Evaluación del rendimiento potencial y bajo estrés hídrico de 11 genotipos de Quinoa (Chenopodium quinoa Willd.

)
R. Muñoz y E. Acevedo. Laboratorio de Relación Suelo-AguaPlanta. Facultad de Ciencias Agronómicas. Universidad de Chile. Año 2002. ÍNDICE

ÍNDICE...............................................................................................1 INTRODUCCIÓN .................................................................................4 OBJETIVOS........................................................................................7 OBJETIVO GENERAL: .................................................................................7 OBJETIVOS ESPECÍFICOS: ...........................................................................7 REVISIÓN BIBLIOGRÁFICA ................................................................8 1 QUINOA................................................................................................8 1.1 Descripción botánica...........................................................................8 1.2 Fases Fenológicas de la Quinoa: ........................................................9 1.3 Requerimientos Edafoclimáticos .......................................................12 2. ESTRÉS HÍDRICO ................................................................................14 2.1.Medioambientes Mediterráneos........................................................14 2.2.Efectos fisiológicos de Estrés hídrico................................................15 2.3.Rendimiento bajo estrés ...................................................................15 2.4.Resistencia a la sequía.....................................................................16 MATERIALES Y MÉTODOS ...............................................................18

1. MATERIALES: .................................................................................18 1.1. Ubicación: ........................................................................................18 1.2. Descripción Edafoclimática:.............................................................18 1.3. Material Vegetal:..............................................................................19 2. MÉTODOS.......................................................................................20 2.1. Manejo Agronómico: ........................................................................20 2.2.Variables Evaluadas ........................................................................20

2

RESULTADOS Y DISCUSIÓN .............................................................23 1. CONDICIONES AMBIENTALES .................................................................23 2. FENOLOGÍA ........................................................................................24 3. RENDIMIENTO ....................................................................................26 4. ÍNDICE DE RESPUESTA AL ESTRÉS..........................................................30 5. ESTABILIDAD DEL RENDIMIENTO ............................................................33 6. COMPONENTES DEL RENDIMIENTO .........................................................36 CONCLUSIONES ...............................................................................38 BIBLIOGRAFÍA .................................................................................39 ANEXO 1..........................................................................................43

3

INTRODUCCIÓN

La “Quinoa” (Chenopodium quinoa Willdenow), es una planta anual que pertenece a la familia Chenopodiaceae. Su centro de origen es Los Andes del Perú y Bolivia, allí se concentran además las mayores zonas productoras de este cultivo en la región y a nivel mundial. En la actualidad el área de cultivo en Sudamérica se extiende desde los 2ºLatitud Norte en Colombia hasta 40ºLatitud Sur en Chile; y desde el nivel del mar hasta 4.000 m.s.n.m. (Mujica, 1998; Risi, et. al 1989). En Chile, la quinoa no tiene mayor significación productiva. Se cultiva en las regiones I, II, V y IX; con rendimientos promedio de 1.8, 6.4 y 10.6 qqm/ha (INE 1997). En la zona de Temuco (IX región), se ha llegado a obtener rendimientos máximos de 65 qqm/ha (Delatorre 1999). Una característica importante de la quinoa, que ha concitado durante los últimos años un especial interés, es su reconocido valor nutritivo que llega a superar el contenido de proteínas del trigo, como se puede observar en el Cuadro 1.

Cuadro 1: Comparación de contenidos de proteínas, carbohidratos y fibra entre la semilla de quinoa y del trigo. Quinoa (g/100g) Proteínas Carbohidratos Fibra Fuente: Tapia, 1997. 11.7 68.0 5.2 Trigo (g/100g) 8.6 73.7 3.0

4

sino que también en calidad (Cuadro 2). Las proteínas de los granos de quinoa no sólo superan en cantidad a la contenida en los cereales. de resistencia y sensibilidad a diversas plagas. y que concentra una cantidad importante de proteínas. y otros. 5 Quinoa 68 21 45 13 Trigo 29 15 29 11 . Existe una variación en la composición química del grano de la quinoa que depende de la variedad. de rendimiento. 1997. La importancia de la quinoa no sólo radica en su valor nutritivo sino que también en su extraordinaria resistencia a condiciones ambientales adversas como sequía.El grano de la quinoa es de tamaño pequeño con un embrión que corresponde al 25% del total del peso del grano. bajas temperaturas y suelos pobres en nutrientes. de respuesta en distintos estados fenológicos a condiciones climáticas y edafológicas extremas. Estas características de la quinoa han generado un interés científico en el ámbito mundial realizando estudios nutricionales. que depende de su contenido en aminoácidos esenciales. de mejoramiento genético. la edad de maduración de la planta. Cuadro 2: Contenido de lisina. la localización del cultivo y la fertilidad del suelo. salinidad. Aminoácidos Lisina Metionina Treonina Triptófano Fuente: Tapia. Todo esto para poder establecer parámetros que faciliten su establecimiento y buen rendimiento en diversos medioambientes. metionina. treonina y triptófano en quinoa y en trigo (mg de aminoácidos/g de proteínas).

6 . 1999b). se acentúa aún más el efecto del estrés hídrico sobre los cultivos (Acevedo et. al. El rendimiento bajo estrés hídrico depende generalmente de tres factores: rendimiento potencial.. 1999b). al. Entre éstos sobresalen la insuficiente disponibilidad hídrica asociada a la variabilidad pluvimétrica anual e interanual y a la concentración de la pluviometría en los meses de invierno. generalmente se ven afectadas por estreses físicos durante la temporada de cultivo (Acevedo et. desconociéndose en quinoa la importancia relativa de cada uno de estos.. Es así como se necesita para estos medioambientes seleccionar genotipos que tengan un alto rendimiento bajo condiciones de estrés hídrico. La magnitud del efecto de cada uno de estos factores en el rendimiento bajo estrés está asociado a la especie y variedades. A medida que disminuye la pluviometría anual.Hay variedades de quinoa adaptadas a medioambientes mediterráneos semiáridos y áridos. con el consecuente estrés hídrico de primavera y verano. Las especies que se cultivan en el secano mediterráneo árido y semiárido. fecha de floración y resistencia al estrés (Bidinger et al 1987a).

y su efecto en el rendimiento bajo estrés hídrico. 7 .OBJETIVOS Objetivo General: Comparar 11 genotipos de Chenopodium quinoa Willd. en relación a su rendimiento potencial. Evaluar el rendimiento potencial y la fecha de floración de 11 genotipos de Chenopodium quinoa Willd. Determinar el efecto del Índice de respuesta al estrés en el rendimiento bajo estrés hídrico de los 11 genotipos de Chenopodium quinoa Willd. su rendimiento bajo estrés hídrico y respuesta a la sequía.. procedentes de Perú. Evaluar la estabilidad de 11 genotipos de Chenopodium quinoa Willd.. Objetivos específicos: Evaluar el rendimiento bajo estrés hídrico de 11 genotipos de Chenopodium quinoa Willd. Bolivia y Chile.

Las flores son incompletas. pueden ser hermafroditas (terminales).1 Descripción botánica Chenopodium quinoa Willdenow corresponde a una planta anual herbácea comúnmente llamada quinoa. compuesto que se cree favorece la absorción y retención de humedad. tiene un período vegetativo de 5 a 8 meses y en condiciones óptimas puede llegar a medir 2. simpétalos. se remonta a los tiempos del Imperio Inca. El tallo es de sección circular cercano a la raíz y es angular a la altura donde nacen las ramas y hojas. quinua. sólo con perigonio.REVISIÓN BIBLIOGRÁFICA 1 Quinoa El uso productivo y de consumo de la quinoa (que en Quechua significa “grano madre”).5 metros de altura. Hoy en día el cultivo de este pseudocereal (catalogado así al no pertenecer a la familia Poaceae). Su inflorescencia corresponde a una panícula compuesta (panoja). Puede presentar un solo tallo o además tallos secundarios. Tiene raíz pivotante. Las hojas son polimorfas dentro de la misma planta y contienen células muy ricas en oxalato de calcio. que puede ser laxa o compacta dependiendo del genotipo. y femeninas o pistiladas (Tapia 1997). ya que destruye la membrana de los glóbulos 8 . coincide aproximadamente con los límites que tuvo dicho Imperio extendiéndose hasta territorios Araucanos en Chile (Jacobsen 1993). Su función es aparentemente la de proteger a la semilla del ataque de pájaros y plagas. 1. Si la saponina es consumida por el hombre le provoca serios problemas de salud. El fruto corresponde a un aquenio que está recubierto por un delgado pericarpio que contiene aproximadamente un 4% de saponina (glucósido soluble en agua) que le confieren un sabor amargo (Delatorre 1995). pertenece a la familia de las Chenopodaceas. kinoa.

para la nutrición humana la saponina debe ser removida completamente. por lo tanto. esto ocurre a los 7 a 10 días de la siembra.2 Fases Fenológicas de la Quinoa: Según Mujica et. al. 9 . (1998). 1997). El grano puede tener diversos colores: blanco. La cosecha se realiza una vez que las plantas llegan a la madurez fisiológica. A los 35 a 45 días de la siembra se observan tres pares de hojas verdaderas extendidas y las hojas cotiledonales se tornan de color amarillento. reconocible porque las hojas inferiores cambian de color y empiezan a caerse. En esta fase se nota claramente una protección del ápice vegetativo por las hojas más adultas. las principales Fases Fenológicas de la quinoa son (Figura 1): Emergencia: La plántula emerge del suelo y extiende las dos hojas cotiledonales. 1. dando una coloración amarilla característica a toda la planta. Para llegar a esta fase transcurren de 5 a 8 meses. El grano maduro al ser presionado con las uñas ofrece resistencia que dificulta su penetración. rojo. Crecimiento vegetativo: La aparición de dos hojas verdaderas ocurre a los 15-20 días después de la siembra. En este estado la planta muestra un crecimiento rápido de las raíces. Especialmente ante bajas temperaturas y al anochecer. según el ciclo vegetativo de las variedades (Tapia.rojos. café y negro. A los 25-30 días después de la siembra ya se observa el inicio de formación de botones en la axila del primer par de hojas. morado.

los botones florales individualizados. Se puede ver el amarillamiento del primer par de hojas verdaderas. las cuales van cubriendo a la panoja en sus tres cuartas partes.50 días desde la siembra se pueden observar ocho hojas verdaderas extendidas y una extensión de las hojas axilares hasta el tercer nudo.Ramificación: Aproximadamente a los 45 . Inicio de floración: La flor hermafrodita apical se abre mostrando los estambres. Antesis o Floración: El 50% de las flores de la panoja se encuentran abiertas (debe observarse a medio día). Inicio del Panojamiento: Ocurre aproximadamente de los 55 a 60 días después de la siembra. también se nota presencia de la inflorescencia protegida por hojas sin dejar al descubierto la panoja. Esto ocurre de los 65 a los 70 días después de la siembra. ocurre a los 75-80 días de la siembra. Panojamiento: La inflorescencia sobresale con claridad por encima de las hojas. esta fase ocurre de los 90 a los 100 días después de la siembra. En esta fase se nota la emergencia de la inflorescencia desde el ápice de la planta. observándose alrededor de ella una aglomeración de hojas pequeñas. las hojas cotiledonales se caen y dejan cicatrices en el tallo. se produce una fuerte elongación y engrosamiento del tallo. 10 . asimismo se puede observar en los glomérulos de la base. notándose los glomérulos que la conforman.

Fuente: Mujica et. ocurre de 100 a 130 días después de la siembra. Inicio de Floración. Ramificación 4. Panojamiento 6. ocurre de 130 a 160 días de la siembra. éste presenta resistencia a la penetración. Figura 1: Fases Fenológicas de la Quinoa. Crecimiento vegetativo 3. ocurre de los 160 a 180 días después de la siembra. Grano Pastoso: Los frutos al ser presionados presentan una consistencia pastosa de color blanco. El tiempo comprendido de la floración a la madurez fisiológica viene a constituir el período de llenado del grano. 1998 11 . El contenido de humedad del grano varía de 14 a 16%. Madurez Fisiológica: Al presionar el fruto con la uña. Inicio Panojamiento 5. 1. Emergencia 2.Grano Lechoso: Los frutos al ser presionados explotan y dejan salir un líquido lechoso. al.

5. respectivamente (Tapia. Aunque en quinoa se considera que se genera un déficit hídrico a 25% de capacidad de campo (Mujica. Esta especie tolera un amplio rango de temperaturas.1.1.400 800 . Grupo agroecológico Valle Altiplano Salares Niveles del mar Fuente: Tapia. excepto durante floración. Cuadro 3: Disponibilidades hídricas según los grupos agroecológicos de quinoas. los extremos observados tanto en variedades procedentes de los salares.800 250 .500 12 . como las procedentes de suelos ácidos. La quinoa crece bien en suelos francos con un alto contenido de materia orgánica. en cualquier estado de crecimiento en que se encuentre. en especial sus requerimientos hídricos (Cuadro 3). La planta.1. 1997. 1997). El pH del suelo tiene que ser de neutro a ligeramente alcalino. Las flores de quinoa son sensibles a heladas (el polen se esteriliza). son de pH 8 a pH 4.500 400 . Además puede llegar a tolerar temperaturas superiores a 35ºC.3 Requerimientos Edafoclimáticos Los requerimientos edafoclimáticos de la quinoa dependen del grupo agroecológico al que pertenezca. no se ve afectada normalmente por heladas suaves (-1ºC). 2000). y las heladas a medio verano (como sucede en la parte alta de la cordillera de los Andes) pueden llegar a destruir la cosecha. Precipitación (mm) 700 .

Al exponer el cultivo a dosis altas de sales como sodio y boro puede llegar a comportarse como planta semihalófita.7 kg kg-1 y de 13. para dichos genotipos fue de 7. 1997). 1997). EAN)./ha de potasio en suelos deficientes en este elemento. estableciendo. Se ha calculado que por cada kilogramo de nitrógeno por hectárea. Méndez (1999)./ha. trabajó con los genotipos chilenos FARO y UDEC10./ha (Tapia. Con una precipitación mayor de 600 mm. aunque disminuye notablemente su rendimiento. aplicando la mitad a la siembra y la otra mitad a los 50 días de la emergencia (Tapia. La respuesta de la quinoa al nitrógeno depende de la precipitación en la zona y la precedente rotación de cultivos. y encontró que la Eficiencia Agronómica (cantidad de semilla que se produce por cada kilogramo de nitrógeno aplicado. 60 a 80 kg. la producción de quinoa se eleva en 16 kg. la quinoa responde en forma significativa a fertilizaciones de 80 a 120 kg. de nitrógeno. 1997).2 kg kg-1 respectivamente. además. hasta un nivel de 120 kg. de fósforo y hasta 80 kg. Esta especie es considerada como una especie tolerante a la sal.El rendimiento de la quinoa está también asociado a la disponibilidad de nutrientes principalmente al momento de la siembra. que la EAN disminuye a medida que la fertilización nitrogenada aumenta. Se ha encontrado además que existe una buena respuesta por parte de la quinoa a la parcialización del nitrógeno. 13 . con respecto a este punto se ha observado que algunos genotipos germinan en 3% de solución de cloruro de sodio (Jacobsen.

al. 2 Costas del Sinaí. los veranos son secos y cálidos. Estrés Hídrico 2. 3 En el extremo sur occidental de África. 5 En América del Norte se encuentra distribuido en las costas al sur de California y nor-oeste de México. excepto en las partes más húmedas de Túnez. Fuente: Acevedo et. en el año se pueden acumular entre 250 a 1000 mm de agua.1. Mar mediterráneo. Presentan en su mes más frío una temperatura que oscila entre 3ºC y 18ºC.. 1999b). parte norte de Arabia y sur de Europa. costas del norte de África. 1. Están caracterizados por tener inviernos húmedos. En América del Sur sólo se encuentra en la zona costera central de Chile. Figura 2: Areas del mundo con clima mediterráneo. sur de Israel. La estación seca puede variar de 1 a 8 meses..4 Costas de la parte sudoeste y sur en Australia. Argelia y Marruecos. Su régimen térmico marca de manera definida las estaciones. que concentran las precipitaciones anuales.2. sur de Turquía. 1999b. y en el mes más cálido tienen una temperatura media de sólo 14ºC a 22ºC (Acevedo et al.Medioambientes Mediterráneos Los climas mediterráneos se extienden entre las latitudes de 30º y 40º por las costas occidentales de los continentes (Figura 2). 14 . templados.

1999a). se produce cuando la absorción de agua por un cultivo es más baja que la demanda evaporativa de la atmósfera (Acevedo et..2.3. Bajo condiciones en que los estreses se intensifican con el tiempo y específicamente ocurre sequía terminal.2.Rendimiento bajo estrés El rendimiento bajo condiciones de sequía depende del rendimiento potencial del genotipo. la elección de genotipos tempranos es una alternativa que permite obtener un mayor rendimiento debido a su corto ciclo de desarrollo. generalmente es seguida por una reducción en la síntesis de pared celular. atributo importante que le permite escapar a la sequía (Blum. 1987a). 1998). Además el estrés hídrico reduce la fotosíntesis por cierre de estomas y por consiguiente disminuye la producción y el rendimiento de los cultivos. La inhibición de la expansión celular. 1988). Cambios Fisiológicos Los cambios fisiológicos provocados por el estrés hídrico comienzan con una disminución del alargamiento celular y una disminución del crecimiento de ápices y raíces. Bajo condiciones de campo. Pero. todas las plantas están expuestas a estrés hídrico alguna vez durante su ciclo de vida (Acevedo et. la síntesis proteica se ve disminuida. en cambio. al. que le permiten a las plantas superar o tolerar condiciones de sequía (Fischer y Turner 1978).Efectos fisiológicos de Estrés hídrico Definición El estrés hídrico se desarrolla cuando la demanda de agua excede el suministro (Blum. la fecha de floración (capacidad de escape) y la respuesta del genotipo al estrés hídrico (Bidinger et al. 2. al. estos genotipos en 15 .. Investigaciones y observaciones en zonas áridas han mostrado diversas adaptaciones morfológicas. 1988). es decir. fisiológicas y ecológicas.

Aún existe controversia en la literatura para definir y cuantificar el nivel de resistencia y fase en que la quinoa es más susceptible a la sequía. sin problemas de fertilización ni agua y donde otros estreses se controlan efectivamente (Acevedo y Ferreres.Resistencia a la sequía La quinoa muestra diferentes mecanismos de resistencia a condiciones ambientales adversas. 1993). se ha encontrado que en la fase vegetativa puede tener un efecto positivo en la producción de semilla (Jacobsen.. a su vez esos últimos en condiciones de estrés hídrico presentan un índice de cosecha más bajo que los genotipos tempranos (Acevedo et. Si el estrés aumenta a un cierto nivel puede ocurrir que el genotipo de mayor rendimiento potencial rinda menos que otros de menor rendimiento potencial. al. fenómeno conocido como “crossover” (Acevedo et. Se define el rendimiento potencial como el rendimiento de un genotipo adaptado a un medio determinado.4.medioambientes óptimos presentan un rendimiento más bajo que el de los genotipos de ciclo largo. Sin embargo. al. 1999a). mediante modificaciones morfológicas. 1999) Lo propuesto para cuantificar la resistencia a la sequía de un cultivar comúnmente es la utilización de factores como la estabilidad del 16 (interacción) .. 2. 1999a). salares. Hay investigadores que piensan que al menos parte de su resistencia a la sequía se debería a una raíz ramificada y papilas higroscópicas en la cutícula de la hoja que reducirían la transpiración (Jacobsen. fisiológicas y anatómicas. Esto es comprensible dada la variabilidad genética de los ecotipos y posibles respuestas en diferentes medioambientes (valle. altiplano. subtrópicos y zonas a nivel del mar). Se ha demostrado que hasta un grado de estrés las variedades con alto rendimiento potencial pueden rendir más que las variedades resistentes al estrés. 1999).

(1987a.. 1998). al. una vez corregido por los efectos del rendimiento potencial. que permite determinar la sensibilidad o resistencia de un genotipo al estrés hídrico. 1998). 1987b). Este DRI es equivalente al efecto residual del rendimiento bajo estrés. fenología y por error experimental. Ys = Yp + Fl + DRI + E (1) Donde Ys corresponde al rendimiento bajo estrés.rendimiento y también índice de susceptibilidad a la sequía. El DRI puede utilizarse como criterio para seleccionar genotipos o bien caracteres fisiológicos y morfológicos asociados a la resistencia que puedan ser manipulados como caracteres genéticos independientes (Acevedo et. propusieron un Índice de Respuesta a la Sequía (DRI). Fl a los días a floración. Bidinger et al. Pero estos criterios no son independientes del rendimiento potencial ni de la fenología del cultivo. lo que los hace poco certeros para determinar la resistencia a la sequía de un determinado cultivar (Acevedo et.. al. y E al error experimental. 17 . DRI Índice de Respuesta a la Sequía. Yp al rendimiento potencial.

Su ubicación geográfica es de 33º34’ Latitud Sur y 70º 38’ Longitud Oeste.1. Además.754 días-grados por año. Las temperaturas anuales varían entre una máxima promedio de 28. 1990). 1. textura moderadamente gruesa y por descansar sobre un sustrato aluvial de matriz gruesa. Ubicación: Se realizaron dos ensayos en las temporadas 1998 y 1999.250 horas frío por año y una precipitación media anual de 330 mm. Santiago. en el Campo Experimental Antumapu de la Facultad de Ciencias Agronómicas de la Universidad de Chile. y una mínima también promedio de 3.2.7ºC en Enero.4ºC en Julio. 1. MATERIALES: 1. Descripción Edafoclimática: En este sector el clima es Templado Mesotermal Estenotérmico Mediterráneo Semiárido. presenta aproximadamente 17 heladas por año. 1. 18 . El suelo se caracteriza por tener poca profundidad efectiva.MATERIALES Y MÉTODOS 1. (Santibañez.

Perú CIP ILLPA UNA. Chile Los genotipos: I-109. Chile Chillán. A= amarillas. Por ejemplo B= blanca. 04-02-641. Puno. Bolivia Puno. Puno. Perú U. LP= líneas poligénicas. 19 . y el código 04 de Bolivia.1. Perú CIP ILLPA UNA. corresponden a las registradas en el Catálogo de Cultivos Andinos Quinoa. Genotipos de Quinoa y sus Procedencias. Material Vegetal: Para esta evaluación se utilizaron 11 genotipos de quinoa (Cuadro 4). K= koytos (plomo). Bolivia y Chile (secano costero VIII y IX Región). Perú Valle del Colca. son líneas seleccionadas. Chile Chillán. Las variedades: 03-21-079. 4B-216. Concepción. 03-041017. Perú CIP ILLPA UNA. Puno. provenientes de Perú. El código 03 indica que la variedad procede de Perú. Puno. Las letras indican caracteres principalmente de la semilla.3. Perú Oruro. Nº 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 Genotipo I-109 4B-216 LP-3A2 03-21-079 04-02-641 03-08-864 03-04-1017 BAER II FARO BAER UDEC-12 Procedencia CIP ILLPA UNA. P= pasankallas (reventones). 03-08-864. El siguiente número corresponde a la localidad o departamento del país. LP-3A2. Cuadro 4. Chile Chillán.

Cada genotipo constó de 4 hileras separadas entre sí a 40 cm y de 9 m de largo (Figura 3).1. 2. indicados como Parcelas 5.. 1992) con dos repeticiones (Blum.e.2. biomasa. índice de cosecha y rendimiento en grano.d. Ensayos El ensayo de 1998 se sembró el 24 de Julio y el ensayo de 1999 se sembró el 6 de Agosto. de modo tal que hubo segmentos de cada genotipo que recibieron más riego (los más cercanos a la línea de aspersores.). 1988). Los tratamientos se dispusieron en un diseño alfa-látice (Le Clerg et.Variables Evaluadas Se midieron y registraron por ensayo y tratamiento los parámetros días de emergencia a antesis (d.2.1. en la Figura 3) y otros segmentos con menos riego (los más alejados a la línea de aspersores. La fertilización fue de 100 unidades de nitrógeno y 80 unidades de P2O5 aplicados a la siembra. 1966. MÉTODOS Los dos años los genotipos se ubicaron perpendicularmente a una línea de aspersores que determinaron los distintos tratamientos hídricos por el gradiente de precipitación. Barreto et. Manejo Agronómico: 2../ha. al. una repetición a cada lado de la línea de aspersores.4 m y de 9 m de largo. 20 . En cada ensayo la dosis de semilla utilizada fue de 10 Kg. 2. A: cada genotipo constó de 4 hileras separadas entre sí a 0. al.1. indicadas como Parcelas 1. peso seco de los 1000 granos. en la Figura 3). de la línea de aspersores y de la ubicación de las parcelas 1 (sin déficit hídrico) y 5 (con déficit hídrico). Figura 3: Distribución en campo de las Repeticiones I y II. granos por metro cuadrado.

ubicada en las hileras centrales. y posteriormente se obtuvieron los pesos secos. 2º Se cosechó todo a ras de suelo (este correspondió al manojo) y se sacaron 10 tallos con panoja que fueron pesados y se guardaron en cartucho. y se realizaron de acuerdo a la siguiente pauta: 1º La superficie cosechada correspondió a una parcela de un metro cuadrado. de estos granos se sacaron 50 para ser secados a 70°C por 48 horas.Los datos para la determinación de los parámetros del rendimiento de la quinoa se registraron en una ficha (Anexo 1). luego se pesaron y se guardaron en cartucho. 4º Se pesaron sus granos. 21 . 5º Los cartuchos con las 10 panojas y los 50 granos de quinoa se llevaron a estufa (a 70ºC por 48 horas). 3º Luego se pesó y trilló el manojo.

en grano x 100 x 10 Peso seco 1000 granos Se analizó la estabilidad del rendimiento. Se calculó el Índice de Respuesta al Estrés sobre la base de la ecuación descrita por Bidinger et al.2. 22 . 3.2. 4. de acuerdo a Finlay y Wilkinson (1963). (1987a.2. Biomasa (Kg. Datos Experimentales para el cálculo del rendimiento de la quinoa: Superficie cosechada Peso fresco de 10 tallos con panoja Peso seco de 10 tallos con panoja Peso del manojo después de sacar los 10 tallos Peso de los granos después de trillar las panojas Peso muestra de 50 granos húmedos Peso muestra de 50 granos secos (ha) (fs) (ds) (fb) (tg) (wg) (dg) m2 g g g g g g 2. 5. Para el análisis estadístico se utilizó el software MSTAT-C (Michigan State University.4 Cálculos de los Parámetros de Rendimiento de la quinoa: 1. 1987b). 1988). en grano (Kg/ha) = (dg/wg) tg [(fb+fs)/fb] x 10 (ha) Índice de cosecha = Rend. 2./ha) = (ds/fs) (fb+fs) (ha) Rend. en grano Biomasa Peso seco de 1000 granos Granos por m2 = = dg x 20 Rend.3.

se muestra en la Figura 5. Tratamiento sin 650 573 déf icit hídrico. La cantidad de agua aplicada promedio a los genotipos en el tratamiento hídrico sin déficit fue de 607 mm. El contenido de agua del suelo de los tratamientos con y sin déficit hídrico. déf icit hídrico. la diferencia de aplicación Tratamiento con de agua entre los tratamientos hídricos dependió del gradiente de 250 200 precipitación generado por los aspersores (Figuras 4a y 4b). la cantidad de agua aplicada a los genotipos en el tratamiento sin déficit hídrico fue de 350 660 mm.5 . por lo tanto. repetición II 600 Tratamiento sin déficit 585 temporada 500 1999 se 450 400 300 250 Total de Agua Caída (mm) observa en la Figura 1b. 559 de riego. repetición II 670 600 en el período de llenado de grano. se consideraron sólo las parcelas ubicadas en los extremos del gradiente. Para fines de 300 análisis.RESULTADOS Y DISCUSIÓN 1.5 0 1. Las variables del suelo utilizadas en el balance 23 Distancia a la línea de aspersión (m) 8. a diferencia del tratamiento hídrico con déficit que recibió 337 mm en promedio durante la temporada de cultivo. En el con déficit año 1999 la altura de agua total recibida fue Tratamiento con déficit hídrico. Se regó supliendo el 100% de la evapotranspiración de las 400 350 déf icit hídrico. Aún así hubo condiciones de estrés hídrico b 650 550 450 700 hídrico. repetición I 290 muy cercana 200 entre tratamientos hídricos debido al alto valor de la precipitación anual (536 mm).5 8. Figura 4: Altura de agua recibida por el cultivo durante el ensayo de 1998 700 650 Línea de aspersión (a) y 1999 (b). a Tratamiento sin déficit 629 La altura dehídrico. parcelas cercanas a los aspersores. siendo el tratamiento sin déficit aquel cercano a la línea de aspersión y con déficit el más alejado. En promedio. el tratamiento 384 déficit hídrico recibió 567 mm durante la con Tratamiento temporada de cultivo.5 1. repetición Irecibida por los tratamientos durante la agua total 550 hídrico. del efecto del factor riego. Condiciones Ambientales La Figura 4a muestra el gradiente de precipitación dado por la línea de aspersión y la altura de agua total recibida por los distintos tratamientos durante la temporada 1998. 500 Tratamiento con Tratamiento determinar la frecuencia Se realizaron Balances Hídricos parasin déf icit hídrico.

Emergencia Floración PMP 122 mm 2.909 1. y profundidad del suelo (60 cm). Punto de Marchitez Permanente (15%).3g/cm3.P.2291 0. Fenología La 50 0 350 fenología a hídrico hídrico se observó para cada genotiposin déficit sin considerar el efecto Precipitaciones 300 riego. 150 100 Tabla 1: Análisis Combinado de Varianza para la variable días a antesis PMP 122 mm Umbral de Riego Fuente de Variación Año Repetición 50 0 Emergencia Suma de Cuadrados Cuadrados Valor F Floración Medios bProbabi lidad % SS 1 20161.636 20161. con un valor de densidad aparente (da) del suelo de 1. Estos valores corresponden a alturas de agua de 226 mm a C.636 801. de C.7452 0.hídrico fueron la Capacidad de Campo (29%). El análisis combinado de varianza para días con déficit mostró valores a antesis 250 de F significativos para los factores año.818 30. En ambos casos el déficit ocurrió en el período de llenado de grano de la quinoa.2% 24 . de 1999 fue Figura 5 200 150 100 Contenido de agua en el suelo (mm) muestra Umbral hídrico de riego significativamente menor al de 1998. 350 sin déf icit Figura 5: Contenido de agua del suelo para los tratamientos con déficit hídrico y La 300 sin déficit 250 hídrico.M.000 21 41 61 81 101 121 141 161 181 201 Dias Desde la Siembra 61. genotipo y para la interacción año CC 226 mm 200 x genotipo (Tabla 1). y 122 mm a P.3029 78. en la temporada que el déficit hídrico con déf icit 1998 (a) y hídrico C de C 226 mm 1999 (b)..

Genotipo Año x genotipo Error Total CV 3313.26% 331.309 232.364 1056.000 12. por exceso de agua.147 13.182 26915. de un año con respecto al otro. El efecto genotipo correspondió a un 12. que el efecto del año fue importante en la variación de la fecha de floración. ya que la fecha de siembra fue solo 13 días más tarde con respecto a 1998.8% 9% El mayor efecto sobre los días a antesis correspondió al año con un 78. lo que probablemente este asociado a un retraso en los primeros estados de desarrollo.236 25.8% de la varianza y la interacción año x genotipo a un 9%. Los genotipos tuvieron periodos de emergencia a antesis muy diferentes entre sí y la interacción año x genotipo indica que la antesis de cada genotipo varió.1748 0. Es decir.091 5.2351 0. En general hubo un retraso en los días a antesis en 1999 (Tabla 2).2% de la variación.091 2322.000 9. 25 .

resultó que la variable días de emergencia a antesis no se correlacionó con el rendimiento de los genotipos en ninguno de los años ni tratamientos hídricos. Rendimiento Se realizó un análisis combinado de varianza para rendimiento de grano considerando los ensayos de ambas temporadas (Tabla 3). 3.Tabla 2: Días de emergencia a antesis de los 11 genotipos en los ensayos de 1998 y 1999. Hubo variación significativa para genotipo. 26 . Genotipos I-109 4B-216 LP-3A2 03-21-079RM 04-02-641 03-08-864 03-04-1017 BAER II FARO BAER UDEC-12 DSM Ensayo1998 80 88 73 81 73 84 82 80 86 80 77 Ensayo 1999 97 110 121 121 99 129 99 116 114 110 100 Al realizar una correlación entre antesis y rendimiento potencial y bajo estrés hídrico de los ensayos de 1998 y 1999. riego y para la interacción año x genotipo.

0604 1.1).63 (p≤0.2259 6.452 798943.6 La significancia de la interacción año x genotipo señala que el ranking de los genotipos en cuanto a rendimiento varió de un año con respecto al otro.523 21903329.0037 0.452 2190332.841 10687304. que alcanzó un 26.3% de la confirmando rendimiento potencial rendimiento bajo estrés (Tabla 4). en 1999.568 36776799.Tabla 3: Análisis Combinado de Varianza para la variable Rendimiento. éstos estuvieron y claramente definidos y mostraron rendimientos muy distintos (44. Fuente de Variación Año Repetición Genotipo Año x genotipo Riego Año x riego Genotipo x Riego Año x genotipo x riego Error Total CV gL 1 2 10 10 1 1 10 10 42 87 Suma de Cuadrados 622104.4 44.3 0 6 9.102 20010.568 13914316.9 26.57 (p≤0. 27 .6115 111.4058 3.557 506793.95% Cuadrados Medios 622104. Con varianza).523 7989438.10 20010.254 Valor F 1. En ambos años se repitió esta condición (interacción año x riego.0098 0.1629 0.0000 0.920 1068730. respecto a los la tratamientos condición de hídricos.957 36776799. no significativa). en 1998 y r= 0.557 268907.557 5067934. de la intensidad del estrés hídrico.0228 %SS 0.4% de la varianza. con un valor de r= 0. entre un año y otro.898 40.El segundo efecto de mayor importancia fue la interacción año x genotipo.05). Esto pudo deberse a la diferencia.8778 0.659 97250145.557 134453.857 331293.1779 0. El rendimiento potencial de los genotipos se correlacionó positivamente con su rendimiento bajo estrés hídrico.7 12.5297 2.4116 Probab ilidad 0.0000 0.

para cada tratamiento hídrico. Rendimientos Potencial Bajo Estrés DMS Promedios Totales (Kg/ha) 2052 759 248 La Tabla 5 muestra los valores de rendimiento para cada genotipo en los dos ensayos.Tabla 4: Valores medios de rendimiento potencial y rendimiento bajo estrés. que alcanzó a un 9. La interacción triple año x genotipo x riego. Tabla 5: Rendimiento de los 11 genotipos. 1998 Genotipos 1999 Rdto Rdto Rdto Rdto Potencial BajoEstres Potencial BajoEstres 1049 1242 2391 1134 874 2929 663 3983 2218 2837 2163 1647 264 723 227 491 403 317 275 1663 562 1218 1449 356 2432 4168 3107 2813 1805 1268 1548 1588 2217 1471 1248 1669 853 915 1179 1228 417 277 912 831 1029 704 766 286 I-109 4B-216 LP-3A2 03-21-079RM 04-02-641 03-08-864 03-04-1017 BAER II FARO BAER UDEC-12 DSM 28 . es difícil de interpretar. en ambos ensayos.6% de la varianza.

932 52210994.0043 61.727 44417046.409 19256265.8701 0.273 12217448.568 6889303. En ninguno de los dos años se encontró interacción genotipo x riego significativa. Tabla 6:Análisis de varianza para la variable Rendimiento del ensayo 1998 Fuente de Variación Repetición Genotipo Riego Genotipo x Riego Error Total Grados de Libertad 1 10 1 10 21 43 Suma de Cuadrados 119496.941 315516. lo que significa que la totalidad de los genotipos se comportaron de igual manera ante el 29 .01). se realizó un análisis de varianza independiente para el rendimiento de cada ensayo.091 6168069.568 688930.273 1221744. El valor promedio de rendimiento de cada genotipo en cada año se presenta en la Tabla 5.682 17540544.5390 0.568 2037318. 1998 y 1999 (Tabla 6 y 7).841 19256265.Debido al valor significativo de la interacción genotipo x año.0003 1. en el rendimiento de quinoa.9549 0.368 347069.568 20373185.0000 1.58% Cuadrados Medios 119496.0000 Coeficiente de Variación Tabla 7:Análisis de varianza para la variable Rendimiento del ensayo 1999 Fuente de Variación Repetición Genotipo Riego Genotipo x Riego Error Total Grados de Libertad 1 10 1 10 21 43 Suma de Cuadrados 149411.711 Valor F Probabi lidad 0.030 0.797 Valor F Probabi lidad 0.091 616806.71% Cuadrados Medios 149411.9850 0.8722 0.0892 17540544.909 37.682 7288463.3443 5.432 44. para los factores genotipo y riego en los dos años estudiados.4735 3.409 6625852.0940 Coeficiente de Variación Las Tablas 6 y 7 muestran que hubo diferencias muy significativas (p<0.56 50.

(Bidinger et al. disminuyendo su rendimiento (Tabla 5). respectivamente (Figura 6b). 1500 1000 2000 4. 30 .2 P-3 2. 2. en cuanto a rendimiento. BAER II.4 aquellos cuyo mayor o igual a 1.16. Aunque el ranking del rendimiento de los genotipos varió del año 1998 a 1999. I-genotipos79sensibles-10 BAER FA BA DEC valor fue menor o L 4B -0 -0 0 09 16 A2 1 RM 41 64 - 17 II RO ER U -1 2 igual a –1. los genotipos LP 3A2 y FARO destacaron por tener rendimientos potenciales altos en ambos años.663 kg/ha) y 03-21-079 (1.déficit hídrico de cada año. dentro de cada año el ranking de los genotipos. una 800 1000 vez corregido por los efectos del rendimiento potencial.08. fue similar para los tratamientos con y sin déficit hídrico. en otros términos. En la Tabla 8 se observa que en el ensayo de 1998 los genotipos resistentes fueron: 4B-216. 200 0 Se consideran genotipos resistentes aquellos cuyo valor de DRI fue 8 6 1 . Los genotipos sensibles fueron: LP-3A2. fenología (antesis) y 600 400 por error experimental. 0 1228 Este DRI es equivalente al efecto residual del rendimiento bajo estrés.218 kg/ha y 2. Se consideraron se encuentra entre 1 y –1. Tabla 9).107 kg/ha para LP 3A2.217 kg/ha para FARO (Figura 6a). 03 -2 Genotipos indiferentes al estrés 04 03 03 los genotipos cuyo valor La correlación entre años del DRI no fue significativa (r=0.228 kg/ha) 3000 2391 destacaron por su2500 rendimiento en condiciones de estrés hídrico en el alto 2217 2218 año 1998 y 1999. Figura 6: Comparación de los Rendimientos Potenciales (a) y de los Rendimientos 1998 Rendimientos Potenciales (kg/ha) 4500 rendimientos bajo4000 estrés hídrico (b) de los 11 Rendimientos entre 1998 y 1999 genotipos 1999 a 3500 3107 Los genotipos BAER II (1. BAER y UDEC-12. Índice de Respuesta al Estrés 500 Rendimientos Bajo Estrés Hídrico (kg/ha) 1800 Dada la alta correlación entre rendimiento potencial y bajo estrés b 1600 1663 se calculó el Índice de Respuesta al Estrés -DRI. 1997a y b) 1400 1200 para estimar la sensibilidad o resistencia de los genotipos al estrés hídrico. 03-08-864 y FARO. 2.391 kg/ha y 3.

03-04-1017. 31 . Los genotipos sensibles fueron: 4B-216. BAER II. y FARO. 0321-079RM.En el ensayo de 1999 los genotipos resistentes fueron: LP-3A2. 04-02-641 y 03-08-864.

723 1.042 1. no hay efectos de rendimiento potencial ni de días a antesis (Tabla 9).252 -2.891 1.849 -0. 32 .012 0.291 -3. señalando efectos asociados al año que afectaron el rendimiento residual. por la forma de cálculo del DRI.389 -0. Es notable la interacción DRI x año.295 3.740 -3.837 1.200 -3. El rendimiento bajo estrés de los genotipos se explica principalmente por su capacidad de producir en un medioambiente óptimo ( %) y por el DRI ( %).412 -3.Tabla 8: Índice de Respuesta al Estrés Hídrico de los 11 genotipos en el ensayo de 1998 y 1999.753 1. Dado que.024 1. Este último valor señala que una fracción del rendimiento la explica un componente no asociado al rendimiento potencial de los genotipos ni a la fenología de ellos. la alta correlación entre rendimiento bajo estrés y DRI se debe a factores desconocidos y no considerados en su cálculo.042 0.767 -1.992 El DRI estuvo altamente correlacionado con el rendimiento bajo estrés hídrico dentro de cada año(Tabla 9).265 0.740 2.499 Ensayo 1999 -0. Genotipos I-109 4B-216 LP-3A2 03-21-079RM 04-02-641 03-08-864 03-04-1017 BAER II FARO BAER UDEC-12 Ensayo1998 -0.093 1.

considerándola como un Índice Ambiental. del ensayo de 1998 y 1999. Bajo Rdto.0806 0.359 -0. Rdto. Bajo Estrés (1) Rdto.065 0. Potencial (2) Rdto.781** 0. Antesis y DRI.0000 -0.0053 -0.1513 0.524+ 1. entonces el rendimiento del genotipo tiene una alta sensibilidad al cambio de medioambiente.0.133 -0.000 -0.329 1.0000 -0. Bajo Estrés.0608 0. si la estabilidad es menor a uno el rendimiento del genotipo tiene una mayor resistencia al cambio de medioambiente. Este coeficiente es utilizado como un indicador de la estabilidad de cada genotipo.819** -0.Tabla 9: Correlaciones entre Rendimiento Potencial. cuando este es mayor a uno.0635 1.2276 -0.098 -0.0390 -0.5740+ 1.1 5.0000 -0.0602 DRI (1) DRI (2) -0. Al realizar una regresión lineal entre el rendimiento de cada genotipo y el Índice Ambiental se obtiene un coeficiente de regresión que corresponde a la pendiente de la regresión lineal.1392 0. * p< 0. Estabilidad del Rendimiento Finlay y Wilkinson plantearon que un medioambiete puede definirse en términos de la media del rendimiento de una población.000 0.05 y + p<0. Rdto.000 0.2503 0.0000 ** p<0.1619 1. 33 .0000 0.002 0.000 0.174 -0. Bajo Antesis Antesis Estrés (1) Potencial Estrés (2) (1) (2) (2) Rdto. Bajo Estrés (2) Antesis (1) Antesis (2) DRI (1) (1) Ensayo 1998 (2) Ensayo 1999 0. La estabilidad de la media de los genotipos corresponde a un valor de 1.6249* 1.0000 0. Potencial (1) Rdto.01.0560 0.

Un genotipo con un r=1 y con un bajo rendimiento promedio se define como un genotipo pobremente adaptado a todos los medioambientes.953 y 2. genotipos con alta sensibilidad al cambio de medioambientes. 3. El 4B-216. presentaron una adaptabilidad específica a medioambientes que rinden poco y una mayor resistencia al cambio ambiental. 03-04-1017. Los genotipos con alta sensibilidad al cambio ambiental (r>1). El genotipo I-109 presentó una adaptabilidad pobre a todos los medioambientes. 4. LP-3A2 y 03-08-864. De los coeficientes de regresión obtenidos (Tabla 10 y Figura 7) se puede señalar que: 1. son de una mayor adaptabilidad a medioambientes de alto rendimiento. La estabilidad de los genotipos se calculó de acuerdo a este modelo a partir de cuatro medioambientes: 1998 y 1999 con déficit hídrico (690 y 828 Kg/ha) y 1998 y 1999 sin déficit hídrico (1. BAER y UDEC-12. BAER II y FARO presentaron una adaptabilidad general a todos los medioambientes.Un genotipo con un r=1 y con un alto rendimiento promedio se define como un genotipo de adaptabilidad general. Los genotipos 04-02-641. 34 .151 Kg/ha). presentan una adaptabilidad específica a medioambientes que rinden poco. 2. Aquellos con una mayor resistencia al cambio ambiental (r<1). Los genotipos 03-21-079RM.

3 0.0 0.8 0. para Coeficiente de Regresión los 11a genotipos. baj estabilidad inestables estabilidad media 1.6 1. Genotipos I-109 4B-216 LP-3A2 03-21-079RM 04-02-641 03-08-864 03-04-1017 BAER II FARO BAER UDEC-12 Coef.485 1407 Figura 7: 2.6 1.823 1150 0.0 alta estabilidad resistente al cambio bi l 0.Tabla 10: Coeficientes de Regresión y Rendimientos Promedio de los 11 genotipos. de Regresión 1. de Rendimientos 2) Promedios Correlación (R 0.55 2017 0.0 1.0 Análisis de Estabilidad según Finlay y Wilkinson.5 1.4 Coef.744 1417 0.872 875 0.0 1.983 1507 0.75 1763 0.0 0 500 1000 1500 2000 2500 Rendimiento Medio de cada genotipo en todos los Medioambientes 35 .771 1198 0.658 850 0.1 0.964 1726 0.667 1558 0.8 1.

Componentes del Rendimiento Componentes del rendimiento sin déficit hídrico Bio98 Rp98 Rbs98 Rp99 Rbs99 Ant98 Ant99 Dri98 Dri99 Estab Bio98 Ic98 Ps98 G/m98 Bio99 Ic99 Ps99 G/m99 * + *(-) *(-) + * * *(-) *(-) + **(-) ** + *(-) +(-) *(-) Ic 98 *** ** * + Ps 98 G/m 98 Bio99 Ic 99 * *(-) *(-) * *** Ps 99 G/m 99 36 .1.

Componentes del rendimiento con déficit hídrico Bio98 Rp98 Rbs98 Rp99 Rbs99 Ant98 Ant99 Dri98 Dri99 Estab Bio98 Ic98 Ps98 G/m98 Bio99 Ic99 Ps99 G/m99 +(-) + *(-) *(-) *** * * + * * ** **(-) + ** *(-) Ic 98 ** *** Ps 98 G/m 98 Bio99 Ic 99 * *** * ** * *** Ps 99 G/m 99 37 .

existiendo una alta interacción genotipo x año para DRI. mostró una muy alta proporción del rendimiento ( considerados en este estudio. Existió. %). El rendimiento bajo estrés de los genotipos se asoció principalmente a su capacidad de producir en un medioambiente óptimo (rendimiento potencial) y no estuvo relacionado con la fenología.CONCLUSIONES En los dos años estudiados los 11 genotipos de quinoa disminuyeron su rendimiento notablemente en condiciones de déficit hídrico (alrededor de un 60%). Ya que varió considerablemente de un año otro. no explicado por los factores 38 . El índice de respuesta al estrés (DRI). por ser más estables y por presentar mejores rendimientos promedio. Los genotipos chilenos se caracterizaron. además. a diferencia de los extranjeros. sin embargo. El cálculo de éste índice. no permitió establecer una selección de genotipos resistentes y sensibles al estrés hídrico. una notable variación genotípica dentro de la especie quinoa en rendimiento medio y estabilidad.

H. (Eds. Bidinger.. P.H. Fac. A. N. pp.. Australian Journal Agricultural Research 38:37-48. Silva. Chapman & Hall. London. H. Acevedo... 1992.. Vol. Silva.C. Y Factor affecting yields under stress. 273-283p. and Ferreres. 1987b.. Wheat Production in Mediterranean Environments.. G. (Eds). Inc. NY. Bosemark. H. Estreses Abióticos y Producción de los Cultivos. II 39 . Lima. H. G. Rao. V. Resistance to abiotic stress. In: Plant Breeding: Principles and prospects. Leeke). Barreto. Mahalakshimi. 1999a. Rao. P. 1998. In: Satorre. Boletín Técnico Nº 49. 1999b. E. y Silva. Slafer. Tendencias Actuales de la Investigación en la Resistencia al Estrés Hídrico de las Plantas Cultivadas. The Haworth Press. F. Assessment of drought resistance in pearl millet (Pennisetum americanum L. I Taller Internacional sobre Quinoa. y Solar. Leeke). 406-421. M.. B. V.. S. Baginsky.. Silva. y Crossa. Ecology and Physiology of Yield Determination.. E. P. pp 1-28. J.). 1993. E. C. 295-331 pp.. G. Mahalakshimi. Hayward. E. Bidinger... Universidad de Chile. Silva. Edmeades. Acevedo.Wheat. F. J. Cs. G. Proyecto Quinoa del Centro Internacional de la Papa. Agrarias y Forestales.O.El Diseño Alfa-Látice en Fitomejoramiento y Agronomía: Generación y Análisis. Assessment of drought resistance in pearl millet (Pennisetum americanum L. E. Perú. Chapman..4. Silva. Acevedo. 1987a. E.BIBLIOGRAFÍA Acevedo. and Romagosa I. Síntesis de Resultados Experimentales del PRM.

Plant breeding for stress Environments. 1963. Agron. Plant productivity in the arid and semiarid zones. Revista de Agricultura del Desierto (1):5-7. La Molina. Universidad Arturo Prat. Primer Taller Internacional sobre Quinoa. 2 (1). 1997. Guía para el manejo de plagas en cultivos andinos subexplotados.A. A. 1999. Lima-Perú. and Turner. Blum. Comparación Morfológica de nueve genotipos de Quinoa (Chenopodium quinoa W). 1993. O. and Wilkinson. Finlay. Santiago de Chile. FAO. Quinoa-Morphology. Experiencias.C. Stolen. Eur. Phenology and prospects for its production as a new crop in Europe. J. Annual Review Plant Physiology 29:277-317. J. Aust. S. Delatorre. Resultados Preliminares del VI Censo Nacional Agropecuario. Campos H. Delatorre. Uso Actual y Potencial de la Quinoa en Chile. Chile.. N. Agric. 1995. Australian Journal Agricultural Research 38:49-59. Oficina Regional de la FAO para América Latina y el Caribe. CRC Press. G. K. INE. J. 1988. The analysis of adaptation in a plantbreeding programme. Arenas. Instituto Nacional de Estadísticas. 19-29 40 . Boca Ratón. Res. Jacobsen.Estimation of genotype response to stress. Iquique. Fischer. recolectados en el altiplano de la Provincia de Iquique. 1993. Libro de Resúmenes 1999. J.. 14:742-754. 1978. 223p. J. Florida. R. E. 1990. Santiago..

Perú.). Actas del IX Congreso Internacional sobre cultivos andinos. Respuesta de la Quinoa (Chenopodium quinoa Willd. Michigan State University. V. 235-259p.. P. USA Chapter 15. Mujica. 1978. 222-224. A. Field Plot Technique. 1966. W. N.. S. Estado actual de las investigaciones sobre quinoa para la alimentación humana.. Chillán-Chile. Jacobsen. Marathee J. 1989. C. Mujica.. A software program for design. 1998. pp 83-84. A. Red de Cooperación Técnica en Producción de Cultivos Alimenticios de la Oficina Regional de la FAO para América Latina y el Caribe... A. Stolen. Méndez. pp 19-21. A. A. S. Clark. 1999.. In: New crops for food and industry. Cusco. Fertilización Nitrogenada en Quinoa (Chenopodium quinoa Willd. Galwey.A. management and analysis of agronomic research experiment. 2000.Jacobsen.W. I. y Cerda. Tesis Ingeniero Agrónomo. Risi. 41 . E. Chenopodium grains of the Andes: a crop for temperates latitudes. Iquique-Chile. Michigan. Apaza. O. U. Junge. MSTAT-C. E.. Leonard. J.S. p. Jacobsen. Mujica. Mejoramiento de la productividad de la quinoa con énfasis en la resistencia a sequía. Libro de Campo Prueba Americana y Europea de la Quinoa. frío y sales. Alimentos 3 (1): 19-25. 1988.) al déficit hídrico. 1997. S. Universidad de Concepción. Perú. Izquierdo J. II Congreso Internacional de Agricultura en Zonas Áridas. Puno. Le Clerc...

. E. Santiago. J.. MªE.M. Oficina Regional de la FAO para América Latina y el Caribe. 99 p. Atlas agroclimático de Chile. Uribe. 1997. Bolivia. 188-204. pp 20-21 v 22.) en el Sur de Chile. Cultivos de los sistemas agrícolas andinos. Valdivia. Cultivos Andinos subexplotados y su aporte a la alimentación.. Universidad de Chile. Dizes. J. Facultad de Ciencias Agrarias y Forestales.J. pp 1-6. Chile. IBIA-FAO.Rivera. VIII Congreso Internacional de Sistemas agropecuarios Andinos. 1994. G. Chile. F. 42 . C.. 1990. 1983.M. pp 30-52. Santibañez. Tapia. Espíndola. Tapia. J. Evaluación Agronómica de Ecotipos de Quinua (Chenopodium quinoa Willd. Comportamiento hídrico y fotosíntesis de cultivos andinos frente a la sequía en el Altiplano Boliviano. En Memorias “Mesa Redonda: Procesamiento de la quinoa”. Vacher. M. 242-245. Tesis Universidad Austral de Chile. 1997. Castillo.

3916 0.1613 0.1968 0.1 50.ANEXO 1 Ensayo 1998.1074 0.2634 0.2 0.1641 0.242 0.246 0.9 99.451 0. Tratamiento sin déficit hídrico FS DS FB TG WG DG GENOTIPO I-109 4B-216 LP-3A2 03-21-079 04-02-641 03-08-864 03-04-1017 BAER II FARO BAER UDEC-12 144 225 280 300 380 325 190 225 290 212 375 126 173 241 258 276 230 160 179 274 192 344 928 670 915 325 1023 1150 785 560 515 558 275 103.3 112.4207 0.3724 0.1313 0.5 182 152.2 105.3865 0.2238 0.3467 0.1395 0.1954 0.3 19.3063 0.6 88.5 73. Tratamientos con déficit hídrico.2262 0. Repetición I.2 52.5902 Ensayo 1998.1884 0.3564 0. Repetición I.154 0.4261 0.3407 0.1625 0.3553 0.2972 0.2 37.44 52.9 186.7255 0. FS DS FB TG WG GENOTIPO I-109 4B-216 LP-3A2 03-21-079 04-02-641 03-08-864 03-04-1017 BAER II FARO BAER UDEC-12 DG 0.2136 0.3306 0.2789 0.2552 0.2027 0.2842 0.8292 0.9 208 56 194.1596 0.3 143.6 251.252 0.2768 0.2278 0.6395 43 .5633 308 440 375 200 350 190 280 110 275 290 260 193 303 298 154 274 146 183 88 248 262 145 972 700 500 725 975 695 907 410 400 685 710 30.2 63.8 18.1064 0.7864 0.6 0.

571 0.6416 0.6 337.4739 0.2 69.295 0.0896 0.2114 0.2517 0.6567 0.1 0.Ensayo 1998.6 0.9 0.3319 0.1292 0. Repetición II.2376 4B-216 LP-3A2 03-21-079 04-02-641 03-08-864 03-04-1017 BAER II FARO BAER UDEC-12 250 360 425 395 412 340 275 225 240 275 204 292 282 325 316 265 228 186 214 249 1500 1200 2020 1125 1238 1225 1505 1025 735 595 173.1089 0.2551 0.4244 44 .8 371 74.4171 0.6 109.4798 0.3724 0.7 28.5916 0.1787 0.1 20.7522 0.3007 0. GENOTIPO FS DS FB TG WG DG I-109 230 137 2310 107.5 129.3 23 101.2632 0.1751 0.2666 0.2 90.3169 0. Repetición II.264 0.3977 0.5432 0.7 166.2123 0.2693 0.3 557 150.3103 0.2321 0. Tratamiento sin déficit Hídrico. GENOTIPO FS DS FB TG WG DG I-109 4B-216 LP-3A2 03-21-079 04-02-641 03-08-864 03-04-1017 BAER II FARO BAER UDEC-12 160 100 100 112 100 125 250 115 225 130 115 123 67 89 95 88 86 192 96 177 115 103 475 790 350 440 355 350 210 215 130 150 260 19.1593 0.1656 0.4746 0.6 186. Tratamiento con déficit hídrico.1 16.5372 0.2 70.1 44 19.5394 0.7209 Ensayo 1998.2698 0.1852 0.5626 0.2019 0.2712 0.305 0.

1096 0. Tratamiento con déficit hídrico GENOTIPO FS DS FB TG WG DG I-109 4B-216 LP-3A2 03-21-079 04-02-641 03-08-864 03-04-1017 BAER II FARO BAER UDEC-12 250 165 320 315 125 480 575 520 705 440 310 220 110 260 155 85 180 375 235 385 340 255 365 255 445 580 65 840 305 170 445 410 290 55.1263 Ensayo 1999.1213 45 .0943 0.1059 0.5 65 97.1055 0.0915 0.1194 0.4 145 90 145 60 0. Tratamiento sin déficit hídrico GENOTIPO FS DS FB TG WG DG I-109 4B-216 LP-3A2 03-21-079 04-02-641 03-08-864 03-04-1017 BAER II FARO BAER UDEC-12 205 880 750 1040 485 785 160 465 460 115 315 145 525 380 390 245 415 130 205 300 95 260 315 925 380 230 295 190 140 1160 855 630 210 148 340.1001 0.0786 0.1243 0.1432 0.1144 0.4 55 66. Repetición I.3 40 25 45 44 39 0.101 0.0843 0.0711 0. Repetición I.1062 0.0868 0.0717 0.0982 0.0812 0.1016 0.1202 0.0881 0.0821 0.138 0.8 93.1096 0.1 110 19.0803 0.0856 0.1112 0.0859 0.1243 0.3 123.076 0.3 29.1123 0.0758 0.1359 0.096 0.093 0.0973 0.1088 0.1206 0.0828 0.096 0.091 0.Ensayo 1999.2 48.

0686 0.1403 0. Tratamiento sin déficit hídrico GENOTIPO FS DS FB TG WG DG I-109 4B-216 LP-3A2 03-21-079 04-02-641 03-08-864 03-04-1017 BAER II FARO BAER UDEC-12 425 515 600 460 460 320 495 365 890 170 115 210 255 325 215 200 130 225 185 480 140 145 930 575 490 1100 695 290 375 610 515 310 585 225.0718 0.6 100 135 105 110 0.1249 Ensayo 1999.0858 0.0914 0.0745 0.0779 0.1272 0.1 235 152 30 71.1069 0.1048 0.1033 0.0869 0.0709 0.071 0. Tratamiento con déficit hídrico GENOTIPO FS DS FB TG WG DG I-109 4B-216 LP-3A2 03-21-079 04-02-641 03-08-864 03-04-1017 BAER II FARO BAER UDEC-12 525 485 305 255 200 95 270 220 215 105 175 340 265 175 110 105 50 140 135 140 65 130 550 120 300 600 235 45 530 310 975 270 475 54.1111 0.06 0.0963 0.1266 0.0933 0.1248 0.2 188.0965 0.3 176.0829 0.0905 0.8 50 100 50 65 0.0608 0.081 0.1327 0.3 20 60 75 27 5 77.0977 0.0699 0.0798 0.1095 0.1183 0.1024 0.0853 0.0818 0.0633 0.0849 0.0788 46 .0955 0.Ensayo 1999. Repetición II.0724 0.0786 0.0963 0. Repetición II.074 0.0787 0.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful