Está en la página 1de 2

Tema: for dummies anibal torres en el congreso (sí, de nuevo)

Título: ¿Qué pasó ayer? Todo lo que necesitas saber sobre el nuevo pleito entre el Ejecutivo y el
Congreso por la cuestión de confianza

Gorro:

____________________

Ayer 24 de noviembre en horas de la tarde, el presidente del Congreso, José Williams, anunció que,
por mayoría, la mesa directiva del Parlamento rechazaba la cuestión de confianza presentada hace
unos días por el jefe del gabinete ministerial, Aníbal Torres.

La semana pasada el gobierno recurrió a dicha controversial figura para plantear la derogación de la
Ley 31399, que buscaba que la convocatoria a referéndum no tenga que pasar por la aprobación del
Parlamento.

El “rechazo de plano” anunciado por el presidente del Congreso ha sido interpretado por el Ejecutivo,
encabezado por Pedro Castillo, como una denegatoria de facto de su pedido de confianza.

Bite Castillo/ “rechazara de plano la cuestión de confianza” “rehusamiento expreso”

En nuestro país existe un mecanismo legal para la disolución fáctica del Congreso de la República que
pasa por la cuestión de confianza. Un gobierno puede solicitar dos pedidos de confianza y de negarse
ambas solicitudes, puede producirse un cierre del Legislativo.

Es decir, si Pedro Castillo considera una vez más que el Congreso le ha negado la confianza, podría
creerse en derecho de disolver el actual Parlamento y convocar a elecciones para un nuevo
Legislativo, como lo hizo Martín Vizcarra en 2019.

¿Pero cuál es el problema ahora?

Por la situación ocurrida en 2019, el Congreso le puso una barrera al Ejecutivo para limitar el
mecanismo de cuestión de confianza con la Ley 31355. Esta norma establece que la confianza sólo
puede ser solicitada en cuestiones de políticas de gobierno.

El Congreso ha considerado que el pedido de la derogatoria de la Ley anti Referéndum no entraría


dentro de estas competencias, por lo que ya han afirmado que la norma de cuestión de confianza no
sería válida en este caso.

Se ha anunciado el rechazo de plano, pero ni siquiera ha sido discutido en pleno; esto quiere decir que
no la ha rechazado todo el Congreso sino tan solo la Mesa Directiva, pues según el presidente de la
misma, existe la Ley 31355 que limita el actuar del Ejecutivo al intentar utilizar este “rechazo” como
una de las dos balas de plata que tiene la cuestión de confianza.

¿Cuál es la postura del gobierno?

Cuando Aníbal Torres planteó la confianza indicó que si el Congreso no admitía ponerla a debate en
el Pleno, la iba a interpretar como una confianza denegada. Y es justo eso lo que ocurrió anoche.

Las declaraciones de ambas partes abren un abanico de interpretaciones que ponen en tela de juicio la
legitimidad de la Ley ya existente. Si bien el límite de la cuestión de confianza resulta cuestionable,
existe; y de no llegar a un consenso podríamos encontrarnos muy cerca de una nueva gran crisis en el
país. Anggie Vivas, Nativa nos conecta.

También podría gustarte