FERNANDO BÁEZ | EXPERTO EN LA DESTRUCCIÓN CULTURAL

SÁBADO, 16 DE JULIO DEL 2011 LA VOZ DE GALICIA

«LA CRISIS HA PUESTO EN PELIGRO LA PROTECCIÓN 8-9 DEL PATRIMONIO»
CULTURAS

ENPORTADA

BÁEZ ASEGURA QUE LA CREDIBILIDAD INTERNACIONAL HA QUEDADO DAÑADA CON EL ROBO DEL CÓDICE Y ALERTA DE QUE LA CORRUPCIÓN EN EL ÁMBITO CULTURAL PONE EN PELIGRO EL PATRIMONIO MUNDIAL
Fernando Báez es experto en consecuencias deplorables en tráfico ilícito de bienes cultura- el mundo cultural: los recortes les y destrucción de patrimonio. no solo suponen un retroceso Acaba de ser reeditada su obra en programas vitales para el deNueva historia universal de la sarrollo de la Unión Europea a destrucción de libros (Destino, largo plazo en áreas como di2011). Autor, entre otros, de El versidad y convivencia sino que saqueo cultural de América La- ponen en evidencia que es un tina (2010), La destrucción cul- fracaso para todos los que creetural de Irak (2005), entre otros, mos en la importancia del apoyo ha culminado un volumen titu- a la conservación y restauración lado Las maravillas perdidas del dada su importancia humanístimundo (Crónica de los desastres ca y turística. Tras el robo en la culturales de la humanidad) que Biblioteca Nacional de España, aparecerá en Destino. que luego fue seguido por una —Usted, que es una perso- crisis administrativa, ahora el na dedicada a batallar por la golpe llega a la seguridad con conservación del patrimonio este delito y hay que prepararde la humanidad, se para lo peor. En ¿cómo cree que un momento en el se ha visto desque se anuncia el de fuera este lafin del libro, y jusmentable suceso to cuando el Codex que es el robo del Argenteus acaba Códice Calixtino de ser distinguido en la catedral de como memoria del Santiago? mundo en Unesco —La percepción 2011, es obvio que del hecho es tan el códice ha pasapreocupante como do a ser un objeto el hecho. Ha quecultural demandado dañada terridado por los coblemente la credi- ENSAYO leccionistas. El bilidad internacio- «Nueva historia códice estuvo mil nal en el sistema años transmitienuniversal de la de protección de do la información bienes culturales destrucción de de los clásicos y de en España, aun- libros» la Biblia antes de que por supuesto Fernando Báez. Destino. la invención de la pueden contar con 480 páginas. 23 euros. imprenta. Buena nuestro apoyo, ex-  parte de la memoperiencia y soliria europea está en daridad. El robo esos manuscritos. del códice ha sido una noticia —Como experto en destrucmundial y las alarmas están en- ción cultural, ¿qué suerte piencendidas hasta el punto de que sa que puede correr? la base de datos de organiza- —El robo de libros requiere un ciones como ILAB, que une a la estudio completo: hay un robo liga mundial de anticuarios, le que suele identificarse con la ha dado prioridad a este tema. destrucción de libros, y es la Lo mismo sucede en todas las venta de páginas cortadas de cóorganizaciones internacionales dices, manuscritos iluminados o que se dedican al tráfico ilícito mapas de los siglos XVI y XVII. de arte. Lo que me parece triste Luego están los bibliómanos, es que hace meses denuncié que que no pueden evitar aprovela crisis económica iba a tener charse de su autoridad para robar libros por piezas: láminas o detalles. Lo que puede pasar en este caso nos obliga a repensar estrategias: si el ladrón siente presión, puede destruir el códice porque es la evidencia que lo incrimina. También podría ser desviado por las tres rutas principales del tráfico ilícito de arte y desaparecería un tiempo o definitivamente y sufrir maltratos. En cuanto al robo en sí de libros, recuerdo el caso de Eric Borsuk, Warren C. Lipka, Charles Allen II y Spencer Reinhard, quienes robaron libros raros valorados en 735.000 dólares de la biblioteca de la Universidad de Transilvania, en Lexington. Fueron capaces de robar ejemplares como la primera edición de Charles Darwin y un manuscrito iluminado de 1425 y esperaron a que pasara el escándalo y luego acudieron a casas de subasta y anticuarios. Uno de los ladrones incluso escribió un libro titulado Mr. Pink: The Inside Story of the Transylvania Book Heist (2010, Allen Brothers Publishing). Nadie hubiera pensado nunca que eran un grupo de estudiantes en busca de dinero los que cometieron ese robo. Pero queda demostrado que se trata de crímenes muy complejos. En marzo del 2011, la Biblioteca Nacional del Perú reconoció que habían desaparecido cientos de sus mayores joyas bibliográficas a manos de una banda. —En cualquier caso, a la naturaleza destructiva del ser humano habría que sumar también como motivación el afán de posesión sin escrúpulos. ¿Cree usted que la persona que ha robado el códice es consciente de su valor real? —El tráfico ilícito de arte es tercer delito más rentable del mundo, y en este campo ilegal el robo de manuscritos y libros aporta el 23 % de un negocio que es global. Como investi-

Fernando Báez asegura que, cuando se mutilan

texto Marta Otero

gador, recomendaría no descartar ninguna hipótesis por ahora. No tiene nada que ver si lo custodiaba la Iglesia o el Ministerio de Cultura: aquí no interesa si lo protegía una logia de sabios secreta o una agrupación de místicos, porque la corrupción ha llegado a todas partes (caso SGAE) y hay que indagar no solo en grabaciones, sino en pistas novedosas que exigen creatividad, audacia y sobre todo cooperación con las comunidades. Sobre la razón del robo, o su desaparición, eso está por verse: llevo muchos años estudiando estos temas y no me fío de nadie ni de nada. Estamos hablando de un libro no asegurado (esto es insólito) que vale millones de euros en el mercado negro, y eso es lo que importa; estamos hablando de un códice con el Liber Sancti Iacobi, robado nada menos

MARAVILLAS PERDIDAS

LAS GRAN BIBLIOTECA DE ALEJANDRÍA Pudo poseer 20.000 rollos de papiro, según algunos, y, según otros, 700.000. No quedó nada.

LOS CÓDICES MAYAS Robados y destruidos en el siglo XVI. Hay uno en Dresden que estuvo a punto de ser destruido en la Segunda Guerra Mundial.

EL INCENDIO DEL ALCÁZAR DE MADRID En 1734 arrasó en Madrid con 500 pinturas de maestros como Leonardo da Vinci o Rubens.

n los símbolos, la sociedad sufre traumas severos de desconfianza y autoestima

que de la catedral de Santiago. El punto es que hay que abrir oportunidades de solución para su devolución o rastrear entre investigadores, visitantes, familiares... Tengo sospechas, pero he sido amenazado tantas veces que me he vuelto prudente. —Esta pérdida es un golpe bajo a la identidad cultural gallega en general y al Camino de Santiago en particular: ¿qué valor patrimonial cree que tiene la ruta jacobea? —Todos los códices son especiales, pero el Códice Calixtino, fechado en el siglo XII, tiene características que le otorgan un prestigio y un significado fascinantes. Es uno de los elementos fundamentales en la identidad gallega, en la historia religiosa de España, es un monumento en la historia musical y en la temática de naturaleza mística sobre el Camino de Santiago,

«En este momento hay abiertas algunas rutas para el tráfico ilícito que representan un desafío para la Brigada Patrimonial y para el Ministerio de Cultura»
que es patrimonio de la humanidad, pero por encima de todo tiene un retorno al matiz etimológico de la palabra Patrimonio: compuesta de pater y el verbo moneo quiere decir ‘lo que recuerda al padre’. El patrimonio de la ruta jacobea es la purificación, el regreso, la muerte y la resurrección, un símbolo poderoso que el códice representaba de forma única. El Codex Calixtino es una guía, y su robo supone la eliminación

de uno los hitos fundamentales que han animado a millones de seres humanos que han recorrido el Camino confiados en la autoridad y legitimidad que proporciona ese texto sagrado. Nada volverá a ser igual sin ese libro y mi anhelo es que aparezca sano y salvo, por mi amor a España y mi respeto como historiador al camino de Santiago como nexo entre el pasado y el presente. —Usted ha estudiado en profundidad el expolio en Irak, pero ¿cómo ve la situación en los países desarrollados? ¿Está el patrimonio protegido debidamente? —Hay buenas intenciones, pero debe compartirse información, hay mucho celo superfluo entre Iglesia, policías y entidades. Falta humildad entre los entes involucrados, se han quedado veinte años atrás. Hubo un es-

ROBOS NAZIS Los nazis robaron y destruyeron importantes manuscritos y archivos entre 1933 y 1944.

LAS TABLILLAS DE MESOPOTAMIA Fueron robadas en Irak en el 2003.

fuerzo a fines de los años noventa, pero la crisis ha desmantelado la muralla de protección del patrimonio cultural, lo que además se ha acentuado porque la corrupción ha llegado al campo cultural en el 2011. Las bandas criminales trabajan con sobornos que representarían incluso la adquisición de un piso para un cómplice y esto se ha traducido en una vulnerabilidad atroz. Lo más peligroso, como sucede en México, es que las autopistas del tráfico de drogas son alquiladas para el tráfico ilícito de arte, y justo en este momento hay abiertas algunas rutas que representan un desafío para la Brigada Patrimonial y para el Ministerio de Cultura. Yo recomiendo actualizarse, replantear estrategias desde un punto de vista que aproveche incluso los medios sociales para patrocinar campañas de orientación en la juventud y en los mismos españoles. Hoy en día también he sugerido en Inglaterra, donde hay problemas de seguridad similares, que pensemos en la tecnología de seguridad. Los desafíos que supone el siglo XXI son enormes. No basta con digitalizar los antiguos manuscritos: hay que conservarlos y protegerlos porque son piezas originales, únicas. —¿Cree que en este sentido hay diferencias entre el patrimonio estatal y el eclesiástico? —Museos, bibliotecas e iglesias corren peligro. Cada uno a su manera, pero no hay diferencia: las iglesias con arte colonial de América Latina están siendo expoliadas por bandas que conocen el valor del arte religioso colonial. En el mundo árabe, las mezquitas son saqueadas, y lo mismo los templos budistas. Es un fenómeno mundial. —¿A qué reflexión cree que debería llevarnos este tipo de sucesos? —Debemos afianzar la relación memoria-identidad entre los jóvenes como participantes en la defensa de sus símbolos. Somos lo que recordamos que somos, y cuando nos mutilan nuestros símbolos la sociedad sufre traumas severos de desconfianza, baja autoestima y sobre todo shock. En segundo lugar, hay que reforzar la seguridad basada en tecnologías de chip, con una mejor dotación de los sistemas de supervisión, nuevos controles. Es necesario también formar al personal policial y aduanero y, por último, en un planeta que gestiona la amnesia, es interesante observar el poder de convocatoria que sigue teniendo la pertenencia que otorga la memoria.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful