GRACIELA GARDINER: “DAÑO PSÍQUICO” A pesar de lo escrito, leído y hablado, sostenido y denotado, en la legislación vigente el daño psíquico no existe

. La denominación de Daño Psíquico como tal no está incluida en ningún texto de la legislación, así como tampoco comprende ningún cuadro psicopatológico encuadrable en entidad nosográfica alguna. Se recurre al concepto general de daños que viene de Teoría General de Daños, del Código Civil de la República Argentina. Daño psíquico es la perturbación, de carácter patológico y permanente del equilibrio psíquico preexistente, producida por un hecho súbito, inesperado, ilícito que, limitando su quehacer vital, genera en quien la padece la posibilidad de reclamar una indemnización por tal concepto a quien la haya ocasionado o deba responder por ella, teniendo el objeto de la obligación siempre un contenido patrimonial, aunque el interés del actor o litigante pueda ser extrapatrimonial. Reúne tres condiciones básicas: 1. Tener por condición de existencia la conformación de orden patológico 2. Debe existir un nexo entre el hecho generador y el daño producido 3. Indispensable la existencia de un tercero responsable ¿Cómo se indemniza? 1. Tenemos la reparación natural o innatural: volver las cosas al estado en que estaban antes de sucedido el evento dañoso 2. Reparación por equivalente: se resarce por medio de un monto indemnizatorio por lo perdido a causa del evento Siempre recurriendo a la Teoría General de Daños, se indemnizan los daños: a. A la salud b. A la integridad física c. A las condiciones estéticas d. A la libertad e. A la honestidad f. Al honor g. A la intimidad Daño psíquico y daño moral El daño psíquico es: 1) Requiere la presencia de un cuadro psicopatológico diagnosticable por perito de la especialidad 2) Es autónomo del menoscabo; no es necesario un grave evento para provocar un daño, dependiendo éste de la particular forma de asimilar ese evento que ese aparato psíquico en particular haya tenido 3) Pasible de pautas de evaluación 4) Tiene una finalidad resarcitoria en función de la condena 5) Para fijar la condición resarcitoria, se tendrá en cuenta la importancia de las pérdidas o de los padecimientos presentes o futuros del reclamante 6) El menoscabo puede ser actual o futuro 7) Lo percibe aquel que acredite haber sufrido el daño 8) Requiere prueba específica 9) Se debe evaluar y fijar incapacidad 10) Provoca trauma psíquico El daño moral: 1) No es patológico 2) No es autónomo del menoscabo 3) No es pasible de pautas de evaluación 4) Tiene finalidad punitoria (condena) 5) Para fijar la condición punitoria, se evaluará la gravedad del accionar del responsable 6) El menoscabo debe ser actual 7) Lo perciben directamente el damnificado o sus herederos forzosos

1

requiere precisión de certeza. también todas aquellas que se comportan de manera sobreadaptada. 2. Respondiendo a todos los puntos de pericia solicitados y aclarando aquellos que no nos competan. súbitas. que vayan minando la capacidad de tolerancia en el individuo y de magnitud suficiente para provocar estas reacciones. Dentro de daño psíquico deben estar incluidas la ruptura del equilibrio preexistente y sus secuelas definitivas. no el padecimiento con la consecuente reorganización aunque haya existido un sufrimiento conciente o no por el evento. Si el sujeto padece alguna patología. “hacen” verdaderos cuadros orgánicos. inesperadas. que debe dar lugar a la posibilidad de solicitar una indemnización por daño psíquico. Si existe la posibilidad de realizar tratamiento y la eficacia del mismo. • Vinculación: directa (a la persona) o indirecta (causado a sus derechos y facultades). SALUD Y ENFERMEDAD Está expuesto a ser diagnosticada como daño psíquico aquella persona que presenta características psicopatológicas. • Prevalencia: también requiere precisión de certeza. donde los hechos vertidos en general. sin precisar sufrimientos o padecimientos psíquicos. abruptas. Si ésta tiene condición actual o futura. 6. 5. A partir de todos los datos obtenidos se realizará nuestro informe pericial. De ella debemos extraer la selección de las pruebas que acorde con los puntos de pericia consideramos necesarias. no constituye daño psíquico) • Magnitud: puede ser total o parcial. Es el tiempo transcurrido desde la demanda hasta la sentencia. Si ésta es atribuible al hecho determinando causalidad o concausalidad. Futuro. Realizaremos nuestra primera entrevista de obtención de datos o anamnesis.8) No requiere prueba. CAUSALIDAD O CONCAUSALIDAD 2 . 3. Posteriormente a ello. sin aparente relación ni con el evento ni con otras circunstancias físicas. se deben acreditar solamente los hechos generadores idóneos para producirlo 9) No se evalúa ni se fija incapacidad 10) Implica una percepción conciente del perjuicio o sufrimiento CALIFICACIÓN DEL DAÑO PSÍQUICO Puede ser calificado según cuatro categorías: • Tiempo: Actual. pero que desvinculándose el sujeto de su cuerpo y a posteriori de un evento dañoso. es el daño emergente. se analiza la contestación de la demanda. niegan los anteriores y aportan otros nuevos. La existencia de situaciones de estrés dan lugar a la construcción de un cuadro psicopatológico que provoca un menoscabo de la interacción del sujeto con el medio y permiten arribar a la conclusión de que nos encontramos con una situación concreta de estrés postraumático. debemos citar al actor. dado que hemos de dictaminar que la patología encontrada sea permanente (irreversible e irrecuperable. ¿Cómo probar el daño psíquico? Se debe evaluar: 1. DISPOSITIVO DIAGNÓSTICO FORENSE Toda evaluación posible de daño se inicia con una demanda. Posteriormente. tales como pico hiperténsicos. breves o permanentes y reiterativas. cardíacos o gástricos. Si se solicita se deberá determinar el grado o porcentaje de la misma. Se nos puede solicitar el costo del tratamiento y su duración. 4. DAÑO PSÍQUICO Y ESTRÉS Para producir estrés se deben dar situaciones nuevas. A partir de allí y de ambos se nos impone la necesidad de extraer los puntos de pericia. siempre mediante un escrito. DAÑO PSÍQUICO. Si produce incapacidad parcial o total. se resarce por equivalencia) o transitoria (pasible de tratamiento y recuperación. lo que constituye nuestro primer acercamiento al expediente.

También hablo de concausas. que se instaura a nivel inconsciente por su grado de intensidad y la incapacidad del sujeto de responder a él por la desorganización de sus mecanismos defensivos. Podemos evaluar en el concurso de la existencia de un daño psíquico. Para determinarlo. pesadillas repetitivas. derivando en trastornos de características patológicas. trastornos del sueño. Si tenemos en cuenta el concepto de neurosis traumática y consideramos que llamamos así a “… en la que los síntomas aparecen consecutivamente a un choque emotivo. casi siempre después de un intervalo libre. generalmente ligado a una situación en la que el sujeto ha sentido amenazada su vida.) que aparecen como un intento reiterado de ligar y descargar por abreacción el trauma”. b) el trauma posee una parte determinante en el contenido mismo del síntoma (repetición mental del acontecimiento traumático. es decir. o indirectamente por el malhecho a su persona o a sus derechos o facultades. Su evolución ulterior. Se manifiesta en el momento del choque por una crisis de ansiedad paroxística que puede provocar estados de agitación. estupor o confusión mental. en el sentido de multicausalidad. concepto de trauma y el hecho traumático como sobreagregado traumáticamente a lo preexistente. etc. directamente en las cosas de su dominio o posesión. 3 . permitiría distinguir esquemáticamente dos casos: a) el trauma actúa como elemento desencadenante. Entiendo como trauma un ataque que desborda la tolerancia de un sujeto. Hablo de concausa cuando un daño en el cuerpo o la salud es agravado como resultado de una predisposición preexistente o de una complicación sobreviniente. las series complementarias. reunión de dos o más causas en la producción de un estado mórbido: la propia del daño y la que emana de aquella predisposición o complicación. debemos encontrar un nexo de causalidad adecuada entre el hecho por el que se demanda y el daño.Habrá daño siempre que se cause a otro algún perjuicio susceptible de apreciación pecuniaria.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful