Está en la página 1de 20

Modulo 1: Introducción a la Lógica

1 INTRODUCCIÓN
¿Qué es el Cálculo Proposicional? ¿Para qué sirve? ¿Dónde se usa? Estas son preguntas que
seguramente te has hecho al iniciar el estudio de alguna nueva disciplina. Y son preguntas muy
razonables y válidas, ya que quieres saber qué tanto vale la pena el esfuerzo que vas a invertir
para aprender nuevos conceptos y adquirir nuevas habilidades.
Te puedo asegurar que el Cálculo Proposicional, de hecho, la Lógica en general, es una
disciplina necesaria en casi todas las actividades que realizamos, porque constantemente
estamos obteniendo conclusiones a partir de un conjunto de hechos o condiciones que damos
por conocidos. Por ejemplo, podemos decir en un fin de semana: si consigo que alguien me
acompañe para ir al cine, voy a ver la película fulana, es decir, estás haciendo un razonamiento
muy sencillo, pero razonamiento al fin. A continuación, te presento las definiciones de Lógica
que varios autores proponen, con el fin de esclarecer de qué se trata este curso y qué
beneficios obtendrás al esforzarte por terminarlo exitosamente.

1.1 ALGUNAS DEFINICIONES DE LÓGICA.


Según Redmond (1), la tradición filosófica considera la Lógica como una ciencia y un arte. Una
ciencia porque es algo que se entiende, un arte, porque es algo que se hace. Aunque se puede
decir que la Lógica nació de la Filosofía, no está limitada a esta disciplina, se aplica en muchas
otras ramas del saber y del hacer humano, como la Informática, la Literatura, la Administración
de empresas, el Derecho, la Ética, la Biología, la Psicología y la Economía, por citar algunas.
Para Redmond, dominar la Lógica como un arte, requiere la adquisición de dos habilidades:

 Formalizar, es decir, traducir del español al lenguaje lógico y viceversa.


 Resolver pruebas formales, es decir, derivar una conclusión siguiendo las reglas de la
Lógica.
Como toda habilidad, las anteriores requieren de práctica para dominarlas.
Redmond define la Lógica como la ciencia que estudia (y el arte que pone en práctica) la
validez de los argumentos. Lo hace identificando las reglas que permiten la inferencia de
consecuencias.
Negrete (2) define la Lógica como la “teoría de la inferencia”. Por inferencia se entiende
normalmente concluir en algo, obtener un nuevo dato a partir de lo conocido. Esta operación
también se conoce como razonar. Negrete propone cinco tareas que todo estudioso de la
Lógica debe realizar:
1. Conocimiento y manejo de los símbolos de la Lógica, es decir, de la notación lógica.
2. Los principios o fundamentos en que se asientan los conceptos de la materia, o sea,
sus postulados básicos.
3. Las reglas específicas de elaboración de fórmulas, en otras palabras, la sintaxis de la
notación lógica.
4. Las reglas de transformación que rigen en este lenguaje, es decir, las reglas que nos
permiten la manipulación adecuada de las expresiones lógicas.
5. La práctica estrictamente necesaria de los cuatro puntos anteriores.
Para Ross y Wright (3), el Cálculo Proposicional es el estudio de las relaciones lógicas entre
objetos llamados proposiciones, y es una disciplina que los matemáticos y los científicos de
todas las ramas del saber, requieren aprender para ser capaces de reconocer entre
argumentos válidos y no válidos.
Para Sócrates la Lógica Filosófica era una discusión de ideas entre personas para llegar a una
verdad teórica o práctica, o sea, los participantes en el diálogo o discusión deberían ofrecer sus
soluciones como conclusiones obtenidas por medio de argumentos. Se parte de unas premisas
establecidas fuera de la Lógica, es decir, esta última presupone la verdad de las premisas
como hipótesis. A estas hipótesis se les aplican una serie de procedimientos controlados hasta
llegar a una conclusión.
El término "Lógica" viene de una palabra griega que significa razón. La Lógica se ha ocupado
desde sus orígenes de cómo utilizamos el lenguaje para expresar nuestros pensamientos. Es el
estudio de los métodos y principios que se usan para distinguir el razonamiento correcto
(bueno) del incorrecto. Es en efecto, la ciencia de las leyes ideales del pensamiento y el arte de
aplicarlas correctamente a la investigación y a la demostración de la verdad.
En la antigüedad, Sócrates intentó convertir al lenguaje en un instrumento inequívoco, libre de
falsas interpretaciones. Aristóteles suministró un sistema complejo de reglas para el uso del
lenguaje. No quiso dar ninguna introducción al pensamiento, sino hacer nuevamente posible,
mediante sus reglas, la utilización del lenguaje para una comunicación inequívoca, así pues, su
motivación fue ayudar a eliminar las ambigüedades del lenguaje.
Para los filósofos medievales, la Lógica era el arte de las artes, en el siglo XIX se le consideró
la ciencia de las ciencias, a principios del siglo XX, Frege, su redescubridor, dijo que las de la
Lógica son, si no las leyes de la naturaleza, las leyes de las leyes de la naturaleza.
Para San Agustín, la Lógica era:
La ciencia de las ciencias, enseña a enseñar, enseña a aprender;
en ella la razón se manifiesta y revela qué es, qué pretende, qué puede;
sabe saber, no sólo pretende, sino puede, ella sola, hacer sabedores.

1.2 LOS POSTULADOS BÁSICOS DE LA LÓGICA.


La Lógica, al igual que otras disciplinas, parte de un conjunto dado de "principios" o "puntos de
partida". A este conjunto de principios se les llama AXIOMAS. Son principios cuya admisión no
requiere una demostración porque, como lo acabamos de mencionar, son el punto de partida
de la disciplina. Cuatro son los axiomas, principios lógicos supremos o postulados básicos,
mayormente aceptados:
1. El de Razón suficiente.
2. El de Identidad.
3. El de Contradicción.
4. El de Tercero Excluido.
Principio de Razón suficiente.
Como principio lógico, puede ser enunciado así: “ningún juicio es realmente verdadero, si no
hay razón suficiente de su verdad”. Indica que para que se pueda dar la verdad de un juicio,
debe haber algo que lo garantice.
Principio de Identidad.
Este principio ha sido enunciado en los siguientes términos: “Los juicios positivos, cuyo
concepto-sujeto se identifica con su concepto-predicado, son necesariamente verdaderos”. Se
supone que el concepto-sujeto del juicio está conforme con la realidad y que, como el
concepto-predicado se identifica con el sujeto, también él estará conforme con la realidad. La
aplicación de esta afirmación es que “todo ser es idéntico a sí mismo”, o, dicho de otra manera,
"una cosa es lo que es".
Principio de No-contradicción.
Este principio se enuncia así: “dos juicios contradictoriamente opuestos no pueden ser
verdaderos simultáneamente”. Dicho de una manera distinta, "ningún juicio es verdadero y
falso al mismo tiempo".
Principio de Tercero excluido.
Se enuncia en los siguientes términos: “de dos juicios contradictoriamente opuestos, uno es
necesariamente verdadero y el otro, necesariamente falso”. Otra manera de expresarlo es
"cualquier cosa es o no es". Es conveniente aclarar en este momento que este conjunto de
axiomas no es el único que se ha propuesto para la Lógica Simbólica. Hay otros conjuntos de
axiomas, como el propuesto por Russell-Whitehead, por mencionar uno. Sin embargo, el
conjunto presentado es el más aceptado por los estudiantes de la lógica simbólica.

2 PROPOSICIONES

2.1 PROPOSICIONES Y NO PROPOSICIONES.


No todas las frases del lenguaje ordinario son proposiciones. Las siguientes frases sí son
proposiciones, porque podemos asignarles un valor de verdad:
a) Napoleón fue presidente de México (Falso).
b) Los planetas del sistema solar giran alrededor del sol (Verdadero).
c) La tierra es plana (Falso).
d) 2 + 2 = 4 (esta es una frase aritmética Verdadera).
Las siguientes frases no son proposiciones, porque no podemos decir si son falsas o
verdaderas, es decir, no podemos asignarles un valor de verdad:

 ¿Dónde vamos?
 Firmes ¡Ya!
 Ayúdame, por favor.
 x – 5 = 4 (es una frase matemática con el valor de x desconocido).
Por lo tanto, las preguntas, las órdenes, las peticiones y las frases aritméticas con variables sin
instanciar, no son proposiciones.

2.2 EL SUJETO, EL PREDICADO Y SU CUANTIFICACIÓN.


Cuando hacemos una afirmación, podemos referirnos a un sujeto singular o plural, y podemos
decir una o varias cosas sobre dicho sujeto. Se llama predicado a aquello que afirmamos y
sujeto a aquello de quien decimos algo. Por ejemplo, puedo decir: Juan Pérez es un buen
trabajador, donde el sujeto (Juan Pérez) es singular o tonario y estoy afirmando una sola cosa:
es un buen trabajador, es decir, estoy ante un predicado también singular o tonario.
Este primer ejemplo podemos representarlo así:
(Juan Pérez) (es un buen trabajador)
Sujeto singular Predicado singular
También puedo decir: Los estudiantes del Consorcio Clavijero son personas proactivas. En
este segundo ejemplo el sujeto es plural o polisario, porque me estoy refiriendo a un conjunto
de personas, pero estoy afirmando una sola cosa: son proactivos, el sujeto es plural y el
predicado singular.
Este segundo ejemplo puedo representarlo así:
(Los estudiantes del Consorcio Clavijero) (son personas proactivas)
Sujeto plural Predicado singular
En la afirmación "los estudiantes del Consorcio Clavijero son proactivos, responsables y
disciplinados", tanto el sujeto como el predicado son plurales o polisarios.
Esta proposición queda representada así:
(Los estudiantes del Consorcio Clavijero) (son proactivos, responsables y disciplinados).
Sujeto plural Predicado plural
Cuando el sujeto de una proposición es polisario, o sea, plural, puede referirse a la totalidad de
los sujetos de un determinado conjunto o sólo a algunos de ellos. En el caso de que la
proposición se refiera a todos los elementos del conjunto de sujetos, se dice que se trata de
proposiciones de tipo universal. Cuando sólo se refiere a una parte del conjunto, es decir, a un
subconjunto propio del conjunto de los sujetos, se dice que se trata de una proposición
particular.

2.3 PROPOSICIONES ATÓMICAS Y COMPUESTAS.


Por otro lado, podemos tener proposiciones atómicas y moleculares (o compuestas). Por
ejemplo, “Juan es buen estudiante y Luis es muy responsable”. En este ejemplo, estoy
combinando dos proposiciones simples o atómicas, formando así una proposición molecular o
compuesta. En general las proposiciones compuestas utilizan las conjunciones “y”, “o”,
“entonces”, “no”, “si y sólo si”, entre otras, para combinar proposiciones atómicas. Estas
palabras se conocen como “conectivos lógicos”. Más adelante estudiaremos los conectivos
lógicos, por ahora, basta con mencionarlos para ilustrar lo que son las proposiciones
compuestas o moleculares.
Esta proposición compuesta puede representarse así:
(Juan es buen estudiante) “y” (Luis es muy responsable)
Más adelante veremos que el valor de verdad (Falso o Verdadero) de una proposición
compuesta está determinado por el valor de verdad de las proposiciones atómicas que la
forman y por el tipo de conectivo lógico que las une.

2.4 PREDICADOS NOMINALES, MIXTOS Y VERBALES.


Las proposiciones también se clasifican de acuerdo al verbo en que se conjugan. Podemos
decir que hay dos grupos de afirmaciones o predicados: los gramaticales y los lógicos.
Posteriormente, al estudiar la codificación, veremos que una de las tareas de la Lógica consiste
en traducir predicados gramaticales a predicados lógicos y viceversa.
Los predicados gramaticales pueden ser de tres tipos:

 Nominales.
 Mixtos.
 Verbales.
Predicados nominales.
Son las oraciones compuestas con el verbo ser. Por ejemplo:

 Juan es buen estudiante.


 Las águilas son ovíparas.
Predicados mixtos.
Son las oraciones que utilizan el verbo estar. Por ejemplo:

 Los pichones están en su nido.


 Mi conciencia está tranquila.
Predicados verbales.
Son las oraciones que utilizan cualquier verbo, excepto ser y estar. Por ejemplo:

 Los árboles florean en primavera.


 Luis entrena fútbol todos los días.
Como estudiante de Lógica debes ser capaz de identificar correctamente las frases u oraciones
que son proposiciones y aquéllas que no lo son y, para el caso de las proposiciones, identificar
el tipo de predicado gramatical al que pertenecen.
2.5 1.2.5 EJERCICIOS DE IDENTIFICACIÓN Y CLASIFICACIÓN DE
PROPOSICIONES.
A manera de ilustración, vamos a identificar de entre las siguientes frases, aquéllas que son
proposiciones, y a clasificar éstas últimas.
a) El número 4 es un entero par positivo.
Esta frase es una proposición con valor de verdad Verdadero. Dado que utiliza el verbo ser, es
un predicado nominal. El sujeto es singular y el predicado es plural, porque estamos
atribuyendo tres características al sujeto: entero, par y positivo.
b) La meta es el punto de llegada de toda carrera atlética.
Ésta tiene un predicado nominal, porque utiliza el verbo ser. Su valor de verdad es Verdadero.
El sujeto es singular: la meta es el punto de llegada. El predicado es plural y universal: de toda
carrera atlética.
c) La meta está cerca.
Aunque parece una proposición mixta, sin un contexto no podemos decir si es Falsa o
Verdadera, así que esta oración no es una proposición.
d) El lago de Chapala está en Chiapas.
Se trata de un predicado mixto, por el uso del verbo estar. Su valor de verdad es Falso porque
el lago de Chapala está en Jalisco. Sujeto y predicado son singulares.
e) Todos los nacidos en Veracruz son mexicanos.
Tiene un predicado nominal, el sujeto es plural y universal, el predicado es singular. Su valor de
verdad es Verdadero.
f) Algunos mexicanos viven en Europa.
Contiene un predicado verbal porque no utiliza ni el verbo ser ni el verbo estar. El sujeto es
plural y particular, porque se refiere a un subconjunto del sujeto (en este ejemplo el sujeto es el
conjunto de todos los mexicanos). El predicado es singular. El valor de verdad de esta
proposición es Verdadero.
g) x es un número par.
Dado que desconocemos el valor de x, esta frase no es una proposición.
h) ¿Cuánto dinero necesitas?
Puesto que es una pregunta, no es una proposición.
i) José es mexicano y Manuel es hondureño.
Se trata de una proposición compuesta formada por la combinación de la proposición nominal
simple “Juan es mexicano” y por la proposición nominal simple “Manuel es hondureño”. Estas
dos proposiciones están unidas por el conectivo lógico “y”.
j) Si todos los estudiantes estudian duro, entonces aprobarán el curso.
Este es otro ejemplo de proposición compuesta, formada por la proposición “los estudiantes
estudian duro” y “aprobarán el curso”. El conectivo lógico que las combina es “si ... entonces”.
Resumen. Hemos visto que no toda frase es una proposición, sólo aquellas de las que
podemos decir si son Falsas o Verdaderas, son proposiciones. Por tanto, las preguntas, las
órdenes, las peticiones y las frases aritméticas con variables sin instanciar no son
proposiciones. En un predicado o proposición, el sujeto y el predicado pueden ser singulares
(tonario) o plurales (polisarios). En el caso de que sean plurales, pueden ser universales o
particulares. De acuerdo con el verbo de la oración, las proposiciones pueden ser nominales,
mixtas o verbales.
3 CONECTIVOS LÓGICOS Y TABLAS DE VERDAD

3.1 CONECTIVOS LÓGICOS.

Como ya mencionamos antes, las proposiciones pueden ser simples o compuestas. En general
las proposiciones compuestas se crean utilizando las conjunciones “no”, “y”, “o”, “si ...
entonces”, “si y sólo si”, entre otras, para combinar proposiciones atómicas. En esta sección del
curso estudiaremos los conectivos lógicos, cómo se usan para obtener proposiciones
compuestas y cómo se determina el valor de verdad de las proposiciones resultantes.

a) La negación.

Éste es un conectivo que sólo afecta una variable, o bien a una expresión completa
considerada como unidad.  Refleja el sentido de “no” o “es falso que” del lenguaje ordinario.
Vamos a representarla con la tilde “~”.  Representa la inversión del valor de verdad de una
proposición. Por ejemplo, sea P = “Hoy es lunes”. Entonces ~P significa: “Hoy no es lunes”, o
“Es falso que hoy es lunes”. La operación de la negación puede representarse con la siguiente
tabla:

P ~P
V F
F V

b) La conjunción.

Es posible conjuntar dos o más proposiciones, es decir, la conjunción es un conectivo binario.


Una conjunción es Falsa cuando cualquiera de sus componentes es Falso.  Refleja el sentido
de “y”, “pero”, “que”, entre otros, del lenguaje ordinario. Se representa Por El symbol “^”. Por
ejemplo, sea P = “Hoy es lunes” y Q = “Hoy está lloviendo”. Entonces P ^ Q significa: “Hoy es
lunes y está lloviendo”. La operación de la conjunción puede representarse con la siguiente
tabla:

P Q P^Q
F F F
F V F
V F F
V V V

c) La disyunción
La disyunción es también un conectivo binario. Cuando se emplea tiene al menos tres
sentidos posibles:

 Un sentido incluyente o no exclusivo. Refleja el sentido de uno, o lo otro, o ambos.


 Un sentido excluyente. Refleja el sentido de uno, o lo otro, pero no ambos.
 Un sentido equivalente. Refleja el sentido de lo uno lo mismo que lo otro.

A menos que se especifique otra cosa, siempre consideraremos el sentido incluyente de la


disyunción.  Por tanto, una disyunción es Falsa sólo cuando todos sus elementos son Falsos.
Se representa con el símbolo “∨”. Por ejemplo, sea P = “Hoy es viernes” y Q = “Estoy contento”.
Entonces P ∨ Q significa: Hoy es viernes o estoy contento. La operación de la disyunción
puede representarse con la siguiente tabla:

P Q PvQ
F F F
F V V
V F V
V V V

d) La implicación.

Es también un conectivo binario. Tiene dos partes: antecedente y consecuente. El antecedente


es también llamado hipótesis y tesis el consecuente. Expresa que la falsedad sí puede llevar a
la verdad, pero que la verdad no puede llevar a la falsedad. Refleja el sentido de
“si...entonces...”, “sólo si...”. Se representa por medio de una flecha: "→". Normalmente el
antecedente se escribe a la izquierda y el consecuente a la derecha de la flecha.

Por ejemplo, sea P = “Soy electo diputado de este distrito” y Q = “disminuyo los impuestos”, P
→ Q significa: “Si soy electo diputado de este distrito, entonces disminuiré los impuestos” o
“Sólo si soy electo diputado de este distrito, disminuiré los impuestos”. La operación de la
implicación puede representarse con la siguiente tabla:

P Q P→Q
F F V
F V V
V F F
V V V

La siguiente explicación ayuda a entender este conectivo: considerando las proposiciones P y


Q del ejemplo, si el diputado no es electo y no disminuyen los impuestos, no puedo decir que
mintió. Si no es electo y bajan los impuestos, tampoco puedo decir que mintió. Es decir, si no
es electo diputado, no puedo saber si decía a verdad o no, y le concedo el beneficio de la duda.
Si es electo y disminuye los impuestos, dijo la verdad. Pero si es electo y no disminuye los
impuestos, es un mentiroso.

e) El bicondicional.

Este conectivo también es llamado doble implicación o teorema recíproco. El bicondicional sólo
es verdadero si sus dos componentes tienen el mismo valor de verdad, es decir, ambos son
Verdaderos o ambos son Falsos.  Refleja el sentido de “sí y sólo si”, “equivale a”. Se representa
Por medio de una fleche doble: “↔”. Por ejemplo, sea P = “Hoy es domingo” y Q = “Mañana
será lunes”. P ↔Q significa: “Hoy es domingo si y sólo si mañana será lunes”, o “Hoy es
domingo equivale a que mañana será lunes”. La operación del bicondicional puede
representarse con la siguiente tabla:

P Q P↔Q
F F V
F V F
V F F
V V V
4 LA LÓGICA FORMAL
introducción
Como ya mencionamos antes, la Lógica Formal es la Lógica Simbólica clásica revestida de un
nuevo lenguaje: el lenguaje matemático, es decir, revestida de un lenguaje formal. En esta
sección vamos a empezar a utilizar este nuevo lenguaje, su simbología y sus reglas, conocerás
sus alcances y limitaciones, y adquirirás la habilidad para construir la tabla de verdad de
proposiciones compuestas. Sin más preámbulo ¡Manos a la obra!

4.1 SÍMBOLOS DE LA LÓGICA FORMAL.


Como todo lenguaje, el Cálculo Proposicional se vale de símbolos para representar las
proposiciones y las relaciones entre ellas. Entendemos por símbolo la representación gráfica de
algo. Podemos dividir los símbolos del lenguaje formal en:

 Constantes.
 Variables.
Las variables no tienen significado propio, toman el significado de cualquier contenido que se
les asigne, y ese contenido puede variar a lo largo de las operaciones en las que ésta
intervenga. Normalmente se utilizan las letras del alfabeto para representar variables.
Las constantes son símbolos cuyo significado es el mismo en todas las operaciones en las que
aparecen. Los símbolos constantes se utilizan para establecer las relaciones entre los demás
símbolos. Los símbolos constantes pueden agruparse en:

 Signos de puntuación (paréntesis, corchetes, puntos, comas, etc.).


 Signos matemáticos (como los dígitos numéricos y las operaciones aritméticas).
 Cuantificadores (universal y existencial).
 Los átomos V (verdadero) y F (falso).
 Los conectivos lógicos.
Por otro lado, “formal” se refiere a ciertas propiedades de los entes que la Lógica trata y las
relaciones entre ellos, sin atribuirle ningún significado o interpretación fuera del que ya tienen
como expresiones lógicas. Esto es, los símbolos que usamos en la Lógica tienen un contenido
formal y pueden recibir interpretaciones o significados, pero fuera de la Lógica dado que ésta
sólo trata de las expresiones lógicas sin ocuparse de sus posibles significados o
interpretaciones. Por ejemplo, sean las proposiciones P = “Hoy es lunes” y Q = “París está en
Francia”. La sentencia P →Q significa: “Si hoy es lunes, entonces París está en Francia”.
Aunque para el cálculo proposicional es una sentencia correcta, su interpretación o significado
podemos decir que no es “lógico” porque París está en Francia independientemente del día que
sea hoy.
4.2 FÓRMULAS BIEN FORMADAS.

Las sentencias en la Lógica Proposicional también se conocen como fórmulas bien formadas
(feb.). La sintaxis de las fórmulas bien formadas es la siguiente: Si P y Q son proposiciones
atómicas, entonces:

1. P es una fbf.
2. Q es una fbf.
3. P ∨ Q es una fbf.
4. P ∧ Q es una fbf.
5. ~P es una fbf.
6. ~Q es una fbf.
7. P → Q es una fbf.
8. P ↔ Q es una fbf.

Así pues, toda proposición simple es una fórmula bien formada, y toda combinación de
proposiciones simples con los conectivos lógicos en la forma que se muestra en la lista
anterior, también son fórmulas bien formadas. Los siguientes son ejemplos de fórmulas bien
formadas:

 Q ∨ (P ∧ R)
 (P ∧ ~R) ∨ (Q ↔ T)
 P ∨Q ∨R → R ∧ T

Como podemos ver, aunque no tenemos idea alguna de la posible interpretación de las
sentencias anteriores, asunto que al Cálculo Proposicional no le interesa, basta con que sean
fórmulas bien formadas para poder trabajar con ellas. Los siguientes son ejemplos de fórmulas
que no están bien formadas, porque no utilizan los conectivos lógicos en forma correcta:

 Q∨
 →R∧T
 Q~
 P ∧ (Q∧)

 Valor de verdad de las fórmulas bien formadas.

Según su valor de verdad, las fórmulas bien formadas pueden ser:

 Tautologías, son fórmulas que toman el valor Verdadero para todos los posibles valores
de sus variables.
 Contradicciones, son fórmulas que toman el valor Falso para todos los posibles valores de
sus variables.
 Contingencias, son fórmulas que toman indistintamente el valor Verdadero o Falso,
dependiendo de los valores de sus variables.

Tablas de verdad de fórmulas bien formadas.

Una forma de determinar si una proposición compuesta es una tautología, una contradicción o
una contingencia es obtener su valor de verdad para todas y cada una de las posibles
combinaciones de los valores de verdad de sus elementos. Algunos autores llaman a este
procedimiento "construcción de paradigmas", la mayoría lo llaman "construcción de tablas de
verdad". Para una proposición molecular compuesta por n proposiciones simples, ¿Cuántas
posibles combinaciones de los valores de verdad de esas n proposiciones hay?

La fórmula para obtener este dato es: 2n

Es decir, para una proposición compuesta formada por 2 proposiciones simples hay 2² = 4
combinaciones posibles de los valores de verdad de esas 2 proposiciones. Para una
proposición molecular formada por 3 proposiciones simples, hay 2³ = 8 posibles
combinaciones. Para una proposición molecular formada por 4 proposiciones simples hay 2^4 =
16 posibles combinaciones ¿Cuáles son esas 2^n posibles combinaciones?

Vamos a ilustrar por medio de un ejemplo una forma mecánica de obtener todas las posibles
combinaciones de los valores de verdad de n proposiciones. Por ejemplo, para una proposición
compuesta por las proposiciones simples P y Q, tenemos las siguientes combinaciones de sus
valores de verdad, dado que son 2 proposiciones sabemos que hay 4 combinaciones posibles,
por tanto, empezamos con una tabla que contenga 4 renglones y 2 columnas (una para P y otra
para Q):

P Q
  V
F
V
F

En la primera columna, la que está al extremo derecho, alternamos un Verdadero y un Falso,


como se muestra en la tabla anterior.

En la siguiente columna alternamos dos Verdaderos con dos Falsos, cómo se muestra a
continuación:

P Q
V V
V F
F V
F F

Y así obtenemos las 4 posibles combinaciones de los valores de verdad de dos proposiciones.
Para tres proposiciones, sabemos son 8 posibles combinaciones, por tanto, empezamos con
una tabla con 8 renglones y tres columnas. Por ejemplo, para las proposiciones P, Q y R
tenemos la siguiente tabla:
P Q R
V
F
V
F
V
F
V
F

Como puedes ver, empezamos a llenar la tabla alternando un V y un F en la columna del


extremo derecho de la tabla, la columna de la R en nuestro caso. En la siguiente columna
alternamos dos Verdaderos con dos Falsos, como se muestra enseguida:

P Q R
V V
V F
F V
F F
V V
V F
F V
F F

Por último, en la columna del extremo izquierdo, alternamos 4 Verdaderos con 4 Falsos, como
se ilustra enseguida:

P Q R
V V V
V V F
V F V
V F F
F V V
F V F
F F V
F F F

Siguiendo este procedimiento, las 16 posibles combinaciones para 4 variables son las
siguientes:

P Q R S
V V V V
V V V F
V V F V
V V F F
V F V V
V F V F
V F F V
V F F F
F V V V
F V V F
F V F V
F V F F
F F V V
F F V F
F F F V
F F F F

Nota que en la columna de la Q alternamos 4 Verdaderos con 4 Falsos hasta llenar los 16
renglones y en la columna de la P alternamos 8 Verdaderos con 8 Falsos.

Una vez que obtenemos las 2^n posibles combinaciones de los valores de verdad de
los n elementos de una proposición compuesta, podemos proceder a evaluar dicha proposición
para cada uno de los valores de verdad de sus componentes.

Vamos a ilustrar este procedimiento con un ejemplo. Se desea obtener la tabla de verdad de la
siguiente proposición compuesta:

P ∧ (Q ^ R)
Esta proposición molecular está compuesta por dos conectivos lógicos: una conjunción (^) y
una disyunción (∨). Por tanto, en la tabla de verdad habrá una columna para cada una de ellas.
Por otro lado, dado que se trata de una proposición compuesta formada por tres proposiciones
simples, hay 8 posibles combinaciones de los valores de verdad de estos componentes. Así
que, tendremos una tabla con 5 columnas (una para cada una de las variables, más una para la
conjunción y otra para la disyunción). De tal modo que nuestra tabla hasta este momento es la
siguiente:

P Q R Q^R P v (Q ^ R)
V V V
V V F
V F V
V F F
F V V
F V F
F F V
F F F

Recordando la tabla de verdad de la conjunción, tenemos que ésta es Verdadera sólo cuando
todos sus elementos son Verdaderos, por tanto, la columna Q^R sólo es Verdadera cuando Q y
R son ambos Verdaderos y Falsa en cualquier otro caso. Q y R son ambos Verdaderos en los
renglones 1 y 5. De esta forma, tenemos la tabla en el siguiente estado:

P Q R Q^R Pv(Q^R)
V V V V
V V F F
V F V F
V F F F
F V V V
F V F F
F F V F
F F F V

Ahora debemos calcular los valores de verdad para la disyunción de P con Q^R. Recordando la
tabla de verdad de la disyunción, tenemos que ésta es Falsa sólo cuando todos sus
componentes son Falsos. Esto se da en los renglones 6 y 7, entonces tenemos la siguiente
tabla de verdad para esta proposición compuesta:
P Q R Q^R Pv(Q^R)
V V V V V
V V F F V
V F V F V
V F F F V
F V V V V
F V F F F
F F V F F
F F F F F

De la tabla de verdad, vemos que esta proposición es una contingencia, porque toma ambos
valores de verdad.
Veamos otro ejemplo. Vamos a obtener la tabla de verdad de la siguiente proposición
compuesta:

P → Q^R.

Otra vez tenemos tres proposiciones simples y dos conectivos: la conjunción y la implicación.
Por lo que nuestra tabla de verdad tendrá 5 columnas y 8 renglones, como se muestra
enseguida:

P Q R Q^R P →(Q^R)
V V V
V V F
V F V
V F F
F V V
F V F
F F V
F F F

Como anteriormente mencionamos, la conjunción es Verdadera sólo cuando todos sus


elementos son Verdaderos, por tanto, la columna Q^R sólo es Verdadera cuando Q y R son
ambos Verdaderos y Falsa en cualquier otro caso. P y Q son ambos Verdaderos en los
renglones 1 y 5. Así, tenemos la tabla en el siguiente estado:

P Q R Q^R P →(Q^R)
V V V V
V V F F
V F V F
V F F F
F V V V
F V F F
F F V F
F F F F

De la tabla de verdad de la implicación, tenemos que ésta es Falsa cuando el antecedente es


Verdadero y la conclusión es Falsa, y es Verdadero en todos los demás casos. El antecedente
Verdadero y la conclusión Falsa se dan en los renglones 2, 3 y 4. Por tanto, la tabla final queda
como se muestra a continuación:

P Q R Q^R P →(Q^R)
V V V V V
V V F F F
V F V F F
V F F F F
F V V V V
F V F F V
F F V F V
F F F F V

De la tabla de verdad vemos que esta proposición también es una contingencia.


Vamos a realizar un último ejemplo construyendo la tabla de verdad de la siguiente proposición
compuesta:

[(P↔Q) ^ Q] → P

En este caso, sólo tenemos dos proposiciones simples (P y Q) y tres conectivos: el


bicondicional, la conjunción y la implicación. De tal forma que nuestra tabla tendrá 4 renglones
y 5 columnas.

P↔Q es Verdadera cuando ambas son iguales, esto sucede en los renglones 1 y 4. (P↔Q)^Q
es Verdadera cuando ambos son Verdaderos. Esto se da sólo en el renglón 1. Hasta aquí,
tenemos la siguiente tabla de verdad:
P Q P↔Q (P↔Q)^Q [(P↔Q)^Q]
→P
V V V V  
V F F F  
F V F F  
F F V F  

La última columna es la implicación, que sólo es Falsa cuando el antecedente es Verdadero y


la conclusión Falsa.  El único lugar donde el antecedente es Verdadero es en el primer renglón,
y en este caso el consecuente es Verdadero, así que esta implicación siempre es Verdadera.
La tabla final es la siguiente, de donde podemos ver que esta proposición es una tautología.

P Q P↔Q (P↔Q)^Q [(P↔Q)^Q] →P


V V V V V
V F F F V
F V F F V
F F V F V

Resumen

En esta sección conociste los símbolos de la Lógica Formal, las reglas sintácticas para elaborar
fórmulas bien formadas y una manera un tanto mecánica de obtener la tabla de verdad de
proposiciones compuestas. Ya es tiempo de abordar la segunda actividad entregable de este
ciclo, la tarea 2: elaboración de las tablas de verdad de algunas proposiciones compuestas.
5 PROPOSICIONES CATEGÓRICAS
Introducción
Las proposiciones categóricas son aquéllas que hacen afirmaciones incondicionales. Por
ejemplo, "todos los hombres son mortales" es una proposición categórica, mientras que "si
tengo el día libre, voy a la playa" no lo es, ya que hay un condicionante para el hecho de ir a la
playa: que tenga el día libre.
Las proposiciones categóricas se clasifican por su calidad y por su cantidad. En cuanto a
calidad, pueden ser afirmativas o negativas. Son afirmativas cuando el predicado asigna al
sujeto alguna característica o cualidad, por ejemplo: es estudiante, son voladoras. Es negativa
cuando el predicado niega al sujeto la característica o cualidad, por ejemplo: no es estudiante,
no son voladoras. En cuanto a cantidad, las proposiciones categóricas pueden ser universales,
particulares o singulares. Son universales cuando se refieren a la totalidad del conjunto de los
sujetos. Son particulares cuando se refieren sólo a una parte del conjunto de los sujetos y son
singulares cuando se refieren a sólo un miembro específico del conjunto de los sujetos.
En esta sección conocerás las categorías en las que se clasifican las proposiciones categóricas
y aprenderás a realizar inferencias inmediatas usando las leyes de oposición, que rigen las
relaciones entre las diferentes categorías de las proposiciones categóricas.

También podría gustarte