Está en la página 1de 1

15

Madrid, 18 de septiembre de 2008

Yo de mayor quiero ser del Sector Crítico del SAA así podré:
 Ser el más demócrata, el defensor de la pluralidad y de los derechos de las minorías y
excluir a todas las minorías que no sean la mía.
 Gobernar durante cuatro años y convertirme en oposición cuando la gente no está de
acuerdo con alguna decisión y, por supuesto, mientras duran los procesos electorales
para después volver a gobernar otros cuatro años, y así sucesivamente.
 Estar en las mesas de negociación y después cuestionar los acuerdos que yo mismo he
negociado.
 Asumir el Área de Defensa de lo Público en la ejecutiva del SAA o la Secretaría de
Políticas Públicas en la ejecutiva de la FSAP-Madrid, no hacer nada y después acusar a
quien me parezca de ser responsable de las privatizaciones.
 Asumir el área de empleo y después explicarle a los delegados lo mal que se ha hecho
lo del concurso de traslados, la promoción, la consolidación, la no negociación de las
RPTs, la gestión de las bolsas… como si no fuera cosa mía, y seguir yendo a todas las
mesas de negociación.
 Hacer creer que sólo yo represento a Izquierda Unida y que cualquier militante de IU
que no me vote es o bien un agente encubierto con intereses oscuros que quiere borrar
a los militantes de IU de la faz de CCOO o un tonto manipulado por los agentes
encubiertos antes descritos.

Seguramente las líneas anteriores os parecerán frívolas y poco serias y tendréis razón, pero
igual de frívolo y poco serio es el comportamiento de algunos compañeros y compañeras que
se dicen del sector crítico y que andan estos días pretendiendo engañar a compañeros y
compañeras distanciándose de las decisiones y actuaciones de una comisión ejecutiva de la
que han formado parte durante cuatro años, pese a que se excluyó de ella al 22% de la última
conferencia y en la que han asumido responsabilidades de gobierno importantes tales como
empleo y políticas públicas, llegando a extremos tan peregrinos como acusar a otros
compañeros de estar a favor de las privatizaciones o de querer echar de los órganos de
dirección del sindicato a “los de Izquierda Unida”, intentando identificar Izquierda Unida con
sector crítico, y todo ello para que cualquier afiliado o simpatizante de IU sienta la obligación
de avalar y respaldar las candidaturas de los críticos.

El sector crítico no debería necesitar este tipo de campañas ni intentos de burdas


manipulaciones para completar avales y candidaturas. Tiene, o al menos tenía, perfil propio y
discurso. ¿O es que en el SAA ese perfil y ese discurso chocan con la práctica de estos últimos
años y buscan taparla con estas intoxicaciones?
1