Está en la página 1de 5

(Traducción parcial y privada)

AUTO DEL TRIBUNAL (sexta cámara)


5 de mayo de 2022

[….]

ING LUXEMBOURG S.A.

contra

VX,

[ …. ]

El procedimiento principal y las cuestiones prejudiciales

13 De la orden de remisión se desprende que VX firmó una orden de suscripción por un


importe de 54.000,006 euros con ING como intermediario financiero.

14 Posteriormente, VX presentó una demanda ante el Tribunal Civil de Primera Instancia


portugués solicitando que se condenara a ING a pagar una indemnización de 54.000
euros más los intereses de demora. El tribunal tradujo la demanda y los documentos
adjuntos al francés y notificó la demanda y los documentos adjuntos, junto con sus
traducciones, a ING mediante carta certificada el 11 de febrero de 2019, sin adjuntar, no
obstante, el formulario normalizado que figura en el anexo II del Reglamento 1393/2007
a la notificación. ING no presentó una contestación a la demanda.

15 Tras constatar, mediante auto de 24 de junio de 2019 dictado en rebeldía, que los hechos
expuestos en la demanda se daban por probados, el juzgado de primera instancia,
mediante auto de 9 de septiembre de 2019, estimó la demanda de VX y condenó a ING
a abonarle la cantidad solicitada, más los intereses de demora. La versión original en
portugués de esta orden y, a petición de ING, una traducción al francés fueron
notificadas a esta sociedad, sin utilizar el formulario estándar mencionado en el punto
anterior.

16 El 25 de octubre de 2019, ING presentó ante el juzgado de primera instancia una


solicitud de declaración de inexistencia o nulidad de la notificación de la demanda y de
nulidad de la notificación del auto de 9 de septiembre de 2019.

17 Mediante auto de 2 de julio de 2020, este órgano jurisdiccional desestimó dicha


solicitud al considerar, en esencia, que la notificación de la demanda y la notificación
del auto de 9 de septiembre de 2019 se habían realizado de conformidad con lo
dispuesto en el Reglamento nº 1393/2007 en la medida en que los documentos legales
así transmitidos a ING, redactados en portugués, iban acompañados de una traducción al
francés. En efecto, dado que ING entiende esta última lengua y es una de las lenguas
oficiales del Gran Ducado de Luxemburgo, Estado miembro en el que ING tiene su
domicilio social, no habría sido necesario enviarle el formulario normalizado que figura
en el anexo II del presente Reglamento.

18 ING recurrió este auto ante el tribunal de apelación, alegando que ni esa emplazamiento
ni esa notificación iban acompañados del formulario normalizado que figura en el anexo
II de dicho Reglamento, aunque éste no prevé ninguna excepción al uso de dicho
formulario normalizado. ING alega que, por lo tanto, no fue debidamente informada de
su derecho a rechazar los documentos legales en cuestión, en virtud del artículo 8,
apartado 1, del mismo Reglamento. La empresa considera que esta omisión constituye
no sólo un incumplimiento de una formalidad esencial, que tiene como consecuencia la
inexistencia o al menos la nulidad de dicha prestación, sino también una violación de
su derecho de defensa. Además, la empresa opina que la posibilidad de invocar la
nulidad de la prestación no puede estar sujeta a un límite temporal.

19 Por consiguiente, según el órgano jurisdiccional remitente, procede determinar si la


notificación de una demanda y la notificación de una resolución deben ir acompañadas
en cualquier caso de dicho formulario normalizado, so pena de infringir el Reglamento
nº 1393/2007, y si, en caso afirmativo, la excepción de nulidad de la notificación de que
se trata puede o no estar sujeta a plazo.
20 En estas circunstancias, el Tribunal da Relação do Porto (Tribunal de Apelación de
Oporto, Portugal) decidió suspender el procedimiento y plantear al Tribunal las
siguientes cuestiones prejudiciales

1) "¿Puede interpretarse el artículo 8 del Reglamento [nº 1393/2007] en el


sentido de que, en las circunstancias del presente asunto, es válida la
notificación por carta certificada a una sociedad establecida en otro Estado
miembro sin utilizar el formulario establecido en el anexo II de dicho
Reglamento?

2) ¿Pueden interpretarse el Reglamento 1393/2007 y los principios del


Derecho de la Unión Europea en los que se basa en el sentido de que se
oponen a la aplicación en este caso del artículo 191, apartado 2, del Código
de Proceso Civil portugués, en la medida en que esta disposición establece
un plazo específico (el del plazo de presentación de un escrito de
contestación) para invocar la nulidad de la notificación?

[…]

Sobre la segunda cuestión.

41 Mediante su segunda cuestión, el órgano jurisdiccional nacional pregunta al Tribunal de


Justicia, en esencia, si el Reglamento nº 1393/2007 se opone a una normativa nacional
que prevé que la nulidad de la notificación o traslado de un documento judicial en otro
Estado miembro sólo puede invocarse en un plazo determinado, cuando dicha
notificación o traslado se haya efectuado sin que el destinatario de dicho documento
haya sido informado, mediante el formulario normalizado que figura en el anexo II de
dicho Reglamento, de su derecho a negarse a aceptar dicho documento cuando éste no
esté redactado en una de las lenguas indicadas en el artículo 8, apartado 1, de dicho
Reglamento o no vaya acompañado de una traducción a la misma.

42 A este respecto, es jurisprudencia reiterada que el hecho de no adjuntar dicho formulario


normalizado no puede implicar la nulidad ni del documento que debe notificarse ni del
procedimiento de notificación, ya que tal consecuencia sería incompatible con el
objetivo perseguido por dicho Reglamento, que consiste en prever un método directo,
rápido y eficaz de transmisión de documentos en materia civil y mercantil entre los
Estados miembros (sentencia de 6 de septiembre de 2018, Catlin Europe, C-21/17,
EU:C:2018:675, apartado 49, y jurisprudencia citada).

43 Sin embargo, dado que la comunicación del formulario normalizado es una formalidad
esencial destinada a salvaguardar los derechos de defensa del destinatario del
documento, su omisión debe ser subsanada de acuerdo con las disposiciones del
Reglamento 1393/2007. Por tanto, corresponde a la autoridad encargada de la
notificación informar sin demora al destinatario del documento de su derecho a negarse
a aceptarlo, enviándole, en virtud del artículo 8, apartado 1, de dicho Reglamento, el
mismo formulario normalizado (sentencia de 6 de septiembre de 2018, Catlin Europe,
C-21/17, EU:C:2018:675, apartado 50, y jurisprudencia citada).

44 Por lo tanto, una normativa nacional que hace nula la notificación como consecuencia de
la omisión del formulario normalizado que figura en el anexo II del Reglamento nº
1393/2007 es incompatible con el sistema establecido por dicho Reglamento y con la
finalidad que éste persigue, aun cuando dicha normativa nacional prevea también que tal
nulidad sólo puede ser invocada en un plazo determinado por el destinatario del
documento (véase, en este sentido, la sentencia de 19 de septiembre de 2017,
Henderson, C-354/15, Rec. p. I-0000, apartados 62 y 63).

45 Por otra parte, no puede deducirse válidamente ninguna consecuencia del hecho de que
el destinatario del documento no haya planteado, en un plazo determinado, la
impugnación de tal omisión, ya que no puede asegurarse, precisamente por la falta de
ese formulario estándar, que el interesado haya tenido efectivamente conocimiento de su
derecho a rechazar la prestación (véase, en este sentido, la sentencia de 19 de noviembre
de 2017, Henderson, C-354/15, Rec. p. 157, apartado 64).

46 Por consiguiente, la falta de información resultante de dicha omisión sólo puede ser
válidamente subsanada mediante la presentación, a la mayor brevedad posible y de
conformidad con las disposiciones del Reglamento nº 1393/2007, del formulario
normalizado que figura en su anexo II (sentencia de 2 de marzo de 2017, Henderson, C-
354/15, EU:C:2017:157, apartado 65).
47 Así, una normativa nacional como la controvertida en el artículo 191, apartado 1, de
dicho Código no es compatible con el Reglamento nº 1393/2007, ya que de esta
disposición se desprende que la notificación o traslado de un documento judicial en otro
Estado miembro es nula cuando se efectúa sin utilizar el formulario normalizado que
figura en su anexo II y, por tanto, infringiendo el artículo 8, apartado 1, de dicho
Reglamento, como se desprende del apartado 40 de este auto. A este respecto, el hecho
de que el artículo 191, apartado 2, de dicho Reglamento establezca que dicha nulidad
debe invocarse en un plazo determinado carece de importancia.

48 En consecuencia, procede responder a la segunda cuestión que el Reglamento nº


1393/2007 debe interpretarse en el sentido de que se opone a una normativa nacional
que prevé la nulidad de la notificación o traslado de un documento judicial en otro
Estado miembro cuando se ha efectuado sin que el destinatario de dicho documento
haya sido informado mediante el formulario normalizado que figura en el anexo II de
dicho Reglamento, de su derecho a negarse a aceptar dicho documento cuando no esté
redactado en una de las lenguas mencionadas en el artículo 8, apartado 1, de dicho
Reglamento o no vaya acompañado de una traducción a la misma, con independencia de
que dicha normativa nacional establezca o no un plazo específico para que el
destinatario pueda invocar dicha nulidad.

También podría gustarte