Está en la página 1de 10

PO D E R JU D ICIAL - E N TR E R IO S

CAM AR A SE G U N D A D E PAR AN A -SALA SE G U N D A-

"SOCIEDAD ANÓNIMA ENTRE RIOS S- PEDIDO DE CONCURSO PREVENTIVO


S/ CONCURSO PREVENTIVO" Expte nº: 12344
CAPITAL - JUZG. CIV. Y COM. N° 9 - DR. ÁNGEL L. MOIA

Paraná, 28 de noviembre de 2022

VISTOS Y CONSIDERANDO:

1.- Contra la resolución de fecha 1/4/2022,

que hizo efectivo el apercibimiento establecido el día 24/2/2022 y, en

consecuencia, removió al Cr. Luis BELLUZO de la función de evaluador,

interpuso éste recurso de revocatoria con apelación en subsidio, el que fue

desestimado por el a quo en fecha 11/4/2022, y concedido por esta Sala de

Cámara, queja mediante, el 14/6/2022.

2.- Para resolver la remoción, el magistrado

de la anterior instancia expresó que la dilación en la producción de la

tasación implicaba una distorsión insalvable del trámite de salvataje, con un

evidente perjuicio para todo el universo de acreedores concurrentes; y que,

más allá de las particularidades de la causa, la falta cometida resultaba de

gravedad notable.

Señaló que el plazo legal para realizar la

evaluación se encontraba holgadamente vencido, aún a contar desde la

notificación de la puesta a disposición del informe general digitalizado

solicitado a la sindicatura (providencia del 1/12/21, notificada el 3/12/21).

Y que, el plazo de treinta días (art. 48 inc. 3 LCQ) se encontraba también

agotado al momento de dictarse el requerimiento bajo apercibimiento de


1
remoción del 24/2/2022.

3.- En sus agravios, el recurrente expone que

el proceso estuvo suspendido en virtud de la decisión sobre la aplicabilidad

o no al caso de la Ley N° 25.750. Señala que si la decisión de fecha

21/2/2022 hubiera sido la “no continuación” del trámite de salvataje, no era

necesario producir la valuación encomendada. Añade que dicha resolución

le insumió al magistrado, desde su entrada a despacho, 71 días hábiles

judiciales.

Destaca que, la decisión aquí recurrida, pierde

de vista que en ningún momento se desatendió de la labor encomendada

sino que, aceptado el cargo, solicitó el 4/10/2021 la digitalización del

Informe General de la sindicatura, requisito indispensable para comenzar su

labor, pero ello recién se consumó el 1/12/2021. Esgrime que, con

independencia de ello, posteriormente, el propio juzgado mediante decisorio

de fecha 5/11/2021, al proveer su petición de suspensión o interrupción de

los plazos de fecha 4/11/21, ordenó estarse a la Resolución a dictar

“posteriormente” en relación a la continuidad o no del salvataje.

Sostiene que, tales hechos que constan en

autos, desvirtúan por completo las argumentaciones del decisorio recurrido,

tendientes a sostener una sanción inmerecida, que no se condice con la

realidad de lo actuado ni la recta télesis de lo decretado el 5/11/2021.

Informa que, intimado a presentar la valuación en fecha 24/2/2022, evitó

paralizar el curso del trámite, optando en cambio por solicitar el 8/3/2022,

esto es, con anterioridad a la culminación del exiguo plazo otorgado, la

2
ampliación del plazo de cinco días estipulado. Manifiesta que jamás imaginó

que el lapso de tiempo que le insumió al tribunal proveer la petición de

ampliación de plazo, le insumiría mayor cantidad de tiempo que el que

necesitaba para culminar el informe y presentarlo, como sucedió.

Insiste en que mal puede reprochársele

dilación alguna o perjuicio a alguien, si culminó la valuación antes de que se

proveyera la petición de ampliación de plazo, por lo cual, de existir perjuicio

no es atribuible sino a la dirección procesal. Esgrime que la resolución no

observa principios medulares de todo régimen sancionatorio: dolo o culpa

del imputado, seriedad del perjuicio o peligro ocasionado, antecedentes en

el ejercicio del cargo, gravedad de la falta, gradualidad y proporcionalidad

de la sanción.

4.- Al contestar los agravios vertidos, la

sindicatura señala que no se advierte un agravio en concreto, sino más bien

un relato del procedimiento que debió darse al curso del expediente en base

a las distintas resoluciones que fueron dictadas en su trámite, y acusando

de tiempos insumidos por el Juzgado actuante para el dictado de

resoluciones durante el transcurso del mismo.

Expresa que, aceptado el cargo el 16/9/2021,

la valuación debió ser presentada el 1/11/2021, conforme lo establecido por

el art. 48 inc. 3), y que -eventualmente en caso de requerir una prórroga

por motivo debidamente justificado- pudo el Juzgado actuante otorgar cinco

o diez días adicionales, atento a la celeridad que debe primar en un proceso

concursal. Por lo cual, entiende que la solicitud efectuada en fecha

3
4/10/2021 respecto a la digitalización del Informe General, proveído el

5/11/2021, fecha para la cual el informe ya debió estar presentado en

autos, fue un dispendio innecesario, por cuanto el mismo se encontraba

incorporado en autos y a su disposición, y de ser necesario el mismo en

formato digital pudo recurrir a la Sindicatura.

Destaca que, más allá del relato y

manifestaciones efectuadas por el recurrente, existe un grave perjuicio en

la dilación de un proceso concursal, especialmente para los trabajadores y

ex trabajadores que desean percibir sus acreencias de carácter alimentario,

y que ven postergados sus cobros por cuestiones ajenas al proceso; motivo

por el cual debe rechazarse el recurso interpuesto.

5.- El nuevo evaluador designado, a su turno,

expresa que las afirmaciones vertidas en el memorial no serían totalmente

correctas y realiza una síntesis de las gestiones realizadas desde su

incorporación en autos.

6.- Ingresando a la cuestión traída a

resolver, cabe reiterar lo ya expresado por esta Sala en oportunidad de

resolver la queja interpuesta por el apelante (Expte. N°12164, 14/6/2022).

Esto es que, a los evaluadores, cabe aplicar, analógica o supletoriamente, el

régimen disciplinario del síndico (cfr. art. 262 LCQ -La Ley Online-

comentado por Adolfo A.N. Rouillon y Sergio Ruiz, y Junyent Bas - Molina

Sandoval, Ley de C oncursos y Q uiebras com entada, Ed. Abeledo Perrot,

Buenos Aires 2013, t. II, p. 637).

En este orden de ideas, tenemos que el

4
art. 255, 3° párr. de la LCQ, establece que la remoción del órgano sindical

procede en casos de negligencia, falta grave o mal desempeño. Las

causales de remoción, atento a su naturaleza sancionatoria, deben

interpretarse con criterio restrictivo.

Por su parte, compartimos la opinión de

aquellos autores que sostienen que, en realidad, estamos ante una

enumeración meramente enunciativa y genérica, que marca pautas

generales a quien deba interpretar la norma y así el "mal desempeño de sus

funciones" podría ser el efecto de actuar con "negligencia" o de la comisión

de una "falta grave" o que cometer una "falta grave", podría ser el producto

de actuar con "negligencia" (cfr. Baglietto, Sebastián J.; Milone, Enrique E.,

S indicatura concursal - A cciones, deberes y responsabilidades, LA LEY,

1999-B, 1210).

En cuanto al trámite, tal como aconteció en

autos respecto al evaluador, en algunos casos el juez suele emplazar al

síndico a los fines de que realice determinada conducta. Si no cumple, suele

emplazárselo nuevamente bajo apercibimiento de remoción u otra sanción

de corte menor. Si el síndico, no obstante el emplazamiento bajo sanción de

remoción, no cum ple con la conducta requerida o no justifica debidam ente

tal incum plim iento, el juez podrá dictar directamente la resolución de

remoción (Junyent Bas - Molina Sandoval, Ley de C oncursos y Q uiebras

com entada, op. cit., t. II, p. 616, el destacado nos pertenece).

7.- La negligencia, mal desempeño o falta

grave de las funciones que pueden dar lugar a la remoción, deben tenerse

5
por ocurridas como consecuencia de hechos u omisiones del funcionario con

respecto a prescripciones concretas de la ley o disposiciones del juez para

que actúe en determinado sentido. En otras palabras, se desenvuelve

negligentemente quien omite hacer aquello a lo que está obligado, por la

ley o por el juez, en las modalidades de tiempo, modo y lugar en que debía

efectuarse (cfr. C2aCivyComLaPlata, Sala I, "E.D.A.L. S.A. s/quiebra",

26/5/2005, LLBA2005 agosto, 849 - IMP2005-17, 2370).

No es necesario que se hubiera producido

algún daño, ya que las normas sobre responsabilidad civil son las que

buscan indemnizarlo, mientras que las referidas a la responsabilidad

disciplinaria tienen por norte castigar el incumplimiento a las obligaciones

legales (cfr. Casadío Martínez, Claudio Alfredo, G raduación de las sanciones

al síndico concursal, LA LEY 11/02/2010, 7 - LA LEY2010-A, 464 - Enfoques

2010 marzo, 69, TR LALEY AR/DOC/358/2010).

8.- En autos, se endilga al evaluador

removido no haber actuado con la diligencia debida a la que estaba

legalmente obligado en el cumplimiento de sus funciones. Encuadra la

conducta descripta dentro de la causal de "mal desempeño", o también,

como expresara el magistrado "la falta cometida resulta de gravedad

notable".

No resulta ocioso agregar que, a diferencia

de otros funcionarios del concurso, la única tarea a realizar por el evaluador

es -precisamente- presentar la tasación dentro del término previsto en la

ley. El inc. 3 del art. 48 LCQ establece que la valuación deberá presentarse

6
en el expediente dentro de los 30 días siguientes a la aceptación del cargo

por el evaluador. Los plazos dispuestos en la LCQ se vinculan con los

principios de celeridad y economía procesal que inspiran al procedimiento

concursal. Aceptado el cargo en fecha 16/9/2021, la valuación debió ser

agregada el día 3/11/2021. Salvo, claro está, que el evaluador hubiera

justificado debidam ente tal incum plim iento.

9.- El recurrente justifica la falta alegando

que el trámite se encontraba suspendido, por encontrarse pendiente de

resolución la aplicabilidad o no al caso de la Ley N° 25.750. Esa afirmación

no se corresponde con las constancias de autos:

Aceptado el cargo por el Cr. Belluzo, se le

dio la intervención legal correspondiente, "debiendo cumplimentar su

cometido en el término dispuesto en el art. 48 inc. 3 LCQ" (cfr. providencia

de fecha 20/9/2021). Aún cuando los autos entraron a despacho para

resolver la aplicabilidad de la ley 25.750 el 30/9/2022, lo cierto es que

recién cuando habían transcurridos los 30 días, el 4/10/2021, el evaluador

solicitó se digitalice y se incorpore al expediente el Informe General

presentado por la sindicatura, lo que ya evidenciaba una dilación

innecesaria en el cumplimiento de su función.

Un mes después, el 4/11/2021,

"considerando las derivaciones de la norm a del art. 5º de la Ley 25.750", el

evaluador solicitó se interrumpan retroactivamente todos los plazos desde

el decreto de fecha 20/9/2021, y hasta tanto se resuelva sobre la

continuidad del trámite previsto por el art. 48º LCQ.

7
El 5/11/2021, el Juzgado requirió a la

sindicatura interviniente que, en el término de cinco días, proceda a

digitalizar y acompañar el informe general; y -respecto a la suspensión

interesada- estarse al dictado de la resolución cuyo llamamiento de autos a

despacho había sido el 30/9/2021. Si bien la redacción no es del todo clara,

mal podría interpretar el evaluador que se había hecho lugar a la

suspensión pretendida, las que de disponerse deben ser explícitas. Con más

razón si, acompañado el informe general, se despachó hacer saber al

mismo su incorporación "a sus efectos", esto es, a fin de que pueda

desempeñar su labor (cfr. providencia del 1/12/2021).

Luego, el 24/2/2022, se lo intimó para que

en el término de cinco días proceda a cumplimentar con lo oportunamente

ordenado, bajo apercibimiento de remoción. El recurrente no recurrió dicha

resolución, ni el apercibimiento dispuesto. Por el contrario, vencido el plazo

(8/3/2022) solicitó extemporáneamente una ampliación por 20 días más,

"considerando la magnitud de la tarea, su complejidad y las especiales

particularidades de esta causa", las que no consignó.

A contrario de lo expresado por el

recurrente, dicha solicitud fue proveída el día 14/3/2022, disponiendo la

entrada de las actuaciones a despacho para resolver. Finalmente, dictada la

resolución que ordenó su remoción, el evaluador acompañó la valuación en

fecha 4/4/2022.

10.- Los antecedentes reseñados sustentan

la sanción impuesta. El evaluador ha desempeñado mal su cargo, pues de

8
las constancias de la causa surge que éste ha incumplido objetivamente sus

deberes funcionales: presentar en término la valuación para la que fue

designado, lo que en el contexto de sus funciones constituye una falta

grave. La diligencia reclamada encuentra base legal en el inc. 3 del art. 48

LCQ, sin que en el memorial de agravios desconociera o hiciera

manifestación alguna al respecto, lo cual contrasta con el énfasis puesto

para detallar las tardanzas y los alegados errores del juzgado con la

finalidad de deslindar sus propias responsabilidades.

Por otra parte, la remoción impuesta

aparece proporcional a la naturaleza e importancia del incumplimiento,

consultando la preservación del interés público comprometido en el régimen

concursal y falimentario. Sobre todo en este proceso donde -como bien

expresara el órgano sindical- los acreedores pretenden percibir sus

acreencias, en el caso su mayoría trabajadores y ex trabajadores que viven

una situación de angustia permanente durante años atento a su

inestabilidad laboral y posibilidad de cobro de sus salarios.

Por las razones apuntadas,

SE RESUELVE:

1°) RECHAZAR el recurso de apelación

interpuesto por el Cr. Luis BELLUZO, contra la resolución de fecha

1/4/2022, la que en consecuencia se confirma, con costas a la vencida, Art.

66 del C.P.C. y C.

2°) Honorarios oportunamente.

Regístrese, notifíquese conforme Arts. 1 y 4

9
Acordada 15/18 SNE y en estado bajen, sirviendo la presente de suficiente

y atenta nota de remisión.

JAUREGUI Firmado digitalmente


por JAUREGUI Rodolfo Firmado digitalmente por
Rodolfo Guillermo CEBALLOS CEBALLOS Norma Viviana

Guillermo
Fecha: 2022.11.28
11:48:19 -03'00'
Norma Viviana Fecha:
-03'00'
2022.11.28 11:52:09

Se registró. Conste.
Firmado digitalmente por FIORE
FIORE María Claudia María Claudia
Fecha: 2022.11.28 11:53:33 -03'00'

10

También podría gustarte