Departamento Legislación

ÁCID0S GRASOS TRANS EN LA NUEVA LEY DE SEGURIDAD ALIMENTARIA: REGULACIÓN A MEDIAS La Ley 17/2011, de 5 de julio, de Seguridad Alimentaria y Nutrición, que por su relevancia y alcance ya ha sido objeto de enfoque en este boletín, ha establecido diferentes obligaciones, nuevas casi todas, que afectan a la casi totalidad de los agentes involucrados en el proceso de producción y comercialización de productos alimenticios. El objeto del presente aporte es ahondar en una novedad legislativa de gran alcance, cuyos contornos legales no se desprenden totalmente de la nueva ley, creando confusión en la industria alimentaria nacional: la minimización de generación de ácidos grasos trans, así como el establecimiento de un registro con la información relativa a este tipo de ácidos grasos. El Art. 43 de la Ley 17/2011, establece dichas obligaciones (registro y prevención de formación de ácidos grasos trans) para los “operadores responsables”. A la hora de determinar el alcance de tales obligaciones, nos hemos de remitir a la definición de “operador responsable”. Según el Art. 3 Ley 17/2011, serán aplicables las definiciones previstas en los Art. 2 y 3 del Reglamento (CE) nº 178/2002 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 28 de enero de 2002, (por el que se establecen los principios y los requisitos generales de la legislación alimentaria, se crea la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria y se fijan procedimientos relativos a la seguridad alimentaria). El Reglamento (CE) nº178/2002, en sus Artículos 2 y 3 no contiene ninguna definición expresa del término “operador responsable”. Aquí se halla una de las principales fuentes de confusión para la industria alimentaria nacional tras la entrada en vigor de la nueva ley. El Reglamento (CE) nº178/2002 contiene, no obstante, en su Art. 3.3 la definición del “explotador de empresa alimentaria”. Se entiende, de acuerdo a tal definición, como explotador de empresa alimentaria las personan físicas o jurídicas responsables de asegurar el cumplimiento de los requisitos de la legislación alimentaria en la empresa alimentaria bajo su control.

Departamento Legislación

A su vez, el Reglamento (Ce) nº178/2002, en sus Consideraciones Previas nº 26 y 64 emplea el término “operadores”, sin hacer mención en ningún momento del concepto de “explotador”, que no obstante será el término contenido en las definiciones legales del Art. 3. Este tratamiento legal de ambos términos nos lleva a ver confirmada la lectura idéntica que de ellos hacemos en el Departamento de Legislación de ainia. A pesar de la diferente denominación (“operador responsable”.// “explotador de empresa alimentaria”), y según el entendimiento jurídico del Departamento de Legislación de ainia, ambos conceptos son idénticos, por lo que se parte de la base de que las obligaciones del Art. 43 Ley 17/2011 van dirigidas al explotador de la empresa alimentaria, tal y como se define en el Art. 3 Reglamento (CE) nº178/2002. El operador de la empresa alimentaria que elabore productos destinados al consumidor final, o proporcione materias primas para la producción de los mismos, deberá cumplir, por lo tanto, con las obligaciones del Art. 43 Ley 17/2011, siempre y cuando sea, según el proceso de producción en particular, el encargado de asegurar el cumplimiento de los requisitos de la legislación alimentaria. Las industrias alimentarias que produzcan para el consumidor final se encontrarán, efectivamente y en la enorme mayoría de los casos, en esta situación de obligación pasiva. En cuanto al Art. 43.3 Ley 17/2011, y a la excepción contenida para aquellos productos de origen animal que contengan, de manera natural, ácidos grasos trans, nos encontramos con la falta de una lista positiva de los productos y subproductos específicos a los que se aplica la excepción. Al carecer de una lista positiva de los productos de origen animal a los que se refiere tal articulado, quedará por ver la actuación de la Administración Pública a la hora de exigir prueba fehaciente en aquellos casos en los que un operador responsable se quiera acoger al Art. 43.3 Ley 17/2011 para no cumplir con las obligaciones de registro y prevención establecidas con carácter general. Por lo tanto, el operador responsable deberá estar al conocimiento específico que tenga de la composición de sus productos y subproductos, recurriendo a análisis de la composición grasa de los mismos, para poder ampararse a la excepción del Art. 43.3 Ley 17/2011 y ofrecer prueba fehaciente de la presencia natural de ácidos grasos trans en sus productos y subproductos de origen animal. A tal efecto, ainia se encuentra en condiciones de ofrecer un servicio global de análisis específico, proporcionando al cliente información detallada y confiable sobre el perfil de

Departamento Legislación

ácidos grasos, entre ellos ácidos grasos trans, en productos y subproductos alimenticios. Dadas las inseguridades en la aplicación de la nueva legislación, contar con el respaldo de una institución de prestigio en el sector agroalimentario será de vital importancia, sobre todo a la hora de aportar datos fidedignos y confiables, tanto a clientes como a la Administración Pública. Departamento de Legislación de ainia legislacion@ainia.es

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful