Está en la página 1de 11

CUENTO CORTO: TENTACIÓN TRADUCCIONES GANIMEDES

CUENTO CORTO: TENTACIÓN TRADUCCIONES GANIMEDES KIM DARE www.olimpodelamorsinfronteras.com TENTACIÓN TRADUCTORA:

KIM DARE www.olimpodelamorsinfronteras.com

TENTACIÓN

CORTO: TENTACIÓN TRADUCCIONES GANIMEDES KIM DARE www.olimpodelamorsinfronteras.com TENTACIÓN TRADUCTORA: Schmetterling

TRADUCTORA: Schmetterling

CORTO: TENTACIÓN TRADUCCIONES GANIMEDES KIM DARE www.olimpodelamorsinfronteras.com TENTACIÓN TRADUCTORA: Schmetterling

CUENTO CORTO: TENTACIÓN TRADUCCIONES GANIMEDES

CUENTO CORTO: TENTACIÓN TRADUCCIONES GANIMEDES KIM DARE www.olimpodelamorsinfronteras.com CREDITOS Queda prohibida la

KIM DARE www.olimpodelamorsinfronteras.com

CREDITOS

KIM DARE www.olimpodelamorsinfronteras.com CREDITOS Queda prohibida la distribución de esta traducción sin la

Queda prohibida la distribución de esta traducción sin la aprobación expresa del grupo Traducciones Ganimedes, además esta obra es de contenido homoerótico, es decir tiene escenas sexuales explicitas hombre/hombre, si te molesta este tema no lo leas, además que su contenido no es apto para cardiacos.

TRADUCTORA: Schmetterling

si te molesta este tema no lo leas, además que su contenido no es apto para

CUENTO CORTO: TENTACIÓN TRADUCCIONES GANIMEDES

CUENTO CORTO: TENTACIÓN TRADUCCIONES GANIMEDES KIM DARE www.olimpodelamorsinfronteras.com K allias Myron dejó de lado

KIM DARE www.olimpodelamorsinfronteras.com

K allias Myron dejó de lado la espesa cortina de hojas que colgaban de la

rama más baja del viejo y retorcido roble. Se quedó sin aliento cuando su mirada cayó sobre el aparentemente dormida dios. Agachándose bajo la rama, tomó un paso más cauteloso.

Las zarzas que crecen a lo largo del borde del claro se agarraron de su toga, rompiendo la tela de color blanco puro. Kallias apenas se dio cuenta. Una mirada sobre su hombro, y vio a los últimos sacerdotes que componían la procesión por el bosque, desaparecer de la vista.

No pasaría mucho tiempo antes de que llegaran al templo de la diosa Artemisa, antes de que Kallias fuera omitido entre los iniciados. No había otro momento que perder. Kallias entró en el claro.

Sus pies estaban desnudos, al igual que los de todos los hombres que habían sido llamados a servir a la diosa en el templo. Su planta no emitió ningún sonido mientras se acercaba a la figura durmiente. Se arrodilló tan cerca como se atrevió al lado del dios, Kallias corrió sus ojos sobre la forma dormida, de sus cuernos hacia abajo a los dedos de sus pies y viceversa. Tendido en el promontorio rocoso, él era la cosa más perfecta que Kallias alguna vez había visto.

Las flautas que había escuchado tantas veces siendo tocadas cuando él hacía su caminata diaria de los alojamientos de los iniciados en el templo al otro lado del bosque, estaban en silencio al lado del fauno. Sin pensarlo, Kallias llegó y pasó la punta de los dedos a lo largo del instrumento, acariciando la superficie que la misma boca del dios debía haber acariciado cientos de veces.

Kallias no tenía el mando sobre sus propias manos en ese momento. Parecían creer que tenían permiso para tocar todo lo que quisieran. Tan pronto como salieron de las flautas, sus dedos alcanzaron los cuernos oscuros y retorcidos que adornaban la cabeza de la deidad.

En el último momento, Kallias arrebató su mano. Sus dientes mordieron su labio inferior. Su otra mano se apretaba en torno a los pliegues de la toga cuando él luchaba contra la más fuerte tentación que cualquier otra que hubiera conocido en todos sus dieciocho años.

La fina tela blanca se movió contra su cuerpo y se frotó contra su polla. Su eje se había endurecido con la vista de Pan, el tejido se volvió húmedo y transparente con el líquido preseminal, ya que rozaba la cabeza.

Kallias sacó la lengua y lamió sus labios. Arrastrando sus ojos lejos del dios cornudo por un breve momento, miró por encima del hombro una vez más. No había nadie, pero pronto llegarían.

TRADUCTORA: Schmetterling

momento, miró por encima del hombro una vez más. No había nadie, pero pronto llegarían. TRADUCTORA:

CUENTO CORTO: TENTACIÓN TRADUCCIONES GANIMEDES

CUENTO CORTO: TENTACIÓN TRADUCCIONES GANIMEDES KIM DARE www.olimpodelamorsinfronteras.com La mano de Kallias dejó su

KIM DARE www.olimpodelamorsinfronteras.com

La mano de Kallias dejó su lado una vez más. Apenas estaba a una pulgada de distancia de los cuernos del dios cuando perdió su confianza. Todas aquellas noches soñando con el momento en el que finalmente podría encontrarse cara a cara con el objeto de cada una de sus fantasías, y ahora que él tenía su oportunidad

El iniciado cerró los ojos por un momento, antes de mirar con pesar de nuevo la cara del fauno. Ahora que él tenía su oportunidad.

¡Los ojos del dios estaban abiertos! El miedo se clavó dentro Kallias. Él trató de apartarse y arrastrarse de nuevo. Pero él era demasiado lento. La mano del fauno se envolvió alrededor de su muñeca y tiró de él hacia delante. Un grito se escapó de la garganta Kallias, cuando él se desplomó contra el cuerpo del dios.

Su otra mano cayó sobre el pecho del Fauno, deslizándose a lo largo de la carne caliente y rozando los pelos oscuros que decoraban la piel del hombre más grande.

Sus ojos se ampliaron, Kallias levantó la vista, encontrando la mirada fija del dios astado. Sus profundos ojos marrones le devolvió la mirada. Una sonrisa de satisfacción bailaba alrededor de la boca de la deidad. Un movimiento brusco puso a Kallias de espaldas en la hierba lozana al lado del promontorio rocoso. Él apenas había llegado al suelo, cuando Pan se abalanzó sobre él.

Como el cuerpo del hombre era más grande lo cubrió, la mano libre de Kallias se movió hacia el hombro del fauno, pero incluso el mismo Kallias no sabía si quería ahuyentarlo o acercarlo más.

No le dio la oportunidad para descubrir lo que él podría haber hecho. La mano del dios se envolvió alrededor de esa muñeca también, y la fijó en el suelo al otro lado de la cabeza Kallias.

Lo siento se apresuró a decir KalliasNo fue mi intención espiarlo. Arrastrarme a su lado y tratar de acariciarlo en su sueño. ¿Qué podía decir realmente? Yo…

De repente, ninguna explicación más fue necesaria. Ningunas palabras fueron posibles. Los labios de Pan le cubrieron.

El apretón del dios alrededor de las muñecas de Kallias fue más fuerte tanto como la lengua de Pan exigía la entrada en la boca. Con un jadeo ahogado, Kallias separó sus labios. Un rugido explotó de la garganta del dios, lleno de triunfo y deseo. El cuerpo de Kallias hizo presión contra la hierba caliente.

Las caderas del dios se empujaban hacia adelante, Kallias sentía a Pan frotar su erección contra su muslo. El iniciado nunca se dio cuenta de los instintos

TRADUCTORA: Schmetterling

a Pan frotar su erección contra su muslo. El iniciado nunca se dio cuenta de los

CUENTO CORTO: TENTACIÓN TRADUCCIONES GANIMEDES

CUENTO CORTO: TENTACIÓN TRADUCCIONES GANIMEDES KIM DARE www.olimpodelamorsinfronteras.com que se apoderaron de él. Él

KIM DARE www.olimpodelamorsinfronteras.com

que se apoderaron de él. Él arqueó su espalda, presionando su cuerpo contra la figura más musculosa del otro hombre.

Sus pies dieron patadas contra el césped. Los pliegues de la toga se deslizaron a un lado. El pecho de Pan se frotó contra su torso, el pelo oscuro acariciaba su piel justo con cada movimiento. Kallias gimió y luchó para liberarse del agarre de las manos del otro hombre, desesperado por ser capaz de alcanzar y tocar a la forma que había vislumbrado en el bosque muchas veces.

De repente, sin ninguna advertencia, Pan lo dejó en libertad. El dios se apartó. El pánico se precipito por sus venas, Kallias se apresuró a sentarse, para agarrarse a él y arrastrarlo hacia atrás.

¡Por favor! Esa fue la única palabra que logró articular, antes de que el toque de Pan regresara a su piel. Kallias apenas tuvo tiempo para dirigir una mirada hacia abajo en el cuerpo del dios, antes de que él se encontrara siendo rodado hacia su estómago.

Su polla se deslizó contra las hojas de hierba calientes por el sol, cuando Pan lo empujó hacia abajo una vez más. El alivio se precipitó a través de Kallias al darse cuenta de que el hombre mayor no iba a abandonarlo por su insensatez de forcejear antes con él. Kallias no hizo ningún reclamo, las manos del dios lo cubrieron de nuevo y los dedos de Pan pasaron a través de su hendidura.

Un cuerno rizado rozó su pelo cuando Pan bajó la cabeza y llevó su boca a la oreja de Kallias.

Yo sabía que tú vendrías a buscarme le susurró.

Kallias hizo entrar una respiración inestable en sus pulmones. Yo

pensé

música. Cuando yo no le escuché

pensé que podría estar herido

su

Pan se rió, un sonido profundo y alegre que parecía encontrarse en todo el bosque.

Kallias sintió una bocanada caliente en las mejillas.

Pan, el gran dios con cuernos de caza y de la Música, se quedó mirando el perfil del muchacho cuando el hombre más joven se sonrojó muy graciosamente para su pronto a ser amante.

¿Tu me buscaste porque pensaste que yo podría estar herido? bromeó. ¿Esa era la única razón?

El muchacho se movió inquieto bajo Pan cuando éste lo agarró, pero él no trató de alejarse. Parecía estar mucho más dispuesto a disfrutar de estar

TRADUCTORA: Schmetterling

pero él no trató de alejarse. Parecía estar mucho más dispuesto a disfrutar de estar TRADUCTORA:

CUENTO CORTO: TENTACIÓN TRADUCCIONES GANIMEDES

CUENTO CORTO: TENTACIÓN TRADUCCIONES GANIMEDES KIM DARE www.olimpodelamorsinfronteras.com presionado. Pan sonrió

KIM DARE www.olimpodelamorsinfronteras.com

presionado. Pan sonrió amablemente mientras apretó su control sobre él, muy dispuestos a disfrutar de ese deseo en particular.

Yo quería

El muchacho se calmó, él era tan inocente que ni siquiera

parecía saber cuales eran las palabras adecuadas que él buscaba.

Una sacudida adicional de deseo se precipitó a través del cuerpo de Pan, cuando todas sus sospechas fueron confirmadas. El muchacho era realmente tan virgen e inocente como la diosa les exigía ser a los iniciantes. querías estar

atrapado debajo de mí, tal como lo estas ahora sugirió ¿no es cierto

?

Kallias el muchacho estaría lleno de él.

La palabra fue fracturada por un suspiro cuando Pan sacudió sus caderas hacia delante, empujando su polla contra el culo de Kallias a través de la escasa barrera de su toga.

Al soltar la mano del mortal por un breve momento, Pan se agachó y tiró hacia un lado el material que estaba entre ellos.

Kallias dejó escapar un grito asustado cuando la tela se rasgo, pero el sonido rápidamente se transformó en un gemido cuando el eje de Pan se colocó cómodamente entre las nalgas del joven.

y

relajaban contra la polla de Pan mientras su cuerpo hacia demandas, su mente ni siquiera parecía entender.

El muchacho empujó hacia atrás, los músculos de su culo se tensaban

Un grito de frustración escapó del joven. Por último, se las arregló para asentir en respuesta a la pregunta original del fauno. Sí. Esto era lo que él había querido.

Pan llegó a las piedras donde había estado descansando mientras esperaba que Kallias lo encontrara, se apoderó de la pequeña botella de aceite que había escondido allí. Untándose un poco en los dedos, una vez más deslizó su mano entre sus cuerpos. Los dedos se resbalaron entre las nalgas del joven, de forma rápida encontrando su agujero.

Kallias se apartó del contacto aparentemente inesperado, pero sólo por un momento. No importa lo inocentes que trataban de mantener a los sirvientes de Artemisa, era imposible mantener a un hombre ignorante de su propio cuerpo para siempre, especialmente cuando había un dios que vivía en el bosque que estaba más que feliz de presentarle los placeres que podían ser encontrados en la caricia de un amante.

La mejilla del joven descansaba sobre el suelo, su rostro se volvió hacia el lado. Pan estudió el perfil Kallias y vio cuando la confusión del joven dio paso a la

TRADUCTORA: Schmetterling

hacia el lado. Pan estudió el perfil Kallias y vio cuando la confusión del joven dio

CUENTO CORTO: TENTACIÓN TRADUCCIONES GANIMEDES

CUENTO CORTO: TENTACIÓN TRADUCCIONES GANIMEDES KIM DARE www.olimpodelamorsinfronteras.com comprensión. A su vez, el

KIM DARE www.olimpodelamorsinfronteras.com

comprensión. A su vez, el conocimiento rápidamente cedió la palabra al placer, cuando los dedos de Pan se deslizaron dentro de él y comenzó a mostrarle al hombre mucho menos experimentado exactamente por qué iba a disfrutar de ser tocado de esa manera.

Un placer inesperado se precipitó también a través de Pan, cuando una parte de su mente le revelaba que el muchacho nunca había sido explorado antes.

El muchacho no era el primer hombre que se había acostado con él en los bosques, ni siquiera era el primer servidor de Artemisa que lo hacía. Pero, mientras miraba hacia él, era más difícil que nunca para Pan hacer caso omiso del hecho de que Kallias era el primer hombre que había llamado a algo más que a su polla.

Los dedos del fauno se calmaron al mirar hacia abajo al joven mortal. Kallias era el primer hombre que había alguna vez necesitado, presionar hacia abajo contra la hierba que cubría el suelo del bosque. El primer hombre durante muchos años que había hecho a Pan olvidar fácilmente las advertencias de Artemisa de lo que le sucedería a él si trataba de corromper a otro de sus seguidores.

Kallias gemía de placer cuando él se retorcía alrededor de sus dedos, animándole a que los metiera más profundo en su interior, hasta que fue evidente que Pan ya no era el único hombre que necesitaba sentir mucho más que meros dedos enterrados en el interior del hombre más pequeño.

Llevándose su mano, Pan rápidamente acaricio su eje con aceite extra.

Kallias miró frenéticamente por encima del hombro, como si temiera que su amante se fuera a desvanecer si le quitaba los ojos de encima. ¡Como si cualquier hombre fuera capaz de alejarse de esa vista!

Pan dejó su polla contra la pendiente entre las nalgas de Kallias, él una vez más cubrió el cuerpo del muchacho con el suyo. El muchacho se puso tenso cuando la punta de la polla de Pan presionaba contra su agujero por primera vez

Contra toda práctica habitual, Pan se encontró inclinándose para presionar un tranquilizador beso en el hombro. Silencio, todo estará bien.

El meció sus labios hacia adelante, lo suficiente para deslizar la punta de su polla más allá del anillo apretado de músculos.

Kallias inclinó la cabeza hacia el suelo mientras jadeaba. Sus manos crispadas en torno a las hojas del largo pasto, arrancando varias de raíz. Bajando la cabeza una vez más, Pan frotó la mejilla contra la piel blanca del muchacho. Una inhalación profunda, llenó sus sentidos con el olor del hombre más joven.

TRADUCTORA: Schmetterling

del muchacho. Una inhalación profunda, llenó sus sentidos con el olor del hombre más joven. TRADUCTORA:

CUENTO CORTO: TENTACIÓN TRADUCCIONES GANIMEDES

CUENTO CORTO: TENTACIÓN TRADUCCIONES GANIMEDES KIM DARE www.olimpodelamorsinfronteras.com Un toque de dolor pasó por los

KIM DARE www.olimpodelamorsinfronteras.com

Un toque de dolor pasó por los ojos del muchacho cuando Kallias miró una vez más por encima de su hombro. Un impulso de protección que nunca había sentido antes, se precipitó a través de Pan en respuesta.

Ya va a pasar. Sólo relájate para mí insistió él, su voz una extraña mezcla de brutal deseo y suave cuidado.

Muy despacio, el muchacho mortal pareció aceptar la presencia de su dios en su interior. Pan sacudió sus caderas con mucho cuidado. Kallias murmuró su placer mientras lentamente se deslizó en su interior hasta la empuñadura.

El calor rodeo el apretado eje del fauno mientras tiraba hacia atrás y empujaba hacia adelante. Kallias apretó contra él. Otro suspiro de placer escapó del joven.

Pan apretó al joven de las manos, cuando él marcó un ritmo y sus cuerpos empezaron a moverse juntos en serio. Cada empuje envió una ola de felicidad pura corriendo a través de él, a diferencia de cualquier cosa que Pan había conocido. Y los sonidos de la alegría propia de Kallias solo subieron el placer del dios, hasta que finalmente sintió la sacudida del muchacho debajo de él.

Kallias gritó. Un momento después, Pan dejó escapar un grito más áspero cuando él se derramó en el interior del hombre más joven. El puro éxtasis le hizo girar la cabeza y dejar su mente en blanco. Colapsando hacia adelante, él sujetó al mortal hacia abajo con todo su cuerpo.

Ambos jadearon, sus cuerpos se rozaban. Con cualquier otro hombre, Pan sabía que tendría que alejarse rápidamente, ir por sus flautas, o tal vez por otro amante si uno estaba disponible.

Careciendo de interés en otra cosa que no fuera Kallias, él simplemente presionó un beso, contra el sensible hombro del mortal soñoliento.

¡Te advertí lo que sucedería si tomabas a otro de mis seguidores!

Separándose del muchacho, Pan se puso en pie cuando se dio la vuelta para enfrentarse a su acusador. La mitad agachado sobre el suelo del bosque, él instintivamente bloqueó el camino entre la diosa Artemisa y Kallias.

¿Valió la pena lo que esto te costará? la diosa exigió, mientras miraba cada detalle de la escena ante ella. La brisa del bosque azotaba en sus cabellos y su toga, haciendo que se derramaran a su alrededor. Una jodida en el suelo del bosque con un chico al que vas a dejar de lado en cualquier momento.

TRADUCTORA: Schmetterling

a e n el suelo del bosque con un chico al que vas a dejar de

CUENTO CORTO: TENTACIÓN TRADUCCIONES GANIMEDES

CUENTO CORTO: TENTACIÓN TRADUCCIONES GANIMEDES KIM DARE www.olimpodelamorsinfronteras.com — ¡No! — dijo Pan entre

KIM DARE www.olimpodelamorsinfronteras.com

¡No! dijo Pan entre dientes. No lo habría dejado de lado. No dejaría a Kallias regresar a su diosa.

¿No? Artemisa preguntó. Sus ojos se estrecharon ligeramente. Ella inclinó la cabeza hacia un lado mientras estudiaba a Pan y parecía no mirar sólo hacia él, pero a la vez le miraba directamente a él. Luego, se echó a reír.

Pan se elevó hasta su altura completa ante ella, dispuesto a ser condenado

a cualquier nivel del infierno a disposición de Artemisa en lugar de parecer

cobarde ante ella como un simple mortal. Aún cuando la ira se precipitó a través de él, tuvo la precaución de mantenerse entre ella y Kallias, dispuesto a dejar caer sobre él la ira de la diosa.

Él es inocente dijo.

Era completamente inocente hasta que se tropezó en tu camino le recordó. Él era virgen como cualquier otro de mis seguidores y…

Él ya no es mas tu seguidor gruñó Pan, antes de que pudiera pensar mejor ella.

Ah, y ¿a quién seguirá ahora? le preguntó con una inquietante calma.

A mí dijo Pan, dando un paso hacia adelante. Kallias me seguirá. Él me adorará.

El dios con cuernos encontró la mirada de Artemisa y la sostuvo. Kallias era suyo, y por primera vez en su vida, Pan estaba dispuesto a luchar para mantener a su lado a uno de los seres humanos con los que se había acostado.

La risa de Artemisa llenó el aire del bosque una vez más. Pan ha sido domado por fin, y por un muchacho inocente.

Una fresca furia corrió por las venas del fauno. Pero su cerebro lo detuvo.

Él ahora tenía otra persona por la cual pensar.

Artemisa sonrió. Muy bien Pan, el muchacho ya me es de poca utilidad. Tú puedes quedártelo. Así sin más, tal vez él te distraerá y te mantendrá lejos de los otros iniciados, por un rato.

El viento se arremolinaba a través del bosque, inquietando a cada hoja y rama cuando la diosa desapareció de la vista.

Pan no tenía ninguna razón para confiar en ella. Se dio la vuelta, esperando solo encontrar la mitad de Kallias y la otra mitad haber desaparecido con la diosa.

TRADUCTORA: Schmetterling

esperando solo encontrar la mitad de Kallias y la otra mitad haber desaparecido con la diosa.

CUENTO CORTO: TENTACIÓN TRADUCCIONES GANIMEDES

CUENTO CORTO: TENTACIÓN TRADUCCIONES GANIMEDES KIM DARE www.olimpodelamorsinfronteras.com Dejó escapar un suspiro de

KIM DARE www.olimpodelamorsinfronteras.com

Dejó escapar un suspiro de alivio al ver al muchacho todavía sentado en la hierba pisoteada, su toga torcida y manchada por su placer.

¿Qué significó cuando la diosa se echó a reír? preguntó el muchacho en voz baja, cuando sus grandes ojos azules parpadearon hacia su dios.

Pan echó un vistazo atrás a donde la diosa había estado de pie, después él se inclinó para sentarse sobre la hierba al lado del joven. Ella piensa que me he enamorado de ti. Dijo mucho mas suavemente de lo que él habría querido.

Kallias asintió lentamente cuando comprendió. ¿Y tu estas enojado porque ella está equivocada?

Pan tuvo que cerrar los ojos por un momento, para reunir coraje en la cara de un simple mortal, antes de que pudiera encontrar una respuesta para él. No admitió finalmente. Yo estaba enojado porque ella tiene razón.

El joven lo miró a través de las hebras de oro rubio que habían caído en sus ojos. Una leve sonrisa se deslizó en sus labios. Dejó caer su mirada, pero mantuvo la sonrisa. Algo que parecía sospechosamente alivio cruzó por su rostro mientras miraba hacia abajo en la hierba entre ellos.

Desde la primera vez que te vi entre los arboles… y cuando escuché tu música yo se detuvo, el rubor de las mejillas llenas de tierra se acrecentó, por su osadía al decir la oración a medias.

Unos segundos de silencio pasaron antes de que él hablara de nuevo.

Lo que me llamó la diosa… virgen… significa que alguien nunca ha? Kallias agitó una mano hacia el suelo donde habían permanecido juntos.

Si dijo Pan, sin saber qué otras confesiones pudieran escapársele si intentaba una respuesta más larga.

¿Una vez, es más que suficiente para decir que yo ya no soy un…? Él joven mortal se mordió el labio inferior cuando se detuvo.

Si.

Kallias pareció pensar en eso durante mucho tiempo. Sus dedos se enredaron en la hierba alta. ¿Estás seguro?.

Si dijo de nuevo Pan, incapaz de entender la expresión del muchacho o lo que pensaba, si se arrepentía de haber perdido lo que su diosa había tan altamente valorado.

TRADUCTORA: Schmetterling

que pensaba, si se arrepentía de haber perdido lo que su diosa había tan altamente valorado.

CUENTO CORTO: TENTACIÓN TRADUCCIONES GANIMEDES

CUENTO CORTO: TENTACIÓN TRADUCCIONES GANIMEDES KIM DARE www.olimpodelamorsinfronteras.com — No crees que, tal vez,

KIM DARE www.olimpodelamorsinfronteras.com

No crees que, tal vez, deberíamos hacerlo de nuevo Kallias dijo finalmente. Solo para estar seguro de que ya no soy… ya no soy de interés para la diosa.

Pan sonrió al darse cuenta que la polla del muchacho se levantaba una vez mas y ya estaba ansiosa por adorar a su dios de nuevo.

Kallias sonrió tímidamente de nuevo cuando Pan el dios cornudo le concedió la primera oración ferviente a su nuevo seguidor. No sería malo estar seguros…

**** FIN ****

primera oración ferviente a su nuevo seguidor. No sería malo estar seguros… **** FIN **** TRADUCTORA:

TRADUCTORA: Schmetterling

primera oración ferviente a su nuevo seguidor. No sería malo estar seguros… **** FIN **** TRADUCTORA: