Está en la página 1de 16

dossier temático

08

ENFERMEDADES

AUTOINMUNES

dossier temático 08 ENFERMEDADES AUTOINMUNES
dossier temático 08 ENFERMEDADES AUTOINMUNES
dossier temático 08 ENFERMEDADES AUTOINMUNES
dossier temático 08 ENFERMEDADES AUTOINMUNES

Índice

00

01 Definición de las enfermedades autoinmunes

5

02 Causas de las enfermedades autoinmunes

5

03 Ejemplos de enfermedades autoinmunes

6

04 Síntomas de las enfermedades autoinmunes

7

05 Tratamiento de las enfermedades autoinmunes

7

06 Complementos que se pueden dar en enferme- dades autoinmunes

8

A Multivitamínicos y donadores de energía

8

B Flora intestinal

9

C Antioxidantes

9

D Aminoácidos: L-arginina y L-glutamina

9

E Zumo de Aloe Vera

10

F Zumo de Noni (Morinda citrifolia)

10

G Quelador de metales pesados

10

H

Requilibradores del medio ácido/base

10

I Terapia enzimática antiinflamatoria

11

J Suplementación con ácidos grasos esencia- les omega 3

11

Índice

00

06 Suplementos desaconsejados en enfermedades autoinmunes

12

A Preparados a base de Equinacea purpurea

12

B Preparados a base de arabinogalactanos

13

C Preparados a base de uña de gato (Uncaria

tomentosa)

13

07 Bibliografía

13

DE USO ESTRICTAMENTE PROFESIONAL

Definición de las enfermedades autoinmunes

01

El sistema inmunológico es el sistema de defensa

más importante que tiene el organismo frente a las agresiones de virus, bacterias y otras sustan- cias extrañas. Su función consiste en reconocer cada uno de los tejidos, de las células y de las proteínas del organismo para distinguirlas de una amplia variedad de agentes patógenos, a los que debe destruir. En este proceso tienen gran im- portancia los linfocitos T que forman parte de los glóbulos blancos sanguíneos. Normalmente durante el desarrollo fetal el sistema inmune

aprende a distinguir las sustancias propias del or- ganismo, inactivando o destruyendo los linfocitos

T que reaccionaron frente a las mismas. Pero si

éstas células no son inactivadas o destruidas, más adelante pueden desarrollar un clon incapaz de distinguir entre lo propio y lo no propio, gene- rando una reacción autoinmune.

En una persona con una enfermedad autoinmune, su sistema inmunitario ataca erróneamente a cé- lulas, tejidos y órganos de su propio organismo. Este desajuste puede afectar solo a un tejido, a un órgano o a varios, e incluso producir cambios en los tejidos. Nuestro sistema inmune cada vez verá más esta zona como un cuerpo extraño. Es un caso parecido a las alergias, donde el cuerpo reacciona de un modo desproporcionado frente a sustancias ,que en si, no son ningún peligro para nuestra salud. Los órganos y tejidos más afecta- dos habitualmente son: la piel, los músculos, las articulaciones, los glóbulos rojos y otros compo- nentes de la sangre y algunas glándulas como el páncreas o la tiroides.

Como consecuencia de esta reacción, se gene- ra un proceso inflamatorio sobre el órgano o los órganos, que desencadena una pérdida en la funcionalidad de dicho órgano deteriorando la calidad de vida del paciente y poniendo en riesgo su vida. En algunos individuos, las enfermedades autoinmunes se manifiestan después de años de funcionamiento normal del sistema inmune. Esto ocurre después de una infección con una bacte- ria o virus común, que contiene una proteína con

una fracción similar a otra de un tejido del indi- viduo. Dicha fracción es, algunas veces, de sólo 5 aminoácidos.

Causas de las enfermedades autoinmunes

02

Las enfermedades autoinmunes no son contagio- sas, no se transmiten a otras personas como las infecciones. Los genes que hereda una persona contribuyen a su susceptibilidad para desarrollar una enfermedad autoinmune. Algunas enferme- dades, como la psoriasis, pueden aparecer en varios miembros de la misma familia. Esto sugiere que un gen o un conjunto de genes específicos predisponen a sufrir psoriasis.

El origen de las enfermedades autoinmunes es, todavía hoy, desconocido. Aunque no hay una- nimidad al respecto algunas teorías afirman que, junto a una predisposición genética, se suman el efecto de algunos microorganismos (virus, bac- terias, hongos etc.), el abuso de algunos medi- camentos como antibióticos, antipiréticos y el exceso de vacunas, como causantes de las enfer- medades autoinmunes.

Las dietas muy desequilibradas y llenas de aditi- vos también podrían colaborar en su aparición.

DE USO ESTRICTAMENTE PROFESIONAL

Probablemente, el desarrollo de una enferme- dad autoinmune sea un conjunto de varios fac- tores, pero debido al alarmante incremento de las mismas es necesario continuar investigando, y teniendo en cuenta que son enfermedades que empeoran mucho la calidad de vida de la perso- na, buscando ayudas a nivel de la suplementación nutricional.

Ejemplos de enfermedades autoinmunes

03

Las enfermedades autoinmunes se manifiestan mayoritariamente en las mujeres, dos tercios del total, y se encuentran muy expandidas entre la población. Algunos ejemplos de ellas son:

Enfermedad de Crohn

Afecta al tubo digestivo, produce una inflamación crónica que cursará de manera progresiva me- diante episodios. Suele afectar al tramo final del intestino delgado y al primero del colon, aunque en algunos casos podemos encontrar implicados otros tramos del sistema digestivo.

Anemia perniciosa

El estómago no fabrica factor intrínseco que es una sustancia indispensable para absorber la vi- tamina B12, necesaria para la formación de los glóbulos rojos, en el tracto gastrointestinal.

Artritis reumatoidea

Inflamación de las articulaciones (muñecas, dedos, rodillas, tobillos, etc.) y de los tejidos próximos aunque también puede afectar a algún órgano.

Ocasiona rigidez y dolor.

Diabetes tipo I

En esta enfermedad autoinmune el páncreas no produce insulina y se disparan los niveles de glu- cosa en nuestro cuerpo. La persona suele notar una sed exagerada, un gran apetito, cansancio, pérdida de peso, visión borrosa y hay una micción abundante.

Enfermedad de Addison

El sistema inmune ataca a la glándula suprarrenal y hay un bajo funcionamiento de la misma. Las con- secuencias pueden ser muy diversas ya que esta glándula interviene en la formación de hormonas glucocorticoides, mineralocorticoides y sexuales.

Enfermedad de Behcet

Proceso inflamatorio de origen desconocido que cursa usualmente con úlceras orales recurrentes, aftas genitales, uveitis y lesiones cutáneas. Pudien- do ir acompañado también de afectaciones de tipo intestinal, articular, neurológico y vascular.

Enfermedad celíaca

El sistema inmune ataca las vellosidades del intes- tino delgado en respuesta a la presencia de gluten (proteína presente en la avena, cebada, centeno y trigo). El cuerpo pierde gran parte de la capacidad de absorción de nutrientes, ocasionando proble- mas graves.

Enfermedad de Graves

Tiroiditis autoinmune de etiología desconocida, que estimula la glándula tiroides, resultando un bocio e hipertiroidismo.

Enfermedad de Raynaud

Cuadro de palidez o cianosis paroxística de los dedos de las manos o los pies y, en menos fre- cuencia, de la punta de la nariz o las orejas. La causa es un vasoespasmo intenso de las arterias de pequeño tamaño o arteriolas.

Esclerosis múltiple

El sistema inmune daña la vaina de mielina y con ello los impulsos nerviosos se van bloqueando afectando progresivamente al cerebro y médula espinal.

Espondilitis anquilosante

Enfermedad inflamatoria que afecta a la columna vertebral, principalmente a la articulación del sa- cro con los huesos iliacos. Finalmente hace que las vértebras afectadas se fusionen causando intenso dolor nocturno y rigidez matinal.

Lupus eritematoso sistemático

Es una enfermedad autoinmune inflamatoria que puede afectar a las articulaciones, riñones, piel y otros órganos. El paciente también suele sufrir fatiga y destaca una erupción en las mejillas y en el puente nasal en forma de mariposa que suele empeorar con la luz solar y afectar a otras zonas del cuerpo.

Miastenia gravis

Hay una debilidad de los músculos esqueléticos voluntarios producido por un trastorno neuro- muscular. Esto puede provocar dificultad para tra- gar, párpado caído, dificultad para subir escaleras, para hablar, cabeza caída, etc.

Pénfigo vulgar

Desorden autoinmune donde se crean anticuer-

pos contra la propia piel, implica la formación de ampollas en la capa externa de la piel (epidermis)

y en las membranas mucosas, lo que origina áreas

desnudas, erosionadas, dolorosas, con tendencia

a sobreinfección.

Psoriasis

Enfermedad inflamatoria crónica de la piel que suele afectar especialmente a codos, rodillas y cue- ro cabelludo pudiendo afectar a todo el cuerpo. Suele aparecer y mejorar a brotes. Produce le- siones escamosas con tendencia a la rojez.

Síndrome de Reiter

El sistema inmune ocasiona una serie de pro- blemas inflamatorios en las articulaciones, en los genitales y en los ojos, causando lesiones, urgen- cia y molestia al orinar, y dolor.

Síndrome de Sjogren

Se van destruyendo las glándulas que producen las lágrimas y la saliva lo cual acaba ocasionando sequedad en la boca, ojos y en general en todas las mucosas.

Tiroiditis de Hashimoto

Reacción del sistema inmunitario contra la glán- dula tiroides, inflamándola. Suele ocasionar hipotiroidismo.

DE USO ESTRICTAMENTE PROFESIONAL

Vitíligo

Se caracteriza por la pérdida de pigmentación en ciertas áreas de piel, ocasiona parches blancos e irregulares. Ciertos linfocitos activados destruyen los melanocitos (responsables de la pigmentación de la piel), dejando de producir melanina en esas zonas.

Síntomas de las enfermedades autoinmunes

04

Los síntomas varían según el tipo de enferme- dad. La mayoría coinciden en algunos síntomas como cansancio o fatiga, sensación de malestar crónico, inflamación y algún tipo de dolor. Mu- chos pacientes también sienten un sentimiento de impotencia o desánimo al tener un tipo de enfermedad que es crónica y sin esperanza de curación.

Tratamiento de las enfermedades autoinmunes

05

Normalmente el tratamiento en alopatía solo sirve para suprimir los síntomas y paliar complica-

DE USO ESTRICTAMENTE PROFESIONAL

ciones. La mayoría de medicamentos para enfer- medades autoinmunes tienen a su vez elevados efectos secundarios, con lo que poco a poco van empeorando la calidad de vida del enfermo.

De ahí la importancia de buscar otros tipos de ayudas como la nutrición, fitoterapia o comple- mentos nutricionales, que vayan dirigidos a me- jorar en conjunto la calidad de vida de estos pa- cientes. Si nuestro organismo, cuerpo y mente estan en armonía hay más posibilidades de que nuestro sistema inmune también lo esté.

Dieta

Si alimentarse bien es básico para una buena sa- lud en estos casos aún es más importante. Lo primero es tratar de eliminar de nuestra dieta to- dos aquellos alimentos y productos que conten- gan aditivos. Se trata de evitar todas las sustan- cias que puedan alterar nuestro sistema inmune. Dentro de los alimentos también intentar elimi- nar aquellos que puedan producirnos algún tipo de alergia, especialmente la leche de vaca y los lácteos en general. Los alimentos antioxidantes como frutas y verduras son los que tienen que predominar, mientras que las grasas saturadas deben disminuirse al máximo y controlar el con- sumo de carnes rojas.

Estrés, sol y naturaleza

El sol parece tener un efecto beneficioso sobre nuestro sistema inmune, especialmente durante la infancia y preadolescencia. En verano sólo con unos pocos minutos es suficiente y hay que evitar abusar sobre todo en horas de máximo calor.

Estar en contacto con la naturaleza también fa- vorece nuestro sistema inmune ya que además de disminuir nuestro estrés y respirar aire puro, estamos en contacto con una flora y fauna dis- tinta a la habitual que nos permite “entrenar” a nuestro sistema inmune.

Dormir las horas necesarias, unas ocho, es im- portante para todo el mundo pero aún más para pacientes con enfermedades autoinmunes ya que ayuda a recuperar las fuerzas y el equilibrio a nues- tro organismo. Buscar un rato para relajarnos y practicar algún deporte suave es clave para nues- tras defensas.

Los complementos nutricionales

En cada una de las enfermedades autoinmunes, podremos recomendar un aporte de comple- mentos nutricionales o preparados de fitoterapia concretos.

Complementos que se pueden dar en enfermedades autoimunes

06

A Multivitamínicos y donadores de energía

(Figura 1, 2, 3) New Source of Life, Regeneration y Ribosa Energy

Las vitaminas son sustancias químicas presentes en pequeñas cantidades en los alimentos, que son indispensables para la vida, la salud y la actividad física. Intervienen como catalizadores en las reac- ciones bioquímicas, provocando la liberación de energía en forma de ATP.

En la mayoría de enfermedades autoinmunes la fatiga y la mala absorción están presentes, por eso es necesario el aporte de multivitamínicos a estos pacientes, ya que es la mejor forma de cubrir las necesidades diarias de vitaminas y minerales. El objetivo es mejorar la absorción de nutrientes, retardar la aparición de fatiga y aumentar la canti- dad de energía disponible.

Otra manera de aportar energía a estos pa- cientes sería mediante complementos a base de AMP (adenosinmonofosfato), metabolito inter- mediario que interviene en el ciclo de producción de energía, convirtiéndose en ATP (adenosintri- fosfato).

La ribosa (pentosa que forma parte del ADN y ARN) también se utiliza en complementos nutri- cionales para la obtención de energía.

B Flora intestinal

(Figura 4, 5, 6, 7) Tridophilus, Sensidophilus, Acidophilus y Vibragest

Los lactobacilos o complementos de flora intesti- nal pueden ser interesantes en casos de enferme- dades autoinmunes cuando hay un largo historial de uso de medicamentos. Recordemos que el equilibrio intestinal es básico en los procesos de absorción y eliminación.

La flora intestinal tiene varias funciones, como defender al intestino de infecciones, ayudar a la digestión de algunos alimentos y formar algunos elementos nutritivos necesarios para el orga- nismo, nos ayuda a mantener la salud, a preve- nir enfermedades, a mantener el equilibrio del ecosistema gastrointestinal e interactúa con el sistema inmune.

Aportar un complejo de flora intestinal favore- cerá que la mucosa intestinal sea menos permea- ble ayudando a disminuir las tendencias alérgicas. Mantener el equilibrio de la flora intestinal, facilita que el sistema inmune esté menos alterado.

C Antioxidantes

(Figura 8, 9, 10) Vitamina C, Superantioxidantes, Red Lightning

Las enfermedades autoinmunes pertenecen a la categoría de enfermedades de ensuciamiento celular por su tendencia a generar toxinas y radi- cales libres.

Luchamos contra los radicales libres en cada mo- mento del día. El problema para nuestra salud se produce cuando nuestro organismo tiene que soportar un exceso de radiales libres durante años, lo que impide a nuestras células trabajar efi- cientemente, dejando a nuestro organismo bajo de energía y al sistema inmune bloqueado, pro- duciéndose un estrés oxidativo.

DE USO ESTRICTAMENTE PROFESIONAL

Es importante la suplementación con antioxi- dantes de varios tipos para aprovechar la acción sinérgica de todos ellos, ayudando a nuestras de- fensas contra la acción de los radicales libres y el daño que estos nos puedan causar.

Algunos de estos antioxidantes complementarios serian: la Vitamina C que actúa en sinergia con la Vitamina E y la Vitamina A. El selenio actúa junto a la Vitamina E y forma parte de la enzima Glutation Peroxidasa. El zinc y el cobre son im- prescindibles para el funcionamiento de la enzima superóxido dismutasa (SOD)

D Aminoácidos:

L-arginina

y L-glutamina

(Figura 11, 12) L-arginina y L-glutamina

L-arginina

Actualmente se sabe que el endotelio tiene una intensa actividad metabólica y es considerado un órgano endocrino con actividad propia. Entre las sustancias que fabrica el endotelio se encuentran la fibronectina IL-1, el activador del plasminógeno tisular, las prostaciclinas y el óxido nítrico.

La L-arginina es un aminoácido precursor de ó- xido nítrico.

L-glutamina

La L-glutamina no se considera un aminoácido esencial. Sin embargo, numerosos estudios han proporcionado pruebas de que la L-glutamina puede volverse “condicionalmente esencial“ du- rante condiciones inflamatorias como la infec- ción y la herida. La L-glutamina es esencial para la proliferación celular y se relaciona a una mejor función de las células inmunitarias. El alto ratio de utilización de glutamina por parte de las cé- lulas inmunitarias neutrófilos, macrófagos y lim- focitos y el incremento de las demandas cuando el sistema inmunitario se ve agredido, pone de manifiesto la importancia que tiene la glutamina en el normal funcionamiento de estas células y la habilidad para mostrar una respuesta inmunitaria eficiente.

DE USO ESTRICTAMENTE PROFESIONAL

E

Zumo de Aloe vera

(Figura 13) Zumo de Aloe vera Lily of the Desert

El Aloe vera es considerado un gran depurador de tóxinas, posee una riqueza excepcional de nu- trientes entre los que se encuentran: polisacári- dos (de bajo y medio peso molecular), 18 ami- noácidos, Vitaminas A, B1,B2, B3, B6, C y E, sodio, potasio, calcio, fósforo, cloro, trazas de magnesio y zinc. Posee además más de 200 sustancias (nu- trientes y fitonutrientes) de interés terapéutico. Se concluye que es la sinergia de todos los com- ponentes la que produce unos efectos inigualados por ningún otro producto conocido.

Los polisacáridos del aloe vera son componentes activos presentes de forma natural en la planta del aloe. Su actividad depende de su peso mole- cular. A mayor peso molecular de los polisacári- dos, mayor soporte al sistema inmunológico.

El Aloe vera entre otros muchos beneficios, nos ayuda a mejorar la absorción de nutrientes, aportan beneficios a nivel digestivo, refuerza el sistema inmunitario, depura nuestro organismo y tiene propiedades antiinflamatorias del tracto gastrointestinal.

F Zumo de Noni (Morinda citrifolia)

(Figura 14) Zumo de Noni Dynamic Health

Esta planta es originaria de las islas del Pacífico Sur y ha sido usada con fines curativos desde hace miles de años. Según las investigaciones acerca de las propiedades del fruto de este árbol, su poder regenerador se asocia a la presencia de xeronina, un alcaloide que trabaja a nivel celular, fortalece el sistema inmunológico y alivia los síntomas de la inflamación. El damnacantal, otro de sus princi- pios activos, actúa como inhibidor de la prolife- ración celular de tejidos malignos y la escopoletina mejora la circulación y tiene efecto antioxidante.

Además es rico en minerales, vitaminas, aminoá- cidos, hidratos de carbono y oligoelementos.

Diferentes estudios concluyen que el noni pro- duce beneficios terapéuticos significativos en una variada gama de problemas de salud.

G Quelador

pesados

de metales

(Figura 15) Metalcontrol

La toxicidad crónica por metales pesados es un problema en la sociedad actual y puede agravar- nos o desencadenarnos una enfermedad auto- inmune. Estos metales tienden a acumularse en el cerebro, riñones, sistema inmune, donde per- turban gravemente el funcionamiento normal del organismo.

Los metales pesados no pueden ser metaboliza- dos, su toxicidad es muy alta, persisten en el cuer- po y bloquean las actividades biológicas causando daños irreversibles.

Muchas son las sustancias naturales que actúan

como agentes quelantes, atrapan a estos metales pesados (plomo, mercurio, cadmio, estroncio,

bario

encuentra la clorofila, el glutation, varias enzimas y vitaminas.

y ayudan a su excreción, entre ellas se

)

H Requilibradores del medio ácido/base

(Figura 16) pH Basic

En el medio líquido de nuestro organismo tiene lugar un flujo de cargas y potenciales electro- químicos que afectan al pH del medio. Un pH demasiado ácido o alcalino puede obstaculizar la eficiencia de la química y las funciones del cuerpo. Cuando se da un exceso de acidez continuado el organismo ya no puede neutralizar de manera eficaz este exceso de ácidos y eliminarlos, éstos

quedan depositados en los fluidos extracelulares

y las células del tejido conectivo, comprometien- do directamente la integridad celular.

Podemos decir que las alteraciones en el pH del organismo crean un medio que favorece que las células sanas se degeneran y se conviertan en cé- lulas enfermas.

Teniendo en cuenta que la salud está definida por el equilibrio ácido/alcalino de nuestro organismo

y sus componentes más básicos, los tejidos, las

células, etc., nuestro interés principal debería cen- trarse en mantener este equilibrio, observar las causas que provocan la desestabilización y evitar- las o neutralizarlas convenientemente.

Una persona bien nutrida, equilibrada, y en buena salud manifiesta un pH de la orina de 7 o 7,5.

Para mantener el correcto equilibrio ácido-base podemos usar suplementos que nos ayuden a neutralizar la acidez, así como promover una die- ta baja en alimento ácidos.

I Terapia enzimática antiinflamatoria

(Figura 17) Ultrabromelaina

Algunas de las enfermedades autoinmunes cursan con inflamación tanto de órganos como de ar- ticulaciones, causando dolor y abuso de analgési- cos y antiinflamatorios que generan un exceso de trabajo a nivel hepático. De ahí la importancia de encontrar sustancias naturales con propiedades antiinflamatorias que nos ayuden a mejorar los cuadros de inflamación. Sería el caso de la bro- melaína, enzima digestiva proteolítica que con-

tiene azufre y que es extraída del tallo y de la fru- ta de la planta de piña (Ananas comosus). Cuando se ingiere con los alimentos la bromelaína ayuda

a digerir las proteínas y cuando es ingerida con

el estómago vacío, sus propiedades medicinales

como agente antiinflamatorio entran en acción.

La acción antiinflamatoria de la bromelaína es de- bida a una seria de acciones fisiológicas como re- sultado de inhibir la generación de brandiquinina en el lugar de la inflamación mediante la deplec-

DE USO ESTRICTAMENTE PROFESIONAL

ción del sistema de la kalicreina plasmática, inhi- biendo también los intermediarios en la cascada de coagulación, reduciendo el papel de la fibrina en la promoción de la respuesta inflamatoria. También inhibe la producción de varios com- puestos producidos durante la inflamación que aumentan la hinchazón y causan dolor.

J Suplementación

con ácidos grasos

esenciales omega 3

(Figura 18, 19) Omega 3 Complete, Ultra Omega 3, 6, 9

Otra de las sustancias con efecto antiinflamatorio de las que nos podemos beneficiar son los ácidos grasos esenciales omega 3.

Actualmente en nuestra dieta hay un exceso de ácidos grasos omega 6 y una carencia de omega 3, provocando una descompensación en la pro- ducción de prostaglandinas que acaba por favore- cer una reacción proinflamatoria.

Existen más de una docena de estudios que de- muestran que los ácidos grasos omega-3 son beneficiosos para las personas que padecen de artritis reumatoide. Los ácidos grasos omega-3 alivian síntomas tales como la rigidez matutina y la sensibilidad en las articulaciones, ayudan a reducir la producción de compuestos inflamatorios que son segregados por los leucocitos.

K Plantas inmuno- reguladoras

Los hongos Rheishi (Ganoderma lucidum), Shitake (Lentinus Edodes) y Maitake (Grifola frondosa), han sido cultivados desde hace siglos en las regiones montañosas de Asia, especialmente en China, Japón y Corea. Hoy en día, con técnicas mo- dernas, se cultivan en muchos países. Suelen ser

DE USO ESTRICTAMENTE PROFESIONAL

muy apreciados tanto por su sabor como por sus propiedades medicinales.

Poseen propiedades inmunomoduladoras, donde además de fortalecer el sistema inmune, lo regu-

lan, por ello sus aplicaciones pueden ser muchas

y muy diversas.

Por lo que respecta a su composición son bastante parecidas. Además de nueve amino- ácidos esenciales (especialmente Metionina y Arginina), vitaminas del grupo B y D2, minerales como el Hierro, Zinc y Magnesio, destaca su alto contenido en fibra.

Poseen un efecto antioxidante ya que contienen SOD (superóxido dismutasa), vitaminas A, C,

E y selenio y favorece niveles adecuados de la

hormona del crecimiento. Son ricos en enzimas, especialmente pepsina y tripsina y aportan ácido linoleico ayudando a la producción de prostaglan- dinas.

Aunque también se han identificado proteínas, ácidos nucleicos y otras sustancias bioactivas, su contenido en polisacáridos, en especial el beta- glucano, les confiere sus importantes beneficios sobre el sistema inmunológico.

El beta-glucano es reconocido como el más efec- tivo agente estimulante de las respuestas inmu- nológicas celulares. Esta sustancia aumenta la actividad de los macrófagos y otras células inmu- nocompetentes, los linfocitos NK (natural killers), linfocitos T citotóxicos (Tc), y los linfocitos T ayu- dadores CD4 (T-helper). Aumenta los niveles de interferón, así como los niveles de interleuquinas 1, 2 y linfoquinas.

Diversos estudios han demostrado la capacidad del Shiitake, Reishi y Maitake para aumentar la ac- tividad y la proporción de linfocitos Th1 y por lo tanto su capacidad para reequilibrar la homeos- tasis Th1/Th2.

Varios investigadores demostraron que la ingesta tanto de los polisacáridos PSK como los PSP (glu-

coproteina formada por una unión proteica con betaglucanos) aumentaban la producción de las interleuquinas IL-2, así como la acción fagocítica de los macrófagos y la disminución de las inter- leuquinas IL-4 e IL-6. Esto indica una reversión a un estado de equilibrio Th1/Th2 desde un estado donde predominaba la Th2. Lo que explica los excelentes resultados obtenidos con estos hon- gos en el tratamiento de las enfermedades auto- inmunes y sus secuelas inflamatorias.

Suplementos desaconsejados en enfermedades autoinmunes

07

Todos aquellos que contribuyan a aumentar una respuesta del sistema inmunitario.

A Preparados a base de Equinacea purpurea

(Figura 20, 21) Commando 2000, Imunectar

La actividad inmunoestimulante de la equinacea incluye mecanismos de reacción inmunitaria es- pecífica y no específica. La equinacea colabora con el sistema inmunitario para prevenir enferme- dades y es probable que futuras investigaciones revelen nuevas aplicaciones. Asimismo, y dentro de un concepto holístico de salud, la equinacea tiene aplicación en el campo de la profilaxis o prevención de infecciones, sobre todo cuando es

necesario activar el sistema inmunitario en situa- ciones de reacción inmunitaria deteriorada.

Aún y siendo una gran fitoterápico con muchas propiedades; inmuniestimulante, antiséptico, cica- trizante, antioxidante, no se puede usar en en- fermedades autoinmunes ya que favorecería la enfermedad.

B Preparados a base de arabino- galactanos

(Figura 22, 23) Rx-Ara, Ara Larix Olive Leaf

El arabinogalactano es un carbohidrato complejo del árbol alerce con potente capacidad de es- timulación del sistema inmunitario y fortalecer la salud del tracto gastrointestinal, ya que son una fuente importante de fibra dietética.

Conducen al sistema inmunológico a un estado continuo de máxima alerta comportándose como un antígeno al que el organismo tiene que hacer frente. Los arabinogalactanos provocan un aumento de los linfocitos natural killers (NK), los monocitos, los macrófagos y también aumenta la capacidad citotóxica.

Los arabinogalactanos no son recomendables para personas con enfermedades autoinmunes, ya que se podría ver su patología aumentada por el aumento de la actividad del sistema inmu- nológico.

C Preparados a base de uña de gato (Uncaria tomentosa)

(Figura 24) Uña de gato

La Uña de gato (Uncaria tomentosa) es una planta originaria del Perú, entre sus compuestos acti- vos se encuentran polifenoles, triterpenoides y alcaloides oxindólicos que proveen un refuerzo general al sistema inmunológico, activan ambos

DE USO ESTRICTAMENTE PROFESIONAL

linfocitos T y B, aumentan el grado de función de los fagocitos granulocitos y de las células en el sistema retículo-endotelial.

Posee efectos inmunoestimulantes, acelera el proceso curativo de las heridas, inhibe el cre- cimiento de células malignas y tiene acción anti- vírica y antiinflamatoria.

No es recomendable utilizarla en una enferme- dad autoinmune o si se toman inmunosupresores, por ejemplo, tras un trasplante. Tampoco debe tomarse con fármacos para la presión sanguínea o anticoagulantes, por su acción fluidificante de la sangre. Y no se aconseja ingerirla en caso de embarazo, provoca contracciones uterinas, ni du- rante la lactancia, ya que los compuestos amargos cambian el sabor de la leche materna y cortan su producción.

Bibliografía

08

> Rojas-URdaneta j.e., Poleo-RomeRo a.G. Evaluación de una

formulación antioxidante y estimuladora mitocondrial en piel de pacientes con vitiligo vulgar estable. Departamento de Salud Puiblica, Nucleo Aragua, Maracay, Facultad de Ciencias de la Salud, Universidad de Carabobo, Venezuela. Invest Clin. 2007 Mar;48(1):21-31.

> HincaPie-ZaPata m.e., sUaReZ-escUdeRo j.c., Pineda-tamayo

R., anaya j.m. Calidad de vida en esclerosis múltiple y otras enfermedades crónicas autoinmunes y no autoinmunes. Cen- tro de Estudio de Enfermedades Autoinmunes, Universidad del Rosario, Bogota DC, Colombia. Rev Neurol. 2009 Mar

1-15;48(5):225-30.

> andReU j.l., sanZ j. La fibromialgia y su diagnostico. Servicio

de Reumatologia, Hospital Universitario Puerta de Hierro, Madrid, Spain. Rev Clin Esp. 2005 Jul;205(7):333-6.

>

alemany-RodRiGUeZ

m.j.,

aladRo

y.,

amela-PeRis

R.,

PeReZ-VieiteZ m.c., Reyes-yaneZ m.P., deniZ-naRanjo m.c.,

sancHeZ-GaRcia F. Enfermedadesa autoinmunes y esclerosis

DE USO ESTRICTAMENTE PROFESIONAL

múltiple. Servicio de Neurologia, Hospital de Gran Canaria Dr. Negrin, 35020 Las Palmas de Gran Canaria, Spain. Rev Neurol. 2005 May 16-31;40(10):594-7.

> coRnejo Z., VillaRReal m. Relación entre síntomas de sín-

drome de intestino irritable y síntomas depresivos en pacientes hospitalizados. Hospital Nacional Arzobispo Loayza, Univer- sidad Peruana Cayetanno Heredia. Rev Gastroenterol Peru. 2005 Apr-Jun;25(2):156-60.

> QUintans a. Biología de la respuesta alérgica específica. Rev

Clin Esp. 1971 Oct;123(1):1-14.

> aRiZa-aRiZa R., mestanZa-PeRalta m., caRdiel m.H. Ome-

ga-3 fatty acids in rheumatoid artritis: an overview. Department of Immunology and Rheumatology, Instituto Nacional de la Nutricion Salvador Zubiran, Mexico City, Mexico. Semin Ar- thritis Rheum. 1998 Jun;27(6):366-70.

> PUente t., HURtado t., abUd m., bRaVo R. Metales pesa-

dos (Pb,Cd,Cr y HG) en población general adulta próxima a una planta de tratamiento de residuos urbanos en Bizcaia. Nutr Hosp. 2009 Mar-Apr;24(2):233-8.

> yin G, aRdó l, tHomPson Kd, adams a, jeney Z,jeney G.

Chinese herbs (astragalus radix and Ganoderma lucidum) en- hance immune response of carp, Cyprinus carpio, and protection against Aeromonas hydrophila. Fish Shellfish Immunol. 2009

Jan;26(1):140-5.

> denG G, lin H, seidman a, FoRnieR m, d´andea G, Wesa

K, yeUnG s, cUnninHam-RUndles s, VicKeRs aj, cassiletH b. A

phaseI/II trial of a polysaccharide extract from Grifola frondosa (Maitake mushroom) in breast cancer patients immunological effects. J Cancer Res Clin Oncol. 2009 Sep;135(9):1215-21.

> ZHenG R, jie s, HancHUan d, moUcHenG W. Characterization

and immunomodulating activities of polisaccharide from Lentidus

edodes. Int Immunopharmacol 2005;May,5(5):811-20.

> KUPFaHl c, GeGinat G, HoF H. Lentinan has a stimulatory

effect on innate and adaptive immunity against murine Listeria monocytogenes infection. Int Immunopharmacol. 2006;6:686-

696.

> Kim ls, WateRs RF, bURKHoldeR Pm. Immunological activity of

larch arabinogalactan and Echinacea: a preliminary, randomized, double-blind, placebo-controlled trial. Altern Med Rev. 2002 Apr;7(2):138.