebé… y que te mudabas. te hubiera dicho que sí quiero que te mudes con mi papa y ― empiecen su nueva familia juntos me sorprendí al notar cuán convincente sonaba. Janice. Janice. Cuatro…¡CONTESTA! Contesta . continúe—. pero es por una buena razón. él me lo dijo dos veces hoy. y comencé: —Janice quiero decirte que lo siento. tienes que quedarte. mis ojos están abiertos ahora y veo que estaba equivocada.

entonces. me quedo. gracias por hacer esto. y que habíamos hablado —en ese orden— y luego colgamos. Hice una pequeña danza en el suelo de la cocina ante eso. De repente me sentí increíblemente cansada. y aliado a mi lado. No había ritmo en ello. Finalmente. Irme a la cama ahora traería a la mañana mucho más rápido… y mañana volvería a ver la sonrisa en el rostro de papá. Para firmar mi contrato. Mañana tendría un amigo. Sonaba tan bien. 68 . vergüenza e increíbles secretos.Pude escuchar su inquietud en el teléfono. —Grace. Sentí mi estomago golpear el suelo. Él me hace feliz también. se supone que debo conducir al Norte mañana por la mañana. y no lo querría si no fuera así. sí. ella habló. Después de dos semanas de no hacer nada sino llorar abatida y sentir lástima por mí misma. eso es lo que él dice. Todos los eventos del día habían cambiado mi punto de vista. Ese pequeño acto de bondad había cambiado completamente mi punto de vista. pero¿quién lo necesitaba cuando acababa de asegurar la felicidad de mi padre? Había estado preparada para una batalla. —Gracias Janice. No puedo tenerlo sin ti. si esto es lo que quieres. Realmente significa mucho para mí. Me estaba sintiendo muy bien. La mejor parte. —¿Janice…? ¿Eso significa que te quedas? Un pequeño suspiro llego al otro lado del teléfono. Grace. por hacer esto. sería poco profesional de mi parte simplemente no ir. Si estás segura de esto. no esperaba que fuera tan fácil. cuyos secretos ahora eran parte de mí. Mañana empezaría un nuevo capítulo en mi vida. —Gracias Grace. como si estuviera tratando de encontrar algo más que hacer para evitar tener que responderme. —Amo a tu padre. Me dijo que estaría aquí en la mañana para decirle a papá que había cambiado de parecer. Quiero un futuro con él —con los dos— eres una parte de James. se iba? ¿Estaba hablando de profesionalismo ¿Aún cuando el corazón de mi padre estaba en juego? Ella estaba… espera. tal vez la mejor parte. por no hablar de un día de dolor. llegué a mi cama y me dormí en un santiamén.

Conocía mis limitaciones. Corrí escaleras abajo. ya estaba fuera. Mientras miraba mi reflejo en el espejo. bebiendo una taza de café mientras horneaba los rollos de canela. Añadí la nata y el azúcar lentamente. Jack Skellington en el frontal. En cuanto me hube aclarado el último pedazo de jabón. caminando a través del penetrante olor característico y agradable de los rollos de canela. me sentí increíblemente fresca. Había elegido mi camiseta favorita. Sin querer anunciar de repente que Janice llegaría en unos pocos minutos. contando cada cucharada. pero hoy. En una taza de agua caliente delante de él estaba el paquete de azúcar-glas. Grace eplicó él. esforzándome mucho en tener ocupada mi mente para que mi boca no comenzara a moverse antes de que mi cabeza pudiera decirle que se C 69 . lista y esperando ser untada en la masa. esperanzadamente. Me pasé una toalla por el pelo y después me peleé contra la maraña de nudos con mi cepillo. agarré una taza del estante para platos. no dijo nada. con el periódico en la mano. lavándome los dientes al mismo tiempo. me acerqué a la cafetera y me serví una taza. ―d ―Buenos días.Perdida de nuevo Traducido por kuami Corregido por nella07 uando mi despertador sonó a las seis. y esperé a la contestación normal por la combinación de mi camiseta y jeans. ―Buen día. Yo estaba acostumbrado a ello. negra con la cabeza de uno de mis personajes favoritos de la película. y mis jeans favoritos. una gran diferencia en su tono en comparación ―r con el mío. tirando de mi ropa y luchando contra la fricción de la ropa seca sobre la piel húmeda. El típico desayuno del martes nunca olía tan bien. Me apresuré a la ducha. papá ije alegremente. Papá levantó la vista de su papel y me dio su habitual gesto. Volvió a leer el periódico. Un cinturón negro rodeado de anillas y una pulsera a juego eran sólo los accesorios que me atreví a utilizar. café y salchichas. Papá estaba sentado en la mesa. sonriendo con su torcida sonrisa en su cara larga. una vez más.

yo estaba tratando de recordar la última vez que incluso hubiésemos hablado una con la otra. Picó y retrocedí lejos. Debí haber sentido alivio. Cuando ella estuvo convencida de que mi mano se había enfriado por completo. y envolvió mis dedos individualmente. me preguntó dónde estaba el botiquín de primeros auxilios. luego procedió a ―Será aplicar la pomada. Antes de que me diera cuenta de lo que estaba haciendo. bueno. ―Gracias. otra cosa más que asentir 70 . Le di mis manos y colocó la toalla ― fría en mis dedos. Ella rápidamente fue al congelador para agarrar un poco de hielo de una bandeja de hielo y los colocó en un paño de cocina que había estado cerca del fregadero. unas almohadillas estériles y un ungüento. contenta de que por lo ―l menos. Así fue como Janice nos encontró. y me dirigí hacia la puerta de atrás. Todavía estaba demasiado desconcertada como para hacer ―. más allá del alcance del agua. Cuando el cronómetro del horno sonó. mientras movía mis dedos. A decir verdad. ―me más fácil limpiar de esta manera dijo cuando acabó. si mis dedos se sentían entumecidos. Hurgó a través de ella. hasta que encontró un rollo de gasa. Papá miraba con la boca abierta hacia las dos como si nunca nos hubiera visto antes. Me quitó el paño de cocina y el hielo. Fue entonces que nosotras dos nos dimos cuenta que teníamos público. No quise que ella pensara que retrocedía para rechazarla. supongo. Viendo la expresión de su rostro cuando él miró fijamente a Janice. nosotros estábamos demasiado preocupados para oír el timbre de la puerta. Janice. recogí con cautela mi mochila con los dedos vendados. no pareciera una momia con manoplas. nunca nos había visto actuar de manera amistosa entre nosotras. Ella me dijo que sostuviera el paño y el hielo en mis manos mientras agarraba la caja. pero ella me sostuvo rápidamente. por lo que rechiné mis dientes y le permití ayudarme. Poniendo en práctica todo lo aprendido en el curso para una enfermera. tenía mis dedos indefensos en la chisporroteante bandeja caliente. ―Déjame ver. Hice un gesto hacia la parte superior de la nevera donde se encontraba la caja roja. Grace dijo ella. pero todo lo que podía sentir era la quemadura debajo de mi piel. creo que voy a tomar un poco de desayuno en la escuela. ―Bueno. indicando que los rollos fueron hechos. Nunca. Adiós papá―besé su mejilla. si sentía náuseas. o acercado. las almohadillas.detuviera. mi mente se quedó en blanco absoluto. me apresuré a sacarlos. Sentí que tiraban de mí hacia el fregadero. y grité. el agua fría y vertiéndose sobre mis dedos enrojecidos. con dulzura. Janice e dije. Ella me preguntó si me sentía mareada. Francamente. Adiós.

Caminé hacia el camino de entrada. Mis ―. con la esperanza de que ―g tuvieran mucho que hablar y todo el tiempo del mundo para hacerlo. ¿Qué piernas empezaron a temblar con el recuerdo estás haciendo aquí? ―No has respondido a mi pregunta. Él y su.. y nos arrodillamos. sorprendida por la extraña voz en mi cabeza. y después a mis ojos. Era extraño sentir como me sentía. ―Ahora. Parpadeé al mirar hacia el lugar donde había estado y donde estaba ahora.. ―¿Robert? dije nerviosamente. ―¡Oh! Él se rió. él empezó a retirar las vendas que ―Robert Janice tan pulcramente había envuelto en mis dedos. cruzando los brazos sobre el pecho. Sentí el flujo de calor a través de mí. su novia. si quieres saberlo. dejando caer la mochila en el suelo. ―grité. Había estado allí ayer. Me concentré. preguntándome silenciosamente qué había pasado. estoy aquí para ver si mi nueva amiga quería ir a la escuela conmigo. y estaba mirando los vendajes. sentado en esa máquina de muerte. Él tiró de mí hacia el césped. Hice una ―Ahh mueca ante el dolor que de repente se disparó a través de mis manos. sonriendo para mí misma. ¿recuerdas? Él negó con su cabeza. qué… 71 . para contestar a tu pregunta. también.―Gracias de nuevo rité cuando yo dejé la casa. con la esperanza que él pudiera ver tan claramente como yo había visto los pensamientos que él había proyectado en mi mente ayer. avergonzada por mi egoísmo. en vez ¿ de preguntarme? ―¿Me dijiste que no hiciera eso. subiendo desde la punta de los dedos de los pies hasta las yemas de los dedos de mis manos. viéndolos a los dos juntos.. No. ―Mi padre. Él necesitaba ser el pensamiento? feliz. ¿Quién merece ser feliz? Me detuve en seco. no extraña en absoluto. Se merecía ser feliz. Pero también estaba justo delante de mi cara.. Caminé por el lado de la casa. Tenía las manos sosteniendo la mía. ¿Quién merece ser feliz? ―dijo. vamos a vivir juntos ―contesté. y me pregunté cómo se había movido con tanta rapidez. Sólo veinticuatro horas ante soportar ¿podría yo Negué con la cabeza. pasé el ― pequeño SUV de Janice. floreciendo en mis mejillas. y allí estaba él. Por qué no excavaba a través de mi cabeza para averiguarlo. uhm. Él estuvo fuera de la moto y sosteniendo mis manos antes de que el sonido hubiese acabado de salir de mi garganta. centrándome en los acontecimientos que llevaron a Janice a poner las vendas.

advirtiéndome que me mantuviera callada. Mis ojos se abrieron con el sonido. y de nuevo la piel enrabiada con las ampollas en la piel fue expuesta. bajó la cabeza hacia las manos.. él silbó. todo mi cuerpo estaba caliente y estaba luchando contra el impulso de huir cada vez que sus labios continuaban presionando contra la carne roja de mis manos. Curiosa. Eso será más tarde. Le miré a la cara. Él presionó sus labios contra las ampollas que estaban apareciendo poco a poco y sopló sobre ellas. Cuando el ungüento y la última almohadilla húmeda fueron retirados. pero él leyó mis pensamientos tan rápidamente como habían aparecido y apretó sus dedos alrededor de mis muñecas. y un ligero temblor recorrió mi cuerpo. casi haciéndome tropezar. mirando a las profundas piscinas de sus ojos. no había ninguna ampolla… ¡Estaban. Él apartó su cara de mis manos. hacia ellas. mirando hacia abajo. curiosidad. miré hacia abajo. Él se dio cuenta de esto. ¿Quién haría algo así. ofreciéndome sus manos para ayudar a tirar de mí hacia arriba. Podrías caerte. como era de esperar.Le exigí. Yo las aparté de él rápidamente. claro. y algo que había sentido ayer en el viaje de vuelta a casa me golpearon como una ola gigantesca. y me preparé para el dolor. El enrojecimiento había desaparecido. Puso las manos sobre el asiento. miedo. No creo que pudiera empezar de nuevo aunque quisiera. Para apoyarse. Se sentía bien sonreír para él. Dejé de respirar. Él continuó soplando sobre ellas y poco a poco me di cuenta de que el calor que sentía ya no era punzante.Él sacudió la cabeza. aunque él no lo pudiera ver. bien! ni dolor. No quería que tuvieras que aferrarte a mí con tus manos doloridas. sino reconfortante. y no me dejó ir cuando agarró mi mochila antes de que nos acercáramos a su moto. La extraña mezcla de admiración. ― Él asintió con la cabeza y luego se puso de pie. quería que continuara para ver las feas ampollas que empezaban a formarse. pidiéndole una explicación.pero estaba demasiadoocupada tratando de mantenerme quieta. ―Pero me lo dirás. manteniéndolas en su lugar. 72 . Y sacó algo fuera del manillar y me lo colocó en mi cabeza: el casco. y mucho menos a alguien como yo? Debería habermeapartado. ¿Estás preparada? Sonreí. pero no había ninguno.. Estuve tentada de retirar las manos. bastante segura de que no podía verme la boca detrás de la visera de protección. Le miré completamente asombrada. sonrió y su agarre se relajó. Poco a poco.

Ellos me miraban.Yo lo estoy. Gee. Realmente. cuando eso está lo más alejado de mi mente? Apuesto a que probablemente eres la única mujer en esta escuela que se ofendería porque yo le dé un apodo. tan pronto como lo había hecho. vi un movimiento a unos cuantos metros de distancia. Pero era necesario. poniéndose muy frío a medida que circulábamos a quién sabe qué velocidad. y lo prefiero mucho más al de Erica y Becca. con mis brazos alrededor de alguien que había conocido ayer y que apenas sabía más de mí de lo que yo sabía de él. Tú has logrado encarnar todo aquello que el nombre es. Nos acercábamos a la escuela ahora. pero de ninguna manera no hice nada monstruoso. nos fuimos. para estar seguro de que podía confiar en ti con mi mente.pasa es que tu nombre es Lo que precioso. Por el rabillo de mi ojo. pero cuando lo hice. ¿Por qué me llamas “Gee”? Nadie me llama así. eso iba a conseguir aumentar mis nervios definitivamente. Sentí el movimiento de su cuerpo. Sólo sabía que iba en la parte trasera de una moto muy cara. y me sentía bien con eso. Unos enojados ojos verdes. ya que mi mamá murió. Sí. Eres demasiado crítica contigo misma. Quizás mi reputación por ser un monstruo después de todo no era inmerecida. ¿Para qué querría un apodo. suena como "Erika" o "Becca? ¿No es suficiente femenino para ti? Su cabeza se movía adelante y atrás en desacuerdo. Grace es un nombre que pocos pueden tener sin contradecir su definición. no pude evitar sentirme un poco molesta. también. La alegría inicial que había sentido mientras montaba con él se convirtió inmediatamente en vergüenza una vez más. cuando me subí en la moto y te permití invadir mi mente como un gusano parásito. El viento azotó a mí alrededor. esperó por mí hasta que subí y luego giró la llave y encendió el motor. Es una interjección. Antes de que yo pudiera echar una buena ojeada. ― tú ―. ¡por el amor de Dios! Su cuerpo estaba agitándose de nuevo. Consciente de sí misma como siempre. y la aparté de 73 . Vamos. de buena porque no ¿Es fe. Es diferente. y pude ver que Robert en su moto arrancaba un montón de miradas de los estudiantes que estaban afuera. Me Me conozco mejor quedejé que las palabras rebotaran en mi cabeza han llamado un fenómeno desde que tenía siete años. Él subió en la moto. hasta ayer. me di cuenta de que las miradas de adoración hacia él se convirtieron en algo mucho más oscuro cuando sus ojos se centraron en mí. Es el nombre que mi madre Yo puse escogió para mí. bajé la cabeza. ¡Él se estaba riendo! Tú estabas más que dispuesta a permitirme "invadir" tu mente. de todos modos? Me gusta Grace. Me tomó un tiempo darme cuenta de lo que estaba haciendo. mala cara. ¿Por qué crees que es gracioso. Un par de ojos verdes nos miraban a los dos.

pero todavía me sentía insegura. Le fulminé con la mirada. Le miré fijamente. incapaz de decir nada. Me quedé boquiabierta. y el inmenso enredo que había tenido desapareció allí. como si yo fuera la muerte burlona. ¿verdad? ¿Tienes miedo que ellos piensen que tienes este inesperado don o algo así? Bueno. 74 . Puedes oír lo que yo quiero compartir contigo. Soy Vidal Sassoon. Yo sabía que me estaba escudando para que no supieran mi identidad. tratando de fingir que estaba sola. Tan pronto como estuvo fuera. ya que no puedes. no te preocupes. Me estás confiando un montón de secretos. y ¡ni siquiera sé qué es lo que estoy guardando para mí misma!―Traté de mantener mi voz lo más baja posible. ― Yo echaba chispas. Ésa es una de mis películas favoritas. Robert. tú no puedes leer mentes. Estos chicos me reconocerían tan pronto como vieran mi camisa. no eres un monstruo porque puedas leer la mente. salté del asiento. porque no lo haces. Eso es lo que te molesta. Déjales que piensen que soy una loca por llevar una camisa negra entre un mar de color rosa. Robert estaba de pie allí. Sólo la loca de Grace llevaría una camiseta de segunda mano con un cráneo en ella. ni por el pensamiento o la voz. Él había extendido la mano para tocar mi pelo. No había sido una visión falsa en absoluto. pero tampoco quería tener esta conversación con él en silencio delante de todos. Lo que se encontraron fueron los suaves mechones que no estaban fuera de lugar en lo más mínimo. No quería que otros escucharan la conversación. esperando a que yo dejara de juguetear con el casco. mientras que Robert maniobraba con la moto en la plaza del aparcamiento de los estudiantes. Una vez que lo hice. sin embargo sin querer era aún más extraño mantenerlo mucho más tiempo puesto después de alejarme de la moto. mientras todos los demás llevaban su ropa de marca de los mejores grandes almacenes. Sin embargo. él puso las manos a cada lado del casco y lo sacó lentamente. Tan pronto como habíamos llegado a la parada. Simplemente no les permitas que piensen en mí como un monstruo porque puedo leer mentes. sin querer quitármelo y exponer completamente la escultura abstracta que era mi cabello húmedo debajo de él. con mis dedos.la escuela. Me gusta tu camisa. Tu cabeza es algo así como aburridamente normal y absolutamente predecible como sus mentes. después de haber hecho dos viajes anteriores que habían sido una paliza del doble de largo. mis manos estuvieron en mi pelo tratando de suavizar cualquier nudo que se hubiese formado allí. también. Has adivinado mi secreto. Bueno. Perdí el tiempo con el casco. Mis piernas no estaban tan rebeldes ahora. recordando la visión que él había compartido conmigo ayer. Él realmente lo había hecho. No creo que esto sea divertido.

ellas fueron capaces de cortar como nadie más podría. Solté un bufido. Yo sabía que no era un lector de mentes. había sido el blanco de todas las bromas durante todo el verano. De hecho. pero por alguna razón. demasiado baja.. No había ninguna diferencia en el tono de las que había oído todos los días. ¿No es eso lo que los chicos hacían cuando querían tu atención? ¿Cuando les estabas rechazando? nunca vino. Podría darme el lujo de ser humilde. Atravesé las Pero puertas de la escuela. Yo seguí caminando. como fuera posible. Seguí caminando. Ahora soy el hazmerreír. cualquier cosa de lo que tenía era lo contrario a ser bella ya que parecía ser incapaz de llamar la atención del sexo opuesto en ningún otro concepto que amistad. e incluso era por especulación. tan lejos de las puertas. pero algo dentro de mí me decía que él no era 75 .. Él no debió de haberlo notado porque continuó llamándome mientras corría detrás de mí. Yo podía oírle llamándome. muy diferente. ahora. Por ser demasiado inteligente. agarré la mochila de su mano y la arrojé sobre mi hombro antes de darme la vuelta y alejarme.Sus palabras dolieron. que lo confundió con afecto. la gente. Por lo ¿alguien que está ajena a todo a su alrededor? ¿O como Erica? ¿Mala y rencorosa y lo más cerca al mal como uno podría conseguir estar en la escuela secundaria?También era hermosa. el amor de Dios! puedo ser sarcástica conmigo misma Si no ¡por . exactamente? ¿de qué. En verdad. Afortunada. ¿ también hacía de alguna manera? razón por la que no me había seguido. La gente estaba girando la cabeza para mirar hacia mí. Tomé mis huevos y me senté en una mesa vacía en el otro extremo de la cafetería. Suspiré. ¿De ser alguien como Becca?tanto ensimismada. Levanté la barbilla para arriba. ya que no había otra cosa más que Sería eso lo qué Robert a su vez ser. estaba gritando y sin tratar de lanzar sus pensamientos en mi mente. Yo también era demasiado rara. y la decepción. era demasiado simple. ¿con Pero¿tenía quién en el mundo podría ser sarcástica? que llamarme aburrida y predecible? Estoy segura de que me hubieran dicho que lo tomara como un ¿Igual que ellos? cumplido. Estaba siendo sarcástica con mis propios pensamientos. durante los últimos diez años. demasiado inteligente. Yo casi esperaba que me agarrara del brazo y me hiciera dar la vuelta para mirarle. Pero estaba demasiado enfadada con él en ese momento. Yo estaba demasiado flaca. y me dirigí hacia el mostrador para comprar un plato de huevos revueltos. y después hacia él. La única chica en Heath que nunca ha sido amiga de otra chica y sin embargo confía en el chico más popular de la escuela en lugar de todos los compañeros y encima había estado tan cegada por su compañía.Cerré la puerta de un portazo y la llave estaba descansando cómodamente en mi bolsillo trasero. por el largo pasillo que conduce a la cafetería. Negué con la Puede que no sepa mucho sobre él. y él dejó de llamarme. decidida a no llorar. que debería sentirme muy afortunada. Era esa ¿por qué él se estaba riendo con Erica acerca de lo estúpida que era? cabeza.

metiéndolos en un lugar seguro. Levanté la cabeza para ver quién era. Yo no sabía lo que tenía que hacer. Tenía características muy familiares: la punta inclinada de los ojos almendrados. eso es genial! ¿A dónde vas? Voy a la cafetería. me sonrió. eh.del tipo que se metía con las mentes de la gente de esa manera.. un poco confundida. Nadie se me había acercado a mí para hablar. eligiendo un asiento vacío cerca de una ventana trasera. desembocando en una conversación tan suavemente como si hubiéramos estado haciéndolo durante años. ―Uhm.. Cuando sonó la campana. Frey. No había nadie como yo. Automáticamente pensé que. coreana. ansiosa por regresar mi apretón de manos. Era una chica a la que reconocí. Parecía encantada con eso. tratando de averiguar si la aceptaba. o algo estaba ― ― pasando. Dije. el cabello de color azabache. todo ello sobre un fondo de una perfecta piel de porcelana de la tonalidad de una antigua pieza de marfil. una cara redonda. pero nunca hemos hablado. ―Farfulló ella. y puse mi cabeza sobre la mesa. Yo soy Grace. No iba a correr el riesgo de que Robert se tratara de tamizar a través de ellos y arrebatarme cosas para probar como de aburrida y previsible que era. Tengo Fancés inmediatamente y después Cálculo ―respondí vacilante ―. y. Entré en la clase del Sr. y me tendió la mano. pero llegué hasta su mano y la sacudí. ―Hola. pero no podía recordar su nombre. sólo que parecía como si hubiese sido amiga de un montón de extraños esta semana. Le miré. como mi madre. Frey roncaba profundamente en su escritorio. 76 . o cubrir mis apuestas y mantener las manos para mí misma. También tengo un período libre después de eso. como yo. sé. todavía mirando la mano. recto y grueso.. y me sonrió brillantemente. Instintivamente. ¿qué clases tienes este año? Tengo Trigonometría en el siguiente periodo. Casi había perfeccionado el silencio cuando una mano me tocó suavemente el hombro. Pensé que hoy sería un buen día para ―Dijo empezar. Mi nombre es Stacy. reuní los pensamientos que había sembrado en mi mente. Estaba ―Entonces. Hemos estado en clase en la misma aula durante los últimos tres años.. el primo de mi madre trabaja ahí así que puedo conseguir algo de comer mientras aún está caliente. No era lo que la gente normal hacía. ajustándome a la charla que había a mi alrededor mientras que el Sr. ―¡Oh. y una nariz pequeña. supe que era coreana. Cuando no se podía leer tan fácilmente lo que había dentro de ellos. o bien que algo andaba mal con ella. una boca que tiraba hacia arriba con una sonrisa amable. con total naturalidad. ―Ya lo Con la mano todavía extendida.

Por lo que pude ver. 77 . así que no sabía exactamente cómo podría comenzar una conversación con ella sobre las cosas que ella probablemente estaría interesada. ―Le dije de nuevo. Ruidosamente. y eché una mirada alrededor cuando un par de cabezas se volvieron para mirarme. mucho menos caliente. ―Improvisé rápidamente. No hice caso de la forma en que sus ojos se sentían como si estuvieran quemando los agujeros en mi piel. Ella me sonrió simplemente como si yo le hubiese dado ―¡Gracias! un regalo. Un silencio incómodo se inició entre nosotras. La idea de eso me hizo reír. Me concentré en mi escritorio y me dirigí hacia él. pero sería un gran concepto. ¿por qué no? había hecho ayer. y estaba a punto de decir algo más cuando gracias a Dios la campana sonó para dirigirnos al primer período. ¡gracias! ―Claro. Ella asintió con la cabeza. ¿Te parece bien? Me encogí de hombros. es el chiste? ―Er-Estaba pensando en algo que leí ayer. acusaciones e insinuaciones muy pronto. ignoré la forma en que parecían dispuestas a cualquiera que me pida un millón de preguntasacerca de Robert. ―Tal vez te podrías unir hoy.No podía imaginar la degustación de comida aquí. vemos en la biblioteca. Poniendo mi bolsa en el suelo al lado de la silla. ―Ayer fui a la biblioteca. hacia que Madame Hidani no lo dejara pasar. ella ―Nos me saludó. Ella estaba una vez más escribiendo algo en la pizarra... sobresaltada. Ignoré las miradas fijas de las otras chicas en el aula. Agarré mi mochila y salí del aula hacia la clase de Madame Hidani en el piso de al lado.. la comida de la cafetería caliente. ―¿Cuál Ella me miró fijamente. Parecía aceptarlo. Al parecer sólo tener de vuelta las asignaciones de dos de los veinte estudiantes. parecía entender por qué elegiría aislarme a la comida. Pero no llegó. me preguntési querían sabersu nombre o estrangularme por tener la audacia de compartir el mismo espacio que él. al parecer era la misma tarea que había tenido ayer. Suspirando. imaginar.. medio esperando que ella tomaría la misma decisión que ―Claro. y ella parecía estar tratando de leer mis pensamientos. me senté y esperé el asalto. pero no tenía mucha experiencia hablando con otras chicas. También podría estar cómoda mientras sucedía. Sería bombardeada con preguntas.

como un becerro herido.. La forma en que se sentía era lo más cercano a los celos que quise permitir. por leones hambrientos. la sensación de revoloteo en la boca del estómago amenazó con romper mi duro exterior..En cambio. empapándolas y saciándolas. saqué la carpeta de mi bolsa y saqué una hoja de papel del relleno. admitir eso? 78 . Alcancé mi lápiz y empecé el proceso de identificar mi papel.. Sin querer arriesgarme. con sus ojos suplicantes. podría hacer una reclamación a alguien que había conocido ¿cómo Él era en apenas veinticuatro horas antes? palabras de Graham. Pero sobre todo. Examiné por encima las palabras y me di cuenta de quién lo había escrito.. pero oí las palabras con claridad. y no por mí. ya que se la había entregado completa ayer. Repetí la conversación en mi cabeza. Me preguntaba si yo estaba exenta de tener que hacer la tarea. es decir. Cuando sonó la campanilla para anunciar el comienzo de la clase. era como si una ola de calma y serenidad se hubiera pasado sobre todo el mundo. Pero ya volvía a estar escrito. me cambié al modo de estudiante. Me refería a que todas las demás mentes eran aburridas y previsibles. como si él acabara de pronunciarlas y me di cuenta que tenía razón. tratando de encontrar una cosa que contradijera su declaración. e escuchado a Madame Hidani dar instrucciones. o tal vez escucharlo en mis pensamientos si estuviera tratando de hacer eso también. cuando eso es lo más alejado de la verdad. y que esa previsibilidad les haría suponer que la tuya era exactamente la misma. aunque yo en realidad no lo había hecho. y al siguiente. No había querido decir nada para ofenderte. Grace. No pude ver el servilismo y el arrullo. Volví la cabeza para mirarle y vi que me miraba. H básicamente una repetición de ayer enfatizando en que los que no lo entregaron tenían que hacerlo o en su defecto suspenderían el semestre al segundo día. Todo el mundo menos yo. En un minuto toda la habitación estaba en el borde. me disculpo si te ofendí con lo que dije hoy en el estacionamiento de mala manera. Miré de nuevo a mi trabajo. porque yo estaba irritada por esa fuente de calma.¿quería yo. Él estaba brillando en medio de sus atenciones y por alguna razón eso me molestó aún más. él sí lo hizo. Pero. tratando de ver dónde se había equivocado. Vi que estaba rodeado. de una liga diferente de la que yo estaba: una liga increíblemente bella y de otro mundo. no hubiera podido verlo en mi cara. la familiaridad de la letra elegante. Le hubiera tenido que rechazar a continuación. y no había ninguna razón para sentirme celosa.

simplemente porque no encajas en el molde establecido aquí. yo probablemente era bonita en alguna obra Daliniana. y no quería que el asunto te molestara mucho más. Mi reacción pareció agradarle aún más y eso se 79 . pero tú no parecías exactamente estar dispuesta a escucharme. respiración detenerse cuando la fuerza de su hermosura me golpeó como un tren de alta velocidad. eran mis propias inseguridades las que me habían hecho daño. ¿A dónde fuiste. Eres hermosa. No estamos tratando de engañar a nadie. Es muy doloroso para mí ver que te molesto. Lo siento por escribir acerca de tu vecino y su novia. Y no quise decirte delante de todos que creo que todos son unos idiotas y tú eres fenomenal. si alguien como él terminaba con alguien como yo. La verdadera injusticia es que tú no veas lo extraordinaria que eres. Grace. El hecho de que me estuviera llamando hermosa era surrealista. Mi cabeza se sacudía con incredulidad mientras yo miraba hacia atrás en mi papel. GraceSu voz estaba de nuevo dentro de mi cabeza.Agarré mi lápiz y empecé a escribir sobre una pálida línea. Quería. Miré por encima de él y vi que había oído el último trozo. eso te hace mucho mejor de lo que en verdad soy yo. ¿ lo dijiste en el Por qué no Le miré. Él estaba sonriendo. no había justicia en este mundo. y tienes una capacidad asombrosa de humillarte si eso significa que harías feliz a alguien a quién quieres. porque si te hubiera seguido. como de costumbre. Y me dejó completamente sin aliento. casi esperando que él me respondiera verbalmente. Puse mi lápiz en el papel y escribí. Cerré mis ojos después de que leí aquéllos dos frases. No fue mi intención lastimarte. Me volví a mirarle y sentí mi . tratando muy fuerte de mantener mis emociones bajo control. y él habría tenido que presenciar tu dolor. una especie con forma de reloj fundido. Pero ella lo habría disfrutado. casi hasta la exageración. Era demasiado tarde para borrar. necesitaba algo donde centrarme que no fuera tan inmaculado. Eres leal. Él había sido el único punto luminoso en mi vida estos últimos dos días. pero él realmente no me había herido. Me quedé afuera. Tu vecino se presentó al mismo tiempo que entrabas en la escuela. ver tus pensamientos tan llenos de tristeza. cuando un nuevo texto comenzó a aparecer por debajo del mío. todos los demás también lo habrían hecho. Como su novia. pero él estacionamiento? miró el papel en mi escritorio. Mi imaginación se volvió loca cuando me los imaginé a los dos juntos. eso no borra ese hecho. Apreté los ojos y los cerré tan fuerte como pude. entonces? ¿Te quedaste afuera con los Dejé de escribir al idiotas mientras la fenomenal entró a sentir lástima de mí misma? darme cuenta de que había admitido el dolor que había sentido sólo con la percepción de su insulto. manteniendo la herida que apareció en forma de lágrimas anunciando cómo me afectaba todo lo que Graham me había hecho. haciéndome saber que la respuesta ya estaba allí.

Abrí mi mente. intentado enmascarar el miedo en la mía. Me quedé fascinada por la luz del sol de la mañana reflejándose en ellos. Tenía los ojos brillantes.y bromeó sobre extrañar los cálidos inviernos en Hawai. como joyas doradas flotando en un lago de plata. mirando. Las palabras que había escrito ya no estaban allí. y no pude hacer nada más pero era lo mismo. ¿Qué eres. 80 . pero lo único que oí era el silencio. Robert? Y en un momento.reflejaba en su rostro. observando en silencio mientras una a una. las lágrimas deformaba las líneas y las palabras a lápiz que había en mi escritura. Traté de leer su cara. helado y solitario. Madame Hidani expresó un "brrr". Él se volvió en su asiento. intentando en vano oírle. Se sentía como si alguien hubiera quitado de repente el calor del sol. lo que me hizo dar marcha atrás con el drástico cambio. yo sabía que no había sido la única que había sentido el frío establecerse en la habitación. con su expresión glacial. No podía pensar en otra cosa. en acero sólido. la plata líquida se convirtió en frío. y me pregunté qué era lo que yo había hecho que causó esta reacción. dramática. La diferencia en su estado de ánimo era dura. Miré hacia abajo a la hoja de papel delante de mí.

Desde que ambos lo habíamos perdido ayer.. cada uno tenía que memorizar un segmento de una obra de teatro para representarla la próxima semana. sino ahora la razón era que Robert estaba activamente procurando coquetear con todas las chicas solteras de las escuelas. Robert me ignoró durante el descanso de la clase de Francés y durante toda la clase de Cálculo. El desaire no pasó desapercibido para el resto de la clase. suspirar. pasando de un grupo de chicas al siguiente. sentada en una esquina de la cafetería lidiando con las miradas que recibía pero no sólo por ser el peón en el enfermizo juego de Sims de Graham. enfureciendo a todos los chicos del lugar. ruborizarse. con brillo de labios rosas. Se negó a mirarme. Mientras que fui aceptada a regañadientes en un grupo formado por nada más que niños llenos de granos. rubio. lo cual hizo más daño. Una nota estaba adjuntada a la nevera dejándome saber que estarían ocupados empacando sus cosas e instalándolas aquí durante los próximos días. Cuando la campana sonó al final del día supe que me iría caminando a casa.Bienvenida de nuevo Traducido por masi Corregido por Obsession l martes terminó tan mal como había empezado el lunes. lo que agradó bastante a Erica. Stacy se comprometió a unirse a mí en la biblioteca pero no apareció tampoco. —Todo por las promesas de guapos forasteros —murmuré mientras me dirigía a la biblioteca durante la tercera hora. bolas de estrógenos —todas listas y dispuestas representar a la damisela en apuros en busca de su príncipe azul. que consistía en nada más que rubias teñidas. estábamos asignados a diferentes grupos. haciéndolas reír. E 81 . Parecía como si estuviera en una misión. Robert había sido asignado al grupo de Erica. Continuó en Teatro durante la sexta hora.. Mientras esperaba. ni papá ni Janice estaban allí. Y el almuerzo pasó. Eché mi mochila sobre mi espalda y completé el viaje que había tomado cada año desde que era estudiante de primer año.

Otra vez todo un . No intenté oír sus pensamientos de nuevo. Cuando la campana sonaba para el almuerzo. preguntándome algo fuera de lugar para ver si podía sacarme algún tipo de reacción. y escucharía como de confusa y herida estaba. pero sabía que tampoco era soledad. A pesar de que. no con él evitándome de la misma forma que Graham lo hacía. echando raíces y nuevos brotes. pero sabía que él probablemente escucharía los míos muy bien. y los dos siguientes. Pero podría ¿cómo sentir algo como eso por alguien que apenas conocía? ¿Y cómo me podría sentir de esta manera por alguien.. Yo no sabía si podría ser clasificado como amistad. No hablábamos mucho —la completa verdad era que yo no hablaba mucho— pero su presencia. lo hizo al siguiente día. el mismo tormento de ver su coqueteo. y podría llenar una habitación con calor o enfriarla con hielo. cuya única intención era introducirse más profundamente. algún tipo de contacto habría sido iniciado por mí si hubiera tenido algún tipo de coraje dentro de mí para hacerlo. independientemente de quién lo iniciara. Ella se sentaba y abría un libro para leer. Parecía ser más profundo.Resignada a estar completamente sola. con sus tentáculos introduciéndose dentro. sufrí el mismo silencio. Ella era siempre jovial cuando me encontraba en alguna mesa solitaria de la parte posterior. No era el mismo tipo de dolor que sentí cuando pensaba en Graham. él? podía arreglar cosas con el toque de su mano. ella siempre sonreía y decía que me vería en el aula la mañana siguiente. y todo lo no añadido a eso era gratamente apreciado. ¿Qué era él? No creía que fuera a conseguir alguna respuesta. si él incluso se tomaba la molestia de escuchar. Ellas actuaban como escudos contra mí. listas y dispuestas para rechazar cualquier contacto entre nosotros dos. Era inaccesible cuando estaba rodeado de todas esas chicas. Stacy. proyectar sus pensamientos en otras personas. subí las escaleras hasta mi cuarto y me tiré boca abajo sobre mi cama. comenzó a tomar el control. y luego regresaba a su libro cuando veía que ella no iba a tener éxito. las mismas miradas fijas. que no era ni siquiera un alguien? ¿Qué era Él podía leer la mente. Tenía la habilidad de atraer a la gente como moscas. y hacer que las cosas aparecieran y desaparecieran simplemente pensando en ellas. y el siempre creciente ardor de mi pecho con los celos que no quería sentir. que no quería admitir que sentía.. —sabiendo que ella elegía estar allí— era de alguna extraña manera reconfortante. y cada día después de ése. sin dejar parte de mí sin tocar. 82 . quién no se había presentado ese primer día. Deja vu El resto del fin de semana. La única parte del día que era soportable era la tercera hora cuando me iba a la Biblioteca. Era un monstruo en mi interior.

Sabía que tenía tiempo para acostumbrarme a la idea. Pero papá quería tener un comienzo tan limpio y fresco con Janice como fuera posible. Pero no podía dejar de sentir como si la posición de intrusa. ella se había mudado. y yo no esperaba tener que compartir a mi padre con alguien más tan pronto. Hablaron sobre el bebé. estar en algún lugar donde no tuviera que ver el tipo de afecto vertiginoso que empezaba a irritar mis nervios en casa. pero yo. exactamente. sabiendo que venía a costa de ver los recuerdos de mi madre metidos en una caja para ser guardados en el ático hasta que yo tuviera un lugar propio. por lo que probablemente se parecería a otro niño en Heath. Para colmo. No estaría mucho alrededor. simplemente necesitaba. No consideraba eso en contra de Janice. cada conversación individual giraba en torno a su nueva unidad familiar de la que yo no acababa de sentirme parte. Sin embargo. deseando desempeñar el papel de hermana mayor. Además. después de ceder a compartirlo con Janice. pero Janice no era coreana como lo era mi madre. decidí pasar el tiempo ayudando a Janice a desempacar las cajas. Me había olvidado de recoger mi último sueldo después de lo que había pasado con Graham. Tendríamos el mismo padre. Comprendí que papá estaba extremadamente feliz. finalmente. 83 . sobre el futuro. Después de un par de horas de tratar con la basura y las bolas de la polilla. no estaba. agarré mi bicicleta y empecé a pedalear. fuera ocupada por mí. más que cualquier otra cosa. así que dejé el resto de la mudanza a papá y a Janice. no es como si el pequeño se fuera a parecer a mí. que Janice había llenado una vez. recordé que tenía que ir a la biblioteca antes de que cerrara. mientras empacaba otras cajas con las cosas de mi madre al mismo tiempo. simplemente. temiendo que su salida y subida hacia el Norte estuviera siempre inminente ante el simple indicio de ser una intrusa en nuestra pequeña familia. sobre quién iba a preparar la cena. En sólo unas pocas semanas. y se sentía bien verlo reír y sonreír más a menudo ahora. así como unos cuantos libros que había estado esperando y estaba segura de que habían llegado. y se adaptaría mucho más fácilmente. mi mundo entero había volcado sobre su eje y parecía como si yo fuera la culpable de todo.El tercer sábado después de que la escuela empezara. Iba a tener dieciocho años en un par de meses e irme a la universidad inmediatamente después de que naciera. porque sabía que habría preferido que se mantuvieran. Ver la alegría de mi padre era agridulce. por lo que no era como si fuéramos estar unidos ni nada. no podía hacerlo tan rápidamente como cualquiera de nosotros habría querido. y mi charla sobre que Janice estuviera con papá era un tipo de señal mía para que empezara a hacer eso ahora. Algunas personas conseguían todas las oportunidades.

y yo podía sentir el resquemor de mi cara mientras los cortes y rasguños de allí. Moví mi mano izquierda hacia ellos. marrones. sin poder mover nada más que mis ojos para ver un par de zapatos caminar hacia mí.. Podía ver a la amarilla línea divisoria desapareciendo lejos de mí. definitivamente. tratando de hacer ver a aquel al que le pertenecían que yo estaba bien. como causa de lo que sucedió. Moví hacia abajo mis ojos hacia abajo al capturar el movimiento de algo. Más asfalto. y parecía como si la parte de la articulación de mi dedo pulgar hubiera sido comida por un gato hambriento. Intenté mover mi brazo derecho. Eran los dedos de mi mano izquierda.. con la esperanza de que no iba a empezar 84 . alguien que no mostraba sus pies muy a menudo si llevaba calcetines blancos con estos pantalones y zapatos. pero en cambio. pero encontré que no ocurría nada. con cordones negros. Mi pie izquierdo podía contraerse con la orden. mientras comenzaba a deslizarse más allá de mis dientes y de mi boca. Éste era. Podía decir que la uña de mi dedo índice había sido arrancada. Se veía como parte de la bicicleta. excepto por un objeto deforme que salía de un agujero cerca de mi muslo. una tos atroz tomó el control y sentí salir una burbuja de sangre. Sólo necesitaba un poco de ayuda. Mis ojos estaban fijos en el asfalto de la calle. degustando su sabor metálico. y podía mover los dedos de mis pies dentro mis zapatillas. Moví lentamente la cabeza hacia abajo para ver cómo se veían mis piernas —el esfuerzo hecho me dejó sin aliento mientras el dolor me atravesaba. Ahora todo me empezaba a doler. Miré hacia arriba. que no oí el coche hasta que probé la sangre de mi boca. Hice un inventario silencioso de todas las partes de mi cuerpo que podía mover. Comprobé mi voz una vez más. Los zapatos se alejaron. Eran zapatos bonitos. Mi pierna izquierda parecía estar bien. y el propietario de esos zapatos llevaba puestos calcetines blancos debajo de esos pantalones. Oí el sonido de un crujido y después sentí el golpeteo de rocas sobre mi cabeza y espalda. Los pantalones que rozaban las puntas de las lengüetas eran de lana gris. Intenté decir algo. y podía distinguir las pequeñas rocas de asfalto que se habían desprendido durante años de deterioro. los zapatos habían desaparecido. los colores de la pintura parecían pertenecer a la bicicleta.Estaba tan absorta en mis pensamientos. Pero ellos siguieron alejándose y pronto. Algunas de ellas caían frente a mis ojos. Los estaba moviendo sin darme cuenta de ello. Hubiera sido cómico si no hubiera sabido que el incómodo ángulo en que mi pierna derecha estaba posicionada era una clara indicación clara de que estaba rota. Quien fuera el propietario de esos bonitos zapatos marrones simplemente se había marchado conduciendo. empezaban a sangrar. y me había dejado sangrando en la carretera. Por lo menos. mi mejilla besando su helada negrura.

nunca habría tenido la motivación para seguir adelante.. Ayuuuuda. sus ojos verdes llenos de calidez y risa. formándose en mis pulmones. La tos empezó de nuevo.a toser de nuevo.. Extrañamente. incluso. es lo que se supone que ocurre cuando te estás muriendo. ella me había proporcionado un extraño consuelo. En lugar de intentar. Él me había levantado para bailar. Parecía haber algo presionando contra mi pecho. que estaba sonando en el equipo estéreo de su padre en el sótano de su casa. Vi a Graham. Esa única hora de cada día eran como unas vacaciones del resto del mundo. seguido de un golpe de inmenso dolor bajó por mi lado derecho. quizás aliviando de esa forma la presión que tenía. 85 . muy mal. ¿cierto? Vi la cara de mi padre. suspiré y me imaginé las caras de las personas que habían sido importantes en mi vida. nunca habría podido llegar tan lejos como lo había hecho. Yo habría odiado eso. sus sonrisas y sus ánimos siempre habían sido simplemente lo suficiente para mantenerme en el camino correcto. Respiré hondo y lo intenté de nuevo—. causándome que acabara de nuevo sobre mi cara y mi estómago. y estaba empezando a dolerme cada vez que respiraba. me di cuenta. aunque sólo lo hubieran sido durante breves períodos de tiempo —después de todo. Había sido la primera semana de verano. sin parar hasta que me estuve riendo y cantando con él. Y. con la esperanza de que alguien fuera capaz de escucharme. con las manos colocadas sobre un vientre plano que estaba conteniendo a su futuro hijo. sonriente y feliz. pero un repugnante crujido. sabiendo que sin ello. por no tener que aguantar todo un día absolutamente sola. Sólo me arrepiento de no haber sido capaz de decírselo. —Ayuda —gruñí. hace apenas unos meses. Él estaba mirando a Janice. A pesar de que apenas nos conocíamos la una a la otra. Este era. Fue apenas audible. No oí nada. de averiguar esa parte. sola. con la esperanza de que estaba en una zona en la que alguien pudiera hacerlo. inútilmente. y con cada atroz movimiento. Víctima de. Vi las caras de mis profesores favoritos. el dolor recorría mi cuerpo y la sangre salía a borbotones de mis labios y mi nariz. a pesar de que yo lo apreciaba cuando ella estaba allí. Utilicé mi mano izquierda e intenté rodar un poco en mi espalda. no me había dado cuenta de que estaba realmente agradecida por ello. Por lo menos él no estaría solo. vi el rostro de Stacy. con amor y alegría en sus ojos. La visión desde esta mañana en el desayuno resumía su relación bastante bien. excepto mi propia respiración entrecortada. Moriría en la carretera. haciendo que pareciera una marioneta epiléptica. impacto ¿qué? ¿Un No y una caída? lo sabía y probablemente nunca lo sabría. cantando. una canción de Jim Croce.

Estaba lista. apareció en mi mente. finalmente. y pude sentir algo más que calidez fluir a través de mí mientras le devolvía la sonrisa. porque esa sonrisa. podría hacerlo en cualquier momento. De repente me sentí triste ya que no podría pasar el resto de mis días mirando fijamente a sus ojos. Todo lo que había hecho lo alejaba de mí. que le hacía feliz. y me sentía tan ligera. El tiempo se estaba agotando. las trompetas.Entonces la imagen se hizo borrosa. porque a pesar de toda razón y lógica. No lloraría más por él. y yo sabía lo que me hacía muy feliz.. pero me di cuenta de que finalmente me merecía ser feliz. Los ángeles. La sonrisa de Robert llenó mi cabeza. y parpadeé para alejar las lágrimas que se habían formado ante el dulce recuerdo que ahora sólo significa algo para mí. podía sentir. que la presión que me estaba abrumando parecía simplemente alejarse.. y me arrepentí más que de cualquier otra cosa que hubiera hecho o dicho. también. Podría haber ocurrido un poco tarde. 86 . Esperé a lo que fuera que viniera y me llevara lejos. lo que fuera que se suponía que vendría. pero líquidos y espumosos en un rostro tan dolorosamente hermoso que las lágrimas. Ojos plateados. la luz. y definitivamente no mientras me estaba muriendo. resolví. no tanto como el frío acero que habían sido en mis sueños. sólo calidez y alegría. Y entonces el rostro que no había esperado. No había dolor ahora. ya había llegado a interesarme por él muy profundamente. Estaba sujetando mi mano de nuevo. se liberaron y comenzaron a fluir. pero que quería ver. Simplemente había querido conocerlo. o escuchando su voz en mi cabeza. Cerré los ojos y suspiré.

. había sido una mentira.. La policía está aquí.Héro e Traducido por masi Corregido por Obsession ¿No se suponía que tenía que haber alegría y baile y alboroto? ¿No debería ver los rostros de la gente que había perdido. porque no creo que tu padre esté muy cómodo con la idea de que hable contigo cuando no está seguro de quién soy.. exactamente Podía oír los sonidos aleatorios de una radio de la policía.. Grité. y en ese momento sentí todo el dolor que había sido bloqueado de mi mente. así que dónde estaba todo el mundo? ¿ 87 . así como tu padre. ¿No estoy muerta? ¿Cómo estaba. esperando conmigo para mi. y las diferentes conversaciones que ocurrían a mí alrededor. que yo no había oído durante casi un mes. Estoy en tu cabeza. Él había prometido que nunca sería herida ni que se burlarían de mí de nuevo. y resultó que era un mentiroso. Gee. y yo supe que él tenía¿por razón. Pero Él había hecho todo lo posible por evitarme en la escuela. si no estaba muerta? ¿Y por qué estaba en mi cabeza? Estamos esperando a que llegue la ambulancia. la única que había frecuentado los momentos en mis sueños donde no podía ignorar la forma en que se había sentido mi corazón. Risas. ¿Por ehm.. las personas que estaban esperando a que yo llegara? Y entonces lo oí. El reconocimiento de eso me obligó a ponerme más rígida. simplemente creí lo que me había dicho. Todo lo qué estaba aquí? que me había dicho acerca de que nadie podría hacerme daño ya. Abrí los ojos. E l viaje al otro lado estaba llevando un tiempo. paseo? No estás muerta.. Yo sabía que no me había perdido. qué estaba allí. Una risa muy familiar.

colocados casi deliberadamente para demostrar el contraste de texturas duras y blandas. Estabas sangrando intensamente. ¿Hemorragia interna? ¿Otras lesiones? ¿Curada? Si yo estuviera curada. cariño. y la preocupación en su rostro se convirtió en la cosa más hermosa que jamás había visto. la ambulancia Papá! estará aquí muy pronto. Un foco que se había dirigido hacia mí estaba cegando su cara de mí.. Parecía como si estuviera en un foco de luz de Navidad. las uñas de mis dedos estaban todas allí. de pie cerca de algo en el suelo que parecía una obra de arte abstracto. Todo lo que estaba fuera de la pequeña área periférica estaba oscuro. ¡eso dolía! Hice una mueca. Junto a ella estaba mi bolsa de libros. izquierda. está bien. extendiendo su mano para sostener mi mano Yo la miré.. sus ojos de acero ya no lo eran más. y algunas de tus otras lesiones se curaron como resultado de eso. estoy aquí. con destellos de luces azules y rojas. calor y frío. ¡—. como si quisiera salirse de mi pecho e ir hacia él. La herida que había estado en mi nudillo se había ido. Sólo aguanta. ¿Robert? Y entonces la figura se apartó del oficial y se dirigió hacia mí. Tuve que parar la hemorragia interna. y podría haber jurado que hasta mi pelo dolía cuando lo hizo. hermosa en su deformidad. cubriendo la mano con la suya.. empecé a centrarme en el caos que me rodeaba. de metal y tela. ¿por qué estaba sintiendo tanto dolor? 88 . inclinándose fuera de la luz para que yo pudiera ver su rostro. Emoción genuina. pero inmediatamente me rodeó. los latidos de tu corazón eran muy débiles. dijo en voz baja.. confundida. ¿Hiciste esto? Él asintió con la cabeza. Entonces. Había un tercer agente de policía de pie a mi izquierda. acunada por la suya. Pude ver a varios policías en frente de mí. Él estaba hablando con alguien a quien no podía ver. ¿Suya? ¿Cómo estaba tan segura de que esta persona era él? Llegó antes de que incluso me diera cuenta. Gemí.—¿Grace? —gritó una voz tensa. como si quisiera esconderla de mi vista. Y maldita sea. Grace. y luego la giré para mirarla de nuevo. Gee. La necesidad de estar segura. tratando de no gritar de nuevo porque su reacción no me hacía sentir mejor. ¿de acuerdo? Él me apretó. real y justo en frente de mí. algo que era brillante. Sentí que mi corazón se sacudía hacia adelante. apretando los dientes.

Estaba agradecida de que estuviera aquí. su voz atormentada y temblorosa. como si apartara una manta sofocante. Si Robert aquí no hubiera bajado con su moto por este camino. impacientes por empezar a hacerme preguntas sobre lo que había sucedido. con sus rostros ansiosos. Papá. ¿Por qué había comenzado a significar tanto para mí en un lapso tan corto de tiempo? ¿Por qué podía afectarme de una forma que nadie más podía hacerlo? ¿Ni siquiera Graham? Me agarró ¿Me creerías si te digo que me hago las mismas preguntas? la mano.. incapaz de contener sus emociones. pero no dañó el hueso. El dolor en mi pierna estaba empezando a incrementarse.No estás completamente curada. 89 . Miré a los policías que nos rodeaban. y creo que conseguí que tu nariz se pusiera derecha. Suspiré.. Tu muslo izquierdo fue empalado por parte del manillar de la bicicleta. pero fui capaz de sacarte del asfalto. e inhaló unas cuantas respiraciones profundas. ni por qué. ¿Cómo me encontraste? De repente su rostro se contrajo. tu pierna derecha se ha roto por tres lugares. no sé lo que. Van a ser muy desagradables algunos moretones en tu cara. Pude ver el recuerdo en su cabeza. Tienes desgarrones en el hígado y el bazo. y la extendí hacia Robert. ¿Dónde estaba la ambulancia? sentía muy cerca de ser un adicta a analgésicos por la forma en que Me mi cuerpo se estaba sintiendo en este momento. asintió con la cabeza y empezó a llorar sobre mí. —Me salvó la vida —susurré. y me retorcí por la presión del mismo mientras se extendía hasta mi abdomen. Robert te encontró y llamó al 911. —Fuiste atropellada por un coche. Tienes más daños de los que podría tratar antes de que llegara la policía. sosteniéndola una vez más entre la suya y el dolor se disparó fuera de mi cuerpo. tratando de recuperar la compostura—. Grace. Yo no iba a preguntarle cómo había hecho esas cosas. Tu brazo derecho está roto por dos lugares. —su voz se quebró. sin darse cuenta de la conversación tácita que ocurría entre nosotros dos. escucharlo como si se tratara del mío propio. Un atropello y fuga es lo que la policía sabe hasta el momento. Retiré la mano del agarre de mi padre.. aunque sólo fuera por la comodidad de poder tocarlo. llorando como un hombre adulto en presencia de otros hombres adultos: reservado y silencioso con sólo algunas lágrimas excepcionales y respiraciones roncas y temblorosas. creyendo que él sería capaz de ayudar a aliviar mi dolor. y tu muñeca está destrozada. Mi padre. sobre lo que yo recordaba. Ignoré por completo el gruñido de disgusto de papá. quitó la mano de Robert y empezó a contarme lo que pasó..

mis quejidos cuando mis pensamientos se volvieron demasiado turbios por el dolor. Él me miró a la cara. Él estaba mirando a los órganos internos rotos que estaban esparciendo líquidos en mi cuerpo. y su rostro estaba lleno de confusión. dejándola caer al suelo detrás suya mientras corría hacia mí. Pronunció una palabra extranjera que no pude reconocer.Él me había oído gritar pidiendo ayuda. Saltó de su moto. aligerando el estrés y la tensión de mi corazón para que aún pudiera evaluar el daño hecho a mi cuerpo. a mis ojos. Pero la que vi a través de sus ojos no era yo. Él estaba en el aparcamiento. Erica su voz. pasando sus manos por mi lado izquierdo.. viendo su ritmo cada vez más lento. mientras su voz le decía que se había dado cuenta de una cosa urgente que tenía que hacer. fragmentos de los cuales habían atravesado el pulmón. mientras luchaba por mantener el ritmo. luego la besó. Un gran resplandor desde su interior pareció cegar mi 90 ... —Gracias por la comprensión. Le dijo que la llamaría más tarde esa misma noche. drenando lentamente la fuerza de vida de dentro de mí. pero podía sentir que yo no estaba cerca. deteniéndose cuando el olor de la sangre le dio una bofetada en la cara. Al menos. Él estaba mirando debajo de ella. Sólo podía ver mi espalda al principio. Pudo oír mi grito de ayuda. corriendo hacia el sonido de mis pensamientos. Uno que me era demasiado familiar. Ella tomó su mano. no era yo con piel. y luego se arrodilló frente a mí. Él trató de distorsionar la visión ahora. Ella hizo un sonido de pucheros quejumbroso. Y. llevándolo lejos de mí. tendida sobre mi pecho. con —dijo admiración en su tono. Pero antes de que pudiera apoderarse de mí otra vez. llamando a un taxi para Erica desde su teléfono móvil. pero cedió. Él estaba tomando el dolor. mi hombro dislocado. Él estaba mirando mi corazón. palmas sudorosas por primera vez en. inmovilizándome. él puso sus manos en mi cara. mirando mis huesos rotos. Los restos mutilados de mi bicicleta estaban parcialmente entre mis pies. él estaba con otra persona. El dolor lentamente comenzó a regresar. Estaba preso del pánico. volviéndolo todo difuso. Él me encontró. Me solté de su mano. pero fue acompañado de un tipo diferente de dolor. Él sabía que yo sufría una cantidad terrible de dolor. y tomo mi mano. pero él no pudo oír mis pensamientos. cortando la visión que supe que sólo podía ver porque nos estábamos tocando. y sonreí. y él la sostuvo. mirándome. y después estaba montado en su moto. casi reverente. Lo había escuchado desde muy lejos.. tirada en el pavimento. ¿sus Él siglos? escuchó mis gemidos. y me miró a los ojos. Mi brazo derecho estaba torcido hacia fuera detrás de mí.

cuántos años tenía. En un torbellino de actividad. la ambulancia está llegando —dijo papá en voz baja. pero por ahora. mi cuello estaba envuelto en un aparato ortopédico. y sentí una inmensa sensación de alivio ante esas palabras. Dejé que la sostuviera. ver las últimas imágenes que había tenido de él. Yo no sé por qué. concentrándose. dónde y qué me dolía. Miró mi pierna herida por donde el manillar de la bicicleta sobresalía. Él no sería capaz de montar conmigo en la ambulancia: ese privilegio pertenecía a mi papá. 91 . No sabía cómo de desesperada había estado hasta que las escuché. El ángel ganó. y yo tenía miedo de que si continuaba. estaba asombrada. y alcanzó de nuevo mi mano. Fueran cuales fueran sus razones para estar esta noche con Erica. respirando lentamente. y cuando me preguntaron si tenía algún dolor. Puso su mano libre en mi abdomen. la sangre absorbiéndose. tomó su teléfono celular de su bolsillo y marcó el 911. dijo la Estaré justo detrás de la ambulanciavoz en mi cabeza. Él había llamado al 911 para salvar mi vida. hasta que él las dijo. escuchó al operador que le dijo que la policía estaría de camino. . Poco a poco. donde el paramédico cuya tarjeta de identificación ponía Foley comenzó su ronda de preguntas acerca de mis lesiones. pero él había llamado a mi padre para salvarlo. respondí que sí. Quería quitarlo. Despedía un calor increíble.visión por completo. Estaba arrodillado allí conmigo mientras explicaba dónde estábamos. mirando cómo se aproximaban las luces rojas intermitentes. una vía intravenosa fue insertada en mi brazo. Robert quitó sus manos de mi cara. y luego colgó para llamar a mi padre. eso era más que nada de lo que jamás hubiera pedido de él. yo estallaría en llamas. —Grace. Luchó consigo mismo sobre ello. rodé para un lado y luego al otro mientras era colocada sobre alguna superficie increíblemente incómoda. Podía sentir los huesos reparándose. no eran más importantes que encontrarme y salvar a mi familia. Él la dejó. Me di cuenta de por qué Robert me había dicho que le dijera a los paramédicos que había sido por el dolor cuando comencé a sentir la presión de mi cuerpo otra vez. Una vez más. cuánto pesaba. y así sucesivamente. Una batalla del buen ángel contra el mejor ángel enfurecido sobre su hombro. los desgarros curándose. porque esa voz maravillosa que estaba en mi cabeza ofreciendo palabras de consuelo me lo dijo. yo fui examinada. Fui levantada en una camilla y luego fui empujada dentro de la parte trasera de la ambulancia. Él podía ver la cara de mi padre en mis pensamientos.

Podía oír las viejas ruedas dentadas girando en su cabeza. Él había puesto sus codos sobre sus rodillas. mis párpados se sentían sobrecargados. una mano sobre la otra.. no eches a Robert. sabía que no tenía nada que ver con mis lesiones o el atropello y la fuga.. empezaban a hacer su magia por todo el cuerpo. —Así que. Robert estaría allí para responder a mis preguntas. Emití mis pensamientos. Grace. —Sí. Por lo menos. descansándolas bajo la barbilla. no voy a dejarte. pero hay algo en él que me molesta. Sabía que en cualquier momento estaría dormida. Uno menos. dirigiéndolos hacia él. pero no me siento cómodo con la idea de tú y él. bastante bien. Voy a estar allí cuando te despiertes. Bellegarde. ¿él es el amigo que te dio esa camisa? ¿Cómo lo conociste? ¿Cuál es su apellido? ¿Cómo de bien lo conoces? Yo sabía que tenía que salir de esto de la forma más rápida que me fuera posible.. Te lo prometo. —Cariño. No estaba segura de cuánto tiempo iba a durar este momento de amistad y tenía que asegurarme de que nadie a mí alrededor hiciera nada para acelerar la secuencia. así que le di la respuesta más rápida y más corta que pude. mi padre comenzó el interrogatorio. 92 . pero asintió con la cabeza. Me sentía muy mareada y aturdida. No te preocupes. —Papá. y lo necesito en mi vida en este momento. —Le debo mucho por lo que hizo esta noche. —Él es mi amigo.Tan pronto como las puertas de la ambulancia estuvieron cerradas y nos estábamos dirigiendo hacia el hospital. ¿podemos no hablar de esto ahora? Los medicamentos para el dolor que me habían inyectado por la intravenosa. ¿de acuerdo? —supliqué. preguntándome si podía ¿Robert? oírme con el sonido de la sirena y la moto combinado. El rostro de mi padre no parecía mostrar un debilitamiento en cualquier opinión que se hubiera formado acerca de Robert. Sabía que sonaba desesperada. lo estaba. Podría oír tus pensamientos en medio de un concierto de rock. —Papá. papá.. me miró y suspiró. finalmente. Como si supiera lo que estaba pensando. No sé que es. estoy muy agradecido por lo que este chico Robert hizo por ti esta noche. y preguntándose qué era lo que le causaba que mirara de esa forma. la escuela. pero en realidad. pero necesitaba estar seguro de que cuando me despertara. porque por alguna razón. Gee. Él tenía una línea sombría en su rostro y no me gustaba exactamente lo que eso significaba. n. Falta otro. puedo permitir que se quede con nosotros en el hospital mientras que te revisan.

Suspiré contenta. debilitándome hacia la apacible oscuridad. y dejé que las drogas se hicieran cargo de mi conciencia. 93 .

Escuché el crujido del asfalto bajo unos zapatos bonitos y caros de cuero marrón. Allí no había nada que probara que había sido golpeado por detrás por un vehículo que no fuera el hecho de que yo lo había oído irse. o el golpe de mi cuerpo contra el capó o en el lateral de un vehículo. no! La muerte. tenía su mano negra en la mía. olores. sobrenatural que induce al cese de la vida. ¡Oh. No oí el chirriar de los neumáticos. dejándome atrás. Pero no oí lo que me golpeó. Podía oír la sangre a borbotones saliendo de mí. se intensifican por el vacío sin nada más que la visión de mis sueños. no para mi mente. otros tienen sueños que son muy apacibles y sin sentido. después de ser golpeado. 94 . mis gruñidos y mi respiración más lenta. Algunos no sueñan en absoluto. y la muerte. Lo era porque la pesadilla cambió todo eso. Las únicas constantes son la sensación de dolor.. Podía oírla salpicando hacia el asfalto. y la habilidad para sentir todo.Admisión Traducido por kuami Corregido por cYeLy DiviNNa A lgunas personas tienen los sueños muy vívidos. y no me dejaba ir. mis gemidos. Y la pesadilla sólo reforzó el hecho alterando ligeramente estos detalles desconocidos de modo que fuera siempre diferente. Vi a extrema cámara lenta cómo mi cuerpo era doblado y retorcido. el leve sonido del de las tic-tic-tic piedras que se habían desprendido del asfalto cayendo a mí alrededor. Yo no le dejaré. Yo era una de estos últimos. con colores luminosos. de abandono. descoloridos. Yo podía oír mis gritos. Todos los sonidos se magnifican. siempre inesperado y siempre aterrador. sabores. Me desperté bañada en sudor. llanos.. Oí que mis huesos crujían y se quebraban cuando aterricé en mi lado derecho como un cisne que se zambulle bajo un elefante. No la muerte proverbial de cruzar y liberarse. Y se hizo el negro silencio. y el sonido de los neumáticos.

Mis ojos se apartaron de él. Todos ellas profundas en la forma en que me habían afectado. casi parecía sopesar si quería o no tocarme. la cara que había estado en mi pesadilla: el rostro de la muerte. en la forma en que ahora veía la vida que había casi perdido. Los medicamentos para el dolor en mi vía intravenosa no me iban a proteger de este tipo de dolor.La bata de hospital que cubría mi cuerpo estaba empapada en sudor. pero hice todo lo posible para hacerle saber que me sentía aliviada. de la pérdida de mi auto-estima. ahora desesperados por encontrar la cara que había prometido estar allí. pero nada podía hacer con eso. Fui a buscar algo de comer. y agradecida de que él no hubiera elegido dejarme después de todo. Nada puede. Me ¿Ronquidos? volví hacia ese sonido y vi a papá dormido en una silla al lado de la cama del hospital. Extendí mi mano izquierda hacia él. 95 . la pérdida de mi amistad y el amor de Graham. sin querer que él tuviera que hacerlo por miedo a herir mis sentimientos. Me concentré en los sonidos a mí alrededor. Dolía mucho. dándome cuenta de que mi brazo y la mano derecha estaban completamente encajonados en yeso e inmóviles a mi lado. Era como si la humedad de mi cuerpo se hubiese irradiado hacia arriba y recogido allí. Sonreí feliz de sentir y oír esta intrusión en mi mente. inseguro. mi propio grafiti genético personal. sentí el tirón interior de mi cuerpo cuando trató de protegerse. e incluso la pérdida de cualquier tipo de la relación que tuve con él. Las líneas de preocupación que se habían grabado en su rostro y la preocupación por mí habían desaparecido y pude ver los restos del joven que se había casado con mi madre hace muchos años. excepto él. acondicionado. La retiré. porque significaba que realmente estaba aquí. Dolía. la puerta a mi habitación del hospital se abrió y él estaba allí. y tu padre estaba aquí. a partir de la pérdida de mi mamá. Y entonces. No. Pero¿cómo podía él tener la cara de la muerte cuando él me había salvado la vida? Yo lo racionalicé como la representación de todas las pequeñas muertes que había sufrido en los últimos años. Mis ojos estaban mirando fijamente una húmeda mancha de color en el techo. como si fuera un sueño. El sonido que salió de mi garganta cuando le vi no se parecía a nada comprensible. No pensé que te despertaras tan pronto.Pitidos El zumbido del aire . él no era ninguna muerte. Todavía estabas dormida. las sabanas debajo de mí también. extasiada. Sonido de pisadas en un pasillo. pero él o no estaba aquí. Él lo miraba. era confuso y patético.

explicarte por qué estaba con Erica? Lo miré.. Gracias por quedarte. pero no podía detener la sensación cada vez de mayor calidez que me estaba llenando con sólo tenerlo a mi lado. Me tensé… una reacción automática a la duda que sentía por sus¿Cómo palabras. Ya sé de tus propios recuerdos lo que pasó.. me sentía genial en este momento.Él miró a papá. que fue doloroso para ti? Tú fuiste el que me excluyo. mientras que la otra alcanzaba mi mejilla. no poder hablar contigo en las últimas semanas. y parecía estar luchando consigo mismo. Necesitaba saber la verdad. Me habría quedado incluso si no me lo hubieras pedido. El que deliberadamente me apartó de su camino. Él me miraba.. Me tomó la mano y la colocó entre una de las suyas. Puede que fuera doloroso para ti. asintiendo con la cabeza a sí mismo antes de venir a sentarse a mi lado en la cama del hospital. No tenía derecho a hacerlo. Era porque no puedo. magullada. Todo de la misma. ¿Cómo te sientes? A pesar de estar rota.siento profundamente haber sido la causa de gran parte de Grace. y vio que todavía estaba dormido. Y él también lo sabía. tu dolor. No después de lo que había hecho por mí. Especialmente a Erica. y golpeada por un billón de sitios..Gracias por mostrarme esta noche la verdad. Asentí con la cabeza. Me preparé para el resultado de esta batalla. Pero ¿qué pasa con él? 96 . que él supiera que le agradecía lo que estaba haciendo Quería por mí. dolor e ira quemando sus acusaciones en mi cara. Gee. Tu mente está llena de muchos pensamientos confusos. Sí o no él sabía que era sobre todo debido a su presencia. No le iba a preguntar sobre Erica. Cuando me preguntaste lo que yo era. Pero la necesidad de conocer la verdad era demasiado abrumadora. Si yo hubiera podido hacerlo. tuve que alejarme de ti. ¿puedo. habría cruzado los brazos sobre el pecho para enfatizar cuán molesta estaba. puedo decirte. Robert. Estaba con ella porque necesitaba saber más sobre lo que pasó con Graham y que te había causado tanto daño. pero fue un infierno para mí. Y realmente no te vi sufrir cuando tenías alrededor a Becca y a Erica. yo no sé. Robert parecía afectado. con cautela. ignorándome. que no quisiera contártelo. como si deliberadamente estuvieras tratando de olvidar algo. Tu seguridad es mucho más importante para mí a que tú sepas la verdad. y luego pareció tomar una decisión. Fue doloroso. uno tras otro. No era porque no quisiera decírtelo.

Mi mente se llenó con los colores danzando en el fuego: rojos. Te he mantenido ignorante porque sabiendo quién y lo que soy es peligroso para los de tu tipo. peluda. Asentí con la cabeza. demasiado temerosa de que me contara más. Sin embargo. siempre y cuando eso significara que se quedaba conmigo. Sus orejas eran extremadamente grandes. y temía estar gritando en silencio confundiéndole. Y entonces. y luego apareció.Llámalo mi necesidad de saber más de ti. pero debes ser tú quien decidas querer saber más de mí. su voz llegó. blancos y azules. acercándose furtivamente a ella. aparentemente tratando de protegerse de las lengüetadas de las llamas. entendiendo cómo se sentía. dispuesta a escuchar todo lo que tenía que decirme en este momento. no creo que podamos continuar nuestra amistad sin que tú sepas más sobre mí. esa necesidad de saber más. En medio del fuego había una mujer. amarillos. con su mano sosteniendo la mía. Finalmente. naranjas. No puedo explicártelo todo. casi con la apariencia de un lobo. las cosas que te he mostrado. no caminando. y saber de que manera una persona puede desagradarte. pero sin rascar la superficie de la verdad. Era un hambre en los dos. Ella tenía una mano ensangrentada tendida a un ser invisible. que estaba gritando en un idioma que no entendía. porque no quiero ser ese tipo de persona. Debes pedirme que te lo diga. por debajo de la ropa desgarrada y rota. me atrapó en mis recuerdos sobre ti. Y no niego que. Y es una prisión de mi propia creación. y esa necesidad… me atrapó. Desde algún rincón oscuro. pero sobre todo para ti. Me agobié por esta necesidad de saber más de ti. Asentí con la cabeza. Él oyó estos pensamientos y sonrió. el objeto de su atención hizo un sonido bajo y gutural. Pero todo me había hecho preguntarme que me habría preguntado él a mí si la situación se hubiera invertido. Su hocico era 97 . voy a sufrir con mucho gusto si no me aceptas de nuevo en tu vida. Su dedo pulgar acarició mi mejilla.. su otra mano estaba en su estómago. inclinándose y girándose hacia cualquier sonido que se considera digno de mención. las imágenes empezaron a llegar. Últimamente has estado ocupando muy a menudo mis pensamientos. las cosas que has visto. son sólo indirectas de quién soy. a sabiendas de que había oído los pensamientos que corrían por mi mente. maltratada y golpeada. Gee. enviando una corriente cálida disparándose fuera de mi cuerpo. él? ¿Y alguna vez ¿Qué era averiguaría? ¿Cómo podría sentir tanto por alguien lo no saber quién era más allá de su y nombre? Le miré. Su silencio era sepulcral. de lo que soy. mirándome con los ojos fijos en mi misma. No. Era una criatura grande. su vientre pesado con el niño. caminando tranquilamente por las llamas..

Cerró los ojos y empezó a decir algo para sí misma en un idioma extraño. y pronto. Su canción poco a poco llegó a su clímax cuando se produjo el ataque. que parecía casi burlesco. masticó un agujero cuidadosamente en el abdomen de la mujer ya muerta. casi renuente. ―Quoniam angelis suis mandabit del te ut custodiant te en el tuis de viis de 1 ómnibus .largo. Su cabeza se volvió más pequeña. hacia la mujer. Frenéticamente. Rápidamente. femenina. un monstruo en todos los sentidos. revelando el brillo perlado de la piel del color de la luz de la luna. cortando su canción con un tremendo gruñido. casi con desesperación. pero familiar. cubiertos con las manos tan pequeñas y elegantes. con los ojos brillantes de lágrimas que reflejaban la luz de las llamas a su alrededor. La espalda de este monstruo no era lo que yo esperaba. con los ojos cerrados y su cuerpo balanceándose suavemente. por lo mucho que estaba cantando. Continuaba hacia las orejas.. su voz una extraña mezcla de alegría y tristeza. el estallido de la madera dejó de llenar mis oídos. La criatura se abalanzó sobre su cuello. las llamas parecían estar satisfechas con el sacrificio. Ella no tenía dónde ir. Horrorizada. pero su mandíbula. 1 Extraído del salmo 91 de la Iglesia católica: a los ángeles les ha ordenado que te escolten en Pues todos tus caminos. Cuando sus dientes continuaron con su misión. pero rápidamente se adelantó de nuevo cuando sintió los lametazos de las llamas en su espalda. vi como abría su boca. lo que le permitía abrir su boca en unos ciento ochenta grados. fui testigo de la transformación. parecía estar royendo. cuando la voz de esta mujer de repente se convirtió en el punto focal de la visión. Pero la vacilación no duró más que un instante.. Al igual que una serpiente muda de su piel vieja. parecía estar dudando. llegando a un punto redondeado en su nariz. La piel cayó como fuera la lluvia cubre un tejado. Era suave. la piel cayó para revelar un cabello. la mujer yacía inerte en el suelo. también lo hizo la criatura.. Podía haberle partido el cuello en un solo movimiento. cualquiera que fuera el motivo por el que había venido. El sonido de las llamas del chisporroteando parecía ser silenciado. Ella no estaba hablando. y cualquier acuerdo que ella había hecho con esta criatura era ahora un hecho. Las patas se desmembraron del tronco para convertirse en largo brazos. Tenía las dos manos sobre su vientre. La mujer dio unos pasos hacia atrás. como se demostró cuando dejó escapar un fuerte ladrido. no acababa cerca de la punta de sus ojos como en la mayoría de los caninos. como si fuera a tragar todo el estómago. la criatura se dirigió hacia el vientre de la mujer. acunándolo mientras cantaba su canción melancólica. sinuosos.. pero en cambio. elástica. 98 . largo y negro como un cielo sin estrellas.

Es la hora―le dijo ella con un fuerte acento inglés. en las largas garras rojas cubiertas de sangre.) Se puso de pie. y sacaron un precioso niño que había estado allí protegido. el fils del mon. cuando sus uñas se convirtieron. para siempre. Las escenas de un hombre joven en un pueblo pequeño llenaron mi cabeza entonces. La mujer tomó las telas de lino y las colocó debajo de ella. como para proteger la colcha de abajo. agua en una jarra. confortándolo como si pudiera borrar de sus primeros recuerdos la muerte de su madre a manos de aquel que ahora lo abrazaba. descubierto por los dientes del monstruo. Ella la tomó y abrió su boca. tirando de él ― dentro de ella. recogiendo las cosas rápidamente de todas las esquinas de la pequeña casa. sus dedos lentamente frotando arriba y abajo de la línea oscura que se extendía desde el ombligo hasta el vértice oscuro debajo de ella. algunas telas de lino. Ella ofreció sus brazos cuando él caminó hacia ellos. su bonito pelo oscuro y sus ojos grises contrastaban con los verdes y azules brillantes de la fauna circundante y el cielo. La muerte nunca te tocará . y ella puso la cabeza del hacha entre sus dientes. arrullándole. (hijo mío. Sus manos se trasladaron a su vientre. que finalmente exigían su premio. él se arrodilló. llevando en sus brazos un recipiente de barro. La No llores. Como lo había hecho en su otra forma. 99 . extendiéndolas hacia afuera. entregándole el hacha mientras lo hacía. con una tela de lino reservada a su lado. La mort ne vous touchera jamais. y lo que parecía la cabeza de un hacha. Ella le acarició la cabeza con ternura. Su rostro angelical sonreía mientras caminaba hacia una mujer que estaba en la puerta de una pequeña casa de campo. sujetando con fuerza hacia abajo. en una lengua que era muy familiar para mí. y él asintió con la cabeza. Ella se dejó caer sobre la colcha y puso sus manos encima de su barriga desnuda. y se alejó de las llamas. El joven se acercó a ella entonces. y ahora acunado por sus brazos.Esas manos se metieron en el vientre de la mujer ahora. La rivalizan que los maintenant del est vierten al votante de la de toujours. con su barriga grande con el bebé. vida es ahora tuya. abrazando y besando su barriga tiernamente. sosteniendo al bebé contra su pecho. con su largo y oscuro pelo moviéndose con la brisa fresca. en ciento ochenta grados. El joven vertió el agua en el recipiente y lo puso sobre la mesa junto a la cama. Él subió a la cama a continuación junto a ella. La mujer se acercó a una cama en la esquina de la habitación y comenzó a desnudarse. ―Ne pleurez papás. con una voz que era tan bella y melodiosa. Y entonces el monstruo habló. Ella sostenía al bebé contra su pecho. me entraron ganas de llorar.

La oscuridad se hizo cargo del cuarto. Dejó caer su mano de mi cara entonces. se rasgó su abdomen abriéndolo. feroz. regresó al abdomen ya vacío de la mujer. el joven sacó un cuchillo y comenzó a trabajar en el útero.. un escalofrío atravesó por su cuerpo mientras continuaba rezumando el líquido oscuro y viscoso en la ropa debajo de ella. Gee. Me aferré a él como si mi vida dependiera de ello.De repente. Mientras que aún sujetaba a la bebé.. El sol se ponía. saltó de la cama con la gracia de un gato. recién nacido cubierto de sangre. y de repente estaba rodeado por el brillo antinatural de la luz fluorescente del hospital. un grito primario desgarró su garganta. la cabeza del hacha se derrumbó un poco bajo la presión de los dientes. mis nudillos estaban blancos por la fuerza de mi esfuerzo al retenerlo a mi lado. y con un tirón final. y el nacimiento de tú. Dejando caer el cuchillo a su lado. El hombre joven puso la mano en su brazo. Una vez satisfecho de que estuviera lo suficientemente limpia para unirse con su madre. la habitación estaba oscura. ¿E… eres humano? Él negó con la cabeza. Parecía como que su vientre estuviera peleando con ella. y cerró las heridas abiertas con manos ágiles. Vio que la mujer se esforzaba en abrir su abdomen. él lo colocó en su pecho. 100 . De alguna fuente invisible.. El joven. ver su mirada interrogante. soplando sobre ella en voz baja. ni siquiera un monstruo de ficción sobre el que hayas leído. eliminando con las manos lo que parecía congelado en su lugar. que esperaba pacientemente junto a la mujer. ¿ qué no estás tratando de huir de mí? ¿No lo Por entiendes? No soy humano. sabiendo lo que él estaba pensando en ese momento. había abierto el vientre desollado. y aterrizó al lado del cuenco de agua.. con la mano sacó un diminuto. y él aún tatareaba. fue salpicado con la sangre espesa y negra que brotaba de la herida auto-infligida. porque él me preguntó sin decir una palabra. y ella estaba desesperadamente tratando de mantenerlo abierto. Él mojó la tela que tenía a su lado y procedió a limpiar a la niña que estaba retorciéndose. ¿Me estabas mostrando tu nacimiento. hermana? ¿De verdad tienes una hermana? Él asintió con la cabeza una vez. tarareando una melodía familiar. Los gritos de llanto de la bebé hacía tiempo que ya se habían calmado. Todavía podía escuchar la melodía que tarareaba en mi cabeza mientras miraba a los ojos de Robert. y trató de quitar la otra mano de la mía. cortando su delicado tejido abierto con demasiada habilidad para alguien de su edad. tratando de cerrarse sobre sí mismo. Rápidamente. Él se quedó mirando mi mano. Inclinó la cabeza y besó la herida.

He visto cosas peores en una película de Scorsese. Y en ¿Por qué debería huir de ti? cuanto a Robert, nunca podría pensar que fuera un monstruo de ficción. He leído muchos libros, y hay tantas cosas que tú podrías ser, pero, dudo que cualquiera de ellos sean monstruos. Él inclinó la cabeza hacia un lado, divertido. Bueno, gracias entonces, por favor ilumíname acerca de esas cosas que podría ser yo, para que pueda reducirlo al mínimo para ti. Mordiéndome el labio, me preguntaba qué me había metido. La última vez que había tenido una conversación similar a ésta, él se había retirado, y me evitaba como a la peste. Tenía que ir con cuidado. Bien, es obvio no eres un vampiro, y no hueles como si fueras un zombie porque imagino que ellos huelen mal y tú siempre hueles maravillosamente. Puedes ser un hombre lobo, ya que nunca te he visto después de una luna llena. ¿Es eso? ¿Eres un hombre lobo Él rodó sus ojos.
2 De acuerdo, así que no eres un hombre lobo. ¿Qué me?dices de un kelpie

Él se echó a reír. En voz alta, con el sonido tan fuerte que papá despertó. ―Grace, estás despierta. ¡Oh, gracias a Dios! levantó rápidamente y me ―se observo una vez más, asegurándose de que nada había cambiado en mí mientras yo ―. ¿Te sientes bien? ¿Necesitas algo? ¿Algo para beber? había estado inconsciente ¿Comer? ―Estoy un poco hambrienta. No he comido nada desde el desayuno. ―Le dije, recordando mi última comida. ― Papá miró a Robert¿Quieres algo, también? ―Una Coca-Cola suena bien ―respondió. Papá asintió con la cabeza y miró hacia mí―. ¿Qué te parece si consigo una hamburguesa y patatas fritas en la cafetería? Sonreí y mi estómago gruñó ante la sola mención de las grasientas patatas fritas. ―Eso suena muy bien, papá. ¡Oh¡ y una Coca-Cola, también ¡Por favor! ―Dos Coca-Colas y comida. En seguida regreso, estuvo de acuerdo. Vaciló un poco, ante Robert antes de finalmente dar la vuelta y salir. Viendo cómo se movía tan despacio, y cómo de hundidos estaban sus hombros, no pude dejar de preocuparme por él. Robert esperó hasta que la puerta se cerró, y luego se echó a reír otra vez. ―¿Kelpie? ¿Me ves cómo un caballo?
2

En las leyendas de Escocia es un espíritu del agua, por lo general tiene forma de un caballo y fama de causar ahogamiento o de advertir a las personas en peligro de ahogarse.

101

Volví la cabeza para mirarle y me sonrojé, mis pensamientos trajeron de regreso ―Sabes, no es que haya dicho tritón o algo así. Dijiste nuestra pequeña discusión. que no eras un personaje de ficción del que hubiese leído, pero yo apostaría que pensabas que no era una buena lectora. Se rió de nuevo.―Sé que eres inteligente, Grace. Esperaba que dijeras tritón, vampiro, incluso Frankenstein. Pero Kelpie me dejó fuera de juego. No muchas personas saben de ellos. Eso, y que creo que debería estar insultado. Me encogí de hombros. que no un Kelpie, ni hombre-lobo, ni vampiro, ni tritón, y ni Así Frankenstein, ¿correcto? Por lo menos eso reduce la lista. Todavía hay X-Men, la cosa del pantano, y mi personaje favorito, David Copperfield. Él no es humano, tampoco. ― Sus ojos estaban húmedos, de tanto reírse. Puedo asegurarte que David Copperfield es muy humano, aunque en un sentido amplio del término. Y si bien la idea de X-Men, sería interesante, soy mucho más frío que Wolverine y Cyclops combinados. ¡Ah! ¿La cosa del pantano? ¿Me ves tan desarreglado? ¡Eso es casi tan malo como lo del Kelpie! Su risa era contagiosa, y empecé a reírme con él. Él me miró, su sonrisa brillante y amplia… en realidad no hay otra palabra en el diccionario para describirla… perfecta, y lo que vi era tan impresionante, tan brillante, que me quedé sin aliento. Su rostro parecía irradiar luz, desplegándose a su alrededor como un halo, brillante, cálido y prometedor, una corona de luz que le daba una apariencia etérea y divina. No era un Kelpie. Ni un vampiro. Ni un personaje mutante de cómic o un mago humano. Lo que él era, en ese mismo momento, lo que había sido en todo momento desde que había puesto por primera vez mis un ángel. ojos en él, Él dejó de reírse entonces, al escuchar mis pensamientos, al saber a qué conclusión había llegado, al oír lo que estaba en mis ojos, en mi corazón. Su silencio, unido a la expresión de su cara me asustó durante un segundo interminable. que ¿Es eso lo eres, Robert? ¿Eres un ángel? Despacio, tan lento que casi dudé que se moviera, él llevó la mano a mi cara otra vez, acariciándola suavemente, y me miró profundamente a los ojos. Era su manera de advertirme. Estaba a punto de compartir algo muy íntimo conmigo. Estaría en la frontera de lo imposible, lo improbable, y lo irracional. Yo sabía que nunca sería la misma persona después de todo lo que había sucedido en tan sólo estas pocas y cortas semanas, pero lo que él estaba a punto de compartir conmigo iba a alterar totalmente mi vida de forma completamente increíble. Podía verlo en sus ojos. Él se inclinó para presionar su frente contra la mía, mi mente estaba preparada y dispuesta para aceptar cualquier cosa que él quisiera decirme. No me esperaba lo que llegó.

102

No hubo visiones de acontecimientos asados,horriblemente p fascinantes, espantosamente fascinantes, o de otra manera. No hubo recuerdos aterradores de sangre y huesos rotos, de muerte y moribundos. En cambio, vi mi cara como él la veía, como estaba en ese momento. Confiada, y... feliz. Los moretones que cubrían mi cara, no fueron suficientes para disimular el rubor en mis mejillas cuando, todavía con mis ojos cerrados, le vi levantar su mano hacia un lado de mi cara y acariciar mis labios con el dorso de sus dedos. Podría ver mis labios separarse cuando tomé aliento, vi como exhalé cuando suspiré y él me tocó el labio inferior con la yema de su dedo pulgar. Yo podía verme a mí misma llevar el labio inferior hacia dentro, degustando el lugar que él había tocado, permitiéndome dejar caer de nuevo otro suspiro cuando me di cuenta de que casi podía imaginar lo que se sentiría con sus labios sobre los míos. Imposible, improbable, irracional. Del tipo como todo lo que ha ocurrido hasta ahora. Cuando él levantó la cara para besar mi frente, conté... conté los segundos, conté los minutos, conté los latidos del corazón hasta que sus labios dejaran mi piel. Y entonces conté cuánto tiempo pasaría antes de dejar de sentir su calor. Me rendí cuando comprendí que probablemente lo sentiría hasta que tomara mi último aliento. Se sentía como si todo lo que él hacía, cada caricia, cada suspiro, cada pensamiento quemaría permanentemente en mi mente. Y, sabía que durante el tiempo que viviera, nunca le querría ninguna otra manera.

103

Comienzos

Traducido por Emii_Gregori Corregido por Marina012

N

o me había dado cuenta que mis ojos estaban cerrados de nuevo hasta que los abrí para ver el mercurio en los suyos. Yo siempre utilizaba líquidos para describir el aspecto que tenían cuando estaban de ese color, pero nunca había estado tan cerca de su rostro para ver que yo había estado más en lo correcto de lo que pensé. El brillo de su iris parecía verdadera plata fundida rodando en un tazón, la pupila simplemente flotando en su superficie dorada. Estaba tan cerca que podía contar sus pestañas, ver que mientras ellas eran del negro azulado de su cabello, los extremos eran de un gris cenizo, y parecían tener varias puntas como el penacho de una pluma. Yo necesitaba tocar su rostro, pero él sostuvo mi mano izquierda, más apretada de lo que había estado cuando él había intentado quitarla del medio. Sin pensarlo, moví mi mano derecha hacia su rostro, y lo toqué suavemente con mis dedos. Sólo el lado de su cara, su perfil, su mejilla, pero se sentía tan bien. Yo quería poner la mano alrededor de su cara como lo hizo él con la mía, pero el yeso del molde estaba en el camino. Giré mi cabeza para mirar hacia mi brazo derecho, y rápidamente volví a mirar a Robert. —Puedo mover mi mano y mi brazo —dije, alarmada, y lo subí y bajé para probar el punto—. No se supone que sea capaz de hacer eso, ¿verdad? Su sonrisa era tímida. —No es como si tú no supieras que mi tacto podría sanarte. Bueno, yo sabía eso. Pero él había trabajado su pequeña cosa de la curación en mí antes, y mis huesos no se habían curado tan rápido. —¿Por qué sucedió tan rápido esta vez? —Yo estaba nerviosa, preguntándome cómo iba a explicarle esto a los médicos o a papá.

104

—Fue porque te he complacido —respondió con orgullo—. El cuerpo humano parece responder mucho mejor a la curación cuando se siente saciado y deleitado de alguna manera. Me ruboricé, porque la sensación de placer era una atenuación para describir cómo mi corazón se aceleraba, y cómo estaban las cosas revoloteando en mi estómago en este momento. Comencé a reunir el coraje para decir que tal vez necesitaba más curación cuando de repente Robert ya no estaba a mi lado en la cama, sino que, estaba sentado en la silla en la que papá había estado durmiendo. Le miré de manera inquisidora, casi abatida, cuando la puerta se abrió y papá entró con una bandeja de alimentos, el doctor directamente detrás de él. Papá miró hacia mi rostro, enrojecido lo más probable, y luego miró hacia Robert, cuyo rostro sólo mostraba preocupación por mí mientras el doctor empezó a jalarme, torcerme, doblarme y empujarme, viendo cómo mis heridas estaban cicatrizando. —Grace, ¿te sientes bien? Pareces tener un poco de fiebre —dijo, dejando la comida y las bebidas en la pequeña masa rodante junto a la cama y colocando su mano sobre mi frente. Él la retiró hacia atrás rápidamente—. Jesús, ¡estás ardiendo! ¡Doc, ella tiene fiebre! Estoy segura de que el doctor ya había llegado a esa conclusión después que el hombre me manipuló, pero sólo para aplacarlo, él sacó un objeto que parecía un martillo de reflejos con una pelota al final y lo hizo rodar por mi frente y abajo de mi cuello. Después de echar un vistazo a su lectura, me miró y dijo: —Parece como si tuvieras un poco de fiebre, querida. Te conseguiremos algunos Tylenol para tratar de bajarla, ¿de acuerdo? Asentí, no muy preocupada por la fiebre en absoluto. No con mi pequeño milagro sentado a sólo tres pies de distancia de mí. Papá, en cambio, no iba a aceptar sólo Tylenol como la solución. —¿No cree que debería ver qué está causando la fiebre? ¡Ella podría tener una infección! Tenemos Tylenol en casa. Ella está en un hospital, ¡por amor a Dios! ¿No tienen cosas aquí que sean más fuertes? ¿Más rápidas? Si todo lo que va a darle es Tylenol, puedo ir a casa y conseguirle algunos en este momento de modo que no tendré que ver el cargo de $25 para dos píldoras. Me senté allí, boquiabierta. Papá no era siempre el más paciente, pero nunca lo había visto actuar así antes. Oírlo decirle eso al médico daba miedo. ¿Me viste nacer, y piensas que ESTO da miedo?

105

Miré a Robert sentado plácidamente en su silla y fruncí el ceño. Él no estaba ayudando. —Papá, está bien. El Tylenol está bien. Es probablemente sólo el estrés o algo así. Él me miró y sacudió su cabeza, sin aceptar eso como mucho. —Mira, nena, ya perdí a tu mamá y he llegado malditamente bastante cerca de perderte esta noche. Sé cómo estas cosas trabajan. Unos minutos estás bien, y al siguiente, tienes fiebre, y entonces te vas. No dejaré que eso suceda. —Él estaba agarrando mis hombros, la tensión y el terror en su rostro era difícil de digerir. —Papá, esto no es como mamá. Fui atropellada por un coche, pero estoy bien. Algunos huesos rotos, algunos moretones, pero estoy bien. Esto va a estar bien, papá. —Traté de tranquilizarle. Robert se levantó y colocó su mano sobre el hombro de papá. Pareció ser un gesto consolador, pero yo sabía lo que Robert estuvo haciendo antes de que él levantara su mano. Él me lo había contado silenciosamente, advirtiéndome que no interfiera. En un instante, papá se derrumbó, Robert le tomó bajo el brazo. El doctor corrió rápidamente para verlo, comprobando sus signos vitales mientras pulsaba el botón de llamadas a enfermeras en el lado de la cama. Pronto, la habitación estaba llena de personas que no estaban interesadas en cómo me sentía en absoluto, fiebre o sin fiebre. En su lugar, papá fue a una habitación propia para ser tratado por agotamiento y deshidratación causada por el estrés. Miré hacia Robert y su sonrisa me dijo que estaba de acuerdo. Está bien. Tan pronto como todos los demás habían dejado la habitación, Robert regresó a la orilla de la cama. Por mucho que quería que me sostuviera de nuevo —y yo quería mucho que me sostuviera de nuevo— él aún no había respondido a mi pregunta... una de muchas. Pero, antes de eso, yo quería una respuesta a una pregunta muy simple. —¿Hiciste que yo tuviera fiebre? La sonrisa en su rostro no podía haber sido más satisfecha. —Sí. —¿Por qué? Extendió la mano y agarró la mía, llevándola a su cara. —Para que yo pudiera estar a solas contigo. Mi corazón empezó a correr, pero luego él soltó mi mano y tomó la mesa rodante, tirándola entre nosotros y agarrando su soda. —Tienes preguntas a las cuales tengo respuestas, y yo no quería responderlas mientras tu padre estaba aquí, así que tuve que darle algo para conseguir un exceso

106

de trabajo. Sólo tomó un pequeño codazo de mi parte con sus emociones —y tu fiebre— pero tan pronto como golpeó ese punto fundamental, sabía que fácilmente hubiera podido pasarlo sin causar ninguna sospecha. —Sonaba como un estratega de guerra. Podría haber sonado tan sencillo para él, pero para mí era muy complejo. El qué pasaría me hubiera vuelto loca antes de que un sólo paso hubiera sido tomado. Miré mientras abría la botella y bebía un largo trago. —Ahora, ¿tienes algunas preguntas? Tuve que parpadear varias veces antes de recordar qué era lo que yo quería hacer. —Nunca respondiste a mi primera pregunta. ¿Eres un ángel? Él sabía lo que le iba a preguntar, sabía qué quería saber, y su respuesta estaba muy bien preparada, casi ensayada. —Sí, a pesar que soy diferente dependiendo de en qué país estés. ¿No vas a comer? —Él hizo un gesto hacia la comida en la bandeja, la hamburguesa y papas fritas que papá me había traído semi-frías, la grasa congelándose ante nuestros ojos. Negué con la cabeza hacia la comida, demasiado ocupada para digerir lo que había confirmado sólo para mí. Un ángel —yo era en realidad amiga de un ángel— y estaba sentado en mi cama y hablándome... y bebiendo una soda frente a mí. Esto era demasiado irreal. Reuniendo mis pensamientos de nuevo mire hacia él y suspire —probablemente no el último que sería capaz de dar si me sonreía de nuevo— y comencé. —Tú me mostraste tu... nacimiento... pero la mujer que te llevó y te llamó “hijo” mató a tu madre. ¿Por qué? Yo había comenzado con una de las preguntas más difíciles, lo sé, pero si pudiéramos pasar a través de una difícil, preguntar el resto sería mucho más fácil. Esperé pacientemente a que respondiera. Después de lo que pareció como una eternidad de escucharnos a ambos respirar, comenzó. —La mujer que viste llevándome en su vientre no era mi madre. Ella era un recipiente, una incubadora, lo que se llamaría un sustituto en los tiempos de hoy. Mi madre, el monstruo que viste atacarle, estaba haciéndole un favor. Sé que es difícil de entender, con este tipo de violencia visible y aparente crueldad, pero el destino que le esperaba a aquella mujer por llevarme era mucho peor. Su nombre era Hanina. Ella era una trabajadora agrícola en los campos de la propiedad de mi madre. Ella era leal, dedicada porque sabía lo que era mi madre, sabía que las bendiciones de Dios estarían con ella por ser obediente y amable. Ella había estado casada durante varios años con un hombre cruel. Él le había golpeado después de que ella decidió no quedar embarazada con un niño al mes de estar casados, y le pegaba cada mes siguiente durante siete años. Ella nunca se lo dijo a nadie. Ella

107

soportó los golpes, sufrió su ira contra su cuerpo, y la rabia contra su carne. Ella le había prometido a Dios que iba a ser una esposa respetuosa, y ella lo era en todo excepto teniendo a su heredero. —¿Por qué no sabía tu madre lo que le estaba sucediendo a Hanina? ¿No podía leer su mente? ¿Leer la mente de su marido? —Le pregunté, sin entender por qué ella no usó su don. —Mi madre siempre ha sido muy particular sobre las mentes en las que se adentra. Después de siglos de ver los pensamientos enfermos y depravados que los humanos eran capaces de tener, ella simplemente se detuvo por completo a menos que fuera absolutamente necesario. Asentí, sabiendo que si yo tuviera la habilidad de mirar dentro de la mente de alguien como el Sr. Branke, necesitaría hervir mi cerebro en vinagre. —Perdón por interrumpir. Por favor, continúa. —Dije. Sus labios formaron una línea sombría por mis pensamientos, pero continuó. —Después de una mala golpiza en particular, ella llegó tarde a los campos. El esposo de Hanina le había dicho a mi madre que ella estaba probablemente enferma, estando embarazada. Mi madre fue a la choza de Hanina para verlo por sí misma, habiendo sabido que Hanina nunca llegaría tarde por estar con el niño. Ella encontró a Hanina tendida en el suelo, apenas respirando, su corazón débil enviando tambores para provocar que los arcángeles la llevaran a casa. Mi madre, sin haber sido conectada a un ser humano antes, reconoció la lealtad que había mostrado Hanina, y le preguntó qué le gustaría más en el mundo antes de unirse a Dios. Hanina dijo, simplemente, “tener un hijo es todo lo que quiero”. Mi madre no entendía esto. ¿No acababa de decirle el esposo de Hanina que ella estaba embarazada? Pero mi madre sabía que Hanina no estaba más embarazada que ella tan pronto como le tocó su vientre. Ella también podía sentir las muchas otras heridas que había soportado, oyendo el cuento de su cuerpo en la canción que su sangre golpeaba. Ella era tan leal, tan devota a Dios, a su esposo y a mi madre, que ella había sufrido en silencio la desgracia de lo que era realmente su matrimonio. Eso enfureció a mi madre. Ella estaba enfurecida. Ella llamó al marido Hanina a la choza donde le exigió que respondiera por sus crímenes. Él escupió en ambas ellos, les llamó por nombres horribles, y las maldijo con el nombre de Dios en sus labios. Hanina había sido maldecida… no había nada que pudiera hacer por ella ahora. Pero el esposo de Hanina se había atrevido a maldecir a uno de los ángeles de Dios. Su maldición se convirtió en una soga invisible alrededor de su cuello y se atragantó con ella. Sus pensamientos agonizantes eran que mi madre era una bruja y que la vería en Infierno. Fue uno de los últimos momentos en los que ella alguna vez escuchó los pensamientos de un ser humano. Hanina ahora estaba condenada, pero mi madre, sintiendo su deber de ver que ella permitiera como mínimo su deseo agonizante después de no poder mantenerla a salvo, bendijo su vientre estéril con

108

—La muerte de Hanina anunciaba mi comienzo. Pero ella nunca quiso dejar de amarme dentro de ella. por lo que fue a combatir el fuego junto a sus sirvientes. y entonces se convirtió en la criatura que era más cómoda para ella —la de la loba— de modo que pudiera cazar a los que habían tratado de destruir a su hijo. habían visto demasiado y mi madre sabía que tenía que irse. Pero. Finalmente. matándolos a todos tan rápidamente y tan misericordiosamente como fuera posible. la habían visto sacarme del vientre de Hanina. Hanina había olido el humo de su choza. él comenzó de nuevo. y ella nunca se encogió en que crecía por debajo de él. La golpearon. que Hanina llevaría en ella un hijo que mi madre no podía. Ella mató a todos ellos y lo disfrutó. Si ella no lo hubiera hecho. y siempre leal. Sus manos nunca dejaron su vientre. cualquier forma que deseara. la bendición de mi madre estaba cumpliendo con la maldición que el esposo de Hanina había hecho. Robert se detuvo. Ella descendió sobre el pueblo como una plaga. y me dijo que las alegrías que experimentaría con Dios seguramente me bendecirían para su salvación. y yo lamentaba no poder oír los pensamientos corriendo por allí con la misma facilidad que los míos. fue a tratar de apagar el fuego. y ella sabía que simplemente dejar que eso se quemara destruiría la paz que pudo encontrar entre la humanidad. Ellos la habían visto caminar por el fuego para matar a Hanina. El Don de mi madre. Las llamas estaban casi en Hanina. Los trabajadores agrícolas habían visto su cambio. Ella vio a través de mí la muerte que era la maldición de su marido. Este fue un compromiso entre el ángel y el humano. Hanina pasó los siguientes nueve meses viviendo muy feliz. pero para entonces ya casi era muy tarde. el aire alrededor de ella siendo aspirado lejos como un vacío… ningún ser humano sería capaz de sobrevivir a eso. incluso cuando empecé a hablar con ella en sus sueños. Mi madre no necesitaba los cultivos para sobrevivir —lo que era una cosa trivial. y se disponían a echar fuego a su cuerpo cuando mi madre apareció. Sin realmente comprender esto. yo lo habría hecho de un modo muy violento e imperdonable. Él parecía ir sobre algo en su mente. La respuesta es. Ella no tenía ningún 109 . Hanina le pidió a mi madre matarla rápidamente. también. era su capacidad única de cambiar formas. Ella cantaba para mí los salmos.un niño. en esa granja— pero ella había elegido vivir tan pacífica y humana una vida mientras pudo. Preguntaste por qué mi madre mató a Hanina. la violaron. porque mi nacimiento requería su muerte. Ella no sabía que el fuego había sido intencionalmente puesto por aquellos que querían hacerle daño por los que creían que ella había provocado su viudez y el bastado percibido dentro de su vientre. con compasión. El momento del ajuste de cuentas finalmente llegó una noche cuando se produjo un incendio en los campos. Pero también trajo consigo el fin del tiempo de mi madre en la tierra como ella lo sabía. no podía dejar a todas esas personas con los conocimientos que ahora poseían. de modo que no hubiera sufrimiento y ningún daño hubiera llegado a mí. Mi madre hizo algo esa la noche que ella nunca se ha perdonado a sí misma. mientras que mi nacimiento anunciaba su final.

Su secreto era ahora mi secreto. Mi madre mató a todos ellos por mí. me tomó un momento para procesar toda la información que había compartido conmigo. Su deseo de recompensar a una criada y de tener un hijo les costó la vida a más de cien personas. Tanta muerte —desde el principio— todo causado por mi nacimiento. y nadie pudo encontrar fallas en esa excusa ya que los incendios de cultivos se propagan muy rápidamente. Él apretó su frente contra la mía una vez más. expiar los sacrificios hechos para que pudiera sobrevivir. Las muertes de los agricultores fueron atribuidas por el fuego. con su cara volviéndose pálida. sabiendo el precio que le había costado a tantos. matarme del ¿Iba a mismo modo en que su madre había matado a todos sus criados? ¿Podría? Mis pensamientos hicieron que sus ojos se ensancharan. fui bendecido con mi capacidad de sanar. Mi madre dice que por eso. o.otro recurso. No era un asesino . nuestras dos mentes se tocaban en más de un sentido. y por lo general todos los esclavos eran enviados para tratar de apagar el fuego por sus amos. era intimidante y… aterrador. y ella tenía que protegerlo. Por supuesto que él no podía. Imposible. sus manos acariciaron mis hombros. 110 . Cuando se detuvo. Que él confiara en mí con todo esto. mi garganta. N Cerró los ojos con rapidez antes de que pudiera seguir estudiando su reacción y llegó a mi cuello. también.

Las heridas de mi pierna izquierda por la punción se habían cerrado por completo y los moretones en la cara de un color amarillo alrededor de mis ojos se perdían. La noche que pasó durmiendo en una habitación de hospital por sí mismo le había hecho algún bien. y me prescribió medicamentos para el dolor "para después". Sin embargo. besando mi mano. que tener la atención materna dirigida hacia mí después de estar sin ella durante tanto tiempo.Ciega Traducido por Anelisse y AndreaN Corregido por Marina012 T uve la oportunidad de salir del hospital después de sólo dos días. Fui llevada en una silla de ruedas al coche por una enfermera que había solicitado un doble cambio sólo para poder mirar a Robert un poco más de tiempo. Los médicos estaban asombrados de lo maravillosa que había sido mi recuperación. iba haciendo mella en él. susurrando en mi oído. junto con el hecho de que la policía estaba muy lejos de averiguar que me había golpeado. Él le permitió mirarlo sosteniendo mi mano. 111 . tenía que admitirlo. No tenía ningún problema con eso. le dijo el con mi mano derecha? médico a papá. pero me veía en mejores condiciones de lo que papá lo hizo… a pesar de que todavía se limitaba a los moldes. pero su preocupación por mí. Salí del hospital como la víctima de un atropello y fuga. Janice vino a recogernos a los dos. Estos castos besos tenían una manera de sanar las heridas que eran más visibles. gastando tanto tiempo adulando tanto a papá como a mí. Me sentía bien. besando mi frente. Dijo que los pensamientos que tenía acerca de él estaban en el límite penal. ¿Caminar con la ayuda de muletas? ¿Ser capaz de tomar las cosas Se atribuyó todo a mi juventud y la obstinación. él la obligó tanto como fuera posible.

de quien papá había decidido. no estoy siendo obligada a comer la vil comida del hospital. Todavía estábamos en esta posición cuando Janice y papá volvieron a bajar las escaleras veinte minutos más tarde para discutir el almuerzo. un recuerdo lejano. —Grace. justo antes de que papá estuviera a punto de objetar. Cuando llegamos a casa le sugirió que Robert. y me dejó con un pensamiento antes de partir hacia la Él se preocupa por ti. La parte cínica me dijo que iba a venir a ver al monstruo en un yeso. Casi tanto como yo. Robert había apuntalado la pierna enyesada e inútil en una almohada en el sofá. pero parecía como si estuviera pesando algo en su mente. —¿Cómo te sientes. me gustaría ser capaz de leer su mente para saber qué decir cuando por fin lo dijera! Me dio unas palmaditas en el pie bueno. Robert inmediatamente se ofreció a ayudar a hacerlo con Janice. tocando los dedos de los pies que asomaban por el yeso. en realidad —le dije con sinceridad—. con un suspiro. nuestras mentes en contacto entre sí. podría ayudar a cargarme para llevarme dentro de la casa para que yo no tuviera que usar las muletas para saltar hasta los escalones del porche. Graham va a venir en unos pocos minutos. Yo no sabía qué decir. y todas mis molestias anteriores fueran otra cosa. La parte de la esperanza me dijo que iba a venir a decir lo mucho que 112 . Oyó sobre el accidente y está muy preocupado. convencido de algo. cuando papá estaba ayudando a Janice por las escaleras hasta su habitación. y compartió sus pensamientos conmigo. ¡Oh. y suspiró. Quería ver qué estabas haciendo. quién nos había seguido en su moto. y luego lo distrajo aún más cuando besó la parte superior de mi cabeza antes de decirme que me vería en mi casa antes de cerrar la puerta. Entonces. frotó mis hombros.Ella también actuó como un amortiguador entre papá y Robert. Ella lo mantuvo ocupado mientras que Robert me ayudaba en la parte trasera de la pequeña camioneta. Más que bien. Papá se sentó cerca de mí sosteniendo mis pies. chica? —Estoy bien. cocina. una vez más. me guió para inclinarme hacia atrás contra él. y no tengo que ser pinchada y cortada nunca más. me sentía como si mi mente fuera cobijada por una extraña sensación de paz. No tengo dolor. ¡Estoy genial! Papá asintió con la cabeza. Sólo me enteré de la farsa después. Él acarició mi cabello. y luego se sentó a mi lado. Yo había empezado a apreciar esta parte. pasaba demasiado tiempo conmigo para alguien que acababa de conocer en la escuela hacía menos de un mes. papá. cuando nos estábamos comunicando así. fingió sentirse mareada por lo que centró su atención en ella.

Su madre la envió aquí para ver si podía buscarle. Ella sabía leer y proyectar los pensamientos como podía Robert. si eso era lo que yo quería. aunque no podía ver la reacción en mi cara. Rápidamente pensé en mi cabeza lo que iba a decir si efectivamente tuviera que expresar cualquier tipo de remordimiento. y ella lo sabía. yo me di cuenta. su enojo era terriblemente frío. y un dolor. la hermana del ángel. ¡Por La expresión de su rostro era fría. y más. En ese destello de reconocimiento. al parecer sorprendida por mi reacción. enviara junto a ella un puñal de hielo. y que él quería que fuéramos amigos otra vez. Me dolía. pinchado la burbuja comenzó a sentirse en mi corazón con el recuerdo de que el lunes de apenas hacía un mes todavía estaba fresca y nueva. se diera cuenta de lo cerca que estuvo de perderme y no quisiera darlo por sentado de nuevo. era el de ella. haciendo girar los dedos alrededor de la otra mano. Esta era la misma chica en cuyo nacimiento Robert había ayudado en su visión. humana. pero puedo ver todavía. La chica de diecisiete años. supuesto que puede! Ella no era mi fan. yo no habría tenido ninguna duda de que yo escuchaba música en mis oídos. Yo había amado realmente Graham. Ella parpadeó. pero cuyo rostro era tan familiar que hubiera tenido que haber estado ciega para no saber quién era. se sintió emocionada ante la idea de que él. No era audible. Aunque la voz era propiamente musical. Papá entró en la sala de estar seguido por alguien. —Me dijo papá mientras miraba con asombro a la hermosa chica de pie junto a él. ella me susurró. Era una chica. Era en mi mente. posiblemente. Ella dice que es la hermana de Robert. 113 . Únete al club. Yo no iba a jugar a la tonta sorprendida por la admisión. en lugar de una mueca como yo quería. Yo podía sentir el nerviosismo vibrar en mí. Si alguna vez un rostro podría ser utilizado para ilustrar la definición de los ángeles.sentía haberme dañado. para mi gran desilusión. Una que nunca había visto antes.¡Lark. en un esfuerzo para calmar mis nervios. y todavía lo hacía. Era como si con cada palabra que ella pensaba. Fue entonces cuando me di cuenta de sus ojos. —Uhm. despectiva. pero no era Graham quien estaba detrás de mi padre. era ciega! Puedo ser ciega. Si ella sonreía. Hubo un golpe en la puerta y respiré hondo mientras papá se levantó y respondió. y lo que parecía un extraño paquete de palos que llevaba en la mano. y mis poderes son ilimitados en comparación con tu débil ser humano. Grace. hacia arriba y abajo por mi cuerpo. Levanté la vista de mis dedos inquietos para sonreír a Graham. es Lark Bellegarde.

una discusión acerca de mí. —Volveré tan pronto como pueda.Robert apareció de repente. le agradeció a papá. sin saber que estaba completamente curada debajo. Papá estaba murmurando algo para sí mismo acerca de los besos y los límites cuando hubo otro golpe en la puerta. pero te dejo con la mejor sopa de lata y el mejor sándwich de atún en la historia de combos de sopa y sándwich. como si el hecho de mover el aire a mí alrededor me lastimaría. mis miembros en yesos. y luego se arrodilló enfrente de mí. Grace. —Me sonrió y luego se inclinó hacia delante y me besó en la frente. con mi padre detrás de él. Entonces toda la postura de Rob cambió. y con 114 . viendo que el duro metal se suavizó un poco. Graham me miró en el sofá. mamá te quiere en casa ahora. no lo sabía. Caminó cautelosamente hacia mí. a que ellos tenían una conversación completamente en silencio. Él se volteó y fue a responder. ajeno a lo que estaba sucediendo. Él asintió rígidamente con la cabeza y se acercó a mí en el sofá. —Rob. Sentí cada uno y el camino de cada uno hasta el fondo de mis pies. que pensé que podía sentir las líneas en los labios y el pulso que batía por debajo de ellos. Se levantó y me guiñó un ojo. Lark cayó en el personaje con facilidad. Sólo sé que voy a estar de vuelta en no más de un par de días. Tienes que vértelas con la cocina de tu papá. y arrastró a Lark de la casa. fríos. después de haber sentido el encuentro entre su hermana y yo. pero no será por unos días. Yo no puedo decirte en este momento. Mis dedos se sentían tan sensible. apoyados en las almohadas. Le miré a los ojos. La cara de Lark estaba satisfecha. de rodillas para que pudiera hablar conmigo sobre el nivel de los ojos. gritó su adiós a Janice. Sucedió tan rápido que Janice apenas había salido de la cocina cuando escuché la veloz motocicleta de Robert fuera.te vas? ¿Por qué Cierto. Odiaba ¿Quieres realmente volver? sonar tan desesperada. —Oh Dios. y sus facciones se volvieron increíblemente angustiadas. Sus ojos eran de nuevo de acero. no sólo lo escuchó. Como si se diera cuenta de que había un público. Llevó mi mano a sus labios y besó cada dedo. Tenemos dos bodas esta semana y te necesita para ayudarla con la puesta a punto. Te prometo que estaré tan pronto como pueda . Todavía estaba enfadado cuando Graham entró. y entregó sus líneas. todavía murmurando bajo su aliento. No lo supe si no hasta hace unos pocos minutos — miró mi pierna enyesada. Papá estaba de pie junto a Lark.

Me molestó… que tan profundamente mi corazón hubiera sido roto. Y sin embargo… no se sentía tan bien como había esperado. Sólo que esta vez no diría nada en absoluto. y por un breve segundo. soy un idiota. pero este era Graham. bajo su cabeza hacia mi regazo—. Me sentí engañada de cierto modo —esperaba mucho más de esto— pero acepté esto por ahora. como si la traición. pude ver al niñito que había llorado cuando vio lo que quedaba de su ballena en frente de mí—. Tal vez era porque no podía soportar también verlo lastimado —nunca pude— y aquí estaba en obvio dolor. pretender que no podía caminar iba a ser tedioso. Esto era todo. Graham se quedó hasta la cena. Esto es lo que había esperado que hiciera. mis heridas no lo eran. Él dijo que vendría en la mañana antes de la escuela para ver como estaba. esto era mejor que la alternativa. y que tan fácil todo aparentemente hubiera sido olvidado y perdonado para él. 115 . el acto era familiar y reconfortante. Tal vez era una idiota por esto. Tal vez era porque sabía que aunque su dolor y remordimiento eran reales. Janice le estaba preguntando si quería quedarse para el almuerzo. Suspirando. —Grace. Lo siento tanto. Papá no había dicho ni una palabra hasta que era hora de la cama y yo estaba intentando saltar las escaleras con su ayuda. sabiendo que pronto estaría jugando con su cabello y diciéndole que se anotaría muchas más novias si dejara de usar tanto gel. nunca hubiera ocurrido. Pronto.sus labios temblando. caeríamos de nuevo en nuestra vieja rutina. ya que obviamente nuestro huésped previo no estaba. y luego se fueron. Esto era lo que había estado esperando. ¿cómo te sientes acerca de que Graham vuelva de nuevo a tu vida ahora que también tienes a Robert en ella? No respondí hasta que estábamos en la puerta de mi habitación. Él suspiró. No tenías a nadie a quien acudir y lo siento tanto. Siento tanto haberte lastimado. Él aceptó y tomó el asiento junto a mí que Robert había usado. cuando su madre vino a visitarnos con una bandeja de lasaña vegetariana en sus manos. Nada podría borrar la historia entre nosotros. con sólo esas pocas palabras de remordimiento de él. Grace… —su voz tropezó. Y así de rápido. que me hubiera sentido tan miserable. el dolor. coloqué mi mano en su cabeza.

Jadeé. —Dije tímidamente. él nunca me mirara de la forma en que la mira a ella. —Me temía eso. las líneas envejecidas volviendo a su frente y boca. entendiendo el punto que estaba intentando hacer. Papá puso su mano debajo de mi barbilla y levantó mi rostro para que viera sus ojos. Esto parecía importante. Nunca —ni en un millón de años— pensé que sería la chica con dos chicos en mi vida. Mirando las ropas que había sacado. y tomaré lo que pueda con tal de tenerlo en mi vida de nuevo. ¿verdad? Dos chicos que se preocupan por la misma chica… ¿esa chica preocupándose por ambos? Asentí. papá. Papá parecía disgustado por esa respuesta. me pregunté qué pensaba de mi desordenada habitación… y donde había puesto todo exactamente. y sin importar que tan cerca estuve de morir. Agarró mi mano derecha. Papá me ayudó a saltar hasta la cama y luego fue a agarrarme un par de bóxers y una camiseta. —Papá. Grace. Pero estaba esa otra parte de mí que sabía que cuando Robert me veía. todavía estaba sorprendida de que tuviera uno. con yeso y todo. decidí que podía esperar a cambiarme. Él tiene novia y ellos van “en serio”. Una parte de mí sí quería que me mirara de la manera en que lo hacía con Erica. —Me preocupo mucho por ellos. Graham y yo no seremos nada además que amigos. Sería tonto mentir. Creo que si la escuela no hubiera empezado. ¡¡Limpio!! Janice debía haber hecho esto. —No sé lo que quiero de Graham. especialmente ya que no había pasado tanto tiempo desde que lo había querido con tanta fuerza que cuando se hizo claro que nunca pasaría. —Él te lastimó bastante. nada nunca podría igualar el fuego que quemaba dentro de mí. me aplastó. se preparó para lo que parecía ser una larga charla. Y sabía que estaba más que dispuesta a arder para siempre. Pero… tú desearías que lo hiciera. Ahora mismo. Estaba. pero también sabía algunos hechos que él no sabía. su amistad es más de lo que esperaba.—No lo sé. dos chicos de los que me preocupo mucho. papá. ¿qué tanto te preocupas por estos chicos? —Me preguntó. sus facciones suaves y cálidas. Papá abrió mi puerta y me ayudó a entrar a mi cuarto. Grace. todavía estarías en tu habitación… —él sostuvo mi rostro con sus 116 . Sabía que escucharía la verdad en mi tono. luego. bajando la vista para mirar algún punto invisible en el suelo para evitar tener que ver su rostro mientras respondía. Se sentó en la cama al lado de mí. —Entonces él se lo pierde. —Grace. y suspiró. Te das cuenta de que estás empezando aquí. ¿verdad? No sabía que responder a eso. Hasta hace unas pocas horas.

manos como lo hacía cuando era una niñita—. pero más especialmente a lo que realmente quieres y a lo que es bueno para ti. no en lo que al amor respecta. —Papá. tú has sido la única constante en mi vida desde que tu madre murió. Yo sabía lo que quería. sólo para lastimarte de nuevo. 117 . siempre generosa y genuina. Caminó hacia mi puerta y luego se volteó. me conoces tan bien. El amor puede hacerte ciega a muchas cosas. —Grace. Sólo creo que tú tal vez no eres consciente de tu propio corazón. Siempre de buen corazón. quería amor. Por cualquiera de ellos. y sin embargo no me das el crédito que merezco. Levanté mis manos para cubrir las suyas y apretar sus dedos. Y yo no quiero que vayas por ese camino una segunda vez. Siempre te he dado el crédito que mereces. Pensé a lo que se refería cuando dijo que el amor nos hace ciegos a lo que realmente queremos. Él palmeó mi muslo y besó la cima de mi cabeza antes de pararse e irse. y besé su mejilla. fingiendo una mueca de dolor para ocultar el hecho de que mi brazo no estaba roto después de todo. —Y luego se fue.

mientras Papá me ayudaba a bajar las escaleras. N 118 . Vestir ropas que eran muy pequeñas para moverse alrededor de los yesos en mi brazo y pierna. el misterioso conductor. No supe cuánto tiempo sería capaz de mantener la farsa de mis fracturas. Era difícil tragar mis huevos a medida que la severidad del accidente era descrita detalladamente con una fuente del número doce. Hubo un golpe en la puerta trasera. estaba clasificando en segundo lugar no ser capaz de ir al baño sin tener que ser anunciada por mi salto de ida y vuelta. estaba todo eso ahí en blanco y negro. Instantáneamente me molestaba. mis heridas. o muy grandes para ser de más utilidad que tener una toalla cubierta sobre mi cuerpo. pero sería interesante saber exactamente que sabían los medios acerca de él y su familia. Graham entro por la puerta y me sonrió. y como si hubiera habido un cambio. pero no sería por tanto si la irritación no se aflojaba pronto. Había una historia por detrás acerca de su familia en otra página. me recordé a mí misma leerla cuando papá terminara. Janice hizo el desayuno la mañana siguiente de que yo llegara a casa. Dormir con inservible yesos estaba empezando a sacarme de quicio. Esa ráfaga de felicidad que siempre conseguía cuando él me sonreía. Me senté para una comida de huevos revueltos y tocino mientras papá leía el periódico.Guardaespaldas Traducido por Ruthiee. Yo sabía que cualquiera con una credencial de prensa podría ser capaz de indagar. también. Corregido por majo2340. nunca sentí una ausencia de él en mi vida. El misterioso vehículo. El rostro de Robert estaba destacadamente exhibido al lado de mi foto de tercer año —evalué la evidente yuxtaposición— justo debajo del encabezado. Y patética yo no pude evitarlo —yo sonreí de vuelta. y el héroe. oches inquietas no hacen las mañanas muy agradables. Bueno eso era ciertamente diferente. La historia del atropello y fuga estaba por sobre toda la primera plana.

Un genuino. Tengo que recoger a Erica. No le gusto. frunciendo el ceño hacia su necesidad de robarle comida a una amiga lastimada. Incluso entonces. —Él se volvió para encararme. Mi cabeza se levantó cuando escuche la conmoción. Quizás yo estaba tan delgada porque nunca había sido capaz de terminarme una comida cuando él estaba alrededor… Le arrebaté un pedazo de tocino de su mano. ¿Acaso tus padres no te alimentan? Graham sonrió de nuevo. mi voz no exactamente escondiendo mi enojo. tratando de alcanzar la tira de carne de mi mano. y aparentemente muy filantrópica? Evidentemente ellos han donado dinero al hospital y al parque de bomberos para la compra de más ambulancias y el contrato de nuevos paramédico. palpando alrededor por su tocino que ahora estaba digiriéndose en el estómago sin fondo de Graham. Erica iba a ser un punto de contención entre nosotros dos hasta que fuéramos capaces de discutirla en privado. Consíguete el tuyo —ladré. pero no me importo. lo note. El golpeo ligeramente mi hombro. No era tanto el griterío que de repente me hizo olvidarme de mi yeso en mi pierna y temerariamente salir de mi silla —andando con dificultad como algún caballo demente hacia la puerta de enfrente— con el sonido de algo pesado cayendo. Graham. —Solo lo suficiente para llegar hasta aquí —después rio—. Graham asintió y comenzó a salir de la cocina. Ella seguro que encajaba en el papel de la ama de casa rápidamente. Solo no estaba consciente del porque… aún. Papá estaba obviamente. —Este es mi tocino. otra vez cayendo de vuelta en la rutina. tirando mi mano de vuelta. —Usa la puerta de enfrente. —Continúa entonces. —¡Ey! —protestó. Tengo que ponerme en marcha. estaba segura de que nos daríamos de cabezazos acerca de ella. El periódico se dobló —Papá miro hacia Graham—. —Le dije. su mano estirándose hacia su ahora plato vacío. Consiguió una. El timbre de la puerta sonó luego. como si fuera a ver mi reacción. —Dijo detrás de su periódico. podía decirlo. y Janice fue a responder. Te veré por ahí. ceño fruncido de buena fe. —Murmuro papá detrás de su periódico otra vez. Justo como si nada hubiera pasado jamás. Me reí cuando él extendió la mano hacia el plato de papá y agarró el último de ahí. y el gemido que hice.Él se sentó en la silla vacía junto a mí y empezó a comer de mi plato. Fue un ceño fruncido. —¿Sabías que la familia de Robert es extremadamente adinerada. Corrí fuera 119 . muy enganchado en lo que sea que fuera que él estaba leyendo.

O unos pies —ella lo miro de arriba a abajo. —Estoy bien. Juntas. más difícil es levantar sus egos. realmente. Amistad de por vida era lo menos que le podía ofrecer. Un muy dolor masculino. —Me susurro antes dejarme para que lidiara con lo que había sucedido. y yo estaba asombrada de cuanto disfrutaba escucharla. y apuntaba hacia Graham quien aún estaba rodando en el piso. Él vino ayer y se disculpó por todo lo que hizo. estaba Stacy. y tuve que venir y ver que estuvieras bien. Ella sonrió mientras él retrocedía cuando ella empezaba a caminar hacia mí. Stacy.de la cocina y me quede mirando a la escena que se presentaba ante mí en el pasillo frente a la entrada. pero vamos a tener que ayudar a Graham a levantarse. y yo con… diversión. Stacy miro hacia arriba. — Desde que tú no estás en condiciones de hacerlo. —Graham. y lo perdone. —Sé que tenías buenas intenciones. ayudamos a Graham a ponerse en una posición sentada. 120 . idiota. Debe ser la mitad no coreana. —Te lo mereces por estar aquí. Esto era más de lo que ella me había hablado alguna vez de corrido. Seré capaz de regresar a la escuela en un par de semanas. sorprendida. No sabía si era por vergüenza o dolor. Me miro. —Este patético desperdicio de piel necesitaba una pequeña lección sobre cómo tratar a una dama. Mi compañera del tercer periodo estaba usando una muy satisfecha sonrisa en su rostro. en todos sus gloriosos cinco pies y cuatro pulgadas. y murmuro—. Grace. su rostro lleno de preocupación mientras ella se daba cuenta de mis yesos. tratando muy difícilmente de mantener las comisuras de mi boca sin curvarse hacia arriba. Le debía a Stacy ahora. Los gemidos que venían de la entrada crecieron más ruidosos y suspire. Janice estaba sosteniendo su mano en su boca. ¿Estás bien? —Pregunte. De pie sobre él. Su rostro estaba rojo. Graham —seis pies de largo. Estamos tratando de sacar las cosas adelante… en cierto modo. — Parece que tienes un guardaespaldas. la estrella de futbol Graham— estaba en el piso retorciéndose de dolor. pero no pude resistir el sentirme un poco satisfecha por ello. —Tú eres de lejos una mejor persona de lo que yo soy —ella camino de vuelta hacia Graham. a mí. tratando de esconder su risa. Stacy con una asombrosa fuerza para su tamaño. —Ella escupió. ¿Cómo te estás sintiendo? No sabía que estabas en casa hasta que leí la historia en el periódico esta mañana. evaluando el daño visible para ella misma—. Cuanto más grandes son. pensé en poder tenderte una mano.

Especialmente la de él lastimando a su amiga… yo. los yesos de repente se sentían muy pesados con la quemadura de la mentira. —Jadeo. —No me molesta. Ver a Graham en el piso. no reprimiendo la sonrisa que llenaba la mitad de mi rostro. 121 . Diviértete en la escuela. —Te lo mereces. Graham tomo un profundo respiro y trato lo mejor que pudo de recobrar su compostura. andándose sin rodeos. Él me despidió con unos pulgares hacia arriba y luego desaprecio. Papá había asomado su cabeza fuera de la cocina para ver por sí mismo lo que Janice probablemente ya le había descrito. Stacy lo miro arrastrar los pies hacia su casa y sacudió su cabeza. ¿Estás bien? —Pregunte de nuevo. Stacy se encogió de hombros mientras ella replicaba. —Dije mientras él cojeaba fuera de la casa. Él actúa como un completo imbécil y piensa que es el regalo de Dios para las mujeres. Necesitas levantarte ahora. Tu novia no va a ser muy comprensiva acerca del hecho de que te retrasaste por que estabas en mi casa. Como un gato lo haría hacia un ratón. Un ratón muy capaz de patear. quien estaba sonriendo. Así que sé el cuento del periódico. Solo necesito un minuto. —Ese tipo no es nada bueno. —Creo que merezco eso… Estoy bien. —Graham. Y tú lastimaste a mi amiga. Estaba un poco complacida sobre esa. —Me pasaré por aquí después de la práctica para ver como sigues. —Es el peróxido… —Stacy murmuro.Mientras esperaba por su respuesta. Y hay un montón de razones. Te veré después. ¿Te importa si lo escucho por la boca del caballo? —Ella pregunto. su cuerpo chiquito tenso por su enojo y frustración parecía complacerlo. sino te importa la compañía. Graham. esas eran demasiadas buenas razones. Y no me agradas. —¿Por-agh-Por qué me pe-pe-pegaste? —Graham finalmente resolló. y él ni siquiera se acerca —ella me dio otra repasada—. andando con dificultad hacia el sofá. y a Stacy estando de pie junto a él. —¿Qué quieres saber? —repliqué. yendo hacia adelante para ayudarme a poner de pie a Graham. Grace. capte un movimiento fuera de la esquina de mi ojo. —Vamos. Y no me molesto ni un poco. pero la única que importa en este momento es porque sabía que se sentiría bien hacerlo. Stacy rodo sus ojos. Tenía que admitirlo. —Ya llevas cinco. Me reí sobre eso. ¿De acuerdo? Eso es. Graham. —Él miraba con cautela hacia Stacy. He visto lo que es eso.

No fui capaz de darles una completa declaración en el hospital porque mi papá tenía que ser hospitalizado. comencé diciéndole los detalles de lo que había pasado. —La policía en realidad solo tiene partes y pedazos de lo que sucedió. No recordaba mucho acerca de la cultura de mi madre. Asentí con mi cabeza. Stacy medito lo que le había dicho antes de mirar hacia su reloj. Se sintió increíblemente cómodo. así por lo menos el tipo no sabe que él puede ser identificado. mientras una idea parecía estar rebotando alrededor en su cabeza.Ella me ayudo mientras trataba de sentarme y luego se sentó en la mesa de café. Creo que me pasare por la clase de 122 . mi propio guardaespaldas. ¿Sabes? Y quien sea que hizo esto sigue aún afuera. y de lo que había sucedido inmediatamente después del accidente. sentada aquí compartiendo una broma privada con ella. tratando de encontrar el espacio correcto para dejarse caer. Tuve una vista demasiado malditamente buena y con detalle de ellos. pero sabía que no te sentabas en las mesas de las casas de otras personas. —Quise saber que paso. Y si ella había pasado demasiado tiempo viendo o leyendo dramas policiacos. y pensé para mí misma que definitivamente podía acostumbrarme a ello. también. Se veían como si él los puliera o algo así. Ni siquiera una parte desgastada o una marca de arañazo estaban en ellos. Me reí cuando la imagen de ella empujando a la gente fuera de mi camino mientras estaba caminando de arriba abajo por los pasillos de nuestra escuela aparecía en mi cabeza. sus ojos se ampliaron… alarmados. Ella parecía saber lo que estaba pensando porque ella comenzó a reírse. Tal vez si me hubieras contado. eso es seguro. así que él no podía darles su permiso para que hablaran conmigo. cosas como esta no solo suceden. Eran unos zapatos bastante caros. Una cosa no muy coreana para hacer. Estoy segura de que le será bastante fácil al departamento de policía encontrar a alguien con lujosos zapatos cafés y agujetas negras que tenga un coche con daños en la parte frontal. Poniendo los pies de vuelta en la realidad de lo que ella quería escuchar. Me pregunte después si ella estaba en lo cierto. también. —¿Acaso dijiste que él estaba usando zapatos cafés y agujetas negras? —Me pregunto. La mandíbula de Stacy cayó. Eso significa bastante lo que sea que el periódico tiene… no es lo que les di a los policías. Cuando llegue a la parte de los zapatos cafés. Debí saberlo. Me refiero a que. No leí acerca de zapatos en el periódico aunque. ella me detuvo. también. —Ella sonrió. —Sí. podría estar de guardia. —Heath no es una gran ciudad. como sea. —Tengo que irme antes de que se me haga tarde para la escuela.

sino porque ella no estaba esperando que lo hiciera. Me había sorprendido en ese entonces. —Gracias por venir. pero entendí que ella era parte de mi vida que me había hecho feliz. De verdad. Estaba verdaderamente preocupada por ti. Significa mucho. tendré que decir que ella estaba muy contenta. y recordé que ella había estado ahí entre ellos. Estoy realmente feliz de que estés bien. Stacy. cuando había visto los rostros de toda la gente que me importaba pasar ante mis ojos. Gracias por contarme todo esto. Si la enorme sonrisa en su rostro era cualquier indicación. 3 Tae Kwon Do: Es un arte marcial que implica defenderse lanzando patadas 123 . Ella me devolvió la sonrisa y después me dio un extraño abrazo. Estaría mintiendo si dijera que no estaba contenta también. nunca había encontrado un lugar para mí misma aparte de la rareza monstruosa. Grace. y porque le devolví el abrazo. raro no solo porque no estuviera esperándolo. Le di una genuina sonrisa. Trajo un poco de normalidad a la vida que siempre había sentido tan tristemente anormal.3 Tae Kwon Do y veré como sigues. Intente recordar cuando había estado tendida en el camino. solo para que sepas.

estos deben ser unos dolores excepcionalmente asesinos. Grace. El golpe y el atropellamiento habían cambiado mi mundo de nuevo. y absolutamente sin presentar signos de una fractura en la pierna derecha o lesiones en la izquierda. Casi. Me quedé inmóvil. —¡Oh. su reacción. poniendo mis manos en mis caderas —completamente imperturbable— tirando mis rodillas apretadas. el mundo estaba al revés y yo estaba en el lado correcto. Tu baile era divertido! —Ella se reía tan histéricamente. histérica en mi alegría renovada. un número musical que incluyera mi baile fuera de compás. y encontrarme por completo. En un instante. Es difícil sentirse ofendida cuando sabes que pareces absolutamente ridícula. esta vez todo fue desplazado. Yo sabía que no había que mirar los dientes a un caballo regalado. a quién vale la pena salvar. Yo había pasado de estar entera y plenamente perdida a estar rota. Así fue como me encontré con Janice. cuando ella comenzó a reírse de mí. Casi me sentí ofendida. entada en casa después de que papá se hubiera ido a trabajar. y sabiendo que había que pensar en una explicación rápidamente antes de que ella empezar realmente a sospechar que fingía mis lesiones. Ahora era alguien por quién valía la pena luchar.Soliloquio Traducido por Anelisse y †DaRkGirl† Corregido por majo2340. tuve un montón de tiempo para pensar sobre lo que había tenido que pasar los últimos días. yo me conformaba con el Time Warp. viendo su rostro. mi vida había cambiado. así que de acuerdo con ella sobre el dolor asesino me senté. ya que había un público que no estaba dispuesto a permanecer arriba. Dios mío. S 124 . El sentimiento era increíble. seguía sintiendo vértigo pero fui cautelosa. y Janice estuviera arriba de las escaleras limpiando la habitación. Empecé a hablar. Tuve la imperiosa necesidad de explotar en una canción. las palabras listas en mi boca.

tan increíblemente feliz que me hubiera encontrado. sabía que las heridas que Robert había sanado antes de que la ayuda llegara no se hubieran reparado así de fácil. sólo. La ironía para mí casi se siente como otra ronda de risa porque. cubierta por una manta de aspecto horrible. que una lluvia de pétalos de flores cayó en el suelo. mis extremidades estaban perfectamente bien. sonriendo ampliamente. y que él estuviera allí. esperando la ambulancia. Me senté.. Tomé el sobre y las flores que llevaba tan rápidamente como pude. y eso me ayudó a hacer a un lado pensamientos que eran cualquier otra molestia en mi mente. Janice estaba poniendo mis pies encima del sofá y los envolvió con la fea manta cuándo una pequeña tos nos alertó que los huéspedes habían entrado en la casa por su petición. hablando conmigo y con mi mano entre las suyas. No me di cuenta de que me había quedado dormida hasta que oí el timbre de la puerta. 125 . Era el señor Branke. Janice. Incluso si alguien me hubiera encontrado en la carretera poco después de ser golpeada. El tiempo hubiera sido mi sentencia de muerte tan fácil como golpear y correr lo habría hecho. Sabía que yo sabía más que Sabía nadie por el momento. —¡Adelante! —A quién estaba de pie en el otro lado de esa maldita puerta. En realidad estaba más feliz después de haber sido golpeada por un coche. dispuesto a derramar mis entrañas. lo que causó que se pareciera a una hiena dando vueltas sobre lo que creía que era un becerro herido. No me había preguntado por qué… había llegado realmente y con gran parte de una explicación sobre el cómo. ¿quién realmente creé que es mejor haber estado en un choque y fuga? Miré los moldes en la pierna y el brazo. Yo estaba muy mareada por alguna razón y casi me caí en la mesa de café. Señorita Shelley. no pensaba en: fueron sus razones ¿Cuáles para venir en primer lugar? que él confiaba en mí.. al darme cuenta de que me había dormido en el sofá. no era positivo? ¿Qué pasa si Robert ¿A poco no tuviera la capacidad de curar a alguien? ¿Y si no tuviera el agudo oído que tenía? ¿Dónde estaría yo ahora? La respuesta era simple. y un ramo de flores en la otra. —Me entregó tanto las flores cómo el sobre. Tenía un sobre manila en la mano. No había otra manera de describirlo. difícil de aceptar. Pero Robert me había oído. —Buenas tardes. Vine a dejar sus trabajos y su tesis. —el pulpo—. que más feliz. que había ido a responder la puerta me vio y corrió a ayudarme de nuevo hacia la posición de sentada. Estaba tan aliviada. que cuando me había sentado en la parte superior de uno. Yo estaría muerta. y lo llevó hacía mí. Era una realidad. gritando.Me sentía como mi viejo yo. e hice un intento de ponerme de pie. tan débil como lo era. arrebatándolos de sus manos tan rápido. Sabía que debajo de ellos. Había oído mi grito de ayuda. después de una larga espera.

sonriendo. —Ella ondeó su brazo hacia la puerta. y tire las flores que había traído al suelo. Se puso de pie. mientras que el Señor Branke quería que yo estudiara hasta la estructura celular de la glándula pituitaria humana para una prueba que haríamos el viernes que yo regresaba. La Señora Hoppbaker de Cálculo había estado trabajando en las coordenadas polares. Janice Gracias a Dios. en no menos de veinte páginas. sobre todo entre un profesor y un estudiante. Grace.. como usted sabe. y ella necesita descansar. bueno. las hermosas flores. de nuevo. deje que le acompañe a la salida. Me encogí. Grace ha-estado-a través de una gran cantidad de cosas. capto la indirecta y asintió con la cabeza hacia mí. . no pude reunir lo suficiente como para sonreír. Asentí con la cabeza hacia atrás. en caso de que él necesitara visualizarlo. No esperaba a Poe. Señor Branke. El sobre manila… ahora que lo había abierto. Le diré a su padre que paso con su tarea. así como la indicación verbal de que era el momento para que se fuera. ¡sólo voy a sacar de repente mi vieja Guía fiel de la glándula pituitaria ahora mismo! La Señora Muniz había elegido Edgar Alan Poe como el autor del semestre y nos obligó a elegir a unos pocos poemas para disecar en forma de ensayo. Señor Branke. —Sí. 126 . Agust Branke. —Disculpe. eso fue antes de que hubiera perdido el amor por mí misma. sobre la manta en mis pies. y… —ella miró el montón de maleza temblorosa en mis manos—.. Mi intento de ser amable había sido recibido como la invitación de la familiaridad que era demasiado íntima para nadie. Como un cocodrilo. —Branke. Mostrando cualquier tipo de afección era lo correcto de hacer porque tan pronto como vio las esquinas de la boca contraídas hacia arriba. y las que me perdería las próximas dos semanas porque me habían ordenado quedarme en casa. Janice caminó con él hacia la puerta. Dentro había un resumen de todas mis clases: las que me había perdido. mirando a los dedos gorditos. Bueno cosa segura. Así que si no le importa. Señor… —Se detuvo para decirle que él le dijera su nombre. La copia del año pasado del programa de Cuarto año no tenía realmente ningún contenido en la lista de libros de poesía. incluso en la medida forzada. el Señor Branke se sentó al lado de mis pies y empezó a escarbar por debajo de la manta. Janice pareció darse cuenta de mi malestar. para ser entregadas en el final del semestre. Soy el profesor de Biología de Grace —respondió él. La asignación de la clase de Francés y la descripción eran típicas hojas de trabajo de traducción. como salchichas. pero. —Espero verte pronto de nuevo en la escuela.—Uhm Gracias —dije tratando —pero fallando miserablemente— de sonreír. y yo nunca había sido una fan de la prosa lamentable y triste de Poe sobre el amor perdido.

No habría muchos problemas con los chicos con granos cuyos nombres recordaba como Chad. Teatro en el sexto periodo iba a plantear un problema para mí con respecto a la clase porque no pude estar allí. La leí. pero cuando miré el periodo de asignación de sesiones. Siguiendo a Janice a la sala de estar estaba Erica. Cuando Janice fue a responder al timbre de la puerta que sonó de nuevo quince minutos después. Hice una nota mental para una visita a algunas de las obras colectivas de Poe en la biblioteca tan pronto como pudiera. lo que significaba que cualquiera de ellos podría actuar. que mi compañero fuera cualquiera Chips. Sabía que Erica estaba en mi clase. no pude ensayar todas las líneas. Había disfrutado estar en su grupo la semana pasada. Dwayne.Tuve una nueva perspectiva de cómo eran las cosas.” Trate de recordar quien estaba en el sexto periodo para ver cuales eras las probabilidades de que fuera asignada con alguien que no me soportara. como ellos preferían llamarse. Una pequeña hoja de papel del mismo color del sobre cayó y floto hacia el piso. Janice no tenía idea de quién era ella.juré nunca esperarnada de nuevo. no había ninguna. y Shawn. o Chips. ha sido elegido al azar. “Su compañero de estudio. Pude ver que Erica también estaba muy alegre de visitarme. para el sexto periodo de Arte Dramático. Además. no eran tan críticos como había creído. en la vida. no es que me quejara de tal cosa. Dip y Salsa. porque solo saldría decepcionada. Dip o salsa. 127 . e ira esta tarde para proporcionarle su material de estudio y los requisitos de la asignación. Me incliné para recogerlo y vi que era una nota. así que lucía alegre al ver que más personas venían a visitarme. había dicho que se iría por algunos días. A propósito. Suspiré y esperé. y la actuación del viernes nos había dado una sólida B. y luego estaba Robert. así como algunas de sus rubias amigas. lo que significaba que no había manera en que viniera más tarde.¿Quién sería su compañero? Ciertamente no sería tan afortunada de tenerlo como mi compañero. Había otra gente que no podía recordar que parecía inofensiva. envuelta en nuestro viejo sofá en una manta incluso más fea y probablemente más vieja. por supuesto. Sostuve el sobre manila hacia abajo y lo sacudí.

sólo que estoy segura como el infierno que no voy a escribir eso. lo que constituía el grueso paquete. sin embargo honestamente. si crees que este plan va a conseguir que Graham vuelva a tu vida. lo traje para que lo escribas. ya que según las apariencias. mi vida social estaba empezando a lucir cada vez más normal. —Veo que los rumores son ciertos. Tengo que empezar a trabajar en la cena. Erica fue la primera en hablar tan pronto como Janice estuvo fuera del alcance del oído. Si no lo haces aún tengo una A. estas muy equivocada. y desde que estoy muy ocupada con Graham como para algo más. Puso sus manos en sus caderas. Esos son los requerimientos. mientras que ella leería uno que yo debía escribir especialmente para ella. conseguiste ser golpeada por un carro. Erica? —Janice preguntó luciendo muy contenta de que otra chica viniera a visitarme—. así que no es problema traerte cualquier cosa. Luche contra la tentación de negar su acusación. No lo hubiera creído de todos modos —¿Por qué estás aquí. notando el escaso inmobiliario y sonrió. lo calcule en mi regazo y empecé a leer los requerimientos y los ejemplos dados. Parecía bastante cortante y seco con la excepción de una cosa: El soliloquio que debía leer sería escrito por Erica. Erica? —Ella miró la sala de estar. La curiosidad consiguió lo mejor de mí. su pie izquierdo sobresaliendo de un muy impráctico vestido largo de Septiembre —en Ohio— y esperó a que recogiera lo que parecía una resma de papel. No sé lo que dice. La parte que hizo que mi estómago se revolviera con aprehensión y con duda sin embargo era que no era permitido ver el trabajo de la otra hasta el día de nuestro recital la próxima semana. aún sonriente. Janice se encogió de hombros y se fue. ¿Qué hay de ti Grace? ¿Tienes hambre? Erica y yo nos miramos mientras ambas respondíamos. así que por favor… tomate tú tiempo —sacó un montón de papeles de un desagradablemente bolso grande y los tiró sobre la mesa de café—. Solo escogeré mis líneas después. Luego actuaremos el viernes si apareces. Como si pudiera ponerse peor… 128 . Tengo una vida. —Tú y yo somos compañeras y tenemos que escribir un solilo… algo.—¿Quieres algo de tomar. —No gracias.

Tenemos-queescribirlo-para-la-otra. No me iba a ir a los pedazos por esto. finalmente aterrizando en júbilo. capaz de ser amable con ella? ¿O escribiría como me sentía? ¿Lo que ¿Sería sabía era la verdad? Sabía que ella haría lo peor. ¿Y tenemos que leer lo que cada una escribió. Por supuesto que no lo sabía. Sus ojos de hecho brillaron. Yo escribiré el tuyo y tú el mío. Yo tengo que escribir el tuyo y tú el mío —dije exasperada—. así que tuve que conseguir la mayor cantidad de pensamientos que corrían por mi mente y escribirlos para no olvidarlos. —Ya entendí. mientras ella me miraba. —Ella dijo sobre su hombro antes de salir. No estaba segura cuando Stacy o Graham saldrían de sus prácticas. pero. No tenía ningún control sobre lo que había planeado para mí. y quería oírme decirlo en voz alta. Sabía exactamente hacia donde se dirigía. sería absolutamente lo más cruel posible conmigo y tenía que prepararme para eso. pero podía controlar como responder ante ello. —Satisfecha con mi respuesta se dio la vuelta y se dirigió a la puerta. su rostro completamente vacío. entendía lo que un ¿Siquiera La miré recordando su lucha para pronunciar inactivo ese Soliloquio significaba? primer día de vuelta a la escuela. —Le expliqué. —¿Qué? ¿No vas a escribirlo? —pregunto con una mirada de pánico cruzando su cara.La miré. verdad? ¿Sin importar qué? Hice una mueca. Es una especie de dialogo donde hablamos con nosotras mismas. tenemos que escribir un soliloquio para la otra. Ella asintió con la cabeza. porque ella sabía que eso era lo que me haría más daño. —Erica. llamé a Janice para que trajera un bolígrafo y mi carpeta de mi mochila. Hubiera sido hermoso si no hubiera notado una sonrisa siniestra que los acompañaba. y sacudí mi cabeza. su cabeza corriendo a través de varias emociones. —¿Qué quieres decir con que tengo que escribir el tuyo? ¿Tú qué? —Mi Soliloquio. 129 . Fue entonces cuando comprendí que ella había sabido de qué se trataba la asignación todo el tiempo. ¿verdad? ¡Érica sería demasiado fácil! Durante mi asignación. —Trataré de no ser muy honesta. —Sí. No había vuelta atrás ahora. Había sobrevivido a un atropello y fuga. preguntándome siquiera lo que esto significaba. Tenía que esperar que Graham fuera el centro de su escrito.

se dejó caer junto a mí. rociándome con sudor y los dos convulsionamos en risas. aunque una parte de mi me dijo que no. Escribí hasta que mi mano empezó a acalambrarse y luego comprendí que era porque sostenía el bolígrafo demasiado apretado. Él procedió a sacudir su cabeza. apestas. —Ugh. una gigantesca taza de café en su mano y apestando a sudor y hierba. Especialmente cuando las palabras que fueron escritas bajo mi mano parecían estar gritando por ser descubiertas. Estaba tan absorta en el libre flujo de pensamientos hacia el papel.Escribí hasta que la tinta del bolígrafo comenzó a acabarse. Fue su olor lo que me dio la suficiente advertencia para cerrar mi carpeta antes que él pudiera ver en lo que había estado trabajando. apareció con un sándwich firmemente encajado entre sus labios. 130 . Escribí hasta que el sol comenzó a bajar y necesite encender la luz. que casi no note cuando Graham. lo que requirió levantarme y conseguir otra. pero esperaba que lo hiciera. Me queje cayendo de nuevo en nuestra vieja rutina como un pie cayendo dentro en un viejo zapato. No podía saber si se sentía tan cómodo como yo.

131 . la transpiración brillando en su rostro. Grace tal vez sea tu amiga ahora. ― eh? ― Stacy sonrió. algo de la carne asada que Janice había hecho para la cena y un bol de helado. Ella lucía intimidante. voy a quitarme de aquí. no parecía del todo intimidado. ―Y eso es lo que eres. y la envidié. graham. la idea de presenciar a esos dos en acción me intrigó. Lo siento.Pelea Traducido por Anne_Belikov Corregido por nella07 C uando Stacy llegó. y mientras normalmente quería alejarme de ellos tanto como fuera posible. Ahora muévete. ¿Querías el título para ti mismo. Se burló él. Podía olfatear la pelea acercándose. ―¿Quién demonios te nombró reina. Parecía irritado. su cabello atado en una apretada cola de caballo. sus manos en sus caderas y un brillo amenazante destellando en sus ojos. Graham ya había terminado su sándwich. pero ella ha sido mi mejor amiga toda mi vida. su refresco. Este ha sido mi lugar desde siempre así que tú puedes encontrar otro lugar para sentarte. Quiero sentarme al lado de ―dijo Grace y preguntarle sobre algo importante ella contemplativamente. vestida en su uniforme blanco y negro. naturalmente. Ella comentó que su lado del sofá parecía estar sumergiéndose desproporcionadamente en cuanto al mío y estaba en lo correcto. tomó esto como si Stacy estuviera llamándolo gordo. Princesa? ―No El rostro de Graham se volvió rígido. Él. La admiré. o envidioso. chico manteca. Estoy segura de que podría colocar una bola de boliche en mi regazo y continuaría inclinándose hacia su lado debido a la pronunciada inclinación. sin embargo.

Nunca había visto a Graham tan enfadado antes. desde sus ojos hasta sus orejas. El rostro de Graham se volvió de un brillante púrpura ante la burla de Stacy. su peso cambiando de un pie al otro mientras esperaba su respuesta. ¿Eres algún tipo de súper chica? 132 . ―Estaba siendo amable.―¿Quieres decir toda tu vida hasta que Stacy se volvió presumida entonces. pero no sabía hacia quién dirigirlo. mi boca abierta. su rostro de pronto calmado. girando el respaldo y causando que se inclinara en posición horizontal. su rostro lleno de preocupación… por la silla. Estaba humeando. ―Necesitas salir de mi vista. Grace y yo tenemos cosas que trabajar. Miré a Stacy para ver si ella estaba tan preocupada como yo. coincidiendo con sus movimientos rápidos y ágiles. comenzaste a salir con Erica Hamilton a sus espaldas y la botaste en medio de la calle. sus dedos listos. cada parte de su cara roja. Ella no conocía a Graham. ―Grité. sus facciones felinas. hoy. mis otros abiertos por la tranquila. Moléstame otra vez y me Stacy se encogió de hombros. ella esquivó. verdad? A tu mejor amiga. lo cual. ella no lo estaba. serena expresión de su rostro. Por supuesto. y yo ―¡No! observé como él se abalanzó. y como un gato desviándose para evitar ser rociado con agua. así que cualquier cambio de humor para ella no tenía sentido. ella. aunado al peso de Graham y al continuo movimiento. apártate o meteré tu cinturón en tu garganta. Sucedió tan rápido que no estaba segura de si había sucedido después de todo. su movimiento impulsándolo a él a sumergirse de cabeza en el respaldo de la silla de papá. Con algo que sonó como un gruñido. resultó él siendo lanzado por los aires. porque su reacción colocó a Stacy en movimiento. ¿cómo estuvo tu día? el Así La miré. Su repentino movimiento me envió al brazo del sofá mientras Stacy asumía una postura anticipatoria. Princesa. ― nuevo aseguraré de que nunca te levantes del piso deella caminó alrededor de la mesa y luego tomó su lugar en ―. Ella sólo había derribado a un enfadado jugador de futbol de dos veces su tamaño que había cargado contra ella lleno de rabia y ni siquiera tenía un cabello ― ―Intenté señalarlo mientras fuera de lugar. Luego apareció Janice. aterrizando en su rostro detrás de la silla. Graham se levantó. ―Inténtalo. Stacy fue rápidamente detrás de él. pequeña niña. sus manos hacia adelante. ―su burló considerando que no eres el único que puede salvar Se vida.sofáque. Estoy segura de que mueres por probar cuán macho eres. Una vez más. ―Esta es la segunda vez que me has tenido en el suelo Graham gruñó en el suelo.

estaba segura de que mi relación con Stacy hubiera progresado sólo después de las reuniones que teníamos en la biblioteca. Ella tenía una habilidad que la hacía definitivamente capaz de llenar ese rol imaginario. ―Sólo estoy acostumbrada a ser molestada y a atacar Ella se rió. ¿Por qué? Vi las esquinas de su boca caer por el humor oscuro de mi pregunta. quien todavía estaba en el suelo. Grace.com/ i mages/a04/8c/g3/t i e-tae-kwon-do-belt200 X200 . pero deberían funcionar para ti y te darán tu primer Tii ― ―. porque sin él. De nuevo. ¿tú vas a ser mi maestra? ―Sí. Como este: http : //www. recordando como de cómico había parecido. ¡Creo que es justo el tiempo de que comiences a aprenderlo! Sonreí. obviamente ella estaba impactada por mi pregunta.hasak i shop. ¿crees que sería demasiado tarde para empezar a aprender Tae Kwon Do? ―No. Graham enfadado no me asusta. ¿Qué necesito. ¿No quieres ser instruida por una chica? 4 Doboks: Uniformes para Tae Kwon Do. No me había dado cuenta de la vida tan grande y maravillosa que existía fuera del pequeño mundo que había construido alrededor de mi relación con Graham. Stacy. sentí un poco de gratitud por el golpea y corre. Su boca cayó abierta. Recordé la imagen que había conjurado esa mañana sobre ella siendo mi guardaespaldas. Sus ojos se cerraron mientrasella se concentraba algo. seis tíos y un padre que hacen Tae Kwon Do. ―Uhm. cuando comiencesella juntó sus manos ¡Ohhh! ¡Te enseñaré yo! ¡Recuerdo que mi papá me pidió que diera las clases de principiantes! ¡Serás mi alumna ―Am… De pronto.ehow. cuándo puedo comenzar? ¿Qué tan difícil es? emocionada. Ya no más. ―Creo que en probablemente pueda conseguirte el descuento de la familia y probablemente 4 también pueda prestarte algunas de mis cosas. que comencé a reír también. desesperadamente. Me quedan largos. Era algo que admiraba enormemente. probablemente tratando de adivinar como salvaguardar su orgullo. ―¿Qué tan costosas son las clases? Quiero empezar tan pronto como ―Ahora estaba pueda. http://i.miraba de vuelta entre ella y Graham. ya no estaba tan emocionada. ¿Quieres verme asustada? ¡Haz enfadar a mi mamá! Era tan fácil reír con Stacy. Tengo cinco hermanos.jpg 5 Tii: Cinturón que se ata al dobok.com/ i mages/Image/equipements/taekwondo/tenues/Dobok-Taekwondo. a chicos de dos veces mi tamaño. tuve una idea. para mi sorpresa. Tengo muchos doboks que quizá te 5 sirvan. me di cuenta.j pg 133 . De pronto.

― Graham. Tienes shock y risa ― al Sr. Creo que el doctor me dejará ir una vez que vea que puedo arreglármelas perfectamente. Tal vez considere salir de clase y observar. Será genial. volveré el viernes de la próxima semana. Y oye. ―Sí. su rostro una mezcla de ―. él salvó tu vida? ―Él se estaba dirigiendo a la propiedad de su familia cuando me vio en el camino. no. ― Miré hacia Graham mientras le respondía.Intenté sonar animada. todavía mirando a Graham. Danielson ―su voz sonó afectada. ― escribiré la dirección para… ella se detuvo cuando vio lo que había estado escribiendo. sin moverse. ¿Robert. leí sobre un nuevo chico. repitiendo la misma historia que le había dicho a mi papá. preguntando qué razones tenía ella para mirarlo así. Uhm… y este parecía como si fuera a ser genial… divertido… ¿está ella escribiendo el tuyo también? Asentí con mi cabeza y luego señalé hacia el cuerpo boca abajo de Graham. sólo ve por estas pequeñas notas que tienes aquí. Yo miré ―Así que también. ―Te Parecía suficiente porque ella agarró mi carpeta y arrancó una hoja de papel. ―Escuché que corrió Stacy asintió con su cabeza. a los múltiples doctores que habían venido a verme. al policía que había metido en problemas por preguntar sin la presencia de mi papá. ¿verdad? Me tomó por sorpresa cuan feliz me hacía saber que alguien se preocupaba sobre mí volviendo a la escuela. Creo que lo harás bien. negué con la cabeza. regresas a la escuela la próxima semana. Parte de mí se preguntaba donde había estado los tres años pasados. esperando que ella captara la pista que estaba en la oscuridad de este pequeño hecho. Se quedó ―Podía conmigo en mi habitación todo el tiempo.Dándome cuenta de qué tan fácil y rápido podía terminar en el suelo al lado de ―Oh. L os segundos verbos son siempre soliloquios. detrás de la ambulancia todo el camino al hospital y se quedó ahí hasta que regresaste a casa. Incluso enseñé los dientes en mi sonrisa. ver la mano de Graham cerrarse en un puño cuando dije esto. aunque no podía ver su rostro porque estaba 134 . ―Dije. ― Stacy sonrió. y a las tres enfermeras que querían estar tan cerca de Robert mientras sus ropas lo permitieran. Sí. Sí.―Ella va a tener una gran cantidad de diversión a costa mía el próximo viernes. pero ahora sabía que no habría sido capaz de apreciar su amistad entonces. Stacy miró hacia Graham todavía descansando en el suelo. ¡Ni siquiera siento como si ―Reí tuviera los huesos rotos! nerviosamente al final. Él estuvo genial. Se volvió para mirarme.

todo lo que podía ofrecer. no estaba segura de que estuviera lista para entrar en detalles sobre cómo él me hacía sentir. Serías estúpida si no intentaras atraparlo antes de que otra chica de Heath lo haga. Me hiciste a un lado. Tal vez se había golpeado demasiado fuerte en el suelo. Y luego lo lancé por la ventana y caminé ― por la línea de Stacy. la Súper Fenómeno pudiera tener al menos un amigo en Heath. quería adherirse a su mapa. porque sus ojos parecían un poco vidriosos. atentos. mis temores. incapaz de mirarme cuando respondió. ―los Éramos más que eso secretos que Robert había compartido conmigo iban más ― pero allá de lo que una simple amistad podría permitir tanto como me agradaba Stacy. que estabas enamorada de mí. porque no sabía cómo hacerlo. de pronto mirando sus uñas. creo que ―Era somos realmente. mi sufrimiento y las dijiste para hacerte ver como una especie de santo. pero él no estaba ahí. es algo más. Grace. Estaba de pie enfrente de la mesa de café. Erica Hamilton: la bruja más grande de la escuela. ―Así Stacy. Ellas son como buitres que vomitan en su comida ―Dijo ella. ―Aww… ¿Está la princesa celosa? Comencé a tomar un enfoque más adulto. Miré hacia el piso para ver si Graham estaba todavía cerrando los puños a sus costados. Le dijiste a ella cosas sobre mí. ―Bueno. sobre mi vida que son privadas. por otro lado. diría yo. que ustedes dos. mentiste sobre mí en la prepa NC! ¡Sabías que no irías ahí y aún así me mentiste! Te dije que estaba enamorada de ti porque 135 . Graham? pregunté de regreso. por lo que he leído. Stacy se burló mientras yo tartamudeaba. sus ojos enfocados. realmente buenos amigos. No estaba segura de qué hacía. ―¿Estás tú…? preguntó ―.obscurecido por la silla. ¿Por qué es importante? ―Dijiste Él miró a sus pies entonces. No estaba segura de que quisiera tomar ese camino. Y ciertamente. Él es guapo. sabiendo que no quería escuchar su ― ― respuesta. no estaba dispuesta a admitir algo con Graham a menos de cinco pies de mí. como si fueran para que otro no la tome. la cosa más importante del mundo. Estaba empezando a entender hacia donde iba Stacy. ―¡Me rompiste el corazón y me heriste. martirizándote por mí. su familia es muy rica. Graham… por Erica Hamilton. Mis secretos. están… ¿saliendo? ―Creo… La miré. ¿Vas a intentar atraparlo? ― él ―¿Por qué. porque Grace. como basura. No puedes estar interesada en alguien más tan pronto. y ahora es un héroe. incapaz de responder.

―Sí. No puedo hablar contigo justo dolor en sus ojos antes de volverse rápidamente ―dijo ahora. el amor es un premio. No estaba solo y estaba luchando con otras emociones ahora. te dije que te perdonaba y lo hago. Estás mejor sabiendo cómo se siente él realmente. ¿Te sientes mejor ahora que finalmente le dijiste cómo te sientes? ―Graham.era verdad. creyendo en ello. el dolor de su partida había regresado a mi pecho. Amistad de toda 136 . ―No me había dado cuenta de que había estado llorando. Sentí un pañuelo presionando mi mano. El mío no era suficientemente grande o brillante. y entonces supe que no eres suficiente para mí después de todo lo que has hecho. tanto que me duele darme cuenta de lo que hiciste. Para mí. ―Yo diría ¡que te vaya bien! ijo Stacy planamente. sentí una confortante mano en mi espalda. Un amigo no haría eso ― Stacy . Él asintió con su cabeza. pero él alzó su mano para detenerme. ―Grace. Parte de mí temía que Erica hubiera obtenido de él el material para mi soliloquio. Te llamaré él. Necesito irme. casi en la puerta y luego se fue. ―Él ha sido mi mejor amigo desde que éramos bebés… ―susurré. Asentí. Grace. El rostro de Graham lucía… sombrío. ―Graham…―Comencé. ¿Pero sabes qué más es verdad? No me amas de la misma manera en que yo te amo. Graham. también. Tengo ―él varias cosas en qué pensar… hizo una pausa y me miró con una expresión de ―. y vi el rostro de alguien que había querido amarme por tanto tiempo desde que me vio por primera vez. La pequeña guerra dentro de mí me hacía sentir como si estuviera ahogándome. el amor es un trofeo que viene en diferentes tamaños y siempre intentas tener el más grande. Se volvió hacia la puerta. y él arrojó su amistad por la ventana tan pronto como vio que tenía que lidiar ―replicó con las repercusiones emocionales de ella. usando otro pañuelo para secar mis ahora húmedos ojos y ― dijo suavemente. Lo hago. una vez más mirando sus ―d uñas. pero no dijo nada. Stacy tomó mis manos. ―Te amo. sólo mientras pinche mi corazón. tampoco. Contigo. pero también equivocada. no queriendo que se fuera. No importa de qué color o tamaño es. Pero creo que eres capaz de entender que perdiste la oportunidad de decidir en quien o no puedo estar interesada en el minuto en que decidiste que Erica valía más la pena que toda nuestra amistad. Y no con ella aquí. estás en lo correcto.

pero que me había traicionado tan pronto como lo había sabido? ¿El del tipo que era desconocido e imposible porque se sentía como algo demasiado maravilloso. sólo estás perdiendo tu tiempo. Ahora mi corazón estaba confundido. porque incluso si mi corazón ahora latiera por alguien más.la vida o no. si él no puede amarte de la manera en que quieres y mereces porque él está demasiado ocupado amándose a sí mismo. ¿Qué tipo de amor quería? ¿El del chico que conocía muy bien. Sabía que ella estaba en lo correcto. Tenía que tener esperanza en él. Sabía que ella había sabido lo de Graham desde el momento en que lo había conocido. Sólo me mantenía creyendo que no había más de lo que él me estaba mostrando. demasiado increíble para existir? ¿O el del tipo que se conforma con lo que se puede conseguir. Algunos padres apestan… especialmente cuando tienen la razón. diciendo… haciendo. recogiendo los restos de lo que quedó porque sabe que no va a mejorar? Sacudí mi cabeza mientras las palabras de mi papá de la noche anterior volvían a mí. mientras todavía estaba intentando verlo a través de mi propia auto impuesta prisión color de rosa. no significaba que aún no me dolía por haberlo querido alguna vez. 137 .

y cuando vería a Robert otra vez. viendo el dolor en mi cara y el cambio en mi actitud. Sentía bastante asco por mi propio hedor. desapareciendo para disfrutar su cena con Janice.Famili a Ƹˏ Traducido por ƷYosbƸˏƷ*. le dije. que iba a ser mi profesora en breve. No podía resolver el problema en corto plazo sin ser declarada un milagro médico y luego convertirme en un experimento científico. Ella lucia realmente arrepentida. Allí en el cesto que había dos bolsas de basura negra y cuatro bandas de goma de gran tamaño que se usan para prevenir que el yeso se moje. y me dio otro abrazo. no fue tan raro. me pregunté que escribiría Erica. Ella se había reído de eso. me besó en la frente. y que tendría que aprender a acostumbrarme a que ella me diera una paliza en cierto modo. que le diría Graham cuando la llamara esta noche. Ella se disculpó antes de irse por lo que su provocación había causado. Esta vez. Roo Andresen y * e Cami. Consideré ir a la cama de inmediato. y caminó directo a la cocina. pero tenía que tomar una ducha. sintiéndome tan vacía después de todo lo que había sucedido. algo de ropa interior y me metí en la ducha. por lo que me enfoque solo en limpiar el resto de mí. disculpándose por llegar tan tarde para la cena. Una ingeniosa idea de papá. sobre todo el que venía del yeso. Entrando a la ducha después de haber sellado mi yeso. pero traté de asegurarle que ella me había ayudado a darme cuenta de algunas cosas que yo no podría haber hecho de otra manera. Además. tengo que decir. así como una camiseta sin mangas.Pineda Corregido por cYeLy DiviNNa S tacy se fue tan pronto como Graham lo hizo. Saludó con la mano a Stacy. Ninguno de nosotros se había dado cuenta de la hora hasta que papá entro. ¿ cuando Qué diría él se enterara de que iba a comenzar a aprender Tae Kwon Do? ¿Qué pensaría al ver mis recuerdos de los últimos días con Graham? ¿Podría incluso volver del todo? 138 . Subí por las escaleras hasta mi habitación y agarre el par de pantalones cortos que Janice me había prestado después de escuchar que mis bóxers eran demasiado pequeños para que entrara el yeso.

tejiéndose a través de mis piernas. solo siguió poniéndose capas y capas de ropa hasta que casi no podía sentarse. El extremo que estaba oculto para mi estaba siendo empujado por una fuerza invisible. y luego de vuelta hacia arriba como uno. maldije a Janice por lo bajo y sus hormonas de embarazo tomando control del termostato. Me desenredé como un yoyo. Cuando el agua se volvió fría supe que era tiempo de salir. Sacudí la parte derecha de mi cuerpo. Cerré la puerta de mi cuarto y me apresure a mi cama. Ni siquiera cuando me cayó jabón en mis ojos y me ardía tanto que pensé que iba a quedarme ciega permanentemente. me apresuré a mi cuarto. Toda esa discusión con Graham acerca de mi afecto por alguien que no sea él y que había la posibilidad de que Robert ni siquiera volviera. incluso cuando había escarcha en las ventanas. alrededor de mis brazos. mis dientes mordiendo la manta. y yo sabía que pasaría un rato antes de que empezara a hacer su trabajo y me ofreciera un poco de consuelo. y luego estaba cayendo. Comencé a soñar. Cintas sin fin fluían a mí alrededor. con mis dientes castañeando. Arriba y hacia abajo. me estaba convirtiendo en la tela de mis propios sueños. porque yo ya estaba caliente. tratando de sacar la mayor agua que pudiera antes de salir de la ducha. ella juraba que hacía calor. como una momia. y mucho menos devolviera lo que sentía por él. Podía sentir la fuerza del sueño arrastrándome mientras mis ojos se cerraban en derrota. el final de la cinta 139 . yo ni siquiera estaba segura de que iba a volver. Podía ver una extensión de la cinta flotando sobre mí. Las cintas fueron acercándose a mí. De pronto me di cuenta que había una sola cinta. y me seque rápidamente. sus movimientos restringidos por el espesor. el agua fría estaba comenzando el proceso de enfriamiento temprano. El edredón en la parte superior estaba frío. Después de vestirme en un apuro.Esa última pregunta me asustó. tirando más y más fuerte mientras la malla era más y más pequeña. Y la voz que llenaba mis sueños desde el accidente estaba allí otra vez… ¿Tienes frío? Temblé pero no del frío. Me sentí caer. No podía sacar ese pensamiento de mi cabeza. la voz era fuego encarnado. Me había envuelto por completo. Papá no dijo nada. también. El otro extremo estaba enrollado y en mis pies. encarcelándome. ¿Quieres que te de calor? Asentí. tenia tanto frío. y a través de mi pelo. un extremo se perdió en el horizonte del cielo sin estrellas. el frío aceleraba mi caída en el sueño.

Yo estaba cayendo… hacia arriba. era una batalla por lo que había en sus confines. Sentía… no. no sentía frío. l tirón e rompiéndose. hilos desfibrados aquí y allá. sin estrellas. como para compensar las que faltaban en el cielo. Los dos extremos tirando por sus propias razones. Miré hacia abajo y vi las luces de las casas y las lámparas de la calle titilar como estrellas al revés. saborearlo. Lo sabía por la forma en que mi sangre se empalidecía cuando él presionó sus labios contra mi cabello de una manera tranquilizadora. su nombre vino en una ráfaga porque sabía que el fuego me tenía.. No estaba cayendo… estaba flotando. — Robert… Él me sonrió. por volutas de humo gris mezclado con mechones blancos: Mi ángel en una nube. ¡estábamos volando! Y estábamos rodeados. Estábamos. más decidida. mientras el mundo estaba al revés. No sentí miedo de caer. no sentí nada más que el calor. Abrí mis ojos. era potente y fuerte. y empezó a tirarme con fuerza. Podía olerlo. Y en la noche fría. Tal vez aún más. estaba completamente segura de eso. Estaba a salvo con él sin importar dónde nos dirigíamos. Recordé creer que mi mundo se había lanzado fuera de su eje. tiraba de ida y vuelta. Yo lo sabía por la forma en 140 . La fuerza en ese final era más fuerte. al parecer. un extremo era frío. sentía más que eso. No. Y luego de repente me caía. como si no hubiera más que perder si lo dejara ir. pero¿por qué? Dos faros de color verde esmeralda brillaron hacia mí desde la oscuridad lejana. Y entonces ambos extremos comenzaron a empujar. estaba boca arriba. el otro desgastado y desgarrado. Podía sentir la tensión en la cinta. que nadie había estado tan cerca del cielo como yo lo estaba en ese momento. En sus brazos. sabia sin una onza de duda en mi corazón. La cinta había sido cortada. Alcance por el más cálido cuando mis brazos estuvieron libres. su cara serena.. sus brazos me acunaban hacia él. Si nada más. debilitando la cinta mientras la lucha por el predominio se puso más desesperada. sino de la tierra. Él estaba contento. su sonrisa satisfecha. mis brazos alrededor de su cuello y la cabeza apoyada en su pecho mientras lo agarraba hacia mí solo para estar segura. con carámbanos de hielo formándose en los bordes. pero esto era diferente.invisible. ¡El no podía hacer esto cuando estaba despierta y también en mis sueños! ¡No estaba bien! ¡No era justo! El otro extremo de la cinta se había quedado sin holgura. un extremo ileso. el otro extremo era caliente. Lo observé. Yo estaba cayendo. y yo sabía quien estaba en ello —grité su nombre para que parara. no del cielo. brillando con su calor interno.

Su secreto. en cierto modo. y entonces estábamos en el suelo. ni banda tocando canciones usuales. sintiéndome de repente melancólica mientras el reconocimiento de las circunstancias no permitirían más similitudes. pero completamente aunado con la rápida progresión y la celebración de dos vidas individuales reuniéndose y comenzando como un todo en los acontecimientos de un solo día. mientras que el mirador había sido decorado con flores y gasa. su aterrizaje fue tan suave que sólo me di cuenta cuando mis pies con calcetines se doblaron sobre la fría arena. Me reí. habíamos pasado de extraños virtuales a atados de por vida. Los mechones grises que nos rodeaban poco a poco se disipaban. una gran carpa blanca se había establecido en los jardines. Había habido chile. de cómo eran las cosas ahora con Robert y conmigo. Miré a mí alrededor en el entorno familiar y sabía que estábamos en el refugio de su familia. El mirador estaba en calma y sereno. supuse. Pero había chile. Todo esto era simbólico. Había habido una boda aquí hace poco. En un día. mi debilidad humana y su divina fuerza no encontraban ningún compromiso en una posición tan incómoda e inflexible. pero los invitados se habían ido ya. Él me empujó más cerca. Los restos de las celebraciones eran caóticos. sabía que él podía escuchar mis pensamientos y lo habían complacido. y la novia y el novio estaban fuera celebrando su primera noche como marido y mujer juntos en alguna parte. y ninguno de nosotros se sentía satisfecho. que había compartido con tan buena voluntad. Finalmente le pregunte hacia dónde nos dirigíamos cuando comenzó su descenso. Yo lo sabía por la forma en que se sentía como si yo simplemente flotara más alto si tuviera que dejarme ir. Robert? —pregunté finalmente. 141 . donde los votos eternos fueron dados. ― ¿Por qué me trajiste aquí. y lo será hasta el día en que muriera.que mi piel cantaba cuando apretó la boca contra mi oído y me susurró en francés lo contento que estaba de que había sido capaz de escabullirse antes de lo que había pensado originalmente. ninguna niña con flores dormida en el regazo de alguien. lo agarré más fuerte. ambos todavía llenas hasta la mitad del ahora flotante líquido dorado. lápiz labial corrido en el borde de uno de ellos. Si. Cuando vi sus ojos líquidos ondulantes como una piscina turbada de metal fundido. ahora era mío. No había habido pastel ni chifón. y definitivamente no había champaña. La mesa donde la novia y el novio habían sido figuras centrales todavía contenía dos copas de champaña.

como una a una. Estaba casi negro como la pez y sentí como el leve temblor de miedo me tomaba desprevenida mientrasme di cuenta que estaba muy sola. al menos. No había nadie aquí sino nosotros. Él se estaba riendo. —Oh —giré alrededory no vi ¿Como…? movimiento. y mis ojos siguieron ampliándose. porque en ese momento. Robert había 142 . Caminé torpemente para tocar los dos círculos. las luces en la tienda y en el estacionamiento de grava se apagaron. flores y servilletas. Parpadeé y de repente. Era como si nada hubiera estado aquí. me quedé boquiabierta. las mesas que habían estado cubiertas con platos y manteles. Vi. estaban todas desnudas. instantáneamente. estupefacta. preguntándome si me había perdido algo. perpleja. las mesas fueron retiradas en un abrir y cerrar de ojos. Ni siquiera un grano de arroz estaba en el suelo por debajo de mis pies. todo el piso había sido limpiado de mesas. Yo estaba a una pulgada de sentir la humedad fresca en mi mano cuando una ligera. y las manchas pequeñas de comida y bebida que hacían una cubierta de arlequín maravillosa en la mantelería blanca y brillante. las esquinas de sus ojos arrugadas de diversión. Presta atención. Como si hubiesen desaparecido. Sacudí la cabeza rápidamente a mi alrededor. mágicamente no había copas. mantelería y servicio. eran reales. Debía parecer muy graciosa así como parcialmente inmovilizada y próxima víctima de un ataque al corazón. Traté de ver si algo se había quedado. para asegurarme de que ellos. —¿Van a aparecer? ¿Vamos a encontrarnos con ellos aquí tan tarde? —él se rió—.Él sintió mi humor antes de que escuchara mis pensamientos. dejando un mesa vacía en su lugar. No.solo cosas desapareciendo—. como si alguien me abrazara. Mira. Lo miré. Fruncí el ceño. Ellos ya están aquí. tocándome con gracia. Él agarró mi mano y me llevó hasta el centro de la tienda. le di un vistazo a las copas de champaña una vez más. y la boda nunca hubiera tenido lugar. pero no había nada. a las flores que habían sido esparcidas sobre el mantel en una carrera por empezar a bailar. dulcemente perfumada brisa corrió a mi alrededor. ¡Más rápido! En el tiempo que toma a la mayoría de las personas parpadear de asombro. Había estado prestando atención. Lo único que quedó fue la tienda y el suelo. Cuando él apuntó hacia la mesa del novio y la novia. La única evidencia de que habían estado allí eran solo los anillos de humedad que habían dejado sobre el mantel. y luego la tela de damasco se había ido. Parpadees. porque todos a mi alrededor. los latidos de mi corazón cada vez más irregulares. No. Me giré para ver a Robert. —Te traje aquí porque quiero que conozcas a mi familia. lo que hizo que me encorvara.

Y de repente el cielo de repente apareció.. Robert estaba dando un brillo muy visible. mi tono vacilante pero esperanzador mientras me posaba de lleno contra su pecho de roca sólida.desaparecido cuando las luces se apagaron y ahora. mire fijamente hacia arriba. —Mira hacia arriba. pero en lugar de obedecer. me volví hacia la dirección de su voz. como si alguien hubiera tirado sobre toda la noche de terciopelo negro. Eres un brillo en la oscuridad Robert. y el resplandor dorado una vez era ahora un blanco brillante. yo tenía más miedo del que había tenido alguna vez en mi vida. No lo había notado antes. Él no estaba allí. y mire a su alrededor otra vez. Trastabillé hacia él y vi con mis propios ojos que él tenía razón. Nuestros colores cambian con la forma en que nos sentimos. — ¡Oh! —En el temor de algo tan simple. 143 . —También estoy en un estado de ánimo que brilla en la oscuridad. —Es tan hermoso —suspiré—. Confía en mí. el frío de la noche de septiembre cada vez más evidente en mi soledad. tonta. mi yeso haciendo un ruido sólido en cuento lo golpeé. Era una luz de oro pálido. abandonada en la oscuridad. —Entonces. ¿qué sientes ahora? Él extendió su mano hacia mí. pero como había hecho en las visiones que había compartido conmigo ese primer día. había cambiado. Se sentía como si él mismo me hubiera dado el cielo para que lo observara. Yo podría decir lo mismo. —¿Robert? —Mi voz temblorosa lo llamó. y me llevó con gran rapidez a sus brazos. Él estaba de pie junto a una pequeña mesa que se había establecido cerca de la glorieta. las luces de las calles tienden a convertir todo en amarillo. Parpadeé. Nunca ves estrellas como estas en casa. —¿Por qué? —Pregunté. ―Reflexioné. completamente contenida en la mágica calma de un cielo estrellado. la luz de las estrellas irrumpiendo de la nada. —Mira hacia arriba —dijo en voz baja detrás de mí. —Me siento completamente feliz. Cualquiera que haya sido su estado de ánimo antes.. Él se rió entre dientes. suave y reconfortante. Creo que puedo ver esto toda la noche… Asombrada. pero tan hermoso. Así que lo hice.

bueno… no me hace sentir tan bien respecto a mí misma. mi brazo derecho rígido en su yeso. feliz de que te muestra el cielo. O. empujando hacia atrás un mechón de pelo de mi cara. —Enderecé mi cabeza y la sacudí. Especialmente cuando lo último que quería era ser diferente. —Traté de ocultar mi decepción.fuera lo que hiciera que tu brillo se pusiera… blanco. Él suspiró un poco exasperado. Y hay más razones por las cuales estoy feliz además de tus diferencias. Y sí. ilumíname. cuando digo que estoy feliz de que eres diferente a esas otras chicas. Más de lo que meras palabras humanas -en cualquier lenguaje. Bien. Sé que soy diferente. una parte de 144 . —¿Estás enojado ahora? ¿Cómo adivinaste? —Porque si tuviera que elegir un color para representar molestia. —Esperaba que esto -lo que soy. Eso es fantástico. Diferente no significa malo. estoy excepcionalmente agradecido que eres quien eres. si yo hubiera tenido uno. y no hay una vez me pidieras que hiciera algo que va más allá de los limites. Se mi Yoda. ¿Por qué piensas que soy obtuso? Ladeé mi cabeza a un costado. estoy feliz de que estés aquí. En lugar de eso es porque soy “diferente”. Pero. Pero ahora mismo cuando dices que eres feliz porque soy diferente. Robert me buscó nuevamente y despacio me contuvo en el círculo de sus brazos. Me aparté del círculo de sus brazos y levanté los míos hacia mí.—Estoy feliz porque tú conoces mis secretos. Que ser diferente sea bueno o malo no es el problema. no habría hecho nada por mi ego. Lo miré¿Podía ser tan obtusobrillo cambiaba de blanco a verde y sus brazos se ? Su apartaron de mí. ya sabes lo que soy. como si te hubiera dado joyas. Aunque honestamente. y eso me hace feliz —dijo él. Grace. y que eres parte de mi vida. eres muy diferente de otras chicas. para empezar. impresionada de que pudiera leer mi mente pero no figurar mis sentimientos. Como te dije. no me has pedido nada. Eso no hizo ¿Estaba feliz porque era diferente? nada por mi ego. —Chica tonta. —Pensé que ya habíamos pasado esto. Eres mucho más que diferente. sería el verde — repliqué. el hecho de que estoy aquí. —Estás perfectamente contenta por mirar a las estrellas.podrían expresar. quien soy. Es un hecho con el que fui apuntada cada día de mi vida. —Ahora sé que eres obtuso. Sí. —Oh.

adormecida. llámame Ameila. No soy una mujer casada más de lo que tú lo eres. Y también me era vagamente familiar. Mi nombre es Ameila. —Por favor. Sus pequeñas. —Ho-hola Lark. —No voy a matarte. Y su rostro continuaba frío. El cuerpo de Robert se puso rígido detrás de mí y casi me atraganto cuando sonrió y vi colmillos. pero todavía temía que pensara que estaba mintiendo. Señora Bellegarde. —Tartamudeé. Los colmillos se retractaron y pestañeé como si tratara de borrar la imagen de mis ojos. incapaz de contener el temblor en mi voz. Su rostro era pura porcelana.ello tiene que ver con mi familia quienes pueden. tantas chicas sin fe. negro cabello estaba trenzado a un lado de su hombro. Estaba sorprendida de que mis facciones fueran simples. De verdad sentía mis palabras. Esperaba que fuera igual: Hermosa y vacía. y aún así la trenza se mantenía. así que deja de actuar como si lo fuera a hacer. el final sin ninguna banda elástica para atarla. ninguna fe en su honestidad ni sus corazones. Pero ya nos habíamos conocido. Había tolerado muchas indiscreciones de su hijo. el instante que mi piel tocó la suya. —Hola Grace —su voz era suave. Su largo. No tenía fe en chicas humanas. Y como sucedió con Robert. suave y perfecta. inservibles. suspiré. Rió ella. —Le dije. ofreciendo una bienvenida. Me atraganté con lo que fuera que iría a decir. 145 . —Fue su réplica. melódica—. mi voz temblorosa y nerviosa. Ameila dejó salir un gruñido de amonestación. Se apartó para que pudiera conocer al otro miembro del trío Bellegarde. Parada frente a mí estaba la mujer más hermosa que había visto. como una caja de regalo perfectamente arreglada. —Besó mi frente y luego me dio la vuelta. El tiempo solo las había empeorado. casi encantada por su voz y belleza.la madre de Robert. más egoístas y superficiales. apreciar eso. y lo harán. el nombre de su hija sonando filoso y peligroso siendo dicho de manera tan enojada. agraciadas manos se extendieron. Puse mis manos sobre las suyas. mi mente fue inundada con sus pensamientos. —Estoy muy contenta de conocerla. Soy N’Uriel -discúlpame. había estado insegura de qué tipo de persona sería. Aún así estaba intrigada de conocerme. su voz sonando como notas altas y bajas de un arpa en una armonía y melodía. Luego. y mis sentimientos sinceros.

— Ella asintió hacia mí. Él podía ver el dolor y la confusión escritas en mi rostro. esta semblanza de privacidad aún sabiendo que él podría escucharnos. En ese momento. eso solo significaba una sola cosa… Imposible. Su voz retumbó en mi mente y supe que Robert también la había escuchado porque de pronto tropecé hacia atrás. Mejor que le crezca una lidiando conmigo que descubra que no tiene ninguna cuando llegue el momento —dijo en voz alta. más como una sugerencia que un requerimiento. gruñendo a su hermana como alguna especie de cobra. Realmente lo era. —Oh. Una sonrisa curvándose al costado de su hermosa boca. sabiendo lo que ambos pensábamos. una mano levantada hacia mi frente y la otra en un puño a su costado. Parecía ridículo. mis oídos comenzaron zumbar con tal intensidad que casi salgo flotando por mí misma. si va a ser tu novia deberá desarrollar algunas espinas. 146 . Las palabras de su madre lo habían condenado y su propio decreto lo hicieron oficial. Tu reputación te precede. estaba en frente de mí. dolía saber que era exactamente igual. en un instante. déjalo Robert. Ameila se detuvo entre nosotros. tengo un regalo para Grace en el mirador. A pesar de mis demandas de querer solo eso. Y ¿ qué significaba eso exactamente? Él no estaba con ellos. improbable. y sabiendo que ella había sido el catalizador del gran cañón entre su hijo y yo.Asustada ¿no? Deberías estarlo. hermano. Quise prestar atención a la parte donde dijo que necesitaba desarrollar una espina pero la necesidad de una era la cosa más lejana que tenía en mi mente porque cuando Lark dijo “tu novia”. pero no hizo ningún movimiento para confortarme —sabía que no había nada que pudiera decirme para hacerme sentir diferente en aquel momento. recordé algo de los pensamientos que me había pasado su madre “todas sus indiscreciones pasadas” y “tantas chicas inútiles” ¿Cuántas había habido? Y si yo era tan diferente. irracional. ¿por qué estaría en el mismo bote que todas las “demás”? El familiar sentimiento de completa y total insuficiencia me arrolló mientras me daba cuenta que no era diferente en absoluto. Lark. Robert estaba respondiendo. Lark resopló. Solo estaba jugando con la chica. mi consciente tomó un fuerte agarre y me sostuvo. y Robert se volvió a verme. Ella no está en ningún peligro al igual que las demás. Escuchar nuestros pensamientos. ¿Podrías ir y traerlo? —preguntó. y terminaría exactamente igual . —Robert. Pero. y sé que no harás nada para contradecirme. pero el gesto me confortaba de alguna manera. —Con qué ó quién salgo no es de tu incumbencia. De verdad. —No tengo que hacer nada. ya no era soportada por él.

y mientras entendía a cada una. Todo parecía tan loco. y… trauma son conocidas por él. tratando de captar lo que me estaba diciendo mientras también trataba de lo entender lo que ya había sido dicho que no se podía retractar. Me senté a su lado. No tienes que pretender que estás preocupada por mí —dije cuidadosamente. Era fácil no sentirse así cuando alguien tan hermoso te miraba de la manera en que ella me estaba mirando. Miré a Ameila e inmediatamente me sentí rara. sus ojos llenos de asombro y tristeza. tiempo. No hay mucho que pueda garantizar acerca de nada. He visto los corazones rotos que ha dejado atrás. nosotros también. Lo intrigas. no comprendes. Que increíble sentirse de ambas manera sin ningún conflicto. Cuando dije que estaba preocupada por ti lo decía en serio. él conoce toda tu vida. —¿Por qué estarías preocupada por mí? Ni siquiera me conoces. pobre. Grace. especialmente de un ángel. Está tan hambriento por información sobre ustedes que ha ahondado increíblemente en tu mente. fue planeado para molestarte. Estoy preocupada por ti y aunque adoro a mi hijo tanto como cualquier madre. No puedo. La hermosa mujer palmeó mi mano aún enlazada en la suya. Ella atrajo mi mano hacia su corazón. se que lo que he dicho te ha molestado. y había tenido esperanzas para ellas en ocasiones. y lo que él ve en ti. igualmente lo que nosotros vemos. estamos atados a nuestras leyes de honestidad. me dije a mí misma. desde el principio al presente. incluso las memorias que tu mente es incapaz de recordar gracias a tu edad. Pareces estar bajo la equivocación de que los ángeles estamos atados a las mismas reglas que ustedes los humanos. no puedo decir que me sentiría impasible si lo mismo te sucediera.no. mi codo en la rodilla. preocupada de que lo exponga… Que tomaré ventaja de su secreto. apoyando mi cabeza en mi mano libre. no puedo negar sus —dijo mientras lo miraba marcharse y faltas tomaba mi mano y me dirigía hacia un banco. y luego de ver tu vida en sus ojos. —Ese hecho no podría ser más cierto. tratando de no pensar en nada que no fuera mi decisión en esas palabras. Con unas pocas excepciones. No lo haré. él también. Nuestras mentes están abiertas entre sí. Eres diferente. Grace. admito que también me intrigas a mí. Robert sabe más de ustedes de lo que sueñan. —Oh querida. Robert ni siquiera me conoce. se que estás preocupada por tu hijo. Me miró. todos lo hacemos.—Grace. No fue plan. te herirá profundamente cuando el tiempo en que él se aburra llegue. pero puedo hacer eso. —Grace. —Ameila. Olvido cuánto sabes. —Dijo Ameila sonriendo con tristeza y palmeando mi mejilla. No lo estamos. Lo ha hecho con tantas otras. —Dulce jovencita. Ningún ángel puede. Sacudió su cabeza como si el pensamiento de que fuera lamentablemente ignorante era una total tragedia. pobre niña. 147 . No puedo ser deshonesta contigo. Es por esto que no puedo aceptar que él quiera estar contigo.

en otro sentido. Me sentía avergonzada y una hipócrita. No debí decir eso. No podría haber detenido mis palabras incluso si lo hubiera querido. ahora era mi propio juez. Oh. Inclusive su mente no arremetió con el veneno que esperaba y me preparaba. humanos idiotas. no puedes ser responsable de tus palabras y acciones. Su rostro era como piedra. repentinamente escuchaba ángeles cantando. esperado. genial ¿Ahora vas a usar el dispositivo de agua? Por favor. Tanto por no hacerme responsable de tus propias acciones. Eso estuvo mal. no las había. Supe 148 . eres todavía tan imperfecta y defectuosa tanto en tu mundo como en el mío. sin saber si ella seguía allí. Sus ojos ciegos no mostraron reacción ante mi declaración. y en el sentido que realmente importa. Siempre creyéndose superiores porque son humanos. La reacción que tenía por mis propias palabras. Era un coro. ¿Bien? ¿Te quedarás sentada allí tratando de pensar algo que decir? ¿O lo harás? Inconstantes. sentía la tristeza filtrase como una mancha en mi corazón. sabía que si no decía nada.como mi hijo dice. con dos voces que parecían familiaresen tantos sentidos. Me da esperanzas pero también me causa miedo por tu bienestar. No quería que estuviera con su hijo porque estaba segura de que me heriría de una manera devastadora. Como si él no hubiera visto eso miles de veces. perderlo sería como algo que nunca habías experimentado. saber que inclusive con tus poderes ilimitados. Tan cursi como podía sonar. jurado y ejecutor. y aún así queriendo ser como nosotros y los otros. Escuchándola hablar. Lark. inclusive si es un ángel. helada en su burla La mejor parte de perder control de tus emociones es que cuando alguien te enfurece. no me había preparado. Es patético. me arrepentiría por el resto de mi vida. Pero no quería… Debe ser tan difícil para ti Lark. y temo que no seas la misma persona cuando llegue el momento. Y al momento en que escuché la voz de Lark metiéndose en mi cabeza. Que se preocupaba lo suficiente por mí para prevenirlo. —Lo… lo lamento. La voz de Lark estaba en mi cabeza. mirando al suelo. no debí haberlo pensado. —Me disculpé. Ya has sufrido suficientes pérdidas en tu vida —la intensidad de emociones que siento y veo que posees hacia mi hijo. ese maternal sentido de protección que exhibía era suficiente para hacerme perder el control de mis emociones. mucho menos escuchando.

—Susurré. sabiendo que Robert se iba a sentar allí. especialmente. el ángel del hielo. y al siguiente. No piensen que ahora me gusta más que hace cinco minutos. Claro que no lo harán. pero no risas de dos personas diferentes. y me di cuenta que las voces pertenecían a la misma persona. Era una magnífica proeza. luego…. frágil. autoestima. Cariño. sus pensamientos —un dueto en mi mente cantando sobre remordimiento y locura.inmediatamente que uno era un distintivo alto. y el otro un soprano. mis ojos enrojeciéndose amenazando con lágrimas. Sin embargo. y yo no iba a ser quien le diera esa señal. El dueto llenó mi corazón de nuevo. concentrándome en las similitudes. Bueno. Me sentía mucho mejor. y puso mi cara entre las manos. había impresionado a Lark. Tenía razón. me soltó la mano. Ameila pensó que era el momento que nosotros discutiéramos esto porque concentró su mirada en la misma dirección y la cabeza de Robert se levantó. animada. asintiendo. noticias de última hora: soy un ángel. Volteé mi cabeza hacia el mirador. 149 . Ustedes humanos son inconstantes. Volteé a ver a Ameila quien sabía que había escuchado todo lo que su hija había dicho. —Tienes un hermoso Don. Escuché con atención. sino una placentera. se están disculpando y llorando con el pensamiento que han dañado mi pobre. No van a lograr marchitarme por apuntar mis defectos. no sería algo tan simple como eso. No quería llorar en frente de ella pero sabía que escucharía mis pensamientos el momento en que se formaran. Algunos humanos nunca lo hacen. Sé más para estar llena de esperanza. y luego empezó a caminar hacia nosotros a un ritmo muy lento. Casi sentía que no tenía sentido tratar de evitarlo. Lo que fuera que su madre hubiera puesto allá para mí desde hace tiempo había sido encontrado. y estaba sorprendida al no ver una expresión sombría. Su madre se volteó a mí. Casi sonaba como… ¡Risas! Y eso era. no una flor. y no podía evitar estar asombrada por ello. La canción que cantaban era carismática. Lark. Él simplemente estaba esperando por alguna señal de que estaba bien acercársenos. Ella empezó a llenar mi mente con imágenes que Robert estaba viendo en la suya. No. Un minuto se están metiendo con lo que perciben que es una discapacidad. Todas contenían imágenes de mi cara. —Me has impresionado —me dijo sonriendo—. Y esa persona estaba cantando en mi mente.

que se encuentran generalmente en el ártico. después de todo. o una oreja. o una pierna. se podría decir. Él ha vivido mucho tiempo —y no lo ha hecho solo. solo no estoy totalmente segura que seas capaz de sentir por Robert lo que sientes por uno de tu misma especie. —Cada ángel tiene una fuerza que es benéfica para todos nosotros en conjunto. No puedo decir con certeza que es tan intenso como lo que tú sientes por él. He visto a las mentes más fuertes sucumbir a los encantos de mi hijo. y desafortunadamente no hay nada que puedas hacer para evitar sentirte de la manera en que te sientes por Robert. Asentí con mi cabeza. somos un cuerpo. Es natural sentir una obligación a estar cerca de nosotros. pero que realmente no quería saber. 150 . si no fuese lo que es. Cada uno podría ser un brazo. Pero juntos. Me senté allá. Ningún humano puede. el pasado de Robert es lo que es. alterar su ánimo con el nuestro. Ya 6 Lemig: son pequeño roedores. —Ameila suspiró. no queriendo aceptar que ella pensaba que yo tenía la 6 mentalidad de un leming . sino dos individuos que entraron en ella. de muchas maneras. un ángel. ¿Era eso? ¿Acaso mis sentimientos simplemente eran el efecto de Yo había estar cerca de un honesto y buen ángel? ¿Un contacto divino? estado emocionalmente desestabilizada por Graham. Hubiera tenido más sentido que yo hubiera sido más susceptible a los encantos antinaturales de un ángel hormonal. sus hombros se encorvaron mientras las palabras salían en respuesta a lo que había preguntado. Es lo que nos impide ser examinados y que detecten las diferencias sutiles. Piensa en nosotros como una parte del cuerpo humano. Él es. un fuerte deseo. sé que le importas mucho. por supuesto— es solo quien es. alterar la manera en que el clima se comporta. —¿Así que estos Dones aun los ángeles los tienen? Ameila frunció los labios. aturdida. sino que solo por existir.—Cuales sean las intenciones contigo. Queriendo cambiarla dirección de la conservación antes que me hundiera aún más. yo sé que eres muy diferente a cualquier mujer humana que Robert haya conocido. o cerca a este. ansioso y deseoso de seguir a la multitud —Puedo ver de dónde Robert obtuvo su torpeza. y había hecho un enemigo mortal sin siquiera haberla conocido o interactuado con ella. Y ese no es su Don. Separados. Ciertamente eres la única que él ha querido conocer. Mi vida entera había cambiado tan solo en el mi último años. —Y. para estar con nosotros. tenemos nuestro propósito individual. —¿Entonces piensas que todo esto es por mí? ¿Mi reacción humana a que Robert sea un ángel? —Grace. Podrías ignorar lo que sea —creer lo que sea solo para estar con nosotros. Grace. Hay muchas cosas que todos juntos podemos hacer. le pregunto. además de que toda mi vida ha sido alterada físicamente por la presencia no de uno. como cambiar la manera en que una persona se sienta.

Esa es una habilidad mental. Sintiendo que no estábamos solas.. Nuestros corazones seguirán latiendo aun sin oxígeno o sin sustancia porque nosotros no estamos vivos como resultado de su existencia. gracias —Murmuré. Y luego están las fuerzas que son nuestras y solo nuestras. roca. una fracción de nuestras mentes. cuándo alguien va a ser herido. el pensamiento silencioso que se mezclabaen su cabeza. Eso no cambia con la marea. No está formado por emociones o acciones. También somos muy fuertes. nosotros comemos. Ustedes lo llaman telequinesis. —Uhm. sabiendo que me estaba sintiendo increíblemente abrumada por la marea de revelaciones y secretos que se habían acumulado en mi mente —no solo por esta noche— sino por los días pasados. aun si estaban compartiéndolo o no.. aunque lo parezcan— tenemos corazones y tenemos pulmones.. la cual ella me dio a mí. Dentro había una. lo que le contribuyo a mi clase. mire arriba de la cara de Ameila y vi a Ribert parado enfrente de mí con una pequeña caja en su mano. 151 . Nunca nos enfermamos —nuestros cuerpos no son humanos. su cara estaba muy seria mientras miraba a Robert quien seguía parado en el mirador. si el del principio de la cadena quiere enviarnos ese conocimiento. Intenté digerir toda esta nueva información mientrasAmeila continuaba acariciando mi mano. Unos son puramente físicos. acarició mi mano antes de continuar—. Nosotros estamos vivos por nuestros destinos —Ameila se detuvo. La tomé. pero no tenemos que seguir los mismos rituales que ustedes los humanos tienen. así como los humanos.sabes que podemos reorganizar la manera natural de las cosas —tu cabello por ejemplo— y mover cosas sin tocarlas. como tú sabes. Robert. sin embargo… esas las podemos compartir También hay algunos de nosotros que pueden ver el futuro de cada mortal caminante de la tierra porque el futuro es una entidad viviente y respirante. Los destinos de aquellos que no han nacido ya han sido establecidos. pero para nosotros. cuando alguien se va a enfermar. Palidecí ante la expresión de rabia que se plasmaba en su rostro en las duras líneas de confusión. todos podemos saberlo si queremos. Él miró a su madre mientras le entregaba la pequeña caja. es un sanador. con la confusión marcada en mi cara. Ha estado grabado en piedra desde el momento en que la vida existió. Aun así. nosotros lo llamamos pereza. es simplemente un problema pasajero. Tomó un gran respiró y suspiró. cuando uno sabe. creando un levantamiento en su perfecta ceja. Todos sabemos cuándo alguien va a morir. Pero el destino… el destino no es vida. así como tú. Temo que Robert te ha mostrado que puedo cambiar formas. Ella miró a su hijo con lo único que se puede describir como preocupación materna. y la abrí. Y. algo como sólo un fragmento. era tan hermoso que hizo que mi corazón empezara una carrera a una meta invisible. debido a nuestra capacidad de compartir nuestros pensamientos con tanta libertad sin cuidado. agradeciéndole bajito. Este flujo constante de información puede parecer intimidante y abrumador para ti.. Esa es mi habilidad. la respiración tampoco.

pero ahora si… Gracias. Nunca lo habíamos hecho. Si no te gusta. Y le gustaba. Solo sabía que si no estaba. fríos como el acero.—Es una pieza del Parthenon. —Le di mi sonrisa más brillante. No estaba mintiendo. Ameila. Grace la Súper Rara estaba rechazándolo. no entiende porque. como si esa cosa fuera posible. claro. como si nunca hubiera estado aquí. y empecé a farfullar como una loca. —Gracias. por dejarnos visitarte. sonriendo mientras recogía la roca—. En bóxers. iba a tener una larga caminata hasta mi casa. me di cuenta que había herido su orgullo. pienso mucho las cosas. o si siquiera estaba ahí. por favor házmelo saber. sintiéndome extremadamente consciente de cuando Robert me ofreció su mano para que pudiera levantarme en sus brazos. Claro que lo había herido. miré abajo a mi ropa y sonrojándome. sus ojos. y ella lo sabía. Buscando un bolsillo para poner la cajita. —Él se estremeció. esperando que pareciera sincera. Me gusta. Es solo que no estaba segura que me pudiera sentir de la misma manera luego de esta noche. como si lo hubiera herido. qué no había dado cuenta que había estado en mi pijama todo este tiempo? — ¿Por Uhm… me gustaría ir a casa —dije mientras me paraba. Al principio no lo entendí. con miedo a ofenderla. estaban enojados. Grace. avergonzándome de estar casi sin ropa. 152 . Robert y Lark dijeron que soy terrible dando regalos. yéndose tan rápido. Realmente se estremeció. di un paso atrás—. Eso era desconcertante. y realmente apreciando el sentimiento detrás de su voz—. Ameila me miró con su cara llena de dolor. —Si eso es lo que quieres pensar. ambos me lo han dicho. —Ella besó mi mejilla y desapareció. Estaba enojado con su hermana y conmigo por interferir. Y en un instante ya no estaba. Se puso rígido. apareciendo de la nada. Robert me dijo que tu madre había tenido una extrema afición a la mitología. Me gustaría que Lark me llevara a casa. Como si eso fuera a suceder. pensé que ibas a apreciar algo que viniera de un tiempo que fue más que un mito —Ameila me explicó. y por todo este tiempo en esta tierra. —¿Lark? —La llamé. Guardé la roca en la caja y la cerré con cuidado. De repente ella estaba allí. —Yo hablaré con él. —Agarré la roca de sus dedos. Realmente. Me gustaría hablar contigo en algún momento. si la situación lo permite. no sabía por dónde se había desaparecido.

—¿Ves estos ojos? Sé que puedo.Tomé un par de respiraciones para calmarme. Sé cómo me veo a través de tus ojos. por supuesto. Dime de un departamento de vehículos a motor que me vaya a dejar incluso aplicar. son tan fáciles de encantar que podríamos decirles que caminaran fuera de un acantilado. —Oh.. Mi proceso mental era muy lento para ella. —¿Cómo te trajo Robert? Oh . La cara de Lark se iluminó. —Creo que debiera decirte que te debo una. pero y… —Las palabras parecían fallarme. Todo lo demás era secundario. pero pensé que podrías llevarme en coche o algo. —¿Entonces como vas a llevarme a casa? Me sonrió. mientras apuntaba a su cara con la otra. ¿podrías llevarme a casa? Yo-Yo sé que debí habértelo preguntado antes de haberle dicho a Robert que podrías. con su resplandor blanco que hubiera podido alumbrar todo un salón de baile. Sus casi incoloros. No es… normal para los humanos hacer algo así. iba a caer en el pasto. Ella paró y puso una mano en sus labios. Nadie nunca ha rechazado a mi hermano por nada. sí. Asentí con mi cabeza. Otro dueto musical —el sonido de su risa— llenó mi corazón. Sus ojos ciegos veían más allá de donde me apuntaban. —Querías que te llevara a casa. aparentemente. de lo que he tenido en décadas.. —Murmuré 153 . —Bueno. y su pie pegándole al suelo con impaciencia. Robert no toma muy bien el rechazo. Pero en vez de eso. —Es algo difícil explicar miles de años de información en un día. ¿Que haces? —Le pregunté apartándome de ella aun cuando se acercaba a mí. ¿no? —Me dijo con tono aburrido. Agarré mi aliento —su sonrisa. —¿Estas lista? —me preguntó. Creo que tenía esto desde hace tiempo y estoy agradecida que hayas sido tu quien lo haya hecho. y luego retrocedió—. ¿Qué? ¿Crees que es el único que puede volar sin alas? —se rió de nuevo—. nos iluminó a nosotras dos: Mi cara se veía tan triste y ahogada que estoy segura que aun Tragedia me hubiera dicho que me veía mal. mientras que la cara de Lark solo se le podría llamar etérea e impresionante. De hecho. no sabía qué decir de nada. y lo harían. Y. —Lark. —Murmuré mientras sus manos se acercaban a mis brazos. Podía sentir el cansancio en mí mientras los segundos pasaban y sabía que si no me acostaba pronto. y tomar el test con ojos como estos. Grace. pero está ocasión podía ver en ella diversión. Ella se acercó a mí con los brazos extendidos. No sabía qué decir de eso. Aún más en su hermosa cara. Me has dado más entretenimiento en esta noche. Y ella tenía razón. y ciegos ojos eran obvios. Veo que hay muchas cosas que Robert no te explicó.

para que te aferraras a él. Típico hombre. —Bueno. antes que pudiera retirarme. y muy rápido. — Empujó sus pies. —Te contaré todo lo que quieras saber y que pueda. pero se podría pensar que al menos te dijo las cosas básicas. lanzándonos al cielo… y empezamos a volar. ¿tú podrías decirme las cosas que él no me dijo? Su cara se vio pensativa. Se acercó a mí. me tomo en sus brazos. 154 .—Es verdad. En vez de eso fue todo teatral contigo —tratando de darte miedo. Pienso sobre eso un poco.

La Llamada Traducido por Paaau y Conitaa H Corregido por ginabm L a sensación extraña de que Lark me llevara hizo que no hablara por algunos minutos. —¿Qué tipo de habilidad especial tienes? —Bueno. pero al mismo tiempo. entendiendo la necesidad de permanecer invisibles. a pesar de la avalancha de preguntas que amenazaba con romper el precio de mi auto-control. tenemos que estar cerca el uno del otro para poder oír los pensamientos del otro. ella tampoco quería que yo la tocara. ella no estaba diciendo la verdad exactamente. En cambio. por supuesto. sólo deje salir la primera pregunta las siguientes tenían la oportunidad de ser escuchadas. no podía parar la corriente que había sido reprimida por tanto tiempo. al igual que con Robert. Ahora que la primera pregunta ya estaba hecha. nosotras como que somos un poco llamativas —dos personas volando indistintamente alrededor— así que esto nos ayuda a escondernos cuando viajamos de esta forma. Es una especie de camuflaje de ángel. pero para la mayoría de nosotros. Ella no me quería dejar caer. y en cualquier momento. nuestras mentes están conectadas. Asentí con la cabeza. iniciando mi averiguación. 155 . —¿Por qué el humo? —Pregunté finalmente. Es verdad. y conectadas? ¿Qué así siempre podíamos oírnos unos a otro? —asentí con la cabeza mientras ella continuaba—. bueno. Era casi como si nuestros pies estuvieran en fuego. ¿recuerdas como mi madre estaba hablando acerca de cómo nuestras mentes estaban siempre abiertas. No estaba mintiendo. —Bueno. Tú ya sabes acerca de esa regla. Y. nosotras estábamos rodeadas por lo que parecía humo. Ella me cargaba de una manera que me hacía sentir que yo era un montón de ropa sucia. llamas brillantes amarillas y naranjas empezarían a lamer mis piernas.

Hay alguno de nosotros que pueden hablar con ellos. feroces leones salvajes —nosotros simplemente no existimos para lo que a ellos les concierne. si es que 156 . veamos… no se nos está permitido decirle a nadie quién o qué somos sin una buena razón.—Yo. Esta explicado en la Biblia. Es todo circunstancial. una sonrisa semi-divertida. No pude contener el fuerte resoplido de risas que estallaron en mi boca. —Sólo como referencia para tu futuro. tratando de controlar las contracciones de las comisuras de su boca. —El Presidente de los Estados Unidos. Está jugando un juego online de Buques de Guerra consigo mismo y está enojado porque está perdiendo. la lista es bastante larga. Puedo oír los pensamientos de cualquiera. los animales no nos ven. en cualquier parte. su vista ciega. Ella no podía mentir. —Ella tenía una mirada engreída en su cara. —¿Qué otro tipo de cosas puedes hacer? —Uhmmm… bueno. —¿Qué más quieres saber? Sé que esa no puede ser tu única pregunta. curiosa. no necesito estar cerca de nadie. —No se nos está permitido mentir. Pero como con las mentiras. pero la parte de las buenas razones en un poco confusa. —Viviré tanto tiempo como me tome aprender todo lo que pueda acerca de Robert. Asumí que era porque ella estaba buscando por adelantado muchas ocasiones en donde yo rechazara a su hermano por una u otra cosa. gatos. Perros. Algunas de las cosas que nunca me imaginé que fueran una buena razón resultaron estar perfectamente bien. —¿Los pensamientos de quién estás escuchando ahora? —Pregunté. como si estuviera probándolo ahora mismo al estar escuchando a alguien que probablemente no debería. parecía como si me estuviera mirando— y sonrió disimuladamente. así que no tenía razón para dudar de ella. —Ella dijo. Miré a un lado. Nos balanceamos hacia un lado un poco —una bandada de pájaros pasándonos como si no existiéramos— y Lark sonrió sabiendo. somos sólo una pérdida de espacio. básicamente. pero para la mayoría. —Bien. ¿Cuánto tiempo tienes planeado vivir otra vez? —Ella levantó una ceja solitaria y me miró —bueno. No se nos está permitido tomar una vida humana sin una razón justa. por otro lado. entonces. es físicamente imposible para nosotros hacerlo. Físicamente no podemos hacerlo —las consecuencias en contra de nosotros serían instantáneas y… severas. La sonrisa en la cara da Lark se ensanchó. lo que hacía la imagen en mi mente mucho más cómica. Me dio una mirada malvada. Se explica muy bien por sí mismo el por qué. El castigo por eso puede ser bastante severo. pero ver sus ojos me daba escalofríos.

alguna vez la has leído. ¿Dónde estaba? Oh sí. el dinero que tenemos puede ser mucho más atractivo para ustedes humanos que cualquier capacidad de encanto innato que poseamos. No vivimos con la mano en la boca. y algunas veces. y un castigo de los Tronos. Historia corta y larga. Además. la mayoría de nosotros somos los típicos. que Dios le dio al hombre dominio sobre la tierra. Si quieres saber. blah. —No se nos está permitido usar nuestros poderes para beneficio personal aparte de lo que necesitamos. y una sentencia se ha dado. Robert tampoco te dijo sobre eso. Es la manera más fácil de mezclarnos. Ella miró a los pájaros volar por el cielo. 157 . blah. —Explicó ella. —Por alguna razón. ustedes humanos parecen que creen que la belleza y la inteligencia van de la mano. Llámalo pubertad para ángeles. Podemos ver el destino de la mayoría de las personas. significa que ellos son los que gatillan el crecimiento de las alas de un ángel. continuando con su lista. dándose cuenta que la estaba mirando fijamente. que dictan sentencias a favor o en contra en nuestras acciones. el nombre provocó un interés inmediato en mí. blah. y suspiró. y me dio una media-sonrisa. —Ahora. ellos son los que llevan a cabo esa sentencia. empujarte lejos de un auto en movimiento tipo ángel guardián. no pueden haber interferencias en el destino de los humanos. Un traedor-de-alas es alguien que es el catalizador del renacer de un ángel. mientras que los Tronos… ellos son los ángeles encargados de repartir los castigos a las condenas dadas por los Serafines. —¿Serafines? ¿Tronos? —Sé que sonaba confundida pero realmente lo estaba. ¿cierto? —Ella sacudió su cabeza—. con sus ojos brillando como vidrios tornasolados —fríos y duros con una luz etérea que no tenía ninguna explicación… ninguna fuente. —¿Qué son los traedores-de-alas? —Interrumpí. Pero la mayoría de nosotros no somos Serafines. así que llenamos los roles a los que la sociedad y la raza humana cree que pertenecemos. —Sí. Ella los cerró. y así no peleamos. ni Tronos y por una buena razón. unos de los más antiguos de nuestra especie. nuestra naturaleza nos incita a interferir. —Ustedes tienen ¿Tronos de castigo? —Los Serafines son los ancianos. somos aire para ellos. Cuando una de las reglas se rompe. para ayudar o castigar según lo que nos parezca oportuno. Ningún ángel puede romper nuestras leyes sin un juicio de los Serafines. ¿Qué más? No se nos está permitido perjudicar a los traedores-de-alas. Ellos nos ven —tan bellos y agraciados en comparación a ti— y no podrían creer que fuéramos pobres o sin educación. eso no sería creíble para la sociedad.

mucho menos un set completo de alas. sacude esas nociones preconcebidas acerca de esos desnudos. no se nos permite mostrar nuestras alas en público. Los traedores-de-alas han sido amantes de los 158 . eso es prácticamente un infante cuando me comparas con uno de los otros. Son simplemente decorativas. —Sólo porque tú no las veas en nosotros. sólo luego de que conozca a mi traedor-de-alas y las circunstancias sean las adecuadas. tocadores de arpas mariquitas que has visto pintados en los techos de las Iglesias fuera de las ventanas. No hemos conocido a nuestros traedores-de-alas aún. Sencillamente ser un ángel no te garantiza la entrada —no es nuestro sueño terminar ahí como ustedes los humanos quieren. Es el destino de todos. Bueno… Robert y yo no las tenemos. —Las alas son extremadamente importantes. Ella sacudió su cabeza de nuevo. Yo sólo he estado alrededor por 500 años. Incluso en el vuelo. Me sentía sin aliento de toda la información que ella me estaba revelando —tantos secretos. y aún. —Grace. —Tú sabes. estos traedores-de-alas… ¿Qué hace ella o él exactamente? ¿Cómo traen las alas? Ella pareció meditar eso un poco. sabía que esto no era siquiera la punta del iceberg–—había mucho más que yo aún quería saber. La miré en shock—. Él sabe que su destino es ascender y responder a la llamada. eso no significa que no tengamos. e incluso ahí. Ella giró su cabeza para mirarme. Pero ¡Ustedes son ángeles! ¿No es ahí donde pertenecen? — Las pocas historias y las pinturas que conocía todas me contaron una historia completamente diferente a la confusión que se estaba creando ladrillo a ladrillo en mi mente. Nosotros no podemos entrar al Cielo sin ellas. como los humanos. Ni siquiera ha visto una pluma aparecer. Pero —y quiero que esto te quede perfectamente claro— nosotros no vivimos ahí. mucho de los que tienen alas no las usan.La miré. si las alas no son del todo importantes? —Pregunté. Después ¿Realmente había ángeles con alas? de haberlos visto a ellos tres sin alas. —Así que. Robert tiene más de 1500 años. o parte de la mitología que le dijeron a los humanos para alejarlos de la verdad. en shock. con su cara muy seria. —Así que ¿Cuál es la importancia de los traedores-de-alas. por lo que muchos me han dicho. Sólo no sabemos exactamente cuándo será y qué será. yo no lo sé. Los ángeles nacen en la tierra. y no producen ningún propósito real en cuanto a volar se refiere. Eso me recuerda otra de las reglas. Quizás tenga que esperar un milenio antes de tener una idea de lo que me deparará mi llamada. Debes saber acerca de todas las cosas que no están garantizadas en la vida. y viven en la tierra hasta que en un momento son considerados dignos de entrar al Cielo. No es algo que este escrito como una ciencia exacta. Eso suena a verdad para los humanos como para los ángeles. asumí que eran simplemente simbólicas.

Es para lo que todo ángel vive. así que estoy tratando de encontrar una manera sin usar términos por los que me preguntes poco después. ella se encolerizó y casi lo mata en un arranque de celos e ira. Son lo equivalente a un ángel pero adictos al trabajo. La madre de los traedores-de-alas tuvo un hombre de quién ella creyó que estaba enamorada. Después de conocerla y hablar con ella. temí haber sobrepasado mis límites. Ahora sabes que el cambio trae las alas del ángel… pero también actúa como un interruptor que enciende una especie de orador interno. Son el estándar que muchos de nosotros queremos ser. con el fin de cumplir con su obligación. Y simplemente estoy pensando en una forma de explicarte esto. Ellos viven sólo de su obligación. No sabía si le había hecho la pregunta incorrecta o no. pero desafortunadamente. —No has hecho nada como eso. completos extraños. En resumen. No hacen otra cosa que responder a esta. Su obligación es la llamada. Es a través de ese orador que oímos la llamada. dejando atrás a sus compañeros de alma. es para lo que nacimos. con disgusto acompañando en cada palabra—. Cuando ella se enteró que él se había casado con ella en secreto. pero la rabia y la envidia pueden a veces ser más fuertes. Los arcángeles son los ejemplos por excelencia de lo que es la llamada. me era difícil ver a Ameila como algo más que serena —a pesar de lo que ya había visto de Robert— así que la idea de que ella pudiera ponerse tan enojada que su cuerpo escupiera alas eso iba más allá del alcance de mi imaginación. —¿Qué es la llamada? Lark se quedó en silencio por primera vez desde que empezamos nuestro vuelo.humanos. Su rabia desencadenó su cambio. así que quieres saber qué es la llamada. sus portadores de alas. 159 . pero no cabe duda de que tu conocimiento sobre los arcángeles es bastante limitado a lo que a la mente humana se le permite recordar. Está bien. Han hecho sacrificios. especialmente si has ido a una iglesia —ella sintió cuando sacudí la cabeza y suspiró—. las personas de edad y los débiles. enemigos de los humanos. sus hijos. Lo siento. Estoy enojada. para de ser tan boba —ella espetó. no ibas a la iglesia. —Oh. Estás en lo correcto. La creencia entre algunos ancianos es que debe haber una gran atracción de las emociones para los traedores-de-alas y así desencadenar el cambio. Por ejemplo. —Probablemente sabes acerca de los arcángeles. el amor es una emoción muy fuerte.. Ella creyó que él también la amaba. está bien. pero recordando cómo reaccionó Robert cuando le pregunte qué era ese segundo día. recién nacidos. Miré hacia la oscuridad bajo nosotras e hice la pregunta que pedía más fuerte por una respuesta. —De acuerdo. él estaba enamorado de otra mujer. Hizo sonar su lengua en desaprobación. es nuestro destino. No llego exactamente a revelar esta clase de cosas a la gente todos los días.

nos da un sentido de propósito más allá de lo que esta vida humana ofrece. me di cuenta de que Lark había tenido razón al decirme que tirara todas mis ideas preconcebidas y terriblemente mal informadas sobre lo que los ángeles eran.—Sin la llamada. Cada vez que dice que tiene dieciocho años. mediante la ejecución como un ser humano. —Hay un vacío legal en torno a mentir cuando se trata de proteger nuestras identidades. —Me alegro de que te estés divirtiendo —comentó ella con sarcasmo. ni honestos tampoco. y su cuerpo rígido. pero 160 . comprendiendo el punto que estaba tratando de tocar. —Pensé que N'Uriel era su segundo nombre. muchos de nosotros simplemente vagan sin rumbo. incluso políticos. si se asegura que el secreto se mantiene seguro. Están esos que no tienen ningún problema con su vida en la Tierra. de hecho. Esos que están contentos con ser agricultores. incluso si se nos permite hacerlo. lo que su raza y grupos étnicos son.. Podemos decir que tenemos la edad que queremos tener. No hay casillas de — humanos— e —inhumanos— para comprobar. No pude evitar reírme. cuando ya sabemos que no es así. un ciudadano o no. por ejemplo. sin objetivo. que son. Es increíblemente irónico. Robert. con voluntad y esperando que se tome su tiempo a pesar de que saben que su destino consiste en que la reciban. su sonrisa se había ido—. que está acostumbrado a esa mentira. —Entonces. pero su nombre real es N'Uriel. profesores. La idea de ángeles como políticos me hizo burbujear de risa otra vez..? Ella hizo una mueca a eso. Me atraganté con mi risa. —¿Cómo puede un ángel ser un político? No pueden mentir. sin meta.C. —Empecé a sentir el aguijón de la tristeza mientras la conversación empezaba a llegar de nuevo a mí. y sin embargo. En pocas palabras. Contar una mentira. Es físicamente doloroso. ¿Cuántos ángeles dejaron de nacer en el 500 A. tiene que decir a todos que él tiene dieciocho años. pero seguro que no eran perfectos. por supuesto. —Hay que recordar que las casillas que controlan a cualquier persona que postula para un cargo por lo general giran en torno a si es hombre o mujer. mienten. Lark asintió con la cabeza. Es difícil hacer eso. Me acordé de Ameila usando ese nombre. La risa seguía saliendo de mí más y más. y corrigiéndola cuando ella me hablaba de él. es como si se le marcara una gran M en su pecho. ya sabes. Eran hermosos. y que edad tienen. y dar cualquier nombre que queremos dar. todos estamos a la espera de la llamada. Él ha estado diciendo a la gente que su nombre es Robert durante tanto tiempo. y todos los documentos que se requieren se pueden obtener fácilmente. y no tienen ningún problema en la espera de la llamada. Era todo muy esclarecedor.

rápidamente lo quité de encima. empleados… o a cualquier 161 . Pero entonces los Serafines descubrieron lo que mi madre había protegido hace tantos siglos. Su destino era estar dispuesto a que todos los ojos vieran y el que se expulsara a él y a su madre. ¿Cuál podría ser una mayor justificación que esa? —Los Serafines. sin poderes. —¿Por qué el cambio? —le pregunté—. lo que mi madre tuvo que hacer. —Sé que eres consciente de lo que sucedió después del nacimiento de Robert. cuando los nombres que sonaban demasiado árabes o muy parecidos a un sarraceno se sentenciaban a muerte. Sabes que lo que hizo fue en contra de las reglas. y ella vivió simplemente como una viuda rica con dos hijos. nuestra presencia habría sido vista como un mal presagio. No como su segundo nombre. estaban enojados. Ya no era un bebé. eso era imperdonable. —Despojada de sus alas. Ella. el perdón era un contrato por un tiempo. y si mi madre no hubiera cambiado la forma en que todos vivíamos. Ella había matado a más de un centenar de personas inocentes para proteger lo que ellos pensaban era un niño que había sido objeto de mala concesión. de este momento. junto con Robert. Descubrieron lo que Robert era. Estaba también el asunto de tener que destruir a los testigos. y comenzaron a reunirse. Ella no iba a ayudar a los conocidos que estaban en problemas —ella sólo respondía a su llamada. —Igual que yo. muy malo. llegó con tanta pompa y grandes circunstancias. —N'Uriel se convirtió en Robert durante las Cruzadas. que se podría pensar que ella estaba siendo promovida. todo el mundo sabía que era muy. No iba a dejar perderme ninguna cosa. y esperan que todos hayan llegado antes de llegar a una decisión uniforme. Me gusta. fuerte. dijeron. —Los Serafines tienen sus propias llamadas que cumplir. —No tenían más remedio que perdonar a mi madre por su crimen. después de todo. vibrante. todos estaríamos muertos. normal. Pero. media. sin embargo.. Es raro cuando todos se reúnen para discutir un castigo. —Nació como N'Uriel. y su nacimiento era extraordinario. protegía a su hijo. Ese fin llegó mucho más tarde. por supuesto. Ella ya no leía las mentes de las personas. Era un sanador. Había sido unánime.. por lo que tomó más de mil años el que la sentencia fuera dictada. Hubo un gran alboroto entre ellos. No era a su vida a la que él y mi madre tenían miedo. Ella creía que había una causa justa. y no como una bendición. y dotado. así que cuando los rumores empezaban sobre que todos los superiores se estaban reuniendo. La decisión nos incluía. sino un hombre joven. Dejamos de ser agricultores. Es diferente. y en un momento en que incluso los más devotos se preguntan si Dios existía o no. Ella sería desterrada al mundo humano. Dejó de tener sirvientes. y eso hizo al castigo el más aterrador de todos. sino más bien a la exposición que tratar de matarlo habría traído.

. Hay algunas maneras en que un ángel puede morir. terribles. —Y. Solo podía asumirlo como una expresión de su dolor o tristeza. me di cuenta de cuan similares éramos. y esto fue visto por los Serafines como un rechazo total y completo de nuestra forma de vida. Ella suspiró. sin necesidad de las cosas que los seres humanos necesitan debido a la biología. morimos. no invencibles. solo yendo por el camino de las líneas en su rostro que aparecían de la nada. aproximada al dolor de ambas y a nuestras pérdidas. para un ángel. fue condenado a una vida humana aquí. Usualmente es una frase que manejamos cuando la comisión de un delito va más allá de la redención. Encuentras en lo que eres bueno. Muchos de nosotros no tenemos habilidades comerciales sin nuestro poder. Ambas habíamos sentido el vacío dentro de nosotras. aunque ella podría tener siglos de existencia. la más común es por convertirse en un ser humano. o aprendes las habilidades para ser bueno en ello. solo existió de manera que nosotros lo hiciéramos. —Para los seres humanos. No lo elegimos. —¿Quién fue. con su estado de ánimo cambiando. Grace. Él cometió errores. Por un momento. Así que lo condenaron a una vida humana en la tierra.. el ver la forma en que un ángel crece y muere —no hay nada en esta vida para mí que se pueda comparar a ese dolor.. También traté de captar el concepto de que un ángel de alguna manera pudiera morir.persona con quien pudiera conectarse. es un shock para el sistema. Somos inmortales. Es fácil ser un agricultor cuando puedes transformarte en un enjambre de abejas y polinizar tu propia cosecha. bueno.. Ella mostraba un brillo de color naranja silenciado ahora. o ser un analista de mercado de valores cuando se puede ver el futuro. errores horribles. su voz haciendo alusión a algo que yo tenía miedo de tocar. Tú naciste y te criaste en esta vida. definiendo sus emociones como ninguna otra cosa podía. Yo había ido demasiado lejos. —Dijo Lark en voz baja. el ángel que se volvió humano? —Mi voz era muy suave y afectada. la experiencia de ver a alguien a quien amábamos entrañablemente morir.. no es nada... 162 . —Oh. y luego lo haces.. Las dos teníamos el conocimiento. podrías ir también al río con un yunque atado a tu pierna.. la mayoría no lo hace de todos modos. Ella dejó de vivir. Permaneció en silencio. —Los ángeles mueren. . y a ambas nos dolía tanto todavía. Pero cuando de repente pierdes todas esas habilidades. alguien a quien yo amaba entrañablemente... Traté de averiguar lo que había hecho a Robert tan especial que su existencia era suficiente para salvar a su madre y que su hermana viviera. Un ángel que ha nacido con poderes que son ilimitados.

incluso si el estar conmigo no era más que algo para pasar el rato. falso o no. Juega duro para conseguirlo. Yo no era más que una distracción en su camino a cualquier lugar al que se dirigiera. Ella puso mis pies en el suelo y rápidamente me senté en mi cama. yo era más que sólo Grace. porque por lo menos con él. Su familia lo sabía. Estaba tan perdida en mi concesiones que no me di cuenta de que estábamos en mi habitación. —Pero no sé cómo hacerlo. A los chicos no les gusta eso. Funciona mucho mejor sobre los ángeles que sobre los seres humanos. Lo más probable es que se limitara a una parada temporal en cualquier viaje o lo que sea que él estuviera tomando hacia su —llamada— era doloroso reconocerlo. todavía lo quería. —Le dije. mientras miraba a otro lado. Tuve que recordarme. Tan herida como estaba.—Siento haber sobrepasado mis límites. Se habló mucho sobre las diferencias entre nuestras relaciones. tratando de no ver la tristeza abrumadora en su cara. sabiendo que nuestras vidas no se podían unir para siempre como él me había hecho creer. especialmente si tienes la capacidad para mantenernos fuera de tus pensamientos. 163 . mientras que la suya era más general. Yo ya había aprendido mucho de ella —mucho más de lo que había aprendido de Robert— aunque la información que él me había mostrado era muy personal. para empezar. que cuando Robert había intentado llevar nuestra relación no funcionó en sintonía con lo que yo esperaba. por supuesto. pero también muy irritante. Ella asintió con la cabeza y yo sabía que mi tiempo para interrogaciones había terminado. la necesidad imperiosa de dormir luchando con mi deseo de pedir disculpas a Robert. siempre y cuando yo esté incluida. Vendiéndote a tan poco —huele a desesperación. Lark se encogió de hombros. para decirle que estoy bien con lo que sea que él quiera. Cómo se había metido Lark sin golpearse la cabeza contra el marco o el ¿ alféizar? Habilidad. Ella no iba a discutir conmigo acerca de algo que pensaba que era ridículo. y no me gustaba nada. pudiendo sentir el frío que su cuerpo despedía. Él sabía que iba a dejarme si sus alas venían. Yo todavía quería ese corto periodo de tiempo con él. que importaba. Miré a Lark con los ojos caídos. No fue mi intención ofenderte o lastimarte. Pero también tenía que admitir que aún lo quería. no sé cómo mantenerte fuera de mis pensamientos. Lark. —Tonta humana. Yo era alguien en quien confiar.

Grace. 164 . Abrí los ojos y empecé a decirle gracias por traerme a casa pero ella se había ido. Gracias de nuevo por la diversión. Tal vez.—Anda a dormir. Como si nada hubiera pasado siquiera esa noche. Tengo que decir que hablar contigo acerca de todo esto fue muy catártico. Asentí con la cabeza. vagamente consciente de estar acostada en mi cama y tirar de las sábanas hasta la barbilla. también. Como si nunca hubiera estado ahí. Voy a tener que hacerlo de nuevo. Yo sólo podía esperar que alguien más lo creyera.

y para tomar un plato de desayuno. o tres. y no sabía si de verdad estaban pasando tiempo conmigo o lo hacían para ponerse intencionadamente el uno al otro de los nervios. Durante las tardes antes de que Graham y Stacy llegaran. y estuve muy contenta de dejarle considerándolo un poco más si eso significaba que cuando la conversación finalmente ocurriera. pero que nunca tenían la oportunidad. Estaba tratando de hacer algunas investigaciones para mi ensayo de poesía. No hubiera sido difícil de creer. Ambos. Graham estaba siempre allí en la mañana para ver cómo estaba. A Stacy le había dado por llamar justo antes de irse a la escuela para ver cómo estaba. yéndose a sus casas tras la cena después de pasar la noche conmigo. N 165 . pero siempre terminaba buscando todo lo que podía acerca de los ángeles. creo que nunca lo sabré. mientras que Janice se quejaba de que Stacy podía comerse a Graham después de un conjunto completo de doce comidas. y ambos venían siempre inmediatamente después de sus prácticas. Lo que encontraba importante.. Nosotros aún no habíamos hablado de lo que dijimos en el salón de mi casa. Pasé una gran parte de la semana siguiente armando el soliloquio de Erica.Rómpete una pierna Traducido por Virtxu Corregido por ginabm o oí nada de Robert después de aquella noche en el parque. encontrando en su mayoría obras de arte y unas pocas escrituras aleatorias. lo anotaba en un cuaderno al lado de mi ensayo de investigación. él no saldría corriendo.. Ojalá hubiera podido decir que no me di cuenta de su ausencia. le pedía a Janice que me llevara a la librería. porque el otro estaba allí. Sabía que ambos parecían dispuestos a hablar conmigo. y me recordaba a mí misma mirarlo más tarde. Stacy y Graham hicieron la misión de su vida al pasar tanto tiempo conmigo como fuera posible. Papá se quejaba de que Graham comía lo suficiente como para alimentar a la mitad de un equipo de baloncesto.

me preocupaba que no lo estuviera haciendo. Como si hubiera leído mi mente. algo iba a cambiar entre Graham y yo para siempre. todas las desviaciones. No estaba segura de si estaba lista para lo que me esperaba. pero lo único que me hacía estar así era un ángel. Había estado sentada no más de treinta segundos cuando Janice puso un plato lleno con huevos revueltos y salchichas en frente de mí. Cuando me desperté en la mañana del viernes me sentía muy indecisa. la política. Nunca le pregunté a Graham si Erica sabía que pasaba tanto tiempo en mi casa. lo que estaría haciendo. Lo vi mirar hacia arriba de su periódico cuando entré en la cocina y me sonrió. Tenía que estar segura. no podía mantener mi mente fuera de mi ángel y de dónde estaba. —Por lo tanto. Si él no estaba dispuesto a volver a sacar el tema.Estaba terminando las tareas del hogar y el trabajo de clase que el Sr. Después de pasar una cantidad obscena de tiempo en la ducha tratando de ver si todo mi ser podía pasar por el desagüe como lo hacía el jabón. Tragándome cualquier observación que fuera lo suficientemente estúpida como para formarla incluso en mi garganta. Esto iba a ser mi primer día de nuevo. ¿te va a venir a recoger Graham o voy a tener que hacer de chofer? Puse un bocado de huevos en mi boca para darme un tiempo para pensar. y no sabía cómo prepararme para ello. ¿Cómo iba a ganar la guerra del viernes si comenzaba perdiendo contra una mujer embarazada? Tome tristemente el tenedor que ella me dio y me comí los huevos. con una advertencia de "te vas a comer todo o de lo contrario" pegada a la cara. Pero sobre todo. En pequeñas dosis. mis clases de Tae Kwon Do aplazadas. mi padre llevó su periódico hacia abajo. las conversaciones acerca de los deportes. Pero sabía que cuando llegara el viernes por la tarde. y si estaba escuchando mis pensamientos sobre él. preguntándome todo el tiempo cómo iba a ser llegar a la escuela hoy. mientras que Stacy y Graham discutían sobre el partido de béisbol que estaba en televisión. A pesar de todas las distracciones. y él no iba a estar hablándome. yo tampoco lo haría. Yo había tratado con él toda mi vida. era tolerable. finalmente bajé para el desayuno y un ansioso papá me estaba esperando. aunque mucho más arrugada que de costumbre. tome el vaso de leche que había al lado de mi codo derecho y tomé un gran trago. Branke me había traído el pasado jueves por la noche antes de regresar a la escuela. y todos los momentos de mediadora entre Graham y Stacy. y no eran ni las seis y media todavía. No le había preguntado a Graham si me iba a venir a recoger porque sabía que iría a 166 . la escuela. Ya había perdido una batalla contra un oponente formidable. Pero esto iba a ser diferente. y todo se basaría en cinco minutos de diálogo. El intenso escrutinio comenzaría casi inmediatamente. muy contento de que hubiera salido del cuarto de baño con toda mi piel intacta.

167 . Ir con Janice parecía una pequeña traición. y necesitaba los accesorios perfectos. agradecida de que Janice no se hubiera dado cuenta de mis dudas. ¿crees que tienes algo que me pueda servir. —Creo que vas a tener que hacer de chofer. sin embrago. Grace. Él me devolvió la sonrisa. Alargué mi mano para acariciar la suya. con los ojos llenos de calidez y felicidad. no pude moverme. Papá no iba a dejarme montar en la parte posterior de una máquina de muerte de dos ruedas cuando todavía me parecía a la víctima de un cuatro ruedas. para que no tenga que ir a la escuela en pantalones de chándal? Parecía sorprendida de que yo le pidiera una cosa así. y por un breve momento. y me encontré estando de acuerdo con ello. casi hasta el punto de conseguir ponerme de los nervios. Y. Traté de tomar unas pocas respiraciones lentas y profundas. Este era el cuarto que mi papá había compartido con mi mamá. detrás de la pequeña camioneta de Janice. Parecía estar tratando muy duro de no perderse ni una sola cosa. Yo estaba segura de que tenía fallas suficientes como para anular la perfección sin proponérmelo. estaba demasiado ocupada buscando a través de su lado del armario mientras murmuraba "falda perfecta" que tenía un "corte perfecto" y era del "color perfecto". satisfecho por la idea. por lo que simplemente la dejé ir una y otra vez sobre la ropa perfecta que iba con los zapatos perfectos. si tenía que ser honesta conmigo misma. —Janice. gritándole a mi papá que "permaneciera abajo" porque esto era "un momento de chicas". me llevó rápidamente escaleras arriba. finalmente entré. todavía tenía la esperanza de que estuviera. Nos dirigimos hacia la habitación que compartía con papá. papá. pero sabía que él había tratado de ser mucho más atento. pero sabía que la perpetua chica de dieciséis años existía en ella exclusivamente por todos los cambios de imagen por los que había pasado. Realmente no había pensado mucho acerca de cómo él había reaccionado al accidente una vez que llegué a casa del hospital. Miró por encima de su periódico de nuevo. una monstruosa motocicleta negra y un conductor esperándome. Sabiendo que yo no podía retrasar esto por más tiempo. —Gracias. que estaba posada en su taza de café.recoger a Erica y que sería muy incómodo para todos si fuera. sin que pareciera que lo estaba haciendo. Después de haber completado la tarea hercúlea de terminar la comida que Janice había puesto delante de mí. Tragué mis huevos y sonreí. La absurda imagen de mí montándome en la parte trasera de la moto rápidamente mató mi esperanza. la llevé a un lado.

De repente escuché la bocina de su coche y supe que él se había montando ya en el coche y me estaba esperando afuera. y chicos que recibían una puntuación perfecta en el SAT. tiburones. casi salgo corriendo y gritando. cuando ella se hizo a un lado para que yo pudiera ver mi reflejo en el gran espejo del tocador que casi me caigo de nuevo. Sonreí a mi reflejo. Grace. muy feliz de que estés en mi vida. Yo me dirigía a la guerra. y estaba vestida con una amplia gama de color gris oscuro. y rómpete una pierna durante el discurso de hoy. Estaba aterrorizada de verla así. Fue sólo después. entré en la sala de estar. Mi pelo había sido recogido en una simple cola de caballo. también. había colocado un sencillo collar con un camafeo con una cinta negra. y alargué los brazos para abrazarla rápidamente.Cuando ella salió de su armario pareciendo como un comprador enloquecido en una tienda en rebajas. apreté los dientes y fingí que se trataba simplemente de mí preparándome para la batalla. Ella no me dejó ir tan fácilmente. —Creo que ya hice esa parte. pero también sabiendo que era demasiado tarde para cambiar ahora. Alrededor de mi cuello. En ese momento. sintiéndome como un idiota total y absoluta y sabiendo que ésta era la última cosa que debería haber hecho. En la parte de arriba llevaba una camisa blanca. —Me alegro de que estés en mi vida. El abrumador sentimiento de abrazarla de repente se hizo cargo de mí. Cojeando rápidamente me dirigí a mi habitación para ponerme mi par favorito de botas y luego bajé dando saltos con la intención de sorprender a papá dejando mis Dockers. Al darme cuenta de que no estaba en la cocina. 168 . y tenía que meterme en el papel. Grace. Janice me había vestido con una falda de lana gris carbón que se abría a la altura de las rodillas lo suficiente como para darle algo de volumen. Ella tenía un brillo en sus ojos que sólo se veía en los asesinos en serie. supe que podía decírselo de vuelta y que de verdad quería hacerlo. —Espero que tengas un gran día de nuevo. con cuello de tres cuartos de manga con rayas de satén. Sólo que más junta. Todavía parecía yo. pero recordando lo que le había pedido. Dejé escapar una especie de risa ahogada. me vestía y arreglaba hasta que realmente me sentí brillar como un coche recién encerado. —Estoy muy. Janice. No me atreví a mirarme en el espejo mientras Janice me quitaba la ropa. Janice apareció entonces con mi mochila en la mano. Tenía un corte con volantes justo al borde del dobladillo donde se abotonaba con pequeños botones de color negro. pero descubrí que tampoco estaba allí.

—Dijo con fuerza suficiente como para que papá le oyera. también. Tampoco estaba segura de si podía sentarme en el asiento correctamente con una falda mientras me apoyaba en las muletas al mismo tiempo. sólo que de una manera más íntima. con la boca abierta. —Dijo en voz baja. Te he echado de menos. me di cuenta de que simplemente tendría que pedirle ayuda a mi papá. la bocina impaciente de un claxon familiar señaló que ya era hora de irme. Increíblemente. tome las muletas que habían sido visiblemente colocadas cerca de la puerta. aunque yo sabía que probablemente podría llegar a la escuela más rápido de lo que podíamos hacerlo con el coche. Había estado cojeando. de la forma en la que me había acostumbrado y que ahora había perdido. mi sonrisa se hizo más amplia. con mi mente anhelando escuchar su voz de nuevo. —Te ves hermosa. así que coloqué la culata en mis brazos y me tambaleé hacia la puerta con la marcha familiar y torpe que se asocia con ellas. fue como si hubiera salido de la realidad y estuviera en un sueño porque Robert estaba allí. quitando poco a poco la muleta de debajo de mi brazo. 169 . y simplemente caminando por toda la casa sin usarlas ni una vez desde mi regreso a casa. rápidamente tratando de encontrar la manera de entrar en el sin caerme completamente sobre mi cara. sonriendo y mirándome con los ojos brillantes. esperándome. saltando. Con mi mochila colgada sobre un hombro. Yo conocía la forma en que me miraba. su sonrisa era una mezcla de diversión y placer. y ciertamente no quería empezar a hacerlo ahora. Intenté ser tan graciosa como me fue posible con la falda y la blusa de Janice. —Bueno. Papá había sacado el coche del garaje y la puerta del copiloto estaba abierta. Al acercarme a la puerta del coche. vamos a meterte en el interior antes de que tu padre cambie de opinión acerca de llevarme y me deje tirado. —Papá podrías… El movimiento en el coche acabó con lo que había planeado decir. pero aunque no lo fuera. Me sonrió. el corazón latiéndome fuertemente en mi pecho. molesto y decepcionado. hasta que papá se quejó en voz alta desde el asiento del conductor. probablemente acabara rompiendo una ventana o dos. Pero la ilusión de una escayola no era tan creíble sin la adición de ellas. por lo que sentarme primero y luego tirar de las muletas detrás de mí estaba también fuera de cuestión. y yo no pude hacer otra cosa que mirarle. Había previsto lanzar las muletas en el coche y luego de forma incidental entrar dentro pero con mi suerte.Fue suficiente para nosotras dos. La puerta trasera se abrió y en una fracción de segundo. tambaleándome hacia el coche. con la mano a mi lado.

Él no era de los que daban rodeos. Cuando mi padre se detuvo en el estacionamiento de la Secundaria Heath. abrí la ventana y tomé un trago grande de aire.. Sólo me mordí la lengua más duro. sus instintos paternales hicieron acto de presencia y estaba llegando a ser muy protector sobre su virtud. Desde que descubrió que era capaz de gustarle a los chicos.estaba lista para volver a la escuela! No ¡No 170 . La mano de papá en la mía fue la única razón para que no lo hiciera.. por lo que simplemente la puse en un ángulo incómodo. Robert movió rápidamente el asiento hacia atrás lo que me permitió sentarme con más comodidad. La frescura de la mañana de septiembre fue suficiente para mi cabeza. Esperé a que me dijera lo que pensaba. pero se convirtió en una tos cuando vi a papá mirarme con recelo desde la esquina de su ojo. espero… sé que vas a tener un buen día en la escuela. como lo hacía antes cuando era una niña. celestial.Me agarró la mano. Cuando pasó el cinturón de seguridad a través de mi pecho y lo abrochó en su lugar. pero me encontré solamente con silencio. y de que ellos me gustaran a mí. Me quedé mirando esa mano. Y lo peor era que yo no podía hacer nada al respecto. con su espacio para las piernas severamente amputado por la nueva posición de mi asiento. Miré a papá. No mientras yo no estuviera segura de dónde estábamos exactamente Robert y yo. de pronto preguntándome qué estaba haciendo. —Improvisé rápidamente. Suspiré ante eso.. La escayola me impedía doblarla. mientras me metía en el asiento del acompañante. lo que me permitió eliminar la otra muleta e introducir mi pierna derecha en el coche. —Grace. Miré en el espejo retrovisor para ver la imagen de Robert mirándome de vuelta. llámame desde la oficina. con la cabeza inclinada hacia un lado como si estuviera perplejo. si se pone demasiado abrumador. y eso sólo me hizo preocuparme a mí también. tenía el rostro serio. Tan pronto como el coche comenzó a moverse. tomé una bocanada de su perfume angelical y tuve que morderme la lengua para no gemir. casi salgo disparada del coche. y me pregunté por qué estaba tan tenso. pero. —Me acarició la mano. con los ojos en respuesta al evidente atrevimiento de Robert. con el rostro cada vez más y más confuso cuanto más cerca estábamos de la escuela. Él siguió mirándome durante el viaje de veinte minutos a través del tráfico. desesperada por saber qué estaba tan mal. —Creo que tragué por el lado equivocado. No mientras papá estuviera sentado a mi lado. Yo no entendía lo que le impedía decirme lo que estaba mal.. sin moverme o respirar hasta que Robert hubo cerrado mi puerta y sentado en el asiento de detrás. con sus manos apretadas en el volante. olía tan. lo que me hizo inclinarme incómodamente a un lado. y me quedé mirando hacia adelante de mí.

Saludé a papá mientras él se alejaba. y lo podía ver en los ojos de cada chico y chica.estaba lista para ser observada otra vez. así como algunos otros sentimientos que probablemente no debería tener. de repente sentí que me devolvía la confianza. o susurros escondidos detrás de manos y carpetas. con la cara algo apretada. o sentir la mordedura del frío en los hombros. La cara de Robert de pronto se iluminó como un árbol de Navidad. Pero. Me volví para mirar a Robert y a pesar de la apariencia cuestionadora en su rostro. O. En realidad en lo único que había estado pensando es en lo que le estaba causando tal preocupación grabándole líneas a su rostro angelical. Todo lo que quería hacer en ese momento era arrastrarme en el regazo de mi padre y fingir que tenía siete años de nuevo. Era como si mis pensamientos fueron absorbidos por el vacío. Definitivamente no estaba lista para hacer mi soliloquio. Inmediatamente después de mi falsa tos. una mano cálida en mi hombro me hizo volver a los diecisiete. y me volví hacia Robert. con mi mente comenzando a correr a través de lo que yo había estado pensando cuando él no había podido escuchar. y el silencio cada vez mayor en la cabeza le había confundido. ¡Puedo oírte otra vez! Él me ayudó a salir del coche. No fue hasta que Robert y yo comenzamos a caminar hacia la escuela que me di cuenta de que nadie estaba hablando. y la ironía de eso era casi demasiado como para soportarla. Robert había perdido toda capacidad de leer mis pensamientos. murmurando sobre chicos y armas de fuego. en falta en el coche. esto pareció molestarle más que aliviarle. al parecer. y me entregó las muletas mientras me ponía al día de todo lo que había echado. más importante aún. Yo sonreí. Sólo podía adivinar qué era lo más sorprendente: mi llegada a la escuela tan pronto después de ser atropellada por un coche. Pero lo que me confundió aún más fue cuando te llamé y tú no me oíste. que no llevara un par de pantalones vaqueros y una camiseta cutre. 171 . Su reputación como héroe ya se había consolidado firmemente como una leyenda en la SecundariaHeath. Al parecer se trataba de un montón. o estar caminando al lado de Robert. Sus accioneshabían subido como consecuencia de ello. Se había ganado a todos sin necesidad de utilizar una onza de su encanto sólo por salvarme la vida. ligeramente satisfecha de que esto fuera nuevo para nosotros dos. con mi mochila en el hombro y mirando hacia mí. lo que me había estado perdiendo. todos en la escuela ya sabían cómo él había sido el que me encontró y llamó al 911. y no había rastro de que hubiera estado ahí. Mi preocupación por su incapacidad de leer mis pensamientos me impidió notar las miradas de decenas de pares de ojos. para escuchar los comentarios susurrados de los que no estaban en silencio. Por supuesto.

Pero. con cabeza de cuervo salió volando hacia nosotros. ¿no crees que deberías ayudarla? Un héroe como tú. Sostener su bolsa de libros realmente no es algo digno de ese título. y nadie quería hacer eso. Stacy. no había oído ni uno solo. —Bueno. tirando mis muletas al suelo con un estrépito y tuve que poner mis brazos alrededor de ella como apoyo. y nadie ha decidido tener a mi bebé. y con un público que se había dado cuenta. —Por lo tanto. y Stacy lo entendió como su señal para comenzar a caminar. —Ella miró a todas las chicas que parecía que estarían dispuestas a tener mucho más que un bebé de Robert. Traté de dar un paso adelante. esa era una sensación que jamás había sentido realmente en la escuela. Todavía tenía un largo día por delante. dando un paso balanceante hacia adelante. Nadie se atrevía a decir nada al alcance del oído de Robert. una chica bajita. o casi nunca. Casi me sentía satisfecha. y lo miró. —Gracias. ya que hacerlo sería abaratar sus acciones. demasiado sorprendida por la muestra de afecto en público. Me sentí reconfortada de 7 TGIF : Thank God Its Friday en español Gracias a Dios que es Viernes. Robert puso mis muletas de nuevo bajo mis brazos. sintiéndome muy agradecida de que a pesar que sabía de todos los comentarios sarcásticos acerca de mí que se estaban diciendo. Stacy arrebató mi bolsa de libros fuera de los hombros de Robert. estaba segura de que mi izquierda estaría cubierta con un hematoma muy grande por la escayola de mi derecha. sin querer debilitar la farsa a la que los dos sabíamos que estaba jugando. 172 . Yo estoy haciendo eso ahora mismo. te ves muy bien! ¡Como un 7 seguro TGIF! Tan pronto como ella me soltó. no pude encontrar fallas en ninguna de ellas porque yo estaba casi segura de que mi cara tenía la misma mirada que la de ellas. —¡Me alegro tanto de que estés aquí! ¡Y.. No confiaba en mí misma por lo que pudiera pasar ahora. hoy es el día. oh Dios Mío.De la nada. Algunas parecían muy ansiosas y dispuestas a ocupar mi lugar. ¿eh? Asentí con la cabeza. y la parte más difícil no comenzaría hasta que el día estuviera casi a la mitad. abrazándome fuertemente. Robert se echó a reír. —Murmuré. aunque lo intenté. Subí los escalones de la entrada principal de la escuela con bastante facilidad.. pero mis rodillas se golpearon malamente. Ella se estrelló contra mí. incluso si eso incluía también ser golpeada por un coche y casi morir. tratando de coincidir con el ritmo de su paso a la vez que trataba de no caerme de bruces. con el rostro radiante de emoción y felicidad. sin embargo.

Fue un pequeño gesto. Sabía que. sabiendo que aunque hubiera sido imperceptible para cualquier otra persona. y asentí con la cabeza. pero eso no significaba que mi cuerpo fuera a querer cooperar. Frey.saber que en la primera mitad de mi día al menos tendría a Stacy y a Robert a mi lado. La campana sonó y mis nervios empezaron a retorcerse. Yo nunca había hecho trampas antes. Él puso una suave mano contra mi mejilla. 173 . y sin embargo. No hice caso de las descaradas miradas de perplejidad que parecieron venir de todos. y volví la cara hacia Robert para darle las gracias y decirle que hablaríamos tras el primer periodo. —No.. gracias a ti. él lo vería. agradecida por la forma en que me tranquilizó y me hizo olvidar —aunque fuera por un momento— qué era lo que me preocupaba. la mejor amiga de Erica.. y con cuidado me deslicé en el asiento junto a Stacy que tomo las muletas de mi mano antes de que pudiera protestar.. Él sería capaz de leer su mente y ver si Erica había compartido alguna información acerca de lo que había escrito para decir sobre mí hoy. ¿Es eso lo que quieres que haga? Dudé antes de sacudir mi cabeza un poco. Mientras caminábamos a la clase del Sr. Estaba casi demasiado nerviosa como para preguntárselo cuando me di cuenta de que simplemente con pensar en ello. —¿Por qué las necesitas de todos modos? Te juro que te moverías mucho más rápido sin estos palos —ella las apoyó contra la mesa y señaló a mi mochila a sus pies—. Frey. —No voy a ganar ningún premio Nobel de la Paz. y no iba empezar ahora. Había mucho más que teníamos que hablar. pero no voy a ser demandada por difamación.. pero en ese momento sólo pude decir esa palabra y me alegré de que existiera. Fue lo único que pude pensar en decir. A esto se añadía el hecho de que yo nunca le había pedido a Robert que usara sus habilidades para ayudarme de alguna manera. —Se inclinó y besó la parte superior de mi cabeza. para bien o para mal iba a tener que seguir con todo esto. de repente recordé que Robert tenía clase con Becca. —Dije en voz baja. —Gracias. técnicamente. con mi bolsa de libros todavía en su hombro. No podía pedirle que hiciera trampa por mí. Vi a Stacy entrar en el salón de clases. mundano de muchas maneras. incluso de un adormilado Sr. ya lo había hecho. fue suficiente. Me di la vuelta y di un paso balanceante hacia el escritorio que Stacy estaba manteniendo libre para mí. ¿Está ahí? Supe a lo que se refería. y yo apreté su mano.

no había nada más que pudiera hacer. al mismo tiempo. y estrellando los libros en la parte superior de las mesas. me acercaba a un momento crucial en el que estaba resultando ser un año sénior muy interesante en la escuela secundaria. Con cada paso balanceante de mi cuerpo. pero en ese momento. Por mucho que sabía que él quería hablar conmigo acerca de lo que había pasado la otra noche en el parque. *** A la una y media de la tarde. —Ya he experimentado el papel de paria. o por lo menos te amenazará al respecto. ni ninguna palabra que me hiciera sentir más confiada. rozando fuertemente las sillas por el suelo. Nos sentamos en silencio durante la clase de Francés. al igual que lo había hecho con Biología. Estoy lista para que esto pase ya de una vez. Cuando sonó la campana del primer período me di cuenta de que mi conversación completa con Stacy había sido el foco principal de todos los demás en el salón de clases. Aunque no me importaba de todos modos. Estaba tan lista como podía estarlo. me gustaría saber con seguridad que estaba realmente lista. Lo estoy. Ella no me puede hacer nada ahora que no me haya hecho ya. Ya ¿Qué otra cosa le quedaba a ella por idea de perder de nuevo a Graham flotaba La hacer? alrededor. todo el mundo estaba tratando de cubrir rápidamente el hecho de que habían estado escuchando. y llevaba mi bolsa de libros. pero se fue volando cuando llegué a la decisión de que cualquiera que fuera la elección de él. porque él no estaba encantado con no poder hablar de ello. yo no tenía nada que ver con ella nunca más. mientras que yo hacia mi mejor imitación de un péndulo humano. Robert se había reunido conmigo tras la clase de Literatura Inglesa. En el momento en que Cálculo 174 . Yo me encogí ante la idea de que más personas conocieran lo que se avecinaba. Mi única pregunta era si era o no el día en que me arrastraría o saldría volando. con charlas sin sentido. —No tengo tan claro que ella no lo intente y lo haga de todos modos. no había ninguna preparación posible. y las primeras en salir por la puerta. Fuimos las únicas que nos pusimos de pie cuando sonó la campana. — Sabía que cuando me entregaran mi guión y tomara mi lugar en el escenario. Ella ha estado hablando durante los últimos dos días y no tengo ninguna duda de que está planeando hacerte la paria de la escuela. entré en la sala que servía como salón de clase para las sesiones de teatro. Stacy encontró esto realmente divertido.Stacy hizo una mueca ante eso. ¿Lista para qué? había vivido a través de una pesadilla emocional y física. Espero que estés lista para ello. no podía lidiar con eso y centrarme en lo que se avecinaba.

junto con el estruendo sin parar de los pies. Fruncí el ceño. Concéntrate en lo que tienes que hacer. Me soltó la barbilla. Yo estoy aquí. en su caso. y traté de girarme para ver quién era. —No creo que ella aprecie que escupas todo su diálogo. viendo mi reflejo en ellos y dándome cuenta de que estaba mostrando más con mi cara de lo que nunca pude con sólo mi mente. Sujeté la carpeta entre mis dientes. Robert se puso rígido. Por ejemplo Erica. nuestra clase estaba sentada cerca de la zona del escenario. y la abrí. habíamos llegado a un entendimiento de todo lo que discutiríamos. El auditorio se veía muy vacío cuando llegamos. 175 . simplemente teníamos que esperar hasta el día pasara y me hubiera recuperado. Puedo hacer esto. Seguí tratando de volver mi cara para ver. Robert sacó la carpeta de mi boca.terminó. El sonido de decenas de pies pisando fuerte contra el suelo de madera de la sala hizo que mis ojos se ampliaran. Estoy bien. tome mis muletas y me levanté. No es necesario que lo veas para saber que está ahí. y con la otra mi otra mano. sonriendo. mientras puse las engorrosas muletas debajo de mis brazos y. Robert supo eso. —Voy a estar bien. sosteniendo con su mano mi barbilla. a continuación arrebaté la carpeta de la mano de Robert. Le miré a los ojos. lo que me dijo que no le gustaba lo que había oído. pero me decía lo suficiente sobre de lo que era. pero Robert negó con la cabeza. Me encogí de hombros. y por el sonido del zumbido que venía detrás de mí. Teníamos una audiencia. Vas a estar bien. no me gustaba la forma en que su frente se arrugaba en la parte de arriba. su rostro llevaba la misma sonrisa petulante que yo había desechado esta mañana. también. Oí la puerta de la sala abrirse detrás de nosotros. que había colocado a sus pies. y mi respiración aumentara rápidamente. que pasó junto a nosotros en ese momento. de los daños que el soliloquio de Erica iban a causar en mí. y que todos podían ver lo que estaba sintiendo. Fue esa sonrisa la que finalmente trajo de vuelta mi enfoque. mis manos se pusieron sudorosas por el pánico. pero Robert me puso la mano en la barbilla y me tomo la cara inmovilizándome. Nos sentamos en los asientos de la primera fila junto con el resto de la clase y esperamos a que sonara el timbre. y de pie estaba el Señor Danielson en el escenario en medio de una discusión muy animada con otro profesor de algo que no pude escuchar. pero siguió vigilándome. Tomé la carpeta azul que contenía mi soliloquio de Erica y lo saqué. era una grande. —Tome mi mochila.

Ambos parecían muy decididos a 176 . con la boca en una línea. Toma algunas respiraciones profundas. Dudé en mirar. Lo único que tengo de mi lado es la verdad. —Erica me dijo que había una cosa hoy para su clase de arte dramático. sin saber si me agarraría la barbilla de nuevo para impedirme ver quién era él que se dirigía directamente a nosotros. Oh queridas bananas . ¿verdad? Ella me va a crucificar en frente de toda esta gente. también. Ambos confirmaron mis sospechas. con una expresión determinada en su rostro. Estaba enferma. Miré ¿Qué está haciendo?otra vez a Robert. — Estás equivocada. pero el sudor frío que había estallado en mi frente se había extendido también a mis manos. Fuera lo que fuese lo que Erica había planeado para hoy le iba a doler a Graham. Y a Graham. Algo totalmente adecuado. el terror de los débiles. y eso no le importa nada a ninguno de ellos. Robert me agarró del codo. Ella no me dijo que tú estabas en la misma clase con ella. con el pánico inundándome. Tomando unas cuantas respiraciones profundas.—No creo que eso realmente importe en este momento. No era como si yo no estuviera intentándolo. y ella había querido que yo fuera la que lo hiciera. Hizo un gesto con la cabeza hacia alguien que se acercaba a nosotros. También tienes a Stacy de tu lado. con sus ojos entrecerrados. No sabía que tú y Erica se encontraban en la misma clase. Gee.. Cuando estuve segura de que no me detendría. al igual que la nieve en la televisión. Mi cabeza daba vueltas. —Dijo. y va a disfrutar cada segundo de ello. con la fuerza suficiente para detener mi movimiento. Estaba tomando la más profunda y más lenta respiración que podía. y pude ver el centelleo de pequeños puntos negros y blancos frente a mis ojos. —¿Qué estás haciendo aquí? Miró la mano de Robert en mi codo. —Hice un gesto señalando a la gente detrás de mí con la carpeta en la mano. Miré la cara de Robert y sus ojos eran del frio color del acero. volví mi cuerpo por completo para enfrentar a Graham. volví la cabeza para ver a Graham. Robert me ayudó a que me volviera a sentar. No me dijo mucho acerca de esta clase. también. Y frente a lo que estaba empezando a parecerse a la mitad de los estudiantes. mientras que Graham agarró las muletas. O que yo también. mirando de nuevo a Robert. Lo último que necesitaba era un enfrentamiento entre Robert y Graham.. en realidad. Él quiere saber lo que está pasando. y luego a mí.

Él había dicho que tenía a Stacy y a Graham de mi lado. necesito No podía entender lo que era. De hecho. Pensé de nuevo en la cara de Stacy esta mañana. y sus ojos estaban tan ciegos aunque ahora sabía cómo de falsa era realmente la ceguera. —Ella va a la escuela. nada. tan cerca. no merezco esta existencia inhumana. lo menos que Yo bufé. podría haber sido era junior! Me volví a mirarla de nuevo y sabía que ella me había oído. ¿Una estudiando de segundo año? ¡Ella tenía más de quinientos años. donde se reunían un grupo de chicas. y sabía que tenía razón en eso. que podía probarlo.. Tenía tres personas de mi lado. también. confundida. Si yo ¿Por misma soy incapaz de apreciar la ironía después de quinientos años. Ella negó con la cabeza. —¿Qué está haciendo aquí? —Seguí mirándola fijamente. también? —Le pregunté. y como ella me había ayudado tanto la semana pasada. vi la preocupación en su rostro —y sorprendentemente. Miré a Robert. La ¿Me odias? miré. Y eso fue todo. No tuve que mirar por mucho tiempo antes de ver a quien estaba señalando. Pero ¿Qué era esto? —¿Y tú? ¿No te tengo de mi lado. Ella sabía lo que iba a decir antes de que incluso saliera de mi boca. Tres más de lo que jamás imaginé que alguna vez tendría. Él señaló hacia la parte posterior del auditorio. aunque su rostro era tan bello..asegurarse de que no dejara de notar la presencia del otro en cada momento. esperando alguna señal de amistad. Miré a Graham y a través de la tormenta de nieve de mi visión. Está en segundo año. Gee. riendo y señalando a un grupo de chicos sentados algunas filas más abajo. Yo. Era algo que algo. tienes uno más. —No lo dudes ni por un segundo. qué te odiaría? Podría decir exactamente lo mismo. tan perfecto. con mi voz temblorosa y mis ojos todavía sin poder enfocar bien. pero estaba cerca. 177 . Una mano caliente todavía en mi codo lo estaba apretó suavemente. lo cual me venía muy bien. Ella era la única que no se reía. dolor— y supe que Robert había tenido razón. Por supuesto que me había oído. no la mano de hierro necesaria para no dejarme nunca más. también.

y Salsa diciendo que en realidad a nadie le gustaba un gran remojón. con la carpeta azul en la mano que parecía caer hacia abajo por su peso. aunque Graham era el único que no sabía exactamente de qué iba esto. contenta de la ruta que había tomado con él. no puedes mirar a escondidas hasta que nos llamen. Cuando el Señor Danielson anunció que estaban listos para empezar. Miré hacia arriba para ver tanto a Robert como a Chips. No hice caso de las miradas mientras andaba balanceante hacia Erica. No hice caso de nada. habían trabajado para alejarme de Erica lo antes posible una vez que nuestras carpetas se intercambiaron. Todo el humor dejó su cara ante mi reacción inesperada y esa sonrisa de suficiencia que me había negado a poner en mi cara esta mañana volvió con una venganza. pero la devolví a las esquinas de mi boca antes de que ella pudiera darse cuenta de nada. las cuales no tenían. Se inclinó para alcanzar su gran bolso de mano y sacó una carpeta manila que contenía algunas hojas de papel sueltas. sino envidiar lo totalmente impresionante que era un tipo llamado Chips. pero no lo abrió. —Aquí está el tuyo. me encontré sentándome de nuevo en mi asiento con varios juegos de manos. pero aún no podía hacer nada. No hice caso de los susurros. de una forma u otra. no importaba lo que ella hubiera escrito para que yo dijera. Era fácil ver por qué el trío realmente se llevaba tan bien y no pude evitar sentir un poco de envidia por ello. Recuerda. Me quedé allí de pie mientras se alejaba. Tres parejas más subieron antes de que Robert y Chips tuvieran su turno. Hice el supuesto de que se les había asociado como compañeros. y juntos. de pie junto a mí. Era suficiente. Ella lo miró como si fuera a contagiarle algo. sabiendo que tenía a todos ellos apoyándome. y mi carpeta de Robert. —Lo mismo te digo. Sentí que mi sonrisa petulante decaía un poco. y cada uno tuvo golpes humorísticos por sus apodos —Dip anunciando que era intolerante a la lactosa. 178 .Di un suspiro de alivio. y me decidí a devolverle la sonrisa. sin Dip y Salsa. Eso se sentía bien. —Le entregué la carpeta azul. La primera pareja en el escenario pasó a ser Dip y Salsa. aceptando mis muletas de Graham. me levanté de nuevo. muy bien en realidad. con la cara llena de diversión. Estable y segura. Se sentía muy. excepto de mi destino. Robert se lamentaba de lo guapo que era y cómo se había enamorado de sí mismo. Ella me vio acercarme. A la vez que sacaban a la luz sus proezas con las mujeres. lo cual explicaba su ausencia. Iba a salir de esto. —Aquí está tu soliloquio.

Cuando fue su turno para hablar. y cómo había llamado a todo lo que no quería comer "Robert".Las risas de la audiencia complacieron a Chips. habló acerca de su obsesión por la comida. Eso atrajo a una serie de carcajadas de ambos lados. Y luego. así tendría un incentivo para no comerse a su nuevo 8 mejor amigo en el mundo entero. su "BFFL" . así como algunas risas muy divertidas de una poco probable. 179 . cuya sonrisa habría sido lo suficientemente brillante como para renunciar al uso de la atención que parecía estar proyectando su ropa delante de nuestros ojos. sin embargo. fuente cercana que hacía menos de una hora había estado molesta por su mera presencia. llegó mi turno 8 BFFL : Best Friend For Life: Su mejor amigo de por vida.

Esto era lo que él había estado esperando. los rostros que pude ver borrosos a pesar de la luz brillante y cegadora. Gee. su sonrisa era como la del gato Cheshire. Mientras miraba alrededor del auditorio. Había una base negra para que colocáramos nuestros guiones. lo cual hice. ella tenía la oportunidad de ir antes y sacarla del camino. cediéndomelo a mí. Cerré los ojos. subí al escenario y asentí para mostrarle al Sr. su top verde oliva por debajo del hombro con la camisola blanca por debajo. Me abrí mi camino cojeando hacia el micrófono puesto en la mitad del escenario. Todos habían venido a ver un show. Me lamí los labios que se habían puesto dolorosamente secos. Un show que Erica aparentemente les prometió que valdría la pena. Abrí el sobre manila y removí las tres hojas de papel que contenían mi soliloquio. Ella se negó. Me quite las muletas de debajo de los brazos y me agache para ponerlas en el piso del escenario. todos tenían la misma curiosidad y emoción. No las necesitaba para esto. y pude haber jurado que vi rayas purpuras y una cola salir de su rostro. Porque su apellido venía alfabéticamente antes del mío. Estoy aquí por ti. Dios nos Dios me ayude si lo hace. Me di cuenta de sus jeans apretados y botas negras. Con la ayuda de Robert y Chips.Enfréntal o Traducido por DhamLove Corregido por cYeLy DiviNNa E rica se deslizó al escenario con esfuerzo. ayude si no lo hace. cuyo rostro estaba tan emocionado como el de un niño en navidad. Puedes hacerlo. me eclipsaba más que Janice. Danielson que estaba lista. y admití para mí que incluso vestida tan casual como estaba. 180 .

—Todos piensan que soy responsable por la muerte de mi madre. por supuesto. Ya que no soy ninguna de esas. Yo sé lo que están diciendo. No soy normal. No soy la chica más fea en la escuela. —La respuesta es simple. y todo el mundo sabía que yo era un bicho malo en esa época. Mis rasgos. Supongo que sería pasable si lo intento lo suficiente. y yo sé lo que ellos piensan que yo soy capaz de hacer. Pero la verdadera yo es donde está el problema. —No. por supuesto que los chicos también. o divertida. Además hay cirugía plástica para arreglar las cosas que el maquillaje no. Probablemente lo soy. si estaba para culparme por eso. Y sé por la manera en que me miran que se preguntan si lo hice. Todo el mundo sabe qué clase de persona soy. ¿Quién soy para los demás sino una extraña. ¿Así que como podríamos hacer que la amistad funcionara? ¿Qué teníamos en común aparte de nuestras direcciones? Y si no puedo conseguirlo. ¿No debería haber aprendido con Graham que si los chicos son amables con migo. Ese es el punto que necesito entender pero no puedo. Era por eso que Graham 181 . y si yo lo noto. todos piensan que la mate. La parte de mí que en realidad nadie conoce. simplemente existo en un mundo donde no encajo. ¿Qué me hace pensar que podre conseguir a Robert Bellegarde? Un chico que podría tener cualquier chica que quisiera. Tal vez yo la lleve hasta estrellarse en el carro.Conté hasta diez. No entiendo porque simplemente no me rindo como una persona normal lo haría. Ni siquiera consigo que mi mejor amigo me saque a dar un paseo. Y si las chicas notan lo diferente que soy. Tal vez lo hice. Ella siempre la había pasado mal controlándome. —Ellos dicen que soy estúpida por pensar que Graham me ama y quiere estar conmigo. Es por eso que ninguna de esas otras chicas será mi amiga. o inteligente. es sólo porque sienten lástima por mí? —¿Por qué es que nunca puedo entender lo desesperada que estoy? Me he lanzado con dos chicos ahora. luego abrí mis parpados y empecé a leer las líneas en la primera página. Él es uno de los chicos más populares en la escuela mientras yo soy sólo un fenómeno. pero susurran cuando piensan que yo no estoy escuchando. incluso mi ropa pueden cambiar. Tal vez estaba siendo tan malcriada que ella simplemente no pudo soportarlo más y decidió que la mejor cosa era sacarnos a las dos del camino. —Odio mirarme a mí misma en el espejo. y ambos me han rechazado por alguien más. Sería diferente si yo fuera atractiva. y todo lo que saben de mí les aburre a muerte. —Luzco diferente de todas las demás chicas. por supuesto que ellos también. incluso para mí? Las tres personas en el mundo que me conocen ni siquiera conocen la verdadera yo. —Pero inclusive mis rasgos son algo que las personas pueden notar. y eso que él está acostumbrado a la manera como luzco.

Sencillamente no lo entiendo. —¿Por qué tengo que hacerlo todo sobre mí? Incluso ahora. No culpo a mi mamá por imaginarse once años más viviendo conmigo y pensando en que era mucho con que lidiar. Señorita Shelley por navegar a través de la diatriba predecible y sin inspiración escrita por la Señorita Hamilton. Estoy muy necesitada. lo había hecho sin detenerme. —Estoy demasiado envuelta conmigo misma. Yo era un terror. El gato Cheshire de hecho. ¡Es justo sobre mí! Debería estar hablando sobre el país o los niños pobres muriéndose de hambre en África. Tal vez… Cuando la última palabra dejo mis labios. sin llorar. —No. Los ! Estaban traqueteando contra el suelo. y roja y purpura sonrisa con una cola. lo había hecho sin que un solo miembro de la audiencia dijera algo.era el único que me hablaba. porque siempre soy el chiste de todo el mundo. porque nadie quiere ser mi amiga. y el sonido era como uno de ¡ yesos los antiguos procesadores de palabras de papá escribiendo un ensayo de veinte páginas. Usted es lo único redimible sobre la pieza. sádica. —Bueno…gracias. incluso a través de los yesos. Deseo mucho de las personas. y la aplaudo por apegarse a ella y complementarla incluso si estoy seguro que a usted le 182 . Y esa persona estaba de pie a un lado con una sonrisa pegada en su cara que podría haber iluminado el salón más oscuro. sólo hasta entonces sentí el temblor en mis brazos y piernas. escuche el eco de mi voz en las paredes. Siempre hacía las cosas más difíciles para todos. Era el único sonido en el auditorio una vez el eco de mi voz se detuvo. la mayoría de nosotros se hubiera ido antes de que hubiera leído la tercera línea. Es como si fuera una sanguijuela emocional y estuviera buscando la siguiente víctima de la que alimentarme. Siempre era todo sobre mí. ella era la reina roja y el gato todo el uno. Yo era más que difícil. Con agitación espástica y todo. sin gritar negaciones. ¡¡Pero todo en lo que podía pensar era en mí misma!! Es como si estuviera obsesionada o algo. No podía verlos. Era por eso que papá siempre estaba fuera de la ciudad. Además…tal vez hubiera sido mejor si no hubiera sobrevivido el golpe y hubiera corrido. Es por eso que las personas me miran todo el tiempo. Estoy segura que si no hubiera sido por la persona que la leía. las luces estaban demasiado brillantes en mi rostro. y más importante. Tal vez era yo demasiado necesitada. Tal vez ni siquiera fue un golpe. Yo era difícil. hablando conmigo misma. pero sabía los rostros que eran los más importantes no me estaban mirando con el mismo disgusto que yo sentía por haber dicho esas palabras. Un monstruo. Tal vez debí haber sido ahogada en mi nacimiento. Me estaban mirando con disgusto por la persona que las había escrito. Una gran. Tal vez estuviera tratando de terminar lo que mi madre había empezado. Lo había hecho. me lancé en frente del carro de algún hombre pobre. Y allí estaba: Hablando todo eso sobre mí de nuevo.

parecía determinada pero ahora se sentía como si me hubiera apresurada en su lugar. esa diabólica sonrisa que todavía se estiraba de oreja a oreja. Ella abrió el folder y removió las dos hojas bien mecanografiadas que había puesto adentro. 183 . y había plantado las semillas de duda alrededor de las personas que habían presenciado mi lectura. asustada de que me hubiera avergonzado por nada. Parecía tan cómoda. Lo que exactamente estaba tratando de conseguir. lo más importante. hubiera pensado que sería la persona más reprochable en el mundo. Pero sabía exactamente el tipo de persona que era. tan a gusto. al tiempo. entumecida y sin habla. uno que nunca ha necesitado una invitación. y había demostrado en blanco y negro lo que era capaz de hacer para abrirse camino. torcido y divertido mundo. Eso la había reforzado. con mi folder azul en su mano.disgustaba tanto como al resto de nosotros. él ve detrás de la máscara que muchas personas tienen para proteger a nuestros yo verdaderos. —El Sr. y yo sabía que era porque había disfrutado la reacción de la audiencia. todavía no estaba segura. y siempre ha sido y será bienvenido. —En mi propia fiesta de té de mi vida. Pero. No hay duda que él me ama. Y luego su voz empezó a leer las palabras que yo había agonizado mientras. Contuve mi aliento mientras la vi tomar uno profundo para empezar. —Él me ama. quedaba? ¿Qué más Escuche un poco de tos. Él disfruta mi pequeño. él es mí invitado final. no habría más prueba necesaria para convencerme de que lo que él siente por mí es profundo. Danielson se levanto y me hizo bajar del escenario. más que el romperse como tal. Si yo no hubiera sabido quien era. Mire mientras Erica caminaba al escenario. la manera en la que me escucha a mí y las cosas que diga. e increíble. Me di la vuelta con incredulidad. provocó unos cuantos jadeos del publico en el auditorio. Cualquier que fueran sus pensamientos. el desgarro de su oda de tres páginas no había suficiente para molestarlos. hermoso. Me senté torpemente cerca del hueco de la escalera. El sonido del papel rasgándose. Con una confianza absoluta que yo absolutamente no había poseído cuando empecé. y se paró en frente del micrófono. pero sabía que después de hoy definitivamente lo sabría. La manera en que me sonríe. de lo que era capaz. y más importante la mía. ella puso las hojas directamente sobre el folder y lo puso sobre el atril. Erica había cautivado a la audiencia y le había gustado. y me di cuenta que nadie había hecho ni un solo sonido más que los pocos jadeos de la ruptura de mi libreto. Él me acepta por quien soy. y eso es maravilloso. Ella ya me había avergonzado. mis muletas apoyadas en la pared detrás de mí mientras él recogía las hojas de papel que todavía estaban en el atril y rompiéndolas por la mitad.

—Pero. ¿Y si ese sombrero es de alguien bastante loco? ¿Todavía estaría dispuesto a sentarse en la mesa de esa Enemiga Loca y tomar el té? ¿Estaré dos máscaras tarde? ¿Podría poner mi reloj en un momento antes de la verdad? ¿Qué hay si la Enemiga Loca dijera “es muy fácil tomar más que nada” y exactamente. Fría. generosa y cariñosa. porque la verdad es que él ama a todos —y si él no puede amarme. —Pero que pasa si soy honesta ¿Qué pasa cuando le revele que debajo de la primera máscara de hielo. Soy justo tan aceptada como todos los demás. en lugar de respetarme. La persona que él ama no sería hiriente y rencorosa. y debajo de la segunda máscara. nunca jamás verán. quebrada. y he tomado mucho. hay alguien que no usa ninguna máscara. ¿Pero que hay si la yo que él conoce no es la verdadera yo? ¿Qué hay si es máscara que me pongo? Dos máscaras. —La verdadera yo cruel. E incluso esa máscara. entonces eso me hace 184 . Él me ama. Así que tal vez sólo remueva el sombrero y deje las máscaras puestas. Las personas me temen. y lo ha disfrutado. Victoria. suave y dulce. y le he dado a cambio nada sino mentiras que solo toma un poco de nosotros mismos. todavía no deja que la segunda máscara bajo ésta se muestre. y furiosa. He tomado su amor y le he dado a cambio nada sino herirlo en pequeños paquetes de dulzura. todavía encajo en este mundo de máscaras como una clavija redonda encaja en su agujero. más vulnerable. He tomado su confianza. La hermosa Erica usa esa máscara muy bien. No puedo dejarle ver hasta donde iría para deshacerme de algo tan insignificante como un lirón. Él no necesita saber. Máscara uno y dos. pero en lugar de eso un sombrero. ambas otra escondiendo el interior. Él la ha visto ser generosa. fría. la persona que nunca han esperado —la persona que nunca. Ha ayudado a justificar tantas de sus acciones. debajo de todo lo que todo el mundo piensa que saben. Furiosa. Nadie sabe que hay allí excepto yo —La segunda máscara me muestra como alguien más suave. y pulir la segunda. me ha permitido ser tanto como una parte de alguien y algo como las personas quieran. y Erica. a lo que haría con tal de obtener lo que quiero. malvada. Malvada. malvada. una debajo de la otra. está la yo verdadera. —Puedo simplemente tratar de poner más grietas en la primera máscara. No puedo dejar que él piense que ha desperdiciado su amor en mí. —Todo el mundo ve la primera máscara. La persona que el ama no sería cruel y llena de odio. —Pero debajo de esa mascara. y tengo que ser esa persona. Pero. Él me ve tan dulce. Víctor. tan quebrada como este la máscara. Él ve la parte de mí que podría ser amable. No puedo mostrarle a él. Y. El mostrar la yo verdadera significaría perder aquello que tanto he trabajado por mantener. sin corazón. no es así? —No he dado nada. protectora y cariñosa. o a nadie. lo hizo creer que todo esto valía la pena.

tener el valor de decir que yo había matado a mi madre me causaba sentirme menos segura. pero no sobre algún tipo de historia de niños. Danielson. pareciendo confundido consigo mismo. 185 . apenas perceptible. Ella se bajo del escenario mientras el canto de “Erica fracasada” hacía eco a mí alrededor. La confusión en el rostro de Erica era clara.diferente de todo el mundo. Sonaba como un suave zumbido. su rostro todavía confundido. como una ofrenda de paz. pero se volvió más y más fuerte. pero ¿Podría estar igual de decepcionado también? ¿Tal vez yo no fui lo suficientemente franca? —Señorita Hamilton. —¿No fue malévola? ¿Llamarme cruel y malvada y sin corazón no es malévolo? —Señorita Hamilton. diferente. Pensé que esto se suponía que debía ser sobre mí. La manera en la que se paso la mano por el cabello. ¿Podría ser tal vez el simbolismo? ¿O podría ser que no entiende porque la Señorita Shelley no fue tan malévola con sus palabras como usted lo fue con las suyas? El rostro de Erica se transformó y paso por diferentes tonos de rojo antes de asentarse en una especie de rojo histérico. Sólo podría haber sido mi imaginación. debo agregar. o tal vez sólo para apoyarla y entenderla. En lugar de eso. con sus hombros encorvados. Las líneas entre sus cejas quitaron la sonrisa que había tenido plantada en su boca. pero las dos parecían tener la intención de perder la lucha que ella parecía estar teniendo consigo misma. y no pude evitar sentir una especie de simpatía hacia ella. —Uhm. no puedo sentarme en mi propia fiesta de té sola. Y. que había estado sentado en el escenario escuchando el monólogo de Erica. El Sr. Entre más fuerte se volvía. pero el murmulló empezó a convertirse en algo más tangible. que con el silbido del humo saliendo por los oídos de Erica. sacudió su cabeza. más claro se volvía. Sr. mientras la historia del resto del mundo sigue. probablemente la hubiera alcanzado con mi mano. y por tanto mucho más disgustada conmigo misma. Era como si su rostro se hubiera comprimido en dos mitades. Un murmulló empezó a viajar por la audiencia. Si me hubiera sentido tal vez un poco más confiada. pero sus ojos empañados con lágrimas de rabia. no entiendo que es exactamente lo que usted no entiende. La mire. Danielson. No hay tortas o bebidas que puedan cambiarme para que así encaje en la ranura que él ha abierto en su vida para mía. no lo entiendo. y las palabras ciertamente sólo afectaban a Erica. y el suspiro que salió de él parecía una reacción mucho más pasiva que le había dado a mi lectura. ¿necesito recordarle algunas de las cosas que usted tiene y que la Señorita Shelley las dijo? La mayoría de las cuales van más allá del rencor y de la absoluta frontera de la venganza.

Volveré…lo prometo. pero yo la había leído Puse una voz a sus palabras.. —Él pensó que tenía que tranquilizarme. ¿Cómo podían estar preocupados por mí después de lo que había hecho? Gee. Por supuesto. todavía midiendo mis emociones. Eso no lo esperaba. había otro par de ojos todavía sobre mí. — Grace. sólo que esta vez no tenía el parabrisas de un viejo Buick para mantenerme. Erica podría haber escrito esa vil maldad. Mis ojos se agrandaron. y las nauseas que no habían sentido necesidad de aparecer durante mi discurso finalmente salieron en cuanto reconocí eso. Él asintió hacia mi propia promesa y se levantó. ¿Crees que podrías esperarme aquí? Mire a Graham. un par verdes. Él ha llegado a una decisión. Era el mismo que había tenido cuando nos había dicho que no podíamos ser más amigos. 186 . pero yo juro que no sabía que eras tú sobre quien estaba hablando. su voz no podía encontrar una salida de su boca. —Necesito hablar con Erica. Yo… El rostro de Robert era tranquilizador. y ambos por mí. ¿Gee ? —¿Grace? Mire hacia arriba para ver dos hermosos rostros. ¿ Acaso Robert había dejado que Graham supiera su secreto? No. —Estaré aquí. Grace. lamento lo que Erica hizo.. no has hecho nada malo. esta vez con mucho menos terror en mi corazón. Lo vi alejarse. esta vez. les di poder y vida. Él sabía lo que yo estaba sintiendo. No sabía que estabas en la misma clase. —Grace. cuando giré mi cabeza. Ella había dicho que tenía algo planeado para su compañera. el otro plateados. un doloroso beneficio que me alegro por el momento sólo porque sabía que no iba a ser llevada a creer en nada más sino en la verdad. su rostro se endureció de dolor y rabia que estaba sintiendo. No te sientas culpable y dale a Erica lo que quiere. ambos llenos de preocupación. tengo que encargarme de algo. —¿Qué tan horrible fue? ¿Los pensamientos en las cabezas de todos? —Yo sabía que él no tenía otra opción sino ser sincero conmigo. dos pares de hermosos ojos. No me gustaba ese rostro. y asintió. y el terror en mí empezó a aparecer de nuevo.Fracasada Grace por no tener carácter para defender a mi madre. mientras Graham parecía tan perdido. Miró a Robert. ¿Fracasada Erica? a mi misma.

se metió en mi mente. —Es sólo lo que dije. de mí. La mano de Robert debajo de mis pestañas inferiores. él me estaba afectando diferente a como era costumbre. pero su lanzamiento fue incontrolable. limpiándome una lágrima hizo que respirara entrecortado. A pesar de que estés con ellos. la oscuridad que había mantenido escondida. Que parecidas éramos. pero ya sabes lo que quiero decir. Su vida había alcanzado su fin. 187 . y le dio un apretón tranquilizante. habíamos escrito la una sobre la otra sobre el otro yo que llevábamos escondido. El metal oscuro de sus ojos pareció confirmar mis pensamientos. donde quiera que estuviera. el loco y extraño sentimiento de necesitar confortarla. hubiera leído algunos de mis pensamientos. De nuevo. No todos. Esto ya se te ha explicado. y muchas veces me culpo a mi misma por la muerte de mi madre porque yo sé lo que paso… sólo que no puedo recordarlo. No lo podía mirar más. libres al fin. Él los estaba escuchando tan claramente como si los hubiera dicho en voz alta. Asentí. — Grace. y contuve mi aliento para tratar de disminuir el pulso de mi acelerado corazón. y cuanto me costaba admitirlo. sabía que era absolutamente imposible que hubiera algo entre nosotros. sentí su peso aferrándose a mis pestañas mientras trataban de aprisionar las lágrimas. estando de acuerdo con él. porque lo habíamos visto la una en la otra. Tú no causaste su muerte más de lo que podrías haber causado las muertes de todos en el Titanic.—No puedes empezar a creer el profundo nivel de simpatía que tus anteriores compañeros sienten por ti. Lo que Erica escribió. lados de nosotras que ambas percibíamos pero que había visto pero estaban tan mal. fue como si hubiera estado en mi cabeza. De ella. No de la manera en la que me estaba sintiendo. y sólo los hubiera embellecido. Las emociones en mí por las palabras que había pronunciado el día de hoy eran tan crudas. Muchos de ellos piensan de esa manera. Ya lo sabía. —No entiendo cómo pudieron sentir algo así por Grace el fenómeno. Esa era la única cosa de la que lo podía culpar. y se apresuraron. Sentí la humedad llenar mis ojos. tan difícil como sea de decir. Me ¿Qué más había por hacer? lo habían explicado. y Robert no me había dicho nada a pesar de lo que había admitido. Lark me había dicho lo suficiente para mantenerme llena de curiosidad. la duda y culpa que había tratado de negar. ninguno se pudo poner en tus zapatos y sentir que se lo merecía. una gran parte de eso está basada en la verdad. aunque no en tanto detalle cómo me hubiera gustado. Me mordí el labio para dejar de jadear por la intensa sensación de calor que su piel me había causado. —Él alcanzó mi mano. excepto animosidad. no te culpes por la muerte de tu madre. Sin saberlo Erica o yo misma.

Sacudí mi cabeza. entonces yo también. Yo no creo que sea justo castigarla a ella y a mí no cuando las dos hicimos la misma cosa. No fue mi intención que nada de esto ocurriera. apretados entre sus dientes en una delgada línea de desaprobación. por lo menos esperaría que explotaras en lágrimas durante el soliloquio. su expresión llena de sorpresa. yo creo que debería disculparme por lo que paso aquí. Danielson se levantó. cualquiera que sea el castigo. Grace Shelley. Después de todo por lo que has pasado últimamente. con un ceño preocupado en su rostro que podría haber enmascarado lo que pudo haber sido un rostro muy agradable de presenciar si hubiera estado remotamente interesada en hacerlo. Danielson. Lo que sea que la Señorita Hamilton parece pensar que eres incapaz de adquirir. —No podría haber sabido lo lejos que iba a llevarlo. Una confirmación silenciosa. pero te contuviste. mis ojos se agrandaron de la sorpresa. Lo sabía. déjamelo saber el lunes. —Si ella merece ser suspendida. Ella quería toda la explosión emocional. Él puso sus labios hacia adentro. La verdaa era que simplemente no podía dejar que la castigaran por algo que yo sabía que iba a pasar y aún así algo que me permití a mi misma ser una parte de todas maneras. —Sr. me merezco lo mismo. —No. —Definitivamente no eres como los demás. Danielson. y es por eso que en verdad lo siento. La mano que todavía estaba sosteniendo la mía me apretó de nuevo. quiero que sepas que habrá una suspensión el lunes gracias al incidente de hoy. ella quería toda la cosa de que mi propia conciencia no fuera permitida. En su parte por lo menos pero no lo hice. Danielson acuclillado en frente mío. Sabía lo que estaba pensando: yo debería estar loca para querer apagar las llamas al lado de Erica Hamilton después de lo que había hecho. Si es que ya no lo ha hecho. quien todavía me estaba mirando…lo podía sentir—. estás mal Grace.Mire de nuevo cuando vi al Sr. y lo quería porque quería ser la víctima. Sr. no dudo que no tendrá problemas en conseguirlo —miró a Robert. Las dos nos lanzamos puyas la una a la otra.tenía. Él me miró. ¿Pero cómo Lo qué? El Sr. Lo que te hizo decir… no lo puedo creer. Eso te da todo el fin de semana para pensarlo. Grace. Me encogí de hombros. Ella quería reducir la simpatía que pudiera caer sobre mí así 188 . y ninguna de estas fue porque estuviéramos bobeando. —Me tengo que ir y tengo que ver si puedo encontrar a la Señorita Hamilton para discutir que va a pasar. Si cambias de idea. —Grace. caí en cuenta de que era lo que Erica había querido. las acciones de venganza a mi defensa. Yo debería haber sabido que la tensión entre ustedes dos podría resultar en algo como esto. Mientras se alejaba.

eso sólo la hará poner más furiosa. y confuso. tan obvio para ella. él decide que las dos deberían ser castigadas. ella ya es una víctima. Asentí. —¿Erica Hamilton está celosa porque las personas sienten lástima por mí? — incluso decirlo no lo podía hacer sonar menos ridículo—. Robert me miró tan sorprendido como yo lo estaba. Oh que bien que eso casi sonaba. y maravilloso. Robert suspiró de nuevo. Se vuelven tímidos con ella y lo de las emociones en verdad. no importa. que ni siquiera pudo ver que todos lo demás lo notaron y sintió sólo la justicia de lo que había hecho. 189 . sabiendo exactamente lo que quería decir. porque tú serás la única que será duramente juzgada ante los ojos de los estudiantes. No puedes ser más la víctima si ella va a serlo. pero no la atacaste de la misma manera que ella a ti. sino por las circunstancias que iban más allá de mi control. —Ella no puede compartir nada. y lo hiciste. o que podría ser la víctima de nada o nadie excepto de sí misma.su dolor y sufrimiento podía tener el escenario y no sería eclipsada por lo que sea que fuera que yo había pasado. y esa es la última cosa que ella quiere. Danielson que no la castigue sin castigarte a ti también. —Santa madre. finalmente ser la envidia de alguien y no serlo por algo que yo había alcanzado. y el instinto natural en las personas es sentir cualquier cosa menos simpatía. ¿O sí? Ni siquiera un rol que nadie en verdad quiere. Si. —Ella nunca había sentido eso antes. Ella ponía una frontera tan fuerte que las personas le temían. y fantástico. Qué extraño. —La suspensión sería la guinda del pastel para ella. ¿Pero por qué? Robert apretó mi pulgar con el suyo y suspiro. —Sí. y porque tan descarado. —Ya sea que pueda o no. —Dije con incredulidad. por cualquier razón. pero la única cosa que ella nunca ha podido experimentar era simpatía. no ser un fenómeno. Ella estaba…celosa. Ella nunca ha dejado que las personas piensen que es vulnerable. De sí misma. por ejemplo: ella estaba esperando que fueras tras de ella. Qué bien sonaba no ser una víctima. porque ¿Quién puede sentir simpatía hacia una persona que no siente simpatía hacia los demás? —¿Quién se puede sentir genuinamente mal por ella cuando sus propias acciones le causaban problemas? Como hoy. Pero también podía ver lo patético que era. Le has hecho un gran favor al decirle al Sr. no ser nada más y sólo ser Grace.

lo que trató de hacerte. Lo que Erica hizo.. —Por supuesto que no lo sabías. La intrusión esperada por Stacy o Lark nunca se materializó. — Debería haberlo sabido. hemos terminado. removiendo mi mano de Robert y colocándola sobre la suya—. No habíamos hablado una vez ya que la realización me había golpeado de tal manera que Erica se había convertido en una víctima de sus propias maquinaciones. yo no sabía. Perder su amistad. —Grace. Robert todavía sostenía mi mano. y con mi incertidumbre sobre dónde estaba exactamente nuestra relación después de los soliloquios.. Se terminó entre Erica y yo. Debería haberme dado cuenta cuando ella estaba contenta E 190 .Cambio Traducido por: Emii_Gregori y LizC Corregido por: cYeLy DiviNNa l auditorio estaba completamente vacío en el momento en que Graham regresó. yo no sabía. Sacudiendo su cabeza.. Dios. No podrías haber sabido lo mucho que me odiaba.. —Grace. pero le había prometido a Graham que me quedaría hasta que él regresara. no quise tomar alguna posibilidad de debilitar lo poco que podría haber dejado en el camino de una amistad con él. su rostro sin lugar a dudas trastornado. aun por aquella irregularidad de tiempo. Grace. Graham se agachó frente a mí. No pensé que tú lo hicieras —intenté mi mejor esfuerzo para tranquilizarlo. Él aún podía oír mis pensamientos. había cambiado mi mundo en formas que no quería revivir. Te lo juro. giró su mano sobre la mía y la agarró con dedos feroces. quiero que sepas que yo no sabía nada de esto. y yo estaba aún tan insegura de tantas cosas que con sólo estar aquí sentados juntos era suficiente. Graham. Un portero ya le había preguntado a Robert y yo salí dos veces. pero no trataba de obligarme a oír los suyos. apretándola de modo tranquilizador siempre que mi mente corría por algunos pensamientos que eran dolorosos o insensatamente desaprobados de sí mismo.

. Estalló y resonó en todo el auditorio. y su mundo se había puesto boca abajo. —Ella lo quiere. Mis ojos se tiraron hacia arriba.de que tú y yo fuéramos amigos de nuevo que algo estaba sucediendo Ella estaba tan insistente en que terminara mi amistad contigo. —Lo siento. Miré hacia la mano de Robert que aguardaba y la tome. Grace? Yo soy quién metió la pata y la trajo a nuestras vidas Si pudiera volver atrás y hacerlo de nuevo. aparentemente habiéndolas agarrado en el momento en que había quitado mi mano de su cara. Estoy seguro de que Janice y tu padre están preguntándose cómo fueron las cosas hoy. —Estaré segura para advertir a los conejos de la vecindad. no estoy preocupada por Erica nunca más. No me estoy riendo de ti. No quería que nada de esto te hiriera. probando mi incredulidad y fe de una vez. por favor créeme. sin esfuerzo. 191 . Me río de ella diciendo que ella y Robert eran el uno para el otro. Su corazón estaba roto. Sentí una burbuja de risa subiendo hasta mi garganta. estancándome durante el tiempo que pude. —Mis muletas… Graham me las entregó. vamos a tu casa. No parecía divertido. Miré hacia mi amigo. y el dolor y la culpa en los ojos de Graham ambos tiraban de algo dentro de mí que yo ni siquiera sabía que existía. y cuando lo hice. —¿Qué? Él movió sus ojos hacia la cara de Robert. Quité mi mano de la cara de Graham. y le oí suspirar con tristeza mientras se alejaba. Robert se levantó de repente. lo siento… Los gritos de Graham me silenciaron. el tono de la voz de Robert. sobre el lado de su cara—. Si alguien entendía lo que él sentía. lo haría diferente. Le permití colocarlas bajo mis brazos. Él me levantó rápidamente. —Graham. hormigueando y adormecidos todo al mismo tiempo. Sólo estoy preocupada por cómo te sientes —retorcí mis dedos libres de su apretón. ¡yo no sabía que ella iría con toda una Atracción fatal sobre nosotros! Sonreí con satisfacción. su confianza se había roto. y los coloqué. sabes. —Graham. era sin duda yo. —Ella me lo dijo después de que le dijera que habíamos terminado. —¿Quieres dejar de intentar disculparte. Graham.. su rostro una mezcla de tantas emociones que sólo podía escoger la cólera en sus ojos de acero y la tristeza en el descenso de su boca. yo no pensé sobre lo que eso significaría. estaba tan feliz. como si esperara algún signo de reconocimiento ante su declaración. Dijo que no le importaba si estábamos más porque ella y Robert eran el uno para el otro. —Grace. toda la sangre de repente precipitándose a la vez.

mi súbita amiga. Él parecía luchar con una respuesta antes de terminar asintiendo en afirmación—. su cara enjugada limpia de todo excepto una indirecta de arrogancia—. ella estaba realmente tratando de subir los nervios de Graham. inmóviles. No me gustaba eso. —Eso es realmente muy lindo. Ni siquiera tuve que girar mi cabeza para saber quién podría provocar una reacción de él. —Tengo la práctica en treinta minutos así que ustedes dos mejor se apresuran. mientras esperé por Robert para responder. yo tenía mucho que agradecer cuando se trataba de Stacy. Yo no podía detener la aparición de una sonrisa divertida que giraba las esquinas de mi boca hacia arriba. Te veré allí entonces. Todavía de acero. Miré hacia Robert. —Él se alejó. dolor y humor. —¿Vendrás a la casa. Hizo señas con la cabeza hacia la puerta del auditorio.El rostro de Robert era una verdadera piedra. Ella fue quien sugirió que viniera contigo esta mañana. —Robert tiró de mi mano. y oí gemir a Graham. —Grace. molesta de que fuera tan consciente de mi movimiento como de mi mente en ese momento. De cualquier manera.. el peso de todo lo que había aprendido hoy lo hacía parecer más corto hacia mí por alguna razón. Bien. — Gritó Stacy antes de salir por la puerta. mientras que el de Graham era una combinación de confusión. Una vez que se fue. —No realmente. ira. —¿Cuándo arreglaste que Stacy nos llevara a casa? —Ayer. el final de su cola de caballo fue lo último que vi mientras ella desaparecía de la vista. demasiado cansada y molesta para mantener la farsa de usar las muletas. fríos. El hecho de que después de todo un día de usarlas. mi cuerpo se había acostumbrado al ritmo de paso-tirar-mecer escapándome hasta que me di cuenta de que tenía un pequeño pavoneo pasando. sus brazos ahora cruzados sobre su pecho. Miré hacia los ojos de Robert. impidiendo que la pequeña alegría que yo conseguiría de ver el líquido brillar entrara en mi visión. Su papá dejó a tu moto fuera por lo que he oído. ya que nadie más que Robert observaba. también? —giré para preguntarle a Graham. Alguien estaba jugando al casamentero o. 192 . simplemente bajé. vamos. Estaba comenzando a preguntarme eso a mí misma. cojeé hacia los pasos que llevaban fuera del escenario. —¿Cómo vas a llevarla a casa? —Graham preguntó.. —¿Te importa explicarme por qué estabas tan grosero hace un rato? —Todavía podía ver la ira que endurecía sus ojos.

vamos a dejarlo así. no por desacuerdo. en orden para tener conversaciones. —El coche más viejo de mi hermano mayor. 193 . —Uh-uh. admitir que él tenía un punto. Te acostumbrarás a ello. ¿de acuerdo Gee? Dejé de caminar. Mi mente seguía diciéndome que los labios deberían moverse. Ahora. —Significa no realmente. sino simplemente en el sonido de su voz melódica llenando mi cabeza sin pronunciar una palabra. A pesar de que debería haberme acostumbrado a ello. Comprendiendo que yo había llegado al final de mi libertad del movimiento de apoyo. Giré mi cabeza y permití a mis ojos seguir su mirada y vi a Graham entrando en su Buick. Sé que no fue por nada de lo que pensaba. Sacudí mi cabeza.. arrastrando mis muletas en el suelo mientras lo miraba. Si no estás en er. —Porque ella luce como una Lola. —Ella proclamó con orgullo mientras me acerqué. —¿Lola? ¿Por qué? —La voz vino desde el interior del vehículo. piensa. el coche en dos minutos. Lark sonrió. seguía siendo extraño. El coche de Stacy era una pequeña cosa linda con un frontal que lucía como si estuviera sonriéndote. ojos enfocados en mí. volví a repetir el paso-tira-mece que había perfeccionado durante todo el día y conseguí llegar frente a la escuela antes de que Stacy decidiera que yo simplemente no merecía más que me llevaran a casa. Stacy te dejará aquí. Quiero saber por qué actuaste del modo en que lo hiciste alrededor de Graham. Hola… Lark. Él se compró uno de esos pequeños híbridos el año pasado y me lo dio cuando cumplí diecisiete años. ¿Entonces qué era? ¿Te llamó un nombre? ¿Estaba mintiendo sobre arrepentirse? ¿Qué? Robert continuó alejándose pero su voz nunca dejó mi lado. —Es un Neón. entonces debe haber sido debido a que él pensó en algo que no te gustó. Él parecía tener sobrellevada esta tormenta bastante bien. ¿Cómo más allá de ruda podría ponerme? ¿Cambiando el tema tuve que en mi mente? Ugh. no divirtiéndose del todo por su respuesta. y jadeé hacia el pasajero en el asiento delantero. —Uhm. —Stacy se apartó. mi cara obviamente gritando “qué es eso”.—¿No realmente? ¿Qué quieres decir con “no realmente”? —Caminamos lado a lado. ¿No es lindo? La llamo Lola. aunque sus pálidos ojos grises —aunque ciegos y sin visión— estaban centrados en otro lugar..

y recé que seguramente tuviera el tiempo y la razón para acostumbrarse a ello. Mi mandíbula se abrió en estado de shock. sus manos nerviosos con irritabilidad al darse cuenta de lo tarde que era. —Ella va a romper aproximadamente ochenta y tres leyes de tráfico para llegar a la práctica. confusa. No necesariamente me gustaba cuando ella hacía eso.Ciertamente esperaba que hubiera motivo mientras yo observaba a Robert abrir la puerta del pasajero de atrás para mí. casi antes de que el coche se hubiera detenido incluso en movimiento. Las arrugas en su rostro y la dureza de la ira en sus ojos se habían aliviado un poco. podría ir allí. pero de todo eso. por supuesto. *** Stacy nos dejó frente a mi casa. sólo a través de los ojos de otro. —¿Reloj? ¿Cómo vas a hacer eso? Su sonrisa se convirtió en una sonrisa plenamente soplada. Pero creo que sólo lo veré desde sus ojos y los ojos de su hermano quién canceló la práctica para que él pudiera tomar un poco de tiempo uno-a-uno con su nueva novia. —Bueno. sabiendo que ella realmente me podía ver. La mirada misteriosa en sus ojos pálidos causó que un escalofrío corriera arriba y abajo por mi espina dorsal. y simplemente quedarme fuera y ver que todo se desarrolle. Robert me había sacado del asiento trasero del Neón de Stacy y me puso de pie en mi camino. —No puedo llegar tarde nunca más. Eso va a ser divertido de ver. su cara sostenía una sonrisa satisfecha en ella que se habría visto absolutamente poco natural en nadie más que ella. La miré. —¿Puedes hacer eso? Ella giró su cabeza para afrontarme. todavía era la cosa más hermosa en la que jamás había puesto mis ojos. no dijo nada excepto una exclamación casi indistinguible de despedida y luego firmó con el sonido pelado de los neumáticos contra el asfalto. poco natural para una persona normal— rapidez. Ella ahora estaba con su mano en el asiento de la moto de Robert que estaba aparcada detrás del pequeño SUV de Janice. Todo lo que debía haberse parecido a Stacy. Lark había sido la primero en salir. Creo que miraré. sólo para descubrir que ha sido cancelada. 194 . ¡Soy una profesora ahora! ¡Él va a chillarle mi trasero cuando llegue! Con una completamente antinatural —bueno. y sabiendo cuan enojado su padre iba a estar.

Eso. Robert. ella es graciosa. Tantos hoy. Era molesto. — Déjala sola.—Te dije que mi habilidad no está limitada por la distancia. No hace falta que diga que Robert no habría compartido esa clase de información conmigo. —Entonces. Era asombroso. En el momento que llegamos al porche. Miré detrás de mí en la voz que había contestado antes de que tuviera una oportunidad de hacerlo. quién había permanecido en silencio durante todo el cambio. Robert me siguió. empujando la puerta de par en par cuando entré en la casa. significa mucho para mí. — ¿No tienes que llevar a Lark a casa? —Le pregunté. el acto forzado debido a mi timidez. Solo quiero darte las gracias por estar allí para mí hoy. La leve arruga en la esquina de sus ojos desmintió la expresión adusta en otra parte de su rostro. y me dirigí hacia la puerta de la calle. Robert estaba cerrando la puerta detrás de nosotros dos. de vuelta a fingir más. ¿cómo estuvo el primer día de regreso? —Ella lo hizo muy bien. Janice había estado al parecer escuchando por la puerta. —Ella tiene un paseo. —Alcancé el pomo de la puerta y lo giré. él es todo sobre lucirse. Me asombra que no haya dicho nada. — Sonreí. Ella podía oír ambos de nuestros pensamientos sobre el tema con toda claridad. —No preguntaré qué es tan gracioso. Alcé la vista hacia Robert. —¿Con quién? —Mis labios se tiraron en un monedero con agravantes. Me sorprende que Robert no haya compartido algunos de ellos contigo. Usualmente. Me gustan los pensamientos que corren por su cabeza. De acuerdo. Además. Robert negó con la cabeza. Ella salió de la cocina con un paño de cocina en sus manos. Hizo su sonrisa satisfecha de nuevo. sus hermosos ojos líquidos de nuevo. una ansiosa mirada en su rostro. parecía a punto de estallar de risa. —Coloqué mis muletas debajo de mis brazos. —Bueno —dije en un tono bastante molesto—. La comprensión finalmente arrancó a todo dar y yo asentí. —Con un amigo. Grace. Es la primera vez. probablemente no entendería la broma de todos modos.. —Oh. Ya que estoy obviamente fuera del circuito. Qué divertido. la diversión extendiéndose desde sus ojos a su boca. creo que voy a entrar.. —Qué extraño. 195 . la molestia superando cualquier otra cosa que podría haber estado sintiendo.

sintiendo que no todo ha ido bien. ¿Desmayarse? ¿Las mujeres en el siglo XXI hacíanSi no lo hacían. — ¿Considerando todas las cosas de qué? —Considerando todas las cosas del hecho de que ella no había tenido tiempo para preparar el escenario como el resto de nosotros. —Si no te importa tener otra boca que alimentar esta noche. De hecho. Estoy haciendo pastel de carne si estás interesado en quedarte. Para siempre. madrastras. su encanto. Uhm. Robert. y Robert está aquí para hacerte compañía mientras James vuelve. está bien entonces. No me importa en absoluto. ¿cómo estuvo el soliloquio? —Janice preguntó. el hierro estaba caliente hielo estaba helado.—¿Entonces. su mano colocada de forma protectora sobre mi hombro.El Secándose sus manos en la toalla de nuevo.. al igual que cualquier otra mujer que hubiera entrado en contacto con él. la mente enloquecida de las mujeres entraban en contacto con el aura de su divinidad. Janice se puso de pie. a quién yo sabía había dado órdenes explícitas de recuperar tanta información como fuera posible de mí Declarando mientras por papá. lo hice bastante bien. madres. mientras estaba sobre el escenario. —La falta de palabras de Janice parecía confundirla tanto como a mí. —Bueno.. Estaba acostumbrado a ello. Janice. Janice ladeó una ceja.. Por la cena. colocando las muletas junto a mí. La molestia me inundó de nuevo cuando me di cuenta de que esta no era la primera vez que una figura de autoridad femenina se había comportado de esta manera alrededor de él. Maniobré mi camino al sofá y me senté. dijo. sentándose en el sofá. parecía a una pulgada de distancia de desmayarse. Por el postre. — Sonrió. no quería otra cosa sino que se quedara. con los ojos suaves con preocupación. creo que voy a ir a terminar la cena.. considerando todas las cosas. Si tú todavía estás en una sola pieza. Alcé la vista para ver que Robert estaba de pie junto a la silla. abuelas de chicas que había conocido en su ¿Cuántas 196 . —Fue así como se podía esperar.. y ahora examinando su rostro divino. . Yo podía decir por la mirada en la cara de Janice que mi respuesta a medias no iba a cortar en el departamento de convencimiento. Janice estaba a punto de comenzar de una eso? nueva tendencia. —Lo que quiero decir es que no me desmayé ni nada y yo no me convertí en una bola de los nervios. Toda mi molestia desapareció tan pronto como Robert me había salvado de tener que hablar los detalles sangrientos de esta tarde. me encantaría. Está bien. aquella última línea arrastrando su curiosidad fuera. —Bueno.. pero la mirada semi-aburrida en el rostro de Robert hablaba por sí sola. —La respuesta lanzada por Robert intervino a favor de Janice. —Contesté.

Recordando la diversión de Lark en mi trato a su hermano. ¿Estás lista para hablar de ello? ¿Acerca de lo que pasó esa noche? Tu cabeza está llena de tantas preguntas. con lo que su rostro estuvo peligrosamente cerca del mío. Se encogió de hombros. y que tus reacciones son las únicas que me interesan. Me eché a reír ante lo absurdo de ese pensamiento.larga vida había reaccionado exactamente de esta misma manera. todos ellas si puedo. Se inclinó.. ¿recuerdas? No creo que él querría oír hablar de mis inseguridades derivadas de tus muchas. la frustración estaba escrita claramente en su rostro. mi conciencia ya en marcha pateándome. incluso cuando el decoro Saqué la exige exactamente lo contrario? idea de inmediato de mi cabeza. mire alrededor a mi público. —No estoy preocupado por Graham. —Bueno. debería haber estado dispuesta a darle lo que fuera que él quisiera.. Afortunadamente. Janice ya se había retirado a la cocina. —Graham se supone que está por venir. inhalando el aroma embriagador de la divinidad que era absolutamente antinatural e. Sonreí. mirando la sonrisa de una belleza increíble. Él se alejó de mí. —Nunca he tenido que lidiar con él antes.. Es completamente detestable. no pude evitar sonreír. ¡La ridiculez de eso era simplemente Me demasiado! cubrí la boca rápidamente. colocando su mano sobre mi rodilla enyesada. No estaba en lo correcto por mi parte esperar algo de alguien que había estado alrededor mucho más tiempo de lo que algunos países han existido. Gee? Mi estómago hizo un salto de clasificación olímpica ante el sonido de él diciendo las palabras “nosotros” y “nos”. muchas. ¿dónde nos encontramos. —No sabes lidiar bien con el rechazo. El cielo sabía que yo quería. Mirando dentro de esos ojos brillantes. muy pecaminosa.. así que lo único que me quedaba era la mirada acerada de mi ángel. Voy a tener que recordar no hacer nada para que me rechaces de nuevo —se sentó en el lugar que Janice había dejado vacío. que es bastante divertido. —Creo que lo absurdo se encuentra en tu incapacidad para darte cuenta de que las reacciones de todos los demás me aburren. Negué con la cabeza. es una buena cosa que no se trate de ti entonces. Lark estaba en lo cierto. —Creo que nuestra posición está en el precipicio de una muy buena amistad.. Estoy más preocupado por nosotros. siempre y cuando dejes de llamarme Gee. y buscando mi cara—. ¿no? 197 . y quiero responderlas. —Tienes que admitir. —Eso no está exactamente haciéndome sentir mejor. muchas amigas.. muy. irónicamente.

¿No es mejor que yo pueda ver cómo te sientes cuando me tocas. Durante todo este tiempo. y aún así. sintiendo el calor irradiado a través de la todavía cascara. —Yo… yo no entiendo. tendría que empezar a cuestionarme si realmente soy o no de verdad lo que he sido educado para creer. Todas las veces que me tocaste. —Y yo pensaba que no estabas preocupados por él. — Pensé que no querías hablar de nada porque Graham iba a venir. sosteniéndome firmemente en su lugar. pero no puedo sentirlo por mí mismo. sólo a través de ti. —No pude terminar la frase. declarando que me había agarrado con la guardia baja. Rodé mis ojos. no puedo sentir nada. con una sonrisa maliciosa difundiéndose por su rostro. —Oh. Sé que no lo era. pensé. Por favor. —Pero nunca habías dicho nada antes. y disfrutarlo para lo que vale la pena? —No. Es trágico. pero no puedo evitar sentir como si fuera todo una mentira. El no ser capaz de sentir el tacto de otra persona es una de las cosas más tristes que he escuchado. cubriendo mi mano en su cara con la suya—. todavía tienes influencia. preguntándome cómo se sentía eso. Y también es preocupante. Grace. o estás acostumbrado. — Refunfuñé. —No necesito sentir físicamente algo cuando puedo apreciar cómo se siente otra persona —dijo rápidamente. realmente no lo hacías. —No lo sé. Miré a mi mano. dime ¿qué quieres decir cuando dices que no puedes sentir nada? —poco a poco quité mi mano de debajo de la suya y la coloque contra su mejilla—. —Una cosa muy buena. si quieres saber la verdad. no es mejor. mi paciencia acabándose por debajo del peso de mi molestia. y si todo lo que quieres de mí es amistad. no tener ninguna influencia sobre ti. incluso eso no sobrevivirá a tus constantes retiradas.Él me devolvió la sonrisa. —Me aparté de él. ¿No puedes sentir esto? Él negó con la cabeza. —Bueno entonces empieza a explicar. pero no tanto como quisieras.. Esto es muy desconcertante. ahora apretada entre las suyas. y te toco. 198 . Es una de las muchas cosas que nos separa de los seres humanos. la suavidad de mi mejilla. Rápidamente puso la otra mano encima. la forma en que tu mano se calienta con solo tocar mi piel. Empecé a sacar mi mano. porque si lo fuera. Hay un montón de cosas sobre mí que nunca entenderás.. —No voy alejarme cada vez que no entiendas algo. Él soltó un gruñido. habiendo insertado sus dedos entre mis piernas enyesadas. tú sientes mi calor... No sabía cómo hacerlo. porque me siento muy confundida. es simplemente un reflejo de tus propias emociones. —Puedo ver cómo se siente a través de tus ojos. —Puse mi mano sobre la suya. pero me impidió sacar mi mano de su rostro.

Nos ayuda a entender a aquellos que se supone que debemos ayudar o castigar. Ustedes dos quédense sentados —caminó hacia la puerta. —No entiendo. besó tu cabello. No voy a mentir y decir que no me gustaría ser capaz de sentir el calor del sol en mi cara. pero el sonido del timbre de la puerta lo detuvo. Sus ojos eran de acero otra vez. ¡Ya me preguntaba cuando olerías el aroma de la cena cocinándose! ¡Adelante! Regreso guiando a un goteante Graham mojado detrás de ella.Robert negó con la cabeza. toco tu cara. Eso es lo que estoy tratando de decirte… Lo siento todo a través de los humanos. o la hierba entre mis dedos de los pies. ya sabiendo quien estaba allí afuera y que se disponía a hacer. O tal vez se había detenido un segundo antes. Sin ellas. y todavía 199 . —¿Qué más puedo hacer sino estar de acuerdo con esto? He tenido más de mil quinientos años para acostumbrarme a ello. Su hermosa boca se volvió en un gesto leve. Eres un ángel. lo sentía por ti. —Cada vez que sostengo tu mano. Es suficiente para mí. Él entrelazó sus dedos con los míos.. abriéndola con un amplio arco—. No es como si acabara de descubrir esta pequeña exquisitez ayer —su voz parecía agitada. o cualquier otro cliché que viene a lo largo y que ustedes los humanos dan por sentado. Grace. —Me encargo de eso. Janice volvió a salir de la cocina. No puedo pedir nada más que eso. a través de ti. con la aparentemente obligatoria toalla de cocina entre las manos. —Grace. ¿para qué estamos? ¿Qué bueno es nuestro propósito aquí si no somos capaces de comprender realmente el valor entre los de tu clase? —¿Así que me estás diciendo que estás de acuerdo con esto? ¿Estás bien con saber que la única manera de que puedas sentir es a través de los pensamientos de otra persona? —Estaba en incredulidad de que alguien pueda aceptar tales limitaciones. en lugar de la de otra persona sería un regalo! Pero no me voy a molestar o enojar porque no puedo. labios que nunca habían sentido un beso. Por supuesto que me encantaría eso. Me pareció muy bueno que hiciera eso: Trabajar sus emociones angelicales hacía el absoluto nivel sentimental de los humanos. puedo sentir. pero esas son cosas que debemos sentir. Grace. es que los ángeles no puedan sentir nada? —Me burle. o tu calor. ¡Tener mi propia memoria. y parecía a punto de decir algo más.. Una triste sonrisa se formo en los labios de Robert. Es una parte de lo que somos. Sabía que él estaba molesto. La empatía y comprensión son cosas que muchos seres humanos dicen que sienten. las esquinas haciendo alusión a una completa mueca—. y nunca lo harían. especialmente teniendo en cuenta todo lo que soy y todo lo que tengo a mi disposición Eso sería egoísta de mi parte… querer mucho más… sólo para ser capaz de sentir tu suavidad. ¿Qué tipo de broma retorcida y de mal gusto. Estaba empapado por la lluvia que no me había dado cuenta que había comenzado a caer.

su estado de ánimo oscuro elevándose muy ligeramente. —¿Por qué hiciste eso? —pregunté— ¿Qué te da el derecho de actuar así. Se puso de pie. pero se me olvidó que tenía práctica hoy. —Pensaba venir antes. Echó una mirada a Robert y su expresión se hizo aún más severa. cambiando su mirada hacia abajo a nuestras manos todavía entrelazadas—. Estuve de acuerdo. Graham le dio las gracias toscamente. pero algo del brillo de sus ojos si lo hizo. a entrar en mi casa y dar órdenes de esa manera? La sonrisa de suficiencia no salió de su cara. Grace. —Yo. —Entonces. —Eso no es cierto. Él sonrió. por mi parte. y luego vine aquí. Hablaremos más tarde. Grace.tenía esa expresión dura en su cara que había tenido al salir del auditorio. Hubiera jurado que te fuiste antes que yo. ¿qué te tomó tanto tiempo? —le pregunté. Mire. —Janice estaba mirando las gotas de agua que estaban acumulándose en el suelo debajo de Graham. —Creo que sé cuando mi presencia ya no es necesaria —se volvió a mirarme y sonrió con tristeza—. El agarre de Robert se aflojo. a solas. Miré a Graham. —Bueno. O hacia Robert. y me preocupo por lo que te pasa. la incredulidad y la lentamente ardiente decepción que crecía en mi pecho luchaban por un lugar al que afianzarse. Es sólo que… 200 . Hace unas semanas. la incredulidad se convirtió en un instante en ira. Graham. Afortunadamente la lluvia nos impidió ponernos apestosos. Cuando regresó con una toalla vieja para él. y quitó su mano de la mía. estoy definitivamente contenta por eso. —Déjame ir y conseguirte una toalla. y los pensamientos que provocaba por escrito claramente en su rostro. Me quedé todo el tiempo que fue necesario. atónita como se fue tranquilamente. no podía importarte menos lo que me pasara. con la esperanza de que algo en su rostro me daría motivos para detenerlo. —Por supuesto. por la forma en que estaba mirándolo. ¿ las cosas siempre son tan calientes y Por qué frías a la hora de sus reacciones? ¿Y me decía queNeguéalejara? no lo con la cabeza. Vi la sonrisa de suficiencia. Podía ver que eso la estaba molestando. Ahora. —Soy tu amigo. ahora que estoy aquí. tratando de llevar su atención hacia mí—. y suspiró. quiero hablar de lo que pasó hoy… —miró a Robert de nuevo. Su estado de ánimo no estaba a punto de darle paso a ningún tipo de cortesía hacia Janice. Siempre pareces tener bastante mal olor después de la práctica de fútbol. —Arrugue la nariz para enfatizar la palabra “mal olor”.

Grace. Lo sabes. —¿No quieres que pase por eso otra vez? Que conveniente. ¿no? ¿La posibilidad de caer justo en el papel de salvador y protector después de haber sido el villano? Sabes. y le fulmine con la mirada—. —¿Eso es lo que te dijo? ¿Y le crees? —Me agarró del brazo. Cualesquiera que sean sus razones para ver a Erika de nuevo ayer por la noche. A diferencia de ti. que estaba segura de que él lo había oído tocar el suelo. —Espera. le creo. pero ella salió con él. no eran porque estaba interesado en ella. y no me arrepentía. Todas las dudas gritando se calmaron y me dejaron. una por una. ¿cierto? — Sabía que no debería haberlo dicho. Me había dicho la verdad. 201 . Graham. Y no es la primera vez tampoco. ¿Qué era eso sobre él yendo a una cita con ella anoche? —Mi corazón se hundió tan duro. me habló de la primera cita. —Tiraste toda nuestra amistad por culpa de ella. Mi cabeza se balanceó una vez de acuerdo con él. No podía. —No valía la pena. —Por supuesto que no me mentiría. Mis dudas vinieron. La única diferencia entre nosotros dos es que me importas lo suficiente como para dejar de verla. en primer lugar —me puse de pie. corriendo a mí alrededor como una multitud gritando sus pensamientos. Me habló de su cita con él la noche que fuiste golpeada por ese coche. Me había dicho que tenía que prepararse para hoy y por eso no podíamos salir. Y. Él no me mentiría. luchando un poco con el movimiento de balanceo de la silla. Graham. —Fueron al cine anoche. —Respondió en voz baja. —Sí. Me habló de su cita con él anoche. pero lo hice. por mucho que lo intente. no puedo evitar sentirme mal por ello.—Te preocupabas más por Erica. ¿No lo ves. —¿No me oíste más temprano hoy. Grace? Erica tiene sus miras puestas en conseguirlo. y sólo salió con ella para averiguar lo que había planeado para mí. su agarre era fuerte y posesivo. pudo ver a través de Erica. No quiero que pases por eso otra vez. tan rápido. Me aleje de él enojada. Pero eso no significa que me voy a sentar y dejar que seas grosero con mis amigos. ¿No lo ves? Él va a lastimarte justo como yo lo hice. No pude evitar el resoplido que salió de mí. y terminó haciéndote daño por mí de todos modos. Ella definitivamente valió la pena. Su cabeza colgaba con obvio pesar. Graham. dejando tras de sí un vacío que anhelaba ser llenado y todo parecía cambiar dentro de mí. Grace? Él está tan atraído por ella como yo lo estuve. todo esto en realidad podría significar algo para mí si no hubieras sido la razón por la que necesite la amistad de Robert. Y para que lo sepas. incluso antes de que supiera que era incapaz de no poder hacer más que eso.

—Lo abracé.pero había dejado las dudas amargas permanecer. quiero que me prometas que vas confiar en mi juicio. con el amor de tu corazón. No sólo no estuvo dispuesto a devolver mis afectos. —Gracias. se estrelló directo en la tierra. y nunca voy a perdonarme por eso. Y como mi amigo. 202 . no hubiera destruido todas y cada una de las esperanzas que había tenido en él amándome de la manera que yo lo amaba. sólo para emerger en el otro lado. hiriéndolo mortalmente… o eso pensaba yo. no era perfecto. nunca traicione tu confianza. Lo sé. Voy a tratar de enmendarlo por ti. —¿Eh? ¿Por qué? —Su voz sonaba desconcertada.. —Uh... apretándome fuertemente. y por los momentos en los que no lo eras. pero se puso serio rápidamente.Me había admitido a mí misma que quería a Robert en mi vida sin importa que. Graham —me puse de pie sobre las puntas de los dedos de mis pies y presioné mis labios contra su mejilla—. —Por ser mí amigo. —Lo sé. que había enviado mi corazón en espiral al suelo. Nunca le dije a Erica ni un solo secreto que hayas compartido conmigo. Pero ahora me di cuenta… entendí realmente… que a pesar de que era un ángel. sino que también me había alejado de su vida tan completamente. Sé lo que hice. Si no hubiera sido tan cruel conmigo. permitiéndoles salir corriendo a la menor provocación. y lo que no hice es lo que un amigo no debería haber hecho. Me has ayudado a ver las cosas bajo una nueva luz.. Por todos los años siendo mi amigo.. Grace. Pero¿qué pasa con el amor que sentía por Graham? tiempo había pensado Por mucho que lo que sentía era la pura emoción de estar enamorada. ¿de nada? —Graham resopló en su propia confusión. vibrante. y por preocuparte por mí. Graham. pero sus brazos me envolvieron. No pude pedir un mejor amigo. Sus hirientes acciones me habían salvado de pasar toda una vida de no ver qué era lo que me merecía. en cualquier capacidad. Sin embargo. Graham. aunque disfrazado con muchas capas de dudas y pesimismo.. y no pude estar más enojada con él. —Soy tu amigo. Grace. por favor. no habría sido capaz de apreciar el regalo que era Robert. y yo había estado comparándome con esa falsa perfección. Grace… por siempre si es necesario. por estar aquí ahora. Por cuidar de mí. su voz repentinamente sombría. Miré a Graham. verdaderamente agradecida por el regalo que sin saberlo me había dado al romper mi corazón. más fuerte.. Lamento cada momento que no lo fui. y lo que le dije fue estúpido. Me aparté un poco para mirarle a la cara. En su lugar. tenía la esperanza de que lo que sentía por mí fuera lo mismo..

— Guiñó un ojo. Si estoy equivocada. si mete la pata. Grace. —Graham. El regreso de Graham en mi vida se había completado. Sin embargo. A juzgar por la forma en que su cuerpo se puso rígido. te doy rienda suelta para totalmente azotarme con ella. a lo grande. Solo quiero tu amistad y tu confianza aquí. cuando él meta la pata… —Sí. Por favor. Confiabas en mí y te aplaste. Conoces a este tipo Robert por tan sólo unas semanas y ya estás lista para confiar en él de la misma manera que lo hiciste conmigo. Quiero suficiente tiempo para practicar mi azote. Creo que después de todo lo que ha pasado entre nosotros. me merezco eso. 203 . Graham. Eso me asusta. Estaba feliz. —Lo interrumpí. —Creo que esa es una oferta bastante buena —se alejó de nuevo. Grace. —Por favor. no le gustaba. y tire de Graham más cerca otra vez. pero tengo que cuestionar tu juicio. pero encajaba aún más fuerte y más perfecto de lo que había sido antes. comprendiendo lo que le estaba pidiendo. confía en mí. estaba sonriendo—. —Bueno. no quiero escuchar tus quejas. y entonces me tiró de nuevo en un muy fuerte abrazo. —Tienes mi amistad. Incluso te voy a permitir hacerlo con tus pantalones cortos de la suerte de gimnasia.Él se alejó. Había cambiado los papeles un poco. pero esta vez. Suspiré. Él es diferente. Sentí su cuerpo temblar de diversión. sólo dame una advertencia razonable.

Me sentía como un zombie que no tenía órganos internos. Parecía. Después de haber tomado una ducha y darles las buenas noches a papá y Janice en la planta baja. como de costumbre. Una de las pocas cosas que teníamos en común y que nos unía más que a la mayoría de los amigos era el hecho de que ambos habíamos perdido a alguien a quien amábamos mucho. él visitaba la tumba de su abuela que había muerto sólo unas pocas semanas antes del accidente automovilístico que había matado a mi mamá. la alarma de mi tocador estaba anunciando el comienzo de otro día. sin descanso. cuando yo visitaba la tumba de mamá. y me preparé para ir a la cama. volví a subir. y a pesar de eso. que incluso la ropa de cama descaradamente coordinada que Janice de alguna manera había conseguido para poner en mi cama y almohadas no fue suficiente para impedirme desplomarme sobre ella. Sin sueños.Niebl a Traducido por Sheilita Belikov Corregido por Marina012 F eliz era algo relativo.deteniéndose sólo para preguntarme quería visitar el si cementerio con él el sábado. que tan pronto como mis ojos se cerraron. sin molestarme en fingir que necesitaba las muletas. Eso fue suficiente para él y me dijo que iba a tratar de levantarse temprano para ser el único que contestara el teléfono. Tuve que admitir que estaba definitivamente disfrutando de este nuevo ajuste. Graham se había ido después de la cena. sin embargo. Los acontecimientos del día habían finalmente comenzado a pesar sobre mí y me sentía emocional y físicamente agotada... 204 . El aliciente de la amante seductora que me llamaba a dormir era tan tentador. Esas noches eran siempre las peores de las que despertar. Yo le había dicho que lo llamaría cuando me despertara y le haría saber cuáles eran mis planes.

Era un jarrón cuadrado con una sola flor en él. Tonta. así como cremas y marrones claros. con dedos nerviosos lo tomé. Mientras trataba de abrir los ojos ante la forma borrosa que era mi reloj. El rosa se veía lleno de lunares del mismo tono suave de blanco. y sentí calor precipitándose a mis mejillas. porque sin ella. No sabía qué tipo de flor era puesto que no era una rosa o un narciso. Un regalo para tu madre.Me deslicé sobre mi trasero hasta el pie de mi cama y extendí la mano hacia al despertador. y suspiré—. las dos únicas flores que podía reconocer a la vista. Presioné mis manos contra mis mejillas. y sonreí. Me acerqué a ella. mi mirada en cambio se centró en un objeto que estaba colocado a su lado el cual sabía que no había estado allí cuando me fui a la cama. Toqué las letras desplazadas línea a línea. Él quería que pusiera la flor en la tumba de mamá. no existirías en este mundo. Puse la tarjeta de vuelta en el sobre y lo coloqué sobre el tocador. La tarjeta contenía la escritura familiar que era demasiado hermosa como para propiamente provenir de otra cosa que algo sobrenatural y divino. Nunca había llevado flores a la tumba de mamá antes. y traté de levantarla. Tenía cinco pétalos angulares. tu muy buen amigo. Rápidamente. y el hecho de que él hubiera sido el único en darme el motivo suficiente para hacerlo era extrañamente reconfortante. —¿Ciertamente él no entró por la puerta principal? Me acordé de la visión que Robert me había mostrado de él "llamando" mi lápiz hacia 205 . como para hacer retroceder la sangre. Con gran afecto. y sin embargo vergonzoso de todos modos. Se veía como una estrella. pero vi que el pestillo seguía en su sitio. Hoy sería la primera vez. Debajo del jarrón estaba un pequeño sobre. Era la cosa más dulce que alguien había hecho por mí. soltando un bostezo y saliendo de la cola de sueño que aún tenía que ser satisfecha. No estaba abierta. como listón ondulado. y el silencio que siguió fue celestial. La base de cada pétalo era de color blanco suave. Mis dedos conocían de memoria exactamente dónde presionar para apagar el pitido. —Tramposo —murmuré. una estrella rosa y blanca llena de lunares. —Me pregunto cómo lo hizo. visto por nadie. pasando mi uña debajo del borde de la abertura y sacando la pequeña tarjeta que estaba dentro. y no podía pensar en una razón de por qué. Estiré los brazos. con un corazón rosa intenso pasando por el centro hacia cada punta. y el centro de la flor tenía varias salientes cauliformes que contenía cosas en forma de bultos cubiertas con esferas amarillas de lo que sólo podía suponer que eran polen. un rubor causado por nadie. Aparté ese pensamiento mientras miraba hacia mi ventana. sus bordes ondulados.

se había convertido en un gris amarillento apagado. me sentí como una total idiota durante unos tres segundos. ¿Entiendo que estás buscando a mi hermano? 206 . no podía hacer otra cosa que quedarme sentada y fruncir el ceño ante mi total ignorancia. ¡Tenía a Lark! Me enfoqué sólo en el pensamiento del nombre de Lark.él. pero mi mente estaba en movimiento. Su habilidad para escuchar cualquier pensamiento.. Era un modelo antiguo y rectangular con cable y grandes botones con retro iluminación en el auricular. pero con el tiempo y la edad. O una casa para el caso. podía no saber cuál era su número de teléfono. de ver cualquier visión a distancias ilimitadas era mi clave para comunicarme con Robert. No sabía cual era el número ¿qué? telefónico de Robert. su necesidad considerada sólo por un padre optimista que había pensado que yo tendría amigas llamando a todas horas. Levanté el auricular y empecé a marcar. Ni siquiera sabía si tenía un teléfono. Seguramente debía tener algún lugar al¿verdad? cual ir. ¡Había funcionado! ¡Funcionó! ¡Wow. Increíble. De repente un pensamiento que parecía tan ridículamente simple me vino a la cabeza.. esto es increíble! ¡Lark! Sí. y me deslicé a través de ella hacia el otro lado donde estaba la mesa de noche. encontrara lo que estaba buscando. estaba muy quieta. pero tenía algo mejor. y lo puse en mi regazo. Me estaba aproximando a pensar que eras boba o algo así. No pasó mucho tiempo antes de escuchar su voz en mi cabeza. Abrí el cajón grande y encontré allí el objeto que había recibido uso mínimo desde que había sido traído por primera vez. Grandioso. Saqué el teléfono del cajón. ¿Podría haber hecho eso? ¿Simplemente "decirle" a mi ventana que se desbloqueara y abriera? Me senté en la cama. una reliquia de los días como soltero de papá. como una canción que había sido escrita sólo para mí. en lugar del chico de al lado buscando a alguien para desafiar en un concurso de eructos. corriendo a través de la nada sin fin con la esperanza de que en algún lugar. Puse el auricular de nuevo en la horquilla y me quedé mirando el ¿Cómo teléfono. ¡Por supuesto! Podía no tener un número telefónico para contactar con él. parecía nauseabundo. y sin embargo saber tanta otra información Parecía tan sobre él que era tan personal y privada? desequilibrado. Me concentré en conseguir que ella me escuchara a través de las innumerables voces que estaba segura estaba escuchando. Creo que en algún momento había sido blanco. Suspiré con alivio. Me sentía como una estatua. alegra que finalmente hayas descubierto la Me manera de hacerlo.

él estará allí en un minuto o dos. Yo-yo no estaba segura de si ustedes en realidad tenían un lugar para vivir o. No podía hacer nada. puse mi cabeza contra su hombro y asentí. deslizándose por las paredes. Me senté en el borde de la cama de frente a la ventana. cuenta que no tengo un número de teléfono Me di para contactarlo. Sobre todo ahora que sabes lo que camina entre ustedes. el estado de ánimo un poco más oscuro. volutas de humo gris convirtiéndose en brazos que estaban cruzados sobre mi espalda. Le contaré a Robert tus preocupaciones. envolviéndose alrededor de la cama y el tocador. no existe. la pared de nube gris poco a poco entró en mi habitación. ¿La necesidad de desbloquear la ventana significa que Robert realmente había entrado por la puerta principal mientras todos Me dormíamos? bajé de la cama rápidamente e hice lo que me ordenó. y frenéticamente trabajé en levantar la pared de vidrio. Bajó. —¿Llamaste? —Preguntó sedosamente. espirales dispersos que se convirtieron en cabello negro azabache. El vapor comenzó a solidificarse a mí alrededor. El rubor de vergüenza que se deslizó a través de mi cara parecía estar gritando "¡Te lo dije!" porque Lark hizo algo que sonaba muy parecido a la risa. advertí la sombra que bloqueaba la luz suave de la mañana. poco a poco tomando forma. todas las partículas de neblina gris mientras fluían a través de las grietas entre la ventana y el marco. que ni siquiera respiraba. Para el momento en que comencé a ponerme ansiosa y consideré contar Mississippis. O una dirección. Abre tu ventana. esperando que ninguno de los vecinos viera. Mis ojos se abrieron ante sus instrucciones. Mientras me esforzaba por levantar la ventana. incluso cuando los míos estaban cerrados.qué? ¿Te parece que no tenemos hogar. y esperé. Parecía que una nube de tormenta había decidido tomar forma justo afuera de mi ventana. avergonzada y sin embargo 207 . Farfullé una respuesta incoherente y él se rió. antes de envolverme en una niebla suave. fluyendo por todas partes como una bruma. y dos gotas líquidas de rocío plateado que se convirtieron en los ojos que siempre podía ver. pero no asumas que simplemente porque no la has visto. En lugar de intentar contestarle otra vez.. sin saber si debía levantarla. estaba tan asombrada de lo que estaba presenciando.Ridículamente. asentí con la cabeza. Grace? ¿O que vivimos en una nube ¿O blanca y esponjosa mientras tocamos el arpa y comemos queso crema? Siento si mi hermano fue grosero al no darte su número o traerte a nuestra casa. Podía oír el tono en su cambio de melodía.. Estaba agradecida de que el despertador en mi tocador fuera uno digital para que así no tuviera que escuchar el tic-tac del tiempo avanzando lentamente mientras esperaba.

extraño. se sentía muy. no estuviera tentado de volver a entrar. —¿Tienes preguntas? —Estaba sorprendida. No veía que había hecho de manera diferente. o lo que podría haber desencadenado los —a falta de un mejor término— apagones que él había tenido con mi mente. ¿Te gusta? —S-sí. la que aparecía cuando estaba preocupado por algo. Fue muy difícil irme. Al menos. —Él tenía esa arruga familiar entre las cejas. —¿Tienes una idea de por qué? —Tengo algunas ideas. No quería perturbarte con mis preguntas. pero el vídeo sigue en marcha. qué ¿Por necesitaría hacerme preguntas? —Grace. ¿cómo la metiste aquí? —Bueno.. Bueno. primero. probablemente luciendo como un pez de colores paralizado—. —Oh. alejándose de mí e hizo un gesto con la cabeza hacia la flor que parecía sobresalir en mi tocador vacío—. era lo que no podía hacer? —No puedo meterme a hurtadillas en las casas con jarrones y flores. —Por supuesto que no lo hiciste. entonces? —Bueno. No te diste cuenta de nada de eso. la ventana estaba abierta anoche. —¿En serio? —me quedé allí con la boca abierta. —¿Se lo pusiste? ¿Por qué? —Para que una vez que me fuera.agradecida. te veías tan tranquila en tu sueño. no creo haberlo hecho.. Pensé que era lo mejor. pero todas mis preguntas en realidad no tienen nada que ver con eso. ¿qué preguntas tienes para mí. todo lo que podía oír eran mis propios pensamientos haciéndose eco ahí. Seguías hablando y avanzando en los asuntos. —él se rió suavemente. Él podía desaparecer en la niebla. 208 . pero cuando tu mente pasaba de una cosa a otra. Él podía leer mi mente. y se sentía muy reconfortante ver eso. Pero. se sentía como si hubieras apagado todo tu cerebro. No hice nada diferente. Es hermosa. como si hubiera entrado en un pasillo vacío. ayer en varias ocasiones. tu mente. podía volar y podía ¿Qué leer mentes. Como cuando un televisor pierde la señal de audio. me gustaría saber qué vas a hacer esta noche. Simplemente le puse el pestillo a mi salida.

pareciendo considerar la respuesta a mi pregunta. No sólo una visión sesgada a través de sus 209 . Negué con la cabeza. Además.. incluso si hubiera querido o necesitado esas cosas. Ladeé la cabeza a un lado. a las líneas de diversión alrededor de su perfecta boca. —¿Problema? Tuve que pedirle a Janice una falda. —De a-cuerdo. no sería correcto. ¿Será ese un problema? Hice un sonido gutural que era muy poco femenino. al fuego plateado ardiendo en sus ojos. y puso su mano debajo de mi barbilla. y alguien que sé que va a ser capaz de responder a muchas de las preguntas que podrías tener. Por primera vez desde que me había visto en ellos.—No lo sé. ya sabes. —¿Visitar a un amigo contigo? ¿Quién es? —Alguien muy especial para mí. Miré su cara. —Yo-o no creo que pueda aceptarlo. Oí el aire entrar precipitadamente a mis pulmones cuando jadeé. y mi amistad. entonces seguramente puedes ir en contra de la influencia de tu propio orgullo. que prefería perderme una noche a solas con Robert para evitar que sucediera. nunca hubiera tenido el dinero para comprarlas. Tal debas visitar a este amigo tú solo. —La idea de Robert buscando y eligiendo un vez atuendo para mí era mortificante. —Creo que tendrás que usar algo semi-formal. Si puedes ir en contra de la influencia natural de mi habilidad. No tengo nada más que pantalones vaqueros viejos y camisetas más viejas. —Bueno… —me llevó a sentarme en el borde de la cama—… estaba pensando que tal vez te gustaría venir conmigo a visitar a un amigo mío. Tanto así. puedes aceptar mis secretos. pude ver mi reflejo cuando él me veía. ¿exactamente qué me debería poner para visitar a ese amigo tuyo? Llevó la mano a su barbilla y se la frotó.. y el ruido sordo de mi mandíbula cuando se abrió tanto como era físicamente posible. mis horrores. entonces. No tenga verdadera vida social. si no te importa. Él suspiró. pero no un simple vestido? —él había oído mis pensamientos y sentido mi vergüenza—. un sonido humilde. —Voy a encontrar algo adecuado para que uses. —¿S-s-semi-ffor-formal? —Sí. Nunca he planificado mis días. Él sonrió. —¿Grace. La única cosa semi-formal que alguna vez tuve fue un vestido que use cuando tenía siete años en el funeral de mi mamá.

yo era diferente de una manera que podría ser hermosa. y ahora estoy preocupada por ella y el bebé. Si tanto quieres que vaya. No he escuchado sus pensamientos desde que he estado aquí. —Ugh. Ella goza de buena salud. Janice y tu padre no están aquí. Y por un momento. también —Robert me miró. no queriendo que papá o Janice lo oyeran. Estarán bien. Pero. La idea de Lark comprando cosas para mí me asustó aún más que la de Robert. Traté de silenciarlo. ¡Puede ser que sea un ángel después de todo! Le concedí un momento de alegría antes de preguntar: —¿No están aquí? —Esa información era muy impactante para¿Adónde habrían ido tan temprano en la mí. Si te hace sentir mejor. en la forma en que mis mejillas se ruborizaban cuando el orgullo que me obligaba a no doblegarme ante nada que me sujetaba. pero él sólo se rió más fuerte. ¿No puedo tener al menos un día de felicidad sin que el mundo se derrumbé sobre mí? Hace un mes ni siquiera quería a Janice cerca. sino a quien era yo reflejada en los espejos profundos que me miraban con esa mirada tan intensa. no habría tenido que hacérselos. Sentí el peso de esa pequeña porción de realidad asentándose sobre mí. podría pedirle a Lark que compre tu vestido en mi lugar. Yo era terca y fuerte. entonces debe ser algo que te gustaría que me pusiera. aunque fugaz. Podía sentir la sonrisa que todavía estaba en sus labios mientras hablaba—. Negué con la cabeza. después de todo —aparté mi cabeza para poder verlo—. y eso podía verse en la manera en que el sol de la mañana brillaba en mis ojos. La cara de Robert se iluminó con una sonrisa enorme. ¿por qué todo es siempre tan fluctuante? —me hundí aún más en el colchón de la cama—. 210 . Robert. te lo ruego. pero estoy bastante seguro de que ella tiene mucho mejor gusto en ropa que yo. percibí que Janice había estado pensando en algunos exámenes que tenía que hacerse esta mañana. y el bebé. por favor. Puedo ser mayor que ella. pude ver que. Estaba preocupada porque de haber sido más joven. Déjame reír tan fuerte como quiera. Significaría mucho si vienes conmigo esta noche. su rostro un mapa de preocupación. efectivamente. por favor. no te preocupes por Janice y el bebé. nada de volantes.pensamientos. y no puedo respirar! —Grace. ¡Es como algo que está alrededor de mi cuello. Eso causó que se preocupara por el bebé. porque me has permitido influenciarte. en la forma en que las líneas en mis labios se profundizaban cuando llegaba a una decisión. Grace. —Grace. mañana? —Cuando estuve aquí ayer. —No. Es tu amigo. Su risa profunda y hermosa resonó y llenó mi habitación con su sonido melodioso. —Entonces finalmente ves la verdad —se inclinó hacia delante y besó mi cabello.

No podía hacer otra cosa. sólo en caso de que te lo preguntes. Sin volantes. Pero ya hablaremos de eso más tarde. Sentí la fuerza de sus brazos rodeándome. Tienes un día previsto con Graham. No me gustaría que pasaras por toda esta dificultad sólo para comprar algo que no me quede. mis brazos no fueron rival para su fuerza casual—. —Estaba pensando en algo verde. —¿Así que estarías más preocupada por la dificultad que atravesaría para comprar el vestido. y suspiré de alivio. confía en mí. No hay nada de qué preocuparse. pero fue su voz la que me dio el mayor consuelo—. y tendría que confiar en que él elegiría algo que no me hiciera lucir como el glaseado de un bizcocho de apariencia empalagosa. mi amigo… —la forma en que dijo amigo sonaba casi burlona—… Me gustaría llevarte a la boda de la nieta de un amigo mío. me maravillé ante la manera en la que el día estaba comenzando. —¿Así que esta reunión será como la última? ¿Ofreciendo secretos y revelaciones? —Le pregunté en broma. ¿te puedo preguntar adónde vamos esta noche que me exiges estar vestida tan semi-formalmente? —Bueno. Lark y mi madre estarán allí también esta noche. Envolviendo mis brazos alrededor de él y tomando una respiración profunda.bondad. Que vaya muy bien con tu color de piel. Lo sé de buena fuente. Así que. Uso talla dos. —Habrá algunas sorpresas. sí. debo decir que hemos conocido a la familia durante casi cincuenta años. si te traigo uno que te quede algunas tallas muy grande o las connotaciones que podría tener como resultado? 211 . Sonreí. La palabra "vestido" envió un escalofrío por mi espalda. Bueno. —No son ni siquiera las siete y estoy lista para dormir hasta el domingo. ahora que hemos pasado por mi momento dramático del día. ¿La boda de la nieta de un—¿Cuánto tiempo hace que conoces a este amigo? amigo? —He conocido a la familia por casi cincuenta años. con tu vestido. por supuesto. Sabía eso más que nada en este mundo. Una sonrisa divertida se extendió en su rostro. y no quiero arruinarlo —me soltó. ¿de qué color planeas comprar este vestido? —La forma en que dije "vestido" lo hizo sonar como si fuera un improperio. —Muy bien. compasión y cariño. No pude encontrar ningún fallo en la elección del color. Estaré de vuelta a las cinco. Podía confiar en él. —Uhm.

y esta vez dejé que el sonido me inundara. Podía darme ese lujo ahora. se unían para formar un gran lazo alrededor de mi corazón que latía rápidamente. Es un lirio stargazer. — Deja de pensar tan poco de ti misma. decir. junto con la calidez que sentía. sino también desde ese lugar profundo dentro de mí que apreciaba lo maravillosa que era la felicidad. Rápidamente. 212 . No quiero avergonzarte tanto frente a tus amigos. Él lo había hecho de nuevo. Observé como desapareció. la idea de que él hubiera puesto tanta reflexión en algo tan simple como una flor sólo por mí era abrumadora y sorprendente. Sólo alguien con poderes divinos podría lograr tal hazaña. Te has salido con la tuya dos veces en menos de una hora en las dos cosas que no he sido capaz de hacer desde que era niña: usar un vestido y sentirme bien conmigo misma. mucho más fuerte de lo que alguna vez había imaginado posible. él se desmaterializó en una niebla tenue de nuevo y lentamente salió por mi ventana. ya extrañando la sensación de sus brazos alrededor de mí. y un susurro aún más suave de despedida. 9 La reflexión que hace Robert respecto a la flor es porque Stargazer es literalmente “observador de estrellas” Star= estrella y Gazer= observador. Él me atrajo de nuevo a sus brazos. ¿De acuerdo? —Me besó en la parte superior de mi cabeza de nuevo. ¿No acabas de ver lo hermosa que eres? Estaré presumiéndote esta noche. Suspirando. porque ahora tienes más de una razón para 9 mirar hacia el cielo. le hice una pregunta apremiante. tomé el teléfono una vez más y marqué el número de Graham. o vestir que me avergüence delante de mis amigos. de allí que use la reflexión de mirar al cielo. convirtiéndolo en algo que sabía que era fuerte. yo no merecía tanto como esto. Su risa volvió a llenar la habitación. Me abracé a mí misma.Mis labios se apretaron en un gesto muy concentrado. en un vestido que te hará ver como el tesoro que eres. no sólo por el sol matutino que entraba por mi ventana. apretándome con fuerza. así que. —Me quedara holgado de todos modos. sabiendo que nadie iba a venir a irrumpir con golpes y acusaciones. No pude evitar sonreír. antes de saber que él estaba fuera del alcance de mi mente. —Eres definitivamente un ángel. Y con un suave beso en la frente. Era una sensación maravillosa. Asentí. ¿qué harían unas pocas tallas más? Asegúrate de que tenga algún tipo de lazo en la espalda para que pueda al menos ajustarlo un poco. Eres increíble. y no habrá nada que puedas hacer. La alegría que sentí al escuchar nuestras risas mezcladas rebotando alrededor de la habitación. pero con cuidado. Sin duda. no pude evitar reírme con él.

—¿De dónde sacaste eso? Puse el florero entre mis rodillas mientras abrochaba el cinturón de seguridad. y en su lugar exponerme a las maravillas de los dolores asesinos. consolidándolo.9 1 Traducido por bautiston Corregido por Marina012 P ara el momento en que Graham tocó la bocina. Me miró como si acabara de decirle que el mundo era de forma rectangular y era gobernado por dos cabezas de cabra. Me aseguré de tomar el florero que contenía la flor de Robert antes de salir por la puerta. optando por no tomar las muletas. eran pasadas las nueve. Dijo que quería que pusiera este jarrón y con la flor sobre su tumba. Escribí una nota para que papá supiera dónde estaría. Tan pronto como le dije que Janice y papá no estaban en casa. —Me gustó escuchar las palabras salir de mis labios. toda motivación por apurarse se fue. mientras que él necesitaba cantidades descomunales de todo. como una forma de darle las gracias por darme a luz a mí. no quería que volviera a una casa vacía. anunciando que estaba listo para partir. ya que sabía que significaba que no le esperaba un desayuno caliente en la cocina. Graham miró la solitaria flor con los ojos especulativos. Solidificado el sentimiento. Me conforme con un bagel y algo de jugo de naranja. sin saber donde estaba. Estaba aún más contenta con la reacción de Graham. Todavía me sentía abrumada por el gesto de Robert que hizo maravillas para empujarme más y más cerca de ese borde donde la amistad se terminó y algo más que sabía que quería desesperadamente comenzaba. 213 . —¿La trajo esta mañana? —Sí. —Robert la trajo esta mañana para colocarla sobre la tumba de mamá.

Le dio a su hija Katherine el cabello dorado rojizo igual al suyo. sino como algo para agradecer. Punto para el chico nuevo. A veces la muerte cambia nuestras vidas en formas que nunca esperamos. Puede traer consigo todas las emociones. con cariño rastreando en las hendiduras. " La muerte de estas personas podría haber cambiado el mundo. Viajamos en silencio hasta el cementerio. Mamá había leído. brillante y dulce que habría sobrevivido el parto. " a que el plan que Dios tiene para Debido cada una de nuestras vidas no es siempre el mismo plan que tenemos para nosotros mismos. "¿Por qué. ya que ambas estábamos arrodilladas sobre la hierba húmeda. “Annaleigh y Katherine MacDonnell. —El murmullo recorrió un largo camino para mantener la sonrisa que tenía en mi cara. Tenía una hermana y dos hermanos. Aunque nunca pensé en algo así. A veces. y nos gustaba jugar un juego en el que elegíamos una lápida y creábamos una historia sobre su vida. "Annaleigh habría sido una gran madre. pero los ángeles vinieron a llevarlos al cielo en su lugar". Grace. con los dedos tocando el grabado. porque habían hecho un pequeño. También tenemos que 214 . hermosa. incluso mayores de lo que hubieran hecho si la muerte no ocurría en absoluto". mamá? ¿Por qué los ángeles las llevaron al cielo?" Una sonrisa triste se apoderó de su rostro. tenemos que aprender a reconocer a los que nos ayudan y a los que nos lastiman. Grace. pero significativo impacto en las vidas de quienes les rodeaban.—Wow. la idea de a dónde íbamos y porqué pesaba en nuestras mentes. Tomó mi mano y la colocó en la casi imperceptible talla de un querubín por encima de los nombres. Mamá solía traerme aquí cuando era pequeña. y suspiró. donde una madre y una niña habían sido enterradas juntas. Las señales que los visitantes recibían eran bastante rudimentarias: tablas simples de madera pintadas de color marrón. sino del marrón chocolate de los de su padre". Me acordé de una lápida en particular. aunque sus ojos no eran azules como los de su madre. Era un cementerio simple que se jactaba de no tener una entrada de lujo ni señales. Ella siempre les daba una vida normal. mientras que el nombre había sido pintado en letras blancas. El Cementerio Católico Monte Calvario estaba a pocos kilómetros de Heath en Newark. la misma fecha de muerte. nuestra muerte tiene un mayor impacto que nuestro nacimiento. todos ellos de cabello dorado rojizo. Yo siempre decía cosas como que fueron criaturas míticas o súper héroes cuyos alter ego tuvieron que morir para proteger su identidad secreta. y Katherine hubiera sido una chica afable. Había muchas tumbas de la guerra civil aquí. Puede inspirar a la gente para hacer grandes cosas. murieron el 12 de junio de 1890". por lo que a veces tenemos que mirar a la muerte no como algo triste. Ella me ayudó a trazar las alas de los querubines. "Annaleigh era una mujer hermosa que vino a la ciudad sólo para enseñar.

e incluso de las lápidas. Por eso siempre debemos estar agradecidos y apreciarla. Te estoy poniendo toda nerviosa y preocupada ¿no? ¿Qué piensas acerca de Annaleigh y Katherine?". Asintió con la cabeza y empezó a caminar penosamente a través de la hierba empapada y corta. 215 . que en realidad podía saborearla. la muerte también trae consigo el amor. Esa fue la última de nuestras historias. El olor a hierba recién cortada era tan espeso. Volvíamos a casa de esa visita. recuerdo muy poco de esa noche.estar dispuestos a aceptar que con todo lo demás. respondí: "Creo que era un superhéroe. Creo que puso una muñeca en su ataúd y realmente se fugó Dije desde el suelo. "Lo siento nena. En toda mi sabiduría infantil. Graham puso el coche en estacionar. Se secó una lágrima de sus ojos con la mano libre. Él salió del coche y caminó alrededor de la parte delantera antes de abrir mi puerta y ayudarme ya que trataba de no derramar el agua. historia es mucho mejor. incluso si trae un poco de tristeza con ella". también podía sentir la humedad de la noche. Todos dijeron que era un milagro que hubiera sobrevivido sin ningún tipo de quemaduras. Con un suspiro. Había olmos rodeándonos. por lo que huyó y fingió morir. ve a hacer lo que tengas que hacer. Mi madre me llevó a su pecho y me abrazó muy fuerte. Yo me dirigí a la zona de hierba plana donde estaba la tumba de mi madre y directamente al bloque de granito. y de ese otro despertar en el hospital. ¿Estarás bien para llegar hasta la de tu mamá? —Graham ya estaba mirando hacia arriba de una colina a pocos metros de distancia. el olor de los árboles. a pesar de la cantidad de tristeza abrumadora que cubría todo aquí. donde la tumba de su abuela se encontraba. ya que nuestro coche se había convertido en un pedazo grande y negro de metal. tomé con una mano el florero de Robert y esperé a que Graham abriera mi puerta. Mamá no está tan lejos. Mucho. cuando tuvimos el accidente del coche. Besó la parte superior de mi cabeza y me meció suavemente. Era un lugar tan hermoso. A pesar de que la mañana estaba avanzando. con lápidas esparcidas por toda la alfombra verde de hierba. —Sí. Cada paso me recordó los pasos que había dado de pequeña el día que había sido enterrada. y el cuerpo de mi madre estaba quemado más allá del reconocimiento. y miré por la ventanilla. nena. Volví de mis recuerdos por el movimiento del coche al parar. —Voy a ir a pie hasta la tumba de la abuela. mucho "Tu mejor que la mía". con un héroe guapo que se la llevó a un lugar seguro para siempre". y no quería que su hija fuese llevada por mutantes malvados que querían convertirla en un monstruo.

y probablemente podría apostar con seguridad que es la única otra chica coreana en todo Heath. Tan tonto como era… a sabiendas de que mamá había muerto hacía más de diez 216 . Papá estaba entumecido. Cada uno de los demás estaba llorando. lentamente. arrastrándose por la hierba con barro mientras un sombrío papá caminaba delante de mí. y coloqué el florero de Robert junto al rectángulo de granito donde estaba el nombre de mamá con su fecha de nacimiento y la fecha de su muerte. ahora cubierta de lágrimas calientes—.. Besé la simple marca y puse la mejilla contra ella. su Salmo favorito. florero en mano. lloraban muy fuerte y me abrazaban muy duro. Su nombre es Stacy. ¡Puede derribar a Graham sin siquiera tocarlo! Tuve que parar por un momento y pensar en cómo iba a abordar el tema de Robert. Es diferente. mientras que mi madre tuvo que ser velada en un ataúd cerrado? ¿Por qué mi madre estrelló Las acusaciones que se encontraban su automóvil en primer lugar? ¿Se había distraído? en el soliloquio de Erica no eran lo que me había hecho irritarme. Tengo tanto que decirte. trazando su nombre con los dedos. Todo el mundo susurraba sobre el milagro que era mi supervivencia. llegaron con Graham. incluso después de casi once años. Me incliné hacia abajo. Cuando me acerqué a su lápida. Richard e Iris. Debajo de ambas fechas estaba el número 91. —Tengo una nueva amiga. Rodeada por tanta gente. hablando cosas que no podía entender muy bien. tantos familiares. vestidos con medias blancas y zapatos de charol negro. mamá —el granito frío se sentía increíblemente reconfortante contra mi cara. pero no lo dejaron acercarse mí mientras estaba maltratada. tratando de distraerme de alguna manera porque no quería llorar. sentándome en el suelo húmedo. con la cabeza inclinada hacia abajo y las manos entrelazadas detrás de la espalda. Aunque me había preguntado las mismas cosas.Pude ver mis pies. sentí la emoción de la tristeza que casi nunca sentía durante mis visitas aquí. Algunos. Es como si toda una vida hubiera pasado desde la última vez que vine aquí.. Me mordía la uña de mi dedo pulgar. —Hola. pero nunca me había sentido más sola y más asustada. y completamente ajeno a mi confusión y mi miedo. Su familia tiene una Escuela de Tae Kwon Do cerca de la panadería y enseña allí. estos pensamientos habían estado en las mentes de tantas personas en la ciudad que era imposible escapar de ellos. mientras frotaban sus mejillas bañadas de lágrimas contra las mías. y mucho ha cambiado. Los padres de Graham. sólo que todos lo hacían sonar más como un crimen. como la familia de mi madre procedentes de Corea. agitándose de un lado a otro entre mis rodillas mientras caminaba. a quienes realmente les gustaba mi mamá. ¿Cómo había sobrevivido sin apenas un rasguño. es increíble. Podía ver el dobladillo de mi vestido azul.

No se porqué. Las cosas estaban muy mal con Graham. ve mis recuerdos. Pero está bien. como si hubiera sido cortada hace segundos. en la sala de estar.años. Te has ido para 217 . Todavía parecía vibrante y saludable. Tengo problemas para mantener mis pensamientos rectos a su alrededor. ¿Puedes imaginarte cómo me sentía de inadecuada. ahora. y no lo hace pensar menos de mí. Pero mamá. y hermoso.. No puede decirme otra cosa. a sabiendas de que él te trajo flores antes que yo? Bueno. Realmente me ve tan hermosa.. y que estaba hablando con su lápida y no directamente con ella… todavía me sentía incómoda de abordar el tema. o un monstruo. te dije que estaba enamorada de Graham. lo cual es irónico. Solamente de ver su cara cuando cierro los ojos hace que mi corazón parezca estar dispuesto a huir y unirse a él. ¡Es como si me bajé de la página que era mi vida y entré en un libro completamente diferente! Él es amable y dulce. pero sabes a lo que me refiero. Dejar a un ángel arrancar la flor más perfecta parecía que haría que lo fuera para siempre. en realidad. y luego vino e hizo salir el sol. ¡Yo! Ve lo que soy. —He conocido a alguien. Tú sabes. Sabía como habría sido con mi madre viva y teniendo una conversación en casa. Bueno. despertándome en un mundo completamente nuevo. estoy tan feliz. y estaba tratando de reunir el coraje para decírselo. donde quiera que esté. no sabía qué profundo era y como cambio mi vida hasta que conocí a Robert. Extendí la mano y saque la flor rosa y blanca del florero y me quede mirándola. Mejor que bien. y luego papá… ¿sabías que él y Janice tendrán un bebe? Me sentía tan enojada. mi errores. Supongo que tendré que traerte un ramo entero ahora. Sé que la última vez que estuve aquí. Las cosas están bien entre nosotros. ni nada de eso. y se preocupa por mí. Pero me di cuenta después de todo esto que realmente no sabía lo que era el amor. —Ni siquiera puedo empezar a describirlo. mamá. ¿no? Oh mamá. del tipo que hace que tu corazón pareciera que se va a salir de tu pecho. como si te estuviera traicionando o algo. Lo amo muchísimo. —Pensé que lo que sentía por Graham era el tipo de amor del que me dijiste que tenías con papá. —Él me dio esta flor para traértela. si me atrevo a dejar de ser tan consciente de mí misma todo el tiempo. ¿que podría escaparse volando porque late tan rápido? No entendía realmente lo que eso significaba.. ya que puede leerlos. Es que mi mundo estaba en modo de sueño eterno. Ni siquiera fue por el camino que esperaba. lo hice. es extraño. más que eso es el hecho de que me encanta. —Oh. mamá. Pero no piensa que soy rara. es como algo fuera de este mundo. a veces. pero no fue exactamente como había deseado. una flor.. Podría aun amarme.

te extraño tanto. Puedo apreciar lo que se siente al ser feliz —completamente feliz y plenamente— a causa de Graham. Mamá. Y a ella. Algunos niños tienen “María tenía una pequeña oveja”. Al parecer. —Sólo quiero que sepas que soy feliz. mamá. entiendo la importancia de ser feliz mientras estamos aquí realmente. pero estoy segura de que no es simplemente como tener a Robert y enviarte un mensaje ni nada. ¿qué estás haciendo aquí? —La miré. Cuando terminé. Por un rato. con mi cara apretada contra el ahora granito caliente. Le encantaba cantar los salmos. la mano cubriendo parcialmente las letras que marcaban que se trataba de mi madre. y Robert. No sé cómo todo el cielo y los ángeles trabajan. Soy verdaderamente. y mi voz. sorprendida por lo hermosa y etérea que era y que podría haber sido uno de los ángeles sobre los que había cantado. algunos de mis primeros recuerdos de ella son cantándolos mientras cocinaba. Graham no creyó que nada era inusual en que una persona ciega estuviera 218 .siempre. porque puedo apreciarlo ahora. No tienes que preocuparte demasiado acerca de mí. mi tradicional adiós a mi madre. —¡Lark! Wow. y estaba en el medio de conseguir un calco de esta mujer que tenía el nombre más inusual cuando él llegó. pero mis emociones eran las mismas y me di cuenta que tendría que dejarlas pronto. Puse la flor de nuevo en su florero. su lugar de descanso final. repitiendo los mismos versos una y otra vez con voz cantarina. y señaló con su bastón una bolsa que colgaba sobre el pecho de Graham. —Hago grabados de las piedras para la clase de arte —dijo. Una madre y su hija. su material de tela manchado de carbón—. los dedos siguiendo el nueve y el uno. un ex soldado de la guerra civil. y sé que te gustaría que papá fuera feliz… que no querrías que se sienta mal por encontrar otra persona. y volví a trazar con el dedo el grabado. —Y entiendo todo eso ahora. Tengo algunos buenos de lo que pude sentir. verdaderamente feliz. lo miré. no podía hacer nada más que mirarla con la boca abierta. y empecé a recitar el salmo que esos números representan… un ritual que mamá y yo habíamos hecho en cada visita al cementerio. ¿de acuerdo? Besé la piedra una vez más. y Stacy. o limpiaba. Así fue como Graham me encontró. —Te extraño. yo tenía los salmos 91 y 121. y la única parte que me duele ahora es saber que no puedo compartir todo esto contigo. Mi dedo era mucho más ancho de lo que era la primera vez que lo había hecho.

Esperaba que llegaran las risas. —¿Las recuerdas? Murieron más de cien años atrás. Lark. esperando algo. asegurándome de que Graham no notara demasiado. los ojos muy abiertos. En cambio se quedó mirando a Lark. o porque sabía lo que estaba oyendo y porqué. Todo lo que escucho en mi cabeza son los sonidos de canciones folklóricas polacas por alguna razón. Supongo que eso es lo que viene de conocer a alguien por tanto tiempo. Yo dije que eran superhéroes. Ella me miró sorprendida. Es Annaleigh y Katherine MacDonnell. la boca ligeramente abierta. pero no sabía qué. Estaba intrigada por la fecha de sus muertes. una risita. cualquier cosa que saliera de él que sonara como un ronquido. pero ninguno lo hizo. Mamá dijo que Annaleigh había sido una maestra. Lark se quedó pensativa. Parecería que Annaleigh murió en el parto. —Las recuerdo. —Graham se rió. Asentí con la cabeza una vez. —Mi madre y yo solíamos venir al cementerio cuando era una niña. Parpadeé en shock. eh. —Solía hacer eso. Yo lo miraba. Grace. Él está demasiado lejos en este momento para pensar en nada que valga la pena decir. Que extraño es que sepas lo que estaba pensando. Miré a la fricción. —Aquí está. Eso es lo que su abuela solía cantarle cuando él tenía pesadillas. ¿qué nombre estabas calcando cuando Graham te encontró? 219 . el dedo a lo largo del espacio vacío donde los nombres se habían grabado. probablemente pensó que era la mejor cosa desde la dirección hidráulica. Contó dos páginas y luego sacó la tercera. No sabía si era porque Lark estaba enviándome sus pensamientos. mientras yo no podía. y entenderlo. y Katherine. una carcajada. y que Katherine había sido su primera hija. y ella no lo sabía. Pretendía que había sido amiga o amante de la gente que había muerto. —¿Has dicho que hiciste un calco de una madre y su niña? Lark asintió con la cabeza y tomo la bolsa. Me di cuenta de que así me debía de ver alrededor de Robert. Juzgando por la expresión de su rostro. y nos inventábamos historias acerca de las personas que estaban enterradas. como si quisiera decir algo. junto con ella. sintiéndome muy culpable por no haber revelado parte de mi vida a él por alguna razón. —Así que. levantando el colgajo que se cernía sobre la apertura y luego sacó un folio.haciendo calcos de carbón de grabados de piedra. y que estaba sufriendo por alguna gran tragedia. —Murmuré. Muy trágico. Miré a Graham. No puedo ver la televisión por lo que acababa de crear mis propias telenovelas en mi cabeza.

—Bueno. Son sólo unos minutos en coche. sus ojos secos comiéndose a Lark todo el tiempo. —Era una mujer muy atemorizante para todos excepto para Graham. —¿Por qué la gente te llama monstruo? La súbita pregunta hizo que tanto Graham como yo miráramos a Lark. La cara de Lark estaba en calma. son sólo unos minutos. para que no pusiera sus manos alrededor mío. “Bronislawa” simplemente no parece un nombre que uno podría encontrar en un cementerio de Ohio. Nuestras caras mostraban ira. —Uh. Graham? Lark es la hermana de Robert y como dijo. si. ya sabes. los ojos de Graham se reorientaron y empezó a parpadear rápidamente. creo que no te importara. no terminas de recorrer ¿Porque a través de mis recuerdos y lo descubres? —Sí. Me asustó tan mal una vez. —Ella dio a Graham una sonrisa deslumbrante. Solía gritarme algo todo el tiempo que nunca entendí. le pregunté a Graham si no le importaría dejarme en el centro comercial en su camino a casa. y no lo ocultaba. Estúpidas supersticiones. La gente no podía dejar de verse afectada por la presencia de un ángel. Sonaba tan extraño. —¿Por qué siquiera preguntas? —La miré. mamá cedió. —¿Por qué me importaría. Mamá había dicho lo mismo cuando había oído lo que dije. Voy a encontrarme con algunos amigos y recoger algunas cosas de última hora antes de la noche. él era el sol. la luna. y podría haber jurado que vi sus ojos encontrarse. Cuando llegaron los ángeles. y todas las bombillas de halógeno en el medio —señalé—. pero podía ver por la forma en que su boca ya no parecía floja y despreocupada que algo que dije la había molestado de alguna manera. Tenía que conseguirun calco. Ante el sonido de su nombre. Grace. ¿por qué lo preguntas? 220 .—Resultó ser el nombre de su abuela. mientras que yo había sido capaz de resistir un poco era extrañamente satisfactorio. Sabía que el enojo de él derivaba de que necesitaba defenderme. desde que estamos en esto de la amistad de confianza total. —Mientras caminábamos hacia el coche. y en lugar de discutir con él sobre esto. tuve que reprimir la sonrisa de suficiencia que podía sentir creciendo en mí. Para ella. que tenía prohibido acercarme a ella después de eso. y Graham estaba más que afectado. el héroe de fútbol Graham fue superado por Grace la Súper monstruo. pero Graham me dijo que estaba asustando a la muerte lejos de mí. pero la mía estaba en el hecho de que ella había leído mi mente. Papá había sido quien dijo que sentía que no debía estar alrededor de la abuela de Graham. y me dijo que no le importaba. Comprendí el sentimiento.

Tengo todos esos libros ridículos de cómics donde explican cosas que poco tienen que ver con nada. a pesar de lo que te ha hecho. Creo que la única cosa monstruosa que he oído hablar de ti es el tamaño de su cabeza. ¿por qué no les preguntas a ellos por qué me llaman monstruo? —Le espete. profundas raíces 221 . Agarré el brazo de Graham y tire de él de nuevo. Graham comenzó a caminar rápidamente. Lark rodó sus ojos. manteniendo mis ojos en Lark. No entiendes cómo sienten profundamente los de mi clase. contradecía con la blandura de sus ojos translúcidos. Era celestialmente caliente y fría. El temperamento de Lark era imprevisible. y del lado oscuro de la luna fría. con ganas de entrar en el coche lo más rápido posible. esperando que no volviera a hacer la pregunta. mi reto era aburrido para ella.Lark se encogió de hombros. Puedo ver las cicatrices que tus ojos no Llevaba una línea sombría en su rostro que se pueden ver. definitivamente no eres verde. De los vientos cálidos del sol. La postura de Graham cambió. Me preguntaba porqué. pero puedes sentir. y yo lo seguí. cuando formamos una relación con alguien. Es como uno de esos árboles. y tu nombre fue tomado de un sombrero o algo. Puedo ver como te afecto. Y. y no tienes poderes mutantes o nada. Grace. y empujó los hombros hacia atrás. Me siento como si estuvieras describiendo algún proyecto de astrología. No se limitaba a ser fría o caliente. Me parece que la mayoría de los chicos aquí en Heath sólo necesitaban a alguien para llenar ese espacio en el anuario. ¿Quién soy yo para juzgar la integridad de una persona si lo que sale de la boca no es lo mismo que lo que viene de la mente? Has puesto mucha confianza en Graham. Es un poco ancha. ¡Entiendo tu punto! Basta con esas estúpidas metáforas. —Eso no es nada nuevo. Lo había visto un millón de veces después de que amenazara con golpear a alguien por burlarse de mí y que se arrepintieran. Tipo la de Imax. —Bueno. ¿Qué pasa con ustedes los humanos y su constante uso del término para siempre. —Lo haré. Si Graham te lastima más. ¿ Para que preguntar cuando nuestras respuestas verbales no podrían sumar a lo que nuestras mentes estaban pensando? ¿No era contraproducente? Eso es otra cosa. Tú no tienes tentáculos que salen de tu espalda. también veo lo mucho que mi hermano se preocupa por ti. eres tan normal como los demás. El cielo sabía que todo lo que tenía que hacer era mirar en mi cabeza para averiguar la respuesta. Lark levantó una ceja. Era su postura de pavo real. —Estaba curiosa. Su espalda estaba recta. Me he dicho lo mismo siempre. como si lo pudieran entender y todo lo que implica? Me di cuenta por la forma en que el tono de su pensamiento se convirtió en oscuro que estaba enojada. y fuera de eso. temo por su seguridad.

Si algo envenena ese suelo. y no le gustaba eso. que le quemaba la garganta. aunque sólo fuese por un momento. Me mordí los labios ante la evidente dificultad que tuvo para hablar acerca de cómo los demás pensaban de mí. nos envenena a nosotros. y la tristeza de Graham parecían desaparecer. Nadie ha sido capaz de explicarlo y creo que nadie lo hará nunca. 222 . Podía ver por la forma en que sus ojos parecían un poco menos opacos. mitad coreana. —Resopló. lector de la mente y seres humanos por igual. —Eso es verdad. Desde el asiento trasero. la verdad que todos sabíamos. —Pero si Grace es un monstruo. Lark se echó a reír. una oscura. la comprensión de lo que significaba. Crecemos por ustedes. que era como si la niebla de la amargura y la ira que la seguía a su alrededor —como una especie de escudo de la falta de honradez de las personas— se había levantado un poco. Fue increíble lo que la verdad podía hacer por uno. Eso te vuelve más monstruo que Grace. No importa cuáles son sus razones. vio la cinta en mi mente. Simplemente lo es. Nunca serás la reina del baile ahora. —No hay que olvidar que ahora eres chofer de personas ciegas. Me quedé mirándolo.largas que se entierran y se envuelven firmemente en el suelo. y no pueden explicar lo que la hace diferente. también. Estábamos en el Buick de Graham y girando a la izquierda en Hopewell Drive cuando Graham finalmente habló. Me alegre de su diversión. entonces también lo soy. su sentido del humor regreso. Lark había oído nada más que pura honestidad de la boca de Graham. a diferencia de estos árboles. Parecía que le dolía decir esas palabras. Pero. luchamos. los seres humanos se convierten en nuestro suelo. había sido una de esas personas hace apenas un mes. prosperamos por ustedes. vi una sola cinta. Ahora algunas personas la llaman un bicho raro porque sobrevivió al choque y siguió. lo cierto es que llaman a Grace monstruo. también. y que había cambiado la forma en que lo veía ahora. y luego se limpió el dedo en sus pantalones vaqueros. levantando el estado de ánimo oscuro de Lark. Solamente que en lugar de las raíces. Vi como se frotaba la parte inferior de su ojo con el pulgar. —Algunas personas llaman a Grace un bicho raro porque no entienden cómo pudo haber sobrevivido al accidente de coche que mató a su madre. porque es diferente. Mis ojos parpadearon dos veces. Graham asintió con la cabeza. Otros la llaman un monstruo porque es mitad blanca. Estoy bajando tu status Grace. Un deportista que anda alrededor de los monstruos en vez de las porristas. Vi a Lark asentir con la cabeza. delgada línea donde su dedo tocó el tejido.

obviamente. estaba fuera. vi que Lark tenía un pequeño teléfono celular rosa presionado en su oído. podía 223 . con los brazos cruzados sobre el pecho. una sonrisa lenta progresando a través de su cara. tan aguda e inteligente como ella era. —Resopló Graham. Graham. Disfruté mi momento. y fuiste sorprendida por Graham? Había descubierto su debilidad. la idea de que saliera con Robert. Nada me sorprende. y no le gustaba. con gran elegancia. —No creo que jamás haya estado en este centro comercial. —Le respondí. también! Miré por la ventanay me di cuenta de que estábamos entrando en el estacionamiento del centro comercial. riendo a carcajadas. El que siguió fue muy satisfactorio. ¿Graham había tomado por sorpresa a Lark? ¿Tú puedes leer las mentes. El centro comercial estaba muy por detrás de nosotros cuando Graham finalmente hizo la pregunta que sabía lo había afectado tan pronto como él había oído mencionar a Lark verme esta noche. Vi los músculos de su cuello apretarse un poco mientras movió la mandíbula. No sabía cuando habría otra oportunidad. Me resistí a la tentación de sacarle la lengua… se sentía mucho mejor darle un puñetazo en el brazo. es divertido. Podría terminar no gustándome más tarde. ¡A ella le hizo gracia. ¡Ciao! —Caminó rápidamente hacia la entrada. Tan pronto como el coche se había detenido. Mis cejas levantadas en shock. Gracias. Bueno. por no mencionar el hecho de que probablemente podría volver a romper mi pierna y mi brazo en menos tiempo de lo que me lleva parpadear. Parecía que había obtenido un indulto cuando se reclinó en su asiento.Honestamente pensé que me mentiría. sin preocuparme un poco si en ese momento. no sólo por la velocidad que utilizó. Si no lo sabías. mi tono dejando en claro que no estaba interesada en discutir sobre esto. "¡Ay!" Cuando llegamos a la acera frente al centro comercial. nunca habrías adivinado que era ciega. Grace. —No creo que hayas estado alguna vez en cualquier centro comercial. —Voy a una boda con Robert y su familia. Pero lo hice. incluso las mentes de aquellos que pueden ver el futuro. realmente parecía un monstruo. no estaba bien para él. pero por ahora. —Nos vemos esta noche. Me sorprendió. por el paseo… Te veré en la escuela el lunes.

seamos sinceros. —Bueno. Esta era mi primera cita oficial con Robert. Ugh… No sé nada de vestidos. —¡La última vez que me viste en un vestido fue hace más de diez años! ¿Cómo sabes si me veré o no "hermosa". A excepción del vestido. Nunca he comprado un vestido. Oh Dios mío. y nada iba a arruinarla. ¿no? Asentí con la cabeza. —No tienes miedo de que te traiga algo que te haga ver —y. como si fuera aún una posibilidad? —Te olvidas de que ayer. ¡En realidad puso mala cara! —Le dije a Robert que me podía comprar un vestido para la boda. ¿no? —La sensación de pánico brotaba debajo de mi piel. creo. Mis labios hicieron cosas divertidas mientras meditaba su pregunta. Necesitaba comer algo para el almuerzo. —Contesté indignada. Miré el reloj en mi muñeca y me di cuenta que eran casi doce y treinta. mientras nos deteníamos frente a mi casa. —Le dije que no volantes. Era eso o asistir a la boda en vaqueros y la camisa de Jack Skellington. llevabas una falda y una falda es.masticar piedras en lo que a mí respecta. Graham me ayudó a salir del coche y fue conmigo hasta la puerta. —Creo que te veras hermosa. —Realmente vas a usarlo. así que voy a apostar que si te veías hermosa en la 224 . —Sí. Fuerte. —¿Qué te pasa? ¿Todavía estas aquí? —Graham hizo pucheros. —Murmuré. la mitad de un vestido. Sorpresa cubrió mi rostro mientras lo miraba. y todo lo que sé sobre ellos es que los volantes son horribles. ¿qué debo hacer? Me va a comprar algo que parece que pertenece a una niña de doce años de edad. Gemí. —Fue su respuesta. en lugar de la muerte inminente de un vestido. Podría centrarme en cómo fue la consulta médica. y también tenía que acostarme y tratar de calmar mis nervios. —¿Estás dejando que te compre un vestido? Había cruzado los brazos sobre mi pecho. eso es una distracción agradable. Era el turno de Graham de reírse esta vez. con un montón de cosas— que te veas de doce. Vi la que SUV de Janice —que se había ido cuando la dejamos— se encontraba de nuevo en su lugar en la calzada. Graham me miró con recelo. y te veías hermosa.

pero nos las arreglamos para darnos un abrazo. Oh bien —miró en qué página estaba leyendo. Mi pecho se sentía caliente con varios sentimientos apilados en conjunto para llenar mi corazón. El suelo estaba un poco mojado. pero la única que ignore fue la melancolía que parecía a punto de ¿Por qué ahora? : gritar Agarré su mano y tiré de él en un abrazo. pero siempre es así en esta época del año —me senté en el sofá junto a él. y el no tener mucha experiencia en el departamento de mentir me dejó pérdida para las palabras y tratar de recuperarme de la metedura de pata. perplejo. con la cabeza asintiendo con cada palabra. la cartera… lo que sea que llevas cuando tienes una vida social. —Hey chica —sintió con la cabeza a Graham—. y ya que ha pasado mucho tiempo desde que estuviste en pañales. No había nada allí. la cara ansiosa de que me diga cómo fue la visita—. —¿Te dijo Janice de la cita? Pensé que había querido mantenerlo en privado. Podría haberme abofeteado sola. obligándome a soltarlo. fina. —¡Papá. Conozco mi talento. Hey Graham. Janice… estoy en casa! —Grite. Su torpe figura alta y atlética en contra de la mía. ¿Qué estás leyendo papá? Miró a lo largo de las páginas y me sonrió. —Graham. y de repente ese hecho me sorprendió con la guardia baja. Eres realmente un buen amigo. con las preocupaciones que ha tenido y todo. Graham. Estaban tratando de llamar mi atención. —Ha sido un buen día. moderadamente corta. Papá estaba sentado en su sillón. Robert lo había hecho. y abrió la puerta para mí. ¿Aguantaste el clima en el cementerio? Asentí con la cabeza. Me quedé mirando la pequeña mesa que estaba en el pasillo donde se supone que dejas las llaves. luego lo bajó para centrarse en nuestra 225 . hay bocadillos en la cocina —esperó hasta que Graham nos hubiese dejado solos antes de continuar—. Él no me había hablado de la cita con el médico. obstaculizada por los yesos. —Dijo Graham enfáticamente. Por lo tanto. leyendo un libro muy grueso… que tenía bebés en la portada—. pegados haciendo una pareja dispareja. pensé en ponerme al día. —Gracias. y la guardó en la memoria. Esto se supone que es el mejor libro de bebés en el mercado.mitad de un vestido. me recuerdas la próxima vez que estemos cerca del centro comercial que tengo que conseguir una cartera —le dije mientras caminábamos hacia la sala. te verás dos veces más hermosa en su conjunto. ¿dónde está Janice? ¿Cómo le fue con el médico? Me miró. —Por supuesto que lo soy. —Se retiró.

entonces estará más allá del punto más peligroso. Estaba dispuesta a gritarle a Janice que llamara al 911 cuando suspiró. estaba tratando de averiguar cómo era que sabía que algo así iba a pasar cuando yo no lo sabía. en realidad. —Él lo va a comprar. tratando de averiguar qué exactamente podría decir para traer de vuelta la alegría que había tenido al leer acerca de cómo cambiar pañales sucios. ¿No sería eso un buen regalo? —Él estaba radiante.. La cara de papá se mantuvo completamente inmóvil. Robert decirle? mañana… me trajo una flor para la tumba de mamá… y me pidió que paso esta fuera con él a una boda de un amigo de la familia… la flor era realmente hermosa. parecía tan distraído por lo que le había dicho. los dos en una cita me refiero. 226 . —Así que. —Creo que sabía que iba a suceder tarde o temprano. —Bueno. viene a recogerme. el yeso contra yeso en mi lado derecho por lo que es un poco más fácil de tratar de no centrarme en el siguiente fragmento de información que tenia que compartir. sus hombros cayeron. ¿Te está trayendo un vestido? Asentí con la cabeza. dime acerca de tu mañana. Este libro dice que podemos saber si es un niño o una niña para tu cumpleaños. De acuerdo con el obstetra. y si puede pasar tres semanas más. ¿Qué hiciste además de visitar la tumba de mamá? ¿Tenía el coraje para Se iba a enterar tarde o temprano. el bebé está haciéndolo muy bien. ya que no tengo ninguna cosa ni remotamente parecido a un vestido. Janice esta de poco más de trece semanas de embarazo. —¿Va a recogerte. Estaba consternado. Además está trayendo el vestido.. y empezó a hablar otra vez. papá. —¿Qué él qué? —los ojos de papá se agrandaron en shock—. por lo que la idea de que se refería específicamente a mi cumpleaños se sentía bien. Me mordí el labio. Ni siquiera sabía si había tomado un respiro en los últimos minutos. con una expresión congelada. o vas a necesitar un viaje a esta boda? Mis manos estaban agarrando mis rodillas muy bien. —¡Por no hablar de barato! —El hecho de que mi cumpleaños caía en Navidad había significado siempre el doble significado de los regalos. —Uhm.conversación—. Sin embargo. No pude evitar sonreír de nuevo.

es ésta una ocasión tan trascendental como lo están haciendo a ver? Las miradas en sus rostros hicieron eco de la respuesta que mi conciencia empezó a gritar antes de que la pregunta saliera de mis labios. No había nada más trascendental que eso. No en la vida de una adolescente. —¿En realidad. Nunca deja de maravillarme. y usó su influencia sobrenatural cuando le dije de mis reservas. A menos. y leer la mente. pero sabía que no era cierto. Estaba contento. entonces. se veía muy joven. 227 . Graham salió de la cocina. Estaba por tener mi primera cita. Y aún así se las arregló para escupir una pregunta. Sí. se trataba de una ocasión trascendental. Sus ojos se arrugaron.Y entonces vi algo. que podía volar.. —Realmente consiguió que uses un vestido. feliz. con la boca llena de comida. y lo hacía con un vestido de todas las cosas posibles. su mano alrededor de un sándwich submarino masivo. Sonrió. En su lugar. por supuesto. y aun si lo fuera. Quería decir que era solamente porque Robert era un ángel. Algo que no esperaba ver en su rostro. papá se hubiera reído de mí. —¿Te dijo sobre el vestido? Levante mis manos. y que la primera cita fuera con un ángel. y en ese momento.. y estuve de acuerdo sin saber que estaba hablando en serio... simplemente se encogió de hombros y le tiré sus palabras. —Es que iba a ocurrir tarde o temprano. que no fueras promedio.

Mis cejas. Me gustaría tener su palabra para ella. y por desgracia. Tomé una larga ducha. lavando mi piel hasta que brillaba de color rojo por toda la fricción. el grosor y longitud. esperando. Yo sabía que iba a tener que usar un poco de maquillaje.Preparación Traducido por cYeLy DiviNNa y Paaau Corregido por majo2340 G raham había insistido en esperar a que Robert llegara. gracias a Dios. y hasta pedí prestadas un par de pinzas de Janice para cortar los hilos sueltos del cabello que flotaba por encima de mis ojos. En mis bóxers y top. "se vería bien con cualquier cosa porque es puro". y ellos no tenían ningún problema sentados en el sofá y ver una película relacionada con chicos por las próximas horas mientras yo trataba de averiguar qué era exactamente lo que tenía que hacer para estar lista. tan inútil como era. fueron las únicas cosas en mi cara que yo creo que son perfectas. ya que era tan lejos como yo le permitía llegar. yo simplemente no podía sacarlo. A papá le parecía que esto era una gran idea. pero yo no estaba segura de en qué grado. me senté en mi cama. Ese vestido era cada vez más y más irritante para mí y era principalmente porque no sabía lo que vería hasta que estuvo aquí. Tenían el arco correcto. No hay necesidad de arrancar algunas o dar forma. mucho menos caminando sin muletas. ni siquiera debería estar fuera de la cama. por haber permitido que Janice me empapara en algunas de sus cremas para el cuerpo en colores pastel y aerosoles. Yo no quería que mi sería? ¿Qué longitud? enyesado fuera el foco de la conversación. ¿De qué color Ciertamente esperaba que no fuera corto. y yo no puedo creer que acabe de decir eso. Sólo dos semanas habían transcurrido desde el accidente y por todas las cuentas. Me afeité la pierna izquierda y las axilas. Ella incluso me dio un tubo de brillo de labios que. Yo olía a ensalada de frutas. dijo. 228 .

tal como él había dicho. Cinco de la tarde.La capacidad de curación de Robert había salvado mi vida. Por supuesto que había llegado justo a tiempo. Miré el reloj de mi tocador. bajé por las escaleras y entre en la sala de estar. El vértice de esta tríada inusual era una criatura hermosa vestida de negro. mi impaciencia golpeando a un ritmo más rápido a medida que crecía cada minuto que pasaba. Espero que no me tuvieras dudas. —Murmuré. devolviéndome la sonrisa. —Hola. como si la tensión que parecía ahogar hasta que llegue no tuviera ningún efecto sobre él. una bolsa grande. coche. su rostro sereno. Graham tenía los brazos cruzados sobre su pecho. mientras que papá tenía una mano a través de su abdomen y con la otra se frotaba la barbilla. Miré el reloj de mi tocador y fruncí el ceño. como si estuviera contemplando algo de importancia extrema. —Te dije que estaría aquí a las cinco. sabía que me había emocionado. Él sabía que yo estaba bajando antes de que yo hubiera dado ni un solo paso fuera de mi puerta de la habitación. sonreía tan ampliamente. La tos de papá y el gruñido de Graham me recordaron que todavía estaban en la sala. los números se desplazarían hacia atrás. Yo estaba empezando a sentir las punzadas de la duda de que incluso no se iba a presentar cuando oí el timbre de la puerta. Yo tenía mi ventana abierta. sabía que yo estaba tratando de mantener todas mis emociones controladas y le gustó. dispuesta al sonido de una motocicleta. en la nariz. Llevaba una bolsa de ropa en una mano. pero no vi nada. pero también me había hecho un gran fraude. —Dijo él. Tres figuras masculinas estaban allí de pie formando un triángulo de agresión masculina. que estaba pesando sobre mi conciencia. —¿Es el vestido? 229 . Mis dedos comenzaron un ritmo golpeando contra mi pierna. Corrí a la ventana para ver si había otro vehículo afuera. Grace. Se sentía como si el reloj se burlara de mí. —Estás a tiempo. autobús .cualquier cosa para anunciar la llegada de Robert. Me quedé mirando mis uñas. Mis mejillas dolieron. almacenada por separado en otra. decidiendo si sería o no aceptable empezar a masticarlas cuando oí a mi papá llamarme. Tratando de verme como desinteresada y lo más tranquila posible. —Estúpidos abogados. así. extrayendo la tensión durante el mayor tiempo posible con la esperanza de que explotara y resultara herida por ser demasiado estresada. yo no tenía ninguna duda de que si se pudiera.

El propio vestido de raso fue elaborado en el mismo color gris-verde. —Bueno. Tomé otra respiración profunda mientras la veía tirar de la cremallera de la bolsa de ropa que traía. Janice sacó el vestido por completo de la bolsa y lo tendió para que yo pudiera ver mejor. el contenido de la otra bolsa en mi cama. y cuando terminaron. me acerque a Janice. Pude ver que ella estaba esperando esto casi tanto como papá no lo hacía. vamos tienes que vestirte. la bolsa de prendas colgada en el armario. Janice ya estaba en mi habitación. Los cristales extendiéndose sólo a unos cuantos centímetros abajo del busto. fluían hacia abajo. Me quité la camisa y los pantalones cortos. Definitivamente era mucho más bonito de lo que esperaba. Yo no podía hacer nada más que asentir. y asintió con la cabeza. curiosa por el extraño color. Tomando una respiración profunda. parecía una cascada de musgo brillante derramada en la bolsa. ¿Qué tipo de sujetador me pongo con esto? 230 . me volví a mirar detrás de mí. Cuando subí los dos primeros pasos. Vamos.Me entregó las dos bolsas. cuando una pregunta aparentemente importante entró en mi cabeza—. ¿Voy a volver como una hermosa mariposa? ¿O vuelvo en la versión de Oruga de James Gumb ? Me tragué mi miedo y la aprensión y seguí por las escaleras. un par de sandalias a juego. Mi primer deseo. —¿Sabré cómo ponerme todo esto? Una voz desde atrás me respondió: —Yo te ayudaré —Janice agarró las bolsas fuera de mis manos y me empujó hacia las escaleras. y empujar la bolsa alrededor y lejos del material que estaba dentro. no hay realmente nada más que hacer. tirando de mí cuando mis pies se negaron a ceder—. Los miré con cautela. que van desde el tamaño de una arveja al de una cuarta parte. me hacían ver como una oruga torpe. Su rostro estaba iluminado por la excitación. Di unos pasos más. —¿Estás lista para verlo? —Me preguntó. necesitaba los pocos momentos que se requieren para comprometerme a lo que estaba a punto de hacer. dos corrientes de gasa de color musgo. La tríada estaba mirando en mi dirección. mi voz simplemente no cooperaba conmigo en este momento. el área del busto en el frente cubierto de cristales que corrían por todos los matices entre un color ámbar dorado intenso a los marrones chocolates profundos. Era palabra de honor. y algunos extras para elegir a tu discreción. —Tu vestido. Cerré la puerta detrás de mí. que ponérmelo —suspiré. El brillo del satén y la gasa delicada y fluida arrastraba al suelo. Al principio. no era un vestido corto.

Ella agarro una caja pálida. Ella tomó el extraño dispositivo para Grace de su caja y procedió a deshacer unos ocho ganchos. Janice puso la punta de su dedo entre los labios.. Miré a la secuencia de comandos elegantes que figuraban en el nombre. Vamos a conseguir esto ti. Ella me dio la vuelta y empujó la prenda a lo largo de mi sostén. luego envolvió el corsé a mí alrededor. a continuación.. comenzó a apretar las cuerdas. Altamente inadecuado —muy caro. desabrochó el sujetador. Nunca había necesitado uno. 231 . Entre ¡Provocador de verdad! el tejido había algo que había pensado que nunca me pondría: un corsé brillante. Ven aquí. Se sentó en la cama y contempla cada paquete que había vaciado de la bolsa más grande —Ah. No tengo uno de esos. y luego atarlas en lo que yo esperaba que fuera un arco que no se desabrochara fácilmente.. —¿C-cómo se supone que voy a conseguir entrar en esto? —Miré a Janice. Ella sonrió. opalescente. Me gustaría conseguir nada entre yo y el oxígeno cuando llegara a casa y podría aprovechar esta tortura con el dispositivo medieval. —Se puede considerar fuera ahora. —Gemí mientras tiraba de las cuerdas con la misma fuerza con que podría sin forzarme a agacharme. el sistema de cierre de los ganchos estaba en la parte delantera. Podría. Cuando ella había trabajado la mitad de la espalda. Levanté la tapa y me quede sin aliento. Oh. pero vamos a ver si Robert tiene algo que podría funcionar en este montón de paquetes. —Oomph.—Usas un sostén sin tirantes o palabra de honor con un vestido palabra de honor —Janice me respondió antes de que con el reconocimiento cayera en la cuenta—. al mismo tiempo que Janice procedió a estrangularla el pecho para abajo. satinado. Oh. de color rosa con letras en negro y me la entregó a mí. ya voy a tener que tener una discusión con él acerca de esto. —Sí. Saqué el sujetador de debajo del corsé y luego dejar que las correas cayeran en los brazos.. masticándolo. no. Grace. Me cubrí la boca y mire a Janice. mientras pensaba en lo que se podía hacer. también.. pero eso se puede responder más tarde. —Sería totalmente inadecuado que él lo haya hecho. —Por supuesto que no tenía uno. No habría. —Estoy más preocupado por cómo fue que Robert hizo la compra por ti. aterrorizada de que me estrangulara a mí mismo con ello.

En otro. alzando las cajas de joyería para enfatizar su punto de vista acerca de los costos. y luego haré una pausa y tirare hacia arriba. sabiendo que era mucho más cierto de lo que era otra cosa—. Por supuesto que lo era. evaluando el trabajo que había hecho. En menos tiempo que lo que le llevó a vestirme. Fue un ajuste perfecto. Tomó los pendientes y un sorpresivo: —Oh —salió de su boca—. La sentí tirar de la cremallera hasta la espalda. metiendo las cuerdas del corsé. Tengo que preguntarme qué es exactamente lo que espera de ti después de todo esto. Mirando el reloj de mi tocador. 232 . Suspirando. Ha gastado un montón de en ti por una noche. no es exactamente como si fuera a obtener nada de esto tal vez extrema vergüenza y arrepentimiento. hilos sueltos cayendo cerca de mis oídos y en la parte posterior de mi cuello. Ella tomó el collar de su caja y lo sujeto en mí.. se encontró con un par de sandalias de tiras de bronce que eran exactamente de mi tamaño. pero esto… —Supongo que no sabía que me han traspasado las orejas. vas a tener que sentarte en la cama. Miré a la joyería en las manos y tenía razón. el colgante descanso muy bien contra mi pecho. Yo no sabía qué parte.. ella rápidamente tomó el vestido y bajo el cierre. — Bueno. para que no se atoraran. Tiene un gusto increíble. lo que le permitió deslizar el suave tejido en las piernas. —Tengo que decir esto acerca de tu Robert. mientras que el otro tenía pendientes de ámbar en gotas. y luego dio un paso atrás para darme espacio para permitir que el material cayera a mí alrededor. Voy a colar esto sobre sus pies. El chasquido de la lengua de Janice me dijo que probablemente no sabía de lo que estaba hablando. —Ella dijo. Vació el contenido de una pequeña bolsa y descubrió dos cajas de terciopelo. Janice miró la pila de cajas y bolsas en la cama y empezó a hurgar en ellas. Grace.Janice me dio la vuelta otra vez. —Él no espera nada de mí —le dije. ella tenía mi pelo recogido en un toque francés. Son clip-ons. Me levanté y sentí la punta de tejido sobre la cintura y el corsé. E incluso si lo hace. agarró el cepillo de la cómoda y comenzó a desenredar mi pelo. Se había asegurado de ello. y arqueó las cejas.¿Sorpresa? ¿Shock? —Wow. En una caja se encontró con un conjunto de pinzas para el cabello con libélulas con joyas en ellas. Hice exactamente como ella había pedido. —Murmuré. Yo no entendía cómo podía haber traído Robert todas las otras cosas correctas. Voy a tener que preguntar a Robert donde encontró esto para que yo pueda conseguir uno de estos para mí. Una contenía un ámbar colgante en forma de corazón.

Suspiré y agarre los pendientes de Janice. Al mismo tiempo. sus ojos escudriñando algo que no podía ver sin un espejo. esgrimiendo como la herramienta que era. Grace. y tome las sandalias. enfocándome en los lóbulos que tenían que haber sido atravesados cuando tenía solo cinco años. —Honestamente. aparentemente divertida y un poco alarmada de que yo había sido ajena a mi falta de agujeros para pendiente. y luego te pondré el brillo. La puse en mi pie y trate de caminar. obviamente pensando en qué más se necesita para completar la envoltura de regalos que hacía en mí. y envié una pequeña oración de agradecimiento a su manera para encontrar un par de zapatos para mujeres que no fueron creados para la total destrucción de los pies. pensando que cuando me diera la vuelta hacia atrás. Aplicó la máscara a mis pestañas muy lenta y cuidadosamente. la sandalia. Sólo que no había estrellas de oro. Hice lo que me encargó. Eso va a ser todo. No necesita nada más —dijo mientras se acercó a mí con el cepillo. — Abre tus ojos. Lo había conseguido todo correcto después de todo.Janice me miró de cerca. Grace —¿Qué? —rápidamente fui a su alrededor y metí la cara en el espejo que estaba sentado encima de mi tocador. ¿Cómo… —me daba vueltas la cabeza hacia la izquierda y la derecha. y comenzó a desenroscar la tapa del mismo. intentando establecerme allí hasta que me enterara de las circunstancias que llevaron a esto. pero no se sentía incómodo. Se acercó a la cómoda y tomo algo que definitivamente no era mío y un tarrito que tampoco era el mío. —Voy a delinear tus ojos. sólo que parecía más como un arma para mí—. aplicar un poco de rímel. y esperé. estaba decepcionada. los pendientes de oro con la pequeña estrella que nunca había dejado desde entonces. mientras devolvía el cepillo a su 233 . Acomode las piezas de ámbar en mis orejas. —Uhm. —La oí murmurar. —Lo hice. aparentemente percibiendo mi miedo y desconfianza. y ella vino de nuevo con otra arma erizada. Janice echó un vistazo y me asintió con la cabeza un par de veces. después de todo.. en verdad.había sabido algo sobre mí ¿Cómo Apreté los dientes ya que esta información que yo no? ¿Y dónde estaban mis pendientes? recién descubierta y la falta de la misma cavó un agujero agradable en mi mente. Yo no iba a usar la derecha. tus orejas no se han perforado. nunca antes había conocido a alguien que le temiera tanto a la máscara de pestañas. pero firmes trazos de lo que sólo podía imaginar que era el pincel a través de la parte inferior de mi párpado. no habría un destello de oro allí.. No había agujeros—. Cierra los ojos. Bueno. sintiendo los suaves. El tacón me causaba una ligera cojera cuando di varios pasos por la habitación.

Yo no puedo decir nada más que esto. ¡La chica que me miraba de vuelta en el espejo definitivamente no era yo! ¿Era mi pelo de un color café tan bonito? Mis ojos. sino más bien ancha. No lo podía creer—. Janice me enseñó esto usando pasos de bebés. 234 .inofensivo tubo que parecía un extraño en mi tocador. y de varias capas. estoy bastante segura de que tu padre fue un hombre muy afortunado cuando se casó con ella. hacía ¿Cómo se para que el brillo no se viera pegajoso? Aprendí que era bastante fácil. y miré al espejo. mientras al gato que maullaba del CD que mi papá me regalo para Navidad bailaba tap. Será lo único que tendrás que volver a aplicar. —Esto. tú tendrás que ponerte esto. Janice —dije. Finalmente. y me ayudó. —Bueno. es tu chal. su intento muy claro. Me di cuenta que no era una franja estrecha de tela. sacando cualquier signo de imperfección. póntelo. —Murmuré. Me condujo hacia la puerta. ¿se veían verdes o era mi imaginación? bailaban a través Las pecas que de mi cara se veían como si ellas pertenecieran ahí mientras un rubor se esparcía por mis mejillas. —Bueno. El truco era aplicarlo sólo en tu labio superior. abriéndola antes de dejarme salir primero. Dentro había un bulto que se veía como la misma T gasa que fluía por el frente de mi vestido. La saqué de la caja y me maravillé mientras caía al suelo. Si tu madre era lo mitad de bonita de como tú te ves ahora. ella tomó el tubo de brillo para los labios y me lo ofreció. ningún sonido de falsedad en su voz mientras se hacía a un lado para que yo pudiera finalmente verme —Gracias. la verdad. así que tendrás que saber cómo hacerlo sin que se vea muy pegajoso. quizás podría acostumbrarme a la cosa del brillo después de que ella me mostrara cuán fácil era. ¿Mi qué? omé la caja y la abrí. y aunque quizás yo no podría estar tan arreglada de nuevo. —Exclamó Janice. haciendo que sea menos transparente. Ella quería ver la reacción de los chicos cuando yo apareciera. pero aun dando una sutil suavidad. y luego frotarlo en tu labio inferior. Ella alcanzó una caja más y me la extendió. Estaba sin palabras. Sé que la mirada que le di habría sido la misma que le habría dado si ella justo me hubiese dicho que le hiciera un bypass triple a un hipopótamo. Esa no soy yo. luego pasándome por el pasillo para que ella pudiera ser la primera en bajar las escaleras. Janice se rió en silencio. creo. —De acuerdo. Grace. sus extremos estaban cargados con los mismos cristales de la parte delantera del vestido. —Me dijo Janice.

—Lo digo de verdad. sus caras ansiosas mientras yo bajaba ese último escalón. —Preferiría el abrazo. 235 . pero entiendo si más bien me golpea. Él no iba a decir nada más. firme. papá. Te ves hermosa. hice mi camino por la escalera y hacia la sala de estar. ¿Te vas a retractar de tus palabras? —Le pregunté. luego un gemido. mis pies preparados para cualquier comentario mordaz que él pudiera hacer. mis manos en mis caderas. seguido por un suspiro. Me estaba acercando más a perder esa batalla contra las lágrimas. ¿quieres? Miró a Robert y suspiró después de poner una distancia bastante grande entre los dos. sus ojos muy abiertos. —Traté de sonar tosca. mirándome de arriba abajo. y los 3 estaban parados. Él asintió. Al contrario. Ese es un vestido. y supe que si dejaba salir una sola lágrima. pequeña. ¿Papá…? —Está bien. —Sus ojos estaban húmedos. Mi papá fue el primero en acercarse a mí. Y eso fue todo. y me tienes desenterrando las lágrimas aquí. No sé si abrazarte o golpearte. Graham se paró delante de ellos. —Te ves increíble. El primer sonido que escuché fue la entrada de aire. Lo estoy dejando. —Grace… wow. —Él dijo. Lo vi mirar a Robert y supe por qué. Robert sonrío. —Gracias.Lentamente. —Pusiste a mi bebé en un vestido. —De acuerdo papá. está bien. y luego me abrazo fuertemente—como un padre lo haría justo antes de mandar a su único hijo a la guerra. su boca abierta en asombro. me vas a tener que dejar ir ahora —susurré en su oído. tomando un profundo aliento con cada paso. Obviamente todo esto había sido previamente arreglado porque ni Graham ni Robert hicieron algún movimiento por acercarse. su mandíbula moviéndose mientras lo hacía. Dale a un viejo hombre un respiro cuando está viendo crecer a su pequeña niña justo frente a sus ojos. Mi voz temblorosa no me iba a dejar ganar este round. lo hizo más fuerte—. La llegada de Janice había interrumpido lo que sea que los chicos hubiesen estado haciendo la pasada hora. estirada. Te ves increíble. —Dijiste que me vería mejor en un vestido entero. había soportado la atroz tortura de la máscara de pestañas por nada porque la sacaría toda con la inundación de las mías. Sacudió su cabeza. pero no soltó su agarre. Él no iba a arruinar este momento con comentarios sarcásticos o con comentarios descuidados —no importaba cuanto él quisiera hacerlos— porque él se preocupaba por mis sentimientos.

si está bien con usted. pero él no contaba con que Robert estuviera un paso sobre él y estableciendo él mismo la misma hora exacta en que yo habría estado en casa si tuviera una vida social. —Murmuré. estado más aturdido de lo que estoy ahora . Fue tan rápido. ligeramente. y yo miré a mi papá. Robert? Tú le salvaste la vida. que también había estado quieta a un lado. Janice. Era algo que tú sólo veías en obras de época en la televisión o en el teatro. Radiante. Sus ojos estaban llenos de felicidad mientras me tendía su mano. —Que caballeroso de tu parte. espectacular. no pude evitar que mi boca se abriera ante su admisión. luego a Robert. Y ahora. en mi sala de estar… pero nadie nunca sintió el ritmo fuerte y feroz que mi corazón latía fuertemente en mi pecho. era tiempo de que Papá me guiñara el ojo. pero si Grace encuentra que está pasando un buen rato. aunque pensándolo bien comparado con Robert. —Eres todo lo que he dicho y mucho más. Esta vez. —él dijo bajito. Robert me ofreció su brazo. La expresión de mi papá estaba vacía. Estaba asombrado. Graham. —Creo que nuestro auto está aquí. fenomenal. —Gracias. —¿Cómo podría no confiarte su seguridad. en todos mis años en esta tierra. que había estado quieto mirando el intercambio entre los dos levantó sus manos y se dirigió hacia la cocina. ¿Nos estabas espiando? ¿Buscando en mi mente o en la de Janice nuestras reacciones? ¿Cómo yo lucía de antemano? ¿Trampa? La mirada de sus ojos me dijo que no lo había hecho. Sr. e incluso más y creo que nunca he. o la emoción sin aliento que salía de mi con cada suave caricia. una sonrisa secreta tocó mis labios ligeramente. él probablemente había tenido un discurso sobre una especie de toque de queda planeado en su cabeza. Miré a papá. Levanto mi mano hacia su boca y beso mis nudillos suavemente. supongo que está bien si la traes a casa a media noche. Shelley. La tomé con mucho gusto. Creo que puedo forzar las reglas un poco por eso. Aprecio y valoro su confianza en que traeré a su hija a casa a salvo. Traeré a Grace a las 11. Él gruñó y luego respondió. —Creo que está bien.Finalmente. has — gloriosa superado cualquier expectativa que pudiese haber tenido. parecía más bien como si la mitad de su cara se quedara dormida. hizo de pronto un sonido chirriante. —Necesito algo de comer. Shelley. —¡Tengo que traer mi cámara! 236 . Sr. Su sorpresa había sido genuina. Para una primera cita. Aunque fue poco femenino y poco atractivo. que si hubiese pestañeado me lo habría perdido: él me guiñó un ojo. era el turno de Robert.

—Bueno. entonces. Definitivamente voy a imprimir esta. —Murmuré. pero él no se movía. No noté el flash. Su pequeña pantalla mostró la foto que nos había tomado a mí y a Robert mirándonos a los ojos. 237 . dejándome sola en el medio de la sala de estar. su brazo alrededor de mi cintura. —¡Es hermosa! Es como si hubiera un halo de luz alrededor de ustedes dos. Pero no podía ignorar el hecho de que los dos parecíamos brillar. Me demoré mucho. Salió muy brillante. —¡No tan rápido Grace! Sólo quiero dos fotos. sabiendo muy bien que era. Traté. Janice me llamó y me dijo que sonriera. No había habido nunca.—¡Oh no! Vamos. rápido. Estaba incrédula. Janice sacudió su cabeza. mirando la pequeña pantalla de su cámara que mostraba la foto que acababa de tomarme. —Tome su mano y lo arrastre hacia la puerta. pero si escuche el arrullar de Janice mientras proclamaba su último intento de fotografía amateur un éxito. Pero Janice tenía razón. —Aw Janice. tu sabes que mis fotos nunca salen bien. vámonos. probablemente preparada para mi fuga. Como si nunca se hubiese ido. —Uhmm. Él miro abajo hacia mí y yo miré arriba hacia él. Saquemos una de ti estando sola. —¿No es hermosa? —Janice proclamó. —Dijo Janice. sin dejarse influenciar un poco. Este flash no está funcionando bien. Robert. Janice había escondido su cámara en algún lugar cerca. Quejarse nunca funcionó. ¿Quieren tomar una más? —De acuerdo. y la ironía era demasiada para mí. Le daba a la fotografía una calidad etérea. y se la mostró a papá quien asintió en acuerdo—. Sonaba como un adolescente irritante y mordí mi labio para evitar que el ruido nasal saliera. —Vamos. sólo soy yo. vamos a probar una con Robert. Robert se alejó de mi unos pasos. antes de que ella tome una foto y lloré. una tu sola y luego una de ti y Robert. nunca una fotografía mía que no saliera arruinada de alguna forma. —No. Alguien incluso podía decir que nos veíamos enamorados. ¡Vengan a ver! No pude no ir. —Tirando del brazo de Robert. La conexión entre nosotros era obvia. su mano descansando en mi cadera. Robert estaba a mi lado. —Me quejé.

—No. puedes arruinar mi pelo y mi vestido. Él no es uno de los de mi especie. parados en la puerta de entrada. mi mandíbula se cayó una vez más de manera dramática. la puerta cerrándose detrás de él. ¿Cómo exactamente vamos a llegar a esta boda? Él levantó sus cejas y miró hacia la calle. Yo también lo estaba. Todos sabían qué tipo de auto era. causando que yo siguiera su mirada. y me dejo ir. dos marcarsque se habían vuelto muy comunes en ciertas áreas de Heath. Váyanse. Todo lo que sabía era que era brillante. Asentí y deje que me guiará hacia el auto. El chofer vestía un traje negro entero. estuvimos afuera. negro. papá. Deje de moverme y me giré. Había pasado tan rápido. papá. Oh no. pero el instinto femenino que había aparecido repentinamente tan pronto como mi vestido o mi pelo fueron amenazados hizo que me hiciera hacia atrás y dijera palabras que jamás pensé que iba a decir. El suspiró. y como estaba pasando estas últimas semanas. Un auto negro estaba ahí. —Oh queridas bananas. y esperó que Robert y yo entráramos. No esperare despierto. —Cuidado. o a mi vestido. Me ayudó a meter mi vestido y mi yeso en el auto y se subió después de mí. Estaba casi fuera de la casa. Y en un flash. y tenía una mirada severa. tienes que decirle adiós a tu viejo padre primero. Mientras nos alejábamos de mi casa.—Espera pequeña. Diviértanse. —Tienes razón. ¡Libre de lágrimas! Papá me tiró en otro fuerte abrazo. —Gracias. la pregunta ya en mi cabeza. obviando lo que el repentino movimiento le estaba haciendo a mi pelo. —Dijo mi papá. Una mirada a la 238 . —Así que. Sólo es un amigo muy leal. elegante. sintiéndome instantáneamente estúpida porque por supuesto él sabía qué tipo de auto era. Miré a Robert de nuevo. abriendo hábilmente la puerta trasera de pasajeros. tomé un buen vistazo de lo que estábamos conduciendo. Alguien se paró al lado del asiento del conductor y caminó alrededor. Me sentí divertida por ese pensamiento. miré hacia Robert finalmente siendo capaz de apreciar la manera en que sus ojos brillaban y se ondulaban como dos piscinas de plata. No era como un Mercedes o un BMW. Besé su mejilla. ¿Sabes qué clase de auto es este? —lo miré. no queriendo realmente ver su cara y ver las lágrimas que habían estado tratando de caer antes. No sabía qué clase de auto era. que estaba casi segura de que papá aun creía que estábamos a su lado. y estaba aquí.

mucho menos en todo Ohio. Y ahora yo estaba dentro de uno—.solitaria B del emblema me lo dijo con bastante facilidad. Que apropiado que estemos conduciendo un auto con alas en su logo. 239 . —Murmuré. Este no era común en Heath.

Íbamos a una boda de la nieta de alguien que Robert había conocido cuando eran jóvenes. Y él me miraba ahora. como si supiera algo que yo no. Ese era uno de los muchos precios que tenía que pagar por ser amiga de algo tan maravilloso y mágico como un ángel. Clair Corregido por majo2340 is rodillas temblaban tanto. pero un vagabundo pensamiento que había estado flotando en mi cabeza. No sabía por qué estaba tan nerviosa. pero sabía que esta noche no iba a ser la noche promedio con cena y una tierna película. a pesar de que nunca podría ser tan tangible y real como lo que sentía cada vez que Robert me miraba. que el momento que llegamos a la carretera que conduce al refugio de la familia Bellegarde. había tenido la idea de que yo era la única persona que sabía que era como una medalla de honor. un raro y especial premio que era mío y sólo mío. Siempre lo sabía.Compañías mezcladas Traducido por LizC y Mery St. No tenía ninguna experiencia cuando se trataba de citas. por supuesto que lo sabía. con un ángel de buena fe para empezar. sino porque simplemente no sabía qué esperar. y probablemente sabía mucho más de él que yo. Sólo sácalo y termina de decir lo que sea que estás pensando. tenía que físicamente sostenerlas con las manos. me daba a entender que esta noche no iba a ser una típica primera cita. No es que la típica primera cita incluya pasear en un vehículo que costaba más que una casa promedio en Heath. Pero. —Sé que escuchas mis pensamientos. Aparte de su familia y otros de su especie. no exactamente emocionada de que no lo había hecho todavía. —Le dije. M 240 . El saber que yo era sólo una más de las del montón me hacía sentir que estaba siendo despojada de algo. con sus ojos llenos de humor. Esto significa que esta persona sabía que había algo diferente en él.

sus ojos parpadeando hacia mí en la oscuridad del coche. como si alguien hubiera trazado una línea que iba desde mi tobillo hasta mi muslo con una pluma. Todo lo que necesito es una calabaza y algunos ratones y estaré lista. cuando se trata de ti —Respire. mejor dicho.. rara. ¡Oh. y vi que estaba tocando suavemente el yeso en la base de mi talón. Miré las manos de Robert. aunque estaba abierto a lo largo de la parte trasera. Mis ojos se agrandaron de sorpresa. Sólo los voy a quitar por esta noche.—No sé exactamente qué pensar —respondió. El aire salió de mí lentamente. —Así que mi libertad se convertirá en una prisión de nuevo a la medianoche. —¿Y en qué me convierto cuando el reloj marque las doce? —Preguntó. —¿Puedes empezar con este? Se echó a reír. Voy a decir que estoy más y más cerca de averiguar cómo te las arreglas para que no lea tus pensamientos. la sensación era tan. ya lo había pensado un montón—. mientras sus manos rozaban mis dedos de los pies asomando por la puntera del yeso. —Nada. tengo una pregunta que me gustaría hacerte. y luego lo solté completamente en una exclamación de sorpresa cuando alzó el yeso de mi pierna en una sola pieza. El yeso era grande e intensificaba las vibraciones de los toques ligeros creados por él. porque en ese momento sentí un cosquilleo extraño correr hasta la parte posterior de mi pierna. el movimiento era casi imperceptible. levanté el dobladillo del vestido y puse la pierna en su regazo. 241 . Contuve la respiración y espere. —¿En serio? ¿Cómo? —Te dejaré saber cuándo este seguro. pero voy a tener que ponerlos de nuevo antes de que te traiga a casa. Asentí con la cabeza antes de realmente pensar en las consecuencias. O. No hay medianoche. Y luego se detuvo. la corriente de aire llenando mis terminales cerca de estallar. —Le respondí. y luego decidí que simplemente no me importaban cuáles serían las consecuencias. la parte delantera parecía estar articulada. Sólo. muy rápido. no lo hice. —¡Oh! —Me retorcí. tener libertad para moverme! Arqueé mi cuerpo en el asiento. que los toques ligeros eran muy. Sólo me di cuenta porque podía sentirlo. como si estuviera desinflándome. Señalé con mi mano enyesada. Aspiré.. —Siempre puedo sentir tu molestia cuando piensas en ellos. Hasta entonces. aunque a juzgar por la forma en que sonreía. —Me preguntaba si te gustaría que quitara tus yesos.

El yeso ha hecho maravillas para hacer de tu pierna un caldo de cultivo de bacterias que causan mal olor. Mire. Pero .. cada pequeño paso dejando permanentes huellas en la piel que latía y latía cada vez más en amplios círculos. —Uff. y. asombrada cuando mi pierna comenzó a cambiar de color. —Eso viene de ti. ofendida. y sostuvo mi pie en sus manos. y que estaba abismalmente peluda? Sentí el extraño inicio de un hormigueo en la punta de mi dedo pequeño. el mismo horrible 242 . —¿Qué voy a hacer? ¡No puedo ir a la boda oliendo y luciendo como una loca de carretera! —Shh. Deja que me ocupe de ello. sólo que esta vez. Qué manera de empezar una primera cita. Me di cuenta de que tenía razón. No te preocupes. Genial. —Susurró. y las ampollas habían sólo desaparecido. pantanosa. y sonrió. Ofendida y agresiva. cubriendo mí ahora pierna libre y extrañamente oliendo bien. grotescamente peluda. aterrizando en algún lugar de mi pecho al lado de mi corazón latiendo rápido. y luego se fuera caminando a través del espacio entre mis dedos de los pies. Cuando. Sentí que mis ojos se abrían aún más cuando vi que los parches de vellos parecían retirarse de mi piel. manteniéndolo en el sitio cuando traté de jalarlo de vuelta. Se echó a reír. la cual se veía con una palidez enfermiza. también. Me temo que sí. enviando un escalofrío por mi pierna y directo a esa parte de mi estómago que hacía graciosos saltos cada vez que él me tocaba o me miraba de una determinada manera.—¿Co-co-cómo lo hiciste? —Un mago nunca revela sus secretos.. —¿Qué-cómo? Él sonrió. gruñí. se había dividido abierto. Volví a mirar a su cara. Me acordé de él haciendo lo mismo en mi mano después de habérmela quemado el primer día después de que nos habíamos conocido. —Meneó sus cejas hacia mí. Me quedé en un silente shock cuando se llevó mi pie a su boca. Buscó mi brazo y repitió el rápido toqueteo ligero en mi codo. y empujó el borde de mi vestido hacia abajo. mi estómago no se limitó a tomar una pequeño salto. hizo un triple salto. Era como si una mosca estuviera posada allí. y sonrió—. ¿qué es ese olor? —Mi nariz arrugada por el corrosivo olor asaltando mis sentidos. —¡Por supuesto que no! Señaló a mi pierna. Me burle. Avergonzada. Sopló sobre él. ¿qué podría hacer esa misma habilidad con una pierna húmeda. la pálida y húmeda piel tornándose casi transparente a un cada vez más normal beige rosáceo.

Tal como lo había hecho con mi pie. —¿Cómo-qué-dónde-cuando? —Tartamudeaba. ¿Lista. La puerta del lado del pasajero delantero se abrió y cerró muy rápido.olor asaltó mi nariz. se bajó del coche. me sacó del coche—. y no por el individuo que la abría. colocando la otra sandalia en mi pie descalzo. Fue entonces cuando me di cuenta de que sólo tenía un zapato. Luego. sin embargo. avergonzada. para presenciar el cambio lo más cerca posible. habían tiras de tela de bronce reluciente corriendo por las mesas y atadas a las sillas. sintiéndome absolutamente tonta pero incapaz de detenerme mientras mis ojos viajaban desde la sandalia hasta su cara. con ganas de traer mi brazo directo a mi cara. como siempre. y viceversa. y permaneció allí. Un incómodo silencio siguió. Empecé a tirar de mi mano. Se volvió y tendió su mano hacia mí. No era capaz de discernir una verdadera diferencia entre la forma que mi mano derecha se sentía en comparación a mi izquierda. Robert estaba en una rodilla delante de mí. Se rió de mis pensamientos. hasta que el coche finalmente dejó de moverse. y la puerta del lado del pasajero se abrió. no importaba con qué mano lo hacía. Cenicienta? Del mismo modo que había sido cuando habíamos estado aquí. sólo podía sentir el golpeteo de mi corazón y las acrobacias de gimnasia que mi estómago realizaba cada vez que tocaba a Robert. Y. Robert llevo mi mano hasta su boca y exhaló en ella. Esta vez. —Creo que sientes mejor las cosas a través de tu mano derecha que con la izquierda. Cuando estuvo convencido de que la sandalia estaba abrochada con seguridad. pesado. Observé cómo se llevó mi mano de vuelta a su boca. No podía responder. —Robert. o él me tocaba a mí. Después de haber puesto mis yesos en el suelo. —Se te olvidó quién y por qué —bromeó. Puso mi mano en su mejilla y suspiró. 243 . con toda honestidad. y aparte la mirada. había una gran carpa llena de luces colgando por encima de mesas y sillas completamente desplegadas. deteniendo mi obvio anuncio. sólo siendo frenada por la física de la propia puerta. pero apretó el agarre de mi mano. Es más sensible. como las cintas que envuelven un regalo. yo… —Él levantó su mano. y besó la punta de mis dedos.

y pensé que después de esta noche no querría sentarme jamás en una mesa que no tuviera el mismo centro de mesa o puesto para sentar. Heath no era exactamente una ciudad pequeña. —¡Robbie! ¡Me preguntaba si llegarías a tiempo! ¡Y al fin voy a conocer a tú Grace! —ella me miró. Estoy tan contenta de que hayas podido venir esta noche.Los arreglos florales en cada mesa consistían en grandes árboles de vidrio que tenían flores naranjas oscuras y de color rosa brillante. sus arcos se veían como explosiones de petardo color bronce. Ella levantó la vista de su conversación con la mujer a su lado y sonrió. que nadie me resultaba familiar. Robert se inclinó hacia abajo en una rodilla y tomó la mano de la mujer. pero con tanta gente aquí pensé que al menos vería a una persona que reconociera. Robert me llevó hacia una pequeña tienda instalada cerca de la glorieta. pero Robert no me llevaba a sentarme. no quería decirle que todas las imágenes en su mente eran la normal yo. MacInherney —Dije. Ella es la amiga cuya nieta se está casando esta noche. 244 . Sonreí por su cumplido. esta es Eloise MacInherney. Él me llevaba hacia alguien. Miré a mi alrededor a los invitados que asistieron y me di cuenta. con sus ojos llenos de calidez y hospitalidad—. —Oh cielo. gotas de cristal colgaban de cada rama. deteniéndonos en la única donde habían retirado una silla para permitir la silla de ruedas de una mujer aparentemente frágil de aspecto. —Grace. pero debo decir que sus pensamientos no te hacen justicia. es Ellie para ti y para todos los demás que importan —respondió. Que. las arrugas alrededor de sus sorprendentes ojos azules profundizándose en su evidente alegría al ver a Robert. que parecía tan pequeña y frágil en la suya. Siempre es bueno estar cerca de familiares y amigos. con cristales colgando por todas partes. La mayoría de los puestos estaban ocupados. He visto tu cara tantas veces. Sacudiendo de su cabeza mis pensamientos. Los murmullos de reconocimiento y de emoción no podían faltar a nuestro paso una fila tras otra fila. —Es un placer conocerla. La llevó hasta sus labios y la besó con reverencia. Cada puesto parecía ser una caja de color rosa brillante. pero no tenía por qué saberlo. Sra. Él la miró a los ojos y sonrió. luego miró hacia mí. de todos los días. y asumí que es donde la boda tendría lugar. también. rosa y naranja. La Grace de pie frente a ella era la anormal. Había sillas acomodadas frente al mirador. agitando su mano hacia mi formalidad—. había sido decorada en bronce. tenía miedo de que la pudiera romper. curiosamente.

Entonces. Robert no necesito dar la vuelta y mirar por sí mismo que ella tenía razón. Ameila no hizo nada para ocultar sus emociones. Lark. —Comentó Ellie. No necesite decirlo para que se volviera realidad. los rostros pertenecían a extraños.En cambio. cortante hacia ella. aunque probablemente sólo me di cuenta porque había visto las mismas miradas en sus rostros anteriormente. Hay alguien más aquí que ella no esperaba que llegara. sus pies dejando inconfundibles y profundas impresiones en la hierba detrás de ella. teniendo en cuenta los grandes saltos que habíamos hecho desde nuestro primer encuentro. pero él lo hizo de todos modos. —Sam es algo así como nuestro hermano adoptivo. después de haber oído mis pensamientos. No entendía. Lark sonrió. Lark. No pude evitar reírme de eso. se volvió para mirar a su madre. —Él también es el mejor amigo de Robert. —Lark está en pie de guerra. la manera en que Ameila parecía mirarme con una mezcla de lástima. —Sam. y luego trate desesperadamente de detenerme cuando vi la mirada en el rostro de Robert. y eso pareció disgustar a Lark. Mientras que ya no me preocupo tanto acerca de la opinión que Lark tenía de mí. ¿Quién podría estar aquí que molesta a Ameila? Ellie sacudió su cabeza también. tristeza y preocupación me hacía sentir totalmente inadecuada. y es un dolor en el tra… —¡Lark! —Siseó Robert. Lark y Ameila asintieron con la cabeza hacia mí y me sonrieron. mientras que Ameila. obviamente era alguien fuera del grupo y era alguien que no agradaba. Grace. hermosa en un vestido de color marfil. y una completa pieza de mier… —¡LARK! Suspirando. —Mi madre no necesita molestarse porque tú y yo estemos aquí. visibles como siempre. —¿Sam? ¿Quién es Sam? —Pregunté. él miró hacia mí y sacudió su cabeza. quien negó con la cabeza y empezó a pisotear hacia nosotros. que se parecía a una rara gema en un vestido color rojo sangre que se reunía en el suelo bajo sus pies. Tiene que ser Sam. 245 . Con la excepción de dos que estaban de pie a un lado. parecía divertida. se veía preocupada. Lark caminó lejos. La voz de Lark detrás de mí respondió.

Fue únicamente entonces cuando noté quien estaba caminando por el pasillo. con Robert sentado serenamente a mi lado. mirando hacia el hombre que esperaba por ella en el mirador de enfrente. pero no parecía fuera de lugar. Ella asintió. y levantó su mano en algún tipo de señal. y palmeó mi mano. tú sabes lo que se supone debe ser. —¿Qué fue eso? —Pregunté. 246 . pero aun así. en realidad —dijo Ellie. ya no estaba cerca de ella. pero estaba en un asiento en alguna parte de atrás. vaporoso velo sobre su cabello que estaba sostenido por una tiara preciosa de perlas y cristales fucsia y anaranjados. —Respondió él. asentí con mi cabeza. Atrape mis labios entre mis dientes para tratar de no estallar por complete en carcajadas. Él es sólo un poco áspero alrededor de los bordes. y con suficiente cantidad de leche. incluso puedes ser capaz de disfrutar de ella. Ella estaba vestida en un muy simple vestido de tirantes que le resaltaba su figura en forma de una sirena.—Sam no es tan malo. Como una galleta. Era la única respuesta que podía dar. ¿no? —Una voz a mi lado me preguntó. pero al mismo tiempo que me llevó pensar en hacerlo. y les gustaba divertirse. ya que fue la última en aparecer antes de la novia. Una voz increíblemente hermosa comenzó cantando lo que más tarde podría ser descrita como “la más romántica de todas las tonadas”. Ella estaba sonriendo. su mano sostenía la mía. y la parte donde entraban las damas de honor y los padrinos de boda inicio. La mujer que usaba el vestido color fucsia parece haber sido la dama de honor. Tenía en mi boca su nombre. Un poco más que una galleta cocida al horno. el repentino cambio de escenario causo que mi corazón se acelerara con la sorpresa. Trate de mirar hacia quien estaba ella haciéndole señas. y nadie parecía encontrar defectos en la combinación. pero mi sorpresa me impidió hacer cualquier cosa. Destacaba drásticamente en contraste de su cabello oscuro. sus ojos empañados de tratar de luchar contra su propio humor—. —Hermosa. Los murmullos de admiración y cumplidos hacia la novia y su acompañante estaban viajando de arriba abajo por los pasillos. —La ceremonia está a punta de comenzar. y yo sería incapaz de controlarme. Él vestía un esmoquin negro con —solté un bufido— tenis para correr de un color anaranjado brillante. Alguien con un largo. no quería correr el riesgo de que en cualquier oportunidad pudiera liberar mis labios. vestido fucsia tocó el hombro de Ellie y le susurró algo en su oído. Esta era obviamente una pareja que disfrutaba de la vida. Y frente a tantos desconocidos. Ella tenía un suave.

pero no eran adecuados. y no tenía sentido negarlo. fui el único que los presento. pequeña chica humana. —Estoy seguro que él y Ellie nunca pensaron en todos estos años que ellos estarían sentados aquí. Me volví para mirar a Rob plantar un beso en la mejilla de la novia justo antes de colocar su mano en la del novio. preguntándome todo el tiempo si lo que dije era verdad. casi como un padre renuente. y respondió con una sonrisa conocedora. repentinamente sintiéndome muy incómoda. Me removí incómoda para mirar una vez más hacia los ojos leonados del extraño. —Creo que es muy romántico. —Soy Sam. ella lo es. él continuó. incapaz de decir cualquier cosa. aunque no parecía estar más preocupado por tener un aspecto perfecto. sé mucho sobre Ellie y Rob porque yo. besados de la misma manera en que él besó la mano de Ellie… Levanté mi cabeza y volví a mirar a Sam. Me giré dándole la espalda y trate de ver el resto de la ceremonia. Ellas poseen el mismo espíritu. imagina cuán duro debió haber sido. Sabía que él era un ángel. Los mismos dedos que Robert había besado no mucho tiempo atrás en el auto.Giré para mirar dentro de un par de ojos dorados que estaban sentados a mi lado en uno de los más atractivos rostros que nunca antes había visto. Él dudó. —Sí. Él tenía el cabello del mismo color dorado. Realmente hicieron una linda pareja en aquel entonces. pero luego el hizo la entrega completa y él tomó su asiento. asistiendo a una boda juntos. —¿Quién eres tú y como sabes tanto sobre Ellie y Robert? Él recostó su espalda contra su silla. Pude ver por el rabillo del ojo que Sam me 247 . en realidad. siendo él un ángel y todo. Él lo llevaba suelto. Su sonrisa era reconfortante. sesenta años. No es de extrañar que Rob decidiera llevarla hacia el altar. sus labios se curvaron en una sonrisa divertida. mirándola casarse con otra persona. también. su comportamiento era informal y relajado. tener hijos. Él asintió. Creo que él confía y cuida por mí. mirando fijamente mis dedos. No puedo imaginar durante cuánto tiempo podría yo profesarle a alguien amor. Pero es bueno que ellos quedaran como amigos. tú sabes —fuego y determinación. como para meterse en todo este problema para traerme aquí a conocer a su familia. Y. y… envejecer. Pero no a mi lado. —Ella se parece a su abuela hace muchos años atrás. Es como mirar hacia atrás unos cincuenta. Bajé la mirada hacia mi regazo. Sonriendo hacia mi parálisis bucal. Simplemente no había otra explicación para su perfección. y viajaba en ondas más allá de sus hombros. —Quiero decir. ¿no lo crees? Lo miré.

y vivaz. hacen nuestro camino más fácil en el mundo humano. la novia fue quien tomo la iniciativa hacia el novio. cuando mi madre. escuchado nuestra conversación. La conocí por primera vez en su cumpleaños diecinueve. Lark. como sensación física. —Grace. Ella era nueva. —El electus patronus son los guardianes elegidos. ¿Qué? ¿De qué estás hablando? —Interrumpí. en esencia. y yo regresamos de un viaje de Europa. —¡Te tengo ahora! —Todo el mundo a mi alrededor rio. un gran grito de alegría lleno la noche y para mi sorpresa. pero no son más que el dedo en la mano de esos quienes buscan mantener nuestros secretos a salvo. —Sí —respondió—. dulce. Grace? Me volví para ver a Robert a mi lado. por favor entiende que yo nunca estuve enamorado de Eloise. Bueno. su boca ya no se curveaba con una sonrisa. y lo único que él respondió era lo único que realmente quería saber. pero cariñoso beso en sus labios antes de gritar. sabía todo lo que un humano podía aprender sobre nosotros.miraba fijamente. Obviamente nosotros no éramos el uno 248 . me giré para ver a Sam… fue! ¡Él se Levanté la mirada hacia Robert. era nuestro deber… —Electus. preguntándome si él había visto a su hermano sentado a mi lado. Ella ha sido una desde que tenía dieciocho. la filas de asientos ahora estaban completamente vacíos a excepción de mí. esos de ciertas familias que han sido seleccionados para proteger nuestras identidades. pareció casi una pregunta. La quise. Esos quienes están aquí hoy tienen una historia familiar que es tan larga y vieja como este país. —Y Ellie era —es— un electus patronus. su expresión era confusa. nuestra familia humana. La cara de Sam estaba tranquila todavía. Tantas preguntas rondaban por mi mente. Era como si la alegría que fluía a través de la carpa estuviera esquivando en torno a él en lugar de ser absorbida como todos los demás. lo cual hacia más fácil hablar con ella. pero él ya lo había afirmado. Ello hizo fácil amarla. Y. —¿Estás lista para la recepción. Ellos son. No podía entender como él podía simplemente ignorar la inmensa cantidad de afecto que irradiaba afuera. —Dije. Ella era electus patronus. Cuando el oficiado anunció que él novio ya podía besar a la novio. y esperaba que él estuviera escuchando la versión sin censura. Espero que él estuviera escuchando los pensamientos de Lark sobre él. Bueno… casi todo el mundo. así que no había secretos que mantener. Pero el amor no es una garantía para la felicidad. por supuesto que lo hice. como si él fuera insensible a la emoción. plantando un muy tonto. en mis ojos.

más importante. mucho más que yo. Te he dicho algunos secretos. pero quería una familia. La enormidad de su confianza me dejo muda. e hizo un gesto hacia la carpa más grande donde todos los invitados estaban sentados. locamente. y definitivamente no estábamos destinados. que incluía matrimonio. Trate de decirle que quería todas las mismas cosas que ella quería. el ambiente festivo era muy evidente. —Todo el mundo que está ahí son electus patronus o uno de mi clase. Yo también lo estaba. porque esas cosas están reservadas para una clase especial de amor —del tipo para corazones que están destinados el uno al otro. intensamente feliz. Yo no podía ofrecerle esas cosas a ella. Ella era devota a su papel como protectora. Nunca cuestionó mi decisión de poner fin a nuestra relación. riendo entre dientes mientras lo hacía. Grace. era lo que ellos sabían más? ¿Les gusta el hecho de que ¿Qué yo supiera sobre Y más importante ellos? . Hizo una pausa y continúo. estoy trayéndote dentro de mi mundo. Ella estaba buscando un futuro completo para sí misma. —Tú eres la única aquí que no es uno de mi clase o uno de ellos. Estaba increíblemente. ¿Era merecedora de esa confianza? Y entonces.para el otro. Ellos saben que confío en ti lo suficiente como para no haber puesto sólo toda mi vida. y fiestas cuando inaugurará su casa. ella estaba agradecida conmigo por no ser capaz de mentirme sobre lo que yo quería y darle a ella tontas esperanzas. Pero. pero este envuelve más que sólo yo. o herida. por deber. Una de las razones por las que te traje aquí fue porque significas mucho para mí. quería que tú supieras eso. como si yo fuera alcanzada por un rayo. por sangre. —¿Incluyendo a Ellie? —Pregunté. —Pero. que tienen dentro de ellos más que ambición y dudas. Estás a salvo aquí. No podía mentirle. Su secreto no sería nunca más un secreto. Él se sentó a mi lado. y quería que todos aquí supieran eso. únicamente ellos sabían mucho. 249 . y como ella me dijo después del nacimiento de su hija. por derecho. —Me has traído aquí para protegerme. comprometida. Al traerte aquí. el despertar de una simple verdad me golpeó. y lo más importante. —Especialmente a Ellie. Nosotros estamos unidos juntos por nacimiento. y niños. Ellie no estaba enojada. sino también la de ellos en tus manos. pero no podía. por fe. Era uno de los muchos que había compartido. también. y todos lo saben.

y me disculpo por la negligencia en esa área. porque en verdad clasificas tus pensamientos en compartimentos. y sabes que los ángeles somos seres emocionales. Es además la razón de por qué puedes ocultar tus 250 . No pude evitar preguntar. Hasta que has sido presentada a todos. y tú especialmente. Sólo sabes trozos y piezas sobre nosotros. Esta noche es sobre otras cosas. piensas en muchas cosas a la vez. es cierto. significas más para mí que sólo un momento de sensación física. así de simple. —¿Qué otras cosas? —Tiene mucho que ver con Ellie. Pero eso es para después. —Sí.El experimento “Helado de chocolate y narciso” Traducido por Vanille Corregido por Mari Cullen É l sonrió. siempre habías sido considerada una amenaza. el más pequeño cambio en cómo nos sentimos puede resultar tanto en una increíble creación como en una gran destrucción. —Bueno. Hablo sobre la forma real en que piensas. No sabes hasta qué punto llegan nuestra fuerza y habilidades… —Porque tú no me lo has dicho. un consejo en el que pudiera confiar. Te pareces mucho a nosotros en cierta forma. Yo quería un consejo humano sobre ti. Te debo mucho más en el sentido de estar disponible. Piensas diferente a todos los demás. —Interpuse. lo que es fascinante de encontrar en un humano. porque no entiendo tu mente ni tus pensamientos. y lo haré. —Pero ¿por qué? —Porque. Tú has tocado mi existencia de una manera que muy pocos lo han hecho. pones las cosas en sus propias áreas individuales mientras piensas. y no hablo sobre opiniones o principios morales. contento por mi revelación. no lo he hecho.

Me imaginé tratando de conseguir a alguien para que limpiara la mancha y me dijera que costaba más que mi laboratorio de Biología. la lógica y la parte clínica de tu cerebro estaban luchando una contra otra. y qué tan fuera de lugar se vería un ramo de narcisos junto a la pegajosa mancha. ¡Eso fue increíble! Al principio. y de repente me sentí mal. —¡Lo lograste! —Robert me animó. Comenzaremos con algo simple. el orgullo brillando en su sonrisa—. y el espacio vacío que queda en medio fuera todo lo que yo podía ver y oír. Ya sea que he empezado a reconocer las señales o que he encontrado la manera de aferrarme a un pensamiento en tu mente hasta que tú has designado un lugar para que ese pensamiento vaya. y entonces quiero que pienses en algo más. —Asentí con la cabeza. y me sentí casi como alguna especie de experimento de ciencias que acababa de ganar un listón de premio en una feria. pero decidí no hacerlo. preparándome para lo que fuera que él arrojaría en mi mente—. y las cosas empezaron a oscurecerse. pero entonces de nuevo. y me di cuenta de que Robert estaba en realidad sacudiéndome. Mis recuerdos estaban todos en 2D mientras él podía ver todo en 4D. Pensar en Biología me hizo imaginar la cara del Señor Branke. En lugar de eso. —Pero si no puedes escuchar ni ver nada. Te daré dos sujetos. La parte emocional. —Intentemos un pequeño experimento. Lo imaginé mientras Sam estaba hablándote. Ya estabas pensando en tantas cosas. yo no podía ver en mi propia cabeza cosas que él sí. y quiero que pienses en ambos. —Robert —comencé—. fue como si tu mente se hubiera dividido en cuatro esquinas. ¿cómo sabes que es de esa forma? —Pregunté escéptica. Quiero que pienses en helado de chocolate y narcisos. La sonrisa presumida de Robert me dejó sin aliento mientras respondía mi pregunta. Abrí los ojos y me percaté de la expresión alegre de su rostro. pensé en los placeres helados y con sabor a chocolate y las brillantes flores amarillas que prevalecían en Ohio… Pensé en cuánto daño podría hacerle un helado de chocolate derretido al vestido que Robert había comprado.pensamientos. y cuando te dijo sobre Ellie. y cerré mis ojos. todo lo que podía ver era el helado en tu mente. Quise decir algo sobre la ridiculez de esos dos objetos combinados. no estoy segura de entender… La sonrisa presumida se volvió dulce y se expandió por su cara. —Robert me miró con un brillo de asombro en los ojos. tu mente se había vuelto completamente en blanco. —Creo que es porque tú estás empezando a confiar en mí. —¿Grace? —¿Uhm? —Murmuré. Las flores aparecieron después. pero luego los dos comenzaron a mezclarse. es como si tuvieras un árbitro mental que las separa. como 251 . lo que sea. la racional.

hambrienta. las náuseas lentamente volviendo a mí ante la mera mención de su nombre. Podemos hablar más tarde. me embelesé en el brillo glorioso de ojos violeta. la 252 . su único regalo era la forma en que reaccionaban ante el calor de su cena y el frío de sus bebidas. las asignaciones de asientos fueron tomadas muy en serio por los ángeles y Electus patronus por igual. La observé durante unos momentos más. Su mano adornó la mía ligeramente. La forma en que su risa la hacía echar la cabeza hacia atrás con belleza descuidada.. tan perfecta y sin defectos que era casi transparente. —El me levantó y empezó a guiarme hacia el intoxicante olor a comida.. Fui presentada a varios de los individuos en la mesa con nosotros. con el pelo plateado que se habían trenzado en brillantes cuerdas que estaban apiladas en lo alto de su cabeza. antes de que se girara para hablar con la persona en el lado opuesto. —Graznó mi voz. Una persona en particular quien —me dijeron— era un ángel de visita desde Francia era excepcionalmente hermosa. por todo lo que había se trataba de ella. y me sentí a mí misma sonrojar de vergüenza por haber sido sorprendida mirando. incluso para un ángel. Afortunadamente. bueno. el más breve de los toques. Lo más sorprendente. Yo había visto el plateado de los de Robert. estaba pensando en el señor Branke. ni cualquier otra cosa en este momento? —Miré los camareros que salían a servir la cena bajo la gran carpa y mi estómago gruñó. ¿podemos no hablar sobre el Señor Branke. el Electus patronus era todo hermoso también. Ruidosamente. pero yo sabía. precipitándose en arabescos elegantes que enmarcaban su extraordinaria cara. Tenía la piel de alabastro. y ahora el oro de los de Sam. porque tu cara estaba tan intensa. exuberantes y siempre levantados en una sonrisa. Y entonces se veía. pero por primera vez. era el color de sus ojos. Él se rió y asintió con la comprensión. —Él hace que todas las chicas se sientan incómodas. y la clase de Biología. No estás sola en tu opinión sobre él. y los labios teñidos de color rosa fresa. positivamente verde. Me encogí de hombros. Vi ojos líquidos volverse sólidos mientras él entendía el cambio en mi estado de ánimo. Vamos a alimentarte antes de que el baile comience. —No es como si eso lo hiciera menos escalofriante. asombrado por quienes eran o no un ángel. al parecer todo el asunto de la honestidad evitaba que alguien tomara el lugar de otra persona. Estaban llenos de diversión cuando se percató de mi escrutinio hacia ella. Como sea.si se hubiera apagado por completo. hipnotizada por ella. sin embargo. —Vamos. así que nuestros asientos estaban aún libres cuando nos sentamos al lado de Lark y Ameila. Al parecer. —Oh. ni la escuela.

—Está bien. Vi a todos los demás en la mesa. si queremos. demasiado absortos en la discusión del tipo de cosas de Electus patronus. Ah. podría lucir mucho mayor si lo deseara. sus ojos revoloteando de unos a otros. Comí en silencio. vestida de punta en 253 . evitando al que estaba a mi lado y susurrando: —Yo no sabía que. más probablemente. y en su lugar. Tenía el estómago gruñendo por algo —lo que fuera— en un tamaño súper. como brillantes luciérnagas de plata. Oh. No eres la primera persona en hacer esa pregunta. ¿Por qué me lo preguntas? Parpadeé hacia las diferentes caras que nos rodeaban.. Claro. Robert tomó mi mano debajo de la mesa y la apretó. Yo daba por sentado que el resto de ustedes se verían jóvenes también. No tengo que tener este aspecto. aquí viene nuestro mesero. —Podemos. Podría notarlo simplemente por la forma en que se apoyaban unos hacia otros. una sacudida de energía y una sensación pusieron mi estómago del revés y aceleraron de mi corazón para mantener el paso con los deseos que silenciosamente hacía mientras esperaba su respuesta. Gemí cuando vi la cantidad insignificante de comida en mi plato. entonces la liberó cuando llegó la comida. tan joven y sin embargo había un aire en ella.. tu madre puede cambiar de forma. y definitivamente no serás la última. que parecía mayor y más sabia que incluso Ameila. todos también muy profundamente inmersos en sus propias conversaciones mentales como para notar realmente la extensión de los platos desnudos frente a ellos. que parecía —en años humanos de todos modos— varios años mayor. —¿Los ángeles tienen edad? —Le pregunté a Robert cuando por fin pude apartar los ojos de la diosa de cabellos plateados.forma en que sus manos se movían de una manera tan animada mientras hablaba que exigían casi tanta atención como su melodiosa voz. pero podrían haber sido babosas crudas en sus platos y no se habría dado cuenta. Los seres humanos son más susceptibles a la juventud que he encontrado. así que pensé que la razón por la que parecía lo suficientemente mayor para ser tu madre era por eso. pero he encontrado que es mucho más fácil vivir con esta edad. cosas de las que yo todavía era deplorablemente ignorante. —Sonrió y apretó mi mano de nuevo. ellos estaban comiendo. de repente sintiéndome fuera de lugar mucho más aquí de lo que me había sentido en la escuela. Incluso Robert estaba pesadamente ocupado en una conversación silenciosa con su familia. yo lucía como ellos. ángeles y humanos por igual. parecía que todo lo que había que comer para la cena eran sus bocadillos básicos de tamaño micro-dietético. Parecía tan joven.

siéntate y vamos a tener una charla. Ella era la única en una silla de ruedas. Esa fue una razón por la que había sido traída hasta aquí después de todo. con el pelo blanco apilado maravillosamente en la cabeza en un moño que parecía un gran y redondo rollo de canela helado. —¿Ellie? —Dije en voz baja. No era el mismo hombre después de eso. —Ah. —¿Ves a mi Hannah allí? —indicó hacia la novia—. por lo que la pérdida de la fe entre nosotros puede ser muy dolorosa. y puesto que los pocos ángeles que conocí habían dejado bastante claro que todas mis ideas preconcebidas eran falsas. Y yo sabía a quién preguntar. —Lawrence. Ella dijo que ya no creía en la existencia de Dios. en realidad no quería molestarla cuando se sentó lejos de todos los demás. Ella las limpió cuando empezó a hablar. ¿de acuerdo? Hice lo que me pidió. Grace. muy contenta de que ella pareciera tan interesada en hablar como yo. él era el único de sus hermanos que habían superado la prueba. Pero yo estaba interpretando un papel después de todo. zapatos. Su abuelo estaría muy orgulloso. y que no había ninguna razón para creer en sus servidores si no hay Dios. Olivia. Ella es la décima generación de MacInherney para ser un Electus patronus. sus ojos cada vez un poco más vidriosos por las lágrimas que comenzaban a caer. ya que nadie parecía prestar atención de todos modos. No fue tan difícil encontrarla. ya ves. De repente curiosa. Volvió la cabeza alrededor y sonrió cuando me vio. Si alguna vez ha habido un mejor momento para obtener la mayor información acerca de los ángeles de un punto de vista humano. Yo estaba muy limitada cuando llegó a mi conocimiento acerca de los ángeles. quería exactamente lo que ellos sabían. y cuando tuvimos a nuestra única hija. nos sentimos muy decepcionados cuando nos anunció que ni siquiera quería tomar la prueba. lo hizo. ven —dio unas palmaditas en una silla que estaba a su lado—. me puse de pie y comencé a buscar a la persona que tendría respuestas a mis preguntas. todo lo que sabía era lo que me habían dicho. Miré fijamente a su cara. viendo a su nieta y a su nuevo nieto político mientras compartían una conversación privada. lo que yo sabía que fuera verdad era bastante escaso. Nosotros los Electus patronus no somos nada si no fieles.blanco en un vestido caro. mi marido. y nunca podría compararse a lo que el Electus patronus sabía. ¿verdad? No sentía la necesidad de darme excusas a mí misma. y joyas. 254 . bueno. Eso casi mató a mi Lawrence. mientras que esta era su vida. sería ahora. viendo la tristeza crecer un poco.

Cuando uno tenía la capacidad de ejecutar a través de toda su vida en cuestión de segundos. lo que nunca había sucedido antes y lo supe cuando abrí la boca para contestar que lo peor que había hecho nunca fue herirlos con mis mentiras. pero cuando llegue el momento de la prueba. yo sólo quería seguir los pasos de mis padres y mis hermanos porque yo tontamente quería casarme con un ángel. ¿no lo sabes? La prueba. —Gracias —dije.Levanté mi mano un poco. sonriendo torpemente en su elogio—. Podría ser un poco vano. ¿Ves qué fácil es? ¿Qué tan absolutamente simple? Asentí con la cabeza. ¿Te importa si te hago algunas preguntas más? —Pregunté. y tal vez incluso un poco orgulloso. por supuesto. tenemos que ver las cosas con claridad. Francamente. buenos y malos. Sentí envidia de su libertad. pero también me redimió por ser honesta al respecto. Cuando formamos un recuerdo. Por supuesto. —¿Qué prueba? Ella se rió de su omisión. era terrible en aquel entonces. ver las cosas de la forma en que se supone que son y no como queremos que sean. —¿Te importa si te pregunto qué has respondido? —Le pregunté con ansiedad. querida. Se nos pide que digamos lo peor que hemos hecho. querida. Con el tiempo. cualquier respuesta que fuera una mentira se denunciaba en el acto. la imagen que se crea antes de que pueda formar una opinión al respecto. —¿Por qué? Por supuesto. lo vemos como algo diferente porque la edad y la percepción desdibuja las líneas un poco. Grace. y entonces preguntar cuál es la peor cosa que has hecho. —Dije en broma y ella dio una palmada. la huella que primero se graba en nuestra mente. Oh. no me importa. no las suficientes mentes inteligentes. esa es la verdadera memoria. —Oh. bueno. Es difícil encontrar cierto ingenio en tu generación. riendo a carcajadas con poco cuidado de quien escuchara o viera.. muy malo y sin ninguna justificación real. Eso es bueno. de lo contrario vamos a dar la respuesta equivocada. claro como el día. Demasiadas bocas inteligente. no queriendo dejar pasar 255 . ¡un pequeño demonio normal! Cuando finalmente llegó el momento de la prueba. una mirada nostálgica en sus ojos. pero no tanto que no pueda admitir hacer algo muy. Grace! Lo tienes. —La mente es una cosa asombrosa. mi voz suplicante. lo que queda para siempre. pero la verdad estaba ahí en mi cabeza. Mentí sobre tantas cosas durante esos días. Yo les dije algo completamente diferente. porque yo no quería que me atraparan con la charla del deber y la obligación. ver todos tus hechos. me sorprendió que mi familia estuviera allí. —¡Oh. es bastante sencilla. Me rompió el corazón. era perfecto en su sencillez. incluso se cambia por completo. necesitando que respondiera algo.. —Suspiró Ellie. bueno. —Eso debe haber quemado un demonio de recuerdos en tu mente.

Ellie se rió. tener una casa. pero presioné aún más. quise decir que me salvó la vida por un día. Robbie no podía darme esas cosas. Conseguí una tarjeta de salida libre de la cárcel. Yo ni siquiera estaría aquí hoy si no fuera por Robbie. Ellie dio unas palmaditas en la rodilla y se rió en voz baja. y la suya estaba atrapada en el siglo V —contestó ella—. a pesar de su pretensión de no tener ningún remordimiento. y es sólo buena para esta noche. Me tragué ese pedacito de la información y rápidamente corrí por mi lista mental de las preguntas de las que yo quería —no. pero la primera llegó con bastante rapidez. necesitaba— respuestas. —¿Ha sido duro envejecer y ver que él no crece ni un solo día a pesar de que podría si quisiera? Ella asintió con la cabeza. sólo para poner la suya en la parte superior. encontré mi futuro con otra persona. Estudié su sonrisa y vi que sugería tristeza. y estaba avergonzada de su existencia. y no me he arrepentido ni una sola vez. sus ojos azules me miraban con tal intensidad. pero no lo hice. así que si tienes cualquier temor acerca de eso. para esta hora mañana. y me habré ido sabiendo que fui capaz de ver a 256 . —¿Qué quieres decir con que “nunca habrían encajado”? —En pocas palabras. mi vida se estaba moviendo hacia adelante. Ella quitó su mano de debajo de la mía. tener hijos. Más bien. Me salvó la vida. —Grace. sabiendo exactamente cómo se sentía. —Dulce niña. Podré no sufrir dolor como nuestros dulces ángeles cuando mienten. y así se lo dije. Yo no entendía lo que quería decir con eso. Quería hacerme feliz. —Él salvó la mía también. su barbilla temblaba un poco. que quería apartar la mirada. pregúntame lo que sea. pero mi conciencia salta cuando lo hago. no te preocupes. pero él simplemente no podía darme lo que yo quería. ya que ni siquiera había sido un pensamiento hasta que Sam había plantado su semilla durante la ceremonia. Recordé a Sam diciendo eso. Ella me miró. pero nunca estuve enamorada de Robert! Él es encantador. Tomé su mano y la acaricié. es porque sé que habrá mucho que extrañaré. yo nunca voy a negar eso. estaré con mi Señor. pero él y yo nunca habríamos encajado. Yo quería casarme. —Querida Grace.esta oportunidad ahoraque sabía que estabatan dispuestaa compartir. —No quiero que piensen que es porque quiero estar con él. yo lo amé. querida. Había tantas. Por lo tanto. —¡Oh. —¿Sigues enamorada de Robert? —Mi voz era nítida y el mensaje oculto en mi tono era claro.

¿Qué hizo Robert? —Pospuso mi muerte. habría jurado que era un lector de mentes angelical. viendo cómo Robbie te mira. es ese chico. su sonrisa ya no estaba teñida de tristeza. Los ángeles parecen perfectos. Pregúntame cualquier cosa. Ahora bien. que ahora estaba en el medio de lo que parecía un concurso de comer camarones con varias damas de honor y su nuevo marido—. y le pregunté la primera que recopilaba la lista de preguntas más larga en la historia del mundo. Bueno. es para siempre. sino que eran también algo promiscuos? —Ella hizo un guiño. estoy segura que ya has descubierto el mayor. Definitivamente era algo con lo que yo me veía estando cómoda. examinándolas por un momento. arrebatando las migas de pan que Ellie estaba repartiendo. O por lo menos. Ella tendió sus manos. Grace. ya sabes. Un milagro andante. porque ella me dio una sonrisa de complicidad que hacía que sus ojos brillaran con picardía—. esas no pueden ser las únicas preguntas que tengas por hacer. —¿Quieres decir que no sea el hecho de que no sólo existen. así es como yo lo veía. —Ella dijo con dulzura. Grace. —Atesora eso. No sé cómo lo hizo. —Eso me dijo él. Ellie. ¿Te imaginas el escándalo en la iglesia si se tratara de que se descubrió que no sólo había ángeles cantando en bandas de rock. Me sonrojé con eso. Es lo menos que puedo hacer para pagar a Robbie por darme esta noche. ya que estuvo tan acertada con esa respuesta—. y yo creía que sabía por qué — ella hizo un gesto hacia su nieta. Cuando un ángel ve a un ser humano de esa manera.mi nieta casarse con su príncipe azul. sino que viven entre nosotros como la gente normal? —si yo no hubiera sabido que era un ser humano. —¿Por qué? ¿Por qué son así? —Me incliné hacia ella. los ángeles no son perfectos. luego las extendió y sostuvo las mías. —Todavía no lo entiendo. Eso era todo lo que había pedido alguna vez en la vida. Inhalé profundamente. Por favor. y fue Robbie quien se aseguró de que fuera a suceder. Me sentí como un niño hambriento. Es un milagro. no queriendo perderme una sola palabra de su respuesta. Está muy cautivado contigo. veo que estaba equivocada. o estaban de pie en frente al Congreso. Pero viéndote. pero están incompletos —mi confusión con lo que dijo debe haberle divertido. — ¿Cuáles son exactamente los secretos de los ángeles que necesitan ser guardados? Ellie me miró y sonrió. —Por esto. ¿Alguien te ha explicado acerca de la diferencias entre un ángel joven y aquellos que han ascendido? 257 .

su sonrisa se había ido. y quitó sus manos de las mías. efectivamente cerrando mi boca. nunca me lo diría. Ella estaba ofendida. Los jóvenes. Pero también es porque no pueden sentir nada. hombres y mujeres por igual. e irrefutable. cómo hace sentir a sus cuerpos. Si él le había dicho eso.. sin sentirme reconfortada en absoluto. Grace. acariciando mi mano. bueno. No sabía que mi mandíbula se había abierto hasta que ella liberó una de mis manos y levantó mi barbilla.. proceden a inducir ese sentimiento dándoselo a alguien más… —asentí con la cabeza. Por supuesto que lo estaba. Ameila. era la verdad. y son la verdad y la honestidad virtudes muertas que no pertenecen a nadie. y mientras que Robert puede haber apreciado estar con mujeres y apreciado sus pensamientos sobre él. Los ángeles jóvenes son criaturas tan extraordinarias. de pronto encontraron un milímetro extra o dos para abrirse ante el pensamiento. Lark..? ojos. —Entiendo por qué eres tan dudosa.. teniendo que ser empujada por este mundo sin saber nada al respecto.. que yo estaba bastante segura estaban en capacidad máxima en Mis lo que respecta a qué tan abiertos pueden estar. —Porque él me dijo. físicamente —y ella supo por mi reacción que yo era consciente de eso también. El pensamiento era todavía inquietante—. Pero espero que ahora veas que nada de eso es cierto. Debería haber recordado. tratando de consolarme. Lo ansían. Grace. dos cosas destacaron.. pero su única debilidad es que no pueden sentir alegría o placer de la forma en que los que ascienden pueden. ciertamente nunca se convirtió como algunos de los otros. porque yo nunca había preguntado. no a través de su propia piel.. sé lo que estás pensando.. —Dijo Ellie.Me devané la mente a través de todas las cosas que me habían dicho Robert. Y continuó—. Yo no te envidio. cómo liberar repentinamente a sus mentes de cualquier pensamiento. Los que han ascendido. con una fuerza y habilidad increíble... Sin duda. Ella detuvo la acaricia. Ella suspiró. Y esa sensación puede ser muy adictiva. y les priva de esa emoción. aparte de esperar la llamada. Puede ser como una droga para algunos jóvenes. y teniendo esta gran carga de la verdad siendo colocada en 258 . tienen un propósito. —Quieres decir que los jóvenes no tienen alas. —¿Cómo puedes estar tan segura? —Le pregunté. recordando lo que Robert me había dicho acerca de sentir su contacto a través de mi mente. Por lo tanto. —Sí. pero ¿lo era? —Oh. —Lo siento. no lo tienen. y no han recibido el llamado. Creciste en un mundo donde las cosas como los ángeles no existen. ¿Robert era uno de esos adictos. Los ángeles no podían mentir.

Pero te garantizo que valdrá la pena. y yo sabía que Ellie tenía razón. luego volvió con un fuerte tirón me sacó de nuevo. mi mano libre cayendo naturalmente sobre su hombro. si no te importa. Robert me hizo girar. Demasiado empuje. me gustaría llevar a Grace a dar una vuelta por la pista primero. Valdría la pena. Robbie es especial. —Robert. —Dijo ella. Tuve que admitir que Robert sabía cómo ganarse a las damas. Regresaré por un baile con la segunda mujer más bella aquí. —Vamos. y la otra situada en la parte baja de mi espalda.. una mano sosteniendo la mía juntas en contra de mi corazón. haciéndome girar en un muy fuerte abrazo. ¿Has venido para asegurarte de que no persigo a la joven Grace. por favor.. ¿Y quién mejor para hacerlo que alguien que había conocido cuando ella era sólo una niña de escuela? Guiándome hacia la pista temporal que estaba llena de invitados a la fiesta. pero planeo asegurarme que el resto de ella sea agradable. guarda uno para mí. —Ellie. todo su cuerpo temblaba de diversión. Por supuesto que eran sus ojos. Robbie? —Ellie se echó a reír—. no importa lo que hagamos.tu cabeza. Ella agitó la mano como si nos desestimara. —Le prometí. sonriendo mientras miraba más allá de mí. Incluso entre su especie. sus dientes perfectos brillantes de color blanco. pero yo estaba muy impresionada cuando vi arrastrarse el rubor de Ellie hasta su cuello y poco a poco florecer en sus mejillas. Podía sentir el mío. Sólo podía ser él de pie junto a mí. —Sé que no te has divertido mucho en lo que va de la noche —me susurró al oído—. Era evidente que había pasado mucho tiempo desde que alguien le había hecho sentirse así. ya es placentero. —Nunca será suficiente cha cha chá para ti. como una niña de escuela. ¡diviértase! No soy buena en estos nuevos bailes de todos modos. Sentí la mano suave sobre mi hombro y levanté mi mirada. no el suficiente cha cha chá. Ellie —se inclinó y besó la mano que ella le ofrecía—. o has venido aquí para pedirle a alguna de nosotras que baile contigo? Él se echó a reír. La risa de Robert se hizo más fuerte. 259 . si no totalmente placentera. Si estoy contigo. —¿Qué tal están ustedes dos bellas damas? —Preguntó. así que. pero sólo me miraba a mí. —¿No has husmeado en nuestras cabezas. sus ojos centelleando.

Sé lo que quieres decir. ¡ Alto! ¡Me vas Comencé a reírme histéricamente mientras nos hizo girar más a causar mareos! rápido. seguirá latiendo por lo menos otros mil quinientos más. no lo es. Es el mismo que el tuyo.Apoyé la cabeza contra su pecho. mientras que el mío será afortunado de latir tanto tiempo como lo ha hecho el de Ellie. Pensé que te estaba mareando. Mi boca se abrió en un fingido jadeo. Negué con la cabeza. Levanté la cabeza de su pecho. me marearías de todos modos. es agradable. Tu corazón ha latido durante mil quinientos años. Por supuesto que lo haría. Yo me reí y luego grité cuando él nos dio la vuelta muy rápidamente. suspiró. mis dedos buscando el punto de pulso allí que hacía eco de los latidos que escuché en su pecho. mirando su cara divertida. te ríes? ¿Por qué Creo que me esperaba lo mismo. Más bien poca fe en mi capacidad para encubrir el hecho de que tenía tan poca fe en tus habilidades de su baile. Apoyando su barbilla en mi cabeza. Redujo la velocidad y pronto. Voy a procurar que lata por el mayor tiempo posible. mi primer baile. Creo que esperaba que fuera incómodo y torpe. Sonreí. —Esa última parte salió en un suspiro entrecortado. Es mi corazón. y me pregunté qué era exactamente lo que había debajo de la piel y los huesos que provocaba ese ritmo hermoso. con la cabeza caída hacia atrás. Podía sentir su cuerpo temblar ligeramente a medida que se echaba a reír. Él me besó en el pelo y luego apretó la mejilla contra mi cabeza. y no estaba tan seguro de que fuera capaz de curar mis pies. mi cabello soltándose de sus broches. ¿Quieres decir que te mareas a ti mismo también? 260 .. Riendo. Esto ¿Qué? Esto. estábamos simplemente oscilando en un movimiento lento y suave. y en su lugar se siente como si yo hubiera estado haciendo esto por tanto tiempo como tú. Eso. Tienes los pies grandes. escuchando los latidos de su corazón. yo asentí con la cabeza antes de colocarla nuevamente en su pecho. poca fe en mis habilidades de baile? ¿Tan Él sonrió. y No. nuestro primer baile. Sentí mi mano subir hasta su cuello. —Creo que no importa lo que estuvieras haciendo.. Debería haberlo sabido. Compré los zapatos que traes puestos esta noche.

Confusión.. Y hay que entender la ironía de eso.. Tengo Nunca lo he sentido antes. ¿Qué tenía que temer? No lo sé.. Levanté mi cabeza fuera de su pecho de nuevo y busqué su rostro. Te he traído a mi mundo pensando que estaría cambiando tu vida. Cuando no estoy cerca de ti. y sin embargo no podía identificarse con el miedo porque nunca había tenido miedo él mismo. Mucho de esto es nuevo para mí. me siento como si yo no pudiera respirar. Siempre he visto el miedo en las mentes de las otras personas. y era el único sonido que quería escuchar de nuevo alguna vez. miedo. pero tú me has hecho sentir cosas que no sabía que podía sentir. Cuando no estoy alrededor de ti es cuando me Qué siento sin aliento. y por eso. Es. Se suponía que debía ser la personificación de la empatía. Soy capaz de leer y estudiar el mundo y todos sus habitantes. Robert puso su mano en la parte posterior de mi cabeza y presionó de vuelta hacia su pecho. Es lo opuesto a mí. extraño. y es emocionante y extraño y confuso. pero nunca he sido capaz de entenderlo. debido a que nunca en toda mi existencia he necesitado hacerlo alguna vez.. Acomodé mi cara más cerca de su cuello. Sonreí. pero está ahí. una sensación bastante extraña. comprendiendo por completo. extraño. La mano que había estado presionada contra la parte posterior de su cabeza bajó a la parte baja de la espalda una vez más. porque es un sentimiento extraño para mí. Sentí su cuerpo temblar una vez más con la risa y lance un suspiro de satisfacción. Sentí su pulso acelerarse y ese pedazo de conocimiento me hizo sentir de hecho sin aliento. perdiéndome en su esencia y sintiéndolo a él mientras nos balanceábamos lentamente al ritmo de la música que no podía oír porque su voz estaba en mi mente. todo al mismo tiempo. cuando lo contrario es más cierto. ¿Tiene eso sentido para ti? Asentí con la cabeza. y tú eres mi agua.. yo realmente no podía sentirlo. tú has estado cambiando la mía de maneras que el tiempo nunca fue capaz de hacer. Ahora era la normal. 261 .Él se rió suavemente. estoy seguro de que voy a tener que sentirla a menudo a fin de realmente entenderla.. Lo que tenía que buscar se escondía en sus ojos. abrazándome en ese momento de comprensión. No entiendo el sentimiento. Quería decir que me dejas sintiéndome mareado también. y siguió allí. Yo lo comparo a ser un pez. Parecía asustado. suspirando con ironía. queriendo oler su piel. Es Tonta. sorpresa y humor ante lo que él acababa de revelarme podían ser vistos claramente. con lo que me acercó más. la que estaba acostumbrada a sentir algo tan trivial como el miedo. y él era el raro.

lo cual hice. depredador. dado que felicidad no es exactamente un sentimiento con el que esté familiarizada. Él sonreía resplandeciente y yo estaba segura de que nadie más había visto esa sonrisa. la reconocí. Leí eso una vez en una galleta de la Fortuna. disuadiéndome para darme la vuelta. Le prometí a Ellie bailar la próxima pieza. —Murmuré.Extraños Sucesos Traducido por *Nightwalker2711* Corregido por Mari Cullen a felicidad siempre es corta. girando en grandes círculos. para mí. Nunca pensé que eso se me pudiera aplicar. el momento no duró mucho. y vacilando. y pensado que era la vista más hermosa que jamás habían tenido. agarro mí otra mano y la levantó. Robert disminuyó la presión sobre mí. Sus dientes eran brillantes y afilados. Sam tomó mi mano y la colocó sobre su hombro. —¡Sam! No veo por qué no. luego empezamos a bailar. Estúpida etiqueta de ángel. —Dijo Robert. —¿Podemos bailar. se veía igual que un tiburón. Yo no quería ir. vamos a bailar. sus pies moviéndose con bastante rapidez. hermano? —Preguntó una voz suave y sedosa detrás de mí. —Muy bien. de golpe. y L 262 . pero el hecho de bailar en los brazos de Robert término siendo tan fenomenal como podría ser en ese momento. lentamente. y los míos tropezando para no caerme. y al igual que esas pequeñas migajas de papel lo habían predicho. y en el instante me puso rígida cuando. Miré sus caras y supe que ambos sabían que yo de verdad no quería. Pero ninguno de ellos tuvo el valor de atreverse.

a tu modo. Nunca hubiera esperado que fueras el tipo de chica que Rob escogería. justo detrás de los de enfrente. Sin embargo. hubiera visto filas y filas de dientes a ambos lados. —Eres definitivamente una chica interesante. no podía esperar que pensara que soy una idiota. Tu cabeza está tan vacía de pensamientos que a él debe parecerle un santuario. —Quería disculparme por mi anterior falta de tacto. inmediatamente me concentre en despejar mis pensamientos completamente. Asentí con la cabeza. podía escuchar ¡Sam no mis pensamientos! Lo estaba intentando. “la parte vacía” en mi mente cuando mis pensamientos se aislaban en las esquinas. De verdad que era molesto. me rendí. yo estaba temblando por las vibraciones de la risa de Sam. Creí que él también lo sabía hasta que empezó a hablar de nuevo. Como ser chistoso. porque pronto. Sabía que mi rostro reflejaba exactamente la misma confusión porque continuó—. Quizás. el tiburón más grande se coma al pequeño. — Respondí. Ambos eran depredadores. pero eres definitivamente única. Quería presentarle a Erica. Debo de haber concentrado más energía en veme como si me estuviera concentrando que en la concentración como tal. Supongo que ahora puedo ver por qué estas tan fascinada con Rob. Me gusta esa idea. Abrí mis ojos lo más que pude en lo que reconocía los signos. y luego el tiburón grande tendría un caso grave de indigestión y cambie su dieta. —Tú no… tu mente no está… eres una chica muy callada —por fin pronunció con expresión confundida. no yo. —La forma en que dijo “interesante” sonó muy insultante. inteligente ingenioso o talentoso en algo. Él pareció tomar ese gesto como señal de bienvenida y empezó a hablar. pero siempre fallaba. —¿Por qué se supone que soy una chica interesante? La sonrisa de su rostro se volvió irónica. Mi sonrisa lo reflejaba. No debería haber sido tan lanzado con la información sobre la relación entre Rob y Ellie. —¿Cómo puede alguien ser simplemente interesante? Debe haber algo que lo haga de esa manera.hubiera apostado cualquier dinero a que si hubiera abierto la boca. porque no iba a creer eso ni por un segundo. Intenté no verme tan desesperada como me sentía y cuando me di cuenta de que era prácticamente imposible. apretando los dientes mientras lo hacía. —Simplemente lo eres. Está bastante… callado ahí dentro. Ellos deberían haberlo dicho. 263 .

Empecé a alejarme. soy su hermano mayor. mi mente. Es un titulo de familiaridad. Él había dicho que Robert era su hermano. eres definitivamente. cuando un par de fuertes. sentí el dorso de mi mano rozar algo áspero. —En tu mundo. pero aun así. —Entonces. Entonces Lark y Robert también lo eran. —Y tú Sam. yo soy Grace. —Bien. nos miramos el uno al otro en la mitad de la pista de baile mientras los demás cuerpos se movían alrededor de nosotros de manera organizada. Parecía un tanto ridículo que ese título solo fuera suficiente para hacerlos hermanos. lo soy. permitiendo que su voz resonara. No había nada más que decir. Una vez más. Insegura de cómo proceder después de un saludo tan estéril. —Respondió. En el nuestro. Pero el hecho de que un ángel no pudiera mentir no podía ser ignorado tampoco. Iba a tener que acostumbrarme a la idea de Sam si tenía alguna esperanza de que de Robert se acostumbrara a mí. él seria conocido como mi protegido. pero no podía ver quién era el que había decidido convertirse en mi salvador. y sonrió de nuevo cuando supo que respondería con un rotundo NO. Pensé en eso por un momento. que nos une. suaves manos me sujetaron. ¿también eres parte del grupo de Robert? Él asintió. —Di un paso atrás y liberé mi mano. la tomó y la estrechó con fuerza. Vi una mancha negra en movimiento. eres bastante aburrido. hasta unos momentos después que se me permitió sentarme y sostener mi cabeza firme.Se encogió de hombros. eres el hermano adoptivo de Robert. —¿Cómo puede alguien tan hermoso ser tan… así? Sin ánimos convertir esto en una conversación de quien es más interesante decidí cambiar de tema. Encantada de conocerte. —Entonces. echando su cabeza hacia atrás. Y aun así era poco sorprendente. con faldas volando al viento y los ocasionales vestidos de coctel. mi pupilo si lo deseas. ¿Cómo paso? Él nunca te había mencionado. llevándome lejos de Sam. lejos de la multitud y lejos de la pista de baile. poco interesante. sonriendo como si hubiera entendido lo que quería decir. —Sí. empezó a reír. 264 . —¿Te gustaría continuar con nuestro baile? —Preguntó. necesitaba refrescar mi cabeza. —Eres interesante por ser quien eres. entonces Sam. —Encantado de conocerte. Riendo una vez más. Grace. nos ata el uno al otro en una forma que la sangre no puede. Para ser un ángel.

ninguna de sus otras novias parecían tener alguna duda sobre hacia donde se dirija su relación con Robert. —No te enojes. Robert de verdad se interesa por ti. eres la primera persona que Robert le presenta a la familia. y Sam? Conocerte a ti y a tu madre… bueno. y luego desvié la mirada rápidamente cuando empecé a hablar. —Suspiré. Mira. ella… no hizo nada—. La miré con curiosidad. eres una idiota. pero intentar hacerme sentir bien diciéndome que soy la primera persona en conocer a Sam casi suena como un insulto. Me era muy difícil concentrarme en cualquier cosa que no fueran mis pies pero supe que era ella por el color de su vestido—. eres la que fallo en marcarte a ti misma. Esperé impacientemente antes de dejar que finalmente algo de su humor se colara en mi interior. tu madre. Sabía que terminaría con una arruga permanente por ello. ¿Se supone que debo escuchar consejos de moda de alguien que necesita que su novio le escoja el vestido? Negué con la cabeza. si eso te hace sentir mejor. —Lark parecía desconcertada. —Sabes. conocer a tu madre fue genial. —O sea. —Él no es mi novio —eso pareció sorprender a Lark. Se abrazó a los costados. No sé lo que él es. y ya te considera su novia. —¿Quieres decir. Le lancé un quejido.—¡Lark! —jadeé. se rió. —Le dije que éramos buenos amigos. y sabría muy bien que era todo gracias a Lark. a toda la familia? ¿Te refieres a ti. 265 . No sé lo que somos. tu y yo obviamente trabajamos nuestra relación después del primer encuentro. Lark lo hizo. Uno muy alto y penoso. porque Lark empezó a reír. —Él me preguntó eso ayer. Debería haberme quedado callada. Pienso que quizás deberías preguntarle lo que son ustedes dos realmente. como si pensara que eso de alguna manera la ayudaría a contener la risa. Tú eres la única que te marcaste a ti misma. —Oh Grace. —Y… La miré. ¿No se supone que deberías usar un color más oscuro que la novia? Ella soltó un bufido. Como si se tratara de una tendencia reírse de mí. Se echó a reír otra vez. una vez más. porque no tenía otra expresión a mi disposición para usar en su presencia. avergonzada. porque en lugar de su habitual ronquido. Grace. —¿Pero no es esto una cita? Podía haber jurado que seguía escuchando eso en su cabeza. O debería decir. Fruncí el seño.

ha salido. Tenía exactamente la misma expresión que tenía cualquiera que nos volteaba a ver. Yo asentí. Me tomó un momento antes de ser capaz de hablar. pero cuando lo logré. ¿por qué? —Desafortunadamente no puedo responder esa pregunta por ti. Pero… apoyo totalmente tú disgusto y me mantendré junto a ti en “degustación”. más que desconcertada y disgustada. se veía como si estuviera completamente atolondrada 266 . Sam es hermoso. a quien. Miré detenidamente a Lark. Oh por favor. La miré. Para ti. —¿Qué? Actúas como si yo pudiera leer la mente o algo así.—Veo una sonrisa. ¿Cómo está tu mano? Me encogí de hombros. Pero. lo hice con un tono bajo y menos divertido. pero pasó y el segundo siguiente que me llevó pasar mi brazo por detrás solo un poco para golpear a Lark en el brazo. ¿Aun no has aprendido a confiar en mí? —sin ningún movimiento aparente. su brazo envuelto en mi cintura. nunca trajo a ninguna de ellas a conocer a Sam. gobernaremos con absoluto “¡dis-gustamiento!” Ahora fue mi turno de reír ruidosamente. por lo que sólo se le ve en ocasiones especiales. —No lo entiendo. —Sí. al igual que lo había hecho con Stace. Pero con excepción de Ellie. apretándome como un novio lo haría—. ¿Sabes qué? He conocido a cada una de las chicas con las que Robert se ha recreado. Sé que no debería haberlo hecho. y coqueteado. de repente estuvo justo a mi lado. Lark estaba completamente sorprendida. un mes es como un día para nosotros. Alégrate de eso. —Mi mano esta bi… ¡Mierda Santa! —mi mano se veía como si estuviera herida. él nunca les dijo lo que realmente era. ¿Por qué se te pone la piel de gallina? —Terminó Lark. No. humana y ángel. y sentí un gran alivio cuando me di cuenta de que ella sabía que no lo había hecho porque quería herirla. El sentido humano del tiempo es mucho más lento que el nuestro. Nunca se atrevió. había llevado la fiesta a un punto muerto. Lark. quien ya sabe nuestro secreto. ama como a un hermano de verdad. mi cara totalmente inexpresiva. Y sí. Lo hice antes de que pudiera detenerme. la visión que yo tenía en mi cabeza sobre cómo se ven los ángeles la tenía desde antes de conocer a tu hermano… —Entonces. así que deberías sentirte honrada. Grace Shelley —jadeó. —Creo que de hecho estoy muy halagada por el hecho de llevar nuestra relación con tanta facilidad y familiaridad —dijo ella con una extraña sonrisa en su rostro—. Vino hacia mí e instintivamente me estremecí—. al igual que lo había hecho con Graham. —¿Eso es todo? ¿Eso es todo lo que me vas a decir? Se encogió de hombros. por alguna noción ridícula. Juntas. Sólo él puede hacerlo. parecidas. mi labio temblaba. Sam recibió una llamada de dos milenios.

Yo era la rareza. como el mar rojo. después de todo. pero sabiendo lo que sabes. la multitud de gente que había parecido tan celestial y amenazante a la vez se separaron. Por supuesto que estaban curiosos. Sacudió su cabeza. sino más bien curiosidad. y si ella no estaba sorprendida por la forma como se veía. Estaba totalmente cubierta de moretones. especialmente al Electus patronus que nunca soñaría con hacer algo como eso. ¿Qué diablos le paso a mi mano? —Grité. y en un momento increíble. —Con moretones como estos deberías estar sintiendo un 267 . entonces la multitud que ahora nos rodeaba.. viendo lo que hiciste… es muy interesante para ellos. inútil. soy una idiota. quien estaba examinando la gran cantidad de matices que van desde un tono de azul al púrpura más profundo. pude ver que no era ira o miedo lo que sentían. descansando mi cabeza en la mano que tenia libre. Le miré la cara. irónicamente. con el pánico llenando mi interior. y no sabía si era por lo que le había hecho a Lark. Un quejido nació entre la multitud. provocándome una mueca de dolor. colgando de mi brazo. con un profundo seño entre ellas. y la uña de mi dedo índice se había caído—. Fascinante. —él asintió con la cabeza y extendió mis dedos. tratando de ver si todo eso era completamente normal. ¿no? Como un panal de miel. Sólo cuando se acercaron. —Oh. apartándola de Lark. Tus instintos humanos puede que sean una novedad para los que están aquí en situaciones normales. Ella estaba calmada. sus ojos moviéndose tan rápido que me sentí mareada solo con verla.. —La multitud que nos rodeaba murmuró en respuesta. Escuche un murmullo alto. lo hacía porque probablemente yo había cometido un crimen atroz y estaban a punto de caer sobre mí como una plaga angelical. Sacudí mi cabeza y sabía que si mi mano no me dolía. Tomó mi mano. No gritaste. —¿Se suponía que lo hiciera? Lo haré si te hace sentir mejor. inspeccionando mi mano con precisión quirúrgica. Pero pronto volvieron a ser una sola masa cayendo sobre mí como un enjambre de hermosas abejas. tenía el dedo meñique un poco distorsionado.y muerta. —Abrí mi boca articulando las emociones que usaría para producir un grito. Un par de arrugas idénticas se formaron en las esquinas de sus cejas. — Murmuré. y aun. o por cómo se veía mi mano. —Tú no eres una idiota. Yo simplemente había golpeado a alguien que podría haberme matado antes de que cualquiera lo notara. —El patrón es interesante. y giró hacia mí—. Grace —la voz suave que había querido escuchar —pero que al mismo tiempo no quería— susurró en mi oído. Apartó un mechón de cabello de mi cara y me forzó a mirarlo—. Realmente fue un muy extraño.

Solté su agarre y continué: —Viva y bien y usando un vestido. radiantes y estaba sonriendo. no puede ser tan malo. viva y bien. ¡Aparezco con una mano morada cualquier día de la semana. liberando el agarre de mi mano. Te doy un golpe bajo. nada en absoluto. o tengo que pedirle a tu mamá que lo haga? Sé que ella puede curarme un poco. no entiendo lo extraño que es porque justo ahora. quizás porque lo dijo enfrente de tanta gente. ¿Vas a ayudarme.dolor intenso. empecé a sentirme un poco culpable por volver a Robert un objeto de burla cuando en realidad fue mi propia estupidez lo que me provoco estar en este desastre en primer lugar. —¿Podrías arreglar mi mano. Grace. agarrando mi muñeca como si quisiera darle fuerza a su punto. No creo que merezca tenerte en mi vida. Fui atropellada por un carro y dada por muerta. y tú estás preocupada por cómo me siento. ¿Entiendes lo verdaderamente extraño de la situación? —Preguntó Robert. estaban aguados. esta vez de forma amable. Lo miré. Grace. y si no estoy gritando de dolor. En mi mundo. y esperé. estoy de pie en la mitad de la celebración de un matrimonio de gente que trabaja para criaturas míticas que ni siquiera se suponen que deberían existir. y aun así aquí estoy. Liberé mi mano de su agarre. esta vez con mi mano colgando justo frente a su cara—. —La sostuvo justo enfrente mío esperando que la impresión me hiciera volver a la realidad. —“Extraño” es un término relativo. Hizo una mueca de disgusto con la boca y lanzó un gruñido una vez que escuchó mis pensamientos. —Con la mano morada —Dijo Robert. El tono de su voz me hizo analizar la situación por un momento. En lugar de eso. no queriendo ver vergüenza o dolor en sus ojos… o peor. —No me duele. ese último hecho es el epitome de lo extraño. Quizás porque era Sam quien lo había dicho. ¿no crees? Quiero decir. —¿Tal vez olvidó cómo? —Dijo una voz suave que reconocí como la de Sam. entonces no. Mírate la mano. Y otro más cuando se dio cuenta que yo sabía que no le había gustado. por favor? —Contuve mi aliento y la besó. la única cosa que me parece extraña es por qué sólo estas mirando en lugar de estar curando! —escuché algunos rumores de aprobación en el público que nos rodeaba. pero es algo por lo que estoy agradecido. —Respondí al fin. Bueno… realmente era hermoso… —Grace. comenzando por la punta de mis dedos y moviéndose hacia algo que parecían uvas pero que en realidad eran mis 268 .

Fue entonces cuando sentí la mano de Robert acariciando la mía. Incluso asustado.nudillos. Me di la vuelta. Cuando el último morado hubo desaparecido totalmente. los patrones y los colores perdiéndose debajo de mi piel. me di la vuelta para decir mi propia despedida. la marca del primer recuerdo. al igual que una abuela lo haría. Era una No. segura de que estaba complacido con la reacción de la multitud. pero antes de eso. Lo que sea que ellos compartían desde ahora. yo no iba a quitárselos con mis sentimientos. sonriendo tristemente. como ella lo llamaba. Tú fuiste mi primera amiga humana me has dado algo que no había sido capaz de ganar por mí mismo. —No sabía que mas decir. Grace y yo tenemos que irnos ahora. sentí una tristeza egoísta que nunca lograré escuchar de las cientos de historias de ella junto a Robert que sabía que había guardado en su aguda mente. Cerró mi mano y observé maravillada como los colores parecían desvanecerse — como pintura— de mi mano. y siempre estaré agradecido de haber conocido a una persona como tú. Entonces. Miré a Robert. celos o incomodidad. Vine a decirte adiós. pero lo sabía muy bien. Y las lágrimas que no sabía que estaban ahí —que no esperaba— de repente empezaron a salir. quería decirte que has impactado mi vida en muchas maneras. se inclinó y la besó. ¿O era silla de ruedas. y yo sabía lo que significaba. —Gracias Ellie por cuidar de Robert durante todo este tiempo. —Robert. se veía molesto. las formas cambiantes. ¿Qué pasa? Me atrajo hacia él. Ladeó mi mano y sopló en mi palma. — Se arrodilló sobre ambas rodillas. dado que era un momento muy privado para observar. Me besó en la frente. ¿Sam me va a llevar a casa? Él asintió. 269 . Era como mirar un caleidoscopio. quien aún estaba arrodillado. Su cálido aliento me hizo temblar y pensé que esa reacción sí era extraña. no tienes nada de qué preocuparte esta noche. En lugar de eso. pero sabía que — incluso si no podía— cada palabra quedaría grabada en mi mente. —Ellie. y yo corrí hacia ellos. hubiera encontrado la situación bastante irónica. y sonrió—. Intenté escuchar algo más. Miró a Robert. Extraña en verdad. aliviarme. y me arrastró hacia algo. —Sí. y luego me soltó. alguien? era ambas. Me odiaría a mi misma por eso. Ella levantó sus brazos hacia mí. pero en lugar de eso. Le estaba diciendo adiós. —Gracias Grace por asegurarme que Robert ha encontrado por fin su hogar — susurró en mi oído con voz suave. una erupción de aplausos nos rodeó. permitiéndole abrazarme. Los halagos y elogios de todos a nuestro alrededor eran un testamento del Don que él poseía. Si no sabía que ella estaba visionando su destino.

Para mí. Le di las gracias y entré. Y continúe observándola. y eso hubiera sido muy incomodo y extraño. —Bastante. tener a alguien más que te abra la puerta cuando tienes dos… no. es decir. nos pusimos en movimiento. pero su voz resonaba detrás de mí. se sentía como si estuviéramos huyendo. aún cuando Robert me alejó. Que la vida siempre te traiga felicidad inesperada. en lo que Robert me empezaba a apartar.. su rostro lleno de paz. Tan pronto como la puerta se cerró y el conductor estuvo dentro. 270 . hasta cuando ya no pude ver su cara entre la multitud. le pregunte por qué.Ella asintió. Se agitó. Todavía tenemos más de una hora. para estar ahí cuando llegara su tiempo… para hacer algo más que alejarme.. Adiós Grace. Especialmente de ti. sorprendida de que no lo hubieran dejado entrar. no pude evitar reír y devolverle el guiño. Se feliz Robbie. ¿por qué teníamos que irnos? —miré el reloj en el tablero de la consola. Quería liberar mis manos y correr de vuelta hacia ella. estoy harta de preocuparme. —¿Por qué no entró a la fiesta? —Pregunté. —Eso es bueno. querida. Robert sonrió amablemente. Había estado haciéndolo por mucho tiempo. Noté un movimiento en la parte de adelante y me di cuenta que el conductor estaba dormido. y al encontrarlo. Es especial. Y cuida de ella. para hacerle más preguntas. Y eso no me gustaba. notando que decía las diez y quince—. y sabía perfectamente que los problemas te seguían a donde quiera que fueras. cuatro manos perfectamente útiles que lo podían haber hecho por ellas mismas. Confundida. murmurando para mí misma lo innecesario que esto era. Eso era exactamente lo que ella quería. tocó el vidrio. sabiendo que jamás la volvería a ver. Robert disminuyó el ritmo buscado entre los coches el que nos había traído hasta aquí. ¿no crees? Asentí. —Robert. Puedo decirlo con solo mirarla —cuando me guiñó el ojo. me miró fijamente con aquellos ojos azules radiantes como estrellas—. —Porque él solía salir con Hannah. Al acercarnos al estacionamiento. El conductor —quien más tarde me entere se llamaba Thomas— salió del asiento de conductor y abrió la puerta de pasajeros para nosotros. —Porque eso es exactamente lo que es el amor.

Era eso o que estaba en alguna esquina con los restos destruidos de algún otro pensamiento en el que yo realmente me estaba concentrando mucho. lista para esta ronda. Sin embargo está bien. Yo estaba en la esquina ganadora. disgustada por su pobre intento de sarcasmo. sus ojos. fríos como el hierro. A juzgar por el ritmo de su respiración. Fui provocada por alguien que no está actuando como un caballero. Sr. Silencio. —No es de un caballero arrastrar a su cita fuera de la recepción de una boda antes de que tuviera tiempo para despedirse de la novia y el novio. —No me importa si es de una dama o no. lo cual significa que mi mente se había desbloqueado a sí misma una vez más. —Soy un verdadero caballero. No-Puedo-Decirte. todo el tiempo mirando a Robert. así que te sugiero corregir tu propio comportamiento antes de empezar a criticar el mío. Y otra cosa. —¿Thomas? ¿Podrías devolver el auto por favor? Me gustaría regresar a la fiesta — Dije en voz alta. General-sin Mierda. Crucé mis brazos sobre mi pecho. En lugar de eso. —Lo que sabes sobre lo que es y lo que no es un comportamiento angelical no alcanza ni siquiera para llenar un capitulo de una enciclopedia que contenga la historia completa de este mundo. —Dijo al fin. Capitán sabelotodo. furiosa y dolida por haber acabado mi noche sin explicarme porque. Es grosero y completamente egoísta. con ojos que se veían más duros con cada respiración que flotaba entre nosotros. Me miró furioso.Su cara de veía tan relajada que pensé que obtendría alguna respuesta que me ayudaría a aclarar alguna de las preguntas que tenia. —No creo que ese sea el lenguaje de una dama. Tan enojada que ni siquiera me detuve a reflexionar sobre la respuesta que estaba tan acostumbrada a escuchar cuando simplemente lo dije: —De nada. —Le reclamé. y cruce mis brazos. — Dije aturdida. dejándolo desubicado. Y no me estaba rindiendo. pero ni siquiera me moví. lo que obtuve fue: —Gracias por la información. Lo miré. así que no creo que sea necesario que actúe como una dama. —¿Por qué nos salimos? —Pregunté de nuevo. y me sentí muy bien por hacerlo. tampoco es un comportamiento angelical. —¿Y de quien sería la culpa? Eh. con voz suave. porque las enciclopedias ahora vienen en forma de disco y solo hay una de esas. Me miró molesto. sabía que esa era la última cosa que él esperaba de mí. 271 .

—¿Sr Bellegarde? —Dijo una voz dudosa desde el asiento del conductor. Aunque no dijo nada, sabía que le había dicho algo al conductor porque no regresamos a la fiesta. En lugar de eso, aceleramos. No puedo creer que estes huyendo pareció suavizar la dureza de sus ojos. Su Eso de mí. postura rígida se relajó. Eso era un comienzo. qué nos fuimos tan temprano, ¿Por Robert? ¿Qué era tan malo? Me miró y deslizó sus dedos por su cabello. Observé cómo se hacían pequeños espacios a través de las fibras de cabello y sentí un cosquilleo en mis dedos por querer acariciarlo. Aún con lo enojada que estaba,todavía me afectaba profundamente; tuve que multiplicar mis esfuerzos para concentrarme en el motivo de mi rabia porque de otro modo me convertiría en otra de esas locas enfermas que se derriten por él en la clase de Francés. Lo escuché. Conocía ese sonido porque era el único sonido en todo el carro. Era el sonido que me había hecho olvidar por un momento que estaba furiosa con el por sacarme tan rápido. Una risa. —Grace, algunas veces pienso que tu mente simplemente no está equipada para manejar todo lo que piensas y almacenas. Lo miré iracunda. —Insultar mi mente no va exactamente a hacerte ganar puntos conmigo, Robert. Suspiró, riendo una vez más, luego volvió a suspirar. Se inclinó y agarró mi mano. Mierda había olvidado mantenerlas fuera de su alcance. Esta vez rió. —Grace, , lamento que hayamos dejado la fiesta tan pronto. Si te hace sentirte mejor, entérate que conozco a Hannah desde que nació, y la última cosa en lo que estaba pensando era en nuestra partida sin decirle adiós. Retiré mi mano, pero esta vez sin rabia. —¿Ya no importa o sí? No vamos a volver. —Sentí que mi labio inferior temblaba ligeramente. —No, no vamos a volver. —Dijo suavemente, acercándose a mí, sus movimientos lentos para que pudiera ver lo que estaba pasando. Me alejé. —¿Entonces me llevarás a casa? Era como un juego de tira y afloja. Él tiró. —Te llevo a mi casa. Él iba a ganar el juego, porque no me moví. —¿Qué quieres decir con que me estás llevando a tu casa?

272

Se acercó lo más que pudo, y de vedad que era bastante cerca, antes de responder a mi pregunta. —Quiero decir, que te llevo a ver mi casa. Has expresado algunas dudas sobre si existe o no, ¿verdad? —¡Claro!, ¡a tu hermana! — ¿Cómo se habrá enterado? —Ángel. —Dijo, como si esa fuera la respuesta a todas mis preguntas. Volteé mi cabeza, no queriendo ver sus ojos, no queriendo ver esas hipnotizantes líneas en su rostro, que sólo aparecían cuando estaba feliz. Perdería mi tren del pensamiento si miraba sólo una vez. Estaba segura, tan segura de cuál era mi nombre. Escuchando mis pensamientos, lo escuche alejarse, soltando mis manos. Sólo cuando sentí que era seguro mirar, lo hice. Su cara estaba a menos de un centímetro de la mía. Te tengo. De gran impacto, fuego liquido, caliente y fluyendo, me golpeó en ese lugar del estomago en donde no existe la comida, pero sí hay algo más. Ese sentimiento que te provoca mariposas en el estomago. No creo que tenga nombre, solo sé que está ahí, todavía no me era familiar, pero sentía como si estuviera hirviendo, listo para extenderse a cualquier momento. Sabía que estaba fallando mi respiración porque me estaba sintiendo mareada, y no creía que fuera capaz de recordar cómo respirar normalmente hasta que estuvo a una distancia segura. —Robert, estas demasiado cerca, necesitas darme más espacio. —Jadeé. Sacudió la cabeza,y se retiró un poco. Susurre un “Gracias”y respiré profundamente, sintiéndome aliviada y triste al mismo tiempo. Robert frunció el ceño confundido. —¿Qué te pasa, Grace. —No sé cómo explicarlo. ¿Puedes deducirlo leyendo mis pensamientos? —Si no puedes entender tus propios pensamientos, ¿cómo se supone que debo hacerlo? Suspiré, sabiendo que estaba en lo correcto. Había rechazado su cercanía, y aun así necesitaba sentirlo, sentir que estaba ahí en una forma física, sin importar lo confundida que pudiera parecer. Aceptó mi mano, sin rechazarme cuando entrelacé nuestros dedos, y aceptó mi suspiro de satisfacción cuando el coche disminuyó la marcha y entró en un camino de muros a ambos lados.

273

Era inusual, por no decir menos. La mayoría de las casas estaban cercadas con madera, si es que estaban cercadas. Pero eso no era lo que hacía que el muro resaltara. Eran los colores lo que lo hacían. Aun en la oscuridad, podía decir lo brillante que era el blanco, como el color de la nieve recién caída. —¿Está pintado? —Pregunté, sin quitar la vista del gran blanco expandiéndose para rodear el carro. Era realmente alto. No era buena en la medición con la vista, pero no me cabe duda de que era más alto que yo. —No, no está pintado, y mide metro y medio. —Dijo Robert respondiendo a la pregunta que nunca formulé. Miré hacia el frente del vehículo para ver hacia donde nos dirigíamos y para ver si el muro blanco terminaría alguna vez. Reí fuertemente, asustando al conductor, lo que hizo que detuviera el coche. Donde terminaba el muro había dos estatuas. De ángeles soplando unas trompetas, usando unas túnicas. —¿Estas bromeando? —sabía que mi risa aumentaba en sonido y en cualquier segundo estaba segura que me doblaría por la mitad, pero la ironía era demasiado grande para manejarla. Cuando habíamos pasado las estatuas, y cruzado una puerta de hierro forjado que no había visto, me enjuague las lágrimas que habían surgido con la risa espontánea—. ¿Por qué tienen estatuas de ángeles en la entrada? Él sonreía divirtiéndose por el hecho de que yo encontrara divertida la situación. —¿Demasiado obvio? —asentí, tratando de contener la risa desenfrenada que se había apoderado de mi cuerpo—. Bueno, es el hecho de que es tan obvio lo que trabaja para nuestra ventaja. Aparte de unas pocas diferencias, no nos vemos muy diferentesde los humanos,ni tampoco nos comportamos muy diferente. Básicamente “ocultos a plena vista " —Dijo, con voz muy satisfecha, como si se tratara de un gran golpe. —Sabes que las diferencias entre nosotros están lejos de ser sutiles. —Comencé. —Por un lado, sus ojos no son humanos. Nadie tiene los ojos como los de ustedes. Luego están sus caras. Son perfectas. Nada es demasiado de esto o aquello. Todo es proporcionado simétrico. De alguna forma, su voz logra colocar a todos alrededor en algún tipo de trance. Sé que no lo hacen a propósito. Solo… lo hacen. Lark lo llama “encanto”. Cuando hablo, la gente se cubre los oídos y huyen gritando, pero contigo, ellos saltarían de un puente en la ropa interior de sus abuelas si dijeras que es algo interesante a la vista. Al fin sonrió por eso último, y luego presionó su mano contra mi boca. —Shhh, ya llegamos. El coche se detuvo en frente de una inmensa casa. Había una sencilla puerta azul. Estaba flanqueada por dos candelabros de hierro forjado que resplandecían. Robert

274

esperó hasta que el conductor puso el coche en el estacionamiento, y abrió la puerta, no queriendo esperar a que el conductor lo hiciera. Aún sostenía mi mano, y me llevó a través del asiento hasta afuera del coche, mis pies aterrizando en el concreto. Me tomé mi tiempo observando la casa. Era de dos pisos, con dos grandes ventanales al frente, uno en cada lado de la puerta. En el segundo piso había lo que parecían oscuras persianas azules con cristales y otra ventana justo sobre la puerta. Por alguna razón había algo extraño, tal vez era esa ventana que parecía fuera de lugar, a diferencia de las otras, vez porque se extendía hasta lo que podría ser el ¿tal garaje? Robert tiró de mi mano. —¿No quieres ver lo que parece en el interior? Negué con la cabeza, de repente me sentía muy nerviosa. Me miró, perplejo. —¿Por qué? —Porque estamos solos. —Le dije con timidez. Lo que parecía agradarle mucho, porque me deslumbró con una sonrisa brillante. —Tienes mi promesa de que voy a comportarme como un caballero, Grace. Y, sabiendo que estaba diciendo la verdad, acepté la mano que me ofrecía con gusto y nos adentramos por la puerta azul.

275

Debilidades
Traducido por LizC y kuami Corregido por ginabm

i visita guiada a la casa de Robert se había llevado a cabo como si fuera una compradora potencial, y él un agente en busca de ganarse una abultada comisión. Abrillantaba poéticamente todo, desde los pisos hasta el techo; incluso elogio los interruptores de las luces. Terminamos la visita en la cocina, y estaba muy impresionada con ella; parecía más grande que toda la mitad inferior de mi casa. —Este es exactamente el tamaño de la cocina que creo que sería necesario para alimentar a Graham —bromee, a sabiendas de que incluso la cafetería de la escuela probablemente no era rival para su afición por comer—. ¿Qué te parece? —Me volví hacia Robert y espere su respuesta. No estaba allí. —¿Robert? ¿A dónde te fuiste? Caminé por un pasillo estrecho que asumí era la despensa del mayordomo, y termine en el comedor. Ignore los muebles en la sala, ya habiéndolos visto a través de la sala de estar, y dirigiéndome hacia allí. —¿Robert? Me paré en medio de la sala de estar de los Bellegarde, rodeada de sofás blancos y mesas de cristal, y no podía dejar de mover la cabeza en la imposibilidad de la misma. —Robert, ¿a dónde fuiste? —Llamé de nuevo. Miré el reloj digital que brillaba en la caja de plata que me di cuenta era la caja de cables, y jadee. —¡Robert! ¡Tengo exactamente tres minutos para llegar a casa! ¡Baja aquí, ahora mismo! —Grité. Cuando el siete digital se convirtió en un ocho, corrí hacia la puerta, lanzándome a abrirla cuando llegué allí, y salí corriendo. No sabía a dónde iba. Lo único que sabía era que estaba a dos minutos de estar en serios problemas, y tendría que ir allí a pie.

M

276

Corrí hacia la verja, saltando en un pie cuando me saque mis sandalias. Las lancé a través de las barras, me subí la falda del vestido, y comencé a subir. Estaba casi en la cima, cuando alguien forzó mis manos. —¿Qué? Un par de brazos estaban alrededor de mi cintura, y el suelo estaba más y más lejos. Y entonces, todo lo que podía ver eran los árboles. Me retorcí frenéticamente, buscando con mis brazos, mis manos arañando. —¿Robert? —¿Sería alguien más? Suspiré y me relaje. Luego grité, porque estaba cayendo. —¡Robeeeeeert! Con un sonoro aterricé en sus brazos. Instintivamente, me sujeté a él, mis “umf”, brazos encerrándose alrededor de su cuello, mi cara presionada fuertemente contra su pecho. —Lo siento. Necesitaba un mayor agarre sobre ti y tú te estabas retorciendo demasiado. —Murmuró en mi oído. Podía sentir sus suaves labios sobre mi cabello, y sabía, sólo sabía que estaba sonriendo. —Creo que mi corazón cayó en algún lugar por encima de tu camino. —Murmuré en su camisa. Se rió en voz baja, acariciando mi cabello mientras lo hacía. Ninguno de los dos habló durante un rato después de eso; el único sonido que oía era la ráfaga de viento cerca de nosotros a medida que viajábamos a una inmensa velocidad. Cuando finalmente habló, se rió en voz baja, acariciando mi cabello mientras lo hacía. —Ya casi llegamos. Estaba a punto de preguntarle qué quería decir cuando me di cuenta de que ya no estábamos moviéndonos. Puso mis pies en el suelo, sin desenvolver mis brazos de su cuello, y poniendo mis sandalias en mis manos. Me dio una mirada una vez más, y luego se volvió a mí alrededor. Estábamos de pie en la puerta de mi casa. —¿Qué tan rápido íbamos? —Jadee. —Rápido. Muy rápido. Ahora abre la puerta antes de que me conviertas en un mentiroso. —Puso una mano en mi cabello, y luego la quitó muy rápido. Abrí la puerta, volviéndome para mirar detrás de mí, pero no había nadie allí. —¿Robert? —Susurré. —¡Entra a la casa! —¡Cobarde! —Susurré. Para echar una mirada más detrás de mí, y luego cerrar la puerta. —Grace, ¿eres tú? —Oí que alguien llamaba.

277

—Sí, papá, soy yo. Oí los resortes de la silla dar paso, y me volví para ver a papá de pie en su bata en la parte inferior de las escaleras. —Bueno, estás en casa a las doce en punto. Ese Robert es muy puntual... Sonreí con timidez. —Sí. Sí lo es. —Entonces, ¿dónde está? No sólo te dejó y se fue, ¿verdad? Negué con la cabeza, incapaz de conseguir que mi lengua cooperara y de hecho formara las palabras que sabía que serían una mentira. Papá me miró a la cara, luego miró a la puerta. —Entonces, ¿qué pasó con él? No lo golpeaste, ¿verdad? Comencé a reírme, el sonido empezó a salir en jadeos histéricos, y rápidamente tapé mi boca con mi mano. Mi mano derecha. Mi mano, sin-yeso que se suponía que estaba rota. —¡Perdiste tú yeso! —gritó papá, señalando con sus dedos a la evidente falta de yeso en mi brazo—. ¿Por qué está fuera de tu brazo? Traté de pensar en alguna buena excusa, pero mi boca se movió antes de que mi cerebro comenzara a funcionar a toda marcha. —Robert lo quitó —al ver su cara sorprendida, rápidamente agregué—, está perfectamente bien, papá. ¿Ves? Puedo usarlo, no me duele ni nada. Creo que los rayos X se equivocaron y me pusieron el yeso antes de tiempo. —Incliné mi brazo y moví los dedos delante de él, como si eso fuera suficiente para convencerlo. La cara de papá era de un tono muy distinto del rojo rosado. Más tarde busqué el nombre del color y descubrí que se llamaba pardo rojizo. —¿Él te lo quitó? ¿Con qué? Eso me dejó perpleja. Abrí la boca para decir algo, cualquier cosa que no fuera la verdad, y sin embargo, aún así salió. —Con sus dedos. —¿Por qué no podía decir una mentira? Apreté mis dientes, no queriendo decir otra palabra, sin importar lo que me preguntara. —Grace Anne Shelley, este no es momento para bromas. ¿Dejaste que cortara ese yeso y lo sacara fuera de tu brazo? Negué con la cabeza, obligando a mi mandíbula a permanecer cerrada. —Voy a llegar al fondo de esto, Grace. Esto es muy grave. Si tu brazo todavía está roto…

278

—¡Pero no lo está! —Protesté, una vez más moviendo mi brazo alrededor para demostrar que no lo estaba. Sacudió la cabeza y señaló hacia las escaleras. —Ve arriba. Voy a pedirte una cita para mañana, para ver a tu médico y averiguarlo por mí mismo. No me molesté en tratar de decirle que mañana sería domingo. Simplemente hice lo que me dijo, y maldije en silencio a Robert por haberme dejado a mi suerte después de evitar mis preguntas, al mismo tiempo. Quería pisar muy fuerte, pero no quería despertar a Janice. Quería hacer muchas cosas, pero simplemente abrí la puerta de mi dormitorio y entré, cerrándola detrás de mí. El suave resplandor de la luna me permitió la suficiente luz para hacer mi camino por la habitación. Arrojé las sandalias que se encontraban todavía en mi mano —la mano que probablemente me había conseguido castigar porque no estaba rodeado de yeso— en el suelo junto a la cama y camine hasta mi tocador. Saqué unos bóxers y una camiseta y los arrojé sobre la cama detrás de mí. Me senté a los pies de mi cama, y miré hacia el espejo. —¡Gaaaah! —Chirrié. El suave brillo blanco no venía de la luna. Venía de la persona que estaba sentada en mi cama, y quien se veía demasiado cómodo para mi gusto. Salté fuera del colchón, dando la vuelta y quedando de espaldas a mi vestidor, mi corazón latía con fuerza en mi pecho. Miré a mi ventana. Estaba cerrada todavía. —¿Cómo llegaste hasta aquí? —Susurré. Señaló a la ventana. Miré de nuevo. Esta vez pude ver que estaba entreabierta. —¿Hiciste esa cosa de la neblina? —Susurré, mi aliento saliendo en ráfagas cortas. Él asintió con la cabeza, y luego sonrió. ¿Por qué estás susurrando? —¡Porque no quiero que mi papá escuche! —susurré con ira—. ¿Por qué estás aquí? Quería pedir disculpas. —¿No podrías haber esperado hasta mañana? —cuando él negó con la cabeza, agregué—, ¿o por lo menos hasta que me haya cambiado de ropa? Levantó las cejas, la expresión de su rostro era de confusión. —Voy a ir a cambiarme en el baño. —Murmuré.

279

eché un buen vistazo a mi reflejo. Había tratado de hacerme quedar tan presentable como era posible. teniendo cuidado de no abrir demasiado mi puerta. —¿A todas ellas? Sí. y me volví para encarar a Robert. Robert. y las coloqué en su regazo también. y luego me agaché para recoger las sandalias que había arrojado sobre el suelo. Después de cerrar la puerta y encender la luz. —Tiré el corsé y el vestido en su regazo. y suspirado. Demasiado malditamente perfecto. La cerré y me metí al baño. Recordé que él había tocado mi cabeza. Cerré la puerta suavemente. —¿Por qué dejamos la recepción antes de tiempo? Me sentí incómodo. sabiendo que papá estaría allí esperándome. También sabía que su presencia cuando papá descubriera que faltaba mi yeso no habría ayudado en lo más mínimo. —Ugh. fui capaz de cambiarme rápidamente. Y lo siento. Decidiendo que permanecer en el baño no sería exactamente una buena idea. —No trates de endulzarme. empecé a cambiarme. Luego me senté a los pies de la cama. Maldición. Te ves hermosa enojada. Él sonrió ante mi ceño fruncido. Ni un solo pelo fuera de lugar. Demasiado perfecto —murmuré para mí misma—. —¿Te sentiste incómodo? ¿Por qué? 280 .Lo dejé sentado en mi cama. corrí a mi habitación. Fue una lucha conseguir que la cremallera en la parte posterior del vestido bajara. Satisfecha. pero me las arreglé para tirarla hacia abajo lo suficiente para que el vestido se viniera abajo con unos cuantos tirones. Mi cabello se veía inmaculado. —Está bien. No más huidas. crucé mis piernas. Me había dejado sola en mi puerta para protegerme. Robert. Mi mandíbula cayó abierta. Me quite la joyería y. me relajé. y me enfrenté a él. ¿Vas a contestar a mis preguntas? Sí. No estoy de humor. Una vez que había ganado la batalla con la cremallera. después de cepillarme los dientes y lavarme mi cara.

seguramente sabría cómo moverse por todo el problema de “su tiempo”. 281 . Robert! Es como dijo Ellie. saber que tengo esta increíble habilidad y no ser capaz de usarla para salvar a un niño. —¿Cómo la mantuviste con vida hasta esta noche? No lo hice. y no sé a quién puedo o no puedo curar hasta que lo intento. —¿Quién? —Pregunté. eres especial. Él asintió con la cabeza.Porque no quería una audiencia mirándome... Lo hiciste tres veces. —Pero eso podría suceder. Alguien más lo hizo. no me gusta tener personas viendo lo que puedo hacer por los demás. un padre. —Querías ayudar a mantener a Ellie viva. Espero no tener que averiguarlo. —¿Y es por eso que sientes que es una maldición? ¿Debido a que podrías no ser capaz de curar a alguien? Porque si lo es. Si había alguien más que podía mantener a alguien vivo. aunque fuera por un día más. es una razón muy tonta. Miré a mis manos en mi regazo. un amigo por la sencilla razón de que era su tiempo. Grace. pero para mí. Mi capacidad de curación puede ser vista como un regalo para ti. No puedo sanar a todos. Él asintió con la cabeza. una repentina tristeza cubrió su rostro. —¿Pero por qué? ¡Tienes un Don. ¿Estás diciendo que podría haber un momento en que no serás capaz de hacerlo? Sus ojos se veían rígidos. es casi como una maldición. Podía sentir las arrugas en mi frente mostrando confusión. hubiera podido mantenerla con vida durante otro siglo. No puedes empezar a comprender la inmensidad del sentimiento de impotencia que es. No puedo decirte quién fue. Lo miré fijamente. —Pero me curaste. mi mente no comprendía lo que acababa de decir. No tenía sentido para mí que la capacidad de curar a alguien de alguna manera pudiera ser una cosa mala. Levanté mi cabeza para mirarlo. La forma en que dijo amigo me hizo pensar en Ellie. Grace. incluso entre tu propia clase. lo Si habría hecho.

Aunque. —Murmuré. Estabas jugando. Eso es lo que no entiendo. Ya lo sé. Eso nunca estuvo en cuestión. Con la única cosa que lo puedo comparar es con la seda de una araña. Ya lo sé. Sin embargo. Esperaba que aparecieran moretones.. mis manos apretadas en puños traicionando mis palabras. Y sin embargo… 282 . y no puedo romper esa promesa. Mi piel. —Pero eso es exactamente lo que se siente. Pero no cede igual que tu piel lo hace. —Mi mano no terminaría pareciéndose a un gran arándano si golpeara una tela de araña. —Jadee. como la tuya. es flexible y suave. Grace. —¿Qué quieres decir con que no sabes? ¿Y por qué no me duele? No lo sé. —¿Qué le pasó a mi mano? No lo sé. Pero. Lo miré. No deberías saber lo que atacarnos haría. —Estúpidos protocolos de ángeles. —¡No ataqué a Lark! —Protesté.. Sólo duele igual. la piel de cada ángel es así. muchísimo más fuerte. aunque sea suavemente. Pero no lo fue. No. —Bien. Es más fuerte. Es como un intrincado tejido fabricado con seda de araña. por supuesto que no.—Pero dijiste que ibas a responder a todas mis preguntas. la seda de araña es la fibra natural más fuerte en el mundo. Mucho. El golpear a Lark. ¿Tienes más preguntas? Asentí con la cabeza. debería ser como si golpearas una viga de acero. porque seamos sinceros. esperando encontrarte dando con la suave carne humana. aunque sea en juego. Es más fuerte que el acero. Él asintió con la cabeza. No se supone que sientas que golpeas una viga de acero. eso sonaba ridículo. incrédula. Oí eso. No puedo contestar esta pregunta. Robert. Incliné mi cabeza hacia un lado. cálida y blanda. Hice la promesa de que no iba a revelar quién fue. golpeaste a Lark. ¿Cómo puedo explicarte esto para que entiendas? Cuando nos tocas. sientes piel suave. —Pero no lo sentí así.

y eso probablemente no habría ido tan bien.—No sentí nada. por lo menos. ¿Es su habilidad o algo así? ¿O es porque soy alérgica a los idiotas? Su cuerpo se estremeció de risa en silencio antes de que una media sonrisa se formara en su rostro. Lo sé. Sam es un mentor y un amigo. Sin embargo. pero no recordaba haber tenido moretones que se parecieran a eso. tampoco. vacío. 283 . —¿Me rompí la mano? Él negó con la cabeza. La amistad. pero el sonido fue casiNo te agrada Sam. No sé por qué. Había tenido muchos rasguños y moretones cuando niña. ya sea ofreciéndome asesoramiento. y no quería pensar que alguna vez mi ángel se pudiera sentir de la manera que yo lo había hecho cuando no tenía a nadie. sin realmente agradarme Sam por ayudar a Robert a entender por lo qué está pasando. —¿Debido a que no has recibido la llamada todavía? Una leve inclinación de su cabeza y un suspiro me respondió. Es mi hermano en todos los sentidos de la palabra. No lo entiendo. Siempre ha estado ahí. Bueno. Grace. feliz de que tuviera a alguien a quien pudiera recurrir. —Simplemente no me siento a gusto cerca de él. La forma en que los patrones de tus hematomas se formaron fue muy diferente también. ¿Qué será lo próximo? Llevé mis rodillas hacia arriba y apoyé mi barbilla en ellas. pero al mismo tiempo. Si lo hubieras hecho. Él es más que un amigo. Él asintió de nuevo. habría sido tomado por todo el mundo en la boda como un signo de agresión hacia nosotros. —Así que. excepto genéticamente. Me acordé de la forma en que Lark lo había descrito como parecido a un panal de miel. o simplemente apoyo cuando me he sentido perdido e impaciente. eso era bueno. Lark dijo que él tendría que decirme que es lo que hay acerca de él que hace eso. entre los humanos o ángeles. ¿Sam te ayuda a lidiar con eso? —Pregunté. podría significar la diferencia entre la depresión y la felicidad. No utilizaste la suficiente fuerza. —Vaya. No estás sola en tus sentimientos. —¿Por qué Sam y tú son tan cercanos? Se echó a reír. pensando en qué otra cosa era lo que quería saber.

Sí. —¿Cuándo se supone que se debe ir Ellie? ¿Su familia lo sabe? Robert negó con la cabeza. al menos tratar de verlo bajo una luz diferente. Y gracias por. Robert se echó a reír en silencio. El tono con el que Robert había dicho “noche de bodas” hizo parecer como si Hannah fuera una vir… Lo es. lo hizo. Grace. ya que su abuela lo hacía. 284 . sacerdotes − cuando saben lo que somos. Puede ser molesto pero entendemos. Quería que Hannah pudiera disfrutar de su noche de bodas. − Yo no –no podía simplemente no podía creer que alguien compartiera ese tipo de información con otra persona. el ex novio de su abuela nada menos! ¡Y con Robert se echó acreas o no. verdad? ¿No habíamos llegado ya a ? a un ángel abordar las consecuencias de golpear Conversaciones como ésta no ocurrían con cualquiera. —¿Por qué Hannah no puede saber? Se supone que es uno de sus protectores. Sentí una abrumadora sensación de tristeza apoderándose de mí. Pero ¿qué otra cosa cabía esperar de mí. Mi boca se abrió más ampliamente. —Bueno. pasar antes de que salga el sol. punto para la chica humana. ¿Sabes cómo me llama? ¿Lo que hace más fácil para ella hablar conmigo? —¿Robbie? —Por qué no. pero Ellie lo quería de esta manera. Ella me llama Abuelo Bob. El gruñido que salió de mí era uno que no podía creerlo. Incluso Lark se niega a hacerlo. — ¿Y cómo puedes saber algo así? Ella me dijo. sorprendida de que él pudiera saber tal cosa. Su hija será informada a través de los normales métodos humanos. él me ayuda a lidiar con eso. y Hannah la encontrara tan pronto como Ellie haya pasado. pero no. Las personas tienden a vernos como Lo reír. su familia no lo Va a sabe. Sonreí. sintiéndome extrañamentevertiginosa ante tal cumplido poco convencional. Ya estás muy por delante del juego. ¿cierto? Sí.

Entonces. Él rodó sus ojos con mi broma. después de todo. realmente a verdad quedé en silencio mirándole. Robert? cara No sé cómo me siento. no era mi intención hacerte daño o darte celos por mencionar a Graham. fría y plana. Lark me lo había dicho. Grace. recordando la última cosa que había estado en mi mente antes de la desesperada necesidad de llegar a casa. una vez más. Él volvió su mirada de acero. se refieren a como él me llamaría a cambio. Nunca he sentido esta emoción antes. ¿Estás celoso. volví mi cuerpo para enfrentarme a él. ―Robert. dijiste que contestarías todas mis preguntas ―le recordé. por favor. sobre todo pronto. ―¿Por qué me dejaste en la cocina? Él apartó la mirada hacia la ventana. cuando al darme cuenta de lo que había pasado me dio una bofetada en la ―. 285 . ―Robert. Las cosas que a mí me gustaría llamarle eran demasiado familiares e íntimas para el momento en el que estábamos.. Había marcado nuestra relación. Creo que hay otras cosas que podrías llamarme que sonarían mucho más agradables. te he traído a mi casa. y de todas las cosas que me habría gustado llamarlo. pudiera olvidarse Quiero saber. ―De todas las tonterías… ―me Me quedé de piedra. Atónita. Y sabía que tenía que tomar una decisión sobre él. que puedes leer mi mente.―Abuelo Bob. No puedo dejar de estar enojado contigo por haber causado esto. y vi su mandíbula sobresalir con terquedad. No estoy disfrutándolo.. pero no la apartó cuando la estreché con la mía.Una sonrisa se formó en mis labios y no podría ayudar. Le vi flaquear cuando alcancé su la mano. y como mi cocina le haría feliz. la vena en el cuello cada vez más gruesa por la tensión que esta nueva emoción le estaba dando. un testimonio de mi vergüenza. pero en cambio hablas de alguien que rompió tu corazón. Quiero decir. todas eran imposibles hasta que yo hubiera tomado la decisión acerca de qué era lo que yo quería saber. Él no respondió cuando la apreté. Podría llamarte así de ahora en adelante. Imposiblemente. La sola idea fue suficiente para hacer que la sangre inundara mis mejillas. pero podría empezar a probarlo. Yo… yo pensé que me habías entendido hasta ahora. con la mandíbula sobresaliendo aún más. Me puse de rodillas y me metí en la cama con él. como si él ―. Porque te he traído a mi vida. Creo que suena bien. sobre Graham. y tú decides no hablar de un futuro conmigo. Su luz blanca se volvió un marcado color púrpura.

le dije las palabras que le había dicho hace dos meses a otra persona. con un extraño sentido de DejaVu. Decírtelo es suficiente en este momento. Él no sería capaz de curarme un día. No necesito escucharlo. Así. no en mi corazón. Yo le había hecho daño sin saberlo. Miré el reflejo de su luz que rebotaba en el vidrio y suspiré. con los ojos inmóviles. Esperaba algún tipo de reacción. Robert. sino con alegría. y no sería capaz de posponer mi muerte si eso era mi destino. sino en mi alma que no tenía ninguna razón para la duda. Su cara estaba muy quieta. Decírtelo es la única cosa que me hará sentir mejor. sin saber qué más decir o hacer. que continué pero incluso si no lo hubieras sentido. nada. no cambiaría la manera en que me siento por ti. No tienes que responderme. con mi corazón sintiendo un latido familiar a medida ―. Yo simplemente ya no podía guardar lo que sentía en el interior. ―Robert. pero también pode ver el dolor y la confusión que sentía en ellos. Puse mi mano en su corazón. Te amo. sólo el silencio. no con pesar. también era un hombre. el latido de su corazón al mismo ritmo que había 286 . no había visto que se trataba de imágenes que ahora veía de nuevo. pero no siento lo que estás sintiendo por mí―le dije en voz baja. simplemente no podría enfrentar mi futuro si no dejaba de lado mis temores. y le había hecho daño cuando no me había dado cuenta de que él había visto mis pensamientos. Las expectativas que había depositado en él inconscientemente habían sido demasiado altas. visto las imágenes y los sueños que había tenido de un futuro romántico con Graham.No me miró. en cambio se centró en alguna cosa inadvertida fuera de mi ventana. y puse mi cabeza en su pecho. lamento que te sientas tan extraño. hasta que mi cara estuvo a unos centímetros de distancia de la suya. había dado por sentado el hecho de que mientras él era un ángel. sólo que esta vez. sabía que no iba a sacar nada de él. intentando determinar si tendría el suficiente tiempo para acercarme antes que él saltara. sobre todo cuando existía la posibilidad de que no tendría tanto tiempo con Robert como me gustaría. sino con él? En la reunión de esta noche Ellie había puesto un montón de cosas en perspectiva. ―Murmuré. Me arrastré rápidamente. ¿Cómo podría él no saberlo. Te amo. Te amo. Acorté la distancia entre los dos. ―Supongo que escondo mis pensamientos mejor de lo que pensaba. ―Te amo. por el miedo rechazo. porque el futuro en las imágenes no estaba con Graham. no tenía dudas. Pude ver que sus ojos eran fríos y duros. Después de mil quinientos años de dominar el arte del secreto. esta vez sabía. Oí su respiración. helados con su ira. con un corazón y una mente.

felices y satisfechos. Es por eso que no quiero perder el tiempo preocupándome por lo que no digo. y pude ver el pálido reflejo de los dos en el espejo sobrela cómoda. Sólo fue cuando oí su suspiro. para nada.. ¿Cómo de decepcionada debes estar de mí? ―No estoy decepcionada ¿Cómo podría estarlo? Todavía Negué con la cabeza. y oí la manera en que mi corazón parecía seguirlo. Robert. o lo que quiero decir. y no podría creer que había pasado sólo unas horas desde que los dos habíamos estado bailando. una vez que consiga la llamada. Me recordó a los cristales y flores que decoraban la recepción de la boda. Él puso ambas manos sobre mi cabeza entonces. y la levanté para mirarle de nuevo.. No soy tan tonta como para pensar más allá de hoy. Fue suficiente para mí. Grace. Su luz.. el brillo moviéndose muy ligeramente con cada respiración irregular que yo tomaba. Lo único que Sonreí con tristeza en la oscuridad. Yo no sé si puedo darte todo que quieres. y eso es todo lo que necesito.tamborileado durante tanto tiempo. Así que enredada en mis pensamientos ya no sentía sus brazos alrededor de mí. Es posible que te tenga para siempre. Apoyé la cabeza hacia abajo en su pecho y cerré los ojos. no te fuiste. No exactamente de acero líquido. suspirando cuando él comenzó a acariciar mi cabello de nuevo.. quiero es pasar tanto tiempo contigo como sea posible. o sentía su mano acariciar mi cabello. sé que tendrás que dejarme algún día. y definitivamente no helados. no puedo garantizarte si podré permanecer aquí. Grace. iluminando suficientemente mi cara para mostrar el brillo de las lágrimas que se apoyaban en el puente de la nariz. estar contigo. Robert. Bajé la vista hacia el pie de la cama. pero la única garantía que tengo. Lo único que quiero es que seas tú. que me di cuenta que ya no sólo estaba recostada con él. y que sólo me queda el ahora. al mismo tiempo que se aceleró cuando volví a pensar esas tres palabras. No sé si puedo ser todo lo que quieres que sea. Observé cómo el resplandor purpúreo se aligeraba convirtiéndose en un naranja intenso. Ya no. Lo siento.. estás aquí. Llegará un momento en que te tendré que dejar. sino que estaba siendo abrazada y confortada. Simplemente no me des la espalda. ¿De acuerdo? —Sus ojos eran más suaves. ―Tengo diecisiete años. necesito disculpas. debilitada por sus ropas. Una vez que consiga mis alas. la ingesta de su respiración a través de su pecho.. es que te tengo en este momento. ―No Levanté mi cabeza para mirarle. 287 . pero no acero. no. Porque sé.

otra pregunta? Él asintió con la cabeza. y me odié por ser la causa. Él ―. y lo imaginaste a él en cambio. Y te lo dije. pero de alguna forma. y deplorablemente ignorante ―gimió. acercó mi cabeza a la suya. Quizá es porque nunca he tenido realmente cualquier tipo de competencia antes. torciéndolo con dulzura. pero si no. ahora llevaba una sonrisa de suficiencia. respiración. él puso su mano en la cama para asegurarse 288 .. y es difícil estar en tu mente cuando uno se siente como si ni ―Podía sentir la tensión en su cuerpo y el dolor siquiera fuera una parte de ellos. ―Robert. Él levantó la mano para peinar un mechón de mi cabello detrás de mi oreja. Creo que tú y yo habríamos terminado aquí. por eso dolió tanto cuando me rechazó. y con él. suspirando por él.. aunque fuera provisionalmente. yo quería que vieras por ti misma mi casa. pero nada más que como un amigo. De cualquier manera. ―¿Puedo hacerte Me acurruqué en sus brazos. creo que todavía estaría sentada en casa. La cara de Robert. Eres la única persona que ha sido en mi vida. ―¿Por qué nunca has sentido… es decir.―Eso suena muy maduro por tu parte. que me había parecido tan dolida hace apenas unos minutos. no era exactamente lo suficientemente valiente como para articular más allá de eso. haciéndonos rodar a los dos hasta que ambos estuvimos en nuestro lado uno frente al otro. envolviendo sus brazos alrededor de mí una vez más. Tal vez no de esa manera. Él cambió de posición. sabía. Nunca dejaré de amarle. y me negué a pestañear. Siempre lo he sabido… procesaba lo que acaba de decir. Graham ha sido una parte de mi vida desde que estábamos en pañales. y me besó en el cabello antes de dejarme ir. creo que él siempre será una ―mordí el interior de mi mejilla mientras parte de ello. simplemente si no estaba allí en absoluto era como si un pedazo de mí se hubiera perdido. que se mezclaba con sus palabras. un desafío. Grace. dondequiera que mi vida me lleve. mirar en sus ojos cuando ― continué: Lo sé ahora. no sería capaz de hacer ―Contuve la esto. suponía que iba a estar en mi vida. ―¿Por qué no he sentido celos antes? No lo sé. Él llena tus pensamientos. satisfecha y aliviada. sé que se supone que él está en mi vida. Grace. hablando por primera vez Pero me alegro de que te sientas así. la forma en que pensé que quería en ese momento. incluso cuando él rompió mi corazón. mientras él continuaría saliendo con Erica a mis espaldas. Si no. Y valiente. Lo quiero. un pensamiento formándose ―. ¿por qué ahora?que el resto de mi ―Pensé pregunta. Levanté la cabeza de nuevo para poder ver su cara. Cualquier cosa. Te lo imaginaste en mi casa y no a mí. y creo en mi mente que. me alegro de que Graham fuera demasiado ciego para ver qué era lo que estaba perdiendo por elegir a Erica.

Entonces me aparté. Nunca entendí por qué se utilizaba la palabra "manosear" para describir la forma en que las manos tocan un cuerpo durante las escenas íntimas hasta que mis manos estuvieron haciendo precisamente eso. como si admitiera finalmente que lo que sentía me había hecho estar en más sintonía con él de alguna manera. y si hubiera estado en otro sitio. redondeando la curva de mi mejilla lentamente. y si besarte es la causa de que tengas dificultades. y podía sentir las llamas titilando hacia las extremidades con las que yo estaba luchando desesperadamente para que no se movieran. pero no pude. como si fuera un mapa. Mis manos volaron hacia su cuello. más la mano que estaba buscando cada ángulo y cada curva de mi rostro. deteniéndose para tocar mis labios con las yemas de sus dedos. Sus labios no eran insistentes. sus labios. La respiración es una necesidad de seres los humanos. con cuidado. el corte de su ropa. Era más. suaves. Era como si el mundo se hubiera caído alrededor de nosotros.cuando él se inclinó hacia mí.. no hubo tiempo para decirle a mi cuerpo qué hacer. Poco a poco. Robert se rió suavemente de mis pensamientos. La respiración era simplemente una distracción. me tomó completamente por sorpresa. No eran exigentes y no cualquier cosa menos suave y apacible. porque necesitaba respirar. Esta vez. no con ganas de pegarme a él. Quisiera decir que fue mágico. también. la forma en que reaccioné. Su pecho subiendo y bajando con bastante rapidez. haciendo maravillas por distraerme. Pero no tenía frío. ¿Crees que la respiración es una distracción? ―Creo que eres una distracción ―respondí. ávidas de la sensación de su piel. Se sentía casi primitiva. el fuego se inició dónde nuestros labios se unieron. hubiera dado cualquier cosa por ser sólo eso. porque que Dios me ayude si alguna vez elegían serlo. dónde el ángel se encontró con el mortal. Y. que vi el arco iris y el polvo de hadas o algo fantástico así. tal vez tenga que abstenerme de hacerlo de nuevo. no hubo ninguna preparación. Sabía que el vértigo que sentía no era por falta de oxígeno. encontraron el camino hacia los míos. difícil en este momento. la textura de su cabello. sino porque algo había cambiado entre nosotros. y todo estuviera congelado en el hielo. pero pude ver por la forma en que estaba respirando que no era la única que se había visto afectada. sin querer parecer fuera de control porque en ese momento. Estaba en llamas. significaba que tenía que respirar también Él rozó un lado de mi cara con el dorso de su mano. cálidos y perfectos. es tan difícil! La suave risa que llenó mi habitación. Mucho más. ―¡No Di un grito ahogado con su pensamiento. la cara. como si hubiera quedado sin aliento. incluso podría haber gruñido.. Pero 289 . tratando de recordar que la respiración ―. y cuando él se inclinó y sus labios tocaron los míos una vez más. Respirar es. también.

buscando la luz familiar. Yo estaba intrigado. y los dos reanudamos nuestras posiciones anteriores de lado y uno delante del otro. No estoy seguro si podré. ―Está bien. con Robert. pero ¿durante cuánto tiempo hasta que lo diferente se convierta en aburrido? Robert sonrió cuando me bajó sobre el edredón. No había sido abierta. sentí una sensación de cosquilleo cerca de mis pies. — Murmuré. y me estrellé contra una pared en forma de ángel. ―Murmuré. —¿Por qué buscas en tu armario? Me di media vuelta. Estaba muy avergonzada en mi primer vuelta a mi cama. hecho sentir cosas que Me has 290 . pero con la oscuridad no podía ver nada. pero no vi nada. mi voz apagada cubrió mi sorpresa ante el espacio cálido y vacío en mi cama. Me arrodillé en el suelo y miré debajo de mi cama. Poco ―¿Robert? Susurré. me levanté. ―. Buenas noches. Vuelve a la cama. si alguna vez me aburriré No sé Se acostó contigo. Sólo estaba comprobando. La pared empezó a agitarse con una risa callada cuando me envolvió y me llevó de ―Estas riéndote de mí. Vi como ella se fue. Quería asegurarme de que estabas bien. Miré hacia abajo. ―¿Grace? ¿Estás bien? ―Janice preguntó en voz baja Oí unos ruidos aquí. En cambio. y la puerta de mi habitación se estaba abriendo lentamente. sentí que mi cara caía en la colcha de mi cama. ― a poco. ―Mmmm-mihhh.yo no estaba en ninguna otra parte. me encabecé hacia el armario. hecho esto antes. agitando los brazos alrededor instintivamente para atacar a la ―Has voz. por lo que sin otra opción salida. Yo soy diferentediferente puede ser . día. a mi lado. En cuanto oí hacer clic al cerrar. Estaba en mi dormitorio. volviendo mi cabeza hacia ella sólo lo suficiente para poder ver la puerta con el rabillo del ojo ahora expuesto. abrí la puerta. Sola. Por supuesto que él estaba intrigado. esperando que no hubiera nada más que ella pudiera ver que no fuera a mí en la cama. tirando de la puerta y cerrándola detrás de ella. Me puse de pie y miré la ventana. en mi cama. En su lugar. Me preparé para la avalancha de gritos que sabía pronto estaría llenando de nuevo la casa. ―Mmm-hmm. Ser interesante. y no estaba segura si él podía convertirse en niebla rápidamente. sobre todo para mí misma entre jadeos.

de papá. quiero decir. sobre que puedas resolverlo? Robert suspiró y me alcanzó. Grace. No lo haré. de ahora es más de lo que jamás hubiera esperado. Lo que me dijiste. saber eso para mí es suficiente solución. Tiró de mí acercándome a él. no importa lo que pase mañana. en toda mi existencia. así que ¿cómo puedes sentirte de esta manera. ―¿Te quedaras? 291 . en el pensamiento de que el único que puede. acerca de amarme. Pero Grace. no obstante. Esperaba demasiado de Graham. mis brazos cerrados contra su pecho. en lugar de lo que mereces. hasta que el secreto deberá estar en conocimiento de los alrededores de los Cielos. aún así fue lo suficiente para calentar mi piel y enviar ondas de choque por mi brazo. No lo estropearé por querer algo más de lo que tengas que ofrecerme. Ya me han dicho alguna vez que espero demasiado de la gente.nunca antes he sentido. Simplemente te amo y. Sentí avanzando lentamente el sueño sobre mí cuando repetí las palabras una y otra vez en mi cabeza. Asciende tu imperio y así ser compañero de tu trono.. y voy a saborear este momento. Antes de sucumbir a la calma de su dulce voz. Era un simple gesto. parece que estás conformándote con lo que pueda darte. pero es cierto. Apoyó la barbilla sobre mi cabeza y comenzó a recitar algo. No puedo pensar en haber hecho nada que me garantice que sea merecedora de ti. Y aquí. ―No tengo la solución.. Mi mano fue a su boca. No es porque no quiera oírlo. hice una última pregunta. Me miro fijamente. ¡Dios mío. Cuando él besó mi dedo. incluso de mi mamá. Escuché con atención las palabras que sonaban tan familiares. con la cara pegada a su cuello. qué fácil sería esperar el mundo de ti! Pero no puedo. en el pensamiento. Por la fantasía alada. quiero que entiendas algo. y admito finalmente que es verdad. ―Robert. como si hubiera saltado allí. Mis dedos se presionaron contra sus labios. Esto. Y. a ti.. no espero nada de ti. y comencé a trazar la curva de su labio inferior. yo cerré mis ojos. Abrí los ojos cuando empezó a compartir sus pensamientos de nuevo. no quiero que me lo digas otra vez.. sino porque no quiero que lo digas sin que yo sea capaz de decirlo a cambio. como hipnotizado cuando yo intenté razonar con él. como para silenciar sus pensamientos para que pudiera volver a hablar de nuevo. No sé cómo es eso posible. hasta que se me de mi misión.

Yo estaba dormida antes de que él me pudiera contestar. por 292 . pero en mis sueños le oí a él contestar siempre.

hasta que me desperté y comprendí que no había sido un sueño. pero un peso en mi cintura me mantiene tiesa. Me reí y luego suspiré cuando se inclinó para depositar un suave beso en la esquina de mi boca. bella durmiente. Vuelvo la cabeza y me encuentro con dos ojos de líquida plata. No es tan duro como lo fue la primera vez. Gruño e intento sentarme para atacar la malditamente molesta contracción. entrelazando nuestros dedos. que se había quedado. Buen día bella durmiente. Bajo la vista para ver qué es. Vamos. —Me burlé. Me incliné hacia él. Tu padre estará listo para L 293 . que anoche realmente había pasado. es hora de levantarse. el peso en mi cintura me retiene en mi lugar. Nunca pude imaginar que una mañana podría ser realmente buena. Que me había escuchado. pero. Sonrió. Te revuelves y sacudes mucho. Y yo que pensaba que era la que te había pedido que te quedaras. tus sueños son tan vívidos y…violentos. No sé por qué nunca desactivo esa cosa.Reglas Básicas Traducido por Little Rose Corregido por ginabm a alarma estaba sonando otra vez. Temía que me patearas fuera de la cama y luego te despertarías hecha una furia porque no me quedé. y noto que es su brazo—. Levantarme a una hora tan temprana un domingo era un pecado capital según el manual del vago. una vez más. y supe que no había nada más hermoso que despertar y ver esa sonrisa. incluso si era por una burla. mi mano encontrando la suya junto a mi cintura. lo suficiente para alegrarte el resto del día. —¡Robert! —susurré alegremente.

pero todavía era lo suficientemente astuto como para mirarme detenidamente. La ignoré tan rápido como me cambiaba. quien estaba acostado en mi cama. Fue cuando cerré la puerta del baño y me miré en el espejo que pude sentir su risa en mi cabeza. miré a Robert. entonces sería mejor si me dejaras levantarme para poder cambiarme y todo eso. la pérdida de ese peso me hizo sentir repentinamente vacía. Sus ojos aún estaban hinchados de dormir. 294 . chocando con papá en el camino. el otro moviéndose perezosamente sobre mi cubrecama y le agradecí secretamente a Janice por creer que había necesidad de cambiarlo. Comprendiendo la seriedad de la situación. Me lavé los dientes. ya sabía que ese era mi plan.arrancarme la cabeza aproximadamente media hora antes de llevarte al hospital. Podía ver detrás de la niebla y el vacío que camuflaban mi mente. y su cabello se veía como si hubiera caído dormido en una peluquería muy mala. Buenas pa. Quería saber qué significaba eso. ¡Mi primer par de vaqueros en semanas! La cantidad de satisfacción que había en ese pensamiento era incalculable. pero necesitaba vestirme y cepillarme los dientes primero. Él sonrió. Y yo podía sentir que él estaba allí también. microscópica parte de mí casi no quería que dejara de hacerlo. pero tenía que admitir que una pequeña. Mi cabeza era algo más claro para él ahora. en ese momento. como si supiera que algo estaba diferente en mí. —Su brazo se movió y yo me senté. Me acerqué al pie de la cama y extendí la mano. —Iré a vestirme al baño. estaría obligado a cumplir. Sabía que si lo hacía prometerme que nunca haría eso. me dije Eso es. asegurarme de estar presentable. Estoy muy alegre esta mañana a mí misma. saqueé mis cajones en busca de un par de pantalones vaqueros y una camiseta. Qué extraño. —Bueno. Sintiendo la necesidad de una urgencia. Querr á saber por qué sigo en traje. y tengo que Comprendió mi pregunta silenciosa y sonrió. y no puedo decirle que es porque pasé la noche en tu habitación. volví a suspirar. Y me dirigí hacia mi habitación. La idea de despertarlo en mi cama y asustarlo con mi aliento de dragón era suficiente para hacer que me moviera a un paso que le haría competencia al suyo. golpeándola contra el zumbido monótono próximo de la alarma y disfrutando del silencio. —Uhm. Eso sería difícil ahora que estaba advertida de ello. ¡No me importaba si papá me castigaba por un mes! Presionando la ropa contra mi pecho. con un brazo sobre su cabeza. . teniendo cuidado de evitar el espejo sólo en caso de que hubiera escogido no ser tan caballeroso y echar un vistazo. Casi. Dos veces. todo este tema de la privacidad.

y quiero que le digas que nos encuentre aquí en treinta minutos. —Pero yo. Siento tanto todo esto. y libre del yeso. Vi esos rayos-x. después de toda la confianza que ha depositado en mí. Ahora ve a vestirte. Era como si no hubiera aprendido nada de anoche. a punto de aflorar. Los gemidos no paraban. temiéndole por primera vez. ¿Está claro? Asentí. Él va a gritarme. con sus tranquilizadoras manos. abrí la puerta y entré a mi habitación. y una sonrisa suave me obligó a relajarme. —Está sobre actuando. Retrocedí. en menos de un minuto. y no hay forma de que tu brazo se haya curado tan rápido. yo presioné mi cara contra su hombro. no hay necesidad de usar un yeso. —Oh. No tienes nada que lamentar. pasé al lado de mi papá. Un dedo bajo mi barbilla me forzó a subir la mirada. nunca había visto tan enojado a papá antes. me acusará de no cuidar tu bienestar. por lo que te sugiero que te vistas y estés lista para las ocho. —Grace. quiero que llames a Robert. —Papá. ya estoy vestida. —Señalé. tenía sus manos una en mi cintura y la otra en la parte de atrás de mi cabeza.. Si tuvieras que pasar toda la noche con 295 ... La sombra rojiza había vuelto. Grace —respondió bruscamente—. Tan pronto como cerré Robert me tomó entre sus brazos. Voy a llamar al hospital y ver si podemos conseguirte un turno para los rayos-x temprano. Parpadeando un par de veces para ver más claramente. finalmente notó que estaba con una camiseta y un par de jeans. Desgraciadamente. se veía aterrador. también notó que mi pierna derecha estaba vestida normalmente. Voy a poner ese brazo de nuevo en su yeso. —¿Dónde está tu yeso? — Preguntó. me amenazará hasta con algún daño físico si alguna vez vuelvo a poner un pie cerca de ti. —Sin peros Grace. —Mi pierna está bien pa. lo que siempre dice un padre cuando ama a su hija.. Él levantó su mano.—Buenas. con la voz calmada pero la furia burbujeantemente visible. ¿Qué va a hacer? Los movimientos de Robert fueron una mancha de velocidad mientras yo me sentaba en el borde de la cama antes de que hubiera siquiera llegado a decir “enojado”. Desordenó mi cabello. he arruinado todo —gemí—. pero combinada con su cabello ultra-desordenado y sus ojos hinchados.. quiero que te metas en tu cuarto.. cálido y reconfortante.

¿qué posibilidades habría de que papá le parecía que fuera a haber un final feliz. y no hay forma de que pudieras siquiera caminar si tu pierna estuviera tan mal como creíamos. otra vez incapaz de hacer nada salvo ser honesta. iba él a solucionarlo? ¿Cómo iba a convencer a mi papá de que ¿Cómo estaba perfectamente sana y salva y fue por eso que me saqué el yeso sin decirle cómo ni por E No creyera? qué? incluso si lo hiciera. Era Janice la enfermera del colegio y yo era la paciente Grace.esas cosas. Sacudí mi cabeza. Cuando Janice se puso de pie y se fue. miré el reloj y noté que quedaban exactamente diez minutos antes de que Robert estuviera en la entrada. y después de eso. Te vi caminar en el baño esta mañana. Le diré a tu papá lo que pienso. —Repliqué. La cara de Janice era de reproche ante mis ruidos. y tomó mis manos entre las suyas. Fíjate si no puedo intentarlo y lograr que James vea que estoy un poco de tu lado. ajena a la niebla gris que se veía desde mi ventana. No quiero ni imaginar cómo quedaría papá si golpeara intencionalmente a Robert. no quiero saberlo. Por lo que tu padre me dijo. —¿Cómo estuvo tu cita? ¿Te divertiste? —Sí la mayor parte. hacer un puño. el brazo. tocando el 296 . habrías tenido una noche mucho peor de lo que fue. Lo examinó. no quería alejarla de mi lado. Grace. Rápidamente presioné mis labios fuertemente con mis dientes. y cuando mi puerta se abrió antes de que hubiera podido responderle a quien fuera que estuviera del otro lado. No sé cómo ni por qué. sin contar el hombro dislocado. lo solucionaré. Me hizo flexionar los dedos. acariciándolas y dándoles amistosos apretones. y que tardaría al menos seis semanas en curarse. —Sólo quería verificar que estuvieras bien. estás en manos del doctor. y yo intentó callarme. era una fractura obvia. La cara de Janice estaba llena de alegría. y estudió mi cara mientras lo estiraba y contraía. revisó mi codo. y ahora. Un golpe en mi puerta nos hizo separarnos. Vuelvo a mis gemidos histéricos mientras pienso en cómo había quedado mi mano después de mi pequeña riña con Lark. Se sentó a mi lado. y sabía que ella entendería lo de los yesos. —¿Realmente vas a decirle a papá de mis yesos? Él no quiere ver que realmente estoy bien sin ellos. Robert había desaparecido y Janice estaba entrando. y el dolor y las lágrimas resultantes me dejaron mucho más seria de lo requerido. Y luego tenemos tu pierna. siendo revisada para ver si podía salir a jugar. No sé cómo. No te preocupes Grace. Lidiaré con esto. Sólo puedo esperar que Robert pueda de alguna manera convencer a tu padre de no matarlo. —Ella quitó sus manos de las mías y tomó mi brazo. —Creo que tu brazo está perfectamente bien.

y yo miraba cómo eso ocurría. Sentí mi brazo elevarse. lo seguí hasta su fuente. con una mirada contemplativa en su cara. Se sentó en la mecedora. mientras recorrían las paredes. Observé al brillante sol que entraba por mi ventana. acercarme hacia ella. Podía ver las lágrimas de la mujer. Mi mirada estaba en el centro del cristal. enviando destellos luminosos a cada esquina. podía ver llamas girando y bailando alrededor de una mujer familiar que estaba firmemente sujeta a un niño. 297 . Sólo no sería bueno para mí entrar a la boca del lobo. con sus ojos oscuros llenos de esperanza. Su baile hipnótico me dejó en un estado tremendo de reposo. y comprendí que el cristal parecía haber perdido algo de brillo. Tan pronto como mi pie tocó el último escalón. decidí mientras miraba desde mi ventana y veía cómo las nubes pasaban. aparentemente se había caído al piso después que me lo saqué y lo arrojé al regazo de Robert. Mi fantasía había destruido algunos pocos minutos más. Entonces abrí mis ojos. A su lado había un sobre a medio abrir y un libro. cortando cualquier forma de escape. No me había dicho que estaría aquí en media hora. Ella se volvió hacia mí y estiró su mano. mi visión opacada por los suaves colores que entraban y salían de él. Suspirando. La luz solar que había calentado la habitación y ayudado a que el bonito vestido le diera algo de color a mi cuarto se estaba ocultando detrás de una triste mañana de domingo. esperando. El sol de ayer definitivamente fue cualquier cosa. pero sabía que había escuchado las órdenes de papá y no haría nada que me metería en problemas. como si las estuviera salpicando con colores del mediodía y el atardecer que no podías ver si no mirabas directamente al sol. causando que los cristales formaran un arcoíris que se movía en las paredes. Era uno de los cristales del vestido. sin notar que los había cerrado. y vi el reflejo de algo color ámbar en mi pared.timbre. Papá. Estaba tentada de preguntar si el libro era para él o Robert. Vi la forma en que sus ojos brillaban con grandes lágrimas mientras el fuego la rodeaba. pero estaba demasiado lejos. No pude cerrar mis ojos hasta que los de ella brillaron al conocer la muerte. había puesto una taza de café y un plato de tostadas en la mesita de café. pero cerré la boca. con sus lenguas subiendo sobre ellos. dejándome sin nada de tiempo sola antes de quedar con papá mientras él planeaba miles de formas de matar a Robert. como si fuera su salvación. y la oscuridad reemplazó al dorado ámbar. el timbre sonó. oliendo la dulzura de la aprensión. Moví mi mano. y el temor grabado en su cara mientras las llamas eran más grandes y devoraban todo. Me incliné para levantarlo y lo sostuve a contra luz. preparando otra mañana lluviosa de octubre. habiendo dejado de lado su rutina habitual de sentarse en la cocina y leer el periódico mientras desayunaba. puse un cristal caído en mi mesita de noche y me encaminé hacia las escaleras. Los colores que brillaban me recordaban al fuego y al oro al mismo tiempo.

interpretando al hombre. Demasiado perfecto. Sólo para que no olvide cómo se siente. Si papá iba a darle el tercer grado. —Su sonrisa era juguetona y burlona a pesar de la razón por la que su presencia era requerida. perplejo. y su voz resonó frente a Robert en un ladrido furioso. sonrió. ¿Tienes idea del daño que podrías haberle causado con tu estupidez? Me encojo ante el insulto. oír las palabras salir de su boca me recordaba lo mucho que amo su voz. Él me miró. —Las damas primero. se lo daría enfrentándome a mí también. —Porque ella ya no los necesita. A pesar de que sólo habían pasado sólo unos minutos desde que hablamos por última vez. Él sonrió y pasó su brazo por detrás de mí. y cuando la vio. con los brazos cruzados firmemente sobre su pecho. Eres una Él bendecida. sin importar lo que hiciera para salvar mi vida. Quizás no habría necesidad de usar el libro de primeros auxilios después de todo. Fue lo único que pudimos hacer antes de tener a papá con toda su furia embistiéndonos. —Deberías hacer eso más seguido —le di un codazo—. y su mirada se suavizó con humor. 298 . y un flujo de pensamientos me silenciaron. —¿Quiero saber por qué creíste que quitarle los yesos a Grace era una buena idea? Robert respondió de la única forma que sabía. Suspiré. Él estaba ahí de pie con la misma chaqueta negra que había usado el primer día que lo vi. Inspiré hondo mientras abría. Mi padre estaba a punto de darle el tercer grado y aquí estaba Robert. Claro que papá no iba a aceptar esa respuesta. le tomé la mano. como si se los estuviera sujetando. Entrando a la sala. Grace. —Te lo recordaré de ahora en adelante. Su cabello estaba desaliñado. Honestamente. realmente te ama. Lo miré boquiabierta. ¿Tu padre tiene un libro de Podía primeros auxilios? sentirlo. sentirlo en mis pensamientos mientras él buscaba la imagen en mi memoria. y sus ojos estaban llenos de promesas y seguridad. fui a hacerlo yo. —Eso es pura mierda y lo sabes. y comienzo a hablar cuando el firme apretón de Robert. Se paró enfrente a nosotros dos. no de algún chico. Robert entrelazó sus dedos con los míos.Viendo que él no se levantaría para atender.

Hizo esto dos veces más. Deberías haberme escuchado y nos habríamos evitado todo el fiasco. creo que lo mejor es que ustedes dos ya no se vean. —Ella va a estar bien. —Ordenó papá. —Está bien. todos coincidieron en que mis huesos no estaban rotos. antes de que finalmente volviera a hablar. Miré una última vez a Robert. voy a llevar a Grace al hospital para que se haga un examen de rayos X en su brazo y pierna. *** —Ves James. ¡No puedes hacer eso! ¡Fue mi decisión! ¡Él no me habría sacado los yesos si yo no le hubiera dicho que eso era lo que quería! Robert volvió a apretar mi mano. —Robert. Debería habérselos dejado hasta que fuera permitido por su médico que se los sacara. Sabes que estoy bien. Eran aproximadamente las cuatro de la tarde y habíamos visto a cuatro doctores diferentes de dos clínicas diferentes quienes habían dado el mismo diagnóstico 299 . Shelley. —Estoy bien. y luego la cerró. te haré el responsable moral y económicamente. uno por uno. ¿Cómo puedes hacerme esto? —Vamos Grace. —¡Papá! —protesté—. Caminó un poco. Lo que está en juego aquí es tu salud y tu bienestar. Papá sacudió la cabeza por enésima vez en el día —no exagero. viéndose como un pez dorado confundido. ¡Traidor! Miré en los ojos de Robert y simplemente no pude entender cuándo había decidido ser cómplice de mi papá. como uno de ellos sugirió. luego comenzó a decir algo más. Hasta que yo esté totalmente seguro de que ella está bien. Entra al auto. pero volvió a cambiar de opinión. me equivoqué al sacarle el yeso a Grace sin su permiso. o el del doctor. a su cara triste. Te dije que ella estaba bien. Tu padre tiene razón. James. Si Grace ha sufrido algún daño debido a mi impetuosidad. Janice estaba haciendo lo mejor que podía para asegurarle a papá que los doctores habían estado en lo correcto cuando. pero sus ojos aún me sonreían. a pesar de que podría deberse a mi edad. y que me había curado en una cantidad remarcable de tiempo.—Sr. y luego hice lo que me habían ordenado. Grace. Papá abrió la boca para decir algo. asintiéndose a sí mismo. Si ella ha sufrido algún otro daño en sus lesiones por tu idiotez. nunca me perdonaré a mí mismo. Todo lo demás puede esperar.

porque realmente lo quiero. —No importa si hay o no alguna verdad en la historia. y la dejó en su hombro. Pero Janice estaba convenciéndolo. y que Robert no me puso en ningún tipo de peligro. no sé cuántas veces más tienen que decirte que ella está bien para que finalmente aceptes que realmente está bien. —No lo entiendes Janice. papá finalmente estaba asociando el hecho de que ni mi pierna ni mi brazo están rotos. De acuerdo. quizás no eso último. Sin otro doctor posible para consultar. Sería afortunada si me dieran un aspirina en el hospital alguna otra vez. Probablemente deberíamos habernos mudado. ¿Era miedo? bservé cómo giraba la cabeza hacia Janice. por lo que las explicaciones estaban todas basadas en especulaciones y suposiciones. a ella. La mano de Janice se estiró para reconfortarlo. La explosión se llevó una cabina telefónica que estaba a veinte metros. Después del accidente de Abby. todos se preguntaban cómo podría haber sobrevivido sin siquiera un rasguño. 300 . serán mucho menos amables la próxima considerando el escándalo que papá armó con el personal hoy. —No sabes lo que se siente. y no sé si Janice. —Pero la gente —la gente es inconstante cuando se trata de lo que quieren hablar. no precisamente. en lugar de exponerla al constante escrutinio por el que tuvo que pasar de parte de algunos chicos de aquí. le acarició el cabello. lo que los mantiene interesados. y O hablaba.sobre mis fracturas —o la falta de ellas. y yo asentí en silencio. Cuéntame para que pueda entender. Las manos de papá estaban firmemente agarradas al volante y su cabeza descansaba sobre ellas. ¡a veinte metros! Y todos seguían mirando a esta pequeña niña como si fuera algún tipo de milagro o algo extraño. el agotamiento estaba claro en sus facciones. Pero había algo más escondido detrás. sabiendo que decir algo simplemente volvería a descolocar a papá. Papá levanto la cabeza y pude verlo reflejado en el espejo. Estoy segura que ella también lo quiere. —Volvió la cabeza para mirarme en el asiento trasero. —James. El milagro de una niña sobreviviente a un accidente de auto no suena tan interesante como el milagro de una chica que causa el accidente y sobrevive a él cuando su madre no. Grace no recuerda nada. pero sé que personalmente ya me cansé de eso de —la chica del padre loco. Lo que importa es lo que suena más interesante. —Entonces cuéntame. No entiendes cómo se siente. Esto ha perseguido a Grace toda su vida. y ella lo ha sufrido. Mientras estábamos en el auto de papá hubo un intento de engaño de parte de Janice sobre un leve mareo y las náuseas que el olor de los hospitales le causaban —pero eso era un paso más para salir de todo esto. podía verlo en sus caras. Tenía unas profundas ojeras púrpuras.

Si tenía algunas dudas sobre la permanencia de Janice. Y después de un momento. ni nada de eso. Nunca había demostrado que estaba mal por eso. La gente normal se quema en los incendios. y las que mi madre había reclamado como suyas. —Y ahora esto. —Papá. pero era papá podía verme reflejada en su cara. cuando los niños se reían de su apariencia. pero nunca supe que habían afectado tan profundamente a mi papá.. por la razón que sea. podía oír cómo juntaban sus cabezas. estás siendo ridículo.. pa. Me pasé los dedos por mis ojos. incluso mi respiración. Y al saber que él estaba al tanto de tantas cosas. yo la vi crecer con sólo un amigo. aún era un desastre. su cara tenía una mueca extraña. y su cabello.. mi vida nunca estuvo mejor. Estaba preocupado por mi bienestar emocional. Janice! Me quedé helada. ¿no ves lo que todos van a decir? ¿Qué pensarán? Será ridiculizada otra vez. y podía ver que sus rasgos se suavizaban al comprenderlo. Librarlo de los miedos ante mi propio dolor y rechazo—. pude ver la situación actual en perspectiva. quien vio la forma en que era apartada de todo! Yo la consolaba cuando las tarjetas de invitaciones a cumpleaños le llegaban a todos menos a ella. las lágrimas eran un gran lubricante. Estaré bien papá. está bien. Robert se preocupa por mí. Estoy segura que. Abby está enterrada aquí. —James. De verdad. Y ahora. ver las partes suyas que eran mías. susurrándose cosas. —¡No estoy siendo ridículo! ¡Soy quien la crió. Ya no estoy sola en esto. Él miró a Janice. Tengo amigos. La gente normal no sale con ángeles. Lo que había entre ellos definitivamente era amor. Se volvió en su asiento de manera que me encaraba. Se preocupan por mí. La gente normal se lastima cuando son arrojados de vehículos. ¡No me digas que lo que vi y sé que pasará es que yo sea ridículo. y simplemente no podía huir porque la gente chismorreaba. La furia de papá silenció todo. Podía verlo. o lo que la gente dice a mis espaldas. se fueron en ese instante. estaba preocupado por cómo me tratarían. ella no sana como alguien normal.pero no podía irme. también contigo. y que vio cómo ese único amigo también se iba. Más de su miedo a que me heriría si mi brazo y pierna seguían rotos. Los recuerdos de mi infancia habían pasado a ser una leve irritación. Janice está aquí. siempre pensé que lo veía como una parte de la vida. amigos de verdad a quienes no les importa el accidente. esas le pertenecían a Janice… —Papá. Los huesos de la gente normal no sanan dos semanas después de ser aplastados por un auto. El dolor en ellos le agregaban años. Y tú tampoco. mientras ladraba. Ya no me importa lo que digan —lo miré a los ojos. Era una escena que me 301 .. y necesitaba librarlo de eso.

no hacía mucho por nada. Mientras doblábamos en la esquina. las facciones de papá se veían extrañamente distantes. Ella está totalmente recuperada.era familiar en casi todos los sentidos. con sus ojos llenos de malicia. Como toda típica novia americana. charlando y esperando. su ansiedad reemplazada por curiosidad y confusión. esta vez. —Ejem. dejando un muy suave beso en mis nudillos. cuando papá y yo volvíamos del hospital después de que dijeran que estaba bien. Stacy. Simplemente me levantó y nos fuimos a casa. Por las de ambos. A pesar de eso. discúlpanos. y me senté en un sofá mientras él se sentaba en su mecedora. Sonreí ante el pensamiento de que eligiera quedarse conmigo. —Robert. los destellos de recuerdos me golpearon — de entrar después de la muerte de mamá— sacudí mi cabeza ante la oscuridad del recuerdo incompleto. Seguí a papá a la sala. El camino a casa era ya familiar. otra vez. Cuando se encendió el auto y dejamos el estacionamiento. tenía a alguien además de a mí. y habrá consecuencias por tus acciones. Papá no gritó en ese entonces. pero esto debe hacerse en privado. Stacy asintió. me equivoqué. Ambos volvimos la cabeza. 302 . El silencio ahora era sólo educado. Mientras los tres entrábamos en la casa. se dejó caer a mi lado. como una obligación. al no tener otro lugar para sentarse. Robert asintió mientras yo me limité a bufar. mientras Robert parecía alegre. para la sorpresa de los doctores que la examinaron hoy. —Robert. quiero que sepas que tenías razón sobre las heridas de Grace. pero no podía darme el lujo de ser melancólica. —Entiendo eso. Señor. menos en uno. Robert. pude ver la tensión de papá regresar con nosotros. Podía sentir mi boca secarse mientras él comenzaba a hablar con una leve sonrisa. Stacy se veía ansiosa. buscó mi mano y se la llevó a los labios. Ambos estaban apoyados sobre el auto. Siempre admito mis errores y. y fácilmente recordé otro momento como este. Al menos esta vez. miré por la ventana. pero. Stacy se había enterado de nuestra cita y querría saber todos los detalles. no cuando ya tenía tanto. —Me quedaré aquí con ella mientras ustedes entran y hablan. ¿ Se atrevería a tomarme la mano? ¿Me atrevería? Como para confirmar que se atrevía a todo. Y traía amigos. Janice pasó un brazo por sus hombros y le dijo. sólo en shock. Mientras salíamos del vehículo. pude ver el coche de Stacy y la moto de Robert estacionados. que tomaras el asunto en tus manos fue inaceptable e irresponsable. más a mí que a papá. me gustaría tener unas palabras contigo y con Grace adentro. Me sentía bien con eso.

pero deberá volver aquí a las once. —En estas dos semanas. Compre Americano. —Porque es un auto Americano. Y quiero un número telefónico donde pueda contactarte si algo estúpido como esto vuelve a ocurrir. tendrás permitido verla una vez al día en esta casa. sin importar lo que vayan a hacer. él habló. en advertencia. El nunca silba. considerando la propuesta.y simplemente justo Señor. La idea de Robert economizando en algo que probablemente costara más que el auto de papá era. algo positivo ya que apreciaba cualquier gesto de frugalidad. Ella volverá a la escuela. Papá se llevó una mano a la barbilla y la frotó. No tendrá permitido salir a ningún lado. Pero. me estaba preguntando si le parece bien que yo lleve a Grace a la escuela y de vuelta aquí. tengo uno a disposición. ¿qué hizo que eligieras ese? Habría pensado que preferirías uno de esos modelos europeos. 303 . ¿Y cumplirás con eso en tu moto? —Preguntó gesticulando con la cabeza hacia la puerta. —¿Qué modelo? —El último. pero Robert me apretó la mano. —Ése es un muy buen regalo. para que no tenga que caminar ni usar su bicicleta. —Todo eso suena perfectamente aceptable. cuando dijo la palabra “Americano”. —Sí así lo prefiere. y discutir con ellos lo que ocurrió para que ellos puedan decidir un mejor castigo para ti. en su opinión. y ningún amigo ni nada podrá venir aquí tampoco. si puedo. pero sacudió la cabeza. y podrás sacarla alguna vez durante el fin de semana. era como si quisiera remarcar que es diferente. Comencé a hablar otra vez. La sonrisa de Robert fue engreída.Papá se golpeó las rodillas con las manos y continuó. Señor. El tono era el mismo que empleaba para decir “humano”. Papá silbó. En su lugar.razonable. Quiero conocer a tus padres. señor. Robert? —Un Dodge Charger. puedo pasar a buscarla en auto. y creo que las distracciones que tú implicas para ella no la afectarán en sus estudios. claro. — Supongo que eso estaría bien. —Grace estará castigada las próximas dos semanas. Robert sonrió. es lo que nos incitan a hacer ¿no? Su acento Británico nunca había sido más profundo que en ese instante. Simplemente utilizo la moto porque ahorro en gasolina. —¿Qué tipo de auto tienes.

No pasó mucho antes de que Stacy y Janice entraran. Gracias por permitirme llevar a Grace a la escuela. Presioné un poco más recordando el segundo beso. porque por primera vez en años. 304 . No importaba que tuviera la edad y la experiencia necesaria para ser paciente. se veían saludables. incluso si yo apenas lo hice. Dudaba haber sentido tanta adrenalina alguna vez como la que sentí con él. fuera cual fuera la razón. Lo miré irse. me giré hacia Stacy.Pero. y que pudiera controlar sus emociones. oí que eres un ave libre. sabiendo que él me oiría. Miré de papá a Robert. y mis labios se veían…como si acabaran de ser besados por primera vez. mientras papá los tenía llenos de preocupación. Él parecía estar esperando lo mismo. Mis ojos brillaban. y no que esté a dos meses de los dieciocho. y me preguntaba cuándo había dejado de comérmelas. llenando el vació que Robert había dejado. —Después de oír la puerta cerrarse. mi cabello estaba. totalmente confundida. Stacy ya ni siquiera debería estar aquí. —¿Qué ocurre Grace? ¿Tienes náuseas? La pregunta de papá me tomó con la guardia baja y dejé caer mi mano. mirando a papá. a falta de una palabra mejor. Suspirando y rodando mis ojos. quizás deberías recostarte. esperando que le explicara que debía irse. papá parecía impresionado por su respuesta y prosiguieron discutiendo las virtudes de los autos Americanos mientras yo me sentaba en silencio y me entretenía mirándome las uñas. Dejar a una chica sola con sus pensamientos era algo peligroso. —Entonces. Señor Shelley. y las condiciones de mi castigo. Mi piel había amanecido sonrosada. Ugh. No entendía por qué un castigo tan duro si no hice nada ¿Y no que papá había malo. —¿Qué? —Estás sonrosada. y cómo Robert pareció controlarse al notar que yo era un desastre. con un brillo de humor en los ojos. —Supongo que me iré ahora. Robert se puso de pie. Asentí. mientras todo era tan nuevo para mí. brillante. y ningún amigo podrá venir en las próximas dos semanas por lo que vamos a tener que terminar esta visita. incapaz de decir nada. tomando la partida de Robert como la confirmación de la paz. Me llevé los dedos a la boca mientras recordaba cuán suave había sido el primer beso. No más alas rotas ¿eh? —Bromeó Stacy mientras se sentaba a mi lado. Todo se veía saludable. Finalmente susurré: —Adiós. parecía que tuviera diez. en contraste con la palidez mortal a la que estaba acostumbrada. —Como que estoy castigada Stacy. Te veré en la mañana Grace. y qué tan poco suave había sido. No sabía qué decirle a ninguna de ellas. pero aún no lo sabía.

por supuesto. Incluso si estaba castigada por las próximas dos semanas. —Bueno. Yo estaba abrumada por la cantidad de información que ese gesto me dio. los huevos y sazonar todo. como si aceptara que el precio de la información era de alguna manera algún premio de consuelo por irse. apretándome tan fuerte como podía porque así lo quería. decidí que era hora de que comenzara a hacer la cena otra vez. ella me devolvió el abrazo.dicho que no quería que la gente pensara que yo era rara? ¡Probablemente curarme y ser castigada por eso no era normal! La cara de Stacy pareció decaer mientras comprendía que debía irse. Viendo que ella ya estaba preparando los utensilios para hacer milanesas. me puse a trabajar en mezclar la carne. No la había hecho en casi dos meses. Ella asintió. tuve que admitir que mi vida estaba tomando una buena forma. Cuando se fue unos minutos después. supongo que me iré. y estaba segura que Janice apreciaría el descanso. Y. con los sentimientos de gratitud tomándome y dejándome convertida en una pila de emociones. Mientras pasaba la carne por la mezcla. con el pan molido. 305 . ¿Nos vemos en el salón de clases entonces? —Allí estaré. No pude evitar abrazarla. Ella realmente estaba decepcionada de que no podría pasar tiempo conmigo.

También estaba sorprendida de cuán cómoda estaba con tenerlo acostado en mi cuarto. Había sonreído y dicho que no podía hacerlo. y no iba a esforzarse tratando de descifrarlas todas. y no estaba segura de qué o por qué. su corazón latiendo y su respiración acompasada arrullándome para dormir cada noche. eran mucho más de lo que había esperado. El último día de mi castigo. como si estuviera conteniendo algo de mí. especialmente una vez que la charla acerca de cuán rápidamente había sanado empezó a circular por la escuela.Tre s Traducido por flochi y masi Corregido por Marina012 H abía temido que las dos semanas de estar castigada hubieran pasado lentamente. —Un día. como si siempre hubiera estado ahí. un retén evitando que agrediera en mi sueño. con brazos fuertes y besos que eran dulces y tiernos. cayendo dormida con sus brazos alrededor mío. que había imágenes demasiado difusas en mi cabeza mientras dormía. Stacy y Lark decidieron que me uniera a ellas en un viaje de compras en celebración de mi libertad. Los dulces besos de Robert. Aunque no iba a quejarme. Siempre me daba la bienvenida como si hubiera estado lejos por horas en vez de unos cuantos minutos. —Le dije después de la cuarta vez que me había despertado al sentir su brazo presionar sobre mí. y ciertamente no había causa para pensar que me los mereciera. La idea de un día de chicas me 306 . Pero también eran reticentes. Siempre me había despertado con su brazo alrededor de mi cintura. vas a tener que contarme qué estoy soñando que causa que sea tan ruda contigo. pero no había pensado en cuántas horas al día pasaba en clases —con Robert en la mitad de ellas— o cuán simple era dirigirme a mi cuarto y encontrar a Robert sentado o acostado sobre la cama. sin importar cuán contenidos.

porque era verdad. En el fondo de mi mente pude escuchar los comentarios de Ellie acerca de la prueba que el Electus patronus había dado con el fin de probar ¿Qué hay su lealtad. tienes una voz bastante buena. No sé. ¡la siguen repitiendo! Einstein tuvo razón cuando dijo que la locura iba a hacer la misma una y otra vez esperando resultados diferentes. Nunca le he dicho a nadie lo que soy. explicó Lark. Lark tenía el codiciado asiento delantero. por otra parte. Nunca me ha gustado mucho tu especie. y Lark pudo ver todas mis excusas antes de que siquiera salieran de mi boca. Supe entonces que Stacy y Lark se había hecho amigas porque no había nadie que pudiera igualarlas en inteligencia. luego suspiró. Fue un punto que traje a colación en dirección al centro comercial. notó cuan calladas estábamos. sus políticas. aun si Stacy permanecía ignorante de lo que Lark era realmente. eran del tipo de personas de centros comerciales mientras yo. Lo había dicho. Resopló. su incesante necesidad de poseer se vuelve molesta después de unos cuantos siglos. No sé cómo juzgar el carácter de una persona lo bastante digna para hacerlo. sacudí mi cabeza y reí. No pude evitar sonreír ante eso. Rob nunca me dejaría escuchar el final del mismo. —¿Qué pasa con ustedes? ¿Están enojadas o algo así? Lark y yo reímos. sus guerras.pareció tan extraña. me sentía más cómoda en las tiendas de segunda mano. Eras espíritus afines. 307 . ¿Le dirás a Stacy lo que eres? Lark se quedó silenciosa por un rato. con toda su historia escrita. más fácil para una persona ciega entrar y salir de un auto desde el frente que desde atrás. Pero Stacy no pudo aceptar un no por respuesta. estaba genuinamente asustada con el pensamiento. Era. Stacy. Si lo estuviera. de eso? ¿Y ver si pasa la prueba? Lark pareció tomar esa sugerencia en consideración. Y si embargo. Me imaginé un toro bastante grande y una gran pila de estiércol vaporosa que describía una frase muy desagradable después de esa explicación. yo un poco más nerviosamente. los humanos son muy depresivos y auto-destructivos. Stacy. mientras que la de Lark fue simplemente una de diversión. por lo que siempre tenía una respuesta lista en el caso de que Stacy se trabara con una. quien había estado cantando junto a la radio durante la mayor parte de la conversación silenciosa de Lark y yo. —No puedo estar enojada con Grace. Sabes. no había forma de evitarlo. mientras yo tenía el trasero apretado. —Simplemente estoy disfrutando escuchándote cantar. Reconozco que todo esto es bastante nuevo para mí.

Dijo que está bien. Aparcar ganó cuando los bocinazos comenzaron… su súbita parada casi causó un accidente detrás suyo. siempre podrías ir a la universidad y tomar unos cuantos cursos de canto ahí. —Ow. sus ojos poniéndose en blanco ante la mini-fiesta de lástima de Stacy. vayamos de compras. ir a la universidad y convertirme en doctora. —Bueno. o abogada y después. —No sabes cuán afortunada eres. Mis padres tienen sus mentes fijas en que voy a graduarme. Stacy. Stacy se encogió de hombros.Y quise decirlo. Tengo una gran idea para nuestros disfraces de Halloween. incredulidad en sus ojos. Ambas supimos que quiso que su mini-perorata sonara sarcástica. Planea mudarse conmigo a los dormitorios. cuando tenga veinticinco. porque dice que los chicos estadounidenses no son de confianza. Lark bufó. —Oh Dios. Lo olvidé. como mi chaperona. —No sabía que pudieras cantar. ¿verdad? Sacudió la cabeza. enviando mi cabeza a toda velocidad contra el reposacabezas. ¿cuán estúpida soy? —gimió Stacy. Oh cariño. por lo que no lo sabrán. girando el auto en el estacionamiento. Mi cabeza se animó ante esa admisión. Estaba a punto de reír por su comentario cuando repentinamente golpeó los frenos. Parecía dividida entre disculparse y aparcar el auto. y quiero revisar la tienda de telas. —Está bien. No debería haber dicho esas cosas sobre no ser criada por una madre coreana. me casaré con un doctor o un abogado —coreano por supuesto— y renunciaré a mi carrera y tendré bebés. Sé que no lo quisiste decir por eso. Stacy. lo siento tanto Grace. Ugh. —No te hagas la pelota. No lo quise decir. —Para lo que va servirme cantar bien. Palmeé su hombro con una mano mientras frotaba mi nariz con la otra. su rostro volviéndose rojo por la vergüenza y el dolor—. Stacy lloriqueó. —Tus padres estarán aquí. —Sugerí. — Lark y yo nos miramos la una a la otra. 308 . —Se quejó Lark. a que sonara más como que estaba triste y desesperanzada. no has sido criada por una madre coreana. Olvida que ella es madre de cinco chicos estadounidenses.

Lark? ¿Qué estás tramando en tu cabeza para este concurso de disfraces? 309 . Stacy. —¿Cuál es tu idea. y casi veo los millones de engranajes en su cabeza trabajando a sobretiempo tratando de encontrar una explicación que dar sin revelar la verdad sin que fuese realmente una mentira. sin saber exactamente de lo que estaba hablando. no queriendo saber cómo era el disfraz en realidad. —Lo olvidé. —Dime. —Muy bien. ¿no? La miré. por lo que todos pueden participar. No habrá una reina de bienvenida o rey este año. —Le lanzó dagas a Stacy con los ojos. y no lo sabes porque no estaba planeando decírtelo hasta Halloween. y Lark nos ha ingresado a las tres. ahí es a donde irían. pero sin embargo agradeciendo el cambio de tema. —¿Q-u-é? —mi conmoción era genuina—.—Sí. Stacy rió. Lark. bien. Grace. Sacudí mi cabeza. considerando el tema. no lo sabes. ¿no es impresionante? ¡El premio es por trescientos dólares! ¡Piensa en lo que podrías hacer con tu parte de ese dinero. —¿Cuál es el tema y de cuánto es el premio? —Pregunté. Pasó ayer. Supongo que simplemente olvidé decirle a alguien más que se suponía que fuera un secreto. —¿Qué? —Bueno… este año el baile de bienvenida fue cancelado y en su lugar. sin darse cuenta del peligro en el que estaba. —Es esa canción acerca del tres siendo el número mágico. ¿Cuándo pasó esto? ¿Y por qué no sabía nada al respecto? Lark recogió una pieza invisible de pelusa de su blusa. Grace! Irían ¿Trescientos dólares? directamente a mi escasa cuenta de ahorros a acumular patéticos intereses. Lark resopló mientras Stacy respondía. —Estuve de acuerdo. va a haber un Carnaval de Halloween con un concurso de disfraces. vamos y veamos lo que Lark tiene bajo la manga. y la idea de Lark sonó impresionante. mi ignorancia obvia. —Hay un premio en dinero para el mejor disfraz. algo que pasó completamente inadvertido para Stacy. como si hubiera contado una broma increíble. rió ante el comentario. Levantó sus manos. o le preguntaré a Robert. Tuve la extraña sensación de que el tema tendría algo que ver con agricultura y Stacy y yo terminaríamos vestidas como vacas o hasta de granjeras de Lark.

Stacy se acercó a mi otro costado y envolvió su brazo alrededor de mi cintura. —Grace. Miré el rostro de Lark. habiendo escuchado mis pensamientos. sin joyas extravagantes. Pareciendo como un conjunto extraño de trillizas siamesas. sin maquillaje. No sólo aplastaste a Erica en el soliloquio de lectura el mes pasado. Había estado tan envuelta en tratar de convencerlo de cómo me sentía. el tema de los disfraces fuera de nuestras mentes. para ser exactas.Se enorgulleció y sonrió. Sólo tú. Eso cambia mucho la manera en que las personas te miran. y la vi sonreír. —Como si pudiera alguna vez ser una diosa. Grace. *** 310 . que lo que había estado usando había sido poco importante. no pude evitar reír. Eras tú en pantalones cortos. si no que estás saliendo con el chico más sexy de la escuela. lo que sacó carcajadas de mí. las tres empezamos a caminar hacia la entrada del centro comercial. sin el cabello arreglado. Siempre vestía impecablemente. No eras tú en un vestido de diseñador a quién besó. Ninguna de esas cosas confeccionadas que ves por Internet. El vértigo de tener amigas con quien pudiera hablar de chicos. Griegas. Nosotras tres estábamos allí en el estacionamiento abrazándonos. ¿no? No. Fue mi turno para resoplar. No pude imaginar a Robert usando nada que oliera desagradable. —Protestó Lark. —Vamos a ser como tres diosas. —¿Puedes evitar referirte a mi hermano como el chico más sexy de la escuela? Tengo que vivir con él y no quiero esa frase corriendo por mi cabeza cuando huela sus desagradables sudaderas y zapatillas. y el hecho de que en realidad había uno del que podía hablar parecía un imposible hace unos cuantos meses y aquí estaba ahora viviendo un imposible. mientras yo era la desaliñada en camisetas de tiendas de segunda mano y jeans. No pude imaginar a Robert usando sudaderas para ello. No lo había pensado de esa manera. ni siquiera te das cuenta cuán envidiada estás siendo ahora. Stacy gruñó. inusitadamente puso su brazo alrededor de mi hombro. conmigo en el medio. No me importó si Lark y Stacy pensaban que estaba completamente loca. A él no le importa lo que usas. Lark.

Graham había estado distante conmigo desde la noche de la boda. por supuesto. que ser ciega le había permitido aumentar sus otros sentidos.Halloween y la Bienvenida caían el mismo día este año. con una en letras grandes y llamativas. y Graham había insistido que Robert estaba tratando de controlarme por el hecho de que estaba celoso. Era difícil para él vernos a Robert y a mí caminar por la escuela. “H” Lark. y no sabía qué. y entendí por qué. pero me había dado cuenta que parte de ello se debía a cómo me sentía. Robert había estado extremadamente molesto de que Graham fuese consciente de cómo se sentía él. lo que sólo complicaba las cosas. el rechazo había dejado a Stacy irritable y a Lark molesta por haberla lastimado. podía decir por la manera en que estaba respirando que estaba tan afectado como yo. sus besos más demandantes. Y. Había pensado que quizás con el paso del tiempo. quien había encontrado algunas telas increíblemente baratas con Stacy el día después de nuestro viaje de compras —no habiéndole gustado nada de lo que habíamos visto la noche anterior— había pasado la mayor parte de su tiempo libre refugiada en su casa. también lo sería él. pero todo parecía haberse estabilizado para él. lo que explica por qué el baile de bienvenida había sido cancelado y el carnaval había ocupado su lugar. El tema para el concurso de los disfraces estuvo claro en todos los carteles que había pegados en las paredes de la escuela por las últimas dos semanas. pensando que la ceguera de Lark era un impedimento físico para ella. Stacy se había ofrecido a ayudar. sosteniéndome inocentemente mientras yo dormía. con él pasando la mayoría de las noches acostado junto a mí. pero parecía que ninguno de ellos podía querer algún tipo de diálogo con el otro. parecía ser lo mejor que me quedara lejos de Graham. el Halloween de Heath y la Bienvenida eran claramente visibles en cada trozo de papel brillante de amarillo y naranja. siempre parecía faltar algo. porque un par de meses antes. aunque en un sentido mucho más leve. pero Lark insistió que podía hacerlo. Aunque no había muestras de afecto públicas entre nosotros dos. Si mis reacciones a su toque eran cataclismos. y sabía cómo debía sentirse Graham. era difícil no notar cuan cerca estábamos. lo sentía a través de mí. cosiendo nuestros disfraces. sus sentimientos se harían más fuertes. había sido mi corazón el que había sido lastimado. aunque siempre sentía el arroyo increíblemente embriagador de sangre y fuego siempre que rozaba suavemente sus labios con los míos. 311 . Robert lo había lamentado hasta que pudo controlar sus celos. Quise hablar con él sobre nuestra amistad y dónde se encontraba con respecto a mi relación con Robert. pero Stacy no podía haberlo sabido. y confundida porque estaba molesta. Robert y yo habíamos pasado cada día juntos desde la noche de la boda. ajenos a todo lo demás excepto el uno del otro. conectados a través de algo más que sólo físico. Era verdad. Por supuesto. A veces daba por sentado el hecho de que todo lo que él sentía físicamente.

312 . Puse mis ojos en blanco. éste está hecho por mí. miré hacia delante para vestirme como alguien más. cuando tengas un poco más sentido de la moda.Y lo único que se encontraba en el fondo de mi mente. eso no le impidió hacer amenazas vanas dirigidas a mí desde sus amigos. Siendo empujada en tantas direcciones. Voy a fijar la mitad y dejaré que el resto caiga. Mientras Lark envolvía los cordones dorados alrededor de mi cintura. se cobraría la venganza a la que parecía aferrarse con determinada desesperación. A diferencia de ese del perchero de diseñador que mi hermano te llevó. Mi vestido griego era una masa larga hasta la rodilla de suave tejido blanco que caía en el frente y colgaba bajo en la espalda. Para cuando Halloween finalmente llegó. Una cinta dorada estaba enrollada y atravesada sobre mi abdomen. con disfraces en mano. unido con medallones tamaño ciruela que habían sido repujados con la cabeza de un león en su cara. lo que sólo D en su pareció alimentar cualquier forma de odio que sintiera por mí. especialmente ese lunes. habiendo escuchado suficiente del sarcasmo de Lark para saberlo mejor que irritarme. obsesionada con que cuando menos lo esperara. estaba siempre en mi línea de visión. Stacy había recogido a Lark en la casa de los Bellegarde esa mañana antes de llegar a la mía. Erica no había sido suspendida. fingiendo ser alguien más… escapar de esta vida por un día. Y créeme cuando lo digo. Estaba constantemente en guardia. lo que más me preocupaba. su bastón doblado en su mano. —No creo que tu cabello quiera cooperar. ni le impedía chocarme intencionadamente mientras caminaba en el pasillo. Es un Lark Bellegarde original y un día. Había estado aterrada hasta que Lark apareció repentinamente. con tantas emociones corriendo a través de mí. Fue como si hubiera estado esperando todo el fin de semana en la escuela para arrancarme los ojos. puedo. Era el segundo vestido más hermoso que había encontrado en mi vida. me estaba agotando. Cuando Robert y yo llegábamos a la escuela. —Supe que su repentina aparición de la nada era suficiente para haber asustado a Erica. Los tirantes en mis hombros eran nudos trenzados del mismo tejido. ella estaba allí. atada finalmente a la espalda. si no que había sido puesta libertad condicional y recibido una soliloquio. —Dejarás a Grace en paz. Sin embargo. lo apreciarás por lo que es. sus labios se retiraron de sus dientes en un gruñido desagradable. o haré tu vida un infierno. Stacy estaba ocupada tratando de convertir mi cabello en una masa de rizos. pero la fiera mirada en los ojos de Lark y la forma en que sus palabras salieron como un gruñido fueron lo que evitaron que Erica siguiera cual fuera el plan que había preparado desde ese viernes.

que era del mismo largo que el mío sólo que en tono marfil en vez de blanco. estaba sorprendida. pero mi inclinación por la lucha. Mientras bromeábamos acerca de las reacciones que habría cuando llegáramos a la escuela. —Sí. —Ten. Pon esto sobre tu brazo. así que finalmente tengo una excusa legítima para llevarlas. Parece que la única manera de que alguna vez fueran apropiadas sería con la moda griega. —Soy Artemisa. Miré y me maravilló lo que vi. habiendo dado rápidos saludos para papá y Janice quienes miraban sorprendidos mientras dejaba la casa por segunda vez en un vestido. es hermoso —me di la vuelta para ver cómo lucía la espalda y casi tropiezo por el impacto—. Lark asintió. Tu escudo está en el auto. Lark me tendió algo de su bolsa. 313 . contenta por la distracción. sin cuidarse de que realmente no debería saber cuán hermosa era debido a su ceguera. Sentí algo envolver mis pies y bajé la mirada. no pude discutir lo contrario. —¿Hay alguna otra razón necesaria? Ahora vamos. por lo que creo que eso podría descalificarte. —¿Nos hiciste sandalias.Encogí mis hombros. Sabiendo que para ella. vamos antes que lleguemos tarde a la escuela. Ese es tu Erictonio. Lark dijo que con tu inteligencia te adaptarías bien para Athena. — Lark. Las tres salimos. Poniendo sus ojos en blanco. —He estado haciendo estas por años. “años” en realidad quería decir “épocas”. Lark dijo que era muy importante que lo tuvieras. pero tu hermano… por lo que he oído no es Apolo. mirando su vestido. Tampoco pude criticarla en su diseño. sin importarme realmente. ¿Y qué te califica como Afrodita? ¿Aparte de tu apariencia? Lark sonrió. también? La cabeza de Lark se balanceó hacia arriba y hacia abajo mientras envolvía las tiras doradas alrededor de mis tobillos. porque cuando me miré en el espejo para evaluar sus habilidades en el diseño de vestuario. atrapé un vistazo de alguien parado junto al auto de Stacy. —Oh por favor. la diosa de la sabiduría. y el hecho de que tengo un hermano gemelo me hizo perfecta para Artemisa. —¿Y qué se supone que son? —Pregunté. Era una serpiente de bronce que estaba enroscada por lo que podría envolverse alrededor del bíceps. —Eres Athena. sabiendo que ellas dos estarían decididamente más hermosas que yo. — ¿Para qué es? Stacy terminó de fijarme el cabello y entonces aplaudió de alegría. ¡No hay espalda! —Jadeé.

—Gruñí. Él lo miró. le devolví la sonrisa. —Nop. Sin querer tener que escuchar otra discusión entre ellos dos. Lark. y sentí mi corazón agrietarse un poco. —Ocho menos cuarto. —Supongo. Hola. —Hola de nuevo.—Graham. esperó mientras me despedía de Graham. 314 . mi voz teñida de nerviosismo. —Supongo que nos vemos en la escuela. y buscó sus llaves dentro de su bolsa. Stacy asintió. sin tratar de esconder la tristeza en su voz. Bueno…túno. rápidamente cambié de tema. vamos yendo chicas. sus manos levantadas mientras Stacy sostenía una especie de arma. de todos modos. La cabeza de Lark se levantó y Stacy dejó de reír. —¿Qué? ¡Llegamos tarde! Vamos. —¿Qué hora es. vi que tus amigas estaban aquí. —¿Qué pasa? —Pregunté casualmente. No cumplimos los requisitos de personalidad. Retrocedió. Graham? —Y señalé a su reloj. Se sintió muy bien. Y se sintió bien. una sonrisa perezosa sobre su rostro. Robert nos esperaba hace cinco minutos. por lo que me di cuenta que estaba a salvo para al menos decir hola. —Vi que tu propietario no estaba aquí. así que pensé en detenerme a ver si necesitabas que te llevara. temerosa de que en cualquier momento. Graham miró a Lark y Stacy. el rostro de Lark se iluminó. —Respiré. —Dijo. Princesa. Rió. —Señoritas. Cuando llegué afuera. Ignorando el ataque verbal a Robert. lucen bien. y si querer pasar delante de Graham. Miró a las tres de arriba a abajo. luego a mí de nuevo. —¡Eso es lo que deberíamos haber sido! ¡Las tres Gracias! Lark sacudió su cabeza. un Charger negro o una motocicleta apareciera y entonces estaría atrapada en el medio de alguna ridícula guerra de testosterona. el sonido agradó visiblemente a Graham. y sonrió. —¿Son las tres Gracias? Stacy se palmeó la frente. —Quítate de mi auto. quien siempre se sentaba en el frente. Stacy hizo un sonido de confusión. y se encogió de hombros.

Pero maldito sea por irse así. eso significa que probablemente no lo veremos hasta el lunes. como a propósito. Gruñó y se encorvó en su asiento. Sus reuniones siempre terminan con él yéndose. Mi cabeza se sacudió con fuerza ante sus pensamientos. te dijo que se iba a encontrar con Sam? ¿No Los ojos de Lark se abrieron y los entrecerró en ranuras de sospecha. pero su deterioro evidente lo había requerido. pero no me vio. Sólo me preguntaba qué otra cosa podría salir mal el día de hoy. Sabía empezaría todo con respecto a eso. Era un dolor para ella. está? ¿Dónde Se encogió de hombros. y descubrí que no dormía tan bien cuando él no estaba. Ugh. revisé el estacionamiento buscando el auto de Robert. Lark desdobló su bastón. Había pasado unas cuantas noches lejos antes. Stacy mantuvo la boca abierta como si estuviera a punto de decir algo. Sam probablemente lo ha llevado a una de sus obligaciones. Mi mirada viajó al reflejo de la mirada de Lark en el espejo retrovisor. pero después la cerró. pero nunca más que una a la vez.lo sé. Lo saludé mientras pasábamos al lado de su coche. Dip y Salsa estaban vestidos como los tres chiflados. Había personas vestidas como verdaderos números tres. y me pregunté cuando se había vuelto todo tan dificultoso. Lark no habló en absoluto. sería una completa zombie para cuando ¡Si regresara a Cerré mis ojos y traté de tranquilizarme con que todo iba a estar casa! bien. y tres de las chicas de nuestra clase estaban vestidas como las tres brujas de Macbeth. Mientras la campana sonaba. y caminamos hacia la entrada de la escuela. El tema de este año había sido ampliamente interpretado. y sin decir nada. No lo he visto desde ayer cuando me trajo a No casa. y después salté en el asiento trasero del auto de Stacy. tener que fingir que lo necesitaba cuando sabía que no lo hacía. Fruncí el ceño. Incliné la cabeza en la ventana. las tres salimos del auto. Fue mi turno de fruncir el ceño mientras me daba cuenta que este sería el primer fin de semana que Robert estaría lejos. No estaba allí.iba a estar ausente por tres noches. Todos estaban disfrazados. Lark frunció el ceño. nuestro entusiasmo por los eventos del día había mermado un poco. Tampoco su motocicleta. y por lo tanto. suspirando mientras lo hacía. que No.Vi cómo se alejaba hacia su auto. Después de aparcar. El paseo a la escuela fue tranquilo. ¿Qué quieres decir con irse? Dijo que se iba a encontrar con Sam y que estaría esperándome a las siete y treinta. Chips. Mientras paramos en la escuela. de mala gana 315 . aparentemente no satisfecha con la idea. mientras otros eran tríos famosos.

No lo sé. o de conversación. Bueno. y las clases que no compartíamos me hacían temer salir porque sabía que él no estaría afuera de la puerta. Es una de las razones por las que me saca de quicio. ¿cuándo. Sé por qué proteges tus pensamientos. —Así que. esperándome. No pude argumentar ese punto con ella allí. Lark estaba en silencio. Actúas como si él fuera tu fuerza de vida o algo así —bromeó Stacy mientras caminábamos al gimnasio—. Yo debería saberlo ya.. Creo que podríamos haberlo dejado en la casa de Lark. No puedo oírle. agitando una mano indiferente hacia nosotras mientras lo hacía. porque yo no lo sé. está bien. Probablemente sólo se está saltando el día y pasando un rato en el centro comercial o algo así. él es sólo un hombre —sin ánimo de ofender. No eres la única preocupada. Era abrumador. 316 . tenía algo que anhelaba. No entiendo por qué Sam y Robert están protegiendo los suyos o cómo lo están haciendo. Frey por dormir durante clases.. No sé dónde está tu escudo.. y no habría más repeticiones. —Déjalo ya. No es como si las personas fueran a saber que olvidaste tu escudo. Al parecer. ese día que había estado despierto durante mi soliloquio había sido una casualidad. Sin embargo.. como lo era. Sólo sé que me irrita. Lark— y los chicos realmente no son fiables. El almuerzo. Grace. y me sentía bastante deprimida. En el momento en que la última campana había sonado era el momento de dirigirnos al gimnasio para la asamblea de bienvenida. pasó lentamente para mí. El día. Nunca puedo oírle cuando está con Sam. exactamente. Grace. Además.empezó a balancearse hacia delante y atrás mientras empezaba a caminar. buscando cualquier escusa para cambiar de tema. sus pensamientos sólo para mí. No había apreciado en hecho que con Robert en la escuela. Éramos las únicas vestidas como diosas. Stacy rápidamente abrió su baúl y entrecerró los ojos. será adjudicado el premio al mejor disfraz? —Pregunté. después de todo. Nos dirigimos al salón a un ritmo pausado. así como el tercer período con Stacy concedió un respiro de la molesta sensación de soledad que me llenó durante todo el día. preguntándome si ella sentía lo mismo cuando eran mis pensamientos los que no podía oír. por lo que simplemente asentí y esperé a que cerrara el auto. Fruncí el ceño. y me gusta saberlo todo. agradecida por el regreso de la inclinación del Sr. —Uh-oh. Creo que todo lo que tienes que hacer es decir quién eres. Hay cinco de ellos en mi casa. Las clases que compartimos juntos se hacían pesadas sin él. Le gustaba saberlo todo. ella tenía razón en ese aspecto. Tal vez es porque Sam es alado. No esperaba que me fuera a sentir tan perdida.

¿aprehensión? Podía ¿Qué estás haciéndole? decir por la forma en que Lark estaba sonriendo que estaba tramando algo. no va contra la ley. Sean era el gemelo de Stacy. nuestros rostros preocupados por su extraño comportamiento. a alguien sentado en lo alto de unas gradas. se supone que el anuncio será hecho allí.. a una de. pero Stacy hizo la suposición correcta y puso el arco en el suelo. pero no soy uno de comportamiento. y su frente era un poco más ancha. después del juego en el carnaval que están preparando. que no necesita.—Esta noche. y las cuestiones que esto podrían traer a colación.. va eso contra la ¿No ley? Lark volvió la cabeza hacia mí. pero compartían la misma mirada honesta y el mismo fruncimiento sarcástico de sus labios. que podría haber sido mi reflejo. Su ceño fruncido por la confusión. concentrándose directamente en Sean. ¿de acuerdo? Y no. Ella se volvió a mirar a Stacy. mostrando una expresión de molestia. y después su boca se abrió. Su rostro parecía similar al de Stacy. —Stacy se estaba tapando con su arco mientras nos sentábamos en las gradas. —Lo siento. sorprendida. ue eran obviamente preocupantes. de repente. —Ya me dijo que se lo diría a mamá cuando llegáramos a casa. Los ojos ciegos de Lark miraron al otro lado del patio. De pronto la cabeza de Lark se giró.. yo soy un ángel en forma y función. 317 . intencionalmente tratando pasar desapercibida de algo. Los dos minutos significaban mucho en la familia de Stacy. Mira. pasaban q rápidamente por su mente. Sólo soy yo tratando de salvar a nuestra amiga. de un pequeño problema con sus padres. y su hermano mayor por dos minutos. y los cinco hermanos eran muy protectores con su hermanita. Di un grito ahogado. no voy a ir a casa hasta después de ganar el premio monetario. No quiero que Sean me vea. con los ojos cada vez más abiertos y entrecerrándose mientras los pensamientos. Sabía que ella estaba más preocupada por el daño que su cuerpo haría al arco que de otra cosa. su mandíbula era cuadrada. así que no me importa lo que digan ustedes. ya que el papel de bebé de la familia cayó sobre los hombros de la única chica. —¿Qué estás haciendo? —Le siseó Lark mientras la punta del arco golpeaba su brazo por tercera vez. Sólo estoy mostrándole a Sean lo que le espera si le cuenta a su madre lo del la vestimenta de Stacy. Observé como la mirada perturbada en su rostro cambiaba..

con los ojos llenos de lágrimas—. sin saber qué más decir. Stacy y yo nos detuvimos en el aparcamiento. —Tal vez está hablando con un chico —sopesé. —¿Stacy? —grité. Seguía diciendo que viniera al campo de béisbol. simplemente. No sabía cuáles eran las consecuencias para Lark. mientras Stacy parecía furiosa.. —¿Adónde se fue? —Stacy se volvió hacia mí. mientras que yo me sentía como un saco de papas. hasta que llegamos a la tercera base. y susurró: —¿Quién te lo dijo? Yo nunca se lo he dicho a nadie. Se puso de pie y con pasos metódicos. su ceño frunciéndose con concentración. pero fallé muy miserablemente. Seguimos caminando. ¿Cómo te enteraste? El labio de Lark tembló. —Ella giró la cabeza para mirar a 318 . Shh. y pude ver su lucha. Grace? ¿Lo sabías tú? La miré a los ojos. Luego dijo a la tercera base. Stacy me miró como si no se hubiera dado cuenta de que la había estado siguiendo. Yo estaba jadeando. pero vas? no podía oír su respuesta. Ir a la tercera base. —su cabeza se giró de de nuevo a Lark—. Ni siquiera pienso en ello ahora. Stacy mucho más lejos por delante de mí de lo que había estado cuando ella se fue. Stacy levantó la mano otra vez—. Vi como la cabeza de Stacy se tensó. el aire no quería cooperar con mis pulmones para pronunciar las palabras con la cantidad apropiada de sílabas. mientras yo las seguía. No entiendo. con la cabeza hacia abajo un poco antes de enderezarla. lentamente nos dejó a las dos en el gimnasio. y luego comenzó a caminar alejándose del aparcamiento. La verdad no era mía para contarla. Lark. si ella no podía decir a Stacy la verdad. en dirección a las bases de béisbol en la parte de atrás de la escuela. Yo. ninguna de nosotras sabíamos a dónde podía haber ido Lark. y luego se dio la vuelta. tratando de alcanzarla. El secreto de Stacy no había sido de Lark para decirlo. ¿Stacy a dónde vas? —Ella levanto su mano para silenciarme mientras se quedaba quieta. y no pude decir nada. esperando que la respondiera. —¿Po-por qu-é estamos aquí? —Jadeé. el destello de dolor en sus ojos mientras luchaba para que la verdad saliera a la luz. Sólo mi familia sabe. pero ella seguía caminando—.. —Oí la voz de Lark. Ella está diciendo algo. porque sabía lo que venía. La cara de Stacy mostró su sorpresa y también el dolor de una silenciosa traición. Stacy agarró su arco y corrió tras ella.. tampoco. su bastón agitándose de adelante a atrás sin propósito alguno.. ¿a dónde Le envié mi pregunta a ella.—¿Por qué no nos contaste que tuviste cáncer? —Espetó Lark. La seguí. Ella se volvió para mirar a su hermano. ¿Por qué se fue? ¿Cómo lo averiguó. no pensaba que fuera a ser hoy. Ella estaba en muy buena forma.

finalmente. Hoy. y yo sonreí ante la acción familiar. tenía algo que en su mano. era mi escudo. destruyendo lo que había pensado que era real y qué no. Vi como sus ojos se abrían por completo. con la boca apretada obstinadamente mientras absorbía este pedazo de información. Y entonces gritó. Pude ver que ella estaba aterrada. La cabeza de Stacy se balanceaba arriba y abajo mientras ella respondió una pregunta no formulada. que sabía más que 319 . y luego sacudió su cabeza de vuelta a Lark. Supe entonces. —Cuando escuché los pensamientos de tu hermano. y después de tres rotaciones completas se detuvo. Pero. su boca abierta. Stacy sonrió. —¿Por qué no me lo dijiste nunca? Lark. sin querer inmiscuirse en lo que ocurriera. —Santa mierda y todo lo cubierto de chocolate. sabiendo qué era lo que estaba tratando de hacer. Lark sacudió la cabeza. ganaría una verdadera amiga. las acusaciones escritas claramente en sus ojos. creo que puedo entender eso.. Lark parecía.su alrededor. —Con tan inmenso secreto. Se volvió para mirarme. ¿cómo hiciste eso? —Gritó Stacy.. Su frente se arrugó por la concentración. me di cuenta de cuánto tiempo habías mantenido tu secreto para ti misma. a un ser humano. o perdería la primera por la que se había preocupado. Porque Lark estaba justo delante de ella. Su cuerpo se giró y después su cabeza como haría un perro persiguiendo su cola. tenía curiosidad sobre lo que podría haber motivado a Lark para tomar la decisión de revelar finalmente el secreto. y daba miedo. —Yo no sabía si podía confiar en ti. quien miraba fijamente “oh”de al espacio vacío que había ocupado Lark unos segundos antes. frágil. con una extraña sensación de facilidad en su voz... Yo nunca la había visto así antes. Stacy le tomo el escudo y se limpió las lágrimas de los ojos. sacudiendo lejos su sensación de vértigo. como buscando algo. Ella desapareció. habló. y una pequeña sonrisa se formó en las esquinas de su boca. Di un paso atrás. y su mano se alzaba para disimularlo. No exagerabas cuando dijiste que ni siquiera pensabas en ello. ¿por qué ahora? ¿Qué ha cambiado? Con la tensión de tener que ser honesta a un lado. Cuando ella volvió a aparecer a los pocos minutos. que había mantenido con ella por más de quinientos años. provocando un sorpresivo Stacy. Lo habría visto.

Las mejillas de Stacy estaban enrojecidas por el viento. Y ese era.. o has decidido dejar que lo averigüe por su cuenta? —Miré a Lark. y sus ojos estaban vidriosos por la emoción. tienes que averiguar por qué Robert te ama. —Estoy sentada en ese segundo peldaño contigo. ella hizo algo que era muy típico de Stacy. 320 . Podía confiar en ti. pero no podía verla. ¿Cuál es la diferencia? El labio inferior de Lark tembló. había sabido más de lo que podría decirte. Lo averigüé porque mi hermano no puede guardar un secreto. El secreto más grande de todos era el único sobre el que el ángel no hubiera sabido. Grace. Podría contarte todo y que todo estaría bien. Se acercó y abrazó a Lark. —Ella lo sabe todo. suspiré y me preparé para tomar un puesto en la tercera base. y esperé su respuesta. —No puedo imaginar un mejor Halloween. Una ligera brisa me alertó de su regreso. pero nunca esperé ver lo que sucedió después. Stacy se echó a reír. ¿Y supongo que nunca me lo vas a decir? Negué con la cabeza. —No te atrevas a sentarse en esa base sucia con ese vestido. realmente no te lo puedo decir. —Bueno. Esto es mejor que la Navidad. Además. Sostuve mi mano por encima de mis ojos mientras escaneaba el horizonte para tener una visión de ellas. pero no vi nada. los brazos de Lark se envolvieron alrededor de Stacy y se disparó hacia arriba en el aire. Actualmente estoy justo aquí en el segundo peldaño. Con un grito de alegría. La pequeña muestra de afecto de la que había sido parte.incluso. Stacy sonrió. Considérate a ti misma en lo alto de la escala social de los ángeles. y ella recibe una respuesta directa. desapareciendo completamente de mi vista. Aceptando eso.. Tuve que jugar a veintiún mil preguntas con tu hermano. —¡Uf! Ella consigue todas las respuestas y yo consigo un “lo siento. no puedo decírtelo”. Ni siquiera en su propia cabeza. Lancé mis manos al aire. —Ordenó Lark. eso es genial. —¿Realmente le dijiste lo que eres. —Grace. Lark me había dicho que era posible que no fuera sorprendida por una reacción similar por parte de ella. —Las palabras de Lark fueron decayendo. —No es mi secreto para contarlo. Stacy. —¿Cómo de terrible es este secreto? —me dirigió su siguiente pregunta a mí—. Podía oír los gritos de entusiasmo de Stacy.

realmente —ella miró lejos hacia el bosque detrás de la escuela—. sabríamos quien. Una persona vestida ya había sido desenmascarada. Era Halloween. sí. He estado libre de cáncer durante más de diez años. Ese fue un momento difícil para mi familia. y después de eso. las tres formando un extraño trío silencioso. ¿Qué más pasaría? 321 . Entonces el ruido de la multitud escolar tomó el control mientras escuchábamos la carrera hacia el campo de fútbol. Lark y yo estábamos de pie a su lado. pero no me gusta pensar en ello. —Bueno. No. El juego comenzaría en una hora. La asamblea había terminado. técnicamente.—¿Así que estás en remisión? —Quise saber.

—Gracias. Graham está sufriendo y no puedo ignorar eso y dejar que lo haga solo. Para cuando el juego había terminado. A Robert no le va a gustar esto. murmuraba la multitud. Todo lo que podía ver era a Graham sentado en el banco con la cabeza entre las manos. Nuestro pobre equipo de fútbol estaba completamente destruido antes del primer cuarto. Yo era su amiga. y él había elegido ser el mío. me dirigí hacia los vestidores. pero yo simplemente no podía dejarlo revolcarse en su miseria solo. Un récord estatal. sus rostros llenos de desaprobación. todos sus sueños de fútbol americano universitario aparentemente borrados por un línea defensiva muy determinada. chicas. Yo vi a Lark y Stacy ver cómo me fui.Sensación Traducido por sophie12 Corregido por Marina012 F uimos derrotados por el equipo de la Secundaria Newark. Oí el doble suspiro resignado y el eco de sus pasos mientras me seguían. Yo sonreí y esperé. Mientras la multitud se levantaba para irse y llegar al carnaval. Me dejó Robert plantada. Me encogí de hombros mientras seguía caminando. No podía quitarme la imagen de Graham con la cara abatida de mi mente. No podía tirarle esa elección a la cara. que tuvo que abandonar el juego antes del segundo down. no está aquí. No me voy a preocupar por él justo ahora. El doble sentido no se le pasaba a nadie. Heath no había anotado un sólo punto. Newark anotó tres touchdowns y un gol de campo de tres puntos en los primeros siete minutos del juego. y Newark tenía un marcador de tres dígitos que tenía a los periodistas murmurando sobre récords y potenciales profesionales. 322 . Graham había sido tacleado tan mal.

—Estamos aquí para ver cómo estás y para ver si quería ir al carnaval con nosotras. se lo comía con los ojos— y me di cuenta de que Graham estaba muy satisfecho por eso. —No lo hará. Él me vio y sonrió. con la cara llena de un leve shock. que olía a pérdida y derrota. la madre de Graham. Iris Hasselbeck. esperando a su hijo.Stacy hizo una mueca. Soy Lark Bellegarde. Ella estaba molesta conmigo porque Graham había roto con Erica. lo que significaba que no lo podía refutar. ¿Ustedes también vienen a ver a Graham? —Todas lo hacemos —respondió Lark. su camiseta en la otra. pero ellas dos se convirtieron en amigas ¿cuándo de Graham? —Bueno. eso es lindo. vi un rostro familiar. Tanto Lark como Stacy parecían a punto de un ataque. y esta es Stacy Kim. Lark lo había dicho. —Le dije. —Oh. Por supuesto. no estaba sola. Ellos van a anunciar el ganador del 323 . se quedó fuera. hola Grace. y Lark arrebató su mano de las garras de Iris cuando Graham salió de la entrada del vestuario. Somos amigas de Graham. Estoy contenta de saber que él ha sido capaz de conservar algunas chicas bonitas cerca. A medida que caminábamos hacia el vestuario. con seguridad. Señora Hasselbeck. ¿Dónde está el guardián? Puse los ojos en blanco e ignoré su pregunta. Se volvió a mirarme. una delgada línea de irritación era la única pista de que existía una boca en su rostro. Sentí la repentina falta de aliento mientras me daba cuenta de lo físicamente atractivo que era Graham. sosteniendo de la mano a Iris—. —Así que trajiste a tu perro guardián y tu entrenadora de modas. No esperaba verte aquí. —Esas tres palabras causaron que la boca de Stacy colgara abierta en estado de shock. Lark negó con la cabeza. Al parecer. No llevaba la camisa puesta. —Dijo Iris mordazmente mientras me miraba. Me volví hacia Lark con la boca abierta por el comentario. sus almohadillas y un casco en una mano. —Hola. pero no obstante. tomando la mano de Lark en la suya y sonriendo a esa cara tan hermosa que era tan diferente a la mía. Stacy y Lark se lo comían con los ojos —Lark ya sea a través mí o de los ojos de Stacy. —No sé por qué sientes la necesidad de consolar a la Princesa. Él probablemente sólo va a culpar al otro equipo y a quejarse como un bebé. y me dio la oportunidad de mirar su pecho.

Grace. ya sabes quien ganó. y había varios aparatos que estaban girando. pero realmente no había mucho que pudiera ofrecer como argumento. a diferencia del joven medio vestido que había estado de pie allí. Ella tropezó por decir algo. Ladeé mi cabeza hacia un lado y levanté una solitaria ceja en sorpresa. vamos Señoritas. Pero es molesto. Sacudí mi cabeza para eliminar el pensamiento de mi mente y lo tomé del brazo cuando me lo ofreció. —Pareces haber manejado esa gran dosis de pectorales muy bien. Con su sonrisa caprichosa y sin preocupaciones—. pero también de placer de ver cuán rápido su silenciosa madre tomaba su equipo y él se ponía su camisa.concurso de disfraces pronto y pensé que querías pasar el tiempo con tres Diosas Griegas en lugar de trece deportistas. Lark los miró por encima y sonrió para sí misma. tanto sentadas como de pie alrededor del escenario. su sonrisa cada vez más amplia. Comencé riendo por la forma en que la cara de Stacy se volvió roja. Creo que puede ser una buena idea llevarlo alrededor más a menudo. yo voy a tener que la acostumbrarme a esto. —Dijo. lo que le hizo aparecer igual al chico que prefería recordar. mi estómago rugiendo por la falta de desayuno y almuerzo. así que corrimos rápidamente hacia el escenario que se había creado frente a la escuela. La expresión de Graham fue de escepticismo. Nos enteramos de que habría unos cuantos minutos antes del anuncio de quién había ganado el concurso de disfraces. Estoy bastante segura de que vamos a ganar.Sus pensamientos traicionaron. Stacy se burlaba de la idea. probablemente porque sabía que Stacy se habría negado. Es guapo. —Bueno. Nosotras somos las mejores vestidas aquí. Los cuatro nos dirigimos hacia el gran campo que se extendía entre los campos de fútbol y baloncesto. Déjalo Lark. ¿te importaría traernos algo de beber? —Graham. acompañados por los gritos de sus ocupantes. Rodeé sus hombros con el brazo en comprensión. farfulló ante la forma melódica que Lark habló. Ofreció su otro brazo a Lark. —Bromeó Lark. una sonrisa de suficiencia en todos nuestros rostros. Estaba iluminado con luces brillantes en la mitad. asintió con la cabeza y se fue. Había una gran cantidad de personas disfrazadas. —Graham. ¿cierto? Ella asintió con la cabeza. ondulándose y sacudiéndose.—Oh. Colgaba en su cuerpo. 324 . Sólo lo puedo manejar en pequeñas dosis. echando una rápida despedida a su madre a medida que pasó junto a ella. claro. —Es agradable a la vista. El olor de azúcar y alimentos fritos asaltó mis sentidos. y se convirtió en ansia. —Gimió.

aunque no pudiera leer la mente. Él gruñó su asombro. me conocía muy bien—. Graham entre Lark y yo. ella era para ellos. Empezamos a caminar de nuevo. Aparté la vista.. su Afrodita gracia y su voz melodiosa los había cautivado a todos.. Ella hizo éstas. Debe haber dado una imagen impar. Pero. cerca de chocar contra las dos mientras nosotras la esperábamos en la parte inferior del escenario. Tal vez —Yo te llevaré a casa. y su rostro no mostró emoción alguna. también. la próxima vez. Él no le dijo a ninguna Él nosotras que de no iba a venir. Miré de nuevo a Lark. Graham —le dije agarrando su mano—.—Shh. Lark suspiró y yo miré con tristeza el algodón de azúcar y las manzanas de caramelo que parecían estar diciendo mi nombre. Hablaré con ustedes más tarde. No he pasado algún tiempo contigo durante las últimas dos semanas. realmente no me importaba ahora . y no se presentó. Y no miré hacia atrás. —Le señalé mis sandalias. Su belleza angelical.. Jugamos unos cuantos juegos y subimos en la rueda de la fortuna antes de que Stacy comenzara a preocuparse por el tiempo y lo que sus padres pensarían si ella llegaba tarde usando su vestido de Artemisa. 325 . Graham es mi amigo y yo no lo voy a dejar tirado sólo porque Robert no puede controlar sus sentimientos. Stacy y yo nos miramos la una a la otra y pusimos los ojos en blanco mientras nuestros nombres fueron llamados. por lo que ni siquiera lo intentó. —Siseó Lark y agitó su mano hacia nosotras.. Lark no podía pretender que se había sorprendido porque rara vez lo hacía. Grace —Graham. Ella caminó a aceptar el premio y corrió hacia abajo. mientras que Stacy estaba a mi otro lado. Si hubiera hecho alas. mirando con ojos perplejos. Graham reapareció con botellas de agua para nosotras y nos felicitó por nuestra victoria. —Me despedí con la mano de Stacy y Lark y jalé a Graham hacia las manzanas con caramelo. Ellos van a anunciar al ganador. Ven. Grace. Ella es la que diseñó y cosió los vestidos. y no dejé de caminar hasta que nos encontramos en la fila. los cuatro. —Creo que eso es una gran idea. mientras tu carcelero no está. vamos a divertirnos. no parecían darse cuenta de que no había usado su bastón. pero tuvo más éxito pareciendo un pájaro subido de cafeína. no queriendo ver su rostro mientras sus pensamientos corrían por mi cabeza. —Tú sabes que él va a estar molesto por esto. sabía lo que estaba sucediendo hoy. yo creo que el resto de la competencia simplemente se hubiera retirado. El público estaba fascinado por su belleza. el jugador de fútbol americano entre tres diosas. —Realmente fue la victoria de Lark —corregí—. Por supuesto sabía eso. tratando de calmarnos.

cuanto Graham era parte de mi antigua vida y de la nueva. No Extrañaba esto. Y sólo por el privilegio de hacerlo. mi mente empezó a correr por todas las emociones que sentí y las preguntas que no me había atrevido a preguntarme a mí misma porque tenía miedo de las respuestas. mi cara. —Bueno. me agarró la mano y comenzó a tirar de mí hacia la línea. veo que no perdiste el tiempo. Graham había sido siempre una parte de mi vida. sobre no estar aquí cuando finalmente obtuviera sus alas o cuando recibiera la llamada hizo eco en mi mente. pero de alguna manera las habíamos remendado. Pero. sin embargo había tomado tiempo. por culpa de un artículo que había leído online.—Así que. pero embriagadores. quería estallar con la emoción cruda que se acumulaba dentro de mí. cada vez que rozaba sus labios contra los míos con sus besos tenues. Yo estaba cansada de escoger bandos en el momento y preocuparme de no herir a ninguno de los dos. Decidiendo que se hacía tarde. ¿de acuerdo? Él me sonrió y asintió. me di cuenta cuánto hasta ahora. y yo no sé si podría aceptar la respuesta a la pregunta de si valdría o no la pena. ¿puedo considerar que no estás precisamente contenta con tu guardián ahora? Yo no quería responderle. también? ¿Y qué le ¿cuánto demostraría si eso pasara? Las palabras de Robert acerca de no ser capaz de ser todo lo que yo quería que fuera. Nos reímos de programas de televisión que ambos veíamos. sólo amarlo. estaba renunciando por amar a Robert? ¿A qué Él me había pedido que no compartiera mis sentimientos con él. —Vamos a conseguir algunas manzanas y pasear en la montaña rusa como antes. Comimos golosinas pegajosas y nos fuimos al recinto ferial. contentos de hablar de lo que había estado pasando en las últimas semanas. 326 . pero tiempo pasaría para que este parche se rompiera. Yo estaba arriesgando mucho sólo por la oportunidad de amarlo. Yo sólo quería divertirme. y en esta ocasión lo estaba dejando fuera. Sus acciones habían roto por completo nuestras uniones. No por ser amada. porque quería ser capaz de corresponderme. y todavía no habíamos montado la montaña rusa. guardarlos dentro no era tan fácil como sonaba. y yo lo había cumplido. Mientras estábamos en la fila. al menos. riéndose todo el camino de la primera vez que subimos y yo vomité. tenía que ver como mi mejor amigo se iba cada vez más lejos. y le hablé de Janice poniendo en la casa un régimen de alimentos saludables. mi pelo. Me habló de las constantes peleas de sus padres por el dinero. sobre todo cada vez que tocaba mi mano. y discutimos las asignaciones de las clases que todavía nos faltaba terminar. la parte que yo podía recordar.

la malicia en sus ojos era clara. Vi quien me había hablado y vi que Lark. sin saber si era el dolor o el comentario lo que causó que las lágrimas nacieran en mis ojos. acabas viéndote tan miserable. sí lo fuera. Así que adelante. largo y fluido con un escote bajo y una espalda aún más baja. Siempre he sabido eso. caminando alrededor de la escuela como una completa zombie sin él aquí.Las palabras de hielo me arrancaron de mis pensamientos al sentir la mano sobre mi hombro apretar y tirarme cerca. y que puede confiar en ella. y aún infaliblemente hermosa. Si piensas que el hacerlo te dará una oportunidad con él. Había sido ceñido a la cintura con un cordón dorado que había sido envuelto y atado alrededor dos veces. Pero luego veo tu cara cuando él está aquí. ¿Me pregunto qué diría sobre esta… reunión? ¿O no le piensas decir que estabas con sus brazos envueltos alrededor? Tal vez debería ir a buscarlo y decirle las buenas noticias por mí misma. —Piérdete. —Le dije entre dientes. aunque sea por un sólo jodido día. Medusa. Quería arrancársela. Grace. —Dije después de que Erica se deslizó lejos. —Robert no está aquí por un día y sales a correr de nuevo a tu perro faldero —se burló ella—. Erica. Graham. Y. ¿eh? —Su sonrisa era arrogante. Ella llevaba un vestido similar al que Lark había llevaba. por ser una parte tan importante de tu vida haciendo que cuando no está allí. —No tenías que mentir así. Robert ya sabe que Grace está aquí. Erica. Robert está siendo desperdiciado con alguien como tú. Podía odiarlo. pero Graham simplemente continuó—. bueno yo tengo un apartamento con vista al mar en Licking que me gustaría vender. y no puedo estar nada más que contento de que alguien por fin te haya hecho feliz de la forma en que no lo hice. —Hola. aunque nunca vamos a ser algo más que amigos. Stacy y yo no éramos las únicas que se habían vestido al estilo griego. Él le dijo que se divirtiera esta noche porque sabía que no iba a poder estar aquí con ella. Para saber eso sólo tendría que haber visto como estabas hoy. Él negó con la cabeza —Yo no estaba mintiendo… no mucho de todas formas. No. Pero Erica no vino vestida como Afrodita. No vas a lograr nada aquí. ve y díselo. Él sabe que sólo somos amigos. sabiendo que no iba a ser lo último que viera de ella. con la cabeza cubierta de serpientes y todo. bueno. Sus ojos parecían encenderse de ira con la réplica de Graham. excepto lucir como un idiota —soltó Graham. pero contenta de que. Yo me despedí mientras Erica se iba rápidamente. Ella era la Gorgona. Para que lo sepas. Me mordí los labios para no reír. 327 . terminando con borlas doradas. Hoy no había estado en clase y yo no lo había notado. sabes. Abrió la boca para hablar. al menos por esta noche. Eres de confianza.

Dios… Robert.Y ahí estaba. —¿Lark? —solté un bufido—. eso es todo. ¿podrías llevarme a casa? Él sonrió y asintió. A medida que nos acercábamos al coche. —Graham. y ahora a las mujeres les encanta verte sonreír. —¿Cuál? Su sonrisa se hizo suave. y abracé esta nueva pieza de información para mí misma. — Lo reprendí. y como si fuera el momento justo. —Y luego conseguiste aparatos. —Hey. ¿recuerdas cuando éramos niños. y te burlabas de mis dientes? —yo me reí—. —Hombre. eso sin duda daría un giro a la dinámica de mi relación con Robert. ¿Estás interesado en la hermana de Robert? Se enderezó su sonrisa. Te llamaba Lispy el Conejo porque tenías los dientes como un conejito. su luz iluminó a la persona que salió de las sombras. casi melancólica. Me sentía tan malditamente consciente de mis dientes. Envolví mi brazo alrededor de su cintura mientras empezamos a caminar hacia al estacionamiento de estudiantes en la playa. Le sonreí con una sonrisa de complicidad. —No. Él soltó una carcajada. vi que algo se movía en las sombras del edificio de la escuela. —¿Incluso a tu amiga? Levanté las cejas. Me puse rígida de ¿Había decidido Erica que nos esperaría miedo. Él se veía tan impresionante en la luz de la luna. Sólo estaba preguntando. Graham me había dado mi respuesta. Sí. todo el humor desapareció de su rostro. La luna estaba alta en el cielo. Podría aliviar su mente sobre Graham de una vez por todas o sólo podría intensificar su desaprobación. Miré a la montaña rusa en la que habíamos estado haciendo la fila para montarnos. dejó caer el brazo de mí y me empujó detrás él. Si tenía sentimientos por Lark. curiosa en su pregunta. que sintió el súbito cambio en mi estado de ánimo. y simplemente ya no parecía tan importante y necesario. 328 . en el coche para continuar su diatriba? ¿Estaba tramando algo peor? Graham. yo odiaba cuando hacías eso. —Lark. Su cabello medianoche se veía casi plateado y sus ojos estaban llenos de tristeza. —Oh. —¿Quién está ahí? —Gritó.

Robert. Él sabría. Seguí diciéndomelo a mí misma. hacia lo único que podía hacerme irme. su oscuro brillo. No habría besos felices o cálidos abrazos. No había sido conducida aquí para un encuentro. Finalmente vi la sombra de una figura de pie en medio del pasillo. golpeando mi codo con la baldosa fría. Di un paso hacia Robert. Fue un movimiento rígido. no había buscado en mi mente. él vería. No dijo nada de nada. Una parte de mí me decía que diera la vuelta y regresara donde la luz seguía brillando. Robert ¿dónde estás? Yo lo sentía. Estábamos frente a la oficina de registro. Robert. Mira. desesperada por tocarlo. pidiéndole que se quedara. Yo era atraída. cansada de caminar por el laberinto por donde me había llevado. sentir su aliento en mi piel… pero él levantó la mano para detenerme. sintiendo deslizarse las paredes y puertas. porque era la única manera en que sabía que no lo iba a perder. Escucha. Yo no podía perderlo. buscando. Tropecé con algo que estaba bloqueando mi camino y caí al suelo. Robert. seguí. Reconocí la puerta. frotándome el brazo punzante. Lo podía sentir en mi mente. sin saber a dónde llevaban. y mi sangre se volvió agua helada. por olerlo. Seguí caminando hacia él. No 329 . Graham se alejó de mí. gracias a Dios. esto no es lo que parece. como un imán.—Robert —susurré al oír sus pensamientos. por favor. por favor. su cuerpo esbozado por la franja de pálida luz de luna que atravesaba la ventana de cristal de una puerta justo detrás de él. escuché las acusaciones en silencio. mira a través de mi mente. y luego otro. a veces tropezando con mis propios pies mientras uno de los cordones de mis sandalias se venía abajo y se agitaba por debajo de mí mientras caminaba. pero mi corazón me llevó adelante. desigual… era un movimiento que había visto antes. llegando a su lado. pero sabiendo que me estaban llevando a algún lugar donde tenía que estar. aunque no podía verlo. donde Graham estaba todavía de pie. Levantándome a mí misma. sabiendo que este momento no era uno al que él perteneciera. caminando a través de ellas. Era un movimiento que afirmaba nada más que rechazo. Me sumergí adelante a través de la oscuridad. No se movió. mi mano alcanzándose hacia él. —Robert. Era uno con el que estaba muy familiarizada. Continué hasta que me perdí en la oscuridad cerrada de la escuela. pero contenta por la privacidad que había previsto para nuestro reencuentro. escuché su corazón romperse en mi mente—. ¿Por qué estamos aquí? —Resoplé. casi negro en apariencia. Él no había escuchado mis súplicas. mis manos intentando alcanzarlo. gracias a Dios.

Lo podía ver en sus ojos. Graham había dicho que era de confianza. Tú o un ángel no me amas. no confiando en la velocidad de mis simples pies para sacarme de este edificio lo suficientemente rápido. perder toda la fe en mí. ¿cierto? No puedes confiar en mí porque no me amas —le susurré. miseria y dolor. Pero Robert no… no podía confiar en mí porque. Di la vuelta y eché a andar de nuevo en la forma en que llegue. luché contra el tirón dentro de mí que deseaba que diera la vuelta. Me deslicé contra la pared abrazándome a mí misma sintiendo mi cuerpo temblando con el aplastante dolor de la pérdida. los cordones de las sandalias habían salido decididamente más largos y más peligrosos. ahora golpeaban en ellas. las palabras que salieron sellaron cualquier posibilidad de reprensión. cada fragmento de esperanza y amor se rompió en pedazos mientras los segundos pasaban. sin propósito. Qué fácil había sido para él. Sentía que me estaba ahogando en mi propio vacío. que nadie salvo Dios lo habría escuchado. Finalmente me rendí al agotamiento que el dolor había desatado en mi. y caí sobre mis propios pies.había sido él. Me movía más rápido. Él lo sabía porque él me conocía. Silbé por el dolor y oí como rebotaba en los pasillos oscuros y vacíos. mientras yo había estado luchando para encontrar faltas. Y yo me reí. estrellándose en ellas. y el eco de mi dolor me estaba forzando abajo. era al azar. La pérdida de Graham había sido una irritación leve en comparación con esto.. Me tropecé más a menudo ahora. Negué con la cabeza. Fue un arrebato histérico que se dobló rápidamente en el interior de mí misma y se convirtió en algo más: una dolorosa risa. —. me amaba. y nuestras risas. Cerré los ojos y sentí como mi corazón se rasgaba en pedazos. cada uno 330 . Mis manos se agitaban delante de mí. teñida de ironía. no confiando en el dolor de mi corazón perpetuamente roto. Fue de lejos lo más doloroso que alguna vez haya experimentado. con mi voz tan suave. —Eso es todo. Estaba gritándome que volviera. mi brazo alrededor de él. La oscuridad parecía más negra. Él sólo vio Graham con su brazo a mí alrededor. el frío suelo de baldosas mordiendo mis caderas. —Sentí mi estómago retorcerse y el dolor ardiente que se disparó directamente a mi corazón. ya no se resbalaban en las paredes. Podía sentir los cortes y heridas causadas por las esquinas de los armarios. Luché con las quemaduras de mi corazón. luego el quejido de reconocimiento se unió pronto al sonido de sollozos rotos.. y el latido cada vez mayor de los moretones aún no formados por las puertas y pomos que estaban en mi camino de escape del creciente sonido de la fractura de mi mundo. mi camino ya no tenía propósito.

a pesar de lo desesperada que estaba aferrada a algún tipo de esperanza que decía que yo estaba equivocada. impidiéndome conseguirlo. a pesar de su contacto conmigo. el sonido roto procedente de mis labios no sonaba como yo en absoluto. Traté de empujarlo. y era una tonta por creerlo.. la ira fluía tan rápido dentro de mí como las lágrimas que salían—. pero de nuevo su mano salió disparada. los dedos tocando la piel desnuda que las tiras de mi disfraz no cubrían. sus ojos abiertos con sorpresa. Su rostro estaba a centímetros del mío. ¡Quítame la mano de encima! Él tiró su mano de mi pierna con rapidez. Era una pared de nuevo. yo creía que me amaba. No se movió. que nunca había sido amada. —Tú no eres una tonta. incluso cuando se estaba rompiendo. Su mano una vez más se apartó rápidamente y me oí llorar de manera insoportable me sentía aún más perdida sin ella. no encontrando forma de entrar… Yo estaba cerrada por completo. como Robert y Lark estaba repentinamente sucumbiendo a la verdad. haciendo caso omiso de la forma en cómo las puntas de mis dedos picaban con sensaciones mientras trataba de separarlo de mí—. pero él puso una mano firme sobre mi rodilla.. Grace. Yo podía sentir la tela de mis pensamientos llegar a él. ¿No ves que no puedo? Me apoyé contra la pared y con todas mis fuerzas. —¿Va a dejar de tocarme? —le grité. a pesar de que nunca lo dijo. —Vete. yo… —Comenzó. Mis ojos se abrieron de repente. ¿No puedes ver cuánto daño me haces? 331 . —Lloré. Negué con la cabeza. mi voz quebrada por la emoción. Traté de pararme una vez más. traición y desesperación. esta vez en mi hombro. no quería oír nada más. —No puedo. sólo para y vete. —¡Déjame sola! —lloré. —Grace. agarrando su muñeca. —Para. incapaz de mantenerme callada. Él negó con la cabeza. — Le susurré. La única parte de mí que realmente podía ser inmortal.de ellos reclamados por dolor. no quería escuchar la voz que hacía a mi corazón muerto cantar. Si él no se iba. su fuerza demasiado grande para que cualquier parte de mí lo moviera. sus ojos muy abiertos. Déjame ir. como su corazón. a pesar de su cercanía. Y sólo ahora podía admitir que. le empujé. yo lo haría. Traté de levantarme. mientras me miraba y luego a su mano.

El dolor en mi costado. pero él también había asesinado mi fe en el proceso. —Suave.Pero él no se iba. apretando la nariz y los labios contra mi palma. sentir. su pelo. Cerré los ojos.. y yo no quería que la masacre continuara. porque ahora eran traidoras y picaban por tocarlo. sin pensarlo. Una sola cosa me impediría caer. 332 . Me tragué el sollozo que me estaba ahogando y asentí con la cabeza una vez. dijo en voz baja. Puso su mano sobre mi boca. —Grace. suavemente—. Sentía como si mi piel fuera a estallar en llamas donde sus labios habían estado. ahora que sé que no. Robert.. y la besó. pero lo hice sin pedir su ayuda. Yo luchaba por ponerme de pie. Robert.. pero ahora que sé que no hay ninguna. yo sólo no puedo. puedo sentir esto —dijo suavemente — desesperadamente— mientras frotaba los pulgares contra mis mejillas manchadas de lágrimas—. silbé y me aparte de él… podría haber descubierto lo que significaba tocar algo y sentirlo.. pero eso ya no tiene nada que ver conmigo. El silencio habría sido menos doloroso que el susurrado "no"que incineró cualquier esperanza que habría sido capaz de recoger del fondo de mi corazón. Lo puedo sentir. ignorando la mirada de dolor en ellos y. tratando muy duramente de no gemir. Nunca seré capaz de escuchar la palabra suave otra vez sin pensar en tu piel. pero cuando llegó para ayudarme a estabilizarme. di un beso en mis dedos y los puse en sus labios. mientras sostenía su mejilla. Él respiraba el aroma de mi muñeca. manteniendo las manos con fuerza a mi lado mientras lo hacía. colocó ambas manos a cada lado de mi cara y me obligó a mirarlo. Comencé a alejarme. En cambio. El silencio habría sido maravilloso. —Susurró mientras tomaba mi mano y la apretaba más duro contra su boca. suavemente. sus labios. —¿Me amas.. sintiendo mi mano caer sin vida a mi lado cuando él la soltó. —Adiós. Pisé a su alrededor. me hizo tropezar. Robert? El silencio habría sido mejor. Puse mi mano en su cara. Hubiera arriesgado todo por la oportunidad. —Él levantó una mano lejos para frotar una lágrima entre las puntas de los dedos. Hice una pausa mientras miraba a las dos lunas pálidas de sus ojos.. — ¿Puedes sentir esto? —Pregunté. —Yo estoy contenta de que ahora sabes lo que se siente. Me podría haber quedado —me habría quedado sin saber si me amabas o no— pero no puedo. no queriendo caer en el calabozo de la emoción que yo podía ver me hacía señas. Él asintió y volvió la cara en ella. y frotó mis labios. y se quedó mirándome con asombro. ¿Es tan suave? Mi corazón latía con fuerza mientras me di cuenta que él estaba hablando sobre realmente ser capaz de sentir lo que estaba tocando.

que hacían ecos y rebotaban en mí —a través de mí— sabiendo quién los estaba haciendo. sentí el grito como si fuera mío. el sonido. haciendo caso omiso de las molestias y dolores que me gritaban que me detuviera. cargado por su intensidad. y mi boca se abrió. y yo no podía detenerlo. Obligada por alguna invisibles voluntad. sintiendo el herido choque a través de mí como si yo lo estuviera sufriendo… Yo quería ser la que los sufriera en su lugar. pero se abrió paso y rompió el último gramo de fuerza que había impulsado a rechazar. como anclas. Traté de regresar hacia la luz de la suave luna. porque mi dolor parecía tan insignificante junto a ese sonido ahora. de alguna manera pudiera detenerlo. ahí lo vi. un sonido atravesó mi cuerpo. no sé si veía adelante tampoco. frenético y torturado. Era agonizante y horrible. mi corazón. comencé a seguir adelante. esto no es justo! ¡Jugar con mi corazón. Seguí corriendo. siguiendo los agonizantes sonidos. La oscuridad y los interminables pasillos finalmente cedieron. como si fuera procedente de mis labios. inclinado sobre sus manos y rodillas. Sacudí la cabeza. ¿Qué? ¿Estaba corriendo a una vida sin Robert? ¿Eso era lo que quería? ¿Iba a renunciar tan fácilmente? Yo disminuí mi ritmo y mis dedos se detuvieron en la línea que separa la oscuridad de la luz. toda la tristeza y la decepción se hubiesen asentado allí. Mi cuerpo dio media vuelta. como un peso hacia abajo. mis pies estaban pesados. Caí delante de él. sólo esperando que cuando llegara allí. y fue a lo más hondo de mi alma. él había traído la luna de mi cielo. permitirme encontrar el camino de la asfixiante oscuridad si decidía irme. negando su ruego.. Desde la oscuridad detrás de mí. gritando mis objeciones. vi la luz brillante de la luna a través de las puertas que me habían llevado a poner fin a mi sueño y me precipité hacia delante. —¡Esto no es justo! ¡Dios. tratando de alzarlo. Rodeando el pasillo me lleve de nuevo a ese fatídico pasillo. para ser tan cruel! ¡Él no me ama! ¿Por qué me debería importar? —Una vez más. Sacudí la cabeza. mi garganta. Luché por aire mientras me ponía de pie. Y corrí por los pasillos. Tomando una respiración profunda. —¿Robert… Robert que está mal? —Mis manos se apoderaron de sus hombros. feliz por la salida hacia. mi boca. ¿Pero cuál era cuál? ¿Podría entrar en la luz significar realmente alejarme de Robert? ¿Cómo puede un ángel ser mi oscuridad? El dolor en mi corazón me gritó la respuesta. negándome a oír. tapándome los oídos con las manos. mis pies me empujaron hacia adelante hacia el grito de angustia.. la espalda arqueada por el dolor. No volví a ver detrás de mí. golpeando las rodillas contra el piso frío. sin importarme lo que me iba a encontrar. estaba lleno de tanto dolor que era pesado. mis piernas me instaban hacia adelante.Empecé a correr. di un paso y vi que la luz fría rozaba mis dedos del pie. Era un grito de dolor. Comprendiendo que eso 333 . como si todo el dolor. el sonido me obligó a girar hacia allí. El sonido me iba a derribar. Grace antes y después de Robert. Lentamente. Fue su último regalo para mí antes de irme.

y me tapé los oídos. Él cerró los ojos y gimió. ¡Dime que es lo que está mal! —Le supliqué. finalmente dejé de intentarlo y acuné su cabeza en mis brazos. Grace. or favor.era imposible. mi voz sonando desesperada mientras me alejaba de sus agitadas extremidades. —Robert dime. en busca de su ritmo cardíaco. sus músculos tensos.. traté de ayudarlo. Intentó alcanzarme con una mano temblorosa. permití a mis manos recorrer su cuerpo.. pero otro grito surgió de sus labios. Él negó con la cabeza ante mi búsqueda y abrió la boca para decir algo. pero aún débil. Cayó a un lado. —Te amo. no queriendo perder esta pequeña conexión. Y la pared se desplomó. finalmente. era una pared impenetrable. Agarré su muñeca con ambas manos. borrar la forma en que sus ojos tenían un aspecto tan incoloro y vacío de la enloquecedora tortura. Su cuerpo se retorcía por su fuerza. Traté de levantarlo. espasmos de insoportable agonía. Estaba con dolor —dolor innegable e invisible— y yo no podía detenerlo. manteniéndolo ahí. Sonaba como raspar metal contra metal. Observé como temblaba y caía. tratando de encontrar lo que le estaba haciendo daño. mi mente tratando de borrar la mirada en su rostro. dejó caer su cabeza en mi regazo. estaba demasiado débil. P Robert. encontrándolo débil y desesperado. la levantó —alcanzando— y. 334 . la puso contra mi rostro. Coloqué mi mano sobre su pecho. Nuevamente.

ni aliento. Lo había dicho y eso significaba que era verdad. La desesperación en ese momento era sofocante. No había calor. ―No me dejes sollocé en voz baja en su pelo. incluso en la que fue su extrema y siniestra oscuridad. ni vida. No importa que él me hubiese lastimado. una vez. presionando la cara contra la suya. y no había nada que pudiera considerar para apartarlo de mi camino ahora. su dolor. había tomado de él. y áspero. Yo no podía gritar para pedir ayuda. ¿Quién me iba a escuchar? ¿Quién podría ayudarme? M ¿Lark? ¡Lark! i mente estaba gritando. pero no había nada. No le dejaría. Me hundí en él. no importa cuales habían sido sus últimas palabras. necesitando sentir su ― piel contra la mía. Rocé mis labios con los suyos. sobre ellos No me digas que me amas y me dejes. de mí. vibrando a través de mí. Mordiendo a través de mí. su miseria. Él había dicho que me amaba. dos veces. de su inmortalidad… lo había matado.Cambio Traducido por kuami Corregido por majo2340 L a visión de Robert derrumbándose en mis brazos me hizo sentir cosas que no había sentido antes. Siente esto. Me aferré al cuerpo inanimado de Robert. Estaba gritando su rechazo. pasando mis dedos distraídamente ― ―. Sonaba airoso. sin importarme que él se sintiera como si estuviera desplomado sobre mí en el suelo. y finalmente admití para mí misma que era el sonido de los sollozos que estaban rasgando a través de mi pecho. Fuera lo que fuese que le había hecho sufrir tan horriblemente. tratando de encontrar su resplandor. Seguí acariciando su cabello cuando un extraño sonido comenzó a resonar en el vestíbulo vacío. No soy lo suficientemente fuerte para esto. no me apartaría de su lado. 335 . No rompas mi corazón y lo vuelvas a juntar de nuevo sólo para romperlo una vez más. salpicando la oscuridad con mi dolor sin color. Traté de encontrar su ritmo cardíaco.

Habían perdido. siéntelo. Ameila tomo la mano. Me aislé. El cuerpo de mi ángel querido empezó a levantarse. sin preocuparme por nada más. ―¡Oh Dios mío! Lark. sentí la sensación de adormecimiento por la pérdida instalarse en mí. Sin duda. el corazón no podía soportar la destrucción de gran parte de su razón para latir. ―Hijo mío. lo que significaba vivir para el amor y perderlo. No podía ver nada. dobladas en ángulos extraños. conmocionadas y el dolor maltratando sus hermosos rasgos. y ahora Robert. Se había atrevido a esperar. déjalo ir. empujándome lejos en una esquina para estar sola con mi dolor. rogué. llenando el pasillo con la luz de su pérdida. mientras arrastraba su cuerpo de mis brazos. sus zapatos plantados en el suelo.. Ella enterró su cara en su pecho. arriesgarse por amor. como inútiles palos que colgaban a mi lado. llevándola a sus 336 .―Le Siénteme. Me negué a mirar. Los excluí a todos y cerré mis ojos. Que se vaya… ¡mamá. Ellas habían venido. pero no mis brazos que ahora se sentían vacíos y fríos. Le había sido arrebatado el amor de una madre. ―Mamá. a continuación. mis lágrimas de dolor eran demasiado gruesas para centrarse en el brillo de color naranja que ardía de sus cuerpos. con los brazos colgando sin vida a los costados. salvarle. Habían oído sus gritos de dolor. la armonía de su dolor llenando mis oídos. En primer lugar mi madre. No miraría. negado el amor de un amigo.. lo sentían tan profundamente como yo. tan familiar y tan odiada. Por favor. allí para seguir latiendo? ¿Qué otra cosa podría pasar ahora. por favor. Graham. y ahora… ahora que sabía lo que significaba realmente el amor. sin importarle lo que estaban haciendo o que les vieran. con un temblor en la voz que reflejaba el dolor que sentí ― tirando de mí. Miré hacia arriba cuando las exclamaciones de horror me llegaron y vi las serias caras blancas de Ameila y Lark. Era como si estuviera diciéndome a mi misma que sintiera. y pagar ¿qué quedaba el precio. mira! Miré. después de esto? ―Robert… ¡no! ―Una voz gritó desde la oscuridad. rezar que estuvieran a tiempo para ayudarle. ¡Mi hijo!―Ameila se lamentó. su lamento de soprano se mezclaba con los agudos sollozos de Lark. Sus piernas colgaban por debajo de él.

Ese único pensamiento me quemaba. pero sólo yo parecía notarlo. con la cabeza colgando a un lado. Las ramas y la piel se extendieron más cuando el cuerpo de Robert giró hasta que él estuvo derecho. Me había mentido mi ira y rencor. ― Su camisa estaba abierta detrás de él. y se tambaleó hacia delante. Las tres susurramos. ―¡Oh. de su espalda. la rigidez de su cuello me causaba una gran preocupación. por ser tan. 337 . Vi con horror. Yo quise ayudarle a mantener la cabeza erguida... Los botones estaban forzados en contra de su pecho. Hizo eco a nuestro alrededor. Sentí el calor de los celos burbujeando en mí cuando me puse de pie. Él flotó hacia arriba. pero Lark negó con la cabeza. estallaron.. humana. Lark y Ameila estaban mirando fijamente las grotescas marcas que se extendían en la espalda de Robert. Todas las cosas que una madre le haría a un niño que dormía profundamente. rogarle que me perdonara por ser tan egoísta.. como un títere cuyas cuerdas habían sido cortadas. como una película oscura de carne y hueso. No sé lo que pensaba hacer. y ahora yo nunca sería capaz de decirle lo que sentía. hasta estar casi translúcida. Me amaba y debía ser yo quien lo sostuviera ahora. cuando empezó a tirar delante. una que no reconocí. Otro suspiro atrajo mi atención hacia la camisa. para impedirme interferir. Dios mío. Pero no podía decirlo. y uno a uno. y debajo de la espalda. sobre no preocuparme de herir sus sentimientos.. El sonido de Ameila estrellándose con el brazo de Lark sonó como un gigantesco martillo golpeando en una viga de acero.labios y besándola. pude ver una grotesca rama. no se dan cuenta que no ¿Acaso Ella estaba dormido? empezó a subir como su cuerpo hizo. y se añadió a la culpa que poco a poco comenzaba a acumularse en el interior de mi pecho mientras recordaba una y otra vez en mi cabeza el último intercambio que había tenido con Lark sobre Robert. como manchas en su piel abultada y palpitante en la oscuridad. pude ver una mueca de dolor en los labios. hasta que su cabeza estuvo casi al mismo nivel que las nuestras que estábamos de pie a su alrededor. sin dejar caer su mano. y probablemente nunca lo sabré porque Lark estiró su brazo para detenerla. no. agarrándome y sosteniendo mi brazo con su mano. Él me amaba. ―Robert. cayendo en algún rincón oscuro o rodando debajo de alguna puerta. son sus alas! ―Dijo Ameila sin aliento. con la mano sobre su boca en estado de shock.. por la tonta preocupación humana. mientras apartaba el pelo de sus ojos. La piel se estiró por la tensión. la otra mano agarrando el hombro de Lark con tanta fuerza. Ameila siseó. también. fascinada como las ramas comenzaban a sobresalir hacia el suelo. sin romper nunca el contacto de él.

en una magnífica muestra de la belleza involuntaria. ―Sí. doblando las alas hacia adentro. y feroz. con lágrimas brillantes cayendo de su rostro mientras lo hacía. no eran tan fáciles de identificar. pero las ramas exteriores. con los brazos a los lados. sus alas. como si ella aceptara esto. y filtrando las abrasadoras lágrimas que corrieran abajo mi cara. porque él no estaba allí. finalmente el reconocimiento me golpeó. su diminuta forma desmentía su fuerza cuando ella lo manejó con facilidad. sobre todo a mí misma. Lark se precipitó a atraparlo. Totalmente formado. 338 . lo hiciste.. y más pequeñas aún. ― Como las alas de un cuervo. había dicho Ameila. Ella lo puso suavemente en el suelo. aceptara el destino que le había ocurrido a su hijo. Su cuerpo empezó a bajar. ―Negras. totalmente emplumado. Ameila abrió la boca. ―Pero pensé que los ángeles no mueren ―murmuré. pero la respuesta ya estaba allí. Su voz era tan suave. Cuando las ramas crecieron en número. ―Hermano. Creció intrépido. Ella no podía pensar. Cada una de las divisiones no era los huesos. Eran las plumas. brillantes. ―Susurró Lark. pero detrás de él se extendían. ruidosamente y fuerte. dejando con cuidado sus alas en torno a él. Sentí un impulso de emoción comenzando a batir suavemente dentro de mí mientras miraba a mi hermoso ángel acostado boca abajo en el suelo. Abre los ojos y míralas. asintiendo con la cabeza en acuerdo. mío porque sabía de manera diferente. pero no elSe supone que no está muerto. Me empujó. hermosa incluso en su dolor. Los latidos dentro de mí crecieron lentamente. La clase de Biología estaba dando sus frutos de una manera extraña cuando pude distinguir la forma aproximada del esqueleto en la base del ala. dando tirones a mí alrededor como una muñeca de trapo en las manos de un niño rebelde. Sacudí la cabeza con asombro ante tal espectáculo insondable. otros ángeles mueren. Creció dentro de mí calentándome. Tienes tus alas. Él no Él recibiría ninguno de nuestros pensamientos ya.. las ramas de su espalda se estiraron aun más. Su rostro se llenó de asombro. El cuerpo de Robert seguía inerte. que apenas podía entender lo que estaba diciendo. Ameila. ―. Completas. la envergadura sin duda iba más allá incluso de la anchura del pasillo. y. con su sarcástica y fuerte hermana rota y llorando sobre su pecho.A medida que su cuerpo se elevó más alto. Alas. estaba de piedra. y yo quería preguntarle por qué estaba diciendo todo eso. Abre los ojos y mira como aquellos que te preocupan tanto han compartido este momento contigo.no recibiría sus pensamientos.

vacío y sin razón. determinada. se supone que tú no tienes que morir. por cada lágrima que había derramado.―¡No! El grito resonó en el pasillo. le pegué porque si me detenía. ¿me oyes? ¡No lo estás. y seguí las líneas de la muñeca.. o dudaba de él. temía que no sabría qué otra cosa me quedaría por hacer en este mundo. y me olvidé de lo dura e implacable que era su piel. y yo no podía aceptar eso. ―¡No! ¡No. Le pegué por cada plan que podría haber sido hecho. a su dueño. Le pegué por todas las malditas esperanzas eliminadas. Se suponía que esto traía consigo dolor y el desprecio a las víctimas de abuso. Y empecé a pegar en su pecho. estaba en ¡Oh!yo shock. Pero no me importaba. principalmente. Le miré. Y. el hecho de que no me pudiera mover. Con el dolor era mejor estar insensible. perfecta y exquisita. si pensaba en parar. la fisura ahora demasiado grande como para contener las emociones desbordas. En cambio. Nunca la había habido. Agarré su cabeza y miré su cara.. al brazo. pero que ahora no se haría. cuando él se elevó una vez más. pero en ese momento. Pero no habría espacio para la razón en mi mundo nunca más. A diferencia del golpe que le había dado a Lark. deteniéndome antes de que pudiera causar más daño a mi mano. ni pudiera respirar era prueba suficiente de ello. incluso en la muerte. y la agité. porque si aceptaba el entumecimiento entonces eso significaría que había aceptado la muerte de Robert. Sólo había espacio para ahogarse en esos ojos que sostenían los míos fijos sobre ellos. intensificando mi reacción de alguna manera lo suficiente para golpear y apartar a Lark de mi camino. ¡maldita sea! Le palmoteé. Dos piscinas de mercurio líquido que miraban fijamente hacia mí. no! ―Salté hacia la forma de Robert. le palmoteé de nuevo. le golpeé. y en cambio lo único que sentí fue la picadura del mismo. No sé por qué. encendida. Una mano me agarró de la muñeca dolorida. Estaba enojada. por cada momento que ahora se extendía ante mí. Le pegué por cada vez que yo misma dudé. fuerte. 339 . No puede decirme que me amas y después dejarme. no lo estas! Por cada crujido que se alineaba en mi corazón. se suponía que esto causaría dolor. no. La razón habría exigido que me desmayara del susto. Le pegué por cosas que no habían tenido nada que ver. ―No. y siempre me cuestionaré después qué me obligó a hacerlo. era lo único que parecía razonable. Y o no lo aceptaría. No estás muerto. sus hombros. Mi mano comenzó a palpitar. por todos los sueños aplastados. y vengativa. ―No estás muerto. el crujido final en mi corazón.

Y luché contra el instinto humano desesperadamente para no cerrar mis ojos. le agarraron fuertemente contra su pecho. Negué con la cabeza ante lo absurdo del mismo. Ellos no miraban fijamente en mis ojos y decían cosas inocuas que me hacían sentir como si yo fuese capaz de saltar por el borde mismo del cielo y nunca tocar tierra. de la alegría de una madre. pero empezó a retirarla cuando le miré con escepticismo. Fue un momento tan intimo que casi me sentí como si fuera una intrusa. ―Fue todo lo que pude articular en reconocimiento. por temor a que si lo hacía. los tres se perdieron en la alegría de su reencuentro. Casi. ―Estás aquí. Él estaba vivo. Pero tenía mis propias preguntas que necesitaban ser contestadas. no creo que fuera capaz de recordar cómo empezar de nuevo. Él estaba mirando directamente hacia mí. con las cabezas juntas. Lark bajó sus brazos de alrededor del cuello de Robert. No me podía permitir que la visión de algo tan hermoso desapareciera. Los brazos de su madre. Eran la confirmación de que no estaba en medio de una crisis mental. compartiendo sus pensamientos. ―Grace. los jadeos detrás de mí. y entonces hizo los movimientos para estar de pie mientras yo me aparté. fuertes y firmes. Debo estar alucinando. Debido a que al parecer el movimiento en el oído coincidía con la necesidad de abrir y cerrar. estaba aquí. Negué con la cabeza para no razonar. esas brillantes orbes desaparecerían cuando abriera mis parpados. Y parpadeé. su control en torno a mi muñeca se aflojó. 340 . la esperanza de una hermana. por favor deja de golpearme. Lo necesitaba porque había dejado de respirar cuando él abrió sus ojos. me sostenía mi muñeca y ese contacto estaba remendando mi mano maltratada con tanta seguridad como lo hacía en otras partes de mí que yo creía que habían muerto junto con él. Él se sentó. Ameila lo soltó suavemente. pero se aferró a su mano. que no había sido un invento de mi imaginación provocada por el shock. su hermana le envolvió los brazos alrededor de su cuello. sin embargo. Necesitaba escucharle. Extendió una mano hacia mí. porque los muertos no hablan. este milagro no podía ser el mío. para asegurarme que no me lo había imaginado. Poco a poco. olvidar la lógica. vacilante. Y. y sin ellos. con una expresión preocupada en su rostro. Yo estaba de pie en silencio cuando ellos se apartaron de su lado. ―Grace. necesitaba oírle decir esas palabras otra vez. Más que nada.Pero yo tampoco podía parpadear. Se quedaron en silencio. dejando paso para que su familia le abrazara de una manera que yo no pude. no eran absurdos.

con un brazo debajo de la curva de las rodillas. mi cara en el pequeño hueco de su cuello. y me golpeó una repentina sensación de timidez y de ―Yo…yo no sé cómo estar miedo. Yo entendíapor qué yo no apenas podía alejarme? ¿ ―No podías alejarte porque tu corazón sabía a dónde pertenecía. y no sentidos en unas pocas horas. aunque no estoy muy segura de si era para no caer. ¿Habría alguna vez un momento en la vida en que me sintiera cómoda con este tipo de cosas? Él tiró de mí más cerca. como si todo esto fuera normal. Vi como su de cuerpo muerto cambiaba. pequeña. me estaba hablando a mí. y le miré a los ojos. Mis rodillas habían empezado a sacudirse con la aglomeración de emociones que brotaban dentro de mí. y no estaba a punto para perderme ninguna de ellas. Sostuve su mano en la mía. Le tomó sólo unos minutos a Robert poner finalmente mis pies en tierra firme. No sabía qué estaba pasando. ―Estoy bien ―dijo en voz baja.―Le dije en voz baja. Sabía que las posibilidades que tenía eran pocas. Estoy mejor que bien. no lo y . Robert no me dejó acostumbrarme a él por mi cuenta. 341 . le había dicho lo mismo a él hacia unas semanas? ¿No ¿Qué se supone que le voy a decir ahora? ¿Cómo se puede tratar con cosas como esta? ¿En realidad esto no era… real? Los corazones rotos eran una cosa. ―Ameila respondió a mis pensamientos lo que provocó una exclamación en sus hijos. contigo. Ella no había hecho esto durante mucho tiempo… ahora? ¿por qué ―Hay Ella puso una mano en mi espalda y me volvió la barbilla hacia su cara. vi cómo le crecieron alas. Todavía estás con la mano que le sostenía con fuerza aquí. Una risa nerviosa salió de mí. Terminé con mis brazos alrededor de su cuello. Por primera vez desde que le había conocido. muchas cosas que todavía tienes que saber. Él había puesto del revés todos mis abcía no entendía nada de lo que había pasado. No me dejes. Sus brazos se envolvieron a mí alrededor. sujetándome a él con firmeza. ¡alas por amor de Dios! Y ahora. y aparté un mechón de mi pelo lejos de mis ojos ―. me precipité hacia adelante para agarrarle. lo que había interpretado en mis pensamientos. sólo que un frío viento mordía punzante en mi espalda y hombros. Pero no podemos hacerlo aquí. Ahí sería donde me dirían la verdad. el otro alrededor de mi espalda. Simplemente no me importaba en este momento. La gente está llegando No tuve la oportunidad de expresar mis objeciones para salir cuando sentí un tirón fuerte y me encontré apretada contra el pecho de Robert. pero yo le acababa ver morir. Sintió mis dudas y relajó su agarre sobre mí. o simplemente para estar más cerca de él. Me recogió de nuevo. y me llevó a su casa.Al ver lo que estaba haciendo.

hijo. es en nuestros corazones. Él pensó… creyó que si recibía sus alas. por ser Ella asintió con la cabeza. Ella nosotros habíamos llegado allí antes que ellas dos. nacido para amar.. acompañándolo mientras él cumplía con los deberes de su Llamada. y Robert había admirado su sabiduría y experiencia como a cualquier hermano mayor. cumplir con las funciones en este mundo a las que hemos estado destinados. todavía tiene sentimientos de desconfianza. y cuando él te negó. ―Sam había engañado a Robert. Pero ya ves. No se puede decir una mentira tan evidente y esperar que un dolor de muerte sea suficiente para desencadenar el cambio. 342 . No me había dado cuenta de que ―Déjame explicarlo. Él había sido su mentor estas últimas décadas. honestos. pero en lugar de ponerme en un sofá o una silla. le causó un dolor tan grande. recibiría la Llamada. y entonces él sería capaz de dejarte ir. nacido para cuidar y. si no somos honestos con los que hemos nacido para proteger.Me llevó a la sala. él no sólo estaba haciendo esto para sí mismo. mi querida Grace. mucho que explicar… murmuró en mi ― cabello . porque eso era lo que el papel de Sam estaba destinado a ser. ¿qué hay a su hijo. dolor era cuando mentían? ―Sí. junto con el castigo que nuestros cuerpos reciben cuando nosotros rompemos una de nuestras propias reglas haría exactamente eso. en la vida de un ángel que nos pueda causar un dolor verdadero que no sea traicionar a nuestros corazones? ―¿Pensé que la única manera de que los de tu clase sintieran La miré confundida. cuando se negó a sí mismo la verdad. con los tres ángeles de pie en medio de la sala de su casa mientras yo estaba en brazos de Robert. Tú. Y no sé por dónde empezar Ameila apareció entonces. Sin embargo. mintiendo y diciendo que no te amaba. el dolor que sentiría a través de ti. que chico más tonto que es mi hijo. ―Pero Sam le dijo a Robert que al mentirte a ti. o porque nosotros las deseamos. Él le dijo a Robert que sus alas le saldrían sólo cuando sufriera un gran dolor. La voz de Ameila se elevó suavemente mientras miraba ―Pero. Pero Sam tomó esa confianza demasiado lejos. para tener la vida normal que anhelabas. sino para ti también. simplemente se ―Hay quedó de pie conmigo en sus brazos.. Pensó que esto lo haría más fácil para ti. eres la verdad en el corazón de mi hijo. y no la ―Ameila alcanzó mi culpo. y asumió que tú entenderías que él tendría que salir el día que esto sucediera. Y Robert pagó el precio por ello. No podemos ser lo que somos. Ya ves. él y Sam se olvidaron de que nuestras alas no vienen hasta nosotros por derecho. y. que l… ―la voz de Ameila quedó atrapada en su garganta mientras luchaba con las ― palabras …lo mató. mano. empezó a explicarme qué era lo que acababa de soportar. seguida de Lark.

. sabía lo que ocurriría como consecuencia. pero una emoción. y le diste un último pedacito de paz. para dar la vida a través de la muerte. cuya mirada estaba hacia abajo. siempre se destaca. asintiendo con la cabeza innecesariamente al tragar por el miedo que poco a poco estaba arrastrándose en mi interior. Su nacimiento no fue como el de Lark. ira. y busqué el suave movimiento de los latidos del corazón. Yo podía sentirlo en mí. sí. y así tendría la paz. Él lo vería con una vida normal. que están vinculados a nuestras emociones como ángeles. ninguno de nosotros en especial. ya sabes cómo fue creado Robert… cómo de diferente es.. ―Lo entiendes―Ameila sonrió Me alegro por ello. Es un tema que era confuso al principio. ¿Entiendes lo que eso significa? Significa que siempre ha estado en el filo entre la vida y la muerte.. y tu amor por él le trajo vida.. Volví la cabeza para mirar a Robert. Se necesita un gran catalizador de la sensibilidad para dar a luz. Amor.. y apoyar la mejilla firmemente en la parte superior de mi cabeza. el corazón romántico era el que mantenía el amor vivo. se necesita una combinación de tantas emociones para provocar el cambio físico en nuestro cuerpo. deberías ―. Y. su alma pertenece a ambos. Esta noche la muerte ganó cuando su cuerpo no pudo más. Su corazón todavía estaba allí. Volví la cabeza para mirarla. es el desencadenante para todo. mucho más importante que todas las demás. ―Grace. Yo sabía que el latido de mi propio corazón no era lo que me hacía humana. Literalmente el corazón podría latir eternamente. sus ojos intensamente centrados en mí. ―Tú eres su salvación. celos. aunque sólo sea en una pequeña manera. Su precio era esa parte que lo hacía más humano… más humano como tú. No se oye el corazón en el pecho. por fin podía decir la verdad. Sentí a Robert tirar de mí cerca de él. Robert. Su pecho estaba en silencio. no una. se exige un precio. Sin embargo.Nuestras alas. ―Ahh.. Su amor por ti trajo sus alas. sino dos veces. odio. preguntarte por qué sus alas son de ese color. Sabía que estaba muriéndose. Sin embargo. Grace. 343 . él nació de un cadáver. pero ahora entiendo por qué. incluso entre nosotros. necesitando su ritmo constante para confortarme mientras mi mente luchaba por ordenar toda esta nueva información. Apoyé la cara contra la fresca tela de su camisa. tristeza. compasión. pero tú… regresaste por él.. aun cuando no pudiera oírlo en él. pero el corazón figurativo..

344 . Él no se olvidó de lo que desencadenan las alas a aparecer. pero mucho más suave. Pero ¿qué pasa con Sam? Lo que había hecho había causado a Robert tanto dolor innecesario. y yo no podría por lo mucho que quisiera conseguir causarle el exactamente el mismo dolor. es una bendición que él esté aquí. ―Oh... Estuvo descaminado y fue un error tonto que interrumpiendo mis pensamientos nadie debió de haber vivido durante tanto tiempo como Sam lo hizo. o su.. cada extremo de dividió varias veces. bajó la cabeza. son de color blanco. Sam lo hizo deliberadamente para hacer daño a Grace ―Lark se crispó. y vi con horror sorprendida como los miembros del brazo comenzaron a sobresalir de detrás de ella. mamá. ―Lo qué él hizo les causó a los dos un gran dolor. los resultados son mucho mejores de lo que yo creo o cualquiera de nosotros podría haber esperado. Si hay alguna justicia en este mundo. Ella se paseaba. Robert me sostuvo con más firmeza. y sentí la tensión en su cuerpo mientras él oía el intercambio entre su madre y hermana. no voy a dejar de hablar de ello. como había hecho Robert.Miré a Ameila y ella supo que yo sinceramente no lo había pensado hasta ese ―Siempre tuve la impresión de que las alas de los ángeles. floreciendo finalmente en un par de alas inmensas que eran un blanco que me recordaba a las bolas de algodón y al polvo para bebés… puro e inocente. y aunque los dos fueron lastimados. o para nosotros. cuando Lark una ―No. Las ramas astillaron y crecieron hacia el exterior. rasgando a través de su blusa y alargándose. Voy a tener que discutir esto con los demás. pero por ahora. que se presente y me que me lo diga el mismo. ramificándose. Nuestra historia nunca ha tenido un acontecimiento así antes. No alteran el color o forma. ¡La estupidez y el egoísmo de Sam casi te cuestan a tu hijo! ¡Para ya de defenderle! Los argumentos tácitos de Ameila no se respondieron callando. Cerré mis dedos alrededor de su cuello. por favor. Pero nadie. se supone que momento. ―No Ameila siseó a Lark que respondió con un gruñido gutural:voy a guardar silencio acerca de esto. Él simplemente no quería que a Robert le llegaran de la misma manera en que las suyas lo hicieran. absolutamente nadie más tiene las alas negras. con las manos enrolladas en sus puños apretados a su lado―. Si Sam tiene algún problema vez más gritó: conmigo por hablar de él. y luego dio un paso alejándose de nosotros. y no sé que puede significar esto para él. Sólo en el tamaño nuestras alas no son diferentes. Ella asintió con la cabeza. pero ya está hecho. Grace ―dijo Ameila. ―. ―Mis alas son como todas las demás.. Robert es el primero de nuestra especie.

Grace. Lo siento. Yo tenía escondida mi cara cuando el retumbe del sonido fluyó a través ―La única persona para culpar aquí de mis huesos y causó dolor en mis dientes. La culpa es mía. Grace. si las dos me disculpan. ese pequeño movimiento encendió una luz piloto dentro de mí. y él no estaba dispuesto a permitir que eso sucediera. Tengo él pudiera mirarme mientras hablaba mucho por lo que pedir disculpas. así que simplemente observé como Robert me llevaba a través de una puerta oscura y a una habitación que estaba pintada de un blanco brillante. Lo siento por ser tan frío contigo… por ser tan cruel e hiriente. pienso que eso es sensato. y pude sentir todo comenzar a hervir dentro de mí otra vez. Podía sentir el sollozo subiendo por mi garganta. siguiéndole cuando él me llevó hacia una habitación en la parte posterior de la casa. todo era acerca de reprochar. ―¡Esta discusión termina ahora! Directamente no gritó. ―¿Crees que eso es prudente. Yo tomé la decisión de herirnos a Grace. Prometí no hacerte daño. pero creo que sería mucho más interesante el suelo. Estaba más allá de la cocina.esto no es 345 . muy triste. a uno con una advertencia en sus ojos. no pasa nada ―dijo Robert con dulzura. No se trataba de dar explicaciones. y fui con lo que sabía. para Grace si ella misma toma la decisión de venir conmigo. pero todavía se sacudían las paredes y ventanas con su rotundidad. ―Vamos a hablar. Ahora. ―Shh. envolviendo sus brazos a mí alrededor sosteniéndome todavía lo suficientemente apartada hacía atrás para que ―. y a mí. Él me ofreció de nuevo su mano. la sala en la que había estado la última vez que estuve aquí. podría haber jurado se habían ―Sé que humedecido por las lágrimas que había derramado esta noche. hijo? Ameila hizo un movimiento para detenerlo. listo para saltar. al otro con una súplica en la suya. No quiero pensar en lo que mi locura casi me había costado entonces. y hasta ahora he roto esa promesa dos veces. El oscuro pasillo que conducía a la habitación me recordó todo lo que había sucedido en la escuela. no Sam.sin querer dejarle ir. Su rostro parecía angustiado por el rumbo que la conversación había tomado. Levantó una mano a mi cara y alisó mis cejas con el dedo. y tímidamente. soy yo. arrastrando todo mi miedo y la angustia detrás de él. por mentirte. pero si sabía sobre que estaba a punto de suplicar. Miré a los dos. Era mucho más seguro de esa manera. El cuerpo de Robert se puso rígido y me bajó para que mis pies finalmente tocaran ―Sí. la tomé. Estoy muy. No sabía para qué era la advertencia. Grace y yo tenemos un montón de que cosas para hablar. Robert. Vamos a estar en mi habitación.

Puse los ojos en blanco y continué mi observación. y con foco central en lo que parecía ser una cama de madera muy ornamentada teñida de color negro con sábanas tan blancas como la nieve. ―Murmuré. tan despreocupada. Tenía los ojos brillantes. ―Ya lo sé. la luz y la oscuridad con él. estas cosas que representan a las personas. con ganas de ―Le llave maestra aligerar el ambiente un poco. No era muy grande. estabas tan feliz. Lágrimas no. y nunca me perdonaré durante tanto tiempo como exista. Me puse de pie. y le eche un vistazo a su habitación mientras él se cambiaba. jugueteando con mis manos que estaban pérdidas haciendo algo… buscando una distracción.excusa. pues no quería continuar la conversación como estaba. Me agaché para inspeccionarle y jadeé en estado de shock. El arcón me recordó algo que podrías imaginaría como una historia de piratas… viejos y de madera con una cerradura de gran tamaño a la que se le adapta una ―¿Tienes un tesoro enterrado allí? pregunté. obviamente buscando un reemplazo para su camiseta. sopesándolas en sus manos. tomando mi mano. me llevó hasta el baúl. parecía que era el momento adecuado.―Estas son simplemente como las de un compromiso. sintiendo su calor y en cristal. tal vez sólo un poco más grande que la mía. También había unas mesitas de noche a ambos lados de la cama. y desapareció en un borrón de movimiento. Siempre eran cosas tan triviales para nosotros. lugares y acontecimientos que fueron momentos cruciales en mi vida. Él se rió y. Esta era la única habitación que no me había mostrado antes. atención a estas cosas. los utilicé para hacerte daño. Se arrodilló y tiró de mí hacia abajo con él ―Esto contiene partes de mi pasado lo elegí para guardar mis recuerdos. con un fuerte golpe. pero cuando te vi con Graham. Es algo en lo que pasaré el resto de mi existencia compensando. sonrió. y pude ver que habría esperanza para ti después de que te hubiese dejado. Las lágrimas se transformaronLas toqué. Utilicé la ira y los celos que sentía. ―No le prestas atención a un montón de cosas. ―Nunca hemos prestado Se inclinó y las recogió. y vi con asombro como dos lágrimas plateadas bajaban por su cara y aterrizaban en el suelo de madera bajo nuestros pies. y un gran cofre asentado a los pies de ella. y que serías capaz de tener la vida normal que dijiste que querías. en comparación con lo que las causa. ―Se dirigió a una pequeña cómoda. siempre era como una guerra entre negro y blanco. aunque sólo fuera para ayudar a relajar mis nervios de punta. 346 .

y probablemente nunca envejecería lo suficiente para montar en uno real. cuando algo me llamó la atención. ―la para mí misma La tiré. éstos son sólo los recuerdos que fueron importantes para mí. me asomé dentro. pero los detalles que habían sido cuidadosamente tallados sobre él todavía estaban allí. Puede ser una cosa difícil de recordar cuando oímos tanta ira. lo que era sorprendente para contener unos mil quinientos años de recuerdos. él fue el primer humano que yo sané conscientemente. Se ha hecho para parecer que estaba a medio galope. con su ―Tiré esto en el cubo de la basura ―dije. Cuando tienes la eternidad ante ti. ¿ algunas de estas cosas que iba a ver? Con la tapa abierta. con mi nariz investigando. En una muestra de gratitud. La ausencia de rubor no ―Esta es mi camiseta. Él empezó a sacar una manta. puedes permitirte el lujo de ser ―él especial alcanzó y recogió lo que parecía ser un caballo tallado en ―. y esperé mientras él levantó laCuántos años tendrían tapa. Miré su rostro cuando abrí la pieza doblada. tiempo. las plagas. No estaba ¿Serían espectaculares u ordinarias? demasiado lleno. ―Grace tonta. comenzando a relatar de forma casual porque estaba allí. ―Dije en voz baja disminuyó su mirada de vergüenza. Estiré mi mano más allá de su brazo para agarrarlo. ropa ¿Por qué? Robert me la arrebató de mis manos. era la única cosa que él tenía para ofrecerme. contento de que pudiera apreciar su belleza. Estaba humillado por la experiencia. él me dio esto. Yo le había dado a su hijo la única cosa que él no pudo. El granjero madera que talló esto tenía un niño pequeño que había estado muy enfermo. y ahora está aquí apreté contra mi cara e inhalé. pero sólo olí a una ligera fragancia de suavizante para la ―. con sus crines y la cola levantadas con el viento imaginario. la hambruna y las fiestas.Me picó la curiosidad. y ahora él podría crecer y podría montar todos los caballos que quisiera. por lo que él me lo dio a mí como agradecimiento. rabia y el odio sobre cada individuo todos los días. Tomé el caballo y lo miré. mientras miraba hacia abajo al objeto que estaba en mis manos. he guardado esto conmigo para recordarme que lo que hacemos vale la pena. 347 . ―Es hermoso. y la metió de nuevo en la parte superior de la ―Era pila de artículos en el baúl: tuya. El paso del tiempo había suavizado la madera manchada y astillado. Él me dijo que había tallado el juguete para su hijo porque sabía que el pequeño chico no viviría mucho tiempo. principalmente lengua burlona afuera. y a través de las guerras. Era una camiseta. Una tonta cara sonriente me miraba desde la parte delantera de la camiseta. El granjero dijo que el niño ya no necesitaría el caballo del juguete. Él sonrió. ―.

la forma en que podía oír tu voz en mi cabeza. puedes negar este hecho.―No Era tan simple la respuesta como pude haber esperado. Grace. Lo supe porque sentía el fuego ardiendo en mi corazón. ―. pero si soy o no real no importa. pasé los últimos mil quinientosaños simplemente existiendo. ¿Qué crees que pasaría si yo fuera a anunciar a la junta escolar lo que soy? ¿Me temerían. no sólo porque tu lo digas. Lo supe en el momento en que te vi. y sigo aquí. ¿cómo fuiste capaz de entrar en mi habitación esa noche cuando conocí a tu madre? ¿Cómo entraste y me sacaste de mi casa? ―Tú eres mía contestó Robert simplemente cuando él tomó mi mano y entrelazó ― ―. No los dedos con los míosMmm ―cerró sus ojos y me apretó la mano creo ―miró mi expresión que alguna vez quiera volver a acostumbrarme a esto ―. Nuestra naturaleza nos impide robar. me hubiera sido posible tomar nada tuyo. La lavé cuando llegué a casa y la puse aquí. pero es lo que he llegado a comprender y apreciar como de verdad. y sabía que tenía que recuperarla. la forma en que podía ver la brillante luz que te rodea mucho más luminosa que la de cualquier otra persona. Sé que a ti. ¿no?esperó por la confirmación antes de ―él ―. continuar Es porque sabía desde el primer día que ibas a cambiar mi vida. Te vi tirar esto. ―Supongo que puedo decir que en retrospectiva. ―Quieres saber por qué la guardé. ― cuanto a la existencia de los ángeles en Heath. Si no inclinada hacia un lado me vino un pensamiento a la cabeza entonces puedes tomar algo que no te pertenezca. no quería a vocalizar mi respuesta. a la mayoría de la gente en esta En ciudad les gusta pensar que los de mi especie existen. No lo podría haber reconocido en su momento. lo que sentí ese día fue que toda mi existenciase está reescribiendo. a pesar de que no estabas en ninguna parte cerca de mí. La psique humana está preparada para aceptar sólo lo que quiere. te puede sonar ridículo y poco realista. 348 . viniendo a la Secundaria Heath. he pasado durante los últimos meses viviendo. saliendo conmigo ―.. ―Robert―resoplé lo que suena ridículo y poco realista es que haya ángeles en ― ―con la cabeza Heath. pero no por ello lo hace menos cierto. Regresé después de que te dejara en casa el primer día y re busqué a través en la basura hasta encontrarla. Quieren tener fe en mi existencia. a sabiendas de que sabía que la iba a escuchar en mi mente de todos modos. y no podía pedir algo tuyo sin explicar para qué. Y como te he dicho. pero desde que entraste en mi vida. Grace. pero no se terminó.. o aceptarían? Me encogí de hombros. no puede ser otra cosa. Tiene que estar dispuesta a creer que tienes razón o estás equivocado. impaciente después de abrir los ojos y suspiró Eres mía.

Podría haber sido en parte por aceptar mi amor por ti. Los hijos de Electus Patronus siempre caminando por los que aún no han recibido nuestras alas con las campanillas. A mi madre le gustaba Negué con la cabeza. no exactamente mintiéndome a mí mismo. Lo pude ver en mi cabeza. eso me mató… a sabiendas de que estabas sufriendo por mi culpa. y eso me dolió. Él negó con la cabeza. Lo hacía porque pensaba que me 349 . ¿verdad? ¿Incluso después de todo lo que has leído. Le miré fijamente hacia abajo a nuestras manos juntas. también. ―Ah sí. que causó esto? ―Grace. ―¿Estabas haciendo Me reí. Robert se echó a reír al reconocer de lo que estaba hablando. Miré a Robert con recelo. siempre preocupada sobre cuando tendría mis alas? ¿Cuándo recibiera la Llamada? ¿Dónde iría? Te dije que te daba lo que tú querías. pero la mayor parte de lo que encontré fueron ilustraciones del tipo Botticelli con versículos bíblicos y acontecimientos personales que no tenían nada que ver con todo lo que he visto hasta ahora. tú sabes que la gente no acepta lo que soy. y le encantaba cantar los Salmos. sentí tu dolor. Yo estaba haciéndote daño. y lance un ―Así que puedes sentir esto ahora. Sólo sé que nunca había tenido una sensación que me gustara igual como la primera vez que toqué tu piel. No comentario parecía divertirle sabes mucho acerca de los de mi clase. He estado luchando durante tanto tiempo y cuando oí tus pensamientos. Podría ser parte del Cambio.― Mira. tu eso? ―Esas imágenes son todas suyas. con la esperanza de que a uno de ellos las hiciera aparecer. ―Pero pensé que era la única manera en que yo podría dejarte tener lo que deseabas. después de todo lo que Lark te ha dicho? ―Sabes que no fui criada en la iglesia.. Incluso las alas… no había ninguna descripción de ángeles que nacieran sin las alas con excepción de la película de Jimmy Stewart. ¿Por qué? ¿Qué pasó suspiro de satisfacción. y podía sentirlo a través de la mi propia. Pero estaba mintiéndome a mí mismo. Tú querías una vida normal. pero ella se mantuvo firme para que nunca fuéramos. leer la Biblia. Ni siquiera yo lo sé. a pesar de que se les enseña que ―m expresión de asombro con su último los de mi tipo supuestamente son buenos i ―. y papá nunca sintió como si hubiera sido necesario ir después de que ella hubiese muerto. me gustaría poder explicarlo. pero negando una verdad adicional. No. esa línea nos ha atormentado durante décadas.. pero ¿qué clase de normalidad hubieras tenido. entrelazadas. Todo lo que sabía antes de encontrarte me llegó de las historias y las películas… admito que hice un poco de investigación acerca de los ángeles después del accidente. mi propio reflejó.

Levanté mi mano hasta tocar su cara. porque estaría deshaciendo la mayor parte de su trabajo. Es una relación simbiótica. hemos hablado de lo que somos… hasta cierto punto. ¿qué pasa si supuestamente no puedes sanar a alguien? ¿Qué pasa si tu llamada es algo más? 350 . Una cosa muy poco angelical para hacer. Mi mente se tambaleaba ante esta nueva revelación.estaba protegiendo del dolor de tener que dejarte después. pero no quiere decir que cualquiera de nosotros tengamos que gustar. La idea de que había ángeles que eran sádicos por naturaleza y en espíritu. yo no sería lo suficientemente poderoso como para detener a los oscuros si ellos deciden causar daño de nuevo. Siempre he tenido eso en cuenta. ―Pero. lo normal hoy en día. Pensé que si me iba antes. sería más fácil para mí. las historias de ángeles están siempre llenas de luz y con propósito de hacer el bien. que más dicho ―Pensé no sé mucho sobre los de tu tipo. que estás siendo egoísta. ¿cómo si sabes cómo me siento. Estaba siendo egoísta. Y estaba muy equivocada. no querían permitir que se arraigara y se ―Pero ramificara en su propio conjunto de ideas. iba en contra de todo lo que yo creía y conocía. Hay ángeles cuyo único propósito… la única razón de su existencia es para causar dolor y sufrimiento a los que son como tú. Simplemente no quería registrar eso en mi mente. pero a pesar de que estaba rechazando la información. se sentía ―Ya sabes. que quiero que como si le estuviera tocando la cara por primera vez. Mi madre dice que es probable que mi Llamada implique la curación de los fieles. pero por dentro. no entiendes que para mí. suspirando mientras lo hacía. Y sí. Ahora mismo. ¿Te importaría explicármelo? que iba a estar preparada para cualquier cosa que fuera que él tuviera que decirme. pero. ―Tu definición de angelical y la mía no coinciden. Que les gusta hacer lo que hacen. son malos… hasta incluso podría decir que son malvados. Sintiéndome nerviosa. Les corresponde a los fieles pedir mi ayuda. Para nosotros dos. también estaría atrayendo hacia mí la ira de los oscuros. ― Parece que cada uno de nosotros recibe la Llamada que mejor se adapta a nuestra naturaleza interior. y me maravillé de la manera en que él apretó su cara contra mi mano. y no seguir las reglas que el resto de nosotros tenemos que respetar. quiero ser muy ―Bromeó Robert. angelical contigo. Lark y yo Te hemos dicho hemos hablado de algunas de nuestras reglas. todos ustedes dejen de hablar sobre lo que quiero. significa que estés en mi vida? Lo normal ya no existirá más para mí sin ti en ella. llevé de vuelta el tema a un nivel ―Hasserio. ¿existe un lado oscuro de lo que somos. Sus Llamadas puede requerir eso de ellos. para no tener que sentir nunca el fracaso de no ser capaz de sanar a alguien. ―Grace. Y por desgracia.

Si él no estaba destinado a ser el sanador más grande cuando recibiera su Llamada. Si ellos necesitan ver la imagen de un amor perdido. La habilidad de mi madre para cambiar las formas. yo estaba viva por eso. ella se convierte en esa persona.otra cosa quedaba ahí para él? ¿qué 351 . Ella se convierte en lo que necesita ver el ser humano con el propósito de ponerlos en el camino correcto. ―Insistió Robert. para cambiar su apariencia física es la base de su Llamada. un animal.―No puede ser otra cosa. Si es una persona. ella tomará esa forma si es lo que necesita para cumplir con su deber. o una criatura mítica. encaminarlos correctamente. Me lo había demostrado una y otra vez. Don ¿Qué podía decir a eso? Elde Robert era sanar.

A medida que se detuvo en la entrada. —Sólo hay una forma en que un ser humano puede decir que un ángel es un ser oscuro — dijo en voz baja—. la pregunta silenciosa pasó entre nosotros. —Así que ahora voy a pasar el resto de mi vida en busca de personas sin sombras. no. Él me apretó la mano suavemente como cuando él me llevó a casa. —Vas a estar bien. —Gruñí.Canción de vida Traducido por majo2340 Corregido por cYeLy DiviNNa C uando Robert finalmente me trajo a casa. —Se quedó mirando la puerta y sabiendo que detrás de él había un padre enojado y listo para encerrarme hasta que tenga treinta. A pesar de que sentía que me tranquilizo cuando dijo que no había diferencia visible entre ellos. Estaré de regreso en un ratito. No era que no me fiara de Robert después de ver lo que le costó decir una mentira. miré el reloj en el salpicadero. Habíamos seguido discutiendo sobre los oscuros. yo nunca volvería a dudar de él 352 . como le gustaba llamarlos. estoy atrasada. sentí que yo entendía menos ahora de lo que había entendido antes de que el día hubiera comenzado. ―porque Hice una mueca. Nuestra historia nos dice que es porque sus almas son tan oscuras en su tarea. Hubiera leído tu mente de todos modos. —Dijo para tranquilizarme. No tienen sombras. No debería haber preguntado. —¡Oh. Me volví para mirar a Robert. y le pregunte si eran diferentes en apariencia como en algunos de los libros de ficción que había leído. —Deberías haber preguntado. sin saber qué hacer. que no pueden curvar la luz de la forma en que todos los demás puede. y me alegro de que lo digas. no se sintió exactamente muy confiado. pero es mucho mejor saber que estás preguntando.

con su pijama que le había regalado una navidad alrededor de tres años atrás. —Estuvo muy bien. Empecé a rezar en silencio para que no me preguntara sobre lo que ocurrió después de que Robert regresó. Grace. — Me alegro. Sólo quería asegurarme de que llegues bien a casa.― otra vez sino más bien. Apagué las luces de la sala y subí las escaleras hasta mi cuarto. Robert está de vuelta. —Bueno. sin embargo. algo nuevo apareció. Era como si tuviera una obligación de decir la verdad. Alivio y confusión batallaron para ver cuál sentiría en primer lugar. una sonrisa en su rostro. no confiaba en las reacciones de mi padre frente a sus pensamientos. papá. es tarde y tengo que trabajar mañana. la abrí lo más silenciosamente que pude. chica. pero regresó poco tiempo después del anuncio del ganador. Te veré en la mañana. ¿Stacy había llamado? ¿Ella estaba cubriéndome calentó en el interior. Cerré la puerta y me prepare para ponerme el pijama. que envié una silenciosa oración de agradecimiento porque papá estuviera demasiado cansado para que notara el daño en el vestido. Mi cabeza se alegró y dije rápidamente: —Está bien papá. pero antes de que el ganador pudiera decidirse. empecé a sentirme muy mareada. Ganamos el concurso. Stacy me llamó y me dijo que ibas a llegar un poco tarde. Estaba con un amigo de la familia hoy. 353 . —Me apresure. se levantó de su sillón favorito y me dio un abrazo. y definitivamente parecía que había visto las esquinas de demasiados objetos. No me había dado cuenta hasta que vi mi reflejo en el espejo. que estabas con Graham ya que Robert estaba fuera de la ciudad o algo así. —Sí. —¿Cómo te fue en el carnaval. Me volví hacia la luz de afuera cuando cerré la puerta. Fruncí el ceño ante las palabras que salieron de mi boca. el disfraz ya no era blanco. ¡Buenas noches! Vi mientras caminaba por las escaleras. mi único objetivo era: subir las escaleras hasta mi cuarto. Yo estaba tan agradecida. Salí del coche y salude a Robert cuando se alejó. Tomé una respiración profunda y camine hacia la puerta principal. fue la última imagen de él que quedo en mi mente. Papá. estaba recuperando un cambio de ropa. ahora más que nunca. Grace? Maldita sea. justo ? La idea me cuando pensaba que había experimentado todo lo que debía sentir una novia. y de puntillas en la sala de estar. sus pasos pesados con un propósito.

por último. Sentí que mis ojos comenzaban a cerrarse. por permitir mi incapacidad para contener mis emociones y dictarte cómo vives tu vida. Sentí los mechones suaves y a su vez sólidos cuando el abrazo se hizo fuerte y posesivo. —No. Bueno. La niebla se arremolinaba alrededor del negro suelo de mi dormitorio.Después de cambiarme. estás siendo ridícula. Fue saber que me querías lo que me hizo sentir mareada y femenina. me senté en la cama y espere. pero no esperaba esto. Se sentía diferente esta vez. Creo que la respuesta a esa pregunta es que finalmente estamos seguros de cómo me siento. Es especialmente malo lo que he hecho. Soné tan picante y femenina. y me di cuenta que estaba siendo un tonto. lo que le permitió tirar de mí hacia atrás contra su pecho. sin comprender qué es exactamente lo que estaba mal en mí. y. cuando sé lo que pasará cuando reciba mi Llamada. y reconocí la lenta expansión de niebla arrastrándose a través de mi ventana. la fuerza de la lucha contra el agotamiento y mi deseo de permanecer despierta. y ese sentimiento enviaba una carrera de pulsaciones dentro d mí. que te deje por razones que no será capaz de explicar… 354 . Siempre había sabido que iba a cambiar en algunos aspectos. Tengo que admitir que cuando los vi a los dos esta tarde. sabía que me amaba. casi nuevo. me sentí muy enojado. Forcé mis párpados a que se abrieran en un intento desesperado para mantenerme despierta. Vamos. alrededor de mí. Tendrás que soportar constantemente. muy celoso. mirando hacia la ventana esperando a Robert que apareciera. No era el gris al que estaba acostumbrada. Asentí con la cabeza. me sacó de la cama antes de que pudiera detenerme. —¿Estarás castigada hasta que tengas treinta? Me reí. Pero también escuche las palabras que te dijo. y no es nada que debemos temer en absoluto. Su amor por mí me hizo reír como si yo fuera una niña. Mi amor por él me había puesto un vestido. él tenía razón en eso. —Ladee la cabeza hacia un lado. y escuche como sus pensamientos fluían a través de mi mente. y disfrutaban de su compañía uno del otro. Grace. No estaba segura si estaba encantada con esa parte. al ver cómo estaban abrazados. quería hablar un poco más sobre lo que pasó esta noche. Lejos. Ahora lo sabía. mucho más tonto de lo que cualquier ser humano pueda imaginar. Cómo es de extraño el amor. Había algo que quería decirte que debería haberte dicho antes de que nada de esto hubiera empezado. se metió debajo de mi cama. que de repente me detuve. Quería hacerte saber que estuvo muy mal haber tenido celos de Graham. pero un siniestro negro.

y luego rozó la nariz contra mi mejilla. incluyendo los que se habían curado. siento que tus ojos se mueven por debajo de ellos. también. Con una exhalación suave. me besó. Dios mío. algo que yo podía sentir que me causó un escalofrío que corrió hasta mi columna vertebral. Había más. uno tras otro. pero había algo escondido detrás de él. En todas partes que me toco con su nariz. No fue como la primera vez. No fue diferente a todos los besos que ya habíamos compartido.—No tendrás que explicarme. por razones que no puede explicar? Me di vuelta para quedar completamente frente a él. Una. antes de inclinarse y cuidadosamente moldear sus labios con los míos. y le oí suspirar. sé que decía que quería una vida normal. besó la punta de mi nariz. Normal es tener amigos. de lo contrario me tengo que quedar contigo para el resto de mi vida. Robert se inclinó y puso sus manos en mi cara. dos. 355 . lo veo en nuestras sonrisas. estaré a la que espera de que vuelvas. Había muchas cosas más. ¿qué clase de vida normal es esto? ¿Qué chica de diecisiete años de edad. No sé cómo pero esto es increíble. y luego muy a la ligera la rozó con sus labios. —Me volví en sus brazos para mirarlo. sintiendo el golpe de su aliento en mi piel.. incluso tres veces. pero también tenía una sonrisa que muy posiblemente fundía cada hueso de mi cuerpo. Creo que puedo tratar de hacer lo que estaba destinada a hacer si sé que vas a venir de nuevo a mí. Me soltó y cerré los ojos mientras me besaba suavemente en los párpados. Puedo sentir la sangre por debajo de tus párpados. Aspiré su aroma celestial mientras exhalaba lentamente. Robert. Te tengo. Si no me quieres. Sentí su mejilla contra mi frente. tiene un novio que sigue dejándola. cada suspiro. suspiró.. no podíamos esconder nuestras emociones. Por supuesto. sólo sentí cosquillas en la esquina de mi boca. Robert. si tú no me quieres en tu vida. Él trajo su cara hacia abajo contra la mía de nuevo y me rozó la nariz con la suya. pero creo que no pude comunicártelo.. —Esta chica de diecisiete años de edad. quieres en tu vida? ¿No me ¡Tú eres la razón por la que existo! Con nuestros rostros a pocos centímetros de distancia. y tome su cara entre mis manos. Hubo un determinado obstinamiento en su mandíbula. Grace. entonces vas a tener que decirlo. y enamorarse de alguien que te quiera. como si fuera un primer beso. Podíamos ver en los ojos del otro. te vi morir en mis brazos No hay nada más en mi mundo —o en el tuyo— que jamás pueda hacerme sentir tan sola y desamparada como en ese momento. tiene un novio que no dejará de hacer lo que debe hacer desde que nació. Tengo más que eso. Cuando llegó a mis labios.

—Jadee. Gemí de angustia cuando Robert se alejó de mí. —Su voz es el sonido único que necesito escuchar para saber que estoy viva. y me incline para besarle la barbilla. esta vez se sentía como si mis huesos se hubieran desvanecido. Te prometo que no será como la última vez que tenía que acostumbrarme a mis emociones Sabiendo que en realidad no había nada que pudiera hacer para cambiar su mente. se sienten tan intensos. Puse mi mano sobre el lugar donde estaba su corazón. exhalando un perfume cálido contra mi oído. No sé qué hacer. No sé cómo manejarlo —estos sentimientos son nuevos. envolvió una necesidad dentro de mí tan fuerte. apoyando mi cabeza sobre su pecho. Grace. a través de mis miembros con cada uno de sus besos. él se detuvo. Los dos estábamos sin aliento.Yo había conocido antes la exquisita alegría de los besos de Robert y había sentido la electricidad y el fuego que corría por mi cuerpo. Se rió en voz baja. debajo de mi piel. Traté de levantar las manos y enredarlas en sus cabellos. Pero esta vez. y ni siquiera fui capaz de respirar hasta que él me besó de nuevo. Grace. una mirada extraña cubría su rostro. y es una combinación —es sólo tan fuerte. pero se apartó. Tus sentimientos se mezclan con ellos también. Esto Yo sabía que lo era. —Tú eres fuerte. y el calor blanco de mi núcleo se hubiera reemplazado con fuego puro. queriendo acortar la distancia.. y yo estaba dispuesta a permitirle rasgar mis brazos si eso significaba que volvía a besarme otra vez. sabía que me iba a ahogar en ella— pero fueron detenidas firmemente en su lugar. *** 356 . estoy hablando en serio ahora. yo nunca pensé que sería capaz de sentir tanto. Como siempre. con el conocimiento de que lo estaba afectando de la misma manera que él me estaba afectando a mí. Se echó hacia atrás y me llevó con él. —No voy a perder. tenía problemas para respirar. Vamos a ser fuertes juntos. fundido. cada uno de sus abrazos. de la misma manera que siempre me había afectado. de lo que tú puedas saber.. estar más cerca —la necesidad de él. es peligroso. Puso una mano sobre mi cabeza. mi corazón siguió corriendo y mi respiración todavía estaba acelerada. por favor. me invadió una profunda tristeza al darme cuenta del sacrificio que había hecho sólo para vivir. Permíteme un cierto tiempo para acostumbrarme a esto. suspiró y se relajó. Estoy mucho más afectada. Creo que lo soy lo suficiente para ser una humana. y tomó una respiración profunda.

ahora Robert tomaba mi mano mientras caminábamos. casi se resistió. ella tiene razón.Volvimos a la escuela el lunes siguiente como dos personas diferentes. que había querido desesperadamente. Stacy había insistido en que comenzara a tomar clases de Tae Kwon Do. Me había enfrentado a perderlo para siempre. no puedo odiarte por eso. o nos sentábamos en clases con nuestros cuerpos hacia adelante. como para ser capaz de reírse de vez en cuando. cuando le dije sobre el pago. Lark lo tenía todo. por supuesto. Él me guiñó un ojo y tomó la mano de Robert en la suya. pero nuestros rostros se vueltos hacia los demás. un rubio efervescente. No importaba que él todavía tuviera que darme un beso en los labios de nuevo. pero sin tocarnos. Graham se puso de pie y me miró tímidamente estaba de pie detrás de Robert. después de la noche de Halloween. Me alegro de que seas capaz de hacerla feliz de la manera que yo no puedo. No creo que la merezcas. pero ya no se sentían de la misma manera. Sin embargo. con Graham y Stacy después de sus respectivas prácticas. —¿Tengo que limpiar el suelo? 357 . mi cara se asomaba desde debajo de su brazo. no iban a hacer gran diferencia. Tenía razón cuando dice que se puede confiar en ti. El resto de la semana transcurrió en una nebulosa. y por fin. —Gracias. Ser normal se siente muy bien de hecho. íbamos juntos. era fácil imaginar que podrían ser amigos. Eres su mejor amigo. y ahora sé que cuando dice que tú puedes ser así. Nos habíamos amontonado en nuestro pequeño grupo. por hacer lo que hiciste por Grace —Robert le dijo durante el almuerzo. Él se había acercado a la mesa de fútbol conmigo a cuestas. para sentarse con nosotros. Por supuesto. Robert y Graham de alguna manera llegaron a un acuerdo sobre sus diferencias. también—. y le tendió la mano a Graham—. pero abandonó la pandilla de chicas que había seguido todo el tiempo como patito. No creo que nadie realmente la merezca. —No hay problema —quise decir lo mismo. vi como caían en su lugar los pedazos de mi vida. Volví a sentir esa burbuja de vértigo. durante el almuerzo y Graham estaba con nosotros ahora que la pelea entre él y Robert había llegado a su fin. los dos chicos más guapos en la escuela. Y el lunes tenía algo para mí. Pocos días o semanas. Sus castos besos en la frente se mantuvieron. y el otro oscuro y melancólico. y Stacy se había tragado lo suficiente su fastidio por Graham. cuando se hacía una broma. Con los dos sonriendo. Este grupo finalmente pasaba por mi casa después del colegio. Mientras que antes.

Lo pude ver en la intensidad de su rostro. Debería haber estado incapacitada de alguna manera. pero accedí a iniciar la semana siguiente. tuve que practicar lo que estaban aprendiendo con Stacy. me parecía a una berenjena caminando. quien sabía podía sacar un mariscal de campo sin tocarlo. sabía que me había sentido peor. pero insistí en que me dejara sanar por mi cuenta. Calculé que me llevaría hasta mi vigésimo primer cumpleaños poder ponerme al día con el nivel en que estaban ellos ahora. y reconocí para mí misma que me gustaba el sonido de eso también. el dolor era mucho más fácil de llevar de lo que había pensado. —¿Qué? ¡Lo hago todos los días! Al menos de esta manera. me sentía tonta. 358 . Y. hicieron que la casa se llenara con un calor que no había visto en mucho tiempo. Robert.Stacy sonrió con satisfacción. Yo no estaba preparada para el cambio drástico en Stacy cuando me presenté a mi primera clase. Nuestra acogedora casita necesitaba eso. por no hablar de los movimientos y posiciones. ¡¿Ven?! Dijiste que querías aprender. Me tomó la primera semana completa aprender los términos y los comandos. me puedes ayudar y vamos a terminar más rápido. y hablando. Por alguna razón. No te dije que no te costaría un poco de esfuerzo. Nunca me había sentido tan molida e inútil en mi vida. de verdad. Podía sentirlo. cocinando. Después de un período especialmente duro. Janice los había invitado. y ya estaban mucho más informados de lo que era y nunca parecían dejar de señalármelo. y ahora puedes de forma gratis te dije que te daría un descuento. comiendo. y Lark llegaron a mi casa para la cena. pero estos niños habían estado con Stacy por lo menos un mes. pensé de nuevo en el golpe con el que me había arrojado sobre Lark. insistiendo en que ahora eran parte de nuestra familia. absorbiendo la conversación y la emoción que había estado ausente durante tanto tiempo. De pie entre niños de cinco y seis años de edad. En Acción de Gracias. —Murmuré. y recordé cómo había sorprendido a Robert que no había sentido ningún dolor. No era tan malo. cada uno de ellos traía una cazuela de algún tipo. Los seis repartidos por todo el salón y la cocina. En el día de Acción de Gracias. y yo era el chiste. como si no fuera suficientemente malo tuve que aprender básicamente con los niños que eran mucho más expertos en esto de lo que lo era yo. Era como vivir en una comedia. porque Stacy no se había forzado durante el combate. A Robert le gustaba esa idea. y la forma en que su cuerpo se movía con demasiada facilidad. me di cuenta. A pesar de que estaba dolorida y rígida. Robert quería curarme después de cada práctica. —Eso no es gratis. Ameila.

Papá miraba hipnotizado a Ameila. Grace —habló Amila. —Bueno. Yo también creo que sería seguro para mí decir que la madre de Grace les daría las gracias también. como el que sentimos hoy aquí. supongo que eso me deja a mí. Grace. —Bueno. y por eso. y levantó la copa. eso es. que tienen una parte importante en la vida de Grace. —Estoy agradecida por conocer a gente real que no quiere nada de mí que no les puedo dar. —Murmuró papá. y con la madre de Grace.Cuando todos nos sentamos alrededor de la mesa plegable que papá había instalado en el comedor. Yo sé lo que te tomó recibirme en tu vida. y con el nuevo bebé en camino. Robert me guiñó un ojo y me apretó la mano debajo de la mesa. Ella ha cambiado mi vida. Señora Bellegarde. Sr. me di cuenta de lo agradecida que estaba. muy bonito. ¿eh? —Janice se echó a reír—. Y. Usted nos ha bendecido con su hospitalidad. por traerla al mundo. Papá parecía inflarse de orgullo por las declaraciones de Robert y Janice sonrió a su reacción.. todo lo que pude decir fue: —Sólo lo estoy. —Fue breve. el que el día que había sido el punto de inflexión en mi relación con Janice había sido también el día en que lo conocí. Si no fuera por ti. con James y Grace. también. Shelley. Me volví para mirar a Robert. 359 . yo no estaría aquí hoy. siempre. Tanto es así que cuando empecé a hacer la oración de Dar las Gracias. —Con nerviosismo tomando un sorbo de agua. recordando. ehm.. y no creo que James o yo pudiéramos pagarles nada de eso. en un espacio de tan corto de tiempo. —Ustedes han hecho tanto por nosotros. Grace. Estoy agradecida por esta oportunidad de tener una familia. Había cambiado mi vida de muchas maneras. estoy agradecida contigo. Janice parecía divertida por la escena y se volvió hacia Lark. Fue Lark. —También estoy agradecida con tu padre. sólo por estar allí para Grace. como la mayoría de los hombres. También estoy agradecida de que ustedes estén aquí. y no puedo empezar a expresar mi agradecimiento a ustedes por hacer eso posible. y pido que su hogar sea siempre bendecido con abundancia amor y calor. —Estoy agradecido con usted. y tartamudeo: —Gracias. y levantó su vaso de agua con papá—. así como sus hijos. siempre estaremos agradecidos. esperando oír por lo que estaba agradecida. Podía sentir el rubor en mis mejillas cuando las palabras me recordaron lo estúpida y egoísta que había sido.

está mal? ¿Qué Se volvió a agradecer a papá y a Janice por la cena y luego me agarró la mano. No estaba a punto de perder un solo momento. No me explico por qué mi mano se magullo de la forma en que lo hizo. ¿L a hora de qué? 360 . El resto de nosotros se puso de pie. Espera ahora. Muchas gracias por esta maravillosa comida.Va Me Lark me respondió. . sin embargo. pero tenemos que irnos hay algo urgente que tenemos que atender — Ameila dijo en tono de disculpa cuando se puso de pie. la confusión y el miedo me inundaron de nuevo. pero sus ojos se lanzaron hacia Robert. en una ola de pánico. Papá y Robert discutían las virtudes de las transmisiones estándar frente a los automáticos. Me diste un puñetazo. Lo miré. Entonces. levantando el brazo para mostrar el buen puñado de. Quizás soy un poco alérgica a tí. dejando atrás un pequeño punto amarillo que se desvaneció rápidamente a través de los rojos. tirando Ya es hora. Janice. lo que significa que me diste este pequeño y agradable moretón. Espero que podamos hacer esto otra vez pronto en algún momento. también. aunque no tan agraciados como ellos. vamos a dejar una cosa clara. que se había quedado de repente en silencio. Ella soltó un bufido. verdes. Papá y Janice se dieron cuenta de la extraña calma que había tomado rápidamente la casa. y finalmente de nuevo a su original color púrpura cuando me quito la punta de los dedos. Robert y Lark la imitaron sus movimientos con una sincronización perfecta—. ¿cómo es patearle el trasero? miró.parecía que no había tiempo suficiente para apreciar o experimentarlo todo. Sonreí. pero aun así es bastante de ella. Pude ver la urgencia en los ojos de Robert. El resto de la comida se llenó de la ligera conversación entre Ameila y Janice. y Lark y yo nos quedamos con nuestra propia conversación silenciosa. de mí hacia la puerta. divertido empujarte y ver el cambio de color haciendo que el color morado se fuera. James. —Lo siento mucho. Ameila. golpes que se propagaban a través Sé que no es tan bonito como el tuyo. con una sonrisa. Me lo demostró presionando mi dedo. Era una típica respuesta de Lark. Estaba esperando a que me respondiera con algún comentario rápido. de repente había dejado de hablar.

aún acariciando mi mejilla con los nudillos. —Grace. Me quedé en la puerta hasta mucho tiempo después de que se fueron. calmando mis nervios. Abrí la puerta de mi habitación con la esperanza de que él estuviera allí. no me importaba que mi padre estuviera probablemente detrás de mí. las quito. Ella no podría haber sabido lo que estaba pasando. En cambio. Podía sentir el pulso a través de sus labios. recibiendo la Llamada era tirado por la ventana proverbial cuando me aferraba a su brazo. Sólo habían pasado unos segundos de tiempo. una vez en la luz casi imperceptible. En ese momento. voy a lavar los platos. y me preparé para su rechazo. con los rostros sombríos. me dije. cada paso cada vez más difícil. el aire corría por mis pulmones como un agridulce elixir. me di cuenta que no había estado respirando. Grace. Convencida de que no había habido error. y abrí la boca. puso sus brazos alrededor de mi cintura y tiró de mí tan cerca cómo pudo en contra de su marco de sólido acero. Era un adiós.Me tocó la cara con el dorso de su mano. me preparé para luchar por unos pocos segundos más de estar cerca de él. Sus labios. se convirtieron en duros e insistentes. volver? ¿Vas a volver a mí? ¿Vas a Bajó su rostro al mío. o que pudiera parecer desesperada. toda mi afloje por ser buena con él. Sentí su cuerpo tenso. mis pies sintiéndose más pesados a medida que iba subiendo. cerré la puerta y ayude a Janice a limpiar la comida.la De repente. pero sin duda sabía que fuera lo que fuese lo que había sucedido había cambiado las cosas para mí. sentado en mi cama como normalmente hacia 361 . Lark y Ameila ya en su coche. las manos de repente manchadas con el nerviosismo y el miedo. lágrimas mezcladas con alegría de que había recibido finalmente la única cosa que realmente nunca había deseado. subí las escaleras. pero sabía que —sabía que esto no era un "hasta luego". Cuando por fin se apartó. y lágrimas de tristeza porque no sabía si alguna vez volvería a verlo. Poco a poco. ¿Por qué no te vas arriba y acabas con lo que tienes que hacer? —Sugirió Janice. Las secó rápidamente y se despidió a medida que Sabía que esto iba a venir. su rostro una mezcla de preocupación y simpatía. Me paré en la puerta cuando él salió. Si tenía remordimientos de comprador ahora. Sentí las lágrimas fluir por mi cara. y presionando suavemente sus labios con los míos. Tiré mis brazos alrededor de su cuello y me apreté a mí misma contra él. Estoy siendo llamado a las filas. riéndome de la broma de mal gusto por lo poco que había jugado. metódicamente poniendo la comida en bolsas para congelar. Puedo oír el canto. sabiendo lo que ya sabía. era mi culpa. y que no iba a volver. Ha sido nuestro primer beso en cuatro semanas —y fue en señal de despedida. y no había habido pensamientos compartidos. llevándose consigo todo mi amor. es Llamada.

La fluida escritura era inconfundible. “Espera por mí”. Había algo arrugado debajo de mí. sentí mi corazón "una broma" hundirse.diciendo con los labios. Me acerqué a la ventana y saqué la cabeza hacia afuera. Lo que no esperaba es que sucediera tan pronto. ¿pero lo suficiente como para volver a mí desde el cielo? 362 . y no había niebla oscura que viniera a buscarme para hacer mejor las cosas— pero todavía tenía que mirar. Me aparte. Sabía que no estaría allí — no había motocicleta. Sabía que esto iba a suceder. Él me amaba lo suficiente como para volver de entre los muertos él me ama . me senté en el borde de la cama. Al ver que estaba vacía. En la cama. Debería sentirme feliz por él. donde el papel había sido puesto había algo largo y oscuro. Agarre la carta y la pluma contra mi pecho. encontré un trozo de papel. Reconocí la letra de Robert inmediatamente. Lo recogí y jadee. Era una pluma negra.

si me rindiera no sería frente a una audiencia. Saqué la bicicleta usada que papá me había comprado para reemplazar a la antigua. y estaba a punto de rendirme. y sonreí mientras la bicicleta rodaba con suavidad por la calle. y recé: Puse un Balance es todo lo que quiero.Poe-sía Traducido por Roo Andersen y †DaRkGirl† Corregido por Mari Cullen C omo si nada hubiera pasado. y el silencio sería agradable. y no regresaría hasta tarde. hasta que me dijo que visitaría a su hermana en Newark por el resto del día. y no me importa como suene. 363 . no era mi idea de un buen lugar para escribir un trabajo. Tomé mi mochila de libros. —Estúpida bicicleta. Una puede olvidarse de cómo manejar una bicicleta. Si terminaba mi trabajo sobre Poe. fui abajo y entré al garaje. Una casa llena de hombres ebrios y gritones. Levantando la bicicleta una vez más. Levanté la bicicleta y volví a subirme. me subí. parándome y limpiando la suciedad y el pasto de mis vaqueros. —Gruñí. y comencé a pedalear hacia la librería. Era la primera vez hacía meses desde que había montado una. Miré a mi alrededor y podía ver algunas miradas curiosas asomándose por las ventanas. necesitaría algunos libros. El padre de Graham y algunos de los amigos de trabajo de mi papá irían a casa a mirar los partidos de futbol que se jugarían hoy. Casi sentí pena por Janice. seguidos de unas caídas más horrendas. Me caí antes de traspasar la entrada de autos. Manejé la bicicleta unas pocas millas por el viejo camino de madera hacia la librería. seguido por una larga ducha. pie en el pedal y empujé. Bueno. me monté. En su lugar. Unos cuantos —no tan lindos— intentos más. me encontré sintiendo algo de celos por su libertad. el día después del Día de Gracias empezó con desayuno.

mucho más familiar que simplemente haberlo leído una vez. lo saqué y me acomodé en una silla para empezar a leer. —Sabes cómo estoy siempre. Lo metí en mi bolsillo para investigarlo luego. sino encontrada. la sección de poesía siendo la sección menos frecuentada. ¿Has leído el primer poema? Es el mejor. y sentí la increíble 364 . Seguí leyendo y me detuve en un verso que sonaba muy familiar. Me bajé de la bicicleta y me arrodillé para recoger algo que brillaba en la luz de la mañana. copiando primero el poema. Grace! Te ves bastante saludable y animada. así que tomé su palabra y lo leí. y luego segmentando líneas específicas que resaltaban. —Gracias. desapareciendo entre los estantes. Poe. Aminoré la velocidad de la bicicleta y me detuve a un lado. llegué al área donde había sido golpeada. — Guiñó un ojo y se alejó. incluso con Graham en ella. Puede llegar a interesarte un poco. Dejé el cuaderno a un lado y volví al primer poema en el libro. mirando a la carretera con la pequeña maquina embarrada. cómoda entre todos los libros que habían sido mi constante compañía por tanto tiempo a través de mi solitaria infancia. más personal se volvía el diálogo. Ese es bueno. y que ya lo había leído antes. pero otros que no lo eran no habían captado mi atención. figurando que la memoria volvería si continuaba. quien brillaba y estaba locamente enamorada de su ángel amante Angelo. Señorita Maggie. El primer poema era demasiado largo para leer. La Señorita Maggie nunca me había encaminado mal en cuanto a cosas para leer. Me encaminé hacia el final de la librería. No era exactamente difícil de adivinar qué era el naranja y refractivo pedazo de plástico. Saqué un cuaderno de mi mochila y comencé a tomar notas. No pude evitar sonreírle. y aún así siempre preguntas. No había postes de luz aquí. y comencé a buscar los libros que había buscado por Internet esa mañana. Encontrando solo uno de ellos. La Señorita Maggie se inclinó hacia mí. Mi mente me llevó a su mundo. Ella siempre era tan dulce y sincera. Mientras más leía. Seguí leyendo. Era una familiaridad intimidante. No había nada que uno pudiera hacer para evitar sentirse “animada” cuando te hablaba. Aquí me sentía en casa. Mientras leía. y me encontré imaginando que yo era el ángel llamado Ianthe. y dijo felizmente: —¡Estoy tan contenta de verte aquí nuevamente. Se sintió bien caminar a través de la puerta cuando finalmente llegué después de diez minutos. como si quisiera evitar mi pregunta. sus delgadas piernas saliendo de su vestido. volví a montar la bicicleta y continué hacia la librería. pero no había sido golpeada durante la noche. el cual había evitado porque parecía seguir para siempre.Mientras movía mis piernas. me di cuenta de que este poema era sobre ángeles. Era un trozo de una luz intermitente. ¿Qué estás leyendo? Oh. ¿Cómo ha estado? Ella movió su mano.

pero encontré que la Señorita Maggie estaba parada allí. si los has tenido la vida entera.emoción que rodeaba a los dos amantes. Ella me miró sorprendida. tan demandante de sus energías y atención. —Adiós. Ella movió su mano. Debí haberme visto como una completa idiota. que fallaron con su misión de ángeles. —Sabes. golpeándome en la frente y hablando sola mientras lo hacía. y fueron desterrados del Cielo. Espero que hayas encontrado lo que estabas buscando. —Ah. Instantáneamente me llené de vergüenza por mi egoísmo. querida? La inhabilidad de mentir me pagó. —¿De verdad? ¿Cómo qué. fui a colocar el libro en su lugar. así puedo empezar con este trabajo que tengo. Ella sonrió con sabiduría y me palmeó el hombro. querida. No podía ni siquiera pensarlo. que secretamente deseaba que Robert hiciera lo mismo por mí. Grace. No sacrificas tus seños por amor. La miré mientras ponía los libros en el estante. Señorita Maggie. —Me voy a ir. Supongo que era lo que venía de ser bibliotecaria por tanto tiempo. Grace. y cerré el libro. y de lo que realmente tenemos miedo de perder. Especialmente. No podía demandar que se sacrificara otra vez porque lo quería cerca de mí. Robert ya había pagado un precio por amarme. Creo que hay algunas cosas que no sacrificas por amor. por amor. no queriendo leer más sobre ángeles o el precio que uno pagaba por amar mucho a alguien. Fue lindo verla y gracias por la pequeña charla. Pero lo hice. y luego me di un golpe por pensarlo. —Tus sueños. Tomando mi pequeño momento de demencia como señal de que era hora de irme. ahí estás. ¿Leíste el poema? ¿No es hermoso? Sacudí la cabeza. Lo pensé. Me di cuenta que en el fondo. tomaba el libro que tenía en mis manos y lo acomodaba en su lugar original sin siquiera tener que mirar. *** 365 . a veces las cosas que soñamos son meramente la forma en que el corazón nos protege de lo que realmente queremos. —No realmente. siendo su amor tan grande. porque era una pregunta de la cuál quería la respuesta también. sus manos llenas con libros antiguos.

Mi cabeza se hizo hacia atrás en respuesta a su sugerencia. y entré a que “Hey mi cuarto. me apresuré hacia las escaleras. pero realmente no me importaba a este punto. —¿Hay ¿Hacerlo otra vez? alguna razón. Lancé mi mochila en la cama y saqué mi cuaderno. Me gustaría que consideraras hacer este ensayo nuevamente. Era como si estuviera sacando los peores sentimientos posibles que tenía dentro de mí y dejándolos encima de todo lo que me hacía ser quien era. sosteniendo mi pulcramente tipiado y doble espaciado ensayo en su mano mientras lo golpeteaba con otro. No volví a pensar en eso hasta ese viernes. y no me gustaba. El día había empezado como una misión para completar una tarea. sentí alivio al verlo desaparecer debajo de otro ensayo. y todo en lo que podía pensar era en Robert y yo. Mi mente seguía retornando al primer poema. Tomé una salida fácil. —Grace. 366 .Cuando llegué a casa. —Tienes un increíble Don para la escritura —una pasión— y aún así no hay ni siquiera una pizca de emoción en esto. Los poemas que había copiado para mi ensayo ya no me llamaban la atención. cuando la Señora Muniz me llamó a su escritorio para hablar de ello antes de comenzar la clase. Cuando lo entregué. y se había vuelto en una experiencia de vida alternativa donde de repente yo era la mala de la película. y cuan egoísta había reaccionado. exactamente como había esperado. levantando mi mano en un silencioso saludo al coro masculino de Grace” provino de la sala. Solo quería tener la tarea lista y fuera del camino así no tendría que pensar acerca de ningún poema de Poe. *** Me tomó una semana hasta que pude terminar el último borrador del ensayo. Señora Muniz? Ella abrió un cajón de su escritorio y apuntó su contenido. Sabía que desaparecería junto a todos los demás ensayos de Raven y Lenore. —Dijo con obviedad. necesitando leer las notas que había hecho. Más ensayos. Arrojé mi cuaderno al piso y hundí mi rostro en la cama. y escribí acerca de Raven y Lenore. cayendo a través del cielo. Podrías haber escrito también acerca de los hábitos de reproducción de los gusanos. Ahogué todo.

No había puesto esfuerzo en la escritura como hice con la evasión de pensamientos que corrían por mi mente. Si quieres devolver eso.Tomé el insulto con calma porque sabía que tenía razón. —Puedes hacerlo más que mejor. Grace. Tienes hasta el final de la semana que viene para decidir. Stacy continuaba con clases de Tae Kwon Do con la misma alegre y violenta manera desde la Llamada de Robert. Tuve que desviar la mirada. pero también tan similar en apariencia como Robert. Era tan hermosa en su propia manera. Tomé el ensayo de su mano. y aceptar la nota que recibirás. —Supongo que puedo hacerlo mejor. Stacy? —pregunté una vez que la clase terminó y estábamos de manos y rodillas limpiando el piso y las colchonetas—. Tiene muchas cosas que decirte. —Ugh Lark quiere saber si puede venir y hablar contigo ahora. Usualmente no eres así de… agradable. información” porque estoy algo cansada con esto de ser operadora de teléfono mental. su rostro se retorció como si dijera “demasiada . y por eso ha estado hablando en la mía. Pero. No quiere saltar en tu mente. Pareció molesta por mi respuesta. entonces está bien. como si hubiera estado ahí todo el tiempo. Asentí. Asentí y regresé a mi escritorio con el ensayo. La respuesta llegó a modo de Lark. entendiendo que yo estaba llena de preguntas que Lark no podía responder. ¿ casa? Stacy levantó sus manos. Stacy. cosas acerca de Robert. si quieres entregar algo que te dará la nota que mereces. estaba actuando como intermediaria. Mi corazón comenzó a acelerarse cuando dijo que Lark tenía que decirme algo sobre RobertVolvería a . quien me había estado evitando desde que habíamos vuelto a clases después del lunes luego del Día de Gracias. ella estaba dando lo mejor. o aparecer en tu casa. No quería ver nada que se apareciera a él hasta que realmente fuera él. Mirarla era doloroso. no soy tan rápida como mi hermano. además tuve que irme al verlas golpearse —replicó. —¿Te estabas escondiendo en algún lugar cerca. entonces por favor hazlo. insegura de lo que haría. estaba más dispuesta a que yo diera algunos buenos golpes sin sentir la necesidad de tener que vengarse de alguna manera dolorosa. y Lark estaba llena de preguntas que yo no quería escuchar. —Lark ha estado hablándome para convencerte de que le hablaras. y allí estaba ella. quien sabía lo que había ocurrido y había repetido la misma historia que Lark había dicho para explicar la ausencia de Robert en la escuela. —¿Qué pasa. no es así? —Bueno. No quería 367 . Tiró su bolsa al piso y puso las manos sobre sus muslos mientras se paraba. ó debería decir.

Estaba convencida que lo que sea que fuera. se hizo más potente por la noticia de que Robert me amaba —incluso después de alcanzar su sueño más grande— y que vendría a mí pronto. me alegra arruinar de alguna manera la perfección de Robert. Lark. Inmediatamente triste. estiré mi mano para sostener la de ella. Dijo que te amaba. léelo de nuevo. Su Llamada no era lo que esperaba. 368 . demasiado ansiosa por escuchar un momento. era algo que había leído ahí. Estaba tratando tanto en no pensar en Robert. —Quería decirte. y yo volvimos a la vieja biblioteca. —Él no lo sabe a ciencia cierta. se encogió de hombros. —Él solo dijo: “léelo de nuevo”. Stacy.arruinar su rostro en mi mente—. Sus ojos se estrecharon mientras llevaba sus brazos lejos de mi alcance con un movimiento sin esfuerzo que hizo a mi abrazo —el más fuerte que pude haber formado— parecer débil de corazón. —Lo siento Lark. molesta por mis pensamientos. He sido una ingrata. Y dijo. Grace y lo siento si no me detuve y me tomé el tiempo para ver a través de todo y saber lo que quería decir. Caminó hasta nosotras en sus calcetines. Grace. interrumpiéndola. lo que fuera. y aquí estas. —Ella dio un paso hacia nosotras y Stacy soltó un grito. que Robert está volviendo. y que lo verás pronto. —¡Quítate los zapatos! ¡Nada de zapatos en el piso! Lark rodó sus ojos y se sacó las zapatillas. No era lo que yo esperaba. La miré. y luego se arrodillo con gracia para luego sentarse de una manera elegante que yo sabía que nunca podría haber hecho. Pero la ultima parte acerca de leerlo de nuevo ¿Qué significaba exactamente? Lark. pero entonces sus ojos se agrandaron y sonrió ampliamente—. con la duda escrita claramente en mi¿Cómo no podría ella saber que cara Sacudió la cabeza. con tanto de él en tu cabeza. quería decir? —Él está pasando por mucho ahora. mucha información está pasando por su mente. Al día siguiente. Hay mucha información ahí para entender. la historia completa de nuestra clase. una fecha. —Su sonrisa era contagiosa. gracias —resopló Lark—. Voy a averiguar lo que quería decirme ¿No debe ser “tan” difícil cierto? Y resultó que no lo era. cosas que solo encontramos después de recibir la Llamada. —¿Cuándo?—Tomé sus brazos. eso es seguro —Detecté un poco de disgusto en sus ojos. Bueno.

buscando por algo de importancia que pude haber leído. Uno de ellos lo reconocí como el libro de poesía que leí la semana pasada. Confundida. Sacudiendo mi cabeza con incredulidad. Lo leí dos veces. Esa primera noche había dormido en sus brazos. De alguna manera Robert. Stacy se sentó en el suelo con un libro en la mano y procedió a leerlo. Pero ahora lo sabía. y sabía que lo descubriría. —Nadie es demasiado viejo para un poco de Seuss. y pasé las próximas horas escribiendo en la 369 .Recorrí la sección de ficción. —Sostuvo un par de libros con portadas desgastadas. Me encontré de nuevo inmersa en el ritmo del verso mientras fui arrastrada por la historia de un ángel haciendo lo que le había sido mandado. mi mente estaba lista para deslizarse en el papel. Era el que había evitado esa primera vez. quien se había plantado en la sección de poesía. —¿No crees que estás un poco crecidita para eso? Ella sonrió. aliviada de que lo hubiera descubierto. esta vez con mucha más claridad. y empecé a leerlo de nuevo por tercera vez cuando algo una fibra sensible dentro de mí. me ama e dije a mi misma. —Encontré algunos libros que pueden interesarte. Le pregunté qué estaba leyendo. insistiera. Había recitado un verso de su poema porque no podía decirme directamente que me amaba. —Ya leí este. y sostuvo el libro hacia arriba. Pasé las primeras páginas. tomé el libro ignorando el otro en la mano de Lark. Rodé los ojos. mientras pasaba mis dedos sobre las m Él palabras que me había dicho esa noche después de la boda. Ella me estaba sonriendo. y fui a buscar mi propio rincón para sentarme. ese que me había hecho empezar a imaginar ser suficiente como para dejar el cielo atrás. Abracé el libro contra mi pecho. mi nuevo conocimiento estaba profundamente entre nosotros. me dirigí hacia Lark. Pude oír la voz en mi cabeza. y dos que no lo habían hecho. ver su rostro. Cuando me dejaron en casa esa tarde para reescribir mi ensayo. hasta que llegué al primer poema. tocó Ese sentimiento de familiaridad que había sentido la primera vez que leí el poema había vuelto. y miré a Lark. ese que había vuelto a leer después que la Señorita Maggie. sabía que había leído el poema. después de decirle que lo amaba. —Murmuré. Léelo de nuevo.

mientras las palabras aún estaban frescas en mi mente y las emociones aún nuevas en mi corazón.computadora en la sala de estar. pero no estaba. Me quedé ahí durante lo que parecieron décadas. Robert. Mi nombre había sido escrito en la misma fluida letra. No lo tocaría hasta el viernes. fue algo masoquista. La había pegado en mi espejo. Iba a completar las veinte páginas esa noche. Era algo diferente saber que su amor no había sido algo que descubrió al borde de la muerte. Por favor encuéntrame en el Retreat a las cuatro. Me salté cualquier mención de comida y me reusé a llamar a Stacy y Graham. Era algo bueno saber que Robert me amaba. Salté de la cama. Silenciosamente me hice una promesa. Estaré en casa el siguiente viernes. Puse el pequeño pedazo de papel en el sobre y lo deje en el tocador. *** Mi alarma estuvo sonando como siempre lo hacía: ruidosa. Mientras mi ensayo se imprimía. había ocupado su lugar. Con Amor. prefería que fuera algo que hubiera estado dentro de él el mismo tiempo que había estado dentro de mí. En su lugar un sobre. Y la mantuve. y me dirigí a la ducha. corrí escaleras arriba para tomar la nota que me había dejado. el pensamiento Eso era de pasar dos semanas con Robert. 370 . Estaba aturdida —ahí estaba esa palabra de nuevo— con mi nueva información recién descubierta. Prendí la luz de mi cuarto y corrí a tomar la nota. sin trabas por la tarea y noches de escuela al día siguiente sonaba como mi propio cielo. por lo que lo abrí y saqué la pequeña hoja de papel doblada. En realidad solo fue media hora. en ese momento. rápidamente recogí mis cosas. Pero hoy era diferente. tan romántica como la noción pudiera ser. lo que usualmente era lo que tomaba antes que el agua empezara a salir fría. y demasiado temprano. ¡Estaría en casa en una semana! antes del receso de invierno.

Después de que él comiera su segundo desayuno por supuesto. —Te levantaste temprano chica. Eso me daba al menos una hora antes que Graham llegara a recogerme —aún no había podido encontrar a quien le había dicho que Robert se iba. Me senté en el borde de mi cama y miré por la ventana. sonriendo mientras veía la luz venir de la casa de los Hasselbeck. pero había aparecido ese primer día de vuelta a la escuela después de Acción de Gracias y estuvo así desde entonces— y conducir ambos hacia la escuela. Estaba a mitad de las escaleras cuando papá comenzó a bajar. Necesitaba sentirme femenina. Me tragué la sonrisa que quería expandir a través de mi cara con entusiasta alegría. Simplemente asentí rápidamente. —Te levantaste temprano. Flakes dejándola freír los huevos y el tocino antes que mi estomago comenzara a quejarse sobre mi elección de desayuno. bostezando. aunque fuera sólo debajo de la ropa. El reloj en el tocador daba las seis y media. y continúe hacia mi cuarto. mi boca estaba llena de leche y cereal . Con la excepción de la camiseta. No había nevado aún. El cielo estaba cambiando de los morados y azules al ruborizado rosado y naranja de la mañana. Me vestí con un par de Jeans y mi camiseta del esqueleto. lo que significaba que no necesitaba botas o guantes. aunque con el clima tan frío como estaba. También puse la pluma de Robert —la que había estado guardando bajo mi almohada— en mi carpeta. Afortunadamente. le dije a Janice.Realicé todos los rituales normales de chicas. Asentí. estaba vestida de la misma manera que cuando nos conocimos la primera vez. apoyada en el mostrador mientras Janice entraba a preparar el desayuno de papá. *** 371 . —Ella dijo. debe ser un día importante. Corrí escaleras abajo para tomar un rápido plato de cereal y me lo comí de pie. necesitaría usar una gruesa chaqueta sobre todo. Terminé y lavé mi plato. Luciría más psicótica y llena de éxtasis. y puse mi cabello en una cola de caballo. y la coloqué en mi bolsa de libros. bajé las escaleras para esperar a Graham. Que incluían cuchilla de afeitar y espuma en lata. Volví a revisar que mi ensayo estuviera en mi carpeta y satisfecha de que tenía todo lo que necesitaría. abriendo la puerta de la cocina… para dejar salir el humo. Tomé el sobre con la nota de Robert del espejo y lo puse en mi bolsa de libros.

—Le dije mientras se detenía en el estacionamiento. Sexto periodo: clase de teatro con el Señor Danielson. también esta mentalmente 372 . sus nudillos se estaban volviendo blancos mientras luchaba con algo dentro de ella. Realmente aprecio esto. La vi agarrar el volante con fuerza. —Otro ejercicio de humildad. Lark parecía molesta porque Robert no le hubiera dicho sobre venir esta tarde.todos emocionados por las compras de navidad. —Oye. al menos una de nosotras va a ser feliz hoy. quien parecía complacida después de revisar los contenidos. Sus labios formaron una sonrisa a medias y se encogió de hombros. incluso aunque estaba en la dirección opuesta de la escuela de Tae Kwon Do. fiestas y desfiles. Las reglas no había sido rotas o dobladas. Ella había aceptado dejarme donde encontraría a Robert. A medida que el final del día se acercaba. Molestó a Graham por elogiar su acento Británico y criticó a Stacy por ser desagradable con Graham. y usó toda su molestia contra casi todo lo que pudo. la emoción en la escuela estaba en su apogeo. La única vez que rivalizaba con esto era el último día de clases. Ambas cosas siempre la complacían antes. Pasó actuando villancicos en diferentes estados de ánimos y acentos. tratar de cantar villancicos como si se tratara de una marcha fúnebre y no una melodía alegre. Las campanas que sonaron al comienzo y final de las clases no fueron más que una mera molestia. Era definitivamente un ejercicio. Eso era motivo suficiente para ser caritativo. por lo que fue especialmente impactante escucharla pedir que se detuviera. la escuela se vació rápidamente. Salí corriendo de la escuela y me dirigí hacia el carro de Stacy. Los profesores eran indulgentes en formas que nunca serían en un día normal. mientras todos pasábamos aburridamente de una clase a otra.La escuela el día antes de vacaciones siempre se sentía más como una fiesta. —¿Qué pasa Stacy? —Solo estoy molesta por la manera en que Lark ha estado desde que le dijiste que Robert volvía. fueron tiradas por la ventana o destruidas y borradas completamente de los libros. Entregué mi ensayo a la Señora Muniz en el cuarto periodo. Durante el almuerzo. quien hoy no estaba en su estado sentimental. y eso aún estaba a más de seis meses. Ella no sólo esta verbalmente molesta. —Gracias Stacy. Cuando la campana final sonó. e incluso le sonreí al Señor Branke. —Nos dijo el señor Danielson.

Y si tuviéramos acceso a escucharlos. Mis ojos se ampliaron en sorpresa. y cerré la puerta. El reloj en el carro de Stacy había dicho que era un cuarto pasadas las tres. Lark podía controlar lo que salía de su boca. porque no era un tonto enamoramiento de adolescente. Una vida de ser objeto de burla me había dado una pequeña ventaja sobre Stacy. la luz de la tarde bajaba mientras el clima daba un indicio de que las cosas no iban a estar claras por mucho tiempo. No parece darse cuenta que sus pensamientos son peores que cualquier otra cosa. Ella está haciéndome daño psíquicamente cuando piensa en Robert volviendo y no avisándole. Grace. Salí del coche. Gracias por ser la mía. justo como los demás. Esa pequeña revelación trajo una sonrisa a mis labios. —Eres una buena amiga Stacy. Era realotra cosa podría haber traído de nuevo a Qué ¿ mi corazón de la fría y negra muerte que había sufrido? Miré el sol en el cielo. mirando el pequeño reloj en la radio mientras lo hacía. Stacy. algunas veces sería demasiado duro de lidiar para una persona normal. Observé cómo se marchaba y luego caminé hacia la banca donde Robert y yo tuvimos nuestra primera charla. Situé mi mano en su hombro y apreté tranquilizadoramente. pero sabía que dolía. Tenía cuarenta y cinco minutos antes que Robert apareciera. —Ella no debe estar consciente de estar haciéndolo. 373 . —En cualquier momento Grace. No pude hacer otra cosa que abrazarla. Asintió en un movimiento más condescendiente que cualquier otra cosa. Entendí lo que quería decir. pero sus pensamientos corrían libres. —Mis sentimientos no son los heridos. llevando con ellas cada minuto hasta que me reuniera con mi propia estrella caída. —Se que ella no quería lastimar tus sentimientos Stacy. Me abrazó de nuevo. Cerré mis ojos contra el calor de los rayos del sol y pensé en Ianthe y Angelo mientras las nubes se movían a través del cielo. Donde supe por primera vez que me había enamorado de él.molesta. Stacy me miró. Se retiraba lentamente en algunas nubes ligeras. su sonrisa teñida con un poco de tristeza. Donde aprendí por primera vez que podía leer mis pensamientos. sus ojos estaban rojos con lágrimas.

mis mejillas picando de cólera. Era como si hubiera dos Grace. No podía permitirme el lujo de estar molesta por esto. nació para cumplir. Yo esperé a que él envolviera sus brazos alrededor de mí y me diera un beso alejando toda la inquietud que se había instalado a mí alrededor desde que me había dejado. Yo la odiaba. me puse de pie. Yo no podía hacerle demandas a él. finalmente perdió su control sobre el horizonte. la forma en que había cambiado. La decepción se apoderó de mí. Esperé a que su recuerdo me llenara con su amor. y monocromática. No era como si él no me estuviera dando el cambio en el Dairy Queen. No me había dado cuenta de lo increíblemente carente que me sentía sin él cerca. Era su destino. Y yo envidiaba a esa Grace.Revelación Traducido por cYeLy DiviNNa Corregido por Mari Cullen E speré a Robert hasta que el sol casi se había puesto. que sucumbieron a la atracción siempre constante de la noche. Esto era algo para lo que él había nacido y que tenía que hacer. Él no iba a venir. y la que estaba aquí era más que la fotocopia: plana. 374 . también. a 2D. tenía que recordármelo a mí misma. o tener expectativas de que él sería capaz de hacer todo lo que dijo cuando había algo mucho más importante que yo de lo que tenía que ocuparse ahora. empapando mi piel con vergüenza. y pasaría mucho tiempo después de que hubiera muerto. mientras que la Grace real estaba fuera flotando en algún lugar con un ángel hasta las estrellas y las nubes. y los colores del cielo cambiaron a un hermoso rosa y el naranja del atardecer al malva y violeta del crepúsculo. mucho antes de me hubiera conocido. y las lágrimas desbordándose en mi cara aunque me había prometido hace una hora que no lo haría. cuando las luces del estacionamiento. Cuando el último de los rayos del sol. automáticamente aparecieron iluminándome con el brillo falso que nos hacía parecer enfermos y muertos.

Suspirando. espeluznante. Me estremecí. pero no por el frío repentino en el aire. porque sonrió de tal manera que sentí el pelo en la parte de atrás de mi cuello levantarse. 375 . porque de repente me di cuenta de que no estaba sola cuando ese mismo sentimiento. El bien Noche contra el mal. dile que… no. Sabía que probablemente nunca le llegaría de todos modos. Pero ningún ser humano se habría dado cuenta de la reacción. aturdida—. Sostuve mi mano expectante.. —¿Por qué tanta prisa. —Sam —dije. Tenía mi bolsa de libros en una y la pluma que Robert me había dejado en la otra. un suspiro de impaciencia salió mientras lo hacía. Sam. como si estuvieran pegando hacia arriba. —Rob… —Me volví en busca de sus ojos tan familiares y me detuve. Cuando hables con él. —Ya me imaginaba que era algo más. ¿Qué estás haciendo aquí? Él me sonrió. apareció en el mío. Mi mano automáticamente se acercó a ellos tocando mi piel.. —Cambié de opinión acerca de darle un mensaje para que le diera a Robert. Los tópicos de las novelas y películas sobre el vello en la parte posterior del cuello levantándose cuando algo no está bien deberían ser tomados más en serio. Cuando no la sentí. —Tengo que seguir adelante ahora. no queriéndome quedar alrededor más de lo necesario. No eran plateados. Miré hacia abajo en las manos de Sam. miré debajo de la mesa —detrás de ella— pero no estaba allí. el metal duro y frío en ellos se convirtió en líquido. Sus ojos dorados habían empezado a calentarse. Oí la corriente de aire detrás de mí y mi corazón empezó a correr. Impaciente era mejor que molesta. astuto y siniestro. no te preocupes al respecto. me agaché y busqué mi mochila. Era demasiado pequeña para ser otra cosa que una sensación que me sacudí como tonterías. molesta por la forma en que me miraba—. Grace? —Preguntó. Pero Robert no era malo ¿qué faltaba? Eché un vistazo a la cara de Sam y era como si hubiera hecho la misma comparación. y día. Su color negro brillante contrastaba dramáticamente contra el blanco prístino de la ropa de Sam. con una bandera de advertencia a todos los que pasaban por allí. la sacarina en su falsedad. su voz chorreando dulzura artificial. —He venido aquí para decirte que Rob no viene. No era Robert. ¿Podría tener mis cosas de vuelta? —Le dije. Sam —dije. Estaba a punto de volver a casa.

—Susurré de nuevo. más una revelación que una acusación. pero sabiendo que el camino de mi mente me estaba llevando adelante. llegando sus dedos oscuros hacia la banca y los árboles. el arco caballeroso. su hermano? Lo miré. todo lo que calmaría las acusaciones gritando en mi cabeza… no los hallé. su oscura sonrisa. Mi sangre. Di un paso atrás. de repente estaba muy sospechosa de lo que pensaba para mí. su bello rostro. mi voz quebrada en miedo—. pero me olvidé de todo eso cuando empezó a hablar. el nerviosismo y el miedo empezaron a desbordar mis pensamientos afectando su ritmo.. —Tú… tú no tienes sombra. Los había ¿Cómo iba a llamar a alguien que estaba mal. Caminé hacia Sam. sin duda. Sam. —No me puedes tocar —le dije. Las palabras. Busqué en el césped una vez más por todos los signos reveladores de una sombra. mientras que el otro se levantó a su lado. mi mano extendida. señale a mi bolsa de libros.No queriendo mostrar el miedo repentino que se había apoderado de mí. sintió un frío. Robert había sido uno de los muchos. una descarga enviando escalofríos por todo mi cuerpo. como si la respuesta a su pregunta fuera más que visible. ¿Cómo podría Robert haber sido amigo de él? llamado malos. —Dijo. temblando. Se sentía como si fuera un engrosamiento debajo de mi piel. —¿Podrías darme de vuelta mi mochila. la ausencia de las suyas lo confirmó. — Tengo que caminar hasta casa. Podía sentir los latidos de mi corazón recogiéndose. Sam? — En lugar de la mochila. Fue entonces cuando me di cuenta de que la luz desde el estacionamiento estaba echando mi sombra sobre la hierba. a tu servicio. Se extendía ante mí. flexionando la rodilla izquierda. Se inclinó entonces. Él asintió con la cabeza. —Yo respiraba. me entregó la pluma. Estaba solo. sorprendido por mi reacción. increíbles.. Los errores de Sam le habían costado a Robert su corazón. Tenía un brazo cubriendo a través de su abdomen. Mi mente corrió de nuevo a cuando Robert me dijo que los ángeles oscuros no tenían ninguna sombra porque todos ellos eran oscuridad y no podían dar forma a la luz de la manera en que otros podrían. —Uno de los muchos ángeles de la muerte. uno de los oscuros. 376 . y si estaba dispuesto a hacer eso a alguien que lo llamó hermano. Fue muy elegante. y no es como yo si viviera justo bajando la calle. y me pregunté cuántas personas habían sido engañadas por la belleza de estos traidores. sin embargo. su voz burlona. —Tú eres. y tirando la pierna derecha detrás de él.

porque su amor por mí me ha cambiado físicamente. contrariamente a tu estado de cuenta. la acusación clara en mi voz. revelando la astucia de sus dientes. el brillo diabólico en sus ojos fue lo que hizo que recuperara el aliento cuando casi me atraganté con sus palabras. —¿Por qué? ¿Qué estás haciendo aquí.Lark y Robert me dijeron que hay leyes que hay que seguir. Yo no había querido que lo fuera. ¿Robert no te dijo que no estamos sujetos a las mismas reglas que el resto de ellos? —Sonrió. si eso sirve de consuelo para ti. Y no preocupes tu tonta y pequeña cabeza acerca de esas tonterías de los portadores de alas. su mundo. tú eres. Pero no es obvio para alguien que ha vivido durante siglos en su propio ideal y pequeño mundo. Nadie me va a castigar por eliminarte de esta vida. las reglas no se pueden romper. la esquina de su boca se encrespó para arriba cuando lo hizo—. —Dio a entender sus palabras de pérdida y dolor. Tan rápida para caer en lo que creo es el amor. Grace. tome una ruta diferente. en algo que nunca se puede revertir. cómo te cambia físicamente. Así que a diferencia de todas las demás chicas de esta tierra. Y. Ha sido divertido ver tu tonto y pequeño romance. En su lugar. pero la molestia era fácil de ver en su rostro. pero sé que si fuera posible para mí hacerlo. —Yo no tengo que tocarte. Él se rió. Di otro paso atrás. me gustaría amar a Robert por lo menos ese tiempo. Él estaba mintiendo. La forma en que lo dijo —su tono afectado— era demasiado perfecta. Sam? Se encogió de hombros. —Dije. una sonrisa malvada que provoca a los labios retraerse. y hacer con facilidad. Tu pequeña alma no es tan valiosa como piensas —estuve mirando como la punta de la lengua se asomó desde detrás de los dientes para tocar la punta afilada de un incisivo. 377 . cómo se puede grabar dentro de ti por una eternidad. sin embargo. Es irónico que con tus increíbles regalos. —No sé lo que se siente amar a alguien por una eternidad. como si su boca se hiciera agua por algo—. pero no fui lo suficientemente valiente como para preguntar de qué estaba hablando. para matarte.. y escucharla en su voz. Una de las cosas que puedo hacer. Es todo un Don mío. No le gustaba el hecho de que yo ya sabía mucho acerca de su especie. no puedas ver eso. soy completamente consciente de cómo el amor puede cambiar a alguien físicamente. en desafío. Así de rápida es la caída de ellas. es la mentira. mientras trataba de alejarme de él. Sam. en realidad —dijo. —Estaba aburrido. poniendo mis manos en mis caderas.. Grace. No sé qué es el amor. pero la tristeza estaba allí mismo. — Chica tonta. —Pensé que los ángeles no podían mentir. mientras tomaba uno hacia mí. —Mi voz era triste. parecida a ellas. sin embargo.

Me ha dicho todo. no se encontraba afectado. chica estúpida Tus hormonas solo están trabajando horas extras. Mi único fracaso me enfureció aún más cuando Sam continuó. Yo había acusado a Robert de no prestar atención y sin embargo no lo hacía en el mismo sentido. también. Esta vez respondí: —Yo sé que él ha estado con otras. pero yo había sido ajena a él. tan cerca que podía sentir el calor de su pecho. pero no pude dejar de percibir la leve verdad en la insinuación de que Robert no me encuentre conveniente de esa manera. —Lo dices. Eres patética No has cambiado físicamente. y probablemente crees que es porque eres humana. también dijo que había que mantenerte a salvo. —Cómo debes decepcionarlo. ¿correcto. —¿Lo ha intentado? ¿Ha hecho algún intento de seducirte. disfrutando el cambio de mis emociones inmensamente. el olor ahumado extraño y dulce de su aliento. ¿Crees que la manera de sentir algo de alguna manera. el lapso obvio... Él te dijo que no podía tomar las cosas de ti. eclipsa la forma en que nos sentimos? ¿Qué puede alterar su constitución misma de la forma que puede por nosotros? —él se burló.. ¡Veo eso con toda claridad! —Sus ojos recorrieron de arriba a abajo mi cuerpo. Él vio el dolor en mi cara. y me enfureció la forma en que él podría seguir hablando cuando lo hizo. —Por supuesto. Casi me sentí violada por la forma en que sus ojos se detuvieron en ciertas partes de mí. ¡Y no creo que eso sea asunto tuyo! —Traté de evitar que sonara herida por sus declaraciones. Yo no tenía necesidad de estar sintiendo todas estas otras emociones cuando tenía que centrarme en Sam y qué es exactamente lo que quería conmigo. —Ahhh. niña tonta? —Sonrió de nuevo. Grace? ¿No te encuentra propicia a la cama? Yo no quería responder. Todos los secretos que te dije. a mi juicio claro para él. pero no podía negarme a mí misma que no lo había.. ¿no es así? y sin embargo lo rápido que ibas a creer que él tomó su pequeña nota de ti. y ni siquiera escuchas nada de eso. Cada palabra se sentía como un clavo que se golpeaba en mi corazón y mi dignidad. Él ni siquiera se ha acostado contigo todavía. nunca lo había intentado. y se aprovechó de ello. como si en realidad hubieras cambiado de alguna manera. Cerré los ojos para calmarme.Él miró de reojo a mi pequeño discurso. Y luego estaba en mi cara. los labios tirando a lo largo de un gruñido de rabia—. y me avergonzó. Qué poca fe tenías en él. era tan fuerte. haciéndose eco de su risa que nos rodeaba. Mi boca se abrió en un pequeño suspiro. Se hizo un mentiroso a sí mismo cuando él te hablo de mí —susurró antes de saltar de 378 .

Grace. y llevarle al camino en el que él tiene el poder de decidir?. entre mis compañeros oscuros ¿Por qué crees que fui enviado como su mentor. puesta en nada más que la mía. a pesar de que sabía lo que era él no debería haberte traído a la boda. Tal ingenuidad. ahh. estaba delante de mí.. listo para saltar en cualquier momento. Oh. ¿Te dijo lo que su nombre significa. Grace? ¿Por qué crees que fui elegido para enseñarle. Su nombre no es Robert.. sí.. No lo voy a creer. No es Robert. que salen del cadáver de esa mujer como si fuera el mismo Lucifer. incluso único. un salvador. un castigo. Soy Samael soy un ángel de la oscuridad de la muerte. niña estúpida. sobre todo sabiendo que la posibilidad era tan grande que tendría que mantenerte a salvo de sí mismo. con mantener a salvo de sí mismo? La anticipación de decirme algo de verdad desconocido cambió por completo su presencia. Su alma cruzada en los fuegos del infierno con el fin de nacer. Sam se echó a reír: —Tú estúpida.. Su nombre es N'Uriel. —La sonrisa en su rostro se amplió mientras yo tomaba los golpes. —Yo no lo creo —dije. —Ameila dio a N'Uriel su nombre debido a que así lo haría llegar a su Llamada. tuve que preguntar: —¿Qué quieres decir. él es un juez. Grace? ¿No? N'Uriel es el fuego de Dios. con una mano firme y cruel. Culpó a su madre por no haberle educado pronto. Estaba confundida. pero tu N'Uriel. Todo lo que estaba a punto de decirme era algo que había querido que yo supiera desde hace algún tiempo. Llegó a ser relajado. Grace. Hubiera hecho mi trabajo mucho 379 . ¿Qué otra cosa podía ser sino la muerte? ¿Nunca te paraste a preguntarte cuáles eran las consecuencias de un nacimiento? Por supuesto que no. Una vez más.. Puedo ser un ángel de la muerte. pero tu N'Uriel. No te mantuvo a salvo de mí. es algo especial. —Yo no soy más que un peón de la muerte. Incluso se supone que la mayoría de lo que tendría que sufrir sería no ser capaz de curar a alguien. donde antes él estaba a punto. Su posición es mucho más deseable que la mía. A pesar de la repugnancia que sentí escuchándolo a él. ¿Cómo podía no conocerla cuando optó por crear su vida en el de un cadáver andante? —se burló de la conmoción en mis ojos y continuó con su espeluznante relato—. así que no podía apartar la mirada de él. No debería haberte permitido ver mucho. es la muerte.nuevo a su posición original—. la muerte no es una persona. como hierro que sostenía mi barbilla. Nació en medio de las llamas. sacudiendo la cabeza en negación—. un trono. y sin embargo no pudiste hacer la pregunta que habría contestado todo para ti.. Has hecho tantas preguntas inútiles de nosotros. el lapso de cincuenta pies cruzados en menos de un segundo. ellos se conocen desde el momento de su concepción.

la oscuridad en los ojos de Sam y las palabras estaban atascadas en mi garganta causando que mi respiración estuviera atrapada. aún consigues poner a prueba su lealtad. porque su alma. todavía sujeta en su puño. Sam. su vida me pertenecen a mí. ¡Yo casi tenía el alma de la Muerte! ¿Sabes lo que habría significado para mí? Negué con la cabeza. su corazón. En un destello de comprensión. como si nunca se hubiera movido en absoluto. Grace. la única prueba que había estado cerca de mí en absoluto fueron las contusiones que fueron apareciendo poco a poco en mi piel. y gritó: —Pero. hacía un sacrificio cuando era ¿Quién uno de los Divinos? —¿Qué sacrificio. —Estoy seguro de que poco le importa a él. que nunca ha habido un ángel que eligiera a su novia en el cumplimiento del llamado. Lo mataste con tus mentiras y lo sabías. a sabiendas de que él simplemente no podía ver lo equivocado que estaba. Yo no entendía qué quería decir con sacrificios. —No mereces su confianza. Grace. yo sabía que Sam nunca había tenido la intención de que Robert consiguiera sus alas. ¿Y mira a donde me ha llevado? Él ya no confía en mí. al instante. Mis fosas nasales se abrieron con ira al recordar las consecuencias que produjo como resultado confiar y amar a Sam. yo no podía hablar. Permíteme recordarte. Él sonrió de nuevo. y definitivamente no merecías su amor y la amistad. Es por eso que volvió a mí. un crujido en la ira. La toma de las almas es mucho más placentera que hacer frente a una queja. Él me gruñó con los dientes. Nunca estuviste a punto de tener el alma de Robert. te hace tan celoso de compartir lo que Robert y yo compartimos? 380 . —Sí. Gracias a ti. ahora que ha conseguido la única cosa que importa más para él de lo que lo haces tú. De repente. Él no tenía la intención de que Robert hubiera vivido. volvió de nuevo a su lugar original. mi aliento en bruto con la profundidad de la acusación. en toda tu inutilidad. —Se fue de mi barbilla. agarrando las mujeres que necesitan atención.más fácil. Sam. —Lo querías muerto. —Dije en voz baja. y otra vez. Él se distrae por ti y eso nos irrita a los que tenemos que hacer el sacrificio que él no ha hecho todavía. he tenido que tratar de apartarlo lejos de ti por su ridícula culpa y la creencia de que los seres humanos son dignos de amar y preocuparse. —No. En cambio. Lo vi morir a causa de su confianza en ti. Él sonreía desde su atalaya. Tentarlo.

. y la oscuridad creciente que yo conocía. Voló de la segunda a la última lámpara. Yo no quería que Miki muriera. Yo había oído que algunos inmortales habían logrado cambiar a los seres humanos en otras cosas. pero no tienen el poder que poseo para tener éxito. los santurrones. Grace.Su ira se había fundido en el oro frío en sus ojos. sí. Yo tenía que destruir su humanidad y lo que me habían dado de esta forma humana fue destruido junto con ella. y se trasladó al conjunto restante de las luces brillantes. Tenemos que pedir permiso a los serafines para hacerlo con seguridad. con alegría mientras flotaba por encima.. con una risa que liberaba mi mente de las miles de personas que se agolpaban allí. a mí. Pero te equivocas. conmigo? Y el último juego de luces se apagó. y burbujeaba ahora peligrosamente en el borde derramándose más. mojigatos. estamos obligados por una ley universal a destruir lo que creamos. destruyendo los bulbos con un fuerte grito.. ya sea por diversión o para otros fines. lo que había esperado todos estos siglos. ese acto de destrucción de lo que yo más amaba que se llevaron mis alas. —¿Cómo crees que me encontré con mis alas. volví a Miki un monstruo sin sentido que no me reconocía. para mantenerlos en todo. como si fuera el comienzo de una cuenta atrás para algo oscuro y trágico—. —Se burló de mí. no se puede resistir al llamado. Grace? —hervía—. o a nuestro amor. ni siquiera los enamorados. A Miki se le negó la inmortalidad por los serafines. que se dará cuenta de que ser uno de nosotros no es lo que él pensaba que quería. Ellos siempre son tan buenos para llevar a cabo lo peor de nosotros ¿Dónde estaba yo? Ah. incluso si esto significa destruir a nuestros propios hijos. había volado a una de las luces en el estacionamiento y destrozó sus bulbos.. Hubieras sido un poco tolerable si por lo menos lo hubieras sido. En un movimiento tan rápido que no lo vi. Era hermosa. ¿Por qué crees que estás aquí sola. él es más sabio de lo que pensaba. Fue a partir de esa pérdida. ¿N'Uriel te dijo cómo se hace? ¿No? Ahh.. si creamos algo que el mundo humano no puede tolerar. Pero. mirando hacia abajo. Pero no hay muchas opciones para los inmortales cuando se trata de convertir a un humano en uno. —Sé qué piensas que N'Uriel va a elegir. Prometí nunca alejarme de su lado para que siempre estuviéramos juntos. Así que empecé a buscar —voló otra luz. estoy perdiendo la pista aquí. Ni siquiera eres hermosa.. Negué con el sonido de los cristales rotos cayendo en la grava. ¿Crees que el amor que compartes con Robert es único? ¿Qué es el único de su tipo que ha existido? No eres nada especial. su resplandor era oscuro ahora. —La mujer que traje a lo largo mis alas era Miki. que pensaba me consume lentamente. 381 . Más añicos y el sonido del vidrio que llueve sobre la tierra erizaron mi piel. o usamos los dones que poseemos en experimentos monstruosos.

mientras las lágrimas en mis ojos empañaban mi vista. Grace. que no quiera estar contigo de esa manera significa que eres especial? ¿Era eso lo que te dijo con el fin de sentirse mejor cuando te quería abrazar? —Se reía cruelmente. plantando las raíces que me debían impedir que se ejecutara la sensación de que me alcanzaría.Retribución Traducido por cYeLy DiviNNa Corregido por ginabm M e quedé en la oscuridad —el miedo inconmensurable estacando con fuerza el ritmo en mi corazón— preguntándome a dónde había desaparecido. el invierno por encima de mí. Yo podía oír su risa. Tú no eres nada para él. ocupado a la espera del llamado. aunque. —¿De verdad creías que N'Uriel renunciaría a sus sueños por ti? ¿Que él pensó que tu vida valía más que el resto de nosotros? ¿De verdad crees que él estaba pensando en desertar de su obligación de toda la humanidad por ti. Las chicas que le dieron todo. no había estrellas. Él estaba cerca. ¿Crees que después de todas ellas. una chica simple que no es más que repugnante y débil? ¿Cómo es que te llaman en la escuela? ¿Grace el fenómeno? —Sam se burló en las tinieblas. mis zapatillas excavando en la arena debajo de ellas. sabiendo que él me vería. Con todas las luces rompiéndose. Yo las seque con 382 . el tono de burla en ella. apoyándome a mí misma. fue tragado por la negrura. Negué con la cabeza. porque fuiste la única alrededor de su cambio? Tú no significabas más para él que lo que todas las que vinieron antes que tú. ni luna para ayudar a mis ojos a ver en el cielo oscuro. deseando que viera que yo estaba desafiante. —¿Pensaste que significaba algo. las que han muerto por él. murieron a causa de él. —¿Él realmente te informo sobre las otras Grace? ¿Todas las innumerables chicas que ha habido? Siglos de ellas—un milenio de chicas que lo mantuvieron ocupado. el disgusto salvaje que tenía para mí. y yo estaba lista.

Él no lo haría tan pronto como fuera posible. al respirar profundamente. Le di las gracias en silencio a Stacy por la preparación con bastantes ejercicios para calmarme durante las clases. Me consoló saber que al menos una parte de él estaba conmigo. no temo. estaba segura de que estaría hiperventilando ahora mismo. al mismo tiempo. Sus alas abiertas. su resplandor un profundo. Sus manos estaban abiertas a los costados y sus ojos eran de un oro duro y helado. él podría ser el que vendría a recoger mi alma. y luego dio un paso adelante. sabiendo que debía morir. calmándome. Yo era más fuerte de lo que pensaba. también. un gato por el ratón. mis dedos se crisparon. y satisfecho azul. Y entonces él estaba allí. El amor y la esperanza habían ayudado a darme cuenta de eso. sus alas blancas como la nieve cruzadas detrás de él. lista. de lo que significaba ser amada: la única. Yo sabía que no iba a pelear justo —como si alguna vez una pelea entre una chica humana y un ángel de la venganza lo hubiera sido— cuando me di cuenta de que 383 . Él me enseñó los afilados dientes. Necesitaba ver mi destino —si he vivido o muerto— porque mi tiempo para correr y esconderme en mi cama se había ido de largo. Le di las gracias a Robert en silencio por averiguar y mostrarme cómo cerrar mi mente para que mis pensamientos pudieran permanecer en mí mientras sentía la punta afilada prensando en mi piel callosa. En mis manos tenía el único recuerdo de Robert. necesitaba que mi visión fuera clara. Vi los dedos en sus manos temblando. Yo era más fuerte de lo que yo me había imaginado a mí misma ser. sus alas haciéndose más amplias. su rostro pálido. sin embargo. Quería verme sufrir por lo que había hecho —pagar por el gran crimen de atreverme a amar a un ángel.una mano. el mal me doblaba hacia adentro. aunque el mal y el odio también revelaran que hay algo de verdad en sus palabras. Yo tenía la pluma en la mano. la necesitaba para poder ver su rostro. Pero yo no estaba dispuesta a morir hoy —no sin una lucha por lo menos. Él vino a mí poco a poco. y por la audacia de tener a ese ángel amándome de nuevo. con cada paso como un águila dispuesta a abatirse sobre su presa. inclinando la pluma hacia el codo. la escondí detrás de mi brazo. tampoco. Asentí con la cabeza hacia el ángel de la muerte. Y sin embargo. Yo me preparaba. como él mismo preparo. Ambos caminos me conducen a Robert. Detrás de mi espalda. pluma negra que Sam me había devuelto me llenaba las manos. y extrañamente. de lo contrario. Él salió de detrás de un árbol. Me enfrentaría a todos de frente. enojado conmigo.

. que no sean mis propias manos —como para enfatizar el punto. él seguía siendo un hombre. con orgullo y ego masculino. En mis venas se sentía como si mi sangre se hubiera convertido en lodo. No creo que me gustara la mitad de las muertes tanto como la tuya.. sus grandes alas nos rodearon como brazos. Él sonrió cruelmente.estaba fría de repente. asintiendo con la cabeza en un ángulo manteniendo su mirada en mí. demasiado listos y dispuestos a morir. desde esa época gloriosa de las Cruzadas. mis brazos alrededor de mi cabeza. en mi sangre. de nuevo. sentí el frío de retroceder. Grace —dijo en voz baja. y yo miraba. Golpee la dura grava del estacionamiento con la espalda. Voy a tomarme mi tiempo y te haré sufrir. tocando mi cara. mostró sus manos. cuando él las sacó adelante a su alrededor. la fuerza del movimiento me envió volando hacia atrás. Además. como si lo supiera y los hubiera separado antes de que hiciera lo que se avecinaba. casi con cariño. Yo lo oía reír de nuevo mientras miraba hacia el cielo nublado por la noche. Olía a humo. el impacto causo que todo el aire saliera disparado fuera de mí.. Vas a tener que mendigar para que sea rápido.. mi cuerpo se curvo hacia adentro. pero no lo haré. 384 . cenizas. podría estar dispuesto a negociar tu alma por el dolor de haber terminado. tratando de recuperar el aliento y recoger mi ingenio que parecía haberse dispersado a los árboles. Inmediatamente. y de tus ruegos hasta el final. Voy a disfrutar el sabor de tus lágrimas. No necesito nada para matarte. Yo podía oír el crujido de la grava cuando él caminó lentamente hacia mí—. la grava rebanando a través de mi camiseta. confundida. penetrando en mi piel. Apareció sobre mí y se arrodilló. manteniéndonos dentro. Tenía la cabeza inclinada hacia un lado. arrojó sus enormes alas abriéndolas. cuando alma tras alma vinieron a ponerse a mis pies. los tontos. contestando a mis preguntas —Tienes razón. Sus alas se extendieron totalmente. sintiendo el frío desde mis dientes hasta mis pies—. Grace. Con una ráfaga de sonido y aire. —¿P-porque n-necesitas u-u-usar t-tus hab-bi-lidades... esas muertes fueron todas de niños. S-S-Sam? —yo balbuceaba. Por alguna razón. No he tenido el placer de hacerlo en siglos. humano o no. como si fuera su propio escudo contra mí. Pero. Si sólo hubiera habido una estrella en el cielo para centrarme en. —Voy a hacer esto muy lentamente. ¿E-estas-asus-tado-q-que sinellos-t-tu-pier-daas c-coon un-na-chica-h-humana? Ángel o no. había empezado a dibujar lentamente el calor en mí. apretadas en un puño y luego liberándolas—. con el pelo largo y dorado oscuro colgando por encima del hombro. y sangre. jóvenes o viejos.

a los ojos. Volvió mi cara. cortando esa parte de mi visión. Me miró como si yo fuera una extraña curiosidad. —Creo que voy a romper tus huesos. ¿Cómo vas a ser tolerante cuando sepas lo que voy a hacerte? —Me pregunto. como si apreciara la textura. se veía tan hermoso. Él fue una vez más el hermoso ángel de la boda. el sabor de la sangre quemando como un fuerte recuerdo en mi mente. para que tus gritos le recuerden para siempre a cualquiera que se atreva a tomar lo mío lo que se viene para ellos—. y luego su cara divertida creció. como si el probable moretón que estuviera formándose ante sus ojos hubiera sido de alguna manera mi culpa. y sabía que pronto estaría cerrado. Él la acarició. Mientras mis fosas nasales trataban de respirar sin ahogarse. Voy a rebanar de aquí — rozó un dedo contra la parte inferior de mi oreja y trazó un camino a través de la mejilla hacia la comisura de mi boca—. incluso más de lo que ya lo estaba. Siguió hablando. haciéndome morder en el interior de mi mejilla. Su dedo estaba en la esquina de mi boca cuando comenzó a presionar en mi piel. Por un momento inconmensurable. él me dio una bofetada.Llevó su mano para tocar mi mejilla. convencido de que yo no había llorado. el pulgar suavemente acariciando la cima. mirando a un lado y luego al otro. tratando de leer los pensamientos que había mantenido ocultos. uno por uno —dijo con calma. pero él se retiró. esta vez con los nudillos. Deje que mi boca recogiera ese sabor del vil metal llenado mis sentidos. Se agrupo en contra de mi lengua. su voz suave. hasta aquí. a ver si sentía dolor. casi tan suave y amorosamente como Robert lo haría. y luego con una crueldad y velocidad sorprendente. y luego sonrió con una sonrisa maravillosamente viciosa. Yo podía sentir mi ojo comenzando a hincharse. discapacitandome. Él me rozó la mejilla. Me estremecí al pinchazo a medida que se anticipó a la acción que él había prometido. chasqueando la lengua. ¡Cobarde! Me miró en estado de shock. como si estuviera describiendo cómo pintar árboles—. —Eres más tolerante de lo que pensaba. sus uñas cortando como garras. Dejé mi guardia mental por el tiempo suficiente para pensar una palabra antes de que pudiera inundar mi mente con la suya. un 385 . Él me miró. era fácil olvidar que él me iba a matar y lo haría con gran satisfacción. dispuesta a evitar que mis gritos salieran corriendo. disfrutando tanto como le gustaba el sometimiento de mi misma. Me fulminó con su desafiante mirada. mientras que la sangre de mi labio chorreaba por el lado de mi cara ahora palpitante. el calor. la brutalidad causo la división de mi labio. comparándolos al parecer.

el epítome de la belleza angelical. Me di la vuelta en el suelo en agonía. y rápidamente traje mi brazo de nuevo. Hizo eco a mi alrededor. Cuando él empezó a reír en respuesta. Su grito. La sorpresa y el shock me llenaron cuando se hundió en él. como si esperara llegara ayuda de alguna fuente desconocida. saque la pluma. dejándolo ciego por completo. aproveché la oportunidad. y me tapé la cabeza con los brazos para intentar no dejarlo pasar. y sus alas se extendían a lo ancho. Empecé a vomitar la sangre que había recogido en mi estómago. explosiones pequeñas por debajo de mi piel como un millón de heridas de arma blanca mordiendo mi carne. el grito de dolor de un ángel. Yo temblaba y convulsionaba por la insoportable manera en que sentía como si mi cuerpo entero hiciera implosión. metí la pluma en el ojo izquierdo de Sam. causo que la sangre saliera corriendo de mis oídos y mi nariz. deje caer mi mano preparándome para el dolor que se acumuló en mi cuerpo. Con tanta fuerza como pude. finalmente revelando lo que realmente era. la embestida final de la pluma en su otro ojo. y tuve 386 . lo que me obligó a mirar hacia abajo con un profundo suspiro. Sam se apoderó de sus ojos con ambas manos. Yo hice una pausa en mi dolor. y me eché a reír. Momentáneamente sorprendidos por este ataque benigno. sacudiéndose de un lado a otro. rebotando en mí antes de regresar. con toda la voluntad que había en mí para vivir y la desesperación de ver a Robert de nuevo con vida. los dos éramos. su dolor se convirtió en el mío.dios de oro. convirtiendo el dios de oro en un monstruo. Con toda la fuerza que tenía. más y más fuerte en su búsqueda para liberarse. pero con ello solo conseguí atraparlo dentro de mí —como un abejorro en un tarro. Ese pequeño movimiento me dio el suficiente espacio para levantar la mano. con más desesperación. Pude ver la acumulación de sangre debajo de mis uñas de las manos a través de la niebla roja que cubría mis ojos. lamiéndose los labios y saboreando el sabor de mi desafío. Su dolor y su ira vibraban en todo su cuerpo. insoportable cuando todas las terminaciones nerviosas en mí reaccionaron a su grito. criaturas lamentables revolcándose en nuestro propio dolor. escupí la sangre y la saliva que había recogido en su rostro. mi única arma. peor que el mío. Traté de patear los pies contra la grava en un débil intento de arrastre mientras él gemía con las manos sobre los ojos ahora ciegos. mi única esperanza contra un ángel inmortal de la muerte —el duro final de la única pluma— estaba listo. El grito parecía sonar cada vez más alto. mientras que un líquido dorado se derramaba entre sus dedos y goteaba acaloradamente sobre mi cara. El grito que surgió de él corrió a través de mí. La cruel ironía no pasó desapercibida para mí. hizo sus alas hacia atrás. Reflexivamente. pero no había libertad en ese sonido.

camina cadáver. cuando luchaba para llegar lo más lejos posible del sonido. ya que llenaba mis pulmones. reconociendo lossignos de que estaba perdiendo el conocimiento. me puse a recitar la porción de escritura que conocía. Te voy a rasgar en pedazos del tamaño de un bocado y luego alimentare a tu novio. y no podía quitarme eso de mí. no importa lo que dijo o hizo. —Vas a pagar por eso. Podía sentir su aliento caliente y desigual en mi oído. que me rodeaba. Yo sólo tenía mi amor por Robert. Mi tiempo había terminado. Sentí mis miembros entumecidos empezando a irse. Me sentí atraída a una posición de pie y luego mis pies ya no tocaban el suelo. y me maraville de él. Sentí la mano en mi garganta empezando a apretar. Rió maniáticamente en esa última línea. Me moví una pulgada —una pequeña victoria— y me moví otra. y me estremecí cuando él empezó a hablar con voz ronca. pero yo esperaba que fuera suficiente para frenar el tiempo lo suficiente para escapar y morir en paz. Yo estaba total y absolutamente asombrada. Podía sentir el corte de la grava a través de mis manos y mis rodillas. Puso la otra mano alrededor de mi garganta. y yo había perdido. pequeña y muy lejana. Sabía que la pérdida de la vista no sería suficiente para detenerlo. Podía sentir la luz. la favorita de mi madre. Realmente era tan glorioso como se describe. Mi estrella había aparecido después de todo. y yo luchaba débilmente sabiendo que no tenía suficiente fuerza en mí. dándome las gracias por una comida excepcional —voy a servirle tu lengua para el postre—. y trajo mi cabeza a la suya. De repente. Con la fuerza que me quedaba. hermosa. vi los flashes y lentejuelas en el frente de mis ojos. Y cuando termine de comer tu carne. mientras que un tremendo dolor irradiaba en mi cabeza. levanté la mano para 387 . Yo había luchado contra el ángel de la muerte. Estaba radiante. Lo vi. a sabiendas que la ironía implícita era mucho más dolorosa que cualquier otra cosa que podría haber dicho. aplastando cruelmente los dedos en mi piel. Envié una oración en silencio para que ella me ayudara a encontrar mi camino a Robert de nuevo cuando me tambaleaba al borde de la inconsciencia. el puño anudando mi cola de caballo. Débilmente. sentí un fuerte tirón en la parte posterior de mi cabeza. y le di la bienvenida a todo lo que me temía. parecía crecer más brillante a medida que se acercaba. Me había levantado del suelo por el pelo. el Salmo 91.problemas para respirar cuando mi sangre lentamente comenzó a ahogarme. La luz.

Mi piel era brillante. Su piel comenzó a levantarse contra sí misma. y estaba tendida. el sonido inconfundible. y se envolvía alrededor de mí. remolinos vibrando a mí alrededor. también.. vi la agonía en su rostro— y en lo que se convirtió al instante que me di cuenta que la luz le causaba un dolor insoportable al igual que sus gritos me lo habían hecho. parecía que las estrellas se habían contenido en mis manos. sonaba como las campanas que se escuchan en una iglesia el domingo. recordándome al arrugado papel aluminio. Él iba a gritar de nuevo. y Sam se quedó en el suelo. Su cabello rubio oscuro. Miré a Sam —vi las orbes negras que alguna vez fueron las piscinas doradas que eran sus ojos. Se había quedado atrapado en ella y ahora estaba aferrándose a él como la miel. pero corría todo alrededor de mi cabeza en el aire caliente. de repente me dejo ir. convirtiéndose en blanco. en lugar de que sonara como un sonido de la muerte. delgado. carente de inmortalidad. y sería muy fácil confundir su sufrimiento por una extraña especie de danza. Me di cuenta entonces de que la mano alrededor de mi garganta. mi aliento. y mi cabello ya no se levantó por encima de mi cabeza en su cruel mano.. pero los movimientos eran lentos y elegantes.bloquear algo del brillo de mis ojos y jadee en estado de shock cuando me di cuenta de que los haces de luz divina salían de mis dedos. estaba gritando: —No. Todas las cosas que le habían hecho hermoso se habían ido ya. como la ruptura de un millón de cristales se arrastró con él a través de las múltiples fisuras y sacó pequeños orbes azules desde su interior. Yo no estaba tocando el suelo —la luz me mantenía a flote. el sonido de las campanas ocultaba el sufrimiento en su voz. como el abrazo de una madre. Olía como el sol. mi cabello. hueco. Sentí la ingesta aguda de aire cuando la luz que se extendía entre nosotros causaba que su pecho hiciera crack como el vidrio. Vi con fascinante horror que sus alas comenzaron a desintegrarse. las arrugas formándose drásticamente. pero el castigo de la luz no había terminado con él todavía. la luz cada vez más y más brillante con cada latido del corazón. las extensiones de mis miembros. cálida y reconfortante. una vez hermoso había cambiado. 388 . Le quemaba. convirtiéndose en cenizas que se alejaron flotando como una niebla ligera de polvo a distancia. Vi cómo se retorcía de dolor mientras la luz opaca era sofocada por los orbes hasta que su brillo interior se extinguió. pero pude distinguir la palabra que parecía congelada en los labios. y no podía hacer nada para escapar de ella. Yo traje mí otra mano a la cara y la vi. Comenzó a temblar y retorcerse con la invisible tortura. desprovisto de belleza. su luz brillante explotaba de la punta de mis dedos como focos. pero la luz cambió la forma del grito como el de una trompeta. su cuerpo se encrespaba y retorcía cuando la luz lo cambió. incluso mi olor. desprovisto de poder. Su rostro se retorcía.

ardiendo. tratando de mantener su boca apretada contra la mía. —Jadee. mi nariz. con el ceño fruncido por ese pensamiento. No me importa nada. mi frente. Envolvió sus alas alrededor de nosotros. aferrándome ahí. la forma en que mi corazón latía ahora lo suficientemente alto y lo suficientemente fuerte como para ahogar el silencio en el que quede abandonada por su falta. el suave tintineo de las piedras de cristal golpeando y sonando como pequeñas campanas. y el mundo se convirtió en un gran sol. llegó a mis labios. tirando hacia atrás de mí por la misma fuerza invisible que lo había expulsado en primer lugar. pero fui cortada porque tenía las manos en mi cara entonces. —Susurre mientras lo veía—mi propio ángel de la guarda protegido de la intensa luz por las negras alas. Su intención. Tan pronto como la luz se había alejado por completo de mi cuerpo. hasta que finalmente. cada toque haciendo que mi piel se encendiera. que temía que rompiera los huesos que aún no se habían roto. el peso aplastante de mi pecho comenzando a apretar el aire de mis pulmones. Él alimentó ese fuego cepillando mi mejilla y barbilla con besos suaves como plumas. guardándonos en nuestra reunión privada. Y luego me dejé caer al suelo. incluso romper todos los huesos de mi cuerpo una y otra vez sólo para mantener sus labios en los míos. Sentí la necesidad de protestar. Yo sabía que haría cualquier cosa. sólo para que se quedara conmigo. tortuosos y maravillosos. No había más peligro.La misteriosa luz comenzó a desvanecerse. —Gracias por salvarme. y estaba besando mi pelo. 389 . no me importaba que los movimientos estuvieran causándome un dolor insoportable. excepto la forma en que sentía que me sostenía. pero no me importaba. mamá. enredando mis dedos en su pelo. Hundió la cara en mi pelo y respiró hondo mientras su cuerpo era sacudido por violentos sollozos. Estaba tan cansada. las llamas uniéndose entre sí hasta formar una hoguera de sentimientos dentro de mí. los brazos me levantaron y sostuvieron tan fuerte. con la cara mirando asombrado e incrédulo. cayendo en mi regazo y esparciéndose por el suelo a mí alrededor. estaba a mi lado. las plumas oscuras se le habían dado a él por una razón después de todo. Yo sabía que estaba a salvo. era curar mis heridas. mi cuerpo maltratado y muriendo simplemente incapaz de apoyarme. —Gracias. Él se retiró de mí. Yo estaba con Robert. A través de mi agotada bruma. envolví mis brazos alrededor de su cuello. pude sentir sus lágrimas cayendo por mi pelo. de manera que sabía que él sentía todo lo que yo sentía. yo sabía. Sabía que todo había terminado. Yo sólo quería cerrar los ojos y dejar que todo se fuera. Con una fuerza que no sabía que poseía.

supe entonces que no había duda de que las palabras de Sam habían sido ciertas. —Realmente eres la muerte.—Grace. tengo demasiadas preguntas para que me dejes ahora. El contraste entre la cáscara blanca. y tengo que tratar de solucionar este problema. Sam va a provocar la ira de muchos de los que están buscando culpar a alguien que no sea él por lo que pasó.. No puedo quedarme. Se dirigió rápidamente a donde estaba tendida la forma blanca y lo levantó con facilidad. seca y el ángel oscuro. —Sople antes de dejar que la oscuridad me tragara por completo. las verdades que había aprendido hoy se estrellaron sobre mí. Grace. a todo lo que quieres —y sí. la mezcla de ropa de color negro con el pelo oscuro y ojos de oro blanco. Tengo que traerlo de vuelta conmigo. Tendré que responder por lo sucedido aquí con Sam. separándonos. no lo hagas.. Sacó mis brazos de su cuello con la misma facilidad como si estuviera tirando de un hilo colgando fuera de su camisa. Cuando comenzó a expandir sus alas y aflojar su control sobre mí. Tengo que arreglar esto por nosotros. Con sus alas hacia atrás como una capa. 390 . Sólo quería que —necesito asegurarme de que estás a salvo. era sorprendente. —No puedo responder a tus preguntas en este momento. sí quiero. Tienes que. las revelaciones del día. que estás bien. y me acordé de lo que Sam me había dicho que era —Robert.

El cielo podría haberse estado cayendo y aún así me sentiría obligada a mantener la ventana abierta. un curandero o.Falta Inmortal Traducido por LizC y Sheilita Belikov Corregido por ginabm M e desperté en mi habitación. y gloriosas. pero me resistía a cerrar la ventana. lo que su vocación era el ángel de la guarda de alguien.. Era la Muerte misma. La estrella más brillante que pude ver se convirtió en mi centro de concentración y traté de recordar la rima un poco tonta que diría mi madre. Sí. La levanté. con las mantas puestas sobre mí. y brillantes. Me di cuenta de que aún llevaba la misma ropa hecha jirones y manchada de sangre. llenando el cielo en un impresionante resplandor blanco que rivalizaba con la luna llena y penetraba en el color amarillo oscuro que flotaba de las farolas de la calle. cualquier cosa que pudiera señalarme que alguien estaba allí arriba. eran casi las dos de la mañana. Me estremecí al sentir el frío fluir un poco más. y consumían todo. Mi ventana estaba sellada. escuchando. podía dejar que eso ¿Cómo estuviera en mi vida ahora? ¿Cómo podría amar a eso? Me puse de pie y me acerqué a la ventana. dejando que el aire frío entrara. la oscuridad encarnada.. 391 . Doblé mis manos y escudriñé en el cielo en busca de algo.. Incluso las pobres estrellas no podían simplemente ser bellas en nuestro cielo. o un oscuro —un ángel de la muerte. No sólo era? ¿Sabiendo ahora lo que era.. Su luz era brillante y hermosa. Me senté en la cama y me deshice de las mantas. pero sabía que no estaba ¿Quería que estuviera allí? allí. Pero también eran calientes. Miré el reloj sobre la cómoda. Y la muerte había tocado mi vida tan profundamente una vez antes al quitarme a mi madre. mortales. Las estrellas eran hermosas. —¿Robert? —Susurré. El cielo que se había negado a renunciar a una sola estrella antes estaba lleno ahora de lo que parecía ser cada estrella que jamás haya existido. Todo lo que era hermoso tenía un costo.

y me alejé rápidamente.. Y yo estoy enamorada de ti. No podía aceptar que yo. —Tú eres. por favor. Él no me haría daño. ¿No ves cómo eso es una traición a mi mamá? —grité en voz baja. mi cuerpo traicionaba lo que mi mente estaba gritando en voz alta. Sabía que él estaba de pie detrás de mí sólo por el cosquilleo de su aliento contra mi cabello. Llegó hasta mí. Tú eres la razón por la que mi mamá está muerta.. llevando mi cara hacia atrás hacia él. mi cara estaba caliente con repulsión e ira—. vergüenza y tu dolor. la fuente de la voz en mi cabeza estaba sentada en mi cama como lo hacía normalmente. y lo odio. ¿Por qué lloras. brillo de estrella”. ¿No ves lo mucho que me odio a mí misma? Robert me atrajo hacia su pecho y respiró hondo. Pero eso no cambiaba el hecho de que ya lo había hecho. Y era de quien me había enamorado. —¿No lo ves? Eres… la Muerte. Alargó su mano y me tomó la barbilla. y te necesito para hablar conmigo.Creo que era “luz de estrella. Enterré mi cara en mis manos. Lo odio. Grace. No voy a hacerte daño. —Dije en voz baja. Siento incluso como ahora estás luchando Siento tu 392 . Soy Robert. No de mí. —Dije con voz áspera. Sabía que era verdad. —¿Cómo llegaste aquí? —murmuré. No he cambiado lo que soy. No lo podía decir. dejándolo salir en un largo y desolado suspiro. —Ya lo sé. pero lo aparté—. Tú eres la razón por lo que las personas mueren. porque estaba en lo cierto. como si nada hubiera sucedido y hubiera estado allí todo el tiempo. vi que yo era la causa de su dolor. —Las palabras se perdieron. Grace. Simplemente no lo sabía. no tienes que temer de mí. No había cambiado quién era porque siempre había sido lo que era. Te amo. la traición de mi propio corazón atormentaba mi cuerpo con sollozos. No me toques. y no puedo hacer nada al respecto porque sé que no puedo vivir sin ti en mi vida. No te apartes de nuevo. Puso sus manos sobre mis hombros y salté frente a la electricidad que fluía entre nosotros con el contacto. Grace? ¿Qué ha cambiado entre nosotros? Miré a su cara y vi el daño allí. mi voz se perdió en mi sorpresa. no quería tener que mirar a su cara y ver su reacción ante mi rechazo. de todas las personas estaba causándole dolor a la Muerte —me di la vuelta. mis lágrimas eran ríos imparables. Grace. Me di vuelta. la persona que te ama y ha sufrido demasiado tiempo lejos de ti para mantenerme cuerdo.

Todavía tengo que tomar una sola alma. Puede ser que también hubiera estado empujando en contra de una montaña. Eso depende de Dios. He sido renuente a hacerlo. No creo que pueda superar algo así. tú eres parte de mí ahora. —Murmuré. y todos justifican sus propias decisiones. hay momentos en que tengo que estar ahí físicamente. Me reí a pesar de mí misma. Con una gran mayoría de ellos. —Pero me sanaste. Al menos. Grace. —¿Cómo puedes hablar del sentido de la vida cuando tú la tomas? No tomo la vida. y eso es lo único que Sam dijo que era un cien por ciento verdad. sin embargo. Sólo depende de mí. y lo miré. Pero también hay unos buenos. es que todo el tiempo. —Aún eres la razón por la que mi mamá murió. Soy el que decide quién recibe una segunda oportunidad en el cielo. Grace. Pero sobre todo. pero no te arrebaté a tu madre. ¿No ves lo difícil que es para mí? 393 . estoy luchando dentro de mí con el Don que exige que los sane. Él asintió con la cabeza y sonrió tristemente. y tenía razón. Saqué mi cabeza fuera de su pecho. Estoy en el grupo de en medio. pero Sacudí mi cabeza y traté de alejarme de él. Estoy cumpliendo mi deber para con tu especie así como para la mía. Sí. no es mi decisión en cuanto al momento que deben morir. —¿Qué quieres decir? Sam me dijo… Sé lo que Sam te dijo. Uno oscuro —uno de muchos. o quien se ha ganado un boleto de ida al infierno. Nací para ser la Muerte. siento que mi vida no tiene sentido sin ti en ella. pero él también te dijo que es un mentiroso muy bueno. eso va en contra de todo lo que soy.con las emociones mezcladas dentro de ti. sólo que ahora en lugar de no ser capaz de curar a algunas personas. no estoy autorizado para curar a ninguno de ellos. Ya te dije que pensaba en mi habilidad como una penitencia por mi nacimiento. Grace. A veces me dan la posibilidad de concederles una segunda oportunidad en la vida misma. pero eso no es quién soy. Ambos grupos se llevan las almas que están destinadas a otra vida eterna. quién tiene una segunda oportunidad o no. Sam era un ángel de la muerte. como se me ha dado a mí. Grace. Tienes que ver con la razón aquí. Y la única cosa que debes recordar sobre todo. yo no maté a tu madre. ya sea que esté en el cielo o en otro lugar. Las situaciones son todas diferentes. No depende de mí quién vive o muere. plantando mis manos sobre su pecho y empujando contra él. Grace. Robert se apoderó de mis hombros de nuevo y me obligó a dejar de retorcerme. no lo haría. La naturaleza divina de mi Llamada me permite hacerlo dentro de los alcances de sus mentes para una gran cantidad de ellos. Sin embargo.

si ella llegó a despedirse —lloriqueé—. Vi la forma en que su rostro cambió. Sus ojos se volvieron fríos y duros. levantando una pierna para afianzarse en el umbral. 394 . Lo he oído suficientes veces como para saber que nunca vamos a estar en pie de igualdad. Sólo puedo decirte que no me veo adelante tomando la vida de los humanos. ¿No lo ves? Lark dijo que aprendiste todo. ni siquiera protestó. Robert. dejando caer sus brazos a los costados en derrota. La estás quitando de mí tanto como se la llevaron de mí hace tantos años. —Y mentiste. y siempre voy a ser un libro abierto. sus alas estaban totalmente formadas. Empezamos a flotar hacia arriba y vi las extremidades con forma de rama empezando a brotar de su espalda. sintiendo la fría picadura contra mi cuerpo y renuentemente me puse más cerca de él. y no me dijiste acerca de ello es la definición misma de ti llevándote a mi madre lejos de mí. Rozaban contra mis dedos y di un respingo ante la suavidad extraña de la piel desnuda. te diría si pudiera. dos piscinas de plata inmóviles. pero no puedes. pero no hay un término medio para nosotros. Vi cómo su reflejo desapareció detrás de mí. Me agarró por los brazos y los colocó alrededor de su cuello. y ahora ya sabes lo que le pasó a mi madre por lo que eres —lo que la Muerte— me quitó. Me alejé de él para estar cerca de la cómoda. y se inclinó hacia fuera de ella. —¿A dónde me llevas? —Pregunté. No puedo cambiar quien soy. Y yo todavía no lo sé. Lo he oído una y otra vez. Grace. Robert. Puedes ser el punto medio entre la luz y la oscuridad. sus cejas se acercaron juntas. compartiste todo. viendo su reflejo en el espejo y tratando de no enfocarme en lo hermoso que era. lo difícil que fue. Robert llevó sus manos a mi cara. —Ni siquiera recuerdo lo que pasó. El hecho de que hubieras visto los últimos momentos de mi madre. En un suspiro. se acercó a la ventana.Negué con la cabeza porque no podía —no aún de todos modos. Poco a poco me levantó. —Ya lo sé. y nos deslizábamos por el cielo nocturno. sino más bien en el frío que se estaba propagando a través de mí como una infección. No recuerdo nada de esa noche. Me soltó a continuación. Lo harías si pudieras. reapareciendo en frente de mí y bloqueando mi visión en el espejo en una fracción de segundo. Grace. y más importante aún. no soy el responsable de la muerte de tu madre. por lo que no lo harás. Siempre tendrás tus secretos. el bien y el mal. sosteniéndome suavemente y mirándome con sus ojos. el espacio entre ellas se apretó con frustración e ira. Robert. —Saqué mi cara de sus manos. la forma en que su mandíbula se puso rígida obstinadamente.

—Sí. —Buena niña. La mujer se desabrochó el cinturón de seguridad y se dio la vuelta. quiero que digas la oración de mamá conmigo. —Sí. —Una pequeña voz respondió. mamá. Los pies de Robert aterrizaron suavemente en el suelo. De repente. Grace bebé. cariño. Estaba mirando a otro lado de la ciudad así que miré en la misma dirección. el aire helado me picaba a través de las lágrimas en mi ropa. En el asiento del conductor con su cinturón de seguridad todavía estaba mi madre. Robert se movía rápidamente. Me volví para mirar a su cara pero me hizo un gesto de que volteara. —Grace. Y como presionar el botón de reproducción después de una larga pausa. 395 ..Se quedó en silencio y no me dijo nada más. durante tanto tiempo y tan duro. pero se sentía muy real. se acercó a una pequeña sección de maleza y se volvió por lo que quedamos frente al camino. me di cuenta que me había traído hasta el lugar donde el accidente que mató a mi madre había ocurrido. quiero que escuches a mamá. Él me llevó a la parte lateral del vehículo y me miró. ¿de acuerdo? —preguntó la mujer en medio de una tos áspera y llena de líquido. Volví la cara hacia atrás para ver lo que había estado intentando. ¿de acuerdo? ¿Puedes decir la oración de mamá? La niña asintió con la cabeza. lo puedo decir. Esta era una visión que él estaba compartiendo conmigo. Viajamos a través de la fría noche con una quietud extraña entre nosotros. sus alas se agitaban detrás de nosotros. Cuando comenzó a la deriva hacia abajo. levantando una mano ensangrentada hacia la niña quien la tomó y la sostuvo ferozmente con férrea determinación. La comprensión me llenó para entonces —Robert me estaba mostrando lo que había pasado la noche que había muerto mi madre. No había cambiado mucho en once años. Justo antes de golpear. ¿estás bien? —La mujer llamó a la niña en el asiento trasero. Había estado aquí muchas veces en mi propio viaje para descubrir por mí misma lo que había sucedido. la mirada sombría en su rostro me aterraba en un silencio mutuo. —Grace. pero él no me dejó ir.. Vi la luz brillante de los faros acercándose y levanté una mano para protegerme los ojos del resplandor. todo volvió a mí. una luz intensa llenó el interior del coche lo que parecía una explosión. Escucha. que sacudía su cuerpo—. En su lugar. oí el chirrido de los neumáticos y vi con horror como el coche se desvió hacia la derecha antes de que se saliera y perdiera el control hacia un poste de electricidad. recordar.

y la recité con ellas. había sido testigo de la muerte de mi madre. No podía sentir el calor de las llamas. Analicé el movimiento y vi que era el cuerpo de la niña. El sonido sacudió mis dientes.. mamá! —Dulce Grace —susurró la mujer. y bajo sus alas estarás seguro. pero sentí la urgencia de sostener esa mano. Te amo. No vas a morir. Nunca quise nada más que a ti. su voz se debilitaba con cada respiración—. Sólo vas al Cielo cuando mueres. 396 .Comenzaron a recitar el Salmo. pero no sentí el temblor de la tierra mientras que aterrizaban. cariño. —. Te amo. A lo lejos detrás del coche en llamas. pero te prometo. mamá. El vehículo. ¿recuerdas? Un día. deja que la oscuridad te proteja. No temas a la muerte. La muerte es una bendición. consumiéndolo. frenándome para ponerme de rodillas sobre el asfalto desmoronado a su lado y tomando su mano extendida. cierra los ojos a la luz. con una dulce sonrisa en su rostro ahora. me quedé sin aliento por la sorpresa cuando Robert me bajó. comprendiendo mi necesidad. que ya no podía ver. Corrí hacia ella. y no sabía si era porque se trataba de una visión. Ahora. la primera persona en la escena estaba llegando. No sabía cómo había llegado allí. La niña en el coche comenzó a llorar. Él te cubrirá con sus plumas. y vi con horror como una monstruosa bola de fuego envolvía al coche. ¡No me dejes. y entenderás todo.. La fuerza de la explosión había derribado un poste de electricidad. mamá. Todo estará bien. su mano extendida para mayor comodidad incluso estando inconsciente. o si era porque mi cuerpo se había enfriado con el conocimiento de que por segunda vez en mi vida. una vez más comenzó a llenarse de una luz intensa. Oí la voz de la mujer al hablar de nuevo. Siguió durmiendo. No. Estarás a salvo y serás feliz. Y entonces la luz se hizo tan intensa. Una explosión quemó la maleza que nos rodeaba. Nunca había conocido quién era el que había llegado y llamado a la policía —Papá nunca me había dicho— pero ahora era mi oportunidad de ver por mí misma quién era el responsable de salvar mi vida esa noche. te prometo que estarás a salvo. Grace. la muerte será tu salvador. —Grace.. pero ella no podía oírme. Por el rabillo de mis ojos entrecerrados vi el movimiento en el suelo de varias docenas de pies frente a las llamas. ¿de acuerdo? Es hora de que mamá vaya al Cielo. Estaba pacíficamente acostada en la carretera como si alguien la hubiera puesto allí. mi preciosa pequeña niña.. podía ver luces avanzando. Grité hacia mi madre. lo que desencadenó un efecto dominó de los polos derrumbándolos hacia los lados a lo largo del rellano. con las manos tirando de la mujer con una frenética urgencia—.. Mamá tiene que decir adiós ahora..

Palpó su piel y sacudió la cabeza con sorpresa. estaba hablando en un gran teléfono celular. Él gritó más palabras que yo no entendía mientras corría y la puerta corredera de la furgoneta se abría para revelar una cantidad muy grande de niños en el interior. —El conductor le dijo al niño de apariencia familiar y reconocí entonces que esta era la familia de Stacy. pero todo había desaparecido—. me percaté. uno de ellos parecía extrañamente familiar. No lo sabía —me di vuelta para ver lo que iba a pasar a continuación. y luego suspiró y corrió hacia donde yo estaba arrodillada. trae el agua de la parte trasera. que debería estar caliente al tacto. todos ellos varones con cabezas oscuras y sonrisas pícaras. Él me dio una inclinación de cabeza brusca y repitió los mismos movimientos que hizo en mi habitación.Las luces pertenecían a una camioneta marrón grande. entendiendo qué era lo que había querido decir. Estaba tan cerca del fuego. ¿Dónde está? ¡Tráelo de vuelta. vio la subida y caída de su pequeño pecho. como si no estuviera allí —en realidad. especialmente cuando eres tan indecisa acerca de tú presente. No entiendo. Vi como caminó vacilante alrededor del coche en llamas. el conductor se bajó y empezó a hablar en un idioma extranjero al otro pasajero. que todavía estaba viva. corriendo con ella en sus brazos hacia la camioneta. Robert! ¡Tengo que ver el resto! —Eso es todo lo que puedo mostrarte. porque ella había estado enferma en el hospital en aquel entonces. Ella no estaba en la furgoneta con ellos. . Asentí. Y así la primera de las historias de súper fenómeno comenzaría Sentí la mano de Robert en mi hombro y me volví hacia él. colocando mis brazos alrededor de su cuello y luego cargándome. colocando un brazo debajo de mis rodillas y el otro en mi espalda. me dije a mí misma. Corrió por completo a través de mí. Sean hizo lo que se le indicó y el padre le dio a la niña un pequeño toque de líquido contra su boca. y volví mi cara de nuevo a la suya. —La familia de Stacy fue quien pidió ayuda. distante. Grace. Los niños estaban todos mirando con asombro a la niña. No pude dejar de seguirlo. no estaba— y agarró la mano de la niña. —Sean. y la levantó. Tenemos que darle un poco de agua. 397 . repitiendo en inglés mal hablado que una niña había sido encontrada en la carretera junto a un horrible coche en llamas. —Ella no está ardiendo. la niña era ahora mi cuerda de salvamento en toda esta escena. —Gracias. tomando nota de los quemados restos esparcidos a su alrededor. Sintió cuan caliente estaba. No es bueno traer de vuelta tú pasado. La persona sentada en el asiento del pasajero delantero. una mujer. Ni siquiera debí haberte mostrado eso. —Su voz era brusca. pero no lo está.

me estaba acostumbrando a verlas. por lo que el dolor era más una molestia que cualquier otra cosa. pero mi madre lo sabía. tu amor. pero ahora lo hago. que te no culpará por lo que tienes que hacer. Me sentí decepcionada. En el cementerio antes de morir. Grace. Eso es lo que me estaba diciendo. se fundía en dos piscinas de mercurio. El canto se detuvo. sabía que un día llegarías a mi vida. Gracias por devolverme a mi madre.. me sujeté con fuerza. Cuando sus pies suavemente aterrizaron en el piso y me empezó a bajar. y sabía que yo era la razón. —Pero mi madre estaba equivocada. la única que me tienta a Tú eres hacer cosas que me llevarían a caer de la Gracia. y dejé todo 398 . me di cuenta de que sus alas habían desaparecido. Vi como el acero frío de sus ojos. y la llevó a sus labios. No dijo nada en el camino de regreso a mi habitación. No puedo ni empezar a explicarte cuán gran debilidad eres para mí. Estaba dolorida. sabía que estabas en peligro y la Llamada se detuvo. Puse mi cabeza en el hueco de su cuello. no queriendo dejarlo ir sin antes decirle. sintiéndome extrañamente a gusto y contenta mientras escuchaba el susurro del aire en contra de sus plumas. Cubrió mi mano en su pecho con la suya. Lark. Tu. Me estaba diciendo que te diera la bienvenida. la muerte no trae amor. Robert. no sé cómo. Supo entonces por qué había estado dolorida.. Ahora lo recuerdo. Cuando entramos flotando por la ventana.. Sus hermosos ojos lucían muy perdidos. no pensó que tú le hubieras mentido sobre mí. Ella me dijo que tenía que apreciarlo. es una parte de mí. y aceptarlo. pero no lo reconoció por lo que era. Levanté una mano hasta su cara para hacer que me mirara. Tomé su mano y la puse sobre mi corazón mientras ponía la mía en el lugar donde el suyo habría estado. Cuando me enteré de lo que Sam había hecho… —¿Cómo supiste? —Le pregunté. Tú eres amor. pero no sabía por qué. interrumpiendo sus pensamientos. ella había estado mintiendo cuando decía que yo iba a encontrarme contigo sin antes hablar con ella. —Gracias. Yo era demasiado joven para entender lo que quería decir. Me retorcí lo suficiente para que me bajara y lo llevé a la cama para sentarnos.. La mentira no había sido suya. cuando me enteré de que te había engañado. sus alas extendidas detrás de nosotros como un manto de medianoche contra el cielo estrellado. —Robert.Saltó en el aire y luego estábamos volando de nuevo. cuando descubrí lo que Sam había hecho. Pero. me dijo que la muerte traía amor. yo podía sentirlo. Ella no sabía por qué hasta que trató de llegar a ti y vio la cara de Sam en tus pensamientos.

En la oscuridad del abrigo de las alas de Robert. protegiéndome de toda la fuerza de la destrucción con la que estaba demasiado familiarizada. fue capaz de ver el daño hecho al campo. Miró hacia abajo y sintió el escozor de un dolor que nunca había sentido antes en las puntas de sus dedos. los improperios que soltaba eran duros y chirriantes. 399 . ahogando su propio resplandor amarillo. llegar a ti tan rápido como pude. Podía oír los pensamientos en la mente de Sam mientras su cuerpo se retorcía en miserable agonía. y su atacante la soltó a una velocidad impresionante.atrás para llegar a ti. sino por tomarse tanto tiempo para matarme. En una fracción de segundo. Cuando Robert se acercó más a las dos figuras. Podía sentir tu miedo. Él me atrajo a su regazo. estaba enojado consigo mismo por ser egoísta y codicioso en su deseo de prolongar mi sufrimiento. Apretó su frente contra la mía y vi las visiones en su cabeza mientras revivía el momento otra vez. lo que había sonado como campanas para mí eran los mismos gritos chillones que me habían incapacitado cuando había apuñalado a Sam. La más grande de las dos tenía la mano alrededor de la garganta de la otra. y escuchar tu oración. pero no los gritos. Disminuyó la velocidad al acercarse al campo. el olor a quemado era palpable. bloqueando la luz. instintivamente. No podía oír nada. y las imágenes en su mente no eran de remordimiento por sus actos. El pálido resplandor de la figura más pequeña comenzó a extenderse rápidamente. El campo estaba inundado de la luz combinada de dos figuras que luchaban entre sí. porque no podía hacer nada para ayudarte. podía sentir la sangre en mí comenzando a revolverse de nuevo. y fue sorprendido por la escena que se exponía ante él. y me besó en la frente. Miró hacia arriba y de inmediato cerró los ojos ante la luz intensa que amenazaba con dejarlo ciego. La luz se deslizó hasta su brazo. con su mano todavía presionada contra mi corazón. A medida que su brazo se retiró. y estaba levantándola del suelo. Sus alas rápidamente. Supe que estaba cerca cuando Traté de pude escuchar tus pensamientos. Sólo cuando las astillas microscópicas de luz se habían ido sus alas se desplegaron. Él viajaba tan rápido que todo era una confusión de líneas y colores. La escuché y era como clavar una estaca ardiente a través de mi corazón. enfocarme en nada mientras supiera que estabas en peligro. se deslizaron a su alrededor. un hilo viscoso de resplandor que creció a medida que se alimentaba por sí mismo. se llevó con él la luz que ahora estaba sobre toda su víctima. aunque el dolor era mucho más sordo con Robert allí sosteniéndome. Eres mi primera prioridad. A través de los oídos de Robert. aumentando de tamaño hasta que lo envolvió por completo. el calor de la luz comenzó a quemar su piel. permitiéndole asimilar la escena que se exponía ante él.

Su ojo estaba casi cerrado por la hinchazón. envolviéndolas en torno a él. comenzó a besarla. Él podía ver en su interior. para que viviera para ver otro día. y en la oscuridad suavemente la abrazó contra su pecho. luchando por latir. no pudo contener sus emociones por más tiempo y enterró su rostro en su cabello. y una gran pluma negra yacía sobre la grava que se veía como si hubiera sido sumergida en oro. Ella era su corazón. Había una mochila en el centro del campo. Sintió chispas de febril necesidad aumentando en él cuando presionó sus labios a 400 . Una piscina de oro se había solidificado a su lado. el dolor de la traición de un amigo y la amenaza de un amor perdido destruyendo la presa en su interior. y cada uno arrancó de él una oración silenciosa para que pudiera salvarla. pero por lo demás completamente intacto por el calor que la luz había utilizado para chamuscar sus dedos. A unos metros de distancia. Abarcó con la mirada los dedos ennegrecidos donde la sangre se había juntado y congelado. Cuando ella no tuvo reacción a él sosteniéndola.Césped que estaba en la necesidad desesperada de ser cortado había sido aplastado en un amplio arco. Y allí en su pecho. Todo era familiar excepto esto. y la escena era familiar: Los órganos lesionados. era su alma. Trajo sus alas hacia adelante. Él corrió hacia la más pequeña de las dos figuras tiradas en el suelo. y su pulso débil estaba poco a poco disminuyendo. los moretones en el pecho hechos por el impacto de ser golpeada por la fuerza de la apertura de las alas. incluso si eso significaba que lo rechazara por lo que él era. Había habido demasiada pérdida de sangre. Cautelosamente la levantó y la acunó. y los ángulos extraños que sus miembros trazaban a su alrededor. el apretón había sido tan fuerte que podía ver cada dedo. Y tomando su amor y fe en sus manos. Un sonido de borboteo quedó atrapado en su pecho al ver los oscuros moretones alrededor de su cuello. si este corazón dejaba de latir. cada pliegue de la palma que había tratado de aplastar la pequeña garganta. entonces él lo haría también. el labio inferior estaba partido cerca de su ápice. para no perderla. él sabía tan seguramente como sabía su nombre que su vida también se terminaría. y se quedó sin aliento al ver la sangre que empapaba sus vaqueros y la sangre seca en su cara. el reflujo de calor de su cuerpo moribundo todavía lo suficientemente cálido como para darle esperanza. la hemorragia en todos los lugares que había visto antes. Todo su cuerpo se estremecía con cada sollozo. su cuerpo frágil y roto colgando inerte en sus brazos. los huesos rotos. como para protegerla de cualquier peligro más de su propia especie. la grava estaba manchada y moteada con marrón rojizo que él sabía que era sangre. si dejaba de existir. su corazón débil.

través de su cara, sin atreverse a acercarse a su boca, pero sintiendo la atracción más fuerte que cualquier otra cosa que alguna vez antes había experimentado. Finalmente, incapaz de luchar contra ello, su voluntad perdida entre un sinnúmero de otras emociones que había desechado para dar lugar a la sensación abrumadora de amor que sentía por ella, rozó sus labios contra los suyos, con la intención de sólo darles un momento fugaz de contacto. En lugar de eso, se inclinó, presionando más duro, y por algún milagro, ella encontró la fuerza para levantar sus manos, para sostenerlo, para tejer una tela de propiedad con sus dedos y su cabello. Él se regocijó cuando pudo oír su corazón latiendo fuerte y rápido, escuchar sus pensamientos, sentir su respuesta a él. Él se apartó al oír uno de sus pensamientos, la realidad de la situación de repente pidiendo a gritos ser el centro de la escena en este segundo acto. La heroína estaba a salvo, pero el villano necesitaba ser castigado, y rápidamente. Puso sus pies en el suelo. El tiempo no estaba de su lado. Ella estaba molesta, él lo sintió. —Grace, no lo hagas. No puedo quedarme. Ahora tendré que responder por lo sucedido aquí con Sam. Tengo que llevarlo de vuelta conmigo. Sólo quería… necesitaba asegurarme de que estabas a salvo, de que estás bien. —Le dijo, y abrió lentamente el abrigo de sus alas, apartando sus brazos de él sin ningún esfuerzo en absoluto. Ella estaba herida y confundida. —Robert, tengo demasiadas preguntas como para que me dejes ahora. Tienes que… Él tenía que interrumpirla. —No puedo responder a tus preguntas en este momento, tanto como quiera hacerlo, y sí, Grace, sí quiero. Lo que Sam hizo enojará a muchos de los otros que buscan culpar a alguien que no sea él por lo que pasó, y tengo que tratar de solucionar este problema. Tengo que arreglar esto por nosotros. —Le dijo, incapaz de soportar oír su voz tan dolida. Se agachó para recoger los restos destrozados del ángel caído que se agazapaba en el suelo. Incluso en la derrota, sus pensamientos eran desafiantes. Con su carga en sus brazos, se volvió para verla, con un adiós listo en sus labios. La conmoción y el reconocimiento que llenaban sus ojos lo hicieron callar, cuando ella pronunció la frase que causó más temor en él que verla rota y sangrienta. — Realmente eres la Muerte. Él vio con horror como ella cayó al suelo. Se apresuró hacia ella, dejando caer el cuerpo en sus brazos al suelo con un ruido sordo, y rápidamente la levantó, el intercambio rápido y desgarrador. Él se debatía entre el cumplimiento de su deber al devolver a su ex amigo, y verla a salvo. Sabiendo que ella no estaba en ningún peligro, envió sus pensamientos a la única persona que sabía podía oírlo y en quién

401

confiaba. Esperó a que ella apareciera y le habló sin palabras mientras volvía a levantar su carga marchita. Él miró mientras el hermoso ángel que había llegado tomaba suavemente a la chica desmayada de sus brazos y, asintiendo, salía volando en la dirección de la casa de la chica. Satisfecho, tomó vuelo, contento de que ella estuviera segura, y entristecido por la traición que casi le había costado la vida. Robert quitó su frente de la mía, la visión se había ido. Alzó su mano a mi cara, acunándola y acariciando suavemente mi mejilla con el pulgar. Volví mi cara en su palma, besando la línea profunda que la marcaba. Él suspiró, y me atrajo hacia él de nuevo, presionando mi cabeza contra su pecho. —Así que no fuiste tú… No, no sé quién fue el que vino a ayudarte. Tu oración en busca de ayuda... hay quienes cuya vocación es responder a oraciones como la tuya. Sólo que no sé quién pudo haber sido. Sus pensamientos se mantuvieron ocultos de mí. Asentí, y medio sonreí ante el misterio que acababa de agregar a la interminable lista de preguntas que no estaba segura de que alguna vez serían respondidas. Nunca parecía haber un momento sin complicaciones para nosotros; lo que fuera que el destino había decidido para nosotros dos, ciertamente no se suponía que fuera un paseo por el parque. La mano de Robert rozó mi mejilla, y la envolvió en la columna de mi cuello, manteniendo el lugar del pulso contra la línea más profunda y más larga en la palma de su mano, su ritmo constante relajándolo de alguna manera. Tengo tanto por lo que pedirte perdón, tanto por compensarte, Grace. No sé por dónde empezar, pero haré lo que sea necesario para compensarte esto. Tú eres lo único en mi vida que merece la pena proteger. Renunciaría a una eternidad en el Cielo por sólo un momento contigo. Presioné mi mano contra sus labios, sabiendo que entendería mi intención. —Me tienes. No te atrevas a renunciar a lo que has estado esperando por tanto tiempo sólo por mí. Mi dulce Ianthe, ¿no lo ves? Ya he caído, y es por ti. El Cielo está sólo dónde tú estás. Sonreí y puse mi cabeza en su pecho. —Y el mío está contigo, Angelo.

402

Festiv o
Traducido por masi Corregido por majo2340

as navidades en mi casa nunca fueron tan vivas o tan decoradas. Janice había hecho todo lo posible para colocar muchos adornos, guirnaldas y como si uno pudiera encajar en nuestra pequeña casa, llena de puertas empapeladas, y guirnaldas en las ventanas cubiertas. Cada mesa tenía un algo verde y rojo u otra cosa. Este era también el primer año desde que mamá había muerto que teníamos un árbol en la casa. Era falso, cuesta tres veces más que el real que Graham quería cortar, y venía con luces empotradas que no parpadeaban, y eran todas blancas. Oh. Y daba vueltas, lenta y perezosamente, como una cabeza borracha y demente. Esto, por supuesto, hizo a Janice muy feliz, así que papá se aseguró de que yo no dijera nada. La diferencia más notable en esta Navidad, sin embargo, no era la abundancia de vegetación falsa adornada con cintas y vidrio alrededor de la casa, o las mantas de fibra de relleno blanco debajo de las ciudades en miniatura que adornaban la única estantería de la sala de estar. Era el hecho de que Janice estaba con nosotros, al igual que su prominente vientre. Parecía imposible que hubiera crecido tanto en tan sólo unos cuantos días, pero lo que había no se podía negar que ahora correspondía a la descripción de una redondez bastante agradable. Robert, Lark, y Ameila fueron una vez más invitados a casa para la comida de la fiesta, y trajeron con ellos, en esta ocasión, un molde de gelatina de color rojo brillante con forma de guirnalda. Ameila sujetaba la forma balanceándose con orgullo y anunció que era la primera vez que había hecho una; sus dientes increíblemente blancos poseían la sonrisa perfecta, mientras que yo me estremecía al recordar las imágenes de lo que podía hacer con esa sonrisa. Janice le dio las gracias mientras tomaba el molde, y lo ponía en la nevera.

L

403

Habían traído consigo más regalos que habíamos colocado bajo el árbol falso que daba vueltas para empezar con ellos, lo cual me hizo sentir totalmente inadecuada, pero papá y Janice fueron muy amables cuando nos sentamos alrededor y abrimos los regalos, Robert y yo sentados en el suelo cerca del árbol, pasándoselos a cada destinatario. Janice estaba maravillosa con los cristales con forma de lágrimas que adornaban los pendientes que recibió de ellos, mientras que papá parecía estar muy satisfecho con su auténtica pluma de escribir. —No puedo creer cómo de perfecta es esta pluma. Mira su color. ¡Qué hermosa sombra de ébano. Ese brillo es una señal de un ave muy saludable. Estoy pensando en Avestruz. —Me dijo, mientras yo asentía con conocimiento, tratando muy difícilmente de no reírme. Recibí una falda de Janice del mismo estilo que la que ella me había prestado. —Es perfecta para tu figura, y pensé que si estaban dispuesta a pedirme prestado una, tal vez estarías dispuesta a poseer una también. —Me dijo cuándo le di las gracias por ello, con una sonrisa genuina en nuestros rostros. De todos los cambios que habían ocurrido en mi vida en estos últimos meses, este era el único que todavía sentía menos cómodo, pero ese era mi problema y no de Janice; ella era una buena persona, con buen corazón, y amaba a mi padre. Eso era más que suficiente. Papá había hecho lo que solía hacer y simplemente me obsequió con una tarjeta de regalo de mi tienda de segunda mano preferida. Le di las gracias excesivamente. Necesitaba algo nuevo —bueno, no tan exactamente nuevo— camisetas después de pasados unos cuantos meses. Miré por encima a Robert para ver su cara, y sabía que él estaba tratando de no pensar en eso, casi tanto como yo. No estaba segura de si era por las mismas razones. Le entregué a mi padre y a Janice sus regalos; el de papá era un cronómetro —para contar las contracciones, le dije— mientras que el regalo de Janice era un álbum de recortes para el bebé. —Pensé que te gustaría empezar a hacer la recopilación de cosas de recuerdos que los padres hacen tanto ahora —dije, encogiéndome de hombros cuando lo sostuvo con una mirada de perplejidad en su rostro—. Ya sabes, esta fue su primera Pascua, su primer Halloween, o la primera resaca. Las cosas que a los padres les gusta recordar. Ella sonrió y me abrazó: —Gracias, Grace. No habría pensado en eso. Voy a poner algo de papel de que llegó aquí para las primeras navidades del bebé. Le había dado a Lark un CD de alguna banda juvenil de chicos atrevidos a los que ella se había aficionado, y ella me dio una copia antigua de Al Aaraaf, Tamerlane y Poemas Menores, lo que me dejó sin palabras, porque sabía que esa antigua copia se refería a la primera edición. Ni siquiera imprimían este libro más, así que sabía

404

que cuando la dije que lo atesoraría, no era porque no tuviera otra opción —más bien, era porque lo decía en serio. Ameila nos entregó a todos tarjetas de regalo para unos grandes almacenes extremadamente caros y Janice la dio un broche antiguo que había encontrado mientras salía de compras para el bebé. Robert, sabiendo que yo había destruido, hace poco, mi camisa favorita durante la lucha con Sam, había comprado unas pocas para reemplazarla. —Creo que estas se adaptarán a ti mejor, también. —Añadió, cuando traté de averiguar las razones por las que mi vieja camisa todavía no estaba en condiciones de ser utilizable, no queriendo desprenderse de lo que siempre había sentido como un viejo amigo. Me besó el cabello y silenciosamente me agradeció por el mundillo, que yo había hecho en la parte frontal de mi camisa favorita—la única parte que ha permanecido intacta, lo que hizo que sonriera a mi fingido apuro anterior. ser un ángel Podrías malo; mientes demasiado bien. —Creo que voy a ir a comprobar la comida y ver si podemos empezar a comer, porque este hombrecito está hambriento. —Dijo Janice, acariciando su vientre. Mi boca se abrió. —¿Hombrecito? —Me acerque a ella, rápidamente poniendo mi mano sobre su estómago. Era la primera vez que tocaba el vientre de una embarazada, sin haber aceptado nunca ninguna de las muchas invitaciones anteriores para sentir al bebé se retorcerse y dar patadas; Quité mi mano de inmediato. Levanté la mirada hacia ella, disculpándome por mi comportamiento grosero. Ella agarró mi mano y la puso de nuevo en el montículo redondeado, acariciándola mientras lo hacía. —Sí, es un hombrecito. Lo averiguamos la semana pasada, pero no quisimos decírtelo hasta mañana, con lo de que sea tu cumpleaños y todo. Me había olvidado por completo de que era mi cumpleaños. Tantas cosas habían sucedido en estos últimos meses, por no hablar de estos últimos días que habían vaciado por completo mi mente. Volviendo la atención de nuevo hacia el impresionante vientre que contenía a mi hermanito, lo miré con asombro; este montículo grande, redondo envuelto en tela de jersey roja contenía en ella una personita que sería la mitad de papá, mitad de Janice y 100% de Shelley . —¿Cuál es su nombre? —Pegunté, sintiendo los leves movimientos debajo de mis manos. —Tu padre y yo le hemos puesto Matthew James —contestó ella, sonriendo con orgullo mirando hacia abajo, a mi mano—. A él le gusta tu voz. Puedo decir ya que vas a ser una impresionante hermana mayor, Grace —ella sacó algo de debajo de los cojines del sofá y me lo dio—. Feliz cumpleaños de tu papá y de mí.

405

Era una pequeña caja roja. Miré a Janice, insegura, pero asintió con su cabeza tranquilizadoramente. —Adelante. Ábrelo. Quité la tapa de la caja, ubicado en el forro de satén rojo yacía un objeto de plata. Lo saqué con dedos nerviosos, una larga cadena de plata estaba unida a ello. Era un colgante en forma de un ala. El ala de un ángel. —Tenemos una para Matthew para cuando sea mayor. Tu padre y yo pensamos que si los dos tenían alas, quizás el ángel de la guarda a quien le pertenezcan siempre estará ahí para mantenerlos juntos mucho tiempo después de que nos hayamos ido —dijo Janice, con los ojos vidriosos por las lágrimas que no podía dejar que se desbordaran—. Oh, estas malditas hormonas. Ahora realmente voy a ir a comprobar ese pájaro. —Se levantó, secándose los ojos con el dorso de una mano, la otra apoyada en su vientre, acariciándolo de forma tranquilizadora, y se dirigió a la cocina. Me senté en el suelo mirando el ala de plata en mi mano. La acerqué a mí para examinarla. Era casi una réplica en miniatura de las alas que eran propiedad de mi propio ángel de la guarda, las líneas igual de delicadas, aunque nunca estarían cerca de igualar su belleza elegante. Yo estaba a punto de decir lo mismo de a sentarse a mi lado en el suelo para vino ti. Él admirar el regalo, su mano en la parte baja de mi espalda. Ahora que Robert y yo habíamos resuelto el problema entre nosotros considerando lo que exactamente había sido su vocación, lo que él era, cada vez que estaba a mí alrededor siempre tenía que tocarme de alguna manera: una conexión física que complementa la mental. Era, había dicho, la única manera en que él podía sentir la vida fluyendo a través de él, especialmente después de que por primera vez tuviera que tomar la vida de alguien sólo dos días después de la pelea en el parque. Nunca me pregunté qué había sido —no quería saberlo— pero sabía que había regresado a mí necesitado. En un cambio de roles, había sido yo quien le había consolado mientras él yacía en mis brazos. No podía dejar de imaginar una vida por delante de mí reconfortando a Robert mientras me hacía mayor. Después de todo, mi vida con él estaba ya fijada en la piedra de la lápida. Puede ser que también yo comenzara a escribir mi nombre junto al ¿De verdad acababa suyo... de pensar en eso? Miré a papá —sentado en su silla favorita, que había situado estratégicamente cerca de la cocina para la comida de hoy—, mientras estaba enfrascado en una profunda discusión con Lark y Ameila sobre la importancia de ponche de huevo en una comida navideña, y preguntándome cuando él había hecho eso mismo, si lo había hecho alguna vez, con mamá. ¿Cuándo era capaz de mirarla y ver el futuro sin hacer que parezca aterrador o claustrofóbico?

406

Le miré, su sonrisa tan brillante y amplia, sus ojos brillantes de felicidad que yo no había visto en él desde que era niña, desde antes de que mamá muriera; vi que él podía ver que ahora su futuro se extendía ante él, y que estaría paseando hacia ese futuro con Janice y Matthew a su lado. Miré una vez más al ala de plata en la mano y supe, ángel de la guarda o no, vivirían una vida sana y feliz juntos. Iba a tener que agradecerle a papá el regalo más tarde, cuando no estuviera ocupado. En este momento no quería hacer nada que lo molestara, él se estaba divirtiendo mucho. No se parece a mí ala en Robert sonrió, extendió su mano para quitarme el absoluto. de mi mano. Yo ya sabía que él lo había visto lo suficiente en los pocos colgante segundos que lo había observado para haber analizado cada mínimo detalle. Quería ayudarme a abrochar el collar alrededor de mi cuello, el pequeño cierre era demasiado difícil para mí hacerlo yo sola. Cuando lo hubo abrochado, me dio la vuelta y levantó el ala con sus dedos. Ni siquiera tiene la forma correcta. Resoplé ante su simulada ofensa. Tus alas no están hechas de plata de ley, así que basta con las comparaciones, ¿de acuerdo? Es simbólico. Eso es lo que importa. Él deslizó su brazo alrededor de mi cintura, empujándome hacia el nido de sus brazos y piernas sobre el suelo, y acariciando con su nariz mi oído. Lo sé, estaba bromeando. Bromas aparte, me gustaría decirte que me sentiría honrado de ser el ángel de la guarda de tu hermano pequeño. Nunca tenemos la oportunidad de elegir por nosotros mismos, ¿y qué mejor elección que él? Estoy enamorado de su hermana mayor, así que tengo un incentivo para mantenerlo a salvo. Giré la cabeza para mirarlo a los ojos. Podía ver el reflejo de mi cara en esas grandes piscinas líquidas, me había llevado algo de tiempo el darme cuenta de que quién era yo a sus ojos era diferente de la yo que siempre había pensado que era. ¿Qué mejor opción, realmente, para ser el ángel de la guarda para el pequeño Matthew? Gracias . Me besó la punta de mi nariz, y miró a mi padre, con una sonrisa traviesa en su cara. —¿Crees que a tu padre le importaría si te secuestro durante unos minutos? Seguí su mirada y sacudí mi cabeza —Él nunca tuvo a alguien con quien pudiera hablar de cualquier cosa antes, ni siquiera con mamá, así que está demasiado involucrado como para darse cuenta de algo más ¡Uf, tu pobre madre, pobre! ¡Pobre Lark! No creo que me perdonará si se ve obligada a estrangular a papá por hablar sobre la importancia de chillar villancicos de Navidad. Su voz apareció en el fondo de mi mente como un... bueno, un pájaro, que Oí eso. a posarse en una rama durante una breve visita con un árbol. Un pájaro viene

407

grosero, estridente, y desagradable. mantendré a tu padre ocupado aquí y mamá Vamos, puede mantener ocupada a Janice en la cocina. Asentí con la cabeza hacia ella, agradecida de que ella no hubiera oído esa última parte de ser desagradable. Yo valoraba tener todos mis dedos en buenas condiciones de funcionamiento y lentamente me arrastré hacia la escalera y me escabullí escaleras arriba. No me importaba lo que pareciera, aunque sé que probablemente era una vista divertida para Robert. Entré en mi cuarto, con Robert sobre mis talones, y cerró cuidadosamente la puerta. Estaba desordenado, como de costumbre. Había ropa esparcida por el suelo, cubriendo la superficie de madera, y la cama estaba sin hacer, las sábanas que no iban a juego y las mantas haciendo para alguien un confuso lugar de disturbios. Los esfuerzos de Janice para tratar que mi habitación se viera más presentable, aunque inicialmente tuvieron éxito, habían fallado miserablemente en última instancia, debido a mí total falta de esfuerzo —simplemente no estaba tan preocupada por el estado de mi habitación como estaba con el estado de mi vida. Había montones de libros sobre la cómoda, y las puertas del armario estaban abiertas, revelando un lío aún más aterrador de ropa y trastos amontonados sin ningún orden, porque si no, lo más probable es que me hubiera matado muchas veces por tropezar con uno de ellos cuando habían estado en el suelo. De repente me sentí muy avergonzada por el desorden, sabiendo que a pesar de que Robert lo había visto todo antes, hoy parecía un día lo suficientemente importante para mí, para que hubiera hecho por lo menos un esfuerzo para limpiarlo. —Podría limpiar esta habitación en unos diez segundos si me dejas. —Sugirió con aire de suficiencia, y se apoyó contra la puerta para observarme dar la vuelta en círculos, evaluando lo que podría ser hecho en el menor tiempo posible. —A nadie le gusta un fanfarrón, Robert. —Le recordé, decidiendo intentar un milagro de barrido y limpieza de mi cosecha exactamente en quince segundos... y teniendo éxito en sólo conseguir lanzar una almohada fuera de la cama y caer el suelo, y empujar unas cuantas prendas de ropa en un rincón de la cómoda, ocultándolas de la vista. Encantado con mi falta de madurez, Robert se sentó en el borde de mi cama y dio unas palmaditas junto a él. Le miré, confusa, pero dispuesta a complacerlo. Extendió la mano hacia mí, tan pronto como estuve cerca de él y me empujó en su regazo. Empujó mi rostro hacia el suyo y comenzó a plantar besos en mi frente, en el espacio entre mis cejas, mi nariz —él estaba haciendo un camino de fuego ardiente hacia mis labios, y maldición si yo no podía ser otra cosa excepto paciente cuando él estaba sosteniendo mi cabeza quieta.

408

Lo miré con mis ojos completamente abiertos. Disfruté de la forma en que su cabello se sentía entre mis dedos. respirando con dificultad cuando se alejó. su pecho subía y bajaba a su ritmo propio y rápido... —Él dejó la caja en mis manos y luego colocó sus brazos a mí alrededor. Ábrelo. Mi respiración no ayudó cuando empecé a hiperventilar a su vez. —Oh. Finalmente. —No es lo que piensas. La piedra era de un profundo azul. Sólo había una razón para que las cajas fueran tan pequeñas. Creo que a tu padre podría quedarse apopléjico si lo viera. y supe que no había nada que pudiera hacer que me separase de él en ese momento. sosteniendo mi cabeza cautiva mientras yo hacía lo mismo con él. Era un anillo. no muy segura de sí podía o no confiar en él. e hizo un gesto con la cabeza para que dejara de buscar evasivas y abriera la caja. Mi único consuelo era que él parecía tan nervioso como yo. no quería dártelo abajo. después de tomar una respiración profunda los abrí. Observé el contenido llevándome una sorpresa. Ahora mismo tengo un regalo de cumpleaños mío para darte. el miedo a lo que había dentro de sus confines sintiéndose mucho más real de lo que lo que había sentido al enfrentarme con Sam. y sabiendo que eso y todo él era sólo mío. ignorando mi gemido de protesta mientras presionaba su frente contra la mía.Por último. Sentí la oleada de corrientes de electricidad atravesándome en el instante en que nuestros labios se tocaron —la sangre en mis venas se sentía como si estuviera hirviendo contra el calor irradiado en mi interior. hizo que mi corazón se acelerara más. con algo que sonaba muy parecido a la necesidad—. espeso y sedoso. metió la mano en el bolsillo y sacó una pequeña caja. y sólo una razón por la cual los chicos mantienen esas pequeñas cajas en sus bolsillos. mi corazón latía a un ritmo cada vez mayor mientras yo me empujaba más profundamente en su abrazo. —Grace. Levanté la tapa con cierres con los ojos cerrados. Él puso sus dedos sobre mis labios. Cuando su respiración se hubo ralentizado lo suficiente como para moverse sin causar demasiado alboroto. su respiración entrecortada. dubitativamente. pero no como algo que hubiera visto alguna vez antes. Le miré con ojos escépticos. lo hizo. así que no conseguirás que entre en pánico. su voz áspera y tensa. cuando supe que probablemente gritaría si no presionaba sus labios en los míos. casi de la 409 . incluso mientras él me acercaba. presionándolos para cerrarlos. Yo estaba sin aliento. Él puso los ojos en blanco ante mis pensamientos. con una media sonrisa socarrona elevando la comisura de su boca hacia arriba. tenemos un montón de tiempo para besos —dijo. Podía sentir sus manos en mi pelo. un sonido de tartamudeo saliendo de mi boca.

con los ojos abiertos para ver la verdadera naturaleza oculta en su interior. Me había quedado de piedra.medianoche. No es una piedra común. Estaba colocado sencillamente en una banda de plata sin ningún tipo de adornos adicionales o piedras. nadie nunca me había dado algo que implicaba tanto significado emocional y reflexivo. ¿Qué había hecho yo para merecer tanto de él? Su amor. extendiendo mis dedos hacia fuera y lo deslizó en mi dedo anular. Era. ¿Qué había en este mundo que yo poseyera que pudiera darle. que se extendía hasta la superficie de la piedra y bajaba por sus laterales. incapaz de hablar. —Este es un zafiro estrella. el frío metal contrastaba con el calor de sus manos. pero podía oír el tono dubitativo en su voz. además de mi corazón? —Eso es todo lo que necesitaré siempre. como si temiera que yo no fuera capaz de ver exactamente lo que él había dado a entender que el anillo representaba. y me quedé mirando el anillo. —Lo sé. Apoyé mi cabeza en su hombro. como a mí. trazando cada punta de la estrella. Grace. y. redondeada como un huevo. —¿Qué es? —Le pregunté cuando por fin recordé que todavía estaba en la habitación conmigo. —Susurró en mi oído. muy de cerca. mi propia estrella en un cielo de medianoche. con seis estrellas apuntando a su centro. incluso me había obsequiado con mi propio milagro de devolverme los últimos recuerdos de mi madre. Ahora me había dado un símbolo de quién era él que yo podía mantener siempre conmigo.. Agarro la caja de mi mano y quitó el anillo de su enganche.. tienes que mirar. Elegí esta piedra porque quería que tuvieras algo que te recordara a mi cuando no estoy aquí contigo. —Había tratado de sonar presumido. pero con un brillante blanco. Me sentía preparado para rechazar el anillo.. su amistad.. Tu corazón y el amor que mantienes dentro. Además del colgante que acababa de recibir en la planta baja. y el calor que siempre sentía cada vez que me tocaba. Sentí lágrimas en mis ojos y me las alejé con manos torpes. sabiendo ahora lo que quería decir. simplemente. Puso la caja al lado suyo y después me agarró la mano derecha. sintiendo la necesidad de sacarlo de mi dedo. pero ¿qué hay que tú puedas mantener contigo cuando yo me haya ido? ¿Qué tendrás para recordarme? 410 . Toqué la piedra suavemente con el dedo. el anillo más hermoso que había visto en mi vida. El zafiro es mi piedra de nacimiento. y la estrella desaparece si se mira de otra manera que no sea directamente.

aunque sea un poco torpe. Moví mi cuerpo y sentí sus manos en mi rostro mientras giraba mi cabeza para mirarlo. Sin ti dejaré de existir. Si tú ya no estás aquí. para todos los demás. sabiendo antes incluso. era más tarde. pero creo que cuanto más tiempo haga eso. más terca te volverás. Yo tampoco. Yo soy quien soy gracias a ti. al igual que Robert había dicho que haría. y así no podía hacer otra cosa que mirar a los ojos de Robert. sigo siendo Grace. —Se quedó quieto mientras sus palabras se filtraban. así que con mucho gusto acepto no ser normal en esa instancia. si considerarías el convertirte en inmortal. —¿Puedo preguntarte por qué? Bajé la mirada a mi mano. sobre todo debido a su insistencia en que siempre podríamos hablar de ello más tarde. Grace. Tú me das paz. cuando todo en mi cabeza es un caos. Podía oír la ralentización de mi corazón. mientras luchaba en mi pecho bajo el peso de sus palabras. realmente. Quiero saber. Bueno. —¿Robert? Comenzó a acariciar mi espalda. Encajo aquí de alguna manera. 411 . —Sé que te he dicho muchas veces que todo lo que quiero en esta vida es ser normal. Cada momento de mi futuro espero pasarlo contigo. Me has ayudado a que los días dejen de entremezclarse para que pueda apreciar cada uno de ellos. mis pulmones se estaban quemando por oxígeno. El tema de mi muerte. dándome todo el impacto de su mirada intensa. —Quería esperar para preguntar esto hasta que estuvieras habituada a lo que soy. de que yo hubiera dicho las palabras cual sería mi respuesta. su voz suave mientras hablaba: —No quiero pensar en ti muriendo. Su mano dejó de acariciarme. Ni siquiera respiraba. Que Robert estuviera dispuesto a arriesgar tanto para que no pudiéramos ser separados por el tiempo se sentía como si me ofreciera el mundo. eres mi vida: Tú eres la razón de que exista. probablemente podría ser capaz de decir que yo era mucho más amada de lo que nadie tenía derecho a ser. Él asintió. Me he dado cuenta de que amarte y estar contigo anula la posibilidad de que eso ocurra. levantando la derecha y me quedé mirando el anillo en mi dedo. yo no quiero estar tampoco. no había salido y permanecido el tiempo suficiente para hablar de ello plenamente.Sentí que se tensaba bajo mí ante mis palabras. Pero. —No puedo. La estrella en la oscura piedra había desaparecido. Te lo he dicho antes. Si yo fuera a morir ahora mismo. Grace.

sabiendo que tendría algún tipo de réplica lista para lanzarme. Ni en tu mundo. ese sonido triste. la gente te pinta en los techos y envían tarjetas postales con tu foto en ellas. Cuando habló. alejando mi rostro de su pecho y levantándolo hacia el suyo. mientras besaba la parte superior de mi cabeza. traicionando las palabras que acababa de pronunciar. si yo fuera a ser inmortal. justo tan simpática como Graham. ¿qué sería en tu mundo? ¿Qué sería yo en el mío? Eres un ángel. Y entonces entraste en mi vida. y me ayudaste a ver más allá de lo que la gente me había etiquetado. todo eso hubiera desaparecido. Me sentí sonreír. porque eres importante. mi mano sosteniendo suavemente su cara. Grace fue un mal momento para hablar de ello. soy mucho más que eso. excepto una don nadie que puede vivir para siempre? No encajaría en ningún lugar. su voz estaba teñida de pesar: —Por favor. borrarlas de su memoria sólo para verle sonreír de nuevo. pero ¿dónde viviría? Yo jugueteaba con el dobladillo de mi blusa mientras mis palabras se filtraban en él. no llores. pero no podría… soy sólo un instante en la tuya. —Pero. y joyas de tu imagen. Empujé la cabeza aún más fuerte contra su pecho. en donde encajaba —fui siempre la intrusa que ni siquiera estaba cómodo en mi propia piel. a pesar de las lágrimas que se deslizaban por el lateral de mi nariz. más allá de lo que me había etiquetado a mí misma. mi pulgar pasando justo por debajo de las pestañas inferiores—. para siempre. lo que soy. Si tuvieras el permiso para cambiarme. tan divertida como Stacy. Si se 412 . porque todo eso pertenece a la Grace humana. Tras dieciocho años de no saber exactamente a dónde pertenecía. y quería retirarlas. Sería capaz de vivir para siempre. Robert —murmuré. soy feliz de ser yo. En su lugar. Me hiciste darme cuenta de que aunque estaba contento de conformarme con la mediocridad.—En este momento. y definitivamente no en el mío. No estaba segura de cuánto tiempo sería capaz de mantenerlas cuando eso ocurriera. ¿Qué iba a ser yo. soy tan hermosa como Erica. amenazando con derramar de un momento a otro en mí regazo una lluvia de cristales. Crean estatuas y… —levanté el colgante que pendía de mi cuello—. Me ayudaste a ver ese interior. —Te amo. —Dijo esto con sus ojos llenos de lágrimas de mercurio. Podía sentir el temblor en mis palabras y colocó sus dedos bajo mi barbilla. He luchado durante mucho tiempo para aceptar quién soy. Lo siento. suspiró. Yo podía ver la tristeza que mis palabras le habían causado. envolviendo sus brazos a mí alrededor con fuerza—. Estoy siendo egoísta por pensar sólo en lo que yo quiero. —Te amo —susurró. melancólico. Te tendría para el resto de mi vida. grabada en su rostro. Te amo. también. —Yo soy la que debería estar arrepentida.

por consiguiente.. —¿Podemos no hablar de esto otra vez? ¿Al menos por un tiempo? —Le dije en voz baja.. pediré una recompensa. Ese miedo era demasiado. y ¿maquinación? Sentí mis labios fruncirse hacia adelante en un puchero. 413 . con sus brazos todavía envueltos alrededor de mi cintura. pero yo ya era diferente. no cuando finalmente tenía todo lo que podría desear. el costo para ambos no era algo que pudiera arriesgar.. otra lágrima se derramó mientras yo pensaba de nuevo en lo que él había sacrificado para tratar de darme lo que yo había querido. —Oh queridas bananas. Presioné mis labios contra el lugar donde el pulso debería estar. Empujé mi cabeza hasta la suya e incliné mi rostro para besarlo. mientras me quejo de esperar unos míseros dieciocho años. su suspiro de concesión se sintió más como un gruñido de derrota. facilitándome el que me pusiera de pie con él. ahora. Y. —Él no había oído mis pensamientos. Sólo haría que se volviera más firme sobre cambiarme. acerca de lo que le había costado tratar de convertir a la mujer que había amado en un inmortal. comprendiendo que nos habíamos arriesgado al estar lejos tanto tiempo. mi corazón tronando dentro de mi pecho como ninguna tormenta que hubiera tenido. Sus brazos se apretaron a mi alrededor otra vez.. pero él me mantuvo a distancia. —Me temo que probablemente tienes razón. y tímida. Has esperado 1500 años por lo que querías. con los ojos llenos de tristeza. no podía dejar de recordar lo que Sam me había dicho. una vida normal. —Sonrió. tuvo que destruirla. Robert se puso de pie. Se inclinó hacia delante y suavemente besó mi labio inferior haciendo un puchero. le había dicho. y estaba aliviada por eso. pero sé que no contaría con tu paciencia. —Y cuando te rescate.. sin embargo. —Dije con una sonrisa a medias. —Pobre Lark me temo que probablemente nunca me volverá a ver después de esta noche… o con todos los favores que voy a tener que deberle por ponerla en esto. no estoy segura de cómo reaccionaría. —Suspiré. Grace. —Dijo. —Creo que deberíamos bajar. Incliné mi cabeza hacia abajo y la coloqué en el hueco de su cuello.. el humor y la diversión en sus ojos volviendo rápidamente.cambiasen las tornas. asentí con la cabeza. pero no te preocupes demasiado si juego al héroe de vez en cuando y te rescato de cualquier tarea humana horrible que ella te haya propuesto para que hagas. Ella se había convertido en un monstruo y. —Lo que sea necesario.

—Es mucho más fuerte de lo que era antes. —Rompí esto. Estaba increíblemente bendecida—. —No puedo decir dónde se rompió. y todavía lo hace para Graham. me llevó hacia la puerta. quitando una gota de humedad de la misma.. tomando mi mano. sus ojos viendo mucho más de lo que yo podría alguna vez. sus hombros temblaban de risa mientras señalaba en dirección a la pared al otro lado del sofá que tenía la televisión y el estéreo de papá.. con una extraña protuberancia de su cabeza estaba colocada en mi cómoda.. Yo había hecho esto. Estaba más que eso. mirándola más detenidamente. finalmente. riéndose de las payasadas de los dos gritones en la sala de estar. Miré a Robert. Jingle Bells. apagado.Riendo ante mi reacción. ¿Cómo? Robert la tomo y la miró de cerca. después de todo. Con velocidad cegadora a la que me iba lentamente acostumbrando. Allí. Él simplemente no quiere pedírtelo de nuevo. Oí un ruido melodioso llenando la casa. la arreglé. estaba Lark —ella estaba gritando la melodía con el segundo coro de papá gritando la melodía. que sonaba un poco. sentados en el suelo al lado del sofá como si nunca hubiéramos salido. Ameila y Janice estaban todavía en la cocina. Sabía que había significado mucho para ti. Así que. —Janice la había guardado en una pequeña caja en su armario. Robert aflojó su agarre y. —Gracias —gesticulé con la boca. Me paré de golpe cuando algo me llamó la atención. el día que nos conocimos —ni siquiera supe lo que pasó con ello después —respiraba mientras tomaba la estatuilla con mis agitados dedos—. y yo sacudí la cabeza ante la imposibilidad de todo. Robert sonrió y tocó la esquina de mi ojo con el pulgar. Colocado en la esquina de mi cómoda había un pequeño objeto. Bueno. pude manejar las emociones que se desbordaron dentro de mí. —Susurré cuando. No necesitaba escucharme o ver mis labios en movimiento para saber que yo estaba agradecida. Me acerqué para examinarlo y mordí mi tembloroso labio. Al igual que su creador. lo rosa de la ballena contrastando con el verde de la anomalía. Me apoyé en su pecho mientras colocaba de vuelta la pequeña ballena en el tocador. Una pequeña y ladeada ballena. La tome de nuevo con dedos cuidadosos y la miré. 414 .. incapaz de formar palabras o sonidos. o que se había roto en absoluto. de pie con el brazo alrededor de mi padre. bajemos ahora. me cargo y bajó como un rayo las escaleras hasta que estuvimos de vuelta en la sala de estar.

y me levanté. y posiblemente contemplando el vivir para siempre era tan normal.No había forma de ayudar ahora. Agarró mi mano y presionó sus labios contra mis dedos. —Dije alegremente. e hice justo eso.. sonriéndome cuando vio el rubor inundando mi cara —rosada y pecosa. —Creo que voy a ir a cantar junto con Lark y papá. Estar enamorada de un ángel. \ 415 . Sonreí ante mi aceptación de esto. ¿Cómo de normal podría ser yo. escuchar los gritos de los villancicos. me di cuenta.. estando con un ángel Miré a Robert y vi que tenía los ojos brillantes gritando Jingle Bells en mi sala de estar? de alegría genuina. Esta era mi normalidad.

y peleó contra un truhan ángel caído llamado Samael hasta la muerte. Es la vida más normal que Grace va a obtener. su acusación los predispone a una serie de eventos que los cambian a todos. Y la nueva relación de Stacey le muestra a Grace que algunas veces. ángeles y humanos por igual. Stacey Kim.En el próximo libro de esta fascinante saga Traducido por AndreaN La vida de Grace Shelley ha cambiado mucho estos últimos cuatro meses. se enamoró de la Muerte en sí misma. Y ahora se enfrenta al mayor desafío de su vida: Las Hormonas. o estará incluso más rota que antes? 6 41 . Robert Bellegarde. tiene una nueva mejor amiga. Con Graham buscando su ayuda para que entienda sus sentimientos por Lark. Perdió a su mejor amigo Graham. ¿Grace quedara completa. Y la negación de Robert de llevar su relación más allá de los castos y fraternales besos que comparten ha hecho que Grace se cuestione su atracción por ella. Grace ve un destello de lo difícil que es que un humano ame a un ángel. la fría hermana de Robert. salir con un humano no es mucho mas fácil. una valiente chica que se enfrenta con Graham cada vez que puede. Pero cuando descubre quien fue el que casi la mato hace unos pocos meses en un atropella-y-corre. Y todo antes de su cumpleaños numero dieciocho. Y al final de todo.

Grace of D a y g ar en H aw ai i. S upo de sde tem p ran a e d ad qu e s u destino e r a esc rib ir. S .Sobre la autora S. f i nal m ent e h a h ech o s u su eñ o r eal id ad.L N a s u lado . Ah o r a. Falling a lo Grace 3. C o m o l a au to ra d e F a l l ing fr om Grace. ha enc o ntrado un lug a r que l e p erm it e q u e su s su eño s se c o nv iert an e n los de los lec t ores . Black H ho 4. cu atr o niño s. des p u és de c a sars e y e m p ezar u n a fam il ia. co ns u es po so. el t a cto d e los libr os . Bir d Son g from s u1. l o h ar ía. c rear aqu el l o s m ism os l ib ro s q u e am ab a tanto y pro m etió qu e a l g ú n día. y el lu g a r d on de u n l ib ro garant iz a q u e te l l evara. y un ga t o 7 41 . anim ánd ol a y pr ov eyé n d ol e c antid ades si n f in d e insp ir aci ó n. aeo le es c rib e Saga d es Grace: d e2. y que l o s trans p o rta a m u nd o s y vid as do n d e la fa ntas ía y la r eal i dad se m ez c l an sin pr o b l em as .L Na eole s iempr e ha a m ad o e l olor de los lib r os .