¿QUE ES EL FUERO MILITAR?

El Fuero Militar es el Derecho que tiene todo militar de ser juzgado por la jurisdicción castrense, por los jueces correspondientes en las infracciones que contempla el Código Penal Militar, y es deber de la Justicia Militar someter a juicio a los militares que infrinjan en algún tipo de delito tipificado en Código Penal Militar.

FUERO PENAL MILITAR EN PARTICULAR DEFINICIÓN Resulta imperioso, para efectuar una aproximación al fuero militar como institución jurídica, darnos a la tarea de presentar un concepto de lo que entendemos en primer término por fuero, para luego, estudiar en extenso el fuero militar. La palabra fuero hunde sus raíces en la expresión latina forum, cuyo significado es foro o tribunal. Sin embargo, no basta con ésta simple acepción de la palabra, pues si bien nos indica la presencia de una estrecha relación entre ésta y el ejercicio de una actividad jurisdiccional, no se agota aquí el verdadero alcance que entre nosotros hoy tiene. Obliga lo anterior, atendiendo a las reglas de la hermenéutica jurídica1, recurrir al significado corriente que poseen las palabras. De acuerdo con la Vigésima Segunda Edición del Diccionario de la Lengua Española de la Real Academia Española2, resaltamos las siguientes acepciones relativas al derecho de la palabra fuero: Competencia a la que legalmente están sometidas las partes y que por derecho les corresponde. Competencia jurisdiccional especial que corresponde a ciertas personas por razón de su cargo. Con base en lo anterior, definimos el fuero como institución jurídica en forma genérica de la siguiente manera: Prerrogativa de carácter judicial, generalmente de tipo procesal, que la Constitución o la Ley consagra a favor de una persona o de un determinado grupo de personas, bien por la dignidad del cargo que ocupan, o bien, por la especial función que dentro del conglomerado social éstos desarrollan. Existen hoy en día, a partir de concepciones similares a la aquí dada por nosotros, diversas clasificaciones de fueros, tenemos entre otras: el fuero presidencial, el fuero parlamentario, el fuero eclesiástico, y el que nos ocupa, el fuero militar. Tal clasificación no resulta inapropiada, no porque la garantía jurídica que el fuero lato sensu proporciona -juzgamiento por tribunales especiales- deje de

al expedir el Código Penal Militar hoy vigente. definiremos el fuero militar como: Al confeccionar nuestro ordenamiento jurídico vigente. Bogota. Estado de derecho y jurisdicción penal militar: introducción a los fundamentos teóricos del derecho penal castrense. Francisco. y Colombia. con base en el concepto anteriormente dado de fuero. 18 ed. en su Art. las siguientes normas bien de carácter constitucional o de rango legal o con fuerza de tal. 4 CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE COLOMBIA. con arreglo a las prescripciones del Código Penal Militar. sino por la real diferencia3 existente entre las funciones que se ejercen en cada uno de los cargos. inspiradas en los postulados de la Revolución . 1°. Tales cortes o tribunales estarán integrados por miembros de la fuerza pública en servicio activo o en retiro”. desde un punto vista general y guardando el mayor rigor cronológico que nos es posible. Reúnen los textos mencionados los elementos estructurales contenidos en la definición dada de fuero y de fuero militar. el Fuero Real. De los delitos cometidos por los miembros de la fuerza pública en servicio activo.ser la misma en todos y cada uno de los casos. conocerán las cortes marciales o tribunales militares. el constituyente de 1991 consagró el fuero militar en los siguientes términos: “Art.2 CONSAGRACIÓN CONSTITUCIONAL Y LEGAL DEL FUERO MILITAR EN COLOMBIA Tal como se dijo anteriormente. los bandos de los virreyes. a) En el periodo de la dominación española: La recopilación de las leyes de los reinos de las indias.4 A su vez. las partidas. que se han encargado del Fuero Militar. y en relación con el mismo servicio. Ley 522 de 1999. aunque atenuada con las normas de lasconstituciones que se expidieron en este período. 1. Ahora bien. 221. aún desde la época de la conquista española registra la presencia de esta institución en los diferentes regímenes jurídicos que han regido el destino del país desde ese entonces. reproduce materialmente el texto constitucional. 3 RODRÍGUEZ USSA. Esta legislación continuó en realidad vigente durante la época de la Independencia. el Fuero Militar ha estado presente en casi toda organización estatal. Bogotá: Legis. los mandatos de la Real Audiencia. 2002. entonces. 17 Encontramos. Artículo 221. el legislador.

b) Al concluir la Reconquista. p. Posteriormente y considerando la situación de orden público que reinaba por ese . cómo la norma transcrita permite que las normas que en materia de derecho Penal Militar que rigieron en la época de la dominación española recobrasen plena vigencia. que se hallaren en actual servicio. 286. 16ss. o en las Milicias. deberá sujetarse a las Leyes militares. es el siguiente: 1°)Las 5 OLIVAR BONILLA. Leonel. 2°) Las pragmáticas. órdenes. En efecto. la cual fuera expedida en el Rosario de Cúcuta el 6 de octubre del año citado. Carlos.. cédulas. civiles. 6 RESTREPO PIEDRAHITA. en las que se establecían las garantías mínimas a favor de la persona humana. el Pacificador Pablo Morillo restableció la legislación española en toda su extensión. En cuanto a la época republicana comenzaremos diciendo que sólo al interior de la Constitución Política de Colombia de 1821. decretos y ordenanzas del gobierno español sancionadas hasta el 18 de marzo de 1808. 1977.Francesa. así en materias civiles como criminales.7 Nótese. que estaban en observancia bajo el mismo territorio que forma la República.6 En este punto es preciso tener en cuenta las implicaciones que pudo llegar a tener la Ley del 13 de mayo de 1825 a la cual hace referencia Olivar Bonilla en su obra y la cual disponía lo siguiente: El orden en que deben observarse las leyes en todos los tribunales de la República. ante el Tribunal de Purificación se comparecía a justificar la conducta o a pedir el indulto. entonces. 4°) las de la Nueva recopilación de Castilla. la Junta de Secuestros y el Tribunal de Purificación. se efectuará mención expresa al Fuero Militar. reza el Artículo 174 del Título VIII DISPOSICIONES GENERALES lo siguiente: “Ningún Colombiano. eclesiásticos y militares. p. Constituciones Políticas Nacionales de Colombia. Santafé de Bogotá: Universidad Externado de Colombia. por medio del segundo se confiscaban los bienes a quienes hubieran intervenido a favor de la in dependencia. El primero podía imponer la pena capital. Derecho procesal penal militar. excepto los que estuvieren empleados en la Marina. Bogotá: Perlos Ltda. 3°) las leyes de la Recopilación de Indias. creo el consejo de guerra permanente. ni sufrir castigos provenidos de ellas”. y 5°) las de las Siete Partidas. 1995. 18 decretadas o que en lo sucesivo se decreten por el orden legislativo.

tribunales de comercio. al ocuparse el Libertador de la Administración de Justicia. que reafirma una vez más la existencia de un Fuero especial reservado a los oficiales de los ejércitos y de la marina. y encontrándose su ego en su cenit. por una alta corte. el 27 de agosto de 1828 expidió el que se ha conocido como Decreto Orgánico de la Dictadura de Bolivar. el Libertador Simón Bolívar. artículo 15 de su Decreto Orgánico dispuso que la justicia será administrada en nombre de la República y por autoridad de la ley. . cortes de apelación y juzgados de primera instancia.* En el numeral 9° del Artículo 1° que consagraba las funciones del jefe supremo del Estado. ubicado en el Título I que trataba Del Poder Supremo se consagró aprobar o reformar las sentencias de los consejos de guerra y tribunales militares en las causas criminales seguidas contra oficiales de los ejércitos y de la marina nacional.entonces. cortes de almirantazgo y tribunales militares. dentro de los procesos criminales castrenses. Seguidamente a lo que pudiera entenderse como una segunda instancia constitucional. impulsado por sus ideales y personales consideraciones frente al ejercicio del poder en su particular situación. en el Título V. embebido un tanto en las mieles del poder. sui generis.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful