Está en la página 1de 2

razas.16

razas. 16 A cerca del Yorkshire Terrier En esta nueva sección apareceran consejos de interés sobre

A cerca del

Yorkshire

Terrier

En esta nueva sección apareceran consejos de interés sobre distintas razas. Estas reco- mendaciones son tanto de manejo, lo cuál os atañe directamente, como para que podáis ilustrar al propietario del animal. Pero no seremos nosotros los que las demos, sino directa- mente los clubes de cada raza. Empezamos con un auténtico carácter, el Yorkshire Terrier.

El Yorkshire Terrier es un perro pequeño, elegante., con aire de importancia. Su porte es de terrier y hace que este peque- ño perro llame la atención desde el primer momento. Compacto, sólido, armonioso, muy equilibrado, temerario y despierto son los adjetivos que le caracterizan. Es fácilmente identificable por su manto largo, sedoso, de color azul acero oscuro en el cuerpo y dorado en la cabeza y extremi- dades inferiores.

el cuerpo y dorado en la cabeza y extremi- dades inferiores. Sede del CEYT (Club Español

Sede del CEYT (Club Español del Yorkshire Terrier):

Ctra. de Burgos, Km. 39 – Apartado de Correos 11 - 28710 El Molar (Madrid) - Secretaria tlf:692 80 51 87 De lunes a viernes de 17:00 horas a las 21:00 horas -club.ceyt@gmail.com

pigmentado. Las orejas son pequeñas, en forma de v invertida y deben estar rectas y bien insertadas.

El cuerpo debe ser pequeño pero com- pacto, no existiendo clases, proporciones ni dimensiones en el estandar salvo el peso máximo de 3k 175 gr. Por lo tanto es importante aclarar aquí que en esta raza no hay clases en función del tama- ño: no existe el tipo miniatura, ni toy, ni

Su cabeza es agradable a la vista. Debe ser armoniosa y proporcionada con res- pecto al cuerpo. El cráneo no debe ser redondo (esto signo de enanismo). El ho- cico no debe ser excesivamente corto ni tampoco alargado, siendo su mandíbula fuerte, debiendo presentar obligatoria- mente la mordida en tijera (en pinzas sería tolerable). Se deben retirar de la cría los ejemplares que presenten prognatismo superior o inferior por ser un grave defecto que debemos evitar transmitir en la raza. Los ojos deben ser oscuros y almendra- dos, con el borde de los parpados muy

mediano, etc). En una misma camada pueden aparecer ejemplares diferentes en tamaño, pero no se les puede incluir en diferentes clases porque además el perro más pequeño de una camada va a transmitir lo que genéticamente posee y tendrá por tanto hijos de di- ferentes tamaños. Es un error la creen- cia de que al aparear una hembra más grande con un perro de poco peso se consiguen ejemplares excesivamen- te pequeños. Añadir además que se

considera que los ejemplares excesi- vamente pequeños no son más que el producto de una alteración en su desarrollo, resultando en la mayoría de las ocasiones ejemplares con mues- tras evidentes de raquitismo, que es una enfermedad grave en cualquier raza. La espalda debe ser recta con unos hombros fuertes. La inserción del rabo es el reflejo de la línea dorsal. Esta cortado y debe estar bien implantado.

Es un excelente perro de compañía, de carácter alegre, de temperamento vivo y muy cariñoso con su amo. Pese a su pequeño tamaño es extremadamente valiente

Es un excelente perro de compañía, de carácter alegre, de temperamento vivo y muy cariñoso con su dueño pero no nos dejemos engañar. Pese a su pequeño tamaño es extremadamente valiente. No duda en atacar a perros de mayor tama- ño, desconfía de los extraños ladrando sin parar avisando a su dueño y no se aco- barda ante nada ni nadie.

avisando a su dueño y no se aco- barda ante nada ni nadie. El manejo del

El manejo del Yorkshire Terrier en la con-

sulta veterinaria debe seguir las mismas

normas que debería seguir como rutina

el propietario de la mascota en su vida

diaria.

A parte de las consideraciones genera-

les en cuanto al manejo de un cachorro

o adulto de raza pequeña, en lo que se

refiere al entorno de la consulta veterinaria

podríamos añadir lo siguiente.

Sobre todo si se trata de un cachorro, no debemos depositarlo nunca en el suelo. Tampoco deberemos dejar que lo toquen las personas ya que son muchas las que acuden al veterinario sin saber que su perro padece por ejemplo alguna enfermedad in- fecciosa y podrían transmitírsela al nuestro.

17

Cuando lo pongamos encima de la mesa, no debemos dejarlo solo. Son muchas las ocasiones en las que el veterinario o el auxiliar deben alejarse para por ejemplo coger algún instrumento clínico y es en ese momento en el que hay un gran ries- go de que el perro se tire. Si se trata de un perro grande posiblemente no pasaría nada pero en el caso del Yorkshire Terrier, debido a su pequeño tamaño, podría le- sionarse gravemente o incluso morir.

Es un error la creencia de que al aparear una hembra más grande con un perro de poco peso se consiguen ejemplares excesivamente pequeños

Es muy importante pesar al perro a la hora de de tener que administrarle algún me- dicamento, para que la proporción corres- pondiente a su peso sea lo mas ajustada posible. Debido a su pequeño tamaño el más mínimo error en la dosificación podría ocasionarle algún caso un mal que podría llegar a ser irreversible.

Este texto ha sido elaborado por el CEYT (Club Español del Yorkshire Terrier).