La Noche de las Letras

Revista Literaria y Poética
2da Edición, Agosto 2011.

Portada: Sun Drop (2011) Técnica: Fotografía Fija Autor: Karen Vega (Colombia)
http://www.flickr.com/photos/lorenok/

USTED ES LIBRE DE:
Copiar, distribuir y comunicar públicamente la obra BAJO LAS SIGUIENTES CONDICIONES: Reconocimiento Debe reconocer los créditos de la obra de la manera especificada por el autor o el licenciador (pero no de una manera que sugiera que tiene su apoyo o apoyan el uso que hace de su obra—. No comercial comerciales. Sin obras derivadas nerar una obra derivada a partir de esta obra. No se puede alterar, transformar o geNo puede utilizar esta obra para fines

La Noche de las Letras l Barranquilla, Colombia Agosto, 2.011

Edición
La Noche de las Letras
http://lanochedeletras.blogspot.com/

Diseño
Víctor De La Hoz
http://lagartoparlante.blogspot.com/

Saskia Lara Flórez
http://elenlaceazul.blogspot.com/

La Noche de las Letras l Barranquilla, Colombia Agosto, 2.011

36. Cuentos 6.Poesía Libre
/ s s o o t t a a l l e e r R r . ro 6 c 5 i M
64. Fot Art ogr es afí Vis a/ ual es

78. Crónicas

Página Previa
Un saludo especial a todos nuestros lectores, es para nosotros muy satisfactorio poder llegar a ustedes a través de una nueva edición de la Revista Literaria y Poética La Noche de las Letras, en esta ocasión contamos con dos nuevas secciones, Fotografía (Artes Visuales), y Crónicas. Podrán encontrar también en esta edición artistas de México, Argentina, Venezuela, España, Colombia y otros países desde donde enviaron sus trabajos, tanto nuevos autores como otros ya reconocidos en el ámbito literario y artístico en general. En los últimos dos meses nuestro espacio literario en las redes sociales ha aumentado considerablemente gracias a su apoyo constante, en la actualidad contamos con más de 3280 miembros en nuestra Comunidad de Facebook; así mismo les contamos que el pasado 17 de Junio a las afueras de la ciudad de Barranquilla, Colombia, La Noche de las letras se hizo presente con la realización de su segundo evento Literario en esta ciudad, en el cual nos acompañaron mas de 200 asistentes, los cuales, pudieron disfrutar de poesía en vivo, Danza contemporánea, Pintura, Música y muchísimas sorpresas más en una Noche de las letras Junto al Mar Caribe. Esperamos que esta nueva edición siga siendo de su agrado y los invitamos igualmente a hacer parte de nuestra comunidad literaria en Facebook, La Noche de las Letras. Les enviamos a todos un fuerte abrazo de poesía Fraternalmente,
Víctor De la Hoz Saskia Lara Flórez La Noche de las Letras

POESÍA LIBRE

Mi cuerpo es un barco de esclavos
Alejandro Rosen, México uterpandragon@hotmail.com Mi cuerpo es un barco de esclavos Atraca en distintos puertos, en distintos tiempos. No respeta nada. Desembarcan de allí mercenarios que nunca he llegado a ver los cuales, a espada y fuego van destruyendo todo. No los veo, pero escucho sus gritos, sus maldiciones y me imagino a mí mismo cometiendo las atrocidades que ellos ejecutan. Quisiera escapar del navío, pero me convenzo que merezco esta prisión por las atrocidades que he cometido. Y una sed de sangre que está por manar me retiene bien paralizado dentro de mí. En cada lugar donde esta embarcación atraca se hace de más y más esclavos quienes, apretujados y en la oscuridad gemimos y maldecimos de nuestra suerte. Nos detestamos. Si hubiera más espacio habría conatos de peleas, asesinatos. Así, paso el tiempo, codo a codo, compartiendo sudores con el esclavo que fui hace varios años, Con el que seré Si una sola vez nos pusiéramos de acuerdo Perpetraríamos un motín, pero de triunfar éste,

8

Mi cuerpo es un barco de esclavos
Alejandro Rosen, México uterpandragon@hotmail.com A dónde iríamos con el que solamente he alcanzado a soñar. Qué sería de nosotros. Mi cuerpo es un barco de esclavos. Hay allí, un poco a la izquierda, un maese del tamaño de un puño que con su interminable tam tam obliga a las piernas a avanzar siguiendo su ritmo. El sonido que produce es discreto, su poder no depende de éste; Depende del terror que se desprende del papel que desempeña. De nada sirve suplicar. Las mismas piernas se mueven apenas lo escuchan. Así voy Pasando una y otra vez por puertos abrazados por las llamas que nosotros (ellos) mismos hemos (han) creado. Errante En círculos Ahora que lo pienso, en todo este tiempo Nunca he encontrado un navío de hombres libres. Mi cuerpo es un barco de esclavos.

9

Mujer Lobo
Olaya Siñeriz, España http://holysineriz87.wordpress.com/ Acabé con tu vida. Desfiguré tu rostro, Ése que era mi adoración. Amputé tus manos Que aún siento recorriendo mi cuerpo. Troceé tus brazos, De los que tantas veces huí. Arañé tu torso, La almohada que me reconfortaba. Destrocé tus piernas, Las mismas que te hacían correr hasta mí. Incluso te dejé sin virilidad, ¡cómo gozábamos! Acabé con tu vida. Mis manos y mi corazón Tienen la marca de tu sangre, Como un tatuaje. Rogaste que te amara. Lo hice. Eso llevó a tu destrucción. Lo siento, Debí advertirte… Esto es lo que pasa cuando amas a una mujer lobo.

10

Consuelos sin Consoladores
Javier Moyano, Colombia rabiarte@hotmail.com ¿Cómo decirte? Que este poema lo escribí bajo un limonar, una palmera o un árbol de mango, sí mi sombra sabes bien son edificios sin alma. ¿Cómo implorarte? Que me encuentres en la playa, el malecón o mar adentro, sí bien sabes mi horizonte es una ciudad de smog.
¿

11

Cómo enviarte? Este poema

con una paloma, una gaviota, un cóndor, sí bien sabes en nuestra patria solo quedan chulos hambrientos.

Consuelos sin Consoladores
Javier Moyano, Colombia rabiarte@hotmail.com ¿Cómo recordarte? En el sabor de una caipiriña, un melocotón, un chontaduro, sí bien sabes mi boca sabe a tabaco y olvido. ¿Cómo encontrarte? En nuestro paraíso

12

etéreo y eterno, desprovisto de todo sí solo soy un perro poeta de una ciudad muerta.

El niño y el Rio
Daiana Gisela Ferreira, Argentina http://antropologiaenlascalles.blogspot.com/ Junto al río Paraná un día te conocí Pequeño pescador, ¿Qué sueños guardas dentro de ti? Eres aún muy niño... Te queda mucho por vivir. Travieso de pies descalzos, Sólo el río sabe tu llorar Y en este atardecer Hago compañía a tu soledad, Pues al igual que tú Mis penas el río las sabrá. Ven, imaginemos que las aguas Nuestras quejas se llevarán, Creo que ya es tiempo de regresar Tu familia te ha de esperar, Y supe al fin la causa de tu pesar...

13

Soldados del Pueblo
Lucas Paulinovich, Argentina http://irremediables.wordpress.com. Soldado de la dignidad Silbando bajito por la calle del empedrado El humo temblando en el viento El cielo llorando su canto Soldado de la libertad Vigilando su paso cansino Quiebra el silencio con su suave repicar De talones arrastrados en el suelo Suelta un suspiro como un consuelo Se explica a sí mismo su propio pesar.

14

Soldado de la humildad Vestidos de harapos, de ropas rotas y mugrientas De zapatos abiertos, de orgullo entero Con el rojo pañuelo cruzando su cuello Con su gorro coronando los cabellos. Avanza malherido, sangrando su suerte El fusil en su mano apunta al cielo Quemando los años entre disparos Firmando con honor la letra del tiempo. Soldado del pueblo, de los callados En un grito tremendo gritó sus sueños Como un llanto furioso que suelta broncas Y exige justicias, cobijos y alimentos.

Soldados del Pueblo
Lucas Paulinovich, Argentina http://irremediables.wordpress.com. Soldado de todos, de los ningunos Acaba su lucha en extremo silencio No trasciende sus glorias singulares De él la historia se acuerda siempre en plural. Su voz es un furioso estruendo Su nombre una causa popular No tiene fechas ni horas ni momentos Como soldado su vida ha de dedicar En nombre de los sin nombre Y por la justicia de los más burlados De un pueblo hermano en él encarnado. Como bandera de los desplazados Como canto de libertad.

15

Nada Desintegradora
Maybell Brooks Yance, Colombia http://moscarela.blogspot.com/ Subo a la cima de esa gran montaña, La que está ubicada en el centro de la tierra Y, todo lo que tengo lo arrojo al vacío de la nada desintegradora. Me despojo de mis ojos y hasta del sentimiento, ya no tengo lágrimas; mi boca tampoco habla. Se me borró la nariz del rostro y me nace una pequeña cola; se me alargan el cuello y las patas y me convierto en jirafa cuadriculada. Soy tan grande y alta que no percibo el suelo que piso. Me crecen alas tornasoladas en la espalda, soy una libélula suspendida en el vacío de la nada desintegradora que me repele. Ingravidez, El espacio sideral traga mi cuerpo volátil y lo desocupa …Estoy fuera de él. Ahora el silencio me conforma y me comunica. Tu presencia ya no tiene olor, ni siquiera es un deseo. Desde lo alto todo se hace lejano… El mundo debería ser de las hormigas.

16 16

XXI: Aquí nació el corazón
Salvador Pliego, México http://salvadorpliego.wordpress.com/ ¡Éste es el mar! Aquí nació el corazón entre glosas y arrozales: sus aguas rojas, sus mieles ávidas de laxitudes, sus barcas parecidas a bravíos colmenares, la mancha de sus olas expulsándose hacia el aire. Venid a su puerta de poniente, al cañaveral blanco de la vida en un caudal de sueños aprestados hacia el viaje de conquistas. Cormoranes todos: aquí el cuerpo se derrama en viento y vuelo a los confines inconclusos de la tierra; aquí nos hicimos agua y nos bebimos a la noche entera. La turbia brújula marcó su ruta y nuestras manos, la dirección correcta. Alzad sobre los ojos la vestimenta azulina, el brebaje del paisaje, y decidle al corazón: ¡Yo soy su navegante!

17

El viajero solitario
Adriana Janaína, Brasil www.myspace.com/adrianajanainapoeta/blog ¡El poeta se sumerge en aguas turbias, llega a lo divino y lo profano, es aquel que logra la inmensidad, el infierno y el cielo, todo lo que está delante de sus ojos. Vestido de ángel tiene los pies en el abismo, el cielo se abre con su pluma. Es el sentimiento la llave sagrada girando el mando y abre las puertas. Se sumerge en el mar, profundidades de la soledad y las lágrimas. El poeta es un ángel es un híbrido entre los mundos que trabaja la palabra con los puños y sangra el amor inspirado por la divinidad. Luz y oscuridad, el poeta conoce profundamente, son los colores del crepúsculo y los tonos dorados del amanecer

18 18

El viajero solitario
Adriana Janaína, Brasil www.myspace.com/adrianajanainapoeta/blog donde cae, cuando el poeta escribe y suspira. El poeta está siempre en combate, entre la luna y el sol, es la pena y las estrellas. Su mirada es profunda, lleva el infinito la red de la vida donde se revela la trama, ¿dónde ve la oscuridad y la luz más brillante. El martillo que sacude la opinión de las masas, la llama que marca el futuro, el primer paso en el camino. El poeta es un artesano que da la vida, ya no es su mentor pero ahora se hace más un observador. Es el espejo de los estados y de destino lo que el alma del mundo susurra. El poeta es el inconsciente de la palabra, un corazón tallado en verso, el viajero solitario.

19

DESPIDIENDOTE FRENTE A FRENTE AMOR Luis Carlos García M, Colombia alfonsort7@hotmail.com
No me pidas un beso, puede desatar Lo que amarrado está en mi corazón. Toda esa ternura, pasión, recubierta de amor Que solo tú me haces sentir. No me pidas que no te mire, Con estos ojos que me brillan. Si estas más hermosa que la Última vez que te vi. No me digas que no te acaricie Si tu cuerpo tiene sed de mí. No tengas miedo de abrazarme Y sentir mi corazón latiendo a mil. No me digas que tenemos tiempo Si unas horas son efímeras Comparado con los nueve meses, Que me han separado de ti. Me pides una sonrisa Que te gusta y no te doy Una sino muchas más de diez Porque estar a tu lado me hace feliz. Te deseo un buen viaje Y que seas muy feliz. Perdona si te hice daño, Pero solo tenía amor para ti No podré olvidarte Ni aunque vuelva a nacer Tú me enseñaste a quererte Sin imaginar que algún día te iría perder.

20

The only good rock star is a dead rock star Eva Gutiérrez Pardina, España http://lapomadaurada.blogspot.com/ En el año dos mil ocho se atrevieron a esculpirte muerta la cabeza en un charco de sangre por obra de un revólver homicida. En el año dos mil once decidiste otra vez fundirte en negro (I don't wanna go to rehab I said no, no, no) Uniste índice y corazón pulgar erecto y te disparaste a conciencia veintisiete veces. Un buitre enorme lleva en el pico ciento veinte mil dólares con que pagar la primera fotografía de tu cadáver auténtico.

21

Bajo tu suelo
Juan Manuel Trujillo Lopera, E.E.U.U. http://distopiautopia.blogspot.com/
...y, tú, ¡oh Muerto Ilustre! duerme en paz, al calor de una tierra amiga, a la sombra de una bandera gloriosa, lejos de aquel Imperio Monacal que nos deshonra... Vargas Vila.

22

Vengo a pedir en tu nombre el resto de la parte que completa el cementerio de mi Patria. La tensión perdida del eviscerado, las partes río abajo picadas por los peces el humo de nuestra eliminación, quiero las cenizas hechas tierra y cada mordisco que los no natos no dieron a los pezones. Y sigo esperando a los muertos de tu época de obscuridad que no termina porque no ha tenido que nacer sino existir Existir en la metástasis de la fosa común. Devuélveme la osamenta de los que por azar nacieron acá, los que de certeza murieron por nada

Bajo tu suelo
Juan Manuel Trujillo Lopera, E.E.U.U. http://distopiautopia.blogspot.com/ Oh! Patria, vine a reclamar a mi gente; para completar el paisaje de mi desespero: coleccionista de esta vorágine de muertos No nos necesitas, pedazo de cosa geográfica. Otros vendrán y acumularan lo de siempre riqueza y muertos poder y muertos muertos y muertos... Patria, tu no tienes remedio como concepto, ¿que mecanismo es este de indigestarse de descomposición?... Acá, No vendrán mas tus soldados amigos del gobierno, como pájaros, como mitos de quien te dirige... acá, a esta región de las sombras donde habitamos; acá en la memoria de las ausencias ya no tenemos que estar de acuerdo, solo seguir a las sombras de los que con su desnudez caminan hacia el que fue el fin de nuestro rumbo... Prematuro...prematuro...

23

Entre el amor y el deseo racional
Blanca Flor Arriaga S., México http://eloctavoarcangel.blogspot.com/ Entre la razón y el amor me encuentro: Soy el as que circunda en la nada, La belleza perdida en la alborada Y el romance que se pierde en el alba. Soy la métrica de un silencio encontrado, La filosofía que te dibuja en el alma, Las palabras que se encumbran en un beso, Y el beso que se encuentra en un cuadro.

24

En tu pecho yo me encuentro exiliado Y la razón se me fuga con él alma. Soy la nada encumbrada en el recuerdo, Y el recuerdo encumbrado en un dado. Y en medio del recuerdo yo me encuentro Sometido a mi tortuoso pasado. Son tus curvan el silencio que me ata, La nostalgia de tus ojos la mañana, Y la vida que se escapa en el ansia De un tal vez o un nuca encontrado.

Abstracción
Celeste Luz, Venezuela celluz2106@gmail.com Cuando se incrustan mis letras en tus sonoros obsequios, celebro los surgimientos de los acoples perfectos. Se amalgama lo que digo, con lo que tú estás sintiendo y surgen bellos acordes en armónicos arpegios, que deleitan los sentidos, que desnudan sentimientos y que imbuyen sensaciones que solo afina el silencio. Melodías que sacuden la estructura de mis versos, abstracciones que fecundan en creativos pensamientos que delicia tus sonidos, que mágicos, pintorescos y un diapasón que nos sigue el compás de ese momento. Arreglos que me pasean por estrofas de sonetos que se forman con la rima, con el ritmo y el selecto, fluir de la ejecución de todos tus instrumentos.

25

Malditas Letras
Freddy Berezejczuk http://charlyelduro.blogspot.com Cuando escribo que la soledad está en mis venas Es porque debajo de mi piel se vuelve negra La noche sola que circula por mi sangre y me quema En las horas que corren hacia atrás no pasa el tiempo Crecen hongos silenciosos en mi alrededor Mis manos son juguetes de palabras repensadas Nunca escritas, malditas letras, añoranzas revividas Mi pletórico deseo se ondula en tu figura pensada Tengo tantas palabras masticadas que no sé escribirlas Porque no hay significado para decirte cuánto te amo Y la oscuridad, aleación de estrellas y cielo negro Gruñe en mis entrañas porque te extraña mi corazón casi muerto

26

Malditas Letras
Freddy Berezejczuk http://charlyelduro.blogspot.com Creo desfallecer sobre las letras esquivas que no se graban Soy migaja de un cuerpo sin alma, deseoso de ti y de nada Porque vivo solo deseándote y carezco de tu alma Invento entre mis manos tu cuerpo, mis labios besan fantasmas Tengo romance con la neblina que sobre mi espalda se descarga En esta noche más que fría, fría tengo el alma, Desmembrado estoy recordando tus piernas delgadas Tu cabello rizo azabache y tu sonrisa que me embriaga Para dormir hechizado… acurrucado a mi almohada No sé si despertaré… no existo si no estás mañana.

27

La Razón y el Corazón
Isabel Martin, Argentina isbel_matin21@hotmail.com Mis oídos se asomaron a tus sonidos, sonidos que se transformaron en palabras, palabras que salían de tú boca, tú boca acostumbrada a tejer mentiras despiadadas y convertirla en escaleras de flores que extendiste hasta mis pies... La razón calló ante la ceguera de mi corazón.. Trepé hasta tus labios y pude sentir el calor que emanaba de tú cuerpo.... Embriagada de gozo, con el alma en las manos, trepé por tus mejillas, me deslicé hacia tus ojos y me sumergí en ellos y con asombro descubrí, que existía otro mundo...... La razón lloró y el corazón cantó Húmeda y satisfecha, escalé hasta tus pestañas, que prometedoramente envolvieron mi cuerpo para descansar; me senté sobre ellas, para deleitarme con mis ojos, lo que tus ojos veían; extasiada y confundida miraba el horizonte......

28

Merodeadora
José Miguel Rincón , Venezuela http://josedenoche.blogspot.com/

Cuando me miras de un modo confabulado percibo el ardiente instinto de tus sueños, imagino por cuantas cadenas te has sometido pero muchos consienten tu voraz ternura en darte una muestra de amor inquieto. Casi es sublime cuando merodeas mi yugo algo tenaz...poseyendo esta honestidad. (Es como si la luna fuera tu corona) Aun si saboreas los elixires de la vida tu estela vivificara el suave estallido de la hermosura mientras dejas tus marcas en piel y papel solo así... cometeré una benigna (in) discreción en invocarte como mujer.

29

La Voz de mi Madre
Edna Guerrero “La Magdalena”, Colombia
http://cuandodespiertedesucasimuerte.blogspot.com/

Yo me acuerdo cómo era el alma: Tocaba el agua y la tierra Y en lo oscuro de la guerra Me prendía un farol Hasta al cielo le daba miedo Que le tocara la puerta, Desesperada y desierta: Así era la voz del sol

30

Yo digo que de la rabia Se puso tras la cortina, Pa' que no la oyeran fina Ni distinguieran que era muy sabia Pero que extraña su brillo Que sonaba como las alas, Ahora suena como angustia Metida dentro de una jarra.

El Ángel de la Soledad
Myriam Jara, Argentina myriamjara@hotmail.com En esa torre Entre escalas, muros y almenas Habita un ángel Con el corazón lleno de pena. Fue la soledad su condena, La soberbia, su pecado, Al pretender robarle al tiempo Aquello que había olvidado. Encerrada En la celda del pasado ¿Quién podrá derrumbar la torre? Será tal vez alguien Que nunca fue esclavo De aquel ser amado, De aquel ser odiado.

31

Oración del gran Moctezuma
Dalit Escorcia Marchena, Colombia http://daesmar.blogspot.com Venerable señor de la noche, en tus ojos glaucos, Se encierra el color de la muerte y el odio… Nace un ramillete verde esmeralda En cada comisura de tu boca, y tus fosas nasales. Mis lágrimas son fuego derretido, caudal del engañado, Por donde navegaron las sombras más oscuras Y el dolor más intenso de nuestro continente. II De España llegaste y te aposentaste de mi casa… Yo te di mis privilegios, y los de mi casta y raza Creyéndote un dios que venía a construir esperanza. Muy tarde supe que no eras un dios, y tu odio Era una forma de construir tu propia lontananza. Subiste a mi trono y socavaste mis sueños Creando un rayo, luz hiriente que me mata.

32

Desesperanza
Daniela Karina Tomé, Argentina http://cartaabiertaatucorazn.blogspot.com/ Culpables son algunos inocentes de andar a contramano por la vida, hallando en cada entrada una salida con resultados poco inteligentes. De pronto una sonrisa en una esquina nos redime de todos los pecados, y limpian nuestras manos otras manos y piel a piel se curan las heridas. Pero en el fondo nada se construye digamos que mas bien todo termina con esa sensación de haber errado. Y atados a un sin fin de desencuentros seguimos tropezando dia a dia... enteros y por dentro...mutilados.

33

La imagin- hada
Pavel Salazar, Colombia http://animosdeaspirarte.blogspot.com/

34

Puedo conversar con el eco de tu ausencia en la sala tú que me sabes a toda esta casa y en todas sus partes fuiste conmigo escaparme de esta ciudad que solo me cuenta tu historia olvidar todas las veces que aprendí a caminar tu cuerpo quizás seas soñada, quizás hecha nubes en alguna lluvia llegaste a mi vida Seas sueño de dioses que intento entender, despedida del amor asustado melancolía enferma con ganas de mañana, amor abrigado de cualquier tristeza sentimiento mío, toda tú en mi pecho mi mayúscula tristeza, mi profunda lágrima que no toca el suelo Mi mundo distinto y sin igual recuerdo donde te respiro y escribo estos versos.

Desclasado
Alex Muñoz, Chile http://poesiadealmainquieta.blogspot.com
Bajo la luz anochecida, acompañada de un silencio endurecido y lento, breve, de nostalgia, por aquel túnel nace mi amargura. El tic-tac del corazón medio desnudo enmudece mi labios con estupor y rabia tratando de olvidar el duelo de mi propia carne. En mi piel se posan contra el viento el infortunio incalculable de agonías. Los espejos congelados hacen alianzas y solo dejan que contemple la loza del sepulcro. Cenizas de tinieblas exhalan desde mi pecho, donde la condena más adversa se salta el amor dando paso a la vaciedad del mundo de un desclasado. Entre zarpazos se asoma la bella membrana de la cual fui vidente algún día. Donde nació la esperanza allá a lo lejos de forma tumultuosa, hoy, se va disipando en las sombras.

35

Cuentos

Teresa Delgado Duque, nació en Las Palmas de Gran Canaria, capital de una isla redondita hermana de otras seis bañadas por el Atlántico. Ha dado un montón de veces la vuelta al sol a bordo de un planeta azul bellísimo e inmenso del que tan solo he visto una ínfima parte. Ama escribir.

¿Jugamos?
http://therezhada.blogspot.com/ -Quiero jugar contigo.- le dijo la hormiga al osito hormiguero. _No puedo.- contestó el osito. El búho, que lo observaba todo desde lo alto de su sabiduría, pensó ¡qué lastima, por un momento pensé que al ser tan chiquitos los dos jugarían! _ ¿Por qué no puedes osito? ¿Acaso tus papás no te dejan?insistió la hormiga. _No, no es eso, es que...-fue interrumpido _ ¿Te parece quizá que soy muy chiquita para ti?, ¡No deberías ser tan engreído! Soy pequeña pero me sé muchos juegos divertidos ¡Debería decirle la verdad de una vez! se decía el búho cada vez más indignado. _ ¡No, no es eso! dijo el osito; es que............... Caramba-interrumpió la hormiga -¿Por qué no puedes jugar conmigo? Pobre ¡quizá no sabes jugar, yo te enseño! _No, no es eso, yo si sé jugar, es solo que...

— 38 —

En ese momento, el impaciente y orgulloso búho, portador de la verdad más evidente y absoluta, bajó de su rama e indignado le dijo al oso: _ ¡Debería darte vergüenza!, dile de una vez la verdad, dile de una vez que no quieres jugar con ella porque tu obligación es comértela, porque nadie de tu familia ha jugado jamás con una hormiga, simplemente se las comen, vamos díselo de una vez, No la hagas sufrir más. _Pero... - Acertó a decir el pequeño oso hormiguero absolutamente perplejo...... pero...... La hormiguita ya se había dado la vuelta para alejarse de allí. Sus lágrimas eran más grandes que ella misma y se volvía al hormiguero, triste y asustada por lo que acababa de descubrir y culpándose por ser tan ilusa, tan estúpida, tan... tan hormiga... Tan chiquita. El búho, mirando al osito por encima de su emplumado hombro, se volvió a su rama, orgulloso de su sabiduría, de su claridad, de su elocuencia, de su buen corazón, de su decisión. El osito hormiguero, se sintió confuso, no tuvo tiempo de explicarle a aquella dulce criaturita que no podía jugar con ella simplemente porque le dolía la pancita, pero sobretodo se quedó triste por haberse enterado de aquella manera, del triste destino de las hormigas y de los osos hormigueros. Quizá, solo quizá, las cosas están cambiando. El mundo realmente es un mundo redondo y único, sin costuras. La humanidad es un solo SER que se está despertando de un sueño de separaciones. Lo que le ocurre al más diminuto ser de la creación, me está ocurriendo a mí y viceversa.

— 39 —

Quizá, solo quizá hacen falta bofetadas como esta terrible desgracia ocurrida en Haití para que nosotros, niños y niñas malcriados y malcriadas nos demos cuenta de que no podemos seguir mirando tan solo nuestros ombligos, sino que atreviéndonos a profundizar un poco, lleguemos al alma; esa alma que coincide en coordenadas con el alma del universo. Que vislumbremos que nuestro dolor es el dolor de todos y todas y nuestra alegría la alegría de todos y todas. Que nos demos cuenta de que el amor nos ha estado tocando siempre, por los siglos de los siglos, pero que hemos demasiado ocupados con mentiras heredadas y reforzadas por un sistema que inexorablemente está tocando fin porque hemos abierto los ojos a LA VERDAD. Quizá solo quizá, ya los sueños sean más importantes que los proyectos, las casas se puedan comenzar a fabricar por los tejados, los búhos no lo sepan todo y decidan empezar a doblegar sus egos y las hormigas puedan jugar con los osos hormigueros.

— 40 —

Leonardo Ledesma Watson, Veintitrés años.
Es el futbolista que nunca fui y un escritor que aún no es. Estudió periodismo en la Universidad San Martín de Porres, en Perú. Ha cursado talleres de dramaturgia y apreciación cinematográfica. Produce poco, lento, y desordenado. Vicioso de las cosas que le gustan.

Cómo escribir una historia de amor en una carilla
http://www.laredondez.blogspot.com Si no has determinado en qué formato empezarás con el trazo de las palabras, sencillamente, no podrás escribir ni siquiera la historia de tu día. Aprende a diferenciar entre el uso de la máquina de escribir, del ordenador y de la pluma. La muñeca llevará la ilación de la historia, sin muñeca (ya sea que produzca meneos circulares o verticales y punzantes -es la muñeca ese arco de entrada al pueblo de la existencia. La autopista que conecta la aldea de las ideas con el pueblo de la existencia nace entre la mandíbula y el cráneo, debajo de las orejas, y recorre desde el hombro haciendo una pequeña pausa en el codo, el último impulso lo toma en la recta del antebrazo-) no hay historia. Una vez llegado el momento, después de que sepas en qué formato vas a escribir, levántate del asiento (y si no estás sentado, como Víctor Hugo, pues siéntate), busca algún recuerdo que hayas atiborrado entre las cosas que no pensabas volver a ver, quítale el polvo con la yema de los dedos y rememora las circunstancias exactas en que lo hiciste tuyo. Empieza por saber quién te lo dio, y termina por saber por qué lo guardaste para no verlo más.

— 41 —

Si no fumas enciende un cigarrillo para al menos sentir ese sinsabor entre los dientes y la lengua, si la degustación es más fuerte que tú, deja el cigarrillo a un lado; si eres fumador, acábalo, de cualquier forma te hará recordar que cualquier acción, por más pequeña, te cambia. Si pensaste en magnas tragedias, en largos viajes, en amores que vencen la barrera de la eternidad, de la muerte, del odio infundado por las familias, del engaño y el olvido, del fracaso y el perdón, y crees que puedes escribir la historia de amor más grande jamás expuesta, pues olvídalo, en una carilla no se puede, a menos que hayas aprendido a amar antes que a escribir. Quien murió y aprendió a amar se acercó a aquello que algunos llaman sentido de vivir. Aprende a aborrecer a uno de los protagonistas de tu historia, para que puedas amar al otro. Pelea con uno de ellos, a ver si te gana la partida y logra sobrepasar a la única persona que puede determinar cómo va a concluir esa historia: el escritor. Si el amor del protagonista deambula esas intensidades, y te pone un cuchillo en pro de su libre elección, debes aprender a dejarlo ir con quien más ama ¿Cómo hacerlo en una carilla? Golpea cada tecla o dibuja cada letra con cariño, si eres una dama imagina que tienes en los brazos al pequeño mientras se alimenta de tu seno, si eres un caballero imagina que tienes en los brazos a la dama que alimenta al pequeño, si eres un hijo de puta llora y golpea un par de veces la pared (sin lastimarte los nudillos) por aquel amor que ya se fue, por aquella culpa que ni una acción o un libro saben desechar. No maquilles una historia que puede ser perfecta con sus defectos. No la llenes de adjetivos burdos y sinónimos que arman un rompecabezas ni cites frases de cartas de amor que jamás te atreviste a mandar.

— 42 —

Pon una canción muy pesada. Marca dos veces el número de una ex novia y, si contesta, dile hola, ya no te extraño, marca una vez el número de un ex amante y dile que lo quieres y lo verás dentro de una o dos noches, así les estés mintiendo a ambos. Si pudiste escribir una historia de amor en una carilla, después de hacer todo lo leído, llámame... porque yo aún no puedo.

— 43 —

Camila Bordamalo García, nació en
Bogotá en 1983, estudió filología e Idiomas con énfasis en alemán en la Universidad Nacional de Colombia. Se dedica a la traducción y a la escritura, hace un poco más de un año publicó su primer libro ilustrado de cuento corto "Perros en el cielo".

El corazón en la montaña rusa
www.cuentosalbordedelalocura.blogspot.com. Una vez se me perdió el corazón. No pierdo las llaves de mi casa ni mi billetera pero si soy de las que andan perdiendo el corazón. No soy de las que andan perdiendo las bragas, mejor sería. De todas formas también se puede seguir viviendo sin corazón, crece un reemplazo. Tal como la cola de una lagartija y del mismo modo doloroso que los trámites para la cédula. El último se me quedó en una montaña rusa. Me di cuenta unos minutos después cuando la montaña ya no se podía parar y sólo pude quedarme mirando las vagonetas descendiendo rápidamente por los rieles. Esperé un tiempo a ver si alguien me lo devolvía, quizá alguien lo encontró y lo guardó. Nadie llegó, debió caerse, alguien lo pudo haber pisado. Hasta se lo pudo haber tragado un perro. Puede estar vendiéndose en este momento en el mercado negro, pero no es buena idea ir a buscarlo, todos los corazones de mujer son iguales. ¿Cómo lo distinguiría?. Lo que hay que hacer es conformarse con su pérdida, seguir el "count your blessings". Una montaña rusa no es un mal lugar para perderlo ¿o si? digo...peor lugar es un retrete.

— 44 —

Pobre corazón si se le sentó encima alguien. Hice bien al quedarme observando la montaña desde la distancia, si hubiera ido en su busca habría presenciado una tragedia. Rescatar corazones es muy difícil.

— 45 —

Luis Héctor Gerbaldo, Escritor de la ciudad de Córdoba, Argentina. De 52 años de edad. Dedicado especialmente al relato corto o microcuento, publicó en el diario Hoy día Córdoba, de su ciudad, en antología seleccionada por editorial Dunken (por cuenta), en revistas digitales y de papel.

LA CAJA DE PIEDRA
http://www.canastadeletras.blogspot.com/ Región de Borgoña Domingo de Resurrección. Año 1146 La tranquilidad de la campiña no era perturbada por el movimiento en la abadía. Todo Cluny estaba en recogimiento este domingo, o casi todo. Bien temprano, se vieron entrar varios grupos de caballeros con sus escoltas, no llevaban estandartes ni inscripciones, pero sus armaduras y cortejo no permitían dudas. Luego del Sermón de la mañana, en la sala reservada al bibliotecario, en el ala este del edificio de Copias y Reproducciones, se encontraban reunidos los visitantes con Bernardo de Clairvaux. Sólo temas muy importantes podían justificar la reunión en día reservado a la oración. Sentado de espaldas a la mesa, Bernardo alentaba un encendido discurso. Los días de la cristiandad estaban contados, debía convencerlos sobre la necesidad de la expedición. La recepción de sus palabras en los nobles señores era dispar, desde Jean de la Frete, que se presentó con su traje de viaje, sin blasón ni distinción alguna, confirmaba el status de extraoficial que tenía la reunión. Otro de los participantes, Thomas de Tilly, venía con reclamos sobre anteriores prerrogativas y concesiones que había dado el Papa Urbano sin que llegaran a efectivizarse nunca. El monje perdía la paciencia de a momentos.

— 46 —

No eran tiempos de quejas, ni de renuncias, era una misión divina que, de no realizarse, ponía en peligro las bases de la cristiandad. El tercer caballero, Raoul de Argoile, miraba absorto a Bernardo. Sabía por qué lo convocaban, su corazón palpitaba de emoción. El benedictino hizo una pausa, preparándolos para la revelación. No era ésta una empresa cualquiera, un tesoro de la cristiandad estaba en juego. Quizás el más importante tesoro. Les informó que luego de desalojar a los islamitas de Jerusalén, Godofredo de Boullión, encontró en las afueras de la ciudad una tumba a la vieja usanza, donde estaba guardada una caja tallada en piedra caliza. Al comprobar su contenido no tuvo dudas de que debía preservarla, y celosamente la ocultó en su estancia. Allí se pensó seguro, pero el ataque de Zengui a Edessa, ciudad también poseedora de tesoros cristianos, puso en alerta a los pocos conocedores de esta caja. Balduino había aceptado que fuera trasladada a suelo francés, por lo que se necesitaba una expedición punitiva contra Zenghi, y a la vez, que desvíe la atención sobre el puerto de Jafa, para poder embarcar sin miradas de propios y extraños. De la Frete y Thilly abandonaron su postura desinteresada, esto era importante y no podía ser obstaculizado, eran hombres de lucha y si la batalla era justa, mucho mejor. Raoul, con los ojos vidriosos, escuchaba con total fascinación. Era el elegido en esta empresa como custodio del tesoro, sentía que tenía asegurada la santidad por ello. Oraba en silencio, daba gracias al Señor por bendecirlo de esa manera. Thilly de pronto objetó que fuera trasladada en barco, los naufragios eran muy comunes. Bernardo se opuso al tránsito por tierra, asumió que los peligros eran mayores, y decía que la providencia los acompañaba. La seguridad teñía sus palabras. El benedictino suspiró conforme, había conseguido la voluntad de estos caballeros, y con ellos el seguro patrocinio del rey Luis. El Espíritu Santo lo había iluminado en la elección del caballero de Argoile, ahora sólo faltaba comprometer a los germanos en la empresa. Los despidió implorando la bendición del Señor para estos hombres.

— 47—

Paris 24 de Febrero de 2007 “En un cable fechado en Los Ángeles, se da cuenta de la presentación del director de cine, James Cameron, anunciando un descubrimiento que echaría por tierra toda la estructura del cristianismo, no ya de la Iglesia Católica, sino de todas las vertientes religiosas ligadas a la figura de Cristo” Gustav Popkev caminaba con aire de tranquilidad, aunque sumido en sus cavilaciones, por la rue Saint Jacques, frente a la Sorbonne. El ruido de la ciudad no podía distraerlo, desde que recibió temprano la llamada del Superior, un estado de conmoción contenida lo invadió. Es cierto que había sido preparado durante la mayor parte de su vida para este momento, pero a razón del tenor de la responsabilidad recibida, no había apresto posible que atenuara la emoción que provocaba. Nadie hubiera apostado a que este hombre de sobrio traje gris era un monje benedictino. Para el imaginario colectivo son hombres ataviados con pardos hábitos rústicos de color marrón, manos enfundadas en las mangas y un caminar beato. Gustav más parecía un empleado bancario. Todo tenía una razón, su labor en el Museo de arte medieval. No debía relacionarse con la orden. Menos que este edificio, a través de su persona, seguía teniendo relación con Cluny. Los Abades de Cluny, depositarios de la caja de piedra caliza, fueron muy celosos en su conservación y mantener en secreto de su existencia. Luego de los saqueos de 1790, por miedo a que fuera descubierta, la trasladaron a la morada de los Abades en París. Una construcción contigua a las termas, antiguos baños romanos, depositándola en un subsuelo al que se podía acceder desde el edificio que ocupa actualmente el museo. Eso hizo necesario contar siempre entre las personas de libre ingreso, con alguien ligado fuertemente a la orden. Gustav ocupaba ese lugar. La noticia había ocupado todos los titulares. El director de cine Cameron haría una presentación a toda pompa, asegurando que dejaría sin basamento a las iglesias cristianas. Una tumba familiar había sido encontrada en la excavación de Talpiot,

— 48 —

a las afueras de Jerusalén, donde constaban los nombres de Jesús, María, Judas, Santiago en sendas cajas talladas en piedra caliza, a la usanza de la época. Encontrar los huesos de Jesús daba por tierra toda la estructura cristiana. El Crucificado era hombre y siguió siendo hombre después de su muerte. No resucitó, no era divino. Si era convincente, la evangelización sería imposible. Temprano esa mañana sonó el teléfono, apenas momentos después de haber despertado, la orden era precisa, sin posibilidad de error, debía comprobar el contenido de la caja de piedra, su existencia era la respuesta a cualquier atentado contra el dogma cristiano. Ingresó al establecimiento como lo hacía diariamente, repitiendo sus habituales movimientos, el orden en su escritorio, las llamadas usuales, y la recorrida por el edificio antes de la apertura. Luego de visitar las salas principales, se dirigió al pasillo sur como siempre, detuvo sus pasos frente al pilar donde reposaba el píxide de plata embellecido con sobre relieves alusivos a los milagros de Cristo. Detrás del pié de mampostería, corriendo un panel de la pared, dejó al descubierto un mecanismo de cilindros que hizo girar hasta que las inscripciones recordaran a San Bernardo y a Raoul de Argoile, nada era azar. La portezuela se soltó del piso, dejando a la vista una ajustada escalerilla. Bajó con habilidad, encendió su linterna para iluminar sus pasos en los ochenta metros que lo separaban de la caja. En una bóveda ubicada justo debajo de los antiguos baños romanos, en el centro de la habitación, sobre un prisma de mármol blanco, estaba la caja de piedra caliza. Caminó a su alrededor buscando detalles. No tenía inscripción alguna, sólo el sello de Godofredo de Boullión labrado en la pilastra. Se concentró, rezó brevemente. La linterna, apoyada en el suelo, impactaba sus rayos de luz contra el techo abovedado, que de un blanco brillante iluminó todo el recinto.

— 49 —

Deslizó con suavidad la pétrea tapa de la caja, quitó con sus manos la capa de polvo que se había depositado en el interior, levantó con una mano la hogaza de pan y con la otra el pescado. A pesar de los dos mil años trascurridos, estaban aún frescos. Con su corazón latiendo desmesuradamente, dio gracias a Dios.

— 50 —

Oscar Aibar, España, vino al mundo en una clínica secreta del Amazonas como producto del proyecto de eugenesia nazi Lebensborn, para no levantar sospechas su nacimiento se inscribe en Barcelona en el año 1967, Productor de Cine, escritor y poeta.

Necrológica desesperada
www.oscaraibar.com Debería escribir estas líneas desde el dolor, dejándome llevar por el sentimiento de perdida de un amigo, explorando su recuerdo, simplemente pensando en él. Pero no puedo hacerlo porque me domina el asco, la decepción, el cabreo. Ayer llamé a algunos conocidos (a los que hasta hoy tenía como algo más) que trabajan en las redacciones de los principales periódicos de esta ciudad, para decirles que había muerto el Ruso, para implorarles un espacio en sus secciones de cultura, para recordarles todas las veces que hemos rememorado sus hazañas a los postres de una entrega de premios, en la barra de un bar de moda o de rodillas en el lavabo de un after. Pero sólo he obtenido excusas y promesas, que no se creen ni ellos, de futuros artículos de opinión, retrospectivas y homenajes. Palabras pronunciadas con la boca medio cerrada que el viento se llevará, porque ese espacio, y todos lo sabemos, lo ocuparán mañana el último disco que Alejandro Sanz ha compuesto en su mansión de Miami, el próximo premio que Álex de la Iglesia se dará a sí mismo o esa entrevista a Buenafuente promocionando su último best seller de ocurrencias graciosas. Lo que importa ahora es que El Ruso ha muerto y NADIE, absolutamente nadie, el nadie más aterrador, va a hablar de ello.

— 51 —

Y el entierro no fue mucho mejor. Poca, muy poca gente, pero buena gente. Ayer era un día soleado (hasta eso le salió mal al Ruso) en el cementerio municipal de Santa Coloma. Ante un nicho vacío a ras de suelo, en el extremo de una calle empinada y remota, no más de una docena de personas mirábamos como los funcionario sacaban la caja del coche. Pude ver a Morfi Grei, que tanta épica había compartido con el Ruso en Cornellà, a un Sabino Méndez visiblemente emocionado, que me contó una vez más como el Ruso torpedeó aquella fiesta de la gauche divine presentándose con una gabardina forrada con sardinas frescas, a Oriol Tramvia y Jaume Sisa, que tantas veces habían cerrado con el Ruso la barra del Zeleste. También estaban allí, en primera fila, un par de seres desdentados, malolientes y decrépitos, posiblemente los últimos compañeros de correrías del Ruso, algo temblorosos y no por el frío. Junto a ellos una mujer extensa y sobremaquillada, probablemente la última partenaire del poeta, la que pagó sus últimos alquileres, no dejaba de sollozar. Y detrás, un poco alejada del grupo, otra mujer, esta de figura estilizada y con el rostro escondido por un sombrero de ala ancha y unas enormes gafas negras que, a fuerza de mirarla, a todos se nos parecía cada vez más a Jane Birkin y que nos hizo pensar en aquellas leyendas que se contaban de la época del Ruso en París. Ninguno de los presentes pudo apartar los ojos de ella, cuando seria, inexpresiva, se adelantó al grupo e hizo detener a los operarios con un gesto elegante para introducir en el agujero, antes de que lo tapiaran del todo, un misterioso trozo de papel y una rosa roja. Probablemente Joan Octavi García, el Ruso, será recordado más por su personaje que por su obra, y esa es otra injusticia contra la que tampoco tendremos mucho que hacer. Ese dandi cínico y suicida que tan bien retrató Eduardo Mendoza en La aventura del tocador de señoras, ese chulo loco de Derrama whisky sobre tu amigo muerto, del legendario Raúl Núñez, o el inolvidable Sueco de El triunfo, son homenajes sinceros de sus autores a un personaje que les desbordó y fascinó hasta lo indecible.

— 52 —

Porque el Ruso no podía dejarte frío. Conocerle no era precisamente amarle, pero era toda una experiencia, algo que deja huella. Me atrevería a decir que era poseedor de un gran encanto, enorme, y siempre tenías la impresión de que, potencialmente, sería mucho más de lo que fue. En mi caso la primera y la última vez que vi al Ruso fueron bien diferentes. Le conocí en su hábitat natural, un bar del Born, a principios de los 90. Estaba sentado en la barra mirando absorto un video sobre tomas falsas de Star Treck que ponían en una tele mientras sonaba la música. Todos nos reíamos cuando había que reírse, o sea, cuando las puertas de la nave no se abrían cuando tenían que abrirse o cuando la pistola de rayos se atascaba en la cartuchera. Pero el Ruso no. Recuerdo que el Ruso se reía cuando no pasaba nada. Como si viese algo que los demás éramos incapaces de ver. Sus carcajadas solitarias resonaban por encima de la música haciendo que todos nos mirásemos alucinados. Ya por entonces se hablaba mucho de sus adicciones extrañas, de sus enganches a sustancias exóticas que había importado de alguno de sus viajes imposibles. No sé lo que el Ruso había tomado aquella noche, pero no era como para acercarse mucho. Me quedé allí mirándole un buen rato hasta que el video acabó y el Ruso pidió que se lo volvieran a poner. El dueño se negó porque por lo visto habían rebobinado ya la cinta unas diez veces. Entonces el Ruso se levantó (era un tío alto) y se acercó amenazadoramente al tipo esgrimiendo una botella de cerveza por el cuello. Cuando tenía al dueño apenas a un palmo, se arrodilló de repente a besarle los zapatos mientras repetía una y otra vez “ponlo otra vez, por favor, sólo una vez más, necesito que lo pongas”. La última vez que me encontré con él fue el año pasado en las Ramblas. Estaba dibujando su nombre con una navaja en un árbol frente al hotel Rívoli. Su apariencia era ya una sombra de lo que había sido. Ahora era un ser encorvado, con una tez cadavérica y la mirada perdida en el averno. “¿Qué haces, Ruso?” le pregunté. Me miró durante un instante como quien ve un fantasma y me contestó “dejar huella, permanecer”.

— 53 —

Creo que por entonces el pájaro negro revoloteaba sobre su frente y sólo él podía verlo. Como tantas otras cosas. No voy aquí a glosar la obra de Joan Octavi García, ya habrá tiempo para ello, pero es indudable que sus dos poemarios, de la impagable Colección Ocnos, No esperes compasión de un camello o Laberinto abrieron una brecha por la que entraron/entramos toda una generación de poetas, cineastas o letristas de rock. Luego vendrían un par de novelas imposibles de encontrar, artículos de prensa, canciones y poca cosa más. Pero eso sí, sin el Ruso no se podrían entender muchas cosas que pasaron en esta ciudad gracias a la influencia de su obra, su persona, su personaje o su leyenda. El Ruso consiguió permanecer, aunque fuese sólo en la memoria de los que les conocimos o en la obra de otros, y lo hará por mucho tiempo. Le pese a quien le pese. R.I.P.

— 54 —

“El arte de los títeres es el más bello regalo que el hombre ofrendará a sus manos, que todo lo producen y todo lo crean” Otto Freitas (Titiritero)

Relatos Microrrelatos

El reloj de arena
Paulina Monroy, México https://paulinamonroy.wordpress.com/.
Desde la cima de un reloj de arena, persona A tira esperanzada los granos que persona B recibe y desecha sin ningún sentimiento. Son contadores del tiempo: el primero confía en lo que ocurrirá, el otro lo descarta porque ya sucedió. Es decir, lo que persona A le suma a su futuro, persona B se lo resta a su presente. Lógico es que uno sea el idealista, mientras el otro juegue al oponente. Si cambiaran lugares, y significa que las leyes se alterasen, entonces la razón nos dice que persona A nunca dejaría ir al pasado. Como un romántico, creería todavía posible la realización de deseos que quedaron en el ayer. En cambio persona B, más realista, tiraría los granos despreciando los sueños que jamás verá cumplidos.

l58l

Inmortal
William E. Fleming, España http://desdeelabismodemimente.blogspot.com
Inmortal así es como la gente me ha llamado siempre. Desde mi celda acolchada, todas las tardes me insertan pacientes para que les relaten como conseguí esta inmortalidad como ellos lo llaman. No tengo pelo, y a pesar de que mi sonrisa es persistente, ellos nunca hacen caso. Es como si no me oyeran cuando les grito. Todo empezó hace... la verdad es que el tiempo en mi estado es totalmente inservible. Sólo recuerdo una noche, quizás fue aquella en la que conseguí el estado actual. Estaba viviendo en la calle, al raso, era un vagabundo, al menos es lo que les he escuchado decir. Dormía bajo unos cartones de un viejo frigorífico, una noche de lluvia después de haber soportado el terrible tiempo.... alguien se me acercó me dio algo de comer, y un café caliente, recuerdo la enorme sonrisa que se me puso en el rostro. Pero el buen samaritano, tan pronto como di un sorbo sacó una pistola y un resplandor después me encontré aquí. Dicen que estoy muerto. Pero como puedo estarlo cuando a pesar de ser un simple esqueleto, puedo oír, ver y hablar... Pero ellos nunca me han escuchado.

l59l

Buscando…
Naybee Gutiérrez, México
http://texteandoTe.blogspot.com/

—Existirá el día en que te deje de extrañar— Se preguntó así misma y miró hacia el cielo buscando encontrar su mirada en el estelar.

NOBEL
Patricia Olivera, Uruguay
http://mismusaslocas.blogspot.com

"No quiero la fama...", dice en su discurso un premio nobel, "...simplemente quiero, por fin, dejar de intentar convencer al mundo de algo que es más que evidente... Es lamentable que anhelar la paz del mundo sea algo meritorio cuando tendría que ser un estado permanente en el ser de la humanidad..."

l60l

Caen bombas
Nancy Graciela Nasr, Argentina http://www.versosymasversos.blogspot.com/
Caen bombas, estoy acurrucada en un rincón, no se que hacer el desconcierto se apropió de mí, el miedo de mis huesos el terror de mi espíritu. Tengo ganas de llorar, grito…caen bombas. Todo alrededor es distinto olores…. El miedo tiene olor? Si lo tiene…. Todo es confuso…. Quisiera no estar…. Ser volátil… Solo sujeto mi cabeza entre mis brazos como si ellos fueran coraza, que me protege. De todo y de todos… Volátil… ser pluma al viento en la onda expansiva que me arrastra lejos… lejos de aquí. Caen bombas!.... rezagos de mampostería caen sobre mí… apelo a mi mente me traslado me elevo me voy de allí, …no resistiré mucho más ….humedad en mi rostro… lágrimas? Sangre?, todo es igual en el dolor…. Sigo en el rincón quieta… todo esta oscuro… mis brazos abandonaron mi cabeza… no me muevo…sirenas que se aquietan…ya no escucho… ya no vivo… ya no soy… caen bombas!!!

l61l

Bígamo
Bryan Centeno Arias, Colombia bryank1188_5@hotmail.com
Con la vergüenza en la mano confieso que soy infiel, soy un bígamo empedernido, porque necesito de estas dos bellezas incomparables, una promueve la luz en mis pensamientos mientras la otra construye mis sueños, cualquiera de ellas me hace alucinar, cualquiera me embriaga con su perfume, me hacen sentir vivo, me hacen olvidar el mañana, ahora vivo desesperado, porque no quiero que sepan que a las dos amo en secreto, que a las dos las quiero tanto, que por querer amar sólo a una, más me enamoro de la otra, que culpa tengo yo si no puedo evitarlo? ¡las amo a las dos! ¡A la mujer y a la poesía!

l62l

Incontenible
Francisco Enríquez Muñoz, México pornocochinon@yahoo.com.mx
Después de treinta minutos, el hombre desnudo miraba a la mujer desnuda con el mismo horror, con la misma incredulidad con que ella lo miraba a él, pero el semen continuaba saliendo disparado hacia el techo como pálidos fuegos artificiales.

l63l

Fotografía y Artes Visuales

Immersed in a Book – Giovanni Arévalo (Colombia)
http://www.giovanni154.deviantart.com/

Pearl Mafe - Nathi Frank (Colombia)
http://nathifrank-photography.tumblr.com/

Bing Bang - Christian Becerra (México)
http://nadaesunico.blogspot.com/

Lucky Dragon - Daniel Koys (México)
http://tirasoriginaliens.blogspot.com/

Mi Cali - Paula Echeverry (Colombia)
pandrega@gmail.com

El Gran Misterio - Marcelo Bernardo (Brasil)
http://blogs.myspace/marcelobernardo

Orígenes y Raíces - Andrea Torchetti (Argentina)
andreatorchetti@hotmail.com

Rostro - Cinthya Escorcia Rocha (Colombia)
www.flickr.com/photos/chinchi/

La Realidad Del Copiloto 1 y 2

www.kaleiproductora.blogspot.com

Jenny Delgado (Costa Rica)

www.kaleiproductora.blogspot.com

Sin título - Claudia Julio (Argentina)
clave_arte@yahoo.com.ar

Ya encontraste tu avión - Daniel Galindo (Colombia)
http://unacajitapaguardarmomentos.blogspot.com

Crónicas

LOS LIBROS DEL PASADO, LOS DE HOY Y LOS DE MAÑANA.
http://www.solpalacio.blogspot.com/
Cuando escuchamos tan buenos comentarios acerca de un libro, es inevitable no querer comprarlo. Sin embargo, en tiempos de auge empresarial y tecnológico, como el que actualmente vivimos, ése deseo, está casi suprimido, hoy en vez de dirigirnos a una librería a comprarlo, vamos al computador más cercano a descargarlo –y mientras tanto, aprovecha- Soley Palacio de la Rosa mos y abrimos facebook o cualquier nace en Barranquilla, otra red social-. Esto se debe, entre Atlántico, en 1989. Es anaotras cosas, a que dicho mundo em- lista y programadora de presarial y tecnológico, necesita pro- computadoras. Actualmente cursa séptimo fesionales que vayan a la vanguardia semestre de Ingeniería de ese auge, por lo cual, los libros se Industrial en la C.U.C. han visto reemplazados por textos ocupación que no le ha impedido mantenerse digitales. A los profesionales de hoy en día -a informada de los los futuros quizá se nos pida que sea- eventos culturales de la ciudad, y, por ende, su mos computadoras- se les está exi- asistencia a ellos. Su giendo solo “tres cositas”: prepara- pasión por la escritura ción –tiene que saber de todo y algo se remonta cuando estumas-, juventud y experiencia… sólo diaba bachillerato, tiempo esas tres cositas, claro, sin tener en en el cual fue alumna cuenta la carga de responsabilidad aventajada en Lengua Castellana y Filosofía, que dejan a nuestros hombros, se nos gracias a su capacidad pide además: creatividad, pro activi- argumentativa, analítica y dad, asertividad, dinamismo,…, en de redacción. Deseosa de fin, la lista es de nunca acabar. Pero… que no sólo escritores re¿a cambio de qué? De un puesto de conocidos o en formación trabajo. Quizá hasta mediocre. Muy conozcan su trabajo, sino el público en general. probablemente.

l81l

Personalmente puedo decir que he leído cualquier cantidad de libros de superación, sea en el ámbito personal o empresarial. Pero que va. Basura. Si. Tal vez me equivoque. Pero ya hasta me sé de memoria la premisa en que todos convergen “conócete a ti mismo” ¿Y qué? acaso al feroz mundo de los negocios le interesa si me conozco o no. ¿Acaso en la entrevista de trabajo me preguntaran: señorita, se conoce usted? ó ¿será que lo que les interesa es contar en mi hoja de vida el numero de postgrados, especializaciones, maestrías, capacitaciones, seminarios, etc., etc.? Estoy segura que se inclinaran por la última. Otra de las razones por la cual he llegado a ser aun más escéptica a los actuales libros de superación personal, es que tienen la osadía y desfachatez de pregonar frases como ésta: “también es aplicable en el campo de los negocios”, “funciona de igual manera en el campo empresarial” “resulta igual de efectivo en cualquier empresa”. Ash… ¡quimeras! quisiera ver a un a un criadero de ratas utilizando el mismo principio que una empresa de veneno para ratas. “Lo más importante es la salud de las ratas” ó “Garantizamos su muerte efectiva”. ¿Confundidos? Ahora, si pasamos a libros de otros campos, como: matemática, estadística, física, etc. Hemos de analizar que nos tienen acostumbrados a ejemplos que nos serian más útiles si estuviéramos mínimos- 50 años atrás, pero, no en el 2011. Edición tras edición, la gran mayoría de éstos libros no se toma el trabajo de siquiera cambiar los ejemplos, sino que nos aparecen los mismos de la edición anterior, sólo con un par de nombres cambiados. Queremos ejemplos actuales, reales, aplicables, porque nos vamos a enfrentar a problemas reales, “no de mentiritas”. Ya estamos aburridos de libros, sean de administración de empresas, contabilidad, ingenierías o cualquier otra carrera en la que intervengan números, escritos por educadores célebres, de las mejores universidades del mundo, pero, que en fin de cuenta son sólo eso, educadores.

l82l

Quisiera ver en las bibliotecas universitarias, y, en todas en general, libros de grandes empresarios, de cerebros en el mundo de los negocios y la tecnología actual. ¿Por qué no tenemos textos de Bill Gates, de Steve Jobs, de Robert B. Zoellick, Lawrence E. Page o, incluso de Barack Obama, como textos bases en nuestras universidades? En cambio, los tenemos todos de cualquier catedrático conocido o desconocido. Tenemos todos los de Einstein, Newton, Pitágoras, etc. No es que quiera iniciar una campaña de desacreditación o desmérito contra éstos ilustres señores, siendo yo un ácaro ante ellos. Claro que no. Sólo que tenemos que admitir que estamos en el siglo del cambio, de la segunda evolución -tan o más importante que la primera- debemos dejar que esta ola futurista lo abarque todo. Sobre todo, los obsoletos métodos de educación, y, por consiguiente, los textos bases de dichos métodos.

l83l

SE ALQUILAN TRAJES
oliviavilloriaq@hotmail.com

Para algunas personas resulta difícil hacer cambios significativos. Gabriela Gómez, acostumbrada a una vida solitaria y huraña, gracias a su nuevo rol laboral ha tenido que habituarse a un tráfago social que la llevó incluso a tomar una decisión tan Psicóloga, graduada en la impensable como extrema: alquilar Universidad Central de un traje de fiesta. Venezuela (UCV). MagisGabriela se graduó de ingeniero civil ter Scientiarum en Psicoen una universidad caraqueña, pero logía, por la UCV. Masólo consiguió empleo en el departa- estría en Literatura Venemento de relaciones públicas de una zolana, UCV. Profesora Asociada de la Escuela de empresa nacional dedicada al Psicología de la UCV, negocio del ron. Su trabajo incluye donde desempeñé activiorganizar y representar a la empresa dades docentes, de invesen eventos, promociones, lanzamien- tigación, extensión, asistenciales y académicoto de productos, patrocinios, de gustaciones, etc. En sus últimos com- administrativas. Actividades docentes relacionadas promisos nocturnos se ha bandeado con la escritura: dictado con el traje negro que, a decir de los de la asignatura “Taller de especialistas de la moda, nunca debe Comunicación Escrita”; faltar en el closet de una mujer. Una trabajo de Maestría bufanda colorida, un collar vistoso, (“Efectos del autocontrol sobre una dimensión creaunos zarcillos llamativos, o un tiva de las narraciones escinturón moderno, prestados por sus critas por estudiantes de amigas, tuvieron en su momento la la escuela básica. Su valitrascendental misión de hacer dación social”). Egresada del Programa Superior en diferente un atuendo que era su Escritura Creativa, del compañero obligado desde hacía Instituto de Creatividad y poco más de dos años.
Comunicación (ICREA).

l85l

Para la celebración del aniversario de la compañía no tenía ni la intención ni las posibilidades de cambiar las cosas y, después de enviarlo por enésima vez a la tintorería, se puso una vez más su predecible vestidito negro. El espejo le devolvió una imagen bonita y agradable, aunque reiterada y harto conocida. Esa noche cumplió responsablemente sus funciones y los rituales: recibir a los invitados, hacer presentaciones, coordinar la logística, sonreír, saludar… Casi a la medianoche fue al baño a resolver su prematura hiperactividad vesical, retocar el maquillaje y estirar los dedos de los pies, presos en sus zapatos apretados. Otra vez el mismo trapito, ¿será que no tiene más? Soy capaz de prestarle a la pobrecita uno de los tantos que tengo. Oír ese diálogo le molestó porque se reconocía como objeto de la burla. Aunque tal tipo de asuntos no es prioritario cuando se viene de un medio familiar y social con tantas limitaciones, ella sabía muy bien que en esta sociedad, donde importa sobremanera la apariencia, es una suerte de pecado que un vestido se repita… Oír el diálogo también le dolió. Varios días después conversaba con los suyos después de la cena y surgió el tema de la fiesta de Navidad en la empresa. Si compras un vestido tendrás que comprar también sandalias y cartera porque las que tienes dan pena –le advirtió su mamá, quien, en su fuero interno, temía que no alcanzara el dinero para el mercado. Es preferible que inviertas la plata en un cambio de look… nuevo corte de pelo… un maquillaje in –aseguró su hermana Paola, demasiado preocupada por el aspecto físico, como suelen ser las adolescentes. Hija, ahora mucha gente alquila la ropa, ¿no has pensado en eso? La frase la impactó. Viniendo de su padre, un hombre sobrio y muy digno, era una idea merecedora de ser considerada. Luego de debatirse en un duelo a muerte acerca de si valía la pena gastarse una quincena del sueldo en comprar un traje de fiesta, decidió que sí, que su padre tenía razón, que era más práctico inaugurarse como usuaria del alquiler de trapos.

l86l

“En La Magia del Alquiler le alquilamos el traje de sus sueños ya listo para ser usado. Seductores, extravagantes, chics, le harán lucirse y evocar un amplio rango de emociones. Tenemos una solución para todo momento: fiesta cocktail, primera comunión, quince años, graduación, bodas, cortejos, para niños, damas y caballeros. Especialistas en trajes de novia, porque pensamos en mujeres prácticas que no renuncian a la exclusividad”. El anuncio por internet la dirigió a ese sitio, ubicado en un conocido centro comercial. Se sintió sobrecogida por la belleza y el lujo de la exhibición de las vidrieras. Aquí deben cobrar por entrar, pensó, pero decidió avanzar porque “la peor diligencia es la que no se hace”, una frase de la abuela que acompañó su crecimiento y muchas de sus decisiones importantes. El local no se parecía en nada a la modesta y pálida tienda por departamentos del centro de Caracas donde compraba su ropita. El ambiente perfumado, con una música contagiosa, derrochaba vitalidad. Era como estar en esos desfiles de moda que publicitan la televisión y las famosas revistas del fashion y el glamour. Vestidos, faldas, blusas, carteras, tocados, joyas, zapatos, chaquetas, trajes de novia, fluxes, toda la amplia variedad de atuendos y adornos que necesitan las personas con muchos compromisos sociales y poco poder adquisitivo. Las tendencias más antiguas, los vintages, los retro, coexistían en mágico concierto con las nuevas tendencias de la moda, de una manera que ya quisieran imitar las polaridades políticas que han partido en dos al país. Los maniquíes, los percheros, los anaqueles, guardaban vestimentas que merecían muy bien los calificativos que son usuales en una reseña de modas: sencillo y elegante, refinado y bohemio, cómodo y fresco, clásico y glamoroso, inusual y vaporoso, sobrio y conservador, brillante y sofisticado.

l87l

atenciones de las vendedoras, demasiado obsequiosas para el gusto de Gabriela, la hicieron sentirse abrumada al principio, pero resignada después. ¿En qué la podemos ayudar? ¿Quiere un cafecito? ¿Qué estilo prefiere? ¿A qué hora es su compromiso? Todo lo que hay que hacer para ganarse una comisión, atinó a pensar Gabriela…
Las

Si estar en esa tienda ya era suficiente complicación para ella, su dificultad más seria llegó a la hora inevitable de elegir, presionada además por las sonrisas aburridas y ya desgastadas en los labios de las vendedoras. Luego de múltiples y detenidos análisis de las diversas alternativas a su alcance, escogió por fin. Salió de La Magia del Alquiler con un gesto de aburrimiento, un bello traje color lila, una menor cantidad de dinero en su cartera, y numerosas recomendaciones sobre la recuperación del depósito, el cuidado de la prenda y el tiempo límite para la devolución del vestido.

l88l

Contáctanos:
http://lanochedeletras.blogspot.com lanochedelasletras@gmail.com

La Noche de las Letras Revista Literaria y Poética

Colombia, 2011

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful