H

I

S

T

O

R

I

A

Siglo XIX
Información sobre el desarrollo de las preguntas relacionadas con el siglo XIX de la Historia de España
Apuntes de Historia de España 1. Legislación social y económica de las Cortes de Cádiz - Principales medidas de carácter económico y social aprobadas por las Cortes. - Significado de esta legislación: el fin del Antiguo Régimen económico y social Página 1 2. El problema sucesorio al final del reinado de Fernando VII - Las bases legales - El resultado: la oposición carlista a la monarquía isabelina Página 2 3. Principales características políticas del reinado de Isabel II (1833-1868) - Constituciones. División de poderes - Carácter centralista del Estado: división territorial, organización administrativa Página 2 4. La guerra de Cuba, 1895-1898 - Su inicio y desarrollo. La intervención de los Estados Unidos - - El desenlace y sus consecuencias políticas e ideológicas Página 2 5. Principales medidas económicas del bienio progresista, 1854-1856 - Continuación del proceso desamortizador - Otras medidas: reformas financieras y Ley General de Ferrocarriles Página 3 EDICIÓN ESPECIAL 6. La evolución demográfica de España, 1800-1930 - El crecimiento de la población y sus componentes - La emigración interna y externa Página 4

Legislación social y económica de las Cortes de Cádiz
Principales medidas de carácter económico y social aprobadas por las Cortes. Las Cortes aprobaron decretos de carácter liberal siendo la más importante la Constitución. Medidas de carácter económico. • Liberalismo económico al suprimirse aduanas interiores facilitando la circulación de mercancías, libertad de contratación y de comercio y el crecimiento de la producción agrícola. • La abolición de los señoríos jurisdiccionales, que impedían la modernización de la administración local y provincial, una decisión fundamental en el proceso de reforzamiento del Estado, ya que la mitad de los pueblos y dos tercios de las ciudades españolas mantenían todavía alguna dependencia del clero y la nobleza. • La derogación de los gremios, una estructura medieval tachada de inoperante desde el reinado de Carlos III, para dar paso a las modernas relaciones de producción liberal capitalista.

• Supresión de la Mesta, reconociendo el Significado de esta legislación: el fin del derecho de los pueblos a acotar sus tierras Antiguo Régimen económico y social comunales. Significado económico. Medidas de carácter social. • La labor legislativa no tuvo aplicación práctica, tanto por la guerra (6 años) como • Sufragio censitario e indirecto con soberanía nacional y división de poderes. porque no existía una burguesía social consolidada. • Igualdad de todos los ciudadanos ante la ley • Las rentas del Estado se ha reducido por la devolución de tierras desamortizadas. • Garantía de libertades, salvo la de culto, ya que mantiene el catolicismo como religión • La nobleza y el clero han dejado de pagar única y oficial del Estado. impuestos tras la recuperación de sus privilegios con Fernando VII. • Libertad de prensa, suprimía la censura para los escritos políticos, pero no para los • La lucha de las colonias americanas por la religiosos. independencia origina grandes gastos militares y el fin de la llegada de ingresos • Libertad de imprenta, primera fórmula del de ultramar. derecho de expresión. Significado social. • Libertad de expresión de las ideas era una pieza clave en un sistema basado en la • La composición de las Cortes no reflejaba la soberanía nacional y eficaz instrumento de sociedad española del momento, concienciación política y defensa frente a los mayoritariamente campesina, con bajo nivel abusos del poder. educativo y alejada de los intereses de la minoría burguesa. Asimismo, la nobleza y Abolición de la Inquisición, presentada como el clero, monárquicos tradicionalistas, un obstáculo a la libertad de pensamiento y el conservaban aún una gran influencia social desarrollo de la ciencia. y política.

Se abordó la reorganización política y • Así pues, en 1814 Fernando VII no tuvo administrativa del territorio en provincias, problema en derogar la Constitución y con diversos proyectos que no acabaron de restaurar el absolutismo. Pero no volvió a la culminar en una ley, con un sentido nacional situación anterior a 1808 porque existía un unitario (no será hasta Burgos en 1833) grupo social formado básicamente por la Se decretó la venta en pública subasta de las • burguesía y los militares que defendían las tierras comunales de los municipios, como ideas liberales en España. medida desamortizadora.
BVB 1 El mundo no está en peligro por las malas personas sino por aquellas que permiten la maldad (Einstein)

H

I

S

T

O

R

I

A

El problema sucesorio al final del reinado de Fernando VII
El problema sucesorio se produce durante la década ominosa (1823-1833), última etapa de su reinado. - Las bases legales La oposición de Fernando VII se sustentaba entre liberales y realistas. Los realistas reclaman la corona para Carlos María Isidro de Borbón, hermano del rey y pretendiente al trono ante la falta de descendencia de Fernando VII. Si bien, tenía precedentes en los ultrarrealistas que en 1827 protagonizaron algunos levantamientos. Se inicia un duro enfrentamiento entre carlistas e isabelinos o cristinos durante todo el siglo XIX. Los sectores ultrarrealistas estaban descontentos por la supuesta blandura de Fernando VII con los liberales. Bessiéres se sublevó en 1825 y fue fusilado, y a partir de 1826 se inició una nueva protesta expresada en el Manifiesto de los Realistas Puros. En 1827 la rebelión de los realistas agraviados o malcontents, como ellos se llamaban, triunfó en las zonas rurales de Cataluña. Cuando Fernando VII llegó a Barcelona, una vez sofocado el alzamiento, la burguesía le manifiesta su apoyo. Otros levantamientos ultras en Navarra, norte de Castilla y La Mancha fueron castigados con gran dureza. También hubo intentonas liberales fracasadas, lideradas por Espoz y Mina y Torrijos, éste último fusilado en 1831. En los movimientos de 1827 comenzó a aparecer como candidato de los sectores más reaccionarios la figura de Carlos María Isidro, hermano del rey y declaradamente absolutista. En 1829, muere sin descendencia la tercera esposa de Fernando VII; el sector reformista del Gobierno reaccionó rápidamente formando un nuevo matrimonio del rey con María Cristina de Borbón, a la sazón, su cuarta esposa. En 1830, nace Isabel. El rey aprueba la Pragmática Sanción para anular la Ley Sálica que impedía reinar a las mujeres. La Ley Sálica es la Ley sucesoria establecida por Felipe V en el Auto Acordado de 1715 por la cual, a la muerte del Rey, la sucesión en el trono correspondería al varón consanguíneo más próximo, relegando los derechos sucesorios de las mujeres. Esta ley de origen francés fue derogada en acuerdo de las Cortes en 1788, pero dicho acuerdo no fu publicado. Fernando VII, en el fin de su vida, la derogó para facilitar la sucesión en su hija. Con ello anula las pretensiones a la corona de su hermano, provocando un grave conflicto dinástico de graves consecuencias para el país.

Los partidarios de Carlos María, llamados perjudicadas por las leyes fiscales carlistas, empujaron a Fernando VII a aprobadas por los liberales. apoyarse en los reformistas y en los liberales moderados para asegurar el trono de su hija, La contienda fue larga y destructiva por la magnitud de las operaciones militares, y por futura Isabel II. la estrategia de las partidas guerrilleras, que Los partidarios de Carlos, aprovechando la implicaba la destrucción del grave enfermedad del rey, por medio del aprovisionamiento y la complicidad de la ministro Calomarde, obtuvieron en 1832 un población civil. nuevo documento en el que se derogaba la Pragmática Sanción. Pero, recuperado, 1835. Muere el general carlista Tomás Fernando VII, confirmó los derechos Zumalacárregui, prestigioso estratega a sucesorios de su hija y nombró a Cea consecuencia de las heridas recibidas en el Bermúdez jefe de gobierno. Éste buscó sitio de Bilbao, objetivo estratégico de los apoyos del liberalismo y autorizó el retorno carlistas para obtener reconocimiento en el de los exiliados al tiempo que suprimió el exterior. presupuesto de los voluntarios realistas. La muerte del rey en septiembre de 1833 desembocó en la primera guerra carlista, una larga guerra civil que puso fin al sistema absolutista. 1837. División interna entre los carlistas. En el Maestrazgo tuvo lugar las actuaciones del general Cabrera. El General Gómez y el mismo Don Carlos, efectuaron expediciones al centro peninsular llegando a las puertas de - El resultado: la oposición carlista a la Madrid. monarquía isabelina 1839 Termina con la rendición de las tropas Primera guerra carlista (septiembre de carlistas comandadas por el general Maroto ante el General Espartero en el verano de este 1833-1839) año. Supone el reconocimiento de grados Enfrenta a isabelinos o cristinos con carlistas militares a los miembros del ejército carlista durante seis años. Los primeros defensores que se enrolasen en el ejército isabelino. No de la sucesión de Isabel II, que contaba con obstante, algunos jefes carlistas, como el tres años de edad, y los segundos del general Cabrera, aún continuaron su lucha hermano del rey, Carlos María Isidro. La en las montañas de Levante hasta ser guerra aflora la división entre liberales y dispersados por el ejército gubernamental. absolutistas, de profundas raíces históricas. Los liberales eran partidarios del cambio de Segunda guerra carlista (1846-1849) estructuras políticas y de la modernización del país. Contaron con el apoyo de la burguesía, buena parte de la nobleza y las clases populares urbanas. Los carlistas llamados tradicionalistas, realistas o apostólicos, estuvieron apoyados Tercera guerra carlista (1872-1876)

Derrotado militarmente en 1876 no recuperó su importancia por el apoyo del Vaticano y de las jerarquías católicas a Alfonso XII. Así, el carlismo se redujo a un movimiento ideológico circunscrito socialmente al País por parte del clero, que no aceptaba la Vasco y Navarra, zonas de arraigado soberanía nacional, el liberalismo burgués y foralismo católico. Se dividió en dos la desamortización de bienes eclesiásticos. tendencias: • la vieja aristocracia • en algunas zonas por campesinos, que fueron desahuciados de las tierras desamortizadas sin recibir tierras en propiedad y por le nuevo sistema fiscal e impositivo • artesanos. Controlaron zonas rurales del norte de España: País Vasco, Aragón, Cataluña y Valencia. Todo ello motivado por dos causas fundamentales. • En primer lugar, en estas zonas es de primera importancia la defensa de las leyes o fueros que conservan desde época medieval que constituían la oposición al centralismo de los liberales. • Los integristas. Encabezados por Ramón Nocedal, que critica el liberalismo del pretendiente Carlos VII y exalta los valores del catolicismo y su influencia en todos los ámbitos de la vida política. tradicionalistas. Influidos • Los ideológicamente por Juan Vázquez de Mella, evolucionaron a posiciones regionalistas. Proponen un marco institucional que albergue la monarquía tradicional católica y las nuevas aspiraciones regionalistas para evitar opciones separatistas que ponían en peligro la unidad de España. Aprovechando la libertad de asociación y el sufragio universal se reorganizaron como partido político obteniendo escaños en 1896.

• En segundo lugar, la propiedad de la tierra Pese a las escisiones internas el carlismo se estaba repartida en explotaciones mantuvo entre algunos sectores hasta bien familiares, que resultaron especialmente entrado el siglo XX.

2 BVB

Si es bueno vivir, todavía es mejor soñar, y lo mejor de todo, despertar. (Antonio Machado)

H

I

S

T

O

R

I

A

judicial. El sufragio es universal masculino. Establece un sistema unicameral de elección indirecta. Votan unos tres millones en cuatro grados: vecinos, compromisarios, electores de parroquia, electores de partido (460) y Diputados a Cortes por la provincia. Se eligen cada 2 años. Constitución de 1837 Los progresistas, en el poder desde el verano de 1836 tras la sublevación de los sargentos en La Granja, convocaron unas Cortes constituyentes de acuerdo con las normas de la Constitución de 1812. El nuevo parlamento elaboró la constitución de 1837. Más moderada, pero también más precisa que la de Cádiz y más progresista que el Estatuto Real. Se buscaba un consenso entre los dos principales partidos que permitiera la estabilidad política. Se trata de una constitución progresista de carácter flexible ya que podía ser modificada mediante una ley ordinaria. Estará en vigor de 1837 a 1845, fecha en la que al finalizar la regencia de Espartero e iniciarse el reinado de Isabel II será derogada. No es confesional pero establece el reconocimiento y aceptación: obligación de mantener el culto católico que profesan los españoles Mantiene los principios de 1812: la soberanía nacional, la separación de poderes, el reconocimiento de ciertos derechos individuales y la convocatoria de las Cortes por el monarca (si bien, al menos una vez al año, se reunirían sin ser convocados). En algunos postulados se modera. Reconoce a la corona una decisiva intervención en el proceso político, compensada parcialmente por la ampliación de funciones de las Cortes, que adquieren la iniciativa legal. Mantiene el bicameralismo: Congreso de diputados. Elegidos directamente por sufragio censitario cada cinco años, lo que establecía un cuerpo electoral del 2,2%. Senado. Sus miembros eran elegidos por el monarca de entre una lista que establecen los electores en número triple de los puestos a cubrir. Se renueva 1/3 tras las elecciones al Congreso. Permite la disolución de las Cortes por el monarca (cosa que no se contemplaba en la de 1812), lo que, combinado con un sistemático falseamiento de las elecciones, permitió constituir parlamentos casi siempre con mayoría gubernamental. Constitución de 1845 Al poco tiempo de ser iniciado el gobierno moderado de 1844, se suscitó la posible reforma de la Constitución. Triunfó el parecer de reformar la Constitución de 1837 que dio lugar a la más moderada o conservadora Constitución de 1845. Se trataba de una constitución flexible, fácilmente modificada mediante una ley ordinaria. Estará suspendida entre 1854 y 1856, quedando abolida al ser expulsada Isabel II en 1868. De 77 artículos, 60 eran los mismos en las dos constituciones. La nueva recogía las ideas del liberalismo doctrinario, en el sentido de que la soberanía residen en las Cortes con la corona, frente a la soberanía nacional de 1837. Los derechos del ciudadano se regulaban. Se proclama la unidad católica de España. Desaparece la Milicia Nacional. No existe división de poderes. El sufragio es censitario masculino elector de un sistema bicameral,: Senado: la posibilidad de ser senador nombramiento regio se redujo a la aristocracia. directamente por

Principales características políticas del reinado de Isabel II (1833-1868)
Durante el reinado de Isabel II (1833-1868), se sucedieron cinco constituciones, e inmediatamente después de su reinado, 1969, una nueva Constitución de carácter progresista que estará en vigor hasta la instauración de la Primera República (1869-1873). Será ésta una constitución rígida, cuya modificación se realizará a propuesta de las Cortes y con la disolución de las mismas. Las cortes serán bicamerales. El Senado se renovará 1/3 tras las elecciones al Congreso y el Congreso que se renueva cada tres años. Se basa en la soberanía nacional con un sufragio universal masculino y con separación de poderes.

- Constituciones. División de poderes Estatuto Real de 1834. Se ha asimilado a la correspondiente carta otorgada francesa de 1814, en la que se inspira. Lo propuso Martínez de la Rosa cuando María Cristina era regente. Se trataba de una constitución flexible fácilmente modificada mediante una ley ordinaria. Estará vigente de 1834 a 1836, momento en el que es suspendida por los progresistas para volver a instaurar la Constitución de 1812. Es de ideología conservadora. La soberanía es compartida. La corona no renuncia a la soberanía sino que cede parte de su poder a las Cortes. Estas no pueden legislar sino a propuesta del monarca, que es quien las convoca, excepto para el presupuesto cada dos años. Existe colaboración entre el poder legislativo, ejecutivo y judicial. El sufragio es universal masculino. Ahora bien, el cuerpo electoral era pequeño, sólo el 0,15% de la población; esto es, algo más de 16.000 individuos). Estos elegían a sus representantes. La representación se fundamenta en un sistema bicameral, como Inglaterra, y la propia denominación de las cámaras denota la idea de conectarlas con las Cortes del Antiguo Régimen. Próceres: eran grandes de España (hereditario), arzobispos, obispos y títulos de Castilla; tenía un carácter vitalicio. Procuradores: elección indirecta en segundo grado y limitado cada tres años; el resto de la población. Constitución de 1812 Se trata de una constitución progresista que estará en vigor de 1812 a 1814, de 1820 a 1823 y de 1836 a 1837. La Pepa es una constitución muy rígida que exigía una vigencia mínima de cinco años y la aprobación de 2/3 del Congreso para su reforma. Establecía la confesionalidad del Estado: “Es y será perpetuamente la católica”. Se basa en la soberanía nacional. Establece la separación entre el ejecutivo, legislativo y

Congreso: cada cinco años, sólo el 0,96%, tiene derecho a elegir y ser elegido, siempre que pague la contribución directa de 400 reales. Desaparece la preeminencia del Congreso sobre el Senado en la legislación financiera y la convocatoria de elecciones estaba, sin limitación, reservada al monarca.

BVB 3

La mayor declaración de amor es la que no se hace; el hombre que siente mucho, habla poco (Platón)

H

I

S

T

O

R

I

A

  Ideología Soberanía

19 de marzo de 1812 Progresista Nacional

Estatuto Real de 1834 Conservadora

18 de julio de 1837 Progresista

23 de mayo de 1845 Conservadora

1856 (non nata) Progresista

Soberanía compartida Nacional

Sufragio Poderes Cámaras

Universal masculino Separación de poderes

Universal masculino Colaboración de poderes

Universal masculino División de poderes

Cortes con el Rey. Nacional Derogación del principio de soberanía nacional Censitario masculino Universal masculino Sin separación de poderes Separación de poderes

Religión

Reforma

Vigencia

Sistema unicameral. Sistema bicameral. Sistema bicameral. Sistema bicameral. Sistema bicameral. Elección indirecta. Votan Próceres: grandes de Senado: elección del rey Senado: elegido por Senado: se renueva unos tres millones en España (hereditario), en lista triple presentada la corona en número 1/3 tras las elecciones cuatro grados: vecinos, arzobispos, obispos, por los electores. Se ilimitado. Congreso: al Congreso. compromisarios, títulos de Castilla; de renueva 1/3 tras las cada 5 años. Censo Congreso de los electores de parroquia, carácter vitalicio. elecciones al Congreso. electoral: 0,96%, Diputados: se electores de partido Procuradores: elección Congreso: elección derecho a voto quien renueva cada cinco (460) y Diputados a indirecta cada 3 años. directa de los diputados pague la contribución años. Cortes por la provincia. Cuerpo electoral cada cinco años. Cuerpo directa de 400 reales. Se eligen cada 2 años. pequeño 0,15% electoral: 2,2% Confesionalidad: "Es y   Reconocimiento y Confesionalidad: Reconocimiento: "La será perpetuamente la aceptación: obligación catolicidad en España Religión Católica es la católica" de mantener el culto de mayoría de los católico que profesan los españoles". españoles Muy rígida. Vigencia Flexible. Mediante ley Flexible. Mediante ley Flexible. Mediante ley Rígida. mínima de cinco años, ordinaria. ordinaria. ordinaria aprobada por 2/3 del Congreso De 1812 a 1814, de 1820 De 1834 a 1836, De 1837 a 1845. Suspendida entre En 1857 sigue en a 1823 y de 1836 a 1837. suspendida en 1836 Derogada al finalizar la 1854 y 1856, queda vigencia la por la presión de los regencia de Espartero e abolida al ser Constitución de 1845 progresistas. iniciarse el reinado de expulsada Isabel II en Isabel II 1868 Constitución de 1856 provincias fueron la racionalidad de la extensión y aspectos históricos.

sufragio universal masculino y la separación de poderes. Se recogen las antiguas En agosto de 1854, reivindicaciones progresistas: jurados para bajo un gobierno los delitos de opinión, Milicia Nacional, progresista, son elección directa de alcaldes por los vecinos convocadas elecciones de cada municipio y libertad de imprenta. El para C o r t e s sistema es bicameral: constituyentes con una sola cámara (se Senado: se elige por el mismo procedimiento aducía que el Senado no representaba la que el Congreso. Se renueva 1/3 tras las soberanía popular). Se trataba de una elecciones al Congreso. constitución progresista y de carácter rígido pero que nunca será promulgada (non nata) Congreso: elegido mediante sufragio por falta de consenso, al representar un universal masculino, se renueva cada cinco programa ideológico muy específico. Un años. decreto de 15 de septiembre de 1856 restablecía la Constitución de 1845, ala que acompañaba un acta adicional (que incluía fórmulas transaccionales para el nombramiento de alcaldes, al tiempo que reflejaba una cierta preocupación por conservar algunas de las conquistas logradas en la inmediata etapa progresista), acta que sólo estará vigente un mes y será símbolo del eclecticismo político, siempre dentro del liberalismo, que predomina desde 1856 a 1868. El texto reconoce la soberanía nacional con restricciones a la autoridad real. Reconocía el catolicismo como “la de mayoría de los españoles”. Establece el
4 BVB

Para su gestión existían problemas ya que tras la victoria de Felipe V en la guerra de Sucesión, el País Vasco y Navarra, que lucharon al lado del candidato Borbón, conservaron sus fueros. El liberalismo pretendió siempre imponer una constitución única para todo el territorio, lo que implicaba acabar con el derecho foral. Este derecho foral fue defendido por el carlismo. Así, en 1841, se decreta la ley por la que se condece a la Diputación Foral la administración de los impuestos y una serie de competencias administrativas. En 1835 - Carácter centralista del Estado: división Mendizábal creó las Diputaciones territorial, organización administrativa Provinciales que sustituyeron a las Juntas. En 1833, al iniciarse la regencia de María A partir de 1837, los moderados intentarán Cristina se nombra un gabinete presidido recortar el poder de los ayuntamientos en la por Cea Bermúdez. Como ministro de mayoría de las ciudades que contaban con Fomento, el antiguo afrancesado, Javier de alcaldes progresistas. Burgos. A él se atribuye la división provincial de fines de 1833, vigente en lo La ley de ayuntamientos de 14 de julio de esencial hasta hoy. Liberales y absolutistas se 1840, firmada por María Cristina, provocó la opusieron a esta reforma, los primeros por dimisión de la reina y pocos días después escasa y los segundos por excesiva. diversos motines en Barcelona provocó un Estableció la división de España en 49 cambio de gobierno. Espartero se convertía provincias. Los criterios para delimitar las en el presidente del Consejo de Regencia.

El sabio no dice nunca todo lo que piensa, pero siempre piensa todo lo que dice (Aristóteles)

H

I

S

T

O

R

I

A

Con la Constitución de 1845, establecida con • En 1857, la Ley de Instrucción Pública de el gobierno moderado de Narváez Claudio Moyano, regula el sistema (1844-1854) se iniciaron reformas educativo y crea los institutos de administrativas trascendentales entre las que enseñanza media y los cuerpos de se encuentra la medida estrella, la propia catedráticos y reconocía el derecho de la Constitución: Iglesia a inspeccionar el sistema educativo en su conjunto. • Se suspendió la venta de bienes desamortizados por decreto de agosto de • Intentos de independizar la 1844 y se devolvieron los bienes que no administración de la política. En el intento habían sido vendidos a sus propietarios. de crear una burocracia moderna y eficiente se concretó en la Ley de • La reorganización territorial del Estado. La Funcionarios, que fijó el concurso de división provincial de J. de Burgos seguía méritos para acceder a la Administración y vigente, pero se dotó a las provincias de estableció que los ascensos deberían entidad política poniendo a su frente a un considerar únicamente la antigüedad y los gobernador civil. Los alcaldes pasaron a méritos. Dado que con cada gobierno se ser designados directamente por el rey, en introducían nuevos funcionarios surgen municipios de más de 2000 habitantes, o las cesantías. por los gobernadores civiles. Los alcaldes pasaron a depender de los jefes políticos • La reforma fiscal. La Ley de Reforma de cada provincia. Estuvo vigente este Fiscal de Alejandro Mon y Ramón de sistema hasta 1870. Santillán de 1845 tuvo como objetivo prioritario sanear la maltrecha Hacienda • La reorganización de la instrucción del Estado. Para ello, reformaron el pública. sistema tributario: se crearon nuevos impuestos, se elaboró un plan para • Se obligó a la Iglesia a dejar el control de la asegurar su cobro y un sistema de enseñanza contabilidad, que comprobara con rigor los ingresos y los gastos del Estado. La ley • Se centralizó la educación mediante la estableció dos tipos de impuestos: directos elaboración de planes de estudio de Gil y e indirectos, cuya aplicación fue una Zárate (1845), iguales para todo el fuente constante de problemas para territorio y centralizado en Madrid Se Narváez. El más impopular de todos que distinguió entre el impuesto sobre bienes de consumo, • Escuelas primarias, a las que deberían porque gravaba los productos de primera tener acceso la mayoría del pueblo. necesidad.

• Código de comercio (1829, reformado en 1885) • Código Civil, (1851, base del de 1889) • Ley de Enjuiciamiento Civil (1855). • Otras reformas. • Creación de la Guardia Civil (1844), cuerpo organizado militar pero con funciones civiles y que actuaba preferentemente en el mundo urbano contra el bandolerismo. • Reparación de los antiguos caminos y obras públicas e infraestructuras (especialmente desde el gobierno de Bravo Murillo (1851-1853) • 1851: ley de ferrocarriles, para organizar las concesiones otorgadas y establecer una red radial que tuviera como centro Madrid. • Ley de puertos • Obras hidráulicas: Canal de Castilla, la Canalización del Ebro y del Lozoya. • Con el general O’Donnell y el gobierno de la Unión Liberal (1856-1863), se aprobaron importantes leyes en la conformación de un nuevo sistema administrativo: • Creación de cuerpo de ingenieros de montes, • Desarrollo de la carrera fiscal

Desarrollo de los cuerpo docentes • Escuelas secundarias, para las clases • Se creó la Comisión Nacional de • medias, según la ley de José Pidal de Codificación, de que la surgieron códigos • Nueva leyes del notariado 1845. fundamentales: • Nueva ley hipotecaria. • Universidad. • Nuevo Código Penal en 1848, vigente hasta 1996.

BVB 5

La medida del amor es amar sin medida. (San Agustín)

H

I

S

T

O

R

I

A

La guerra Hispanocubana se desarrolló en cuatro fases: Con el inicio de la sublevación en febrero de 1895 y la muerte del líder de la independencia, José Martí (19 de mayo de 1895). Se inicia una política de negociación. De octubre 1895 a enero 1896, fue el momento de mayor avance de las tropas sublevadas, desde el este hacia el oeste de la isla, avance que el general Martínez Campos se vio incapaz de frenar. De enero 1896 a diciembre de 1897, el general Weyner sustituyó a Martínez Campos con la misión de “guerra hasta el final”, aunque sin éxito. Comenzó una feroz guerra de desgaste caracterizada por la superioridad militar española y el dominio del terreno por los guerrilleros cubanos. En esta época se intensificó la interferencia de EEUU en el conflicto, que enviaban armamento y suministros. De diciembre de 1897 a abril de 1898, con el general Blanco al frente y en un ambiente hostil de la prensa y la opinión, desembocó en la intervención directa de EEUU.

La guerra de Cuba, 1895-1898
- Su inicio y desarrollo. La intervención de los Estados Unidos Durante el reinado de Fernando VII la práctica totalidad del imperio español alcanzó la independencia. Sólo Cuba y Puerto Rico, en América, y las Filipinas, en el Pacífico, se mantuvieron bajo la soberanía española. Los problemas coloniales arrancaban de la etapa del Sexenio. Ya entonces se inició la primera guerra cubana, pero fue en la década final del siglo XIX cuando estos problemas se agudizan por el contexto internacional: los movimientos emancipadores coincidieron con el auge del imperialismo europeo y con el creciente expansionismo de EEUU, convertido ya en gran potencia industrial y militar. A finales de siglo, España vive una profunda crisis que tuvo como detonante las guerras de independencia colonial en Cuba (1895-1898) y Filipinas (1896-1898). El origen del conflicto estuvo en la inadecuada política colonial llevada a cabo por los partidos dinásticos, que bloquearon las reformas administrativas y económicas y en los intereses expansionistas de EEUU. La pérdida de los últimos restos del imperio generó graves repercusiones que trascendieron el ámbito militar y económico y se prolongaron hasta el siglo XX. En este contexto, la política de los gobiernos españoles ante las demandas de los independentistas fueron insuficientes y su balance, un fracaso. La campaña de Melilla de 1893, siendo ministro de Ultramar Antonio Maura, inauguró un periodo de incertidumbre en la política exterior española que tuvo su proyección poco después en la crisis del caribe. Ese mismo año se intentaron reformas en la administración filipina y un ensayo descentralizador en Cuba, que no fue aprobada por las Cortes. Puerto Rico. No planteaba serios problemas, pues en 1872 había conseguido su autonomía, la esclavitud había sido abolida

y tenía una economía saneada. El autonomismo se dividió en dos corrientes, una más españolista y otra más radical, de base popular, que dio lugar al nacionalismo antillano. Ambos sectores se unieron en 1887 en el Partido Autonomista, que luego volvió a dividirse. En Puerto Rico la dominación española era más efectiva, pues ejercía a través de una élite económica poderosa que podía controlar los movimientos emancipadores de base popular. Cuba. Cuba, principal exportadora mundial de azúcar y productora de café y tabaco, era explotada por España, que monopolizaba el mercado colonial en su beneficio y en contra de los intereses isleños. Esta situación favoreció el nacimiento de un sentimiento independentista entre los hacendados cubanos, puesto que vieron en la independencia política la única vía para la independencia económica. A lo largo de la 2ª/2 XIX, EEUU había aumentado sus intereses en la isla, puesto que era el principal receptor de las exportaciones azucareras y había invertido capital en la modernización del proceso de obtención de azúcar. Así pues, ofreció su apoyo a los sectores independentistas, con la pretensión de vincular la isla a su mercado económico. Pese a los dispuesto en la paz de Zanjón de 1878, el Gobierno español fue retrasando la concesión del régimen de autogobierno y eludió el control real sobre los abusos que los trabajadores indígenas de las plantación sufrían por parte de lo propietarios españoles y criollos. Las reformas adquirieron un especial carácter por le significado de la isla para España. La política represiva de las autoridades españolas ante las reivindicaciones autonomistas favoreció el estallido de varias insurrecciones entre 1879 y 1885. Pero no fue hasta 1895 cuando se inició la definitiva guerra de la independencia. En 1886 se había abolido de forma total la esclavitud. Maura propuso una amplia reforma administrativa y una ampliación del consenso, pero estas medidas fueron rechazadas por “antipatrióticas”, el ministro fue tildado de “energúmeno” y “filibustero”, lo que le hizo dimitir y abrió una crisis del gobierno

liberal. Los sectores “españolistas”, partidarios de no ceder a ninguna presión reformadora, chocaron con los intentos del gobierno de conceder cierto grado de autonomía. En 1891 la crisis económica llevó al gobierno de Cánovas a aprobar una ley de aranceles que prohibía a los cubanos el libre comercio con EEUU. Mientras que en el extremo contrario estaba el movimiento independentistas, dirigido por el, creado por José Martí y Antonio Maceo en 1892, del Partido Revolucionario Cubano, quien organizó guerrillas que causaban graves daños al ejército español, el cual, además, sufrió más bajas por epidemias y el clima que por la propia guerra. Se formaron tres corrientes: españolistas, autonomistas e independentistas. El autonomismo en Cuba fue una fórmula intermedia que defendía la españolidad de la isla, pero con una identidad propia dentro de unos vínculos con España de carácter solidario, pero no colonial. El Partido Liberal Autonomista representó en Cuba estas ideas, con Rafael Montoso y Rafael María de Labra como líderes de esta formación que apostaba por una Cuba española, pero libre, con derecho de autodeterminación y regulada por leyes propias. Aunque a finales de 1894 los liberales sacaron un tímido proyecto de autonomía, ya era tarde, en febrero de 1895 estalló la revuelta. En 1895 se produjo la insurrección nacionalista que dio lugar a la última guerra cubana que tuvo dos momentos: entre 1895 y 1989 tuvo lugar la guerra entre el ejército español y los grupos independentistas nativos; en 1898 se produjo la intervención directa de EEUU en el conflicto, lo que llevó al enfrentamiento hispano-americano. Ni los intentos de pacificación llevados a cabo por el militar Arsenio Martínez Campos, ni la crudeza de los métodos de su sucesor, Valeriano Weyler, encaminados a exterminar a los revolucionarios aun a costa de poner en peligro la riqueza cubana, solucionaron el conflicto. En 1897, a la muerte de Cánovas, el nuevo gobierno de Sagasta envió a Ramón Blanco, que decretó la autonomía y una amnistía política, medidas que llegaron demasiado tarde, pues EEUU ya había decidido intervenir.

6 BVB

El futuro pertenece a quienes creen en la belleza de sus sueños. (Eleanor Roosevelt )

H

I

S

T

O

R

I

A

Filipinas. Casi simultáneamente, estalló una sublevación en Filipinas, archipiélago olvidado por el gobierno español, con sus recursos naturales mal aprovechados y una gran presencia de órdenes religiosas intransigentes con los movimientos independentistas. Se diferenciaba de las Antillas por la escasa presencia española en el archipiélago y la baja ocupación efectiva del territorio, excepto la capital, Manila, y su entorno próximo. España se tuvo que enfrentar a un conjunto de disidencias de base campesinas, eclesiástica, nacionalista y de los terratenientes. Mestizos y nativos atacaron la ausencia de reformas, lo que dio lugar al movimiento emancipador, formado por un grupo de mestizos encabezado por José Rizal, partidarios de reformas. Este fundó en 1893 la Liga Filipina, ante la errónea actuación del gobernador, que espoleó el movimiento nacionalista, y seguido por la sociedad secreta Katipunan, fue duramente reprimido y se produjo el fusilamiento de su líder.

Durante la presencia del demócrata Cleveland (1893-1897), la ayuda a los insurrectos cubanos fue constante a través de la Junta Cubana, con sedes en Nueva York y Washington, o la Liga Cubana, formada por estadouinidenses que apoyaban la causa independentista. Las formas introducidas en la isla por el gobierno de Sagasta en 1897, tras el asesinato de Cánovas, no satisficieron las exigencias del nuevo presidente, el republicano McKinley, que abogaba ya por la compra o la anexión. En definitiva la debilidad del gobierno español vino a sumarse la creciente presión de EEUU. El gobierno de EEUU presionó al español para que solucionara con rapidez el conflicto e incluso propuso, en marzo de 1898, la compra de Cuba. Tanto esta propuesta como la mediación diplomática para evitar la intervención americana fracasaron. El pretexto de EEUU para declarar la guerra a España fue la voladura del crucero americano Maine en febrero de 1898, fondeado en el puerto de La Habana, en el que hubo 260 víctimas. El gobierno español, apoyándose en una campaña de patriotismo belicista lanzada por la prensa, se lanzó a una guerra para la que no estaba preparado. El embajador de EEUU Woodford presentó un plan de compra de la isla en marzo de 1898, por 300 millones de dólares, que España rechazó. EEUU declaró la guerra a España el 25 de abril de 1898.

El conflicto concluyó, el 10 de diciembre de 1898, con el Tratado de París, por el que Puerto Rico, Filipinas y la isla de Guam (en el archipiélago de las Marianas) fueron cedidas a EEUU, a cambio de una compensación de 20 millones de dólares Cuba, aunque formalmente independiente, quedó bajo control americano. La legación española apenas tuvo capacidad para negociar, ya que le fueronimpuestas las condiciones. La pérdida del Imperio español se completó con la venta a Alemania, en febrero de 1899, del resto de las Marianas, del archipiélago de las Carolinas y de las Palaos, a cambio de 25 millones de dólares, hecho que confirmó el proceso de redistribución colonial que se estaba llevando a cabo a favor de las grandes potencias. España quedó como un pequeño país sin relevancia internacional de cuyo vasto y fabuloso imperio sólo quedaban algunos enclaves en África. Quedaba así liquidado el Imperio español, cuyos restos pasaron a manos de las grandes potencias imperialistas del momento. - El desenlace y sus consecuencias políticas e ideológicas En España, las pérdidas económicas alternaron las finanzas, la Haciendo pública y los precios, cuyo encarecimiento afectó a los más humildes de la sociedad. Éstos soportaron también las pérdidas humanas del conflicto 120.000 muertos, ya que las clases acomodadas se libraron del servicio militar mediante un pago en metálico. La mayoría de las bajas se debieron a enfermedades infecciosas. A ello se le suma los perjuicios psicológicos y morales, la desmoralización de un país consciente de su propia debilidad y de lo inútil del sacrificio, y el desprestigio militar. Si bien no generó una crisis política inmediata, el desastre colonial colaboró a la desintegración del régimen de la Restauración. Además, junto al surgimiento de los nacionalismos periféricos, que exigían una profunda reforma de la Administración del Estado, ponía de manifiesto los límites del sistema político vigente.

La sustitución del gobernador permitió a Maura introducir cambios, que mejoraban la administración de hacienda y justicia, así como una reforma del régimen municipal de carácter autonomista, reformas que fueron atacadas por el clero y los sectores más conservadores, que las calificaron de antiespañolas. Cuando la negociación permitió dominar la insurrección en diciembre de 1897, EEUU intervino pactando con los rebeldes y atacando la escuadra A la guerra se opusieron parte de los carlistas, los republicanos, anarquistas, española. socialistas y sectores populares. La Intervención de EEUU. superioridad de las fuerzas de EEUU originó dos desastres navales para España. Por una La intervención militar de EEUU debe parte, el Cavite (Filipinas) aniquiló la flota entenderse en el marco de su política del Pacífico el 1 de mayo mientras que expansionista y de sus intereses económicos Manila fue conquistada casi sin combate el 14 que estaban en peligro con la guerra. Existía de agosto, cuando ya se había formado el una larga tradición que reivindicaba la armisticio. El 3 de julio, el de Santiago de influencia en el Caribe, y en concreto, sobre Cuba supuso la destrucción de la escuadra Cuba y Puerto Rico, de lo que son señas del Atlántico tras el desembarco inequívocas los diversos intentos de comprar norteamericano en Guantánamo, extremo la isla de Cuba a España. Además, la guerra oriental de la isla y fue seguido por el hispanocubana coincidió con el momento de desembarco norteamericano en Puerto Rico máxima expansión del imperialismo de en la primavera de 1898. EEUU en el propio continente, en el Caribe y en Asia.

BVB 7

Siempre sueña y apunta más alto de lo que sabes que puedes lograr. (William Faulkner)

H

I

S

T

O

R

I

A

Por último, la pérdida del imperio provocó del atraso del país y criticaban el sistema de una crisis cultural de gran trascendencia, de la Restauración y su funcionamiento. Ello la que ha dejado testimonio explica la creación en 1901 de la Lliga Regionalista de Cataluña por un grupo de Por una parte, el surgimiento de una empresarios catalanes reacios a crear una conciencia crítica, que desde una perspectiva Unión Nacional de Cámaras. El intelectual, exigía una profunda regeneracionismo dejó de ser un peligro para regeneración política, económica e ideológica el sistema restaurador y sus lemas fueron de la vida española. Se cuestionaba no sólo asumidos por los conservadores (Maura o los cimientos de la Restauración, sino, Silvela), los liberales (Canalejas o Alba), los incluso, la propia identidad de España. Sus republicanos (Costa o Madrazo) y el propio defensores más activos fueron Francisco Alfonso XIII. En ese ambiente se creó el Silvela y Antonio Maura. Como resultado de Instituto de Reformas Sociales, que este ambiente y de los debates en la prensa respondía al nuevo liberalismo del siglo XX, de la época se formó en marzo de 1899 un cuya puesta en práctica correspondió al gobierno presidido por Francisco Silvela y el nuevo monarca cuando el 17 de mayo de general Polavieja como Ministro de la 1902 juró la constitución. Cuando sube al Guerra. Ambos pretendían regenerar el país trono Alfonso XIII, se había cerrado una sin modificar el sistema restaurador ni el etapa de la vida política de España que papel que hasta entonces había jugado la dejaba abiertos numerosos frentes para el corona, el ejército o los partidarios. El fracaso nuevo siglo. del gobierno regeneracionista en 1900, mostraba la incapacidad del sistema para En tercer lugar, otra línea de regeneración evolucionar. Por ello hubo otro movimiento del sistema político pudieron ser los regeneracionista al margen del sistema, el de nacionalismos periféricos, que se los intelectuales, protagonizado por manifestaron en la última década del siglo personajes como Macías Picavea, Lucas XIX. Partían de la conciencia de las Mallada o Joaquín Costa. diferencias culturales que le alejaban de la propuesta del sistema político unitario que Por otra parte, la Generación del 98 se hacía desde el Estado liberal, pero (Unamuno Valle Inclán, Machado Ramiro de respondiendo a situaciones sociales y Maeztu, Azorín y Baroja, etc), todos ellos políticas muy diferenciadas. cuestionaban la capacidad del pueblo para progresar, consideraban la falta de educación El nacionalismo político surgió primero en uno de los males fundamentales causantes Cataluña, donde existía una intensa

conciencia nacional que en la 2ª/2 del XIX, se tradujo en iniciativas sociales muy variadas, como asociaciones, periódicos o centros de discusión. En ese tipo de iniciativas coincidieron elementos conservadores, como el obispo Torras i Bages, o republicanos federales, como Valentín Almirall, que publicó el Diari Catalá desde 1879. En 1891 se formó una Unió Catalanista que redactaría las Bases de Manresa (1892), primer documento reivindicativo del catalanismo. En el País Vasco los planteamientos nacionalistas encontrarían su cauce con la fundación, en 1896, del Partido Nacionalista Vasco por Sabino Arana, un antiguo integrista católico que hizo una propuesta independentista basada en al raza y en la religión. En Galicia estos planteamientos encuentran eco, sobre todo en el regeneracionismo liberal de Manuel Murguía, o en el de Alfredo Brañas, de carácter tradicionalista. El movimiento Renaixença en Valencia, tuvo un carácter más cultura que político. Una de sus expresiones más características fue la sociedad “Lo Rat Penat”, en donde compartieron el republicanismo federal de Constantino Llombart y la visión conservadora de Teodoro Llorente.

8 BVB

El que no conoce su historia, toda su vida será un niño. Cicerón

H

I

S

T

O

R

I

A

Principales medidas económicas del bienio progresista, 1854-1856

correspondía al primogénito fue repartida entre todos los herederos.

con casi 6.000 km en explotación (en 1900 se llegó a 11.000). Se elaboró un mapa de líneas, radial, centralizado, y se fijó un ancho de vía de 23 centímetros mayor que el europeo: 1,67 m frente a 1,52), por razones técnicas de adaptación a un territorio montañoso, cuyas consecuencias se arrastran hasta hoy. A partir de entonces se construye una media de 450 km por año.

La venta de estos bienes nacionalizados se prolongó hasta la etapa de la Restauración, pero la mayor parte de ellos se vendieron entre 1855 y 1867 por valor de 4900 millones - Continuación del proceso desamortizador de reales, perjudicando, especialmente, a la 1835-1841. Leyes desamortizadoras de este Iglesia. periodo (ver cuadro) vuelven a legislar la desvinculación por le procedimiento lento. El procedimiento utilizado para las ventas Así el patrimonio de cada casa nobiliaria fue similar al de Mendizábal. Pero hubo tenía que ser inventariado, tarea que en grandes diferencias: muchos casos llevaron a cabo los 1. El dinero obtenido fue dedicado, en parte, administradores de manera más o menos a financiar la industrialización del país y la aproximada. De dicho patrimonio, el dueño expansión del ferrocarril. podría vender en vida hasta la mitad. La otra mitad tenía la obligación de respetarla sin 2. El Estado no era el propietario de los enajenar para sus descendientes. Desde bienes, sino los ayuntamientos. El entonces, y por una sola vez, al morir el ayuntamiento percibirá el importe de las poseedor del mayorazgo, una mitad de los ventas en nombre de estos y los bienes pasaba al hijo mayor, la otra mitad al transformaría en títulos de Deuda; lo que resto de los hijos. significaba que el Estado custodiaba los

1856. Ley de Sociedades Bancarias y Crediticias. Especialmente ligada a la construcción del ferrocarril, al completar el marco legal de su construcción. De este modo, se formaron tres grandes grupos controlados por bancos franceses a ellos se unieron como socios algunos de los principales magnates de las finanzas españolas. Sacaron sus acciones a Bolsa y emitieron obligaciones para financiar la construcción. Entre los tres acapararon las principales líneas previstas en la ley, que fondos de los ayuntamientos y los utilizaba 1855. Pascual Madoz, Ministro de Hacienda, formaban una red radial en torno a Madrid. para el bien de todos. también progresista, promulgó la Ley de 1856. Aparecieron los grandes Desamortización General. Se llama - Otras medidas: reformas financieras y Ley establecimientos de crédito, con importante “General” porque se ponían en venta todos General de Ferrocarriles capital extranjero, sobre todo francés, que los bienes de propiedad colectiva: 1848. Primera línea ferroviaria de la dieron lugar a las grandes compañías - los eclesiásticos que no había sido vendidos Península: Barcelona Mataró. ferroviarias que se estructuraron entre este en la etapa anterior, rompiendo así el año y 1860. Las dos principales poseían a Concordato de 1851, la reina se niega a 1851. Se aprobó la Ley de Ferrocarriles para finales de siglo los dos tercios de la red: firmarla y provoca levantamientos carlistas y corregir la desorganización de las la ruptura de relaciones con la Santa Sede. concesiones otorgadas hasta entonces y • C.M.Z.A. Compañía de Ferrocarriles de Madrid a Zaragoza y Alicante. Se funda en establecer una red radial que tuviera como - los propios de los pueblos (eran llamados centro Madrid. Hasta esta fecha funcionaban 1856 de la fusión de varias empresas en las bienes de propios, aquellos que tres líneas: que participa José de Salamanca y otros proporcionaban, por estar arrendados una capitalistas españoles y franceses. renta al Concejo, en tanto que los bienes • Barcelona-Mataró Extiende su poder por todo el sur y este comunes eran los que no proporcionaban del país. renta y eran utilizados por los vecinos del • Madrid-Aranjuez • Cía. del Norte. Compañía de los Caminos lugar). • Gijón-Langreo. de Hierro del Norte. Nacida en 1858 con el - los de baldíos, es decir, las tierras de los capital francés de los Pereire como 1855. Se aprueba la Ley General de ayuntamientos. principales accionistas. Ferrocarriles. Favoreció que en pocos años se Fue la desamortización más larga en el tiempo y dura hasta 1924. Puso a la venta el doble de bienes que la anterior. Agravó la situación de los municipios y agricultores ya que los ayuntamientos obtenían sus ingresos del alquiler de los bienes del municipio y los pastos y bosques comunales eran una fuente de recursos para los campesinos. Algunas casas nobiliarias especialmente hacendadas, como la de Osuna, enajenaron prácticamente su patrimonio a los largo del siglo XIX. Otras, como la de Alba, no sólo lo mantuvieron sino que lo acrecentaron con nuevas compras en la desamortización. Respecto a la pequeña nobleza, desde los años cuarenta muchas de las casas nobiliarias se desprendieron de parte de la mitad de sus bienes. El ritmo de ventas se aceleró desde los años sesenta con la primera herencia entre los hijos y aumentó el flujo de enajenaciones a finales del siglo XIX, con la segunda herencia, cuando la mitad que desarrollara una modesta red de vías férreas. Esta ley hizo posible que los inversores contasen siempre con la garantía de obtener unos beneficios a cuenta del Estado. Muchas empresas de capital extranjero, principalmente francés (favorecido por la Ley de Sociedades bancarias y Crediticias de 1856), construyeron tramos de la red por los que obtenían unos importantes beneficios, y a la vez, daban salida a sus productos industriales. Además, la especulación con los terrenos por los que debía pasar el ferrocarril posibilitó un rápido crecimiento de constructores y propietarios. La especulación fue uno de los argumentos del pronunciamiento de 1854. Para atraer las inversiones la ley dio todo tipo de facilidades: subvenciones, importaciones de material ferroviario libre durante la construcción y diez años más, concesiones por 99 años, revisiones de tarifas cada cinco años. Lo esencial del trazado de la red ferroviaria quedará establecido en 1874 A partir de este momento comienza el boom ferroviario, con la construcción de las principales vías. En aquellos años de euforia buena parte del ahorro nacional y de los recursos del Estado se invirtieron en el ferrocarril. Se construyó buena parte de las líneas principales, aún en funcionamiento.

BVB 9

Dicen que la historia se repite. Pero lo cierto es que sus lecciones no se aprovechan. C. Sée

H

I

S

T

O

R

I

A

En general, en todos los países de Europa se produjo un fuerte aumento demográfico durante el siglo XIX. España no fue una excepción, y vino acompañado de una gran migración interna y externa forzados por la necesidad de reequilibrar demografía y recursos. Para conocer este aspecto de la Historia de España es necesario recurrir a dos tipos de fuentes presentes en el siglo XIX: 1.

La evolución demográfica de España, 1800-1930
- El crecimiento de la población y sus componentes: Hacia la transición demográfica: el siglo XIX Se distinguen varias etapas demográficas en el siglo XIX:

Las denominadas históricas precensales, La primera se corresponde con el denominado antiguo régimen demográfico, que duró hasta es decir, las anteriores al primer censo principios del siglo XIX. En ese momento la oficial de población que tuvo lugar en natalidad era muy elevada debido a la nula 1857. Estas son: los recuentos, utilización de medios anticonceptivos, es empadronamientos, fuegos o fogs y los decir, la población, crecía en un régimen de fecundidad natural, lo que propiciaba que se registros de bautizos, matrimonios y alcanzaran tasas de hasta un 40 por mil de defunciones que se conservan en los natalidad o incluso superiores. En este archivos parroquiales. Tenían fines modelo, las tasas de natalidad y las tasas de fiscales: se trataba de conocer la mortalidad se mantienen muy altas. Las población para recaudar los impuestos. primeras en torno al 35-40 por mil, y las Pero eran solo aproximativos, por lo que segundas, entre 30 y 35 por mil. La población crece muy lentamente, porque apenas nacen no se consideran científicos.

incremento del crecimiento vegetativo. Pese a ello, durante esta centuria se experimentaron las últimas grandes epidemias de fiebre amarilla o cólera, que a pesar de su impacto no consiguieron reducir significativamente el crecimiento demográfico. Se acentúa la diferencia de crecimiento entre el centro y las regiones costeras. Hay que tener en cuenta que buena parte de la industrialización que se produjo en España en esa época tuvo lugar en territorios de la periferia (Cataluña, País Vasco, Asturias…) y que la natalidad era muy alta en las regiones del sur y en Galicia. Por otro lado, y sobre todo durante los últimos decenios de aquel siglo, Madrid inicia un crecimiento muy potente, que no se detendrá hasta la actualidad. Demografía en el siglo XIX La población española pasó de tener 10,5 millones de habitantes en 1797, según el censo de Godoy, a 18,5 en 1900. Es decir, en un siglo creció un 80%. El ritmo de crecimiento lento, en torno al 6% anual, hasta 1840, se aceleró a partir de esta década. Tasa de mortalidad. Se mantuvo por encima de la media europea: en 1900 era aún del 27 por mil, mientras en los países más desarrollados rondaba el 18-19 por mil. Esta elevada mortalidad daba lugar a una reducida esperanza de vida, con menos de 30 años a mediados de siglo y 35 años en 1900. La mortalidad infantil, uno de los indicadores que reflejan los cambios o persistencias del modelo antiguo, disminuyó, pero se mantuvo en niveles muy altos. Los factores que los explican se pueden englobar e el término “atraso económico y social”:

2.

más personas de las que mueren. Además, los Las fuentes históricas censales, es decir, reducidos incrementos demográficos quedan absorbidos por las crisis de mortalidad que se las que se obtienen a partir del año sucedían. Casi siempre eran mortíferas (peste, 1857. las cuatro principales son: cólera, fiebre amarilla) que se cebaban sobre poblaciones mal nutridas y con escasas 1. Los registros generales de medidas higiénicas. La última gran epidemia población. Estas son las más española fue en 1918 (denominada “gripe importantes. Son básicamente tres: española” asoló todo el continente), cuando el país ya había iniciado su transición 1. Los censos demográfica. Por todo ello, se dice que en este modelo demográfico de corte antiguo la 2. Los padrones, mortalidad es la variable natural más importante.

3.

2.

3. 4.

Continuada serie de guerras que sostuvo el A principios del siglo XIX, el comportamiento • país, dentro y fuera de sus fronteras, demográfico comenzó a evolucionar. Se redujo algunas de las cuales provocaron una paulatinamente la mortalidad debido a una elevada mortalidad. serie de mejoras en la higiene y en la alimentación. De esa manera, la población • Pésimas condiciones sanitarias, agravadas comenzó a crecer. A mediados del XIX la por el asilamiento de muchas zonas y por la población se encontraba ya en un régimen escasez de profesionales de la medicinaron demográfico de transición “imperfecto”. Esto la formación y medios adecuados. implicaba que aunque la natalidad seguía Las fuentes para el estudio de los siendo muy alta, ya empezaban a descender • Pervivencia de crisis alimentarias, las movimientos migratorios. ligeramente, oscilando en valores entre el 35 y “hambrunas”, de las que hubo doce en todo el 37 por mil. el siglo. Al no haberse producido una Otras encuestas de menor entidad reforma agraria que modernizara la Durante las primeras etapas de la transición sobre las tasas de fecundidad, producción, apenas se acumulaban reservas, por lo que una mala cosecha disparaba los mortalidad, población activa, etc. demográfica, comienzan a reducirse, primero, las tasas de mortalidad, y al cabo del tiempo, precios y provocaba el hambre entre bajan las tasas de natalidad. Esto sucedió en campesinos y trabajadores urbanos. las sociedades urbanas. No obstante, en Además, las malas comunicaciones sólo España el retroceso de ambas fue casi permitían abastecer con trigo importado a simultáneo. El descenso de natalidad y las ciudades costeras. Fue en el último tercio mortalidad se produce durante la segunda del siglo cuando la puesta en mitad del siglo XIX. funcionamiento de las líneas ferroviarias ayudó a atenuar las consecuencias. En el siglo XIX comenzó el proceso de “transición demográfica”, ya que tras la crisis • Elevada mortalidad infantil, debida además de la Guerra de Independencia comenzó a de los factores generales señalados, a las descender la mortalidad, mientras que, por el prácticas médicas en el embarazo y parto, a contrario, se mantuvo una “tasa de natalidad” la ausencia de vacunas y al impacto muy elevada, y, como consecuencia, el

Los nomenclátor,

Las fuentes para el movimiento natural, publicadas por el INE y el Registro Civil. El Registro Civil, creado en 1870. En él se inscriben nacimientos, defunciones y matrimonios.

10 BVB

Quizá la más grande lección de la historia es que nadie aprendió las lecciones de la historia. (Huxley)

H

I

S

T

O

R

I

A

demoledor de enfermedades contagiosas (Países Bajos, Reino Unido o Alemania) como la tos ferina, la viruela, el sarampión, el oscilaba entre el 10 y el 14%. tifus o la tuberculosis. Todo ello definía un modelo demográfico Epidemias, que azotaron a la población típico del Antiguo Régimen que solo empezó española del XIX en oleadas como las de la a cambiar en el último tercio del siglo, fiebre amarilla o el cólera, de la que hubo especialmente tras la epidemia de cólera de cuatro episodios en 1833-35, 1854-55, 1865-66 1885. Las tasas de natalidad y mortalidad y 1885, enfermedades todas ellas empezaron a reducirse y también se relacionadas con la higiene y la ingesta de modificaron otros indicadores, que muestran alimentos contaminados. A estas epidemias cierta modernización de la demografía: se sumaron las enfermedades endémicas, descendió el porcentaje de solteros y se elevó para las cuales apenas había remedios, pues la edad de contraer matrimonio. Aun así, en se desconocían las vías de transmisión: el último cuarto de este siglo más de la mitad tuberculosis, difteria, viruela y escarlatina. de las provincias españolas tenían una tasa A mediados del siglo XIX los gobiernos de natalidad alta (34 a 42 por mil) y una comenzaron a tomar medidas para atenuar mortalidad muy elevada (29 a 37 por mil). La los efectos, como la inspección de aguas, la única excepción era Cataluña que había recogida de basuras, las normas de limpieza iniciado su transición demográfica antes y la en las calles, y cuando estuvieron disponibles culminó en las primeras décadas del siglo las vacunas, las campañas preventivas. XX. Las consecuencias de todos estos factores fue - La emigración interna y externa la elevada mortalidad ya señalada, sólo superada por Rusia, con el 31 por mil. Movimientos transcontinentales e internacionales: Tasa de natalidad. La natalidad se mantuvo alta durante todo el La natalidad se mantuvo alta durante todo el siglo y en 1900 aún estaba en torno al 35%, siglo y en 1900 aún estaba en torno al 35%, muy por encima de las tasas de los países de muy por encima de las tasas de los países de Europa occidental; valgan como ejemplo las Europa occidental; valgan como ejemplo las tasas de Francia, el 21 por mil, o del Reino tasas de Francia, el 21 por mil, o del Reino Unido, el 29%. Las primeras estadísticas Unido, el 29%. sobre emigración datan de 1882, año en que se creó un departamento que precedía la Las razonas de estas elevadas tasas de Instituto Español de Emigración. Entre ese natalidad estaban en la pobreza del campo año y 1889 emigraron al extranjero un millón español. Para las familias pobres los hijos de españoles, a razón de una media de 61.000 equivalía a una especie de seguro de vida, por año; el ritmo se aceleró en las dos puesto que el Estado no garantizaba primeras décadas del siglo XX, el siglo de la pensiones ni tención en la vejez. Otro factor a gran emigración española. En las décadas tener en cuenta es la prohibición, vigente finales del siglo, la proliferación de medios hasta 1853, de emigrar al la creencia de que de transporte, como el ferrocarril o el barco una población numerosa era condición de vapor, abarataron los viajes, y la corriente necesaria para el crecimiento económico. El migratoria aumentó de forma significativa. lento cambio de estos aspectos explica la Se distinguen dos fases: progresiva y lenta disminución de la natalidad durante el XIX, aunque siempre se I. fase prohibicionista, aunque hubo un mantuvo por encima de otros países más considerable número de clandestinos. avanzados del entorno. II. fase liberal a partir de 1853 Crecimiento vegetativo. El tipo característico entre los emigrantes La tasa de crecimiento vegetativo (diferencia españoles es: entre natalidad y mortalidad) era muy baja en términos relativos: solo el 8 por mil en 1. un hombre joven, entre los veinte y 1900, cuando en otros países europeos cuarenta años, que se traslada solo, al

menos en el primer viaje, y que llega soltero; 2. normalmente pertenece a la clase baja, pero no a la ínfima, sabe leer y escribir en una proporción bastante elevada, y por último uno de cada tres emigrantes, en España, trabajaba en el campo.

3.

América Latina. Las leyes migratorias cambiaron durante el siglo XIX. Estuvo prohibido emigrar hasta 1853, año en que se autorizó a canarios y peninsulares (Galicia, Asturias, Santander, Murcia y Alicante) marchar a América, especialmente a Argentina, país de destino preferido por los emigrantes españoles con 1,4 millones de personas entre 1830 y1900 y una media anual de 20.000 emigrantes. Brasil, México y Venezuela fueron otros países de destino. La Constitución de 1869 reconoció el derecho a emigrar, aunque con una fianza que fue suprimida en 1873, y la primera ley que reguló la emigración data de 1907, la cual estimuló un trasvase masivo de población española hacia América Latina. Las razones de las limitaciones y prohibiciones residían en la consideración de la población como un recurso del país, que en caso de disminuir afectaría a su poder en el escenario internacional (soldados) y a su economía (trabajadores del campo y la industria). Las personas que emigraron eran en su mayoría canarios, gallegos, cántabros y asturianos que procedían de área rurales deprimidas y con un exceso de población. Es la figura del indiano. Desde 1889 a 1914 emigraron 1,5 millones de españoles, reactivándose después de la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, España tuvo en el siglo XIX bajos índices de saldo migratorio, lejos de Reino Unido, Alemania o Italia. Las regiones con más emigrantes fueron Galicia, Canarias, Andalucía y Comunidad Valenciana. Europa: Francia. Antes de 1900, la emigración a los países del continente europeo fue escasa y selectiva. Los exilios políticos fueron constantes y siguieron a todos los cambios violentos del poder y a las guerras civiles hasta los años setenta del siglo XIX. Afectaron a más de 200.000 personas. En 1814,1823, 1839, 1843, 1868, 1873 y 1876 hubo exilios liberales, carlistas o republicanos. No obstante, estos

BVB 11

"Las lágrimas son la sangre del alma" - San Agustín

H

I

S

T

O

R

I

A

desplazamientos de población, si bien no son desdeñables cuantitativa y menos cualitativamente, no fueron permanentes en la mayoría de los casos. En los que se refiere a la emigración laboral a Europa, el siglo XIX tiene una gran entidad, que al menos, legalmente fue escasa. Francia fue el destino de constante emigración española en toda la edad contemporánea y ganó importancia a medida que avanza el siglo XIX. El número de emigrantes españoles establecidos en Francia era de unos 30.000 en 1851, 53.000 en 1872 y no llegaban a los 100.000 en 1900.

zonas centrales e interiores a las zonas periféricas, sobre todo del norte, que ve incrementada su población frente a las del interior. El desplazamiento del campo hacia los núcleos urbanos empezó en el momento en que aparecieron las industrias en las ciudades y éstas precisaron de mano de obra. Se aceleró en la segunda mitad del siglo XIX. Los campesinos abandonaron sus pueblos, donde el nivel de vida era miserable, y se trasladaron a localidades mayores, fundamentalmente del litoral mediterráneo. La zona mediterránea y suratlántica pasó del 39,5% del total de la población española a Norte de África. Especialmente Argelia, principios del XIX al 45% en 1900. donde se trasladaron miles de españoles a mediados del siglo XIX (en 1853 la Este éxodo potenció la urbanización, aunque legislación española elimina obstáculos de la lentamente, pues en 1900 solo Madrid y emigración). Este destino era preferido a Barcelona tenía más de 500.000 habitantes, Argelia por la rapidez y el precio económico cuando en Europa había 25 ciudades con esa de viaje, junto con la disponibilidad de un población y siete superaban el millón. A fácil regreso y la cercanía que les inspiraba el pesar del éxodo rural, en 1900 el 51% de la similar paisaje agrícola mediterráneo. población española vivía en lugares de Emigran de Alicante, Almería, Murcia y menos de 5.000 habitantes y el 91% en Baleares. Se trataba de una emigración localidades de menos de 100.000, por lo que temporal y anual tipo golondrina. En 1833 tan solo el 9% podía considerarse población vivían en Argelia unos 3.000 españoles y en plenamente urbana. España era un país 1900 eran ya 160.000. rural, a excepción de Cataluña, donde la industrialización en la ciudad de Barcelona y Emigración interior: éxodo rural. Una la cuenca de Llobregat había permitido una constante en la edad contemporánea concentración urbana notable. Las otras española es la corriente centrífuga, desde las ciudades destacadas se situaban todas en la
12 BVB

periferia peninsular: Valencia, Sevilla, Cádiz, Málaga, Vigo, La Coruña, Oviedo, Santander o Bilbao. La excepción era Madrid, capital de Estado y centro de la administración. El crecimiento de las ciudades desembocó en una serie de transformaciones urbanísticas. Las más importantes fueron el derribo de las murallas defensivas y la creación de planes de ordenación urbana que facilitaban la expansión de forma ordenada y moderna (canalización de aguas, iluminación, tranvía…). Las causas de este fenómeno son: 1. Crecimiento económico mayor y sostenido de diversas áreas costeras, entorno a las ciudades. Menos fluctuación de los abastecimientos alimenticios y de los precios, lo que supone una menor incidencia de las crisis de subsistencias y mayor crecimiento biológico. Despoblamiento o estancamiento de las ciudades adormecidas del interior (Segovia, Toledo, Medina del Campo, etc) cuya población emigró a las ciudades costeras y a las pocas ciudades emergentes del interior (Madrid, Valladolid, Zaragoza, Córdoba).

2.

3.

Los espíritus mediocres suelen condenar o criticar todo lo que esta afuera de su alcance. La Rochefoucauld.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful