Está en la página 1de 6

En algunas escenas del crimen los detonantes pueden estar ocultos ya sea en espacios

físicos o entre objetos con la finalidad de hacerlos accionar con una mínima presión; para
evitar este tipo de explosiones involuntarias se deben utilizar herramientas de detección
para evitar la activación de algún explosivo.

En una escena del crimen también se pueden cometer asesinatos con la utilización de
gases venenosos ya que son sustancias inoloras o incoloras y en algunas ocasiones poco
detectables para el sentido del olfato y la vista por ello antes de ingresar a una escena del
crimen los profesionales deben de utilizar herramientas sensibles que detecten la
presencia de gases para evitar una asfixia. Este tipo de escenas por lo general se dan en
ambientes cerrados por la concentración de gases ya que la inhalación de los gases
nocivos crea un desequilibrio en los pulmones provocando así una muerte lenta y sigilosa.

Un incendio de carácter criminal por lo general es para eliminar evidencia en una


infraestructura o un área desolada sin embargo también se puede utilizar como elemento
para asesinar a una o más personas de forma accidental o intencional. El procedimiento
de una escena del crimen en incendios el profesional debe tener los implementos de
protección para evitar alguna quemadura y así evitar una posible contaminación en la
escena. En escenas relacionadas con fuego también se debe auxiliar de detectores de
temperatura.

Uno de los análisis más difíciles en el ámbito forense es el análisis de residuos


provenientes de incendios ya que las muestras recolectadas se encuentran total o
parcialmente destruidas y los elementos comúnmente utilizados como acelerantes tiene
un grado de volatilización muy bajo por lo cual su presencia puede ser difícil de detectar;
el objetivo principal de estos análisis es el esclarecimiento de los hechos es decir si el
siniestro fue accidental o provocado, en el caso de que fuese provocado el análisis forense
hace uso de otros tipos de evidencia con testigos para llegar hasta el culpable. Por otra
parte, el análisis forense de explosivos consta de dos tipos de análisis los cuales son: la
identificación de explosivos intactos y el análisis post explosión. En cuanto al análisis post
explosión se utilizan técnicas similares al análisis de residuos de incendios, siendo
necesario primero realizar un proceso de extracción para posteriormente llevar las
muestras obtenidas a un análisis instrumental para conocer la composición del mismo.
Una ventaja en cuanto al análisis de explosivos principalmente de tipo militar es que las
industrias de explosivos introducen compuestos químicos específicos para hacer más fácil
la identificación de un explosivo en concreto.

Acelerantes:
Las sustancias inflamables más comúnmente utilizadas por los incendiarios son los denominados
‘acelerantes’. Un acelerante se define como una sustancia capaz de aumentar la intensidad y
velocidad de difusión de un incendio debido a sus propiedades fisicoquímicas. Se utilizan
comúnmente como acelerantes a los líquidos inflamables y combustibles ya que son fáciles de
conseguir, transportar y prenden rápidamente. Los acelerantes tienen olores fuertes y
característicos. En muchos casos, la fragancia de un líquido inflamable o combustible persistirá
cerca del punto donde se consumió. El investigador ha de saber diferenciar por el olor cada uno de
los acelerantes, así como por el color. Los acelerantes más comunes son: gasolina, disolventes
para pinturas (esencia de trementina, aguarrás mineral, alcohol, alcohol isopropílico e isobutílico,
hexano, heptano, octano, tiner), petróleo, queroseno, gasóleo, fuel, aceites, fluido para mecheros
(mezcla de hidrocarburos), etc.

Incendios y Explosiones

Para comprender de mejor manera el proceso de análisis de incendios primero se debe conocer
que es un incendio y como se produce. Incendio: “Un incendio es la propagación de fuego a gran
magnitud de forma descontrolada en el cual siempre estará involucrada la existencia de los
elementos de combustible, oxígeno a altas temperaturas. El combustible puede ser gasolina,
alcohol, metano entre otros; en los cuales el oxígeno que es un componente del aire actúa de
forma rápida creando así una propagación de fuego. La existencia del oxígeno y la reacción de los
gases que emanan de una combustión crean la denominada reacción en cadena”

El proceso por el cual se genera un incendio es posible por tres factores como los son: el oxígeno el
cual es el responsable de la oxidación, el combustible el cual será el que se oxide y la fuente de
calor la cual dará inicio y mantendrá en progreso la reacción, otro parámetro a tener en cuenta
son los agentes acelerantes, son compuestos derivados del petróleo los cuales cumplen funciones
como disolventes o proveedores de energía para el proceso de locomoción.

El investigador forense hace uso de un sinnúmero de técnicas para determinar el origen del
incendio como lo es la observación del humo producido por el incendio el cual provee de valiosos
indicios sobre el material que esta combustionando esto puede conocerse por el espesor y color
presente el humo. En cambio, una vez ya en el laboratorio las muestras recolectadas tras en
flagelo serán tratadas de tal manera que de las cuales sea posible obtener compuestos
combustibles residuales esto mediante métodos como destilación, extracción por solventes o
extracción mediante un material poroso absorbente.
En lo referente al fuego, tenemos que, el fuego es un proceso de oxidación rápida, y auto
mantenido, acompañado por la producción de calor y luz en intensidades variables. De donde la
oxidación es una reacción química en la que dos materiales, un agente oxidante (comburente) y un
agente reductor (combustible), se combinan para formar unos compuestos menos reactivos que
los primeros. Los combustibles más comunes son los materiales que contienen grandes
porcentajes de carbono e hidrógeno, los llamados compuestos carbonados.

Fundamento químico del fuego: Se necesita la concurrencia de cuatro factores para que un fuego
se inicie y tenga continuidad:

1. Combustible (usualmente, un compuesto orgánico, como el carbón vegetal, la madera, los


plásticos, los gases de hidrocarburos, la gasolina, etc.).
2. Comburente, el oxígeno del aire.
3. Temperatura, o energía de activación, que se puede obtener con una chispa, temperatura
elevada u otra llama.
4. Reacción en cadena, es la reacción mediante la cual la combustión se mantiene sin
necesidad de mantener la fuente principal de ignición. Sin esta última solo se tiene el
fenómeno llamado incandescencia. La concurrencia de estos cuatro factores da lugar a la
combustión, lo que se expresa en la teoría del Tetraedrodelfuego

La combustión es un proceso en cadena, exotérmico, en la cual la energía desprendida por la


oxidación de una pequeña parte de combustible provoca la combustión de otra nueva porción.
Este proceso se puede acelerar de manera significativa, produciendo un exceso de energía que se
manifiesta normalmente en forma de calor y luz. La combustión continuará hasta que el
combustible se consuma o retire, la temperatura del combustible en sí disminuirá por debajo de la
temperatura de pidón, siempre y cuando el agente oxidante desaparezca o disminuya hasta un
nivel por debajo del cual la concentración no sea suficiente para que se produzca la reacción, o
bien la reacción en cadena se interrumpa.

Productos de la Combustión

En el momento de presentarse la combustión de cualquier material combustible, se observa la


generación de tres elementos llama, humo y calor los cuales se detallan a continuación:

Llama: Es el fenómeno luminoso que generalmente acompaña a la combustión de cualquier


material y que en muchos es intenso y en otros no.

Humo: Se refiere al desprendimiento de residuos líquidos y sólidos en una combustión, en donde


su intensidad y cantidad va a depender de acuerdo al material combustible que se queme y a la
cantidad de oxígeno existente.

Calor: Es la temperatura generada por el material en combustión, hay que tomar en cuenta que
este elemento siempre va a estar presente.

Reacción química de la combustión:

Figura 1. Reacción química de combustión completa e incompleta

Por otra parte, para abordar el tema del análisis de explosivos se debe conocer que es una
sustancia explosiva. Los explosivos son sustancias químicas con un cierto grado de inestabilidad en
los enlaces atómicos de sus moléculas que, ante determinadas circunstancias o impulsos externos,
propicia una reacción rápida de disociación y nuevo reagrupamiento de los átomos en formas más
estables. Esta reacción, de tipo oxido-reducción, es inducida térmicamente por los llamados
“puntos calientes”, se conoce con el nombre de detonación y origina gases a muy alta presión y
temperatura, los cuales generan a su vez una onda de compresión que recorre el medio
circundante. De esta forma, la energía química contenida en el explosivo se transforma en la
energía mecánica de esa onda de compresión. Cabe señalar que en contra de lo que pudiera
imaginarse, no es cuantitativamente importante (por ejemplo, un kilogramo de explosivo contiene
aproximadamente una décima parte de la energía contenida en un litro de gasolina). La clave que
le proporciona su singular poder expansivo es su capacidad de liberarla en un corto espacio de
tiempo. La onda de compresión se genera por el aumento de volumen que sufren los productos de
reacción en forma gaseosa, de manera que se dispone de energía mecánica suficiente y aplicable a
la fragmentación de rocas.

Características de los explosivos Todos los explosivos industriales contienen diferencias en sus
características, dentro las cuales es necesario tener conocimiento de aquellas según el tipo de
trabajo que se realizara. Dentro de estas características tenemos: presión de detonación (Pd),
presión de explosión, gas o burbuja (Pe), poder rompedor, Densidad, resistencia al agua, calidad
de los humos, sensibilidad, estabilidad química.

Química de una explosión: tanto una explosión como el fuego son procesos de combustión, es
decir reacciones de oxido-reducción, aunque con matiz diferente. Para que se produzca el juego se
requiere de la presencia de oxigeno del aire, mientras que los explosivos contienen el oxigeno en
su estructura, debido a que el oxigeno atmosférico es insuficiente para que alcance la velocidad
requerida en la combustión.

Figura 2. Reacción de combustión de la pólvora

Todos los componentes de la pólvora se encuentran en estado sólido, por lo que para el contacto entre ellos
sea lo mayor posible de estar en forma de polvo finamente divididos
Figura 3. Reacción de combustión de la Nitroglicerina y TNT

Las dos ultimas reacciones son similares ya que la fuente de oxigeno entre ambas es el grupo NO 2
y la del combustible son átomos de Carbono y oxígeno. Estos se encuentran formando parte de la
misma molécula, lo que aumenta la eficacia de la explosión.

Tipos de explosión:

Sustancias explosivas primarias: Son aquellas que, debido a la debilidad de sus enlaces, resultan
altamente sensibles e inestables. Una pequeña cantidad de estas sustancias es ya sensible a la
ignición (pequeña masa crítica). Se utilizan en la fabricación de elementos detonadores.

Figura 4. Sustancias explosivas utilizadas como detonadores

Sustancias explosivas secundarias: son sustancias explosivas para cuya detonación se requiere, en
comparación con las anteriores, una mayor cantidad de explosivo y un mayor impulso energético.
Se utilizan como carga base de los iniciadores. Dentro de estos están:

Militares: son de manipulación muy segura y se utilizan con fines bélicos.

Los industriales: fabricados por la industria civil, menos potentes y seguros que los militares.

Fabricación casera: no requieren ni procesos ni instalaciones sofisticadas ni materias primas


difíciles de adquirir.

También podría gustarte