Está en la página 1de 8

ELECCIÓN DEL CAMINO CORRECTO

SATHYA SAI BABA


Sathya-Verdad. Sa-Universal. Ai-Madre. Baba-Padre.
Sathya Sai Baba: Dios- Verdad - Madre - Padre del Universo

Sra. Ileana Vissuetti El Maestro


El Autor

Mi nombre es Ileana Vissuetti, resido en la ciudad de Panamá


y soy madre de 4 hermosos hijos, 3 niñas y 1 varón. Me
dedico a la promoción de medicamentos, aunque mi
preparación universitaria es de Licenciatura en Biología.

Han sido años difíciles para mí, pero he contado con la


fortaleza que me ha otorgado Sai, para hacerle frente a las
dificultades. En ocasiones me he sentido como dentro de una
lavadora en donde no termina el primer ciclo de lavado
cuando nuevamente he iniciado otro ciclo. En otras ocasiones
me he sentido como una espada rústica que recibe golpes de
martillo, fuego y agua fría, para dar como resultado una
espada de buena calidad y fino acabado y es en estos
momentos cuando voces amigas inspiradas por Él me alientan
a seguir adelante y confiar en Sus manos.

Soy una mujer muy afortunada, y muy agradecida con todas


las personas que han contribuido de una u otra forma a que
yo conociera a mi Verdadero Dios, mi Guardián y Dador de
todo lo que soy y poseo, el amado Sathya Sai Baba.

Escuché hablar de Sathya Sai Baba por primera vez a finales


de 1993, en la casa de una amiga, la Sra. Omaira Veg. Ella
me contaba lo milagroso que era Sai y que siempre le había
cumplido sus peticiones. Yo en realidad no dudé de Sus
milagros, pero no Le reconocía como Dios Todo Poderoso, sino
como un hombre santo de la India. Transcurrió el tiempo y a
pesar de mi amistad con Mayita yo no me interesaba
mayormente en conocer de Sai.

En el año 1997 se inician las dificultades de tipo laboral y


personal, a lo que Mayita me recomendó encomendarme a
Sai. Le comenté que me gustaría tener una foto de Sai y ella
me regaló una, en donde Baba muestra una hermosa sonrisa.
Debo admitir que sólo pedía al Señor cuando tenía
dificultades, de lo contrario no miraba la foto que había
colocado en mi mesita de noche. Mis problemas se resolvían
pero no era consciente que siempre era Su mano la que
intervenía en la solución de todas mis dificultades.

A la insistencia de Mayita aprendí a cantar OM, lo cual me


producía mucha tranquilidad y con el tiempo su práctica me
hacía sentir que yo flotaba. En mis momentos más difíciles le
pedí a Baba que me diera fuerzas para seguir adelante y así lo
hizo; razón por la cual poco a poco, cada día,lo tenía más
presente, pero seguía sin conocer más detalles sobre Sai.

El año 2001 desde su inicio fue difícil en cuanto a los asuntos


personales y fue cuando decidí rezar con mayor fe a Sai y
obtuve la respuesta, aunque de forma distinta. Pues,
aproximadamente en el mes de Febrero o Marzo, no recuerdo
con exactitud, fui a la ciudad de Colón, por razones de trabajo.
Recuerdo que visité al Dr. Mario Vlieg, médico cirujano y me
llamó la atención que tenía un cuadro grande de Sai Baba, en
un mueble al lado de su escritorio. Yo le pregunté ¿ Es usted
devoto de Sai? . Me respondió que sí y me preguntó si yo le
conocía; a lo que respondí que le conocía por fotos, que es
muy milagroso, pero que no tenía mayor información. Le
mencioné que yo lo consideraba un hombre santo de la India,
a lo que él me dijo que Sai era Dios como Hombre, comentario
que en ese momento no le creí. Terminada mi visita
profesional, el Dr. Vlieg me entregó un libro cuyo título es:
Sathya Sai Baba- Sadhana- El Sendero Interno, con la única
condición de que lo leyera. Nuevamente se continúaba Baba
sonriente llegando a mi vida, ya que la portada del libro es
una foto de Sai con su hermosa sonrisa.

En meses posteriores el Dr. Vlieg me sugiere dejar en manos


de Sai todas mis dificultades con el fin de fortalecer esta
confianza en Baba y estar bajo Su protección, me enseñó el
Gayatri y como cantarlo, obsequiándome un casette y un
librito con las letras y significado del Mantra. El Dr. Vlieg me
explicó que como yo siempre estaba viajando era muy bueno
escucharlo durante el camino. Además, este canto lograba el
efecto de calmar, ya que en ese entonces yo era muy
impaciente, posesiva, autoritaria y exigente. Recuerdo que
sonriendo me dijo que si con este Mantra no lograba
calmarme, no me calmaría con nada. Así fue. Al escuchar el
Mantra me llenaba de calma y alegría y poco a poco he ido
cambiando de actitud, comenzando a ser más sosegada y
más tolerante. Es ahora cuando comprendo que estos
acontecimientos eran necesarios para preparar el terreno para
las experiencias que iba a tener con Sai.

Mi Primera Experiencia: Fue en el año 2001, después del mes


de Julio, mientras dormía, cuando soñé que Sai, vestido de
blanco, se sentaba en mi cama pero no me decía nada. Sólo
me miraba. Yo extendí mi mano izquierda y Él colocó en mi
mano 4 semillas blancas parecidas a las habas, yo cerré mi
mano y cuando la abrí, germinaron las semillas enseguida. Ví
como salían sus raíces, tallos y hojas. Los tallos fueron
creciendo y formaron un solo tronco que envolvió todo mi
cuerpo sin ahogarme ni apretarme. A la mañana siguiente
desperté sin entender que significado tenía ese sueño.

Alrededor del mes de Noviembre (Mes de Sai) de 2001, un día


Domingo, Mayita, mis dos hijas mayores y yo fuimos en busca
del Sr. Ramesch. Con toda sinceridad yo iba por el paseo,
pues no conocía del Sr. Ramesch, y al fin lo encontramos a él
y a su esposa la Sra. Julie, en casa del Sr. Eduardo Larraín y su
esposa la Sra. Olivia, quienes fueron muy hospitalarios con
nosotros. Yo no tenía ni idea de qué se trataba la reunión ya
que habíamos llegado a la hora del refrigerio y recuerdo que
tanto mis hijas como yo participamos sacando unas tarjetas
de una cajita que hablaban de los Mensajes de Sai. El Sr.
Ramesch procedió a explicar los mensajes y luego yo le conté
sobre mi sueño con Baba y las semillas, pero no logro recordar
lo que el Sr. Ramesch me dijo en ese momento. Ese día el
dueño de la casa, el Sr. Eduardo Larraín, me regaló una foto
de Baba dando de comer a unos venados y me regaló Vibhuti,
diciéndome que eran cenizas sagradas con propiedades
curativas y también me anotó su número de teléfono por si
algo, al igual que lo hizo el Sr. Ramesch. Desde este día no
volví a ver al Sr. Ramesch sino hasta el mes de Enero de 2004.

A todo esto seguí con mis dudas sobre las cuatro semillas y su
significado. Fue entonces cuando en otro sueño nuevamente
se presenta Baba y Le pregunté qué significado tenían las 4
semillas, a lo que Él respondió que una era Paciencia, otra era
Confianza, otra era Amor y la otra Perseverancia (Sathya-
Dharma-Shanti-Prema). Desperté del sueño y pensé que
estas semillas eran dones que Sai me daba para cultivar, pues
hasta ese momento no tenía muy desarrolladas esas virtudes.
Seguí cantando los Mantras con mayor compromiso y
disciplina y pedía a Baba que me ayudara a fortalecer y
cultivar esos dones. Es ahora que estoy consciente de que
Baba siempre estuvo a mi lado, manifestándose, dándome
fortaleza para hacerle frente a las dificultades y
aconsejándome a través de distintas personas en los
momentos difíciles.

Otra Experiencia Con Baba: Fue en el mes de Diciembre de


2001. Soñé nuevamente con Él, en donde me daba una cosa
grande de color marfil, parecida a un huevo[Lingam].. Me dio
instrucciones de que lo colocara en una maceta y sembrara
una planta que yo entendí que era de ensueño (planta
enredadera con espinas y de hojas muy finas) y que la
colocara en la esquina de la terraza que da hacia el cuarto de
mi mamá. Conté mi sueño a Mayita y al Sr. Humberto
Gutiérrez quien estaba de visita en casa de Mayita y ellos me
dijeron que lo que Swami me había entregado era un
Lingam(Shiva Linga). Todavía seguía sin entender pero yo
procedí a cumplir con las instrucciones del sueño.

En otra ocasión, no recuerdo en que fecha del 2002, soñé que


estaba en Puttaparthi y pude estar frente a Baba, entre
muchas personas y Él me dijo que esa sería la última vez que
yo iría a verle.

A finales del año 2003, al fin leí un libro titulado


Declaraciones Abiertas De Sri Satya Sai Baba,el mismo que
había adquirido en el año 2001 y no me había decidido a leer
antes, lo tenía guardado en una gaveta. Con esta lectura sentí
una emoción grande y creció la necesidad de creer. Terminada
la lectura compré el libro Despierta Oh Humanidad ,Dios Esta
Aquí Sobre La Tierra , obra del mismo autor Sr.G.F.Ramesch,
en donde por fin desperté y con sinceridad creí que Sathya Sai
Baba es Dios, el unico Dios Todo Poderoso. Desde ese
momento inicié la búsqueda del camino correcto, Sathya Sai
Baba, a través del Sr. Ramesch y con la gracia de Dios lo
encontré. Llamé al número que hace dos años atras
Sr.Ramesch y su esposa la Sra. Julie me habían dado y él
respondió al llamado.

Sr. Ramesch me explicó que los sueños con Sai fueron visitas
reales y bendiciones al igual que el Lingam que recibi en mis
sueños. Y afirmó que nadie puede soñar con Baba si no es Su
voluntad. Añadió: Recuerda siempre esto.
Algún día cuando la flor abra, se darás la cuenta de cuan
afortunada has sido. Y no lo dude.

Recientemente he tenido dos experiencias muy agradables


con Sai y llenas de significado para mí. El día Martes 12 de
Febrero, mientras meditaba en horas de la madrugada como
parte del ejercicio de meditación diaria, me concentré en los
detalles del rostro sagrado de Baba. Inicié con Sus cabellos,
cejas, brillantes ojos, nariz, hermosa sonrisa, Su rostro en
general y me quede por un instante concentrada en el Lunar
que Él tiene en la mejilla del lado izquierdo, (en esta imagen
que visualizé, el Lunar no tiene coloración, sino que se
observa la protuberancia). De repente, cuando quité mi
concentración del Lunar y comencé a repasar nuevamente Su
rostro sagrado en una vista general, ya no era el rostro de
Baba, sino era el rostro del Sr. Ramesch con los cabellos de
Baba. Seguí concentrada en este rostro y cuando llego al
Lunar que tiene el Sr. Ramesch en la mejilla izquierda,
nuevamente cambia al rostro de Baba.

El día Miércoles 13 de Febrero, en horas de la tarde, me


encomendé a Baba en mis pensamientos, le confirmé mi
sumisión total en Sus manos, en Su voluntad y Le dije desde
mi corazón que yo no tenía conciencia de las cosas hechas en
mi pasado pero que si era necesario pasar por las presentes
experiencias dificiles de la vida, yo aceptaba mi
responsabilidad. Iniciada la prueba, solicité a Baba Su
presencia e intervención en este asunto muy delicado y
decisivo de este día en mi vida. Su respuesta no tardó, pues
en mi mente Le ví de pié, inclinado hacia mí detrás de mi silla,
sonriendo, a lo cual yo respondí sonriendo también con una
sensación de confianza y tranquilidad, sin que nada me
afectara negativamente hasta finalizar la prueba.

Desconozco el resultado de la prueba hasta este momento,


pero sea cual fuere el resultado, estoy segura que Baba ha
dispuesto para mi lo más apropiado o lo que me corresponde.
Gracias mi Amado Padre Espiritual,
Sathya Sai Baba
NOTA
“Yo estoy siempre contigo.Tu corazon es Mi hogar”

El día que apareció Baba en una foto tomada de Sra. Ileana


Vissuetti, parado frente a ella, le salió también la tarjeta del
Mensaje de Baba, con el mensaje escrito arriba, como si fuera
una confirmación de Su presencia al lado de ella. Esta tarjeta
salió en el Templo Sai de la casa de la Flia. Ramesch en
Clayton el día Domingo, 8 de febrero, después de la
culminación de la Ceremonia.

Como los lectores del libro Despierta Oh Humanidad


recodarán una experiencia espiritual del este autor con Sri
Sathya Sai Baba que tuvo lugar en su apartamento de Calle-
50 de Panamá en el año 2000 en donde en el mes de Agosto
Baba manifestó físicamente en el cuarto del autor y le
presentó con Sus sagradas sandalias de madera, sacando de
Sus pies sagrados, y ordenó al autor ponérselas mientras
enseguida aparecieron otras sandalias en Sus pies sagrados. Y
en el mes de Septiembre Baba se manifestó de nuevo en el
mismo apartamento a la misma hora de madrugada, entre
5:30 a.m. y 6:30 a.m. y esta vez el Señor se quitó Su
cabellera entera, como si fuera una peluca, y la colocó en la
cabeza del autor, diciendo: “Yo y tu somos uno”, mientras
enseguida apareció otra cabellera en la cabeza santa del
Señor. En relación con la experiencia de la Sra. Ileana
Vissuetti que ella tuvo el Martes 12 de Febrero, mencionada
arriba acerca de Su cabellera, el autor tuvo la experiencia en
la madrugada del 13 de Febrero del 2004 en su cuarto en
Clayton-Ciudad del Saber, Panama , en donde él se
encontraba entre un grupo de devotos de su Maestro, Sant
Kirpal Singh, a una distancia. El Maestro se sentó en una silla
y el autor se acercó para ver mejor a su Maestro.
Instantáneamente,el rostro santo del Maestro se transformó
en la cara del autor que le causó un asombro. Observandose
la reacción del autor, el Maestro pronunció: “¿Por qué estas
asombrado? Yo y tu somos uno”. Mientras que Él
pronunciaba estas palabras, Su rostro santo volvió a ser de
nuevo el mismo de Él, siempre con la barba y el turbante.
Esta experiencia parece como si fuera la confirmación de todo
lo escrito arriba y esta fue la octava vez que ambos, Maestro y
Baba, bendicieron al autor de la misma forma entre 1985 y
2004 . Tambien en la foto arriba se puede ver a Baba en Su
tunica roja parado enfrente de la Sra. Ileana en su casa . Dos
dias despues de esta foto ,en la reunion de Sai devotos en
el Templo Sai de la Flia. Ramesch , un Domingo ,como para
reconfirmarse que el Senor de los Mundos estaba presente
enfrente de ella ,le salio la tarjeta del Mensaje de Sai :
Siempre estoy contigo.Tu corazon es Mi
hogar.---------------------------------------------------------------------------El
Autor.

Intereses relacionados